Noticias

Aldeanos vietnamitas asesinados por soldados estadounidenses en la masacre de My Lai

Aldeanos vietnamitas asesinados por soldados estadounidenses en la masacre de My Lai

El 16 de marzo de 1968, un pelotón de soldados estadounidenses mata brutalmente hasta 500 civiles desarmados en My Lai, uno de un grupo de pequeñas aldeas ubicadas cerca de la costa norte de Vietnam del Sur. El crimen, que se mantuvo en secreto durante casi dos años, se conoció más tarde como la Masacre de My Lai.

En marzo de 1968, un pelotón de soldados de la Compañía Charlie recibió la noticia de que los guerrilleros del Viet Cong se habían puesto a cubierto en la aldea de Son My en Quang Ngai. El pelotón entró en una de las cuatro aldeas de la aldea, My Lai 4, en una misión de búsqueda y destrucción en la mañana del 16 de marzo. En lugar de guerrilleros, encontraron aldeanos desarmados, la mayoría de ellos mujeres, niños y ancianos.

LEER MÁS: Cómo el encubrimiento del ejército hizo que la masacre de My Lai empeorara aún más

Los soldados habían sido advertidos antes del ataque por el comando del ejército que todos los que se encontraran en My Lai podían ser considerados VC o simpatizantes activos de VC, y se les dijo que destruyeran la aldea. Actuaron con extraordinaria brutalidad, violando y torturando a los aldeanos antes de matarlos y arrastrar a decenas de personas, incluidos niños pequeños y bebés, a una zanja y ejecutarlos con armas automáticas. Según los informes, la masacre terminó cuando un piloto de helicóptero del ejército, el suboficial Hugh Thompson, aterrizó su avión entre los soldados y los aldeanos en retirada y amenazó con abrir fuego si continuaban sus ataques.

Los eventos en My Lai fueron encubiertos por oficiales de alto rango del ejército hasta que el periodista de investigación Seymour Hersh reveló la historia. Pronto, My Lai fue noticia de primera plana y un escándalo internacional.

LEER MÁS: Cómo la guerra de Vietnam subió bajo 5 presidentes de EE. UU.


16 de marzo de 1968: Masacre de Mỹ Lai y Hugh Thompson

El 16 de marzo de 1968, entre 347 y 504 adultos y niños vietnamitas desarmados fueron asesinados (algunas de las mujeres y niños fueron violados en grupo primero) por soldados del ejército de los EE. UU. En lo que se conoció como la Masacre de Mỹ Lai.

Antes de que los últimos sobrevivientes estuvieran a punto de ser asesinados por los soldados estadounidenses, el suboficial en jefe Hugh Thompson Jr. y sus tripulaciones de helicópteros llegaron al lugar y tomaron una posición para evitar que las últimas personas fueran asesinadas.

Thompson bloqueó a otros soldados estadounidenses con su helicóptero, hizo que su tripulación entrenara ametralladoras y rescató a un grupo de aldeanos civiles vietnamitas que se escondían en un búnker.

En 1970, Thompson testificó en una audiencia a puerta cerrada en el Congreso sobre lo que vio. El congresista Mendel Rivers (D-S.C.) Declaró que Thompson era el único soldado en My Lai que debería ser castigado e intentó que lo juzgaran en un consejo de guerra por apuntar sus armas contra sus compañeros de tropas. Mientras el gobierno de Estados Unidos intentaba encubrir la masacre, Thompson fue vilipendiado y recibió amenazas de muerte.

Obtenga más información de la balada & # 8220Song for Hugh Thompson & # 8221 a continuación de David Rovics.

El libro Mata todo lo que se mueva: la verdadera guerra estadounidense en Vietnam por Nick Turse expone, la Masacre de Mỹ Lai no fue la excepción. ¡Aprenda más de este Democracy Now! transmisión.

Canción para Hugh Thompson

David Rovics explica por qué escribió la & # 8220Scanción para Hugh Thompson & # 8220:

Estaba en un café maravilloso (Hyperion Espresso) en Fredericksburg, Virginia, cuando leí en el periódico acerca de este piloto de helicóptero que aterrizó en My Lai cerca del final de esta horrible masacre perpetrada contra los campesinos vietnamitas por las tropas estadounidenses. Hasta que leí este artículo, nunca supe que ciertas tropas estadounidenses también estaban involucradas para finalmente ponerle fin.

La única razón por la que surgió la heroica historia de Hugh Thompson después de treinta años fue porque el gobierno de Vietnam se estaba preparando para darle una medalla por sus acciones, y el Ejército de los Estados Unidos decidió que quería tratar de evitar ser eclipsado. Hugh Thompson murió el 6 de enero de 2006 y sus amigos tocaron la canción en su funeral.

Letra

Retrato de Hugh Thompson Jr. de Robert Shetterly, Americanos que dicen la verdad.

Hugh Thomson era piloto, como muchos más
Luchando por la vieja gloria en una costa extranjera lejana
Estaba en una misión letal, solo uno de muchos
Siguiendo sus órdenes de matar al enemigo, de matar al enemigo.

Voló bajo sobre el pueblo, buscando al enemigo
Cuando vio a un niño herido en el camino de abajo
Pensó que esto era una señal segura de que el enemigo estaba cerca.
Así que llamó por radio para obtener respaldo y aparecieron más helicópteros & # 8230

& # 8220Ayuda a los heridos, & # 8221 gritó, & # 8220 y ten cuidado con un ataque & # 8221
Y luego el niño murió de un balazo en la espalda
Y cuando buscó a los culpables de la escena
Era una compañía de hombres en verde militar de EE. UU. & # 8230

Los muertos eran cientos, esparcidos por todas partes
En este lugar llamado My Lai, que una vez fue una ciudad
Había una choza de niños acurrucados, los soldados los tenían en la mira.
Hugh decidió en ese momento luchar por lo que era correcto & # 8230 & # 8221

El sitio web de David Rovics & # 8217 ofrece muchas & # 8220 canciones de importancia social & # 8221 www.davidrovics.com.

