Noticias

El gran emperador inca Pachacuti: el famoso "agitador de la tierra" del Perú

El gran emperador inca Pachacuti: el famoso

Embarcarse en el viaje de establecer su propio imperio es sin duda una tarea abrumadora y abrumadora. Pero para el famoso gobernante inca Pachacuti, fue un esfuerzo predestinado. A través de una conquista despiadada y una astuta diplomacia, esta legendaria figura inca logró establecer el Imperio Inca y cambiar el destino de este pueblo para siempre. La historia del ascenso al poder de Pachacuti y la expansión de su reino no tiene paralelo en la historia antigua, ya que expandió su territorio de una sola ciudad a un vasto imperio que abarcó todo el oeste de América del Sur, todo durante su vida. Por desgracia, solo unas décadas después de los logros de Pachacuti, la conquista española del área cambiaría el destino de los incas para siempre.

Una pintura de Pachacuti rezando en el Templo del Sol en Cusco. (Cronista Martín de Murúa / )

Luchando por ganarse su lugar: los primeros años de Pachacuti

Pachacuti era conocido por los incas como Pachacuti Inca Yupanqui, o Pachacutec, mientras que su nombre de nacimiento era Cusi Yupanqui. Más tarde adoptó el nombre de Pachacuti, que se traduce aproximadamente como "El inversor del mundo" o "Sacudidor de la tierra", lo que significa que sus logros literalmente cambiaron el mundo de los incas.

Nació en la noble dinastía Inca Hanan, y fue el hijo de los 8 th Sapa Inca, o el gobernante del reino de Cusco. Su padre fue el famoso Viracocha, un gobernante hábil y capaz que solidificó la influencia de Cusco sobre los territorios que conquistó. Sin embargo, Pachacuti, como hijo menor, no iba a ser el sucesor de su padre, hecho que quería cambiar de ninguna manera. Una oportunidad para esto finalmente ocurrió cuando la ciudad de Cusco fue objeto de un gran ataque por parte de la tribu rival Chanca.

  • Arqueólogos peruanos descubren artefactos de plata, un templo enorme y un observatorio astronómico cerca de Cusco
  • "Sudor y lágrimas" de Viracocha: tres deidades supremas de la religión inca

La Estatua de Pachacuti se puede encontrar en la Plaza de Armas de Cusco. (Pixabay)

Cusco comenzó como una pequeña ciudad estado Inca que se desarrolló en el 13 th siglo después de Cristo. Ocupando el fértil valle del Cusco en las montañas andinas, pronto fue considerado como un reino pequeño y cada vez más poderoso, que siguió creciendo. Y eso lo convirtió en un gran rival y un premio lucrativo para las tribus en competencia.

Los Chanca eran una de las varias etnias que habitaban los Andes, y habitaban al oeste del Cusco, en la ciudad de Andahuaylas. Durante el reinado del padre de Pachacuti, Viracocha, los chanca fueron sus principales rivales y su poder aumentó dramáticamente. Cuando finalmente llegó el ataque a Cusco, Viracocha entendió que no podía defender la ciudad porque las fuerzas chancas parecían abrumadoras. Así, tanto él como su sucesor e hijo, Inca Urco, huyeron presos del pánico, dejando la ciudad a su suerte.

Pero Pachacuti se quedó. Reconoció el potencial para demostrar su valía como gobernante, y rápidamente reunió a los defensores en pánico y montó una defensa. Las fuerzas se organizaron de la noche a la mañana y Pachacuti se mantuvo decidido a la cabeza. Las leyendas dicen que esa noche oró al dios creador inca, Viracocha, quien se le apareció y juró ayudarlo.

Y ayuda que necesitaría. Los guerreros chanca, encabezados por su jefe Uscovilca, iniciaron un asalto mayor de cuatro frentes contra la ciudad por la mañana. Se dice que Pachacuti y su banda de seguidores lucharon con increíble resistencia y determinación, aunque fueron superados en número. Supuestamente, los ciudadanos de Cusco, incluidas mujeres y niños, también se unieron a la batalla por su ciudad.

Cuando las fuerzas que se habían retirado de Cusco observaron desde los cerros que Pachacuti estaba logrando contener a los atacantes, recuperaron el coraje y regresaron para ayudar. Con estos refuerzos, Pachacuti defendió con éxito el Cusco y logró una gran victoria contra los chanca.

Desesperado por probarse a sí mismo ante su padre como un líder y sucesor capaz, Pachacuti (conocido como Yupanqui en ese momento) le ofreció todo el botín de la batalla. En cambio, su padre se los entregó a su sucesor Inca Urco, insultando terriblemente al joven Pachacuti. Sin embargo, este último todavía quería demostrar su valía a la gente.

Tuvo su segunda oportunidad bastante rápido ya que los Chanca se estaban reagrupando para un asalto renovado y en mayor número. Al enterarse de esto, Pachacuti se apresuró con sus fuerzas para tenderles una emboscada. Esto lo logró, encontrando al ejército chanca mientras aún estaba acampado, y su ataque sorpresa fue brillante. Siguió una feroz batalla y Pachacuti logró decapitar al líder chanca. Al ver esto, el enemigo se rompió y huyó, y muchos murieron mientras huían.

El emperador Pachacuti, el noveno Inca Sapa, que hizo el Imperio Inca con sus "propias manos". (Escuela Cuzco / )

De la batalla a la gloria: Pachacuti derroca a su padre, el rey

Pachacuti regresó a Cusco como un héroe glorificado. No solo defendió la ciudad, sino que también consiguió una gran derrota contra los enemigos tradicionales incas, los chancas. Con respecto a los eventos que se desarrollaron en este momento, la historia es un poco confusa. Se sabe que su padre, probablemente mayor en ese momento, se retiró a un pequeño fuerte en una colina sobre Cusco, probablemente avergonzado. Cuenta la leyenda que allí murió “de tristeza”, pero lo más probable es que reconociera a Pachacuti como su nuevo sucesor y abdicara alrededor del año 1438, después de que su hijo menor se hubiera probado por segunda vez contra los chanca.

