Noticias

El presidente Jefferson solicita fondos para la expedición de Lewis y Clark

El presidente Jefferson solicita fondos para la expedición de Lewis y Clark


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 18 de enero de 1803, Thomas Jefferson solicita fondos del Congreso para financiar la expedición de Lewis y Clark.

Jefferson solicitó oficialmente $ 2,500 en fondos del Congreso, aunque algunas fuentes indican que la expedición finalmente costó más cerca de $ 50,000. Meriwether Lewis se unió a su amigo William Clark y otras 50 personas en el viaje, incluido un afroamericano esclavizado y una guía nativa americana llamada Sacagawea. El equipo, al que Jefferson llamó Cuerpo de Descubrimiento, examinó primero el territorio que comprendía la Compra de Luisiana, una vasta extensión que llegaba tan al norte como la actual Dakota del Norte, al sur hasta el Golfo de México y se detenía en la frontera oriental de España. territorio en la actual Texas. Luego, el equipo cruzó las Montañas Rocosas y navegó por rutas fluviales hasta la costa del Pacífico del actual Oregón. A su regreso, los informes del dúo sobre las nuevas tierras exóticas e impresionantes que habían encontrado provocaron una nueva ola de expansión hacia el oeste.

Jefferson propuso por primera vez la expedición exploratoria incluso antes de que Napoleón ofreciera vender el territorio estadounidense de Francia, que se conocería como la Compra de Luisiana, a los Estados Unidos y tuvo la autorización del Congreso para lanzar un estudio del área cuando las noticias de la oferta de Napoleón para vender llegaron a Washington. . En un golpe de suerte para Estados Unidos, Napoleón había abandonado los planes de establecer un punto de apoyo francés en el flanco sur de Estados Unidos y vendió la tierra a Estados Unidos para subsidiar su conquista de Europa.

Aunque no reveló sus intenciones al Congreso, Jefferson planeaba enviar a Meriwether Lewis, su secretaria privada, en una misión de reconocimiento que excedía con creces los límites de la Compra de Luisiana para determinar qué tan lejos al oeste Estados Unidos podría extender el comercio en el comercio de pieles de América del Norte. y evaluar la viabilidad de una futura expansión territorial hacia el oeste. Al engañar al Congreso, Jefferson había sofocado temporalmente su disgusto por un abuso del privilegio ejecutivo para lograr un objetivo estratégico. Producto de la Ilustración, Jefferson era un hombre con fuertes principios políticos, pero también estaba fascinado por lo que la expedición podría producir en términos de descubrimiento científico y aventura. Jefferson buscó reclamar más territorio para los Estados Unidos, eliminar la competencia extranjera y convertir a las naciones indias al cristianismo, viendo la expansión hacia el oeste como una forma para que la nación mantenga sus valores agrarios y para protegerse de los mismos peligros políticos que plagaban lo que él veía como una Europa cada vez más superpoblada.

LEER MÁS: 10 hechos poco conocidos sobre Lewis y Clark


Thomas Jefferson El oeste

Thomas Jefferson adquirió un interés en la exploración occidental a temprana edad. Su padre, Peter, era topógrafo, cartógrafo y especulador de tierras en la frontera de Virginia. Jefferson pasó su infancia en las montañas Blue Ridge, en el extremo occidental de Virginia Piedmont. Aunque nunca se aventuró físicamente más allá de Virginia Blue Ridge, Jefferson tenía un compromiso de por vida de apoyar la exploración occidental y hacer valer los reclamos estadounidenses sobre las tierras occidentales. Más que la mayoría de sus contemporáneos, Jefferson se dio cuenta de que el oeste americano no era un desierto vacío, sino una tierra poblada por naciones en conflicto y reclamos de soberanía. Incluso antes de ocupar un cargo nacional, Jefferson intentó en varias ocasiones organizar expediciones al oeste. Mientras era presidente, Jefferson adquirió con éxito el Territorio de Luisiana de Francia en 1803 y envió a la Expedición Lewis y Clark (1803 & ndash1806) en una exploración científica y cartográfica por el río Missouri hasta el Pacífico. También envió otras expediciones para encontrar las cabeceras de los ríos Red, Arkansas y Mississippi y para recopilar datos científicos e información sobre los nativos americanos.

Al tratar de establecer lo que llamó "imperio ldquoan por la libertad", Jefferson influyó en las políticas del país hacia los nativos americanos y la extensión de la esclavitud en Occidente. A pesar de un interés de toda la vida en la cultura de los nativos americanos, el presidente Jefferson abogó por políticas que dislocarían a los nativos americanos y su forma de vida. En 1784, Jefferson se opuso a la extensión de la esclavitud al territorio del noroeste, pero luego apoyó su extensión hacia el oeste porque temía que cualquier restricción de la esclavitud pudiera conducir a una guerra civil y el fin de la nación. Al final de su presidencia, Jefferson esperaba con ansias unos Estados Unidos que se extendieran por todo el continente de América del Norte.


Mensaje secreto de Jefferson al Congreso sobre la expedición de Lewis y Clark (1803)

En este mensaje secreto del 18 de enero de 1803, el presidente Jefferson pidió al Congreso $ 2,500 para explorar el oeste, hasta el Océano Pacífico. En ese momento, el territorio no pertenecía a Estados Unidos. El Congreso acordó financiar la expedición que sería dirigida por Meriwether Lewis y William Clark.

La modestia de la solicitud, expresada principalmente en términos de promoción del comercio, desmentía la grandeza de la visión que había detrás. Jefferson llevaba mucho tiempo fascinado con Occidente y soñaba con un Estados Unidos que se extendiera por todo el continente.

Jefferson instruyó a Meriwether Lewis, quien dirigió la expedición junto con William Clark, para buscar nuevas rutas comerciales, hacerse amigo de las tribus occidentales de indios e informar sobre la geografía, geología, astronomía, zoología, botánica y clima de Occidente. La expedición de 13.000 kilómetros le brindó al gobierno de los EE. UU. Un primer vistazo a las vastas tierras que se encuentran al oeste del río Mississippi.

El presidente Jefferson trabajó en estrecha colaboración con Meriwether Lewis para asegurarse de estar bien preparado y anticipar lo que la fiesta necesitaría en cuanto a armas, alimentos, medicinas, equipo de campamento, instrumentos científicos y regalos para los indios. Planearon bien. Si bien la expedición se quedó sin lujos como whisky, tabaco y sal, nunca se quedaron sin rifles y pólvora, necesarios tanto para la autodefensa como para el suministro de alimentos & # 8212 y nunca se quedaron sin tinta y papel, necesarios para registrar sus hallazgos. .

Para obtener más información y otros documentos de la expedición de Lewis y Clark, visite la sección Expansión y reforma de los Archivos Nacionales. Originales americanos exposición.

(Información extraída de Stacey Bredhoff, Originales americanos [Seattle: The University of Washington Press, 2001], pág. 28.)