Entrena tus armas en los G.I. & # 8217s, & # 8221 y sus & # 8216 tripulaciones de helicópteros obedecieron
Y se paró entre los niños, andrajoso y asustado
Toda la ciudad había sido asesinada, pero para algunos niños y esposas viudas
Y Hugh Thomson se aseguró de que los restantes sobrevivieran & # 8230

Fue un enfrentamiento de quince minutos en un mar rojo hasta las rodillas.
Entre los gemidos de los moribundos y el silencio de los muertos
Hugh Thomson era soldado y sirvió bien a su país
El día que salvó la vida de una docena de niños en el infierno & # 8230

Creado en diciembre de 1998. Copyright David Rovics 1998, todos los derechos reservados.

El audio en línea y la descarga MP3 de & # 8220Song for Hugh Thompson & # 8221 se pueden encontrar aquí.

Ron Ridenhour

Los estudiantes también pueden leer sobre Ron Ridenhour, quien atrajo la atención internacional hacia My Lai. La carta que escribió al Congreso y al Pentágono está en línea.

Encuentre recursos a continuación para enseñar sobre la Guerra de Vietnam.

Recursos Relacionados

Enseñar la guerra de Vietnam: más allá de los titulares

Actividad docente. Por el Proyecto Educativo Zinn. 100 páginas.
Ocho lecciones sobre la guerra de Vietnam, Daniel Ellsberg, los Papeles del Pentágono y la denuncia de irregularidades.

Una revolución de valores

Actividad docente. Por el Rev. Dr. Martin Luther King Jr. 3 páginas.
Texto del discurso del Dr. Martin Luther King Jr. sobre la guerra de Vietnam, seguido de tres ideas didácticas.

7 de agosto de 1964: Resolución del Golfo de Tonkin

La Resolución del Golfo de Tonkin se aprobó sin un solo desacuerdo en la Cámara de Representantes y solo dos votos negativos en el Senado.

17 de abril de 1965: mayor protesta contra la guerra

Una de las protestas contra la guerra más grandes se llevó a cabo en Washington, D.C.

16 de diciembre de 1965: Estudiantes suspendidos por brazaletes antibélicos

Un grupo de estudiantes usó brazaletes negros en la escuela para protestar por la guerra en Vietnam. La junta escolar se enteró de la protesta y aprobó una prohibición preventiva.

15 de abril de 1967: Manifestaciones masivas contra la guerra de Vietnam

En medio de la creciente oposición a la guerra de Estados Unidos en Vietnam, se llevaron a cabo protestas contra la guerra a gran escala en Nueva York, San Francisco y muchas otras ciudades.

30 de abril de 1967: Discurso "Por qué me opongo a la guerra en Vietnam"

El Dr. Martin Luther King Jr. pronunció un discurso en el que criticó la guerra de Vietnam y elogió a Muhammad Ali.

26 de abril de 1968: Kiyoshi Kuromiya lideró la protesta contra el napalm de la guerra de Vietnam

Kiyoshi Kuromiya, activista de toda la vida por los derechos de los homosexuales y contra la guerra, realizó una manifestación en la universidad contra el uso del napalm en Vietnam anunciando que un perro sería quemado vivo con napalm frente a la biblioteca de la universidad.

21 de agosto de 1971: Manifestantes contra la guerra asaltan oficinas de reclutamiento

Veinte manifestantes contra la guerra fueron arrestados por irrumpir en oficinas de servicio selectivo y destruir registros de reclutamiento.

30 de diciembre de 1971: Daniel Ellsberg y Anthony Russo Jr. acusados ​​de publicar los documentos del Pentágono

Daniel Ellsberg y Anthony J. & # 8220Tony & # 8221 Russo Jr. fueron acusados ​​de publicar los Papeles del Pentágono.

18 de diciembre de 1972: Bombardeo navideño de Vietnam

Richard Nixon inició una campaña masiva de & # 8220carpet bombing & # 8221 en el norte de Vietnam, principalmente en Hanoi.


Las 504 víctimas incluyeron 17 mujeres embarazadas.

Cuando los soldados llegaron a la aldea, descubrieron que habían recibido información de inteligencia equivocada y que los combatientes del Viet Cong no estaban allí. William Calley luego ordenó a las tropas que registraran las casas, arrestaran a todos los aldeanos y confiscaran las armas. Solo encontraron dos o tres armas viejas y ningún combatiente. El teniente inmediatamente comenzó a disparar contra los aldeanos reunidos con una ametralladora. La aldea no tenía combatientes, pero los soldados mataron a todos de todos modos, incluidos 173 niños y 17 mujeres embarazadas. Las madres que intentaron proteger a sus hijos de las balas también recibieron disparos. Calley personalmente arrastró a varios civiles a una trinchera y los ejecutó allí. Los pobres aldeanos no tenían forma de defenderse.