  • Nuevo complejo ceremonial inca descubierto en Perú puede contener evidencia de sacrificio humano
  • Coincidencia de mitos y genética: revelando los orígenes de los incas a través del ADN moderno

Pachacuti hizo matar a su hermano mayor Inca Urco. Sin embargo, algunas otras fuentes afirman que no fue reconocido por su padre y se coronó a sí mismo como el gobernante del Cusco, el 9 th Sapa Inca, sin el permiso de su padre. De cualquier manera, mantuvo su posición como gobernante de Cusco, y su padre Viracocha murió alrededor de 1448.

Durante los siguientes veinte años, Pachacuti demostraría su valía como gobernante sobresaliente, un diplomático astuto y un líder absolutamente despiadado. Reconstruyó y amplió la ciudad del Cusco e inició una serie de conquistas y expansiones que allanarían el camino para el nacimiento del Imperio Inca. En muchos sentidos, su victoria "milagrosa" sobre el superior ejército chanca sirvió de impulso a la moral de los incas.

El ejército inca se ganó la reputación de tener "apoyo divino" y de ser imparable. Pero gran parte de ello se debió a sus armamentos superiores y tácticas bien desarrolladas. Un guerrero inca era posiblemente el mejor equipado: con escudo de piel de ciervo, hondas, mazas y hachas de hueso y cobre. Y el tamaño total del ejército Inca fue una gran forma de influencia "diplomática" que le dio a Pachacuti la ventaja que necesitaba para expandir sus territorios. Esto lo hizo después de que se terminó la reconstrucción de Cusco.

Fuentes semilegendarias afirman que reunió un ejército de cien mil soldados y los sacó de la ciudad. Aunque este número parece un poco desproporcionado, todavía es cierto que Pachacuti reunió a un gran número de hombres, un número que le daría ventaja sobre las tribus y ciudades vecinas. La marcha de su ejército a través de las tierras salvajes alrededor de Cusco sentó las bases de la famosa red de caminos incas que rápidamente se desarrolló a partir de entonces. El ejército marcó nuevas rutas, vados fluviales y encrucijadas en lugares favorables y estratégicos. La red en expansión de caminos incas se utilizó para llegar a las ciudades rivales lo más rápido posible.

Cuando Pachacuti llegó a la provincia de Vilcabamba, al noroeste del Cusco, los defensores de esa ciudad quedaron asombrados por el tamaño del ejército inca. Es probable que Pachacuti confiara en su probado método de “negociación”: ofrecía escasos obsequios y manifestaba sus demandas, y si la otra parte se negaba, tenían que enfrentarse al vasto ejército inca.

Las ruinas del templo fortaleza inca de Sacsaywamán, que significa "Halcón contento" en quechua. El perímetro defensivo de este templo y otros sistemas de defensa incas a menudo utilizaban bloques de piedra gigantes como estos, algunos de los cuales pesan más de unas pocas toneladas (miles de kilogramos). ¡El bloque de piedra Inca más grande jamás registrado pesaba 70 toneladas o alrededor de 70,000 kg! (McKay Savage de Londres, Reino Unido / CC BY 2.0 )

La expansión del Imperio Inca: ciudad tras ciudad es conquistada

Vilcabamba originalmente conocía el acercamiento de Pachacuti y estaba bien defendido, pero sus ciudadanos decidieron no pelear cuando vieron el tamaño del ejército inca. Cuenta una leyenda que el líder de Vilcabamba estaba tan aterrorizado por Pachacuti que decapitó a su mejor general, quien le aconsejó que se pusiera de pie y luchara.

Después de tomar Vilcabamba sin luchar, Pachacuti continuó su expansión a un ritmo constante. Luego se enfrentó a la provincia Soras de Chanca, habitada por el Pueblo Soras. Buscaron resistir el poder de Pachacuti, pero fueron sometidos en poco tiempo, dando otro territorio al Inca.

Luego marchó con su ejército hacia el norte, alcanzando a los miembros de la tribu de la ciudad de Guamanga que eran conocidos por sus tradiciones violentas y guerreras. Buscaron resistir al Inca por todos los medios y tuvieron que soportar un asedio prolongado por las fuerzas de Pachacuti, antes de finalmente rendirse debido al hambre y la sed.

El siguiente en la lista de Pachacuti fue el valle de Jauja, más al norte, y sus habitantes. Al llegar a ellos, se encontró con un ejército de 30.000 guerreros bloqueando su camino. Condujo a sus guerreros a una feroz batalla que al final le valió una difícil victoria.

Este dibujo antiguo muestra a Pachacuti reuniéndose con el jefe del Reino Colla. (Yuraq-yaku1 / CC BY-SA 4.0 )

Después de estas expansiones hacia el norte, Pachacuti dirigió su atención al sureste. Se mudó al área de la cuenca del lago Titicaca. También conquistó este territorio y, en el proceso, sometió a las tribus Lupaqa y Colla. Luego confió el resto de su campaña de conquista a su hijo, Tupac Inca Yupanqui, mientras él mismo se retiraba a Cusco para recuperarse y atender las crecientes necesidades administrativas de su imperio recién nacido.

Tupac, el hijo de Pachacuti, dirigió al ejército Inca en dirección a Ecuador y comenzó a luchar con la civilización rival Chimú. También cayeron bajo la expansión Inca la gente de la provincia de Collasuyo al sureste de Cusco.

