Noticias

Página del libro de Margery Kempe

Página del libro de Margery Kempe


Página del libro de Margery Kempe - Historia

Hay una variedad de razones por las que me atrajo Margery Kempe, tanto la figura histórica y el personaje en ella Libro. Por supuesto, no son necesariamente la misma mujer.

A finales de los 90, mientras enseñaba Literatura Comparada en la Universidad de Colorado, comencé a desarrollar CD-ROM para mis alumnos. Había notado que los estudiantes, aunque no menos inteligentes, pensaban de manera diferente, menos retórica y más cinematográfica, por así decirlo. Las conversaciones fracasaron cuando comenzamos a discutir la ironía y la metáfora en las obras primarias de la literatura, y los estudiantes se aburrieron hasta las lágrimas con los enfoques de los textos de la Nueva Crítica o la Nueva Historia. Pero cuando les pregunté a los estudiantes cómo moldearían las piezas, cómo las filmarían, se animaron con sugerencias. Entonces, con la ayuda de muchas personas amables, desarrollé un CD-ROM con Homer Odisea, más como una ayuda mnemotécnica que cualquier otra cosa. Esto resultó en un contrato editorial para crear un conjunto de dos CD sobre la Historia de las Humanidades.

En el curso de la preparación de esos CD, contraté a numerosos académicos para que escribieran pequeños guiones sobre personas, textos, arte o música importante. Uno de esos eruditos fue Edward Nolan, quien enseñó literatura medieval en CU Boulder. Ed era un personaje un poco rabelasiano (o eso siempre me lo imaginé) y estaba profundamente apasionado por su tema. Escribió un pequeño guión sobre Margery Kempe (de quien nunca había oído hablar). Intrigado, me puse a leer El libro de Margery Kempe y estaba hipnotizada por la voz de Margery, o lo que supuestamente era su voz, mientras dictaba su Libro no a uno sino a dos escribas (varones) diferentes.

He tenido la suerte en mi vida de haber conocido y haber sido influenciada por numerosas mujeres fuertes. Me han enseñado sobre la tradición de los misterios, el yoga, la meditación, el tarot, las hierbas, la tierra y, por supuesto, el amor (¡nunca se puede sacar demasiado de eso!). Margery me parecía una de esas mujeres: un poco testaruda y, sí, franca, pero, en definitiva, una figura digna de nuestra admiración.

Al escribir el trabajo, tomé una página de mis alumnos y pensé en ella como una película y, de hecho, escribí la pieza primero como un guión. Una de mis peliculas favoritas es Rompiendo las olas. En esa película, Emily Watson dio una de las actuaciones más fuertes que he visto en mi vida, y siempre la he imaginado como Margery Kempe. Otra influencia ha sido Morvern Callar, protagonizada por Samantha Morton, que tiene un extraño parecido con Emily. Pensé que sería una Janie perfecta. Desde entonces, también he considerado a Carey Mulligan, estrella de Una educación, como Janie. Tiene una mirada melancólica, casi herida, que asocio con Janie.

Hay numerosas áreas ricas para explorar en la historia de Margery y Janie: la imitación, la vida auténtica, el ayuno, la mortificación, la mediación de la espiritualidad de las mujeres por parte de los hombres y, por supuesto, el viaje, que sigue siendo el elemento más importante, al menos para mi. Para ver, en algún momento creo que todos necesitamos caminar hacia el mar. Quizás más de una vez & # 8230


Pensar el sexo, enseñar la violencia y el libro de Margery Kempe

Últimamente, he estado pensando mucho en Margery Kempe. De hecho, he pensado poco más en los últimos meses, desde que ella Libro fue el foco de mi capítulo más reciente en una disertación que examina el deseo de las mujeres en los textos medievales en inglés, y El libro de Margery Kempe tiene mucho que decir sobre el tema. Sobre todo, he estado pensando en cómo piensa Margery sobre el sexo y por qué piensa en el sexo de la forma en que lo hace. [1]

También he estado pensando mucho en enseñar; últimamente, en enseñar El libro de Margery Kempe. Me encanta enseñar y me encanta pensar en los cursos de literatura que me encantaría impartir. Como académica cuya investigación se centra en las representaciones de las mujeres, espero poder enseñar algún día un curso dedicado a las mujeres medievales. Obviamente, la lista de lectura incluiría obras escritas por mujeres durante la Edad Media, y tenemos pocos ejemplos, especialmente en inglés. Yo enseñaría El libro de Margery Kempe, y cuando lo hago, quiero hacerlo bien, así que desconfiaba del cansancio que he experimentado al leerlo.

La primera página del manuscrito que contiene El libro de Margery Kempe, donde la obra se describe como “un tratado breve y cómodo para los miserables pecadores” en la primera línea (Londres, Biblioteca Británica MS Add. 61823, f. 1r).

Al igual que Margery, tengo una confesión que hacer: nunca la he querido especialmente Libro. Pero tampoco he dejado nunca de reconocer su valor. Como una de las únicas obras en inglés medievales conocidas escritas por una mujer y a menudo considerada la primera autobiografía escrita en inglés, su Libro es extremadamente valioso, en parte, porque nos da una idea de la vida de una mujer medieval dictada por su propia voz, si no escrita por su propia mano. Sobrevive en un solo manuscrito, descubierto en 1934 y fechado aproximadamente en 1440. Cuando tuve la oportunidad de ver el manuscrito en exhibición en la Biblioteca Británica, reverenciaba el objeto detrás del vidrio porque comprendo el valor de sus palabras. Cuando releí la narración recientemente, me sentí exhausto, a menudo frustrado porque quedaban tantas páginas hasta el final.

El libro es largo, no es ni cronológico ni lineal. A veces parece repetitivo hasta el punto de la redundancia. Pero es lascivo, tierno, incluso ocasionalmente divertido. También es profundamente triste.

Extracto en el que Margery describe cómo "se volvió loca y se sintió maravillosamente molesta y trabajó con los espíritus & # 8221 durante la mayor parte de un año después del nacimiento de su primer hijo, durante el cual estuvo atormentada por visiones de" demonios ". (Londres, British Library MS Add. 61823, f. 4r).

