Noticias

Este día en la historia: 18/08/1991 - Golpe de Estado contra Gorbachov

Este día en la historia: 18/08/1991 - Golpe de Estado contra Gorbachov

En un video de Este día en la historia, el presentador Russ Mitchell nos lleva a través de la historia del 18 de agosto. En este día de 1896, el editor Arthur Oaks se hizo cargo de un periódico en quiebra: The New York Times. En este día de 1920, las mujeres ganaron el derecho al voto cuando Tennessee ratificó la 19ª enmienda. Además, en este día de 1991, el ejército ruso dio un golpe de estado.


El intento de golpe

Los rumores de un golpe de estado contra Gorbachov abundaban en Moscú durante la primavera y el verano de 1991. Los militares, la KGB y los comunistas conservadores se alarmaron por el giro de los acontecimientos. Querían un liderazgo central fuerte para mantener unida y comunista a la Unión Soviética. Gorbachov tenía poco que temer del Partido Comunista. Había reducido drásticamente el poder del Politburó en el 28º Congreso del Partido en junio de 1990, pero tuvo que admitir el surgimiento de un Partido Comunista Ruso. Este estaba dominado por el aparato del partido y resultó ser un tigre desdentado. Como se supo finalmente, la KGB organizó un golpe de estado y se programó para evitar la firma de un tratado de unión el 20 de agosto que habría fortalecido a las repúblicas y debilitado el centro.

El 18 de agosto de 1991, una delegación visitó a Gorbachov en su dacha de verano en Foros, Crimea. La delegación exigió la renuncia de Gorbachov y el reemplazo por Gennady Yanayev, el vicepresidente. Cuando Gorbachov se negó, fue hecho prisionero mientras los líderes del golpe, convocados a la Comisión Extraordinaria y guiados por el jefe de la KGB Vladimir Kryuchkov, declararon que Gorbachov se había visto obligado a renunciar por razones de salud. Mientras la comisión intentaba apoderarse del país, Yeltsin llegó al edificio del parlamento ruso, desde donde, a partir del 19 de agosto, declaró el golpe de Estado como un intento de aplastar a Rusia, pidió el regreso de Gorbachov y pidió el apoyo popular. La falta de decisión por parte de los líderes golpistas llevó a un apoyo cada vez mayor al presidente ruso, incluso algunos soldados y unidades de tanques se volvieron para defender el edificio del parlamento, y algunos altos oficiales militares se pusieron del lado de Yeltsin. Solo hubo tres muertes en Moscú antes del colapso del golpe el 21 de agosto.


Los extremistas soviéticos lanzan un golpe de Estado contra Gorbachov

El 18 de agosto de 1991, el presidente soviético Mikhail Gorbachev es puesto bajo arresto domiciliario durante un golpe de estado por parte de miembros de alto rango de su propio gobierno, fuerzas militares y policiales.

Desde que se convirtió en secretario del Partido Comunista en 1985 y presidente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1988, Gorbachov había llevado a cabo reformas integrales del sistema soviético. Combinatorio perestroika ("Reestructuración") de la economía, incluido un mayor énfasis en las políticas de libre mercado, y glasnost ("Apertura") en la diplomacia, mejoró enormemente las relaciones soviéticas con las democracias occidentales, particularmente los Estados Unidos. Mientras tanto, sin embargo, dentro de la URSS, Gorbachov enfrentó poderosos críticos, incluidos políticos conservadores y de línea dura y oficiales militares que pensaban que estaba conduciendo a la Unión Soviética hacia su caída y convirtiéndola en una potencia de segunda categoría. En el otro lado estaban los reformadores aún más radicales, en particular Boris Yeltsin, presidente de la república socialista más poderosa, Rusia, que se quejaba de que Gorbachov simplemente no estaba trabajando lo suficientemente rápido.

El golpe de agosto de 1991 lo llevaron a cabo los elementos de línea dura dentro de la propia administración de Gorbachov, así como los jefes del ejército soviético y la KGB, o policía secreta. Detenido en su casa de vacaciones en Crimea, fue puesto bajo arresto domiciliario y presionado para que presentara su renuncia, lo que se negó a hacer. Afirmando que Gorbachov estaba enfermo, los líderes golpistas, encabezados por el exvicepresidente Gennady Yanayev, declararon el estado de emergencia e intentaron tomar el control del gobierno.

Yeltsin y sus partidarios del parlamento ruso intervinieron y pidieron al pueblo ruso que atacara y protestara por el golpe. Cuando los soldados intentaron arrestar a Yeltsin, encontraron el camino al edificio parlamentario bloqueado por civiles armados y desarmados. El propio Yeltsin se subió a un tanque y habló a través de un megáfono, instando a las tropas a no volverse contra el pueblo y condenando el golpe como un "nuevo reinado del terror". Los soldados retrocedieron, algunos de ellos eligieron unirse a la resistencia. Después de que miles de personas salieron a las calles para manifestarse, el golpe colapsó después de solo tres días.

Gorbachov fue liberado y trasladado en avión a Moscú, pero su régimen recibió un golpe mortal. Durante los meses siguientes, disolvió el Partido Comunista, otorgó la independencia a los estados bálticos y propuso una federación más flexible y basada en la economía entre las repúblicas restantes. En diciembre de 1991, Gorbachov dimitió. Yeltsin capitalizó su derrota del golpe, emergiendo de los escombros de la ex Unión Soviética como la figura más poderosa de Moscú y el líder de la recién formada Comunidad de Estados Independientes (CEI).


El golpe de agosto

Como en 1917, cuando el general Lavr Kornilov intentó hacer retroceder la marea de la revolución lanzando lo que resultó ser un golpe fallido, en agosto de 1991 fue el mes en que un grupo de ocho funcionarios soviéticos de alto rango se declararon a sí mismos un Comité Estatal para el Estado. de Emergencia e intentó tomar las riendas del poder político. En ambos casos, el hecho de no derrocar al gobierno existente redundó no en su beneficio, sino en las fuerzas que fueron más persuasivas al reclamar la responsabilidad de sofocar el golpe. En 1917 fueron los Guardias Rojos movilizados por los bolcheviques en 1991, fue Boris Eltsin, presidente de la Federación de Rusia, cuya resistencia demostrativa al golpe aumentó su apoyo popular.

