Noticias

Hipócrates

Hipócrates

Hipócrates nació en la isla griega de Kos en el siglo V a. C. y se convirtió en el médico más famoso de la antigüedad. Estableció una escuela de medicina en la isla, escribió muchos tratados sobre asuntos médicos y, a través de su investigación sistemática y empírica de enfermedades y remedios, se le atribuye ser el fundador de la medicina moderna.

Detalles biográficos

La información sobre Hipócrates es irregular y poco confiable. Quizás nació c. 460 a. C., pero se especuló con detalles de su vida incluso en la antigüedad. Una de las fuentes más antiguas es la Vida de Hipócrates acreditado a Sorano de Éfeso, él mismo un médico, que vivió en los siglos I y II d.C. El método de Sorano de citar textos anteriores ahora perdidos ha sido una fuente invaluable de información sobre la medicina antigua. Afirma que Hipócrates conocía a varios sofistas del siglo V, en particular a Gorgias de Leontini, y tanto su padre como Herodicus de Selymbria, un entrenador de gimnasia, le enseñaron medicina. También sabemos que Hipócrates estableció y dirigió una escuela de medicina en Kos.

Platón menciona a Hipócrates en su Protágoras, sugiriendo que trabajaba por honorarios y creía que el cuerpo debería ser tratado como un todo (Fedro). El erudito y escritor médico romano Cornelius Celsus afirma que Hipócrates fue el primero en separar la medicina de la filosofía, y otras fuentes antiguas también sugieren que Hipócrates creía en la importancia de la dieta y el ejercicio para un cuerpo sano. Sorano continúa informándonos que Hipócrates viajó a lo largo de su vida y murió en Larisa en Tesalia, c. 370 a. C.

Hipócrates fue el primero en separar la medicina de la filosofía y ÉL creía en la importancia de la dieta y el ejercicio para un cuerpo sano.

En la antigüedad, surgieron muchas leyendas sobre los grandes talentos de Hipócrates, pero la mayoría de ellos probablemente sean pura invención. Según los informes, descubrió que los problemas de salud del rey Perdiccas II de Macedonia se debían al mal de amor, eliminó la plaga que azotó Atenas en el 430 a. C. quemando fuegos por todas partes, y trató al filósofo Demócrito a quien todos consideraban loco (no sin alguna justificación). Hipócrates tuvo tres hijos que continuaron con su trabajo: Thessalus, Dracon y Polybus.

Corpus hipocrático

Durante mucho tiempo se ha atribuido a Hipócrates la escritura de un gran número de tratados, discursos y cartas antiguos sobre medicina, a los que se hace referencia colectivamente como el Corpus hipocrático (Cuerpo hipocrático), que fue compilado en el período helenístico en la Alejandría ptolemaica. Los estudiosos modernos consideran que, solo por motivos estilísticos, estos textos en realidad deben haber sido escritos por varios autores y señalan que no hay ninguna referencia a que Hipócrates haya escrito algo en fuentes contemporáneas a su vida. Los eruditos, por lo tanto, sostienen la posición de que algunos de los textos fueron escritos por Hipócrates, pero exactamente cuáles aún se debaten.

El Corpus del siglo III a. C. fue editado nuevamente en el siglo I d. C. por los eruditos Dioscurides y Capiton. Varios escritores antiguos, a menudo médicos famosos, escribieron con frecuencia comentarios sobre obras atribuidas a Hipócrates, entre los más notables se encuentran Herophilus de Calcedonia (siglos IV-III a. C.), Apolonio de Citium (siglo I a. C.) y Galeno (siglos II-III a. C.) CE).

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Los textos hipocráticos tratan todo tipo de temas médicos, pero pueden agruparse en las cuatro categorías principales de diagnóstico, biología, tratamiento y asesoramiento general para médicos. Hay más de 60 tratados, cada uno sobre temas específicos, por ejemplo, articulaciones, terapia, régimen, cirugía, fisiología, progresión de enfermedades, remedios depurativos y ginecología. También se discuten las cuestiones de la ética y la relación de la medicina con otras materias, especialmente la filosofía.

El juramento hipocrático

El famoso juramento hipocrático probablemente apareció después de la vida de Hipócrates y estaba reservado para un grupo selecto de médicos. En realidad, era un documento religioso que garantizaba que un médico operaba dentro y por los valores de la comunidad. Con el Juramento, el practicante juró por Apolo, Higía y Panacea respetar a su maestro y no administrar veneno, abusar de los pacientes de ninguna manera, usar un cuchillo o romper la confidencialidad entre el paciente y el médico. En la actualidad, muchos estudiantes de medicina de todo el mundo siguen jurando versiones modernas del juramento o declaraciones similares.

Conclusión

Los historiadores le atribuyen a Hipócrates el haber alejado el tema de la medicina del enfoque anteriormente sobrenatural y religioso, que había estado estrechamente vinculado al dios griego de la curación, Asclepio, hacia un enfoque moderno de observación, clasificación, causas y efectos, etc. Incluso si otros antes que él, como Alkmaion de Kroton, también habían comenzado a acercarse a la medicina de una manera racional y los detalles de su vida y obra son pocos, Hipócrates, sin embargo, ha llegado a ser conocido, tal como lo era en la antigüedad. mundo, como el padre de la medicina moderna.


Juramento hipocrático

los juramento hipocrático es un juramento de ética hecho históricamente por los médicos. Es uno de los textos médicos griegos más conocidos. En su forma original, requiere que un nuevo médico jure, por una serie de dioses curativos, mantener estándares éticos específicos. El juramento es la expresión más temprana de la ética médica en el mundo occidental, y establece varios principios de la ética médica que siguen siendo de suma importancia en la actualidad. Estos incluyen los principios de confidencialidad médica y no maleficencia. Como articulación fundamental de ciertos principios que continúan guiando e informando la práctica médica, el texto antiguo tiene un valor más que histórico y simbólico. Jurar una forma modificada del juramento sigue siendo un rito de iniciación para los graduados de medicina en muchos países, y es un requisito consagrado en los estatutos legales de varias jurisdicciones, de modo que las violaciones del juramento pueden acarrear responsabilidades penales o de otro tipo más allá de la naturaleza simbólica del juramento.