Fundación Lewis y Clark Trail Heritage

En 1803, el presidente Thomas Jefferson obtuvo la aprobación del Congreso para un proyecto visionario que se convertiría en una de las historias de aventuras más importantes de la historia de Estados Unidos. Jefferson quería saber si los estadounidenses podían viajar por tierra hasta el Océano Pacífico siguiendo dos ríos, el Missouri y el Columbia. Ambos ríos fluían desde las Montañas Rocosas, sabía que el Missouri fluye hacia el este desde las Montañas Rocosas y el Columbia fluye hacia el oeste hasta el Océano Pacífico.

Si las fuentes de los ríos estuvieran cerca unas de otras, Jefferson razonó que los comerciantes estadounidenses podrían usar esa ruta para competir con las compañías de pieles británicas que presionan hacia el sur desde Canadá.

El 28 de febrero de 1803, el Congreso asignó fondos para que una pequeña unidad del Ejército de los EE. UU. Explorara los ríos Missouri y Columbia. Los exploradores debían realizar informes detallados sobre la geografía, el clima, las plantas, los animales de la tierra, así como estudiar las costumbres y los idiomas de los indios. Los planes para la expedición estaban casi completos cuando el presidente se enteró de que Francia se había ofrecido a vender todo el territorio de Luisiana a los Estados Unidos. Esta transferencia, que se completó en un año, duplicó el área de Estados Unidos. Significaba que la Expedición del ejército de Jefferson podía viajar a la cima de las Montañas Rocosas en suelo estadounidense, sin necesitar más permiso de los antiguos propietarios franceses.

Jefferson seleccionó a un capitán del ejército, Meriwether Lewis, de 28 años, como líder de la expedición. Los Jefferson y Lewis habían sido vecinos cerca de Charlottesville, Virginia, donde Lewis nació el 18 de agosto de 1774. Cuando era niño, había pasado un tiempo en el bosque adquiriendo un conocimiento notable de las plantas y animales nativos. En 1794, sirvió en la Milicia de Virginia cuando el presidente Washington lo llamó para sofocar la Rebelión del Whisky. Lewis tuvo una exitosa carrera en el ejército cuando, en 1801, el recién elegido Jefferson lo convocó para trabajar como su secretario privado en la "Casa del Presidente".

Lewis eligió a un ex camarada del ejército, William Clark, de 32 años, para ser co-líder de la Expedición. Clark nació el 1 de agosto de 1770 en el condado de Caroline, Virginia. A la edad de 14 años, su familia se mudó a Kentucky, donde estuvieron entre los primeros pobladores. William Clark era el hermano menor del general George Rogers Clark, un héroe de la Guerra Revolucionaria. William sirvió al mando del general "Mad Anthony" Wayne durante las guerras indias en el Territorio del Noroeste.

Al prepararse para la Expedición, Lewis visitó a los científicos asociados del presidente Jefferson en Filadelfia para recibir instrucción en ciencias naturales, navegación astronómica y medicina de campo. También se le dio una lista de preguntas sobre su vida diaria para hacerles a los indios americanos que conocerían. Durante estos preparativos Lewis, por "20 $", compró a Seaman, su "perro de la raza Terranova" para que lo acompañara al Pacífico.

Lewis y Clark llegaron a su punto de parada en la confluencia de los ríos Mississippi y Missouri cerca de St. Louis en diciembre de 1803. Acamparon para pasar el invierno en la desembocadura del río Wood, en el lado de Illinois del Mississippi, frente a la entrada del Missouri. Río. Los dos capitanes reclutaron a jóvenes leñadores y alistaron soldados que se ofrecieron como voluntarios en puestos de avanzada del ejército cercanos. Durante el invierno, las selecciones finales se hicieron con hombres probados. En la primavera, la lista de la Expedición estaba compuesta por aproximadamente 45 personas, incluido personal militar y boteros locales que subirían parte del Missouri con la Expedición. Lewis registró que la desembocadura del río Wood debía "considerarse el punto de partida" del viaje hacia el oeste.

Bajo Missouri: mayo de 1804 a abril de 1805


La Expedición levantó el campamento el 14 de mayo de 1804. Clark escribió en su diario: "Partí a las 4 de la tarde y seguí bajo un puente sobre el Misuri". El grupo viajó en un bote de quilla de 55 pies de largo y dos botes más pequeños, llamados "piraguas". Durante el largo y caluroso verano, trabajaron laboriosamente río arriba. Numerosos peligros para la navegación, incluidos árboles hundidos llamados "aserradores", barras de arena, el colapso de las orillas de los ríos y ráfagas repentinas de fuertes vientos con lluvias torrenciales frenaron su avance. Hubo otros problemas, incluidos azotes disciplinarios, dos deserciones, un hombre despedido deshonrosamente por motín y la muerte del sargento. Charles Floyd, el único miembro que murió durante la Expedición. En la actual Dakota del Sur, una banda de Teton Sioux intentó detener los barcos, pero los exploradores mostraron su superior armamento y siguieron navegando.

A principios de noviembre, llegaron a las aldeas de los indios Mandan y Minitari (Hidatsa), que vivían cerca de la actual Washburn, Dakota del Norte. En la orilla norte del río Missouri, encontraron una arboleda de robustos álamos para la construcción de un fuerte de troncos. Al estar muy juntos, los árboles también ofrecían protección contra los vientos de la pradera.

En cuatro semanas de arduo trabajo, los hombres construyeron un fuerte de forma triangular. Filas de pequeñas chozas formaban dos lados y una pared de troncos de álamo erguidos formaba el frente. Lo llamaron Fort Mandan, en honor a los habitantes locales. La fiesta estaba ahora a 164 días y aproximadamente a 1.510 millas de distancia de Wood River.

Los exploradores pasaron cinco meses en Fort Mandan, cazando y obteniendo información sobre la ruta por delante de los indios y comerciantes franco-canadienses que vivían cerca. Los herreros de la Expedición instalaron una fragua y fabricaron herramientas e implementos, que se intercambiaron por los cultivos de maíz, melones y frijoles de los indios americanos. Un franco-canadiense llamado Toussaint Charbonneau visitó a los capitanes con su joven esposa Shoshone embarazada, Sacagawea.

La patria tribal de Sacagawea se encontraba en el país de las Montañas Rocosas, muy al oeste. Había sido secuestrada por indios de las llanuras cinco años antes, cuando tenía unos doce años, y llevada a las aldeas de Mandan y Minitari, donde finalmente fue vendida a Charbonneau. Sacagawea hablaba tanto en Shoshone como en Minitari, y los capitanes se dieron cuenta de que podía ser una valiosa intermediaria si el grupo se encontraba con los Shoshones. También sabían que ella y Charbonneau podrían ser útiles para cambiar los caballos que se necesitarían para cruzar las montañas del oeste. Además, Sacagawea y su bebé resultaron ser una muestra de tregua, asegurando a los indios que la Expedición fue pacífica. Clark notó más tarde esto mientras descendía por el río Columbia: "Ninguna mujer acompaña a un grupo de indios de guerra en este barrio". Como resultado, los capitanes contrataron a Charbonneau, a quien se unieron Sacagawea y su hijo pequeño Jean Baptiste Charbonneau, nacido en Fort Mandan el 11 de febrero de 1805. El niño se convirtió en el favorito de Clark, a quien apodó "Pomp", citando su pomposa payasadas del "niño bailando".

