Noticias

Islandia

Islandia

10 cosas que debes saber sobre Islandia

1. Los británicos invadieron Islandia durante la Segunda Guerra Mundial. Después de que Alemania invadió Dinamarca en 1940, los aliados temieron que los nazis ocuparan el territorio danés neutral de Islandia y lo usaran como un puesto de suministro de importancia estratégica en el Atlántico Norte. En un ataque preventivo con nombre en código ...Lee mas


Datos interesantes sobre Islandia

1. Hay mucha gente

Si te agrado, te encantará viajar a lugares que no estén demasiado concurridos. Islandia puede ser buena para esto, en comparación con otras partes de Europa, siempre que te mantengas alejado del área de Reykjavik. La población de Islandia es de solo 339,462, y más de un tercio de esas personas viven en la ciudad capital. Islandia es casi del tamaño de Kentucky, que tiene 4,4 millones de habitantes. Si bien el turismo ha experimentado un auge en los últimos 10 años, todavía hay muchos lugares para explorar donde usted y rsquoll estar mayormente solo.

2. Islandia es un país ecológico

Me impresionó mucho saber que la gran mayoría del suministro de energía de Islandia y rsquos proviene de la energía geotérmica e hidroeléctrica. En otras palabras, este es un país que tiene energía limpia y una pequeña huella de carbono. Los científicos de Iceland & rsquos están trabajando actualmente en una forma de aprovechar más energía geotérmica como parte de un plan que podría cambiar el mundo entero.

Pequeñas casas de elfos en Islandia

3. Los islandeses creen en los elfos

Las encuestas indican que el 54,4 por ciento de la nación cree en la existencia de hulduf y oacutelk, elfos invisibles y trolls que viven en el campo, y muchos otros están al menos abiertos a la posibilidad. Incluso puede ver evidencia de esta creencia durante su viaje a Islandia en el pequeño & aacutelfh & oacutel "Casas propias" que algunas personas construyen para que vivan los elfos. Islandia incluso tiene una Escuela de Elfos oficial donde puedes aprender sobre la historia de los elfos islandeses.

4. McDonald & rsquos doesn & rsquot existen en Islandia

Érase una vez, podía cenar en uno de los pocos restaurantes McDonald & rsquos de Islandia y rsquos. Esto cambió en 2009, y el don & rsquot de Golden Arches parece estar listo para regresar en cualquier momento en el futuro cercano. Me complació este hecho, pero no se preocupe, hay varias otras cadenas de comida rápida en Islandia. ¡Los perritos calientes son particularmente populares allí!

5. Islandia es uno de los países más seguros

Viniendo de los EE. UU., Me sorprendió gratamente lo raros que son los delitos violentos en Islandia. ¿Qué tan raro, preguntas? El país se vio completamente sacudido por una cantidad sin precedentes de asesinatos en 2017: cuatro. En un año típico, hay un promedio de 1,6 asesinatos y una cantidad muy baja de otros delitos violentos o relacionados con las drogas.

No quedan muchos árboles en Islandia ahora y el infierno

6. Alguna vez estuvo cubierto de árboles

Este hecho interesante es también una de las pocas cosas de Islandia que no son muy idílicas. Antes de que los vikingos saquearan Islandia, el 40 por ciento de la nación estaba cubierta de árboles. Sin embargo, necesitaban todos los árboles para construir casas, botes y limpiar la tierra para la agricultura. Ahora, ese número es solo del 2 por ciento, aunque se están realizando esfuerzos de reforestación.

7. ¡Islandia está libre de mosquitos!

Los mosquitos pueden hacer la vida miserable a veces en los EE. UU., Así que me emocionó descubrir que Islandia es uno de los pocos entornos libres de mosquitos del mundo. No importa en qué época del año visite, no tendrá que preocuparse por estas plagas. Es sorprendente que la población de Islandia no sea mayor por esta única razón.

8. Comen cosas desagradables

Islandia tiene comida bastante repugnante disponible para comer. Ahora, no me malinterpretes. Ellos & rsquore también son conocidos por su buen marisco y cordero. ¡Pero sus platos tradicionales pueden producir un reflejo nauseoso! El más famoso tiene que ser Hakarl, o tiburón fermentado. Estas cosas se entierran bajo tierra durante 6-12 semanas y luego se cuelgan para que se sequen al sol. Sabe a amoníaco (¿orina?) Y se come con tragos de aguardiente sin azúcar. ¡Mmm! Ah, y a veces también disfrutan de una pequeña oveja ahumada y una cabeza de rsquos (Svi & eth).

9. No hay apellidos tradicionales

Cuando un niño nace en Islandia, no recibe el mismo apellido que ninguno de sus padres. En cambio, su apellido se deriva del nombre de su padre o madre & rsquos. El músico Bj & oumlrk nos da un buen ejemplo. El nombre de su padre & rsquos es Gu & ethmundur. El nombre completo de Bj & oumlrk & rsquos es Bj & oumlrk Gu & ethmundsdottir, que significa hija de Gu & ethmundur.

¡Islandia es un lugar fascinante!

10. Islandia tuvo una revolución pacífica

No se informó mucho en la prensa internacional, pero Islandia tuvo una revolución exitosa (y pacífica). En 2008, el sistema bancario del país colapsó, el desempleo se disparó y los ciudadanos estaban preocupados de que los supermercados se quedaran sin alimentos. La gente de Islandia y los rsquos salieron a las calles protestando pacíficamente con ollas y sartenes, bloqueando completamente todo el tráfico alrededor de la capital. Finalmente, el primer ministro y el antiguo gobierno se vieron obligados a dimitir y el pueblo redactó una nueva constitución.

