Noticias

Europa- Período Napoleónico - Historia

Europa- Período Napoleónico - Historia

Europa- Período Napoleónico

Romanticismo y realismo

Hacer que la historia de la cultura del siglo XIX comience en el año de la Revolución Francesa es a la vez conveniente y preciso, aunque nada en la historia “comienza” en un momento preciso. Porque aunque la revolución misma tuvo sus inicios en ideas y condiciones anteriores a esa fecha, está claro que los eventos de 1789 reunieron y cristalizaron una multitud de esperanzas, temores y deseos en algo visible, potente e irreversible. Decir que en 1789 la reforma se convierte en revuelta es registrar un cambio positivo, un verdadero punto de partida. Uno que vivió el cambio, el duque de La Rochefoucauld-Liancourt, fue aún más agudo en su visión cuando (según cuenta la historia) le respondió a Luis XVI, quien había preguntado si el tumulto afuera era una revuelta: es una revolución ". Tanto en la historia cultural como en la política, se dice propiamente que la significación reside en hechos, es decir, en los actos de ciertos hombres o en la aparición de determinadas obras que no sólo encarnan los sentimientos del momento, sino que también impiden que otros actos u obras tengan importancia o importancia. efecto. Para enumerar algunos ejemplos: el año 1790 vio la aparición de Goethe Fausto, un fragmento, de Burke Reflexiones sobre la Revolución en Francia, de Blake Matrimonio del cielo y el infierno, y de Kant Crítica del juicio. En estas obras se encuentra la visión romántica del destino humano, del estado, de la energía moral y de la estética. El resto de la década pasa a demostrar que pertenece a una nueva época que dio al mundo los Caprichos de Goya y el retrato de la duquesa de Alba, de Beethoven. Sonata para piano en do menor (Patética), De Hölderlin Hyperion, principios de agosto Wilhelm von Schlegel y la traducción de Ludwig Tieck de Shakespeare al alemán, Schelling Filosofía de la naturaleza, Herder's Cartas sobre el progreso de la humanidad, Wordsworth y Coleridge's Baladas líricas, De Schiller Wallenstein, y de Schleiermacher Sobre la religión: discursos a sus cultos despreciadores. Son tantas las evidencias de una nueva dirección en el pensamiento y la cultura.

Decir, entonces, que la historia cultural de la última edad moderna —1789 hasta el presente— comienza con la Revolución Francesa es discutir las ideas de esa revolución más que los detalles de su marcha hacia adelante durante sus primeros diez años. Estas ideas son el reconocimiento de los derechos individuales, la soberanía del pueblo y la aplicabilidad universal de este par de proposiciones. En política, la poderosa combinación de los tres da lugar a un estado de cosas permanente: "la revolución", tal como se define aquí, aún no se ha detenido. Continúa moviendo las mentes de los hombres, en Occidente y más allá. La revolución es "dinámica" porque no solo cambia gobernantes o códigos de derecho, sino que también despierta una demanda y una esperanza en cada individuo y en cada pueblo. Cuando el diario habla de otra nueva nación nacida al separarse, violentamente o no, de algún otro grupo, la doctrina revolucionaria de la soberanía del pueblo puede observarse todavía en funcionamiento después de dos siglos.


Contenido

Durante los últimos años del Antiguo Régimen, los crecientes conflictos en toda la Confederación (ciudades aristocráticas contra campesinos, protestantes contra católicos y cantón contra cantón) habían debilitado y distraído a la Dieta. En París, el Helvetian Club, fundado en 1790 por varios Vaudois y Fribourgers exiliados, fue el centro desde el que se difundieron las ideas de la Revolución Francesa en la parte occidental de la Confederación. [1] Durante los siguientes ocho años, surgieron revueltas en toda la Confederación y, a diferencia de las anteriores, muchas tuvieron éxito. En 1790, el Bajo Valais se levantó contra los distritos superiores a los que estaba sujeto. [1] En 1791, Porrentruy se rebeló contra el obispo de Basilea y se convirtió en el República de Rauracian en noviembre de 1792 y en 1793, hubo una rebelión en el departamento francés de la Mont Terrible. En 1795, San Galo se rebeló con éxito contra el príncipe abad. Estas revueltas fueron apoyadas o alentadas por Francia, pero el ejército francés no atacó directamente a la Confederación.

Sin embargo, tras el éxito francés en la Guerra de la Primera Coalición (1792-1797) contra los ejércitos aristocráticos de Prusia y Austria, había llegado el momento de emprender acciones directas contra los aristocráticos. Antiguo régimen En Suiza. En 1797, los distritos de Chiavenna, Valtellina y Bormio, dependencias de las Tres Ligas (un asociado de la Confederación), se rebelaron bajo el estímulo de Francia. Fueron rápidamente invadidos y anexados a la República Cisalpina el 10 de octubre de 1797. En diciembre del mismo año, el obispado de Basilea fue ocupado y anexado. [2] El 9 de diciembre de 1797, Frédéric-César de La Harpe, miembro del Club Helvético de Vaud, pidió a Francia que invadiera Berna para proteger Vaud. Al ver la oportunidad de eliminar a un vecino feudal y ganar la riqueza de Berna, Francia estuvo de acuerdo. [1] En febrero de 1798, las tropas francesas ocuparon Mulhouse y Biel / Bienne. Mientras tanto, otro ejército entró en Vaud y se proclamó la República Lemánica. La Dieta se interrumpió consternada sin tomar ninguna medida para evitar la tormenta que se avecinaba. El 5 de marzo, las tropas entraron en Berna, abandonadas por sus aliados y distraídas por las disputas internas. Con Berna, bastión del partido aristocrático, en manos revolucionarias, la vieja Confederación se derrumbó. [1] En un mes, la Confederación estaba bajo control francés y todos los miembros asociados de la Confederación se habían ido.

El 12 de abril de 1798 121 diputados cantonales proclamaron la República Helvética, "Una e Indivisible". El nuevo régimen abolió la soberanía cantonal y los derechos feudales. Las fuerzas de ocupación establecieron un estado centralizado basado en las ideas de la Revolución Francesa.

Antes de la República Helvética, cada cantón individual había ejercido soberanía completa sobre su propio territorio o territorios. Había existido poca autoridad central, y los asuntos relacionados con el país en su conjunto se limitaban principalmente a la Dieta, una reunión de los principales representantes de los cantones. [3]

La constitución de la República Helvética provino principalmente del diseño de Peter Ochs, un magistrado de Basilea. Estableció una legislatura central bicameral que incluía el Gran Consejo (con 8 miembros por cantón) y el Senado (4 miembros por cantón). El ejecutivo, conocido como Directorio, estaba compuesto por 5 miembros. La Constitución también estableció la ciudadanía suiza real, a diferencia de la ciudadanía justa del cantón de nacimiento. [3] Con la ciudadanía suiza llegó la libertad absoluta de establecerse en cualquier cantón, las comunas políticas ahora estaban compuestas por todos los residentes, y no solo por los burgueses. [1] Sin embargo, la tierra y la propiedad de la comunidad permanecieron con los antiguos burgueses locales que se reunieron en el Bürgergemeinde. [4]

No existía un acuerdo general sobre el futuro de Suiza. Los grupos líderes se dividieron en Unitarios, que quería una república unida, y el Federalistas, que representó a la antigua aristocracia y exigió el retorno a la soberanía cantonal. Los intentos de golpe se hicieron frecuentes y el nuevo régimen tuvo que depender de los franceses para sobrevivir. Además, las fuerzas de ocupación saquearon muchas ciudades y pueblos. Esto dificultó el establecimiento de un nuevo estado de trabajo.

Muchos ciudadanos suizos se opusieron a estas ideas "progresistas", especialmente en las zonas centrales del país. Algunos de los aspectos más controvertidos del nuevo régimen limitaron la libertad de culto, lo que indignó a muchos de los ciudadanos más devotos. Se produjeron varios levantamientos, con los tres cantones del bosque (Uri, Schwyz y Unterwalden) rebelándose a principios de 1798. Los Schwyzer, bajo Alois von Reding, fueron aplastados por los franceses en las alturas de Morgarten en abril y mayo, al igual que los Unterwaldner en Agosto y septiembre. Debido a la destrucción y el saqueo, los suizos pronto se volvieron contra los franceses. [1]

Después del levantamiento de los Cantones Forestales, algunos cantones se fusionaron, reduciendo así su efectividad anti-centralista en la legislatura. Uri, Schwyz, Zug y Unterwalden juntos se convirtieron en el cantón de Waldstätten Glarus y Sarganserland se convirtió en el cantón de Linth, y Appenzell y St. Gallen se combinaron como el cantón de Säntis.

Guerras revolucionarias francesas en Suiza Editar

En 1799, Suiza se convirtió en una zona de batalla entre los ejércitos francés, austriaco e imperial ruso, con los lugareños apoyando principalmente a los dos últimos, rechazando los llamados a luchar con los ejércitos franceses en nombre de la República Helvética.

Batalla de Winterthur Editar

La batalla de Winterthur (27 de mayo de 1799) fue una acción importante entre elementos del ejército del Danubio, el ejército de Massena de Suiza y elementos del ejército de los Habsburgo, comandado por el suizo Friedrich Freiherr von Hotze. Winterthur se encuentra a 18 kilómetros (11 millas) al noreste de Zúrich. Debido a su posición en el cruce de siete encrucijadas, el ejército que controlaba la ciudad controlaba el acceso a la mayor parte de Suiza y los puntos que cruzaban el Rin hacia el sur de Alemania.

Con los primeros elementos de ambos ejércitos austríacos ya vinculados durante la Batalla de Frauenfeld dos días antes, Masséna envió al recién ascendido General de División Michel Ney y parte del Ejército del Danubio a Winterthur el 27 de mayo para detener el avance austríaco desde el este. Suiza. Si los austríacos lograban unir el ejército de Hotze desde el este con el de Nauendorf directamente al norte de Zúrich, y el del archiduque Carlos que se encontraba al norte y al oeste, los franceses estarían peligrosamente cercados en Zúrich. [5]

En la mañana del 27 de mayo, Hotze reunió su fuerza en tres columnas y marchó hacia Winterthur. Frente a él, Michel Ney desplegó su fuerza alrededor de las alturas, el llamado Ober-Winterthur, un anillo de colinas bajas a unos 6 kilómetros (4 millas) al norte de la ciudad. El comandante general de la línea de avanzada, Jean Victor Tharreau, había informado a Ney que enviaría a la división de Jean-de-Dieu Soult para que lo apoyara. no estar aislado. Esperaba que su pequeña fuerza recibiera refuerzos de la división de Soult. En consecuencia, Ney ordenó a la brigada más débil, bajo el mando de Théodore Maxime Gazan, que avanzara por un largo valle hacia Frauenfeld, y a otra brigada, bajo el mando de Dominique Mansuy Roget, a tomar la derecha, impidiendo cualquier maniobra de flanqueo austríaca. [6]

A media mañana, la vanguardia de Hotze se había encontrado primero con una moderada resistencia francesa de las dos brigadas que Ney tenía a su disposición. [7] Las tropas de avanzada austriacas invadieron rápidamente la brigada más débil y tomaron posesión de los bosques que rodeaban la aldea de Islikon. Después de asegurar las aldeas de Gundeschwil, Schottikon, Wiesendangen y Stogen, más al oeste de Islikon, Hotze desplegó dos de sus columnas de cara al frente francés, mientras que una tercera se inclinó hacia la derecha francesa, [6] como Ney esperaba que hiciera. [7] Soult nunca apareció (más tarde fue sometido a un consejo de guerra por insubordinación) y Ney retiró sus fuerzas a través de Winterthur, reagrupándose con la fuerza principal de Tharreau en las afueras de Zurich. [8] Un día después, la fuerza de Hotze se unió a la principal fuerza austriaca del Archiduque Carlos. [9]

Batallas por Zürich Editar

En la Primera Batalla de Zúrich, del 4 al 7 de junio de 1799, aproximadamente 45.000 franceses y 53.000 austríacos se enfrentaron en las llanuras alrededor de la ciudad. En el ala izquierda, Hotze tenía 20 batallones de infantería, más artillería de apoyo y 27 escuadrones de caballería, en total, 19.000 hombres. En el ala derecha, el general Friedrich Joseph, conde de Nauendorf, comandaba otros 18.000. [10] La batalla costó caro a ambos bandos El general de brigada Cherin fue asesinado, en el lado francés y en el lado austriaco, Feldzeugmeister (General de Infantería) Olivier, Conde de Wallis, fue asesinado. En el lado francés, 500 murieron, 800 resultaron heridos y 300 capturados en el lado austriaco, 730 muertos, 1470 heridos y 2200 capturados. Cuando los austriacos tomaron las posiciones francesas en la ciudad, también capturaron más de 150 cañones. [11] Finalmente, el general francés André Masséna cedió la ciudad a los austriacos, bajo el mando del archiduque Carlos. Massena se retiró más allá del río Limmat, donde logró fortificar sus posiciones. [12] La fuerza de Hotze hostigó su retirada y aseguró la costa del río. [13] A pesar del agresivo hostigamiento de Hotze a la retirada francesa, Charles no dio seguimiento a la retirada. Masséna se estableció en la orilla opuesta del Limmat sin la amenaza de ser perseguido por el cuerpo principal del ejército austríaco, para gran disgusto de los rusos. oficial de enlace, Alexander Ivanovich, Conde Ostermann-Tolstoy. [14]