Alto Missouri: abril de 1805 a julio de 1805



Subiendo por el río desde las aldeas de Mandan, pasaron la confluencia de Yellowstone con el Missouri y entraron en un país donde Lewis observó "manadas inminentes de búfalos, alces, ciervos y antílopes alimentándose en una pradera común e ilimitada". Los osos pardos cargaron contra los hombres que los perseguían.

Lewis comentó que "preferiría pelear con dos indios que con un oso". La navegación fluvial se volvió más difícil. Durante una fuerte tormenta de viento, la piragua que transportaba importantes discos e instrumentos comenzó a llenarse de agua y casi se vuelca. Sacagawea, que estaba a bordo, salvó muchos elementos mientras flotaban a su alcance. Cerca de finales de mayo, las Montañas Rocosas aparecieron a la vista.

La corriente del río se hizo más fuerte. Los exploradores tuvieron que abandonar los remos y remolcar las pesadas canoas con cuerdas de cuero crudo mientras caminaban por la costa. Cuando las orillas del río dieron paso a acantilados, los hombres tuvieron que meterse en el agua, empujando y tirando de los botes corriente arriba.

A principios de junio, los exploradores llegaron a un punto en el que el Missouri parecía dividirse por igual en ramas del norte y del sur. Aquí pasaron nueve días para concluir que la rama sur era el verdadero Missouri. Lewis llamó a la bifurcación norte el río Marías, y exploró con un pequeño grupo de avanzada siguiendo la bifurcación sur hasta que escuchó cascadas. Los indios de Fort Mandan les habían hablado de las cataratas del Missouri, por lo que Lewis sabía que estaba en el camino correcto.

Aquí, en las cercanías de las actuales Great Falls, Montana, la Expedición tuvo que transportar 18 millas alrededor de una serie de cinco cascadas del Missouri. Los hombres unieron ruedas de álamo a las canoas para empujarlas por tierra. El clima era caluroso, con ráfagas intermitentes que azotaban al grupo con grandes piedras de granizo.

Transportar los pesados ​​botes y el equipaje por la empinada pendiente desde el río y atravesar la larga franja de praderas fue una prueba agotadora. Espinas de tuna penetraron en sus pies a través de las suelas de los mocasines, aumentando el difícil y agotador porte.

Después de transportar canoas y equipaje a lo largo de este transporte durante tres semanas, se estableció un campamento sobre las cataratas en "White Bear Island". Habían traído consigo una estructura de metal sobre la que estiraron pieles para hacer un bote grande y liviano para reanudar su viaje por el río. El plan fracasó cuando los puntos de sutura en las pieles gotearon. Tuvieron que abandonar el armazón y hacer dos canoas más de chopo.

West of the Divide: julio de 1805 a noviembre de 1805

El 25 de julio, la Expedición llegó a un lugar donde el Missouri se dividió en tres bifurcaciones. La rama sureste la llamaron Gallatin, por el Secretario de Hacienda. El del sur se llamaba Madison, por el Secretario de Estado. El brazo occidental se convirtió en el río Jefferson, "en honor a ese ilustre personaje Thomas Jefferson, presidente de los Estados Unidos".

Debido a que fluía desde el oeste, los capitanes decidieron seguir al Jefferson. Al enterarse de Sacagawea que ahora se encontraban dentro de las tierras tradicionales de recolección de alimentos de su gente, Lewis siguió adelante en busca de los Shoshones. A mediados de agosto, llegó a un manantial en las montañas, al que llamó "la fuente más distante" del Missouri. Un poco más allá había una silla de montar en una cresta alta (hoy Lemhi Pass), desde donde Lewis vio imponentes montañas cubiertas de nieve hacia el oeste. Un arroyo a sus pies corría hacia el oeste y supo que había cruzado la División Continental. El arroyo era uno de los muchos afluentes del actual río Snake, que a su vez se unía al Columbia.

Inmediatamente al oeste de la División Continental, Lewis se encontró con dos mujeres Shoshone y una niña que estaban excavando raíces comestibles. Lewis les dio regalos y pronto se les unió un gran número de hombres shoshone a caballo. Al regresar de este viaje de exploración acompañado por varios Shoshones, Lewis se reunió con Clark y el grupo principal. Los exploradores formaron un campamento con los indios a unas pocas millas al sur de la actual Dillon, Montana, al que llamaron "Campamento Afortunado". Aquí, Sacagawea encontró una novia de la infancia. La niña había estado con Sacagawea cuando ambos fueron capturados, pero escapó y regresó con su gente. Sacagawea se enteró de que su propio hermano, Cameahwait, era ahora el jefe de la tribu. Fue una escena emotiva cuando hermano y hermana se reunieron.

Pensando en su viaje de regreso, el capitán Lewis ordenó a las canoas sumergidas que "se protegieran tanto de los efectos de la pleamar como de los incendios; los indios prometieron no causarles ningún daño intencional". Luego, el grupo procedió a través de la División Continental hasta la aldea principal de los Shoshones. Con Sacagawea proporcionando un servicio vital como intérprete, se contrató a un guía Shoshone y el intercambio con los indios para montar y montar caballos fue un éxito. Después de una corta estadía, el cuerpo ahora montado a caballo siguió a su guía, el Viejo Toby, hacia las "formidables montañas".

En septiembre, los exploradores medio muertos de hambre sobrevivieron a base de carne de caballo mientras seguían una antigua ruta india, el Lolo Trail, a través de las montañas Bitterroot en las modernas Montana e Idaho. Aquí, se encontraron con madera caída, un frío escalofriante y un viaje resbaladizo y peligroso durante una tormenta de nieve al comienzo de la temporada. Descendiendo por la ladera oeste de las montañas, llegaron a un pueblo de los Nez Perce.

Aquí, los nativos ofrecieron un festín de salmón, raíces y bayas. Los exploradores hambrientos descubrieron, para su consternación, que esta dieta desacostumbrada los enfermaba gravemente.

El grupo llegó al actual río Clearwater, donde marcaron y dejaron sus caballos al cuidado de los Nez Perce hasta su regreso. Construyeron nuevas canoas y avanzaron a través de rápidos llenos de rocas, haciendo un avance rápido pero arriesgado. A principios de octubre llegaron al río Snake y luego, el 16 de octubre, al Columbia. Por ese caudaloso río flotaron hasta llegar a las ahora inundadas "Great Falls of the Columbia" (Celilo Falls) cerca de la moderna ciudad de Oregon de The Dalles. Aquí, y también cuando se enfrentaron a los furiosos rápidos dentro de las Montañas Cascade que Clark llamó el "Gran Shute", nuevamente se vieron obligados a realizar arduos transportes.

