Noticias

Disturbios por la desegregación de Ole Miss

Disturbios por la desegregación de Ole Miss

En Oxford, Mississippi, James H. Meredith, un estudiante afroamericano, es escoltado al campus de la Universidad de Mississippi por alguaciles estadounidenses, lo que desencadena un motín mortal. Dos hombres murieron antes de que la violencia racial fuera sofocada por más de 3.000 soldados federales. Al día siguiente, Meredith se inscribió con éxito y comenzó a asistir a clases en medio de continuas interrupciones.

Meredith, ex militar de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, presentó una solicitud y fue aceptado en la Universidad de Mississippi en 1962, pero su admisión fue revocada cuando el registrador se enteró de su raza. Un tribunal federal ordenó a "Ole Miss" que lo admitiera, pero cuando intentó registrarse el 20 de septiembre de 1962, encontró la entrada a la oficina bloqueada por el gobernador de Mississippi, Ross Barnett. El 28 de septiembre, el gobernador fue declarado culpable de desacato civil y se le ordenó que cesara su injerencia en la eliminación de la segregación en la universidad o enfrentaría arresto y una multa de $ 10,000 por día. Dos días después, Meredith fue escoltada al campus de Ole Miss por los alguaciles estadounidenses. Rechazado por la violencia, regresó al día siguiente y comenzó las clases. Meredith, quien era una estudiante transferida de Black Jackson State College, se graduó con un título en ciencias políticas en 1963.

En 1966, Meredith volvió al ojo público cuando comenzó una marcha solitaria por los derechos civiles en un intento de alentar el registro de votantes de los afroamericanos en el sur. Durante esta Marcha Contra el Miedo, Meredith tenía la intención de caminar desde Memphis, Tennessee, hasta Jackson, Mississippi. Sin embargo, el 6 de junio, apenas dos días después de la marcha, fue enviado a un hospital por la bala de un francotirador.

Otros líderes de derechos civiles, incluidos Martin Luther King, Jr. y Stokely Carmichael, llegaron para continuar la marcha en su nombre. Fue durante la Marcha Contra el Miedo que Carmichael, quien era líder del Comité Coordinador Estudiantil No Violento, habló por primera vez públicamente del “Poder Negro”, su concepto de nacionalismo militante afroamericano. James Meredith se recuperó más tarde y se reincorporó a la marcha que había originado, y el 26 de junio los manifestantes llegaron con éxito a Jackson, Mississippi.

LEER MÁS: Cronología del movimiento por los derechos civiles


La lucha por eliminar la segregación de Ole Miss, 50 años después

James Meredith es escoltado por alguaciles estadounidenses. Una revuelta estalló en 1962 cuando Meredith intentó matricularse en la Universidad de Mississippi.

El 30 de septiembre de 1962, estalló el caos en la Universidad de Mississippi, también conocida como Ole Miss, después de que un hombre afroamericano llamado James Meredith intentara inscribirse.

Esa noche, los estudiantes y otros manifestantes salieron a las calles, quemando autos y arrojando piedras a los alguaciles federales que tenían la tarea de proteger a Meredith. Cuando terminó el motín, los observadores dijeron que los terrenos parecían una zona de guerra y que el olor a gas lacrimógeno flotaba en el aire.

No es así como se suponía que debía ser, según el profesor de historia de la Universidad de Purdue, Frank Lambert. Es el autor de La batalla de Ole Miss: derechos civiles contra derechos de los estados. También fue estudiante de segundo año en Ole Miss en 1962. Lambert le dice a NPR Dime más la anfitriona invitada Celeste Headlee que había solicitado a Ole Miss más o menos al mismo tiempo que Meredith. Meredith fue rechazada después de que reveló su raza. "Yo era blanco y James Meredith era negro, y en 1961 eso marcó la diferencia en Mississippi. Me admitieron sin ninguna duda", dice Lambert.

La sobrina de James Meredith, Meredith McGee, dice que la base de la decisión histórica de Meredith se estableció en su infancia. McGee es la autora de un libro de próxima publicación sobre la experiencia de su tío, James Meredith: Guerrero y la América que lo creó.

"Quería ir a esa escuela antes incluso de saber que no podía ir debido a la segregación", explica.

El sueño de Meredith se inspiró aún más en 1957, cuando los Little Rock Nine, un grupo de estudiantes afroamericanos, se inscribieron en una escuela secundaria de Arkansas con la ayuda y protección de las tropas federales. Como veterana de la Fuerza Aérea, Meredith enfrentó la integración de Ole Miss con la disciplina militar. McGee dice que su tío nunca habló de tener miedo de lo que estaba sucediendo en el campus en ese momento. "Tengo la sensación de que estaba en una misión. Que era un soldado y que era algo que tenía que hacerse", explica.

Lambert también tuvo ese sentido cuando habló con el propio James Meredith mientras investigaba su libro. Él describe sentir pena y culpa por los eventos de 1962. "Yo era un estudiante blanco allí, por supuesto, todos eran blancos allí, y nunca maldije a James Meredith, nunca tomé una piedra. Probablemente yo era como la mayoría de los estudiantes allí: indiferente ". Dice que esto era parte del problema. "La indiferencia ante la injusticia significa que eres parte de la perpetuación de esa injusticia", señala.

