Noticias

Altar de la Virgen, Catedral de Orleans

Altar de la Virgen, Catedral de Orleans


La catedral de Chartres: un lugar sagrado para los antiguos druidas y cristianos

La monumental Catedral de Chartres esconde entre sus muros historias que conectan el mundo de los antiguos druidas, el culto a la Divinidad Femenina y el cristianismo. Está ubicado en una línea de ley que une Glastonbury, Stonehenge y las pirámides de Egipto. Durante siglos ha sido uno de los símbolos del cristianismo francés.

Sin embargo, antes de los tiempos del cristianismo, el sitio donde se encuentra la catedral, era un lugar muy importante en el sistema de creencias pagano. Sus raíces legendarias provienen de la época en que los druidas, los sacerdotes celtas de Gran Bretaña y la Galia, celebraban allí ritos sagrados. El territorio de Chartres estuvo muy influenciado por los carnutes, un pueblo galo que tenía una vasta asamblea de druidas. Fueron mencionados por Cayo Julio César y Livio, quienes registraron las tradiciones legendarias de los Carnutes.


Hechos

La Catedral de St. Louis es la catedral católica romana más antigua en uso continuo en los Estados Unidos. Está entre el Cabildo, el edificio donde se firmó la Compra de Luisiana, y el Presbiterio, que anteriormente fue un palacio de justicia. La Catedral es una construcción de ladrillos entre postes, un tipo de construcción utilizado en Nueva Orleans hasta mediados del siglo XIX. Hay tres agujas, una aguja central flanqueada por dos más pequeñas. Un campanario con un reloj se añadió a la iglesia en 1819. El reloj y su campana fueron obtenidos por un relojero de Nueva Orleans y traídos de París. La campana todavía da la hora.


La catedral de Notre-Dame fue casi destruida por turbas revolucionarias francesas

Es uno de los símbolos religiosos, arquitectónicos y culturales más poderosos de Francia, y las imágenes de Notre-Dame de París en las llamas evocan preguntas sobre cómo avanzarán la ciudad y la catedral. Pero el incendio no es la primera vez que la catedral se enfrenta a la destrucción. & # XA0

Durante la Revolución Francesa en la década de 1790, turbas enfurecidas y revolucionarios saquearon la iglesia gótica medieval & # x2014 e incluso declararon que no era & # x2019t una iglesia & # x2014 durante un sangriento impulso para eliminar los estrechos vínculos de Francia con la iglesia católica. Más de dos docenas de estatuas colocadas en la fachada de la iglesia fueron decapitadas públicamente el mismo año que María Antonieta. & # XA0

Antes de que una multitud furiosa & # xA0 asaltara la Bastilla en París en 1789, la Iglesia ejercía un poder extraordinario en Francia. La gran mayoría de los franceses eran católicos, el catolicismo era la religión del estado y la Iglesia poseía vastas franjas de propiedad y recolectaba grandes diezmos de los ingresos de la mayoría de las personas sin pagar impuestos propios. Pero un número creciente de franceses se había cansado del poder casi inconcebible de la Iglesia.

Cuando la monarquía se derrumbó, luego cayó, un pequeño grupo de revolucionarios radicales que habían sido influenciados por las filosofías de la libertad de religión de la era de la Ilustración y una sociedad basada en la razón vieron la oportunidad de despojar a la Iglesia de gran parte de su autoridad. Se embarcaron en una campaña de descristianización, confiscando propiedades de la Iglesia, tratando de que todo el clero jurara lealtad al nuevo estado y eliminando el control de la Iglesia sobre los registros de nacimiento, defunción y administrativos que había mantenido durante tanto tiempo.

La Revolución ganó fuerza, al igual que sus intentos de despojar a la Iglesia Católica de su autoridad sobre la vida francesa. Los parisinos masacraron y encarcelaron a sacerdotes durante las masacres de septiembre de 1792, y el clero fue juzgado durante el Reinado del Terror. En 1793, el nuevo gobierno anunció que el culto público era ilegal. En respuesta, la gente se apresuró a ir a las iglesias, despojándolas del simbolismo religioso.

Piezas de las estatuas de los reyes de Judá que adornaban la fachada de Notre Dame, desaparecidas desde la Revolución Francesa, expuestas en un museo en 1977.

Manuel Litran / Partido de París / Getty Images

Notre-Dame de París había sido durante mucho tiempo un símbolo de la monarquía, también & # x2014 un lugar donde se celebraban las fiestas estatales y los reyes. & # XA0 Enrique VI de Inglaterra fue coronado rey de Francia en 1431. Pero los parisinos revolucionarios estaban hartos de su resonancia real. La catedral y la fachada oeste presentaban 28 estatuas que representaban a los reyes bíblicos de Judá. En el otoño de 1793, el nuevo gobierno ordenó a los trabajadores que los retiraran. No retrataban a los reyes franceses, pero no importaba: las estatuas de 500 años combinaban la monarquía y la religión, y fueron llevadas a la plaza de la catedral y decapitadas. Veintiuna de las cabezas solo se recuperaron en 1977, cuando los trabajadores las encontraron detrás de una pared en una vieja mansión parisina.

Ese no fue el fin del papel revolucionario de la catedral. En noviembre de 1793, la catedral se convirtió en el lugar del Festival de la Razón, un festival revolucionario y antirreligioso que se burlaba del catolicismo y sugería que los franceses debían adorar los principios de la Ilustración. Después de que la catedral fue saqueada, se convirtió en el escenario de un evento público abarrotado en el que se adoraba a una actriz vestida de manera seductora que retrataba a la Diosa de la Razón en la cima de una montaña. Los filósofos de la Ilustración & # x2019 bustos y estatuas de la Libertad reemplazaron a las estatuas religiosas, y mujeres vestidas de manera seductora bailaron y cantaron canciones que ensalzaban la revolución. La catedral centenaria pasó a llamarse Templo de la Razón. Casi todo lo que había adentro fue saqueado a excepción de sus campanas.


Datos interesantes sobre 7 importantes catedrales e iglesias de EE. UU.