El 2 de noviembre, se adentraron en los tranquilos tramos superiores del agua de la marea en el Columbia. Clark, el 7 de noviembre, escribió: "Gran alegría en el campamento estamos a la vista de Ocian, este gran Pacífico Octeano que durante tanto tiempo hemos estado ansiosos por ver". Todavía estaban 25 millas río arriba y lo que realmente vieron fueron las olas azotadas por la tormenta del ancho estuario del río.

Durante los siguientes nueve días soplaron vientos feroces, las olas del océano se adentraron en el río y la lluvia cayó, dejándolos varados en campamentos desprotegidos justo por encima de la marea en la base de los acantilados. A mediados de noviembre, los capitanes finalmente caminaron sobre las arenas del Océano Pacífico cerca de la desembocadura del Columbia, el objetivo occidental de su viaje. Clark registró que habían transcurrido 554 días y que se habían recorrido 4,132 millas desde que abandonaron Wood River.

Océano Pacífico: noviembre de 1805 a marzo de 1806

El capitán Lewis llevaba consigo una carta de crédito firmada por Jefferson, que garantizaba el pago del regreso de los exploradores por mar a través de cualquier barco mercante estadounidense o extranjero que se encontrara en el estuario del río Columbia. No vieron barcos al llegar al océano, ni, como revelan sus registros, entrarían por la entrada turbulenta del río durante su estadía de cuatro meses en la costa. En realidad, los capitanes nunca tuvieron la intención seria de regresar por mar, prefiriendo en cambio establecer un campamento cerca de la costa. Allí esperaban obtener de los barcos mercantes "un nuevo suministro de baratijas indias para comprar provisiones en nuestro regreso a casa".

Debido a la ausencia de caza y su exposición desprotegida a feroces tormentas invernales en la costa norte de Columbia (estado de Washington), el partido eligió cruzar el río hacia el lado sur (Oregón) donde, según les informaron los indios, había numerosos alces y ciervos. . Se registró un voto real de los miembros, que representa la primera elección estadounidense celebrada democráticamente al oeste de las Montañas Rocosas que incluyó el voto de una mujer, Sacagawea, y un hombre afroamericano, York.

Cruzando el río, construyeron sus cuarteles de invierno de 1805-06 en un sitio protegido a cinco millas al sur de la moderna Astoria, Oregon, y lo llamaron Fort Clatsop en honor a sus vecinos, los indios Clatsop. Los hombres pasaron el invierno cazando alces para alimentarse y para hacer ropa de piel de alce y mocasines para reemplazar sus gastadas pieles de ante.

Lewis llenó su diario con descripciones de plantas, aves, mamíferos, peces, anfibios, datos meteorológicos e información muy detallada sobre las culturas indias. Clark hizo ilustraciones de muchos de los animales y plantas, y actualizó sus mapas del viaje. Sacagawea se unió a Clark y algunos de los hombres en un viaje a la costa para obtener aceite y grasa de un "pez monstruoso", una ballena que había aparecido en la playa. En el camino, visitaron el campamento de producción de sal de la Expedición en la actual Seaside, Oregon, donde varios de los hombres mantuvieron un fuego continuo encendido durante casi un mes hirviendo agua de mar, para producir veinte galones de sal.

Viaje de regreso: marzo de 1806 a septiembre de 1806

El 23 de marzo de 1806, los exploradores volvieron a subir por el Columbia en canoas indias recién adquiridas. En las Grandes Cataratas de la Columbia intercambiaron con los indios locales por caballos de carga y partieron hacia la orilla norte del río a pie. Obteniendo caballos de varias tribus a lo largo del camino, el grupo llegó a las aldeas de Nez Perce en mayo. Mientras acampaban entre los Nez Perce durante un mes, esperando que las nieves de las altas montañas se derritieran, los capitanes dieron tratamiento médico fronterizo a los indios enfermos y heridos a cambio de alimentos nativos.

Los Nez Perce reunieron a los caballos de la Expedición que habían cuidado durante el invierno, lo que alivió la preocupación de los capitanes por el transporte adecuado cuando el grupo reanudó su viaje hacia el este a principios de junio. Volviendo sobre su camino de salida a través de Bitterroots, fueron devueltos por ventisqueros intransitables e hicieron su única "marcha retrógrada" de todo el viaje. Después de una semana de retraso, partieron de nuevo y cruzaron con éxito las montañas. El 30 de junio, llegaron a su campamento de salida "Travelers Rest", a once millas al sur de la moderna Missoula, Montana, donde disfrutaron de un bienvenido descanso de sus fatigas.

El 3 de julio de 1806, el partido se separó. Lewis, con nueve hombres, cabalgó directamente hacia el este hasta las Grandes Cataratas del Missouri. Luego, con tres hombres, viajó al norte para explorar el río Marías casi hasta la actual frontera con Canadá. Lewis y sus compañeros acamparon durante la noche con algunos indios Blackfeet, que a la luz del día intentaron robar las armas de los exploradores y ahuyentar sus caballos. Al describir la escaramuza que siguió, Lewis relató que un indio le disparó, lo que resultó en un casi accidente en el que "con la cabeza de un barbudo sentí el viento de la bala con mucha claridad". Lewis luego explicaría que dos de los Blackfeet murieron durante el breve encuentro, pero que él y sus compañeros escaparon milagrosamente ilesos.

Mientras tanto, Clark, con el resto del grupo, avanzó hacia el sureste a caballo, cruzando las Montañas Rocosas a través del actual Gibbons Pass. Volviendo al río Jefferson (ahora el río Beaverhead en su tramo superior), las canoas sumergidas fueron recuperadas y reparadas. Clark puso a algunos hombres a cargo de las canoas mientras él y los demás continuaban con los caballos, todos siguiendo el río río abajo hasta el cruce Three Forks del río Missouri.

Aquí, el grupo se dividió. Los viajeros en canoa continuaron por el Missouri hasta White Bear Island, donde recuperaron su equipo guardado en caché y regresaron a las cataratas. Clark y el resto montaron sus caballos hacia el este para explorar el río Yellowstone. Mientras la Expedición pasaba nuevamente por las tierras Shoshone que Sacagawea recordaba de su infancia, Clark elogió su "gran servicio para mí como piloto".

Al llegar a Yellowstone, se fabricaron nuevas canoas. Clark asignó a tres hombres para conducir los caballos por tierra mientras él y los demás iban a la deriva río abajo. El 25 de julio de 1806, Clark nombró una formación rocosa inusual en la orilla sur del río Yellowstone (Montana) "Pompy's Tower" en honor al hijo de Sacagawea.