Lambert intentó disculparse con Meredith, pero se encontró con una respuesta que lo sorprendió. “Él dijo: '¿Qué sabe un joven de 19 años? Eras tonto, como la mayoría de los jóvenes de 19 años'”, recuerda. Fue entonces cuando Meredith reveló su noción de que "él era un guerrero, y que esto era una batalla", y reiteró que "nadie, ni blanco ni negro, iba a disuadirlo [de su] misión guerrera".

El 1 de octubre de 1962, James Meredith comenzó sus estudios. Necesitó protección las 24 horas durante todo su tiempo en la universidad y se convirtió en el primer afroamericano en graduarse de Ole Miss. Pero no ve valor en conmemorar el evento. En una discusión separada con Dime más, Meredith dijo que quiere que se le preste menos atención a sus logros y más al estado actual de las escuelas de Mississippi.

"El sistema de educación pública negra fue específicamente destruido deliberadamente durante los últimos 40 años", dijo Meredith. "Puede que a algunas personas les vaya bien, pero mi Dios no está complacido y no voy a fingir que estoy complacido".


Integrando a Ole Miss: un motín mortal y transformador

Hace cincuenta años, el 1 de octubre de 1962, el primer estudiante negro fue admitido en la Universidad de Mississippi, un bastión del Viejo Sur.

La ciudad de Oxford estalló. Fueron necesarios unos 30.000 soldados estadounidenses, alguaciles federales y guardias nacionales para que James Meredith asistiera a clase después de un violento levantamiento en el campus. Dos personas murieron y más de 300 resultaron heridas. Algunos historiadores dicen que la integración de Ole Miss fue la última batalla de la Guerra Civil.

Fue un enfrentamiento de alto riesgo entre el presidente Kennedy y el gobernador de Mississippi, Ross Barnett.

"Soy un segregacionista de Mississippi y estoy orgulloso de ello", declaró el gobernador.

Públicamente, Barnett prometió bloquear a Meredith del campus de Oxford, a pesar de una orden judicial federal. En privado, estaba hablando por teléfono tratando de llegar a un compromiso con Kennedy.

Si bien Barnett quería salvar las apariencias defendiendo las leyes segregacionistas de Mississippi, el presidente le dijo que tenía la responsabilidad de respetar la ley federal.

"Lo que me gustaría hacer es que esto funcione de manera amistosa", le dijo Kennedy a Barnett en una llamada telefónica. "No queremos que mucha gente salga herida".

James Meredith, ahora de 79 años, está trabajando para mejorar el sistema de educación pública en Mississippi, que dice que nunca logró una integración real. Debbie Elliott / NPR ocultar leyenda

James Meredith, ahora de 79 años, está trabajando para mejorar el sistema de educación pública en Mississippi, que dice que nunca logró una integración real.

'Totalmente caótico'

Para el sábado 29 de septiembre de 1962, Kennedy estaba enviando alguaciles federales a Oxford y Barnett estaba dando un discurso enérgico en un partido de fútbol de Ole Miss.

"¡Amo Mississippi! Amo a su gente, nuestras costumbres", dijo. "Amo y respeto nuestra herencia".

El profesor de historia Chuck Ross, director del Programa de Estudios Afroamericanos en Ole Miss, dice que el discurso "fue casi como disparar contra Fort Sumter en 1861".

"Un llamado a las armas. 'Nos estamos preparando para ser invadidos, realmente queremos que respondas como Mississippian, Mississippian blanco'", dice Ross.

El domingo por la noche, cientos de estudiantes blancos y manifestantes de toda la región acudieron en masa al campus y se trasladaron hacia el Lyceum, el majestuoso edificio con columnas donde se registraría Meredith.

"Los alguaciles rodean el Liceo. Empiezan a usar gases lacrimógenos. La gente empieza a arrojar piedras y botellas", dice Ross. "Las cosas se vuelven totalmente caóticas cuando oscurece, y es entonces cuando la gente comienza a disparar".

Kennedy activó la Guardia Nacional de Mississippi y llamó a las tropas del Ejército de Memphis, Tennessee. Al amanecer del 1 de octubre, el motín fue sofocado y los alguaciles escoltaron a Meredith a su primera clase, la historia estadounidense.

Más de NPR

La demostración de la imagen

Historia fotografiada, luego escondida

Explore fotografías del primer día de James Meredith en Ole Miss, imágenes que el fotógrafo guardó en una caja de seguridad durante 50 años.

Meredith: ¿Por qué marcar el aniversario?

Ole Miss conmemora el 50 aniversario de la integración en el campus el lunes con un homenaje a Meredith y una serie de paneles de discusión. Pero al hombre que hizo esa historia no le gusta la idea de celebrar el aniversario.

"Sabes, obtuve un título de Ole Miss en ciencias políticas, historia y francés. Nunca he oído hablar de un francés que celebre Waterloo", dice Meredith. "No sólo me mantuvieron fuera. Mantuvieron toda mi sangre delante de mí para siempre, ¿y se supone que debo celebrar eso?"

No es que Meredith, ahora de 79 años, esté amargada. Simplemente rechaza la noción de que es una especie de héroe de los derechos civiles.

Dice que se inscribió en Ole Miss porque "nació en Mississippi y personalmente nunca perdió la idea de que me pertenecía a mí ya los de mi clase".

Meredith, cuya nueva memoria se llama Una misión de Dios, dice que estaba en guerra luchando por los derechos que Dios le otorgó como ciudadano estadounidense, y la Universidad de Mississippi fue el campo de batalla.