Una mirada a iglesias notables en Mobile, Nueva Orleans, Honolulu, San Francisco, Raleigh, Buffalo y Washington, D.C.

La catedral de St. Louis de Nueva Orleans (foto: Thebocfc / Pixabay / CC0)

El Papa San Pío X (1835-1914) fue uno de los primeros en donar al fondo de construcción del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C. El obispo Thomas Shahan (1857-1932), rector de la Universidad Católica de América, habló personalmente con el Sumo Pontífice en 1913 sobre su deseo de ver tal santuario establecido como “un monumento de la verdad y la sinceridad artísticas ... un espejo de todas las bellezas de nuestra venerable y santa religión ". El Papa Pío estaba satisfecho con la idea e hizo una contribución personal de $ 400 ($ 10,360 en 2020).

La piedra angular del santuario se colocó en 1920 y la primera misa se celebró el domingo de Pascua de 1924. Tiene un nivel superior e inferior. El nivel inferior de la cripta, que hoy contiene 80 capillas y oratorios, se completó en 1931. La Cúpula de la Trinidad central del santuario, un área de 20,000 pies cuadrados sobre el centro de la iglesia con una imagen de la Santísima Trinidad y la Inmaculada Concepción, se completó en 2017 , marcando el final de la construcción principal del santuario.

El santuario está dedicado a la patrona de los Estados Unidos, la Santísima Virgen María, bajo su título de la Inmaculada Concepción, y a veces se le llama Santuario de María. Sus capillas y oratorios que se han ido añadiendo a lo largo de los años están dedicados por diversas comunidades religiosas y etnias. Desde su fundación, el santuario se concibió como un regalo de todos los católicos estadounidenses para representar la devoción a María de muchos tipos de pueblos, culturas, tradiciones y orígenes étnicos.

El santuario es la iglesia católica más grande de América del Norte y una de las 10 más grandes del mundo. Es un 25% más larga que la Catedral de San Patricio en la ciudad de Nueva York, y tiene una capacidad de asientos en la iglesia superior de 3,500 y una capacidad total en la iglesia superior de 6,000.

Allí Hay 2.004 representaciones de ángeles en todo el Santuario Nacional y Basílica de Nuestra Señora de la Victoria en Buffalo, Nueva York. Su fundador, Venerable Nelson Baker (1842-1936) lo hizo diseñado de esa manera, dijo Mons. David LiPuma, pastor, porque, "Te eleva espiritualmente, como si estuvieras mirando al cielo".

El santuario es la segunda basílica del país, designada por el Papa Pío XI en 1926, y atrae a 40.000 visitantes al año. Tuvo su inicio en 1916, cuando la iglesia anterior en el sitio, la Parroquia de San Patricio, fue severamente dañada por un incendio. El padre Baker, de 74 años en ese momento, comenzó las reparaciones, pero un día anunció en una reunión parroquial su visión de construir un santuario que rivalizara con las grandes catedrales de Europa. En 1921, el padre celebró su última misa en San Patricio, la parroquia dio paso a la construcción de un santuario que costaría la asombrosa cantidad de $ 4 millones (en dólares de la década de 1920). El padre Baker era un recaudador de fondos capaz, y en el momento de su finalización en 1925, había pagado por completo todo el edificio.

El santuario tiene un exterior de mármol (se utilizan 46 tipos y colores de mármol en todo) con torres gemelas y una enorme cúpula de cobre que mide 165 pies de alto y 80 pies de diámetro. Alrededor de la cúpula hay cuatro ángeles de cobre de 18 pies que tocan trompetas. Otras características externas clave incluyen una estatua de Nuestra Señora de la Victoria de 12 pies en la entrada principal. El edificio tiene 134 vidrieras y un interior con muchas obras de arte hermosas y una arquitectura magnífica.

En 2021, el santuario celebrará el centenario de su inauguración y la colocación de la piedra angular. La causa de canonización del padre Baker fue aceptada por Roma en 1988 y fue nombrado Venerable en 2011.

La Catedral del Santo Nombre de Jesús, Raleigh, la nueva catedral de Carolina del Norte que se inauguró en 2017, fue construida en un sitio que alguna vez fue un orfanato, comprada por Siervo de Dios y el evangelista más famoso de la diócesis, el Padre Thomas Price (1860-1919). El padre Price es una figura importante en la historia de la diócesis. La fase diocesana de su causa de beatificación y canonización comenzó en 2012. El padre era un sacerdote celoso que viajaba por Carolina del Norte a caballo y en carruaje en un esfuerzo por hacer de “cada Tar Heel un católico. " También fundó la Sociedad Católica de Misiones Extranjeras de América, que se convirtió en los Padres y Hermanos de Maryknoll.

La catedral es de estilo cruciforme. Los elementos del interior incluyen el cátedra, o silla del obispo, colocada a la izquierda del altar (mirando hacia el altar), con el ambón a la derecha. Destacamente tallado en el altar está el Christogram IHS, letras griegas que es una abreviatura del nombre de Jesús, que, según el diseñador James O’Brien, es "un reconocimiento a la dedicación de la catedral al Santo Nombre de Jesús".

Veinticuatro columnas rodean el área del tabernáculo que representan a los 12 ancianos y 12 apóstoles vestidos de blanco con coronas doradas (de Apocalipsis), los siete accesorios de iluminación decorativos entre las columnas representan las siete antorchas encendidas. La cúpula sobre el santuario es una de las características más importantes de la catedral junto con el baldacchino (dosel sobre el altar) en el que se ha pintado la configuración de la estrella que habría estado en el cielo por la mañana del domingo de Pascua hace 2.000 años en Jerusalén, cuando Cristo resucitó de entre los muertos.

El padre Price se dirigió al extranjero como misionero a los 58 años, sin esperar nunca regresar a casa. Él era el único sacerdote disponible con experiencia, los otros con él eran jóvenes y recién ordenados. Él era el único que había sido pastor. Cuando llegó, no podía aprender chino, pero era amado de todos modos. Murió de apendicitis en Hong Kong en 1919.