El 14 de agosto de 1799, una fuerza rusa de 6.000 jinetes, 20.000 infantes y 1.600 cosacos, al mando de Alexander Korsakov, se unió a la fuerza del archiduque Carlos en Schaffhausen. [15] En una operación similar a un vicio, junto con los rusos, rodearían al ejército menor de André Masséna en las orillas del Limmat, donde se había refugiado la primavera anterior. Para desviar este ataque, el general Claude Lecourbe atacó los puentes de pontones sobre los que los austríacos cruzaron el Rin, destruyendo la mayoría de ellos e inutilizando el resto. [dieciséis]

Antes de que Carlos pudiera reagruparse, llegaron órdenes del Consejo Áúlico, el cuerpo imperial en Viena encargado de la conducción de la guerra, para contradecir su plan [17] Las tropas de Carlos iban a dejar Zurich en las manos supuestamente capaces de Korsokov, volver a cruzar el Rin. y marche hacia el norte hasta Mainz. Charles detuvo esta operación todo el tiempo que pudo, pero finalmente tuvo que ceder a las órdenes de Viena. En consecuencia, las tropas rusas bajo un general novicio reemplazaron a las tropas austriacas y su comandante experimentado. Charles retiró sus fuerzas al norte del Rin. Aunque la orden a Carlos de volver a cruzar el Rin y marchar hacia el norte fue finalmente derogada, cuando le llegaron tales instrucciones, ya era demasiado tarde para revertirlas. [18]

En la Segunda Batalla de Zúrich, los franceses recuperaron el control de la ciudad, junto con el resto de Suiza. En particular, Massena superó a Korsakov, lo rodeó, lo engañó y luego tomó prisionero a más de la mitad de su ejército, además capturó el tren de equipajes y la mayoría de sus cañones, e infligió más de 8.000 bajas. [19] La mayor parte de los combates tuvo lugar en ambas orillas del Limmat hasta las puertas de Zürich, y parte dentro de la ciudad misma. Zúrich se había declarado neutral y se salvó de la destrucción general. El general Nicolas Oudinot comandaba las fuerzas francesas en la margen derecha y el general Édouard Mortier, las de la izquierda. [20]

El mismo día, Jean-de-Dieu Soult y unas 10.000 tropas se enfrentaron a Hotze y 8.000 aliados [21] en la batalla del río Linth. Soult envió a 150 voluntarios a nadar en el río en medio de la noche. La mayoría llevaba un sable entre los dientes y una pistola y cartuchos atados a la cabeza, otros llevaban tambores o cornetas. Estos soldados mataron a los centinelas austríacos, invadieron un puesto de avanzada, hicieron mucho ruido confuso y señalaron a la fuerza principal de Soult que cruzara en botes. [22] Hotze murió durante esta maniobra cuando los hombres de Soult lo sorprendieron en un reconocimiento matutino. [23] Franz Petrasch asumió el mando, pero sus tropas fueron brutalmente golpeadas y obligadas a retirarse, perdiendo 3.500 prisioneros, 25 cañones de campaña y cuatro colores. [22]

Mientras Masséna y Soult golpeaban a los aliados, los 21.285 rusos de Alexander Suvorov llegaron a Suiza desde Italia. [24] En la batalla del paso de San Gotardo del 24 al 26 de septiembre, el ejército de Suvorov hizo a un lado a las 8.000 tropas de Lecourbe y llegó a Altdorf cerca del lago de Lucerna. [25] Desde allí, Suvorov condujo a su ejército a través del paso de Kinzig con la esperanza de unirse con las otras fuerzas aliadas. En Muotathal, Suvorov finalmente se enteró de que el desastre se había apoderado de las fuerzas aliadas y que su ejército estaba abandonado. [26] Los rusos salieron de la trampa y estuvieron en St. Gallen a principios de octubre. Suvorov se vio obligado a llevar a sus hombres por los Alpes hasta Vorarlberg, lo que provocó pérdidas adicionales. [27]

Guerra civil y fin de la República Editar

La inestabilidad en la República alcanzó su punto máximo en 1802-03, incluido el Stecklikrieg Guerra civil de 1802. Junto con la resistencia local, los problemas financieros provocaron el colapso de la República Helvética y su gobierno se refugió en Lausana. Debido a la inestabilidad de la situación, la República Helvética tuvo más de seis constituciones en un período de cuatro años. [3]

En ese momento, Napoleón Bonaparte, entonces primer cónsul de Francia, convocó a representantes de ambos lados a París para negociar una solución. Aunque los representantes federalistas formaron una minoría en la conferencia de conciliación, conocida como la "Consulta Helvética", Bonaparte caracterizó a Suiza como federal "por naturaleza" y consideró imprudente forzar el área en cualquier otro marco constitucional.

El 19 de febrero de 1803, la Ley de Mediación restauró los cantones. Con la abolición del estado centralizado, Suiza se convirtió nuevamente en una confederación.

El período de la República Helvética sigue siendo muy controvertido en Suiza. [28] Representa la primera vez que Suiza existe como país unificado y un paso hacia el estado federal moderno. Por primera vez, la población se definió como suiza, no como miembros de un cantón específico. Para cantones como Vaud, Thurgau y Ticino, la República fue una época de libertad política con respecto a otros cantones. Sin embargo, la República también marcó una época de dominación y revolución extranjeras. Para los cantones de Berna, Schwyz y Nidwalden fue una época de derrota militar seguida de ocupación. En 1995, el Parlamento Federal decidió no celebrar el bicentenario de la República Helvética, sino permitir que los cantones individuales lo celebraran si así lo deseaban. [28]


¿Cómo provocaron las guerras napoleónicas en Europa la guerra de 1812?

Las Guerras Napoleónicas continuaron las Guerras de la Revolución Francesa. Gran Bretaña y Francia lucharon por la supremacía europea y trataron con mano dura a las potencias más débiles. Estados Unidos intentó permanecer neutral durante el período napoleónico, pero finalmente se vio envuelto en los conflictos europeos, lo que llevó a la Guerra de 1812 contra Gran Bretaña.

El ascenso de Napoleón Bonaparte

Napoleón Bonaparte tomó el poder en 1799 después de derrocar al gobierno revolucionario francés. Durante este tiempo, los negociadores estadounidenses y franceses estaban concluyendo negociaciones para poner fin a la Cuasi-Guerra con Francia. En 1802, Napoleón puso fin a diez años de guerra con Gran Bretaña bajo la Paz de Amiens. Aprovechó esta oportunidad para intentar aplastar la revolución haitiana, pero el ejército que envió fue derrotado. Napoleón también había recuperado la provincia norteamericana de Luisiana de España en 1800.Sin embargo, la pérdida de Haití hizo que Luisiana fuera estratégicamente indeseable, y con la guerra de nuevo en el horizonte con Gran Bretaña, Napoleón estaba dispuesto a aceptar la Compra de Luisiana en 1803.

Gran Bretaña y Francia declaran la guerra

Como era de esperar, Gran Bretaña declaró la guerra a Francia en 1803 y permanecería en guerra durante más de una década. Durante este período de guerra, Napoleón y los líderes británicos se concentraron en los asuntos europeos, pero el conflicto se extendió al Atlántico. De 1803 a 1806, Estados Unidos logró permanecer neutral, pero sufrió la impresión de que los británicos se apoderaran de la armada británica de ciudadanos estadounidenses naturalizados nacidos en Gran Bretaña.

El presidente Thomas Jefferson envió a William Pinkney y James Monroe intentó negociar un tratado que detuviera la impresión de los marineros estadounidenses, pero cuando el tratado firmado regresó sin concesiones británicas sobre el tema de la impresión, Jefferson no lo pasó al Senado para su ratificación. .

Gran Bretaña bloquea Francia y se apodera de barcos estadounidenses

En 1806, Napoleón emitió el Decreto de Berlín, que prohibía el comercio con Gran Bretaña, y el gobierno británico respondió al año siguiente con Órdenes en el Consejo, que instituyó un bloqueo de la Europa controlada por Francia y autorizó a la armada británica a apoderarse de los barcos que violaran el bloqueo. Napoleón respondió con más restricciones comerciales en el Decreto de Milán de 1807.

Las relaciones de Estados Unidos con Gran Bretaña se volvieron cada vez más inestables durante este período. El 22 de junio de 1807, el H.M.S. Leopard bombardeó y abordó por la fuerza el U.S.S. Chesapeake frente a Norfolk, Virginia, en busca de desertores de la marina británica. El presidente Jefferson respondió con la Ley de Embargo de 1807 sobre todo el comercio exterior en un esfuerzo por debilitar la economía británica.

El embargo fue extremadamente impopular en Nueva Inglaterra, donde la economía dependía en gran medida del comercio con Gran Bretaña. Además, la economía británica no se vio muy afectada por el embargo, que resultó difícil de hacer cumplir. A principios de 1809, en uno de sus actos finales como presidente, Jefferson reemplazó el embargo con la Ley de No Relaciones, que permitía el comercio con otras naciones excepto Gran Bretaña y Francia. Esta ley también resultó virtualmente imposible de hacer cumplir.


Articulo principal

Guerras napoleónicas

1799-1815 Resumen de la Europa del siglo XIX
Guerras napoleónicas 1799-1815 Napoleón conquista brevemente la mayor parte de Europa Occidental / Central
Pax Britannica 1815-1914 el Imperio Británico florece como la potencia colonial global dominante
Prusia derrota a Austria y Francia, luego une al Imperio Alemán
Rusia continúa expandiéndose pero pierde la Guerra de Crimea y la Guerra Ruso-Japonesa

Tras el ascenso de Napoleón Bonaparte como dictador de Francia (1799), las Guerras Revolucionarias Francesas se convirtieron en las Guerras Napoleónicas (1799-1815), que atrajeron a la mayor parte de Europa. Napoleón, quien finalmente declaró que Francia era un "imperio" (y por lo tanto él mismo un "emperador"), puso gran parte de la Europa continental bajo control francés, en parte en forma de estados satélites (que son oficialmente independientes pero controlados significativamente por un estado dominante). 6 Su ​​derrota de Austria terminó el título de esa nación de "Sacro Imperio Romano".

Sin embargo, las ambiciones de Napoleón de invadir Gran Bretaña se vieron frustradas por la batalla naval de Trafalgar, en la que la flota principal del Imperio francés (compuesta por barcos franceses y españoles) fue derrotada por Horatio Nelson en aguas al suroeste de España. Tras esta victoria, el dominio británico de los océanos del mundo se mantuvo indiscutido durante la duración de la Pax Britannica. A partir de entonces, Napoleón ignoró a Gran Bretaña y se centró en la Campaña continental. K306-07,6

La caída de Napoleón comenzó con su invasión de Rusia tras la toma temporal de Moscú, sus fuerzas fueron diezmadas por el gélido invierno y el contraataque ruso. Impulsado hacia el oeste, el golpe final llegó con la batalla de Leipzig, seguida de la invasión de Francia y la abdicación forzosa de Napoleón (1814). En 1815, Napoleón escapó del exilio (en la isla de Elba) y recuperó el poder durante un breve período conocido como los Cien Días, esta vez fue derrotado permanentemente en Waterloo, Bélgica, por Gran Bretaña y Prusia. 6,16

En el Congreso de Viena (el posterior acuerdo de paz), las fronteras nacionales fueron restauradas a su configuración anterior a la Revolución Francesa, y el antiguo equilibrio de cinco vías del poder europeo fue restaurado. La influencia de Napoleón vivió, sin embargo, en su reformas administrativas. Lo más famoso es que instituyó una código de derecho civil (el Código Napoleónico, que se convirtió en el modelo para los sistemas legales modernos de Europa Continental) y nacionalizó el sistema educativo. 5,8

Pax Britannica

1815-1914 Resumen de la Europa del siglo XIX
Guerras napoleónicas 1799-1815 Napoleón conquista brevemente la mayor parte de Europa Occidental / Central
Pax Britannica 1815-1914 el Imperio Británico florece como la potencia colonial global dominante
Prusia derrota a Austria y Francia, luego une al Imperio Alemán
Rusia continúa expandiéndose pero pierde la Guerra de Crimea y la Guerra Ruso-Japonesa

La Pax Britannica (ca. 1815-1914) fue una época de relativa paz, debido en gran parte a la abrumadora situación global de Gran Bretaña. supremacía naval. Este período marca el apogeo del dominio europeo sobre el Viejo Mundo (ver Colonialismo europeo). La paz de la Pax Britannica fue finalmente destrozada por el Primera Guerra Mundial, el conflicto más sangriento que el mundo haya conocido. A354, A436, K287,3

La Pax Britannica se puede resumir en tres desarrollos principales. Primero, este período fue testigo del florecimiento de la Imperio Británico como el poder colonial global supremo. Segundo, Prusia guerreó con éxito contra Austria (guerra austro-prusiana) y Francia (guerra franco-prusiana), luego Alemania unida (que había formado un mosaico de pequeños estados desde la época medieval). Y tercero, Rusia continuó expandiéndose, pero fue frenado por la Guerra de Crimea y la Guerra Ruso-Japonesa.