Luchar contra el enorme ejército de la tribu Colla fue uno de los mayores desafíos para el ejército Inca. Una cita de Pachacuti supuestamente se origina en esta batalla, que duró todo un día. Buscando reforzar la moral de sus tropas, exclamó:

“¡Oh, Incas del Cusco! ¡Conquistadores de toda la tierra! ¿No te da vergüenza que personas tan inferiores a ti, y desiguales en armas, sean iguales a ti y resistan durante tanto tiempo? "

Luego de estas conquistas, Pachacuti pudo enfocarse en gobernar su vasto territorio, que se convirtió en el Imperio Inca. Es conocido como un hábil diplomático y gobernante y se le atribuye la introducción de numerosas leyes que ayudaron a asegurar el dominio a largo plazo de los incas. Esto revela que tenía la capacidad de concentrarse en las necesidades y estrategias futuras.

Estableció un sistema administrativo para todo el imperio que lo ayudó a someter a todos los gobernantes conquistados y asegurar su lealtad. Se trataba de una especie de sistema de impuestos en el que estos gobernantes pagaban tributo en ovejas, telas, maíz o simplemente oro, y continuaban administrando sus propias regiones. Por lo tanto, Pachacuti sentó las bases de una administración elaborada que ayudó al Imperio Inca a establecerse y sobrevivir durante varias generaciones.

A Pachacuti también se le atribuye la construcción de Machu Picchu, la majestuosa ciudadela Inca ubicada a unos 80 kilómetros (50 millas) al norte de Cusco. Lo más probable es que se construyera como su propiedad personal.

Uno de los mayores regalos de Pachacuti fue la construcción de la ahora mundialmente famosa ciudadela de Machu Picchu, que se dice que fue su refugio privado. (luz de Boston, MA, EE. UU. / CC BY 2.0 )

De la ciudad-estado al imperio impresionante a la destrucción española

Al final del reinado de Pachacuti, su vasto imperio se extendía desde la ciudad de Quito hasta el norte en el actual Ecuador, hasta el sur hasta el lago Titicaca. Era un territorio enorme que llevó la riqueza y el poder de los incas a un nivel completamente nuevo. Y Pachacuti era el líder que necesitaban para llevarlos a esta gloria.

Pachacuti era un hombre brutal. La muerte y los sacrificios humanos no eran algo extraño en las culturas nativas de América del Sur. Esto se muestra perfectamente a lo largo del gobierno de Pachacuti: ejecutó a dos de sus propios hermanos, Capac Yupanqui y Huayana Yupanqui, luego de una campaña militar semi-exitosa en la provincia de Chinchay-Suyu, cuando algunos guerreros chancas se rebelaron y desertaron.

  • Ubicando al legendario Paititi: la última ciudad inca perdida hace mucho tiempo
  • Lago Titicaca: el caldero del creacionismo inca

También ejecutó a dos de sus propios hijos, Auqui Yupanqui y Tilca Yupanqui. A sus enemigos no les fue mejor: fue notoriamente despiadado con los cautivos y rara vez mostró misericordia, como era típico en las civilizaciones nativas de América del Sur.

Pachacuti murió alrededor del año 1472 d.C., aparentemente a causa de una enfermedad. Como todos los gobernantes incas anteriores, fue momificado, y su momia fue reverenciada y exhibida ante su pueblo anualmente. Su momia se perdió más tarde a raíz de la conquista española.

Cuando Pachacuti murió, todo el imperio lo lloró durante todo un año y se sacrificaron niños en todo el imperio. Además, murieron alrededor de 3.000 llamas: 2.000 solo en Cusco y otras mil en otros lugares.

Pero debemos preguntarnos si alguien además del pueblo inca estaba de luto por este gran gobernante. Su gobierno sobre las tribus subyugadas fue altamente autoritario y opresivo, y llevó a cabo numerosas reubicaciones de poblaciones enteras para satisfacer sus necesidades y repoblar partes vacías de su imperio.

Sin embargo, se destaca como un líder altamente capaz que logró transformar el pequeño reino de Cusco en el extenso Imperio Inca, difundiendo la influencia de esta tribu con asombrosa rapidez. Y esa hazaña lo coloca en la cima de todas las figuras heroicas antiguas de América del Sur.


la creación urbana más asombrosa del Imperio Inca en su apogeo. Es una ciudad antigua en lo alto de los Andes peruanos. ¿Quién creó Machu Picchu? La construcción de Machu Picchu probablemente se inició por orden del emperador inca Pachacuti, agitador de tierra, en algún momento a mediados del siglo XV.

A más de 7,000 pies sobre el nivel del mar en la Cordillera de los Andes, Machu Picchu es el destino turístico más visitado del Perú. Un símbolo del Imperio Inca y construido alrededor de 1450 d.C., Machu Picchu fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983 y fue nombrada una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo en 2007.


BIBLIOGRAFÍA

Las principales fuentes sobre Pachacuti incluyen a John H. Rowe, "Cultura Inca en la época de la conquista española", en Manual de indios sudamericanos, vol. 2 (1946), págs. 183-330 Burr Cartwright Brundage, El imperio de los incas (1963) y Los señores del Cuzco: una historia y descripción del pueblo inca en sus últimos días (1967) Los incas de Pedro de Cieza de León, traducido por Harriet de Onis (1959) y Bernabé Cobo, Historia del Imperio Inca, traducido por Roland Hamilton (1979).

Bibliografía adicional

Benson, Sonia y Deborah J. Baker. Primeras civilizaciones en las Américas. Detroit, MI: U-X-L, 2005.

Bouysse-Cassagne, Thérèse y Thierry Saignes. Saberes y memorias en los Andes: In memoriam Thierry Saignes. París: Institut des hautes études de l'Amérique latine Lima: Institut français d'études andines, 1997.

