Noticias

¿Quién publicó por primera vez las Meditaciones de Marco Aurelio?

¿Quién publicó por primera vez las Meditaciones de Marco Aurelio?

Marcus Aurelius escribió el famoso libro de Filosofía Meditaciones mientras estaba en campaña en Panonia. La escritura era personal y estaba destinada a sus ojos y reflejos para que él mismo meditara y no estaba destinada a otros (consulte el párrafo 3 y las referencias 1 y 2 en la misma página).

Dicho esto, ¿quién fue el primer individuo o individuos en difundir o publicar Meditaciones como sabemos que el propio Marcus no lo publicó y no tenía la intención de que otros vieran su escritura? ¿Cómo pasó de su colección privada al mundo en general?


No sabemos cómo se conservó originalmente Meditaciones para la posteridad. La introducción a la edición de Loeb (eds. Capps, Page y Rouse) menciona al yerno de Marco Aurelio y el general Pompeiano, y al amigo de toda la vida del emperador, Victorino, como individuos que podrían haber 'rescatado' el manuscrito después de la muerte de Marco. en el 180 d.C. También lo conocía el emperador Gordiano I (muerto en el 238 d. C.), que era un joven cuando murió Marco. Después de este,

La primera mención directa de la obra es alrededor del año 350 d.C. en las Oraciones del filósofo pagano Themistius, quien habla de los παραγγέλματα (preceptos) de Marcus. Luego, durante 550 años perdemos de vista el libro por completo, hasta que, alrededor de 900, el compilador del diccionario, que lleva el nombre de Suidas, revela la existencia de un manuscrito del mismo haciendo una treintena de citas, tomadas de los libros I, III, IV, V, IX y XI. Él llama al libro (συγγραφή) un "αγωγή (una dirección) de su propia vida por Marco el Emperador en doce libros". Casi al mismo tiempo, Arethas, un obispo de Capadocia, escribiendo a su metropolitano, habla de la escasez de este μεγλωφελέστατον βιβλίον, y aparentemente le envía una copia.

La entrada de Wikipedia sobre Arethas amplía el papel del obispo en la preservación Meditaciones:

Arethas admite tener la obra en alta estima en cartas al emperador bizantino León VI el Sabio y en sus comentarios a Luciano y Dio Crisóstomo '. A Arethas se le atribuye la reintroducción de las Meditaciones en el discurso público.

No se oye ni se ve nada más del trabajo de Marcus hasta aproximadamente el 1150 d.C., cuando Tzetzes, un gramático de Constantinopla, lo cita. Luego,

Aproximadamente 150 años después (1300 d.C.), el historiador eclesiástico Nicéforo Calixto (iii. 31) escribe que Marco "compuso un libro de instrucciones para su hijo, lleno de ... experiencia y sabiduría universales". Por esta misma época, Planudes, un monje de Constantinopla, pudo haberse dedicado a compilar la antología de extractos de varios autores, incluidos Marcus y Elian, que nos ha llegado en veinticinco o más manuscritos que datan del siglo XIV al XVI. siglo. Prácticamente no ayudan a restablecer el texto y contienen en total cuarenta y cuatro extractos de los libros IV.-XII.

Nuestro texto actual se basa casi en su totalidad en dos manuscritos, el Codex Palatinus (P) impreso por primera vez en 1558 por Xylander pero ahora perdido, que contiene la obra completa, y el Codex Vaticanus 1950 (A) del que se han extraído unas cuarenta y dos líneas. abandonado por omisiones accidentales aquí y allá.

Según P. A. Brunt en Marco Aurelio en sus meditaciones, La de Wilhelm Xylander fue la primera edición impresa (la fecha que se da aquí es 1559). La fuente de Xylander fue aparentemente un códice que le proporcionó el alquimista, médico y poeta Michael Toxites; esta fuente se perdió en algún momento antes de 1568.

Traducción latina de Xylander (del griego), publicada por Conrad Gessner

La primera traducción al inglés fue de Meric Casaubon, un erudito clásico francés-inglés, publicada en 1634.


Reseña de "Meditaciones": el éxito de ventas de un emperador estoico

Estatua ecuestre de Marco Aurelio en Roma.

Considere las fortunas de Marco Aurelio, gobernante de Roma desde el 161 al 180 d.C. y seguidor del credo ético estoico. Nunca tuvo la intención de ser un autor publicado, los pensamientos que expresó, en griego, fueron parte de un proyecto de superación personal puramente personal. Alguien, de alguna manera, conservó los cuadernos que contenían su conjunto suelto de apuntes espirituales. Un día del siglo XVII, un hábil traductor, Méric Casaubon, dio a la colección el título de “Meditaciones” y nació un bestseller.

Aunque carece de estructura y despliega, a veces, términos y conceptos arcanos, "Meditaciones" ha tocado la fibra sensible de los lectores modernos como pocos textos griegos o romanos lo han hecho, elevando a su autor al estrellato, literalmente, dado el retrato de Richard Harris de un sobrio, el sagaz Marcus en la exitosa película de 2000 "Gladiator".

Sin duda, los orígenes diarísticos de la obra forman parte de su atractivo. Debido a que Marcus esencialmente habla consigo mismo, su voz tiene una autenticidad notable. Sus lectores pueden confiar en él por la sencilla razón de que no se da cuenta de su presencia. Ni siquiera las "Confesiones" de Agustín, teóricamente una conversación entre el autor y Dios, o las "Epístolas morales" de Séneca, una correspondencia aparentemente privada a la que se nos da acceso, pueden igualar la seriedad e integridad de un texto que nunca fue destinado a ser leer en absoluto.

La vida y la época de Marcus también contribuyen al hechizo de "Meditaciones". Los pensadores desde Platón han anhelado un rey-filósofo, un gobernante capaz de ejercer un gran poder mientras mantiene un fuerte núcleo moral, Marcus parece aproximarse a ese ideal. Llegó al emperador por adopción, el método empleado por los emperadores Antoninos para ungir a los sucesores prometedores. Su reinado de casi dos décadas fue un éxito, la última fase de lo que Edward Gibbon denominó la era "más feliz y próspera" de toda la historia de la humanidad. Marcus, sin embargo, terminó esa era cuando rompió con la tradición Antonina y pasó el gobierno a su hijo natural, Cómodo, un hombre cruel y egoísta (y, como saben los cinéfilos modernos, un gladiador aficionado).

El grado en que "Meditaciones" se ha apoderado de la imaginación moderna puede juzgarse por el ritmo cada vez mayor de las nuevas versiones en inglés. En medio de este exceso, la nueva edición de Robin Waterfield, un estudioso británico de clásicos, tiene mucho que recomendar. La prosa es maravillosamente sobria y tensa, las elecciones felices. ("Centro de comando", la interpretación que hace Waterfield del término de Marcus para la mente racional y guía, es una desafortunada excepción). La característica más destacada del volumen es su amplio conjunto de notas al pie, que ofrecen ayuda a los lectores novatos, ideas que intrigará a los especialistas y reformulaciones que aclararán los pensamientos de Marcus. Por lo tanto, la difícil entrada de "Meditaciones", "Todo lo que no empeora a una persona en sí misma tampoco empeora su vida y no le hace daño", se reformula acertadamente en la nota del Sr. Waterfield como: "Lo único verdaderamente Lo malo es el vicio moral, nada más es realmente dañino ".


Meditaciones

De muchas formas importantes, las reflexiones de Marco Aurelio (121-180) cristalizan la sabiduría filosófica del mundo grecorromano. Este pequeño libro fue escrito como un diario para él mismo mientras el emperador libraba una guerra en la frontera del Imperio Romano y hoy conocemos este libro como Las meditaciones.

Los filósofos romanos no son tan conocidos ni tan respetados como los filósofos griegos como Platón, Aristóteles, Epicuro o Zenón el estoico, y por una sencilla razón: los pensadores romanos eran n

De muchas formas importantes, las reflexiones de Marco Aurelio (121-180) cristalizan la sabiduría filosófica del mundo grecorromano. Este pequeño libro fue escrito como un diario para él mismo mientras el emperador libraba una guerra en la frontera del Imperio Romano y hoy conocemos este libro como Las meditaciones.

Los filósofos romanos no son tan conocidos ni tan respetados como los filósofos griegos como Platón, Aristóteles, Epicuro o Zenón el estoico, y por una sencilla razón: los pensadores romanos no estaban interesados ​​principalmente en la teoría abstracta, sino que estaban interesados ​​en comportamiento, es decir, comprender cómo vivir en el mundo cotidiano y poner en práctica su comprensión, el objetivo es vivir la vida de un auténtico filósofo, ser una persona de gran carácter e integridad, desarrollar la fuerza interior y una mente tranquila y Valora tanta fuerza y ​​tranquilidad por encima de todo. De hecho, para lograr un objetivo tan elevado, los romanos se dieron cuenta de la necesidad de una transformación radical, una revisión completa de la vida a través de un riguroso entrenamiento mental y físico, como convertir el metal básico en oro puro. Y una vez que una persona asume el papel de filósofo, sus acciones deben reflejar sus palabras. ¡No hay hipocresía, gracias! Por lo tanto, no es sorprendente que los romanos le dieran mucha importancia a la memorización e interiorización de proverbios y máximas simples y emplearan la metáfora de la filosofía como medicina para curar un alma enferma.

Volviendo ahora a Marco Aurelio, podemos apreciar cómo asimiló la sabiduría no solo de los estoicos (junto con Séneca y Epicteto, Marco es considerado uno de los tres principales estoicos romanos), sino que también estaba dispuesto a aprender de las escuelas de Epicuro. , Platón y Aristóteles. En el mundo grecorromano, ser ecléctico era perfectamente aceptable, se valoraba la verdad sobre quién decía qué.

Encontramos varios temas recurrentes en Las meditaciones: desarrollar la autodisciplina para controlar los juicios y los deseos superar el miedo a la muerte valorar la capacidad de retirarse a una rica vida mental interior (la ciudadela interior de uno) reconocer el mundo como una manifestación de lo divino vivir de acuerdo con la razón evitar el lujo y opulencia. Pero las generalizaciones no se acercarán a las pepitas de riqueza y sabiduría que un lector encontrará en las palabras reales de Marcus. Por lo tanto, concluyo con mis observaciones personales junto con citas del Libro Uno, en el que Marcus comienza expresando un sincero agradecimiento a su familia y maestros por las muchas lecciones excelentes que aprendió en su juventud. Aquí están cuatro de mis favoritos:

"No haber frecuentado escuelas públicas y haber tenido buenos maestros en casa" ---------- Después de mi propia experiencia desagradable con la competencia sin sentido y la reglamentación de las escuelas públicas, desearía tener la buena suerte de Marcus de excelente educación en casa.

"No entrometerse en los asuntos de otras personas y no estar dispuesto a escuchar calumnias". ---------- No necesitaba un maestro aquí. Reconocí por mi cuenta a una edad temprana que los chismes son una colosal pérdida de tiempo y energía, tanto escuchar chismes como difundir chismes. No puedo imaginar una indicación más clara de una mente vil y grosera que alguien inclinado a chismorrear y difamar a otros.