Los revolucionarios anticatólicos intentaron varias veces detonar bombas para destruir a los Ss. Peter and Paul Church en el área de North Beach de San Francisco, un posible atacante, de hecho, fue asesinado a tiros por la policía en los escalones de la entrada de la iglesia en 1927. Establecida en 1884, Ss. Peter and Paul es conocido por sus majestuosas torres gemelas, su hermosa arquitectura y arte, y ha servido de telón de fondo para numerosas películas de Hollywood (incluido el clásico de Cecil B. DeMille de 1923 Los diez Mandamientos, mientras que la iglesia actual aún estaba en construcción) y es una de las paradas preferidas por los turistas.

Mientras que Ss. Peter y Paul fue originalmente el hogar de muchos católicos italianos, en las últimas décadas los católicos chinos se han convertido en el grupo étnico dominante.

La pobreza y la agitación política en Italia trajeron oleadas de inmigrantes italianos a los Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX. North Beach se convirtió en la Pequeña Italia de San Francisco, ya que un gran número de italianos vinieron y echaron raíces, establecieron negocios, construyeron casas y criaron familias. A principios del siglo XX, hasta el 80% de North Beach era de herencia italiana, y caminando por las calles se podía escuchar el italiano con tanta frecuencia como el inglés.

En 1897, el arzobispo de San Francisco Patrick Riordan entregó el cuidado de la parroquia a los Salesianos de Don Bosco, un instituto religioso fundado en Italia por San Juan Bosco unas décadas antes. La iglesia se conoció como "La cattedrale d'Italia ovest", la catedral italiana de Occidente. Los salesianos todavía sirven a la parroquia y muchos de sus feligreses aún celebran su herencia italiana.

El gran jugador del béisbol Joe DiMaggio se casó con su primera esposa (no con Marilyn Monroe) y tuvo su funeral en la iglesia (creció en el vecindario). Está ubicado frente a Washington Square, y sus fuertes campanas se pueden escuchar en todo el vecindario. (Un vecino enojado llevó la iglesia a los tribunales en 2003 para reducir el repique de la campana, pero perdió). Little Italy está cerca, al igual que Chinatown.

San Damián de Molokai (1840-89) fue ordenado sacerdote en el centro de Honolulu. Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Paz en 1864. Damien pasó a servir en la Isla Grande antes de ofrecerse como voluntario para pasar los últimos 16 años de su vida cuidando a los leprosos aislados de Molokai. Finalmente, él mismo contrajo y murió de la enfermedad.

El rey Kamehameha III donó un terreno para la catedral, la primera y más famosa de las iglesias católicas de Hawái. Fue inaugurado en 1843. Está hecho de bloques de coral extraídos de los arrecifes locales, entre los que destacan su histórica torre del reloj y el órgano de tubos. En su interior alberga una reliquia de primera clase de San Damián de Molokai y los restos de Santa Marianne Cope, que llegó a las islas para ayudar a Damien. Cuidó de Damien hasta su muerte y nunca contrajo la lepra.

La Diócesis de Honolulu actualmente está tratando de recaudar $ 20 millones para completar la renovación de la estructura.

El almirante estadounidense David Farragut (1801-70) ordenó a sus barcos hacer un saludo de cañón mientras navegaban por el río Mississippi pasando por la icónica catedral de St. Louis de Nueva Orleans, y una bala de cañón errante golpeó y dañó una de las torres de la catedral.

Los elementos del edificio de la catedral actual datan de 1793, el año en que Nueva Orleans se convirtió en diócesis, pero gran parte de lo que se ve hoy se debe a un esfuerzo por expandir la catedral en 1850, cuando Nueva Orleans se convirtió en una arquidiócesis. La catedral cuenta con muchas características únicas, incluidas sus muchas vidrieras de colores, que representan la vida de San Luis, desde el nacimiento hasta la muerte. Luis es patrón de la diócesis y es un gran monarca cristiano.

Otros aspectos destacados incluyen el cátedra, o la silla del obispo, un símbolo de la autoridad apostólica del obispo sobre la arquidiócesis.

Entre los honrados con imágenes en la Catedral se encuentra la Venerable Henriette DeLille (1812-62). Esta mujer mestiza fundó las Hermanas de la Sagrada Familia, quienes ministraron a los esclavos y a las personas libres de color. En el antiguo baptisterio de la catedral se encuentra una sala de oración, que lleva su nombre en su honor. En caso de que DeLille sea canonizado alguna vez, será elevado a la categoría de capilla.

Un foco central de la catedral es su ornamentado altar mayor. En una pintura de arriba, en francés, están las palabras de las Escrituras: "Este es el cordero de Dios que quita los pecados del mundo", dijo el propio sacerdote durante la Misa. A la derecha y a la izquierda del altar están los Santos. Pedro y Pablo, los primeros pilares de la Iglesia.

Las banderas se alinean a ambos lados de la catedral e incluyen las de las diócesis vecinas bajo el control de la arquidiócesis, así como los muchos gobiernos municipales que en diferentes momentos habían controlado la ciudad.

Otros visitantes famosos de la catedral incluyen al presidente presbiteriano de los Estados Unidos, Andrew Jackson, quien se dice que regresó a Nueva Orleans y su catedral dos décadas después de su victoria desigual en la Batalla de Nueva Orleans de 1815, admitiendo que sin la intervención divina la victoria nunca habría sido suya. . En 1987, el Papa San Juan Pablo II visitó la catedral y ofreció una misa al aire libre para 200.000 personas.

La Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción en el centro de Mobile, Alabama, sobrevivió a una explosión en 1865 de un depósito de municiones de la Unión a 14 cuadras de distancia, un incendio que destruyó el área del santuario y una de sus torres incluso fue alcanzada por un piloto en entrenamiento durante la Segunda Guerra Mundial. .

La catedral es la sede del arzobispo de Mobile, Alabama. Se estableció por primera vez como parroquia en 1703 y se trasladó a su sitio actual en 1711. La construcción de la iglesia actual comenzó en 1833 como consagrada para el culto público en la fiesta de la Inmaculada Concepción en 1850, con trabajos importantes que continúan en la estructura en las siguientes décadas.

