Noticias

Dido, tetradracma cartaginés

Dido, tetradracma cartaginés


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


En el mito

Fundación de Cartago

Cuando murió el viejo rey de Tiro, dejó a Dido, su hija, ya Pigmalión, su hijo, como coherederos. Sin embargo, Pigmalión tomó el control absoluto. Dido se casó con su tío o primo Acerbas, el sacerdote de Melqart (equiparado con el griego Heracles). Acerbas era el segundo hombre más poderoso de Tiro, después del rey, y poseía vastas sumas de riqueza (según un rumor). En un intento por obtener esta riqueza, Pigmalión hizo asesinar a Acerbas. Dido ordenó a sus sirvientes que arrojaran las bolsas de oro de Acerbas al mar (en verdad, las bolsas estaban llenas de arena) y les pidió que se unieran a ella para huir de Tiro, en lugar de enfrentarse a la ira de Pigmalión. A ella se unieron varios senadores, soldados y otros simpatizantes.

El grupo aterrizó en Cyprrus, donde capturaron a 80 mujeres jóvenes para que sirvieran de esposas a los hombres. Aquí se les unió un sacerdote de Júpiter. Los exiliados zarparon hacia África.

Cartago en el 264 a. C. Cartago finalmente conquistó la mayor parte de España antes de caer en manos de la República romana en expansión.

Dido y sus seguidores aterrizaron en África, donde le pidieron tierras al rey bereber Iarbas. Iarbas obedeció, permitiéndole suficiente tierra que estaba rodeada por una piel de buey. Dido cortó hábilmente la piel de buey en tiras delgadas y ganó la totalidad de una colina. Allí comenzó a construir una ciudad, impulsada por la colonia fenicia de Utica. La ciudad se hizo rica debido al comercio y finalmente conquistó Utica y sometió a los bereberes númidas y libios.

Eneas le cuenta sus aventuras a Dido

En el Aneeid

Dido es un personaje importante en el Eneida, escrito por Virgil. En el Eneida, el personaje principal Eneas aterriza en Cartago, donde él y su grupo son recibidos por Dido. Se enamoran, pero Eneas se marcha para perseguir su destino en Italia. Dido se suicida mientras aún ve los barcos de Eneas, maldiciéndolo a él y a sus descendientes con su último aliento:

El suicidio de la reina Dido

¡Tú, Sol, que ves inmediatamente el mundo debajo de ti, Juno, guardián del voto nupcial, Hécate, escucha desde tus oscuras moradas! ¡Furias, demonios y dioses violados, todos los poderes invocados con el último aliento de Dido, atiendan sus maldiciones y vengan su muerte! Si es así, el Destino ordena, ordena Júpiter, El desgraciado ingrato debe encontrar las tierras de Latian, Sin embargo, que una raza salvaje y enemigos altivos, Su entrada pacífica con brazos terribles se oponga: Oprimido con números en el campo desigual, Sus hombres desanimados, y él mismo expulsado, déjalo en auxilio de un lugar a otro, arrancado de sus súbditos y del abrazo de su hijo. Primero, que vea a sus amigos muertos en la batalla, y que su inoportuna suerte se lamente en vano y cuando, por fin, la cruel guerra cese, en duras condiciones podrá comprar su paz: que no goce entonces del mando supremo, sino que caiga prematuramente. , por alguna mano hostil, y yacer insepultos sobre la arena estéril. Estas son mis oraciones, y esta mi última voluntad. Y ustedes, mis tirios, cumplen todas las maldiciones. El odio perpetuo y las guerras mortales proclaman contra el príncipe, el pueblo y el nombre. ¡Estas ofrendas agradecidas sobre mi tumba no otorgan ni liga, ni amor, lo saben las naciones hostiles! Ahora, y desde aquí, en todos los tiempos futuros, Cuando la rabia excite tus brazos y la fuerza suministre la rabia Levántese algún vengador de nuestra sangre libia, Con fuego y espada persiga a la prole perjur'd Nuestros brazos, nuestros mares, nuestras costas , opuesto al de ellos, ¡Y el mismo odio descienda sobre todos nuestros herederos! "." Queridos juramentos de mi amor, mientras el Cielo tan suplicado, Reciban un alma, de mortal angustia aliviada: Mi curso fatal ha terminado. y yo vamos, Un nombre glorioso, entre los fantasmas de abajo. Una ciudad sublime por mis manos es levantada, Pigmalión castigado y mi señor apaciguado. ¿Qué más podría haberme ofrecido mi fortuna, si el falso troyano nunca hubiera tocado mi orilla? Entonces besó el lecho y dijo: ¿Debo morir y sin venganza? ¡Es doblemente estar muerto! Sin embargo, incluso esta muerte recibo con placer: En cualquier término, es mejor que vivir. ¡Estas llamas, desde lejos, que el falso troyano vea estos presagios presagios que persigue su vuelo básico! "(Eneida Libro 4)

El "vengador" de la sangre libia es una referencia a Hannibal Barca y predice las luchas de Eneas con los habitantes latinos nativos de Italia.


La leyenda de Dido: cómo evolucionó el mito de la legendaria reina de Cartago

Eneas relatando la guerra de Troya a Dido, una pintura de Pierre-Narcisse Guérin. Esta escena está tomada de la Eneida de Virgilio, donde Dido se enamora, solo para ser abandonado por el héroe troyano Eneas.

Inmortalizado por Virgil como el amante despreciado de su héroe Eneas, la historia original de Dido era muy diferente. Su alteración es un símbolo de cómo la mitología de una cultura puede adaptarse a la propaganda de otra.