El juramento original fue escrito en griego jónico, entre los siglos V y III a. C. [1] Aunque tradicionalmente se atribuye al médico griego Hipócrates y generalmente se incluye en el Corpus hipocrático, la mayoría de los eruditos modernos no consideran que haya sido escrito por el propio Hipócrates.


Hipócrates - Historia

Hipócrates fue un médico griego antiguo cuyo trabajo fue enormemente influyente en el desarrollo de la medicina moderna. A través de la lente de la historia, es visto como uno de los más grandes médicos de la antigüedad griega.

Los primeros años de Hipócrates

Como es el caso de muchas personas famosas nacidas hace mucho tiempo, muchos de los registros del nacimiento, la vida y la muerte de Hipócrates se han perdido, si es que se registraron. Basándonos en los registros que sobreviven, podemos determinar que Hipócrates nació en el 460 a. C. en Kos, Grecia. Lo que sabemos sobre el hombre se encuentra en el trabajo de su biógrafo principal Sorano de Éfeso y también en los escritos del filósofo Aristóteles.

Hipócrates era hijo de Heráclides, quien también era médico. Parece que Hipócrates aprendió los conceptos básicos de la medicina temprana tanto de su padre como de su abuelo. Durante toda su vida, Hipócrates practicó la medicina. Su práctica no se basó únicamente en Kos, ya que Hipócrates viajó por toda Grecia y sus territorios. Su vida tuvo bastante tumulto ya que sus teorías sobre la medicina con frecuencia irritaban a quienes preferían el status quo.

Filosofías fundamentales

Una de las afirmaciones más importantes de Hipócrates fue la noción de que las enfermedades y las enfermedades no se derivan de maldiciones de los dioses ni tienen sus raíces en ningún origen sobrenatural o supersticioso. Al cambiar el enfoque de la superstición a la ciencia, ayudó a alterar el curso de la medicina y el estudio científico.

Lo que Hipócrates sabía con base en sus observaciones era que la dieta, el estilo de vida y los factores ambientales contribuían a la salud de una persona viva. Hoy, consideramos que tal evaluación tiene sus raíces en el sentido común simple, básico. En el mundo de la antigüedad, la superstición prevalecía mucho más y se asumía que todas las cosas que no se entendían claramente poseían un origen mágico y místico. El revolucionario sistema de creencias de Hipócrates ofreció un enfoque completamente nuevo que no fue aceptado exactamente por sus contemporáneos. De hecho, el gran médico sufriría mucho por sus creencias.

En la época en que vivió Hipócrates, se sabía muy poco sobre las enfermedades porque la sociedad griega prohibía la disección. Como resultado, se requirió una gran cantidad de conjeturas por parte de los médicos. Quizás afirmar que los orígenes sobrenaturales era una salida fácil para los médicos en ese momento. Por otra parte, probablemente creían en la noción de que la enfermedad era la maldición de los dioses.

Hipócrates dio un paso más y desarrolló la teoría de una crisis de enfermedad. La noción de crisis se refería a determinar qué tan avanzado estaba una enfermedad y si el paciente se recuperaría o no. Si bien aquí hay un poco de especulación, nadie diría que el hombre no iba en la dirección correcta con sus teorías.

Castigo de Hipócrates

Por su oposición a las creencias predominantes en Grecia en ese momento con respecto a la medicina, Hipócrates fue condenado a 20 años de prisión. Hubo un resultado positivo que surgió de esta sentencia de prisión. Hipócrates no permitió que eso lo disuadiera de sus creencias. De hecho, utilizó su tiempo en prisión de manera productiva al escribir “El cuerpo complicado”, un tratado que se adelantó muchos siglos a su tiempo. Gran parte de lo que hoy sabemos que es cierto en la medicina moderna se puede rastrear hasta el material de este trabajo. Al revisarlo, la mayoría estará de acuerdo en que Hipócrates realmente merece el título de "Padre de la Medicina Occidental".

El cuerpo de trabajo de Hipócrates

Al observar el trabajo de Hipócrates, no es exactamente fácil descifrar su enfoque sobre cómo practicaba realmente la medicina. Si bien tenemos una idea general basada en los registros que sobreviven, la desafortunada verdad sigue siendo que muchos hechos sobre su vida se han perdido en la historia. Lo que ha sobrevivido y lo que sabemos revela que fue un hombre brillante que se adelantó a su tiempo. A partir de su trabajo, surgió el Juramento Hipocrático y esta es la filosofía rectora que prescriben todos los médicos.

Hipócrates finalmente falleció alrededor del 370 a.C.

2 respuestas a & # 8220 Hipócrates & # 8221

¿Cuál es su fuente, por favor, para esta historia de & # 8216 Hipócrates en prisión & # 8217? ¿Y para este tratado & # 8216 El cuerpo complicado & # 8217? No existe tal tratado en el corpus hipocrático y solo he encontrado esta saga carcelaria en algunos sitios de Internet. ¡Pero alguien debe haberlo iniciado!


Los humores y la personalidad

Hipócrates y sus seguidores nunca vieron la enfermedad como una materia exclusivamente orgánica. Creían que la mente y el cuerpo eran una sola entidad. Como tal, durante la enfermedad, la mente tiene ciertos efectos en el cuerpo físico y viceversa.

Los miembros de la escuela peripatética agregaron otra idea a la teoría de los cuatro humores. Postularon que un exceso de uno de los humores provocaba un temperamento específico en las personas. Más tarde, Galen elaboró ​​sobre esto. Afirmó que la falta de equilibrio entre los cuatro humores afectaba la forma de actuar, sentir y pensar de las personas.

Galen terminó esbozando la existencia de cuatro temperamentos:

  • Melancólico: En estas personas predomina la bilis negra. Tienen un temperamento melancólico, son muy sensibles y disfrutan de las actividades artísticas.
  • Colérico: Las personas en esta categoría tienen una mayor cantidad de bilis amarilla, que es la fuente de su temperamento apasionado. Tienen una vitalidad enorme y se enojan rápidamente.
  • Optimista: La sangre es el humor predominante en estas personas. Son seguros, alegres, optimistas, expresivos y sociables.
  • Flemático: Los flemáticos tienen una gran cantidad de flemas en sus sistemas. Son pensadores profundos, justos, tranquilos, dispuestos a comprometerse y muy trabajadores.