11. Islandia es una sociedad igualitaria

Islandia se toma muy en serio la idea de igualdad. It & rsquos es considerado el país más feminista del mundo y también tiene una larga historia de aceptación de la comunidad LGBTQ. Además, solo el 3 por ciento del país está fuera de la clase media.

12. Las temperaturas suelen ser suaves

Islandia es una opción perfecta para los viajes de verano, ya que la temperatura alta promedio es de solo 57 grados Fahrenheit. El mínimo promedio durante la noche en el verano es de 44 grados, por lo que tampoco hace demasiado frío. Pero, los inviernos en Islandia pueden volverse bastante salvajes con vientos helados y fuertes tormentas de nieve.

13. Los bebés duermen la siesta afuera solos

Probablemente no tengas que preocuparte por escuchar el llanto de un bebé dentro de los restaurantes de Islandia. Sorprende a muchas personas, pero es una práctica común dejar a los bebés afuera en sus cochecitos. Usted & rsquoll ve esto en todo el país, incluso cuando la temperatura desciende hasta 20-30 grados F (-5C).

14. La gente nada en el invierno

Una cosa que es realmente útil acerca de tener agua geotérmica calentada volcánicamente es que puedes ir a nadar sin importar el frío que haga afuera. Hay innumerables aguas termales y muchos hoteles en Islandia cuentan con piscinas climatizadas que pueden mantener una temperatura de al menos 86 grados Fahrenheit en todo momento.

La erupción volcánica de Holuhraun de 2014

15. Hay 30 volcanes activos

Me fascinaron los volcanes y estaba emocionado de ver algunos de ellos durante mi viaje a Islandia. Incluido sobrevolar una erupción activa del campo de lava de Holuhraun en 2014. ¡Fue genial! Hay aproximadamente 130 volcanes en total, y 30 de ellos están activos. Ninguno está en erupción actualmente (pero eso puede cambiar). Los científicos se han vuelto tan buenos en la predicción de erupciones volcánicas que el riesgo para los residentes y turistas es mínimo.

16. Puedes visitar un museo muy extraño

Antes de ir a Islandia, I & rsquod nunca imaginé que habría un museo completo dedicado a los penes. Aún más extraño, la colección de 200 penes que se exhibe en el Museo Falológico supuestamente incluye especímenes de criaturas mitológicas como los trolls.

17. Islandia eligió a la primera mujer presidenta

Como se mencionó anteriormente, Islandia lidera el mundo en feminismo. Como era de esperar, el país también fue el primero en elegir a una mujer presidenta, Vigíacutes Finnbogadióttir, que ocupó el cargo de 1980 a 1996. Los islandeses también eligieron a una mujer abiertamente gay como su primera ministra en 2009.

18. El helado casero está en todas partes

El dulce nacional no oficial de Iceland & rsquos es definitivamente el helado. La gente espera en largas colas todos los días, independientemente de las condiciones climáticas. Después de probar algunos de sus helados caseros, ¡puedo ver por qué es delicioso!

19. Islandia, una vez perseguida por brujos masculinos

Islandia puede parecer idílica en muchos sentidos, pero el país tiene una historia oscura. Al igual que los EE. UU. Y muchas partes de Europa, Islandia pasó por un período de caza de brujas desde 1654 hasta 1690. Sin embargo, solo una mujer fue procesada como bruja durante este tiempo porque los hombres eran los principales objetivos.

Islandia tiene los 4X4 más geniales y el infierno

20. Los super jeeps son una cosa

Islandia está llena de paisajes remotos y accidentados, y para llegar a algunos de ellos, especialmente en invierno, algunos lugareños usan & ldquosuper jeeps & rdquo. Un súper jeep es un camión altamente modificado con una suspensión elevada y neumáticos de gran tamaño que le permiten cruzar ríos profundos o conducir a través de nieve y hielo profundos. La mayoría de las carreteras de Islandia y rsquos están pavimentadas, pero para los senderos todo terreno que van a las tierras altas centrales, estos jeeps permiten viajar en invierno.

21. Islandia es joven

En términos de accidentes geográficos, Islandia es el país más joven del mundo. De acuerdo con este hecho, Islandia fue también la última nación europea en establecerse. Sin embargo, no se deje engañar por la juventud de Islandia y rsquos, ya que todavía tiene aproximadamente 25 millones de años.

22. La mayor parte del país está deshabitado

Debido a la topografía única de Islandia y rsquos, solo el 20 por ciento está habitado por humanos. Se pueden visitar muchas de las áreas remotas y deshabitadas, pero le recomiendo que primero registre sus planes con ICE-SAR utilizando la aplicación 112 Islandia. Esta es la mejor manera de obtener ayuda si algo sale mal en medio de la nada & hellip

23. Islandia no tiene ejército

Islandia no tiene ejército y solo ha luchado en un conflicto. Las Guerras del Bacalao fueron una lucha de poder con Gran Bretaña por los derechos exclusivos de pesca en el agua dentro de las 200 millas de la costa de Islandia y rsquos. Islandia ganó tras atacar con tijeras las redes de pesca de sus enemigos y rsquos.

24. Los estudiantes islandeses aprenden tres idiomas

A los estudiantes islandeses se les enseña su lengua materna, junto con el inglés y el danés. It & rsquos estimó que al menos el 80 por ciento de los estudiantes jóvenes pueden entender el inglés básico, y algunas personas afirman que hasta el 98 por ciento de los adultos hablan varios idiomas con fluidez. No tuve problemas para comunicarme con todas las personas con las que me encontré en Islandia.