Mejor conocida por sus espectaculares demostraciones fisioemocionales que tan a menudo ocurrían en público y provocaban preocupación, Margery Kempe siempre ha sido una figura controvertida como mujer mística. Ella Libro es, en muchos sentidos, un libro de memorias que relata su viaje espiritual, rastreando el origen de sus experiencias místicas hasta el nacimiento de su primer hijo a los veinte años y la locura autodenominada que siguió. Solo cuando Cristo se le aparece, sentado a su lado en su cama, recupera la cordura de Margery. En muchas de sus visiones, las interacciones de Margery con Cristo exhiben matices sexuales, de hecho, algunas visiones son abiertamente sexuales. Si bien el lenguaje erótico y las metáforas no eran infrecuentes en la escritura mística medieval, especialmente en las que involucran a mujeres místicas, las visiones de Margery son inusuales en el sentido de que implican actividad sexual con el mismo Cristo.

Un episodio característico de Margery Kempe que describe una visita al & # 8220 el patio de la iglesia de San Esteban & # 8221 donde “ella lloró, rugió, lloró, se cayó al suelo, tan fervientemente que el fuego del amor ardía en su corazón & # 8221 (Londres, British Library MS Add. 61823, f. 71v).

Margery se describe a sí misma como analfabeta en su prefacio, pero esto no significa que no fuera instruida. Sin embargo, significa que necesitaba un escriba. Su narrativa estuvo mediada por dos escribas varones, lo que complica su condición de autora, un término ya tenso en la Edad Media a la par con autobiografía, ya que el género aún no existía técnicamente. Era esposa, madre de catorce hijos, y una movilidad desmesurada, viajando durante largos períodos de tiempo en peregrinaje a lugares sagrados, lo que la alejó de su esposo e hijos. A diferencia de otras religiosas, Margery no era virginal ni enclaustrada. Prefería estar en movimiento, y viajar fue una de las formas en que pudo evitar las relaciones sexuales no deseadas.

Obispo bendiciendo a una ancla, una mujer que vivió una vida de clausura dedicada a la oración y la contemplación (Cambridge, Corpus Christi College MS 079: Pontifical, fechado 1400-10).

Aquí, hago una pausa para proporcionar una advertencia de contenido y medito durante unos momentos sobre lo que eso significa. La discusión que sigue involucra la violencia sexual, un tema ligado al género y al poder, que son, a su vez, temas pertinentes a cualquier discusión de la literatura. Debido a que trabajo constantemente en las intersecciones de género, sexo y violencia, pienso mucho en cómo preparar a mis estudiantes para navegar con éxito las discusiones sobre violencia sexual, sabiendo muy bien que puede ser personalmente relevante para ellos. Después de todo, la agresión sexual es rampante en los Estados Unidos, y una de cada tres mujeres experimenta violencia sexual en su vida. Una de cada cinco mujeres sufre agresión sexual en la universidad y son más vulnerables durante el primer año. Si bien los hombres experimentan violencia sexual en un índice significativamente más bajo que las mujeres, es probable que aquellos que lo hacen tengan esas experiencias antes o durante la universidad. La violencia sexual sigue siendo una parte omnipresente de nuestra conversación cultural, incluso cuando no estamos hablando de ella explícitamente y deberíamos hacerlo.

Una advertencia de contenido es una característica estándar de mi programa de estudios. Creo que mis alumnos deben ser conscientes de que es probable que encuentren violencia sexual en nuestra lectura. No los alienta a optar por no participar en las asignaciones de lectura o evadir discusiones desafiantes, sino que la contextualización les permite luchar de manera significativa con el material de la manera que mejor se adapte a sus necesidades y cumpla con nuestros objetivos de aprendizaje. Si están preparados para el contenido, es posible que puedan evitar la activación innecesaria, un término que se usa con demasiada frecuencia por personas que son demasiado frívolas sobre la cultura de la violación y que ha sido distorsionado por la estigmatización. Una advertencia de "desencadenante" sugiere una reacción inevitable e incontrolable, mientras que una advertencia de "contenido" indica a los estudiantes que se preparen en consecuencia. Dejando a un lado la semántica, debemos ser proactivos al enseñar El libro de Margery Kempe.

Tras la revelación espiritual que despierta su misticismo, Margery renuncia a la actividad sexual. Se compromete con la castidad y le ruega a su marido que viva castamente con ella, es decir, que le permita abstenerse de tener relaciones sexuales, que no la obligue a tener relaciones sexuales con él. Él se niega. Durante años, Margery soporta la violación conyugal.

Recientemente me di cuenta de que mi capacidad para sentir empatía adecuada con su situación se había visto afectada por mis propios prejuicios sobre el estilo de la narrativa.

Estaba leyendo Rebecca Solnit's Los hombres me explican cosas, que desentraña la relación entre el habla y la violencia de género. Hay un punto en el que Solnit se refiere a las décadas de 1940 y 1950, que siempre considero las décadas a partir de las cuales Betty Friedan La mística femenina emergió y expuso la trágica ironía de la incapacidad de Estados Unidos para comprender cómo las mujeres pueden ser tan miserables como amas de casa cuando no pueden obtener una tarjeta de crédito sin un esposo y no pueden obtener anticonceptivos, punto. Si bien la anticoncepción se legalizó en 1965, las mujeres podían ser violadas legalmente por sus maridos en los Estados Unidos hasta 1993.

La directora de publicidad de Planned Parenthood, Marcia Goldstein, con letreros preparados para exhibirlos en los autobuses de Nueva York en 1967 (foto de H. William Tetlow, Getty Images).

Solnit simplemente se refiere a las fechas con el propósito de adelantar una anécdota sobre un hombre al que ella conoció que, durante ese tiempo, “tomó un trabajo en el otro lado del país sin informar a su esposa que se mudaba o invitarla a participar en la decisión." Ella escribe: “Su vida no era de ella para determinar. Era de él ”. [2] Margery inmediatamente me vino a la mente.

Durante el período medieval y mucho más allá, las mujeres dejaron de tener una existencia separada de sus maridos cuando se casaron. Una esposa no retuvo un testamento propio, su testamento estaba legalmente subsumido por el de su esposo. En este tema, estoy bien versado. Pero por alguna razón, el ejemplo de Solnit resonó en mí más agudamente que la experiencia de Margery anteriormente. Ciertamente, la experiencia bastante ardua de leerla Libro Había engendrado más impaciencia que simpatía, pero no había logrado sentir realmente la magnitud de su sufrimiento, y por eso me sentí profundamente culpable.