El juramento hipocrático

El muy familiar & # x201CHippocratismo Juramento & # x201D es un documento sobre prácticas médicas, ética y moral. Originalmente, se le atribuyó a Hipócrates la redacción del juramento, sin embargo, investigaciones más recientes indican que fue escrito después de su muerte por otros médicos influenciados por las prácticas médicas en el Corpus. Aunque no se aplica en su forma original hoy en día, las muchas versiones modernizadas que existen sirven como base para el juramento que los graduados de medicina toman al comienzo de sus carreras. Algunos de los principios básicos del juramento incluyen practicar la medicina de la mejor manera posible, compartir conocimientos con otros médicos, emplear simpatía, compasión y & # xA0comprensión, respetar la & # xA0privacidad de los pacientes y & # xA0 ayudar a prevenir enfermedades siempre que sea posible & # xA0. # xA0


1. Metodología biomédica

Una forma de analizar los grupos de escritores hipocráticos gira en torno a sus orígenes geográficos: Cos vs. Cnidos. Aunque esta clasificación es controvertida, es útil (ya sea que se acepte la demarcación geográfica literal) para marcar algunas distinciones claras en el cuerpo de escritura hipocrático. Parece ser el caso de que los escritores de Cos buscaron crear & # 8220 leyes & # 8221 biomédicas generales que en su mayor parte darían la explicación por qué alguien estaba enfermo. Cualquier médico puede hacer referencia a estas & # 8220 leyes & # 8221 y, por tanto, tener una etiología de la enfermedad y, por extensión, una estrategia de tratamiento.

Una. Los cuatro humores

El esquema teórico más prominente históricamente de los escritores de Coan fue la doctrina de los cuatro humores del cuerpo: sangre, flema, bilis negra y bilis amarilla (o, a veces, suero). La salud se definió como el equilibrio de los cuatro humores. La enfermedad se definió como el desequilibrio de los humores. Cuando se produce un desequilibrio, el médico puede intervenir haciendo una corrección para devolver el equilibrio al cuerpo. Por ejemplo, si el individuo estaba demasiado lleno de flema (haciéndola flemática o letárgica), entonces la flema debe ser contrarrestada. Se pensaba que los cítricos eran un agente de acción contraria. Por lo tanto, si uno se siente letárgico, aumentar la ingesta de cítricos restablecerá el equilibrio. El tratamiento es, de hecho, generalmente efectivo. Los modernos podrían describir la terapia de manera diferente al atribuir el efecto a la vitamina C, el fósforo y el azúcar natural. Este ejemplo ilustra el alcance del médico hipocrático en este contexto: algo así como un cruce entre los roles modernos de un dietista herbolario y un entrenador personal. No obstante, las curas dictadas por la teoría de los cuatro humor parecían funcionar lo suficientemente bien como para que esta teoría se extendiera al siglo XIX (en varias formas).

B. Un antiguo debate: ¿Son beneficiosas las teorías causales generales?

Otros escritores biomédicos, algunos dicen de Cnidos, sostuvieron que los principios empíricos estrictos no permitían a los científicos ir más allá de los datos. Era una mejor metodología para que el médico biomédico se mantuviera lo más cerca posible de los datos que tenía ante él. Esto significaba que cada paciente sería vista en su particularidad. Tal método requería una cuidadosa observación de prueba y error y solo una ligera manipulación del paciente en forma de tratamiento.

Hubo un gran conflicto en el mundo antiguo con respecto al estado de las conclusiones observacionales (lo empíricamente concreto). ¿Deberían darse en su especificidad y permanecer como relatos individuales y dispares, o deberían agruparse y extraerse principios más generales de ellos? En este caso, se discutió mucho si era mejor presentar informes individuales de enfermedades particulares (estudios de casos) o tratar de extraer reglas generales de los detalles.

Toma por ejemplo Epidemias III:

LA MORTIFICACIÓN DEL GANGRENE. Si la gangrena se mortifica, hay dolor de cabeza y, con frecuencia, picazón en la garganta, el miembro enfermo pierde la sensibilidad, una sensación de frío asciende a la cabeza y el miembro afectado suda. De repente pierde el habla y se sopla sangre por la nariz mientras se pone pálido. Si la enfermedad se apodera del paciente con una fuerza débil, recupera la sangre vertida. Si la enfermedad lo ataca con fuerza, muere rápidamente. En este caso se induce el estornudo por sustancias agradables que se evacua por la parte superior e inferior. Alternativamente, esos olores serán un poco activos. La sopa estará ligera y caliente. El vino está absolutamente prohibido. (Epidemias III, Littré 7, pág. 123)

En este pasaje uno se queda meramente con síntomas y tratamiento. Pero cuando uno practica la medicina de esta manera, existen severas restricciones. Porque la enfermedad se ve como una colección de síntomas. La cura solo se puede adivinar a menos que se haya escrito previamente en un manual. Cuando un médico se enfrenta a una enfermedad nueva, debe encontrar un conjunto similar de síntomas y utilizar ese tratamiento. Este aspecto del método del & # 8220 juicio y error & # 8221 provocó una dura reprimenda de Galeno.