25. Hay & rsquos una aplicación para evitar que salgas con tu primo

Debido a que la población de Islandia y los rsquos es tan pequeña, existe un pequeño problema con todos los relacionados. Esto puede ser un problema en la escena de las citas locales. Así que existe & rsquos una aplicación para teléfonos inteligentes llamada & Iacuteslendinga-App que permite a los islandeses comprobar si están relacionados o no. El lema de la empresa y rsquos es & ldquoBump the app before you to get into bed. & Rdquo LOL!

Islandia es un destino turístico muy especial. La observación de estrellas es impresionante, la cocina local es inusual y los lugareños a menudo están felices de compartir una de las leyendas y mitos entretenidos de la zona. & # 9733

Recursos de planificación de viajes para Islandia
Guía de empaque
Consulte mi guía de equipo de viaje para ayudarlo a comenzar a empacar para su viaje.
Reserve su vuelo
¿Listo para volar? Aquí & rsquos cómo encuentro los vuelos de aerolíneas más baratos.
Alquilar un coche
Discover Cars es un gran sitio para comparar precios de automóviles y encontrar una oferta.
Acomodación barata
Descubra cómo ahorro dinero reservando hoteles y apartamentos de vacaciones.
Proteja su viaje
¡No olvides el seguro de viaje! Protéjase de posibles lesiones y robos en el extranjero. Lea por qué siempre debe llevar un seguro de viaje.

¿Disfrutas este artículo? Pin It!

LEER MÁS CONSEJOS DE VIAJE A ISLANDIA

¡Espero que hayas disfrutado de mi lista de datos interesantes sobre Islandia! Espero que te haya resultado útil. Aquí hay algunos artículos más que inducen a la pasión por los viajes que le recomiendo que lea a continuación:

  • Echa un vistazo a mi itinerario definitivo por la carretera de circunvalación de Islandia para conocer todos los aspectos más destacados del camino.
  • ¿Está planeando un viaje a Islandia, pero no está seguro de cuándo ir? Aquí & rsquos el mejor momento para visitar Islandia organizado por temporadas.
  • Si solo tiene unos días, una mejor opción es conducir Islandia y rsquos Golden Circle como una excursión de un día.
  • Aprenda a fotografiar correctamente la asombrosa aurora boreal durante su aventura.
  • ¿Estás organizando un viaje por carretera por Islandia, pero tienes miedo de conducir? Aquí & rsquos todo lo que debe saber sobre la conducción en Islandia.
  • Ahorre algo de dinero y conozca los mejores lugares para alojarse en Reikiavik cuando visite la ciudad.
  • ¿Quieres mejorar tus fotos? Lea mis mejores consejos sobre fotografía de viajes y la guía para elegir una cámara de viaje.

¿Qué opinas sobre estos hechos de Islandia? ¿Estás planeando un viaje allí? ¡Envíeme un mensaje en los comentarios a continuación!


Floki y el descubrimiento vikingo de Islandia

El siguiente paso de los vikingos hacia el Atlántico, el descubrimiento y asentamiento de Islandia, es uno de los eventos mejor documentados de la era vikinga. Los islandeses medievales estaban fascinados por la genealogía, no solo porque, como emigrantes, querían saber de dónde venían sus familias, sino porque ese conocimiento era esencial a la hora de establecer derechos de propiedad. Para empezar, las tradiciones familiares sobre el período de asentamiento se transmitieron oralmente de una generación a la siguiente, pero a principios del siglo XII se comprometieron a escribir en las dos primeras obras de la historia de Islandia: Landnámabók y Íslendingabók, ambos escritos en el idioma nórdico antiguo. Íslendingabók ("El Libro de los islandeses"), una breve crónica de la historia de Islandia desde el descubrimiento de Islandia hasta 1118, fue escrita entre 1122 y 1132 por Ari Thorgilsson, un sacerdote de Snæfellsness.

Una página de un manuscrito en piel de Landnámabók, una fuente primaria sobre el asentamiento de Islandia. ( Dominio publico )

Ari se basó en las tradiciones orales y, para los acontecimientos más recientes, en los testigos presenciales, pero se preocupó de establecer la fiabilidad de sus informantes, nombrando a muchos de ellos y evitando los prejuicios cristianos y las explicaciones sobrenaturales de los acontecimientos. Aunque no está probado, generalmente se piensa que Ari también fue el autor de Landnámabók ("El Libro de los Asentamientos"), que da detalles de los nombres, genealogías y reclamos de tierras de cientos de colonos nórdicos originales de Islandia.

Tapiz bordado con Viking Floki Vilgerdarsson y su equipo. ( Dominio publico )

El primer vikingo en visitar Islandia fue Gardar el sueco, quien en c . 860 partió en un viaje desde Dinamarca, donde había establecido su hogar, a las Hébridas, para reclamar unas tierras que su esposa había heredado. Mientras atravesaba el Pentland Firth, el estrecho que separa las Islas Orcadas del continente escocés, el barco de Gardar fue atrapado en una tormenta y arrastrado hacia el Atlántico. Gardar finalmente avistó la costa montañosa de una tierra desconocida.

Retrato moderno de Garðar Svavarsson, o Gardar el sueco. ( CC BY-SA 3.0 )

Lo que vio Gardar no fue nada atractivo, fue el accidentado Cuerno del Este en la imponente costa sureste de Islandia, custodiado por altos acantilados y enormes laderas de pedregal que caían al mar. Sin inmutarse, Gardar comenzó a seguir la costa hacia el oeste, dando la vuelta a Islandia y estableciendo que era una isla. Gardar pasó casi un año explorando su tierra recién descubierta, invernando en Husavik en la costa norte de Islandia. Cuando zarpó en la primavera, Gardar se vio obligado a abandonar a un hombre llamado Nattfari, junto con un esclavo y una esclava, cuando el pequeño bote en el que estaban se fue a la deriva. Estos tres sobrevivieron, convirtiéndose inadvertidamente en los primeros habitantes permanentes de Islandia. Denominando su descubrimiento Gardarsholm (la isla de Gardar) en su honor, Gardar navegó hacia el este, rumbo a Noruega, donde comenzó a cantar sus alabanzas.