Las partes se reunieron el 12 de agosto cerca de la confluencia de los ríos Yellowstone y Missouri. Aquí, Clark se enteró de que Lewis había recibido un disparo mientras buscaba un juego en la costa llena de maleza del Missouri. Con su ropa de piel de ante, el capitán Lewis fue confundido con un alce por Pierre Cruzatte. Clark trató y vendó la herida con los medicamentos que llevaban.

Al llegar a las aldeas de Mandan el 17 de agosto, la familia Charbonneau fue sacada de la Expedición. El soldado John Colter fue despedido, a petición suya, para unirse a un grupo de caza de pieles con destino al Missouri. El resto del grupo, acompañado por un jefe mandan y su familia, se dirigió hacia el Missouri en el último tramo del viaje de regreso a casa.

Postludio: después del 23 de septiembre de 1806

El 23 de septiembre de 1806, el destrozado Cuerpo de Descubrimientos llegó a St. Louis y "recibió una cálida bienvenida de sus habitantes". Los exploradores de Jefferson habían cubierto 8.000 millas de territorio durante un período de 2 años, 4 meses y 9 días. Sus registros aportaron información importante sobre la tierra, sus recursos naturales y sus pueblos originarios. Lewis y Clark se enteraron de que el ancho sorprendente de la cadena de las Montañas Rocosas destruyó la ruta esperada por Jefferson entre los sistemas fluviales de Missouri y Columbia. Este hallazgo dio como resultado una ruta sobre lo que ahora es South Pass (Wyoming) durante los viajes posteriores hacia el oeste de comerciantes de pieles y otros exploradores. A pesar de las dificultades, Lewis y Clark siguieron siendo amigos después de la Expedición. El Congreso recompensó a los oficiales y hombres de la empresa militar, incluido Toussaint Charbonneau, con concesiones de tierras. Ni Sacagawea ni York recibieron compensación por sus servicios.

El 28 de febrero de 1807, el presidente Jefferson eligió a Lewis como gobernador del territorio de la Alta Luisiana. Su carrera comenzó bien, pero la controversia relacionada con las finanzas del gobierno surgió en 1809 y culminó con su decisión de viajar a Washington, DC para resolver la disputa. Viajando a través de Tennessee, el gobernador Meriwether Lewis murió misteriosamente el 11 de octubre de 1809 por heridas de bala infligidas mientras estaba en Grinder's Stand, un bar público. No se sabe de manera concluyente si fue asesinado o se suicidó. Su tumba se encuentra donde murió, dentro de la actual Natchez Trace National Parkway, cerca de Hohenwald, Tennessee.

Clark disfrutó de una carrera honorable de servicio público de por vida en St. Louis. El 12 de marzo de 1807, Jefferson lo comisionó como General de Brigada de la Milicia y Agente Indio para el Territorio de la Alta Luisiana. En 1813 fue nombrado gobernador del territorio de Missouri, cargo que ocupó hasta la estadidad de Missouri en 1820. En 1822, el presidente Monroe lo nombró Superintendente de Asuntos Indígenas. Fue reelegido para este puesto por cada presidente sucesor y se desempeñó en esta capacidad por el resto de su vida. El general William Clark murió de causas naturales en St. Louis, el 1 de septiembre de 1838 y está enterrado en la parcela de la familia Clark en el cementerio Bellefontaine, St. Louis.


Explorando el Oeste

Durante el invierno de 1803–1804, Lewis y Clark reclutaron, entrenaron y suministraron hombres en Camp Dubois, en las orillas orientales del Mississippi en lo que ahora es Illinois. Tras el traslado oficial de la Alta Luisiana a los Estados Unidos en marzo de 1804, la expedición partió formalmente el 14 de mayo de ese año.

Patrick Gass & # 8217s Diario personal de la expedición de Lewis y Clark

La segunda edición de Patrick Gass & # 039s Un diario de los viajes y viajes de un cuerpo de descubrimiento, bajo el mando del capitán Lewis y el capitán Clarke del ejército de los Estados Unidos, desde la desembocadura del río Missouri a través del interior de América del Norte hasta el océano Pacífico , Durante los años 1804, 1805 y 1806 (1810) incluye seis escenas grabadas de la Expedición de Lewis y Clark, incluida esta representación de un evento que tuvo lugar el 30 de mayo de 1806. Mientras cruzaban un río, dos miembros de la expedición en una canoa chocaron contra un árbol que sobresalía en el agua. El barco se hundió y se perdieron tres mantas. La mayoría de los hombres solo habían traído una manta para el viaje, por lo que la pérdida de las mantas se consideró un gran golpe.

Gass se desempeñó como sargento en la expedición de Lewis y Clark y mantuvo un diario personal durante sus viajes. Esta edición de su diario fue impresa por Mathew Carey de Filadelfia. La primera edición de la obra de Gass & # 039, publicada en 1807, no incluía ilustraciones. Gass puede haber creado los dibujos él mismo, o puede haberlo consultado con otro artista. Esta imagen se utilizó como portada del libro. (El número de página que se muestra en la parte superior derecha se refiere a la página del texto donde se describe el evento). El diario de Gass fue el primer relato de este tipo que se publicó sobre la expedición en él, acuñó el término & quotCorps of Discovery & quot.

La segunda edición de Patrick Gass & # 039s Un diario de los viajes y viajes de un cuerpo de descubrimiento, bajo el mando del capitán Lewis y el capitán Clarke del ejército de los Estados Unidos, desde la desembocadura del río Missouri a través del interior de América del Norte hasta el océano Pacífico , Durante los años 1804, 1805 y 1806 (1810) incluye seis escenas grabadas de la expedición de Lewis y Clark, incluida esta representación de una reunión formal con los indios que tuvo lugar en la actual Nebraska el 3 de agosto de 1804. Gass, quien sirvió como sargento en la expedición y mantuvo un En su diario personal durante sus viajes, escribió sobre este encuentro: “El capitán Lewis y el capitán Clarke celebraron un consejo con los indios, que parecían muy complacidos con el cambio de gobierno y lo que se había hecho por ellos. Seis de ellos fueron nombrados jefes, tres Otos y tres Missouris ''.

Esta edición de la revista Gass & # 039s fue impresa por Mathew Carey de Filadelfia. La primera edición, publicada en 1807, no incluía ilustraciones. Gass may have created the drawings himself, or he may have consulted with another artist. Gass's journal was the first such account published about the expedition in it, he coined the term "Corps of Discovery."

The second edition of Patrick Gass's A Journal of the Voyages and Travels of a Corps of Discovery, Under the Command of Capt. Lewis and Capt. Clarke of the Army of the United States, From the Mouth of the River Missouri Through the Interior Parts of North America to the Pacific Ocean, During the Years 1804, 1805 and 1806 (1810) includes six engraved scenes from the Lewis and Clark Expedition, including this depiction of activity that took place in November 1804. The men are portrayed building a winter encampment near the Mandan Indian villages in present-day North Dakota.

