Noticias

Mike Mansfield

Mike Mansfield

Michael Mansfield, hijo de inmigrantes irlandeses pobres, nació en la ciudad de Nueva York el 16 de marzo de 1903. Su madre murió tres años después y su padre lo envió a vivir con una tía y un tío en Great Falls, Montana. A la edad de 14 años, Mansfield dejó su hogar para unirse a la Marina de los Estados Unidos. Completó varias travesías del Atlántico en la tripulación de un buque de transporte de tropas antes de que las autoridades lo descubrieran y lo dieran de alta.

Después de la Primera Guerra Mundial, Mansfield sirvió en el Ejército de los Estados Unidos (1919-1920) y en los Marines de los Estados Unidos (1920-1922). Luego trabajó como minero en Butte, Montana antes de inscribirse en la Escuela de Minas de Montana (1927-28). Mansfield se graduó de la Universidad Estatal de Montana en Missoula en 1933 y pasó dos años en la Universidad de California antes de enseñar historia de América Latina y Asia Oriental en la Universidad de Montana.

Mansfield, miembro del Partido Demócrata, fue elegido miembro del 78º Congreso en 1942. Al final de la Segunda Guerra Mundial, el presidente Harry S. Truman consultó a Mansfield sobre los posibles términos para la rendición japonesa. Truman siguió el consejo de Mansfield de que el emperador Hirohito debería permanecer en el trono para evitar una resistencia popular masiva a la ocupación estadounidense.

Después de la guerra, las opiniones liberales de Mansfield lo convirtieron en blanco de Joseph McCarthy. Sin embargo, Mansfield era extremadamente popular en Montana y pudo sobrevivir a la campaña de difamación del senador.

Diez años después fue un candidato exitoso al Senado. Fue látigo demócrata (1957-61) antes de reemplazar a Lyndon B. Johnson como líder de la mayoría en 1961. Sirvió bajo el presidente John F. Kennedy y fue enviado a Indochina en una misión de investigación. El consejo a Kennedy de frenar la participación de Estados Unidos en Vietnam fue ignorado.

Mansfield jugó un papel importante en la aprobación de la Ley de Derechos Civiles (1964) y la Ley de Derechos Electorales (1965). También emergió como uno de los críticos más abiertos de la guerra de Vietnam. En una ocasión, J se quejó a Mansfield por no haber recibido un mejor apoyo en el Senado de "mi líder mayoritario". Mansfield respondió: "No soy su líder mayoritario. Soy el líder mayoritario del Senado".

Mansfield no fue candidato al Senado en 1976 y al año siguiente el presidente Jimmy Carter lo nombró embajador en Japón, cargo que ocupó hasta 1988. En sus últimos años fue asesor principal de Goldman, Sachs & Company. Mike Mansfield murió de un ataque al corazón en Washington el 5 de octubre de 2001.

No son tanto los asesinatos como la falta de arrepentimiento. La mañana después del atentado de Birmingham, el Senado, en su forma expansiva, llenó treinta y cinco páginas del Registro del Congreso con comentarios sobre diversos asuntos antes de reanudar el debate sobre el tratado de prohibición de los ensayos nucleares. Pero los discursos sobre el atentado en Birmingham apenas ocuparon una página. De 100 senadores normalmente locuaces, sólo cuatro se sintieron motivados a hablar. Javits de Nueva York y Kuchel de California expresaron su indignación. El líder de la mayoría, Mansfield, también habló, pero la mitad de su tiempo se dedicó a defender a J. Edgar Hoover de los cargos de indiferencia hacia los atentados raciales. Su discurso fue notable solo por su fraseología tonta. "No puede haber excusa para un suceso de ese tipo", dijo Mansfield sobre el atentado, en el que murieron cuatro niñas en la escuela dominical, "bajo cualquier circunstancia posible". De otro modo, los negros podrían haber supuesto que los derechos de los estados o la doctrina de la interposición o el hecho de que el ministro esa mañana no dijera "señor" a un hombre blanco que pasaba podría considerarse una circunstancia atenuante. Aun así, la propuesta de Mansfield era demasiado radical para sus colegas sureños. Sólo Fulbright se levantó para asociarse con los comentarios de Mansfield y expresar su condena.

Mike Mansfield, el líder de la mayoría del Senado con más tiempo en el cargo, quien dirigió una legislación histórica en las décadas de 1960 y 1970 sobre temas que van desde los derechos civiles hasta la reforma política y estableció un estándar de civilidad en un ámbito legislativo que ahora a menudo se consume por el vitriolo partidista, murió el viernes. Tenía 98 años.

Mansfield, quien se sometió a una cirugía el 7 de septiembre para que le implantaran un marcapasos en el pecho, murió en el Hospital del Ejército Walter Reed, dijo Charles Ferris, su abogado y ex asistente del Senado.

Después de dejar el Senado en 1977, Mansfield fue nombrado embajador de Estados Unidos en Japón y ejerció una influencia significativa en Tokio durante más de 11 años como emisario de los presidentes de los dos partidos principales. Nadie antes o después ha servido más en ese puesto.

Pero fueron sus 34 años en el Congreso, incluidos 24 en el Senado, los que le aseguraron al demócrata de Montana un lugar en la historia política del siglo XX. En 16 años como líder de la mayoría del Senado, desde la toma de posesión del presidente Kennedy en 1961 hasta la salida del presidente Ford en 1977, Mansfield dirigió una cámara alta del Congreso notablemente productiva durante una era política turbulenta.

La nación en ese momento hizo la guerra contra la pobreza, puso a los hombres en la luna y, tardíamente, abrazó los derechos civiles un siglo después de la emancipación de los esclavos. También enfrentó el fracaso de la Guerra de Vietnam, las crisis de la Guerra Fría y el escándalo político de Watergate.

Irónicamente, Mansfield fue una figura fundamental durante esos años en parte porque, a diferencia de muchos políticos destacados de entonces y ahora, se contentaba con compartir o incluso ceder el escenario legislativo.

Muchos historiadores consideran a Mansfield como la antítesis del líder de la mayoría que lo precedió, Lyndon B. Johnson. Mientras que Johnson, como líder del Senado y luego como presidente, era una personalidad que dominaba la agenda legislativa de una manera que pocos lo han hecho, Mansfield era una figura modesta cuyo objetivo declarado era simplemente dejar que el Senado hiciera su voluntad.