El punto es que ellos [los cnidianos] observaron las variedades de síntomas que cambian por muchas razones y no consideraron la especificidad de las disposiciones, como lo hizo Hipócrates, quien utilizó para su descubrimiento un método solo mediante el cual, uno puede encontrar el número de enfermedades. . . . Hipócrates censura a los médicos cnidianos por su ignorancia de los géneros y especies de enfermedades, y señala las divisiones por las que lo que parece ser uno se convierte en muchos al dividirse. (Corpus Medicorum Graecorum 5.9.1, págs.121-22 Claudii Galeni De Placitis Hippocratis et Platonis, ed. I. Mueller (Lipsiae, 1874), pág. 776)

C. Pronóstico y tratamiento

¿Qué era lo que diferenciaba a los cnidianos de los escritores de Coan? Esto se puede encontrar examinando los dos pasos en cualquier práctica médica: pronóstico y tratamiento. En el trabajo de Coan, Sobre el pronóstico, el escritor sugiere que el pronóstico consiste en conocer la condición del paciente en el pasado, presente y futuro. Ahora bien, ¿cómo podría saber esto un médico? Bueno, esto también podría haber sido parte de un manual catalogado a través de estudios de casos similares. El practicante podría memorizar cada descripción individual. A continuación, el practicante podría agregar a esto su propia experiencia. Pero el problema es que cada caso es individual. Posee & # 8220nature & # 8221 sólo en el sentido de poseer un conjunto único de propiedades. El médico no estaría en una buena posición para tratar casos nuevos. Cuando se enfrenta a un caso nuevo, el practicante se queda con la búsqueda similar casos. La premisa implícita es que casos similares requieren soluciones similares. Cuanto mayor sea la experiencia, más refinado puede ser el médico al equilibrar casos similares con los remedios.

Obviamente, mucho depende de la palabra, & # 8216 similar. & # 8217 ¿Es suficiente un rico cuerpo de conocimientos? ¿No es también un requisito contar con un procedimiento de clasificación, que en sí mismo implica reglas de clasificación? ¿Y cómo se seleccionan y justifican tales reglas? Parecería que estamos empujados hacia atrás hacia archai, puntos de partida para algún sistema axiomático (à la Aristotle & # 8217s Analítica posterior, Yo, i-ii).

Esta alternativa al programa empirista apunta a establecer una teoría de las causas que subyacen a los casos individuales. Estas causas, como & # 8220caliente & # 8221 & # 8220frío, & # 8221 & # 8220húmedo, & # 8221 y & # 8220seco & # 8221 o & # 8220los cuatro humores & # 8221, son más generales porque buscan describir un sentido de la naturaleza de la enfermedad. & # 8216Naturaleza & # 8217 en este contexto se refiere al tipo de condición que proviene de observaciones basadas en la individualidad de los pacientes reales. Porque aquí estamos interesados ​​en los géneros y especies de la enfermedad en cuestión. Tal ejercicio crea una clasificación de tipos de enfermedades.

Pero para que esta clasificación no se base en características accidentales, es necesario que incluya los factores causales que operan para provocar la enfermedad en primer lugar. Este es realmente el fundacional o causal red que es responsable de la existencia misma de la enfermedad. Tal comprensión de & # 8220naturaleza & # 8221 se aleja de los individuos y sus & # 8220similitudes & # 8221 hacia lo teórico. Entendido de esta manera, el naturaleza de la enfermedad es un factor regulador del pronóstico del médico. Esta naturaleza debe entenderse para poder ofrecer tratamiento. En este sentido, la naturaleza es los principios generales que dan cuenta del mecanismo de la enfermedad. Lo que hizo que los escritores de Coan fueran tan atractivos para Galeno fue que investigaron varios sentidos de la naturaleza, mientras que los cnidianos se limitaron solo a los datos tal como se presentaban.

D. Los escritos hipocráticos y la medicina helenística

Los escritos hipocráticos fueron influyentes en el desarrollo de los practicantes biomédicos posteriores. Las tres principales escuelas helenísticas: dogmáticos, metodistas y empíricos, todas recuerdan de diversas formas los escritos hipocráticos. Muchos debates en los escritos hipocráticos (como el debate & # 8220preformation & # 8221 vs. & # 8220epigenesis & # 8221) se retoman y se les da un giro de acuerdo con las predilecciones de las escuelas helenísticas. El mismo Galeno cita a menudo a Hipócrates, también conocido como & # 8220 los escritores hipocráticos & # 8221, como el punto de partida para la construcción de su propia teoría. Por lo tanto, sería justo decir que los escritores hipocráticos no solo fueron los primeros escritores biomédicos sistemáticos en la tradición occidental, sino también los más influyentes para los escritores posteriores.


Una breve biografía de Hipócrates

El famoso médico nació en la isla griega de Kos alrededor del 460 a. C. Como muchos médicos en ese momento, su supuesto linaje se remonta al dios griego de la curación, Asclepio. Fiel al destino de su dinastía, el padre de Hipócrates, Heráclides, también era médico.

Platón menciona la supuesta ascendencia de Hipócrates en Fedro, llamándolo "de la familia Asclepiad". Si eso significaba que Hipócrates era un asistente del templo de Asclepio o que él pertenecía a una secta de médicos que eran considerados descendientes del dios sanador, no podemos estar exactamente seguros. Pero la evidencia textual apunta a esto último, ya que Hipócrates solía separar las enfermedades de las fuentes divinas (pero está abierto a la posibilidad, como se muestra en su texto Pronóstico). Las terapias folklóricas empleadas en los templos de Asclepio por sus mayordomos también contradicen la medicina mayoritariamente materialista de Hipócrates. Platón también nos dice en Protágoras otra importante función social que cumplía Hipócrates, la de instructor médico, rol que desempeñaba por un precio indeterminado.

De su estatura como médico, leemos de Aristóteles un resplandeciente respaldo a sus habilidades médicas. En Política, Aristóteles usa al médico como un estándar comparativo de cómo debería ser una institución que funcione bien:

“Porque un estado como otras cosas tiene cierta función que realizar, de modo que es el estado más capaz de realizar esta función el que debe ser considerado el más grande, así como se diría que Hipócrates es más grande, no como ser humano sino como médico, que alguien que lo superó en tamaño corporal ".

La aclamación tampoco se limitó a su tierra natal, por lo que parece. Las noticias de sus extraordinarios talentos habían llegado al vecino reino de Persia, donde el rey Artajerjes escuchaba con atención. Más tarde, Artajerjes ordenó al gobernador del Helesponto que sobornara a Hipócrates con obsequios extravagantes, con la esperanza de que el encanto de las riquezas convenciera al médico de abandonar Grecia por Persia. Desafortunadamente para Artajerjes, la oferta solo logró provocar el desafío y la indiferencia de Hipócrates por las riquezas del mundo, ya que el médico rechazó rápidamente la oferta. Esta historia es en gran parte una leyenda con solo unos pocos núcleos de verdad en ella, probablemente fue inventada por primera vez como una parábola política promocionada por los griegos para reforzar el prejuicio antipersa.