Curl, John. Antiguos poetas americanos. Tempe, AZ: Bilingual Review Press, 2005.

de Diez Canseco, María Rostworowski. Pachacutec Inca Yupanqui. Lima: IEP, Instituto de Estudios Peruanos, 2001.

Espinosa Apolo, Manuel. Hablan los Incas: Crónicas de Collapiña, Supno, Inca Garcilaso, Felipe Guamán Poma, Titu Cusi y Juan Santacruz Pachacuti. Quito, Ecuador: Taller de Estudios Andinos, 2000.

Nishi, Dennis. El imperio inca. San Diego, CA: Lucent Books, 2000.

Saunders Nicholas J. La Ciudad Inca del Cuzco. Milwaukee, WI: Biblioteca mundial de almanaques, 2005.

Urbano, Enrique y Sánchez, Ana. Antigüedades del Perú. Madrid: Historia 16, 1992.


Pachacuti Inca Yupanqui

Pachacuti Inca Yupanqui (a menudo simplemente Pachacuti o Pachacutec) fue el noveno gobernante Inca (r. 1438-1471 EC) que fundó su imperio con conquistas en el Valle del Cuzco y más allá. A Pachacuti también se le atribuye la fundación del sitio de Machu Picchu.

El título del gobernante inca Pachacuti, que se dio a sí mismo en su acceso, significa 'Inversor del mundo' o 'Sacudidor de la tierra', y los incas usaron la misma palabra para referirse al evento que cambió la época o tiempo y espacio 'que creían que ocurría regularmente a lo largo de la historia. Un título bastante apropiado, entonces, para un gobernante que puso a su pueblo en el camino de la prosperidad y la creación de un imperio que eventualmente sería el más grande jamás visto en América.

Anuncio publicitario

Ascender al poder

Según la semilegendaria historia temprana de los incas, Pachacuti saltó a la fama cuando sus vecinos guerreros, los chanca, atacaron Cuzco a principios del siglo XV d.C. El gobernante inca de la época, Viracocha Inca, y su hijo Inca Urco resultaron ineficaces para hacer frente a esta amenaza y huyeron de la ciudad. El joven príncipe Pachacuti (conocido entonces como Cusi Yupanki) y un pequeño grupo de guerreros leales, inspirados por una visión de una tablilla brillante enviada por el dios del sol Inti, decidieron quedarse y resistir. Aún así, las cosas parecían desesperadas y Pachacuti pidió a los dioses que lo ayudaran más que enviar mensajes de apoyo. Esto lo hicieron transformando las rocas que se extendían por el lugar en guerreros incas. Con este ejército, Pachacuti expulsó a los chanca del Cuzco. En agradecimiento por esta ayuda divina, el líder colocó a los guerreros de piedra (Pururaucas) en los santuarios sagrados de la ciudad.

Construyendo un Imperio

Pachacuti fue el primer gobernante inca en tener ambiciones más allá de Cuzco, y conquistó territorios en el Valle de Cuzco (Huantanay) y más allá, comenzando así el imperio Inca que crecería y duraría hasta la conquista española de 1532 EC. Primero, a todos los hablantes de la lengua inca, quechua, se les otorgó la ciudadanía, un estatus privilegiado que disfrutarían sobre todos los pueblos conquistados y que les dio el derecho a ocupar todos los cargos gubernamentales y administrativos importantes.

Anuncio publicitario

Moviéndose hacia el sureste, Pachacuti conquistó la cuenca del lago Titicaca, incluidas las culturas de los Colla y Lupaqa. Pachacuti luego se retiró a Cuzco mientras sus hermanos y su hijo, Tupac Inca Yupanqui (con quien pudo haber co-gobernado), se les dio la tarea de continuar la conquista de los Andes, quizás haciendo sus primeras incursiones al sur en Ecuador y la civilización chimú. Al concentrarse en el gobierno, a Pachacuti se le atribuye la introducción de los diversos aparatos de estado que garantizarían que los incas pudieran continuar su dominación regional a largo plazo.

Gobierno y Cuzco

El gobernante Inca (Sapa) introdujo sistemas de tributos e impuestos que los pueblos conquistados pagaban en forma de bienes o de trabajo. Esto hizo que los incas fueran impopulares, pero se utilizaron de manera productiva para crear una extensa red de carreteras que unía pueblos y lugares sagrados. Un sistema de casas de almacenamiento (qollqa) también se construyeron y repartieron por todo el imperio para garantizar un suministro abundante de alimentos incluso en épocas de bajo rendimiento agrícola. En un esfuerzo por simplificar la sucesión real, Pachacuti instigó el sistema de un gobernante que nominaba a su esposa principal, de quien se extraerían los herederos al trono. Pachacuti hizo que los historiadores registraran los episodios importantes de la historia inca en tablas pintadas, que luego se guardaban para la posteridad en un edificio de la capital donde nadie sin autorización podía entrar. Finalmente, fijó el calendario de días de mercado y festivos.

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Con sus conquistas y sus ingresos más seguros, Pachacuti, tal vez después de una visita inspiradora al monumental Tiwanaku, se dedicó a engrandecer su capital y reemplazar sus numerosas estructuras de tierra con trabajos en piedra impresionantemente elaborados. Drenaba la zona norte de Cuzco y allí construía un nuevo centro ceremonial y se construía él mismo un palacio conocido como Kunturkancha. También reconstruyó el Templo de Inti en el complejo de Coricancha y comenzó la construcción de la fortaleza de Sacsayhuaman que protegería el acceso norte a Cuzco. Pachacuti construyó sitios de ciudad-templo-fortaleza en otros lugares estratégicamente importantes como Pisac y Ollantaytambo en ambos extremos del Valle de Urubamba y muchas estaciones de paso en los puestos avanzados del imperio como Tambo Colorado en la costa.