Regresé al pasaje donde Margery describe su odio sexual y su sujeción a violaciones repetidas:

& # 8220Y después de este tyme sche tenía nevyr desyr to komown fleschly wyth hyre husbonde, porque el dette del matrimonio era tan abhominabyl para hir que sche había levar, hir thowt, etyn o drynkyn the wose, the mukke in the chanel, que consentyn a cualquier carnal comownyng seguro sólo para obedyens. Y así, Sche seyd to hir husbond, & # 8216 No puedo negar yow mi cuerpo, pero el lofe de myn hert y myn afecto está atraído por todas las creaturys y establecido sólo en Dios. & # 8217 Él tendrá sus wylle y sche. obeyd wyth saluda a wepyng y sorwyng por ese esquema, no el castigo. & # 8221 [3]

& # 8220 Y después de este tiempo, ella nunca tuvo el deseo de tener sexo con su esposo, porque la deuda del matrimonio era para ella tan abominable que prefería, pensó, comer o beber el cieno, el lodo en el canal, que consentir en cualquier comunión carnal, excepto en obediencia. Y entonces le dijo a su esposo: & # 8216 No puedo negarte mi cuerpo, pero el amor de mi corazón y mi afecto se extraen de todas las criaturas terrenales y se establecen solo en Dios. & # 8217 Él querría su voluntad, y ella obedeció con gran llanto y pesar porque no podía vivir castamente. & # 8221

No he dejado de pensar en esas lágrimas en particular. O mis recelos sobre sus memorias.

Talla de una mujer medieval en el extremo de un banco en King & # 8217s Lynn Minster, anteriormente conocida como St. Margaret & # 8217s Church, la iglesia parroquial de Margery Kempe (foto cortesía de Laura Kalas, autora de Margery Kempe & # 8217s Spiritual Medicine: El sufrimiento, la transformación y el curso de la vida, publicado por DS Brewer, 2000).

Con más de 500 años entre nosotros, a veces puede ser un desafío hacer tangible cuán extraordinariamente diferentes y difíciles deben haber sido las vidas de las mujeres medievales y, sin embargo, la violencia sexual sigue siendo una presencia tan prominente en nuestra vida diaria que las advertencias de contenido aparecen en mi programa de estudios. .

Ahora veo a Margery Kempe con mucha más claridad, la escritora medieval que es una superviviente singular como ella. Libro. Y quiero que mis alumnos estén preparados para verla como yo la veo: individual e inmortal.

Emily McLemore
Candidato a doctorado en inglés
Universidad de Notre Dame

[1] Si bien es una práctica estándar obviamente referirse a un individuo por su apellido, esta práctica también supone que el apellido representa al individuo al que se refiere. Quizás menos obvios son los problemas para identificar a las mujeres medievales por sus apellidos cuando esos mismos nombres son indicativos de la subsunción de sus identidades por parte de sus maridos junto con refugio, la doctrina legal que eliminó los derechos de la mujer y separó la existencia en el matrimonio. El apellido de Margery Kempe, a todos los efectos, está ligado a su eliminación como mujer. He elegido referirme a ella como Margery centrarla como individuo y contrarrestar retroactivamente la autoridad masculina que regía su existencia.

[2] Rebecca Solnit, Los hombres me explican cosas (Chicago: Haymarket Books, 2015), 59-60.

[3] El libro de Margery Kempe, ed. Lynn Staley (Kalamazoo: The Medieval Institute, 1996), 26.


El libro de Margery Kempe

Acceso-restringido-elemento verdadero Fecha agregada 2020-12-10 15:38:35 Nombres asociados Skinner, John Boxid IA1994915 Cámara USB Clase PTP Camera Collection_set printdisabled Identificador externo urna: oclc: registro: 1244512700 Foldoutcount 0 Identifier bookofmargerykem0000kemp_z5h1 Identifier-ark ark: / 13960 / t1ck81f0m Factura 1652 Isbn 9780965078801
0965078809 OCR Tesseract 4.1.1 Ocr_detected_lang en Ocr_detected_lang_conf 1,0000 Ocr_detected_script América Ocr_module_version 0.0.5 Ocr_parameters -l eng Old_pallet IA19741 Openlibrary_edition OL32081811M Openlibrary_work OL13319251W Páginas 362 Socio Innodata Pdf_module_version 0.0.3 PPI 300 Rcs_key 24143 Republisher_date 20201108121624 Republisher_operator [email protected] Republisher_time 395 Scandate 20201107015533 Scanning station37.cebu.archive.org Scanningcenter cebu Scribe3_search_catalog isbn Scribe3_search_id 9780965078801 Tts_version 4.2-initial-96-gec740589

