Noticias

Máscara mortuoria inolvidable: La mujer desconocida del Sena

Máscara mortuoria inolvidable: La mujer desconocida del Sena

La muerte, para la mayoría de nosotros, es una pesadilla lejana que acecha en algún lugar de un horizonte insondable, una preocupación futura. Pero siempre ha habido personas que ven la belleza en la muerte, como nosotros vemos la belleza en una rosa, por ejemplo. Este fue el caso en París a fines de la década de 1880 después de que el cuerpo de una joven no identificada fuera recuperado del río Sena, no lejos del Museo del Louvre. El patólogo de la morgue estaba tan encantado, obsesionado y estimulado por el rostro de la niña que le encargó una máscara mortuoria de yeso que hoy se llama el "Inconnue de la Seine ”(La mujer desconocida del Sena).

Bohemian Paris estaba obsesionado con lo curioso, lo extraño y lo morboso, y el cuerpo de la niña se exhibió en la morgue pública, atrayendo a miles de parisinos que querían vislumbrar lo que parece ser una expresión profundamente pacífica en su rostro. Un artículo de diciembre de 2018 publicado en Alerta de ciencia dice que se sabe que la mujer tenía unos 16 años cuando murió, y si bien no se encontraron marcas sospechosas en su cuerpo, muchos médicos en ese momento “asumieron” que se había quitado la vida. Pero todos sabemos lo peligrosamente erróneo que puede ser una suposición.

La mariposa se asocia a menudo con el momento de la muerte y nuestra liberación del cuerpo. (Cristina Conti / Adobe Stock )

Muerte por causas desconocidas

Las circunstancias que rodearon la muerte del adolescente no identificado siguen sin resolverse hasta el día de hoy, y según el New York Times el filósofo y autor, Albert Camus, describió la máscara de la niña muerta como la "Mona Lisa ahogada" y un "codiciado ícono cultural francés".

Inconnue’s La media sonrisa conmovedora y pacífica se reprodujo ampliamente y su cabeza se convirtió en la pieza central de las repisas de las chimeneas y las paredes de los salones del París bohemio. Finalmente, fue exportada a toda Europa, inspirando libros y artes mucho después de su muerte.

En la década de 1950, cuando una empresa noruega, llamada Laerdal Medical , desarrollaron la primera muñeca CPR, lanzaron " Resusci Anne ”(CPR Annie), y la cara y los labios de la máscara mortuoria de l’ Inconnue se utilizaron en cursos de RCP en todo el mundo.

Un muñeco de reanimación cardiopulmonar de Resusci Anne, que se basa en la máscara facial mortuoria de la joven francesa que se ahogó en el río Sena a finales del siglo XIX. (~ aorta ~ / CC BY-SA 2.0 )

En un momento en que los cuerpos desechados de las trabajadoras sexuales se sacaban regularmente del Sena y, según un informe de Historia sexual sucia , esto ocurrió "casi a diario". La policía parisina decidió "asumir que se habían producido suicidios" a menos que se descubrieran pruebas contrarias. Además, muchos han argumentado que una víctima de ahogamiento nunca podría haber mantenido una expresión tan relajada en su rostro. Además, no se encontró una sola herida en el cuerpo de la niña. Esto ha llevado a la mayoría de los historiadores que han examinado este caso sin resolver a concluir que ella era otra de las miles de trabajadoras sexuales que se habían quitado la vida en lugar de sufrir la miseria del sórdido inframundo parisino.

Estas suposiciones ampliamente aceptadas, que una joven trabajadora sexual se había suicidado, quizás eran aceptables en ese entonces. Pero esta forma simplista de ver el caso se puede desafiar fácilmente con los entendimientos modernos que no estaban disponibles en ese momento.

Un momento de euforia en la vida también podría ser la última emoción que se vea en nuestros rostros cuando morimos. (fizkes / Adobe Stock )

Derivando pistas de una expresión post eufórica

Según un artículo de febrero de 2020 publicado en BBC, el momento del fallecimiento parece traer una “expresión de alivio” al fallecido. El artículo también dice que las personas a menudo "parece que están durmiendo", justo después de morir, y lo que es más, "tienen una expresión facial neutra".

Existen numerosas restricciones serias sobre la ciencia de la muerte. Básicamente, los experimentos nunca se realizan en grupos de moribundos. Un estudio de 2011 sobre la muerte en poblaciones de ratas se publicó en Ciencia Directa y reveló que la serotonina y otras sustancias químicas cerebrales "se triplicaron en los cerebros de seis ratas" contribuyendo a "sentimientos de felicidad" cuando murieron.