Machu Picchu

Pachacuti Inca Yupanqui probablemente fundó Machu Picchu (que significa 'colina vieja') c. 1450 CE. El propósito del sitio no está acordado por los eruditos y puede haber sido una fortaleza, un refugio imperial, un símbolo del poder inca en beneficio de los lugareños conquistados o un recinto ceremonial. Quizás el papel más probable fue este último, ya que la mayor parte de la arquitectura se diseñó con fines religiosos, y es posible que las fortificaciones del sitio se hayan implementado para garantizar que solo unos pocos elegidos pudieran ingresar a este sitio sagrado. En apoyo adicional de esta interpretación, se descubrió una carretera que unía el sitio con varios asentamientos residenciales a lo largo del valle. La ciudad tenía capacidad para alrededor de 1,000 residentes en su apogeo y se clasificó entre los sitios más sagrados para los incas. A la muerte del gobernante, la propiedad del sitio pasó a los sucesores de la familia de Pachacuti. El sitio fue abandonado por los incas poco antes de que Pizarro y los conquistadores españoles llegaran a América del Sur, quienes nunca se tropezaron con él.

Anuncio publicitario

Muerte y entierro

El gobernante Inca murió en 1471 EC y, de acuerdo con sus deseos, los Incas estuvieron de luto durante un año entero. Luego llevaron a cabo una celebración de un mes de su gran líder durante la cual sus artículos personales se exhibieron por los rincones del imperio, se organizó una batalla simulada en Cuzco y se sacrificaron 2.000 llamas. Se sacrificaron mil llamas más alrededor del imperio y, así también, se sacrificaron niños en todos los lugares que el gobernante había visitado en vida.

Pachacuti fue momificado y puede haber sido enterrado en un santuario conocido como Patallacta en Kenko (Q'enqo ') en las alturas sobre Cuzco. Incluso después de la muerte, el gobernante continuó siendo venerado y su momia (Mallki), junto con otros gobernantes del pasado, recibió regularmente salidas al mundo exterior donde fue alimentado ritualmente e incluso, en ocasiones, 'consultado' en tiempos de conflictos políticos. Además, el cabello y las uñas del Inca se incorporaron a una estatua sagrada de él, y el gran pabellón de caza de piedra de Pachacuti en Tambo Machay, justo encima de Cuzco, se convirtió en un sitio sagrado o huaca. En los archivos oficiales del estado Inca, tal era su estatura y logros, que casi todos los desarrollos significativos en el arte de gobernar y el imperio se le atribuían a Pachacuti.

Anuncio publicitario

Tupac Inca Yupanqui asumió como Sapa Inca y continuó con los planes imperiales de su padre, y finalmente duplicó el tamaño del imperio. En 1559 d.C., los españoles descubrieron la momia de Pachacuti, que los incas habían ocultado en secreto después de la conquista. Fue enviado a Lima por Juan Polo de Ondegardo pero se perdió en tránsito o tal vez simplemente se destruyó como tantos otros símbolos de la cultura Inca.


El Gran Sapa Inca

Aproximadamente desde el siglo XIII, alrededor del área de la ciudad de Cuzco, en lo que hoy es el Perú, vive un gran y poderoso pueblo quechua, conocido como los incas que gobernaron un imperio que eventualmente incluyó a todo el occidente de América del Sur. Gobernaron sin piedad durante unos doscientos o trescientos años hasta que los conquistadores españoles, liderados por Francisco Pizarro, llegaron y los conquistaron en 1532. Luego ya no existieron cuando se casaron con los españoles y se desvanecieron.

Pero, mucho antes del fin de los incas, llegó su mayor líder y fundador del imperio, Pachacuti Inca Yupanqui(también Pachacutec) conocido por todos como Pachacuti. Fue el noveno Sapa Inca (emperador) y gobernó desde 1438-1471 en el Reino de Cuzco. Pero, durante su reinado, transformó el Reino del Cuzco enTawantinsuyu, conocido como el Imperio Inca. La mayoría de los arqueólogos de hoy en día creen que Machu Picchu, el famoso sitio Inca en la Cordillera de los Andes, fue construido como una propiedad para Pachacuti.

Pachacuti es un nombre quechua que significa "El que sacude la tierra", que es exactamente lo que hizo Pachacuti para convertirse en gobernante y convertir su reino en un imperio. Yupanqui, en quechua, significa `` con honor ''. Pachacuti finalmente se apoderó del pueblo Chimú, otro pueblo peruano sudamericano para ganar las tierras que buscaba.Su reinado fue una era de conquista y en tres generaciones expandió su dominio para abarcar casi todo el mundo. del oeste de América del Sur.

Irónicamente, se suponía que Pachacuti no iba a suceder a su padre, Inca Viracocha, como Sapa Inca, pero sus grandes habilidades guerreras derrotaron al archienemigo Inca & aposs, los Chancas, y se ganó el apoyo de su pueblo y el reconocimiento de su padre y se convirtió en el príncipe heredero. y gobernante conjunto de los incas.

Muchos de los monumentos que quedan en el área de Cuzco hoy, como el gran templo del sol, Coricancha, y la gran fortaleza, Sacsayhuaman, fueron construidos durante su reinado. Su gobierno imperial inca fue muy autoritario y represivo.

Después de conquistar la mayor parte del oeste de América del Sur, Pachacuti inició un extenso sistema de carreteras en todo su imperio para unir todas las vastas tierras y consolidar su poder. Irónicamente, es este enorme sistema de carreteras el que finalmente trajo la enfermedad de la viruela y otras enfermedades al imperio y, finalmente, devastó la civilización inca en el 1500 y aposs, lo que ayudó a los españoles en su conquista de los incas.