La prosperidad del siglo XIX Imperio Británico se basó principalmente en la conquista y explotación de India, cuya población superó a la de todos los demás territorios británicos combinados. (Tenga en cuenta que en la discusión histórica, "India" denota el sur de Asia.) La India británica no fue un objetivo de asentamiento europeo, sin embargo, la presencia británica consistió en una pequeña la clase dominante, cuyo poder descansaba en una combinación de británicos poder militar y diplomacia con los gobernantes indígenas. A388-89,25

Mientras tanto, el expansión de Rusia continuó a lo largo del siglo XIX. Esto eventualmente provocó la Guerra de Crimea (1853-56), luchada entre Rusia y las fuerzas de Gran Bretaña, Francia y el Imperio Otomano por el control del territorio en Europa del Este, la guerra se centró en la Península de Crimea (ahora parte de Ucrania). 16 como poder otomano menguéRusia buscó extender su dominio sobre Europa del Este, mientras que Gran Bretaña y Francia buscaron frustrar estos esfuerzos. La guerra, aunque infame por su torpeza y numerosas bajas en ambos bandos, frenó la expansión rusa. 43

La conquista rusa también se vio frustrada en Asia, donde la nación luchó con los recién modernizados Japón para el control del noreste de China y la península de Corea. La inesperada derrota rusa en el Guerra Ruso-Japonesa (1904-05) anunció el ascenso de Japón como potencia mundial primaria.

Después de las guerras napoleónicas, el mosaico de estados alemanes (de los cuales Austria y Prusia eran los más fuertes) se agruparon en una alianza denominada Confederación Alemana. Siguió una contienda entre Austria y Prusia para liderar la unión de la Confederación en una sola nación alemana, que culminó en la Guerra Austro-Prusiana (1866), de la cual Prusia salió victoriosa. Prusia fue luego atacada por Francia, que esperaba evitar el surgimiento de una Alemania unificada. La consiguiente guerra franco-prusiana (1870-71) también terminó con la victoria prusiana. 1,13,14

Habiendo rechazado a estos dos grandes rivales, Prusia finalmente unió a la Confederación (menos Austria) en la imperio Alemán, que se convirtió en la principal potencia del continente europeo. La victoria de Prusia en ambas guerras se debió en gran parte a la aguda estrategia del primer ministro del rey, Otto von Bismarck. La fundación del Imperio Alemán (1871) marca el nacimiento de Alemania moderna, ya menudo se cita a Bismarck como el "padre de la Alemania moderna". A396,1,13,14

Mientras Austria se tambaleaba de la derrota en la guerra austro-prusiana, Hungría exigió con éxito el reconocimiento como un reino separado dentro del Imperio austríaco. Esta victoria, aunque no alcanzó la independencia total, le dio a Hungría un control significativo sobre sus asuntos internos. A partir de este punto en adelante, el Imperio Austriaco a menudo se conoce como Austria-Hungría, o el "Imperio Austro-Húngaro". 1,13,14

Revolución rusa

A medida que avanzaba la Pax Britannica, Rusia experimentó un crecimiento malestar social, culminando bajo Nicolás II (el último zar). Nicolás fue testigo del surgimiento de un poderoso fiesta comunista dirigido por Vladimir Lenin (ver marxismo). dieciséis

Los sentimientos revolucionarios surgieron con la pérdida de Nicholas del Guerra Ruso-Japonesa, luego explotó con las asombrosas bajas de la Primera Guerra Mundial. En la posterior Revolución Rusa (1917), Lenin tomó el control del país, provocando años de guerra civil (entre el partido de Lenin, las fuerzas revolucionarias rivales y los contrarrevolucionarios). Incautación estatal de tierras privadas colapsó el poder de la nobleza y el clero. A434-38,16,17

Rusia fue proclamada república socialista soviética. En los años siguientes, la formación de otras "repúblicas socialistas soviéticas" (por ejemplo, Ucrania, Bielorrusia) y su unión con Rusia dio lugar a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), que incluía la mayor parte de Europa del Este. Sin embargo, la URSS era lo más alejado de una república: un socialista brutal dictadura, plagado de espionaje, encarcelamiento (a menudo en campos de trabajos forzados en Siberia), tortura y ejecución. A434-38, K378-79

Período de la guerra mundial

1914-45 Resumen de la Europa del siglo XX
Primera Guerra Mundial
1914-18
los aliados (Gran Bretaña, Francia, Rusia, Italia, Japón, EE. UU.)
derrotar a las potencias centrales (Alemania, Austria-Hungría, Turquía)
período de entreguerras
1918-39
ascenso de la Alemania, Italia y Japón fascistas
Segunda Guerra Mundial
1939-45
los aliados (Gran Bretaña, Francia, Rusia, China, EE. UU.)
derrotar a las potencias del Eje (Alemania, Italia, Japón)
Guerra Fría
1945-91
Estados Unidos y la URSS luchan por el dominio político mundial
era contemporánea
1991-presente
Estados Unidos reina como única superpotencia

La Primera Guerra Mundial (1914-18 ver Primera Guerra Mundial) se libró entre las Potencias Centrales (Alemania, Austria-Hungría, Turquía) y las Potencias Aliadas (Gran Bretaña, Francia, Rusia, Italia, Japón, Estados Unidos). 38 Al final de la guerra, cada una de las Potencias Centrales dejó de ser una imperio. Austria y Alemania se convirtieron repúblicas (poniendo fin al dominio de los Habsburgo en Austria), mientras que el Imperio Otomano se convirtió en la nación moderna de pavo.

La Primera Guerra Mundial salió de Europa exhausto, psicológica y económicamente. La miseria se vio agravada por la pandemia de gripe de 1918, que se extendió por la mayor parte del mundo, Decenas de millones de personas (mucho más que la guerra en sí) durante un período de unos pocos años. 1

La Europa de entreguerras presentó tres sistemas políticos en competencia: democracia, dictadura socialista, y fascismo. Gran Bretaña, Francia y Escandinavia siguieron siendo democráticos, mientras que Rusia continuó como una dictadura socialista. (A Lenin le sucedió en el período de entreguerras Joseph Stalin.) Alemania, Austria, Italia, España y Portugal, por otro lado, cayeron todos ante el fascismo en la década de 1930.

Los términos "autoritarismo" y "totalitarismo" denotan un gobierno con poder absoluto. El fascismo es una forma moderna específica de autoritarismo que surgió después de la Primera Guerra Mundial. Bajo un régimen fascista, se espera que los individuos se sometan completamente a la voluntad del estado y Desdeñar cualquier forma de democracia o disidencia, el líder nacional debe ser adorado como un semidiós, y se fomenta una cultura de agresión militar (típicamente arraigada en mitos de "supremacía racial"). 15 El fascismo es considerado el extrema derecha forma de gobierno moderno, mientras que la dictadura socialista es la extrema izquierda forma, aunque las consecuencias de ambos tipos de gobierno son en gran medida indistinguibles.

Italia fue tomada por Benito Mussolini, mientras que Alemania (cuyo breve gobierno posterior a la Primera Guerra Mundial se conoce como la "República de Weimar") cayó ante el partido nazi de Adolf Hitler en 1933. Austria, inicialmente gobernada por un partido fascista local, fue rápidamente anexado por la Alemania nazi. España fue tomada por Francisco Franco, Portugal por Antonio Salazar. Tiempo democracia fue restaurada en Alemania Occidental, Austria e Italia después de la Segunda Guerra Mundial, España y Portugal no se volverían democráticos hasta la década de 1970.

Franco llegó al poder tras la guerra civil Española de finales de la década de 1930, en la que rebeldes conservadores luchó para derrocar a los elegidos democráticamente gobierno de izquierda. Los rebeldes consistieron en gran parte en el orden antiguo (nobleza y clero), cuyo poder y riqueza estaban siendo erosionados por las reformas del gobierno de izquierda. los Gobierno fue apoyado por las naciones europeas democráticas y Rusia, mientras que el rebeldes fueron ayudados por Alemania e Italia. B302, K388-89

El Tratado de Versalles (el acuerdo de paz de la Primera Guerra Mundial) generalmente se considera un factor importante en el surgimiento del fascismo, dado el duros castigos impuso a Alemania y Austria (en particular pagos de reparación y pérdidas territoriales) y las ganancias limitadas que proporcionó a Italia. Aunque el tratado también estableció la Sociedad de Naciones (la precursora de las Naciones Unidas) para ayudar a mantener la paz, esta organización resultó ineficaz. Otro factor agravante fue el sufrimiento causado por la Gran Depresión de la década de 1930, que se extendió desde Estados Unidos a toda Europa. 1,32

Hitler se refirió a la Alemania nazi como el Tercer Reich ("Tercer Imperio"), etiquetándolo como el sucesor del Sacro Imperio Romano Germánico y del Imperio Alemán. A medida que Hitler expandía su control de Europa Central, Gran Bretaña y Francia intentaron evitar la guerra a través de una política de apaciguamiento, lo que le permitió anexar tierras cercanas (primero Austria, luego Checoslovaquia) con la esperanza de que eventualmente estaría satisfecho (y paralizar el tiempo mientras construyeron sus fuerzas armadas). Tras la invasión alemana de Polonia en septiembre de 1939, Gran Bretaña y Francia finalmente declararon la guerra (ver Segunda Guerra Mundial). 1 En el siguiente Segunda Guerra Mundial, las Potencias del Eje (Alemania, Italia, Japón) fueron derrotadas por las Potencias Aliadas (Gran Bretaña, Francia, Rusia, China, Estados Unidos). 39

Guerra Fría

Después de la Segunda Guerra Mundial, el equilibrio global de poder se desplazó a dos superpoderes: Estados Unidos y URSS. Su rivalidad se manifestó como la Guerra Fría (ca. 1945-1991), que terminó con la caída de la Rusia comunista (ver Guerra Fría). Económicamente hablando, Europa Occidental prosperado durante el período de la Guerra Fría, mientras que el Este comunista estancado. Y aunque los disturbios en el mundo occidental generalmente se encontraron con intervención constructiva, los disturbios en Europa del Este fueron brutalmente aplastado. 1

La guerra fue "fría" en el sentido de que las dos superpotencias no chocar directamente, debido en gran parte a la alta probabilidad de aniquilación mutua en la era nuclear. 33 En cambio, cada lado libró una guerra en gran parte diplomática y económica, proporcionando a los gobiernos extranjeros apoyo politico y fondos a cambio de lealtad. 34 El combate se limitó a guerras de poder, en el que los EE. UU. y la URSS suministraron tropas y / o recursos a los bandos opuestos en luchas locales (por ejemplo, Corea, Vietnam).

Europa contemporánea

Desde la Guerra Fría, que terminó con el desintegración de la URSS, las tensiones occidentales con Rusia han relajado. La Europa del Este postsoviética se ha enfrentado desafíos severos, incluida la corrupción, el desempleo, la inflación y los conflictos civiles. No obstante, la mayoría de las naciones de Europa del Este se han convertido verdaderamente democrático desde la Guerra Fría, aunque la propia Rusia sigue siendo un dictadura. 1,42,54

Desde la Primera Guerra Mundial hasta el final de la Guerra Fría, gran parte de la región de los Balcanes de habla eslava estuvo unida como la nación de Yugoslavia ("tierra de los eslavos del sur"). Los noventa fracturamiento de esta región en pequeños estados constituye el conflicto europeo más sangriento de la era posterior a la Guerra Fría. Los combates (que involucraron principalmente a croatas, serbios y bosnios) tuvieron lugar a lo largo de ambos político y étnico líneas, y fue especialmente feroz en la región de Bosnia.

En el lado positivo, la década de 1990 fue testigo de la formación de la Unión Europea, una alianza político / económica de estados europeos. El precursor de esta unión fue el Comunidad Económica Europea (también conocido como Mercado Común Europeo), establecido después de la Segunda Guerra Mundial para coordinar las industrias nacionales del carbón y el acero. La Unión Europea trajo el continente integración económica a nuevas alturas, incluida una moneda europea común y un banco central. 1,40


Europa- Período Napoleónico - Historia

Después de la derrota final de Napoleón, la Alianza Cuádruple, los aliados victoriosos (Rusia, Prusia, Austria y Gran Bretaña) junto con varios gobiernos más pequeños acordaron reunirse para resolver los problemas que habían surgido como resultado de las políticas agresivas de Francia bajo Napoleón. . Este fue el famoso Congreso de Viena (Septiembre de 1814 - junio de 1815). Los representantes principales fueron Klemens von Metternich de Austria, Robert Castlereigh de Gran Bretaña y el representante francés, Charles Talleyrand. Participó personalmente el zar Alejandro I de Rusia. Debido a las maquinaciones de Tallyrand, Francia se convirtió en un participante de pleno derecho en los procedimientos, aunque oficialmente el país estaba allí para & quotobserve. guerra continental.

. La principal preocupación de las naciones en el Congreso, además de su propio interés, fue el regreso al tradicional Equilibrio de Poder. Creían que un equilibrio de fuerza política y militar desalentaría una mayor agresión por parte de cualquier combinación de estados, o la dominación de un solo estado. También hubo acuerdo general de que cada uno debería ser compensado en forma de territorio por su lucha con Francia. Gran Bretaña recibió colonias y puestos de avanzada que había ganado durante las guerras. Austria se rindió a Bélgica, pero recibió territorio en el sur de Alemania y provincias del norte de Italia.