Gass served as a sergeant in the expedition and kept a personal journal during their travels. This edition of his journal was printed by Mathew Carey of Philadelphia. The first edition of Gass's work, published in 1807, did not include any illustrations. Gass may have created the drawings himself, or he may have consulted with another artist. Gass's journal was the first such account published about the expedition in it, he coined the term "Corps of Discovery."

The second edition of Patrick Gass's A Journal of the Voyages and Travels of a Corps of Discovery, Under the Command of Capt. Lewis and Capt. Clarke of the Army of the United States, From the Mouth of the River Missouri Through the Interior Parts of North America to the Pacific Ocean, During the Years 1804, 1805 and 1806 (1810) includes six engraved scenes from the Lewis and Clark Expedition, including this depiction of an event that took place on June 4, 1805. One of the expedition members, scouting ahead for a place to camp for the night, was attacked by a bear. When his gun misfired, William Clark and a few other explorers, who were atop a bluff about 200 yards away, took aim at the bears and drove them away.

Gass served as a sergeant during the expedition and kept a personal journal during their travels. This edition of his journal was printed by Mathew Carey of Philadelphia. The first edition published in 1807 did not include any illustrations. Gass may have created the drawings himself, or he may have consulted with another artist. Gass's journal was the first such account published about the expedition in it, he coined the term "Corps of Discovery."

The second edition of Patrick Gass's A Journal of the Voyages and Travels of a Corps of Discovery, Under the Command of Capt. Lewis and Capt. Clarke of the Army of the United States, From the Mouth of the River Missouri Through the Interior Parts of North America to the Pacific Ocean, During the Years 1804, 1805 and 1806 (1810) includes six engraved scenes from the Lewis and Clark Expedition. This depicts an event that took place on July 15, 1806. An expedition member, alone in the wilderness, encountered a white bear and was thrown by his horse. The man stunned the bear by hitting him with his gun&mdashbreaking the gun in the process&mdashand then clambered up a tree. The man remained there for three hours while the bear stood vigil below. When the animal finally wandered off, the man headed back to camp. Gass, who served as a sergeant in expedition and kept a personal journal during their travels, wrote: "These bears are very numerous in this part of the country and very dangerous, as they will attack a man every opportunity."

This edition of the journal was printed by Mathew Carey of Philadelphia. The first edition of Gass's work, published in 1807, did not include any illustrations. Gass may have created the drawings himself, or he may have consulted with another artist. Gass's journal was the first such account published about the expedition in it, he coined the term "Corps of Discovery."

The second edition of Patrick Gass's A Journal of the Voyages and Travels of a Corps of Discovery, Under the Command of Capt. Lewis and Capt. Clarke of the Army of the United States, From the Mouth of the River Missouri Through the Interior Parts of North America to the Pacific Ocean, During the Years 1804, 1805 and 1806 (1810), includes six engraved scenes from the Lewis and Clark Expedition. This engraving depicts an event that took place on July 27, 1806. While exploring an area north of the Missouri River, expedition commander Meriwether Lewis traded with a party of Indians who attempted to steal the group's rifles and horses the following morning. A skirmish ensued, and Lewis shot one of the Indians.

Gass served as a sergeant in the Lewis and Clark Expedition and kept a personal journal during their travels. This edition of his journal was printed by Mathew Carey of Philadelphia. The first edition of Gass's work, published in 1807, did not include any illustrations. Gass may have created the drawings himself, or he may have consulted with another artist. Gass's journal was the first such account published about the expedition in it, he coined the term "Corps of Discovery."

During the ascent of the Missouri, most of the expedition’s members were engaged in the challenging task of rowing and occasionally towing their vessels against the river’s powerful current. Clark, an experienced river navigator, usually remained aboard one of the vessels. (He was also the expedition’s main cartographer.) Meanwhile, Lewis often went ashore to observe the landscape, gather plant and wildlife samples, and supervise a few men who hunted for the animals that were the expedition’s principal source of food.

In November 1804 the expedition constructed a winter encampment near the Mandan Indian villages. Quickly named Fort Mandan, it was located near what is now Washburn, North Dakota. Lewis and Clark used this opportunity to cull out members of the expedition, selecting the most reliable, hardy, and talented men to continue and sending the rest back to Saint Louis with numerous plant and animal samples, as well as a lengthy report to Jefferson. Lewis concluded that report optimistically, writing, “I can foresee no material or probable obstruction to our progress, and entertain therefore the most sanguine hopes of complete success… At this moment, every individual of the party are in good health, and excellent sperits [sic] zealously attached to the enterprise, and anxious to proceed… With such men I have every thing to hope, and but little to fear.”

A smaller contingent of thirty-three people (soon called “the permanent party”) set out from Fort Mandan in April 1805. This was a diverse cohort. Anglo-Americans like Lewis and Clark dominated the members of the U.S. Army on the expedition, but they were barely a majority of the total expedition. Several men of French and Indian ancestry (often called Métis) had joined the party to serve as translators, guides, and scouts. One of the Métis, Toussaint Charbonneau, brought his wife, Sacajawea, a young woman born a Shoshone Indian but captured as a young girl by the Hidatsa, a Sioux tribe, and raised in their villages. In February 1805 Sacajawea had given birth to a son, Jean Baptiste Charbonneau, but quickly recovered from childbirth and managed to care for the infant even as the expedition got under way. Clark’s slave York, who had long served as his manservant, also remained with the group as it continued westward.

In the summer of 1805, the expedition reached the headwaters of the Missouri River in the Rocky Mountains and then located the nearby headwaters of the Columbia. It was near the Missouri, perhaps, but not directly connected, as Jefferson had hoped. As Lewis immediately realized, there was no Northwest Passage.

After completing a lengthy and arduous overland passage through the Rocky Mountains, the expedition quickly descended the Columbia River, reaching the Pacific Ocean on November 15, 1805. When Clark erroneously thought he had sighted the Pacific on November 7 (it was, in fact, most likely Puget Sound), he wrote a passage in his journal that captured the sentiment within the expedition: “Great joy in camp we are in View of the Ocian, this great Pacific Octean which we been So long anxious to See.” Later that month the expedition built a winter encampment, Fort Clatsop, located a few miles from what is now Astoria, Oregon.

The party departed for the return trip on March 23, 1806. Drawing on the geographic knowledge they had acquired during their travels west, the expedition made an efficient return trip, reaching Saint Louis just six months later, on September 23. The party then dispersed. Lewis and Clark soon left for Washington, enjoying celebratory gatherings along the way before finally reporting personally to Jefferson.


Featured Video

Sent by President Thomas Jefferson to find the Northwest Passage, Meriwether Lewis and William Clark led the most important expedition in American history. This extraordinary film tells the remarkable story of the entire Corps of Discovery – not just of the two Captains, but the young army men, French-Canadian boatmen, Clark’s African-American slave, and the Shoshone woman named Sacagawea, who brought along her infant son. As important to the story as these many characters, however, was the land itself, and the promises it held.

