Noticias

¿Cuál es el propósito de esta estructura?

¿Cuál es el propósito de esta estructura?

Me pregunto cuál es el propósito de la estructura ubicada sobre la entrada de Charter Street Ragged School & Working Girls Home en Manchester:

¿Es puramente ornamental? Según esta página fue construido en 1847.

Imagen de Google Street View.


¿Cuál es el propósito de los castillos?

Laurence Griffiths / Getty Images Deporte / Getty Images

  • Doctor en Artes, Universidad de Albany, SUNY
  • Maestría en Alfabetización, Universidad de Albany, SUNY
  • B.A., inglés, Virginia Commonwealth University

Originalmente, un castillo era una fortaleza construida para proteger ubicaciones estratégicas del ataque enemigo o para servir como base militar para ejércitos invasores. Algunos diccionarios describen un castillo simplemente como "una habitación fortificada".

El diseño de castillo "moderno" más antiguo data de los campamentos de legionarios romanos. Los castillos medievales que conocemos en Europa fueron construidos con terraplenes y madera. Estas primeras estructuras, que datan del siglo IX, a menudo se construyeron sobre cimientos romanos antiguos.

Durante los siguientes tres siglos, las fortificaciones de madera evolucionaron hasta convertirse en imponentes muros de piedra. Los altos parapetos, o almenas, tenían aberturas estrechas (troneras) para disparar. En el siglo XIII, estaban apareciendo elevadas torres de piedra en toda Europa. El castillo medieval de Peñaranda de Duero, en el norte de España, es a menudo como imaginamos los castillos.

Las personas que buscaban protección contra los ejércitos invasores construyeron aldeas alrededor de castillos establecidos. La nobleza local se apropió de las residencias más seguras: dentro de los muros del castillo. Los castillos se convirtieron en hogares y también sirvieron como importantes centros políticos.

A medida que Europa entró en el Renacimiento, el papel de los castillos se expandió. Algunas fueron utilizadas como fortalezas militares y estaban controladas por un monarca. Otros eran palacios, mansiones o casas señoriales sin fortificar y no tenían ninguna función militar. Otros, como los castillos de las plantaciones de Irlanda del Norte, eran casas grandes, fortificadas para proteger a inmigrantes como los escoceses de los resentidos habitantes irlandeses locales. Las ruinas del castillo de Tully en el condado de Fermanagh, deshabitado desde que fue atacado y destruido en 1641, ejemplifican la casa fortificada del siglo XVII.

Aunque Europa y Gran Bretaña son famosos por sus castillos, imponentes fortalezas y grandes palacios han jugado un papel importante en la mayoría de los países del mundo. Japón es el hogar de muchos castillos impresionantes. Incluso Estados Unidos afirma que hay cientos de "castillos" modernos construidos por empresarios adinerados. Algunas de las casas construidas durante la Edad Dorada de Estados Unidos se asemejan a viviendas fortificadas diseñadas para mantener alejados a los enemigos percibidos.


La red de la casa de Oxford: Una estructura autogestionada

Tres o más Oxford Houses dentro de un radio de 100 millas comprenden un Oxford House Chapter. Un representante de cada Cámara en el Capítulo se reúne mensualmente con los demás para intercambiar información, buscar la resolución de problemas en una Cámara en particular y expresar que el Capítulo vota sobre temas más importantes.

El Consejo Mundial está compuesto por 12 miembros: 9 de los cuales viven actualmente en una Oxford House y 3 ex alumnos. Los miembros son elegidos cada año en la Convención Mundial de Oxford House. La misión principal del Oxford House World Council es facilitar la adherencia al concepto y sistema de operaciones de Oxford House Traditions, proporcionando medios efectivos de comunicación y enfoque de misión entre las diversas estructuras organizativas de Oxford House en su conjunto. Al llevar a cabo su misión, el Consejo siempre se enfoca en la expansión de la red de Oxford Houses individuales, para brindar a todos los alcohólicos y adictos a las drogas en recuperación la oportunidad de desarrollar una sobriedad cómoda sin recaídas.

La Junta Directiva mantiene el derecho exclusivo de constituir y revocar el estatuto de Oxford Houses individuales y ejerce autoridad sobre las políticas y los funcionarios de Oxford House, Inc. De esta manera, Oxford House, Inc. sigue respondiendo a las necesidades de la población a la que sirve.

Teléfono: (301) 587-2916
Número gratuito: (800) 689-6411
Fax: (301) 589-0302

Dirección: Oxford House, Inc.
1010 Wayne Avenue, Suite 300
Silver Spring, MD 20910


Capítulo 1: Historia y propósito de la vivienda

& ldquoLa vivienda asequible y segura es una necesidad básica para todas las familias. Sin un lugar digno para vivir, las personas no pueden ser miembros productivos de la sociedad, los niños no pueden aprender y las familias no pueden prosperar. & Rdquo

Tracy Kaufman, investigadora asociada
Coalición Nacional de Vivienda para Personas con Bajos Ingresos /
Servicio de información sobre viviendas para personas de bajos ingresos
http://www.habitat.org/how/poverty.html 2003

Introducción
El término & ldquoshelter & rdquo, que a menudo se usa para definir la vivienda, tiene una fuerte conexión con el propósito final de la vivienda en todo el mundo. La imagen mental de un refugio es la de un lugar seguro y protegido que brinda privacidad y protección contra los elementos y las temperaturas extremas del mundo exterior. Esta visión del refugio, sin embargo, es compleja. El terremoto en Bam, Irán, antes del amanecer del 26 de diciembre de 2003, mató a más de 30.000 personas, la mayoría de las cuales dormían en sus casas. Aunque las casas estaban hechas con los materiales de construcción más simples, muchas tenían más de mil años. Vivir en un hogar donde se han criado generación tras generación debería proporcionar una enorme sensación de seguridad. Sin embargo, la prensa mundial ha insinuado repetidamente que la construcción de estas viviendas estaba destinada a este desastre. Las casas en Irán fueron construidas con adobe y barro secados al sol.

Debemos pensar en nuestros hogares como un legado para las generaciones futuras y considerar los efectos ambientales negativos de construirlos para que sirvan solo a una o dos generaciones antes de demolerlos o reconstruirlos. Las casas deben construirse para la sostenibilidad y para facilitar las modificaciones futuras. Necesitamos aprender las lecciones del terremoto en Irán, así como de la ola de calor de 2003 en Francia que mató a más de 15.000 personas debido a la falta de sistemas de control climático en sus hogares. Debemos utilizar nuestra experiencia, historia y conocimiento de las necesidades de ingeniería y de salud humana para construir viviendas que satisfagan las necesidades de privacidad, comodidad, recreación y mantenimiento de la salud.

La salud, la construcción de viviendas y el mantenimiento de viviendas son inseparables debido a sus objetivos superpuestos. Muchas personas altamente capacitadas deben trabajar juntas para lograr una vivienda de calidad, segura y saludable. Los contratistas, constructores, inspectores de códigos, inspectores de vivienda, oficiales de salud ambiental, especialistas en control de lesiones y epidemiólogos son todos indispensables para lograr el objetivo de la mejor vivienda en el mundo para los ciudadanos estadounidenses. Este objetivo es la base para la colaboración del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) de EE. UU. Y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Vivienda preurbana
Los primeros diseños de viviendas fueron probablemente el resultado de fuerzas culturales, socioeconómicas y físicas intrínsecas al medio ambiente de sus habitantes. Las similitudes de vivienda entre civilizaciones separadas por grandes distancias pueden haber sido el resultado de una herencia compartida, influencias comunes o casualidad.

Las cuevas fueron aceptadas como viviendas, quizás porque estaban listas para usarse y requerían poca o ninguna construcción. Sin embargo, en zonas sin cuevas se construyeron refugios sencillos y adaptados a la disponibilidad de recursos y las necesidades de la población. Se han desarrollado sistemas de clasificación para demostrar cómo evolucionaron los tipos de vivienda en entornos indígenas preurbanos. [1].

Viviendas efímeras
Las viviendas efímeras, también conocidas como viviendas transitorias, eran típicas de los pueblos nómadas. Los bosquimanos africanos y los aborígenes de Australia & rsquos son ejemplos de sociedades cuya existencia depende de una economía de caza y recolección de alimentos en su forma simple. Habitar una vivienda efímera suele ser cuestión de días.

Viviendas episódicas
La vivienda episódica está ejemplificada por el iglú inuit, las tiendas de campaña de los tungus de Siberia oriental y las tiendas de campaña muy similares de los lapones del norte de Europa. Estos grupos son más sofisticados que los que viven en viviendas efímeras, tienden a ser más hábiles en la caza o la pesca, habitan una vivienda por un período de semanas y tienen un mayor efecto sobre el medio ambiente. Estos grupos también construyen viviendas comunales y a menudo practican el cultivo de roza y quema, que es el uso menos productivo de las tierras de cultivo y tiene un mayor impacto ambiental que la caza y recolección de habitantes efímeros.

Viviendas periódicas
Las viviendas periódicas también se definen como viviendas temporales regulares utilizadas por sociedades tribales nómadas que viven en una economía pastoril. Este tipo de vivienda se refleja en la yurta utilizada por los grupos mongoles y kirguizianos y los beduinos del norte de África y Asia occidental. Estas viviendas colectivas y rsquo demuestran esencialmente el siguiente paso en la evolución de la vivienda, que está vinculado al desarrollo social. Los nómadas pastorales se distinguen de las personas que viven en viviendas episódicas por sus culturas homogéneas y los inicios de la organización política. Su impacto ambiental aumenta con su mayor dependencia de la agricultura en lugar de la ganadería.

Viviendas estacionales
Schoenauer [1] describe las viviendas estacionales como un reflejo de sociedades que son de naturaleza tribal, seminómadas y basadas en actividades agrícolas que son tanto pastorales como marginales. La vivienda utilizada por los seminómadas durante varios meses o por una temporada puede considerarse semisedentaria y refleja el avance del concepto de propiedad, que faltaba en las sociedades precedentes. Este concepto de propiedad es principalmente de propiedad comunal, a diferencia de la propiedad individual o personal. Este tipo de vivienda se encuentra en diversas condiciones ambientales y lo demuestran en Norteamérica los hogans y armadas de los indios Navajo. Se pueden encontrar viviendas similares en Tanzania (Barabaig) y en Kenia y Tanzania (Masai).