Caracteres

  • Margery Kempe - La narradora del libro, que es la autobiografía de Kempe. Margery comienza su historia cuando es una joven esposa que sufre un colapso posparto. Luego cuenta sus primeras visiones místicas de Jesús y las formas en que su vida cambió después. Margery tiene una vida llena de acontecimientos, llena de viajes, controversias y enfrentamientos. Viaja a través de Inglaterra, así como a Jerusalén, Roma, España y Alemania, algo extraordinario para una mujer de clase media de su tiempo. Dondequiera que va, su religiosidad ostentosa y altamente emocional llama la atención, y sus afirmaciones de recibir visiones directas de Jesús despiertan sospechas de herejía. Sin embargo, sus experiencias más importantes son todas espirituales, y su narrativa refleja el intenso enfoque interior de Margery y sus arrebatos místicos.
  • John Kempe: el marido de Margery. John está confundido por el cambio de Margery de la vida matrimonial y hacia la devoción religiosa, y muestra tanto frustración como mucha paciencia con su esposa bastante exigente. A Margery le toma varios años (y muchos niños) antes de que pueda convencer a John de que los dos deben vivir juntos castamente, dedicándose a Dios. Finalmente, Margery tiene éxito y hacen un voto de castidad. Durante muchos años después, Margery y su esposo viven separados, y sus grandes viajes son viajes en solitario. Sin embargo, Margery regresa con su esposo en su vejez, después de que se lesiona en una caída. Habla de John en su estado decrépito con tristeza y ternura, y lo cuida hasta su muerte.
  • El hijo de Margery: el único de los hijos de Margery que emergió como un personaje de pleno derecho. El hijo de Margery es descrito como "un joven alto" que trabaja como comerciante en Alemania. Al principio tiene una vida bastante relajada, y su madre le advierte a menudo de los peligros de la lujuria y la "lujuria". La preocupación de Margery provoca fricciones entre ellos, pero cuando el hijo se llena de llagas y pústulas, aparentemente debido a una dolencia venérea, decide enmendarse. El hijo de Margery finalmente se reforma, hace un viaje a Roma y se establece con una mujer alemana. Después del nacimiento de su primer hijo, la pareja llega a Inglaterra para visitar a Margery, pero el hijo se enferma y muere poco después.
  • La nuera de Margery: la mujer alemana con la que se casa el hijo de Margery. La nuera de Margery permanece con Margery durante varios meses después de la muerte de su esposo. Mientras la nuera se prepara para regresar a casa, Margery de repente decide acompañarla de regreso a Alemania. La nuera de Margery parece reacia y es bastante inhóspita con Margery cuando están en Alemania.
  • Alan de Lynn ("Maestro Aleyn") - Uno de los consejeros espirituales y amigos de Margery. El Maestro Aleyn es fraile carmelita y experto en escritos místicos y teología. Se hace amigo de Margery poco después de que comienzan sus experiencias místicas y la defiende cuando su comportamiento inusual comienza a llamar la atención hostil. Margery aprende gran parte de los escritos de místicos ingleses como Walter Hilton y Richard Rolle, así como de precursoras femeninas como St. Bridget, gracias al Maestro Aleyn. Mucho más tarde, la asociación del maestro Aleyn con Margery lo mete en problemas con sus superiores en la iglesia, y los dos tienen prohibido reunirse por un tiempo. Sin embargo, antes de la muerte del Maestro Aleyn, la pareja tiene un feliz reencuentro.
  • Arzobispo de Canterbury (“Arundel”) - El obispo más importante y poderoso de Inglaterra. Margery busca una audiencia con el arzobispo por consejo del obispo de Lincoln. El arzobispo siente curiosidad por Margery y le hace muchas preguntas sobre sus experiencias espirituales y sus creencias. Margery habla con él hasta bien entrada la noche y, al final, decide aprobar su inusual elección de vocación espiritual. El arzobispo le da permiso a Margery para usar ropa blanca y, más tarde, le escribe una carta certificando que ella no es hereje.
  • El "Fraile Predicador" - Un fraile, famoso por su predicación, que viene a vivir a Lynn. Margery espera escuchar al fraile predicar, pero no está acostumbrado a ser interrumpido por fuertes lamentos durante sus sermones. Las otras figuras religiosas de Lynn intentan que acepte las excentricidades de Margery, pero no puede. Él prohíbe a Margery en su iglesia y provoca una reacción violenta contra Margery en Lynn, inspirando a muchos a quienes no les gusta su comportamiento a hablar en su contra.
  • Julian of Norwich ("Dame Julian") - Una de las más grandes místicas inglesas y escritoras más conocidas de la Edad Media. Julian era una ancla (ermitaña) en un convento de la ciudad de Norwich. Julian, autora de un libro de sus “revelaciones”, solía ser buscada en busca de orientación por las autoridades políticas y religiosas, así como por la gente común. Margery va a presentar sus respetos a Julian poco después de que comiencen sus propias visiones místicas. La pareja tiene una larga conversación en la que Julian intenta enseñarle a Margery cómo distinguir una visión verdadera de una falsa. Julian también le dice a Margery que sus lágrimas son una bendición y una señal del favor de Dios.
  • El sacerdote alemán: un sacerdote que se hace amigo de Margery en Roma. Después de que Margery es expulsada de la comunidad inglesa en Roma, es acogida por varios otros, incluido un sacerdote alemán que se convierte en su confesor. El sacerdote le aconseja a Margery que renuncie a su guardarropa completamente blanco y cuide de una mujer romana desamparada, y Margery obedece. Dado que el sacerdote no habla inglés y Margery no habla alemán, la propiedad de su actuación como consejero espiritual de Margery es sospechosa. Sin embargo, una noche durante la cena, Margery habla con el sacerdote alemán en inglés, y él traduce sus palabras al latín para algunos sacerdotes ingleses, que se convencen de que Dios aprueba la relación.
  • Sacerdote sin nombre, secretario de Margery: el sacerdote que registra las palabras de Margery, proporcionando el texto del Libro. Este sacerdote se hace amigo de Margery al final de su vida y acepta ayudarla a contar su historia. Este es en realidad el segundo intento de escribir la historia de vida de Margery. El primero llegó varios años antes, cuando Margery hizo el intento con un ayudante anónimo (muy probablemente su hijo), y el resultado fue un manuscrito casi ilegible. El sacerdote irrumpe en la historia de Margery en ocasiones para verificar su relato o para respaldar sus afirmaciones, por ejemplo, cuando Margery ayuda a curar a la joven que sufre, como Margery, de psicosis posparto. El sacerdote tiene un breve episodio de problemas con su visión al comenzar a escribir el Libro, pero él y Margery oran y su visión se aclara.
  • Richard ("El hombre de espaldas rotas") - Un irlandés pobre que ayuda a Margery a su regreso de Jerusalén. Antes de que Margery parta en su peregrinaje a Tierra Santa, su confesor profetiza que recibirá ayuda de "un hombre con la espalda rota". En Venecia, de camino a casa desde Jerusalén, Margery es abandonada por sus compañeros peregrinos, pero conoce a Richard, que tiene la columna vertebral deformada. Margery inmediatamente ve a Richard como el hombre con la "espalda rota" de la profecía de su confesor y lo contrata como escolta. Richard con frecuencia parece desconcertado por su empleador y, a menudo, teme que atraigan a los bandidos mientras viajan. En Roma, Margery da parte del dinero de Richard (que él le ha dado a ella para que lo guarde) a los pobres, lo que molesta a Richard. Margery promete devolverle el dinero y lo hace cuando, por casualidad, se encuentra de nuevo con Richard en Bristol, donde Margery emprende su segundo peregrinaje al extranjero.
  • Confesor de Margery ("Maestro R", "Maestro Robert Spryngolde") - Un sacerdote de Lynn y el principal consejero espiritual de Margery. En las visiones de Margery, Jesús la instruye varias veces a honrar y obedecer la sabiduría del Maestro Robert. El Maestro Robert cree en las visiones de Margery y la defiende varias veces contra aquellos que afirman que sus lágrimas son falsas o inspiradas por el diablo y no por Dios. El Maestro Robert predice que Margery será ayudada en su peregrinaje por un "hombre con la espalda rota", y la aparición de Richard en Venecia parece cumplir su profecía. El confesor de Margery la ayuda a superar muchas crisis, incluida la dificultad de Margery con su enemigo (el fraile predicador) y el gran incendio que pone en peligro la iglesia en Lynn. La mayor crisis en su relación se produce cuando Margery se marcha a Alemania con su nuera, después de que el Maestro Robert le aconsejara que se quedara en casa. A su regreso, Margery se disculpa humildemente y es perdonada. El sentido de profunda gratitud de Margery hacia su confesor se expresa mejor en su oración a Jesús para que el Maestro Robert tenga la mitad de cualquier bendición que Margery pueda recibir en el cielo.
  • Vicario de San Esteban ("Ricardo de Caister") - Un sacerdote de Norwich, conocido por su santidad personal y su gran conocimiento. El vicario se hace amigo de Margery y la defiende de las acusaciones de herejía. Pide las oraciones de Margery, y Margery se conmueve mucho al enterarse de su muerte.
  • Arzobispo de York: líder espiritual de una de las ciudades más grandes de Inglaterra y uno de los inquisidores de Margery. Cuando arrestan a Margery cerca de York, la llevan ante el arzobispo, quien la interroga con dureza sobre sus lágrimas. El arzobispo pronto se convence de la ortodoxia de Margery, pero sigue preocupado por los rumores que oye sobre ella. Al final, el arzobispo simplemente le dice que se vaya de la ciudad tan pronto como pueda. Cuando Margery es arrestada nuevamente poco después, una vez más la llevan ante el arzobispo. Esta vez, el arzobispo parece más molesto por las acusadoras de Margery y se niega a encarcelarla, a pesar de las protestas de los hombres del duque de Bedford. El arzobispo aprecia la sabiduría casera de Margery; es evidente que le divierten ciertas historias terrenales que cuenta Margery, aunque las historias son críticas con los sacerdotes. El arzobispo parece agradarle a Margery cuanto más la ve, pero como administrador ocupado, se alegra de ver partir a la problemática mujer.