Una imagen incompleta pero ya coherente de Hipócrates surge de estos pocos informes. Con los relatos de Platón y Aristóteles, podemos estar seguros de que efectivamente hubo un Hipócrates cuyos talentos médicos eclipsaron a otros, lo cual fue razón suficiente para que los aspirantes a médicos pagaran matrículas para estudiar bajo su tutela. Además, el uso de Hipócrates como propaganda contra los persas afirma su saludable estatura dentro del gran Mediterráneo.

Como médico aclamado por la élite y profesor de medicina de gran reputación, podemos asumir con seguridad que Hipócrates fomentó dentro y alrededor de él una cultura académica que se centró especialmente en la medicina, pero no se limitó a ella. En una época en la que la especialización era ajena a la vida intelectual, Hipócrates y sus estudiantes habrían acogido con agrado los conocimientos de otros campos si mejoraran los tratamientos médicos. Esta apertura no era exclusiva de los hipocráticos, pero era bastante común en la antigua Grecia. Una escuela anterior, la de Pitágoras del famoso teorema, mezcló tratamientos médicos con música y un estricto régimen de dieta vegetal. El Liceo de Aristóteles, que se inauguró décadas después de la muerte de Hipócrates, también siguió un esquema similar, especialmente encarnado por sus directores fundadores. Mientras Aristóteles se ocupaba de la investigación zoológica, culminando en la Historia Animalium que le valió el elogio de ser el "padre de la biología" - su sucesor elegido como director del Liceo, Teofrasto, puso sus ojos en otro reino viviente. Como una especie de complemento al compendio de Aristóteles, Teofrasto escribió un estudio botánico completo llamado Historia Plantarum. Debido a este trabajo, a Teofrasto se le concedió más tarde la custodia de su reino y se le nombró "padre de la botánica".

Un ojo para la medicina refuerza el trabajo de estos dos. Implícita en la obra de Aristóteles está la importancia de comprender la relación recíproca entre forma anatómica y función fisiológica cuando se trata del bienestar del organismo, es decir, de su salud. Mientras tanto, Teofrasto dedicó porciones de su antología a la tradición de las hierbas y lo utilizó como un paso para discutir las enfermedades y sus respectivas curas. Dado el gran elogio de Aristóteles al médico, es plausible que Hipócrates haya tenido una influencia significativa en sus obras.

El hecho de que Hipócrates encontrara una audiencia dentro de la comunidad filosófica es un testimonio de la calidad intelectual del corpus. De hecho, hay suficientes razones para suponer que Hipócrates fue un precursor espiritual e intelectual más directo de Aristóteles, ya que muchos de los elementos "modernos" y "científicos" propugnados por el filósofo ya se habían desarrollado en muchos textos hipocráticos. Especialmente en consonancia con Aristóteles Ciencias fue la búsqueda de Hipócrates de un método correcto en Sobre la medicina antigua que mostró el mejor intento del médico en una filosofía e historia de la medicina.


Principales contribuciones de Hipócrates

Transforma la medicina en una disciplina

Hasta el siglo V antes de Cristo, la medicina no era una disciplina digna de ser estudiada. De hecho, se pensaba que las enfermedades tenían una relación estricta con supersticiones, leyendas y magia.

La llegada de este Hipócrates cambió drásticamente la mirada hacia la medicina, ya que la planteó de manera más racional.

Apartó la mirada de las leyendas y comenzó a estudiar las causas de las enfermedades. Argumentó que las enfermedades que contraía el hombre dependían más del medio ambiente, los hábitos y la alimentación.

Además, implementó técnicas y metodologías para el tratamiento de algunas enfermedades, incluyendo diagnósticos y medidas preventivas que marcarían el inicio del arte de la medicina, expandiéndose a diferentes partes del mundo.

Algunos de estos enfoques y descripciones fueron rescatados y, en su conjunto, ahora se conoce como el Corpus hipocrático . Es una recopilación donde se pueden encontrar los hallazgos más importantes para la medicina durante los siglos IV y V.

Juramento hipocrático

La creación de la base ética de la medicina comienza a partir de este escrito. Este juramento, atribuido a Hipócrates, es un documento que describe los principios que debe poseer una persona dedicada a la medicina.

Actualmente en muchas de las facultades de medicina del mundo, los estudiantes de esta disciplina deben prestar un juramento, alusivo a este escrito, en su ceremonia de graduación.

Anatomía

Entre los diferentes escritos rescatados de esta época se descubrieron algunos dibujos de la anatomía humana. Sin embargo, esta anatomía se basó principalmente en animales, por lo que no había un conocimiento detallado del cuerpo humano.

Aunque el conocimiento sobre la anatomía del hombre era escaso, estos escritos fueron las primeras impresiones que se relacionaron con la anatomía humana.

Descripción de enfermedades

En la experiencia adquirida durante su vida, y su dedicación a la medicina, Hipócrates supo describir muchas enfermedades (hemorroides, enfermedades localizadas en el pecho, enfermedades pulmonares, enfermedades cardíacas, entre otras).

Aunque algunas de sus descripciones no son exactamente precisas, fueron una base sólida para hacer de la medicina una ciencia.

Cirugía

Otro de los grandes aportes de la medicina moderna fue la posibilidad de la cirugía. Los datos recopilados sobre esta época, indican que Hipócrates fue uno de los primeros cirujanos en registrar.

A pesar del tiempo, se habla de métodos bastante adecuados, teniendo en cuenta las limitaciones tecnológicas.

Medicina Preventiva

Esta fue una parte importante en los escritos de Hipócrates. Indica en ellos la evolución de determinadas enfermedades, describe sus síntomas y las posibles complicaciones para poder dar un diagnóstico.

Además, dependiendo del diagnóstico, la literatura describe pautas para lograr la mejoría.

Hipócrates también tuvo otros aspectos relevantes para el pronóstico de enfermedades, como la dieta y el estilo de vida del paciente.

Consideró que los hábitos y el entorno en el que se encontraba una persona influían en las enfermedades que contraía.