Viviendas semipermanentes
Según Schoenauer [1], las sociedades populares sedentarias o los campesinos que practican la agricultura de subsistencia mediante el cultivo de cultivos básicos utilizan viviendas semipermanentes. Estos grupos tienden a vivir en sus viviendas durante varios períodos de tiempo, generalmente años, según lo definido por el rendimiento de sus cultivos. Cuando la tierra necesita estar en barbecho, se trasladan a áreas más fértiles. Los grupos en las Américas que usaban viviendas semipermanentes incluían a los mayas con sus casas ovaladas y los indios Hopi, Zuni y Acoma en el suroeste de los Estados Unidos con sus pueblos.

Viviendas permanentes
Los hogares de sociedades agrícolas sedentarias, cuyas organizaciones políticas y sociales se definen como naciones y que poseen excedentes de productos agrícolas, ejemplifican este tipo de vivienda. Los excedentes de productos agrícolas permitieron la división del trabajo y la introducción de otras actividades además de la producción de alimentos; sin embargo, la agricultura sigue siendo la ocupación principal de una parte importante de la población. Aunque ocurrieron en diferentes puntos en el tiempo, se pueden encontrar ejemplos de viviendas agrícolas sedentarias tempranas en cabañas inglesas, como las cabañas de Suffolk, Cornwall y Kent. [1].

Urbanización
Las viviendas permanentes fueron más allá de simplemente proporcionar refugio y protección y pasaron a considerar la comodidad. Estas estructuras comenzaron a abrirse camino en lo que ahora se conoce como entorno urbano. La evidencia disponible más temprana sugiere que las ciudades comenzaron a existir alrededor del 4000 a. C. Así comenzaron los problemas sociales y de salud pública que aumentarían a medida que la población de las ciudades aumentara en número y en sofisticación. En las viviendas preurbanas, la escasa concentración de personas permitió alejarse de la contaminación humana o permitió la dilución de la contaminación en su ubicación. El movimiento de poblaciones hacia entornos urbanos colocó a las personas en estrecha proximidad, sin el beneficio de vínculos previos y sin la capacidad de reubicarse lejos de la contaminación o de otras personas.

La urbanización fue relativamente lenta para comenzar, pero una vez que comenzó, se aceleró rápidamente. En la década de 1800, solo alrededor del 3% de la población del mundo se podía encontrar en entornos urbanos con más de 5,000 personas. Esto pronto cambiaría. El año 1900 vio el porcentaje de aumento al 13,6% y posteriormente al 29,8% en 1950. La población urbana mundial y rsquos ha crecido desde entonces. En 1975, más de uno de cada tres de la población mundial vivía en un entorno urbano, y casi uno de cada dos vivía en áreas urbanas en 1997. Los países industrializados actualmente encuentran aproximadamente el 75% de su población en un entorno urbano. Naciones Unidas proyecta que en 2015 la población urbana mundial y rsquos aumentará aproximadamente al 55% y que en las naciones industrializadas se elevará a poco más del 80%.

En el mundo occidental, una de las principales fuerzas que impulsó la urbanización fue la Revolución Industrial. La fuente básica de energía en la fase más temprana de la Revolución Industrial fue el agua proporcionada por los ríos que fluyen. Por lo tanto, los pueblos y ciudades crecieron junto a las grandes vías fluviales. Los edificios de la fábrica eran de madera y piedra y coincidían con las casas en las que vivían los trabajadores, tanto en construcción como en ubicación. Las casas de los trabajadores eran poco diferentes en el entorno urbano que las casas agrícolas de donde venían. Sin embargo, vivir cerca del lugar de trabajo fue una ventaja definitiva para el trabajador de la época. Cuando la fuente de energía para las fábricas cambió de agua a carbón, el vapor se convirtió en el motor y los materiales de construcción se convirtieron en ladrillos y hierro fundido, que luego se convirtió en acero. El aumento de la población en las ciudades y los pueblos aumentó los problemas sociales en los barrios marginales superpoblados. La falta de transporte público rápido y económico obligó a muchos trabajadores a vivir cerca de su trabajo. Estas áreas de fábricas no eran las áreas de pastoreo con las que muchos estaban familiarizados, pero estaban desoladas por el humo y otros contaminantes.

Los habitantes de las zonas rurales emigraron a ciudades en constante expansión en busca de trabajo. Entre 1861 y 1911 la población de Inglaterra creció en un 80%. Las ciudades y pueblos de Inglaterra lamentablemente no estaban preparados para hacer frente a los problemas ambientales resultantes, como la falta de agua potable y alcantarillado insuficiente.

En esta atmósfera, el cólera era desenfrenado y las tasas de mortalidad se parecían a las de los países del Tercer Mundo en la actualidad. Los niños tenían una probabilidad entre seis de morir antes del año de edad. Debido a los problemas de vivienda urbana, comenzaron a aparecer reformadores sociales como Edwin Chadwick. Chadwick y rsquos Informe sobre una investigación sobre las condiciones sanitarias de la población trabajadora de Gran Bretaña y los medios para mejorarla [2] buscó muchas reformas, algunas de las cuales se referían a la ventilación del edificio y los espacios abiertos alrededor de los edificios. Sin embargo, el argumento principal de Chadwick & rsquos era que la salud de las clases trabajadoras podría mejorarse mediante una limpieza adecuada de las calles, drenaje, alcantarillado, ventilación y suministro de agua. En Estados Unidos, Shattuck et al. [3] escribió el Informe de la Comisión Sanitaria de Massachusetts, que se imprimió en 1850. En el informe se formularon 50 recomendaciones. Entre los relacionados con cuestiones de vivienda y edificación se encuentran recomendaciones para proteger a los escolares mediante la ventilación y el saneamiento de los edificios escolares, haciendo hincapié en la planificación urbana y el control de las viviendas superpobladas y los sótanos. Figura 1.1 demuestra las condiciones comunes en las viviendas.

En 1845, el Dr. John H. Griscom, inspector de la ciudad de Nueva York, publicó La condición sanitaria de la población trabajadora de Nueva York [4]. Su documento expresa una vez más el argumento a favor de la reforma habitacional y el saneamiento. A Griscom se le atribuye el mérito de haber sido el primero en utilizar la frase "cómo vive la otra mitad". Durante este tiempo, los pobres no solo fueron sometidos a los problemas físicos de las viviendas precarias, sino que también fueron víctimas de terratenientes y constructores corruptos.

Tendencias en la vivienda
El término & ldquotenement house & rdquo se utilizó por primera vez en América y data de mediados del siglo XIX. A menudo se entrelaza con el término & ldquoslum. & Rdquo Wright [5] señala que en inglés, vivienda significaba "morada ldquoan para una persona o para el alma, cuando otra persona era propietaria de la propiedad". A mediados de siglo, barrio pobre se había convertido en un término para una vivienda trasera ocupada por los miembros más bajos de la sociedad. Von Hoffman [6] afirma que este término, a fines de siglo, había comenzado a usarse indistintamente con el término vivienda. El autor señaló además que en las ciudades más grandes de los Estados Unidos, el edificio de apartamentos surgió en la década de 1830 como una unidad de vivienda de dos a cinco pisos, y cada piso contenía apartamentos de dos a cuatro habitaciones. Originalmente fue construido para el grupo alto de la clase trabajadora. La casa de vecindad surgió en la década de 1830 cuando los propietarios convirtieron los almacenes en viviendas económicas diseñadas para alojar a trabajadores irlandeses y negros. Además, se subdividieron las casas grandes existentes y se agregaron nuevas estructuras, creando casas traseras y, en el proceso, eliminando los jardines y patios tradicionales detrás de ellas. Estas casas traseras, aunque nuevas, no eran más saludables que la casa delantera, a menudo albergaban hasta 10 familias. Cuando esta estrategia se volvió inadecuada para satisfacer la demanda, comenzó la época de los conventillos.

Aunque impopular, la casa de vecindad creció en número y, en 1850 en Nueva York y Boston, cada casa de vecindad albergaba un promedio de 65 personas. Durante la década de 1850, se introdujo la casa de ferrocarril o la vivienda de ferrocarril. Esta estructura era un bloque sólido y rectangular con un callejón estrecho en la parte posterior. La estructura tenía típicamente 90 pies de largo y tenía de 12 a 16 habitaciones, cada una de aproximadamente 6 pies por 6 pies y con capacidad para cuatro personas. La instalación no permitía la entrada de luz o aire directo en las habitaciones, excepto las que daban a la calle o al callejón. Para complicar aún más esta estructura, estaba la falta de privacidad para los inquilinos. La falta de pasillos eliminó cualquier apariencia de privacidad. Las alcantarillas abiertas, un solo retrete en la parte trasera del edificio y la basura no recolectada resultaron en un lugar desagradable y antihigiénico para vivir. Además, la construcción de madera común en ese momento, junto con la calefacción de carbón y madera, hizo del fuego un peligro omnipresente. Como resultado de una serie de incendios de viviendas en 1860 en Nueva York, se acuñaron términos como trampa mortal y trampa contra incendios para describir las instalaciones habitables mal construidas. [6].

Las dos últimas décadas del siglo XIX vieron la introducción y el desarrollo de viviendas con mancuernas, una vivienda delantera y trasera conectadas por un largo pasillo. Estas viviendas eran típicamente de cinco pisos, con un sótano y sin ascensor (no se requerían ascensores para ningún edificio de menos de seis pisos). Las viviendas con mancuernas, al igual que otras viviendas, resultaron en lugares poco estéticos y poco saludables para vivir. A menudo se tiraba basura por los conductos de ventilación, la luz natural se limitaba al pasillo del primer piso y los pasillos públicos solo contenían uno o dos inodoros y un lavabo.Esta aparente falta de instalaciones sanitarias se vio agravada por el hecho de que muchas familias acogieron a huéspedes para ayudar con los gastos. De hecho, 44.000 familias alquilaron espacio a huéspedes en Nueva York en 1890, y esto aumentó a 164.000 familias en 1910. A principios de la década de 1890, Nueva York tenía una población de más de 1 millón, de los cuales el 70% eran residentes de viviendas multifamiliares. De este grupo, el 80% vivía en viviendas que consistían principalmente en viviendas con mancuernas.

La aprobación de la Ley de Casas de Vivienda de Nueva York de 1901 supuso el fin de las pesas y la aceptación de un nuevo tipo de vivienda desarrollado en la década de 1890 y mdash el parque o vivienda del patio central, que se distinguía por un parque o espacio abierto en medio de un grupo de Edificios. Este diseño se implementó para reducir la actividad en la calle principal y mejorar la oportunidad de aire fresco y recreación en el patio. El diseño a menudo incluía patios de recreo en el techo, jardines de infancia, lavanderías comunitarias y escaleras en el lado del patio.