"Leer con atención y no conformarse con una comprensión superficial de un libro". ---------- Cuan cierto. Leer no es una carrera para llegar a la última página de hecho, estoy de acuerdo con Jorge Luis Borges en que la relectura concentrada y precisa es la clave para abrirse a la sabiduría de un libro.

"Estar satisfecho en todas las ocasiones y estar alegre". ---------- Nunca tengo prisa. La vida es demasiado hermosa para tener prisa. Para mí, solo hay una forma de vivir cada día: con alegría y libre de ansiedad y preocupación. En cierto sentido, todas las meditaciones de Marco Aurelio amplifican esta simple visión de la vida.

He escrito esta reseña como un estímulo para que Marcus Aurelius forme parte de su vida. Puede que no estés de acuerdo con todo lo que tiene que decir, pero tienes que admitir que Marcus tiene una barba y una cabellera geniales. . más

Cuando era estudiante de primer año en la universidad, vivía en un dormitorio. Mi compañero de cuarto estaba en el equipo de fútbol. Escribía cosas inspiradoras en cartulina y las colgaba en nuestra habitación a menudo en el techo sobre su cama para motivarse. Prefería sentimientos sencillos como "nunca te rindas".

El emperador romano Marco Aurelio no colgó carteles de motivación para inspirarse. En cambio, mantuvo un diario en el que recopiló sus pensamientos sobre cómo vivir bien. MEDITACIONES es ese libro.

La mayoría de la gente ha escuchado. Cuando era estudiante de primer año en la universidad, vivía en un dormitorio. Mi compañero de cuarto estaba en el equipo de fútbol. Escribía cosas inspiradoras en cartulina y las colgaba en nuestra habitación a menudo en el techo sobre su cama para motivarse. Prefería sentimientos directos como "nunca te rindas".

El emperador romano Marco Aurelio no colgó carteles de motivación para inspirarse. En cambio, mantuvo un diario en el que recopiló sus pensamientos sobre cómo vivir bien. MEDITACIONES es ese libro.

La mayoría de la gente ha escuchado que Aurelius aconseja esperar lo peor y nunca te decepcionará. Si bien eso es parte de lo que tiene que decir, no es lo más interesante de lo que tiene que decir. En su momento más reflexivo, Aurelius nos pide que preguntemos lo mejor de nosotros mismos y no nos preocupemos por el comportamiento de los demás. Sus MEDITACIONES es un trabajo de consejo motivacional para inspirarnos en los caminos del estoicismo. Es un manual para ser un adulto completo y maduro. Es una guía para vivir una vida digna y reflexiva.

Considere: "Supongamos que un dios anunciara que ibas a morir mañana 'o pasado'. A menos que fueras un completo cobarde, no armarías un escándalo sobre qué día es, ¿qué diferencia podría hacer? Ahora reconoce que la diferencia entre años a partir de ahora y mañana es igual de pequeña ". Libro IV (traducción de Greg Hays, Modern Library)

O: "Concéntrate cada minuto como un romano, como un hombre, en hacer lo que tienes delante con una seriedad precisa y genuina, con ternura, de buena gana, con justicia. Y en liberarte de las distracciones. Sí, puedes, si haces todo lo posible". como si fuera lo último que estuvieras haciendo en tu vida, y deja de estar sin rumbo, deja de dejar que tus emociones anulen lo que te dice tu mente, deja de ser hipócrita, egocéntrico, irritable. Ves las pocas cosas que tienes que hacer para vivir una vida satisfactoria y reverente? Si puedes manejar esto, eso es todo lo que incluso los dioses pueden pedirte ". Libro II

Y: "Si en algún momento de tu vida te encuentras con algo mejor que la justicia, la honestidad, el autocontrol, el coraje, que una mente satisfecha de haber logrado permitirte actuar racionalmente, y satisfecha de aceptar lo que está más allá de sus posibilidades". control - si encuentras algo mejor que eso, abrázalo sin reservas - debe ser algo extraordinario en verdad - y disfrútalo al máximo ". Libro III

Que estos pensamientos provengan del hombre más poderoso del mundo, un hombre cuyo poder personal excedió tan enormemente el poder personal de cualquier presidente estadounidense que nos resulta difícil comprenderlo, lo hace aún más impresionante. Aurelius escribe continuamente que la fuerza proviene de la humildad, el autocontrol y el buen humor hacia los demás. Nos enseña a aceptar lo que no podemos controlar y a confiar en lo que sabemos.

Mire hacia adentro: no permita que la cualidad especial o el valor de nada se le escape.

Amo esta cita y amo la sabiduría que recorre este libro. Es una idea tan simple y también muy cierta. Aprovecha todo y todos, de cada situación y oportunidad que la vida te depare porque cuando hayan pasado, es posible que no los volvamos a tener.

Marcus Aurelius está lleno de lógica y comentarios reveladores sobre la vida, la muerte y el universo. Sus meditaciones son muy abiertas y Mire hacia adentro: no permita que la cualidad especial o el valor de nada se le escape.

Me encanta esta cita y me encanta la sabiduría que recorre este libro. Es una idea tan simple y también muy cierta. Aprovecha todo y todos, de cada situación y oportunidad que la vida te depare porque cuando hayan pasado, es posible que no los volvamos a tener.

Marcus Aurelius está lleno de lógica y comentarios reveladores sobre la vida, la muerte y el universo. Sus meditaciones son muy abiertas y muy honestas. Y los encontré bastante conmovedores. La historia de su reinado como emperador romano es impresionante, pero detrás de todo su éxito había una persona muy humana que luchaba y sufría con los mismos problemas que nos aquejan a todos. Acepta su mortalidad y su insignificancia frente a la historia y el tiempo. Estamos todos aquí solo por un breve tiempo, y debemos aprovecharlo al máximo.

Todo es efímero, tanto la memoria como el objeto de la memoria

El libro pasa a debates sobre la naturaleza temporal de las cosas, de las relaciones, las amistades y los sentimientos. Todo cambia con el tiempo suficiente, incluso los recuerdos y sus ramificaciones. El alma de Aurelio busca. Escribe estas palabras en tiempos de paz y guerra, en tiempos de deber y dolor de corazón, aunque su tono rara vez cambia. Permanece desapegado y acepta el destino y adónde puede llevarlo. A partir de esto, reflexiona sobre cómo dar sentido y propósito a la vida.

Aurelius sugiere que una de las formas en que podemos hacer esto es a través del trabajo, el trabajo real y el esfuerzo mientras nos esforzamos por alcanzar nuestras metas. Sugiere que es una búsqueda edificante, al servicio del desarrollo de la humanidad. Le da sentido y propósito a la vida a medida que trabajamos y mejoramos. También defiende la creación de arte y que, al lograrlo, es una de las mayores metas que podemos seguir debido a cómo beneficia a la humanidad. Estoy de acuerdo con muchos de los sentimientos aquí presentes, y aquellos que desafiaron mis propias creencias me hicieron pensar en la naturaleza de la vida. . más

“. El deseo de que las cosas se hagan mejor a puerta cerrada ... " - Marcus acerta en identificar la falta de responsabilidad democrática, fomentada por la CIA, la NSA, el GCHQ y el resto de la parafernalia de seguridad, como la raíz de muchos de nuestros problemas políticos actuales.

En el Reino Unido existe una tradición de que los políticos, o al menos el tipo de político más elegante, estudie "PPE" o "Política, Filosofía y Economía" en Oxford o en la Universidad de Cambridge.

Pero a pesar de una educación tan cara, nuestros maestros políticos no tienen ni la mitad de los clásicos que tiene Marcus, lo cual es notable teniendo en cuenta que fue educado en casa. Ojalá Marcus considerara una carrera en política solo para mostrar a nuestros representantes actuales de los pigmeos intelectuales que realmente son.

Marcus también nos da consejos a un nivel más personal. No sé mucho sobre sus antecedentes, pero puedo estar seguro de que es padre de hijos adolescentes. ¿Puede realmente mantener su temperamento?

Qué reconfortante si más autores de libros de autoayuda confrontaran directamente el tema central de nuestra propia mortalidad y nuestras emociones negativas de ira o frustración en lugar de esconderse para siempre de estos temas.

Así que para terminar con mi párrafo favorito, del libro 10, párrafo 5. Uno para que los físicos y los filósofos puedan resolverlo:

Normalmente no leo libros de autoayuda. A menudo parecen llenos de clichés que quedan de la época victoriana. Y en este libro, que puede haber sido inspirado en los escritos de Alain De Botton, Marcus mezcla mucha filosofía y esto simplemente no es del gusto de todos.

Pero con este breve trabajo, Marcus, que es italiano, y su coautor Gregory Hays han actualizado el formato al reflexionar directamente sobre los tipos de problemas que todos enfrentamos hoy.

Un gran libro de un autor que, y esto no es exagerado, merece que se le coloque una estatua. Solo puedo desear poder conocer a Marcus algún día. De hecho, estaré comprobando si tiene firmas de libros en fila. Si tiene un agente decente, estoy seguro de que lo tiene. . más

Marco Aurelio debe haber sido un lector prolífico. Seguro que era un prolífico tomador de notas, porque estas meditaciones son seguramente sus notas de estudio (? - después de todo, él era un & aposfilosofo & apos desde los 12 años). No sé nada del sistema de publicación en ese momento, pero ¿dónde están las notas al pie de página detalladas y las referencias? Marco Aurelio es un hombre bastante sabio o al menos leyó suficientes sabios. Seguro que lo clavó en lo que respecta a aburrir a un lector. No hay mejor manera de establecer su cociente de sabiduría entre libros y apóstoles.

Estoy siendo innecesariamente caust
Marco Aurelio debe haber sido un lector prolífico. Seguro que era un prolífico tomador de notas, porque estas meditaciones son seguramente sus notas de estudio (? - después de todo, él era un 'filósofo' desde los 12 años). No conozco el sistema de publicación en ese momento, pero ¿dónde están las notas al pie de página detalladas y las referencias? Marco Aurelio es un hombre bastante sabio o al menos leyó suficientes sabios. Seguro que lo clavó en lo que respecta a aburrir a un lector. No hay mejor manera de establecer el cociente de sabiduría de su libro.

Estoy siendo innecesariamente cáustico, por supuesto (tenga en cuenta mi calificación anterior). El libro se puede citar en casi todas las páginas y es bueno leerlo de vez en cuando, es posible que encuentre un aforismo que se adapte al estado de ánimo perfecto en todo momento. Y es por eso que el libro es un clásico y tan querido.

No lo lea como un erudito, terminará como este crítico. Como dije antes, él es como la sabiduría de los siglos. Aargh :) No es que todo sea malo, es como leer las notas de un viejo tío después de que te ha estado predicando toda la vida.

Qué bueno que yo también soy estoico. Todos los males son imaginarios. Si.

[O tal vez era más fácil ser un estoico mientras estaba drogado: el emperador era un notorio consumidor de opio, comenzando cada día, incluso mientras estaba en campañas militares, bebiendo un poco de la sustancia disuelta en su copa de vino matutina. ]. más

Esto básicamente consiste en que Marcus Aurelius repite, "Júntelo, Marcus" para sí mismo una y otra vez a lo largo de 12 capítulos.