Ginecología

Sobre este tema, Hipócrates estudia a las mujeres en diferentes situaciones. Por ejemplo, describe las enfermedades que llegan a sufrir las mujeres vírgenes. Describe otros estados, como esterilidad, embarazo, entre otros.


La anticoncepción en la historia Parte I: Aristóteles, Hipócrates y toda una ventaja

Existe una idea errónea común (sin juego de palabras) de que la anticoncepción no existía en ninguna capacidad real antes del siglo XX. Las generaciones anteriores pudieron controlarse a sí mismas, no estaban tan locas por el sexo como nosotros hoy, y solo participaron en el acto después del matrimonio (¡heterosexual!) Y por el bien de la procreación.

Siempre he creído que la gente no ha cambiado en absoluto a lo largo de la historia de la humanidad, y cuanto más estudio, más creo que esto es cierto. Claro, la forma en que la gente da sentido a su mundo cambia, al igual que la forma en que escriben sobre él, pero la gente no cambia. Esto es particularmente cierto cuando se trata de sexo. Nuestra misma existencia es una prueba de que todas las generaciones, desde los albores del hombre, han sido impotentes contra ella. Más que un impulso biológico, es un deseo y una obsesión. Siempre que la humanidad haya entendido que el sexo puede conducir al embarazo, hemos buscado formas de prevenir la concepción.

Esto no es nada nuevo. ¿Quieres una prueba?

Se cree que esta pintura rupestre de doce mil años de la Grotte des Combarelles en Francia es la primera representación del uso del condón.

Siendo un fanático de toda la vida del romance histórico, siempre he sentido curiosidad por la anticoncepción. Assuming the woman didn’t die having her first or second child, how did she avoid having twenty more? Do they all have syphilis? If not, why not? What does syphilis look like?

Assuming I’m not the only person who has ever wondered this (and I might be…), I’m going to write a series of posts of contraception throughout history. If there’s a particular time, place, or aspect that you’re interested in, please let me know.

For now we’ll start in the Ancient World.

Obviously women are all-powerful, but Hippocrates was among the first to believe that women could prevent conception by banishing sperm on command, as he explains in The Sperm, fifth century BCE: “When a woman has intercourse, if she is not going to conceive, then it is her practice to expel the sperm produced by both partners whenever she wishes to do so.”

You read that right, the sperm produced by ambos partners. While Aristotle and Plato argued that men’s sperm was responsible for producing embryos and that women were little more than a receptacle for it, Hippocrates understood that conception was a complex process involving both partners. Although he might not have been quite right about conception (or lack thereof) at will, he reasoned that both parties had to be involved because children could look like either parent. So far so logical.

Diseases of Women, a Hippocratic treatise, goes on to recommend a sure fire way of dealing with unintended pregnancies: “Shake her by the armpits and give her to drink…the roots of sweet earth almond.”

There is no evidence that the sweet earth almond, also known as the Cyperus esculenthus is anything other than a tasty, tasty nut. It’s a good source of protein, healthy fats, and Vitamins E and C, so it’ll make your skin look great, but it has no known contraceptive or abortive properties.

If that didn’t work (and all signs point to no), he also advised women to jump up and down repeatedly with her heels touching her butt. It’s worth a shot.

While Aristotle underestimated the woman’s contribution to conception, his contraceptive recommendations sound a little more effective. He advised women to: “anoint that part of the womb on which the seed falls with oil of cedar, or with ointment of lead or with frankincense, commingled with olive oil.”

Lead is one explanation for the shockingly low birthrates in Ancient Rome. The aqueducts were made of lead, and it is not unreasonable to suspect that most of the population was suffering from a degree of lead poisoning (more on that here). Lead poisoning causes infertility in men and women, yes, along with behavioral changes, irritability, convulsions, and permanent damage to the central nervous system.

Throughout history, lead has been used in a number of common products from paint to eyeliner and has been a well-documented cause of infertility and madness.

So there you have it. If you can’t find someone to vigorously shake you by the armpits, try lead.*

Tune in next Thursday for more on contraception in history. If you can’t wait, read Aine Collier’s The Humble Little Condom: A History for a fun introduction.


Contributions of Hippocrates

In this article, I am going to talk about some of the Contributions of Hippocrates.

1. A direction towards the healthy way of Life

From his books, we get guidance about our food habits. In all his books, Hippocrates talks concerning the significance of following an excellent food plan reminiscent of consuming meals containing chlorophyll, and different foodstuffs like wheatgrass, sprouts, and edible algae.

At present, we perceive that life-style and poor food plans can result in illness, and plenty of issues are brought on by consuming an excessive amount of fats and sugar.

Hippocrates felt that the physical and psychological problems we may have, most are caused by our unplanned food habit. Hippocrates first recognized this when he made dietary suggestions with the intention to assist individuals to remain match and wholesome.

This recommendation remains to be legitimate at present, as seen in his suggestion to eat meals stuffed with chlorophyll, i.e. green food, which means vegetables and food full of vitamins and minerals.

2. A collection of 60+ medical work in the books – Hippocratic Corpus

Hippocrates authored many books as regards science and drugs and one instance is the Hippocratic Corpus. This is a complete collection of many solutions and guidelines effective even in the present time.

Hippocratic Corpus was written in Ionic Greek and contained lectures, philosophical essays, and analysis. It additionally included a group of around 70 completely different ailments, their signs, and solutions.

3. People suffer mostly because of Chest-Related Illness

Hippocrates was a great surgeon at all times. From his 90 years of life, Hippocrates experienced that people mostly suffer from their chests. Apart from the head, the chest is the most important part of the body engaging many other critical organs of the body. A lot of Hippocrates’ work and education were associated with ailments of the chest.

He was the primary to empty an abscess on the chest wall utilizing a tube, and this method remains to be used at present. Lots of his ideas are nonetheless taught to medical college students.

4. Pneumonia was very common and horrible

Now, we don’t see Pneumonia is so gruesome, but the days of Hippocrates were not that much easy. Pneumonia is an inflammatory situation that impacts the air passage or air sacs within the lungs. It’s primarily brought on by viruses or microorganisms.