Aunque las casas de vecindad no desaparecieron, los grupos reformistas apoyaron ideas como las cabañas suburbanas que se desarrollarían para la clase trabajadora. Estas cabañas eran de ladrillo y madera de dos pisos, con un porche y un techo a dos aguas. Según Wright [5], un proyecto de Brooklyn llamado Homewood consistió en 53 acres de viviendas en un vecindario planificado en el que se prohibieron las viviendas multifamiliares, los salones y las fábricas.

Aunque había muchas casas grandes para los ricos, no abundaban las casas individuales para los no tan ricos. La primera casa pequeña diseñada para personas de escasos recursos fue el bungalow. Según Schoenauer [1], los bungalows se originaron en la India. El bungalow se introdujo en los Estados Unidos en 1880 con la construcción de una casa en Cape Cod. El bungalow, derivado para su uso en climas tropicales, fue especialmente popular en California.

Las ciudades de la empresa fueron otra tendencia en la vivienda en el siglo XIX. George Pullman, que construyó vagones de ferrocarril en la década de 1880, y John H. Patterson, de la National Cash Register Company, desarrollaron ciudades notables. Wright [5] señala que en 1917 la Oficina de Normas Laborales de los Estados Unidos estimó que al menos 1.000 empresas industriales proporcionaban vivienda a sus empleados. La provisión de vivienda no era necesariamente altruista. La motivación para proporcionar vivienda varió de una empresa a otra. Tales motivaciones incluían el uso de la vivienda como incentivo para la contratación de trabajadores calificados, un método para vincular al individuo con la empresa y la creencia de que una mejor vida hogareña haría a los empleados más felices y más productivos en sus trabajos. Algunas empresas, como Firestone y Goodyear, fueron más allá de la ciudad de la empresa y permitieron a sus empleados obtener préstamos para viviendas de bancos establecidos por la empresa. Un motivador principal de la planificación urbana de la empresa fue el saneamiento, porque el mantenimiento de la salud de los trabajadores y los trabajadores podría conducir a una menor cantidad de días de trabajo perdidos debido a enfermedades. Por lo tanto, en el desarrollo de la ciudad, se le dio una consideración significativa a los aspectos sanitarios como las pantallas de las ventanas, el tratamiento de aguas residuales, el drenaje y el suministro de agua.

Antes de la Primera Guerra Mundial había escasez de viviendas adecuadas. Incluso después de la Primera Guerra Mundial, la financiación insuficiente, la escasez de mano de obra calificada y la escasez de materiales de construcción agravaron el problema. Sin embargo, el diseño de las casas después de la guerra fue impulsado en parte por consideraciones de salud, como proporcionar buena ventilación, orientación y exposición al sol, agua potable presurizada y al menos un baño privado. Schoenauer [1] señala que, durante los años de la posguerra, la mejora de la movilidad del público llevó a un aumento en el crecimiento de las áreas suburbanas, ejemplificado por las comunidades separadas y suntuosas fuera de Nueva York, como Oyster Bay. Mientras tanto, las condiciones de la población trabajadora compuesta por muchos inmigrantes comenzaron a mejorar con la mejora de la economía de la década de 1920. El apartamento con jardín se hizo popular. Estas unidades estaban bien iluminadas y ventiladas y tenían un patio abierto a todos y bien mantenido.

Inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial y durante la década de 1920, el crecimiento de la población de la ciudad fue superado por el crecimiento de la población en los suburbios por un factor de dos. En ese momento, la atención se centró en la vivienda suburbana unifamiliar. La década de 1920 fue una época de crecimiento, pero la década que siguió a la Gran Depresión, que comenzó en 1929, fue de deflación, cese de la construcción, pérdida de financiamiento hipotecario y caída en el desempleo de un gran número de trabajadores del sector de la construcción. Además, durante este período se ejecutaron 1,5 millones de préstamos hipotecarios. En 1936, el mercado de la vivienda comenzó a reaparecer, sin embargo, la década de 1930 se conocería como el comienzo de la vivienda pública, con una mayor participación pública en la construcción de viviendas, como lo demuestran las muchas leyes aprobadas durante la época. [5]. La Ley Nacional de Vivienda fue aprobada por el Congreso en 1934 y estableció la Administración Federal de Vivienda. Esta agencia alentó a los bancos, asociaciones de construcción y préstamos y otros a otorgar préstamos para la construcción de viviendas, establecimientos de pequeñas empresas y edificios agrícolas. Si la Administración Federal de Vivienda aprobara los planes, aseguraría el préstamo. En 1937, el Congreso aprobó otra Ley Nacional de Vivienda que permitió a la Administración Federal de Vivienda tomar el control de la limpieza de los barrios marginales. Hizo préstamos a 60 años a bajo interés a los gobiernos locales para ayudarlos a construir bloques de apartamentos. Los alquileres en estas casas eran fijos y solo estaban disponibles para familias de bajos ingresos. Para 1941, la agencia había ayudado en la construcción de más de 120,000 unidades familiares.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la construcción de viviendas se centró en la vivienda para los trabajadores que participaron en el esfuerzo bélico. Las viviendas se estaban construyendo a través de agencias federales como la recién formada Administración Federal de Vivienda, formada en 1934 y transferida a HUD en 1965. Según la Oficina del Censo de EE. UU. (USCB) [7], en los años transcurridos desde la Segunda Guerra Mundial, los tipos de hogares en los que viven los estadounidenses han cambiado drásticamente. En 1940, la mayoría de las casas se consideraban casas adosadas (casas en hilera, casas adosadas y dúplex). Las pequeñas casas de apartamentos con dos o cuatro apartamentos tuvieron su cenit en la década de 1950. En el censo de 1960, dos tercios del inventario de viviendas estaba compuesto por viviendas unifamiliares unifamiliares, que se redujeron a menos del 60% en el censo de 1990.

Los años de la posguerra vieron la expansión de la vivienda suburbana liderada por William J. Levitt & rsquos Levittown, en Long Island, que tuvo una fuerte influencia en la construcción de la posguerra e inició las subdivisiones y viviendas de las siguientes décadas. Figura 1.2. Las décadas de 1950 y 1960 vieron un desarrollo suburbano continuo, con la creciente facilidad de transporte marcada por la expansión del sistema de carreteras interestatales. A medida que el costo de la vivienda comenzó a aumentar como resultado del aumento de la demanda, comenzó a surgir un movimiento de base para proporcionar una vivienda adecuada a los pobres. Según Wright [5], en la década de 1970, solo alrededor del 25% de la población podía pagar una casa de $ 35,000. Según Gaillard [8], Koinonia Partners, una organización religiosa fundada en 1942 por Clarence Jordan cerca de Albany, Georgia, fue la semilla de Habitat for Humanity. Habitat for Humanity, fundada en 1976 por Millard Fuller, es conocida por sus esfuerzos internacionales y ha construido más de 150.000 casas en 80 países. 50.000 de estas casas se encuentran en los Estados Unidos. Las casas son energéticamente eficientes y respetuosas con el medio ambiente para conservar los recursos y reducir los costos a largo plazo para los propietarios.

Los constructores también comenzaron a promover mini casas de un piso y casas sencillas de aproximadamente 900 a 1,200 pies cuadrados. Las viviendas prefabricadas comenzaron a ganar popularidad, y los fabricantes de casas móviles se convirtieron en algunas de las corporaciones más rentables de Estados Unidos a principios de la década de 1970. En el censo de 1940, las viviendas prefabricadas se agruparon en la categoría "otras" con barcos y cabañas para turistas: según el censo de 1990, las viviendas prefabricadas constituían el 7% del inventario total de viviendas. Muchas comunidades prohíben las viviendas prefabricadas en los barrios residenciales.

Según Hart et al. [9], casi el 30% de todas las ventas de viviendas en todo el país son de viviendas prefabricadas, y más del 90% de esas viviendas nunca se mueven una vez ancladas. Según un informe de la industria de 2001, se espera que la demanda de viviendas prefabricadas aumente en más del 3% anual a $ 20 mil millones en 2005, y la mayoría de las unidades serán casas prefabricadas. Se espera que el mercado más grande continúe en la parte sur de los Estados Unidos, con el crecimiento más rápido en la parte occidental del país. En 2000, cinco productores de casas prefabricadas, que representaban el 35% del mercado, dominaban la industria. Esta industria, durante los últimos 20 a 25 años, se ha visto afectada por dos leyes federales. La primera, la Ley de Estándares de Seguridad y Construcción de Casas Móviles, adoptada por HUD en 1974, fue aprobada para ayudar a los consumidores a través de la regulación y aplicación de los estándares de diseño y construcción de HUD para casas prefabricadas. La segunda, la Ley de Vivienda de 1980, requería que el gobierno federal cambiara el término "casa móvil" por "vivienda fabricada por personas" en todas las leyes y la literatura federal. Una de las principales razones de este cambio fue que estas casas en realidad ya no eran móviles en el verdadero sentido.

La crisis energética en los Estados Unidos entre 1973 y 1974 tuvo un efecto importante en la forma en que los estadounidenses vivían, conducían y construían sus hogares. El alto costo tanto de la calefacción como de la refrigeración de las casas requería acción, y algunas de las acciones tomadas fueron mal aconsejadas o no tuvieron en cuenta las preocupaciones de la vivienda saludable. El sellado de viviendas y el uso de materiales aislantes no probados y otras acciones de conservación de energía a menudo resultan en acumulaciones importantes y, a veces, peligrosas de contaminantes del aire interior. Estas acumulaciones de toxinas ocurrieron tanto en hogares como en oficinas. Sellar edificios para lograr eficiencia energética y usar materiales de construcción que liberan gases que contienen urea-formaldehído, vinilo y otras superficies plásticas nuevas, pegamentos nuevos e incluso papeles pintados crearon ambientes tóxicos. Estos entornos recién sellados no se renovaron con aire de reposición y dieron como resultado la acumulación de contaminantes químicos y biológicos y humedad que condujeron al crecimiento de moho, lo que representa nuevas amenazas para la salud tanto a corto como a largo plazo. Los resultados de estas acciones todavía se están tratando hoy.