Esta hermosa catedral tiene una ubicación destacada en el centro de Mobile, frente a un parque conocido como la Plaza de la Catedral (que alguna vez fue propiedad de la arquidiócesis). Tiene grandes torres gemelas y una fachada frontal que incluye seis grandes columnas. Su amplio interior incluye un tradicional altar de mármol, columnas blancas, altos techos decorativos, suelos de mármol que incluyen imágenes de los escudos de armas de obispos pasados, magníficas vidrieras con imágenes marianas, un gran órgano y una capilla y cripta subterráneas con la restos de obispos anteriores.

A pesar de los accidentes que ha sufrido, en los últimos años ha sido objeto de amplias renovaciones y tiene un interior limpio y brillante.

Jim Graves Jim Graves es un escritor y editor católico que vive en Newport Beach, California. Anteriormente se desempeñó como Editor Gerente del Boletín de la Diócesis de Orange, el periódico oficial de la Diócesis de Orange, California. Su trabajo ha aparecido en el National Catholic Register, Our Sunday Visitor, Cal Catholic Daily y Catholic World Report.


El Retablo de Gante: Abierto

Retablo de Gante (abierto) por Jan van Eyck, 1432, Catedral de San Bavón, Gante, Bélgica, vía Closer to Van Eyck

El abierto Retablo de Gante es una maravilla para la vista. En un momento de ceremonia y actuación, la combinación de colores apagados, casi monocromáticos de los paneles exteriores se desvanece en una explosión de color. Cuando están abiertos, todos los paneles inferiores crean un paisaje continuo, donde multitudes de personas viajan desde todas las áreas de la tierra para presenciar al Cordero de Dios sobre el altar. Parece haber un marcado contraste entre los registros inferior y superior del retablo. Vea cómo la mitad inferior consta de vastas franjas de campo, paisajes urbanos distantes y muchas figuras diminutas. Por el contrario, el registro superior tiene menos retratos, todos son significativamente más grandes y muy pocos detalles de fondo, aparte de las baldosas ornamentadas.

Por diferentes que sean las dos mitades, el ojo todavía puede trazar una línea vertical desde Dios el Padre, entronizado en el centro superior, hasta la paloma del Espíritu Santo, y luego el Cordero de Dios (que simboliza a Cristo, el Hijo). La línea continúa, llevando la sangre del Cordero del sacrificio hasta una fuente, donde se escurre a través de una zanja hacia el fondo del retablo. Al hacerlo, Jan van Eyck crea una correlación directa entre el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo, así como un vínculo entre la sangre pintada del retablo con la sangre real presente en el altar debajo de él durante la Misa.

La Adoración del Cordero Místico

Detalle del cordero místico en el retablo de Gante (abierto) de Jan van Eyck, 1432, Catedral de San Bavón, Gante, Bélgica, vía Closer to Van Eyck

los Retablo de Gante fue hecho para ser precisamente eso: sentarse sobre un altar y ser abierto ritualmente en la Misa para la consagración pública de la Eucaristía por parte del sacerdote. La Eucaristía estuvo en el corazón mismo de la doctrina cristiana del siglo XV, explicando por qué las multitudes se reúnen alrededor del milagro que está ocurriendo. La doctrina católica establece que, durante la Misa, el pan y el vino consagrados se transforman (o transubstancian) en el cuerpo y la sangre de Jesucristo. Debido a su fuerte asociación con el sacrificio de Cristo en la Cruz y, por lo tanto, su completa redención de la humanidad, se supone que el cuerpo y la sangre poseen cualidades redentoras.

Como tal, Jan van Eyck ha incorporado una iconografía eucarística sutil y explícita en su diseño. El cordero, colocado cerca de una cruz de madera, se desangra en un cáliz eucarístico sobre un altar adornado con tela. Tanto la tela como el cáliz son elementos contemporáneos, comunes al siglo XV, y probablemente se habrían parecido al altar y los accesorios de la capilla designada por la pintura.

Adán y Eva

Detalle de Adán en el retablo de Gante (abierto) por Jan van Eyck, 1432, Catedral de San Bavón, Gante, Bélgica, vía Closer to Van Eyck

Jan van Eyck retratos casi a tamaño natural de Adán y Eva sirven para ampliar los temas de redención a los que se alude en los paneles debajo de ellos. En este caso, las dos figuras demuestran aquello que necesita redención: actos pecaminosos. En su mano, Eve sostiene la extraña fruta que está a punto de comer en alusión a su papel en la Caída del Hombre. Sobre sus cabezas hay estatuillas que muestran el asesinato de Abel, su hermano Caín, el primer caso de asesinato en la Biblia. Al consumir el fruto prohibido del árbol del conocimiento, Adán y Eva cometen lo que se conoce como el pecado original. Los cristianos creen que debido a esta única acción, todos nacieron de ahora en adelante con el pecado original y, por lo tanto, el cielo fue inaccesible para todos. El sacrificio de Cristo en la cruz redime este pecado, haciendo posible que alguien entre al cielo y se reconcilie finalmente con Dios.

Aunque impregnado de simbolismo cristiano, Adán y Eva también demuestran la habilidad ilusoria de Jan van Eyck, y lo que ves aquí fueron los primeros retratos de desnudos a gran escala en el norte de Europa. Tenga en cuenta el pie de Adam, a medio paso: la ilusión de la realidad es tan fuerte que parece a punto de salir de su mundo pintado al nuestro. Incluso en el siglo XVI, los retratos se consideraban notables; en 1565, Lucas de Heere preguntó: ¿Quién vio un cuerpo pintado para parecerse tanto a la carne real?


Desplácese hacia abajo para ver algunas de las catedrales más hermosas del mundo.

Catedral de San Basilio en Moscú, Rusia

Catedral de San Basilio en Moscú. (Foto: Fotos de archivo de MARINAD_37 / Shutterstock)

También llamada Catedral de Vasily el Bendito, la construcción de la catedral comenzó en 1555 bajo el zar Iván el Terrible. Hoy, el edificio se encuentra en la Plaza Roja de Moscú. Desde los primeros años bolcheviques, el espacio no se ha utilizado como un sitio religioso regular, tuvo la suerte de escapar de los caprichos urbanísticos de Stalin en la década de 1930. Hoy en día, las coloridas torres albergan un museo y mdashal, aunque a veces se celebran servicios ortodoxos rusos ocasionales en su interior.