Masacre de My Lai

Llamar a la masacre de My Lai un "ojo negro" para el ejército de los EE. UU. Es llamar a toda la guerra de Vietnam solo un "malentendido menor". el acto fue calificado por muchos como una atrocidad. Fondo En julio de 1954, los Acuerdos de Ginebra pusieron fin oficialmente a la Primera Guerra de Indochina. Francia acordó dejar sus colonias, Vietnam, así como Laos y Camboya. El acuerdo dividió Vietnam en Norte y Sur en el Paralelo 17 y preveía elecciones libres en julio de 1956, para unificar el país. Estados Unidos se opuso a las elecciones por temor a que el nacionalista y comunista vietnamita Ho Chi Minh tomara el poder y el país cayera en la columna comunista. Ho Chi Minh tomó el control de Vietnam del Norte y organizó sus tropas, el Viet Minh, para luchar por la reunificación de su país. Aunque Estados Unidos no había firmado los acuerdos, acordaron proporcionar & # 34consejeros & # 34 y otra ayuda militar al gobierno de Vietnam del Sur, a partir de enero de 1955. Las relaciones entre Vietnam del Norte y del Sur se desintegraron hasta el punto de que una mayor participación militar estadounidense fue & # 34inevitable, & # 34 para detener la incursión del Norte. Las tropas de combate estadounidenses entraron en el creciente conflicto en enero de 1965 con la Operación Game Warden, una patrulla fluvial de la Armada de los Estados Unidos en las vías navegables interiores de 3.000 millas náuticas en Vietnam del Sur. La Operación Rolling Thunder comenzó en marzo de 1965, cuando más de 100 cazabombarderos estadounidenses atacaron objetivos en Vietnam del Norte y Ho Chi Minh Trail, un conducto estratégico hacia el sur. Las primeras tropas terrestres, 3.500 marines, entraron en Vietnam del Sur, también en marzo de ese año. Para julio, los Estados Unidos tenían una presencia militar de 125,000 hombres, y el reclutamiento de hombres elegibles se incrementó a 35,000. Los pilotos estadounidenses capturados fueron objeto de burlas y desfilaron por las calles de Hanoi. La guerra estaba siendo televisada en vivo de regreso a los EE. UU. A pesar de los continuos bombardeos, EE. UU. No pudo detener el flujo inexorable de tropas de Vietnam del Norte hacia el sur, el New York Times informó. A fines de 1965, las tropas estadounidenses sumaban casi 185,000 90,000 soldados vietnamitas del sur habían desertado y 35,000 soldados vietnamitas del norte se habían infiltrado en el sur. Aproximadamente la mitad del campo de Vietnam del Sur ahora estaba controlado por Vietcong (VC), las Fuerzas Armadas de Liberación del Pueblo de Vietnam del Sur. A fines de 1966, las tropas estadounidenses habían llegado a casi 400,000 y habían sufrido más de 5,000 muertes, principalmente a manos de francotiradores VC y fuego de armas pequeñas por emboscada. Las minas terrestres y las trampas explosivas parecían estar en casi todas partes. Más de 460.000 soldados estadounidenses estaban estacionados en Vietnam a finales de 1967 y se registraron más de 16.000 muertes. El 31 de enero de 1968, la ofensiva Tet fue lanzada por aproximadamente 85.000 soldados del Vietcong y de las tropas regulares de Vietnam del Norte (NVA). Fue un ataque sorpresa contra un centenar de ciudades y pueblos de Vietnam del Sur. En la Batalla de Saigón, 50 batallones de tropas estadounidenses y aliadas derrotaron a 35 batallones del Vietcong / NVA. En febrero, el general William Westmoreland, comandante de las tropas estadounidenses, solicitó que se enviaran 206.000 soldados más a Vietnam. La masacre El Capitán Ernest Medina ordenó a una unidad de la 11a Brigada de Infantería Ligera de los Estados Unidos, la Compañía Charlie, que entrara en combate con la orden de "buscar y destruir" cualquier Vietcong o EVN en My Lai (pronunciado ME LIE), una pequeña aldea en la provincia de Quang Ngai. Se sospechaba que la provincia era un refugio para el enemigo. La unidad se entrenó en Hawai y había estado en Vietnam del Sur durante tres meses. Tenían un promedio de 20 años y fueron considerados uno de los mejores del Ejército de los EE. UU. Al menos, muchos de los hombres se habían sentido frustrados por los civiles que albergaban a los agentes del Vietcong. Había un miedo constante a las emboscadas y la sensación de que la guerra se estaba perdiendo, lo que se sumó a las tensiones del día. Según la inteligencia, la mayoría de los aldeanos se dirigieron a sus mercados locales a las 7 a.m. Con el ataque programado para las 8 a.m., se les dijo a los soldados que asumieran que las personas restantes eran, con toda probabilidad, simpatizantes de VC o VC. Se les ordenó destruir la aldea. Los soldados fueron conducidos a My Lai por el teniente William Calley. No pudieron encontrar insurgentes, solo aldeanos comunes. Sin embargo, habiendo sido preparados psicológicamente para una pelea importante, los soldados abrieron fuego contra los aldeanos y mataron a 504 inocentes, incluidos bebés. La atrocidad fue interrumpida por un piloto de helicóptero estadounidense, Hugh Thompson Jr. Aterrizó su helicóptero entre los soldados y un pequeño grupo de aldeanos que quedaban. El encubrimiento Las investigaciones iniciales del incidente fueron realizadas por el comandante de la brigada, coronel Oran Henderson. Emitió un informe a fines de abril, afirmando que 20 civiles habían muerto accidentalmente, pero que 128 Vietcong también habían muerto. Un año después de la masacre, el soldado Ron Ridenhour escribió cartas al presidente Nixon y a otros 29 funcionarios, la mayoría de los cuales ignoró su denuncia. El representante Morris Udall no lo hizo. Calley fue acusado de varios cargos de asesinato premeditado y 25 hombres fueron acusados ​​de delitos relacionados. Dos meses después, la información finalmente llegó al público estadounidense. Calley fue declarado culpable y sentenciado a cadena perpetua, pero dos días después, el presidente Nixon lo liberó y lo envió a Fort Benning, Georgia, donde pasó tres años y medio bajo arresto domiciliario. Luego, un juez federal ordenó su liberación. La condena de Calley fue la única de los 26 hombres que enfrentaron cargos.