The mission of the Corps of Discovery was to explore the uncharted West. Beginning February 28, 1803 It would be led by Meriwether Lewis, and Lewis’ friend, William Clark. Over the next four years, the Corps of Discovery would travel thousands of miles, experiencing lands, rivers and peoples that no Americans ever had before. Ken Burns' LEWIS & CLARK re-creates the 1803 journey to locate the Northwest Passage. The explorers found a varied landscape and a dizzying diversity of Indian peoples.


Little Known Facts - 5

By the time President Thomas Jefferson returned to Washington, D.C. in 1802 from his customary summer respite at Monticello he had decided to include a proposal in his annual message to Congress to send a small exploratory expedition across the continent in search of an “all-water” route to the Pacific coast (in short, in search of the fabled Northwest Passage). When he circulated the draft message among members of his Cabinet, Secretary of the Treasury Albert Gallatin recommended the proposal for western exploration be the subject of a separate confidential message “as it contemplates an expedition out of our own territory.”

Jefferson took Gallatin’s advice. On January 18, 1803, in a secret message to Congress he requested an “appropriation of two thousand five hundred dollars ‘for the purpose of extending the external commerce of the U.S.’ while understood by the Executive as giving the legislative sanction, would cover the undertaking from notice, and prevent the obstructions which interested individuals might otherwise previously prepare in it’s way.” (Italics added.) Congress complied with the president’s request and approved the appropriation.

Thus, in a manner of speaking, the venture that was to become known as the Lewis and Clark Expedition was conceived and authorized in secrecy. In reality, from the outset it was known not only by the president and his personal secretary, Meriwether Lewis, but also by all members of his Cabinet and all members of both houses of Congress. As a matter of fact, this “state secret” became known to an ever-widening circle of confidants even as Jefferson and his chosen commander insisted on maintaining the fiction of strict confidentiality.

In December of 1802, President Jefferson had confided his plan (even before his secret message to Congress) to the Spanish ambassador to the U.S., Sr. Carlos Martinez de Yrujo, when he sought an official passport authorizing the explorers to cross Spain’s trans-Mississippi territories to the Pacific coast. Ever cautious, Ambassador Martinez de Yrujo declined Jefferson’s request and promptly reported the overture to his superiors in Madrid. Rebuffed, but undaunted, Jefferson subsequently made similar requests of the British and French ambassadors, both of whom were more obliging.

After the president appointed Meriwether Lewis to head the expedition, he enlisted the assistance of four of the nation’s leading natural scientists, all personal friends of his who were with the American Philosophical Society in Philadelphia, to tutor Lewis in such subjects as botany, biology, medicine and celestial navigation. He implored each of them to hold the pending expedition in “strictest confidence.” Hence, the circle of those sharing the “state secret” widened accordingly.

Still later, Lewis and Jefferson decided it would be prudent to recruit a second commanding officer in case some mishap befell Lewis while en route. In an extraordinary letter detailing the particulars of the mission, Lewis invited his former commanding officer, William Clark of Kentucky (and the Indiana Territory), to join him on equal terms to lead the endeavor. True to form, Lewis asked Clark to hold the information conveyed to him in complete confidence. Upon his acceptance of Lewis’s invitation, Clark was commissioned to recruit some vigorous, young, unmarried men possessing hunting skills and considerable capacity for hard work to join in the enterprise. As he did so, Clark at Lewis’s suggestion initially used a cover story alleging the purpose of the expedition was to ascend the Mississippi River and locate its headwaters. That subterfuge was maintained until just before the expedition pushed off up the Missouri River from its winter quarters at Camp River Dubois on May 14, 1804.

Clearly, Meriwether Lewis’s “hush-hush” mission was an open secret long before members of the expedition set foot in Spain’s former Louisiana Territory.

Stephen E. Ambrose, Undaunted Courage: Meriwether Lewis, Thomas Jefferson, and the Opening of the West (New York: Simon & Schuster, 1996), pp. 77-100.

Donald Jackson, ed., Letters of the Lewis and Clark Expedition, with Related Documents, 1783-1854 (Urbana: University of Illinois Press, 1978), vol. 1, various letters and documents, pp. 2-41.


Funding for Exploration

The famous Lewis and Clark expedition is a story of American pioneering. This first major journey of exploration led the way for vast wilderness to eventually become the “settled” West. Today’s spotlight document focuses on the very start of this expedition, when in 1803 President Thomas Jefferson sent this confidential letter to Congress.

Shortly after the Louisiana Purchase, President Jefferson secretly wrote to Congress requesting $2,500 to send “an intelligent officer, with ten or twelve chosen men” on a mission westward. The primary goal for what would become the 8,000 mile Lewis and Clark expedition was to seek out trade routes—all the way to the Pacific Ocean—and begin relations with the tribes of Native Americans in the West.

Secondly, Meriwether Lewis and William Clark were to report back on the scientific and economic resources beyond the Mississippi River geography, zoology, botany, and climate are just some of the subjects covered in the expedition journals and sketches.

Financial backing was the first step to taking such an extensive journey, and so President Jefferson wrapped his grand vision of western discovery in the modest aim of promoting commerce. Congress agreed to provide the expedition’s funding, and in the end, Lewis and Clark were well prepared. While luxuries of tobacco and whiskey did not last the entire journey, rifles were never empty of powder, and all of the expedition’s findings were able to be recorded with ink and paper.

This letter and other documents about the exploration are available online on DocsTeach.

Today’s post came from former social media intern Holly Chisholm.


Lewis and Clark: Sacagawea

Sacagawea earned Lewis and Clark’s respect, but she never received any money or awards for her service. Today we recognize her as one of the most valuable members of the Corps of Discovery.

Fun Facts

  • The U.S. issued a coin in the year 2000 that shows an American-Indian woman carrying a baby on her back. This woman is Sacagawea.
  • Sacagawea was born in 1789 or 1790 in what is now Idaho. She belonged to the Shoshone nation and lived along the Bitterroot Range of the Rocky Mountains. Her people camped near the Snake River.
  • Her name means “bird woman,” maybe because she was small and had quick movements like a bird. She loved her parents, her two brothers, and her sister.
  • Sacagawea didn’t go to school, but she learned how to hunt, find food, make clothing, and other useful skills from her mother. She liked to play games with her friends.
  • When she was 10 or 11, she was kidnapped by a Minnetaree warrior and taken to his village 600 miles from her home. A French trader, Charbonneau, traded with the Indians for Sacagawea. She became his wife at the age of 13 or 14. She had her first baby when she was 16.
  • Lewis and Clark met Charbonneau and Sacagawea. They gave the fur trader $500 to join them as an interpreter.
  • When Sacagawea was about to give birth, she drank a mixture of powdered rattlesnake tail and water, which was supposed to make the birth easier. Her baby was born 10 minutes later! Charbonneau named him Jean Baptiste Clark called him Pomp.
  • As the party traveled west, Sacagawea was happy. She was traveling toward her people. Finally they met her brother and family. Sacagawea was so happy. She helped trade for horses.
  • The group was often cold and hungry. Mosquitoes and fleas made them miserable and some of them got sick or injured. Sacagawea was good at finding plants for medicine and food.
  • But one time, Sacagawea became very ill. Lewis and Clark were worried. They knew how valuable she was to the group. And who would care for her baby if she died? They took turns caring for her themselves. Finally she got better.
  • During the winter of 1806, a whale washed ashore from the Pacific Ocean. Many of the men were excited to go see it, but Sacagawea was not invited. She told Lewis and Clark that it was not fair. She said she had worked hard for the group and should be allowed to go. Clark took her to see the whale.
  • Finally the party returned to St. Louis and it was time for Sacagawea to say goodbye to Lewis and Clark.