Catedral de Notre Dame de Reims en Reims, Francia

Catedral de Notre Dame de Reims, en Reims. (Foto: Johan Bakker a través de Wikimedia Commons [CC BY-SA 3.0])

El Duomo di Milano en Milán, Italia

El Duomo di Milano, o la Catedral de Milán en Milán, Italia. Preparado para la coronación de Fernando I de Austria, por Alessandro Sanquirico, en algún momento antes de 1833. (Foto: Wikimedia Commons [Dominio público])

Catedral Metropolitana de Bras & iacutelia, en Bras & iacutelia, Brasil

Catedral Metropolitana de Bras e iacutelia, en Bras e iacutelia, Brasil. (Foto: Albery Santini J & uacutenior vía Wikimedia Commons [CC BY-SA 4.0])

Notre Dame de Paris, en París, Francia

Notre Dame de Paris, en París, Francia. (Foto:
GuidoR a través de Wikimedia Commons [CC BY-SA 3.0])

Notre Dame ha perseguido durante mucho tiempo el trabajo de artistas y escritores y mdash El jorobado de Notre Dame ha cautivado a generaciones, mientras que Matisse y Hopper se sentaron debajo de sus gárgolas para pintar la fachada.

Catedral de Sevilla, en Sevilla, España.

Vista de los techos abovedados de la Catedral de Sevilla, en Sevilla, España. (Foto: Wikimedia Commons [CC BY 3.0])

Catedral de San Pablo en Londres, Inglaterra

Catedral de San Pablo en Londres, la vista sobre el río Támesis, por il Canaletto, 1746-7. (Foto: Ablakok vía Wikimedia Commons [CC BY-SA 4.0])

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México en la Ciudad de México, México

Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María al cielo en la Ciudad de México, México. (Foto: Wikimedia Commons [dominio público])

En 2007, se descubrió una caja escondida en 1742 en una de las torres. La caja se encontró dentro de una bola de piedra hueca y contenía talismanes religiosos para proteger la iglesia. Hay planes para colocar otra cápsula del tiempo para las generaciones futuras.

Catedral-basílica de Notre-Dame de Qu y eacutebec en la ciudad de Quebec, Canadá

Catedral-basílica de Notre-Dame de Qu y eacutebec en la ciudad de Quebec, Canadá. (Foto: Fotos de archivo de JAMES JIRAPHANUMES / Shutterstock)

La primera catedral construida en el sitio fue un edificio del siglo XVII que luego fue quemado durante la Batalla de Quebec durante la Guerra de los 7 Años. La estructura actual data de los esfuerzos de reconstrucción de finales del siglo XVIII; la fachada es una adición neoclásica del siglo XIX. La iglesia se encuentra en la vieja ciudad de Quebec, la única ciudad amurallada actual en las Américas, y ha sido durante mucho tiempo un importante destino de peregrinación. Los visitantes también pueden esperar ver un cáliz regalado por Luis XIV de Francia.

Catedral de Winchester en Hampshire, Inglaterra

Vista del Altar Mayor de la Catedral de Winchester en Hampshire, Inglaterra. (Foto: Diliff a través de Wikimedia Commons [CC BY-SA 3.0])

Catedral de San Alejandro Nevsky en Sofía, Bulgaria

Catedral de San Alejandro Nevsky en Sofía, Bulgaria. (Foto: Deensel a través de Wikimedia Commons [CC BY 2.0])

Catedral de Santiago de Compostela en Santiago de Compostela, Galicia, España

Catedral de Santiago de Compostela en Santiago de Compostela, Galicia, España. (Foto: Yearofthedragon vía Wikimedia Commons [CC BY-SA 3.0])

Catedral Nacional de Washington en Washington, DC, EE. UU.

Catedral Nacional de Washington en Washington, DC, Estados Unidos. (Foto: Fotos de archivo de ORHAN CAM / Shutterstock)

Esta moderna catedral fue construida a principios del siglo XX en estilo neogótico. La fachada recuerda a Notre Dame de Paris con las torres duales. Bajo la denominación episcopal, la iglesia ha acogido los funerales de cuatro presidentes y el difunto senador John McCain, entre otras figuras notables.

En 1968, Reverand Martin Luther King, Jr. dio su último sermón dominical desde el púlpito en la Segunda Guerra Mundial, los servicios mensuales se llevaron a cabo como parte de un esfuerzo espiritual para levantar la moral.

Catedral de Colonia en Colonia, Alemania

Catedral de Colonia en Colonia, Alemania. (Foto: Fotos de archivo de NICKOLAYV / Shutterstock)

Este sitio del Patrimonio Mundial se inició en 1248, pero no se completó hasta 1880, aunque se utilizó el estilo gótico en todas partes. Una iglesia católica todavía en uso, la estructura sufrió los bombardeos aliados en la Segunda Guerra Mundial. Sus magníficos arbotantes, el exterior de piedra oscura tallada y el espléndido tesoro de oro y plata son los principales atractivos turísticos. Los visitantes encontrarán el Santuario dorado de los Tres Reyes, uno de los relicarios cristianos más grandes.

Basílica Papal de San Pedro en el Vaticano, Ciudad del Vaticano

Basílica Papal de San Pedro en el Vaticano, Ciudad del Vaticano. (Foto: Fotos de archivo de FELIKS / Shutterstock)

Cristo llamó a San Pedro la roca sobre la que construiría su iglesia como tal, San Pedro es considerado por muchos como uno de los lugares más sagrados de la cristiandad. La tumba de San Pedro se encuentra debajo del altar mayor, y una iglesia ha estado en el sitio desde la conversión cristiana de Roma. La actual basílica abovedada data del siglo XVI. El interior incluye muebles de Bernini, mientras que la cúpula del edificio fue diseñada en gran parte por Miguel Ángel en los últimos años de su vida. La magnífica Plaza de San Pedro sobre la que se asienta la basílica también fue diseñada por Bernini y se llena hasta los topes de fieles para enormes audiencias papales.