Mike Mansfield, el demócrata de Montana y líder de la mayoría del Senado con más años de servicio, que murió ayer por la mañana a los 98 años, fue uno de los líderes del Congreso más destacados del siglo XX. Su carrera como líder de la mayoría abarcó las presidencias y los tiempos tumultuosos de John F. Kennedy, Lyndon Johnson, Richard Nixon y Gerald Ford. Se desempeñó bajo dos presidentes, Jimmy Carter y Ronald Reagan, como un embajador estadounidense muy respetado en Japón. Y en todo momento, las características de su servicio público fueron las mismas: una voz suave, modestia, reverencia por las instituciones a las que servía y una integridad sólida como una roca.

En cada paso del camino durante los eventos más trascendentales de las décadas de 1960 y 1970, Mike Mansfield estuvo allí, desempeñando un papel tranquilo pero fundamental. Mantuvo unido al Senado en el momento del asesinato de John F. Kennedy, ayudó a aprobar la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derechos Electorales de 1965, se convirtió en uno de los primeros e influyentes críticos de la Guerra de Vietnam, ayudó a ver a la nación a través de Martin El asesinato de Luther King Jr. y los disturbios en ciudades y campus, empujaron al Senado a investigar Watergate y guiaron la transición de Nixon a Ford, al tiempo que moldeaban al Senado en una institución que hacía más asuntos públicos a la vista del público.

A fines de 1962, el presidente John Kennedy le pidió a uno de sus amigos congresistas más cercanos, el hombre que había elegido como líder de la mayoría del Senado de los Estados Unidos, que evaluara la incierta situación política en Vietnam del Sur. Como ex profesor de historia del Lejano Oriente, el senador Mike Mansfield, quien murió a los 98 años, conocía bien el país y sus líderes.

En un informe confidencial a Kennedy, Mansfield dijo que veía poco sentido en que Estados Unidos siguiera apoyando al tambaleante régimen del presidente Diem. Kennedy, comprometido públicamente con tal apoyo, estaba furioso.

Cuando los dos hombres se reunieron en el yate presidencial para discutir la evaluación, él reprendió a Mansfield por su pesimismo. "Me pediste que fuera allí", respondió Mansfield y se mantuvo firme.

En un año, tanto Diem como Kennedy habían sido asesinados, los sucesivos gobiernos de Vietnam se habían alejado cada vez más de la realidad y el presidente Lyndon Johnson se había embarcado en su desastrosa intervención militar. Si se hubiera seguido el consejo de Mansfield, Estados Unidos podría haber evitado uno de los episodios más traumáticos de su historia.

Sin embargo, era típico del senador que, aunque sostenía vigorosamente su oposición a la guerra y a muchas más de las políticas exteriores de Johnson, prestó su considerable influencia para que la legislación nacional del presidente se ajustara a los estatutos. Sin los esfuerzos discretos pero persistentes de Mansfield, ni la Ley de Derechos Civiles, la Ley de Derechos Electorales ni muchas de las otras medidas que transformaron la vida estadounidense se hubieran convertido en ley con tanta eficacia como lo hicieron.


Michael Mansfield

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Michael Mansfield, en su totalidad Michael Joseph Mansfield, por nombre Mike Mansfield, (nacido el 16 de marzo de 1903 en Nueva York, Nueva York, EE. UU.; fallecido el 5 de octubre de 2001 en Washington, D.C.), político demócrata que fue el líder de la mayoría con más años de servicio en el Senado de EE. UU. (1961–77). También se desempeñó como embajador de Estados Unidos en Japón de 1977 a 1988.

Criado por parientes en Montana, Mansfield abandonó la escuela antes de completar el octavo grado. Se alistó en la Marina de los Estados Unidos a los 14 años y sirvió en el transporte militar durante la Primera Guerra Mundial hasta que se descubrió su edad y fue dado de baja. Luego se alistó en el Ejército de los Estados Unidos y más tarde en el Cuerpo de Marines, sirviendo en varios puestos de avanzada remotos, especialmente en Asia.

Mansfield pasó la mayor parte de la década de 1920 trabajando en las minas de cobre de Montana, pero su esposa lo convenció de que terminara la escuela, y en 1933 obtuvo su diploma de escuela secundaria y universitaria (BA, Universidad Estatal de Montana) obtuvo su maestría en 1934. En 1933 se unió a la facultad de la Universidad Estatal de Montana, y finalmente se convirtió en profesor de historia del Lejano Oriente y América Latina.

En 1942, Mansfield fue elegido miembro de la Cámara de Representantes y se convirtió en miembro activo del Comité de Asuntos Exteriores. Asesoró a los presidentes Franklin D. Roosevelt y Harry S. Truman sobre la política exterior de Estados Unidos hacia China y Japón y mantuvo un sólido historial de votaciones liberales en asuntos internos.

En 1952 Mansfield ganó un escaño en el Senado, a pesar de las acusaciones del senador Joseph R. McCarthy de que era blando con el comunismo. Un miembro prominente del Comité de Relaciones Exteriores, Mansfield en 1957 se convirtió en el látigo de la mayoría. Sucedió a Lyndon Johnson como líder de la mayoría del Senado cuando Johnson se convirtió en vicepresidente en 1961.

Reelegido para el Senado en 1958, 1964 y 1970, Mansfield rechazó la oferta de Johnson de postularse para vicepresidente en 1964. A lo largo de la década de 1960 se hizo cada vez más vocal en sus críticas a la participación de Estados Unidos en la guerra de Vietnam, y en 1971 patrocinó un proyecto de ley que llamaba por un alto el fuego y la retirada gradual de las tropas estadounidenses de Vietnam. En 1973 respaldó el proyecto de ley de poderes de guerra, que limitaba la autoridad presidencial para involucrar al país en conflictos militares no declarados en el extranjero.

Mansfield se convirtió en un crítico persistente del presidente Richard Nixon, especialmente durante la investigación de Watergate. En 1976 se retiró del Senado, pero regresó al servicio del gobierno a principios del año siguiente como parte de una comisión que buscaba información sobre los militares estadounidenses desaparecidos en Indochina. En 1977, el presidente Jimmy Carter designó a Mansfield como embajador de Estados Unidos en Japón, y mantuvo el cargo durante los dos mandatos del presidente Ronald Reagan, y finalmente se retiró en 1988.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Chelsey Parrott-Sheffer, editora de investigación.