El fotógrafo que mostró al mundo lo que realmente sucedió en My Lai

Ron Haeberle era un fotógrafo de combate en Vietnam cuando él y la unidad del Ejército con la que viajaba con la Compañía Charlie, 1er Batallón, 20o Regimiento de Infantería y mdash aterrizaron cerca de la aldea de My Lai en la mañana del 16 de marzo de 1968. Los aldeanos estaban & # 8217t alarmados Los soldados estadounidenses habían visitado la región cerca de la costa central de Vietnam antes, sin incidentes. Pero en cuestión de minutos, según un informe oficial del Ejército, las tropas abrieron fuego. En las horas que siguieron, las fuerzas estadounidenses mataron a cientos de ancianos, mujeres y niños. Violaron y torturaron. Arrasaron el pueblo. Cuando se publicaron las impactantes fotografías de Haeberle de sus atrocidades, más de un año después, las imágenes dejaron al descubierto una verdad espantosa: los & # 8220boys & # 8221 estadounidenses eran tan capaces de un salvajismo desenfrenado como cualquier soldado, en cualquier lugar.

Conocí a Ron Haeberle en 2009 cuando era reportero en el Cleveland Distribuidor llano & mdash el periódico que, en noviembre de 1969, publicó por primera vez sus fotos de My Lai. Esa historia en el 40 aniversario de esa exposición histórica fue su primera entrevista importante desde que la historia se publicó cuatro décadas antes. Recientemente, FOTO me pidió que me acercara a Haeberle y le preguntara si volvería a visitar la historia del 50 aniversario de la masacre. Estuvo de acuerdo, y él y yo volvimos a uno de los capítulos más oscuros de la historia de Estados Unidos y su papel en sacarlo a la luz.

Ron Haeberle fue reclutado en 1966, después de asistir a la Universidad de Ohio, donde fue fotógrafo para el periódico escolar. Terminó en Hawái con la Oficina de Información Pública del Ejército y rsquos. A fines de 1967, comenzaba a parecer que su "recorrido" terminaría allí, como una perspectiva decepcionante. & ldquoComo fotógrafo, quería ver por mí mismo lo que estaba sucediendo en Vietnam & # 8221, me dijo. Solicitó un traslado y fue enviado a Vietnam.

A los 26 años, era mayor que la mayoría de los miembros de la Compañía Charlie, donde la edad promedio era de solo 20. La Compañía Charlie había estado junta durante aproximadamente un año antes de que Haeberle se uniera a ella en marzo de 1968, pero Haeberle me dijo que cuando aterrizaron en My Lai, acababa de conocer a los hombres de su unidad esa mañana. Ese día, estaban preparados para la acción. Se informó que las tropas del Viet Cong estaban escondidas en la aldea. Esa información estaba equivocada. Pero al final, no importó. Casi tan pronto como aterrizaron, dijo: "Escuché muchos disparos y pensé," Diablos, debemos estar en una zona caliente ". Pero después de un par de minutos no estábamos recibiendo ningún fuego, así que comenzamos a caminar hacia el pueblo. Vi lo que parecían civiles. Entonces vi a un soldado disparándoles. No pude entender qué estaba pasando. No pude entenderlo. & # 8221

Su fotografía de aldeanos asesinados en My Lai apareció & mdash en blanco y negro, no en su color original & mdash en la portada del Cleveland Distribuidor llano el 20 de noviembre de 1969 (Haeberle no tomó las fotografías con su cámara Leica del ejército, sino con su propia cámara, una Nikon, esto significaba que no estaban sujetas a la misma supervisión). La mayoría de las víctimas en My Lai recibieron disparos. algunos fueron pinchados con bayoneta. Las mujeres y las niñas fueron violadas y luego asesinadas. Más tarde, al menos un soldado confesó haber cortado la lengua de los aldeanos y haber arrancado el cuero cabelludo a otros. My Lai no fue el único caso de violación o asesinato por parte de las tropas estadounidenses en Vietnam. Pero en términos de intensidad y escala y mdash y debido a las fotografías de Haeberle & # 8217s & mdash, sigue siendo la masacre emblemática de la guerra.

Hoy, Ron Haeberle vive a unas 40 millas del centro de Cleveland, en una atractiva casa en una tranquila calle sin salida. Su casa está amueblada con sencillez, limpia y ordenada. Obras de arte originales de artistas vietnamitas, en su mayoría abstractos, adornan las paredes. Uno es un delicado retrato bordado de una mujer, levantando graciosamente un brazo hacia el cielo.

Lo repentino de la violencia en My Lai fue especialmente aterrador. Haeberle me dijo que vio a un anciano con dos niños pequeños caminando hacia las tropas estadounidenses, con sus pertenencias en una canasta. & # 8220 El anciano estaba gritando, & lsquoNo V.C.! ¡No V.C.! & # 8217 para que los soldados sepan que no era Viet Cong, & # 8221, recordó Haeberle. Para su horror, el hombre y los niños fueron asesinados frente a él. & # 8220 Un soldado disparó a los tres, & # 8221, dijo.

Pasó más de un año después de la masacre antes de que Haeberle se acercara al Distribuidor llano con sus fotos, pero había comenzado a compartir sus fotos de My Lai, en charlas de diapositivas a grupos cívicos e incluso a escuelas secundarias locales, después de regresar a su hogar en el norte de Ohio en la primavera de 1968. Las primeras diapositivas que mostró eran inocuas: tropas con una sonrisa Médicos niños vietnamitas que ayudan a los aldeanos. Luego, imágenes de mujeres y niños muertos y mutilados llenaron la pantalla. "Sólo hubo incredulidad", dijo Haeberle sobre la reacción. & # 8220La gente dijo, & lsquoNo, no, no. Esto no puede haber sucedido. '& # 8221