Cabe señalar que, técnicamente, San Pedro no es una catedral ya que no tiene obispo.


Altar de la Virgen, Catedral de Orleans - Historia

NewOrleansChurches.Com & reg
Fotografía de John y Kathleen DeMajo

Aunque la parroquia Holy Rosary comenzó oficialmente en 1907, la historia de la parroquia comenzó desde el asentamiento del área de Bayou St. John y City Part (Allard Plantation). La histórica vía fluvial, descubierta por Iberville en 1699, servía de pasaje desde el golfo hasta el lago Pontchartrain. Pronto los misioneros españoles llegaron a establecerse en Luisiana. En la desembocadura del Bayou, se construyó un balneario llamado Spanish Fort. A lo largo del lado superior del Bayou estaba la plantación Allard que, a mediados del siglo XIX, se convirtió en el parque de la ciudad de Nueva Orleans. En el lado opuesto, se construyeron varias casas excelentes, al igual que el recinto ferial. La actual propiedad de Holy Rosary era originalmente parte de una gran extensión de tierra que se extendía hasta Gentilly Boulevard. Fue vendido por Joseph Chalon y su esposa, en 1871, a Don Andrés Almonester y Roxas, el constructor de la Catedral de St. Louis, quien construyó una casa para él. Almonaster vendió el terreno a Louis Blanc en 1792 y en 1799 fue adquirido por Don Nicolás María Vidal, vicegobernador de la Colonia de Luisiana. El terreno finalmente fue comprado por Evariste Blanc y permaneció en manos de la familia Blanc y Denegre hasta 1905.

Se habían construido muchas casas excelentes en el área, incluida la Aduana española (más tarde la residencia del Dr. y la Sra. I. M. DeMatteo), la casa del juez Tissot y la casa de Cucullu. En 1855, Esplanade Avenue se abrió al Bayou en un terreno obtenido de la familia Blanc. En 1856, el cementerio de St. Louis se estableció en el sitio del cementerio Old Bayou originalmente fundado por la ciudad en 1835. Poco después de la Guerra Civil, se estableció el recinto ferial y la hermosa casa de Gallier se convirtió en el Louisiana Jockey Club. El gobernador Nicholls estableció un cementerio para los soldados de la Guerra Civil en 1883. En 1861, se estableció una línea de autos tirados por caballos con un granero de autos en el sitio del patio de recreo junto a la actual propiedad de la escuela secundaria Cabrini.

A medida que el área alrededor de Fabourg St. John y Grand Route St. John se desarrolló constantemente, los residentes pidieron una iglesia parroquial. El área originalmente se encontraba en la distante parroquia de Santa Ana, pero la distancia era excesiva para que los residentes viajaran. La Sra. Fanny Labatut Blanc ofreció un terreno en 1855 para la construcción de una iglesia parroquial, junto con 300,00 ladrillos. El acto de donación se aprobó en 1855 ante el Notario Octave de Armas. Una pequeña cabaña en la propiedad se convirtió en la Iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen María. El padre Maistre, el primer pastor, consideró que la formación de la iglesia no era práctica y pasó a formar la parroquia Santa Rosa de Lima, de la cual el territorio parroquial del Santo Rosario siguió siendo parte hasta 1907.

En 1904, la madre Frances Xavier Cabrini, que más tarde se convertiría en la primera santa canonizada de Estados Unidos, caminó penosamente por la Explanada en busca del terreno ideal para construir un orfanato. En 1906, con la ayuda del Capitán Salvator Pizzati, la Madre Cabrini construyó el Orfanato del Sagrado Corazón. Este proyecto escaló la fundación de la parroquia del Santo Rosario. Also, the Denegre family were pressing the Archbishop to fulfill the commitment and construct a church as agreed, or else the land should revert back to the family. In 1907, Archbishop Blenk took the long-awaited action and appointed Rev. William J. Vincent to build a new parish to be called Our Lady of the Holy Rosary. On December 25, 1907, the first mass was celebrated at midnight in the old home. According to newspaper accounts, Archbishop Blenk officiated at the mass. Mrs. Denegre did not live to see the final church building as she passed away on September 12, 1910 at the age of 93.

Although the first mass was celebrated in the home as Mrs. Denegre had wished, a small chapel was completed in January of 1908. As the new parish grew, a school was needed. While the chapel remained overloaded, especially during the period following the fire that destroyed St. Rose of Lima, other parish needs took precedence over the construction of a new church. It was not until 1924 that construction of the permanent church was begun. On Sunday, November 22, 1925, the new church was finally dedicated. Father Vincent died in November of 1934, having taken the parish from its humble beginnings to a fully developed congregation with a school, church, societies and a strong Parish spirit. It was found that Father Vincent had personally financed a modest part of the parish works.

Father Vincent was followed by Msgr. Francis Canon Racine, Bishop L. Abel Caillouet who contributed to the strong growth and parish spirit. Today, Our Lady of the Holy Rosary Parish remains a strong bastion of faith in the Archdiocese.

References: Golden Jubilee publication by Roger Baudier, Sr. KSG, LLD. and various documents contained in the New Orleans Public Library.


St. Joseph&rsquos Day Traditions

Altares

St. Joseph altars, representing the Holy Trinity, are divided into three sections with a statue of St. Joseph at the head. The devout place candles, figurines, flowers, medals and other items around the alter creating a beautiful, lush and overflowing effect. Because the altars thank St. Joseph for relieving hunger, offerings of food are added to the cornucopia that anyone is welcome to feast on during the holiday.

Cookies, cakes and breads, often in the form of shell fish, are common decorations for altars. Fava beans, or &ldquolucky beans&rdquo are particularly associated with St. Joseph because they sustained the Sicilians throughout famine. Pick some up for good luck! As tradition has it, the altar is broken up on St. Joseph&rsquos Day with a ceremony of costumed children, pretending to look for shelter, finding sustenance at the altar. Food and donations are then distributed to the public with leftovers going to the poor.