Nota biográfica volver a la cima

Mike Mansfield fue un destacado político y estadista de Montana que sirvió en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (1943-1952), el Senado de los Estados Unidos (1953-1977) y como Embajador en Japón (1977-1988). Se casó con Maureen Hayes en 1932 y tuvieron una hija, Anne Fairclough Mansfield, que más tarde se convirtió en investigadora y académica con sede en Londres.

Descripción del contenido volver a la cima

Esta colección consta de 55 fotografías de Mike Mansfield, Maureen Mansfield y su hija Anne Mansfield. Incluye fotografías tempranas e informales de los Mansfield, incluidas fotografías de Mike Mansfield cuando era niño y con uniforme militar. La colección también incluye fotografías de Mike Mansfield durante su mandato como congresista y senador de Montana y como embajador de Estados Unidos en Japón. Otros miembros de la familia, incluidos los hermanos de Maureen y Mike y los padres de Maureen, también están representados en la colección. La mayoría de las imágenes fueron capturadas en el oeste de Montana y el área de Washington D.C. y fueron seleccionadas por Anne Mansfield Marris para donaciones a los Archivos.

Uso de la colección volver a la cima

Formas alternativas disponibles

La donante, Anne Mansfield Marris, proporcionó escaneos de las 55 fotografías de esta colección.

Restricciones de uso

Los investigadores son responsables de usar de acuerdo con 17 U.S.C. y cualquier otro estatuto aplicable. Los derechos de autor no exclusivos de algunas imágenes de esta colección pertenecen a la Universidad de Montana.

Cita preferida

Fotografías, archivos y colecciones especiales de la familia Maureen y Mike Mansfield, Biblioteca Maureen y Mike Mansfield, Universidad de Montana-Missoula.

Información administrativa volver a la cima

Arreglo

Las fotografías fueron arregladas por los donantes.

Historial de custodia

Anne Mansfield Marris tenía las fotografías 944-01 a 944-51 hasta que las donó a la Universidad de Montana en 2002. Se desconoce el historial de custodia de las fotografías 944-52 a 944-55.

Información de adquisición

Los Archivos de la Universidad de Montana aceptaron la transferencia de fotografías 944-01 a 944-51 el 15 de mayo de 2002.

Nota de procesamiento

Los Archivos de la Universidad de Montana asignaron números de fotografías a las imágenes en 2002 e inicialmente planearon albergarlas con los documentos de Mike Mansfield (Mss 065). En 2021, las imágenes se procesaron como una colección separada (Mss 944) y se les asignaron números de fotos actualizados. Cuatro fotos adicionales (944-52 a 944-55) se incorporaron en 2021 y se agregaron a la colección.

Materiales relacionados

Los Archivos y Colecciones Especiales de la Universidad de Montana tienen los documentos de Mike Mansfield, Mss 65, que incluyen miles de fotografías.

Descripción detallada de la colección volver a la cima

Contenedor (s) Descripción fechas
Caja número_foto
1 944-01 Mike y Anne Mansfield bailando sin fecha
1 944-02 Mike y Anne Mansfield sin fecha
1 944-03 Mike Mansfield y Jimmy Carter sin fecha
1 944-04 Mike Mansfield pasándole un plato a Jimmy Carter sin fecha
1 944-05 Mike y Anne (de niña) Mansfield en Washington, D.C., vista de la cúpula del Capitolio en segundo plano. sin fecha
1 944-06 Maureen y Anne Mansfield sentadas en un sofá frente a su retrato de 1942 sin fecha
1 944-07 Mike, Maureen y Anne Mansfield posaron detrás del escritorio. sin fecha
1 944-08 Anne, Mike y Maureen Mansfield sentados frente a un mapa del mundo sin fecha
1 944-09 Mike y Maureen Mansfield en casa en la serpiente de cascabel, Missoula, Montana 1938
1 944-10 Mike y Anne Mansfield Enero de 1939
1 944-11 Maureen y Anne Mansfield, la serpiente de cascabel, Missoula, Montana 1940
1 944-12 Maureen, Anne y Mike Mansfield, Washington, D.C. Octubre de 1943
1 944-13 Retrato pintado de Maureen y Anne Mansfield, realizado en Chevy Chase, Maryland 1942
1 944-14 Maureen y Anne Mansfield con un retrato realizado en Chevy Chase, Maryland 1942
1 944-15 Maureen, Anne y Mike Mansfield en el Vaticano antes de una audiencia con el Papa Pío XII sin fecha
1 944-16 Maureen Mansfield de pie en los escalones del Capitolio de los Estados Unidos, Washington, D.C. sin fecha
1 944-17 Maureen Mansfield con niña no identificada de pie cerca de Rattlesnake Creek, Greenough Park, Missoula, Montana sin fecha
1 944-18 Maureen Mansfield sin fecha
1 944-19 Maureen Mansfield, retrato, del Missoulian Junio ​​de 1962
1 944-20 Daddy Hayes y Anne Mansfield (cuando eran bebés), Rattlesnake, Missoula, Montana sin fecha
1 944-21 Anne y Maureen Mansfield en su casa en Bradley Lane, Chevy Chase, Maryland 1943
1 944-22 Anne y Mike Mansfield en su casa en Bradley Lane, Chevy Chase, Maryland 1943
1 944-23 Mike, Anne y Maureen Mansfield, "despidiéndose de Mike Mansfield en su camino a Sudamérica", Nota: Mike lleva un paracaídas. sin fecha
1 944-24 Mike, Maureen y Anne Mansfield con un grupo de personas no identificadas en el Brookes Hotel, Corvallis, Montana sin fecha
1 944-25 Mike y Anne Mansfield en el piso de la Cámara de Representantes de EE. UU. sin fecha
1 944-26 Reunión familiar en Missoula, Montana. Sra. Fairclough (Verna) Hayes, Maureen Scanlon, Anne Mansfield, Anne Scanlon, Frank F. Hayes, Fairclough Hayes y Terry Scanlon sin fecha
1 944-27 Maureen Hayes Mansfield, Retrato sin fecha
1 944-28 El líder de la mayoría del Senado, Mike Mansfield, abandona el edificio del Capitolio en su último día en el Senado (foto de AP por Bob Daughtery) 16 de septiembre de 1976
1 944-29 Maureen Hayes (de niña) (?) Con una niña no identificada sin fecha
1 944-30 Mike Mansfield en beack con una sudadera de murciélago (fotografía en color) sin fecha
1 944-31 La Sra. Mansfield con la Duquesa de Windsor en el Boardwalk en Atlantic City, Nueva Jersey, durante la Convención Nacional Demócrata Agosto 1964
1 944-32 Maureen Mansfield sin fecha
1 944-33 Mike Mansfield de niño, Great Falls, Montana sin fecha
1 944-34 Michael J. Mansfield (cuando era niño) con un grupo escolar, Twin Bridges, Montana sin fecha
1 944-35 Catherine, Michael y Helen Mansfield, de niños, Nueva York, Nueva York alrededor de 1907
1 944-36 Grupo de oficiales navales en un jardín del Lejano Oriente sin fecha
1 944-37 Joven no identificado agitando sin fecha
1 944-38 Dos hombres no identificados con Mike Mansfield en uniforme (?), Extrema derecha sin fecha
1 944-39 Barco U.S.S. Huron de Islas Filipinas a China 1921
1 944-40 Grupo no identificado de hombres de pie frente a una tienda, Olongapo 1921
1 944-41 Barco U.S.S. Huron, bahía de Manika Enero de 1922
1 944-42 Mike Mansfield en uniforme cuando era joven circa 1920
1 944-43 Mike Mansfield, equipo de fútbol de la Escuela de Minas, Butte, Montana 1927
1 944-44 Mike Mansfield posó delante de un automóvil, Universidad Estatal de Montana, Missoula, Montana sin fecha
1 944-45 Mike Mansfield como fútbol "final", Universidad Estatal de Montana (?) sin fecha
1 944-46 Mike Mansfield de pie sobre lo que parece una caja de distribución sin fecha
1 944-47 John Mansfield, Universidad de Montana 1934
1 944-48 Joseph Mansfield en uniforme, Segunda Guerra Mundial sin fecha
1 944-49 Mike Mansfield como padrino en la boda de su primera secretaria Marge Mumm en Washington, D.C. sin fecha
1 944-50 Mike Mansfield, Butte, Montana 1925
1 944-51 La parte trasera del Ford de Mike Mansfield, que muestra su licencia de Montana y el 83 ° Congreso del Senado de EE. UU. sin fecha
1 944-52 Mike y Maureen Mansfield, Mansfield Center, Universidad de Montana sin fecha
1 944-53 Mike Mansfield y el primer ministro Nakasone de Japón sin fecha
1 944-54 Mike Mansfield, Ronald Reagan y el primer ministro Nakasone sin fecha
1 944-55 Mike Mansfield fumando una pipa con la cara en la mano sin fecha