El golpe de agosto de 1991 se programó para evitar la firma del nuevo Tratado de Unión que habría reformulado fundamentalmente la relación entre el centro y las repúblicas a favor de estas últimas, y estaba previsto para el 20 de agosto. El 18 de agosto, un grupo de cinco Funcionarios militares y estatales llegaron a la casa de vacaciones presidencial de Gorbachov en Foros, en la costa de Crimea, para intentar persuadirlo de que respaldara una declaración de estado de emergencia. La airada negativa de Gorbachov a hacerlo fue el primer indicio de que los golpistas habían calculado mal. Los líderes del golpe, los ocho miembros del Comité de Estado que emitieron la declaración fueron Oleg Baklanov, jefe adjunto del Consejo de Seguridad de Gorbachov y el representante más importante del complejo militar-industrial en el liderazgo, Vladimir Kriuchkov (jefe de KGB), Dmitrii Iazov (Ministro de Defensa), Valentin Pavlov (Primer Ministro), Boris Pugo (Ministro del Interior), Gennadii Ianaev (Vicepresidente), Vasilii Starodubtsev (jefe de la Unión de Campesinos y # 8217, un grupo de presión política opuesto al desmantelamiento de granjas colectivas), y Aleksandr Tiziakov, un destacado representante de la industria estatal. Por lo tanto, incluían a varias personas que Gorbachov había designado y en las que había confiado para recibir consejo y consejo, especialmente durante su & # 8220 giro a la derecha & # 8221 en el invierno de 1990-91.

Mientras Gorbachov permanecía prácticamente prisionero, el Comité Estatal ordenó la salida de tanques y otros vehículos militares a las calles de la capital y anunció por televisión que tenían que actuar porque Gorbachov estaba enfermo e incapacitado. Algunos de los líderes de las repúblicas & # 8217 estuvieron de acuerdo con el golpe, otros adoptaron un enfoque de esperar y ver qué pasaba. Algunos declararon inconstitucional el golpe. Entre ellos estaba Eltsin, que se dirigió a la Casa Blanca, el edificio del parlamento ruso y, con las cámaras de CNN en marcha, montó un tanque inutilizado para reunir a los partidarios de la democracia. Los soldados y las unidades de élite de la KGB que el Comité Estatal ordenó salir a las calles se negaron a disparar o dispersar a los manifestantes. Para el 21 de agosto, los líderes del golpe se habían rendido. Un Gorbachov exhausto regresó a Moscú para encontrarlo totalmente transformado. Cuando visitó el parlamento ruso, el bastión de Eltsin, fue humillado por Eltsin y burlado por los diputados. A regañadientes, aceptó la disolución del Partido Comunista por parte de Eltsin, que fue considerado responsable del golpe y renunció como secretario general del partido. Eltsin procedió entonces a abolir o apoderarse de las instituciones de la ahora moribunda Unión Soviética.


"Las Crónicas de Charbor"

Una vez más, conviene reiterar, que esta no pretende ser una historia muy extensa de lo sucedido en este día (ni es la más original, los enlaces se pueden encontrar más abajo). Si sabe algo que me estoy perdiendo, por supuesto, envíeme un correo electrónico o deje un comentario, ¡y hágamelo saber!

http://www.history.com/this-day-in-history


18 de agosto de 1227: Genghis Khan muere

Genghis Khan, el líder mongol que forjó un imperio que se extendía desde la costa este de China hacia el oeste hasta el mar de Aral, muere en el campamento durante una campaña contra el reino chino de Xi Xia. El gran Khan, que tenía más de 60 años y estaba deteriorado, pudo haber sucumbido a las lesiones sufridas durante la caída de un caballo el año anterior.

Genghis Khan nació como Temujin alrededor de 1162. Su padre, un cacique menor de los mongoles, murió cuando Temujin estaba en su adolescencia. Temujin lo sucedió, pero la tribu no obedecía a un jefe tan joven. Abandonada temporalmente, la familia de Temujin se vio obligada a valerse por sí misma en el desierto de las Estepas.

Al final de su adolescencia, Temujin se había convertido en un guerrero temido y una figura carismática que comenzó a reunir seguidores y a forjar alianzas con otros líderes mongoles. Después de que su esposa fuera secuestrada por una tribu rival, Temujin organizó una fuerza militar para derrotar a la tribu. Con éxito, se volvió contra otros clanes y tribus y se dispuso a unir a los mongoles por la fuerza. Muchos guerreros vinieron voluntariamente a su lado, pero los que no lo hicieron fueron derrotados y luego se les ofreció la opción de obedecer o morir. La nobleza de las tribus conquistadas fue generalmente ejecutada. En 1206, Temujin era el líder de una gran confederación mongol y se le concedió el título de Genghis Khan, traducido como "Gobernante Oceánico" o "Gobernante Universal".

Khan promulgó un código de conducta y organizó sus ejércitos en un sistema de 10: 10 hombres por escuadrón, 10 escuadrones por compañía, 10 compañías por regimiento y 10 regimientos por "Tumen", una temible unidad militar compuesta por 10,000 jinetes. Debido a su naturaleza nómada, los mongoles pudieron criar muchos más caballos que las civilizaciones sedentarias, que no podían permitirse sacrificar tierras de cultivo por grandes pastos de cría. Todos los guerreros de Khan estaban montados, y la mitad de cualquier ejército estaba formado por soldados con armadura que empuñaban espadas y lanzas. Los arqueros de caballería ligera llenaron la mayor parte de las filas restantes. La familia de Khan y otros miembros de confianza del clan dirigieron estos ejércitos de gran movilidad y, en 1209, los mongoles estaban en movimiento contra China.

Usando una extensa red de espías y exploradores, Khan detectó una debilidad en las defensas de sus enemigos y luego atacó el punto con hasta 250.000 soldados de caballería a la vez. Al atacar grandes ciudades, los mongoles utilizaron sofisticados equipos de asedio como catapultas y mangonels e incluso desviaron ríos para inundar al enemigo. La mayoría de los ejércitos y ciudades se derrumbaron bajo la abrumadora demostración de fuerza, y las masacres que siguieron a la victoria de los mongoles eliminaron los pensamientos de mayor resistencia. Los que sobrevivieron, y millones no lo hicieron, recibieron libertad religiosa y protección dentro del imperio mongol en rápido crecimiento. En 1227, Khan había conquistado gran parte de Asia Central e hizo incursiones en Europa del Este, Persia e India. Su gran imperio se extendía desde el centro de Rusia hasta el mar de Aral en el oeste, y desde el norte de China hasta Beijing en el este.