ALERTA DE SPOILER:
-El tiempo durante el cual estás vivo es muy muy breve comparado con el tiempo durante el cual no exististe y no existirás.
-Las personas que te hacen daño solo lo hacen por ignorancia, y si puedes corregirlas sin ser un idiota, debes hacerlo.
-Eres una pequeña alma arrastrando un cadáver.
-Si las cosas te lastiman o no, esto consiste básicamente en que Marcus Aurelius se repita "Consíguelo, Marcus" para sí mismo una y otra vez a lo largo de 12 capítulos.

ALERTA DE SPOILER:
-El tiempo durante el cual estás vivo es muy muy breve comparado con el tiempo durante el cual no exististe y no existirás.
-Las personas que te hacen daño solo lo hacen por ignorancia, y si puedes corregirlas sin ser un idiota, debes hacerlo.
-Eres una pequeña alma arrastrando un cadáver.
-Si las cosas te perjudican o no, radica en tu opinión sobre ellas, y tú puedes controlar esa opinión.

Lo fascinante de estas ideas filosóficas es que si se expresaran una sola vez, podrían parecer profundas, sólidas y convincentes. Pero repetido una y otra vez como un rosario, sientes que Marcus está luchando contra la duda diaria realmente seria y extenuante: que estas son cosas que él desea que sean ciertas, no cosas que él sabe que son verdaderas, declaraciones normativas en lugar de descriptivas. Lo que lo convierte en una lectura fascinante y de subtexto, especialmente dada su historia. . más

Usar calcetines que no coincidan en el trabajo es empoderador: & quotMeditaciones & quot por Marcus Aurelius, Gregory Hays (trad.)

“Concéntrate cada minuto como un romano, como un hombre, en hacer lo que tienes delante con una seriedad precisa y genuina, con ternura, de buena gana, con justicia. Y en liberarse de todas las demás distracciones. Sí, puedes, si haces todo como si fuera lo último que estuvieras haciendo en tu vida y dejas de estar sin rumbo fijo, deja de hacerlo. Si te gustan cosas como esta, puedes leer la reseña completa.

Usar calcetines que no coinciden en el trabajo es fortalecedor: "Meditaciones" de Marcus Aurelius, Gregory Hays (trad.)

“Concéntrate cada minuto como un romano, como un hombre, en hacer lo que tienes delante con una seriedad precisa y genuina, con ternura, de buena gana, con justicia. Y en liberarse de todas las demás distracciones. Sí, puede, si hace todo como si fuera lo último que estuviera haciendo en su vida y deja de estar sin rumbo fijo, deje de dejar que sus emociones anulen lo que le dice su mente, deje de ser hipócrita, egocéntrico e irritable. ¿Ves las pocas cosas que tienes que hacer para vivir una vida satisfactoria y reverente? Si puedes manejar esto, eso es todo lo que incluso los dioses pueden pedirte ".

En "Meditaciones" de Marcus Aurelius

“Para ser grande, sê inteiro: nada
Teu exagera ou exclui.
Sê todo em cada coisa. Põe quanto és
No mínimo que fazes.
Assim em cada lago a lua toda
Brilha, porque alta vive ”.

En “Odas de Ricardo Reis” de Fernando Pessoa

Advertencia: esta "revisión" va a estar por todas partes.

Traduje esto al alemán hace mucho tiempo. No estoy seguro de estar a la altura de la tarea de traducir esto al inglés esta vez ...

"Para ser genial, sé completo: nada
De los tuyos exagera o excluye.
Sea todo en todo. Pon todo lo que eres
En todo lo que haces.
Se como la luna que
Brilla todo en cada lago
Porque vive en lo alto ". . más

Es una locura, por supuesto, completamente ridículo calificar un diario de casi 2000 años de un emperador romano que nunca tuvo la intención de que se leyera. Como experiencia de un libro, la repetición de los pensamientos de Aurelius y aposs puede ser frustrante (la excelente introducción en este volumen proporciona un contexto para ello y para el concepto de estoicismo), pero encontré sus desafíos, sus preocupaciones diarias, notablemente humanas. Cuando son buenos, son increíbles:

& quot; Al amanecer, cuando tenga problemas para levantarse de la cama, dígase a sí mismo: & apos, tengo que irme. Es, por supuesto, completamente ridículo calificar un diario de casi 2000 años de un emperador romano que nunca tuvo la intención de que se leyera. Como experiencia de un libro, la repetición de los pensamientos de Aurelius puede ser frustrante (la excelente introducción en este volumen proporciona un contexto para ello y para el concepto de estoicismo), pero encontré sus desafíos, sus preocupaciones diarias, notablemente humanas. Cuando son buenos, son increíbles:

"Al amanecer, cuando tenga problemas para levantarse de la cama, dígase a sí mismo: 'Tengo que ir a trabajar, como ser humano. ¿De qué tengo que quejarme, si voy a hacer para lo que nací? las cosas para las que me trajeron al mundo. ¿O es para eso para lo que fui creado? ¿Acurrucarse bajo las mantas y mantenerme abrigado?
- Pero es mejor aquí.
¿Así que naciste para sentirte "bien"? ¿En lugar de hacer cosas y experimentarlas? ¿No ves las plantas, los pájaros, las hormigas y las arañas y las abejas realizando sus tareas individuales, poniendo el mundo en orden, lo mejor que pueden? ¿Y no estás dispuesto a hacer tu trabajo como ser humano? ¿Por qué no corres para hacer lo que exige tu naturaleza? ". Más

Nunca antes le había dado una calificación de cinco estrellas a un libro del cual solo había leído el 9%. Sin embargo, este libro es especial en muchos sentidos, y si el comienzo es una indicación de los pensamientos y reflexiones del autor y de un candidato, merece esta calificación. Espero ansiosamente mis futuras lecturas de esta espléndida obra.

Al igual que la Biblia, se puede abrir en cualquier página y el pasaje resonará en la mayoría de las personas en varios momentos de su vida. Cada pasaje se sostiene por sí mismo y no depende de lo que había precedido ¡PIENSE EN ELLO!

Nunca antes le había dado una calificación de cinco estrellas a un libro del cual solo había leído el 9%. Sin embargo, este libro es especial en muchos sentidos, y si el comienzo es una indicación de los pensamientos y reflexiones del autor, merece esta calificación. Espero ansiosamente mis futuras lecturas de esta espléndida obra.

Al igual que la Biblia, se puede abrir en cualquier página y el pasaje resonará en la mayoría de las personas en varios momentos de su vida. Cada pasaje se sostiene por sí mismo y no depende de lo que lo haya precedido. Por lo tanto, aunque estoy leyendo otros dos libros, tomo este de vez en cuando, leo algunos pasajes y no me confunden la trama y los personajes. Aunque el libro fue escrito de una manera fácil de entender, es todo menos simplista, es profundo y está repleto de sabiduría. Además, debe leerse lentamente para que el lector pueda absorber las palabras y deleitarse con las meditaciones de Aurelius. He resaltado mucho para recordar ciertos pasajes y sé que los volveré a leer a lo largo de los años.

Una vez más, mi amigo Steve Sckenda ha recomendado literatura de calidad a sus amigos de GR, por lo que le agradezco sinceramente.

Según los estándares de today & aposs, un blog estándar del pantano.

La única razón por la que esto se conservó en primer lugar es que el autor resultó ser un emperador romano. (Eso, y esa antigua Roma no tenía & apost tenía LiveJournal.)

La única razón por la que Meditaciones todavía se está publicando hoy en día es que una vez que un libro se etiqueta como "clásico", casi nadie que lo lee tiene las uvas para admitir que simplemente no era tan bueno. Bien. El emperador no tiene ropa. Según los estándares actuales, un blog estándar.

La única razón por la que esto se conservó en primer lugar es que el autor resultó ser un emperador romano. (Eso, y esa antigua Roma no tenía LiveJournal).

La única razón por la que Meditaciones todavía se está publicando hoy en día es que una vez que un libro se etiqueta como "clásico", casi nadie que lo lee tiene las uvas para admitir que simplemente no era tan bueno. Bien. El emperador no tiene ropa. . más

Otra gran influencia en mi vida fue el diario filosófico personal del último "buen emperador" del Imperio Romano. En esta obra, Marco Aurelio dibuja el estoicismo como una filosofía que yo llamo "Budismo con bolas". Es una dura autodisciplina que entrena a sus practicantes para ser campeones (de algún tipo). ¿Campeones de qué? Dominio del yo.

El corazón del libro es que para liberarse, deben entrenarse para volverse indiferentes a lo externo. Los externos son Otra gran influencia en mi vida fue el diario filosófico personal del último "buen emperador" del Imperio Romano. En esta obra, Marco Aurelio dibuja el estoicismo como filosofía que llamo "Budismo con bolas". Es una autodisciplina severa que entrena a sus practicantes para ser campeones (de algún tipo). ¿Campeones de qué? Dominio del yo.

El corazón del libro es que para liberarse, deben entrenarse para volverse indiferentes a lo externo. Los externos son aquellos elementos de la vida sobre los que tenemos poco o ningún control: nuestra etnia, atractivo sexual, inteligencia, esperanza de vida, las opiniones de los demás, etc. También debemos ser muy conscientes de lo único sobre lo que tenemos control: nuestras percepciones. Mediante un autoanálisis severo, el entrenamiento de la razón y la autodisciplina, podemos aprender a tomar el control de nuestras percepciones y, de esta manera, volvernos inmunes a toda desgracia / sufrimiento. A través de esta práctica, uno corta los hilos de títeres por los que la mayoría de las personas se mueven a lo largo de la vida: complacer a los demás, buscar la fama, el dominio sexual, los bienes materiales, etc., y en el proceso también se libera del sufrimiento que se deriva de no tener estas falsas metas. reunió.

Este es un libro que es extremadamente empoderador. Incluso si algunos de los ideales y objetivos pueden ser completamente imposibles (excepto para un puñado de grandes sabios), son dignos y vale la pena esforzarse por alcanzarlos.

Otro aspecto que me pareció interesante, fue que aquí podemos abrir una ventana a la vida de un alma grande y noble que luchaba por llegar a un acuerdo con el universo. Leemos los pensamientos personales del maestro del mundo civilizado, un hombre completamente solo y libre de compañeros, que está lidiando con la necesidad de encontrarle sentido a la vida. Sus esfuerzos y evidentes agonías son conmovedores. Este es un trabajo profundamente humano. En muchas secciones tiene que recordarse repetidamente la naturaleza de la muerte (que es una parte esencial y buena de la naturaleza), y a menudo se repiten metáforas relacionadas con la muerte de un niño. Estos recordatorios se vuelven muy conmovedores cuando comprendes que varios de los hijos del Emperador (a quienes aparentemente amaba mucho) fueron tomados por enfermedades. Este era el único entendimiento con el que parecía tener más dificultades para llegar a un acuerdo o aceptarlo.