Otro visitante accidental de Islandia en esta época fue Naddod el vikingo. Navegaba de Noruega a las Islas Feroe cuando se desvió del rumbo y tocó tierra en los fiordos orientales de Islandia.

Naddod subió a una montaña para buscar señales de habitación y, al no ver ninguna, se fue en medio de una fuerte tormenta de nieve. Naddod también dio informes favorables de la isla, a la que decidió llamar Snæland (Snowland). Poco después del regreso de Naddod, el noruego Floki Vilgerdarson partió de Rogaland con la intención de instalarse en Snæland de Naddod. Floki tenía la reputación de ser un gran guerrero vikingo, pero era un colono desesperado. Floki pasó su verano cazando focas en Vatnesfjörður en Breiðarfjörður en el noroeste de Islandia, pero se olvidó de hacer heno, con el resultado de que todo el ganado que había traído con él murió de hambre durante el invierno. Esto condenó su intento de asentamiento, pero el hielo en el fiordo le impidió navegar hacia casa. Para cuando la banquisa finalmente se rompió, ya era demasiado tarde para arriesgarse a intentar regresar a Noruega, por lo que Floki se vio obligado a quedarse otro invierno, esta vez en Borgarfjörður, más al sur. Totalmente desilusionado por sus experiencias, Floki decidió cambiar el nombre de Snæland como "Islandia". El nombre de Floki fue el que pegó a pesar de que sus hombres dieron informes más favorables de la isla: el más entusiasta de ellos, Thorolf, juró que la mantequilla goteaba de cada brizna de hierba. Por esta razón, se le conoció para siempre como Thorolf Butter.

Thorolf debe haber sido un optimista nato. Islandia es una gran isla volcánica que se encuentra exactamente en la cordillera del Atlántico medio, donde el magma que brota del manto está separando gradualmente a Europa y América. A pesar de encontrarse justo al sur del Círculo Polar Ártico, la influencia de la corriente cálida de la Corriente del Golfo mantiene el clima templado para la latitud. Los glaciares y las capas de hielo de las montañas cubren aproximadamente el 14 por ciento de Islandia, pero el resto de la isla está libre de permafrost.

El hermoso pero implacable paisaje de Islandia ( CC BY-SA 2.0 )

La combinación de hielo y fuego de Islandia debe haber recordado a los colonos el mito de la creación vikinga, en el que el mundo emerge en el vacío entre el reino del fuego de Muspel y el reino helado de Niflheim.

Los paisajes de Icland recuerdan el reino helado de Niflheim. (Olivier Toussaint / CC BY-NC-SA 2.0 )

Hoy en día, menos de una cuarta parte de Islandia está cubierta de vegetación, y el resto del área no glaciar son principalmente campos de lava y desiertos de cenizas. Sin embargo, cuando fue descubierto por los vikingos, alrededor del 40 por ciento de Islandia estaba cubierto de bosques bajos, cubiertos de maleza, abedules y sauces, por lo que habría parecido considerablemente menos sombrío que en la actualidad. Aun así, Islandia resultó ser un entorno claramente marginal para los asentamientos europeos y los colonos eran muy vulnerables a los caprichos del clima y las erupciones volcánicas.

Al escuchar los informes que circulaban sobre Islandia, dos hermanos adoptivos noruegos, Ingolf y Hjorleif, hicieron un viaje de reconocimiento a los fiordos orientales a fines de la década de 860 para evaluar las perspectivas de asentamientos. Los hermanos adoptivos habían perdido sus propiedades pagando una compensación al jarl Atli de Gaular por matar a sus hijos y necesitaban urgentemente un refugio seguro. Como les gustó lo que vieron, los hermanos adoptivos hicieron preparativos para emigrar. Ingolf tenía los recursos para financiar su expedición, pero Hjorleif no, por lo que se embarcó en un vikingo viaje a Irlanda. Incluso el asentamiento vikingo de una tierra deshabitada implicó violencia. En Irlanda, Hjorleif saqueó un tesoro de un sótano y capturó a diez esclavos irlandeses para llevárselo a Islandia.

De acuerdo con la Lándnámabók, Ingolf y Hjorleif partieron nuevamente hacia Islandia en 874. El estudio de capas de ceniza volcánica llamadas tefra confirman la fecha. Una de estas capas, conocida como Landnám capa, que se encuentra en casi toda la isla, se ha fechado en 871-872. La evidencia del impacto humano en el medio ambiente se encuentra por encima de la capa pero no por debajo de ella. Ingolf sacrificó a los dioses y obtuvo augurios favorables. Hjorleif no se molestó: nunca se sacrificó. Los dos navegaron en compañía hasta que avistaron tierra y luego se separaron. Hjorleif se instaló de inmediato en la costa sur en Hjörleifshöfði ("Cabeza de Horleif"). Ingolf, buscando la guía de los dioses, arrojó los pilares tallados de su asiento alto por la borda, prometiendo instalarse dondequiera que fueran arrastrados a tierra. Encontrar los pilares le llevaría a Ingolf todo tres años.