Many people suffered from Pneumonia and succumb to death. Hippocrates first identified the signs in kids and referred to as it an illness “named by the ancients.”

He acknowledged that in extreme instances, it may result in death, and many individuals died of pneumonia as a result of they may not get the right therapy. Now, pneumonia might be handled with improved drugs and saved the lives of many.

5. Hippocrates brought out medication and cure for Empyema

Empyema or empyema thoracic is a group of pus and fluid within the area between the 2 pulmonary pleura brought on by microorganisms.

Additionally, it is referred to as respiratory inflammatory illness. It may be cured with the assistance of antibiotics and chest-tube drains. Without therapy, it may result in pneumonia, which is one of the great contributions of Hippocrates.

The primary signs of the illness are cough, fever, and chest ache. At present, the prognosis for this illness is a CT scan and X-ray, however, Hippocrates was capable of diagnosing without using these fashionable methods.

The illness consists of three essential levels: the formation of pleural fluid, fibrous septa forming within the membranes, and the shortcoming to sufficiently increase the lungs.

This illness can unfold to all elements of the lung and sometimes led to dying until Hippocrates got here up with a treatment. It was frequent in each adult and kids.

6. Finger Clubbing is a sign of chronic lung disease, lung cancer, and cyanotic heart disease.

Hippocrates was the primary to diagnose this situation which is characterized by the swelling or bloating of the fingers, which is a symptom of many other serious diseases, such as chronic lung disease, lung cancer, as well as cyanotic heart disease.

Signs and history are crucial for doctors to start medication. It is likely one of the signs of Eisenmenger’s syndrome which is a chromosomal dysfunction resulting in congenital coronary heart defects and pulmonary hypertension. At the moment, nobody had heard of the situation.

7. Epilepsy is a dysfunction of the nervous system

Epilepsy is a dysfunction of the nervous system and was documented by Hippocrates in his ebook On the Sacred Illness.

Individuals at the moment thought that epilepsy was a supernatural illness without particular origin, however, Hippocrates proposed that it was a bodily ailment.

He believed that the situation started with the formation of phlegm within the veins of the pinnacle and will result in psychological sickness.

This particular disease can occur in any part of life. For some, epilepsy occurred at delivery and others developed the situation later in life. Hippocrates is famous that younger kids who have been vulnerable to die from epilepsy.

The ancient concept was a bit different, quite superstitious. The traditional Greeks described the situation as “sacred,” and Hippocrates believed that epilepsy proved that that mind may management the body.

Hippocrates had a modern mind. He believed in logic and science. He additionally advised that the mind was the eventual reason for dying as a result of the shortcoming to breathe was brought on by a blockage within the veins of the head. He noticed that the primary signs of epilepsy have been shivering and a contraction of the mind.

8. Remedy for Hemorrhoids was a great relief for human

Hemorrhoids, or more generally piles, is a dysfunction of the rectum and anal canal. In historic Greece, it was thought to have been brought on by extra bile and phlegm and was troublesome to deal with.

Hippocrates first noticed this situation and worked on it, which is now recognized to be brought on by a swelling of the blood vessels within the rectal space, which is one of the great contributions of Hippocrates. The findings of Hippocrates is still addressed significantly by the doctors.

9. Hippocratic Face must have their logical causes

The Hippocratic face is caused by impending danged of death, long term illness, or excessive hunger, excessive evacuation, or anything like this. The Hippocratic face, or Latin facies Hippocratica, describes a dramatic change in an individual’s facial options which is characterized by sunken eyes and cheeks, and relaxed lips.

These signs have been first described by Hippocrates and have been an indication of extended moderately than acute sickness. If the causes weren’t handled, the situation could possibly be deadly. People earlier that time, used to think about the face, cursed.

10. Hippocratic Oath still renders the professional spirit

Hippocrates was an excellent doctor and wished all those that adopted him to abide by the identical set of ideas and ethics. He due to this fact proposed the Hippocratic oath which outlines the foundations that must be adopted by all medical practitioners.

The oath is a commitment and self-motivation. The oath states that each one doc ought to do their responsibility with full respect to the affected person and keep away from any malpractice.

The oath is the liability of the doctor to professional ethics. The oath begins by swearing upon the gods and units out a listing of guidelines that must be adopted.

The oath is included in his Hippocratic Corpus. One instance included within the oath is that of abortion being an immoral act.

Hippocrates additionally states that anybody who follows his oath will acquire an excellent status as a physician. At present, most medical college students swear this oath on commencement.

10. Use of diagnosis, medication, and devices

The rectal speculum is a beneficial diagnostic device for docs and was first utilized by Hippocrates to detect illnesses contained in the body. It’s inserted by the anus and used to detect tumors and inside irritation.

Hippocrates used many devices like this to diagnose illness and taught his college students to use every instrument precisely and when to make use of it. He additionally invented devices which could possibly be used to carry out surgical procedure.

11. The Endoscopy gives an inner look into the body

It was much needed to view inside the body in order to diagnose. The precept of endoscopy is to look contained in the body, and its earliest type was invented by Hippocrates.

Hippocrates initiated the process during his time. At the time, individuals have been cautious of this method, however, nowadays it’s a frequent diagnostic device used for early detection of sickness and illness.

12. Hippocratic theory is evergreen

Hippocrates is credited with being the primary particular person to imagine that ailments have been induced naturally, not due to superstition and gods. Hippocrates was credited by the disciples of Pythagoras of allying philosophy and drugs.

He separated the self-discipline of drugs from the faith, believing and arguing that illness was not a punishment inflicted by the gods however somewhat the product of environmental components, weight loss program, and residing habits.

Certainly, there’s not a single point out of a mystical sickness within the entirety of the Hippocratic Corpus.

Nonetheless, Hippocrates did work with many convictions that have been primarily based on what’s now identified to be incorrect anatomy and physiology, corresponding to Humorism.

13. First Documented Chest Surgeon with a lot of success and new findings

Hippocrates’ another contribution could also be present in his descriptions of the symptomatology, bodily findings, surgical remedy, and prognosis of thoracic empyema, i.e. suppuration of the liner of the chest cavity.