Ah, tenía una revisión mucho mejor en mi mente, pero, como la niebla de la mañana, se ha despejado de mi mente dejando un revoltijo de palabras e impresiones, así que tendrás que soportar eso, o saltar a otra actualización de GR :)

Las debilidades de Marco Aurelio y las anotaciones y cavilaciones de aposs, sus inconsistencias, vaguedades, desorden intelectual, la falta de exploración de cualquier idea en particular en detalle son sus puntos fuertes y aposs. Hay un Marcus Aurelius para todos, o tal vez para todos los días del año , por lo que tendrá que soportar eso, o pasar a otra actualización de GR en su lugar :)

Las debilidades de las anotaciones y reflexiones de Marco Aurelio, sus inconsistencias, vaguedades, desorden intelectual, la falta de exploración de cualquier idea en particular en detalle son sus puntos fuertes. Hay un Marco Aurelio para todos, o quizás para todos los días del año (Selecciones de los Pensamientos de Marco Aurelio para todos los días del año) (y sospecho que hay calendarios de Marco Aurelio día a día). Me pregunté si en algún momento el verdadero Marcus Aurelius se pondría de pie, y por supuesto que lo hace, al igual que Spartacus al final de la película de Stanley Kubrik.

La obra conocida de diversas formas como Meditaciones o el Libro de Oro se escribió originalmente en griego y se tituló "Para sí mismo", se divide en doce "libros", cada uno de ellos quizás unas quince páginas impresas de longitud. El primer libro es una lista de a quién y por qué está agradecido Marco Aurelius, por cosas como su educación y carácter en lugar de que la gente pague sus impuestos y, en general, obedezca las leyes. Los otros once libros no tienen unidad temática. Al final del primer libro escribe: 'Entre los Quadi, en el río Gran' Esta es la única indicación de tiempo y lugar en toda la obra, lo cual es bueno desde el punto de vista de la accesibilidad. Sí, tú también y yo tenemos acceso directo a las reflexiones personales de un emperador romano. Puedes leer su blog, de hecho. en lugares casi sus tweets, no hay barrera para acercarse a él sin conocimiento previo - la gente se ha acercado a él sin conocimiento previo durante casi 2,000 años, tanto que me temo que hay poca novedad aquí: sea agradecido, practique la serenidad, sea ​​amable con los demás, aprecie el orden y la estructura de la vida, cumpla con su deber (como un romano). La desventaja es que no aprendes mucho sobre Marcus Aurelius, de alguna manera es tan personal, privado e interior que se ha vuelto indistinto y universal, adecuado para imanes de nevera o carteles de motivación en cualquier lugar.

Creo que formalmente Marcus era un estoico, si sus reflexiones en su libro representan una filosofía estoica de vanguardia o las reflexiones de un individuo bien educado de su época, no lo sé. En el libro once en particular cita a Homero, Sófocles, Eurípides y Platón, pero nunca menciona al famoso estoico romano Séneca. Quizás Séneca ya había sido olvidado por la época de Aurelius o quizás la cuestión de cómo comportarse bajo el gobierno de un emperador estaba demasiado cerca del hueso para el Emperador.

Como mencioné en las actualizaciones, me recordó en su énfasis en el deber de lo que había oído sobre el Bhagadvad Gita y sentí que Aurelius: Naturaleza del mundo, naturaleza, razón del mundo, propósito cósmico, dioses, naturaleza universal, mente del universo, dios . (una muestra de los términos que parece usar para algún tipo de principio de ordenamiento en el universo) podrían haberse expresado como, o estaban llegando a las ideas de Dharma o Dao. Dado que se trata de una especie de obra filosófica, o tal vez religiosa, me pregunté si la traducción no servía de ayuda; tal vez todos estos términos podrían haber sido traducidos por una expresión en el original, quizás Logos (la más famosa ahora desde el comienzo de la Evangelio de San Juan), sin embargo, creo que leí en la introducción que Marcus usó todos estos términos diferentes a pesar de que, contextualmente, todos parecen significar algo similar, si no idéntico.

Dado esto y el Tao Te Ching, me hubiera imaginado que el Tao Te Ching fue el escrito por un emperador astuto, Marcus de alguna manera a menudo se las arregla para sonar como un dron corporativo acosado obligado a compartir un banco de trabajo con personas que no se cepillan los dientes y que se lavan y se cambian de ropa con regularidad, es decir, una vez cada nueve semanas - ( 5:28) Podría imaginarlo como la base para una nueva Sit-Com de EE. UU., Tal vez Aurelius: los años de servicio al cliente, un ligero cambio con respecto a sus apariciones anteriores en las películas. La Caída del Imperio Romano y ambos restan importancia a lo extraño que era el hijo de Marcus, el Emperador Cómodo (ver spoiler) [disfrutó vestirse (¿o abajo?) como Hércules y aporrear a la gente con su club, todos los meses se le cambió el nombre a él mismo, aún así era solo después de doce años que fue estrangulado por su entrenador personal (ver spoiler) [Durante mucho tiempo he sido de la opinión de que el deporte es malo para ti, pero en verdad tal vez sean solo entrenadores personales (ocultar spoiler)] (ocultar spoiler)] .

Marcus dice que cree que rezar durante tres horas al día es suficiente, pero no tenía claro a qué le rezaría, su universo parece bastante determinista y los dioses forman parte de eso tanto como las higueras, los caballos y la gente. , tal vez su oración fue más su práctica espiritual para alentar la serenidad, la bondad y la indiferencia hacia la muerte de la que habla en lugar de pedir a los dioses.

Caminando por las aceras mojadas observando (estoicamente por supuesto) los destellos de los relámpagos sobre el cielo, me preguntaba si la muerte y el olvido (todos los que te conocieron también muriendo) era una preocupación tan constante en estos escritos porque era una perspectiva que realmente temía. Como ha sucedido, esto ha conservado su memoria con bastante eficacia.

Todo él dice es creado para algún deber (8:19) incluso si aceptamos que esto es así y fácilmente definible para sus ejemplos de un caballo y una vid, la pregunta que no aborda es ¿qué pasa con un Emperador? Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón fueron todos emperadores y todos actuaron como si tuvieran diferentes concepciones del deber. Pero Marcus, mientras expone sus pensamientos más íntimos, no quiere revelar cuál pensaba que era su propio deber como Emperador.Para mí no fue un caso de Howards end no es el aterrizaje, pero Marcus Aurelius estaba en el polvoriento estante, recogido por dos libras esterlinas que no recuerdo cuándo, probablemente en una compañía de mala reputación.

Al mismo tiempo, no puedo estar completamente cómodo con él. Mía [mi preocupación], estar en amistad y caridad con todos los hombres (11:13) escribe mientras libra guerras contra los marcomanos, quadi y samatianos, por lo que la amistad y la caridad con no todos los hombres, hojeé las páginas relevantes de Imperios y bárbaros y vi que la guerra comenzó porque me preguntaron si podían entrar. el imperio y había sido rechazado, tal vez me falta algo aquí, también este fue un período en el que los castigos por delitos se volvieron más duros para los de menor estatus social, su autocultivo y serenidad personal no entró en conflicto con una concepción del deber imperial que parece en la práctica haber sido torpe (la bondad es irresistible pero es parcial a la decapitación de sus enemigos), quizás para él no había contradicción, no era Ashokha (dice en alguna parte que o tienes que mejorar a las personas o aguantarlas, no parece haber intentado mejorarlas , ese no era su deber). Pero sus escritos no aclaran su enfoque de la autoridad y me gobiernan (ver spoiler) [mi suposición sería que para él los no romanos y los romanos de clase baja - humiliores como se les llamaba en distinción a los honestiores de clase alta no contaban como personas plenas, pero eran un tipo inferior de cosas como caballos y enredaderas y, por lo tanto, para ser quebrantadas o podadas, pero como pocos de nosotros en estos días somos emperadores romanos, tal vez podamos leer mal sus palabras con un espíritu fraterno, si una higuera lo hace (en buenas condiciones) producen higos, por lo que también un emperador romano será un emperador romano (ocultar spoiler)].

Veo aquí a Marcus Aurelius para los negocios: Meditaciones: Pensamientos para el dominio corporativo esto del hombre que escribió (5:33) "Todo lo que los hombres ponen su corazón en esta vida es vanidad, corrupción y basura". . más


Razón y significado


Estatua de Marco Aurelio a caballo.

Si estás angustiado por algo externo, el dolor no se debe a la cosa en sí, sino a tu estimación de la misma y esto tienes el poder de revocarlo en cualquier momento..

Marco Aurelio (121 & # 8211 180 d.C.) fue emperador romano desde 161 hasta 180 y es uno de los filósofos estoicos más importantes. Lo que hoy llamamos el Meditaciones tomar la forma de un cuaderno personal, que no fue & # 8217t destinado a la publicación. Aurelius los llamó & # 8220Writings To Myself. & # 8221 Fueron escritos en griego, aunque su lengua materna era el latín, y probablemente fueron compuestos mientras estaba en campañas militares en Europa central. C. 171-175 d.C. Hoy en día es ampliamente considerada como una de las obras más importantes de toda la literatura occidental. Murió, muy probablemente a causa de la peste o el cáncer, en una campaña militar en la actual Austria. El trabajo se divide en 12 libros breves.

En Libro I Aurelius agradece a aquellos con quienes está en deuda. Agradece a su abuelo por enseñarle a ser sincero, modesto y ecuánime a su padre por enseñarle a ser humilde, tranquilo y frugal a su madre por enseñarle a ser generoso y no materialista y a sus maestros que le enseñaron el valor. de trabajo duro, autodisciplina, ecuanimidad, racionalidad, humor y tolerancia. De sus maestros, también aprendió a amar la filosofía práctica, en lugar de la metafísica, la lógica y la vanidad de los sofistas. También agradece a su esposa por ser cariñosa.

En Libro II Aurelius nos recuerda que cada día conoceremos a gente terrible. Pero nosotros también tenemos fallas, por lo que no deberíamos estar enojados con ellas. Porque todos somos solo pedazos de sangre, huesos y aliento, nuestra vida es fugaz, nuestros cuerpos se descompondrán. En cuanto a la muerte, no hay nada que temer que no pueda hacernos daño. Pero lo más importante de nosotros son nuestras mentes. No debemos permitir que sean esclavos de pasiones egoístas, que se peleen con el destino o que estén ansiosos por el presente o temerosos del futuro. No podemos garantizar la fama o la fortuna, pero podemos mantener nuestra mente tranquila y libre de lesiones, un estado superior tanto al placer como al dolor. La libertad es el control de nuestras mentes.

En Libro III Aurelius nos dice que tengamos en cuenta las pequeñas cosas como las grietas en una barra de pan, la textura de los higos y las aceitunas, y las expresiones de los animales salvajes. Incluso las cosas mundanas tienen encanto, dice. Pero no debemos chismear o especular sobre lo que otros dicen o hacen. En su lugar, piense y hable solo sobre cosas de las que no se avergonzaría si las descubrieran. Piense y hable con sinceridad y alegría, y habrá una especie de divinidad dentro de usted. No hay nada más valioso que una mente que persigue la verdad, la justicia, la templanza, la fortaleza, la racionalidad y cosas por el estilo. Así que sé resuelto en la búsqueda del bien.

En Libro IV Aurelius nos dice que siempre podemos encontrar la soledad en nuestras propias mentes. Si nuestras mentes están serenas, encontraremos paz y felicidad. En cuanto a cómo nos ven los demás, tenemos poco control sobre esto. Pero la virtud sigue siendo virtud incluso si no se reconoce. Recuerde, nuestras vidas son efímeras, un día vivimos, al siguiente estamos muertos. Así que actúa virtuosamente, usa bien tu tiempo y sé alegre. Entonces, cuando te caigas del árbol de la vida, caerás como una fruta madura.