El mito púnico de Dido

El mito original de Dido es una historia fundamental. Elissa, hermana de Pigmalión, el rey de Tiro huyó del reino de su hermano después de que este asesinara a su marido. Tomando la fortuna de su difunto esposo y un grupo de seguidores, fue primero a Chipre antes de llegar a la costa de Túnez. A partir de entonces, Elissa se hizo conocida como "Dido", que significa "el vagabundo".

Al negarse a unirse a los colonos existentes gobernados por el rey local, Iarbus, Dido y su gente deseaban fundar su propia ciudad. Iarbus acordó concederles tanta tierra como pudiera cubrir la piel de un toro. Dido ordenó que mataran al más grande de sus toros y que le cortaran la piel en las tiras más finas posibles. De esta forma, la piel del toro se extendió por todo el cerro que se convirtió en el sitio inicial de la nueva ciudad. La colina se conoció como Byrsa, del griego que significa esconderse. La ciudad, fundada en el año 814 a.C., se conocía como Kart Hadasht o "nueva capital", más tarde conocida como Cartago.

Sin embargo, Iarbus no iba a ser derrotado y para hacerse con el control de la nueva ciudad y su riqueza importada, intentó obligar a Dido a casarse con él. Al darse cuenta de que una negativa significaría la guerra, Dido estuvo de acuerdo. Ella hizo construir una gran pira para un sacrificio. Pero la única ofrenda que hizo fue ella misma cuando se arrojó a las llamas para salvar su ciudad.

Virgil y Dido

La versión de Virgilio, adoptada del Bellum Poenicum escrito por Naevius durante la última república, convierte a Dido de una reina heroica en una mujer obsesionada cuyo amor frustrado está en la raíz de la enemistad entre dos naciones.

En la versión romana, Eneas, un sobreviviente troyano y legendario fundador de la raza romana, aterriza frente a la costa de Cartago después de una tormenta. Venus lo lleva a Carthage, donde se encuentran él y Dido. Dido le da la bienvenida pero también se enamora de él y lo seduce en una cueva mientras cazan. Ella desea que Eneas se quede con ella. Sin embargo, la misión de Aeneas es establecer una nueva patria en Italia y considera que su relación con Dido es transitoria. Eneas se marcha, dejando a su amante con el corazón roto. Como en el mito original, Dido se arroja sobre una pira. Sin embargo, su muerte no es un sacrificio noble, sino que va acompañada de una maldición sobre el troyano que se marcha. Establece una razón por la que Cartago y Roma eran enemigos acérrimos y echa la culpa a los pies de una mujer cartaginesa amargada e irracional.

Alteración del mito con fines propagandísticos.

Dido y Eneas nunca podrían haberse conocido ya que la destrucción de Troya ocurrió cuatro siglos después de la fecha tradicional de fundación de Cartago. Sin embargo, su asociación y el cambio en el carácter de Dido fueron necesarios para justificar la agresión romana hacia Cartago. El mito renovado demostró que Roma solo se había defendido del odio de Cartago, por lo que las Guerras Púnicas eran una cuestión de supervivencia nacional en lugar de un medio para eliminar a un rival.


Diferencias vitales del pueblo de Cartago

La gente de Cartago parece más primitiva en comparación con las sensibilidades modernas que los romanos o los griegos por una razón principal: se dice que sacrificaron humanos, bebés y niños pequeños (posiblemente su primogénito para "asegurar" la fertilidad). Existe controversia sobre esto. Es difícil demostrarlo de una forma u otra, ya que los restos humanos milenarios no permiten saber con facilidad si la persona fue sacrificada o murió de otra manera.

A diferencia de los romanos de su tiempo, los líderes de Cartago contrataron soldados mercenarios y tenían una armada capaz. Eran extremadamente hábiles en el comercio, hecho que les permitió reconstruir una economía rentable incluso después de los reveses de la derrota militar durante las Guerras Púnicas, que incluían un tributo anual a Roma de casi 10 toneladas de plata. Tal riqueza les permitió tener calles pavimentadas y casas de varios pisos, en comparación con lo que la orgullosa Roma se veía en mal estado.

"Carta de noticias del norte de África 1", por John H. Humphrey. Revista estadounidense de arqueología, Vol. 82, núm. 4 (otoño de 1978), págs. 511-520


Relatos contradictorios y cuestión de existencia histórica

En 1976, Micheal Grant, en Roman Myths propuso que Dido-Elissa era una diosa a la que los griegos le dieron forma humana en algún momento del siglo V a. C. Sin embargo, su caso se opone a relatos como Menandro de Éfeso, quien escribió una historia de Tiro en la que la línea de reyes se remonta al padre y hermano de Dido. En este relato, Menandro afirma en una simple frase en un comentario sobre el gobierno de Pigmalión que "Ahora, en el séptimo año de su reinado [de Pigmalión], su hermana huyó de él y construyó la ciudad de Cartago".

Algunos han llegado a cuestionar que una mujer tan inteligente e independiente como Dido se suicidaría. & # 160 El comentario de Maurus Servius Honoratus incluye una cita de Varro que afirma que fue la hermana de Dido, Anna, quien se enamoró de Eneas y se suicidó. . El trabajo citado ya no se conoce.


Introducción [editar | editar fuente]

Bendiciones y saludos para ti, venerada reina Dido, fundadora del legendario reino de Cartago. Narrado por las palabras del gran poeta Virgilio, su esposo Acerbas fue asesinado a manos de su propio hermano, el rey Pigmalión de Tiro, quien posteriormente reclamó los tesoros de Acerbas que ahora eran legítimamente suyos. Temiendo hasta qué punto su hermano perseguiría esta vasta riqueza, usted y sus compatriotas navegaron hacia nuevas tierras. Al llegar a las costas del norte de África, engañaste al rey local con la simple manipulación de una piel de buey, trazando una vasta extensión de territorio para tu nuevo hogar, el futuro reino de Cartago.