Después de pasar el primer invierno en Hjörleifshöfði, Hjorleif quería sembrar cultivos. Solo había traído un buey, por lo que hizo que sus esclavos arrastraran el arado. No pasó mucho tiempo antes de que los esclavos se hubieran cansado de esto: asesinaron a Hjorleif y a los otros hombres de su grupo, y zarparon con sus posesiones y las mujeres hacia un grupo de islas frente a la costa suroeste de Islandia. Estos se conocieron después de ellos como Vestmannaeyjar ("islas de los irlandeses"). Poco después de esto, dos de los esclavos de Ingolf, que seguían la costa en busca de sus pilares de alto asiento, llegaron a Hjörleifshöfði y encontraron el cuerpo de Hjorleif. Ingolf se entristeció por la matanza, "pero así sucede", dijo, "con aquellos que no están dispuestos a ofrecer sacrificios". Ingolf supuso que los irlandeses habían huido al Vestmannaeyjar y fueron tras ellos. Sorprendiendo a los irlandeses mientras comían, Ingolf mató a algunos de ellos. Los demás murieron saltando de un acantilado en su pánico por escapar.

Después de pasar un tercer invierno en Islandia, Ingolf finalmente encontró sus pilares de asientos altos. Ingolf nombró al lugar Reykjavik, la "bahía de humo", en honor a las muchas fuentes termales humeantes de la zona. Ahora es la capital de Islandia.

Ingolf ordena que se erijan los pilares de sus asientos altos. ( Dominio publico )

Ingolf tomó posesión de toda la península de Reykjanes al oeste del río Öxará como su propiedad y estableció en ella a sus seguidores y esclavos como sus dependientes. Pronto siguieron más colonos. los Landnámabók nos da los nombres de 400 colonos principales y más de 3000 colonos (principalmente hombres) que emigraron a Islandia durante el período de asentamiento. Como los colonos nombrados trajeron esposas, hijos, dependientes y esclavos con ellos, es posible que alrededor de 20.000 personas hayan emigrado a Islandia alrededor de 900. En el siglo XI, la población probablemente había llegado a unos 60.000, aunque hubo poca inmigración fresca después de c . 930, momento en el que se habían reclamado las mejores tierras de pastoreo.

La mayoría de los colonos nombrados provenían del oeste de Noruega, pero también había algunos suecos y daneses, así como un número significativo que provenía de las colonias nórdicas en las Hébridas. Muchos de este último grupo eran emigrantes de segunda generación y varios de ellos, como la poderosa matriarca Aud, la de mente profunda, ya eran cristianos, mientras que otros, como Helgi el magro, que adoraba tanto a Cristo como a Thor, lo eran en parte. Sin embargo, la religión no echó raíces en Islandia y se extinguió con la primera generación de colonos. Incluso Aud fue enterrada en un barco pagano por sus seguidores. Algunos de este grupo fueron el producto de matrimonios mixtos nórdicos-celtas y dos de los principales colonos, Dufthakr y Helgi el magro, afirmaron descender del rey irlandés Cerball mac Dúnlainge (r. 842-88). Muchos colonos, como Hjorleif, también se llevaron consigo un número significativo de esclavos británicos e irlandeses.

Un análisis reciente del ADN de los islandeses modernos ha revelado cuán significativa fue la contribución británica e irlandesa al asentamiento de Islandia. El análisis de los cromosomas Y de los hombres islandeses indica que el 75 por ciento tiene orígenes escandinavos, mientras que el 25 por ciento tiene orígenes británicos o irlandeses. Sorprendentemente, el análisis del ADN mitocondrial de las mujeres islandesas muestra que la mayoría, el 65 por ciento, tiene orígenes británicos o irlandeses, y solo el 35 por ciento tiene orígenes escandinavos. El desequilibrio sexual sugiere que, como en las Hébridas y las Islas Feroe, la mayoría de los colonos vikingos eran hombres solteros de rango social relativamente bajo, que quizás no habían podido casarse en casa porque no tenían acceso a la tierra. Aunque solo una escasa mayoría de los colonos eran escandinavos, su dominio social, político y cultural fue total. Esto se ve más claramente en el idioma islandés que, aparte de algunos nombres personales, muestra solo influencias celtas insignificantes. Como resultado del aislamiento y el conservadurismo cultural de Islandia, el islandés moderno permanece cerca del dönsk tunga ("Lengua danesa"), el idioma nórdico antiguo común hablado por todos los escandinavos en la época vikinga.

El rey Haraldr hárfagri recibe el reino de manos de su padre. Del manuscrito islandés del siglo XIV Flateyjarbók. ( Dominio publico )

Extraído con permiso deHombres del norte: la saga vikinga 793-1241 d.C. por John Haywood, publicado por Thomas Dunne Books, un sello editorial de St. Martin's Press. Copyright 2016.

Imagen de portada: Estatua de Deriv del vikingo Ingólfr Arnarson en Rivedal, Noruega ( CC BY-SA 3.0 ) y barco vikingo ( CC BY-NC 2.0 )


Islandia - Historia y cultura

La historia de Islandia está ligada a su entorno hostil, su herencia vikinga y su idioma, que apenas ha cambiado desde sus raíces en el nórdico antiguo. Aunque muchos visitantes pueden esperar una versión más remota de los países escandinavos, se sorprenderán al descubrir que la cultura aquí es totalmente individual para la propia Islandia, con poco, excepto sus primeros colonos nórdicos, que la vinculan con Noruega, Dinamarca o Suecia.

Historia

La historia de Islandia como isla poblada es tan emblemática como su belleza natural y comenzó mucho antes de la llegada de los escandinavos en 874 d. C. Las excavaciones arqueológicas han revelado las antiguas ruinas de cabañas en la península de Reykjanes, que se cree que fueron las casas de los Papar, los monjes cristianos celtas que llegaron varios cientos de años antes como misioneros de Escocia. Los asentamientos fueron abandonados cuando llegaron los escandinavos.