El 18 de agosto de 1227, mientras sofocaba una revuelta en el reino de Xi Xia, Genghis Khan murió. En su lecho de muerte, ordenó que Xi Xia fuera borrado de la faz de la tierra. Obedientes como siempre, los sucesores de Khan arrasaron ciudades y pueblos enteros, matando o esclavizando a todos sus habitantes. Obedeciendo su orden de mantener en secreto su muerte, los herederos de Gengis masacraron a cualquiera que viera su cortejo fúnebre que regresaba a Karakorum, la capital del imperio mongol. Aún trayendo la muerte como lo había hecho en vida, muchos murieron antes de que su cadáver fuera enterrado en una tumba sin nombre. Su lugar de descanso final sigue siendo un misterio.

El imperio mongol continuó creciendo después de la muerte de Genghis Khan, y finalmente abarcó la mayor parte de la Eurasia habitable. El imperio se desintegró en el siglo XIV, pero los gobernantes de muchos estados asiáticos afirmaron ser descendientes de Genghis Khan y sus capitanes.




18 de agosto de 1991: los extremistas soviéticos lanzan un golpe de estado contra Gorbachov

En este día de 1991, el presidente soviético Mikhail Gorbachev es puesto bajo arresto domiciliario durante un golpe de estado por parte de miembros de alto rango de su propio gobierno, fuerzas militares y policiales.

Desde que se convirtió en secretario del Partido Comunista en 1985 y presidente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1988, Gorbachov había llevado a cabo reformas integrales del sistema soviético. Combinando la perestroika ("reestructuración") de la economía - incluyendo un mayor énfasis en las políticas de libre mercado - y la glasnost ("apertura") en la diplomacia, mejoró enormemente las relaciones soviéticas con las democracias occidentales, particularmente con Estados Unidos. Mientras tanto, sin embargo, dentro de la URSS, Gorbachov enfrentó poderosos críticos, incluidos políticos conservadores y de línea dura y oficiales militares que pensaban que estaba conduciendo a la Unión Soviética hacia su caída y convirtiéndola en una potencia de segunda categoría. En el otro lado estaban los reformadores aún más radicales, en particular Boris Yeltsin, presidente de la república socialista más poderosa, Rusia, que se quejaba de que Gorbachov simplemente no estaba trabajando lo suficientemente rápido.

El golpe de agosto de 1991 fue llevado a cabo por los elementos de línea dura dentro de la propia administración de Gorbachov, así como por los jefes del ejército soviético y la KGB, o policía secreta. Detenido en su casa de vacaciones en Crimea, fue puesto bajo arresto domiciliario y presionado para que presentara su renuncia, lo que se negó a hacer. Afirmando que Gorbachov estaba enfermo, los líderes golpistas, encabezados por el exvicepresidente Gennady Yanayev, declararon el estado de emergencia e intentaron tomar el control del gobierno.

Yeltsin y sus partidarios del parlamento ruso intervinieron y pidieron al pueblo ruso que atacara y protestara por el golpe. Cuando los soldados intentaron arrestar a Yeltsin, encontraron el camino al edificio parlamentario bloqueado por civiles armados y desarmados. El propio Yeltsin se subió a un tanque y habló por megáfono, instando a las tropas a no volverse contra el pueblo y condenando el golpe como un "nuevo reino del terror". Los soldados retrocedieron, algunos de ellos eligieron unirse a la resistencia. Después de que miles salieron a las calles para manifestarse, el golpe colapsó después de solo tres días.

Gorbachov fue liberado y trasladado en avión a Moscú, pero su régimen recibió un golpe mortal. Durante los meses siguientes, disolvió el Partido Comunista, otorgó la independencia a los estados bálticos y propuso una federación más flexible y basada en la economía entre las repúblicas restantes. En diciembre de 1991, Gorbachov dimitió. Yeltsin capitalizó su derrota del golpe, emergiendo de los escombros de la ex Unión Soviética como la figura más poderosa de Moscú y el líder de la recién formada Comunidad de Estados Independientes (CEI).


18 de agosto de 1971: Australia y Nueva Zelanda deciden retirar las tropas de Vietnam.

Australia y Nueva Zelanda anuncian el fin de año como fecha límite para la retirada de sus respectivos contingentes de Vietnam. Los australianos tenían 6.000 hombres en Vietnam del Sur y los neozelandeses contaban con 264. Ambas naciones acordaron dejar atrás pequeños contingentes de entrenamiento. El primer ministro australiano, William McMahon, proclamó que las fuerzas de Vietnam del Sur ahora podían asumir el papel de Australia en la provincia de Phuoc Tuy, al sureste de Saigón, y que Australia otorgaría a Vietnam del Sur $ 28 millones durante los próximos tres años para proyectos civiles. Las pérdidas totales de Australia durante el período de su compromiso en Vietnam fueron 473 muertos y 2.202 heridos. El costo monetario de la guerra fue de $ 182 millones para gastos militares y $ 16 millones en asistencia civil a Vietnam del Sur.






18 de agosto de 1941: Hitler suspende el programa de eutanasia

En este día de 1941, Adolf Hitler ordena que se ponga fin al asesinato sistemático de enfermos mentales y discapacitados debido a las protestas en Alemania.

En 1939, el Dr. Viktor Brack, jefe del Departamento de Eutanasia de Hitler, supervisó la creación del programa T.4, que comenzó como la matanza sistemática de niños considerados "mentalmente defectuosos". Los niños fueron transportados de toda Alemania a un Departamento Especial de Juventud Psiquiátrica y asesinados. Posteriormente, se establecieron ciertos criterios para los niños no judíos. Debían estar "certificados" como enfermos mentales, esquizofrénicos o incapaces de trabajar por una razón u otra. Los niños judíos que ya se encontraban en hospitales psiquiátricos, cualquiera que fuera el motivo o el pronóstico, serían automáticamente sujetos al programa. Las víctimas fueron inyectadas con sustancias letales o conducidas a "duchas" donde los niños se sentaron mientras el gas inundaba la habitación a través de las tuberías de agua. Luego, el programa se amplió a los adultos.