Dido inteligente e inquisitivo, el mundo anhela un líder que pueda proporcionar un refugio de la tormenta que se avecina, guiado por una intuición brillante y astucia. ¿Podrás guiar a la gente en la creación de un nuevo reino que rivalice con el de la otrora poderosa Cartago? ¿Puedes construir una civilización que resistirá la prueba del tiempo?


Dido, reina de Cartago

La mayor parte de la información que rodea a la reina de Cartago (Dido) proviene del poeta romano Virgilio, quien describió a la mujer en sus publicaciones de la Eneida. Dido (también conocida en algunos círculos como Elissa) fue conocida como la fundadora y primera reina de Cartago de los antiguos griegos y romanos, en lo que ahora se conoce como Túnez. Viviendo en el Mediterráneo alrededor del 470 a.C., es materia de leyendas, que finalmente murió por amor.

Como hija del rey fenicio de Tiro, Dido estaba destinada a desempeñar un papel en el país. Según las leyendas, cuando su padre murió, el hermano de Dido, Pygmalion, tomó el liderazgo del rico marido de Dido, Sychaeus. Fue el fantasma de su esposo muerto el que supuestamente reveló lo que le sucedió. Al mismo tiempo, le dijo dónde había escondido su tesoro. Temiendo las consecuencias de su hermano y la ciudad-estado bajo su gobierno, recuperó el tesoro y huyó, terminando en Cartago.

Haciendo trueques con los lugareños, ofrecía una gran cantidad de riquezas a cambio de lo que podía contener dentro de la piel de un toro. Al aceptar un intercambio que sintieron que era una ventaja para ellos, Dido reveló su inteligencia cortando la piel en tiras y colocándola en un semicírculo con el mar formando el otro lado. Esta es la historia de cómo se convirtió en la reina de Cartago. En su camino a Lavinium desde Troya, el príncipe troyano Eneas se encontró con Dido y ella quedó bastante cautivada por él. Sin embargo, creía que tenía un destino que cumplir y dejó atrás a Dido. Ella estaba desconsolada cuando él se fue y decidió suicidarse.

Dido le dice a su hermana Anna que construya una pira donde quemará cualquier objeto que le recuerde a Eneas, como la ropa y las armas que dejó. Al ver a Eneas y la flota # 8217 partir, lo maldice a él y a su troyano, haciendo un anuncio de que habrá un odio continuo entre Cartago y los descendientes de Troya. Esto se ve como un presagio de las Guerras Púnicas.

Levantando la pira, Dido se sienta en el sofá que una vez compartió con Eneas y, desesperada, cae sobre una espada que su antiguo amor le había regalado. Anna intenta consolar a su hermana moribunda, pero según los textos mitológicos, Juno envía a Iris desde el cielo para liberar el espíritu de Dido de su cuerpo. En sus barcos, Eneas y su tripulación ven la pira funeraria ardiendo de Dido. Algunos argumentan que la pira jugó un papel en el suicidio de la primera reina de Cartago.

Si lee la Eneida, encontrará que los antiguos amantes se reencuentran en el Libro VI, esta vez en el Inframundo. Sin embargo, cuando los dos se encuentran, Eneas no logra defender su caso ante Dido. En lugar de abrazarlo, se da la vuelta y se dirige a una arboleda donde la espera su ex marido Sychaeus.


Contexto histórico [editar | editar fuente]

Dido fue, según las antiguas fuentes griegas y romanas, la fundadora y primera reina de Cartago. Se la conoce principalmente por el relato del poeta romano Virgilio en su épica Eneida. Un rey de Tiro, hizo de su hermosa hija Dido y su hijo Pigmalión sus coherederos. Pero a su muerte, la gente tomó a Pigmalión solo como su gobernante, aunque Pigmalión todavía era un niño. Dido se casó con Acerbas, su tío que, como sacerdote de Heracles, ocupaba el segundo lugar en el poder después del rey Pigmalión.

Se rumoreaba que Acerbas tenía muchas riquezas enterradas en secreto y el rey Pigmalión había asesinado a Acerbas con la esperanza de obtener esta riqueza. Dido, deseando escapar de Tiro, expresó su deseo de mudarse al palacio de Pigmalión, pero luego ordenó a los asistentes a quienes Pigmalión envió para ayudar en la mudanza, que arrojaran todas las bolsas de oro de Acerbas al mar aparentemente como una ofrenda a su espíritu. De hecho, estas bolsas solo contenían arena. Luego, Dido persuadió a los asistentes para que se unieran a ella en el vuelo a otra tierra en lugar de enfrentar la ira de Pigmalión cuando descubrió lo que supuestamente había sido de la riqueza de Acerbas. Algunos senadores también se unieron a ella en su vuelo.

Finalmente, Dido y sus seguidores llegaron a la costa del norte de África, donde Dido le pidió al rey bereber Iarbas un pequeño trozo de tierra para un refugio temporal hasta que pudiera continuar su viaje, solo la cantidad de tierra que pudiera abarcar un cuero de buey. Ellos estan de acuerdo. Dido cortó la piel de buey en finas tiras de modo que tuviera suficiente para rodear una colina cercana entera, que por lo tanto luego fue nombrada Byrsa "piel".