En Libro V Aurelius dice que deberíamos levantarnos cada mañana y hacer un buen trabajo. Debemos actuar con naturalidad y contribuir a la sociedad, despreocupados del reproche de los demás. Y no pida ni espere pago o gratitud por hacer buenas obras. En cambio, siéntete satisfecho con ser como una vid que da buenos frutos. La virtud es su propia recompensa.

En Libro V Aurelius rechaza la venganza y es mejor no imitar la herida. Debemos cumplir con nuestro deber, actuar con rectitud y no ser molestados por el resto, porque en la inmensidad del espacio y el tiempo somos insignificantes. Piense en cosas buenas y controle su mente.

En Libro VII Aurelius aboga por la paciencia y la tolerancia. La naturaleza funciona como cera, transformándose continuamente, así que ten paciencia. La gente hablará mal de ti sin importar lo que hagas, pero sé tolerante. Las personas malvadas ponen a prueba nuestra paciencia y tolerancia, pero podemos seguir siendo felices controlando nuestra respuesta a ellas.

En Libro VIII Aurelius sostiene que estar desconectado de la humanidad es como cortar uno de sus propios miembros. En cambio, vive conectado con la naturaleza y otras personas. No importa lo que encuentre, mantenga una mente moderada y controlada. Si otros te maldicen, no dejes que eso te afecte más de lo que tu maldición a la primavera afecta a la primavera.

En Libros IX, X, y XI Aurelius sostiene que debemos ser moderados, sinceros, honestos y tranquilos. Si alguien informa que no eres virtuoso, disipa esas nociones con tu probidad y usa el humor para desarmar a las peores personas.

En los libros XII Aurelius pregunta por qué nos amamos más a nosotros mismos, pero a menudo valoramos la opinión de los demás sobre la nuestra. Esto es un error. Recuerde también que el destino del más grande y el peor de los seres humanos es el mismo & # 8212 todos se convierten en cenizas. Entonces no seas orgulloso, sino humilde. Muere en serenidad. Como escribió Aurelius desde su tienda, lejos de casa y para no volver jamás: & # 8220La vida es guerra y un extraño & # 8217s estancia, y después de la fama, olvido & # 8221.

Reflexiones & # 8211 Quiero aprender más sobre el estoicismo, el budismo y otras filosofías prácticas. Creo que hoy en día hay hambre de filosofías prácticas de la vida, especialmente en el mundo moderno, donde las historias religiosas ya no brindan consuelo a tantos. Para obtener más información sobre la filosofía estoica, consulte mis publicaciones sobre: ​​Séneca, Cicerón, los estoicos sobre las emociones y cómo Epicteto ayudó al almirante James Stockdale a soportar más de siete años como prisionero de guerra.


¿Quién publicó por primera vez las Meditaciones de Marco Aurelio? - Historia

Traducido por George Long

Por la mañana, cuando te levantes de mala gana, deja que este pensamiento esté presente: me estoy elevando a la obra de un ser humano. ¿Por qué entonces estoy insatisfecho si voy a hacer las cosas por las que existo y por las que fui traído al mundo? ¿O he sido hecho para esto, para acostarme en ropa de cama y mantenerme caliente? - Pero esto es más agradable.- ¿Existes tú entonces para disfrutar tu placer y no para la acción o el esfuerzo? ¿No ves las plantitas, los pajaritos, las hormigas, las arañas, las abejas trabajando juntas para poner en orden sus diversas partes del universo? ¿Y no estás dispuesto a hacer el trabajo de un ser humano, y no te apresuras a hacer lo que está de acuerdo con tu naturaleza? - Pero también es necesario descansar. esto también: ella ha fijado límites tanto para comer como para beber, y sin embargo tú vas más allá de estos límites, más allá de lo que es suficiente, pero en tus actos no es así, pero te detienes antes de lo que puedes hacer. Así que no te amas a ti mismo, porque si lo hicieras, amarías tu naturaleza y su voluntad. Pero los que aman sus diversas artes se agotan trabajando en ellas sin lavar y sin comida, pero tú valoras tu propia naturaleza menos de lo que el tornero valora el arte de girar, o el bailarín el arte de bailar, o el amante del dinero valora su dinero, o el hombre vanaglorioso su pequeña gloria. Y tales hombres, cuando sienten un afecto violento por algo, no eligen ni comer ni dormir antes que perfeccionar las cosas que les importan. Pero, ¿son los actos que conciernen a la sociedad más viles a tus ojos y menos dignos de tu trabajo?

Qué fácil es repeler y borrar toda impresión que sea molesta o inadecuada, y de inmediato estar en toda tranquilidad.

Juzga cada palabra y cada acto que, según la naturaleza, sea adecuado para ti y no te dejes desviar por la culpa que se deriva de ningún pueblo ni por sus palabras, pero si algo es bueno por hacer o decir, no lo consideres indigno de hacerlo. El e. Porque esas personas tienen su peculiar principio rector y siguen su peculiar movimiento, cosas que tú no consideras, sino que siguen adelante, siguiendo tu propia naturaleza y la naturaleza común, y el camino de ambas es uno.

Paso por las cosas que suceden según la naturaleza hasta que caigo y descanso, exhalando mi aliento en ese elemento del cual lo inhalo diariamente y cayendo sobre esa tierra de la cual mi padre recogió la semilla, y mi madre. la sangre, y mi nodriza, la leche de la que durante tantos años me han abastecido de comida y bebida que me soporta cuando la piso y abusa de ella para tantos fines.

Tú dices: Los hombres no pueden admirar la agudeza de tu ingenio. Sea así: pero hay muchas otras cosas de las que no puedes decir, no estoy formado para ellos por la naturaleza. Muestre entonces aquellas cualidades que están totalmente en su poder, sinceridad, seriedad, perseverancia en el trabajo, aversión al placer, contentamiento con su porción y con pocas cosas, benevolencia, franqueza, sin amor por lo superfluo, libre de la magnanimidad insignificante. ¿No ves cuántas cualidades eres capaz de exhibir inmediatamente, en las que no hay excusa para la incapacidad natural y la incapacidad y, sin embargo, permaneces voluntariamente por debajo de la marca? ¿O estás obligado a murmurar, a ser tacaño, a lisonjear, a criticar tu pobre cuerpo, a tratar de agradar a los hombres, a hacer grandes exhibiciones y a ser tan inquieto por tu naturaleza defectuosa? tu mente? No, por los dioses; pero es posible que te hayas librado de estas cosas hace mucho tiempo. Sólo si en verdad se te puede acusar de ser un poco lento y torpe de comprensión, debes esforzarte también en esto, sin descuidarlo ni complaciendo aún tu torpeza.

Un hombre, cuando ha prestado un servicio a otro, está dispuesto a anotarlo en su cuenta como un favor conferido. Otro no está listo para hacer esto, pero todavía en su propia mente piensa en el hombre como su deudor y sabe lo que ha hecho. Un tercero, en cierto modo, ni siquiera sabe lo que ha hecho, pero es como una vid que ha producido uvas, y no busca nada más después de haber producido su fruto apropiado. Como un caballo cuando ha corrido, un perro cuando ha seguido el juego, una abeja cuando ha hecho la miel, así un hombre cuando ha hecho un buen acto, no llama a otros para que vengan a ver, pero él pasa a otro acto, como una vid vuelve a producir las uvas en su tiempo.- ¿Debe entonces un hombre ser uno de estos, que de alguna manera actúa así sin observarlo? - Sí.- Pero esto mismo es necesario, la observación de lo que hace un hombre: porque, se puede decir, es característico del animal social percibir que está trabajando de una manera social, y de hecho desear que su interlocutor social también lo perciba. Verdad lo que dices, pero no comprendes correctamente lo que ahora se dice: y por eso te convertirás en uno de aquellos de los que hablé antes, porque incluso ellos están engañados por una cierta demostración de razón. Pero si eliges comprender el significado de lo que se dice, no temas que por eso omitas cualquier acto social.

Oración de los atenienses: Lluvia, lluvia, oh querido Zeus, sobre los campos arados de los atenienses y sobre las llanuras. En verdad, no debemos orar en absoluto, o debemos orar de esta manera sencilla y noble.

Así como debemos entender cuando se dice que Esculapio le recetó a este hombre ejercicio a caballo, o bañarse en agua fría o andar sin zapatos, así debemos entenderlo cuando se dice que la naturaleza del universo prescribió a este hombre la enfermedad. o mutilación o pérdida o cualquier otra cosa por el estilo. Porque en el primer caso Prescrito significa algo como esto: prescribió esto para este hombre como una cosa adaptada para procurar la salud y en el segundo caso significa: Lo que le sucede (o conviene) a cada hombre se fija de una manera para él. convenientemente a su destino. Porque esto es lo que queremos decir cuando decimos que las cosas son adecuadas para nosotros, como dicen los obreros de las piedras cuadradas en los muros o las pirámides, que son adecuadas, cuando encajan entre sí en algún tipo de conexión. Porque hay una sola aptitud, armonía. Y así como el universo está hecho de todos los cuerpos para ser un cuerpo como es, así de todas las causas existentes la necesidad (el destino) se compone para ser una causa como es. E incluso los que son completamente ignorantes entienden lo que quiero decir, porque dicen: Esto (la necesidad, el destino) le trajo esto a tal persona. Entonces esto le fue traído y esto le fue prescrito. Recibamos, pues, estas cosas, así como las que prescribe Esculapio. Muchos, por supuesto, incluso entre sus recetas son desagradables, pero las aceptamos con la esperanza de la salud. Que el perfeccionamiento y la realización de las cosas que la naturaleza común juzga buenas sean juzgadas por ti como de la misma naturaleza que tu salud. Y así acepta todo lo que sucede, aunque parezca desagradable, porque conduce a esto, a la salud del universo y a la prosperidad y felicidad de Zeus (el universo). Porque no habría traído a ningún hombre lo que ha traído si no fuera útil para todos. Tampoco la naturaleza de nada, cualquiera que sea, causa nada que no sea adecuado para lo que está dirigido por ella. Por dos razones, entonces, es correcto contentarse con lo que te sucede el uno, porque fue hecho para ti y prescrito para ti, y de alguna manera tuvo referencia a ti, originalmente de las causas más antiguas hiladas con tu destino y el otro, porque incluso lo que le llega individualmente a cada hombre es para el poder que administra el universo una causa de felicidad y perfección, más aún de su misma continuidad. Porque la integridad del todo se mutila si se corta algo de la conjunción y la continuidad de las partes o de las causas. Y cortarás, en la medida de tus posibilidades, cuando no estés satisfecho, y de alguna manera trates de apartar cualquier cosa.

No te sientas disgustado, ni desanimado ni insatisfecho si no logras hacer todo de acuerdo con los principios correctos, pero cuando fracasas, regresa y siéntete contento si la mayor parte de lo que haces es consistente con la naturaleza del hombre, y ama esto a lo que vuelves y no vuelvas a la filosofía como si fuera un maestro, sino actúa como quien tiene los ojos doloridos y aplica un poco de esponja y huevo, o como otro aplica un yeso, o moja con agua. Porque así no dejarás de obedecer a la razón, y reposarás en ella. Y recuerda que la filosofía requiere sólo las cosas que tu naturaleza requiere, pero tú tendrías algo más que no está de acuerdo con la naturaleza. Se puede objetar: ¿Por qué qué es más agradable que esto que estoy haciendo? ¿Por qué nos engaña el placer? Y fíjense si la magnanimidad, la libertad, la sencillez, la ecuanimidad, la piedad, no son más agradables. Porque, ¿qué hay más agradable que la sabiduría misma, cuando piensas en la seguridad y el feliz curso de todas las cosas que dependen de la facultad de comprensión y conocimiento?