No pasó mucho tiempo antes de que las protestas comenzaran a acumularse en Alemania, especialmente por parte de los médicos y el clero. Algunos tuvieron el coraje de escribir directamente a Hitler y describir el programa T.4 como "bárbaro", otros hicieron circular sus opiniones de manera más discreta. Heinrich Himmler, jefe de las SS y el hombre que dirigiría el exterminio sistemático de los judíos europeos, sólo lamentaba que las SS no estuvieran a cargo de todo el asunto. "Sabemos cómo manejarlo correctamente, sin causar un alboroto inútil entre la gente".

Finalmente, en 1941, el obispo conde Clemens von Galen denunció el programa de eutanasia desde su púlpito. Hitler no necesitaba tal publicidad. Ordenó suspender el programa, al menos en Alemania. Pero 50.000 personas ya habían sido víctimas de ella. Resucitaría en la Polonia ocupada.







18 de agosto de 1795: George Washington firma el Tratado de Jay con Gran Bretaña.

En este día de 1795, el presidente George Washington firma el Tratado de Jay (o "Jay") con Gran Bretaña.

Este tratado, conocido oficialmente como el "Tratado de Amistad, Comercio y Navegación, entre Su Majestad Británica y los Estados Unidos de América" ​​intentó disipar las tensiones entre Inglaterra y los Estados Unidos que habían aumentado a nuevas alturas desde el final de la Guerra Revolucionaria. . El gobierno de los Estados Unidos se opuso a los puestos militares ingleses a lo largo de las fronteras norte y oeste de Estados Unidos y a la violación británica de la neutralidad estadounidense en 1794 cuando la Royal Navy se apoderó de los barcos estadounidenses en las Indias Occidentales durante la guerra de Inglaterra con Francia. El tratado, escrito y negociado por el presidente del Tribunal Supremo (y designado por Washington) John Jay, fue firmado por el rey Jorge III de Gran Bretaña el 19 de noviembre de 1794 en Londres. Sin embargo, después de que Jay regresó a casa con la noticia de la firma del tratado, Washington, ahora en su segundo mandato, encontró una feroz oposición del Congreso al tratado en 1795, su ratificación era incierta.

A la cabeza de la oposición al tratado estaban dos futuros presidentes: Thomas Jefferson y James Madison. En ese momento, Jefferson estaba entre posiciones políticas: acababa de completar un período como secretario de estado de Washington de 1789 a 1793 y aún no se había convertido en vicepresidente de John Adams. El compañero virginiano James Madison fue miembro de la Cámara de Representantes. Jefferson, Madison y otros oponentes temían que el tratado diera demasiadas concesiones a los británicos. Argumentaron que las negociaciones de Jay en realidad debilitaron los derechos comerciales estadounidenses y se quejaron de que comprometía a Estados Unidos a pagar las deudas prerrevolucionarias a los comerciantes ingleses. El propio Washington no estaba completamente satisfecho con el tratado, pero consideró una prioridad prevenir otra guerra con el antiguo amo colonial de Estados Unidos.

Finalmente, el tratado fue aprobado por el Congreso el 14 de agosto de 1795, con exactamente la mayoría de dos tercios que necesitaba para aprobar Washington firmó el tratado cuatro días después. Washington y Jay pueden haber ganado la batalla legislativa y haber evitado la guerra temporalmente, pero el conflicto en casa destacó una división cada vez más profunda entre los de diferentes ideologías políticas en Washington, DC Jefferson y Madison desconfiaban del apego de Washington a mantener relaciones amistosas con Inglaterra sobre la Francia revolucionaria, quien habría dado la bienvenida a Estados Unidos como socio en una guerra ampliada contra Inglaterra.



¡Guau! Hoy fue

Aquí hay una mirada más detallada a los eventos que ocurrieron en esta fecha a lo largo de la historia:


Fin de una era: el golpe de agosto y los últimos días de la Unión Soviética

En agosto de 1991, la línea dura soviética intentaron derrocar al progresista Mikhail Gorbachev, secretario general del Partido Comunista, en un intento desesperado por salvar a la Unión Soviética en colapso. Al declarar el estado de emergencia, ocho funcionarios del gobierno se autodenominaron Comité Estatal sobre el Estado de Emergencia (GKChP) y detuvieron por la fuerza a Gorbachov en Crimea, donde se negó a renunciar. A instancias del GKChP, los tanques blindados irrumpieron en Moscú en la mañana del 19 de agosto y la única estación de radio política independiente de la ciudad fue silenciada. Más tarde ese mismo día, el presidente Boris Yeltsin emitió una declaración condenando el golpe y ordenando a los responsables que liberaran a Gorbachov. El golpe se desintegró con poco derramamiento de sangre dos días después, el 21 de agosto, cuando los soldados se retiraron y se reanudaron las comunicaciones entre Gorbachov y Moscú.

Aunque fracasó, el golpe marcó el fin tanto de la supremacía de Gorbachov como de la Unión Soviética, que se disolvería en diciembre de ese año. En la siguiente entrevista con Charles Stuart Kennedy a partir de febrero de 2003, William Green Miller, que en ese momento trabajaba en Moscú para el Comité Estadounidense de Relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, comenta sus impresiones sobre los últimos días de la Unión Soviética, la amarga rivalidad entre Yeltsin y la Unión Soviética. Gorbachov, que prácticamente selló el destino de la URSS y sus recuerdos del golpe que anunció el fin de una era. Lea también sobre la crisis constitucional de Yeltsin & # 8217 de 1993 y el ataque a la Casa Blanca rusa.

"Como Sampson, los soviéticos derribaron su propia casa"

MILLER: La batalla por la supervivencia de la Unión Soviética se personificó en la rivalidad entre Gorbachov y Yeltsin. Yo estaba allí, en el Kremlin, en el Gran Salón, cuando Gorbachov regresó del intento de golpe de Estado en agosto. Yeltsin lo recibió en el escenario con tan visible gran desprecio, en la juramentación de Yeltsin como presidente de Rusia. Estuve presente en el juicio del Partido Comunista, que se llevó a cabo en las antiguas oficinas del Comité Central, que luego se transformó en las oficinas del Tribunal Constitucional. Y estuve presente en las reuniones del comité del Soviet Supremo sobre derechos humanos y control de armas….