Los científicos especularon que algo similar podría suceder en los humanos en el momento de la muerte y muchos estudios han demostrado que el ahogamiento, en particular, instiga intensos sentimientos de paz, tranquilidad, quizás incluso euforia. Un estudio publicado en 2013 en Revista Smithsonian Se demostró que la epinefrina y otras sustancias químicas se liberaron en el cerebro durante el momento de la muerte, lo que podría explicar la sensación de euforia. En una reciente Charla TED , la neuroanatomista estadounidense Jill Bolte-Taylor describió su propia experiencia cercana a la muerte luego de un derrame cerebral, cuando su hemisferio izquierdo del cerebro, que gobierna el pensamiento racional y los procesos de lógica, se apagó. Cuando "empezó a morir", dijo que era "eufórica" ​​y la sensación era comparable a "alcanzar el nirvana".

En el caso de Inconnue de la Siene , la expresión de la joven se describe con mayor frecuencia como "feliz" y "tranquila". Sin embargo, podría describirse con mayor precisión como "post-eufórico", y esto sugiere que la niña no se suicidó. Entonces, ¿podría haber sido arrojada al agua viva y luego desarrollar su expresión "eufórica" ​​después de morir?

Pasar del momento de la muerte, ojalá con una expresión eufórica, a la luz de otro mundo es una oportunidad para todos nosotros y comienza con la forma en que vivimos la vida. (Imágenes OFC / Adobe Stock )

Muerte: la última frontera para cada individuo

En última instancia, después de millones de años de evolución y 5000 años de investigación médica formal, sabemos muy poco sobre lo que nos sucede cuando morimos. Lo que sí se sabe es que a medida que el cuerpo se apaga, el cerebro se activa con sustancias químicas, hipercargando efectivamente la imaginación creativa, influyendo en las experiencias personales que tenemos en el momento de la muerte. Cuando contemplamos el rostro tranquilizador, feliz y post-eufórico del Inconnue de la Seine sirve para recordarnos que, después de todo, pasar de este mundo al siguiente podría no ser tan aterrador.

  • 10 máscaras sagradas para la caza, el ritual, la vergüenza y la muerte
  • Inquietante nuevo hallazgo de máscaras mortuorias de la antigua raza guerrera siberiana
  • Cuestionando la máscara mortuoria micénica de Agamenón

Tal vez deberíamos temer menos a las sombras de la luz moribunda. No hay duda de que la Muerte nos encontrará. Pero mientras tanto, antes de llegar a nuestro final, tal vez deberíamos vivir nuestra vida actual de tal manera que un momento de muerte tranquilo, feliz y eufórico sea el resultado final.

Quizás el No continúo encontró la inmortalidad porque es un espejo fantasmal que refleja lo que es inevitable para todos nosotros. Y no me refiero solamente muerte, sino también esa segunda muerte más aterradora, cuando se dice tu nombre por última vez. Como el Inconnue de la Seine, nos convertimos en un sueño olvidado en la imaginación de la historia. Desaparecido. Como si nunca hubiéramos existido. Pero mientras existíamos había luz y alegría. El paso de una persona al otro lado es siempre una oportunidad para apreciar la vida y vivir al máximo mientras podamos.


Cómo la 'máscara mortuoria' de una niña del siglo XIX se convirtió en el rostro de las muñecas CPR

Una mujer ahogada se convirtió en "la chica más besada del mundo" después de que se usó un modelo de su rostro para diseñar un muñeco de RCP.

Durante 60 años, los estudiantes de medicina han practicado resucitación cardiopulmonar en un muñeco - apodado Resusci Annie - comprimiendo su pecho y respirando aire en su boca de plástico. Resulta que la cara de ese muñeco no está maquillada. Se basa en el rostro de una adolescente encontrada muerta en el río Sena en París a fines del siglo XIX cuyo cuerpo nunca fue identificado pero cuyo rostro fue capturado en un molde o "máscara mortuoria".

Un nuevo artículo en la edición navideña de El BMJ - una edición especial de la revista médica que puede incluir investigación alegre o innovadora - cuenta cómo el cadáver sin nombre se convirtió en un maniquí de RCP y ganó el título de "la chica más besada del mundo".