"La razón por la que se estableció Ole Miss fue para refinar, definir y perpetuar la teoría de la supremacía blanca", dice. "Era el estilo de vida de la Ivy League del sur".

Un clima de cambio

La universidad se convirtió en un objetivo de activistas de derechos civiles poco después de 1954. Brown contra la Junta de Educación fallo que desagregaba las escuelas públicas.

El líder de NAACP asesinado, Medgar Evers, solicitó ingresar a la facultad de derecho allí y fue rechazado.

Marleah Kaufman Hobbs, de 89 años, era una estudiante de posgrado en Bellas Artes en Ole Miss en 1962 durante los disturbios del campus. En ese entonces, ella pintó Hombre ardiendo en respuesta a la violencia. Cortesía de Blair Hobbs ocultar leyenda

"Medgar llegó antes que James Meredith. Él allanó el camino para que James Meredith llegara y finalmente tuviera éxito", dice Myrlie Evers-Williams, la viuda de Evers, quien fue asesinada a tiros en 1963.

Ella dice que cuando Medgar Evers se comunicó con la NAACP para obtener ayuda con su solicitud de Ole Miss, le pidió que fuera el líder de la organización en Mississippi.

Los disturbios de Ole Miss ocurrieron en un momento en que los segregacionistas acérrimos, y a menudo racistas violentos, dominaban la estructura política en Mississippi. Estar a favor de la integración significaba estar en el lado equivocado de los poderosos Consejos de Ciudadanos Blancos, el Ku Klux Klan y la Comisión de Soberanía del Estado, una agencia de espionaje.

Los profesores blancos en el campus que apoyaron la admisión de Meredith enfrentaron intimidación. El esposo de Marleah Kaufman Hobbs, profesor de ciencias políticas, recibió amenazas de muerte. Ella era una estudiante de posgrado en Bellas Artes en ese momento. Ahora de 89 años, recuerda cuando estallaron los disturbios.

"Esa noche, el chasquido de las armas, los aviones que sobrevolaban trayendo más guardias nacionales; no dormimos nada esa noche. Fue el cambio del mundo", dice.

Mientras el mundo cambiaba a su alrededor, Hobbs estaba pintando un abstracto gigante llamado Incendio Hombre. La pintura fue descubierta recientemente en el campus y ahora se exhibe en el museo de la Universidad de Mississippi.

"Es ambiguo, y solo representa una turba feroz. Yendo y viniendo", dice.

Punto de inflexion'

El obispo Duncan Gray Jr., entonces sacerdote episcopal en Oxford, intentó sofocar a una turba que se había reunido sobre un monumento confederado en el campus.

"Por supuesto, me agarraron y tiraron hacia abajo. Me habían golpeado un par de veces antes, pero fue entonces cuando recibí la paliza más dura", dice Gray, que es blanco.

Gray dice que la noche cambió para siempre la dinámica de la lucha de Mississippi por preservar la supremacía blanca.

"Fue algo horrible, y lamento que tuviéramos que pasar por eso, pero ciertamente marcó un punto de inflexión muy definido. Y tal vez una experiencia de aprendizaje para algunas personas", dice. "Creo que incluso los segregacionistas ardientes no querían volver a ver una violencia así".

Habría más violencia en Mississippi, dirigida contra activistas de derechos civiles. Pero nunca más el tipo de gobierno violento de la mafia que se apoderó del campus de Ole Miss hace 50 años.


Disturbios por la eliminación de la segregación de Ole Miss - HISTORIA

En enero de 1961, James Howard Meredith solicitó la admisión a la Universidad de Mississippi y recibió una carta de rechazo el 25 de mayo de 1961. Después de dieciocho meses de batallas legales, la Corte Suprema de los Estados Unidos falló a favor de Meredith el 10 de septiembre de 1962, lo que le permitió admisión. A lo largo de septiembre, el gobernador Ross Barnett intentó evitar su inscripción. El 30 de septiembre de 1962, Meredith llegó al campus de la Universidad de Mississippi para inscribirse. Un motín estalló la noche de la llegada de Meredith durante el cual una multitud blanca atacó a los alguaciles de los Estados Unidos enviados para proteger a Meredith la llegada de las tropas federales puso fin a la violencia en las primeras horas del 1 de octubre de 1962, dos transeúntes murieron, 206 alguaciles y soldados resultaron heridos y 200 personas fueron arrestadas durante los disturbios. Meredith se inscribió oficialmente para las clases en octubre de 1962 y se convirtió en la primera estudiante afroamericana en la Universidad de Mississippi.

Las imágenes de esta colección se originan en la colección Russell H. Barrett, la colección W. Wert Cooper y la colección Mississippi Highway Patrol. Russell H. Barrett era un profesor de Ciencias Políticas de la UM que escribió Integración en Ole Miss. William Wert Cooper, Jr. era un estudiante de último año en la Universidad de Mississippi durante la integración. La Patrulla de Caminos de Mississippi fue acusada de controlar la entrada al campus antes del motín. Las imágenes de esta colección documentan las actividades en el campus, así como el movimiento de tropas en la ciudad de Oxford.

Para obtener más información sobre los recursos de archivo sobre integración y derechos civiles, visite nuestra Guía temática sobre derechos civiles y relaciones raciales.