P: ¿Cuál fue el papel de los comités no gubernamentales?

MILLER: Las ONG llegaron a Moscú en abundancia a partir del último Congreso del Comité Central, en 1988, durante el cual Gorbachov pronunció su histórico discurso en el que admitió que "había puntos blancos en la historia" y que "era posible tener puntos de vista diferentes a los del fiesta ”, una admisión y un permiso que dio inicio al final de la fiesta ... Todos los grupos de interés no gubernamentales imaginables comenzaron a llegar, y se multiplicaron casi como una plaga de langostas ... fue desordenado y contradictorio y difícil, pero todo fue un parte de la turbulencia en ese momento….

Para nosotros, fue una inmersión total y una actividad constante, participar en este cambio trascendental con las personas más maravillosas, desde Gorbachov y Yeltsin hasta los gulagis oprimidos [sobrevivientes de GULAG] y el Grupo de Derechos Humanos. Estas personas de derechos humanos que pudieron sobrevivir son tan notables. Son nuestros buenos amigos hasta el día de hoy. Puedo recordar que al principio teníamos miedo de encontrarnos con alguien en su apartamento porque estaría intervenido y era un riesgo para ellos tener estadounidenses en su casa. Tendríamos que salir, caminar y sentarnos en los bancos del parque; al principio, era peligroso para nuestros amigos hablar con nosotros. Después de 1988, no hubo absolutamente ninguna inhibición ...

"Lo mejor en el espíritu humano"

El marxismo todavía estaba profundamente arraigado. La propuesta de Gorbachov era que el marxismo podía reformarse, que la era del cambio era necesaria debido al fracaso de Stalin y la brutalidad de su régimen. El levantamiento checo de Praga de 1968 tuvo un profundo efecto en Gorbachov. Entonces se creía ampliamente la idea de que era necesario que el socialismo tuviera rostro humano. Sigue siendo un fuerte elemento de fe en Rusia y, como descubrí, en Ucrania. Creía en las soluciones marxistas reformadas, lo cree hasta el día de hoy. Sigue siendo una fuerte escuela de pensamiento en todos los antiguos estados soviéticos, aunque es una visión minoritaria, mientras que alguna vez fue la única visión permitida.

Los intransigentes, que estaban a cargo de las organizaciones de seguridad, eran los holdouts, pero en la época de la perestroika [“reestructuración”] eran la minoría ideológica, aunque estaban a cargo de los ministerios de seguridad. El golpe de agosto de 1991 fue su último intento de mantener el control. Y esa era la cuestión, si prevalecería el cambio ideológico, el llamado "nuevo pensamiento", o si los de línea dura permitirían que se produjera el cambio ... [E] l fútil, cómico intento de golpe, por el patético golpe grupo, era una clara señal de que el cambio era irreversible. Los estalinistas de línea dura no tenían la convicción que habría tenido un grupo militante a cargo de los ministerios de poder y seguridad en el pasado.

Los hijos de la revolución bolchevique tenían una idea diferente. El fracaso de Gorbachov en manejar las expectativas y demandas de los intelectuales, la incapacidad de controlar o al menos dirigir la nueva libertad que había sido adquirida por la generación más joven, fue la razón principal, creo, del fin de la Unión Soviética. Gorbachov no pudo adaptarse o adaptarse lo suficiente a las consecuencias de esta nueva libertad ...

Este fue un momento increíble para estar en Moscú como funcionario del Servicio Exterior, como presidente de una ONG, como yo, como periodista, como turista. Fue un momento extraordinario y una gran expresión de lo mejor del espíritu humano….

Creo que [hay] un deseo por parte de algunos de nuestros líderes de pensar que ellos fueron los responsables del fin de la Unión Soviética. El fin de la Unión Soviética fue soviético, desde dentro. Tuvo poco o nada que ver con nosotros ... Como Sampson, los soviéticos derribaron su propia casa ...

P: ¿Estuvo allí durante el intento de golpe de Estado contra Gorbachov, cuando Yeltsin se impuso?

MILLER: Sí, por supuesto, pero también existía la sospecha de que Gorbachov era parte del golpe. Ese es un pensamiento que persiste hasta el día de hoy, que Gorbachov estaba tratando, de alguna manera, de deshacerse de Yeltsin, que Yeltsin era una amenaza tal para Gorbachov que este golpe pudo haber sido un esfuerzo torpe para deshacerse de Yeltsin. Yeltsin fue advertido por la KGB en Moscú y escapó, estaba a punto de ser capturado. Cuando fui embajador en Ucrania me quedé en Foros [una ciudad turística en Yalta en la costa suroeste de Crimea], allí donde Gorbachov había sido capturado por la KGB.

El director de Foros me contó detalles durante mi estadía allí en 1996, de los días del golpe. Estaba allí en el momento del golpe. Dijo que durante el golpe, Gorbachov siempre tuvo plena comunicación con Moscú, fue muy bien tratado. El director creía que Gorbachov era realmente libre de irse, pero no lo hizo hasta que Yeltsin envió a Sergei Shakhrai [patinador de la pareja olímpica] con un avión para traerlo de regreso después del colapso del golpe de Estado. El director de Foros creía que Gorbachov era parte del golpe. Sé que la gente de Yeltsin creía eso ...

"El último suspiro"

P: ¿Cuál fue el punto de vista desde el lado de Moscú de la caída del muro de Berlín en & # 821789?

MILLER: La caída del Muro de Berlín no se puede entender por sí sola. El impacto del levantamiento de Praga de 1968 en Gorbachov, el poder del movimiento de derechos humanos y el ejemplo de gente como Andrei Sakharov… todo contribuyó a la eventual caída del Muro de Berlín. Pero lo más importante fue la decisión de Gorbachov de que la gente de cada nación tomaría su propia decisión sobre el gobierno que deseaba tener. La autodeterminación es una visión a la que llegó en 1968 con el levantamiento de Praga. Algunos de sus amigos cercanos eran checos….

Las posibilidades de elaborar una nueva lógica democrática para la Unión Soviética se perdieron con la muerte de Sajarov. Sajarov fue el único que pudo haber creado una nueva confederación viable, un arreglo democrático más flexible de estados dentro del marco territorial de la ex Unión Soviética.