Questions and Answers

Question: What happened to Sacagawea after the expedition ended?
Answer: Charbonneau, Sacagawea, and their children went back to live at the Mandan Indian village. They got a letter from Clark, who had become very fond of all of them. Clark invited them to come start a farm near St. Louis. The family came for about six months but Charbonneau became restless. He took Sacagawea on a fur-trading trip, but left Pomp with Clark and his wife, Julia. Sacagawea died in 1812 after giving birth. She was 25 years old. Clark and Julia raised both Pomp and Sacagawea’s daughter, Lizette.

Sacagawea wasn’t always given the credit she deserved, but today we know how brave, strong, and resourceful she was. Several lakes are named after her and there are numerous sculptures in her honor.


Although the efforts of fur traders brought limited notice of the Northwest Coast of North America to the United States, it may be said that Meriwether Lewis and William Clark really introduced Americans to the Pacific Northwest. The expedition of their Corps of Discovery, between 1803 and 1806, was a national triumph that greatly increased awareness of the region and its Native inhabitants, staked a stronger U.S. claim to the Northwest, accelerated economic development of adjacent areas, and made the two captains into heroes of an astonishing story. Lewis and Clark kept detailed records of the lands and peoples they encountered. And because they traveled by land rather than sea, their accounts represent the first non-native observations of the vast region inland from the coast.

The Lewis and Clark expedition has been documented and studied thoroughly. The definitive account of the explorers’ own record is now the 13-volume edition of Moulton (1983-2001) (vols. 5-7 deal with the Pacific Northwest). A briefer selection of documents, shrewdly arranged, is Barth (1998). In recent years, Stephen E. Ambrose (1996) has highlighted the heroism of the expedition for a wide audience. One of the best scholarly studies of the expedition is Ronda (1984), which surveys the captains’ interactions with Native Americans and tries to understand Indian perceptions of the Corps of Discovery. Many websites devoted to Lewis and Clark have appeared, and in light of the imminent bicentennial of their expedition the number is growing. The Department of History at Washington State University has compiled one site, aimed at secondary school teachers and students, that examines the explorers’ interactions with Indians of the Northwest:

One key to understanding the literature of discovery is appreciating that discoverers were “programmed” to look for and see certain things, and that the successive expeditions of explorers, or distinct generations of observers, were programmed differently. (The concept of “programming” is developed well by Goetzmann [1966].) Vancouver was programmed by the English government to explore in a nationalistic and scientific manner. Robert Gray was programmed by the merchant-investors backing his voyage to see the Northwest as a source of a valuable commodity—sea otter pelts. In the case of the American Corps of Discovery, exploration was to a large extent programmed by President Thomas Jefferson. For years prior to becoming President, Jefferson had wondered about the lands west of the Mississippi River, worried about securing them for the United States, and schemed to conduct exploration of them. Indeed, Jefferson’s Notes on the State of Virginia, composed in the early 1780s, demonstrated his wide-ranging interest in the natural resources and Native peoples of the continent. Jefferson’s instructions to Meriwether Lewis, penned on June 20, 1803, list many objectives for the expedition, but they emphasize economic, geopolitical, and scientific matters. Note in particular that the President emphasized that the explorers seek “the most direct & practicable water communication across this continent, for the purposes of commerce.” He sent Lewis and Clark up the Missouri River, and expected that near its headwaters in the Rockies they would find a relatively convenient connection to the Columbia River system. In short, Jefferson was still looking for a version (albeit a freshwater one) of the Northwest Passage that Juan de Fuca had claimed to exist more than two centuries before.

In justifying the expense of the expedition to Congress, Jefferson emphasized again the commercial and geographic benefits that would accrue, as well as the diplomatic and scientific gains for the United States. Yet he also spoke of the expedition as a “literary pursuit”—suggesting that he anticipated that the discoverers would produce something akin to his own book on Virginia. And indeed the journals of Lewis and Clark probably represent the beginnings in the United States of a Pacific Northwest literature.

UW Site Map © Center for the Study of the Pacific Northwest, University of Washington


To Meriwether Lewis

In the journey which you are about to undertake for the discovery of the course and source of the Missisipi,1 and of the most convenient water communication from thence to the Pacific ocean, your party being small,2 it is to be expected that you will encounter considerable dangers from the Indian inhabitants.3 should you escape those dangers and reach the Pacific ocean, you may find it imprudent to hazard a return the same way, and be forced to seek a passage round by sea, in such vessels as you may find on the Western coast. but you will be without money, without clothes, & other necessaries as a sufficient supply cannot be carried with you from hence.4 your resource in that case can only be in the credit of the US. for which purpose I hereby authorise you to draw on the Secretaries of State, of the Treasury, of War & of the Navy of the US. according as you may find your draughts will be most negociable, for the purpose of obtaining money or necessaries for yourself & your men: and I solemnly5 pledge the faith of the United States that these draughts shall be6 paid punctually at the date they are made payable. I also7 ask of the Consuls, agents, merchants & citizens of any nation with which we have intercourse or amity to furnish you with those supplies which your necessities may call for, assuring them of honorable and prompt retribution. and our own Consuls8 in foreign parts where you may happen to be, are hereby instructed & required to be aiding & assisting to you in whatsoever may be necessary for procuring your return back to the United States. And to give more entire satisfaction & confidence to those who may be disposed to aid you, I Thomas Jefferson, President of the United States of America, have written this letter of general credit for you with my own hand, and signed it with my name.


Ver el vídeo: Lewis u0026 Clark Great Journey West - National Geographic (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Jawara

    Esto me parece una buena idea. Estoy de acuerdo contigo.

  2. Daijar

    Puedo sugerir venir al sitio, en el que hay muchos artículos sobre este tema.

  3. Teuthras

    la frase muy interesante

  4. Jarah

    Es agradable, este pensamiento admirable debe ser precisamente a propósito



Escribe un mensaje