En un momento de la ola de asesinatos, recuerda Haeberle, él y el reportero del ejército Jay Roberts se encontraron con un grupo de aldeanos apiñados por el miedo después de que las tropas agredieran a varias mujeres jóvenes. Haeberle tomó una foto de una madre y mdash llorosa y frenética y cuando él y Roberts se alejaron de la escena, el fuego de rifle explotó detrás de ellos. "Pensé que los soldados los estaban interrogando", me dijo Haeberle. & ldquoEntonces escuché los disparos. No pude volverme para mirar. Pero por el rabillo del ojo, los vi caer. & Rdquo

La imagen de terror y angustia de Haeberle en estos rostros, jóvenes y viejos, en medio de la masacre sigue siendo una de las fotografías más poderosas del siglo XX. Cuando el Distribuidor llano (y más tarde, la revista LIFE) lo publicó, junto con media docena más, las imágenes socavaban gráficamente gran parte de lo que Estados Unidos había estado afirmando durante años sobre la conducta y los objetivos del conflicto. Los manifestantes contra la guerra no necesitaban ser persuadidos, pero & # 8220average & # 8221 los estadounidenses de repente preguntaban: Qué están que estamos haciendo en Vietnam?

Imágenes horribles, no todas capturadas por la cámara, permanecen con Haeberle hasta el día de hoy: un soldado dispara despreocupadamente a un niño y otro montando un búfalo de agua, apuñalándolo repetidamente con su bayoneta.

La masacre y el intento de encubrirla fueron reportados por primera vez por el periodista Seymour Hersh y distribuidos por una pequeña agencia de noticias, Dispatch News Service, en la segunda semana de noviembre de 1969 (Hersh ganó el Premio Pulitzer de Reportajes Internacionales de 1970 por su trabajo). Una semana después de que el artículo de Hersh & # 8217 apareciera en docenas de periódicos en los EE. UU., Distribuidor llano publicó su propia historia y mdash junto con las fotos de Haeberle para reforzar los informes de una masacre.

Haeberle dijo que era una respuesta automática seguir tomando fotografías, incluso cuando la brutalidad se intensificaba. & ldquoComo fotógrafo, mi función era capturar lo que estaba sucediendo durante la operación & # 8221, me dijo. & # 8220 Sí sentí que lo que estaba filmando era histórico, especialmente la carnicería. Seguí pensando, & # 8216 Esto no está bien. & # 8217 Fue alucinante. & # 8221 (El reflejo de Haeberle & # 8217, con cámara, se puede ver en la parte superior de una imagen, mientras fotografía un cadáver en un pozo. . & # 8220Me dijeron que lo arrojaron allí para envenenar el suministro de agua, & # 8221 Haeberle.)

Hoy, tratando de dar sentido a lo insondable, Haeberle recuerda el mensaje impartido a tantos soldados antes de su llegada a Vietnam. & # 8220Nos dijeron, & # 8216La vida no tiene sentido para esta gente, & # 8221 dijo, dejando tácito el resto de ese sentimiento: El enemigo no es como nosotros. No son del todo humanos.

A última hora de la mañana del 16 de marzo, los cuerpos estaban esparcidos por todas partes en My Lai. En otros lugares, los soldados habían conducido a decenas de aldeanos a una zanja al borde de la carretera y les habían disparado. Algunos niños sobrevivieron escondiéndose debajo de los cadáveres. Haeberle dice que él y Roberts intentaron dos veces decirle al capitán de la Compañía Charlie, Ernest Medina, lo que habían visto. Cuando Medina se enfrentó a un consejo de guerra en 1971, fue absuelto. (El piloto de helicóptero estadounidense Hugh Thompson, el artillero Lawrence Colburn y el jefe de equipo Glenn Andreotta, quienes llegaron en medio de la masacre, recibieron la Medalla del Soldado y # 8217 por heroísmo en el 30 aniversario de My Lai, en reconocimiento a sus intentos de intervenir y salvar las vidas de los aldeanos & # 8217, mientras arriesga la suya.)

De la docena de oficiales y otros miembros de la Compañía Charlie que finalmente se enfrentaron a un consejo de guerra, solo el teniente William Calley fue condenado. En la primavera de 1971 fue declarado culpable de asesinato y condenado a cadena perpetua. El presidente Richard Nixon redujo la sentencia a arresto domiciliario. Calley cumplió tres años y medio en su alojamiento de Fort Benning, Georgia. Es la única persona declarada culpable en un tribunal militar o penal por las atrocidades cometidas en My Lai en 2009, se disculpó. Pero las ardientes fotos de Haeberle & # 8217, junto con las historias en el Distribuidor llano y otros medios en el otoño de 1969, provocó indignación y examen de conciencia en gran parte de Estados Unidos.

Y se han quedado con Haeberle durante medio siglo. Regresó a My Lai en 2011, donde conoció a Duc Tran Van, un sobreviviente de la masacre. Duc tenía 8 años en marzo de 1968, y mientras Haeberle hablaba con él, a través de un intérprete, se dio cuenta con una sacudida de que la mujer a la que había fotografiado muerta detrás de una roca 43 años antes era la madre de Duc & rsquos, Nguyen Thi Tau.

Duc le dijo a Haeberle que su madre lo instó a correr, con su hermana de 20 meses, a la casa de su abuela. Cuando escuchó un helicóptero sobre ellos, Duc se tiró al suelo para proteger a su hermana, que ya estaba herida. Haeberle también había capturado ese momento.

Duc y Haeberle se han hecho amigos desde entonces, y el veterano del ejército ha visitado a Duc en Alemania, donde ahora vive. "ldquoDuc tiene un pequeño santuario para su familia en su casa", dijo Haeberle. "Tomé la última foto de su madre". Así que le di mi cámara, la Nikon que usé en My Lai, para el santuario. & Rdquo Haeberle ha regresado a My Lai varias veces y estará allí nuevamente en el 50 aniversario de la masacre.