Los aliados fueron considerablemente indulgentes con Francia y Napoleón fue trasladado de forma segura a Santa Elena. Acordaron la restauración de la dinastía borbónica y le dieron a Francia los límites que poseía en 1792 (más grandes que sus límites en 1789). No se requirieron reparaciones como Como resultado, no hubo sentimiento de injusticia o clamor por venganza que luego caracterizaría la Paz de Versalles al final de la Primera Guerra Mundial. También tomaron medidas para evitar una nueva agresión por parte de Francia: Bélgica y Holanda se unieron bajo una sola monarquía holandesa muy capaz de oponerse militarmente a Francia. Prusia recibió considerablemente más territorio en la frontera oriental de Francia para ser el `` centinela del Rin '' frente a Francia.Napoleón había destruido el Sacro Imperio Romano Germánico en 1806 cuando formó la Confederación del Rin. La conferencia de Viena reformó varios cientos de estados alemanes en la Confederación Alemana, compuesta por treinta y ocho estados independientes, incluidos Prusia y Austria. Los miembros de la confederación se comprometieron a ayudar a cualquiera de los atacados. Sin embargo, no había ninguna disposición para hacer cumplir las disposiciones de la Confederación. Simplemente le dio a Austria (y por lo tanto a Metternich) un púlpito para intimidar a los estados alemanes más pequeños. Tampoco fue un movimiento hacia la unificación alemana, aunque podría haber parecido lo contrario. Cada uno de los estados alemanes estaba orgulloso de su autonomía y tradiciones. El resultado final fue simplemente una rivalidad entre Prusia y Austria por el dominio de Europa Central.

El acuerdo fue casi alterado por la fuga de Napoleón de Elba, sin embargo, después de su derrota final en Waterloo, se acordó que Luis XVIII debería regresar como rey de Francia, Francia debe pagar una indemnización de 700 millones de francos y apoyar un ejército de ocupación de cinco años. Los aliados no fueron indulgentes con Francia sin una buena causa. Se trataba de la restaurada monarquía borbónica, no del derrotado Napoleón. Querían solidificar esa monarquía, ya que dejar a Francia débil podría prestarse a más trastornos en el país liderado por los jacobinos.

Surgió un problema sobre la compensación hacia Rusia y Prusia. El zar ruso, Alejandro I, quería ver restaurada Polonia, sobre la que esperaba gobernar. Los prusianos estuvieron de acuerdo, pero exigieron a Sajonia, una gran provincia alemana como compensación. Metternich y Castlereigh se opusieron y, en un intento de frustrar a Prusia, establecieron una alianza secreta con Talleyrand y Francia contra Prusia y Rusia. Ante la posibilidad de una guerra, Rusia acordó una Polonia mucho más pequeña y Prusia recibió solo una pequeña parte de Sajonia. El verdadero ganador fue Francia, que emergió del debate como una gran potencia europea, ya no aislada.

Las potencias también planearon reunirse periódicamente para discutir "intereses comunes". Este "sistema de congresos" duró muchos años e impidió el estallido de hostilidades internacionales durante la mayor parte del siglo XIX. Se conoció como el "Concierto de Europa", por el cual las partes acordaron tomar cualquier acción necesaria para evitar levantamientos que amenazarían el statu quo.

Intervención y represión: En primer lugar, los líderes de los distintos estados planeaban restaurar el "antiguo orden" de las monarquías en Europa. Fueron mucho menos flexibles en sus propios países, donde se tomaron medidas para suprimir las ideas liberales y revolucionarias como las que habían florecido en Francia en la época de la Revolución. Metternich, altamente educado y con fluidez en cinco idiomas, creía sinceramente que Europa encontraría la paz solo si sus soberanos legítimos no eran desafiados por el nacionalismo y el liberalismo. También era importante que un solo estado no dominara todo el continente, como lo había hecho Francia bajo Luis XIV y Napoleón.

Castlereigh de Gran Bretaña no se preocupó por las ganancias territoriales en el continente, sino más bien por la eliminación de la amenaza francesa a los intereses comerciales de Gran Bretaña en todo el mundo. Como resultado de las guerras napoleónicas, Gran Bretaña había surgido con un tremendo imperio mundial que abarcaba a una de cada cinco personas en el mundo. Quería una declaración de libertad de los mares.

El zar Alejandro I, un hombre religioso (aunque peculiar), había sucedido a su padre, Pablo I, que había sido asesinado. Existe alguna evidencia de que Alejandro conocía el complot. Se consideraba a sí mismo un monarca ilustrado, tanto que Thomas Jefferson dijo una vez de él: "Creo que no existe un hombre más virtuoso, ni uno que se dedique con más entusiasmo a mejorar la condición de la humanidad". A pesar de sus afirmaciones de iluminación, había rechazado una constitución para el pueblo ruso y parecía sentir que Dios estaba de su lado solo cuando Dios estaba de acuerdo con él. Alejandro propuso un Santa Alianza, afirmando que las relaciones de los diversos soberanos europeos, a quienes llamó los "delegados de la Providencia", deberían basarse "en las sublimes verdades que enseña la Sagrada Religión de nuestro Salvador". Austria y Prusia estuvieron de acuerdo, pero Gran Bretaña se rindió. Castlereigh llamó a la Santa Alianza y cuota pieza de sublime misticismo y tonterías. Los tres signatarios prometieron que se ofrecerían asistencia mutua siempre que la religión, la paz o la justicia fueran amenazadas.

Por alto que suene, fue en realidad una justificación para la represión de cualquier movimiento liberal o nacionalista en Europa. Posteriormente, en 1820, cuando los revolucionarios obligaron al Rey de España y a las dos Sicilias a otorgar constituciones liberales en contra de su voluntad, Metternich y Alejandro decretaron el principio de intervención activa para mantener los antiguos regímenes allí donde estuvieran amenazados.

Aquellos que están contentos con el status quo y no desean que cambie son típicamente conservadores. Aquellos que desean un cambio o quizás un "progreso", como podrían llamarlo, son los liberales. Aquellos que deseaban restaurar el Antiguo Orden y mantenerlo como había sido, como Metternich, eran archiconservadores. Los que deseaban abolir las monarquías y establecer gobiernos representativos eran los liberales.

Metternich estaba particularmente decidido a preservar la antigua Orden. Trabajando a través de la Confederación Alemana, Metternich tuvo la Decretos de Carlsbad emitido en 1819. Los decretos requerían que los estados miembros alemanes suprimieran las ideas subversivas en universidades y periódicos. Se estableció un comité que empleaba a espías e informantes para investigar y castigar a las organizaciones liberales o radicales.

Nacido en una familia noble, Metternich creía en su corazón que el arreglo más estable y adecuado de la sociedad era una combinación juiciosa de monarquía, aristocracia y plebeyos respetuosos. También creía que el liberalismo, tipificado en las revoluciones estadounidense y francesa, era responsable del período de guerra, derramamiento de sangre y sufrimiento que acababa de terminar. Aquellos que suscitaron ideas liberales como el gobierno representativo, él creía, estaban comprometidos en una conspiración para destruir el orden existente y estaban inclinados a agitar a las clases bajas que en sus corazones realmente querían que las dejaran en paz. El liberalismo, al que se opuso Metternich, estaba estrechamente alineado con el nacionalismo. Los liberales creían que cada grupo nacional tenía derecho a establecer su propio gobierno independiente y buscar cumplir su propio destino. Metternich se opuso amargamente a esta idea, ya que no solo amenazaba la existencia de la aristocracia, sino que también amenazaba con destruir el Imperio austríaco y revolucionar Europa central.

Es importante comprender las complejidades del Imperio austríaco para apreciar la posición de Metternich. El imperio era políglota de varias nacionalidades. Estaba dominado por personas de habla alemana, pero eran solo una cuarta parte de la población. Los magiares dominaban Hungría, pero también eran una minoría distinta. En Bohemia y Moravia, los checos eran el grupo principal. Además, había italianos, polacos, croatas, rumanos, serbios, rutenos y eslovenos. Estos últimos grupos formaban la mayoría de la población de Austria, pero cada grupo por sí solo era solo un pequeño porcentaje. Las diferencias lingüísticas estaban presentes en diferentes provincias con diferentes idiomas a menudo existentes dentro de la misma aldea.

Esto hizo que Austria fuera fuerte en cierto sentido, debido a su gran población y vasto territorio, pero al mismo tiempo la debilitó debido a sus muchas nacionalidades, quienes potencialmente podrían estar insatisfechas con su estatus dentro del imperio. Dar lugar a sentimientos liberales, en los que cada uno de estos grupos podría expresar un sentimiento nacionalista o exigir alguna otra forma de reconocimiento fue potencialmente desastroso para el Imperio austríaco. Metternich no tuvo más remedio que oponerse.

Metternich no se equivocó. Fue la erupción de estos sentimientos nacionalistas lo que llevó a un nacionalista serbio, Gavrilo Princeps, a asesinar al heredero austríaco Franz Ferdinand y a su esposa Sophie en Sarajevo en 1914. Este evento fue la chispa que encendió la Primera Guerra Mundial, el conflicto más devastador del mundo. mundo había visto y marcó el fin del Imperio austríaco.

Los deseos conservadores de Metternich de restaurar y mantener el antiguo orden no le eran exclusivos. Entre las partes victoriosas había un sentimiento generalizado de que el antiguo orden debía restablecerse a toda costa. En los estados alemanes, se derogó toda la legislación inspirada en los franceses y se impuso una estricta censura. Cuando los franceses abandonaron los Estados Pontificios, el Papa Pío VII eliminó todo lo que incluso recordaba de cerca a los ocupantes. Todas las reformas administrativas impuestas por los franceses fueron derogadas. Curiosamente, se eliminaron las leyes que preveían la vacunación contra las enfermedades e incluso el alumbrado público, ya que eran recordatorios de los franceses.

El odio de los italianos hacia los franceses se ilustra con la famosa frase: "La muerte de Francia es el grito de Italia" en italiano: "Morte Alla Francia Italia Anela. & quot La frase forma el acrónimo: & quot; Mafia & quot.

En Prusia, los Junkers poseían el 40% de la tierra y ocupaban todos los cargos políticos importantes. También dominaban el cuerpo de oficiales del ejército. En Austria, el 70 por ciento de los que ocupaban cargos ocupaban esos cargos antes de Napoleón.

Las iglesias establecidas habían sufrido durante la revolución. Tanto los conservadores católicos como los protestantes ahora insistían en que la iglesia establecida ofrecía autoridad moral que complementaba la autoridad del estado. Por tanto, se produjo un marcado renacimiento de la religión en toda Europa.


Italia napoleónica - 1796-1815

La malaria tranquilidad de Italia bajo sus déspotas austriacos y borbones fue bruscamente sacudida por la Revolución Francesa. Después de la campaña de Napoleón de 1796, el tratado de Campo Formio reubicó Italia en 1797. El norte y el centro de Italia se volvieron a dividir en cuatro repúblicas: la Cisalpina, con capital en Milán, la Ligur, con Génova como capital, la Cispadane, con Bolonia la Tiberina, con Roma Venecia (donde el último dux, Luigi Manini, había disuelto la república de San Marcos en medio de las execraciones de la población en el mes de mayo) fue arrojada, junto con su territorio entre el Adige y el Adriático como compensación por otras pérdidas. , al imperio austríaco. En el año siguiente, 179S, la Baja Italia se convirtió en la república de Parthenopaen, con Nápoles como capital. Carlo Emmanuele III., Ahora rey de Cerdeña, renunció a sus dominios. Pío VI. huyó de Roma y murió en Francia en 1799.

Así, todo el antiguo orden peninsular quedó destruido de un golpe. Sin embargo, al principio, el pueblo ganó poco más que un intercambio de amos, un aumento de los impuestos y una participación en las dudosas glorias de la república francesa. Mientras Bonaparte estuvo ausente en Egipto, su reciente arreglo de los asuntos italianos se trastornó y los franceses fueron expulsados ​​de la península por la fuerza de las armas en todas partes. Regresó, y Marengo (1800) lo hizo una vez más dueño de Italia. Cuatro años más tarde, habiéndose proclamado emperador, tomó la corona lombarda en San Ambrogio de Milán.

Italia ahora se clasificó como su reino, y tuvo que efectuarse un nuevo asentamiento de sus provincias. El Papa se quedó en Roma y Fernando en Nápoles. Toscana fue rebautizada como reino de Etruria y entregada a los Borbones. Las repúblicas de Liguria y Cisalpina fueron puestas bajo el virrey Eugene Beauharnais. Después de Austerlitz, Venecia se añadió a este reino del norte de Italia y en 1806 Bonaparte hizo que los Borbones le cedieran Nápoles a su hermano José. Cuando José fue en 1808 a Madrid, Joachim Murat lo sucedió como rey en Nápoles. Sicilia quedó en manos de Fernando. En 1809, Pío VII fue depuesto y enviado a Francia, y Roma fue declarada parte del imperio francés. El reino de pan de jengibre de Etruria fue abolido y la hermana de Bonaparte, Eliza, esposa de un coronel Bacciocchi, fue nombrada duquesa de Toscana, con los títulos de duquesa de Lucca y princesa de Piombino.

El Reino de Italia, aunque bajo el control completo de Napoleón, representó un hito en la historia italiana moderna. Los franceses impusieron una administración centralizada y un código civil nacional, superando la fragmentación y el provincialismo ancestrales, e introdujeron el germen del cambio social en un país que había permanecido socialmente estancado durante siglos y que había sido prácticamente al margen de la ola revolucionaria en otras partes de Europa.

Económicamente, el período napoleónico benefició a la clase media emergente al vender tierras eclesiásticas expropiadas y propiedades aristocráticas. Las exigencias de las guerras promovieron mejoras dramáticas en el transporte terrestre y estimularon la producción y el comercio en las industrias de lana, cuero, lino, minerales y armas y en la construcción. Probablemente fue en estos años cuando la parte económicamente más avanzada del valle del Po alcanzó el punto de gran avance, en el que la industria pudo sostener su propio crecimiento y en el que la clase media tomó su lugar como legítimo, consciente de sí mismo y próspero. grupo.