El primer colono, Ingolfr Arnarson, se instaló en Reykjavik y rápidamente se unieron más escandinavos y sus siervos contratados irlandeses y escoceses. 50 años después, se estableció el primer parlamento del mundo y se reclamó la mayor parte de las tierras cultivables. Los colonos adoptaron el cristianismo en el año 1000 d.C., aunque el paganismo continuó silenciosamente en áreas remotas.

La guerra civil en la isla provocó que Islandia fuera tomada por la corona noruega en 1262, y la alianza unida Dinamarca-Noruega Kalmar Union asumió el control en 1380. Posteriormente, las erupciones volcánicas, la pobreza del suelo y el clima severo pusieron de rodillas a la Islandia agrícola. , y dos brotes de la peste negra durante los siguientes 100 años redujeron su población a más de la mitad.

El conflicto religioso en Dinamarca en el siglo XVI resultó en la Reforma y la adopción del luteranismo en Islandia, anteriormente un país católico. En los siglos XVII y XVIII, las duras restricciones comerciales de Dinamarca estaban volviendo a quebrar la estabilidad económica del país y la epidemia de viruela del siglo XVIII diezmó la comunidad y fue seguida casi de inmediato por la erupción del volcán Laki en 1783.

Las dificultades de la niebla causadas por las consecuencias de la erupción mataron a más del 50 por ciento del ganado del país y una hambruna devastadora diezmó a la población una vez más. Durante el siglo XIX, el clima empeoró inexplicablemente, lo que obligó a emigrar a unos 15.000 de los 70.000 habitantes de la isla, principalmente a Canadá. A pesar de los desastres en curso, un nuevo movimiento independentista echó raíces en la década de 1850, impulsado por el nacionalismo romántico en Europa.

En 1874, Dinamarca había capitulado y concedido a Islandia un gobierno autónomo limitado y una constitución y, en 1918, se firmó un acuerdo entre los dos países, reconociendo a Islandia como un estado soberano durante 25 años bajo una unión personal con el rey danés. Después de la invasión alemana de Dinamarca en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno islandés asumió las funciones del rey danés. Cuatro breves semanas después, Islandia fue invadida y ocupada por las Fuerzas Armadas Británicas, que fueron reemplazadas por las estadounidenses en 1941.

En 1943, los 25 años de la Ley de Unión entre Dinamarca e Islandia expiraron y el 97 por ciento de los islandeses votaron por una república independiente, finalmente establecida un año después. En 1946, los estadounidenses se marcharon y la impopular decisión de unirse a la OTAN fue ratificada en 1949. Tres años más tarde, como parte de su estrategia de Guerra Fría, las fuerzas estadounidenses regresaron a la isla como las Fuerzas de Defensa de Islandia, permaneciendo hasta 2006.

Económicamente, Islandia se benefició durante la Segunda Guerra Mundial y durante la década de 1950 disfrutó de un fuerte crecimiento, impulsado por su industria pesquera industrializada y con la ayuda del Plan Marshall. La liberalización y diversificación de la economía se produjo después de 1994 debido a la adhesión del país al Espacio Económico Europeo. Su floreciente papel en la política internacional se centró en cuestiones humanitarias y de mantenimiento de la paz, e incluyó experiencia y ayuda a intervenciones dirigidas por la OTAN en Bosnia, Kosovo e Irak.

En 2007, tras la privatización de los bancos islandeses en 2003, la economía del país se centró en los servicios financieros y tuvo un gran éxito. Sin embargo, el auge fracasó espectacularmente en 2008, impulsado por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. Los tres bancos comerciales islandeses quebraron, lo que provocó una corrida de depósitos y el mayor colapso bancario de la historia mundial. En 2009, 5.000 islandeses habían emigrado como resultado del caos económico. Desde entonces, la economía se ha estabilizado y se espera que vuelva a crecer en 2013.

Cultura

Junto con el idioma islandés, la cultura de Islandia está fuertemente arraigada en las tradiciones nórdicas, expresadas en las sagas y la literatura antigua, que aún son populares. El puro aislamiento del país de sus vecinos europeos ha protegido su cultura de influencias externas y ha preservado su idioma como descendiente directo del nórdico antiguo. Muchos islandeses todavía recuerdan los nombres de las granjas de sus antepasados ​​y se supone que no es necesario poner nombres de lugares en los mapas como la mayoría de la gente los conoce.

Las variadas y ricas corrientes culturales de Islandia provienen de la herencia literaria temprana del país y abarcan artesanías tradicionales como la forja de plata, el tejido y el tallado en madera, así como canciones folclóricas y bailes tradicionales. La herencia vikinga es una fuente de gran orgullo, con tradiciones, costumbres y creencias vikingas inextricablemente entretejidas en la cultura moderna.

Aquí abundan las leyendas y los cuentos populares, y muchos islandeses admiten una fuerte creencia en las "personas ocultas", criaturas extrañas parecidas a los elfos con un museo de Reykjavik dedicado a su tradición. Creer en los huldufolk es una antigua tradición, respetada por todos los islandeses, muchos de los cuales afirman haber visto a las pequeñas criaturas. ¡No se aprecia el escepticismo sobre su existencia! Los trolls aparecen con fuerza en el folclore local, con las leyendas ligadas a puntos de referencia geográficos locales, y los avistamientos de fantasmas se aceptan como algo normal.

Incluso las celebraciones navideñas en este país cristiano involucran tradiciones populares oscuras muy alejadas del alegre Santa Claus de Occidente, que llegó tarde aquí. Los niños tienen una buena razón para comportarse perfectamente durante el Adviento, ya que los muchachos navideños, los hijos de una bruja temible devoradora de niños llamada Griga y su esposo troll, están al acecho. Uno llega desde su hogar en la montaña todos los días durante el período previo a la Navidad. Es un ejemplo perfecto de la unión de formas antiguas y modernas en una cultura única adaptada a la tierra.