Haeberle es un hombre reflexivo y franco. Nunca buscó ser el centro de atención, pero se consuela sabiendo que sus fotografías son importantes. Cuando le pregunté si la publicación de sus imágenes de My Lai cambió el curso de su propia vida, su respuesta fue característicamente silenciosa. "¿Cómo podemos saber ese tipo de cosas?", me preguntó. & ldquo¿Qué podemos saber realmente cuando miramos hacia el futuro? Las fotos me hicieron más conocido de lo que podría haber sido. Pero seguí avanzando. & Rdquo


Lea la carta que cambió la forma en que los estadounidenses vieron la guerra de Vietnam

Así comenzó la carta que envió a varios funcionarios del gobierno, incluido el presidente Richard Nixon, en marzo de 1969. Lo que siguió fue un relato de la masacre del 16 de marzo de 1968 en My Lai. & # 8220Ridenhour no presenció el incidente por sí mismo, pero siguió escuchando sobre él de amigos que estaban allí, & # 8221 TIME, que lo identificaron erróneamente como & # 8220Richard & # 8221 después de que la noticia se hiciera pública. & # 8220 Al principio fue incrédulo, luego profundamente perturbado. & # 8221

Esa carta pronto cambiaría la forma en que los ciudadanos estadounidenses pensaban y hablaban sobre la guerra en Vietnam. Así es como Ridenhour describió lo que había sucedido:

Un área de la aldea era particularmente problemática y parecía estar infestada de trampas explosivas y soldados enemigos. Estaba ubicado a unas seis millas al noreste de Quang Nh, ai ciudad en coordenadas aproximadas B.S. 728795. Era un área notoria y los hombres de Task Force Barker tenían un nombre especial para ella: la llamaban & # 8220Pinkville & # 8221. Una mañana a finales de marzo, Task Force Barker se mudó de su base de fuego con para & # 8220Pinkville. & # 8221 Su misión: destruir el lugar problemático y todos sus habitantes.

Cuando & # 8220Butch & # 8221 me dijo esto, no creía del todo que lo que me estaba diciendo fuera cierto, pero me aseguró que lo era y pasó a describir lo que había sucedido. Las otras dos empresas que componían el grupo de trabajo acordonaron el pueblo para que & # 8220Charlie & # 8221 Company pudiera moverse para destruir las estructuras y matar a los habitantes. Los aldeanos que huían de la Compañía Charlie eran detenidos por las compañías circundantes. Pregunté & # 8220Butch & # 8221 varias veces si todas las personas murieron. Dijo que pensaba que eran hombres, mujeres y niños. Recordó haber visto a un niño pequeño, de unos tres o cuatro años, parado junto al sendero con una herida de bala en un brazo. El niño se agarraba el brazo herido con la otra mano, mientras la sangre corría entre sus dedos. Estaba mirando a su alrededor en estado de shock e incredulidad por lo que vio. & # 8220 Se quedó allí con los ojos grandes mirando a su alrededor como si no entendiera que no creía lo que estaba pasando. Luego, el capitán & # 8217s RTO (operador de radio) le disparó una ráfaga de 16 (rifle M-16). & # 8221 Fue tan malo, dijo Gruver, que uno de los hombres de su escuadrón se disparó en el pie en con el fin de ser medivado fuera de la zona para que no tuviera que participar en la matanza. Aunque no lo había visto, personas que él consideraba confiables le habían dicho a Gruver que uno de los oficiales de la compañía, el segundo teniente Kally (esta ortografía puede ser incorrecta) había reunido a varios grupos de aldeanos (cada grupo consistía en un mínimo de 20 personas de ambos sexos y todas las edades). Según la historia, Kally luego ametrallaron a cada grupo. Gruver estimó que la población de la aldea había sido de 300 a 400 personas y que muy pocas, si es que hubo alguna, escaparon.

Después de escuchar este relato, no pude aceptarlo del todo. De alguna manera, simplemente no podía creer que no solo tantos jóvenes estadounidenses hubieran participado en un acto de barbarie así, sino que sus oficiales lo hubieran ordenado.

La carta completa, que está ampliamente disponible en estos días, tenía alrededor de 2.000 palabras como evidencia de que había sucedido & # 8220algo muy negro & # 8221. La publicidad adicional llegó en forma de una investigación realizada por el reportero Seymour Hersh & mdash que originalmente se publicó en un servicio de noticias de Washington después de que la revista LIFE la rechazara.

En el otoño de 1969, uno de los líderes del pelotón implicado en la masacre y mdash su nombre en realidad se deletreaba Calley y mdash fue acusado de asesinar a civiles, otros cargos contra otros soldados y oficiales siguieron. Las comparaciones con los juicios de Nuremberg fueron muchas, especialmente porque muchos de los soldados argumentaron que solo habían estado siguiendo órdenes. Hubo varias dificultades legales para entablar una demanda en su contra, tanto logísticas como sentimentales, ya que las encuestas de TIME encontraron que muchos estadounidenses no creían en el relato de Ridenhour o pensaban que tal asesinato era un resultado natural de la guerra.

Sin embargo, varios ensayos avanzaron. En 1971, Calley fue declarado culpable. (Continuaron otros juicios para los presentes, pero Calley fue el único condenado). La sentencia no puso fin a las reverberaciones de My Lai. En una protesta en Nueva York, el futuro Secretario de Estado John Kerry leyó esta declaración: & # 8220 Todos nosotros en este país somos culpables de haber permitido que la guerra continuara. Solo queremos que este país se dé cuenta de que no puede probar un Calley por algo que los generales, los presidentes y nuestra forma de vida lo alentaron a hacer. Y si lo prueba, entonces al mismo tiempo debe probar a todos esos generales y presidentes y soldados que tienen parte de la responsabilidad. De hecho, debe probar este país. & # 8221 El veredicto dividió a los Estados Unidos entre aquellos que pensaban que los castigos por la masacre deberían llegar hasta el Comandante en Jefe, y aquellos que pensaban que condenar a los soldados por matar era una farsa por derecho propio.