Nombres y temas volver a la cima

Nombres personales

Encontrar ayuda preparada por Donna McCrea y Kristin Gates2021


El líder de la mayoría del Senado con más años de servicio muere a los 98 años

Mike Mansfield, el líder de la mayoría del Senado con más tiempo en el cargo, quien dirigió una legislación histórica en las décadas de 1960 y 1970 sobre temas desde los derechos civiles hasta la reforma política y estableció un estándar de civilidad en un ámbito legislativo que ahora a menudo se consume por la virulencia partidista, murió el viernes. Tenía 98 años.

Mansfield, quien se sometió a una cirugía el 7 de septiembre para que le implantaran un marcapasos, murió en el Hospital del Ejército Walter Reed, dijo Charles Ferris, su abogado y antiguo asistente del Senado.

Después de dejar el Senado en 1977, Mansfield fue nombrado embajador de Estados Unidos en Japón y ejerció una influencia significativa en Tokio durante más de 11 años como emisario de los presidentes de los dos partidos principales. Nadie antes ni después ha servido más tiempo en ese importante puesto.

Pero fueron sus 34 años en el Congreso, incluidos 24 en el Senado, los que le aseguraron al demócrata de Montana un lugar en la historia política del siglo XX. En 16 años como líder de la mayoría en el Senado, desde la toma de posesión del presidente John F. Kennedy en 1961 hasta la salida del presidente Gerald R. Ford en 1977, Mansfield dirigió una cámara alta del Congreso notablemente productiva durante una era política turbulenta.

La nación en ese momento hizo la guerra contra la pobreza, puso a los hombres en la luna y, tardíamente, abrazó los derechos civiles un siglo después de la emancipación de los esclavos. También enfrentó el fracaso de la Guerra de Vietnam, las crisis de la Guerra Fría y el escándalo político de Watergate.

Mansfield fue una figura fundamental durante esos años en parte porque él, a diferencia de muchos políticos destacados de entonces y ahora, se contentaba con compartir o incluso ceder el escenario legislativo.

Muchos historiadores consideran a Mansfield como la antítesis del líder de la mayoría que lo precedió, Lyndon B. Johnson. Johnson, como líder del Senado y luego como presidente, era una personalidad que dominaba la agenda legislativa. Mansfield era una figura modesta cuyo objetivo declarado era simplemente dejar que el Senado hiciera su voluntad.

La mayoría de los senadores, celosos de sus prerrogativas como miembros de uno de los clubes políticos más exclusivos del mundo, prefieren el modelo de Mansfield.

Cuando se informó la noticia de su muerte el viernes, llegaron homenajes a su liderazgo.

En una declaración escrita, el presidente Bush señaló el fallecimiento de Mansfield "con tristeza" y dijo que su "legado de servicio a los Estados Unidos continuará".

Bush también ordenó que las banderas estadounidenses ondeen a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios públicos y puestos militares el día en que Mansfield es enterrado. Los arreglos del funeral quedaron incompletos el viernes por la noche.

El senador que sucedió a Mansfield como líder de la mayoría, el demócrata Robert Byrd de West Virginia, dijo: "Los esfuerzos de liderazgo de Mike Mansfield enfatizaron la cooperación, el honor y la justicia, y estuvieron marcados por la convicción personal y la lealtad a principios duraderos".

“Era un hombre sabio, decente e infinitamente paciente que creía profundamente en la capacidad de las personas libres para gobernarse a sí mismas sabiamente”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Tom Daschle (D-South Dakota) en un comunicado. "No es una coincidencia que los años de Mansfield sigan siendo de los más civiles y productivos en la historia del Senado".

"Hemos tenido pocos como él, pero luego, con la ayuda del buen Dios, solo se necesitan unos pocos", comentó el líder de la minoría del Senado, Trent Lott (R-Miss.) En un comunicado.

La carrera de Mansfield en el Senado vinculó generaciones. Sirvió con hombres como el demócrata Johnson y el republicano Robert A. Taft de Ohio, dos de los legisladores más capaces en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Y sirvió con muchos senadores actuales prominentes, como los demócratas Byrd y Edward M. Kennedy de Massachusetts y los republicanos Strom Thurmond de Carolina del Sur y Ted Stevens de Alaska.