    Schoenauer N. 6.000 años de vivienda. Nueva York / Londres: W.W. Norton & amp Company, Inc. 2000. Chadwick E. Informe sobre una investigación sobre las condiciones sanitarias de la población trabajadora de Gran Bretaña y sobre los medios para mejorarla. Londres: Clowes and Sons 1842. Shattuck L, Banks N Jr, Abbot J. Report of the Sanitary
    Comisión de Massachusetts, 1850. Boston: Dutton y Wentworth 1850. Disponible en URL: http://www.deltaomega.org/shattuck.pdf Cdc-pdf [PDF -876 KB] Externo. Griscom JH. El estado sanitario de la población trabajadora de Nueva York. Nueva York: Harper 1845. Wright G. Construyendo el sueño y la historia social mdasha de la vivienda en Estados Unidos. Cambridge, MA / Londres: The MIT Press 1998. Von Hoffman A. Los orígenes de la reforma inmobiliaria estadounidense. Cambridge, MA: Centro Conjunto de Estudios de Vivienda y Universidad mdashHarvard, agosto de 1998. p. W98-2. Oficina del Censo de EE.UU. Censo histórico de tablas de vivienda y mdashunits en estructura 2002. Washington, DC: Oficina del Censo de EE. UU. 2002. Disponible en URL: http://www.census.gov/hhes/www/housing/census/historic/units.html Externo. Gaillard F. Si fuera carpintero, veinte años de Habitat for Humanity. Winston-Salem, NC: John E. Blair 1996. Hart JF, Rhodes MJ, Morgan JT, Lindberg MB. El mundo desconocido de la casa móvil. Baltimore, MD: Prensa de la Universidad Johns Hopkins 2002.

Fuentes de información adicionales

Dolkart A. The 1901 Tenement House Act: capítulo 6, limpieza de los baños. Nueva York: Lower East Side Tenement Museum sin fecha. Disponible en URL: http://www.tenement.org/features_dolkart7.html.

Hale EE. Hogares de obreros, ensayos e historias, sobre los hogares de hombres que trabajan en las grandes ciudades. Boston: James R. Osgood y Compañía 1874.

Historia de la plomería en América. Plumbing and Mechanical Magazine, julio de 1987. Disponible en URL: http://www.plumbingsupply.com/pmamerica.html Externo.

Ley de Vivienda de 1949, Glosario del Comité de Agricultura de EE. UU.

Lang RE, Sohmer RR. Introducción de los editores y rsquo, legado de la Ley de Vivienda de 1949: el pasado, presente y futuro de la política urbana y de vivienda federal.
Debate sobre políticas de vivienda 2000 11 (2) 291 & ndash8. Disponible en URL: http://www.mi.vt.edu/data/files/hpd%2011(2)/hpd%2011(2)_martinez.pdf [PDF & ndash 131 KB].

Mason JB. Historia de la vivienda en Estados Unidos. 1930 y ndash1980. Houston, TX: Gulf Publishing Company 1982.


Contenido

Cualquier broma documentada del pasado se ha salvado por casualidad más que por diseño. Las bromas no pertenecen a la cultura refinada, sino al entretenimiento y el ocio de todas las clases. Como tal, cualquier versión impresa se consideraba efímera, es decir, documentos temporales creados para un propósito específico y destinados a ser desechados. Muchos de estos primeros chistes tratan sobre temas escatológicos y sexuales, entretenidos para todas las clases sociales pero que no deben ser valorados ni guardados.

Se han identificado varios tipos de bromas en los textos antiguos preclásicos. [nota 2] El chiste más antiguo identificado es un antiguo proverbio sumerio de 1900 a. C. que contiene humor higiénico: "Algo que nunca ha ocurrido desde tiempos inmemoriales, una mujer joven no se tiró un pedo en el regazo de su marido". Sus registros datan del período babilónico antiguo y la broma puede remontarse al 2300 a. C. El segundo chiste más antiguo encontrado, descubierto en el papiro de Westcar y que se cree que es sobre Sneferu, era del Antiguo Egipto alrededor del 1600 aC: "¿Cómo entretienes a un faraón aburrido? Navegas en un barco lleno de mujeres jóvenes vestidas solo con redes de pesca por el Nilo e instar al faraón a que vaya a pescar un pez ". La historia de los tres conductores de bueyes de Adab completa los tres chistes más antiguos conocidos del mundo. Este es un triple cómico que se remonta al 1200 a. C. Adab. [4] Se trata de tres hombres que piden justicia a un rey sobre la propiedad de un ternero recién nacido, de cuyo nacimiento todos se consideran parcialmente responsables. El rey busca el consejo de una sacerdotisa sobre cómo gobernar el caso, y ella sugiere una serie de eventos que involucran a las familias y esposas de los hombres. Desafortunadamente, la parte final de la historia (que incluía el chiste), no ha sobrevivido intacta, aunque fragmentos legibles sugieren que era de naturaleza obscena.

El libro de bromas más antiguo que existe es el Philogelos (Griego para El amante de la risa), una colección de 265 chistes escritos en crudo griego antiguo que data del siglo IV o V d.C. [5] [6] El autor de la colección es oscuro [7] y se le atribuyen varios autores diferentes, entre ellos "Hierokles y Philagros the grammatikos", simplemente" Hierokles ", o, en el Suda, "Filisción". [8] La clasicista británica Mary Beard afirma que el Philogelos puede haber sido concebido como un manual de bromas de chistes para decir sobre la marcha, en lugar de un libro destinado a ser leído de principio a fin. [8] Muchos de los chistes de esta colección son sorprendentemente familiares, aunque los protagonistas típicos son menos reconocibles para los lectores contemporáneos: el profesor distraído, el eunuco y las personas con hernias o mal aliento. [5] El Philogelos incluso contiene una broma similar a "Dead Parrot Sketch" de Monty Python. [5]

Durante el siglo XV, [9] la revolución de la imprenta se extendió por Europa tras el desarrollo de la imprenta de tipos móviles. Esto se combinó con el aumento de la alfabetización en todas las clases sociales. Los impresores produjeron Jestbooks junto con Biblias para satisfacer los intereses de la población tanto intelectual como intelectual. Una de las primeras antologías de chistes fue la Broma del italiano Poggio Bracciolini, publicado por primera vez en 1470. La popularidad de este libro de bromas se puede medir en las veinte ediciones del libro documentadas solo para el siglo XV. Otra forma popular fue una colección de bromas, chistes y situaciones divertidas atribuidas a un solo personaje en una forma narrativa más conectada de la novela picaresca. Ejemplos de ello son los personajes de Rabelais en Francia, Till Eulenspiegel en Alemania, Lazarillo de Tormes en España y Master Skelton en Inglaterra. También hay un libro de bromas atribuido a William Shakespeare, cuyo contenido parece informar y tomar prestado de sus obras. Todos estos primeros libros de bromas corroboran tanto el aumento de la alfabetización de las poblaciones europeas como la búsqueda general de actividades de ocio durante el Renacimiento en Europa. [9]

La práctica de los impresores de usar bromas y dibujos animados como relleno de páginas también se usó ampliamente en los folletos y los libros de bolsillo del siglo XIX y antes. Con el aumento de la alfabetización en la población en general y el crecimiento de la industria de la impresión, estas publicaciones fueron las formas más comunes de material impreso entre los siglos XVI y XIX en toda Europa y América del Norte. Junto con informes de hechos, ejecuciones, baladas y versos, también contenían chistes. Sólo una de las muchas andanadas archivadas en la biblioteca de Harvard se describe como "1706. Sonrisas simplificadas o la colección incomparable de Funny Dick de bromas, chistes, bromas curiosos, cómicos, extraños, divertidos, ingeniosos, caprichosos, risibles y excéntricos, epigramas, & ampc. Con muchas otras descripciones de ingenio y humor ". [10] Estas publicaciones baratas, efímeras destinadas a la distribución masiva, se leyeron solas, se leyeron en voz alta, se colocaron y se descartaron.

Hay muchos tipos de libros de chistes impresos en la actualidad, una búsqueda en Internet proporciona una gran cantidad de títulos disponibles para su compra. Se pueden leer solos para entretenerse en solitario, o se pueden utilizar para abastecerse de nuevos chistes para entretener a los amigos. Algunas personas intentan encontrar un significado más profundo en los chistes, como en "Platón y un ornitorrinco entran en un bar. Comprender la filosofía a través de los chistes". [11] [nota 3] Sin embargo, no es necesario un significado más profundo para apreciar su valor inherente de entretenimiento. [12] Las revistas suelen utilizar bromas y dibujos animados como relleno de la página impresa. Resumen del lector cierra muchos artículos con una broma (no relacionada) al final del artículo. El neoyorquino se publicó por primera vez en 1925 con el objetivo declarado de ser una "revista de humor sofisticada" y todavía es conocida por sus dibujos animados.

Contar un chiste es un esfuerzo cooperativo [13] [14] que requiere que el narrador y el público acuerden mutuamente de una forma u otra para entender la narrativa que sigue como una broma. En un estudio de análisis de conversaciones, el sociólogo Harvey Sacks describe en detalle la organización secuencial en la narración de un solo chiste. "Esta narración se compone, como en el caso de las historias, de tres tipos de secuencias ordenadas en serie y colocadas adyacentes ... el prefacio [encuadre], la narración y las secuencias de respuesta". [15] Los folcloristas amplían esto para incluir el contexto de las bromas.¿Quién está contando qué bromas a quién? ¿Y por qué les dice cuándo? [16] [17] El contexto de la narración de chistes a su vez conduce a un estudio de las relaciones de broma, un término acuñado por los antropólogos para referirse a los grupos sociales dentro de una cultura que participan en bromas y bromas institucionalizadas.

Encuadre: "¿Has escuchado el ..."

El encuadre se realiza con una expresión (frecuentemente formulada) que hace que la audiencia espere una broma. "¿Has escuchado el ...", "Me recuerda un chiste que escuché ...", "Entonces, un abogado y un médico ..." estos marcadores de conversación son solo algunos ejemplos de marcos lingüísticos utilizados para iniciar un chiste. Independientemente del marco utilizado, crea un espacio social y límites claros alrededor de la narrativa que sigue. [18] La respuesta del público a este marco inicial puede ser el reconocimiento y la anticipación del chiste que sigue. También puede ser un despido, como en "esto no es un asunto de broma" o "este no es momento para bromas".

Dentro de su marco de actuación, contar chistes se etiqueta como una forma de comunicación culturalmente marcada. Tanto el intérprete como el público entienden que está apartado del mundo "real". "Un elefante entra en un bar ..." un hablante nativo de inglés entiende automáticamente que este es el comienzo de una broma, y ​​la historia que sigue no debe tomarse al pie de la letra (es decir, no es una comunicación auténtica). [19] El encuadre en sí mismo invoca un modo de juego si el público no puede o no quiere entrar en juego, entonces nada parecerá divertido. [20]

Narración

Siguiendo su encuadre lingüístico, se puede contar el chiste, en forma de historia. No es necesario que sea un texto literal como otras formas de literatura oral como acertijos y proverbios. El narrador puede modificar y modifica el texto del chiste, dependiendo tanto de la memoria como de la audiencia presente. La característica importante es que la narración es concisa, y contiene solo aquellos detalles que conducen directamente a la comprensión y decodificación del remate. Esto requiere que admita los mismos (o similares) guiones divergentes que se incorporarán en el remate. [21]

La narración siempre contiene un protagonista que se convierte en el "blanco" o blanco de la broma. Este etiquetado sirve para desarrollar y solidificar estereotipos dentro de la cultura. También permite a los investigadores agrupar y analizar la creación, persistencia e interpretación de ciclos de broma en torno a un determinado personaje. Algunas personas son naturalmente mejores intérpretes que otras, sin embargo, cualquiera puede contar un chiste porque el detonante cómico está contenido en el texto narrativo y el remate. Una broma mal contada sigue siendo divertida a menos que el remate se estropee.