El nombre de este nuevo asentamiento fue Qart-hadasht (Ciudad Nueva o Capital), y su ubicación en una posición estratégicamente ventajosa en una gran península de la costa norteafricana fue seleccionada para ofrecer un punto de parada útil para los comerciantes marítimos fenicios que navegaban de un extremo al otro del Mediterráneo.


Dido, tetradracma cartaginés - Historia

En el puerto de la antigua Tiro en Fenicia, el pescador canta & quotEla - eee - sa, Ela - eee - sa, & quot mientras tiran de sus redes. No pueden decir por qué tal vez sea por suerte, o tal vez sea un lamento por su princesa que dejó su tierra natal para nunca regresar.

Elissar o Elissa (Elishat, en fenicio) fue una princesa de Tiro. Ella era la nieta de Jezabel y la princesa Jezabel de Tiro era la reina de Israel. Su hermano, Pigmalión, rey de Tiro, asesinó a su esposo, el sumo sacerdote. Ella escapó de la tiranía en su país y fundó Cartago y luego sus dominios púnicos fenicios. Cartago se convirtió más tarde en un gran centro del Mediterráneo occidental en su mediodía. Uno de sus hijos más famosos fue Aníbal, quien desafió a Roma. 1

Los detalles de su vida son vagos y confusos, sin embargo, a continuación se muestra lo que se puede deducir de varias fuentes. Según Justino, la princesa Elissar era hija del rey Matten o Muttoial de Tiro (Belus II de la literatura clásica). Después de su muerte, el trono le fue legado conjuntamente a ella y a su hermano Pigmaliano. Estaba casada con su tío Acherbas (Sychaeus de la literatura clásica), Sumo Sacerdote de Melqart y un hombre de autoridad y riquezas como la de un rey. El tiránico Pigmalión, un amante del oro y las intrigas, estaba ansioso por adquirir la autoridad y la fortuna de Acherbas. Lo asesinó en el Templo y mantuvo en secreto su mala acción durante mucho tiempo de su hermana. La engañó con ficciones sobre su muerte. Mientras tanto, la gente de Tiro estaba presionando por un solo soberano que causó disensiones dentro de la familia real.

Cuenta la leyenda que el fantasma de Acherbas se le apareció a Elissar en un sueño y le contó lo que le había sucedido. Además, le dijo dónde podía encontrar su tesoro. Además, le aconsejó que se marchara de Tiro por miedo a perder la vida. Elissar y sus seguidores se apoderaron del tesoro de oro. Sin embargo, debido a que estaba amenazada y asustada, Elissar decidió engañar y huir de su hermano.

Para no despertar las sospechas de su hermano, le hizo saber que quería viajar y enviarle ofrendas. Acherbas aprobó pensando que Elissar le enviaría riquezas. Le proporcionó barcos. Durante la noche, Elissar tenía sus tesoros de oro escondidos en la bodega de los barcos y también tenía a bordo bolsas llenas de arena. Una vez en el mar, hizo que arrojaran las bolsas de arena por la borda, llamándolo una ofrenda en memoria de su marido asesinado. Los sirvientes temían que la pérdida del tesoro enfurecería al rey en contra y sufrirían su represalia. En consecuencia, decidieron rendir homenaje a Elissar y acompañarla en un viaje. Los apoyos de Elissar, así como senadores y sacerdotes adicionales de Melqart se unieron al grupo. En consecuencia, abandonaron el país en secreto, dejando atrás su patria para siempre.

Primero viajaron a la isla de Chipre para conseguir suministros para un viaje más largo. Allí, veinte vírgenes que se dedicaron a servir en el Templo de Ashtarte (Venus) como vírgenes vestales, renunciaron a sus votos y se casaron en el séquito tiriniano que acompañaba a la princesa. A partir de entonces, Elissar y su compañía, "los vagabundos" (también conocido como Dido el? Vagabundo?) Se enfrentaron al mar abierto en busca de un nuevo lugar para establecerse. 2

Fundación de Cartago
Recreación electrónica de la ciudad de Cartago

Muy temprano en la historia antigua, los marineros fenicios habían visitado los rincones más lejanos del mar Mediterráneo y habían establecido relaciones comerciales con la población local. Los fenicios sidonios habían establecido puestos comerciales en el siglo XVI a. C. en Utica, que está relativamente cerca de donde más tarde se establecería Cartago. Su principal objetivo era comercial para competir con sus hermanos fenicios tirinos que tenían una colonia en Utica. Se han encontrado evidencias arqueológicas de los primeros asentamientos. La posición de Utica hacia Cartago era precisamente la de Sidón hacia Tiro. Era la ciudad más antigua de las dos y conservaba cierto tipo de posición sin poder real. Cartago y Utica compitieron, como Tiro y Sidón, y en algún momento siempre se habló de ellos juntos.

Elissar y su séquito tirino, incluidos sus sacerdotes y las doncellas del templo de Ashtarte, cruzaron el Mediterráneo en varios barcos y se asentaron en las costas de lo que hoy es la Túnez moderna. Su expedición llegó y negoció con los habitantes locales la compra de un terreno. Navegando hacia el golfo de Túnez, vio un promontorio que sería el lugar perfecto para una ciudad y eligió el mismo sitio llamado Cambe o Caccabe, que era un antiguo puesto comercial fenicio sidonio. Sin embargo, algunos registros indican que la diosa Tanit (Juno en latín) indicó el lugar donde fundaría la ciudad. Los nativos no estaban muy contentos con los recién llegados, pero Elissar pudo hacer un trato con su rey Japón: ella le prometió una buena cantidad de dinero y alquiler durante muchos años por la mayor cantidad de tierra que pudiera marcar con un toro. piel.