El arte, la música y la literatura icónica del país y sus pueblos son una fuerza cultural vinculante aquí, y la música tradicional todavía florece, a menudo basada en vínculos religiosos. Las épicas baladas con rima nórdica se remontan a la poesía escáldica y, con su forma revitalizada a principios del siglo XX, todavía son muy queridas en la actualidad. La poesía de paisajes representa la belleza única de la topografía de Islandia y muchos de los poemas más queridos se remontan casi inalterados a las antiguas sagas islandesas.

La autosuficiencia, la ética de trabajo y la independencia son muy valoradas aquí, y los modales bruscos de los islandeses esconden una naturaleza amigable y servicial reflejada en una dedicación a la comunidad inmediata. La larga historia de condiciones duras de Islandia ha dado lugar a una alta tasa de cohesión social respaldada por el contacto regular con vecinos y amigos. The country has a classless society based on a love of nature and a respect for its cultural heritage in a manner unknown in the modern-day Western world.

Whaling here dates back to Viking times and is a traditional aspect of Iceland, still playing a part in the country’s present-day economy. However you may feel about the practice, it’s best not to bring it into any conversation with Icelanders. Another conversational no-no is the country’s recent economic crash, an embarrassment to its peoples and best left undisturbed.


Other genders in Iceland

The gender equality in Iceland isn't limited to simply females and males. Iceland is also on the forefront of equality when it comes to the LGBTQIA community, so that individuals that identify as non-binary gender are as much a part of the society as anyone else.

Above you can see Ugla Stefanía Kristjönudóttir Jónsdóttir give a talk about non-binary gender and the obstacles they still face in society today, at a TEDx talk in Reykjavík.

Ugla is the former chairperson of Trans Iceland, a part of the '78 Association, Iceland's LGBTQIA rights group. As a transgender rights activist who prefers non-gendered pronouns, they write about genderqueer rights for Huffington Post, help to spread information about non-binary people, and aid genderqueer rights around the world.

While there is still progression to be made in terms of the recognition of trans and genderqueer individuals, Iceland allows platforms for these people to represent themselves freely. Discrimination on the basis of perceived or actual gender identity is illegal, and those who transition can change their names and genders on all legal documents without issue. This has been the case since the passing of sweeping progressive legislation in 2012, protecting the rights of those outside the binary.

While not perfect, Iceland is a much more welcoming place today to discuss alternative gender issues than it was when the first transgender person came out. In 1989, Anna Kristjánsdottir was forced to move to Sweden to receive any support at all. Since her return, she has become recognised as a pioneer for transpeople, and celebrated for her bravery.


A Brief History of the Viking in Iceland

The history of the Viking in Iceland is vast. Find out more below!

The Early Days of Iceland

The residents of Iceland came from ancient Vikings. The Irish monks had been the inhabitants of Iceland before the Vikings broke in and forcefully took charge of the country, leaving the Irish monks empty and greatly distanced them. This caused them to give up on the country, so they had to leave it for the Vikings to continue to occupy.

Following the entrance of the Vikings, so many names were put into consideration to give to the great land of fire and ice. The land was almost called Snaeland or Thule, but none were a good fit for the land.

While these thoughts were put into place, Hrafna-Flóki visited and inhabited the land during the winter. He had gone up to one of the mountains close to Flókalundurone. There he stood looking at the fjords that were filled with ice, and he had the realization and called it The Iceland. And that was how the country started, and the name Hrafna-Flóki became one of the most known Viking in Iceland.

The Term ‘Viking’

Many have different perceptions of the term “Vikings,” who they were and what they represent. In the real sense, it’s quite difficult to tell in clear terms. In some languages, it’s used to describe a person who sails often. For some other persons, it’s some sort of occupation or profession. According to history, Vikings is a term used to describe one who is violent, judging from the fact that they attacked, kidnapped, and forcefully robbed several villages towns amongst several other atrocities as they journeyed across the sea to Iceland. A lot of the male inhabitants are from Nordic countries from Norway, while a lot of the females are from the British isles.

Fast forward to the later days of Iceland, Ingólfur Arnarsson was recognized as the first man to settle in Iceland, because he settled there permanently together with his brother and his followers.

Facts about the Viking in Iceland

1. A lot of people believed that the Vikings in Iceland wore hats with horns fixed on them, but that’s on the contrary because they didn’t. Instead, the helmets they wore were made of metals, having the same features as that of those work in northern Europe.

2. Vikings didn’t hold anything against divorce, so their women freely divorced their husbands, and they were able to inherit their husband’s properties at the time. Unlike now.

3. The Vikings had hobbies such as racing, chess, wrestling, drinking competitions, horse riding, amongst many others.

3. When the Vikings newly came to the land, they built their houses with turf materials.

4. Viking women of Iceland then wore pieces of jewelry to show wealth.

5. The Irish monks were the first to settle down in Iceland, but the entrance of the Vikings made them leave.


During the first years of settlement, Iceland was covered with trees. It is actually estimated that about 40% of the land was covered with forest when the Viking started to arrive but with the harsh climate and temperatures around zero the trees were quickly cut down and used to built houses, ships, farmstead and make fire to stay warm. Within a century Iceland had no trees left and is still to this day working hard to try to grow back what was lost.

Now that the trees had nearly all gone there wasn’t much to build the houses from, but like before Icelanders found another solution. The lack of trees and therefore timber was met by the building of Turf houses (sod houses). These types of houses are built by cutting up sod and piling them into the home’s interior walls. This gives good isolation and helps keep the house warm. These houses were often built into a hillside or a mountain and had to have big fires in the center. The houses were sensitive to wind and rain and had to have a lot of repairments made and often.