Algunas de las imágenes y el lenguaje que aparecen en esta colección digital representan prejuicios que no son tolerados por la Universidad de Mississippi. Este contenido se presenta como documentos históricos para ayudar en la comprensión tanto de la historia estadounidense como de la historia de la Universidad de Mississippi. The University Creed habla de nuestros valores actuales profundamente arraigados, y la disponibilidad de este contenido no debe tomarse como un respaldo de actitudes o comportamientos anteriores.


Contenido

Los intentos de Meredith de inscribirse Editar

En 1954, la Corte Suprema de los Estados Unidos falló en Brown contra la Junta de Educación que la segregación en las escuelas públicas era inconstitucional. [1] Ocho años después de la marrón En esta decisión, todos los distritos escolares de Mississippi permanecieron segregados y todos los intentos de los solicitantes afroamericanos de integrar la Universidad de Mississippi, más conocida como Ole Miss, habían fracasado. [2] [3] Poco después de la toma de posesión en 1961 del presidente John F. Kennedy (quien prometió avances en los derechos civiles), James Meredith solicitó a Ole Miss. [4] Meredith, una afroamericana que había servido en la Fuerza Aérea y completado cursos de la Universidad Estatal de Jackson, seleccionó a Ole Miss por ser un símbolo del "prestigio y poder blancos" al que asistían los niños de la élite del estado. [4] Meredith no informó a la universidad de su carrera hasta la mitad del proceso de solicitud. Los funcionarios estatales luego obstruyeron y retrasaron su solicitud, finalmente durante 20 meses. [5]

En respuesta, Meredith demandó a la universidad a fines de 1961. Después de meses de obstrucción por Benjamin Franklin Cameron del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, Meredith apeló a la Corte Suprema de los Estados Unidos. El 10 de septiembre de 1962, el juez Hugo Black emitió la decisión de la corte: Meredith debe ser admitida para el semestre de otoño. [2] El gobernador segregacionista de Mississippi Ross Barnett, [6] él mismo un graduado de Ole Miss, [4] hizo que la Legislatura de Mississippi aprobara una ley que prohíbe la inscripción universitaria de cualquier persona con un cargo de "depravación moral" en un tribunal estatal o federal. Luego, Barnett hizo que Meredith fuera acusada y encarcelada por escribir accidentalmente "1960" en lugar de "1961" mientras se registraba para votar. El Quinto Circuito ordenó rápidamente la liberación de Meredith. [6]

Bajo las órdenes del Fiscal General Robert F. Kennedy, el Departamento de Justicia (DOJ) entró en el caso en nombre de Meredith. Enfrentando cargos por desacato y encarcelamiento, la junta de la universidad transfirió sus poderes y responsabilidad al gobernador Barnett. [6] [nota 1] Meredith luego viajó al campus de Ole Miss en Oxford, Mississippi para registrar que Barnett lo bloqueó, quien leyó y presentó una proclamación. En un segundo intento, Meredith, acompañada por el jefe de la división de derechos civiles del Departamento de Justicia, John Doar, y el jefe del mariscal de los Estados Unidos, James McShane, [nota 2] intentó registrarse en el Edificio de Oficinas Estatales de Woolfolk en Jackson. Fue nuevamente bloqueado físicamente por Barnett, quien emitió la broma ensayada: "¿Cuál es Meredith?" [9] Otro intento de registrarse en Ole Miss fue detenido por el vicegobernador Paul B. Johnson Jr. y las filas de la policía estatal. [8] [10]

Kennedy diálogo y escalada de tensiones Editar

Los hermanos Kennedy esperaban resolver la disputa de manera pacífica y evitar el despliegue de tropas federales, como había sucedido en la Crisis de Little Rock. [11] Su abrumadora preocupación era que pudiera estallar una "mini guerra civil" entre las tropas federales y los manifestantes armados. [12] Siguiendo el precedente que había establecido con sus discusiones con el gobernador de Alabama, John Patterson, durante los Freedom Rides, Robert Kennedy tuvo extensas conversaciones telefónicas con Barnett para resolver el problema. [13]

El 27 de septiembre, el gobernador ofreció inscribir a Meredith si los alguaciles federales apuntaban con sus armas a la cabeza de Barnett, salvando su reputación entre los votantes de Mississippi. Kennedy rechazó la sugerencia. [14] [15] Además de la inscripción de Meredith, Kennedy insistió en que Barnett se comprometiera a mantener la ley y el orden. [10] En un movimiento hábil, Barnett hizo que Robert Kennedy le asegurara que no llamaría al ejército, eliminando cualquier influencia que tuviera la administración. Barnett creía que las amenazas públicas de la Casa Blanca a las fuerzas federales eran poco más que un engaño. [16] El presidente Kennedy tuvo extensas discusiones con su personal y con el gobernador Barnett sobre la protección de Meredith. Y aunque en el teléfono con los Kennedy, Barnett alternaba entre fanfarronadas y apaciguamiento, públicamente prometió mantener la universidad segregada. [12]