Línea final

El remate está destinado a hacer reír a la audiencia. Victor Raskin aclara una interpretación lingüística de este remate / respuesta en su Teoría semántica del humor basada en guiones. El humor se evoca cuando un disparador contenido en el remate hace que la audiencia cambie abruptamente su comprensión de la historia de la interpretación primaria (o más obvia) a una interpretación secundaria opuesta. "El remate es el eje sobre el que gira el texto de la broma, ya que señala el cambio entre los guiones [semánticos] necesarios para interpretar [reinterpretar] el texto de la broma". [22] Para producir el humor en la broma verbal, las dos interpretaciones (es decir, los guiones) deben ser compatibles con el texto de la broma y opuestas o incompatibles entre sí. [23] Thomas R. Shultz, un psicólogo, expande de forma independiente la teoría lingüística de Raskin para incluir "dos etapas de incongruencia: percepción y resolución". Explica que "... la incongruencia por sí sola es insuficiente para explicar la estructura del humor. [...] Dentro de este marco, la apreciación del humor se conceptualiza como una secuencia bifásica que implica primero el descubrimiento de la incongruencia seguida de una resolución de la incongruencia". [24] La resolución genera risas.

Este es el punto en el que el campo de la neurolingüística ofrece una idea del procesamiento cognitivo involucrado en esta risa abrupta en el remate. Los estudios de los investigadores de ciencias cognitivas Coulson y Kutas abordan directamente la teoría del cambio de guión articulada por Raskin en su trabajo. [25] El artículo "Entendiéndolo: la respuesta del cerebro relacionada con los eventos humanos a los chistes en personas con buena o mala comprensión" mide la actividad cerebral en respuesta a la lectura de chistes. [26] Estudios adicionales realizados por otros en el campo apoyan de manera más general la teoría del procesamiento del humor en dos etapas, como se evidencia en el tiempo de procesamiento más largo que requieren. [27] En el campo relacionado de la neurociencia, se ha demostrado que la expresión de la risa es causada por dos vías neuronales parcialmente independientes: un sistema "involuntario" o "impulsado emocionalmente" y un sistema "voluntario". [28] Este estudio agrega credibilidad a la experiencia común cuando se expone a una broma de mal tono, una risa es seguida en el siguiente aliento por un descargo de responsabilidad: "Oh, eso es malo ..." Aquí los múltiples pasos en la cognición son claramente evidentes en los pasos respuesta, la percepción se procesa sólo un respiro más rápido que la resolución del contenido moral / ético en el chiste.

Respuesta

La respuesta esperada a una broma es la risa. El contador de bromas espera que el público "lo entienda" y se entretenga. Esto lleva a la premisa de que una broma es en realidad una "prueba de comprensión" entre individuos y grupos. [29] Si los oyentes no entienden el chiste, no están entendiendo los dos guiones que están contenidos en la narración como se pretendía. O lo "entienden" y no se ríen, podría ser demasiado obsceno, demasiado asqueroso o demasiado tonto para la audiencia actual. Una mujer podría responder de manera diferente a una broma contada por un colega masculino alrededor del enfriador de agua que a la misma broma que escuchó en un baño de mujeres. Una broma relacionada con el humor en el baño puede ser más divertida contada en el patio de recreo de la escuela primaria que en un campus universitario. La misma broma provocará diferentes respuestas en diferentes entornos. El remate en la broma sigue siendo el mismo, sin embargo, es más o menos apropiado dependiendo del contexto actual.

Contextos cambiantes, textos cambiantes

El contexto explora la situación social específica en la que ocurren las bromas. [30] El narrador modifica automáticamente el texto del chiste para que sea aceptable para diferentes audiencias, mientras que al mismo tiempo apoya los mismos guiones divergentes en el remate. El vocabulario utilizado para contar el mismo chiste en una fiesta de fraternidad universitaria y para la abuela bien podría variar. En cada situación es importante identificar tanto al narrador como a la audiencia, así como su relación entre ellos. Esto varía para reflejar las complejidades de una matriz de diferentes factores sociales: edad, sexo, raza, etnia, parentesco, opiniones políticas, religión, relación de poder, etc. Cuando se consideran todas las combinaciones potenciales de dichos factores entre el narrador y la audiencia. , entonces una sola broma puede adquirir infinitos matices de significado para cada entorno social único.

El contexto, sin embargo, no debe confundirse con la función del chiste. "La función es esencialmente una abstracción hecha sobre la base de una serie de contextos". [31] En una observación a largo plazo de hombres que salían del turno de noche en un café local, se utilizó bromear con las camareras para determinar la disponibilidad sexual para la noche. Diferentes tipos de bromas, que iban de lo general a lo tópico, pasando por un humor explícitamente sexual, indicaban apertura por parte de la camarera para establecer una conexión. [32] Este estudio describe cómo los chistes y las bromas se utilizan para comunicar mucho más que solo buen humor. Ese es un solo ejemplo de la función de bromear en un entorno social, pero hay otros. A veces, los chistes se utilizan simplemente para conocer mejor a alguien. ¿Qué los hace reír, qué les resulta gracioso? Los chistes sobre política, religión o temas sexuales se pueden utilizar de manera eficaz para medir la actitud de la audiencia hacia cualquiera de estos temas. También se pueden usar como un marcador de la identidad del grupo, lo que indica la inclusión o la exclusión del grupo. Entre los preadolescentes, las bromas "sucias" les permiten compartir información sobre sus cuerpos cambiantes. [33] Y, a veces, bromear es simplemente un entretenimiento para un grupo de amigos.

El contexto de la broma conduce a su vez a un estudio de las relaciones de broma, término acuñado por los antropólogos para referirse a grupos sociales dentro de una cultura que participan en bromas y bromas institucionalizadas. Estas relaciones pueden ser unidireccionales o mutuas entre socios. "La relación de broma se define como una combinación peculiar de amabilidad y antagonismo. El comportamiento es tal que en cualquier otro contexto social expresaría y suscitaría hostilidad, pero no se pretende en serio y no debe tomarse en serio. Hay una pretensión de hostilidad junto con una verdadera amabilidad. Para decirlo de otra manera, la relación es una falta de respeto permitida ". [34] Las relaciones en broma fueron descritas por primera vez por antropólogos dentro de grupos de parentesco en África. Pero desde entonces se han identificado en culturas de todo el mundo, donde los chistes y las bromas se utilizan para marcar y reforzar los límites apropiados de una relación. [35]

La llegada de las comunicaciones electrónicas a finales del siglo XX introdujo nuevas tradiciones en los chistes. Una broma verbal o una caricatura se envía por correo electrónico a un amigo o se publica en un tablero de anuncios. Las reacciones incluyen un correo electrónico respondido con un :-) o LOL, o un reenvío a otros destinatarios. La interacción se limita a la pantalla de la computadora y en su mayor parte es solitaria. Si bien se conserva el texto de una broma, tanto el contexto como las variantes se pierden en las bromas de Internet; la mayoría de las bromas enviadas por correo electrónico se transmiten literalmente. [36] El encuadre del chiste ocurre con frecuencia en la línea de asunto: "RE: reír por el día" o algo similar. El reenvío de un chiste por correo electrónico puede aumentar exponencialmente el número de destinatarios.

Las bromas en Internet obligan a reevaluar los espacios sociales y los grupos sociales. Ya no se definen solo por la presencia física y la localidad, también existen en la conectividad en el ciberespacio. [37] "Las redes de computadoras parecen hacer posibles comunidades que, aunque físicamente dispersas, muestran atributos de los intercambios directos, no restringidos y no oficiales de los que típicamente se preocupan los folcloristas". [38] Esto es particularmente evidente en la difusión de chistes de actualidad, "ese género de tradición en el que brotes enteros brotan aparentemente de la noche a la mañana en torno a un evento sensacional ... florecen brevemente y luego desaparecen, a medida que los medios de comunicación pasan a nuevas mutilaciones y nuevas tragedias colectivas ". [39] Esto se correlaciona con la nueva comprensión de Internet como un "espacio folclórico activo" con fuerzas sociales y culturales en evolución e intérpretes y audiencias claramente identificables. [40]

Un estudio del folclorista Bill Ellis documentó cómo circulaba un ciclo evolutivo a través de Internet. [41] Al acceder a foros de mensajes especializados en humor inmediatamente después del desastre del 11 de septiembre, Ellis pudo observar en tiempo real tanto los chistes de actualidad que se publicaban electrónicamente como las respuestas a los chistes. "La investigación del folclore anterior se ha limitado a recopilar y documentar chistes exitosos, y solo después de que hayan surgido y hayan llamado la atención de los folcloristas. Ahora, una colección mejorada en Internet crea una máquina del tiempo, por así decirlo, donde podemos observar lo que sucede en el período anterior al momento risible, cuando los intentos de humor fracasan ". [42] El acceso a tableros de mensajes archivados también nos permite rastrear el desarrollo de un hilo de broma único en el contexto de una conversación virtual más complicada. [41]

A ciclo de broma es una colección de chistes sobre un solo objetivo o situación que muestra una estructura narrativa consistente y un tipo de humor. [43] Algunos ciclos bien conocidos son los chistes de elefantes con humor sin sentido, los chistes de bebés muertos que incorporan humor negro y los chistes de bombillas, que describen todo tipo de estupidez operativa. Los ciclos de bromas pueden centrarse en grupos étnicos, profesiones (bromas de viola), catástrofes, escenarios (... entra en un bar), personajes absurdos (muñecos de cuerda) o mecanismos lógicos que generan el humor (bromas de golpe-golpe). Una broma se puede reutilizar en diferentes ciclos de bromas, un ejemplo de esto es la misma broma de Head & amp Shoulders reajustada a las tragedias de Vic Morrow, el almirante Mountbatten y la tripulación del transbordador espacial Challenger. [nota 4] [44] Estos ciclos parecen aparecer espontáneamente, se extienden rápidamente a través de países y fronteras solo para disiparse después de algún tiempo. Los folcloristas y otros han estudiado los ciclos de bromas individuales en un intento de comprender su función y significado dentro de la cultura.