Pachacuti continuó su sucesión con su segundo hijo, Tupac Inca Yupanqui. Su primer hijo, Amaru Yupanqui, fue inicialmente elegido para ser el sucesor de Pachacuti & aposs, pero él no era un guerrero, por lo que Tupac se convirtió en el Sapa Inca tras la muerte de Pachacuti & aposs. Pachacuti finalmente murió de una enfermedad en 1471 y Tupac se convirtió en Sapa Inca.

Machu Picchu cuya construcción se inició durante el reinado Inca de Pachacuti y aposs.

Piedra Intihuatana, & quottie up the sun & quot, en Machu Picchu.


    Machu Picchu en lo alto de la Cordillera de los Andes del Perú. En lo alto de las montañas cubiertas de niebla de los Andes del Perú se encuentra Machu Picchu, la gran residencia real del gran pueblo indígena del Perú, los Incas, que vivieron allí durante el siglo XV. Los Incas, de ..

Comuníquese con un experto en viajes de Perú

Al planificar su recorrido por Machu Picchu, recuerde decirle a su Asesor de viajes que desea aprender y ver cosas relacionadas con Pachucuti. Diseñarán un viaje muy especial para comprobar lo mejor de su legado e imperio. Incluso pueden guiarlo para obtener algunos antecedentes y leer un poco sobre él antes de su viaje para que esté listo para expandir su horizonte y conocimiento en su viaje a Perú.

¡Manténgase al día con las últimas noticias de viajes de América del Sur visitando nuestro blog! Envíenos un correo electrónico o llámenos hoy para comenzar a planificar el viaje de sus sueños a Sudamérica.


Contenido

Los incas tienen cuatro tipos de origen

En uno, Tici Viracocha de Colina de las Ventanas en Paqariq Tampu envió a sus cuatro hijos y cuatro hijas a establecer una aldea. En el camino, Sinchi Roca nació de Manco y Ocllo, y Sinchi Roca es la persona que finalmente los condujo al valle del Cuzco donde fundaron su nueva aldea. Allí Manco se convirtió en su líder y se hizo conocido como Manco Cápac. [1] En otro mito de origen, el dios sol Inti ordenó a Manco Cápac y Mama Ocllo emerger de las profundidades del lago Titicaca y fundar la ciudad de Cuzco. Viajaron por cuevas hasta llegar al Cuzco donde establecieron Hurin Cuzco, o la primera dinastía del Reino del Cuzco. En un tercer mito de origen, un dios inca del sol le dijo a su esposa que estaba solo. Ella propuso que creara una civilización para adorarlo y hacerle compañía. Vio esto como un plan sabio y lo llevó a cabo. Los incas nacieron en el lago Cusco y poblaron los Andes y adoraron a su dios sol. En el último mito de origen, Manco Cápac, que era el hijo del sol, y su hermana Mama Occlo, la hija de la luna, fueron enviados por el sol a buscar un lugar para construir un imperio. Debían saber cuándo estaban en el lugar correcto llevando consigo una vara especial en todo momento. Dondequiera que la vara se hundiera en el suelo, allí era donde debían crear una nueva ciudad. La vara se hundió en el suelo en Cuzco.

El conocimiento de estos mitos se debe a la tradición oral ya que los incas no tenían escritura. Manco Cápac, quien se convirtió en el líder de su tribu, probablemente existió, a pesar de la falta de evidencia sólida. La evidencia arqueológica parece indicar que los incas eran una tribu relativamente poco importante hasta la época de Sinchi Roca, también llamado Cinchi Roca, quien es la primera figura de la mitología inca cuya existencia puede sustentarse históricamente.

El pueblo Inca comenzó como una tribu en el área de Cusco alrededor del siglo XII. Bajo el liderazgo de Manco Cápac, formaron la pequeña ciudad-estado de Cusco Quechua Qosqo.

En 1438, bajo el mando de Sapa Inca (líder supremo) Pachacuti, cuyo nombre significaba "sacudidor del mundo", comenzaron una expansión de gran alcance. La tierra que conquistó Pachacuti era aproximadamente la mitad de la cordillera de los Andes.

Pachacuti reorganizó el reino de Cusco en un imperio, el Tahuantinsuyu, un sistema federalista que consistía en un gobierno central con el Inca a la cabeza y cuatro gobiernos provinciales con líderes fuertes: Chinchasuyu (NW), Antisuyu (NE), Kuntisuyu (SW) y Qullasuyu (SE). También se cree que Pachacuti construyó Machu Picchu, ya sea como hogar familiar o como retiro. [ cita necesaria ]

Pachacuti enviaría espías a las regiones que quería en su imperio, quienes informarían sobre su organización política, poderío militar y riqueza. Luego enviaba mensajes a los líderes de estas tierras ensalzando los beneficios de unirse a su imperio, ofreciéndoles regalos de artículos de lujo como textiles de alta calidad y prometiéndoles que serían materialmente más ricos como gobernantes súbditos del Inca. La mayoría aceptó el gobierno de los incas como un hecho consumado y accedió pacíficamente. Los hijos del gobernante serían luego llevados a Cuzco para aprender sobre los sistemas de administración inca, y luego regresarían para gobernar sus tierras nativas. Esto permitió al Inca adoctrinar a los hijos del ex gobernante en la nobleza Inca y, con suerte, casar a sus hijas con familias en varios rincones del imperio.

Era tradicional que el hijo del Inca encabezara el ejército. El hijo de Pachacuti, Túpac Inca, comenzó las conquistas hacia el norte en 1463 y las continuó como Inca después de la muerte de Pachucuti en 1471. Su conquista más importante fue el Reino de Chimor, el único rival serio del Inca para el costa del Perú. El imperio de Túpac Inca se extendía hacia el norte hasta los actuales Ecuador y Colombia.