Las cosas están tan envueltas que a los filósofos, no pocos ni a los filósofos corrientes, les han parecido del todo ininteligibles, es más, incluso a los propios estoicos les parecen difíciles de entender. Y todo nuestro asentimiento es cambiante porque ¿dónde está el hombre que nunca cambia? Dirija sus pensamientos entonces a los objetos mismos, y considere cuán efímeros son y cuán inútiles son, y que pueden estar en posesión de un desgraciado inmundo, una prostituta o un ladrón. Luego, recurra a la moral de aquellos que viven contigo, y difícilmente es posible soportar incluso los más agradables de ellos, por no hablar de un hombre que apenas puede resistirse a sí mismo. Entonces, en tal oscuridad y suciedad y en un flujo tan constante tanto de sustancia como de tiempo, y de movimiento y de cosas movidas, no puedo imaginar qué es digno de ser muy apreciado o incluso un objeto de persecución seria. Pero, por el contrario, es deber del hombre consolarse a sí mismo y esperar el

disolución natural y no enfadarme por la demora, sino descansar en estos principios únicamente: uno, que no me sucederá nada que no se ajuste a la naturaleza del universo y el otro, que esté en mi poder nunca actuar en contra de mi dios y demonio, porque no hay hombre que me obligue a esto.

¿Sobre qué estoy empleando ahora mi propia alma? En cada ocasión debo hacerme esta pregunta y preguntarme, ¿qué tengo ahora en esta parte de mí que ellos llaman el principio rector? ¿Y de quién tengo el alma ahora? ¿La de un niño, o de un joven, o de una mujer débil, o de un tirano, o de un animal doméstico, o de una fiera?

Qué tipo de cosas son aquellas que parecen buenas para muchos, podemos aprender incluso de esto. Porque si alguien concibiera ciertas cosas como realmente buenas, como la prudencia, la templanza, la justicia, la fortaleza, después de haberlas concebido primero, no soportaría escuchar nada que no esté en armonía con lo que es realmente bueno.Pero si un hombre ha concebido primero como buenas las cosas que a la mayoría les parecen buenas, escuchará y pronto recibirá como muy aplicable lo que dijo el escritor cómico. Así, incluso muchos perciben la diferencia. Porque si no fuera así, este dicho no ofendería y no sería rechazado en el primer caso, mientras lo recibimos cuando se dice de la riqueza y de los medios que fomentan el lujo y la fama, como se dice oportuna e ingeniosamente. Continúe entonces y pregúntese si debemos valorar y pensar que esas cosas son buenas, a las que, después de su primera concepción en la mente, podrían aplicarse acertadamente las palabras del escritor cómico, que quien las tiene, por pura abundancia, no tiene lugar. para acomodarse.

Estoy compuesto de lo formal y lo material y ninguno de ellos perecerá en la no existencia, ya que ninguno de ellos surgió de la no existencia. Entonces, cada parte de mí se reducirá por el cambio a alguna parte del universo, y esa otra vez se convertirá en otra parte del universo, y así sucesivamente para siempre. Y como consecuencia de tal cambio yo también existo, y los que me engendraron, y así para siempre en la otra dirección. Porque nada nos impide decirlo, incluso si el universo se administra según períodos definidos de revolución.

La razón y el arte del razonamiento (filosofía) son poderes que son suficientes para sí mismos y para sus propias obras. Se mueven entonces de un primer principio que les es propio, y se abren camino hasta el fin que se les propone y por eso a tales actos se les denomina catortosis o actos correctos, palabra que significa que van por el camino correcto. .

Ninguna de estas cosas deben llamarse hombre, que no pertenecen a un hombre, como hombre. No se requieren de un hombre, ni la naturaleza del hombre las promete, ni son los medios para que la naturaleza del hombre alcance su fin. Entonces, tampoco en estas cosas reside el fin del hombre, ni tampoco lo que ayuda al cumplimiento de este fin, y lo que ayuda a este fin es lo bueno. Además, si alguna de estas cosas perteneciera al hombre, no sería correcto que un hombre las despreciara y se pusiera en contra de ellas, ni sería digno de alabanza un hombre que demostrara que no las quiere, ni las querría. quien se escatimó en alguno de ellos, sea bueno, si es que estas cosas fueron buenas. Pero ahora, cuanto más se priva un hombre de estas cosas, o de otras cosas similares, o incluso cuando se le priva de alguna de ellas, más pacientemente soporta la pérdida, en la misma medida en que es un mejor hombre.

Tal como son tus pensamientos habituales, tal también será el carácter de tu mente porque el alma está teñida por los pensamientos. Tíñelo entonces con una serie continua de pensamientos como estos: por ejemplo, que donde un hombre puede vivir, allí también puede vivir bien. Pero debe vivir en un palacio, bueno, también puede vivir bien en un palacio. Y nuevamente, consideren que para cualquier propósito se ha constituido cada cosa, para esto se ha constituido, y hacia eso se lleva y su fin está en aquello hacia lo que se lleva y donde está el fin, también está la ventaja y el bien de cada cosa. Ahora bien, lo bueno para el animal razonable es la sociedad, por lo que estamos hechos para la sociedad, como se ha demostrado anteriormente. ¿No es evidente que lo inferior existe por el superior? Pero las cosas que tienen vida son superiores a las que no tienen vida, y de las que tienen vida, las superiores son las que tienen razón.

Buscar lo imposible es una locura: y es imposible que los malos no hagan algo así.

A ningún hombre le sucede nada que no esté formado por la naturaleza para soportarlo. A otro le pasan las mismas cosas, y ya sea porque no ve que han pasado o porque demostraría un gran espíritu se mantiene firme y se mantiene ileso. Entonces, es una vergüenza que la ignorancia y la vanidad sean más fuertes que la sabiduría.

Las cosas mismas no tocan el alma, ni en lo más mínimo, ni son admitidas en el alma, ni pueden girar o mover el alma; pero el alma gira y se mueve sola, y cualquier juicio que crea conveniente hacer, tal hace por sí mismo las cosas que se le presentan.

En cierto sentido, el hombre es lo más cercano a mí, en la medida en que debo hacer el bien a los hombres y soportarlos. Pero en la medida en que algunos hombres se ponen obstáculos a mis propios actos, el hombre se convierte para mí en una de las cosas que me son indiferentes, no menos que el sol o el viento o una fiera. Ahora bien, es cierto que pueden obstaculizar mi acción, pero no son impedimentos para mis afectos y disposición, que tienen el poder de actuar condicionalmente y cambiar: porque la mente convierte y transforma todo obstáculo a su actividad en una ayuda y, por lo tanto, en lo que es un obstáculo se convierte en un avance para un acto y lo que es un obstáculo en el camino nos ayuda en este camino.

Reverencia lo que es mejor en el universo y esto es lo que hace uso de todas las cosas y dirige todas las cosas. Y de la misma manera también reverencia lo que es mejor en ti y esto es de la misma clase que eso. Porque también en ti mismo lo que hace uso de todo lo demás es esto, y tu vida está dirigida por esto.

Lo que no daña al Estado, no daña al ciudadano. En el caso de toda apariencia de daño, aplique esta regla: si el estado no se ve perjudicado por esto, yo tampoco. Pero si el estado se ve perjudicado, no debes enfadarte con quien le hace daño. Muéstrale dónde está su error.

Piensa a menudo en la rapidez con la que pasan y desaparecen las cosas, tanto las que son como las que se producen. Porque la sustancia es como un río en un flujo continuo, y las actividades de las cosas están en constante cambio, y las causas operan en infinitas variedades y casi no hay nada que se detenga. Y considera esto que está cerca de ti, este abismo ilimitado del pasado y del futuro en el que todas las cosas desaparecen. ¿Cómo, entonces, no es un tonto que se envanece con tales cosas o se atormenta por ellas y se hace miserable? porque le molestan sólo por un tiempo, y por poco tiempo.

Piensa en la sustancia universal, de la que tienes una porción muy pequeña y del tiempo universal, de la que se te ha asignado un intervalo corto e indivisible y de lo que está fijado por el destino, y qué pequeña parte de ella eres.

¿Otro me hace mal? Déjelo mirar. Tiene su propia disposición, su propia actividad. Ahora tengo lo que la naturaleza universal quiere que yo tenga y hago lo que mi naturaleza ahora quiere que haga.

Deja que la parte de tu alma que dirige y gobierna no sea perturbada por los movimientos de la carne, ya sea de placer o de dolor, y que no se una a ellos, sino que se circunscriba y limite esos afectos a sus partes. Pero cuando estos afectos surgen a la mente en virtud de esa otra simpatía que existe naturalmente en un cuerpo que es todo uno, entonces no debes esforzarte por resistir la sensación, porque es natural: pero no permitas que la parte dominante de sí misma agregue. a la sensación de la opinión de que es buena o mala.

Vive con los dioses. Y él vive con los dioses que constantemente les muestra, su propia alma está satisfecha con lo que se le asigna, y que hace todo lo que el demonio desea, que Zeus ha dado a cada hombre por su guardián y guía, un parte de sí mismo. Y este es el entendimiento y la razón de todo hombre.

¿Estás enojado con aquel cuyas axilas apestan? ¿Estás enojado con aquel cuya boca huele mal? ¿De qué te servirá este peligro? Tiene tal boca, tiene axilas: es necesario que tal emanación provenga de tales cosas; pero el hombre tiene razón, se dirá, y es capaz, si siente dolor, de descubrir en qué. ofende- Te deseo lo mejor de tu descubrimiento. Pues bien, y tienes razón: por tu facultad racional despierta su facultad racional muéstrale su error, amonestale. Porque si él escucha, lo curarás, y no hay necesidad de ira. Ni actor trágico ni puta.

Como pretendes vivir cuando salgas. así que está en tu poder vivir aquí. Pero si los hombres no te lo permiten, aléjate de la vida, pero como si no estuvieras sufriendo ningún daño. La casa está llena de humo y la dejo. ¿Por qué crees que esto es un problema? Pero mientras nada de eso me expulse, permaneceré, soy libre y ningún hombre me impedirá hacer lo que elijo y elijo hacer lo que está de acuerdo con la naturaleza del animal racional y social.

La inteligencia del universo es social. En consecuencia, ha hecho las cosas inferiores por el bien de las superiores, y ha adaptado las superiores unas a otras. Ves cómo ha subordinado, coordinado y asignado a todo lo que le corresponde, y ha puesto en concordancia entre sí las cosas que son mejores.

¿Cómo te has comportado hasta ahora con los dioses, tus padres, hermanos, niños, maestros, los que cuidaron de tu infancia, tus amigos, parientes, tus esclavos? Considera si hasta ahora te has comportado con todos de tal manera que se pueda decir esto de ti:

Nunca ha hecho daño a un hombre ni de palabra ni de hecho. Y recuerda cuántas cosas has atravesado y cuántas cosas has podido soportar; y que la historia de tu vida está completa y tu servicio ha terminado; y cuántas cosas hermosas has visto; y cuántos placeres y dolores has despreciado y cuántas cosas consideradas honorables has despreciado ya cuántas personas mal intencionadas has mostrado una disposición amable.