Los ciclos de bromas que circularon en el pasado reciente incluyen:

Tragedias y catástrofes

Al igual que con el desastre del 11 de septiembre mencionado anteriormente, los ciclos se unen a celebridades o catástrofes nacionales como la muerte de Diana, la princesa de Gales, la muerte de Michael Jackson y el desastre del transbordador espacial Challenger. Estos ciclos surgen regularmente como respuesta a terribles sucesos inesperados que dominan las noticias nacionales. Un análisis en profundidad del ciclo de bromas del Challenger documenta un cambio en el tipo de humor que circuló después del desastre, de febrero a marzo de 1986. "Muestra que las bromas aparecieron en distintas 'oleadas', respondiendo primero al desastre con ingeniosa juegos de palabras y el segundo juego con imágenes sombrías y preocupantes asociadas con el evento ... La función social principal de los chistes sobre desastres parece ser proporcionar un cierre a un evento que provocó el duelo comunitario, al señalar que era hora de seguir adelante y prestar atención a más preocupaciones inmediatas ". [60]

Chistes étnicos

La socióloga Christie Davies ha escrito extensamente sobre chistes étnicos contados en países de todo el mundo. [61] En los chistes étnicos, encuentra que el objetivo étnico "estúpido" en el chiste no es ajeno a la cultura, sino más bien un grupo social periférico (geográfico, económico, cultural, lingüístico) bien conocido por los contadores de chistes. [62] Así que los estadounidenses cuentan chistes sobre polacos e italianos, los alemanes cuentan chistes sobre Ostfriesens y los ingleses cuentan chistes sobre los irlandeses. En una revisión de las teorías de Davies se dice que "Para Davies, los chistes [étnicos] son ​​más sobre cómo los contadores de chistes se imaginan a sí mismos que sobre cómo imaginan a aquellos otros que sirven como sus supuestos objetivos ... Los chistes sirven para centrar uno en el mundo - para recordarle a la gente su lugar y asegurarles que están en él ". [63]

Absurdos y humor de horca

Una tercera categoría de ciclos de broma identifica a los personajes absurdos como el trasero: por ejemplo, la uva, el bebé muerto o el elefante. A partir de la década de 1960, las interpretaciones sociales y culturales de estos ciclos de bromas, encabezadas por el folclorista Alan Dundes, comenzaron a aparecer en revistas académicas. Los chistes sobre bebés muertos se postulan para reflejar los cambios sociales y la culpa causada por el uso generalizado de anticonceptivos y el aborto a partir de la década de 1960. [nota 5] [64] Los chistes sobre elefantes se han interpretado de diversas maneras como sustitutos de los negros estadounidenses durante la era de los derechos civiles [65] o como una "imagen de algo grande y salvaje en el extranjero en la tierra que captura el sentido de la contracultura "de los años sesenta. [66] Estas interpretaciones buscan una comprensión cultural de los temas de estos chistes que van más allá de la simple recopilación y documentación realizada previamente por folcloristas y etnólogos.

A medida que los cuentos populares y otros tipos de literatura oral se convirtieron en objetos de colección en toda Europa en el siglo XIX (hermanos Grimm et al.), Los folcloristas y antropólogos de la época necesitaban un sistema para organizar estos elementos. El sistema de clasificación de Aarne-Thompson fue publicado por primera vez en 1910 por Antti Aarne, y luego ampliado por Stith Thompson para convertirse en el sistema de clasificación más famoso de los cuentos populares europeos y otros tipos de literatura oral. Su sección final aborda anécdotas y chistes, enumerando cuentos de humor tradicionales ordenados por su protagonista "Esta sección del Índice es esencialmente una clasificación de los viejos chistes europeos, o cuentos alegres - historias humorísticas caracterizadas por tramas breves y bastante simples ..." [67 ] Debido a su enfoque en tipos de cuentos más antiguos y actores obsoletos (por ejemplo, numbskull), el índice Aarne-Thompson no proporciona mucha ayuda para identificar y clasificar el chiste moderno.

Un sistema de clasificación más granular utilizado ampliamente por los folcloristas y antropólogos culturales es el Thompson Motif Index, que separa los cuentos en sus elementos individuales de la historia. Este sistema permite clasificar los chistes según los motivos individuales incluidos en la narrativa: actores, elementos e incidentes. No proporciona un sistema para clasificar el texto por más de un elemento a la vez y al mismo tiempo hace teóricamente posible clasificar el mismo texto bajo múltiples motivos. [68]

El Thompson Motif Index ha generado más índices de motivos especializados, cada uno de los cuales se centra en un solo aspecto de un subconjunto de chistes. Una muestra de solo algunos de estos índices especializados se ha incluido en otros índices de motivos. Aquí se puede seleccionar un índice de narrativas populares españolas medievales, [69] otro índice de bromas verbales lingüísticas, [70] y un tercero de humor sexual. [71] Para ayudar al investigador con esta situación cada vez más confusa, también hay varias bibliografías de índices [72], así como una guía práctica para crear su propio índice. [73]

Se han identificado varias dificultades con estos sistemas de identificación de narrativas orales de acuerdo con los tipos o elementos de la historia. [74] Un primer problema importante es su organización jerárquica: un elemento de la narrativa se selecciona como el elemento principal, mientras que todas las demás partes están subordinadas a este. Un segundo problema con estos sistemas es que los motivos enumerados no son actores cualitativamente iguales, los elementos e incidentes se consideran todos uno al lado del otro. [75] Y debido a que los incidentes siempre tendrán al menos un actor y, por lo general, tendrán un elemento, la mayoría de las narrativas se pueden ordenar bajo varios títulos. Esto genera confusión sobre dónde pedir un artículo y dónde encontrarlo. Un tercer problema significativo es que la "mojigatería excesiva" común a mediados del siglo XX significa que los elementos obscenos, sexuales y escatológicos fueron regularmente ignorados en muchos de los índices. [76]

El folclorista Robert Georges ha resumido las preocupaciones con estos sistemas de clasificación existentes:

... Sin embargo, lo que revela la multiplicidad y variedad de conjuntos y subconjuntos es que el folclore [bromas] no solo toma muchas formas, sino que también es multifacético, con propósito, uso, estructura, contenido, estilo y función, todos relevantes e importantes. Cualquiera o una combinación de estos aspectos múltiples y variados de un ejemplo de folclore [como los chistes] puede emerger como dominante en una situación específica o para una investigación en particular. [77]

Ha resultado difícil organizar todos los elementos diferentes de un chiste en un sistema de clasificación multidimensional que podría ser de valor real en el estudio y evaluación de esta forma narrativa compleja (principalmente oral).

La Teoría General del Humor Verbal o GTVH, desarrollada por los lingüistas Victor Raskin y Salvatore Attardo, intenta hacer exactamente esto.Este sistema de clasificación se desarrolló específicamente para los chistes y luego se amplió para incluir tipos más largos de narraciones humorísticas. [78] Seis aspectos diferentes de la narrativa, denominados Recursos de conocimiento o KR, pueden evaluarse en gran medida de forma independiente entre sí, y luego combinarse en una etiqueta de clasificación concatenada. Estos seis KR de la estructura de la broma incluyen:

  1. Oposición de guión (SO) hace referencia a la oposición de guión incluida en SSTH de Raskin. Esto incluye, entre otros, temas como real (irreal), real (no real), normal (anormal), posible (imposible).
  2. Mecanismo lógico (LM) se refiere al mecanismo que conecta los diferentes guiones del chiste. Estos pueden variar desde una técnica verbal simple como un juego de palabras hasta LM más complejos, como lógica defectuosa o analogías falsas.
  3. Situación (SI) Puede incluir objetos, actividades, instrumentos, accesorios necesarios para contar la historia.
  4. Objetivo (TA) identifica a los actores que se convierten en el "blanco" de la broma. Este etiquetado sirve para desarrollar y solidificar estereotipos de grupos étnicos, profesiones, etc.
  5. Estrategia narrativa (NS) aborda el formato narrativo del chiste, ya sea como una narración simple, un diálogo o un acertijo. Intenta clasificar los diferentes géneros y subgéneros del humor verbal. En un estudio posterior, Attardo amplía el NS para incluir narraciones humorísticas orales e impresas de cualquier extensión, no solo bromas. [78]
  6. Idioma (LA) "... contiene toda la información necesaria para la verbalización de un texto. Es responsable de la redacción exacta ... y de la ubicación de los elementos funcionales". [79]

A medida que avanzaba el desarrollo del GTVH, se estableció una jerarquía de los KR para restringir parcialmente las opciones para los KR de nivel inferior en función de los KR definidos anteriormente. Por ejemplo, una broma de bombilla (SI) siempre tendrá la forma de un acertijo (NS). Fuera de estas restricciones, los KR pueden crear una multitud de combinaciones, lo que permite a un investigador seleccionar chistes para el análisis que contienen solo uno o dos KR definidos. También permite una evaluación de la similitud o disimilitud de los chistes en función de la similitud de sus etiquetas. “La GTVH se presenta como un mecanismo… de generar [o describir] un número infinito de chistes combinando los distintos valores que puede tomar cada parámetro… Descriptivamente, analizar una broma en la GTVH consiste en enumerar los valores de los 6 KR (con la salvedad de que TA y LM pueden estar vacíos) ". [80] Este sistema de clasificación proporciona una etiqueta funcional multidimensional para cualquier broma y, de hecho, cualquier humor verbal.

Muchas disciplinas académicas reclaman el estudio de las bromas (y otras formas de humor) como dentro de su ámbito. Afortunadamente, hay suficientes chistes, buenos, malos y peores, para todos. Desafortunadamente, los estudios de chistes de cada una de las disciplinas interesadas recuerdan la historia de los ciegos y un elefante donde las observaciones, aunque son reflejos precisos de su propia investigación metodológica competente, con frecuencia no logran comprender a la bestia en su totalidad. Esto da fe de la broma como una forma narrativa tradicional que es de hecho compleja, concisa y completa en sí misma. [81] Se requiere un "campo de investigación multidisciplinario, interdisciplinario e interdisciplinario" [82] para apreciar verdaderamente estas pepitas de conocimiento cultural. [nota 6] [83]

Psicología

Sigmund Freud fue uno de los primeros eruditos modernos en reconocer las bromas como un importante objeto de investigación. [84] En su estudio de 1905 Los chistes y su relación con el inconsciente [85] Freud describe la naturaleza social del humor e ilustra su texto con muchos ejemplos de bromas vienesas contemporáneas. [86] Su trabajo es particularmente notable en este contexto porque Freud distingue en sus escritos entre bromas, humor y lo cómico. [87] Estas son distinciones que se vuelven fácilmente borrosas en muchos estudios posteriores en los que todo lo divertido tiende a agruparse bajo el término general de "humor", lo que genera una discusión mucho más difusa.