El rey pensó que estaba obteniendo la mejor parte del trato, pero pronto se dio cuenta de que la mujer con la que estaba tratando era más inteligente de lo que esperaba. Esta compra contenía algo de intriga, mientras que se pensaba que el tamaño de la tierra no superaba la "Piel de toro", en realidad era mucho más grande de lo que se pensaba. El truco que emplearon ella y su expedición fue cortar la piel de un toro en muy fina y coserla en una larga cuerda. Luego tomaron la orilla del mar como borde del terreno y colocaron la piel en un semicírculo. En consecuencia, Elissar y su compañía obtuvieron un terreno mucho más grande de lo que el rey había creído posible. Los cartagineses continuaron pagando el alquiler de la tierra hasta el siglo VI a. C. Esa cima de la colina hoy se llama & quotByrsa & quot; Byrsa significa & quotox hide. & Quot; Sin embargo, existe cierta confusión sobre la palabra que algunos creen que se refiere a la palabra fenicia borsa que significa ciudadela o fortaleza.

El rey de Japón quedó muy impresionado por los grandes talentos matemáticos de Elissar y le pidió que se casara con él. Ella se negó, por lo que hizo construir una gran universidad, con la esperanza de encontrar otra joven con talentos similares en su lugar. En ese sitio "tallado", Elissar y su séquito colonial fundaron una nueva ciudad ca. 814 a. C. 3 Lo llamaron 'Qart-Haddasht' (Cartago), que proviene de dos palabras fenicias que significan 'Tierra Nueva'. En memoria de su origen tiriniano, la gente de Cartago pagaba un tributo anual al templo de Melqart de Tiro en Fenicia.

La ciudad de Cartago se independizó lentamente de Tiro, aunque inicialmente estaba controlada por sus propios magistrados que llevaban el título de sufridos. Mantuvo estrechos vínculos con Tiro, la metrópoli, hasta el 332 a. C. 4

La colonización de Cartago y, posteriormente, los territorios del Mediterráneo occidental fueron un esfuerzo muy exitoso que dio lugar a los poderosos dominios púnicos fenicios. A los fenicios del Mediterráneo occidental se les conoce como cartagineses. Posteriormente, el púnico, nombre utilizado por los romanos para referirse a los fenicios del Mediterráneo occidental, se aplicó a todos los cartagineses y a las 300 ciudades estado y tierras que llegaron a ocupar. 5

Los cartagineses quedaron muy cautivados con su reina y muchos creen que se pensaba que era una diosa que llegó a conocerse como Tanit.

El problema de Elissar

Esta La subsección se reproduce como está (con un cambio muy pequeño) con el amable permiso de los autores originales. Mathematica Ludibunda http://mathematica.ludibunda.ch/, un sitio brillante, muy interesante y educativo en alemán e inglés. Estoy en deuda con la Sra. Christa Ackermann por concederme su amable permiso para reproducir los gráficos y el texto a continuación. El material es propiedad intelectual de Mathematica Ludibunda y no puede ser reproducido sin permiso.

¿Cómo se le ocurrió la idea a Elissar con el semicírculo? ¿Podría haber una forma de conseguir aún más tierra con la misma piel de toro?
Para demostrar que Elissar obtuvo el terreno más grande posible, veremos la relación de diferentes formas con el mismo perímetro con sus áreas. Para hacerlo más fácil, primero nos olvidaremos del truco que usó Elissar con la orilla del mar y fingiremos que tenemos que poner la piel del toro por toda la tierra.

Para empezar, hagamos algunos rectángulos diferentes y averigüemos qué tan grande es el área. Un rectángulo donde dos lados miden 4 y dos lados de 10 unidades de largo, como el de la derecha, funcionará bien para empezar. Puede calcular fácilmente el área de ese cuadrado, que es 40.

Ahora, para ver cómo son las relaciones cuando cambias la forma del rectángulo, veremos otro rectángulo donde los lados también suman 28. Probemos este donde dos lados miden 3 y dos 11 unidades de largo. Cuando calculamos el área obtenemos 33. Vaya, esa es un área más pequeña que la que teníamos antes.

En lugar de verificar cada rectángulo individualmente, puede usar la imagen mágica correctamente. Si mueve el mouse, la forma del rectángulo cambiará. Sin embargo, los lados siempre suman 28. ¿Puedes averiguar qué forma tiene el área más grande?

¡Derecha! Es la plaza. los cuadrado con sus cuatro lados y ángulos equiláteros tiene el área más grande de todos los rectángulos posibles de un perímetro dado.

Ahora veamos una forma diferente. Por ejemplo el triángulo. Como no es tan fácil calcular el área de un triángulo, puede ir directamente a la imagen mágica. Mueva el mouse alrededor de la imagen de abajo para hacer diferentes triángulos. Aquí nuevamente, los lados siempre suman la misma longitud, esta vez 24 unidades. ¿Cuál es la relación de los lados y ángulos en el triángulo con el área más grande posible?

¡Bingo! De nuevo, ¡todos los lados y todos los ángulos son del mismo tamaño! Tal triángulo se llama triángulo regular o equilátero. Como habrás notado, puedes obtener exactamente un triángulo regular si tienes un perímetro definido. Por supuesto, esta es la razón: si tiene un perímetro dado y todos los lados tienen que tener la misma longitud, cada lado tiene que ser la longitud del perímetro dividida por tres (en nuestro ejemplo, cada lado tiene que ser 22/3 o 7,33 unidades de largo). Y dado que en cada triángulo todos los ángulos suman 180 ° y todos los lados deben tener el mismo ángulo, cada ángulo debe ser de 60 °.