Liderar sin señorío sobre el Partido Republicano

Visto en el contexto del Senado de hoy, donde republicanos y demócratas están casi igualados y luchan por cualquier ventaja, es difícil imaginar cómo un senador podría liderar una mayoría de 2 a 1 sin dominar al otro partido.

Sin embargo, eso es lo que hizo Mansfield cuando el Senado hizo historia en 1964 al romper un filibustero liderado por el sur para aprobar la Ley de Derechos Civiles. De hecho, el líder de la mayoría dejó que su homólogo republicano, el líder de la minoría Everett M. Dirksen de Illinois, tomara el centro de atención ese año mientras el Congreso luchaba por responder a la agitación en el sur causada por el movimiento de derechos civiles.

Mansfield sabía que con su propio partido dividido en líneas ideológicas entre los norteños que favorecían los derechos civiles y los sureños que se oponían a ellos, necesitaría la ayuda de los republicanos para lograr algo.

Finalmente, Dirksen entregó a 27 de los 33 senadores republicanos en una votación para cortar un obstruccionismo sureño contra la legislación de derechos civiles que se había prolongado durante más de 500 horas durante varias semanas. A ellos se unieron 44 de los 67 demócratas de Mansfield. El recuento de 71 votos a favor de la clausura, un dispositivo legislativo para eliminar los filibusteros, que rara vez se usaba en ese momento, fue cuatro votos más de los 67 requeridos en ese momento.

Dirksen (y el presidente Johnson) obtuvieron el crédito por una victoria dramática. Pero Mansfield y el país obtuvieron una nueva ley revolucionaria. La ley, que otorgó al gobierno federal amplios poderes para combatir la discriminación en el empleo, la votación y el uso de instalaciones públicas, fue el avance más importante en derechos civiles desde la era de la Reconstrucción después de la Guerra Civil. Fue seguida en 1965 por la histórica Ley de Derechos Electorales, que buscaba garantizar la igualdad de posición política para los estadounidenses negros y otros miembros de minorías raciales y étnicas.

La igualdad era el mantra de Mansfield en el Senado. En una entrevista en diciembre de 2000, poco después de una elección que produjo la primera división partidista 50-50 del Senado, Mansfield ofreció su opinión sobre el poder compartido.

"Mi creencia era que todos los senadores eran iguales: el presidente de comité más nuevo, el más antiguo o el más importante", dijo Mansfield. “Un senador era un senador, ya fueran republicanos o demócratas. Llegaron a creer que lo decía en serio, y lo hice ".

Sobre sus relaciones con Dirksen, Mansfield dijo: “Las cartas siempre estuvieron sobre la mesa. Siempre. Confiamos el uno en el otro. Pasé más tiempo en la oficina de Dirksen que él en la mía. Estaba detrás de las votaciones ". También se mantuvo en términos cordiales con el republicano que sucedió a Dirksen como líder de la minoría, Hugh Scott de Pensilvania.

Las relaciones entre los líderes de los dos partidos en los años transcurridos desde que Mansfield dejó el Senado no siempre han sido tan cálidas.

Hoy en día, cuando el Senado está en sesión, los republicanos se reúnen todos los martes para almorzar en una cámara con paneles de nogal junto al piso del Senado, la S-207, conocida como la Sala Mansfield. Allí, un retrato de tamaño natural del larguirucho Mansfield, de brazos cruzados, pipa en mano, lanza una mirada de reojo a los senadores republicanos mientras trazan la estrategia a puerta cerrada. Los demócratas sostienen conversaciones similares en la cercana Sala LBJ. Por lo general, los senadores emergen de estas reuniones para enfrentarse a las pandillas de periodistas de la televisión y de los medios impresos. Muchos luego critican a los miembros del otro partido. Ese no era el estilo de Mansfield.

Restricción pública, influencia entre bastidores

Cuando Montanan era el líder de la mayoría, era famoso por su aversión a lo que una generación posterior llamaría "fragmentos de sonido". Con frecuencia respondía a las preguntas con un simple "sí" o "no". Los reporteros se inclinaron hacia otros senadores que estaban felices de proporcionar citas.

Pero la moderación pública de Mansfield desmentía su influencia entre bastidores. Los senadores y presidentes de ambos partidos lo respetaron como un francotirador. Los presidentes Kennedy y Johnson lo enviaron a Indochina en misiones de investigación. Mansfield aconsejó a ambos, en informes confidenciales publicados años después, que frenaran la participación de Estados Unidos en Vietnam.

Mansfield votó en 1964 por la Resolución del Golfo de Tonkin, que Johnson utilizó más tarde para desplegar tropas estadounidenses en Vietnam. Pero Mansfield dijo más tarde que fue engañado por la administración. Luego se convirtió en uno de los críticos más persistentes de la guerra y en un gran dolor de cabeza para Johnson.

En una fría reunión en la Casa Blanca, Johnson atacó la posición de Mansfield sobre Vietnam y expresó su decepción porque no estaba recibiendo un mejor apoyo en el Senado por parte de "mi líder de la mayoría".

Según el biógrafo Francis R. Valeo, su ayudante desde hace mucho tiempo, Mansfield replicó: “Sr. Presidente, no soy su líder mayoritario. Soy el líder de la mayoría del Senado ".

En 1972, Mansfield le pidió al senador Sam J. Ervin (D-N.C.) Que encabezara un panel especial que se haría famoso por su investigación de un allanamiento por motivos políticos en el hotel Watergate. En 1974, cuando el escándalo se acercaba al presidente Richard M. Nixon y la Casa Blanca pedía que se pusiera fin a la investigación, Mansfield insistió en que las investigaciones del Congreso seguirían adelante. Pero dijo que Nixon debería tener todas las oportunidades para defenderse.

James Reston, columnista del New York Times, escribió en ese momento que Mansfield era un jugador crucial porque “sus colegas de ambos partidos y de ambas cámaras creen en él. . . . Así que tiene el poder, aunque no lo quiera, tal vez porque no lo quiere ".

Mentira poco común para entrar en la Marina

Nacido como Michael Joseph Mansfield en la ciudad de Nueva York el 16 de marzo de 1903, hijo de inmigrantes irlandeses pobres, Mansfield siempre fue llamado "Mike". Su madre murió cuando él tenía 3 años, su padre, un portero de hotel, lo envió a él y a sus dos hermanas a vivir con una tía y un tío en Great Falls, Mont.