St. Joseph&rsquos Day Parade

Hosted by the American Italian Marching club, one of the largest ethnic group organizations in the southeast, the annual St. Joseph&rsquos Day parade in the French Quarter is a local favorite. The evening begins with food, wine and Italian music followed by marchers dressed in black tuxedos proceeding to parade until dark. Receive silk flowers and fava beans or dance and sing the hours away with enthusiastic bystanders.


St. Joseph’s Sanctuary: Cathedral Has Beckoned the Faithful for More Than 100 Years

St. Joseph is honored in multiple ways in the edifice bearing his eponym.

St. Joseph is honored in multiple ways in the edifice bearing his eponym. (photo: Courtesy of the Cathedral of St. Joseph)

Thirty years after Pope Leo XIII established the Diocese of Sioux Falls, South Dakota, its Cathedral of St. Joseph (online at StJosephCathedral.net) was dedicated, in May 1919. The first Mass had been celebrated in the unfinished cathedral on Dec. 8, 1918, fittingly on the feast of St. Joseph’s spouse, Mary.

The stone edifice towers on a high hill not far from the city’s riverside, its twin spires reaching toward the clouds — and a landmark today for pilots approaching the area’s airport.

Emmanuel Masqueray, a French architect who designed several churches across the upper Midwest and was chief designer for the Louisiana Purchase Exposition in St. Louis, used his talents for the cathedral’s design. But because he died midway through the construction — as did Sioux Falls’ bishop at the time, Thomas O’Gorman — a chief assistant completed the project.

To further complicate matters, the project also ran out of funds around this time. There were renovations over the decades, but between 2009 and 2011, under the leadership of architect Duncan Stroik, the church was fully restored.

“This was an amazing project,” Stroik tells the Register of the renovation. “It was a cathedral that had never been finished, so what we did was actually study the history of the cathedral and what it might have been had the architect and Bishop O’Gorman lived three to four years more. We called it a creative restoration. We put things in there [that were] never there, but [that] we believed appropriate for the [vision of the] architect and bishop and for the building.”

Under the Dome

Stepping inside the 225-foot-long interior, one immediately takes in the marble main altar, with its domed, circular baldacchino raised high by four green marble columns.

The restored Nativity scene fills the huge dome in the apse.

This combination of colorful bas relief and mural is original to the cathedral and restored to its pristine condition. Above the depiction of the Holy Family, and where sheep are shown resting peacefully before the manger, artwork of angels above unfurl a banner reading Adoremus Domini while the Holy Spirit is seen hovering over the scene. Around the Nativity’s circular frame, four squares capture the symbolic images of the Evangelists — an eagle for St. John, ox for St. Luke, lion for St. Mark, and man for St. Matthew. To either side of the apse the Magi are shown arriving, as shepherds adore the Christ Child in awe. Much is gilded in gold.

“Mary is lifting the swaddling clothes off Jesus to reveal him to those who come in and gaze up at that medallion,” explains Father James Morgan, the cathedral’s rector. “There is the Son of God, the Messiah prophesized to come from the beginning of time through the Scriptures. Then your eyes drop from that Nativity scene down to the crucifix and the reason why he came into the world: to defeat sin and death and bring salvation for us.”

Father Morgan draws attention to the flame appearing over Joseph’s shoulder and repeating similar image on the torches on the tops of the cornices of the cathedral’s columns. It represents the incorruptible divine nature of Jesus Christ. The theme throughout is the human and divine nature of Jesus.

The new reredos emphasizes those natures. Classical in style, it showcases a life-size Jesus on a metal cross. The corpus is bronze with gold patina, and the huge plaque behind is onyx. Below, a pair of angels in relief on the tabernacle door hold a huge chalice and Host with flames around symbolizing tongues of fire of the Holy Spirit. Symbolic pelicans are carved under the altar.

Towering Edifice

The towering main arch in the sanctuary proclaims Gloria in Excelsis Deo. To one side the new marble ambo is located where it was intended by the cathedral’s original design. Its round canopy seems to float over the pulpit. The new white marble Communion rail spans the full length of the sanctuary to the shrines of Mary and Joseph on either side.

Stroik says that, surprisingly, there was never an altar original to the cathedral, only the altar brought in from the old St. Michael Cathedral predating this one. “It never had an altar designed by Masqueray or O’Gorman.” The new altar reflects “what we think Masqueray would have done.” The new altar finally original to the cathedral reflects the overall design full of arches, circles and intertwining circles and includes a baldacchino.

“Masqueray loved baldacchinos,” Stroik says, explaining he came up with this one to have a dome over the altar on the baldacchino since Masqueray had designed a domed baldacchino for St. Paul Cathedral in Minneapolis, as well.

The cathedral’s lines are both classic and ornate, while symbols abound. At the Marian altar, the original combination of bas relief and mural presents Mary and Gabriel the Archangel. The Ark of the Covenant appears between them as the new Ark of the Covenant is Mary’s womb. Father Morgan points out “her posture is one of great humility. On the other shrine to St. Joseph, he “has the same humble posture as Mary’s humble posture.”

There, the original restored bas relief-mural presents the dying St. Joseph with Jesus and Mary. The circle behind Jesus represents the Eucharist. The new door on the St. Joseph tabernacle is based on Masqueray’s original drawings, while the tabernacle door at Mary’s shrine altar with crown and roses is his original.

Prayer at Work

Both transepts have rose windows above triple lancets. In one, St. Joseph holds a model of this cathedral in one hand and a lily (his traditional symbol of purity) in the other. The opposite Marian rose window portrays the Blessed Virgin Mary holding the Child Jesus. To either side of Joseph and Mary, two angels with censers (containing incense) venerate them. The angels-with-censers theme repeats in several places. In the nave before entering the sanctuary on both sides, “two angels are pictured holding censers ready to incense in worship the Host between them,” Father Morgan notes. Colorful rondelles of the apostles in very high bas relief decorate the space between the arches, with vines running back and forth from imagery of vases, which, as the pastor says, are “a sign of the Gospel where Jesus said, ‘I am the vine …’ Also, the plant represents life, and the Church is life-giving.”

Even in the bas relief carved over the cathedral’s main entry doors similar angels are depicted as worshipping Our Lord as King.