[E] l debate en ese momento se centró en las cuestiones de si era posible tener una confederación sobre nuevos principios, principios de democracia, derechos humanos, comportamiento cívico y civil decente ... Fue un breve período de dos años cuando este notable grupo de rusos estaba mirando las posibilidades de un gran futuro nuevo. Después de todo, la Unión Soviética era un país fundado sobre sueños, sueños que casi nunca se cumplieron, por supuesto. Quizás los estalinistas y los líderes del Partido Comunista nunca pensaron que estos sueños y esperanzas fueran más que ilusiones temporales. Pero en esos años, hubo sueños y esperanzas que parecían tener sentido y posibilidad. La gente venía a Moscú de toda la región del Pacto de Varsovia….

Era una esperanza muy real, es decir, la posibilidad de una Unión Soviética democrática. La posibilidad de una Unión Soviética democrática se ve desafiada por el impulso de crear una Rusia independiente.

Yeltsin, como recordará, defendió el movimiento independentista de Rusia. Sus motivaciones, diría yo, fueron principalmente personales. Yeltsin quería romper el poder de Gorbachov, su enemigo jurado. No creo que haya sido el mayor de los motivos. Al mismo tiempo, muchos miembros del Soviet Supremo también fueron elegidos para el Parlamento ruso, por lo que sirvieron, durante un tiempo, en la legislatura en ambos lugares. En opinión de la mayoría de los observadores políticos de la época, los mejores, los más talentosos fueron los que decidieron quedarse en la Unión Soviética. Yo también pensé lo mismo. Dijeron: "Nuestro deber más importante es con la Unión Soviética. No podemos & # 8217t servir a dos amos ". & # 8230

Ese período crucial en Moscú fue extraordinariamente esperanzador desde el punto de vista de las posibilidades de construir una nueva Europa, un mundo nuevo después del fallido experimento del Partido Comunista. Rusia perdió su dirección cuando perdió a Sajarov ... Yo diría que una vez que el liderazgo moral e intelectual de Sajarov se hubo ido y hubo una lucha dividida por el poder entre Yeltsin y Gorbachov, el ímpetu para la autodeterminación, los estados independientes, ganó dominio, y eso fue realmente el final. El intento de golpe fue muy sintomático. The coup was the last gasp, a last-ditch effort by a military coup, by those who wanted to keep the Soviet Union together.

“The death blow”

Q: How did your organization and you see developments prior to the coup?

MILLER: We were just as active after the coup as before in working in the parliaments of both of these structures, and in the new ministries of Russia, particularly the Ministry of Justice, while at the same time the existing Soviet structures were in place. There was a kind of joint responsibility of many of those who were Russian and those from outside who were really helping both places, because it was all seen at that time as useful. But, certainly, there was an overall sense of waiting, waiting for the decision. There was a peculiar sense of stasis even in the midst of dynamic change. Many efforts were made to bridge the gap between Gorbachev and Yeltsin in the last year, but after the August failed coup, Yeltsin had the upper hand and he used his advantage to destroy Gorbachev’s power.

Gorbachev knew that a coup was being considered and he may have been complicit, even if he was not directly involved in the actual carrying out of the attempted takeover. The Politburo had fractured, obviously, with the creation of Russia earlier in the year, and all that were left in the Soviet leadership structure were second-raters, but they were certainly controllable by Gorbachev, even in the diminished circumstances.

I think the coup, which [Soviet Minister of Foreign Affairs Eduard] Shevardnadze warned about very clearly – he said, “They’re coming” – was not a surprise to Gorbachev….I think Gorbachev knew. There was a lot of evidence pointing to that, and had the coup been successful in removing Yeltsin from the scene, Gorbachev would have acted in a very forceful way in moving in the direction of a loose federation.…

[After the coup] Gorbachev was cut to pieces by Yeltsin, particularly after Shevardnadze’s departure. He lost his majority in the ruling group, the Soviet ruling group….He had lost the leadership role and he didn’t convert the disintegration of the Politburo and the Central Committee into a majority group in the legislature, which was where the leadership was. Political leadership had gone from the Party to the legislature. This was the great change in the Soviet structure of the last several years of perestroika.

The Party, the Communist Party – the Party of Power — had disintegrated. The Party, as an instrument of power, had disintegrated. The Party as a reflection of intellectual allegiances remained, but it was now in splinters, it no longer was the identity to the state. The Party was the state up until 1989. After the collapse of the single Party in the last Congress of the Party in 1988, it was no longer the main structural instrument of governance. It wasn’t the state any longer, so the state was somewhere out there, but the legislature was from where legitimate leadership and policy direction would come….

Gorbachev still had the remnants of the power in his grasp, and he had great putative power. He could have, in the minds of many, put it together again. But the coup of August 21 st , ’91 was….the last desperate effort to hold it together. The coup was a crude device carried out by primitives and incompetents, as we saw. It ended disastrously, in such humiliation for Gorbachev. I witnessed the public humiliation when he came back from Foros in Crimea. I was in the Great Hall in the Kremlin, in the Assembly, and it was horrible.

Well, it was the coronation, really, of Yeltsin, and a symbolic transfer of power. Yeltsin treated him very much in a way of a Roman emperor treating a king that had been defeated by the legions. It was symbolic it was powerfully conveyed on television and throughout the world. Psychologically, the death blow was administered. One could see it, and everyone was affected. That was the decisive moment, when Gorbachev came back.