Pero volvamos al asunto. Vimos que de todos los triángulos y rectángulos, las versiones donde todos los ángulos y lados son iguales, tienen el área más grande para un perímetro dado. Esto no solo es cierto para rectángulos y triángulos, sino para cualquier forma posible. A estas formas las llamamos polígonos equiláteros.

Entonces, ahora que sabemos que los polígonos equiláteros siempre darán el mejor resultado de cualquier polígono, podemos echar un vistazo a estos y tratar de averiguar qué polígono nos da el área más grande. En lugar de calcular todas esas cosas, puedes volver a jugar con una imagen mágica. Si mueve el mouse por debajo, la cantidad de lados que tiene el polígono cambiará. El perímetro siempre se mantiene en 28 unidades. ¿Qué relación ves entre el número de lados y el área?

¡Correcto de nuevo! Cuantos más lados tenga un polígono, mayor será su área. Estoy seguro de que también notó que los polígonos con cuarenta o más lados se parecen más a un círculo que a un polígono. Así que probablemente no le sorprenda que cuantos más lados tenga un polígono equilátero, más se acercará su área a la de un círculo.

Así que ahora acabamos de mostrar que el círculo es la forma que tiene el área más grande para un perímetro dado. Primero vimos que para cualquier forma con x número de lados, la forma que tiene el área más grande es aquella en la que todos los lados y todos los ángulos son iguales (y para un perímetro dado solo hay una de estas formas). Luego descubrimos que cuantos más lados tenga nuestro polígono equilátero, mayor será el área y más cerca estará de un círculo que da el área más grande. Por lo tanto, la forma con el área más grande para una circunferencia dada es el círculo. Eso es exactamente lo que descubrió Elissar también.

Pero para Elissar, un círculo no era suficiente. Quería un terreno más grande. Entonces decidió usar la orilla del mar como un lado. Como ya sabe que sin una orilla del mar, el círculo tiene la mejor forma, verá fácilmente que el semicírculo es la mejor forma si tiene un lado dado. No lo probaremos ahora. ¿Pero consiguió Elissar un área mucho más grande porque usó la orilla del mar? La respuesta es definitivamente sí. Al usar la orilla del mar como uno de los lados, Elissar obtuvo exactamente el doble de tierra de la que tendría si hubiera trazado un círculo.

Para nosotros, fue fácil demostrar que Elissar encontró la mejor solución posible a su problema. Sin embargo, fue mucho más difícil para Elissar. No solo tuvo que prescindir de las imágenes mágicas, sino que se sabía mucho menos sobre las matemáticas en la época en que vivía.

Además de ser mujer, Elissar tenía el mejor punto de partida posible para una carrera matemática. Era una hija de la realeza y, por lo tanto, tenía acceso a los mejores educadores, y no tenía que trabajar como mujeres de las clases bajas. Ella era de Fenicia, una nación de marineros y comerciantes. Los fenicios tuvieron mucho contacto con los egipcios y babilonios, las naciones líderes en las ciencias de esa época.

Pero incluso con este punto de partida, Elissar no podría haber sabido ni la mitad de lo que conocemos hoy sobre matemáticas. Los fenicios conocían el teorema de Pitágoras y fueron capaces de resolver problemas algebraicos, sobre todo porque Pitágoras era mitad fenicio y se formó en los centros de religión y aprendizaje de Fenicia. Además, de allí también surgieron otros matemáticos y pilares del aprendizaje. Sus habilidades matemáticas eran limitadas, sin embargo, tenían una comprensión de Pi, como se demostró en la construcción del templo de Salomón. . Por ejemplo, puede ver esto claramente si tiene en cuenta que una especie de cero se utilizó por primera vez 200 años después de Elissar. De modo que realmente debe haber sido un talento matemático para encontrar la mejor solución posible a su problema.

A lo largo de los siglos, se han escrito muchas versiones de la historia de Elissar. Su historia se ha utilizado para mostrar a las mujeres cómo comportarse y cómo definitivamente no comportarse.

Las fuentes más antiguas indican que el Elissar que llamamos hoy el Elissar histórico es el correcto. Muestran que el relato de su vida es correcto.

La historia del Elissar histórico se utilizó en la Edad Media para mostrar que una viuda honorable no debería volver a casarse.
Casi un milenio después de la muerte del histórico Elissar, la escritora Vergil decidió reescribir su historia. La versión de Vergil tuvo mucho éxito y todavía es bastante conocida en la actualidad. Durante siglos, la gente aprendió latín con los libros de Vergil, y el Vergilian Elissar incluso ha sido adaptado para una ópera y en dramas como & laquoDidone Liberata & raquo (Dido Liberated), un drama en italiano del Dr. Salvatore Conte de Didone Liberata, L'autentica Didone di Sitio web de Virgilio.

Como el Elissar histórico, Elissar de Virgilio huyó de su hermano y fundó Cartago después de comprar algunas tierras en África. Como querían los dioses, Eneas, un gran héroe que había huido de la Troya en llamas, quedó varado cerca de Cartago poco después. Elissar se enamoró locamente del héroe (aquí Amor hizo su parte) y se olvidó por completo de cuidar de su gente. Los dioses, sin embargo, todavía tenían planes para que Eneas fundara Roma, por lo que tuvo que irse. Elissar luego se suicidó porque no solo había fallado en gobernar a su gente, sino que ni siquiera había podido mantener allí a un hombre que pudiera haberse hecho cargo de ese trabajo.