The rector draws attention to many unique decorative features, including pelicans — an ancient sign of the Eucharist because the pelican will feed its young if need be with its own flesh and blood — repeating on the tops of the columns in the nave and sanctuary.

Arch-Disciples

Another unique feature are colorful rondelles of the apostles in very high bas relief between the arches. Ten are along the nave depictions of Peter and John are in the sanctuary. Every apostle is depicted as looking toward the altar. The arches under them are ornate in detail, and between the apostles’ images are similarly decorated depictions of huge vases. Father Morgan calls them another unique feature, as “flowing vines then come out and arch across the ceiling, the vines running back and forth from vase to vase. It’s a sign of the Gospel where Jesus said, ‘I am the vine …’ Also, the plant represents life, and the Church is life-giving.” In those plants’ images, which run across the ceiling, “there are pineapples. We see them throughout as a sign of welcome and hospitality.”

French stenciled stained-glass windows replaced the originals in 1947. Along the nave, the stained glass includes vast floral patterns that surround a trio of saints’ images in each — a tall central saint accompanied by two saints in smaller rondelles above and below. For example, one window honors St. Isaac Jogues, Teresa of Avila and Francis Xavier. In another, a smaller medallion honors Pope Pius XII, the reigning pope when the windows were installed.

The choir loft’s rose window presents Christ the King carrying a scepter. Christ is shown surrounded by stained glass rondelles presenting people of European, African, Asian and Native American descent in adoration. This cathedral, which also serves as a parish, includes the St. Josephine Bakita Community, comprised of many parishioners from East Africa.

Restoration and Renewal

The baptismal font is again in the narthex, where it was originally located. Father Morgan points out the floor is decorated with the coat of arms of Pope Benedict XVI, because he was reigning when the cathedral was restored, and Pope Benedict XV, the pontiff when the cathedral was built.

Back in the nave, below the saints’ windows run the Stations of the Cross, which date from the time of the windows. Framed by arches, the Stations are handcrafted plaster reliefs now restored to original condition. Father Morgan highlights their realistic and intricate detail, right down to the muscles of the Roman soldiers.

Intricate details abound. Even the twin spires have the distinctive Masqueray signature look as he designed the shingles to resemble heads of grains of wheat.

“This was farm country, growing wheat, oats, barley,” Father Morgan explains, “and he [Masqueray] wanted to tie in the prairie connection of the Mother Church to the rest of the diocese.”

Another singular and remarkable highlight of the cathedral is the Sacred Heart Chapel, used for daily Mass and for Eucharistic adoration. It has both a vaulted ceiling and baldacchino over the altar, conveying elements of both Eastern Catholic and Latin Catholic worship.

Father Morgan says a Russian iconographer was brought in to write icons of the evangelists, the three archangels and Mother and Child. In this section are Eastern Rite crosses and an Eastern Rite-style votive candle stand. The front and sanctuary are done in Latin church style, with a wall-to-wall mural that brings together images of Mary, Joseph, John and Peter on one side, along with imagery of saints who had a devotion to the Eucharist or Sacred Heart. Christ is, of course, presented in the center, depicted in his Second Coming.

Because the cathedral is built on one of the city’s highest hills and is a local, cultural and religious landmark, it is a beacon of faith rising high above the Big Sioux River, beckoning all to Ite ad Cathedrali Sancti Ioseph — Go to the Cathedral of St. Joseph.

Joseph Pronechen Joseph Pronechen is staff writer with the National Catholic Register since 2005 and before that a regular correspondent for the paper. His articles have appeared in a number of national publications including Columbia revista, Alma, Faith and Family, Catholic Digest, Catholic Exchange, y Marian Helper. His religion features have also appeared in Fairfield County Catholic and in major newspapers. El es el autor de Fruits of Fatima — Century of Signs and Wonders. He holds a graduate degree and formerly taught English and courses in film study that he developed at a Catholic high school in Connecticut. Joseph and his wife Mary reside on the East Coast.

Catholic Fathers Take a Walk With Christ in the Eucharist

A new movement is encouraging processions of the Blessed Sacrament to strengthen dads and families.

Mother Angelica: Holy Hours Help Us ‘Become Aware of the Awesome Presence of God’

BOOK PICK: ‘A Holy Hour with Mother Angelica’

St. Joseph Shrine Is a ‘Sacred Place of Pilgrimage’

Visit Motor City’s shrine dedicated to the Patron of the Universal Church

Learn How Our Lady of Prompt Succor Helped New Orleans (and Other Interesting Marian Facts)

BOOK REVIEW: ‘101 Surprising Facts About Mary’

Father’s Day Often a Painful Reminder to Post-Abortive Dads

One of the most moving new trends in the pro-life movement is the testimony of men who regret their abortion.

Tempestuous Seas — in Galilee and Life

SCRIPTURES & ART: A God “who is Love” is not a God indifferent to the fate of those who love him.

‘American Spartacus’: On Juneteenth, Let’s Honor This Black Catholic Civil War Hero

Captain André Cailloux’s heroism is nearly forgotten, but Catholics should honor his bold sacrifice, which his contemporaries believed decisively changed the outcome of the Civil War.

New Catholic Books for Young Readers Focus on Faith, Saints and Even Science

CHILDREN’S BOOK PICKS SUMMER 2021

Father’s Day Often a Painful Reminder to Post-Abortive Dads

One of the most moving new trends in the pro-life movement is the testimony of men who regret their abortion.

Tempestuous Seas — in Galilee and Life

SCRIPTURES & ART: A God “who is Love” is not a God indifferent to the fate of those who love him.

‘American Spartacus’: On Juneteenth, Let’s Honor This Black Catholic Civil War Hero

Captain André Cailloux’s heroism is nearly forgotten, but Catholics should honor his bold sacrifice, which his contemporaries believed decisively changed the outcome of the Civil War.

The Bible Makes It Clear: Religion Means Relationship With God

If we really want to understand the definition of “religion,” why not go to the Bible?


Ver el vídeo: SOLEMNE TRASLADO 2021 DE LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL ROSARIO (Octubre 2021).