¿Por qué las almas no calificadas e ignorantes perturban al que tiene habilidad y conocimiento? Entonces, ¿qué alma tiene habilidad y conocimiento? Aquello que conoce el principio y el fin, y conoce la razón que impregna toda sustancia y a través de todos los tiempos por períodos fijos (revoluciones) administra el universo.

Pronto, muy pronto, serás cenizas, o un esqueleto, y o un nombre o ni siquiera un nombre, pero el nombre es sonido y eco. Y las cosas que se valoran mucho en la vida son vacías, podridas y triviales, como perritos que se muerden unos a otros y niños pequeños que riñen, ríen y luego lloran. Pero la fidelidad y la modestia y la justicia y la verdad han huido

Hasta el Olimpo desde la tierra extensa. ¿Qué es lo que todavía te detiene aquí? Si los objetos de los sentidos se cambian fácilmente y nunca se quedan quietos, y los órganos de la percepción se embotan y reciben fácilmente impresiones falsas y la pobre alma misma es una exhalación de sangre. Pero tener buena reputación en un mundo como este es algo vacío. ¿Por qué entonces no esperas con tranquilidad tu fin, ya sea la extinción o el traslado a otro estado? Y hasta que llegue ese momento, ¿qué es suficiente? Pues, ¿qué otra cosa que venerar a los dioses y bendecirlos, y hacer el bien a los hombres, y practicar la tolerancia y el autocontrol, pero en cuanto a todo lo que está más allá de los límites de la pobre carne y aliento, recordar que esto no es ni tuyo ni en tu poder.

Puedes pasar tu vida en un fluir constante de felicidad, si puedes ir por el camino correcto y pensar y actuar de la manera correcta. Estas dos cosas son comunes tanto al alma de Dios como al alma del hombre, y al alma de todo ser racional, para no ser obstaculizadas por otro y para sostener que consiste en la disposición a la justicia y su práctica, y en esto dejar que tu deseo encuentre su fin.

Si esto no es ni mi propia maldad, ni un efecto de mi propia maldad, y el bien común no se daña, ¿por qué estoy preocupado por eso? ¿Y cuál es el daño al bien común?

No te dejes llevar desconsideradamente por la apariencia de las cosas, sino ayuda a todos según tu capacidad y su idoneidad y si hubieran sufrido pérdidas en asuntos que son indiferentes, no imagines que esto es un daño. Porque es un mal hábito. Pero como el anciano, cuando se fue, pidió que le devolviera la blusa de su hijo adoptivo, recordando que era una blusa, así también tú en este caso.

Cuando gritas a la Rostra, ¿te has olvidado, hombre, de qué son estas cosas? - Sí, pero son objetos de gran preocupación para esta gente - ¿También tú también te volverás loco por estas cosas? - Una vez fui un hombre afortunado, pero la perdí, no sé cómo. Pero afortunado significa que un hombre se ha asignado una buena fortuna: y una buena fortuna es buena disposición del alma, buenas emociones, buenas acciones.


Marco Aurelio en la Historia Augusta

¿Qué aprendemos sobre la vida y el carácter del emperador estoico Marco Aurelio, autor de Las meditaciones, de la Historia Augusta?

La Historia Augusta es una historia latina algo poco confiable, supuestamente compilada a partir de escritos de diferentes autores. Parece contener una mezcla de hechos históricos auténticos derivados de otras fuentes y elaboración ficticia agregada por uno o más autores posteriores. Sin embargo, es una de las pocas fuentes de información sobre la vida de Marco Aurelio, el autor de la famosa revista estoica, originalmente titulada A él mismo pero mejor conocido hoy como Las meditaciones.

Contiene un capítulo dedicado a la vida de Marcus, que parece razonablemente plausible y puede ser una de las partes más confiables del texto. De hecho, varios de los detalles dados sobre la vida de Marcus y # 8217 en este texto parecen consistentes con fragmentos biográficos en Las meditaciones. Esto le da potencialmente al resto de la biografía algo de credibilidad, ya que los historiadores consideran que es poco probable que el autor haya tenido acceso a una copia de Las meditaciones. Un análisis académico detallado del texto ha sido publicado recientemente por el Dr. Geoff W. Adams, de la Universidad de Tasmania, llamado Marco Aurelio en la Historia Augusta y más allá (2013).

Entonces, ¿qué dice la biografía de Marcus en el Historia Augusta ¿Dices que nos puede interesar en términos de su estoicismo? La frase inicial dice que Marcus & # 8220 a lo largo de toda su vida, fue un hombre dedicado a la filosofía y fue un hombre que superó a todos los emperadores en la integridad de su vida. & # 8221 Nos & # 8217 nos dijeron que Marcus era un niño serio que, tan pronto como tenía la edad suficiente para ser entregado del cuidado de sus enfermeras a & # 8220 instructores notables & # 8221, se embarcó en sus estudios de filosofía.

Estudió filosofía intensamente, incluso cuando aún era un niño. Cuando tenía doce años abrazó la vestimenta de un filósofo, y más tarde, la resistencia & # 8211 estudiando con un manto griego y durmiendo en el suelo. Sin embargo, (con cierta dificultad) su madre lo convenció de que durmiera en un sofá cubierto de pieles. También fue instruido por Apolonio de Calcedonia, el filósofo estoico [& # 8230]

Éstos eran los atuendos y prácticas típicos de los filósofos de la antigua tradición socrática, en particular los estoicos y los cínicos. La historia continúa:

Además, su celo por la filosofía era tan grande que, incluso después de unirse a la familia imperial, todavía solía ir a la casa de Apolonio para recibir instrucción. También asistió a las conferencias de Sextus of Chaeronea (Plutarch & # 8217s sobrino), Junius Rusticus, Claudius Maximus y Cinna Catulus & # 8211 todos estoicos. También asistió a las conferencias de Claudio Severo, ya que se sintió atraído por la Escuela Peripatética. Pero era principalmente Junius Rusticus, a quien admiraba y seguía, un hombre aclamado tanto en la vida privada como en la pública y muy bien practicado en la disciplina estoica.

Marcus elogia a sus maestros estoicos & # 8217 virtudes en el primer capítulo de Las meditaciones pero aquí también se nos dice que los tenía en tan alta estima que guardaba retratos en oro de ellos en su santuario privado y honraba sus tumbas con visitas personales, ofreciendo flores y sacrificios en su memoria.

Se nos habló de su carácter: Era austero, pero no endurecido, modesto pero no tímido y serio, pero no severo. Se le alaba como un gobernante sabio y benevolente:

De hecho, con la gente no se comportó de manera diferente a como se comporta en un estado libre. Fue en todos los sentidos notablemente moderado, disuadiendo a las personas del mal y alentándolas a hacer lo bueno, generoso en recompensar, indulgente en perdonar y, como tal, hizo que lo malo sea bueno y bueno muy bueno & # 8211 incluso sufriendo con moderación la crítica de no un pocos.

Nos dijeron que no se apresuraba a castigar a nadie y que, aunque decidido, siempre era razonable y comedido. Fue conocido por sus actos de bondad y compasión. Por ejemplo, aparentemente Marcus fue el primero en ordenar que los caminantes de cuerda floja, a menudo niños pequeños, debían protegerse de lesiones colocando colchones debajo de las cuerdas, desde entonces se han utilizado redes para reducir el riesgo. Presumiblemente, sintió que el espectáculo de niños que arriesgaban sus vidas era innecesario y que sus habilidades aún podían ser lo suficientemente entretenidas, aunque la actuación se hizo segura.

La guerra en Germania se retrata como necesaria para defender a Roma de las incursiones y difícil porque los ejércitos se vieron seriamente mermados por la peste. Marcus tomó la controvertida, pero quizás prudente decisión de ordenar que los esclavos y gladiadores fueran armados y entrenados para el servicio militar. Nos dijeron que subastó los tesoros del palacio imperial vendiendo túnicas, copas, estatuas y pinturas, para recaudar fondos para la guerra en Germania. Quizás su comentario sobre su indiferencia hacia su túnica imperial púrpura, descrita como lana teñida con sangre podrida de mariscos, en Las meditaciones, puede relacionarse con el sacrificio de prendas tan preciosas.

Pero debido a que Marcus parecía severo en su disciplina militar y de hecho en su estilo de vida general, como consecuencia de sus prácticas filosóficas, fue criticado airadamente, pero a todos los que hablaron mal de él, respondió con discursos o folletos.

En otras palabras, a pesar de su poder supremo, sus críticos abiertos no fueron castigados, ni siquiera asesinados, como lo hicieron emperadores como Nerón. Parece que su estilo de vida austero llevó tanto a la prudencia en la gestión del estado como a cierta ansiedad entre la población. Se nos dijo que cuando reclutó a los gladiadores para que sirvieran en el ejército, se rumoreaba entre la gente que buscaba quitarles sus diversiones y obligarlos a estudiar filosofía. su preocupación por la justicia, nos dijeron:

Era normal que [Marcus] castigara todos los delitos con sentencias más leves que las que generalmente imponían las leyes, pero a veces, hacia aquellos que obviamente eran culpables de delitos graves, permanecía inflexible. [& # 8230] Observó meticulosamente la justicia, además, incluso en este contacto con los enemigos capturados. Estableció a innumerables extranjeros en tierras romanas.

Curiosamente, nos dijeron que Marcus era excepcionalmente adorado por las provincias orientales del imperio romano y que de alguna manera dejó la huella de la filosofía en ellas.

Para Marcus, la propia serenidad fue tan grande, que nunca cambió su expresión (ni en el dolor ni en la alegría) y se dedicó a la filosofía estoica, que había aprendido de los mejores maestros y que él mismo había adquirido de todas las fuentes.

Ésta es otra característica típica atribuida a los estoicos: el sabio tiene una constancia fundamental y no se ve alterado por las circunstancias externas, sea cual sea su destino. Ya sea que se encuentre con el éxito o el fracaso exterior, siempre es el mismo, porque estas cosas son en última instancia & # 8220 indiferentes & # 8221 para él, sólo su propia virtud (o vicio) realmente importa lo suficiente como para influir en su estado de ánimo. Cuando Marcus se enfermó gravemente, terminó con su vida absteniéndose de comer y beber, lo que también le dijimos a Zenón que el fundador del estoicismo hizo cuando quiso terminar con su vida.

El estoicismo tiene un sabor militar, tanto en su lenguaje como en el estilo de vida y vestimenta adoptada por sus seguidores. Los líderes estoicos, quizás por esa razón, a veces eran populares entre las tropas romanas. Marcus es retratado como un hombre dedicado a los militares y adorado por ellos, no muy diferente al héroe estoico Cato antes que él. Por lo tanto, & # 8220El ejército, cuando se enteraron de su enfermedad, lloró ruidosamente, porque lo amaban solo a él. & # 8221

Cuando estaba cerca de la muerte, llamó a sus amigos, mostrando, según nos dijeron, una gran indiferencia hacia su inminente desaparición. Él dijo: & # 8220 ¿Por qué lloras por mí, en lugar de considerar la pestilencia y la muerte que es el destino común de todos nosotros? & # 8221 Esta es una fórmula estoica estándar, de hecho. Contemplando lo universal y inevitable Se supone que la naturaleza de la muerte nos ayuda a aceptarla con indiferencia, tal como la determina la Naturaleza.