La situación en el sur difiere considerablemente. A pesar de que el gobierno francés bajo Joseph Bonaparte y, después de 1808, Murat modernizó las instituciones gubernamentales, administrativas y fiscales, solo introdujo cambios sociales limitados. El feudalismo fue abolido en 1806, pero las relaciones sociales y económicas en el área cambiaron poco en la práctica. A finales de la década francesa, el atraso del sur de Italia era aún más evidente en comparación con los avances realizados en las zonas del norte.

De igual importancia para estos cambios concretos, sin embargo, fueron los cambios más sutiles en las actitudes. El período napoleónico había obligado a los italianos a trabajar juntos, por primera vez en siglos, dentro de entidades que atravesaban las antiguas comunas que habían reclamado la lealtad exclusiva del pueblo. La idea de una Italia unida ya no parecía imposible. El siguiente medio siglo estuvo marcado por la búsqueda de crear una nación italiana y un estado italiano.

Por efímeras que fueron las sucesivas divisiones y redivisiones de Italia por parte de Bonaparte en provincias para sus generales y parientes, ejercieron no poca influencia. Desde el período del dominio francés data un nuevo sentido de nacionalidad entre los italianos, generado por el servicio militar de reclutas reunidos de todos los distritos en los ejércitos de Napoleón, por la destrucción temporal de las fronteras más antiguas, por el destronamiento de príncipes extranjeros y no amados, por la administración equitativa de un código de leyes y por el espíritu de la revolución que animó a todas las instituciones francesas. Italia comenzó a sentirse una nación, y aunque pasó mucho tiempo antes de que Europa le permitiera ganar derechos nacionales, la demanda de ellos, que en días posteriores se volvió demasiado imperiosa para resistir, se creó en su pueblo en esta época.


Era napoleónica (1799-1815)

TEMAS CLAVE
La era napoleónica comienza aproximadamente con el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte, derrocando el Directorio, estableciendo el Consulado francés, y termina durante los Cien Días y su derrota en la Batalla de Waterloo (9 de noviembre de 1799-28 de junio de 1815). [1] TEMAS CLAVE El período de 1799 a 1815 también se conoció como la era napoleónica, que fue uno de grandes cambios tanto físicos como pensativos. [2] Ch21 Sección 5 La era napoleónica, 1799 1815 Slideshare utiliza cookies para mejorar la funcionalidad y el rendimiento, y para ofrecerle publicidad relevante. [3] La Era Napoleónica abarcó el período comprendido entre noviembre de 1799 y finales de 1815. [2]

La era napoleónica es un período en la historia de Francia y Europa. [1] Napoleón como dictador El período de 1799 a 1814, mientras Napoleón era dictador, se denominó la era napoleónica. [2] TEMAS CLAVE La era napoleónica comienza aproximadamente con el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte, derrocando el Directorio, estableciendo el Consulado francés, y termina durante los Cien Días y su derrota en la Batalla de Waterloo (9 de noviembre de 1799-28 de junio de 1815) . [2] El final de la Era Napoleónica llegó con la abdicación de Napoleón como resultado de su derrota en Waterloo en 1815. [2] TEMAS CLAVE Durante la era Napoleónica de 1803 a 1815, el Imperio participó en dos guerras contra los Aliados: contra Gran Bretaña en la Guerra Anglo-Turca (1807-1809) y contra Rusia en la Guerra Ruso-Turca (1806-1812). [2]

El nueve de noviembre de 1799, día del golpe de Estado, comenzó la Era Napoleónica. [2] La era napoleónica comienza aproximadamente con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte, derrocando el Directorio, estableciendo el Consulado francés, y termina durante los Cien Días y su derrota en la Batalla de Waterloo. [2] La batalla más sangrienta de la era napoleónica, librada en Borodino en las afueras de Moscú, ambos bandos tuvieron pérdidas terribles, pero el ejército ruso no fue derrotado. Napoleón no ganó nada sustancial y cuando Moscú fue incendiada, las fuerzas francesas quedaron completamente aisladas. [2] Video incrustado Ver video La resistencia a la opresión francesa comenzó en el espacio que Napoleón se había apoderado en dieciocho años de la esperanza de los nacionalistas españoles del Archivo de Internet de la era napoleónica. [2] Paz de Amiens - Pacto de 1802 por el cual británicos y franceses acordaron no luchar. 1802 fue el único año durante toda la era napoleónica en el que ninguna potencia europea estaba oficialmente en guerra con otra potencia europea. [2] Nunca escuché a ningún británico expresar amargura hacia los franceses por cosas que sucedieron en la era napoleónica. [2] Esto mejoró enormemente el liderazgo y la efectividad en el combate del ejército francés y lo convirtió en el enemigo más formidable a enfrentar en Europa durante la era napoleónica. [2] La Era Napoleónica es un período en la historia de Francia y Europa. [2] El mapa de Europa cambió drásticamente en los cien años que siguieron a la Era Napoleónica, basándose no en feudos y aristocracia, sino en la base percibida de la cultura humana, los orígenes nacionales y la ideología nacional. [2] Su crecimiento marcó el comienzo de algunos estados y el final de otros, ya que el mapa de Europa cambió dramáticamente en los cien años que siguieron a la Era Napoleónica. [2]

La Revolución Francesa de los años 1789-1799 y la era napoleónica de 1799-1815 fue un período de reforma social y política radical. [2] La era napoleónica 1799-1804: el consulado A imitación del sistema romano, el consulado tenía tres cónsules elegidos para el cargo por un período de diez años. [2]

El nacionalismo de la era de la revolución fue, pues, el nacionalismo napoleónico de la era napoleónica. Las guerras que siguieron deberían ser…. 1799-1815. 14-11-2017 La era de Napoleón Bonaparte. [2] Tarjetas didácticas sobre absolutismo y constitucionalismo. Nacionalismo de la era napoleónica Las guerras revolucionaria francesa y napoleónica representaron una continuidad en la diplomacia europea desde el siglo XVIII hasta el XIX, pero fueron testigos de una considerable.[2] La era napoleónica generalmente se clasifica como la cuarta y última etapa de la Revolución Francesa, siendo la primera la Asamblea Nacional, la segunda la Asamblea Legislativa y la tercera el Directorio. [2] Las metáforas teatrales, sobre todo la comparación de Marx del Primer Imperio Francés con una tragedia, dominan nuestras percepciones de la Revolución Francesa y la era napoleónica. [2]

Con respecto a la era napoleónica, el surgimiento del nacionalismo afectó a Europa y al mundo en cuatro áreas principales: la guerra, la generación de un nuevo pensamiento intelectual, las artes y la propagación del orgullo nacionalista en Europa, Latin Warfare fue la herramienta de Napoleón y aposs en que obtuvo tanto su estatus de alto rango como su imperio. [2] Abarca toda la era napoleónica en un entorno mundial, su atmósfera cultural y las personas que ayudaron a dar forma a esta época y cuyas vidas fueron tocadas por esta gigantesca figura de la historia. mucha información sobre un período colorido de la historia. [2]

POSIBLEMENTE ÚTIL
Guerras napoleónicas (1803 & # x201315) Campañas de una serie de coaliciones europeas contra la expansión francesa bajo Napoleón I. De 1803 a 1815, Francia participó en las Guerras Napoleónicas, una serie de conflictos importantes con varias coaliciones de naciones europeas. [2] Guerras Napoleónicas (1803 & # x201315) Campañas de una serie de coaliciones europeas contra la expansión francesa bajo Napoleón I. Fosten B Soldados de las Guerras Napoleónicas, Infantería de la Guardia Imperial Francesa, junio de 1815. [2] Guerras Napoleónicas (1803 & # x201315) Campañas de una serie de coaliciones europeas contra la expansión francesa bajo Napoleón I. En noviembre de 1799, en un evento conocido como el golpe del 18 de Brumario, Napoleón formó parte de un grupo que derrocó con éxito el Directorio francés. [2] Guerras napoleónicas (1803 & # x201315) Campañas de una serie de coaliciones europeas contra la expansión francesa bajo Napoleón I. Las guerras napoleónicas comenzaron con la Guerra de la Tercera Coalición, que fue la primera de las Guerras de Coalición contra la Primera República Francesa después Adhesión de Napoleón como líder de Francia. [2] Guerras napoleónicas (1803 & # x201315) Campañas de una serie de coaliciones europeas contra la expansión francesa bajo Napoleón I. La historiografía alemana puede contar la Guerra de la Segunda Coalición (1798 / 9-1801 / 2), durante la cual Napoleón tomó el poder, como el Erster Napoleonischer Krieg ("Primera Guerra Napoleónica"). [2] Las guerras abarcaron ocho campañas militares separadas divididas en tres períodos más amplios: 1803 a 1807, el ascenso del poder napoleónico en Europa de 1807 a 1812, el apogeo de Napol & # xE9 en & # x2019 s Gran Imperio y de 1812 a 1815. el declive y la caída de Napol & # xE9 en & # x2019 s imperio. [2] De hecho, la guerra española se presenta principalmente como un acto de oportunismo por parte de Napoleón, que quería reemplazar a la actual Familia Real española gobernante con un Bonaparte e incorporar adecuadamente a España al Imperio Napoleónico. [2]

Algunos dicen que las Guerras Napoleónicas ya comenzaron en 1799 cuando Napoleón se convirtió en Primer Cónsul de Francia y terminó la Revolución Francesa. [2] Desde 1803 hasta 1815, Francia participó en las Guerras Napoleónicas, una serie de importantes conflictos con varias coaliciones de naciones europeas. [2] Las Guerras Napoleónicas fueron una serie de guerras europeas que duraron desde 1803 hasta la segunda abdicación del poder de Napoleón & # x2019 en 1815. [2] Las Guerras Napoleónicas también llevaron a la creación de un sistema internacional europeo establecido en el Congreso de Viena (1814). & # x2013 1815), que se basó en los principios de equilibrio de poder y compensación territorial. [2]

Las Guerras Napoleónicas (1803 & # x2013 1815) se libraron entre el emperador francés, Napol & # xE9 en Bonaparte (Napol & # xE9 en I 1769 & # x2013 1821) y las potencias europeas de Gran Bretaña, Austria, Rusia y Prusia. [2] Guerras Napoleónicas una serie de campañas (1800 & # x201315) de los ejércitos franceses bajo Napoleón I contra Austria, Rusia, Gran Bretaña, Portugal, Prusia y otras potencias europeas. [2] POSIBLEMENTE ÚTIL Las guerras napoleónicas (1803-1815) fueron una serie de grandes conflictos que enfrentaron al Imperio francés y sus aliados, liderados por Napoleón I, contra una serie fluctuante de potencias europeas formadas en varias coaliciones, financiadas y generalmente dirigidas por el Reino Unido. [2] Las Guerras Napoleónicas fueron una serie de guerras declaradas contra el Imperio Francés de Napoleón por coaliciones opuestas que se desarrollaron entre 1803 y 1815. [2]

Junto con las guerras revolucionarias francesas, las guerras napoleónicas comprenden un período de 23 años de conflicto recurrente que concluyó solo con la batalla de Waterloo y la segunda abdicación de Napoleón el 22 de junio de 1815. [4] Batalla de Waterloo, junio de 1815 1) Última batalla de las guerras napoleónicas 2) Napoleón fue derrotado en Waterloo por el duque de Wellington de Inglaterra y el conde Blucher de Prusia. 3. [2] Las Guerras Napoleónicas terminaron tras la derrota final de Napoleón en Waterloo el 18 de junio de 1815 y el Segundo Tratado de París. [2] Sobre el papel, las Guerras Napoleónicas terminaron el 20 de noviembre de 1815 con la Segunda Paz de París. [2] En el campo de batalla, las Guerras Napoleónicas terminaron el 19 de junio de 1815 en Wavre, la actual Bélgica. [2] POSIBLEMENTE ÚTIL Todas las instituciones educativas públicas y muchas privadas estuvieron bajo la supervisión de una agencia gubernamental conocida como la Universidad de Francia, establecida en 1806 en 1802 estableció la orden del honor. De 1805 a 1815, las Guerras Napoleónicas estallaron. [2] El ejército del Reino Unido siguió siendo una amenaza mínima para Francia, el Reino Unido mantuvo un ejército permanente de solo 220.000 en el punto álgido de las Guerras Napoleónicas, mientras que la fuerza de Francia alcanzó su punto máximo en más de 1.500.000, además de los ejércitos de numerosos aliados y varios cientos de miles de nacionales. guardias que Napoleón podría reclutar en el ejército si fuera necesario. [2] Gran Bretaña mantuvo un ejército permanente de solo 220.000 en el punto álgido de las guerras napoleónicas, mientras que la fuerza de Francia alcanzó su punto máximo en más de 2.500.000, así como varios cientos de miles de guardias nacionales que Napoleón podría reclutar en el ejército si fuera necesario, sin embargo, los subsidios británicos pagaron una gran proporción de los soldados desplegados por otras potencias de la coalición, alcanzando un máximo de aproximadamente 450.000 en 1813 [2].