Página del Libro de Margery Kempe - Historia

Margery Kempe es una mujer controvertida debido a su falta de educación y su creencia mística y espiritual en los esfuerzos. Era hija de un respetado comerciante y funcionario público. Nació en Lynn, una ciudad de Norfolk, Inglaterra, y aunque creció en una familia adinerada, nunca tuvo la oportunidad de recibir una educación. Su misticismo comienza de niña cuando se niega a confesar un pecado secreto que probablemente la afectará durante toda su vida adulta. Se casó con el comerciante John Kempe en el año de 1393, con quien tuvo catorce hijos. Cuando Margery tenía veintitantos años, comenzó a tener visiones en las que hablaba con Jesús, María y los santos. En una visión, Jesús le dijo que profundizara en sus prácticas religiosas. Margery Kempe dedicó su vida al llamado de Jesús en un estado inusual llorando, gritando y orando por los cristianos durante los servicios religiosos. Se involucró tanto que separó su vida diaria de su esposo e hijos y emprendió un largo viaje que terminó en Jerusalén. Cuando su peregrinaje llega a su fin, dicta su autobiografía espiritual a los escribas.

Su autobiografía, El libro de Margery Kempe, tiene una gran importancia porque es la autobiografía más antigua conocida en inglés. En su libro, Kempe se describe a sí misma como un ser humano honesto y dedicado. El mensaje de Margery se toma de su relación directa con Jesús que se basa en la fe y el amor incondicionales. El Libro analiza todos los aspectos de la vida de Margery: desde su matrimonio, conversión religiosa y muchas peregrinaciones. Sus contemporáneos la acusaron de fraude y herejía y, a menudo, los estudiosos posteriores la criticaron como histérica y loca.

Margery Kempe es una mujer misteriosa debido a la verdad desconocida de sus histerias espirituales. Su falta de educación da a los estudiosos de hoy una razón para excluirla de ser verdaderamente una mujer significativa de la época medieval. No obstante, Margery Kempe también tenía admiradores, incluso entre el clero, que defendían sus visiones como señales genuinas de Dios.

Bibliografía comentada

Atkinson, Clarissa W. Mystic y Pilgrim: El libro y el mundo de Margery Kempe. Ithaca, Nueva York: Cornell University Press, 1983.
Clarissa W. Atkinson, profesora asistente de historia del cristianismo en la Harvard Divinity School, combina perspicacia y simpatía al examinar el mundo de Margery Kempe. Su obra examina el carácter de Margery Kempe a través de su autobiografía, su peregrinaje, su vida familiar, sus relaciones con la Iglesia y el clero, la costumbre que creó su naturaleza de fidelidad y el marco de la sacralidad femenina de finales de la Edad Media. Mystic and Pilgrim atraerá a cualquier persona interesada en la religión medieval y la historia de la mujer. Tanto el público académico como el general disfrutarán del texto completo. Este libro es una cita popular en estudios de El libro de Margery Kempe. Mystic and Pilgrim es un libro ingenioso que coloca a Kempe en un contexto histórico y religioso. Como una de las autoras más citadas, Atkinson ha documentado bien su trabajo mediante el uso de notas a pie de página e índices.

Cholmeley, Katharine. Margery Kempe: genio y místico. Nueva York: Longmans, Green and Co., 1947.
Después de muchas lecturas e interpretaciones de El libro de Margery Kempe, Cholmeley se dio cuenta de que de hecho era esencial para el estudio de la historia y la vida espiritual. Cholmeley describe las actitudes de Kempe hacia los líderes religiosos que no estaban cumpliendo con sus deberes y también da relatos de las peregrinaciones religiosas de Kempe. Cholmeley concluye describiendo cuántos de los contemporáneos de Margery la criticaron. Cholmeley también incluye información sobre la forma de vida durante el período medieval del siglo XV. Este libro está escrito de forma sencilla y puede ser leído por cualquier persona interesada en la vida de Margery Kempe. Este libro no incluye una bibliografía, notas a pie de página o un índice que pueda ayudar al lector.

Collis, Louise. Memorias de una mujer medieval: la vida y la época de Margery Kempe. Nueva York: Thomas Y. Crowell Company, 1964.
Collis ha convertido la vida de Margery Kempe en una pieza literaria que incluye una historia de detalles explícitos de su vida en una emocionante narrativa de búsqueda. Generalmente conocido como autor de novelas, Collis también ofrece una descripción histórica precisa de la vida en Europa mientras Margery estaba viva. Con sus múltiples referencias históricas, Memorias de una mujer medieval sería más apreciado por los historiadores o aquellos con conocimientos de historia medieval. El texto es comprensible y fluye fácilmente, sin embargo, las referencias históricas pueden frustrar a los lectores en general. Se incluyen ilustraciones y el libro se puede utilizar junto con El libro de Margery Kempe. Collis cita las fuentes que usa y también usa notas al pie y una bibliografía.