Talk:1991 Soviet coup d'état attempt

Para completar esta lista de verificación, agregue el siguiente código a la llamada de plantilla:

    Referencias y citas: criterio no cumplido Cobertura y precisión: criterio cumplido Estructura: criterio cumplido Gramática: criterio cumplido Materiales de apoyo: criterio cumplido
  • Europe portal
  • No RM, moved, 1991 Soviet coup d'état attempt → Soviet coup attempt of 1991, December 14, 2006
  • No RM, moved, 1991 Soviet coup d'état attempt → Anti-Soviet demonstrations in the USSR, May 31, 2012
  • No RM, moved, Anti-Soviet demonstrations in the USSR → 1991 Soviet coup d'état attempt , May 31, 2012
  • RM, no consensus, 1991 Soviet coup d'état attempt → August Coup, August 20, 2013 discussion
  • No RM, moved, 1991 Soviet coup d'état attempt → 1991 August Coup, May 29, 2020
  • RM, moved, 1991 August Coup → 1991 Soviet coup d'état attempt, August 15, 2020 discussion

Changed from "Although the coup collapsed in only three days and Gorbachev returned to power, the event crushed the Soviet leader's hopes that the union could be held together in at least a decentralized form." to "Although the coup collapsed in only three days and Gorbachev returned to power, the event seriously undermined the legitimacy of the CPSU and ultimately contributed to the collapse of the Soviet Union", as the coup did not 'crush' Gorbachev's hopes of preserving the Union - Gorbachev continued to try and hold together a loose Union of states until December, when Yeltsin organised the Belovezh meeting and effectively dissolved the Soviet Union behind Gorbachev's back. However, what the coup was instrumental in doing, was sealing the fate of the CPSU, the legitimacy of which by then no-one, even its previously-ardent supporter Gorbachev, could uphold.

The result of the move request was: moved —usernamekiran (talk) 19:13, 14 August 2020 (UTC)

1991 August Coup → 1991 Soviet coup d'état attempt – In 2013 while the article was at 1991 Soviet coup d'état attempt, an RM ended in no consensus. Recently the page was boldly moved despite this earlier lack of consensus. I think this requires a new full discussion and if there is lack of consensus again the article should be moved back to its original title. In comparison to the original title, the reference to the Soviet Union should certainly be kept but "d'etat" and "attempt" are less important elements and may eventually be dropped from the title. Marcocapelle (talk) 16:03, 7 August 2020 (UTC)

  • Move back - some other title including "Soviet" might be appropriate, per Marcocapelle, but not this. Johnbod (talk) 16:53, 7 August 2020 (UTC)
  • Move back. "1991 August Coup" does not clearly identify the topic, because readers need to know the history of 1991 coups to recognise the subject of the article. That is information that they should learn from the article, rather than info they should need to find it. -- Brown HairedGirl(talk) • (contribs) 03:01, 9 August 2020 (UTC)
  • Comentario. Like the nominator, I'm not sure that "attempt" or "d'état" are needed in the article name. I know it wasn't a "successful" coup, but most sources don't refer to this as the coup d'état attempt, they just refer to it as a coup. "1991 Soviet coup" would probably be okay. I do see an awful lot of sources that do use "August coup", though I can understand if users feel this is too vague. Good Ol’factory(talk) 23:58, 11 August 2020 (UTC)

> The 1991 Soviet coup d'état attempt, also known as the August Coup,[a] was a failed attempt made by reactionary Communist leaders of the Soviet Union to take control of the country from Mikhail Gorbachev, who was Soviet President and General Secretary.

The word "reactionary" has a specific meaning in politics and is associated with the far-right. Considering that communists are on the far-left and the coup was opposed por the far-right (monarchists), I think that word isn't appropriate and should be removed. Thoughts?

'Reactionary' means opposed to new reforms and seeking to return to the pre-reform era. Gorbachev's reforms were the target and so I think the word is OK here. Thus we have in a scholarly book: "The attempted reactionary putsch of August 1991 provided Boris Yeltsin the opportunity he sought" from The new Russia: Transition gone awry (2001) by Klein and Pomer. Rjensen (talk) 17:25, 21 April 2021 (UTC) I suppose that's fair enough. :) WhiteNoise17 (talk) 14:11, 27 April 2021 (UTC)


Coup of '91 - tank tracks to democracy

In a desperate attempt to "save" the Soviet Union and prevent the signing of a new treaty that would grant the republics much more autonomy, eight hard-line Communist officials formed a State Committee for the State of Emergency, known as the GKChP. The country's top military leader, Defense Minister Dmitry Yazov, became one of those eight. And he wasn't alone in his involvement in the coup attempt. Deputy defense ministers and various top-ranking military commanders all had a hand in the plan. The head of the airborne forces, Pavel Grachev, was among the conspirators. "My role as a commander of the airborne troops was to move one or two divisions into Moscow in case violence broke out in order to protect high-security objects and prevent bloodshed by keeping parts of society from fighting each other," he recalled.With the military and the Security Services (KGB) at their command, the coup organizers quickly – and quietly – established control. They placed Mikhail Gorbachev under house arrest at his Crimean country home, detained a number of people deemed “potentially dangerous,” increased the military presence around objects of state importance – and by August 19, were ready to sweep into self-proclaimed power.

"The first couple of days were quite scary," he said. "That's when we had to take over the high-security objects to protect them, and there were crowds of people gathering, and violence was on the verge of breaking out – while the local governments in Russia's regions were just biding their time to see who wins so that they could then decide on their positions."But it wasn't just local politicians who were not rushing to pledge allegiance to the members of GKChP. Doubt began seeping through the coup members' minds almost as soon as the attempt began in earnest. Only nine Communist-controlled newspapers were published on August 19, and independent radio and TV channels were shut down. Every channel in the country was showing just one thing: the “Swan Lake” ballet. But the elegance on screen did not mask the clumsiness of the coup attempt. Grachev was just one of many military men doubting his actions. "It was a small group of people who decided to play the takeover game and overthrow Gorbachev,” he said. “And it was enough to see these people's face – especially when the “Swan Lake” broadcast started – to know that they have no future. The smartest of them was Interior Affairs Minister [Boris] Pugo, who realized that he was being drawn into this conspiracy and was honest enough to shoot himself. That's what all of them should have done, but they didn't have enough willpower."