Desde la publicación del estudio de Freud, los psicólogos han seguido explorando el humor y las bromas en su búsqueda por explicar, predecir y controlar el "sentido del humor" de un individuo. ¿Por qué la gente se ríe? ¿Por qué la gente encuentra algo divertido? ¿Pueden los chistes predecir el carácter, o viceversa, el personaje puede predecir los chistes de los que se ríe un individuo? ¿Qué es el "sentido del humor"? Una reseña actual de la revista popular Psicología Hoy enumera más de 200 artículos que discuten varios aspectos del humor en la jerga psicológica. El área temática se ha convertido tanto en una emoción para medir como en una herramienta para usar en el diagnóstico y el tratamiento. Una nueva herramienta de evaluación psicológica, el Inventario de Valores en Acción, desarrollado por los psicólogos estadounidenses Christopher Peterson y Martin Seligman, incluye el humor (y la alegría) como una de las fortalezas fundamentales del carácter de un individuo. Como tal, podría ser un buen predictor de satisfacción con la vida. [88] Para los psicólogos, sería útil medir cuánto de esta fuerza tiene un individuo y cómo se puede aumentar de manera mensurable.

Una encuesta de 2007 de las herramientas existentes para medir el humor identificó más de 60 instrumentos de medición psicológica. [89] Estas herramientas de medición utilizan muchos enfoques diferentes para cuantificar el humor junto con sus estados y rasgos relacionados. Existen herramientas para medir la respuesta física de un individuo mediante su sonrisa. El Sistema de Codificación de Acción Facial (FACS) es una de las varias herramientas que se utilizan para identificar cualquiera de los múltiples tipos de sonrisas. [90] O se puede medir la risa para calcular la respuesta divertida de un individuo. Se han identificado múltiples tipos de risa. Cabe destacar aquí que tanto las sonrisas como las risas no siempre son una respuesta a algo gracioso. Al tratar de desarrollar una herramienta de medición, la mayoría de los sistemas utilizan "bromas y dibujos animados" como material de prueba. Sin embargo, dado que no hay dos herramientas que utilicen los mismos chistes, y esto no sería factible en todos los idiomas, ¿cómo se determina que los objetos de evaluación son comparables? Continuando, ¿a quién se le pide que califique el sentido del humor de un individuo? ¿Se pregunta a la propia persona, a un observador imparcial, oa su familia, amigos y colegas? Además, si el estado de ánimo actual de los sujetos de prueba se ha considerado alguien con una muerte reciente en la familia, podría no ser muy propenso a reír. Dada la plétora de variantes reveladas incluso por una mirada superficial al problema, [91] se hace evidente que estos caminos de investigación científica están llenos de trampas problemáticas y soluciones cuestionables.

El psicólogo Willibald Ruch [de] ha sido muy activo en la investigación del humor. Ha colaborado con los lingüistas Raskin y Attardo en su sistema de clasificación de la Teoría General del Humor Verbal (GTVH). Su objetivo es probar empíricamente los seis tipos de clasificación autónomos (KR) y el orden jerárquico de estos KR. El avance en esta dirección sería beneficioso para ambos campos de estudio, la lingüística tendría una verificación empírica de este sistema de clasificación multidimensional para las bromas, y la psicología tendría una clasificación de broma estandarizada con la que podrían desarrollar herramientas de medición comparables y verificables.

Lingüística

"La lingüística del humor ha avanzado a pasos agigantados en la última década y media y ha reemplazado a la psicología del humor como el enfoque teórico más avanzado para el estudio de esta importante y universal facultad humana". [92] Esta reciente declaración de un destacado lingüista e investigador del humor describe, desde su perspectiva, la investigación del humor lingüístico contemporáneo. Los lingüistas estudian las palabras, cómo las palabras se unen para construir oraciones, cómo las oraciones crean significados que pueden ser comunicados de un individuo a otro, cómo nuestra interacción con los demás usando palabras crea un discurso. Los chistes se han definido anteriormente como una narración oral en la que las palabras y las oraciones están diseñadas para construir un remate. La pregunta del lingüista es: ¿qué es exactamente lo que hace que el remate sea divertido? Esta pregunta se centra en cómo las palabras utilizadas en el remate crean humor, en contraste con la preocupación del psicólogo (ver arriba) con la respuesta de la audiencia al remate. La evaluación del humor por parte de los psicólogos "se hace desde la perspectiva del individuo, por ejemplo, el fenómeno asociado con responder o crear humor y no una descripción del humor en sí". [93] La lingüística, por otro lado, se esfuerza por proporcionar una descripción precisa de lo que hace que un texto sea divertido. [94]

En las últimas décadas se han desarrollado y probado dos importantes teorías lingüísticas nuevas. El primero fue propuesto por Victor Raskin en "Semantic Mechanisms of Humor", publicado en 1985. [95] Aunque es una variante de los conceptos más generales de la teoría de la incongruencia del humor, es la primera teoría que identifica su enfoque como exclusivamente lingüístico. La Teoría Semántica del Humor basada en guiones (SSTH) comienza identificando dos condiciones lingüísticas que hacen que un texto sea divertido. Luego pasa a identificar los mecanismos involucrados en la creación del remate. Esta teoría estableció la base semántica / pragmática del humor, así como la competencia en humor de los hablantes. [nota 7] [96]

Varios años más tarde, la SSTH se incorporó a una teoría más amplia de los chistes presentada por Raskin y su colega Salvatore Attardo. En la Teoría General del Humor Verbal, el SSTH fue re-etiquetado como un Mecanismo Lógico (LM) (refiriéndose al mecanismo que conecta los diferentes guiones lingüísticos en el chiste) y agregado a otros cinco Recursos de Conocimiento (KR) independientes. Juntos, estos seis KR ahora podrían funcionar como una etiqueta descriptiva multidimensional para cualquier texto humorístico.

La lingüística ha desarrollado otras herramientas metodológicas que se pueden aplicar a los chistes: análisis del discurso y análisis de la conversación de los chistes. Ambas subespecialidades dentro del campo se enfocan en el uso del lenguaje "que ocurre naturalmente", es decir, el análisis de conversaciones reales (generalmente grabadas). Uno de estos estudios ya se ha discutido anteriormente, donde Harvey Sacks describe en detalle la organización secuencial en la narración de un solo chiste. [97] El análisis del discurso enfatiza todo el contexto de la broma social, la interacción social que acuna las palabras.

Folclore y antropología

El folclore y la antropología cultural tienen quizás los reclamos más fuertes sobre los chistes como pertenecientes a su competencia. Los chistes siguen siendo una de las pocas formas restantes de literatura popular tradicional transmitida oralmente en las culturas occidentales. Identificadas como una de las "formas simples" de literatura oral por André Jolles en 1930, [3] han sido recopiladas y estudiadas desde que hubo folcloristas y antropólogos en el extranjero en las tierras. Como género, fueron lo suficientemente importantes a principios del siglo XX como para incluirse bajo su propio título en el índice Aarne-Thompson publicado por primera vez en 1910: Anécdotas y bromas.

A partir de la década de 1960, los investigadores culturales comenzaron a ampliar su papel de coleccionistas y archiveros de "ideas populares" [83] a un papel más activo de intérpretes de artefactos culturales. Uno de los principales eruditos activos durante este período de transición fue el folclorista Alan Dundes. Comenzó a hacer preguntas sobre la tradición y la transmisión con la observación clave de que "ningún folclore continúa transmitiéndose a menos que signifique algo, incluso si ni el hablante ni la audiencia pueden articular cuál podría ser ese significado". [98] En el contexto de las bromas, esto se convierte en la base para futuras investigaciones. ¿Por qué se cuenta la broma ahora mismo? Sólo en esta perspectiva ampliada es posible comprender su significado para los participantes.

Este cuestionamiento resultó en un florecimiento de monografías para explorar el significado de muchos ciclos de bromas. ¿Qué tienen de gracioso los absurdos chistes de elefantes sin sentido? ¿Por qué despreciar a los bebés muertos? En un artículo sobre los chistes alemanes contemporáneos sobre Auschwitz y el Holocausto, Dundes justifica esta investigación: "Si uno encuentra graciosos o no los chistes de Auschwitz no es un problema. Este material existe y debe registrarse. Los chistes son siempre un barómetro importante de las actitudes de un grupo. Los chistes existen y obviamente deben suplir alguna necesidad psíquica de quienes los cuentan y los que los escuchan ”. [99] Una estimulante generación de nuevas teorías del humor florece como hongos en la maleza: las discusiones teóricas de Elliott Oring sobre la "ambigüedad apropiada" y la hipótesis de Amy Carrell de una "teoría del humor verbal basada en la audiencia (1993)", por nombrar solo algunas.

En su libro Humor y risa: un enfoque antropológico, [35] el antropólogo Mahadev Apte presenta un caso sólido para su propia perspectiva académica. [100] "Dos axiomas subyacen a mi discusión, a saber, que el humor se basa en general en la cultura y que el humor puede ser una herramienta conceptual y metodológica importante para obtener conocimientos sobre los sistemas culturales". Apte continúa pidiendo que se legitime el campo de la investigación del humor como "humorología", este sería un campo de estudio que incorporaría un carácter interdisciplinario de los estudios del humor. [101]

Si bien la etiqueta "humorología" aún no se ha convertido en una palabra familiar, se están logrando grandes avances en el reconocimiento internacional de este campo interdisciplinario de investigación. La Sociedad Internacional de Estudios del Humor fue fundada en 1989 con el propósito declarado de "promover, estimular y alentar el estudio interdisciplinario del humor para apoyar y cooperar con organizaciones locales, nacionales e internacionales que tienen propósitos similares para organizar y organizar reuniones y emitir y Fomentar las publicaciones relacionadas con el propósito de la sociedad ". También publica Humor: Revista Internacional de Investigación sobre el Humor y realiza conferencias anuales para promover e informar su especialidad.

Fisiología de la risa

En 1872, Charles Darwin publicó una de las primeras "descripciones exhaustivas y en muchos sentidos notablemente precisas de la risa en términos de respiración, vocalización, acción facial y gesto y postura" (Risas). [102] En este estudio inicial, Darwin plantea más preguntas sobre quién se ríe y por qué se ríen, la miríada de respuestas desde entonces ilustra las complejidades de este comportamiento. Para entender la risa en humanos y otros primates, la ciencia de la gelotología (del griego gelos, que significa risa) se ha establecido que es el estudio de la risa y sus efectos en el cuerpo desde una perspectiva tanto psicológica como fisiológica. Si bien los chistes pueden provocar la risa, la risa no puede usarse como un marcador uno a uno de los chistes porque hay múltiples estímulos para la risa, siendo el humor solo uno de ellos. Las otras seis causas de la risa enumeradas son: contexto social, ignorancia, ansiedad, burla, disculpa de actuación y cosquillas. [103] Como tal, el estudio de la risa es una perspectiva secundaria, aunque entretenida, en la comprensión de los chistes.