En nuestra versión, Elissar probablemente se salve de su muerte suicida por primera vez. Además, el rey pudo mostrarse desde su lado bueno. En lugar de estar celoso del éxito de Elissar, da la vuelta a la historia y funda la primera universidad donde las mujeres tienen acceso libre para estudiar. Y esto fue 2700 años antes de que las mujeres fueran admitidas por primera vez en las universidades con los mismos derechos.

    Gay, David: & quotGeometry by Discovery & quot. Universidad de Arizona, 1999.

A great book which makes you discover geometry by yourself. It helps you acquire techniques to solve a problem by simplifying it and then going on step by step until you are at the original problem.

The Date of Founding Carthage

With regard to Phoenician history, we depend on the reports of Greek and Roman authors who were not kindly disposed towards them. A grim struggle was waged for centuries between the Greeks and Romans on the one hand, and the Phoenicians and their western offshoot, the Carthaginians, on the other, in which the prize was nothing less than the political and commercial control of the Mediterranean. It began as early as the Orientalizing period of the eighth and early seventh centuries with the rivalry of Greek and Phoenician settlers in the West, and culminated with Alexander’s capture of Tyre in the fourth century, Rome’s defeat of Carthage after the exhausting Punic wars of the third, and Carthage’s destruction in the second. Carthage had been the focus of Phoenician presence in the West for many hundred of years before it was leveled to the ground by the Romans in 146 BC. The Roman historian Appian gave a round figure of seven centuries for Carthage’s existence, which would imply a date for its founding about the middle of the ninth century. Timaeus, the Greek chronographer, gave the year 814 BC as the date of Carthage’s founding. 6 Josephus dated Elissar's flight 155 years after the accession of Hiram, the ally of David and Solomon, that is, in 826 BC. Another tradition, associated with the fourth-century Sicilian chronographer Philistos, placed Carthage’s founding “a man’s life-length” antes de the fall of Troy. Despite the fact that Philistos’ dating of the Trojan War is unknown, scholars have assumed that he put the date of the founding of Carthage in the thirteenth century. 7

Yet Appian, who followed Philistos in dating the founding of Carthage “fifty years before the capture of Troy” 8 knew that the city had had a lifetime of not more than seven hundred years. 9 Thus Appian dated the Trojan War to ca. 800 BC, and there is no reason to think that Philistos did not do likewise.

Archaeology, however, does not support a mid- or late-ninth century date for Carthage’s founding. After many years of digging archaeologists have succeeded to penetrate to the most ancient of Carthage’s buildings. P. Cintas, excavating a chapel dedicated to the goddess Tanit, found in the lowest levels a small rectangular structure with a foundation deposit of Greek orientalizing vases datable to the last quarter of the eighth century. These are still the earliest signs of human habitation at the site although Cintas originally held out hope that there would be found remains of the earliest settlers of the end of the ninth century, the years have not substantiated such expectation. 10 Scholars are now for the most part ready to admit that the ancient chronographers’ estimate of the date of the city’s founding was exaggerated. 11 But if Carthage was founded ca. 725 BC the Trojan War would, in the scheme of Philistos and Appian, need to be placed in the first quarter of the seventh century.

Sociopolitical Background 12

While Carthage was taking root as a city state, Tyre, its mother city, was under threat from the Assyrians. Its people migrated out in search of safety to various Phoenician colonies including new established Carthage. The beginning of the Carthaginian colony was the magnificent metropolis it evolved into. The citizens were merchants and made most of their money from the extraction of silver from mines in North Africa and southern Spain.

Their livelihood was in commerce but their experience from their original homeland positioned them to make something of themselves. However, Carthaginian ties to Tyre taxed and impoverished them from the relentless wars that were dealt against Tyre.

The Greeks took advantage of the situation and sent colonists into the Mediterranean, completely surrounding Carthage. In response, Carthage rounded up refugees from the fallen city of Tyre and other neighboring states to form a strong and united front against the Greeks.

By the middle of the 7th century BC Carthage had become the jewel of the Mediterranean. It was keeping the Greeks at bay and it had won several important battles that placed it in an authoritative position. Carthage began to set up trading posts that were soon turned into towns and cities to meet demand of the steady travel down the coast.

In the 6th century, the city became unquestionably a considerable capital with a domain divided into the three districts of Zeugitana (the environs of Carthage and the peninsula of C. Bon), Byzacium (the shore of the Syrtes), and the third comprising the emporia which stretch in the form of a crescent to the center of the Great Syrtis as far as Cyrenaica. The first contest against the Greeks arose from a boundary question between the settlements of Carthage and those of the Greeks of Cyrene. The limits were eventually fixed and marked by a monument known as the Altar of Philenae.

The destruction of Tyre by Nebuchadrezzar, in the first half of the 6th century, enabled Carthage to take its place as mistress of the Mediterranean. The Phoenician colonies founded by Tyre and Sidon in Sicily and Spain, threatened by the Greeks, sought help from Carthage, and from this period dates the Punic supremacy in the western Mediterranean. The Greek colonization of Sicily was checked, while Carthage established herself on all the Sicilian coast and the neighboring islands as far as the Balearic Islands and the coast of Spain. The inevitable conflict between Greece and Carthage broke out about 550 BC.

The Carthaginians made an alliance with the Persians (who had previously united Asia), to conquer the Greeks, yet it proved disastrously ill planned because it was a failure in 480 BC at Salamis and at Himera in Sicily. Carthage suffered as a result of this defeat.

Eventually, trade began to pick up and Carthage planned yet another attack on the Greeks in 409 BC. The Greeks were vulnerable following unsuccessful tries to conquer Sicily. The result was a hundred years of war between the Greeks and the Carthaginians and at different times, the destruction and annihilation of both powers seemed plausible.