Mansfield dejó la escuela antes de terminar el octavo grado y en 1917, a los 14 años, dejó su hogar para unirse a la Marina. Tuvo que mentir sobre su edad, un caso raro en el que se sabía que había extendido deliberadamente la verdad. Permaneció en la Marina 19 meses y luego se alistó en el Ejército durante un año. Después de eso, estuvo dos años con la Infantería de Marina, que lo envió a Shanghai. Eso engendró lo que se convertiría en un interés de por vida en Asia.

Mansfield regresó a Montana en 1922 y se puso a trabajar removiendo mineral de cobre. Mientras trabajaba en las minas, Mansfield se comprometió con una estudiante universitaria de Butte, Maureen Hayes, quien lo convenció de que reanudara su educación. Obtuvo su diploma de escuela secundaria a través de un curso por correspondencia, se casó con Maureen y entró en lo que ahora es la Universidad de Montana.

A lo largo de los años, Mansfield solía comentar que su esposa, con quien estuvo casado durante 68 años hasta su muerte en septiembre de 2000, tuvo un profundo impacto en su vida. “El verdadero mérito de cualquier posición que tenga en la vida debe dársele a mi esposa, Maureen”, comentó en el pleno del Senado en 1998. “Lo que hicimos, lo hicimos juntos. En resumen, soy lo que soy gracias a ella ".

Después de obtener una maestría, Mansfield tomó un trabajo en la universidad como instructora en historia del Lejano Oriente y América Latina. La universidad le concedió la licencia cuando fue elegido al Congreso en 1942 y, aunque nunca regresó, más tarde fue ascendido a profesor titular con mandato vitalicio. La escuela también nombró una biblioteca para Maureen y Mike Mansfield. (Él insistió en que su nombre fuera primero).

Después de una carrera fallida en 1940 para la Cámara de los Estados Unidos, Mansfield lo intentó de nuevo dos años más tarde y ganó. Fue elegido para el Senado en 1952 y fue reelegido repetidamente. Incluso cuando Mansfield era el líder de la mayoría, puso los intereses de Montana por delante de casi todo lo demás. Se sabía que hacía esperar a los funcionarios del gabinete en una oficina exterior mientras tomaba café en una pequeña mesa de mármol con un elector visitante.

En 1957, el entonces líder de la mayoría Johnson superó las objeciones de Mansfield para persuadirlo de que se convirtiera en el látigo de la mayoría, o líder adjunto, para suceder a un senador que había sido derrotado para la reelección.

Aunque Mansfield tenía poco que hacer como látigo, el aprendizaje lo convirtió en una elección lógica para convertirse en líder de la mayoría cuando Johnson fue elegido vicepresidente en 1960. Una vez más, Mansfield protestó. "No quería el trabajo", insistió en una entrevista años después. "Tienes que creer eso". Pero Kennedy lo convenció de que lo aceptara después de dos apelaciones directas. Mansfield fue visto como el único demócrata del Senado que podía mantener la paz entre liberales y conservadores en pugna. Nunca fue desafiado a la reelección como líder. La lista de leyes importantes promulgadas durante el liderazgo de Mansfield es larga. Muchos se debieron, por supuesto, a la destreza de Johnson para formar coaliciones para programas de la Gran Sociedad como Medicare y la ayuda federal a la educación.

Pero el Congreso también fue productivo durante las administraciones de Nixon y Ford, aprobando leyes para limpiar el aire y el agua de la nación, promover la seguridad laboral, limitar la influencia corruptora de las contribuciones de campaña y reformar el presupuesto federal. Mansfield también abogó por la 26ª Enmienda, ratificada en 1971, que redujo la edad para votar a 18 en un momento en que los estadounidenses menores de 21 eran elegibles para luchar y morir en Vietnam pero no para registrarse para votar. Mansfield, una voz destacada en asuntos exteriores a lo largo de su carrera en el Senado, fue un partidario clave del histórico viaje de Nixon a la China comunista en 1972.

Influyó en la política estadounidense sobre Japón

Nombrado embajador en Japón en 1977 por el presidente Jimmy Carter, Mansfield argumentó que Estados Unidos debería reforzar su fuerza en el Pacífico para hacer frente al creciente poder militar soviético en la región. También instó a Japón a fortalecer sus defensas.

Era uno de esos raros embajadores que podía levantar el teléfono y hablar directamente con el presidente o el secretario de estado. Y fue uno de los pocos que no aclaró sus discursos con Washington de antemano. Under Carter, his mark on U.S. policy toward Japan--strengthening one of the world’s most important bilateral relationships--was indelible. President Ronald Reagan, a Republican, took the unusual step of reappointing the longtime Democratic leader as ambassador in 1981. Only well into Reagan’s second term did his influence appear to wane.

In Japan, Prime Minister Junichiro Koizumi said in a statement Friday: “Former Ambassador Mansfield’s contributions to the friendship between Japan and the United States were great. . . . I offer my heartfelt condolences.”

Mansfield settled in Washington, D.C., after returning from Tokyo and became a senior consultant to Goldman Sachs on Asian affairs. He was also an informal advisor to the Capitol’s club of 100. And he showed up for work every day until near the end of his life.

For years as his wife declined in health, Mansfield would begin every day with a vigorous walk in his neighborhood and then a visit to her in a nursing home. He would go to work and to lunch before going back to the nursing home to sit with his wife and hold her hands, sometimes telling her stories.

In a March 1998 speech to the Senate--one that he had initially prepared for delivery on Nov. 22, 1963, but held after the news of President Kennedy’s assassination--Mansfield quoted from the Chinese philosopher Lao Tzu: “A leader is best when the people hardly know he exists. And of that leader the people will say when his work is done, ‘We did this ourselves.’ ”


About Mike Mansfield

The story of Michael Joseph Mansfield’s prominence in U.S. government and international statecraft begins far away from the esteemed halls of Congress and the foreign streets of Tokyo. Senator Mansfield’s life began in New York City, where he was born to Irish immigrants on March 16, 1903. An unfortunate series of events left his father, Patrick Mansfield, widowed and unable to work. With few options in the city, Mike Mansfield moved with his two siblings and their father to Great Falls, Montana in 1910.

Mike Mansfield is represented here in his official Congressional portrait.

After the United States joined the war effort in Europe in 1917, word of U.S. armed forces involvement began filling the papers in Great Falls. The news fed young Mike Mansfield’s appetite for adventure, but that spirit grew larger as time progressed. In June of that year, Mike left Great Falls on a journey that took him first to the majestic shores of the Pacific Northwest, then eventually back to his birthplace, New York City. In New York, Mike entered the U.S. Navy at the age of 14 using a falsified birth certificate.