"La crisis de conciencia provocada por el asunto Calley es un fenómeno más grave que el horror que siguió al asesinato del presidente Kennedy", opinó TIME. & # 8220Históricamente, es mucho más crucial. & # 8221

Aunque la nación estaba dividida en ese momento, la historia ha salido con bastante firmeza por un lado: en 1998, tres hombres que apuntaron sus armas a sus compañeros soldados en lugar de a los residentes de My Lai fueron honrados en Washington y mdash poco antes de que Ridenhour muriera a los 52 de corazón. attack & mdash y en 2009 Calley se disculpó por su papel en lo sucedido. & # 8220No hay un día que pase, & # 8221 dijo, & # 8220que no sienta remordimiento. & # 8221

Lea el número de TIME & # 8217s 1969 sobre las consecuencias de My Lai:La masacre: ¿Dónde está la culpa?

Vea cómo LIFE informó sobre My Lai:Atrocidad americana


Masacre de My Lai: cientos de vietnamitas fueron asesinados antes de ser detenidos finalmente por un piloto de helicóptero estadounidense

La Masacre de My Lai fue uno de los actos más horribles, brutales, degradantes y vergonzosos cometidos contra civiles durante toda la Guerra de Vietnam, y los militares estadounidenses estuvieron detrás de todo.

Accounts vary as to how many innocent children, women and old men were slaughtered by members of Company C, 1st Battalion, 20th Infantry Regiment, 11th Brigade of the 23rd (Americal) Infantry Division. Numbers range from 347 all the way up to 504.

The lucky ones were executed by machine gun fire. The unlucky, gang raped, tortured, or both. During the whole sordid affair, not one shot was fired on the men of Company C – and the cover-up that ensued could have been the subject of a fictional novel.

The massacre took place in two hamlets, marked on American maps as My Lai and My Khe – within the Viet Con (VC) held area that was codenamed Pinkville.

This hamlet was thought to be a stronghold of the National Liberation Front (NFL) or the VC. As a result of this, it was frequently a target of U.S. and South Vietnamese bombing raids.

During March 1968 Company C were sent word that communist guerrillas had taken control of the settlement, and so Lieutenant William Calley and his unit were sent on a search-and-destroy mission. Those were orders Calley interpreted quite literally, and he destroyed everything in his path.

As the brutality of the soldiers was slowly exposed to the American public, it helped fuel the fire of anti-war sentiment and divided the nation in regards to their opinion on whether or not the conflict should continue.

To make matters even worse, only 14 people were ever tried for the horrific crimes carried out that day – and only Calley was convicted to life imprisonment. He ended up serving just three years while under house arrest after a pardon from President Richard Nixon.

At the time of the assault, morale among the U.S. soldiers was on a fast descent to rock bottom. The North Vietnamese Tet Offensive had been launched two months earlier and was taking its toll on the men.

Company C’s strength was down to just over 100 men, and they had lost 28 to injury or death as a result of the attacks by the VC. As a result of this build up in guerilla warfare, commanders had advised that anyone found in the My Lai area could be considered VC sympathizers or even active Viet Con members.

One of the main areas of dispute with the massacre is whether or not Calley or his commander, Captain Ernest Medina, told the men to go in hard and kill all enemy combatants, and suspects, as well as to destroy wells and livestock.

Some accounts of the briefing the night before the attack say that Medina ordered the men to destroy anything in the village that was ‘walking, crawling or growing.’ He is also said to have stated that the civilian residents of the hamlet would be at the market by 7 am, and so anyone left behind were NFL combatants or sympathizers.

On the morning of March the 16th, about 100 soldiers landed in the area after an artillery and helicopter barrage. They were not fired upon after their feet touched the ground. At 8 am, the 1st Platoon, led by Calley, and the 2nd Platoon, led by 2nd Lieutenant Stephen Brooks, entered the area.

Vietnamese women and children in Mỹ Lai before being killed in the massacre, March 16, 1968. According to court testimony, they were killed seconds after the photo was taken. The woman on the right is adjusting her blouse buttons because of sexual assault that happened before the massacre. Wikipedia / Public Domain

The villagers did not run away. They had no need to. They were getting ready for market they had not fired upon the American soldiers, and they didn’t even have any weapons on them. None of that saved them from execution, rape, and torture.

The killings started without warning when a man from 1st Platoon gutted a Vietnamese villager with his bayonet, while another GI pushed a local into a well and threw a grenade down after them.

Another small group, consisting of 15 to 20 people, was found kneeling and praying by a temple. They were burning incense, crying and praying. In fact, they were the exact opposite of a threat. ¿El resultado? Killed by shots to the head, execution style.

A further group of around 80 people were rounded up by 1st Platoon and pushed into an irrigation ditch that lay to the east of the hamlet. These were all killed by machine gun fire on the orders of Calley, who joined in the shooting.

One Private First Class reported that he had used several M16 magazines during the slaughter and that women were crying out ‘No VC’ while trying to shield their children. In the same breath, he said they were shooting into women holding babies as they thought they were booby-trapped with grenades.

Another Private First Class, Dennis Conti, said during the subsequent prosecution that women had thrown themselves on top of the children to protect them, but then Calley walked around, killing them one by one.

PFC. Mauro, Pfc Carter, and SP4 Widmer (Carter shot himself in the foot during the My Lai Massacre). By Ronald L. Haeberle – “Report of the Department of Army review of the Preliminary Investigations into the My Lai incident. Volume III, Exhibits, Book 6 – Photographs, 14 March 1970”. From the Library of Congress, Military Legal Resources.[1], Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3770753 Another horrific incident saw American soldiers walking a group of around 15 down a road, they had their backs to the men, before GIs mowed them down with M16 fire as well as M79 grenade launchers.