En 1806 hubo victorias napoleónicas, sobre Prusia en Jena y Auerstedt, y en 1807 la batalla de Eylau se libró entre un cuarto ejército de coalición de prusianos y rusos contra Napoleón. [2] La historiografía alemana puede contar la Guerra de la Segunda Coalición (1798 / 9-1801 / 2), durante la cual Napoleón tomó el poder, como el Erster Napoleonischer Krieg ("Primera Guerra Napoleónica"). [2] Las Guerras Napoleónicas comenzaron con la Guerra de la Tercera Coalición, que fue la primera de las Guerras de Coalición contra la Primera República Francesa después de la adhesión de Napoleón como líder de Francia. [2]

Aunque fue un estudio pionero, la Propaganda napoleónica, como reconoció Holtman, no pretendía convertirse en el trabajo definitivo sobre el tema. 12 De hecho, Holtman examinó el uso de la propaganda por parte de Napoleón solo desde el período posterior a que Bonaparte se convirtió en el amo de Francia, con todos los poderes del estado para apoyar sus esfuerzos. [2] En 1809, cuando Francia se encontró nuevamente en guerra contra Austria, los regimientos suministrados por los estados satélites alemanes constituían aproximadamente un tercio del total de las huestes napoleónicas. [2] Estados Unidos intentó permanecer neutral durante el período napoleónico, pero finalmente se vio envuelto en los conflictos europeos, lo que llevó a la Guerra de 1812 contra Gran Bretaña. [2] La guerra napoleónica, tal como se expone en los escritos del barón Antoine Henri Jomini, fue transmitida a los oficiales estadounidenses por la enseñanza de la Academia Militar de West Point, recientemente fundada, y llegó a influir en los generales de la Guerra Civil. [2]

Aprenda exactamente qué sucedió en este capítulo, escena o sección de la Europa napoleónica (1799) La domesticación de la musaraña petruchio (1799). [2] El imperialismo napoleónico, a su vez, desencadenó reacciones en otras partes de Europa donde la oposición a la explotación francesa se manifestó entre la gente común [2]. ] Jacques-Louis David - Un destacado artista francés del período napoleónico, David pintó en estilo neoclásico. [2] Napoleón estabilizó la moneda francesa al crear el Banco de Francia, y simplificó la maraña de la ley francesa al producir el Código Napoleónico. [2] POSIBLEMENTE ÚTIL Napoleón consolidó su gobierno reprimiendo las rebeliones en Francia, normalizando las relaciones con la Iglesia en el Concordato de 1801 y racionalizando el sistema legal francés en el Código Napoleónico. [2] Como figura heroica, Napoleón contribuyó positivamente a la Código napoleónico, el ejército francés, la introducción del nacionalismo, la defensa de la revolución y el resurgimiento de la economía. [2] El 21 de marzo de 1804, Napoleón instituyó t El Código Napoleónico, también conocido como Código Civil francés, partes del cual todavía se utilizan en todo el mundo en la actualidad. [2]

Napoleón propició la organización de la Universidad de Francia y el Instituto de Francia, así como la reforma y codificación de la ley del gobierno local y regional y el Código Napoleónico. [2] Las Guerras Napoleónicas comprendieron una serie de conflictos globales librados durante el gobierno imperial de Napoleón Bonaparte sobre Francia (1805-1815). [2] Las Guerras Napoleónicas (1803-1815), fueron una serie de importantes conflictos que enfrentaron al Imperio francés y sus aliados, liderados por Napoleón I, contra una serie fluctuante de conflictos en la sociedad actual. 22-9-2017 El período entre 1870 y 1914 vio una Europa considerablemente más estable que la de décadas anteriores. [2] Guerras napoleónicas, serie de guerras entre la Francia napoleónica y alianzas cambiantes de otras potencias europeas que produjeron una breve hegemonía francesa sobre la mayor parte de Europa. [4] Las guerras napoleónicas trajeron cambios radicales a Europa, pero las fuerzas reaccionarias volvieron al poder e intentaron revertir algunas de ellas restaurando la casa borbónica en el trono francés. [2] Al final de las guerras napoleónicas, Francia ya no tenía el papel de potencia dominante en Europa, como lo había hecho desde los tiempos de Luis XIV. Las guerras napoleónicas son guerras que la gente libró durante el gobierno de Napoleón Bonaparte sobre Francia. [2] Al final de las guerras napoleónicas, Francia ya no tenía el papel de potencia dominante en Europa, como lo había hecho desde los tiempos de Luis XIV. En su lugar, el Reino Unido emergió como, con mucho, el país más poderoso del mundo y la Royal Navy ganó una superioridad naval incuestionable en todo el mundo. [2] Al final de las guerras napoleónicas, Francia ya no tenía el papel de potencia dominante en Europa continental, como lo había hecho desde los tiempos de Luis XIV, ya que el Congreso de Viena produjo un "equilibrio de poder" al redimensionar el poderes principales para que pudieran equilibrarse y permanecer en paz. [2]

Hay una serie de opiniones sobre la fecha que se utiliza como el comienzo formal de las guerras napoleónicas. El 18 de mayo de 1803 se usa a menudo, cuando Gran Bretaña y Francia terminaron el único período corto de paz entre 1792 y 1814. [2] Ciencia ficción y fantasía Bryan La novela gráfica de TALBOT, Grandville, se desarrolla en una historia alternativa en la que Francia ganó la guerra napoleónica, invadió Gran Bretaña y guillotinó a la familia real británica. [2] Tomamos el 16 de mayo de 1803 como el punto de partida de las Guerras Napoleónicas, porque ese día Gran Bretaña canceló oficialmente el Tratado de Amiens al declarar la guerra a Francia. [2] En mayo de 1803, Gran Bretaña declaró la guerra a Francia, inaugurando las Guerras Napoleónicas. [2] Este decreto de Napoleón en 1806 fue un intento de aislar a Gran Bretaña del resto del mundo y también significó que los barcos estadounidenses que viajaban a Gran Bretaña para depositar mercancías quedarían atrapados en la Guerra Napoleónica. [2] A diferencia de sus muchos socios de la coalición, Gran Bretaña permaneció en guerra durante el período de las guerras napoleónicas. [2] Las Guerras Napoleónicas marcaron un período de debilidad de Estados Unidos frente al poder británico. [2] Como resultado directo de las guerras napoleónicas, el Imperio Británico se convirtió en la principal potencia mundial durante el siglo siguiente, comenzando así la Pax Britannica. [2] Las guerras napoleónicas: 1799-1815 Las guerras napoleónicas Reforma de la Royal Navy Las guerras napoleónicas obligaron al Imperio Británico a reformar la Royal Navy, lo que resultó en una era de dominio naval y venerados oficiales británicos. [2] Nuestra línea de tiempo muestra nueve años clave de la era revolucionaria de las Guerras Napoleónicas y las fascinantes historias detrás de ellas. [2] "El concepto de ocupación militar en la era de la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas". [2]

Así se estableció el Imperio Napoleónico que fue esculpido a partir de una serie de victorias políticas y militares. [2] Su principal objetivo era intentar impresionar a Alejandro I, también en Erfurt, con el poder y la grandeza del Imperio napoleónico. [2] Uno de sus principales logros como gobernante fue el establecimiento de los códigos de derecho civil napoleónico, que hicieron que todos los hombres fueran iguales ante la ley y mantuvieran su poder legal sobre las mujeres. [2] El impacto de Napoleón en Polonia fue enorme, incluido el código legal napoleónico, la abolición de la servidumbre y la introducción de burocracias modernas de clase media. [2]

La constitución napoleónica del año VIII (13 de diciembre de 1799) evitó declaraciones generales de principios sobre la soberanía nacional y los derechos de ciudadanía. [2] Los años del dominio napoleónico también fueron años cruciales en el desarrollo de la manufactura británica a través de la Revolución Industrial. [2] Personas de todos los ámbitos de la vida y todas las áreas de Francia, en particular los veteranos napoleónicos, se basaron en el legado napoleónico y sus conexiones con los ideales de la revolución de 1789. [2] La irracionalidad se ve reforzada por Gros retratando uniformes del ejército en forma imperial napoleónica en lugar de los de la revolución. [2]

La novela Vanity Fair de William Makepeace THACKERAY tiene lugar durante las Guerras Napoleónicas & # x2014 uno de sus protagonistas muere en la Batalla de Waterloo. [2] Les Mis & # x00e9rables de Victor HUGO tiene lugar en el contexto de la Guerra Napoleónica y las décadas posteriores, y en su forma íntegra contiene un relato épico de la Batalla de Waterloo. [2]

Fosten B Soldiers of the Napoleonic Wars, Infantería de la Guardia Imperial Francesa, junio de 1815. [2] Ya comenzada durante la revolución, el nacionalismo francés creció durante las guerras napoleónicas. [2] The Duel, una historia corta de Joseph CONRAD, cuenta la historia basada en hechos reales de dos oficiales franceses Hussar que llevan un largo rencor y luchan en duelos cada vez que se encuentran durante las guerras napoleónicas. [2]

Las guerras napoleónicas fueron instigadas por Francia, pero cada nación luchó para proteger y expandir su propio interés nacional. [2] En Francia, las guerras napoleónicas se asocian generalmente con las guerras revolucionarias francesas: Les guerres de la R & # x00e9volution et de l'Empire. [2] Las Guerras Revolucionaria Francesa y Napoleónica (1792-1815) fueron la sucesión de conflictos internacionales que se extendieron entre los siglos XVIII y XIX y que crearon las bases de la Europa moderna. [2] No existe consenso sobre cuándo terminaron las guerras revolucionarias francesas y comenzaron las guerras napoleónicas. [2] William Pitt "The Younger": primer ministro británico durante las guerras revolucionarias francesas y el comienzo de las guerras napoleónicas. [2] Coincidiendo con la Guerra de la Sexta Coalición, pero no considerado parte de las Guerras Napoleónicas por la mayoría de los estadounidenses, los Estados Unidos por lo demás neutrales, debido a varias transgresiones (como la impresión), por parte de la Royal Navy británica, declararon la guerra a los Estados Unidos. Reino e intentó invadir la América del Norte británica. [2] La serie de libros Bloody Jack de Louis A. MEYER se desarrolla durante la Segunda Coalición de las Guerras Napoleónicas y vuelve a contar muchas batallas famosas de la época. [2] La serie Sharpe de Bernard CORNWELL está protagonizada por el personaje Richard Sharpe, un soldado del ejército británico, que luchó durante las Guerras Napoleónicas. [2] Guerra de 1812 - Durante las Guerras Napoleónicas, los británicos adoptaron la política de impedir que los barcos estadounidenses desembarcaran en puertos europeos. [2] También negoció una paz europea, que duró solo tres años antes del inicio de las Guerras Napoleónicas. [2]

A los cinco meses de asumir el cargo, el Directorio inició la primera fase, entre marzo de 1796 y octubre de 1797, de lo que se convertiría en las Guerras Napoleónicas. [2]

Ejecución de los 4.000 hombres de la guarnición. - 9 de marzo de 1799 - Napoleón Bonaparte escribe a los jeques de Jerusalén para pedirles que elijan entre la paz y la guerra. - 11 de marzo de 1799 - Visita de Bonaparte a las víctimas de la peste de Jaffa. - 12 de marzo de 1799 - El directorio francés declara la guerra a Austria. - 19 de marzo de 1799 - Comienzo del asedio de Acre. [2] Consulado - gobierno francés de 1799 a 1804, establecido por Napoleón y Sieyes después de su derrocamiento del Directorio "alt" 1769-1821 El líder militar y político francés tomó el control de Francia después de que el Directorio fuera destituido en 1799 "Encontré el corona de Francia yaciendo Con su campaña egipcia perdiendo impulso, Bonaparte regresó a Francia en 1799 y posteriormente derrocó al gobierno revolucionario. [2] Cuando los otomanos decidieron que la presencia francesa en Egipto no podía ser tolerada, Napoleón extendió sus actividades militares a Siria , tomando Jaffa con éxito en marzo de 1799, pero fracasando en Acre después de un asedio que duró dos meses y vio la participación británica en la forma de una flotilla naval bajo el mando de Sir Sidney Smith. [2] Cuando Napoleón llegó al poder como Primer Cónsul en 1799. , gran parte de la industria francesa se encontraba en un estado de grave desorden, víctima de años de conflicto exterior e inestabilidad política durante la Revolución. [2] Napoleón pudo convertirse en la pieza central de ap lot, apalancando su éxito y poder en el ejército para convertirse en Primer Cónsul de Francia en el Golpe de Brumario en 1799. [2] Napoleón, al ascender a Primer Cónsul de Francia en 1799, había heredado una república caótica y posteriormente creó un estado con finanzas estables, una burocracia fuerte y un ejército bien entrenado. [2]

Napoleón (Napoleón Bonaparte o, después de 1804, Napoleón I, Emperador de los franceses) (15 de agosto de 1769-5 de mayo de 1821) fue una figura histórica mundial y gobernante autoritario de Francia como Primer Cónsul de 1799 a 1804, y Emperador de los franceses. 1804 a 1814. [2] Durante la mayor parte de los años de 1799 a 1815, Napoleón Bonaparte condujo a los ejércitos de Francia a la victoria sobre sucesivas coaliciones hostiles. [2] Cuando el golpe de Brumario del 18-19 (9-10 de noviembre de 1799) llevó al poder a Napoleón Bonaparte, la Segunda Coalición contra Francia comenzaba a disolverse. [4] El 9 de noviembre de 1799 (el mes de "Brumario" en el calendario revolucionario francés) Napoleón Bonaparte y el abad Sieyes dieron un golpe de estado en Francia. [2]