Mike Mansfield led a storied career in military service. After two and a half years in the Navy and three wartime deployments on the USS Minneapolis, Mike left the Navy and returned to Montana. With few job prospects and no education beyond middle school, Mike found Montana to be a less welcoming place. He enlisted in the Army and was assigned to Fort McDowell in California. After completing his one-year enlistment, Mike joined the Marine Corps and traveled to China, where he was first exposed to Asia.

When he left the military for the final time in 1922, Mike returned to Montana where he would lead a hardscrabble life in the state’s copper mines. It is also here that he met Maureen Hayes, the daughter of a moneyed family who would become his inspiration and life partner. Maureen was the opposite of Mike in every way. She was well educated and ambitious, a leader in social causes in Montana. Their fateful acquaintance and unshakable love for one another propelled Mike on the path to his eventual success in Washington and on the world stage.

After receiving his master’s degree in history, Mike entered politics at Maureen’s encouragement. He went on to serve as Senate Majority Leader for the longest tenure in the institution’s history, and to represent the United States as the nation’s longest-serving Ambassador to Japan. After he passed away on October 5, 2001, Mike Mansfield was laid to rest in Arlington Cemetery. His tombstone reads “Michael Joseph Mansfield – PVT, US Marine Corps.”


Mike Mansfield was a 2015 candidate for the Place 5 seat on the Plano, Texas City Council.

The city of Plano, Texas, held elections for city council on May 9, 2015. The filing deadline for candidates who wished to run in this election was February 27, 2015. Four of the seven city council seats were up for election. All members of the Plano City Council are elected at-large. In the race for the Place 5 seat, Ron Kelley defeated Mike Mansfield and Matt Lagos. Ώ] Incumbent Jim Duggan did not run for re-election. & # 912 & # 93

Plano City Council Elections Place 5, 2015
Candidato Vote % Votos
Ron Kelley 78.4% 251
Mike Mansfield 14.7% 47
Matt Lagos 6.9% 22
Total Votes 320
Fuente: Dentony County, "Official election results," accessed August 17, 2015


Maureen and Mike Mansfield

Mike Mansfield was born in New York City, the son of Irish immigrants. His mother died when he was a toddler, and his father sent Mike and his two sisters to Great Falls, Montana to live with his great aunt and uncle. In World War I, a 14-year-old Mike lied about his age to enlist in the Navy. After the war, he joined the Army for a year as a medical corpsman, followed by a two-year stint in the Marines. His Marine service featured time in Manila, China, and Japan, sparking his life-long love of Asia. Still a teenager with only a seventh grade education, Mike then returned to Montana and worked as a copper miner in Butte.

Maureen Hayes was born in Irondale, Washington but grew up in Butte, Montana. She attended Clarke College (which would later present her with an honorary doctorate in 1977) and then transferred to St. Mary’s, the women’s college of Notre Dame University, for her A.B. degree. After completing her degree, she returned to Butte and worked as a teacher.

Maureen and Mike met in 1928. Maureen encouraged Mike to pursue his education, and so he passed his high school equivalency exam and attended the University of Montana. After they married, Maureen cashed in her life insurance and worked as a social worker to support her husband while he earned his bachelor’s degree in history. They then both went on to earn master’s degrees, he in history and political science and she in English.

Following his graduation, Mike accepted a position at UM as an administrator and professor of Far Eastern history. Although he left the University to enter politics in 1942, he remained a permanently tenured Professor of History at UM for six more decades.

Encouraged by Maureen to run for political office, Mike served in the House of Representatives (1943 – 1953) and in the Senate (1953-1977). Maureen acted as a dedicated campaigner throughout his service Acknowledged as a specialist in Asian affairs, Mike also had the opportunity to support relations with South America and the world.

Although he was an early supporter of Ngo Dinh Diem, Senator led a behind-the-scenes effort to end the Vietnam War beginning in the late sixties. As Senate Majority Leader from 1961 to 1976, he was also pivotal in the rapprochement between Washington and Beijing, and in the Civil Rights Act of 1964. In April 1977, President Carter appointed him American Ambassador to Japan with Maureen at his side. Reappointed by President Reagan, he continued in that position until 1988, completing the longest tenure of any U.S. Ambassador to Japan.

Of their work, Mike always stated that “What we have done, we have done together.” The Mansfields spent their final days in Washington, DC. Maureen passed in 2000, and Mike passed soon after, in 2001.


He successfully ran for Congress in 1942 [1] to replace retiring Republican Jeannette Rankin (who was unpopular after being the only representative to vote against U.S. declaration of war in WWII), and was assigned to the Foreign Affairs Committee, where he specialized in Asian issues.

Elected to the Senate in 1953 following ten years in the House, Mansfield gained a reputation for his expertise in foreign policy, particularly in the Far East, and for his informality and low-keyed effectiveness. He voted with the liberals on domestic issues, but formed his own opinions on foreign policy. In 1957 Majority Leader Lyndon B. Johnson selected Mansfield as Majority Whip, the #2 spot, giving him numerous duties and little power. Mansfield was elected by the Democrats as Majority Leader in 1961 following Johnson's election as vice president.

The Majority Leader has enormous power in controlling the flow of legislation, and making committee assignments. Mansfield immediately replaced Johnson's bullying, highly partisan style with one of respectful collegiality and openness. Mansfield shared power with his whips, Hubert H. Humphrey (Whip 1963–64) and Russell Long (Whip 1964–69), Ted Kennedy (whip 1969–71), and the Robert Byrd (Whip 1971–76). Unlike Johnson (who dealt with a Republican White House), Mansfield had Democratic presidents John F. Kennedy (1961–63) and Johnson (1963–68) to contend with. Although criticized by some as overly accommodating, Mansfield's leadership paved the way for cross-party alliances, particularly with GOP leader Everett Dirksen on civil rights legislation in the mid-1960s, and his style has been adopted by most of his successors in the post.


Dr. Michael Mansfield and CSU student, Landon Schmidt, invite a WWII nurse and a German survivor to share their experiences

“I teach history they fueron history,” said Dr. Mike Mansfield, an instructor in the Department of History, as he introduced 96 year-old Leila Morrison and 85 year-old Win Schendel. On November 14, 2018 Morrison and Schendel spoke about their experiences in World War II. Landon Schmidt, a CSU student who is active in veterans’ causes, helped Dr. Mansfield organize the event, which attracted a crowd of nearly 400 people.