Humor computacional

El humor computacional es un nuevo campo de estudio que utiliza computadoras para modelar el humor [104] y une las disciplinas de la lingüística computacional y la inteligencia artificial. Una de las principales ambiciones de este campo es desarrollar programas informáticos que puedan generar una broma y reconocer un fragmento de texto como una broma. Los primeros intentos de programación se han ocupado casi exclusivamente de los juegos de palabras porque esto se presta a reglas simples y directas. Estos programas primitivos no muestran inteligencia, sino que funcionan a partir de una plantilla con un conjunto finito de opciones de juego de palabras predefinidas sobre las que construir.


Estabilidad política y jugadores con veto

Todo gobierno busca estabilidad, y sin instituciones, un sistema político democrático simplemente no puede funcionar. Los sistemas necesitan reglas para poder seleccionar actores políticos en el proceso de nominación. Los líderes deben tener habilidades fundamentales sobre cómo funcionan las instituciones políticas y debe haber reglas sobre cómo deben tomarse las decisiones autorizadas. Las instituciones restringen a los actores políticos castigando las desviaciones de los comportamientos prescritos institucionalmente y recompensando el comportamiento apropiado.

Las instituciones pueden resolver los dilemas de las acciones de cobranza; por ejemplo, todos los gobiernos tienen un interés colectivo en reducir las emisiones de carbono, pero para los actores individuales, tomar una decisión por el bien común no tiene sentido desde un punto de vista económico. Por lo tanto, debe corresponder al gobierno federal establecer sanciones ejecutables.

Pero el objetivo principal de una institución política es crear y mantener la estabilidad. Ese propósito se vuelve viable gracias a lo que el politólogo estadounidense George Tsebelis llama "jugadores con veto". Tsebelis argumenta que la cantidad de jugadores con veto (personas que deben estar de acuerdo con un cambio antes de que pueda seguir adelante) marca una diferencia significativa en la facilidad con la que se realizan los cambios. Las desviaciones significativas del status quo son imposibles cuando hay demasiados jugadores con veto, con distancias ideológicas específicas entre ellos.

Los que establecen la agenda son aquellos jugadores con veto que pueden decir "tómalo o déjalo", pero deben hacer propuestas a los otros jugadores con veto que sean aceptables para ellos.


¿Cuál es el propósito del puente Golden Gate?

El propósito del puente Golden Gate es conectar San Francisco con el condado de Marin, California. Antes de que se abriera el puente en 1937, la única ruta práctica entre lo que ahora es el condado de Marin y San Francisco era en ferry a través de la bahía de San Francisco. En ese momento, San Francisco era la ciudad más grande de Estados Unidos a la que se llegaba principalmente por ferry.

El servicio de ferry a través de la bahía comenzó alrededor de 1820. A fines de la década de 1920, Golden Gate Ferry Company era la operación de ferry más grande del mundo. La tasa de crecimiento de San Francisco antes de la construcción del puente era más baja que el promedio nacional porque la ciudad carecía de una ruta fácil a otras ciudades alrededor de la bahía.

Algunos expertos creían que era imposible construir un puente a través de la bahía, que tiene 6.700 pies de ancho. La bahía tenía fuertes mareas y corrientes, y el agua alcanzaba una profundidad de 372 pies en el centro. Algunos expertos consideraron que los frecuentes vientos fuertes y la niebla impidieron la construcción y operación del puente.

En 1933, comenzó la construcción del puente Golden Gate. El ingeniero Joseph Strauss diseñó el puente. El puente tomó cuatro años, miles de trabajadores y $ 35 millones para construir. En mayo de 1937, el puente se abrió con 18.000 personas que lo cruzaron. Al día siguiente, se abrió al tráfico.


¿Qué es el análisis estructural?

Monalisa Patel es una ingeniera estructural que obtuvo su maestría (ME) de la L.J College of Engineering and Technology Ahmadabad en 2018. Es ingeniera (civil) en SDCPL & # 8211 Gharpedia. Ayudar a las personas a resolver sus dudas sobre la construcción es su pasión. Además de ser bloguera, también participa en diseño estructural en SDCPL. Se puede contactar con ella en LinkedIn, Twitter, Instagram y Facebook.

La ingeniería estructural ha existido desde que los humanos comenzaron a construir su propia casa. Los ingenieros estructurales diseñan y evalúan la estructura para asegurarse de que sean eficientes y estables. El análisis estructural es una determinación integral para asegurar que las deformaciones debidas a la carga en una estructura serán satisfactorias y menores que los límites permisibles, y que nunca ocurrirá una falla de la estructura.

Es un método mediante el cual averiguamos cómo se comporta una estructura o un miembro de una estructura cuando se somete a diferentes cargas. Los resultados del análisis se utilizan para verificar la estructura y la resistencia de los rsquos para sus usos. El análisis estructural es, por tanto, una parte clave de la ingeniería estructural.

El proceso para determinar la respuesta o el comportamiento de una estructura bajo algunas cargas específicas o combinaciones de cargas se conoce como análisis estructural. Respuesta significa conocer las reacciones de apoyo, momento flector, rotación, tensiones, deformaciones, esfuerzo cortante y deflexión que sufriría el miembro en particular debido a la aplicación de diferentes tipos de cargas. El análisis de una estructura implica su estudio desde el punto de vista de su resistencia, rigidez, estabilidad y vibración.

Para que un ingeniero estructural comience un diseño estructural, debe tener las cargas o fuerzas y momentos que un miembro en particular y la estructura en su conjunto deben resistir. A menos que se determine, el diseño no puede comenzar. Por tanto, el análisis de estructuras es una condición previa al análisis estructural.

Se supone que la estructura que vamos a construir tiene una vida útil específica. Lo vamos a diseñar de tal manera que debe ser capaz de soportar toda la carga aplicada (tanto viva como muerta) sin fallar durante su vida útil. Entonces, antes del diseño, tenemos que determinar el comportamiento de la estructura bajo diferentes condiciones de carga. La estructura se analiza para diferentes combinaciones de carga como carga de gravedad, carga viva, carga de viento, carga de terremoto, además de los efectos de la naturaleza y el medio ambiente, etc.


El futuro del ADN

El futuro del ADN tiene un gran potencial. A medida que los investigadores y los científicos continúan avanzando en lo que sabemos sobre las complejidades del ADN y los conocimientos que codifica, podemos imaginar un mundo con menos enfermedades y mejor manejadas, una mayor esperanza de vida y una visión personalizada de la medicina que se aplica específicamente a las personas. en lugar de la población en su conjunto.

Los conocimientos sobre el ADN ya están permitiendo el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades genéticas. La ciencia también tiene la esperanza de que la medicina avance para poder aprovechar el poder de nuestras propias células para combatir las enfermedades. Por ejemplo, la terapia génica está diseñada para introducir material genético en las células para compensar genes anormales o para producir una proteína terapéuticamente beneficiosa.

Los investigadores también continúan utilizando la tecnología de secuenciación de ADN para aprender más sobre todo, desde la lucha contra los brotes de enfermedades infecciosas hasta la mejora de la seguridad nutricional.

En última instancia, la investigación del ADN acelerará la ruptura del molde del enfoque único de la medicina. Cada nuevo descubrimiento en nuestra comprensión del ADN se presta a un mayor avance en la idea de la medicina de precisión, una forma relativamente nueva en la que los médicos abordan la atención médica mediante el uso de información genética y molecular para guiar su enfoque de la medicina. Con la medicina de precisión o personalizada, las intervenciones toman en consideración la biología única del paciente y se adaptan individualmente a cada paciente, en lugar de basarse en la respuesta prevista para todos los pacientes. Utilizando la genética y una visión holística de la genética individual, el estilo de vida y el medio ambiente caso por caso, los médicos pueden no solo predecir estrategias de prevención precisas, sino también sugerir opciones de tratamiento más efectivas.

Hemos avanzado a pasos agigantados desde donde estábamos en términos de nuestra comprensión del ADN hace 150 años. Pero aún así, queda mucho por aprender. Y con la posibilidad de que una comprensión más profunda del ADN mejore la salud humana y la calidad de vida en todo el mundo, sin duda, la investigación continuará. Una comprensión completa del ADN de todos los seres vivos y entre ellos podría algún día contribuir a resolver problemas como el hambre en el mundo, la prevención de enfermedades y la lucha contra el cambio climático. El potencial es realmente ilimitado y, por decir lo mínimo, extremadamente emocionante.


Lista de lectura volver al principio & # 9650

Burns, John, editor, con el personal de HABS / HAER, Servicio de Parques Nacionales, Departamento del Interior de los Estados Unidos. Registro de estructuras históricas. Washington, D.C .: The American Institute of Architects Press, 1989.

Jandl, H. Ward. Informe de conservación 18. "Rehabilitación de interiores en edificios históricos: identificación y conservación de elementos que definen el carácter". Washington, D.C .: Servicio de Parques Nacionales, 1988.

McDonald, Jr., Travis C. Informe de conservación 35. "Comprensión de los edificios antiguos: el proceso de investigación arquitectónica". Washington, D.C .: Servicio de Parques Nacionales, 1994.

Nelson, Lee H., FAIA. Informe de preservación 17. "Carácter arquitectónico: identificación de los aspectos visuales de los edificios históricos como una ayuda para preservar su carácter". Washington, D.C .: Servicio de Parques Nacionales, 1988.

Normas del Secretario del Interior para la rehabilitación y directrices ilustradas para la rehabilitación de edificios históricos. Washington, D.C .: Departamento del Interior de los EE. UU., Servicio de Parques Nacionales, División de Asistencia para la Conservación, 1992.

Secretaria de Normas y Lineamientos para la Documentación de Arquitectura e Ingeniería de la Secretaría de Gobernación. Washington, D.C .: Departamento del Interior de los EE. UU., Servicio de Parques Nacionales, Encuesta de Edificios Históricos Estadounidenses / Registro Histórico de Ingeniería Estadounidense, 1983.

Slaton, Deborah y Alan W. O'Bright, editores invitados. Boletín de la Asociación Internacional de Tecnología de Preservación (APT) XXVII, no. 1 (1997). Número especial sobre informes de estructuras históricas.


Ver el vídeo: Top de argumentos conspiracionistas sobre el covid: frecuentes y peligrosos (Enero 2022).