El período consular (1799-1803) en Francia comenzó en 1799 cuando el Directorio fue derrocado en un golpe incruento y reemplazado por tres cónsules, incluido Napoleón. [2] Uno de los primeros candidatos es el 9 de noviembre de 1799, cuando Bonaparte tomó el poder en Francia con el golpe del 18 de Brumario. El 18 de mayo de 1803 es la fecha más utilizada, ya que fue cuando una nueva declaración de guerra entre Gran Bretaña y Francia (resultante del colapso del Tratado de Amiens) puso fin al único período de paz general en Europa entre 1792 y 1814.[2] Las posibles fechas incluyen el 9 de noviembre de 1799, cuando Bonaparte tomó el poder en Francia el 18 de mayo de 1803, cuando Gran Bretaña y Francia pusieron fin al único período de paz en Europa entre 1792 y 1814, y el 2 de diciembre de 1804, cuando Bonaparte se coronó emperador. [2]

Bonaparte regresó de Egipto a Francia el 23 de agosto de 1799 y tomó el control del gobierno francés el 9 de noviembre de 1799 en el golpe del 18 de Brumario, reemplazando el Directorio por el Consulado. [2] En noviembre de 1799, en un evento conocido como el golpe del 18 de Brumario, Napoleón formó parte de un grupo que derrocó con éxito al Directorio francés. [2] En noviembre de 1799, el alejamiento del ejército francés de la nación resultó en lo que podría decirse que fue el primer golpe militar de la historia, que impulsó a Napoleón Bonaparte al poder. [2]

El poder francés se elevó rápidamente, conquistando la mayor parte de Europa y colapsó rápidamente después de la desastrosa invasión de Rusia (1812), y el imperio de Napoleón finalmente sufrió una derrota militar completa, lo que resultó en la restauración de la monarquía borbónica en Francia en 1814 y 1815. [2] Guerra renovada durante los Cien Días del regreso de Napoleón al poder y terminó con su derrota final en la Batalla de Waterloo (junio de 1815). [2] Terminó en 1815 durante los Cien Días con su derrota en la Batalla de Waterloo o unos días después cuando abdicó por segunda vez. [2]

Después de los Cien Días, cuando Napoleón regresó brevemente al poder, Luis XVIII fue restaurado por segunda vez por los aliados en 1815, poniendo fin a más de dos décadas de guerra. [2] En la campaña de los "Cien días" de 1815, Napoleón regresó a Francia, derrocó a la monarquía restaurada y se preparó para la reanudación de las guerras. [2] Los historiadores británicos ocasionalmente se refieren al período casi continuo de guerra de 1792 a 1815 como la Gran Guerra Francesa, o como la fase final de la Segunda Guerra de los Cien Años Anglo-Francesa, que abarca el período de 1689 a 1815. [2] El historiador Mike Rapport (2013) sugirió usar el término "Guerras Francesas" para describir sin ambigüedades las todo el período desde 1792 hasta 1815. [2]

Algunas personas llaman todo el tiempo entre el 20 de abril de 1792 y el 20 de noviembre de 1815 "la Gran Guerra Francesa". [2]

El 16 de junio de 1815, Napoleón llevó a las tropas francesas a Bélgica y derrotó a los prusianos, dos días después fue derrotado por los británicos, reforzados por combatientes prusianos, en la batalla de Waterloo. [2] POSIBLEMENTE ÚTIL Waterloo - 18 de junio de 1815 batalla en la que Napoleón fue finalmente derrotado por los británicos (bajo Wellington) y los prusianos (bajo Blucher). [2] Los ex miembros de la Coalición formaron la Séptima Coalición y el Duque de Wellington de Gran Bretaña derrotó a Napoleón nuevamente en la Batalla de Waterloo en 1815. [2] En una muy dura y reñida batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815, Blücher llegó en el último momento y Napoleón fue finalmente y totalmente derrotado. [2] Jefe del ejército británico que finalmente derrotó a Napoleón en Waterloo en 1815. [2] Para 1815, el ejército británico jugaría un papel central en la derrota final de Napoleón en Waterloo. [2]

Después del regreso de Napoleón y su derrota en Waterloo el 18 de junio de 1815, Luis XVII I regresó al poder y se firmó el Segundo Tratado de París de 1815. El Segundo Tratado de París tenía términos de paz que ahora eran mucho más duros. [2] Esto fue justo después de la Batalla de Waterloo, una gran batalla que Napoleón perdió, y el Segundo Tratado de París en 1815. [2] Napoleón retrasó el inicio de los combates en la Batalla de Waterloo en la mañana del 18 de junio de 1815. durante varias horas mientras esperaba que el suelo se secara después de la lluvia de la noche anterior. [2]

En 1815, después de escapar de Elba, tomó el control de Francia nuevamente, levantó un nuevo ejército y casi logró derrotar a las aisladas fuerzas prusianas y británicas, pero fue derrotado en la batalla de Waterloo. [2] Napol & # xE9 on regresó a Francia en febrero de 1815 y fue recibido por el ejército y la población francesa, que había perdido el gusto por los reyes. [2] El corso Napoleón Bonaparte (1769-1821) fue educado en escuelas militares francesas y fue emperador de Francia entre 1804 y 1815. [2]

La guerra terminó en un punto muerto militar y no hubo cambios de límites en el Tratado de Gante que entró en vigor a principios de 1815, cuando Napoleón estaba en Elba. [2] Las guerras a menudo se clasifican en cinco conflictos, cada uno denominado después de la coalición que luchó contra Napoleón la Tercera Coalición (1805), la Cuarta (1806-7), la Quinta (1809), la Sexta (1813) y la Séptima y última. (1815). [2] En la historiografía holandesa, es común referirse a las siete guerras principales entre 1792 y 1815 como las Guerras de Coalición (coalitieoorlogen), refiriéndose a las dos primeras como las Guerras de la Revolución Francesa (Franse Revolutieoorlogen). [2] Estas guerras, que van desde 1799 a 1815, emergen como una extensión de la Revolución Francesa y contribuyeron a las guerras de Independencia de las colonias españolas en América, la caída del Imperio español y otras en Europa, el establecimiento de la humanidad. derechos, industrialización europea y las dos guerras mundiales. [2] La era de Napoleón De 1799 a 1815, Napoleón dominaría Europa. [2] Con tiempo para pensar mientras estaba exiliado en Elba, Napoleón decidió volver a intentarlo y en 1815 regresó a Europa. [2] Esta falta de experiencia incluso en el regimiento superior de la guardia también se observó en ese momento, un oficial comentó que la única similitud entre la guardia de 1815 y la de años anteriores era el nombre, los hombres en general tenían nada en común con los guardias de años anteriores y les faltaba la devoción tanto por Napoleón como por la Guardia y la seguridad en sí mismos (esprit des corps) que esto le había dado a la guardia en el pasado. [2] Siempre que fue posible, se obtuvieron datos de cuatro períodos de la historia de los Granaderos: 1799-1801, 1802-1803 mirando a los hombres que formaron los Granaderos de la Guardia Consular 1810-1812 en el apogeo del Imperio, para mostrar la demografía de los hombres que se perdieron en Rusia, 1813 para mostrar los hombres que formaron la guardia cuando se reformó en el nuevo año de 1813 y finalmente los hombres que formaron la 1e Granaderos en 1815. [2] Joseph Bourdin ingresó a la Guardia en 1806 en Fusilier Grenadiers, ascendido como Capitán de Flanquer-Grenadiers el 6 de abril de 1813, y transferido a 1e Grenadiers en el nuevo año de 1814. El 1 de abril de 1815 fue nombrado Capitán de 3e Grenadiers, y destituido del servicio el 21 de septiembre de 1815 a la edad de 42 años. 2] De los sargentos que sirvieron en 1804, su carrera entre 1804 y 1815, la promoción fue dentro de un año a sargento mayor para 9 sargentos, 10 se convirtieron en oficiales en los granaderos, 12 se hicieron oficiales en la línea aparentemente en 1809 o 1813, 8 fueron hizo oficiales en la Guardia Joven en 180 9 y 1813, 10 retirados y 5 muertos. [2] En 1815, la élite de la élite el primer regimiento de granaderos de la vieja guardia era como un regimiento no lleno de veteranos con más de diez años de servicio, sino una colección de reclutas que en general habían estado en el regimiento por menos de dos años y tenía un servicio promedio de 8 años. [2]

Según el decreto del 13 de marzo y el 8 de abril de 1815, el regimiento debía comprender dos batallones de cuatro compañías cada uno, cada compañía debía tener 1 capitán, 1 primer teniente, 1 segundo teniente (2 en tiempos de guerra), 1 sargento mayor, 4 sargentos (6 en tiempos de guerra), 1 fourier, 8 cabos (12 en tiempos de guerra), 2 tamborileros, 2 sapeurs y 131 granaderos que se incrementarán a 174 en tiempos de guerra. [2] Mientras tanto, en Italia, Joachim Murat, a quien los aliados habían permitido que siguiera siendo rey de Nápoles después de la derrota inicial de Napoleón, se alió una vez más con su cuñado, lo que desencadenó la guerra napolitana (marzo a mayo de 1815). [2]

POSIBLEMENTE ÚTIL El 20 de marzo al 22 de junio de 1815 comenzó el 1 de marzo de 1815, cuando Napoleón desembarcó en el sur de Francia y marchó con el apoyo popular a gran escala hacia París. Napoleón capitalizó las conversaciones estancadas en Viena y partió de Elba hacia Francia. [2] POSIBLEMENTE ÚTIL 1 de marzo de 1815: Napoleón escapa de Elba y regresa a Francia. [2]

Luis XVIII - Rey borbón de Francia que ocupó el trono después de la caída de Napoleón en 1814 a 1824, con una breve interrupción cuando huyó del país durante los Cien Días de 1815. [2] Las tropas holandesas lucharon contra Napoleón durante los Cien Días en 1815. [2]

Terror blanco: Tras el regreso de Luis XVIII al poder en 1815, personas sospechosas de tener vínculos con los gobiernos de la Revolución Francesa o de Napoleón sufrieron arrestos y ejecuciones. [2] Jacques-Louis David (1748-1825) introdujo el estilo neoclásico en la pintura francesa y fue su principal exponente desde la Revolución Francesa hasta la caída de Napoleón en 1815. [2]

Fue una pérdida humillante, y el 22 de junio de 1815, Napoleón abdicó de sus poderes. [2] El Congreso hizo grandes ojos cuando Napoleón regresó a París el 20 de marzo de 1815. [2] El 1 de marzo de 1815, aterrizó en el sur de Francia, marchó sobre París y tomó el poder. C. [2]

Para la marina mercantil, Francia había tenido más de 2.000 barcos empleados en el comercio europeo y colonial en 1792, pero poseía solo 200 barcos de 200 toneladas o más en 1800, mientras que la fuerza británica aumentó en un tercio en diez años hasta llegar a 19.772 buques (2.037.000 toneladas ) en 1802 y llegaría a 21.869 barcos (2.447.831 toneladas) en 1815. [4] Un grupo de potencias europeas opuestas a estos desarrollos trabajaba ahora como la Primera Coalición, el inicio de siete de estos grupos formados para luchar contra Francia antes del final de 1815. [2] La Séptima Coalición (1815) enfrentó a Gran Bretaña, Rusia, Prusia, Suecia, Suiza, Austria, los Países Bajos y varios estados alemanes contra Francia. [2] Séptima Coalición (1815, después del regreso de Napoleón al poder): Austria, Países Bajos, Prusia, Rusia, Suecia, Reino Unido y varios Estados alemanes. [2] Después de la caída de Napoleón en 1815, el Congreso de Viena se reunió para redistribuir el poder que tenía el Gran Imperio. [2]

Después de la abdicación de Napoleón del poder en 1815, por temor a que se repitiera su anterior regreso del exilio en Elba, el gobierno británico lo envió a la remota isla de Santa Elena en el Atlántico sur. [2] Después de ser derrotado por los británicos en 1815, el emperador francés fue exiliado a Santa Elena, una isla en el Océano Atlántico Sur. [2] El 26 de febrero de 1815, después de menos de un año en el exilio, Napoleón escapó de Elba y navegó hacia el continente francés con un grupo de más de 1.000 partidarios. [2] Napoleón escapó en febrero de 1815 y reasumió el control de Francia. [2] El 26 de febrero de 1815, Napoleón Bonaparte escapó de su prisión en la isla de Elba y se embarcó hacia Francia. [2] Es cierto que la retórica pesó más que la implementación, e incluso hay un caso para decir que la revolución dio un giro completo, ya que Francia en 1815 se parecía en muchos aspectos a la Francia de 1789. [2] También revivió el tricolor como la bandera de Francia en lugar de la bandera blanca borbónica que se venía usando desde 1815, una distinción importante porque el tricolor era el símbolo de la revolución. [2]

Los cambios económicos, que estaban en marcha mucho antes de la revolución, se habían intensificado aún más durante los años de agitación y estaban firmemente arraigados en 1815. [2] El Congreso de Viena sentó las bases para la próxima batalla entre el liberalismo y el conservadurismo en el período siguiente. , desde 1815 hasta el año revolucionario 1848. [2] En 1815, intentó volver al poder en el período conocido como los Cien Días. [2] En 1815, regresó brevemente al poder en su campaña de los Cien Días. [2]

Regresó al poder brevemente en 1815 pero fue derrotado y murió en el exilio. [2]

Congreso de Viena - Conferencia de las potencias europeas de 1814 a 1815 en la que decidieron cómo repartir Europa después de derrotar a Napoleón. [2] Esto resultó efímero cuando la guerra envolvió a Europa desde 1792 hasta 1815. [2] El Tratado de París, firmado el 20 de noviembre de 1815, terminó formalmente la guerra. [2]