World War II Experiences panelists, Dr. Mike Mansfield, Win Schendel, Leila Morrison, Landon Schmidt, and Dr. Robert Gudemestad

Forced into the Hitler Youth

Schendel explained that he received a dagger when he was forced into the Hitler Youth and learned how to fight. He related how, in one exercise, all the boys received armbands and they were supposed to tear the armband off of the other boys. Anyone who lost his armband was “dead.” Schendel also competed in a game where the boys in his unit had to take a flag from the local castle. He said that most people did not understand what was happening in Germany at the time and were not involved in political discussions. His father, though, disagreed with Adolf Hitler’s policies and the Gestapo “beat the hell out of him several times” before killing him. A couple of years after his father’s death, Schendel and his mother were in Bayreuth, Germany, when Hitler’s car stopped and Der Fuhrer emerged. Schendel went over and shook Hitler’s hand. “I still remember looking at him…I still remember that look,” Schendel recalled. He thought it was the look of pain.

A US Army Air Corps Nurse

Morrison, who grew up in Blue Ridge, Georgia, noted that, “I was born to be a nurse.” She was twenty-two when she enlisted in the United States Army Air Corps, the forerunner of the Air Force. She underwent basic training in Colorado and then experienced overseas training in Texas. One night she got word from her commanding officer to “be ready in the morning. We’ll be shipping out.” Morrison and her fellow nurses were relieved when the train headed east as they thought service in the European Theater would be better than being stationed in the Pacific Theater. She traveled to England on the Reina Elizabeth, the famous ocean liner that had been converted into a transport vessel. The conditions were hardly luxurious, though. She stayed with eight other nurses in a room that normally held one person. Once she arrived in England, Morrison enjoyed meeting local citizens and told a story about a young boy who asked her if she was a “Yank.” In her distinctive southern drawl, Morrison quipped that, “I thought, oh, I’m from Georgia. What am I going to say?” She reluctantly said yes, much to the amusement of her friends. “I never lived it down,” she chuckled.

In 1944 Morrison landed at Normandy Beach. “It was a very emotional time…I felt it was almost sacred ground,” she said. Almost immediately she joined a field hospital as a pre-op nurse. Morrison described the hospital as a bunch of tents that followed the front as it advanced. She was in the pre-op tent where she tried to prevent soldiers from hemorrhaging and keep them from going into shock so that the doctor could operate. Conditions in France were adequate, but it was so cold at the Battle of the Bulge, Morrison remembered, that American soldiers lost arms and legs to frostbite. She treated soldiers in both armies and could not believe the state of the German army Americans were fighting against little boys and old men, Morrison recalled.

Refugees and Survivors

As the Allied armies advanced closer to Germany, Schendel also felt the effects of the war. He and fellow members of the Hitler Youth had to scrounge for spent shells from aircraft raids, re-stock rooftop arsenals, and dig through the rubble to find bodies. “I saw more people dead than I ever want to see again,” he noted sadly. Schendel lived with his mother in a four-story apartment building where they kept tubs of water and blankets on hand in case the fires became too intense. The bombing was severe: Schendel explained that the bombs sounded like freight trains and he experienced hearing loss from the tremendous pummeling the Allies inflicted. He and mother became refugees because their building was severely damaged. By this time Schendel knew the war would be over soon because he could see the lights from the Allied lines grow closer every evening. Then, one Sunday, the American tanks appeared. “I’ve never seen so many tanks in my life,” Schendel said. Although he was happy to surrender and said that the Americans treated very well, he wistfully recalled how his thirteen year-old friend bled to death in the final days of the war.

Leila Morrison’s uniform and medals

Morrison, meanwhile, was always confident that America would triumph. “I knew we were going to win the war because we were a Christian nation,” she said. After the surrender, she visited Buchenwald concentration camp, the largest such facility in Germany. A man who survived the camp by pretending he was dead gave her a tour of Buchenwald. “The things that he showed us changed my life,” Morrison said sadly. In the crematorium, she saw sixteen ovens and a “whole wall” of glass jars that contained human ashes. She also met survivors of medical experiments who were, she recalled, “bones with a little bit of skin.” The experience was too harrowing and Morrison could not endure a complete tour of the camp.

“It’s a privilege to be an American”

After the war, Schendel moved to the United States in 1952 and became a naturalized citizen while Morrison became a nurse. On multiple occasions during their remarks they noted how fortunate they are to be American citizens and urged the audience to be involved in public discourse and elections. Schendel, when comparing his formative years in Germany to the freedom he has experienced in the United States, said, “It’s a privilege to be an American” and Morrison agreed that America is the greatest country on earth.


  • The 77-year-old vegetarian recently said eating meat could be made illegal as a 'crime against humanity'
  • He married Yvette Greenway, 55, who runs an online video and events business, in Belfast on Saturday
  • Their relationship began when she interviewed him for her online video channel and they moved in together

Published: 16:12 BST, 30 September 2019 | Updated: 16:25 BST, 30 September 2019

Left-wing barrister Michael 'Moneybags' Mansfield QC has tied the knot in Belfast to a partner 22 years his junior.

The 77-year-old vegetarian, who recently said eating meat could be made illegal as a 'crime against humanity', married Yvette Greenway, 55, who runs an online video and events business.

The top lawyer began a relationship with Miss Greenway in 2015, three months after news emerged of his separation from his previous wife, Yvette Vanson, 65.

The 77-year-old vegetarian, who recently said eating meat could be made illegal as a 'crime against humanity', married Yvette Greenway, 55, who runs an online video and events business

The top lawyer began a relationship with Miss Greenway in 2015, three months after news emerged of his separation from his previous wife, Yvette Vanson, 65

Mr Mansfield was back in the news earlier this month for his controversial comments on eating meat, which he predicted one day would be considered 'ecocide' because of the environmental cost of rearing animals

Their relationship began when she interviewed him for her online video channel and they married on Saturday.

Mr Mansfield was back in the news earlier this month for his controversial comments on eating meat, which he predicted one day would be considered 'ecocide' because of the environmental cost of rearing animals.

He said: 'I think when we look at the damage eating meat is doing to the planet, it is not preposterous to think that one day it will become illegal.

‘There are plenty of things that were once commonplace that are now illegal, such as smoking inside.’


Ver el vídeo: Acoustic Kitchen #13 - Niall and Mike Mansfield (Octubre 2021).