El 28 de septiembre, el Quinto Circuito encontró que Barnett estaba en desacato al tribunal y amenazó con encarcelarlo y multarlo con $ 10,000 diarios si Meredith no estaba registrada antes del 2 de octubre. [17] [10] Durante el medio tiempo en un fútbol de Ole Miss del 29 de septiembre. juego, Barnett emitió un discurso desafiante: "¡Amo Mississippi! ¡Amo a su gente! ¡Nuestras costumbres! ¡Amo y respeto nuestra herencia!" [14] [18] El presidente Kennedy federalizó la Guardia Nacional de Mississippi poco después. [18] Al día siguiente, se difundieron rumores de que los agentes federales de Kennedy se estaban preparando para arrestar a Barnett en la Mansión del Gobernador en Jackson. Los Consejos Ciudadanos de supremacistas blancos organizaron un "muro de carne humana" —más de 2.000 personas— para rodear la mansión y proteger a Barnett, pero el presunto arresto federal nunca se materializó. [18] Anticipándose a la violencia en Ole Miss, 182 periodistas acudieron en masa a Oxford para presenciar el próximo intento de inscripción de Meredith. Los fotógrafos vieron el potencial visual de la difícil situación de Meredith: "un hombre solitario contra miles". [19]

Inicio de la revuelta Editar

De acuerdo con el plan de Barnett y Kennedy, el domingo 30 de septiembre por la noche, el día antes del enfrentamiento anticipado, Meredith fue trasladada en avión a Oxford. [ cita necesaria ] Poco antes de las 7 p.m., fue escoltado por 24 alguaciles federales a su dormitorio vigilado. [20] [21] Los agentes federales se reunieron en el campus, apoyados por el 70º Batallón de Combate de Ingenieros del Ejército de Fort Campbell, Kentucky. [ cita necesaria ] Convirtieron el edificio administrativo de la universidad, el Liceo, en su sede de operaciones. La policía local estableció barreras para evitar la entrada de todos excepto los estudiantes y el profesorado. [21]

Comenzando a última hora de la tarde, los estudiantes de Ole Miss se reunieron frente al Liceo. A medida que avanzaba la noche, llegaron más forasteros al campus y la multitud se volvió más ruidosa. [22] El ex mayor general de extrema derecha Edwin Walker apareció en el campus para alentar a la mafia. [23] Anteriormente, Walker había hecho un llamamiento por radio para que 10,000 voluntarios "se unieran a la causa de la libertad" en Ole Miss. [24] Una hora después de la llegada de Meredith, el motín había comenzado. [20]

A medida que la escena se salió de control, la patrulla de carreteras inicialmente ayudó a contener a las multitudes pero, a pesar del compromiso renovado de Barnett, el senador estatal George Yarbrough retiró a la policía a partir de las 7:25 p.m. [25] [26] Cuando abandonaron a los oficiales federales, la policía local y estatal desmanteló todas las barreras, permitiendo que un gran número de agitadores de otros estados ingresaran al campus. [27] Los Kennedy ordenaron a los alguaciles que no dispararan bajo ninguna circunstancia, incluso si la turba los abrumaba, excepto si la vida de Meredith estaba en peligro inminente. [28]

Violencia en el campus Editar

A medida que la turba alcanzó un tamaño de 2.500, se volvieron cada vez más violentos, agrediendo a los periodistas y arrojando cócteles Molotov y botellas de ácido a los alguaciles. [29] Reporteros y alguaciles heridos, incluido un disparo en la garganta, albergados en el Liceo. [23] A las 7:50 p.m., el mariscal en jefe James McShane ordenó a sus oficiales federales que dispararan gas lacrimógeno contra la mafia. [30] [nota 3] Los intentos de un jugador de fútbol de Ole Miss y un rector episcopal de razonar con la mafia y detener la violencia fracasaron. [32] En un momento, sin embargo, los estudiantes de Ole Miss impidieron que otros quitaran la bandera estadounidense y izaran la bandera confederada. [33]

A las 11 p.m., el gobernador Barnett emitió un discurso de radio que muchos creían que intentaría reducir la violencia. Sin embargo, Barnett solo alentó aún más el motín, declarando: "¡Nunca nos rendiremos!" [32]

Los alborotadores intentaron dos veces conducir una excavadora contra los alguaciles, y otros se apoderaron de un camión de bomberos. Todas las farolas fueron disparadas o aplastadas con piedras, lo que limitó la visibilidad. [34] Se quemaron cinco coches y una unidad de televisión móvil. [34] Los alborotadores asaltaron y saquearon los laboratorios con la esperanza de encontrar más materiales para cócteles Molotov y botellas de ácido. [35]

Al amparo de la oscuridad, los alborotadores dispararon contra los alguaciles y los periodistas, los alguaciles nunca respondieron al fuego. Varios hombres resultaron heridos. El mariscal Graham Same de Indianápolis estuvo a punto de morir después de que una bala le alcanzara el cuello. [36] Una Associated Press El reportero recibió un disparo en la espalda con perdigones pero se negó a recibir atención médica y continuó presentando denuncias por teléfono. [37] A la una de la madrugada, un francotirador falló por poco al reportero Karl Fleming. Tres disparos alcanzaron la pared del Lyceum alrededor de su cabeza. [37] Un automóvil volcó con un reportero todavía adentro. [29] Barnett accedió a una solicitud del presidente Kennedy de pedir a los funcionarios estatales que regresaran al campus que Barnett nunca hizo. [32]

Antes de que llegara el apoyo militar, los alborotadores blancos que deambulaban por el campus descubrieron que Meredith estaba en Baxter Hall y comenzaron a asaltarlo, [ cita necesaria ] con la posible intención de linchar a Meredith. [38] Temprano en la mañana, cuando el grupo del general Billingslea entró por la puerta de la universidad, una turba blanca atacó el auto de su personal y lo prendió fuego. Billingslea, el subcomandante general John Corley, y su asistente, el capitán Harold Lyon, quedaron atrapados dentro del auto en llamas, pero forzaron la puerta para abrirla y luego se arrastraron 200 yardas bajo los disparos de la mafia hasta el edificio del Liceo de la Universidad. El Ejército no devolvió este fuego.