"Todos los años tenemos que llevar a cabo una capacitación obligatoria en RCP que utiliza estos maniquíes", dijo a WordsSideKick.com la Dra. Stephanie Loke, coautora del artículo y aprendiz dental en el Hospital Dental de la Universidad de Liverpool, en Liverpool, Reino Unido, a WordsSideKick.com en un correo electrónico. Ella y su coautora, la Dra. Sarah McKernon, también de la Facultad de Odontología de la universidad, "¡simplemente se preguntaban quién era la cara!" ella añadió.

La historia de Resusci Annie comienza hace más de un siglo, cuando el cadáver de una niña que parecía tener 16 años fue sacado del Sena, escribieron los autores. Debido a que su cuerpo no mostraba signos de violencia, algunas personas especularon que se había ahogado intencionalmente. El cuerpo se exhibió públicamente en un depósito de cadáveres con la esperanza de que alguien pudiera identificar al fallecido, una práctica común en ese momento, pero nadie identificó al adolescente. Se la conoció como "L'Inconnue de la Seine (la mujer desconocida del Sena)".

Aunque anónima, de ninguna manera fue olvidada. El patólogo que le realizó la autopsia quedó tan impresionado con su expresión serena que hizo que un modelista creara una escayola "Máscara de la muerte"de su rostro. La máscara fue replicada y vendida. De hecho, los fabricantes de modelos Lorenzi, quienes, según los autores del artículo hicieron la máscara mortuoria original, todavía venden copias de la misma hoy bajo el título" Noy & eacutee [Drowned Woman] de la Jábega."

A fines de la década de 1950, cuando los estudiantes de medicina estaban comenzando a aprender y practicar la RCP, Archer Gordon, miembro del Comité de RCP de la Asociación Estadounidense del Corazón, se dio cuenta de que un muñeco de RCP podría salvar a los estudiantes de medicina del dolor innecesario y el daño potencial de las costillas de practicando RCP entre sí. Para fabricar tal cosa, él y un colega noruego buscaron la ayuda del fabricante de juguetes noruego A & # 778smund Laerdal.

Resultó que Laerdal había visto una reproducción de "L'Inconnue de la Seine" en la pared de la casa de un familiar, y decidió darle al maniquí de RCP la misma cara. Así, en 1960, cuando la empresa Laerdal construyó los primeros maniquíes de RCP, "L'Inconnue de la Seine" se convirtió en "Resusci Annie", el muñeco de RCP, o Resusci Anne, como Laerdal se refiere a la muñeca en su sitio web. Antes de fabricar maniquíes de RCP, Laerdal había fabricado una muñeca llamada Anne. "Quizás, este es el nombre que se quedó", dijo Loke.

La muñeca, hecha de plástico blando, tenía un cofre plegable para que los estudiantes pudieran practicar compresiones torácicas y abrir los labios para que pudieran practicar la reanimación boca a boca.

La fabricación del maniquí de RCP cambió el rumbo de la empresa Laerdal de juguetes a dispositivos médicos, como describe en su sitio web, donde Resusci Anne todavía está disponible para su compra. La compañía estima que 300 millones de personas en todo el mundo han sido capacitadas en RCP, la mayoría de ellas con la ayuda de Resusci Anne. Una de esas personas, al parecer, fue Michael Jackson, que incluyó el estribillo "Annie, ¿estás bien?" en la canción "Criminal tranquilo" después de que se inspiró en su propio entrenamiento en RCP, según el documento de BMJ. (Esta línea también se usa en el entrenamiento de RCP cuando los aprendices verifican una respuesta en el paciente).

Pero, ¿qué pasa con la ética de hacer reproducciones del rostro de una persona fallecida y venderlas sin consentimiento? En un editorial publicado en el mismo número de BMJ, el escritor y especialista en ética Julian Sheather señala que, aunque exhibir cuerpos y pasar máscaras mortuorias eran prácticas comunes en el siglo XIX cuando murió "L'Inconnue de la Seine", esas prácticas serían "éticamente preocupantes " hoy dia.

"Pocas personas querrían que una imagen de un ser querido muerto circulara ampliamente sin su consentimiento", escribió Sheather. En el editorial, Sheather busca un término medio entre juzgar el pasado según los estándares actuales y suspender por completo el juicio de la historia. "Si bien probablemente no buscaría retirar los maniquíes en circulación, si los hiciera ahora, podría sentir la tentación, por respeto, de anonimizar su rostro", escribió.


La mujer misteriosa cuya trágica historia salva vidas

El río Sena es una intrigante combinación de romanticismo y macabro. Está ubicada en París, una de las ciudades más enamoradas del mundo, pero también tiene la reputación de desenterrar cadáveres.