At this time people had not learned how to use the force of the land as they know today and trading was very important. Icelanders meanly traded with Europe and the neighboring Scandinavia and Greenland. With this contact with the outside world came great influence and right about the same time were big changes having to do with religion taking place in Europe.

Icelanders had until this time held their Viking Pagan religion of the Norse gods but Olaf Tryggvason who had now become the King of Norway had other plans. As you may remember many of Iceland’s settlers had been people fleeing the power of the Norwegian throne and the people of Iceland would not be easily persuaded. In 995 AD Olaf sent the first flock of missioners to Iceland but with little success, in 999 AD he tried again but when his second attempt was again not successful he decided to take matters into his own hands and force Icelanders to take on Christianity . This he did through closing the trading routes to Iceland and refusing all entry to the Norwegian ports.

Now the people of Iceland were at a crossroad, should they fight for their Pagan religion or should they follow the Norwegian King and turn to Christianity?

Almost half a century earlier the Icelandic parliament had been founded and as things were heading towards a civil war the nation turned to the parliament to seek a solution. One man, Thorgeir Ljósvetningargoði who was at this time leader of the parliament, was chosen to make this decision for the whole nation. He had a reputation of being a responsible and fair man and his decision would change the course of the nation. He took away from the crowd and lay down under fur and skins for almost a day making up his mind.

Fun Fact: Icelanders, still today, have this saying “to lay under fur” when someone is making a big decision.

His final decision was that Iceland was to become Christian but he made a special deal to keep three Pagan things in the culture. These three things were the Icelanders could still eat horse meat, still carry out children and still host Blót, very pagan party traditions but those were to be held in secret.

Thorgeir Ljósvetningargoði decided to make his decision final with the very dramatic act of tossing his pagan totems statues into the most beautiful waterfall in his region. This waterfall has ever since been called the waterfall of the gods or Goðafoss .


Visual arts

From avant-garde nightlife to sustainable geothermal energy systems, Iceland has never been short on innovation. Artists and designers find inspiration and innovation in Iceland ’s outstanding surroundings which is evident in unique works of visual art from paintings to sculptures to jewelry and glass work.

The visual arts are highly valued in Icelandic culture as witnessed by the vibrant art scene displayed on walls everywhere from clothing boutiques and cafes to hotels and office spaces. Reykjavik has always been the hotbed of Iceland ’s subversive creativity renowned for its vibrant, energetic character. A walk around the capital reveals dozens of cool galleries, as well as the pensive architecture of Gudjon Samuelsson, the color-drenched paintings of Johannes Kjarval and the bold sculptures of Einar Jonsson.

Art galleries

Iceland is home to a wide variety of private and public galleries, many of which can be found in small towns and villages throughout the countryside. The capital is where the largest museums and galleries are located and among the most visited are the Culture House , Einar Jonsson Museum , and the National Gallery . Some museums are architectural delights in their own design, others galleries are intimate and cozy while some of double as cafes or event venues.

Icelandic design

Design in Iceland is a field that has been growing rapidly from its craft-based roots into a thriving industry. A trait typical of contemporary Icelandic design is its pioneering spirit using sustainable products with a playful unique style. Using the country’s few natural resources as materials for products results in a range of designs unique to Iceland . Pottery made from volcanic lava, lights from dried fish sit alongside aluminum stools and belts created from salmon skin leather. The best time to soak up Iceland ’s emerging and established design talent is during the Design Festival in Reykjavik held in March.

Artist such as Ólafur Elíason and Ragnar Kjartansson have found international fame with their innovative art.


Wartime boom

Iceland became an important base for the Allied Forces during World War II. Many find it hard to belive that Iceland suffered relatively higher casualties during the war than the United States, particularly due to attacks on vessels at sea. Yet, the war proved to be a boom for the Icelandic economy. Fishing was excellent and demand was high.

Driven by the wartime bonanza in fisheries, an ambitious programme was launched for the renovation of the motorized fishing fleet. As a result Iceland had one of the most modern fishing fleets in the world at the dawn of the 1950s.

The trawlers acquired after the war were sidewinders 500-600 GT in size. Initially operated from fishing towns around the country, by 1960 the trawlers were almost entirely confined to the larger ports of Reykjavík, Hafnarfjördur and Akureyri. The sidewinders lasted until 1978 when the last of them was permanently docked. These were replaced by a generation of larger and more powerful stern-trawlers icing all the catch. Long fishing trips had evidently put the shelf live of the iced fish to the test, fish that then had to be processed in land based factories. However, by the new Millennium most Icelandic trawlers had become large factory vessels, processing and freezing the catch on-board, with products ready for export at premium prices due to the extra freshness.

With rising fuel prices and high labour costs for processing on board (fishermen´s share system) as well as improved handling systems and shorter fishing trips by the ice fish vessels price premiums for “processed at sea” declined. As a result, much of the processing was taken back to land based plants where cheaper hydro-electric power was available and salaries were lower. Improvements in handling and processing allowed the land based plants to develop high value specialized products that could increasingly be transported fresh to the markets both by aeroplanes as well as using highly interlinked surface transportation.


While tourism in Iceland has grown exponentially over the last decade, there may have been "tourists" visiting Iceland thousands of years ago. It is believed that one of the first to set foot on the Land of Fire and Ice fue el Greek explorer Pytheas, who in around 330 BC wrote of an island that was six days north of the British Isles by boat. Could this have been Iceland?

Archaeological evidence suggests that a group of Gaelic monks, fleeing from Viking-occupied Ireland, settled on Iceland, but they didn't last there long. los first written records of settlement date from the 9th century and show the Vikings themselves reaching the island and making it their own.