El hijo de Túpac Inca, Huayna Cápac, agregó un territorio significativo al sur. En su apogeo, el Tahuantinsuyu incluía Perú, el suroeste de Ecuador, el centro occidental y sur de Bolivia, el noroeste de Argentina, el norte de Chile y una pequeña parte del suroeste de Colombia.

Tahuantinsuyu era un mosaico de idiomas, culturas y pueblos. Los componentes del imperio no eran todos uniformemente leales, ni las culturas locales estaban completamente integradas. The portions of the Chachapoya that had been conquered were almost openly hostile to the Inca, and the Inca nobles rejected an offer of refuge in their kingdom after their troubles with the Spanish. For instance, the Chimú used money in their commerce, while the Inca empire as a whole had an economy based on exchange and taxation of luxury goods and labour (it is said that Inca tax collectors would take the head lice of the lame and old as a symbolic tribute).

Economic productivity was based on collective labor which was organized in order to benefit the whole community. The ayni was used to help individual members of the community in need, such as a sick member of the community. The Minka or teamwork represented community service and the Mita was the tax paid to the Inca in the form of labor. The Inca did not use currency, economic exchanges were by reciprocity and took place in markets called catus.

Spanish conquistadors led by Francisco Pizarro explored south from Panama, reaching Inca territory by 1526. It was clear that they had reached a wealthy land with prospects of great treasure, and after one more expedition (1529), Pizarro traveled to Spain and received royal approval to conquer the region and be its viceroy.

At the time the Spanish returned to Peru, in 1532, a war of succession between Huayna Capac's sons Huáscar and Atahualpa and unrest among newly conquered territories—and perhaps more they were said to have hidden a city or gold in a vault. Significantly, smallpox, which had spread from Central America—had considerably weakened the empire.

Pizarro did not have a formidable force with just 170 men, 1 cannon and only 27 horses, he often needed to talk his way out of potential confrontations that could have easily wiped out his party. Their first engagement was the battle of Puná, near present-day Guayaquil, Ecuador Pizarro then founded the city of Piura in July 1532. Hernando de Soto was sent inland to explore the interior, and returned with an invitation to meet the Inca, Atahualpa, who had defeated his brother in the civil war and was resting at Cajamarca with his army of 80,000 troops.

Pizarro met with the Inca, who had brought only a small retinue, and through interpreters demanded that he convert to Christianity. A widely disputed legend claims that Atahualpa was handed a Bible and threw it on the floor, the Spanish supposedly interpreted this action as adequate reason for war. Though some chroniclers suggest that Atahualpa simply didn't understand the notion of a book, others portray Atahualpa as being genuinely curious and inquisitive in the situation. Regardless, the Spanish attacked the Inca's retinue (see Battle of Cajamarca), capturing Atahualpa.

Thereby, the victory of the comparatively small Spanish force can be attributed to the presence of Spanish horses, which were unknown to the Inca before the arrival of Pizarro, as well as to the usage of guns and cannons by the Spanish men. Furthermore, the local educational investments, which had an impact on economic growth and development, did not equal those of the Spaniards, with the numeracy level of Peruvian Inca Indios amounting to half the numeracy level of Spanish invaders. [2]

Pizarro used the capture of Atahualpa to gain gold as a ransom. Atahualpa offered the Spaniards enough gold to fill the room he was imprisoned in, and twice that amount of silver. The Incas fulfilled this ransom. Over four months, almost 8 tons of gold was collected. Pizarro was supposed to let the ruler of the Incas free once the ransom was paid, but he refused to release the Inca after that and instead had him strangled in public. During Atahualpa's imprisonment Huáscar was assassinated. The Spanish maintained that this was at Atahualpa's orders this was one of the charges used against Atahualpa when the Spanish finally decided to put him to death, in August 1533.

The Spanish installed his brother Manco Inca Yupanqui in power for some time Manco cooperated with the Spanish, while the Spanish fought to put down resistance in the north. Meanwhile, an associate of Pizarro's, Diego de Almagro, attempted to claim Cusco for himself. Manco tried to use this intra-Spanish feud to his advantage, recapturing Cusco (1536), but the Spanish retook the city.

Manco Inca then retreated to the mountains of Vilcabamba and founded the Neo-Inca State, where he and his successors ruled for another 36 years, sometimes raiding the Spanish or inciting revolts against them. In 1572 the last Inca stronghold was discovered, and the last ruler, Túpac Amaru, Manco's son, was captured and executed, bringing the Inca empire to an end.

After the fall of Tahuantinsuyu, the new Spanish rulers repressed the people and their traditions. Many aspects of Inca culture were systematically destroyed, including their sophisticated farming system. The Spanish used the Inca mita (mandatory public service) system to get labourers for mines and plantations. One member of each family was forced to work in the gold and silver mines, the foremost of which was the silver mine at Potosí. When one family member died, which would usually happen within a year or two, the family would be required to send a replacement.

The major languages of the empire, Quechua and Aymara, were employed by the Catholic Church to evangelize in the Andean region. In some cases, these languages were taught to peoples who had originally spoken other indigenous languages. Today, Quechua and Aymara remain the most widespread Amerindian languages.

The legend of the Inca has served as inspiration for resistance movements in the region. These include the 1780 rebellion led by Tupac Amaru II against the Spanish, as well as contemporary the guerrilla movements Túpac Amaru Revolutionary Movement (MRTA) and Sendero Luminoso in Peru and Tupamaros in Uruguay.