Establecer lo que le sucedió a alguien que murió en el agua puede ser un asunto complicado. No es la forma más digna de salir. Sin embargo, para una hermosa joven, su desaparición formó la base de una industria romantizada que, irónicamente, terminó con una nota que le salvó la vida.

Se cree que la mujer desconocida del Sena, o L & # 8217Inconnue de la Seine, murió “en algún momento de la década de 1870 o 1880”, según un artículo de Mental Floss de 2009.

Parece haber sido tratada de la misma manera que cualquier cuerpo sacado de las oscuras profundidades. La rutina inquietantemente práctica era exhibir públicamente el cadáver en una de las 12 losas negras en una ventana mortuoria. Por supuesto, esto tenía un propósito práctico, ya que se esperaba que alguien pudiera poner un nombre a una cara empapada.

Sin embargo, hubo un lado grotesco en los procedimientos, y las multitudes se emocionaron al ver quién estaba en la losa esa semana. Fue en el contexto del entretenimiento mórbido que nació la leyenda de la Mujer Desconocida. Se hizo una “máscara mortuoria” o yeso, supuestamente porque la patóloga se tomó con su rostro.

Dos hombres en el proceso de hacer una máscara mortuoria.

“Tiene un rostro agradable y atractivo, con el indicio de una sonrisa en los labios”, escribió la revista BBC en 2013. “Sus ojos están cerrados, pero parece que se abrirán de golpe en cualquier momento. La suya es la única máscara que no tiene nombre ".

Esta naturaleza enigmática la ha llevado a ser descrita alternativamente como la "Mona Lisa del Sena". Y como la mujer misteriosa de Da Vinci, su identidad ha sido reflexionada durante siglos. Las copias de la máscara sentimentalizada circularon en la alta sociedad y más allá. El rostro encantador colgaba de cada pared.

Al igual que la Mona Lisa, la mujer misteriosa de Da Vinci, su identidad ha sido reflexionada durante siglos.

Algunas observaciones sobre ella bordean lo absurdo. En 2007, The Guardian señaló que "el filósofo y teórico literario francés Maurice Blanchot, que tenía la máscara en la sala principal de su casa en la Côte d & # 8217Azur, sintió que ella debía haber muerto 'en un momento de extrema felicidad'". Albert Camus, Vladimir Nabokov y Man Ray fueron solo algunos de los nombres ilustres hechizados por su hechizo fuertemente ficticio.

Novela de 1899 El adorador de la imagen se inspiró en L & # 8217Inconnue de la Seine y llevó la historia a una dimensión literaria. Escrito por el autor y poeta inglés Richard Le Gallienne, cuenta la historia de “un joven poeta” que “se encierra con la máscara en una cabaña aislada en el bosque. Ha oído que el hombre que hizo la máscara se enamoró tanto de la muerta que se ahogó en el Sena ”.

Un destino similar aguarda al romántico temerario, que pierde la cabeza y su familia en la tragedia que sigue. "Todo lo que quiere es que la máscara abra los ojos, pero cuando lo hace, una polilla emerge de su boca con el rostro de la muerte entre las alas". Para Le Gallienne, la hermosa máscara ocultaba una horrible pesadilla.

Originalmente se pensó que el yeso se había fundido en el taller de Lorenzi, cuyos descendientes continúan la artesanía en la actualidad. Su ubicación fue descrita como "un pequeño remanso de paz y antigüedad en el concurrido suburbio parisino de Arcueil" por la revista BBC. El artículo agrega que "es el último de su tipo".

En cuanto a qué tipo de persona era la Mujer Desconocida, nadie lo sabe con certeza. Aunque existe un consenso de que ella no es lo que parece. “Mire sus mejillas llenas y redondeadas, su piel suave”, comentó Claire Forestier, descendiente de Lorenzi, a The Guardian, “esta ciertamente no es una mujer ahogada, pescada en el agua. Sería imposible quitarle un rostro tan perfecto a una mujer muerta ".

Quai du Louvre de Claude Monet, c.1867. El lugar donde se dice que la Mujer Desconocida fue sacada del Sena.

La BBC comenta que "Incluso los suicidas luchan por la vida en el último momento y sus rostros delatan esa lucha ... el proceso de descomposición comienza mucho más rápido también en el agua". Por lo tanto, es seguro asumir que no importa cuán atractiva sea la víctima, un período en el Sena habría tenido un efecto notable en su apariencia.