In 332 BC Alexander conquered all of Phoenicia and humiliated Tyre and so there was no longer any hope of aid from Phoenicia. With Phoenicia, the main land too weak to help and pre-occupied with invasions, the western Mediterranean colonies looked to Carthage for aid and leadership. The defense of western Phoenician colonies fell to Carthage by default. Consequently, Carthage began to found her own ?colonies? to better protect the livelihood of all Carthaginians. That causes more conflict with many people of the area especially the Greeks and later the Romans.

The reign of the famous Eastern World leader, Alexander the Great, between 334 and 323 BC, forced Carthage to change its political philosophy. It could no longer remain a private and aggressive colony or it would face the real possibility of economic ruin. So Carthage decided to accept the Hellenistic empire, especially the monarchy in Egypt, in order to have allies against Alexander.

Typically, the Hellenistic Age began with the death of Alexander the Great (323 BC) and ended with the conquest of Egypt by Rome in 30 BC. Hellenism was a fusion of Mediterranean religions, a cultural unity which was not broken until Muslim imperialism many years later.

During the reign of Alexander, Carthage had remained a Western stronghold, but this was soon to change with the threat imposed by Rome. Rome had traditionally stayed out of the way as far as Carthage was concerned because Rome was historically a farming colony, but in the second half of the fourth century and first of third, Rome had made several territorial conquests, and it pushed the limits by entering into Sicily at a time when Carthage was gaining control of the area. This invasion launched the first of the Punic Wars (263-241 BC), which ended in victory for Rome.

Hamilcar Barca led Carthage out of the depths of disaster by recapturing the mineral wealth of the west. Hamilcar created a military empire in Spain and announced himself absolute ruler (228-219 BC) After Hamilcar's death, Hasdrubal, his son in-law, and Hannibal, his son, conquered the entire Spanish peninsula up to the Ebro River.

Rome opened her eyes to the threat the great colony of Carthage poised. After a series of drawn-out battles, the Roman general Scipio conquered Spain in 210-206 BC. The last 50 years of existence of the colony were long and arduous. Carthage could have joined forces with Masinissa to become a united kingdom but was instead destroyed by Rome. When Carthage finally fell in 146 BC during the third and final Punic War, the area was scorched to the ground and all habitation in the former city was forbidden by the Romans because they considered it a rival city. Many Carthaginians were sold into slavery. The wife of the ruler of the city, rather than surrender, threw herself in to the flames of the Temple of Eshmun. She was probably a descendent of Elissar. However, the ban imposed on living in the city was lifted and later on Carthage returned to become an important one in the region. 13

What distinguished Carthage from its mother city, Tyre, was it marketing policies and diplomatic system. It did not remain a city state like Tyre but spread its dominion and authority on all Phoenician Punic colonies of the western Mediterranean. The Carthaginians created their own space and system even though they maintained good ties with their motherland until the Mediterranean became the Pond Nostrum of the Romans.

What was the city like? 14

The city had two artificial harbors built inside the city walls, connected by a canal. The smaller one was a military harbor that held 220 warships. Further, it had a walled fortress, the Byrsa, overlooked the harbors, and was divided into four equal quarters with regular street plans. City walls were massive 23 miles and almost impregnable (compared to 5 miles for Rome). 3 miles of the walls along the isthmus were 40 feet high and 30 feet thick which were never breached. There were sacred area for cult sacrifices, a necropolis, market places, council house, temples, magnificent towers, city gates, a citadel, a theater, paved winding streets, gardens, and houses with great buildings up to six stories tall. It is said that when Aeneas visited Carthage, a harbor basin was being dug, and the foundations for a theatre had been laid. In its high-noon, the geographer Strabo calls it a "shining city," ruling 300 cities around the western Mediterranean. 15

The population of Carthage was about 700,000, an extraordinary number for cities in the ancient world, of merchants (who were in control of the city), as well as residents, explorers, landholding-agrarian faction and slaves. In the 6 th to 5 th century BC it began to dominate trade in western Mediterranean and brought great wealth. City defense was secured by a powerful navy backed by a mercenary army.

In the early 5 th century BC, Carthaginian Hanno the Navigator sailed as far as the west coast of Senegal, and with that voyage began the tradition of tall tales about monsters and dangers west of Gibraltar.


Aeneas’ Lesson

If any lesson is to be taken from Aeneas’ story, it is that destiny, or whatever is planned or forced upon you by outside sources, is not always the right option, and that sometimes, when an opportunity presents itself to you that could be even more beneficial than the “destined” path, it is better to explore it than to destroy what has been given to you on a silver platter and slough it off in favor of some vague sense of heroism.

Aeneas is a hero in the classic, literary sense of the word: he is the main figure of an epic, our quester, who sets out on a journey given by the gods, facing trials and tribulations along the path to a fabulous prize at the end of the road. But in this modern day and age, the tricky concept of heroism is an entirely different beast.

La eneida is a tragedy, and in that light, I like to think that the real “hero” of our story is Dido. Abandoned after being forced to love Aeneas by gods she is unaware are influencing her, Dido is a real victim of the Fates and the cruelty of humans brought down by the gods. And Aeneas, failing his wife, his family, and his people, following blindly in the footsteps of destiny, becomes the villain.

O Muse! the causes and the crimes relate
What goddess was provok’d, and whence her hate
For what offense the Queen of Heav’n began
To persecute so brave, so just a man
Involv’d his anxious life in endless cares,
Expos’d to wants, and hurried into wars! — The Aeneid, Book 1