His teachings stay related to present-day college students of pulmonary drugs and surgical procedures.

Hippocrates was the first documented chest surgeon and his findings and strategies, whereas crude, corresponding to the usage of lead pipes to empty chest wall abscess, are nonetheless legitimate, which is one of the great contributions of Hippocrates.

14. Hippocrates is recognized as the Father of Medicine

Hippocrates is revered to be the “Father of Medicine” for his manifold pioneering contribution from the front. His contributions revolutionized the follow of drugs however, after his demise, the development stalled.

So revered was Hippocrates that his teachings have been largely taken as too nice to be improved upon and no important developments of his strategies have been made for a very long time.

The centuries after Hippocrates’ death have been marked as a lot by retrograde motion as by additional development.

15. Hippocrates was a great doctor

Hippocratic drugs were notable for their strict professionalism, self-discipline, and rigorous follow. The Hippocratic work On the Doctor recommends that physicians all the time be well-kempt, trustworthy, calm, understanding, and critical.

The Hippocratic doctor paid cautious consideration to all elements of his follow: Contributions of Hippocrates were to adopt detailed specs for, “lighting, personnel, devices, positioning of the affected person, and strategies of bandaging and splinting” within the historic working room. He even stored his fingernails to an exact size.

16. Naming of the medical terms

Analyzing nature and signs in different cases, Hippocrates categorizes human illnesses according to merit, such as acute, chronic, endemic as well as epidemic.

He also applied terms like exacerbation, relapse, resolution, crisis, paroxysm, peak, and convalescence, considering signs and history, some of the valuable contributions of Hippocrates.


Galen's Guide to a Great Massage Oil

One of the things Galen discusses in his treatise on Hygiene is how to make a great massage oil. To make a massage oil, a base oil or oils are mixed or impregnated with various resins, essential oils and aromatic medicinal principles.
Today, making a good but basic massage oil is a relatively simple affair. A base oil is mixed with essential oils in certain proportions, and that's it. But how was it done back in Galen's time?
For therapeutic massage purposes, Galen's preferred base oil was Olive Oil, which he considered to be completely balanced in temperament, or the Four Basic Qualities. Moreover, the best kind of olive oil was what he called Sweet Oil, o Sabine Oil - olive oil from the Sabine region of Italy. He considered this oil to be superior for oleation and massage because it had no trace of harshness, bitterness or astringency. If real Sabine Oil should be unavailable, a high quality Pomace Oil will do.
Because olive oil is so balanced in all its qualities, it's most suited as a base oil for those of a fairly balanced temperament. However, there are many other fine base oils out there that, due to their special virtues, are more suited to those of different temperaments, and for different conditions:
Castor: A very thick, unctuous, heavy oil, slightly heating. Great at dispersing obstructions, congestion, plethora, and at drawing out pus and purulent toxins. Excessive use can aggravate heat and choler. Very penetrating.
Coconut: A rich, thick, heavy, cooling oil that nourishes the Phlegmatic humor and cherishes the inherent moisture of the organism. An excellent moisturizer indicated for all dry conditions. Contraindicated for Phlegmatics.
Grapeseed: A very light, subtle, penetrating oil. Great for Phlegmatic and Sanguine types, and conditions of phlegm and dampness. Not favorable for Melancholics, who need a heavier, more grounding oil.
Sesame: The base oil of preference for Melancholics. Rich, heavy, soothing, warming and unctuous.
Sunflower: The most cooling oil. Best for Cholerics. Contraindicated for Phlegmatics, or those suffering from conditions of coldness and phlegm.
Massaging with pure base oils is only recommended for those with no marked toxicity or humoral aggravations that are compromising their health. To check for toxicity and humoral aggravations, look at the tongue: if there is a marked, thick or turbid tongue coating, pure base oils are contraindicated and medicated oils, as appropriate, must be used.
There are several ways of medicating oils. In Galen's time, the fresh cones of the Abeto tree (Abies picea) were mashed up and soaked for 40 days in olive oil in a dark, warm place in a stoppered jar. Alternatively, the fresh buds of the Álamo tree (Populus nigra) were mashed and extracted in oil for their medicinal oleoresins.
To enhance the extraction process, the oil and the aromatic cones or buds were put into a pot and heated slowly, over a very low flame. To avoid burning or smoking the oil, a double boiling process was also used, in which the pot with the buds and oil was put inside a larger pot of boiling water. Nowadays, an electric crockpot is excellent for this purpose.
Instead of Fir cones, those of other evergreens, like Pine, Spruce o Larch, may also be used. And a good substitute for Poplar buds in the United States is Balm of Gilead buds (Populus candicans), which is actually another species of Poplar.
The aromatic essence of the Fir cones, when dissolved in the oil, Galen said to be good for those whose flesh was congested by excess Phlegmatic fluids, lymph and dampness. These essences also have a diaphoretic effect that opens the pores and promotes sweating. The essence of the Poplar bud is also stimulating, and no less of a diaphoretic than the Fir.
When soaking the Fir or Poplar in oil, cover it with enough oil to leave an inch or two of oil above the crushed cones or buds. Strain or press out the oil after soaking for 40 days, or after simmering it slowly for several hours.
Galen then instructs us to melt some Abeto resin into the oil, and then to thicken the oil with Beeswax in a ratio of five parts oil to one part wax. Another valuable therapeutic ingredient that was often added was Terebinth, or natural turpentine (Don't use the turpentine from your local hardware store!) Terebinth, in a massage oil, is one of the best muscle relaxants and antirheumatics known.
los essential oil of Fir is balsamic and pectoral in that it opens up the lungs, chest and respiratory passageways. It's also antirheumatic in that it relieves rheumatism and muscular aches and pains. It's also antiseptic and antimicrobial in fighting infections and putrefactions. It's also anticatarrhal in respiratory colds and congestion, and a stimulant to the circulation and metabolism in general.
When using Fir essence, Terebinth, or other essential oils in a massage oil, put them in in the ratio of one tablespoon of the essential oil or essential oil blend to a cup of the base oil. Other essential oils that work well in a massage oil and mix very well with Fir essence are the essential oils of Cinnamon, Laurel, Juniper y Lavender.