Kit de herramientas de terapia estoica

Reciba un resumen de cinco páginas de ideas y prácticas estoicas clave para la superación personal.

Suscríbete para descargar mi Kit de herramientas de terapia estoica (PDF) para GRATIS y reciba su boletín informativo por correo electrónico.


Homero en Las meditaciones

Homero, el más influyente de todos los poetas griegos, como era de esperar, fue otro de los favoritos de los estoicos. De hecho, Zenón, el fundador del estoicismo, escribió un libro (perdido) titulado Problemas homéricos, que abarca cinco volúmenes, y otros estoicos tempranos también escribieron libros sobre los textos de Homero. Sin embargo, Marcus solo parece citar a Homer dos veces en Las meditaciones, un hecho que quizás sirva para resaltar aún más la importancia única de Eurípides para él.

La primera cita homérica es bastante críptica:

"- y mi corazón se rió dentro de mí." - Meditaciones, 11.31

Es de los Odisea, donde Ulises está encantado con su victoria sobre los cíclopes. Es imposible decir por qué Marcus pensó que esta frase en particular era tan importante.

El segundo es una versión abreviada de un famoso pasaje de La Ilíada. Por el contrario, Marcus explica exactamente lo que significa para él, por lo que vale la pena citar el pasaje circundante en su totalidad.

Para quien está penetrado por principios verdaderos, incluso el precepto más breve es suficiente, y cualquier precepto común, para recordarle que debe estar libre de dolor y temor. Por ejemplo:

"Hojas, algunas el viento se esparce por el suelo
También lo es la raza de los hombres ".

Hojas, también, son tus hijos. Y hojas, también, son los que gritan como si fueran dignos de crédito y otorgan su alabanza, o por el contrario maldicen, o en secreto culpan y se burlan. Y las hojas, de igual manera, son las que recibirán y transmitirán la fama de un hombre a tiempos posteriores. Pues todas estas cosas "se producen en la temporada de primavera", como dice el poeta. Entonces el viento los arroja y el bosque produce otras hojas en su lugar. Pero una existencia breve es común a todas las cosas y, sin embargo, evitas y persigues todas las cosas como si fueran eternas. Un poco de tiempo, y cerrarás los ojos y pronto otro se lamentará por el que te ha atendido hasta la tumba. - Meditaciones, 10.34


Cambio de adentro hacia afuera

Al comenzar su práctica, es posible que no se dé cuenta del momento. ¿Puedes practicar apartándote de tus respuestas secundarias, las interminables repeticiones de tu historia de cómo te han agraviado?

Con la práctica, se arraiga una nueva comprensión de cómo funciona la vida. Ese nuevo entendimiento hará el trabajo pesado.

Hoy, recuerde su verdadera naturaleza cuando un conductor lo interrumpe. Hoy, escuche atentamente mientras un colega presenta una visión alternativa. Hoy, tenga una palabra amable y una comida caliente preparada para su pareja que llega de mal humor a casa del trabajo.

Aferrándonos sin pensar a nuestro pensamiento condicionado, tenemos mucho menos libre albedrío de lo que creemos.

Dado que su experiencia se percibe de adentro hacia afuera, a medida que cambia, su mundo también cambiará. Aquellos con los que te encuentras poseen "una parte de lo divino". Como tú, es posible que hayan olvidado la verdad y, como tú, pueden despertar a su verdadera naturaleza.

Aferrándonos sin pensar a nuestro pensamiento condicionado, tenemos mucho menos libre albedrío de lo que creemos. Parece que estamos tomando una decisión cuando, todo el tiempo, nuestro pensamiento nos tiene en su trampa. De Aurelius Meditaciones nos instruye en las prácticas para restaurar nuestro poder de libre albedrío. Nuestro comportamiento sigue nuestras creencias sobre nosotros mismos y los demás. En resumen, nuestra comprensión de cómo funciona la vida está 100 por ciento conectada con nuestra experiencia de vida.

Aurelius llegó a una bifurcación en el camino de su propia vida:

Has vagado por todas partes y finalmente te has dado cuenta de que nunca encontraste lo que buscabas: cómo vivir. Ni en silogismos, ni en dinero, ni en fama, ni en autocomplacencia.

Si te has dado cuenta de algo similar en tu vida, seguir el camino de Aurelius hacia la libertad interior te será de gran utilidad.


Contenido

En 166, durante la epidemia, el médico y escritor griego Galeno viajó desde Roma a su hogar en Asia Menor y regresó a Roma en 168, cuando fue convocado por los dos Augusti, los co-emperadores Marco Aurelio y Lucius Verus. Estuvo presente en el brote entre las tropas estacionadas en Aquileia en el invierno de 168/69. Galeno registró brevemente las observaciones y una descripción de la epidemia en el tratado. Methodus Medendi ("Método de tratamiento"), y esparció otras referencias al mismo entre sus voluminosos escritos. Describió la peste como "grande" y de larga duración, y mencionó fiebre, diarrea y faringitis, así como una erupción cutánea, a veces seca y a veces pustulosa, que apareció al noveno día de la enfermedad. La información proporcionada por Galeno no identifica de manera inequívoca la naturaleza de la enfermedad, pero los estudiosos generalmente han preferido diagnosticarla como viruela. [10]

El historiador William H. McNeill [11] afirma que la plaga de Antonine y la posterior plaga de Cipriano (251-c. 270) fueron brotes de dos enfermedades diferentes, una de viruela y otra de sarampión, pero no necesariamente en ese orden. La severa devastación sufrida por la población europea por las dos plagas puede indicar que las personas no habían estado expuestas previamente a ninguna de las dos enfermedades, lo que trajo inmunidad a los sobrevivientes. Otros historiadores creen que ambos brotes involucraron viruela. [12] Este último punto de vista se ve reforzado por estimaciones moleculares que sitúan la evolución del sarampión en algún momento después del año 1000 d. C. [13]

Artes Editar

En su consternación, muchos recurrieron a la protección que ofrece la magia. El relato cargado de ironía de Luciano de Samosata sobre el charlatán Alejandro de Abonoteichus registra un verso suyo "que envió a todas las naciones durante la pestilencia. Se podía ver escrito en las puertas de todas partes", particularmente en las casas que fueron vaciadas, Lucian además comentarios. [14]

La epidemia tuvo drásticos efectos sociales y políticos en todo el Imperio Romano. Barthold Georg Niebuhr (1776-1831) concluyó que "como el reinado de Marco Aurelio marca un punto de inflexión en tantas cosas, y sobre todo en la literatura y el arte, no tengo ninguna duda de que esta crisis fue provocada por esa plaga. El mundo nunca se recuperó del golpe que le infligió la plaga que lo visitó durante el reinado de Marco Aurelio ". [15] Durante las Guerras Marcomannicas, Marco Aurelio escribió su obra filosófica Meditaciones. Un pasaje (IX.2) afirma que incluso la pestilencia que lo rodeaba era menos mortal que la falsedad, el mal comportamiento y la falta de verdadera comprensión. Mientras agonizaba, pronunció las palabras: "No llores por mí, piensa más bien en la pestilencia y la muerte de tantos otros". Edward Gibbon (1737-1794) y Michael Rostovtzeff (1870-1952) asignaron a la plaga de Antonine menos influencia que las tendencias políticas y económicas contemporáneas. [ cita necesaria ]

Se destacan algunos efectos directos del contagio. Cuando las fuerzas imperiales se trasladaron al este, bajo el mando del emperador Verus, después de que las fuerzas de Vologases IV de Parthia atacaron Armenia, la defensa romana de los territorios orientales se vio obstaculizada cuando un gran número de tropas sucumbieron a la enfermedad. Según el escritor español del siglo V Paulus Orosius, muchas ciudades y pueblos de la península italiana y las provincias europeas perdieron a todos sus habitantes. Cuando la enfermedad se extendió hacia el norte hasta el Rin, también infectó a los pueblos germánicos y galos fuera de las fronteras del imperio. Durante años, esos grupos del norte habían presionado hacia el sur en busca de más tierras para sostener su creciente población. Con sus filas reducidas por la epidemia, los ejércitos romanos ahora eran incapaces de hacer retroceder a las tribus. Desde 167 hasta su muerte, Marco Aurelio personalmente comandó legiones cerca del Danubio, tratando, con sólo un éxito parcial, de controlar el avance de los pueblos germánicos a través del río. Una gran ofensiva contra los marcomanos se pospuso a 169 debido a la escasez de tropas imperiales. [ cita necesaria ]

Aunque Ge Hong fue el primer escritor de medicina tradicional china que describió con precisión los síntomas de la viruela, el historiador Rafe de Crespigny reflexionó que las plagas que afligieron al Imperio Han del Este durante los reinados del Emperador Huan de Han (r. 146-168) y el Emperador Ling de Han (r. 168-189) - con brotes en 151, 161, 171, 173, 179, 182 y 185 - tal vez estuvieran relacionados con la plaga de Antonina en el extremo occidental de Eurasia. [16] De Crespigny sugiere que las plagas llevaron al surgimiento del movimiento milenario de curación por la fe de culto liderado por Zhang Jue (m. 184), quien instigó la desastrosa Rebelión del Turbante Amarillo (184-205). [17] También afirmó que "puede ser sólo una casualidad" que el estallido de la plaga Antonina en 166 coincida con el desembarco de la embajada romana de "Daqin" (el Imperio Romano) en Jiaozhi (norte de Vietnam) y visitando la corte Han de Emperador Huan, afirmando representar a "Andun" (安敦 una transliteración de Marcus Aurelius Antoninus o su predecesor Antoninus Pius). [18] [19] [20]

Raoul McLaughlin escribió que los súbditos romanos que visitaron la corte china Han en 166 podrían haber marcado el comienzo de una nueva era del comercio del Lejano Oriente romano, pero en cambio fue un "presagio de algo mucho más siniestro". [21] McLaughlin supuso que los orígenes de la plaga se encontraban en Asia Central, de algún grupo de población desconocido y aislado, que luego se extendió a los mundos chino y romano. [21] La plaga mataría aproximadamente al 10% de la población romana, como lo cita McLaughlin, causando un daño "irreparable" al comercio marítimo romano en el Océano Índico, como lo demuestra el registro arqueológico que abarca desde Egipto hasta la India, y también disminuyó significativamente. Actividad comercial romana en el sudeste asiático. [22] Sin embargo, como lo demuestra el siglo III Periplus del mar Erythraean y el siglo VI Topografía cristiana por Cosmas Indicopleustes, el comercio marítimo romano en el Océano Índico, particularmente en el comercio de la seda y las especias, ciertamente no cesó, sino que continuó hasta la pérdida de Egipto ante el califato musulmán Rashidun. [23] [24] Las historias chinas también insisten en que más embajadas romanas llegaron a China a través de Rinan en Vietnam en 226 y 284 dC, donde se han encontrado artefactos romanos. [25] [26] [27]


Ver el vídeo: Marcus Aurelius: Biography Overview (Enero 2022).