Fienburg, Nona. "Temática del valor en el libro de Margery Kempe". Filólogo modernoy 87 (noviembre de 1989): 132-141.
Nona Fienburg, de Millsaps College, intenta mostrar cómo El libro de Margery Kempe explota a la sociedad durante la vida de Kempe. Fienburg cree que Kempe estableció su valor en la sociedad y logró desafiar el sistema evaluativo de la sociedad medieval. She uses examples from Margery's personal finances and family to show that she did succeed in establishing herself in a predominantly male society. Fienburg feels that Kempe's value is assured with the very existence of her book. Written for scholars, this essay can be used to further investigate Margery Kempe's personal triumphs

Gallyon, Margaret. Margery Kempe of Lynn and Medieval England . Cambridge: Lutterworth Press, 2004.
Margaret Gallyon is an employee at King's Lynn High School and collected enormous amount of history of the town and Margery Kempe. Her book examines the life of Margery Kempe including her development in the town, her spiritual journey of accepting the wishes and prayers of God, and her family life. Gallyon also examines the many trials of Margery Kempe when she was thought of committing heresies. This book is a good source for anyone interested in the biography of Margery Kempe at a broad level.

Goodman, Anthony E. Margery Kempe and Her World. Old Tappin, NJ:Longman, 2004.
Anthony Goodman is Professor of Medieval and Renaissance History at the University of Edinburgh, gives information about medieval life and times of a wife, mother, world traveler, and mystic in particular of Margery Kempe. He studies the Book of Margery Kempe trying to examine her life by each day dealing with the late medieval Lynn of England more than her divine spirituality. This source would be useful to a person who is interested in the life of a women during the medieval area of England. This book would not be helpful to a person looking at Margery Kempe's mysticism as much as Margery Kempe: Genius and Mystic by Katharine Cholmeley.

Harvey, Nancy Lenz. "Margery Kempe: Writer as Creature." Philological Quarterly 71 (Spring 1992): 173-184.
Nancy L. Harvey, from the University of Cincinnati, attempts to show how Margery created The Book of Margery Kempe. Harvey states that Margery felt her book was "inside" her and that it was another person's duty to write it (Coincidentally, Margery was illiterate.) This essay looks at several aspects to the Book, including its medieval vocabulary, as well as sources and influences that shaped Margery's ideas. Harvey feels that Margery's spiritual experience had its physical manifestation in the Book. There are many quotes from the original text and no translation is provided. Harvey's essay would be most appreciated by scholars with some knowledge of medieval text. Overall, an interesting evaluation of Margery's self-reflections and inspiration.

Johnson, Lynn Staley. "The Trope of the Scribe and the Question of Literary Authority in the Works of Julian of Norwich and Margery Kempe." Speculum 66 (October 1991): 820-838. Lynn Staley Johnson, along with this essay, has written a book about Margery Kempe entitled Margery Kempe's Dissenting Fictions. This essay discusses how medieval works and their authors were at the mercy of scribes who copied, interpreted, and edited written texts. Scribes could have changed or used metaphors when Margery Kempe dictated her life story and she may have no way of knowing because of her illiteracy. Johnson repeatedly inquires if the scribes intentionally use words to reach complete power of the meaning of the work. Johnson feels that Kempe's constant emphasis of her own illiteracy caused many of her contemporaries to question her Book, thus contributing to the reputation of scribes. Johnson contrast the language of the two women by using Chaucer's use of language. This intriguing essay is an easy read for interested scholars and is a great for literary studies. Johnson's contains fascinating research concerning the scribes behind several of medieval history's distinguished authors.

Jokinen, Anniina. "Margery Kempe (ca. 1373-1439)." Anthology of Middle English Literature . (3 January, 2004) < http://www.luminarium.org/medlit/margery.htm> (5 November2005).
Anniina Jokinen has compiled many essays of Middle English Literature and included on his site is a webpage dedicated to Margery Kempe. The page offers the biography of Margery Kempe's life, along with excerpts from her autobiography, essays that have been written by scholars and students, other books that are written about her, and other resources like images. this is a great site to begin a search for sources of Margery Kempe or any other person that is involved with Middle English Literature.

Kempe, Margery. The Book of Margery Kempe . Ed. W. Butler-Bowon. New York: The Devin-Adair Company, 1944.
This translation, unlike an edition published by the Early English Text Society, was modernized for a general audience. Reading this text should present little problems for anyone with an interest in Margery Kempe. Many names and places are modernized and obsolete words have been replaced. The Book of Margery Kempe, the first known autobiography written in English, is a captivating tale essential to the study of women in medieval history.

McEntire, Sandra J., ed. Margery Kempe: A Book of Essays. New York: Garland Publishing, Inc.: 1992.
Each essay within the book assumes that Kempe did not suffer from hysteria, and her life and work should be taken seriously. The book as a whole attempts to further understand Kempe as an intelligent, mystical, and energetic woman. Although the reading level is moderately difficult, general readers will appreciate that both the early English and modern translations of The Book of Margery Kempe are given. This compilation provides further insight to the life of Margery Kempe by giving a lot of information on a variety of research that are discussed by scholars. This essay includes good footnotes and bibliography.

Partner, Nancy. "'And Most of All for Inordinate Love': Desire and Denial in The Book of Margery Kempe." Thought 64 (September 1989): 250-267.
In this essay, Partner believes that inordinate love is the motif at the center of the Book. Partner feels that Margery's life was governed by two opposing sides: one religious and holy, the other dark and repressive. This essay focuses on the denied desires that occurred in Margery's life story. She examines several examples of love and desire found in Margery's experiences. Partner concludes that Kempe's guilt over sins and the pressure of forbidden desire describes the life of any woman in late medieval society. This article is an interesting perspective on Margery's life. It can easily be read and understood by scholarly and general readers. An alternative to the religious and spiritual interpretations of Kempe's life.

Staley, Lynn. Margery Kempe's Dissenting Fictions . University Park, Pa.: The Pennsylvania State University Press, 1994.
Lynn Staley is a former Professor of English at Colgate University and the author of "The Trope of the Scribe and the Question of Literary Authority in the Works of Julian of Norwich and Margery Kempe." In this book Staley attempts to prove her belief that The Book of Margery Kempe is fiction. She feels that Kempe attempts to create a society and relate that society to herself. This book can be most useful to scholars who have some prior knowledge of Margery Kempe and her Book. Staley gives an intriguing speculation of the mystic Kempe and has written witty collective remarks regarding the period of Margery Kempe, the way of life, the faith in religion that people possessed, the everyday society affairs, and the feminist attitude of the medieval fifteenth century. The reader must also be familiar with early English text in order to appreciate Book examples. Margery Kempe's Dissenting Fictions is an unique interpretation of Margery Kempe's Book. Lynn does give the reader a bibliography that can help further research endeavors.