As the first day of the coup attempt unfolded, Russian President Boris Yeltsin came down to the White House and addressed the troops gathered there he wanted to persuade them to stand down and not take part in an unconstitutional plan. His actions and words, on top of the general sense of confusion and indecision from the coup organizers, are what many believe prevented more bloodshed in the Russian capital – and forced many in the military to switch sides. Sergey Yevdokimov, a former tank commander, remembers those days all too well. "When we entered Moscow, we had no idea what was going on,” he said. “When my unit deployed in front of the White House, we were given the papers: printouts, Yeltsin's decrees and so on. Upon reading them, I guess I knew what was happening, who was right and who was wrong, and who was breaking the law and who was acting against them [the GKChP]."Many of the army men felt that way. And even those determined to stay true to their military oath and carry out their orders began second-guessing themselves. Sergey Brachnikov, one of the thousands of Yeltsin supporters, recalled this encounter with a young major: "I said, ‘Now let's imagine that Boris Yeltsin, president of Russia, comes out of that building right there. By the Constitution, he is the supreme commander of Russia's Armed Forces, way over Defense Minister Yazov. So, if Yeltsin tells you that both Yazov and your commander are traitors and enemies, whose orders will you obey?’ He laughed and said, ‘Well, if Yeltsin comes to me out of there and gives me such orders, I'll obey.’ I told him, ‘OK. Sit here and wait. I'm going over there.’”Brachnikov did go, and managed to talk to Yeltsin – who immediately called for the major to stand before him. "Yeltsin was in his office," recalled Yevdokimov, the tank commander. Rutskoy and General Kobets, who was in charge of the White House defense, went to meet us. Together we went to the negotiations room. They explained again what was happening. I replied that I realized who was wrong and who was right. Rutskoy said, ‘Do you understand that the State Committee on the State of Emergency (GKChP) are criminals?’” he continued. “I do.” “Will you help us?”“I will.”


On this day: A coup attempt in Moscow

Russian President Boris Yeltsin reads a statement from atop a tank in Moscow, Soviet Union, photo as he urged the Russian people to resist a hardline takeover of the central government, Aug. 19, 1991.

By the summer of 1991, the Soviet Union was on its last legs. The political elites of USSR republics wanted to break away from the central government. After August 1991, when Soviet President Mikhail Gorbachev left for vacation in Crimea, Vice-President of the USSR Gennady Yanayev - together with the heads of law enforcement agencies and some high powered officials - plotted to dethrone him.

On Aug. 19, 1991 the "Statement of the Soviet leadership" was broadcasted, explaining the transfer of Gorbachev&rsquos power to Yanayev, who declared himself the head of the newly formed State Emergency Committee. Troops and tanks were stationed in Moscow as Boris Yeltsin and the Russian leadership pushed back against the uprising. Members of the emergency Committee surrendered on Aug. 21.

Read more: The story of an unsuccessful coup: Why the USSR was beyond saving

Si utiliza cualquier contenido de Russia Beyond, en parte o en su totalidad, proporcione siempre un hipervínculo activo al material original.


UPI Almanac for Sunday, Aug. 18, 2019

Today is Sunday, Aug. 18, the 230th day of 2019 with 135 to follow.

The moon is waning. Morning stars are Mercury, Neptune, Saturn and Uranus. Evening stars are Jupiter, Neptune, Saturn and Uranus.

Those born on this date are under the sign of Leo. They include Virginia Dare, first English settler born in the American colonies, in 1587 explorer Meriwether Lewis in 1774 Chicago department store founder Marshall Field in 1834 cosmetics businessman Max Factor in 1904 actor Shelley Winters in 1920 former first lady Rosalynn Carter in 1927 (age 92) film director Roman Polanski in 1933 (age 86) baseball Hall of Fame member Roberto Clemente in 1934 Olympic gold medal winning decathlete Rafer Johnson in 1935 (age 84) actor Robert Redford in 1936 (age 83) actor Martin Mull in 1943 (age 76) actor Patrick Swayze in 1952 actor Denis Leary in 1957 (age 62) actor Madeleine Stowe in 1958 (age 61) actor Edward Norton in 1969 (age 50) actor Christian Slater in 1969 (age 50) actor Malcolm-Jamal Warner in 1970 (age 49) actor Kaitlin Olson in 1975 (age 44) actor Andy Samberg in 1978 (age 41) model Frances Bean Cobain in 1992 (age 27) actor Maia Mitchell in 1993 (age 26) actor Madelaine Petsch in 1994 (age 25).

In 1227, Genghis Khan, the Mongol leader who forged an empire stretching from the east coast of China west to the Aral Sea, died in camp during a campaign against the Chinese kingdom of Xi Xia.

In 1587, Virginia Dare was the first child of English parents to be born in the New World -- at Roanoke Island, part of what would become North Carolina.

In 1920, the 19th Amendment to the U.S. Constitution, guaranteeing women the right to vote, was ratified by Tennessee, giving it the two-thirds majority of state ratification necessary to make it the law of the land. The law took effect eight days later.

In 1960, the first commercially produced oral contraceptives went on the market.

In 1963, James Meredith graduated from the University of Mississippi. He was the first African American to attend the school, and his enrollment touched off deadly riots, necessitating the use of armed guards.

In 1976, U.S. President Gerald Ford was nominated in Kansas City, Mo., to head the Republican presidential ticket. He lost to Democrat Jimmy Carter in November.

In 1982, Lebanon and the Palestine Liberation Organization approved a plan for withdrawal of PLO fighters from besieged West Beirut. Israel approved it the following day.

In 1991, Mikhail Gorbachev was removed as president of the Soviet Union in a coup and replaced by hard-line Communists led by Vice President Gennady Yanayev. The coup collapsed after three days due to efforts by Russian President Boris Yeltsin.

In 2005, Dennis Rader, the Kansas man who called himself BTK -- for bind, torture, kill -- and confessed to slaying 10 people, was sentenced to 10 consecutive life terms.

In 2008, threatened by impeachment and badgered by faltering economy and security, Pakistani President Pervez Musharraf announced his resignation.

In 2009, Kim Dae-jung, who served as South Korean president from 1998 to 2003, died after a prolonged bout of pneumonia. The Nobel Peace Prize laureate was 85.

In 2010, U.S. combat forces completed their withdrawal from Iraq but 50,000 American troops remained, primarily as trainers.

In 2012, a small plane carrying Philippines Interior Secretary Jesse Robredo and three others crashed into the sea off the country's Masbate Island. A Robredo aide survived the crash. Divers later found the bodies of the secretary and two pilots.

In 2013, Jamaican sprinter Usain Bolt, competing in Moscow, became the most decorated track and field athlete in World Championship history.

In 2018, actor Priyanka Chopra and actor-singer Nick Jonas confirmed their engagement. The two married less than four months later in India.

A thought for the day: "Don't mistake politeness for lack of strength." -- Sonia Sotomayor


Ver el vídeo: El colapso de la URSS I - El Golpe de Estado (Octubre 2021).