Según Robert Kennedy, el secretario del Ejército, Cyrus Vance, le dio al presidente un consejo deficiente y engañoso. [28]

A la una de la madrugada llegaron al campus 200 policías militares. El secretario del Ejército prometió repetidamente al presidente Kennedy tener a sus hombres en el campus en dos horas, pero en cambio no entraron al campus hasta cinco horas después, un total de 25.000 soldados. [39] Evacuaron a los heridos del Liceo y comenzaron a arrestar a los alborotadores. De los 300 arrestados, solo un tercio eran estudiantes de Ole Miss. [40] Walker estaba entre los arrestados. Fue acusado de insurrección. [34] Al final del motín de 15 horas, [34] un tercio de los agentes federales, un total de 166 hombres, resultaron heridos en el tumulto, y 40 soldados federales y miembros de la Guardia Nacional de Mississippi resultaron heridos. [ cita necesaria ]

Consecuencias Editar

Dos civiles fueron asesinados durante la primera noche de los disturbios: el periodista francés Paul Guihard, asignado a la Agence France-Presse (AFP), que fue encontrado detrás del edificio Lyceum con una herida de bala en la espalda y Ray Gunter, de 23 años. , un reparador de tocadiscos blanco que había visitado el campus por curiosidad. [41] [42] Gunter fue encontrado con una herida de bala en la frente. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley los describieron como asesinatos al estilo de la ejecución. [43] Según el historiador William Doyle, "fue un verdadero milagro que decenas, si no cientos, de estadounidenses no fueran masacrados esa noche". [44]

El día después del motín, Barnett llamó al Departamento de Justicia y se ofreció a pagar la educación universitaria de Meredith en cualquier lugar fuera del estado. La alegación final de Barnett fue rechazada. [20] El 1 de octubre de 1962, Meredith se convirtió en el primer estudiante afroamericano en inscribirse en la Universidad de Mississippi, [45] y asistió a su primera clase, en Historia de Estados Unidos. [46] Su admisión marcó la primera integración de una instalación educativa pública en Mississippi. [34] Tras los rumores de dinamita en Baxter Hall, una búsqueda realizada el 31 de octubre por las tropas y la policía del campus descubrió una granada, gasolina y un rifle calibre 22, entre otras armas. [47] En ese momento, todavía había cientos de soldados que lo custodiaban las 24 horas del día aunque, para apaciguar las sensibilidades locales, 4.000 soldados negros fueron retirados de las tropas federales bajo las órdenes secretas de Robert Kennedy. [48]

La fuerza de todas las fuerzas desplegadas, alertadas y comprometidas en Oxford fue de alrededor de 30.656, la mayor para un solo disturbio en la historia de Estados Unidos. [49]

Aunque la cobertura de la prensa sobre el manejo de los disturbios por parte de Kennedy fue en gran medida positiva y pasó por alto su mala planificación y ejecución, [50] su manejo de la crisis enfureció tanto a los sureños blancos como a los negros. Según Louis F. Oberdorfer, Robert Kennedy subestimó "el grado en que la segregación en el sur estaba respaldada por la violencia". Según los informes, Kennedy se culpó a sí mismo por no haber evitado los disturbios. [38]

Después de una solicitud de la universidad, el presidente del comité judicial, James Eastland, comenzó a preparar un subcomité encabezado por el senador Sam Ervin (Carolina del Norte) para investigar el motín. Barnett hizo que Eastland anulara el subcomité. En cambio, la Legislatura de Mississippi y un gran jurado del condado de Lafayette llevaron a cabo investigaciones y culparon a los alguaciles y al Departamento de Justicia de la violencia. [51]

El evento se considera un momento crucial en la historia de los derechos civiles en los Estados Unidos. Según Larry Tye, este evento es recordado como uno en el que el gobierno federal se puso de pie "no solo por el estado de derecho y contra la violencia de las turbas, sino por la justicia racial". [52]

Charles W. Eagle describió el logro de Meredith de la siguiente manera: en una gran victoria contra la supremacía blanca, había infligido un golpe devastador a la resistencia masiva blanca al movimiento de derechos civiles y había incitado al gobierno nacional a usar su fuerza abrumadora en apoyo de los negros. lucha por la libertad. [53]

Debido a la importancia de los derechos civiles de la admisión de Meredith, el Lyceum-The Circle Historic District donde tuvo lugar el motín ha sido designado como Monumento Histórico Nacional y distrito histórico estatal. Se ha erigido una estatua de James Meredith en el campus para conmemorar su papel histórico. La universidad llevó a cabo una serie de programas durante un año a partir de 2002 para conmemorar el 40 aniversario de su integración. En 2012, inició una serie de programas de un año para conmemorar su 50 aniversario de integración. [ cita necesaria ] El hijo de Meredith asistió a la universidad. [54]


Ole Miss Riot (1962)

En la noche del domingo 30 de septiembre de 1962, los segregacionistas del sur se amotinaron y lucharon contra las fuerzas estatales y federales en el campus de la Universidad de Mississippi (Ole Miss) en Oxford, Mississippi para evitar la inscripción del primer estudiante afroamericano en asistir a la universidad. , James Meredith, un veterano militar de EE. UU.