Stanbury, Sarah and Raguin, Virginia. "Mapping Margery Kempe: A Guide to Late Medieval Material and Spiritual Life." Mapping Margery Kempe . (25 September, 2003) <http://www.holycross.edu/departments/visarts/projects/kempe/index.html > (5 November, 2005).
Mapping Margery Kempe is a website of resources dedicated to the cultural and social matrix of The Book of Margery Kempe. This site want to focus on the period of the time in which Margery Kempe existed and the parish in which she was criticized by. The site will offer picture gallery, a long with the route of her pilgrimage, documents of the town Lynn, Middle English Text and writings of Saints, and teaching guides for teachers. This site would be useful to a student who wants to do extensive research on the Medieval Area along with the life of Margery Kempe. This site could also be useful to teachers who want to have more knowledge on the subject.

Stone, Robert Karl. Middle English Prose Style: Margery Kempe and Julian of Norwich . The Hague, Netherlands: Mouton & Co., 1970.
Robert Stone was a professor at the University of Wisconsin-Milwaukee at the time of this publication. This book attempts to compare and contrast The Book of Margery Kempe y el Revelations of Divine Love by Julian of Norwich. Stone discusses such topics as character, style, and technique of both works. he looks closely at the elements that make both characters important, such as they both came from the same geological place and the comparison of the literary capabilities. This book will not be valuable to someone without any knowledge of the English grammar and terminology. A scholar with a background in medieval history and English would best benefit from reading the book. Middle English Prose Style focuses on the structure of these medieval works, rather than historical content. this book offers a good bibliography that can be helpful for more research on the medieval period.


The book of Margery Kempe

Access-restricted-item true Addeddate 2011-12-09 15:45:41 Bookplateleaf 0002 Boxid IA153406 Camera Canon EOS 5D Mark II City Harmondsworth, Middlesex, England Donor torontobookdrive Edition Reprinted with revised further reading. External-identifier urn:oclc:record:773612327 Extramarc University of Toronto Foldoutcount 0 Identifier bookofmargeryke000kemp Identifier-ark ark:/13960/t40s0st3j Isbn 0140432515 Lccn 86116367 Ocr ABBYY FineReader 8.0 Openlibrary OL2760802M Openlibrary_edition OL2760802M Openlibrary_work OL461742W Page-progression lr Pages 342 Ppi 400 Related-external-id urn:isbn:0859917916
urn:lccn:2003004451
urn:oclc:123306796
urn:oclc:249361024
urn:oclc:316534670
urn:oclc:496658006
urn:oclc:55019661
urn:oclc:59303128
urn:oclc:813500320
urn:isbn:058230461X
urn:lccn:99033244
urn:oclc:236005966
urn:oclc:41516507
urn:oclc:464765957
urn:oclc:505085511
urn:oclc:614122254
urn:oclc:247082644
urn:oclc:634895750
urn:isbn:1843840103
urn:oclc:249811042
urn:oclc:255762435
urn:oclc:494566222
urn:oclc:535499952
urn:oclc:55521443
urn:oclc:634209310
urn:oclc:698832329
urn:oclc:718705524
urn:oclc:873461921
urn:isbn:0197222129
urn:oclc:221437931
urn:oclc:468487402
urn:oclc:489818186
urn:oclc:830854109
urn:oclc:832952958
urn:isbn:0965078809
urn:isbn:0582304601
urn:oclc:468834657
urn:isbn:0860122417
urn:oclc:34849807
urn:oclc:613309819
urn:oclc:68969863
urn:oclc:819208443
urn:oclc:832386876
urn:oclc:877697564
urn:isbn:1879288729
urn:lccn:96027254
urn:oclc:254554366
urn:oclc:35084379
urn:oclc:461368980
urn:oclc:611315129
urn:oclc:643541620
urn:oclc:716770883
urn:oclc:717874368
urn:oclc:751214873
urn:oclc:876542638
urn:isbn:0099765314
urn:oclc:640482192
urn:isbn:0385490372
urn:lccn:97037659
urn:oclc:37579650
urn:oclc:832833486
urn:isbn:1299270360
urn:oclc:647039836
urn:isbn:1101490276 Scandate 20111212134923 Scanner scribe2.toronto.archive.org Scanningcenter uoft Worldcat (source edition) 13462336

The Book of Margery Kempe and The Role of Women in Medieval Society

Margery Kempe gets well after her first frightening experience and with the help of her husband, she regains her position for a moment. Her husband is understanding and Margery “asked her husband, as soon as he came to her, if she could have the keys of the buttery to get her food and drink as she had done before" which he allows her to do. This is the beginning of the shift in traditional gender roles that will carry through until the end of the book. Now that she is well again, according to the rules of her society she should get her strength back, take care of her husband and children, and hopefully, give birth yet again.

Instead of following through with these expectations, Margery seeks her own path and the story of her quest for a “perfect" life free of sin begins. She commits the greatest “sin" against society and its gender roles, however, when she refuses to honor her marriage agreement and sleep with her husband as well as leave her children and husband for her own reasons. It is through these many examples of Margery’s disobedience to the narrowly prescribed rules of gender and society that tells the reader what was expected of women by presenting her as an orthodox example.

When thinking about gender codes in medieval society, it is necessary to look at the way gender might have been used by exceptional women as a tool. Since they lacked other powers, this might have been their only chance. One of the most blatant examples of Margery going against medieval gender roles takes place during her confrontation with the Archbishop. In some ways, it seems that only way Margery, or any other medieval woman who was in trouble with the Church (the center of male authority) could command attention for an argument, was by using her femininity to provoke certain responses. This overlypiteous female weeping sequence in which the reader can easily imagine Margery sprawled on the floor, looking helpless and much like a victim is followed by the true impact of her “performance". She dries her tears and is instantly ready with a sharp tongue to take on the questions of the bewildered Archbishop and does so gracefully and meaningfully.

What is so great about this is that they were expecting a very pathetic weeping female to weakly respond to their questions, but instead were greeted by the “old, pre-conversion Margery Kempe" who responds to the question by shooting them right back. For example, the first question she turns back on the male authority is when they ask her why she weeps so mournfully. Margery responds with a very quick and thoughtful, “Sir, ye shall will some day that ye had wept as sore as I." There is no response from the Archbishop nor any of his clerks to this and immediately, as if to strengthen himself, he asks the articles of faith. Margery s able to respond to this “male" authority knowledge and again, this has such an impact because of her hyper-feminine performance followed by her sharp wit.