En 1815, Jacques-Louis David conoció a Napoleón por última vez justo antes del exilio del emperador a Santa Elena y el suyo a Bruselas. [2] Gran Ducado de Varsovia - Nombre que Napoleón le dio al estado polaco que creó en 1807, y que duró hasta 1815. [2] Las entradas de inmigración en relación con la población de Estados Unidos aumentaron a niveles récord (alcanzando un máximo del 1,6% en 1850-51) como 30 millones de europeos se trasladaron a los Estados Unidos entre 1815 y 1914. [2] El fuerte aumento de la renta nacional hizo esto posible tanto al proporcionar ingresos inmediatos como al suministrar los fondos de los que los inversores prestaron al estado, cuyas deudas aumentaron de £ 230,000,000 a principios de 1793 a £ 507,000,000 en 1802 ya £ 900,000,000 en 1815. [4]

En septiembre de 1812, Rusia tenía 900.000 hombres alistados en sus fuerzas terrestres, y entre 1799 y 1815, 2,1 millones de hombres sirvieron en su ejército. [2] Gran Bretaña tenía 750.000 hombres en armas entre 1792 y 1815 cuando su ejército se expandió de 40.000 hombres en 1793 a un pico de 250.000 hombres en 1813. [2]

Cuando Napoleón escapó del exilio en Elba y regresó a Francia en marzo de 1815, dirigió un ejército a París, lo que provocó que Luis XVIII huyera y Napoleón volviera a gobernar Francia hasta que Gran Bretaña, los Países Bajos y Prusia enviaron tropas para detenerlo. [2] En marzo de 1815, Napoleón aterrizó en secreto en Francia y reunió a sus seguidores. [2]

La Revolución Francesa y Napoleón introdujeron una nueva era no solo para Francia sino también para Europa y más allá. [2] El Segundo Imperio Francés fue el régimen imperial bonapartista de Napoleón III de 1852 a 1870, entre la Segunda República y la Tercera República, una era de gran industrialización, urbanización (incluida la reconstrucción masiva de París por el barón Haussmann) y crecimiento, así como grandes desastres en las relaciones exteriores. [2] Artísticamente, el período anterior y durante la era de Napoleón, estuvo dominado por el artista revolucionario y revolucionario neoclásico Jacques-Louis David (1748-1825). [2]

A pesar del regreso de la Casa de Borbón al poder, Francia cambió mucho, el igualitarismo y el liberalismo de los revolucionarios siguieron siendo una fuerza importante y la autocracia y la jerarquía de la era anterior no pudieron restablecerse por completo. [2] A pesar del regreso de la Casa de Borbón al poder, Francia cambió mucho desde la era del Antiguo Régimen. [2]

A nivel institucional, la época vio un mayor fortalecimiento del estado territorial grande y uniforme, una entidad que por su lejanía llegó a depender del nacionalismo como un pilar legitimador esencial. Los revolucionarios franceses iniciaron este proceso en 1789, eliminando los órganos corporativos intermedios y los privilegios provinciales, y afirmando la soberanía (p. 143) del estado francés sobre los príncipes "extranjeros" en Alsacia y Aviñón. [2] Estoy de acuerdo en que el Consulado y la era del Imperio (1799-1815) fue definitivamente una época de renovación para las industrias del lujo que habían sufrido tanto durante y después de la Revolución. [2]

Napoleón Bonaparte es considerado un héroe de su tiempo en lo que respecta a la formación del Código Napoleónico, siendo un genio militar, defensor de la Revolución, a través de la difusión del nacionalismo y el crecimiento de la economía. [2] Napoleón revolucionó la organización y el entrenamiento militar, patrocinó el Código Napoleónico, reorganizó la educación y estableció el Concordato de larga duración con el papado. [2]

Uno de sus logros más importantes fue el Código Napoleónico, que simplificó el sistema legal francés y continúa formando la base del derecho civil francés hasta el día de hoy. [2] Los legados institucionales se han mantenido hasta el día de hoy: muchos países europeos tienen un sistema legal de derecho civil, con códigos claramente redactados que compilan sus leyes básicas, un legado perdurable del Código Napoleónico. [2]

Europa estaba sumida en las guerras napoleónicas, un conflicto sólo superado en amargura por el de nuestros días. [2] En tiempos más modernos, sus orillas fueron el escenario de muchas batallas sangrientas durante las Guerras Napoleónicas. [2] La batalla fue la acción de un solo día más grande y sangrienta de las Guerras Napoleónicas, que involucró a más de 250,000 hombres y resultó en al menos 70,000 bajas. [2] La organización militar más famosa de las Guerras Napoleónicas fue la Guardia Imperial de Napoleón. [2] Gran Bretaña mantuvo un ejército permanente de 220.000 en el punto álgido de las guerras napoleónicas, de los cuales menos de la mitad estaban disponibles para hacer campaña. [2]

Entre los elementos más accesibles que aún no se han citado se encuentran los siguientes: RB Holtman (1967) The Napoleonic Revolution, Filadelfia, PA M. Lyons (1994) Napoleon Bonaparte and the Legacy of the French Revolution, Basingstoke G. Ellis (1997) Napoleón, Harlow J. Tulard (1984) Napoleón: el mito del Salvador, Londres. [2] Un importante estrato social de nuevos franceses y, de hecho, no franceses (los habitantes de los estados satélites vinculados al Imperio francés propiamente dicho) se sintieron más fácilmente atraídos por la misión civilizadora napoleónica y colaboraron con entusiasmo con ella. [2]

Código napoleónico: el sistema de leyes de Napoleón, en particular el código civil, que anunció por primera vez en 1804. [2] En la década de 1790, la Francia jacobina confrontó brevemente al resto de Europa con la retórica y la realidad de la nación movilizada en armas en 1813. Francia, en contraste irónico, condenó a los nacionalistas extranjeros que intentaban lo mismo como perturbadores revolucionarios de la paz imperial. [2]

En la primavera de 1799, los ejércitos franceses fueron derrotados en Italia, lo que obligó a Francia a ceder gran parte de la península. [2] Después de tener éxito el 9 de noviembre de 1799, Napoleón se convirtió en el líder de Francia. [2] Por lo tanto, la interacción de las innovaciones militares que hicieron de Napoleón un héroe nacional y el anhelo de un gobierno fuerte y seguro que Napoleón prometió llevaron a su toma del poder en 1799. [2] Tomó el poder en la Navidad de 1799 con la constitución dando supremacía poder a Napoleón. [2]

El poder marítimo británico hizo posible un nuevo éxito en el curso del año 1801: la derrota del ejército que Bonaparte había dejado en Egipto en 1799. [4] Después de tomar el poder político en Francia en un golpe de estado de 1799, se coronó a sí mismo emperador en 1804. [2] Después de la Revolución, los disturbios continuaron en Francia en junio de 1799, un golpe resultó en que el grupo radical de izquierda, los Jacobins, tomara el control del Directorio. [2] Napol & # xE9 on se convirtió en gobernante de Francia en noviembre de 1799 cuando participó en un golpe de estado, derrocando al Directorio. [2]

Comenzaron después de que terminó la Revolución Francesa y Napoleón Bonaparte se hizo poderoso en Francia en noviembre de 1799. [2] Como líder civil jugó un papel importante en la Revolución Francesa, luego terminó la democracia y se convirtió en Primer Cónsul en 1799 y Emperador de Francia en 1804. . [2]

Tomó el control de Francia en 1799 y luego construyó un imperio en el que el elemento nacional se diluía cada vez más con cada nueva conquista. [2] Bonaparte regresó a Francia desde Egipto el 23 de agosto de 1799, habiendo fracasado su campaña allí. [2]

Napoleón tomó el poder en 1799, creando una dictadura militar de facto. [2] En 1799, durante la campaña militar de Napoleón en Egipto, un soldado francés llamado Pierre Francois Bouchard (1772-1832) descubrió la Piedra Rosetta.[2] Derrocó al Directorio francés en 1799 y se convirtió en emperador de los franceses en 1804. [2] En 1799, el gobierno francés de la Reacción Termidoriana, llamado el Directorio, se estaba hundiendo. [2] En 1799, después de que la Revolución Francesa se calmara en la Reacción Termidoriana, un brillante general llamado Napoleón Bonaparte derrocó al Directorio y llegó al poder como líder del Consulado, a partir de 1799. [2] A fines de 1799, se presentó la oportunidad para que Napoleón Bonaparte asumiera el poder como primer cónsul. [2]

En 1799, lideró un golpe de estado y fue nombrado Primer Cónsul. A los pocos años se nombró a sí mismo Emperador y se propuso reclamar un imperio. [2] A principios de 1799, el ejército de Napoleón lanzó una invasión de la Siria gobernada por el Imperio Otomano, que terminó con el fallido asedio de Acre, ubicado en la actual Israel. [2]

En la batalla de Abukir (25 de julio de 1799), sus 6000 hombres derrotaron a una fuerza turca tres veces más fuerte. [2] Lebrun fue nombrado tercer cónsul tras el golpe de Napoleón de 1799, lo que contribuyó a las ideas de Napoleón sobre las finanzas nacionales y la administración central de las provincias. [2] Napoleón Bonaparte tomó el poder en 1799 después de derrocar al gobierno revolucionario francés. [2]

Sieyès recibe un dominio por valor de 480.000 francos, a modo de recompensa nacional. - 24 de diciembre de 1799 - Bonaparte se convierte en el primer cónsul. - 25 de diciembre de 1799 - Bonaparte proclama su intención de hacer que la República sea "querida por sus ciudadanos, respetable por los extranjeros, formidable por los enemigos". - 27 de diciembre de 1799 - Instalación del Senado. - 28 de diciembre de 1799 - Se concede la amnistía a los insurgentes de Vendeen que entregarán sus armas en diez días. [2] Fue transferido al 3e granaderos como sargento el 1 de abril de 1815, y al 1e regimiento de infantería de la Guardia Real el 1 de enero de 1816, siendo ascendido a sargento mayor tres días después. [2] Después de Waterloo, el 1er regimiento se disolvió el 11 de septiembre de 1815, pero un gran número de granaderos, suboficiales y algunos oficiales subalternos se transfirieron a la formación sucesora, el 1e Regimiento de Infantería de la Guardia Real. [2] El intento de Napoleón de explotar la posición central fracasó debido a la cooperación estratégica británica y prusiana en Waterloo (1815). [2] El ejército de Napoleón fue derrotado por Wellington (Gran Bretaña) y Blucher (Prusia) en Waterloo en junio de 1815. [2] En junio de 1815 fue derrotado en Waterloo por los ejércitos británico y prusiano. [2]

Napoleón levantó un ejército y luego atacó a los ejércitos británico y prusiano en Bélgica en junio de 1815. e. [2] Al carecer de apoyo, Napoleón abdicó de nuevo el 22 de junio de 1815 y el 15 de julio se rindió al escuadrón británico en Rochefort. [2]

Los aliados respondieron con la Séptima Coalición, derrotando a Napoleón permanentemente en Waterloo en junio de 1815 y exiliéndolo a Santa Elena. [2] En la Campaña de Waterloo de junio de 1815, Napoleón invadió Bélgica con la intención de dividir y derrotar a los ejércitos de la alianza anti-francesa. [2]

Este breve regreso al poder se conoce como los Cien Días, pero terminó definitivamente con la Batalla de Waterloo en junio de 1815. [2]

El período conocido como los Cien Días comenzó después de que Napoleón escapara de Elba y aterrizara en Cannes (1 de marzo de 1815). [2] En marzo de 1815, Napoleón escapó de la isla y rápidamente se dirigió a París. [2]

Napoleón escapó de Elba en 1815, reuniendo el apoyo suficiente para derrocar la monarquía de Luis XVIII, lo que provocó una séptima y última coalición contra él. [2]

FUENTES SELECCIONADAS CLASIFICADAS(4 documentos fuente ordenados por frecuencia de ocurrencia en el informe anterior)


Resistencia popular en la Europa napoleónica

Charles Esdaile explora la oposición de base al gobierno napoleónico, las formas que adoptó y cómo el imperio se defendió.

Fuera de la Francia metropolitana y, en parte, incluso dentro de ella, el imperio napoleónico no fue en ningún sentido una institución popular. Administrado conscientemente por y para grupos de élite, para la población constituía una carga que resultaba a la vez fatigosa y excesiva. Ya vivamente demostrado en el período revolucionario, las tensiones que produjeron estas características llevaron a un estado de ánimo generalizado de malestar, cuya manifestación más dramática fue una serie de grandes revueltas, siendo los más importantes de estos fenómenos los que estallaron en Calabria en 1806. España y Portugal en 1808 y el Tirol en 1809.

Para continuar leyendo este artículo, deberá adquirir el acceso al archivo en línea.

Si ya ha comprado el acceso o es un suscriptor del archivo de impresión y amplificación, asegúrese de estar conectado.


Cuando Napoleón tomó el poder de Francia y se convirtió en emperador, no solo había destruido efectivamente la revolución francesa, convirtiéndola en todo lo que se oponía, un régimen absolutista, sino que, además, Napoleón sofocó las fuerzas de emancipación despertadas por los franceses y Revoluciones americanas en toda Europa y & # 8230

El 9 de noviembre de 1799, cuando la frustración con su liderazgo alcanzó un punto álgido, Bonaparte organizó un golpe de estado, aboliendo el Directorio y nombrándose a sí mismo como el "primer cónsul" de Francia. El evento marcó el final de la Revolución Francesa y el comienzo de la era napoleónica, en la que Francia llegaría a dominar mucho & # 8230