Tanto si los pescados en las profundidades parisinas son inocentes como si no, el interés por ellos siempre es alto. The Guardian escribe que la policía fluvial “inspira fascinación… ya menudo aparece en televisión hablando de su trabajo. El año pasado, se recuperaron 50 cadáveres del Sena y del agua turbia # 8217 ... Alrededor de 90 personas intentan suicidarse en el río cada año, aproximadamente 70 se salvan ”.

Parece que este caso al estilo de Mona Lisa es algo único, aunque da lugar a una confusión de historias que la presentan como todo, desde una chica de campo con los ojos muy abiertos hasta una variación de Shakespeare & # 8217s Ofelia.

& # 8216 Rescatar a Annie & # 8217. Foto de Gun Hjortryd & # 8211 Trabajo propio CC BY-SA 3.0

Pero hay una forma en la que vive que trae esperanza entre la miseria teñida de rosa. La máscara mortuoria ha dado vida a varios individuos, o más bien le ha dado vida a ella. Esto se debe a la RCP y la reanimación cardiopulmonar # 8212. En esta encarnación, incluso tiene su propia marca: Resusci Anne.

Esta es "la muñeca de tamaño natural más famosa del mundo, y también la mujer más besada del mundo". Se ha ganado un elogio tan extraño junto con un sólido historial en salvar vidas. “Más de 300 millones de personas han adoptado su forma realista para aprender la reanimación boca a boca” desde su creación en la década de 1960.

La muñeca fue obra de Asmund Laerdal, un fabricante de juguetes de Noruega que anteriormente había revivido a su hijo pequeño y se le asignó el trabajo de hacer algo que pudiera usarse para capacitar a las personas en RCP. Como escribe la revista BBC, sintió que "una muñeca femenina parecería menos amenazante para los aprendices" y recordó "una máscara en la pared de la casa de sus abuelos & # 8217 muchos años antes".

Las razones detrás del destino de la Mujer Desconocida probablemente nunca se conocerán. Algunos especulan que su calidad serena fue proporcionada por un modelo vivo, lo que significa que todo fue un engaño elaborado. Aun así, ha cobrado vida propia. Y si bien se ha ganado mucho dinero a sus expensas, también se convirtió en un símbolo positivo para quienes necesitan ayuda en las circunstancias más difíciles.


Cómo 'La mujer desconocida del Sena' se convirtió en 'Resusci Anne'

La han llamado "la cara más besada del mundo". Creo que es justo decir que la mayoría de nosotros nos encontraremos con Resusci Anne / Resus Anne / Rescue Anne / CPR Anne en algún momento de nuestras vidas. El maniquí en sí data de la década de 1960 cuando fue producido por primera vez por Laerdal Medical. Sin embargo, como ocurre a menudo con el historial médico, la historia de Anne se remonta más atrás.

Es París a fines de la década de 1880, una ciudad bulliciosa y ajetreada donde, al igual que Londres, existía lo que ahora consideraríamos una curiosidad mórbida con la muerte y no era raro que la gente desapareciera. El cuerpo de una mujer joven, que se presume no tiene más de 16 años, es sacado del río Sena. Como es costumbre, su cuerpo se exhibe en la ventana del depósito de cadáveres sobre una losa de mármol (una atracción popular en ese momento) con la esperanza de que una familia se presente. No lo hacen.

Su cuerpo no muestra signos de enfermedad o trauma. Se sospecha suicidio. Pero algo más intriga al patólogo. Su rostro muestra una media sonrisa tranquila y cómplice muy diferente a todo lo que esperarías de una persona que se está ahogando. El patólogo quedó tan cautivado por ella que ordenó que le hicieran un yeso en la cara.

Las copias del molde de yeso se generalizaron como decoración e inspiración artística. Se trazaron paralelos con Ophelia, el personaje de "Hamlet" de William Shakespeare que se ahoga después de caerse de un sauce. El filósofo francés Albert Camus comparó su enigmática sonrisa con la de la Mona Lisa.

En la novela de 1899 de Richard Le Gallienne, "El adorador de la imagen", el protagonista Antony se enamora de la máscara mortuoria. El poeta ruso Vladimir Nabokov escribió un poema completo de 1934 titulado "L'Inconnue de la Seine" en el que imaginaba sus últimos días:

Insistiendo en el desenlace de esta vida, sin amar nada en esta tierra, sigo mirando la máscara blanca de tu rostro sin vida.