Machu picchu information

Machu Picchu is also one of the Inca's best kept secrets, since they did not left written records and Spanish chronicles make no mention of the citadel, it remains a mystery. It was discovered only in 1911 by the American Yale professor Hiram Bingham. The building style is "late imperial Inca" thought to have been a sanctuary or temple inhabited by high priests and the "Virgins of the Sun" (chosen women). Excavations revealed that of the 135 skeletons found,109 were women. No signs of post Conquest occupation were unearthed.


Inca Empire

When the Spanish arrived on the west coast of South America in the 1500s, a large portion of the region was ruled by the powerful and sophisticated Inca Empire. The Empire had ruled much of the region since the early 1400s. The center of the Inca Empire was the city of Cusco.

2500 BC - Around this time people in the region began farming. They grew potatoes, corn, cotton, and other crops. They also started forming villages.

900 BC - The Chavin civilization begins to form in the northern Andes highlands.

850 BC - The Chavin build the city and temple of Chavin de Huantar. It is located around 160 miles north of where Lima, Peru is today.

700 BC - The Paracas civilization begins to form.

200 BC - The Chavin civilization collapses.

100 AD - The Nazca civilization begins to flourish. The Nazca are known for their complex textiles and ceramics. They are also famous for the Nazca Lines drawn in the desert floor. These lines form the shapes of large animals when viewed from the air.

200 AD - The Paracas civilization collapses.

600 AD - The Huari civilization begins to form in the area.

800 AD - The Nazca and Moche civilizations come to an end.

1000 d.C. - Many more cultures begin to form in the area during this time including the Chimu.

1200 AD - The Chimu build their capital city Chan Chan.

1200 AD - The Inca tribe, led by Manco Capac, founded the city of Cuzco in the Cuzco Valley region.

1200 AD to 1400 AD - The Inca live in and around the city-state of Cuzco. During this period of time they do not try to expand their area of control.

1438 AD - Pachacuti Inca Yupanqui becomes the leader of the Inca. He begins to conquer nearby tribes and expand the control of the Inca Empire. He reorganizes the government into the Tawantinsuyu and builds the city of Machu Picchu.

1471 AD - Tupac Inca Yupanqui, Pachacuti's son, becomes emperor. He will greatly expand the Inca Empire.

1476 AD - Emperor Tupac defeats the Chuma Empire and their lands become part of the Inca Empire.

1493 AD - Huayna Capac, Tupac's son, becomes emperor. The Inca Empire will reach its peak under the reign of Huayna Capac.

Decline and Fall of the Inca Empire

1525 AD - Emperor Huayna Capac dies from a plague. This was likely smallpox brought by the Spanish conquistadors. A large portion of the Inca population will die from smallpox and other diseases over the next several years.

1525 AD - The sons of Emperor Huayna, Atahualpa and Huascar, fight over the crown. The Inca Empire fights a civil war for the next five years.

1532 AD - Atahualpa defeats Huascar and becomes the emperor. At the same time, Spanish conquistador Francisco Pizarro arrives in Peru. Pizarro captures Atahualpa and holds him for ransom.

1533 AD - The Spanish execute Atahualpa and install Manco Inca as Emperor.

1535 AD - Francisco Pizarro founds the city of Lima, Peru and names it the capital of the region.

1537 AD - Manco Inca flees to Vilcabamba and forms an Inca government separate from the Spanish.

1541 AD - Francisco Pizarro is killed.

1572 AD - The Spanish execute the last of the Inca emperors, Tupac Amaru, signaling the end of the Inca Empire.


Sucesión

Pachacuti's given name was Cusi Yupanqui and he was not supposed to succeed his father Inca Viracocha who had appointed his brother Urco as crown prince. However in the midst of an invasion of Cuzco by the Chankas, the Incas' traditional tribal archenemies, Pachacuti had a real opportunity to demonstrate his talent. While his father and brother fled the scene, Pachacuti rallied the army and prepared for a desperate defense of his homeland. In the resulting battle, the Chankas were defeated so severely that legend tells even the stones rose up to fight on Pachacuti's side. Thus "The Earth Shaker" won the support of his people and the recognition of his father as crown prince after the death of Urco. [3] :61,65,71,

Pachacuti rebuilt much of Cusco, designing it to serve the needs of an imperial city and as a representation of the empire. Cada suyu had a sector of the city, centering on the road leading to that province nobles and immigrants lived in the sector corresponding to their origin. Each sector was further divided into areas for the Hanan (upper) and hurin (lower) moieties. Many of the most renowned monuments around Cuzco, such as the great sun temple Qurikancha, were rebuilt during Pachacuti's reign. [3] :66–69,75

Despite his political and military talents, Pachacuti did not improve the system of succession. His son became the next Inca without any known dispute after Pachacuti died in 1471 due to a terminal illness, but in future generations, the next Inca had to gain control of the empire by winning enough support from the apos, priesthood, and military to win a civil war or intimidate anyone else from trying to wrest control of the empire.

Pachacuti is also credited with having displaced hundreds of thousands in massive programs of relocation and resettling them to colonize the most remote edges of his empire. These forced colonists were called mitimaes and represented the lowest place in the Incan social hierarchy. The Incan imperial government was highly authoritative and repressive. [3] :70,72–74,76–85

He sent his son Tupac Inca Yupanqui an army to repeat his conquests and tyranny, and extend his realm to Quito. Pachacuti then built irrigating channels, cultivated terraces, made roads and hospices. The Road of the Inca stretched from Quito to Chile. [3] :89,91–92

Pachacuti was a poet and the author of the SituaSacred Hymns of the city purification ceremony. Pedro Sarmiento de Gamboa attributed one song to Pachacuti on his deathbed: [3] :95 "I was born as a lily in the garden, and like the lily I grew, as my age advanced / I became old and had to die, and so I withered and died." [5]


Ver el vídeo: Cuzco- Império Inca- Peru- patrimonio da humanidade (Octubre 2021).