Margery’s use of language and rhetoric is showcased again when the Archbishop says to her that he’s heard she is a wicked woman. Instantly, and apparently without thought, she responds with, “Sir, so I hear say you are a wicked man." Here, and in the conversations between her and the male religious authority, the distinct difference of her feminine manipulations are most apparent since this intellectual religious debate was preceded by her “weak-woman" performance and display of feminine vulnerability. While some may not think Margery is sincere about her faith, she is, at the very least, able to make an impact and perhaps this is what is most striking about her. She plays the martyr for just long enough to get her point across and does so using her femininity (and traits typically associated with females such as clothing, virginity, and weeping—at least for this period).

Despite any reservations one might have about Margery’s sincerity and her flair for the dramatic, it should be remembered that the modern reader can glean a great deal of insight into the lives of medieval women by showing someone who went against the codes. Although Margery had some faithful that respected her, she was often called a “heretic" and one must wonder how much this had to do with her decisions about how to live away from her husband and family versus what she was expressing about religion. Women were confined to a narrow domestic sphere and any deviation from that role might bring punishment—both from society and the Church.


Margery Kempe

The late 80s through mid-90s was a fertile time for experimental queer writers. (It was an exciting time for me as well, as a queer Creative Writing student during that period.) From fiery Kathy Acker to quirky Kevin Killian to angry David Wojnarowicz to loving Joan Nestle to ice cold Dennis Cooper, the sheer range of mood and purpose of this group of fresh voices made reading them an exhilerating crap shoot. Would I be enlightened, as I was with Acker, moved and angered, as with Wojnarowicz? Or The late 80s through mid-90s was a fertile time for experimental queer writers. (It was an exciting time for me as well, as a queer Creative Writing student during that period.) From fiery Kathy Acker to quirky Kevin Killian to angry David Wojnarowicz to loving Joan Nestle to ice cold Dennis Cooper, the sheer range of mood and purpose of this group of fresh voices made reading them an exhilerating crap shoot. Would I be enlightened, as I was with Acker, moved and angered, as with Wojnarowicz? Or would I be disgusted, as I was with Cooper? And how would I use what I read in my own writing? The unifying factor across these diverse voices was the idea that our own stories, our personal narratives, could be centralized in works of so-called fiction. Genre boundaries were blurred, as were the boundaries between fiction and fact, love and sex, overt activism and internal exploration. I loved reading (and writing) these sorts of stories - the kinds of stories where the storyteller's own personal story is just as important as the story they are telling.

Unfortunately, Margery Kempe is a huge failure in my book, despite it doing exactly what I described above. I wonder why I even wrote all of that as an intro. I suppose to justify to myself why I still admire these sorts of books, these kinds of experiments with structure, theme, perception, reality.

Anyway, Glück constructs two stories that are supposed to comment on one another: Margery Kempe's love for Jesus and the author's own love for some babe. I started off annoyed and then moved into dismayed and ended with an irritated sort of bored. One can't criticize the writing itself, which is often beautiful and challenging and beautifully challenging - despite an intense focus on extremely explicit, un-romanticized sex. Or perhaps because of it? We all have our muses, and for many writers of that era, sex itself was a muse - especially since queer sex often automatically gave its practitioners a sort of outlaw status.

But here's the thing: this is a book about a woman who loved God, written by an atheist (probably). It's utterly bizarre that the author decided that his obsession with some cute young thing would even equate with Margery Kempe's love of Jesus. Reducing Kempe's intensely spiritual connection to God to the ravings of some demented woman who is hungry for Jesus' dick is not just, well, reductive, it is genuinely diminishing. Diminishing in that particularly easy and ugly way that men diminish women all the time. In the modern parlance, Glück tries to mansplain Margery's complicated feelings as pure lust - albeit lust of a higher form, I guess. Lust to the/a higher power? LOL? But Margery Kempe - author of the first recorded autobiography and obviously a real person - was defined by her faith and her spirituality. She was not defined by her lusts! Love of the physical body is not the same as a spiritual connection, and sorry to anyone who still suffers under that delusion. I'm not saying one is better than the other, I'm saying that one is an apple and the other is an orange and that the author is a nitwit for pretending that they are the same fruit. Sorry, author.

I'd like to say that at least the "personal narrative" portions of the book were interesting, but I can't. They are real at least, or were once real for the author. Sadly, the obsessive longings of an older gent for a younger lad are completely uninteresting to me. The genders could have been switched out and I would have been equally bored. . más

Well, now I know I will not have to wait until November or December to determine what was the worst book I read this year. I write that even though I am not offended by blasphemy and may even engage in it from time to time. Nor does graphic description of sex get me overheated with disgust. Yet neither the blasphemy nor the sex redeemed this book. A warning: If either of those two things offend you, then not only should you not read this book you shouldn&apost read this review either.

There are two Well, now I know I will not have to wait until November or December to determine what was the worst book I read this year. I write that even though I am not offended by blasphemy and may even engage in it from time to time. Nor does graphic description of sex get me overheated with disgust. Yet neither the blasphemy nor the sex redeemed this book. A warning: If either of those two things offend you, then not only should you not read this book you shouldn't read this review either.

There are two narratives intertwined in this novel. One is the Jesus fantasy of the 15th century title character, apparently a real enough, if deluded, person. The other is the author's homosexual yearning for L. The stories are meant to conjoin, at least that's what the author explains in the telling. O, My book depends on the tension between maintaining an impersonation and breaking it. O, In this novel every sentence is a discrete image of promise. A car door slams I think it must be L. Margery is traveling. ¿Entiendo?

Mostly though, I had the sense that the author merely wanted to offend, notwithstanding what I believe were ostensible artistic impulses. I am not easily offended, but there's George Bataille's Story of the Eye and the picture Piss Christ by Andres Serrano (Google it up if you need to), and there's this:

Jesus kisses her too quickly, jamming his tongue down her throat he says, "I'm horny."

Again, it's not the blasphemy that offends me, nor the sex (Jesus does the whole playbook), it's the shitty writing. Like:

The thick drunken histamine ache of needing to shit L. can't find a toilet in time his face convulses it makes me feel awe Jesus doesn't have a conscience. Like L., whatever he does is normal.

Her cunt dripped like the shinbone of a saint that weeps in continuous relation to God.

There's more, much more, and now you know where to find it if that's your thing. . más


Our Videos

We've created a Patreon for Medievalists.net as we want to transition to a more community-funded model.

We aim to be the leading content provider about all things medieval. Our website, podcast and Youtube page offers news and resources about the Middle Ages. We hope that are our audience wants to support us so that we can further develop our podcast, hire more writers, build more content, and remove the advertising on our platforms. This will also allow our fans to get more involved in what content we do produce.


Ver el vídeo: Womens History: Margery Kempe (Octubre 2021).