The whole gruesome episode only ended when an Army helicopter pilot, Warrant Officer Hugh Thompson, was on a reconnaissance mission and landed his chopper in between villagers and those trying to gun them down. He even threatened to open fire on his own countrymen if the killing continued.

Not only did Thompson help to halt the murder, but he also rescued a number of Vietnamese civilians – including a four-year-old girl that was so covered in blood and gore that she was initially mistaken for a boy.

The coverup was nearly as disgraceful as the day’s events, and it wasn’t until Ron Ridenhour, who was a soldier for the 11th Brigade, gave his story to a journalist called Seymour Hersh in November 1969 that news broke about the affair.

An inquiry was then released in March 1970 and recommended that 28 officers were charged for their involvement. Only 14 were, and only Calley was found guilty.

When the news of the My Lai Massacre got out, morale among American soldiers dropped even further – especially because of the extensive cover-up. It increased anti-war sentiment back home and made the battle to win local hearts and minds impossible to achieve.


The Outcome

After the truth about My Lai was revealed, other atrocities in Vietnam were gradually revealed, including an operation called Speedy Express, where thousands of Vietnamese citizens were killed.

With the failing support for the war, and Nixon’s election after campaigning on the platform of ending the war, the war came to an end by 1975.

Exactly 30 years after the massacre, there was a groundbreaking for the My Lai Peace Park, one mile away from the site.


When the Whole Village Died – My Lai Massacre

It was a sunny Saturday morning 50 years ago – 16th of March in 1968. My Lai (aka Son My) villagers were preparing for the Saturday market as usual. Today the difference was that just a bit later the US army soldiers attacked the village and took their lives.

By a rough estimation 504 unarmed civilians died in the My Lai massacre for no reason. US army had presumed that the enemy the Viet Cong battalion was hiding in the village and that the villagers were protecting them. USA planned a massive attack and executed that – but no enemies neither any gun was found in the village. Still – apparently the most fucked-up soldiers in the whole wide world – started killing the civilians of the village: mostly children, women and elderly people. They tortured them, raped them, burned down the houses and killed everyone, the people and the livestock. The innocent victims were anyone from a one-year-old to a grandparent. Only a few of the villagers survived – one of them is Mr. Pham Thanh Cong who has dedicated his life to keep these horrible events unforgettable. He was eleven years old when he witnessed and survived My Lai. Later he started running the My Lai massacre site and museum where people learn everyday about the past cruelty.

Like in Cambodian killing fields the butterflies were gliding almost as symbols of the spirits in My Lai. The birds were singing there as life continues. The same trees, which had experienced the sad day, stood there at the same spot. It was incomprehensible to understand that so many valuable human spirits had been killed right on that ground where I was standing. One thing I have never realised is that how someone grows and becomes bad? How could someone kill? Yeah maybe for a self-defence – but for nothing.

The “Charlie Company” C-company lieutenant William Calley was the person mainly accused for the My Lai massacre. This man had killed many and gave an order to kill. He was the only person who was convicted for the massacre but a few days after he got a life sentence president Nixon let him off. If his sentence was admitted all the US guilt would have been admitted. No. USA had the proxy war against the Soviet Union – aside they did some gang raping and mass slaughter for the civilians and that was OK. With this unbelievable example USA presents one of the biggest violation of human rights and the worst war crimes in history. You only hope it gives a lesson rather than inspires some monsters out there in the war of today. Already seven years has passed since the Syria conflict started and human rights are dismissed everyday. As miss universes do, I would wish that the world peace would finally come true. Is it really naive to hope there wouldn’t be war here?

The My Lai massacre ended just before the whole village was dead. Maybe a dozen of people survived when a !human! young American pilot Hugh Thompson flew there and stood up against his country. His crew helped a few villagers that were alive. En su libro The Witness from Pinkville the survivor Mr. Pham Thanh Cong tells about his anxiety. This incredible something that was done to him and his dead family is something he can never understand.

Pham Thanh Cong – The Witness from Pinkville
My Lai museum
Wikipedia

Mr Do Phi’s five-person family was killed, only their tree survived A demonstration of the My Lai village life before the massacre: a man plowing the field A demonstration of the village life before the massacre: a mother and a child in the kitchen of the small hut. Then in one sunny morning the house of Mr Do Ky’s family was burned down and the family was killed. This coconut tree was standing in the crime scene The ruins of the burned homes have the incenses to respect the memories of the killed families, everyday There were victims from age one to grandparents The tragedy will always be remembered The soldiers pushed the villagers there and shot them The memorial of the victims A boy covering his younger brother – and then they were killed Photos you can’t understand One of the most desperate pictures I have ever seen: a raped woman buttoning up her shirt – soon after the photo was taken she and her children were shot The people behind the mass slaughter, they were not held accountable for their actions. We need justice in this world! US soldiers that killed the innocent villagers. The third on the upper row couldn’t take it what he had done and he had committed a suicide – no wonder. My Lai victims – how crazy is that the US army had a photographer who took all these pictures. ¿Por qué? At least the photo documentation didn’t help them to hide the tragedy. Hopefully these picture awaken the world to see the unnecessary human death of the civilians that is still happening in the war fields of today. For the memory of the 504 victims of My Lai


Words in This Story

bunker – n. a strong building that is mostly below ground and that is used to keep people, soldiers, weapons, etc., safe from attacks

grenade – n. a small bomb that is designed to be thrown by someone or shot from a rifle

outrank – v. to have a higher rank or position than (someone)

shoulder to shoulder – expression united together to achieve a shared goal

astonishing – adj. causing a feeling of great surprise or wonder

National Mall – n. an area in Washington, DC where there are many monuments and memorials

West Point – n. town in New York where the United States Military Academy is located. The USMA trains young men and women to be military officers.


Ver el vídeo: La Matanza de My Lai - The My Lai Massacre Complete (Diciembre 2021).