El presidente John F. Kennedy había enviado alguaciles federales a Oxford el sábado 29 de septiembre de 1962 para prepararse para las protestas que sabía que surgirían por la llegada e inscripción de Meredith. Mientras esto ocurría, el gobernador de Mississippi, Ross Barnett, un segregacionista declarado públicamente, habló en un partido de fútbol de Ole Miss alentando la acción en el campus para bloquear la entrada de Meredith a la universidad. Al día siguiente, Meredith fue escoltado por la Patrulla de Caminos de Mississippi mientras se dirigía al campus para mudarse a su dormitorio. Fue recibido por 500 alguaciles federales asignados para su protección. Miles de alborotadores de todo el sur se reunieron esa noche en Ole Miss. La patrulla de carreteras trató de hacer retroceder a la multitud, pero fueron despedidos por el senador de Mississippi George Yarbrough alrededor de las 7:25 p.m. La multitud aumentó rápidamente y estalló un motín completo a las 7:30 p.m.

La multitud llegó a aproximadamente tres mil alborotadores, encabezados por el ex mayor general del ejército Edwin Walker, quien recientemente se había visto obligado a retirarse cuando se le ordenó que dejara de dar literatura de odio racista a sus tropas, pero se negó a hacerlo. La multitud estaba formada por estudiantes de secundaria y universitarios, miembros del Ku Klux Klan, residentes de Oxford y personas de fuera del área.

A las 9:00 p.m. el motín se volvió extremadamente violento. Los alguaciles estadounidenses que habían estado defendiendo a Meredith y a los funcionarios universitarios en el edificio Lyceum en el campus, donde Meredith se registró, se quedaron sin gas lacrimógeno. Los alborotadores arrojaron piedras y botellas y comenzaron a disparar. El presidente Kennedy decidió entonces traer tropas de la Guardia Nacional y el Ejército de Mississippi desde Memphis, Tennessee, durante la mitad de la noche, dirigidas por el general de brigada Charles Billingslea.

Antes de su llegada, los alborotadores se enteraron del dormitorio de Meredith, Baxter Hall, y comenzaron a atacarlo. Cuando Billingslea y sus hombres llegaron, una turba blanca prendió fuego a su coche mientras él, el subcomandante general John Corley y el ayudante del capitán Harold Lyon todavía estaban dentro. Los tres pudieron escapar, pero se vieron obligados a arrastrarse 200 yardas a través de los disparos de la turba para llegar al edificio Lyceum. Para tratar de mantener el control de las multitudes, Billingslea creó una secuencia de palabras en clave secretas para señalar primero, cuándo entregar municiones a los pelotones, segundo cuándo entregarlas a los escuadrones y finalmente cuándo cargar. Ninguno de estos podría ocurrir sin los códigos dados por Billingslea. Esto resultó en que un tercio de los mariscales, con un total de 166 hombres, resultaron heridos en la lucha masiva y 40 soldados y miembros de la Guardia Nacional resultaron heridos.


Historia

Cuando fundó la Universidad de Mississippi el 24 de febrero de 1844, la Legislatura de Mississippi sentó las bases para la educación superior pública en el estado. The university opened its doors to 80 students four years later and for 23 years was Mississippi's only public institution of higher learning. For 110 years, it was the state's only comprehensive university.

UM established the fourth state-supported law school in the nation (1854) and was one of the first in the nation to offer engineering education (1854). It was one of the first in the South to admit women (1882) and the first to hire a female faculty member (1885).

Ole Miss also established the state's first College of Liberal Arts schools of Law, Engineering, Education and Nursing accredited School of Business Administration Graduate School and accredited bachelor's and master's accountancy programs. It has the only schools of Medicine, Pharmacy, Dentistry and Health Related Professions in Mississippi.

From its first class of 80 students, Ole Miss has grown to a doctoral degree-granting university with 15 academic divisions and more than 23,000 students. Located on its main campus in Oxford are the College of Liberal Arts the schools of Accountancy, Applied Sciences, Business Administration, Education, Engineering, Journalism and New Media, Pharmacy, and Law and the Graduate School. The Medical Center in Jackson trains professionals in its schools of Medicine, Nursing, Health Related Professions, Dentistry and Graduate Studies. Ole Miss continues to expand academic courses and degree offerings on its regional campuses in Southaven, Tupelo, Grenada and Booneville.

In all, more than 100 programs of study offer superior academic experiences that provide each graduate with the background necessary for a lifetime of scholastic, social and professional growth. Strengthening and expanding the academic experience are the Sally McDonnell Barksdale Honors College, Croft Institute for International Studies and Lott Leadership Institute.

Recognizing UM's outstanding academic programs, Phi Beta Kappa selected the university in 2001 to shelter a chapter of what is recognized as the nation's oldest and most prestigious undergraduate honor society. UM was the first—and remains the only—public institution of higher education in Mississippi chosen for this honor.

Also reflecting the quality education Ole Miss provides, its students regularly are chosen for prestigious scholarships. UM's 25th Rhodes Scholar was named in 2008, and since the Honors College opened in 1998, the university has produced seven Truman, 10 Goldwater and 10 Fulbright scholars, as well as one Marshall, one Gates Cambridge and two Udall scholars.

The university admitted its first African-American student, James Meredith, in October 1962 and has worked since to promote inclusiveness in all its endeavors. More than 20 percent of UM students are minorities, and Ole Miss students come from more than 70 countries. The university observed the 50th anniversary of its integration in 2012-2013 with a series of lectures, films, public forums and other events. Learn more about these activities and the university's commitment to diversity.

The University of Mississippi is included in the elite group of R1: Doctoral Universities – Very High Research Activity released in the Carnegie Classification of Institutions of Higher Education. UM’s research enterprise — including programs in acoustics, physics, chemistry, social sciences, health care and pharmaceutical sciences — is renowned internationally. This work provides research opportunities for both graduate and undergraduate students and takes place across the university, which is home to more than 20 major research centers. Also, the university is a center for William Faulkner studies, offering one of the finest collections of the Nobel Prize winner’s work and maintaining his Rowan Oak home as a literary shrine.

Recognizing that research and innovation drive economic growth, UM also is committed to economic development through its role in developing and increasing expertise, innovation, technology commercialization, entrepreneurship and partnerships with the public and private sector. UM's robust commercialization office is dedicated to moving discoveries to existing industry and startups. UM products already on the market include sensors, dietary supplements and flood modeling software.

At the UM Medical Center in Jackson, surgeons performed the world's first human lung (1963) and heart (1964) transplants. Physiologists at the health sciences campus defined the role of the kidneys in controlling blood pressure. The Medical Center is collaborating with Tougaloo College and Jackson State University on the Jackson Heart Study, the world's largest study of cardiovascular risk factors in African-Americans.

Four specialized hospitals on the Jackson campus include the only children's hospital in Mississippi, a women and infants' hospital, and a critical care hospital. UMHC offers the state's only level one trauma center, only level three neonatal intensive care nursery and only organ transplant programs.


The Integration of Ole Miss: A Riot that was Deadly and Transformative

October 1, 1962, marks the admission of the first African-American student, James Meredith to the University of Mississippi (Ole Miss), which is one of the supporters of the Old South. According to famous historians, the integration of Ole Miss started with the eruption of the Oxford town that involved around 30,000 U.S. troops, national guardsmen, and federal marshals to take James Meredith to class after campus chaos. This riot killed two and injured more than 300 people. The integration of Ole Miss is usually considered the last clash of the Civil Wars.

The riot involved a great showdown between President J. F. Kennedy and the Governor of Mississippi, Ross Barnett. The governor declared that he is the cause of Mississippi segregation and feels proud of it. Barnett promised everyone publically that he wouldn’t let Meredith enter the premises of Oxford, until and unless he gets an order from the federal court. But privately, he was trying to have a compromise with President Kennedy. Later, Barnett wanted to save himself by defending the segregationist law while President Kennedy told him that he had the responsibility to hold the federal law and the situation should be taken care most amicably to avoid any causality.

After two months, on September 29, 1962, President Kennedy deployed federal marshals to Oxford. In reply to this, Barnett made a fiery speech at an Ole Miss game. He said that he loves Mississippi, its people, and its heritage. After the speech, one of the History professors on Ole Miss, Chuck Ross said that the speech was like firing on the Fort Sumter in 1861. Ross was also the director of the African-American studies program at the university.

The journey was tough, and Meredith’s admission to his class was in great danger. On September 30, 1962, hundreds of white protesters and students from the region gathered at the campus. They moved towards the Lyceum, a columned building where Meredith had to register. It was chaos everywhere, as marshals surrounded the Lyceum, there was the intense usage of tear gas, and people began to throw bottles and rocks. Luckily, President Kennedy released the orders to activate the Mississippi National Guard and also called the Army troops. By the morning of October 1, the Ole Miss riot was over, and the marshals accompanied Meredith to his first class at the University of Mississippi.


The Ole Miss Riot of 1962

The Ole Miss riot of 1962, or Battle of Oxford, was fought between Southern segregationist civilians and federal and state forces beginning the night of September 30, 1962. Segregationists were protesting the enrollment of James Meredith, a black US military veteran, at the University of Mississippi (known as Ole Miss) at Oxford, Mississippi. Two civilians were killed during the night, including a French journalist, and over 300 people were injured, including one third of the US Marshals deployed.

In 1954 the US Supreme Court had ruled in Brown v. Board of Education that segregation in public schools was unconstitutional. Meredith applied as a legitimate student with strong experience as an Air Force veteran and good grades in completed coursework at Jackson State University. Despite this, his entrance was barred first by university officials, and later by segregationist Governor Ross Barnett who nominated himself as registrar and, on September 13, said on television.

In late September, 1962, the administration of President John F. Kennedy had extensive discussions with Governor Barnett and his staff about protecting Meredith, but Barnett publicly vowed to keep the university segregated. The President and Attorney General Robert F. Kennedy wanted to avoid bringing in federal forces for several reasons.

Governor Barnett, under pressure from the courts, conducted secret back door discussions in response to calls from the Kennedy administration between Thursday September 27 and Sunday the 30th.

On October 1, 1962, Meredith became the first African-American student to be enrolled at the University of Mississippi, and attended his first class, in American History. Meredith graduated from the university on August 18, 1963 with a degree in political science. At that time, there were still hundreds of troops guarding him 24 hours a day although, in order to appease the local sensitivities, 4,000 Black soldiers were removed from the Federal troops under Robert Kennedy’s secret order.


Ver el vídeo: 1962 Ole Miss Riots as James Meredith Enrolls at University Mississippi (Octubre 2021).