En 1926, la máscara mortuoria se incluyó en un catálogo de máscaras mortuorias y se tituló "L’Inconnue de la Seine ’ (La mujer desconocida del Sena) y su leyenda estaba completa.

Avance rápido hasta 1955 y el fabricante de juguetes noruego Asmund Laerdal salva a su hijo Tore de casi ahogarse en un río. Poco después se le acercó para diseñar un maniquí para ayudar a enseñar reanimación cardiopulmonar. Decide que un maniquí femenino da menos miedo a los estudiantes y quiere que ella tenga un rostro lo más natural posible. Al recordar un molde de yeso de L'Inconnue, decide replicar su rostro. L'Inconnue renace como 'Resusci Anne'. El resto es historia.

Como lo expresó el propio Laerdal: "Al igual que la Mona Lisa de Leonardo da Vinci y Ofelia de John Everett Millais, la chica del Sena representa un ideal de belleza e inocencia". Una víctima anónima de ahogamiento ahora responsable de enseñar resucitación cardiopulmonar en todo el mundo, habiendo sido brevemente el foco de la obsesión romántica gótica. Es poco probable que alguna vez hubiera imaginado este legado en su corta vida.


En un taller familiar cerca de París, la "Mona Lisa ahogada" sigue viva

ARCUEIL, Francia - La persona más famosa que ha muerto en el río Sena no tiene ninguna identidad. Ella es "L'Inconnue de la Seine", la mujer desconocida del Sena.

Esta es su historia. A finales del siglo XIX, el cuerpo de una joven no identificada fue sacado del Sena en París. Debido a que su cuerpo estaba libre de heridas e imperfecciones, se presume que se suicidó. El patólogo de la morgue que recibió su cuerpo quedó tan hipnotizado por su belleza que llamó a un "mouleur" - un moldeador - para preservar su rostro en una máscara mortuoria de yeso.

En las décadas siguientes, la máscara se fabricó en masa y se vendió como elemento decorativo para las paredes de casas y estudios privados, primero en París y luego en el extranjero. L'Inconnue se convirtió en musa de artistas, poetas y otros escritores, entre ellos Pablo Picasso, Man Ray, Rainer Maria Rilke y Vladimir Nabokov. L'Inconnue colgó en el estudio de Albert Camus, quien la llamó una "Mona Lisa ahogada". Ella inspiró algunas de las películas de François Truffaut.

L'Inconnue se mantiene vivo estos días en un taller familiar apartado en el suburbio de Arcueil, en el sur de París. Fundado en 1871, el taller, L'Atelier Lorenzi, crea copias en yeso hechas a mano y perfectamente moldeadas de figurillas, bustos, estatuas y máscaras como lo ha hecho durante cuatro generaciones. Pero es más conocido por L'Inconnue.

Imagen

En una caja en el segundo piso del taller se encuentra su posesión más preciada: un molde de yeso marrón castaño del siglo XIX de una máscara mortuoria que se dice que es la de L'Inconnue.

"Me preguntas si mi bisabuelo hizo el molde él mismo, y no lo sé", dijo Laurent Lorenzi Forestier, quien dirige el negocio familiar. “Me preguntas cómo organizó la morgue el vaciado del molde y no lo sé. Lo que sí sé es que tenemos un molde de ese período en el tiempo ".

El rostro de L'Inconnue está sereno. Sus mejillas son redondas y llenas, su piel suave, sus pestañas enmarañadas para dar la impresión de que todavía están húmedas. Su cabello está dividido en el medio y recogido detrás de su cuello. Ella es joven, quizás todavía una adolescente. Ella es de apariencia agradable, pero no clásicamente hermosa.

Es el misterio de su media sonrisa lo que acecha. Sus labios carecen de definición, tal vez como resultado del deterioro de su cuerpo. Parece feliz en la muerte o tal vez solo dormida. Y sus ojos parecen como si fueran a abrirse en cualquier momento.

Los escépticos han afirmado que la mujer representada en la máscara no podría haber sido una víctima de ahogamiento, porque sus rasgos son demasiado perfectos. Algunos estudiosos afirman que era una práctica común volver a esculpir las máscaras mortuorias en ese momento.

L'Inconnue ha sido imaginada en la literatura como una víctima: una huérfana que se ahoga en el Sena después de que un aristócrata inglés la seduzca y luego la abandone. También ha sido retratada como una bruja que destruye a un joven poeta y como una seductora que es testigo de un robo y asesinato en la tienda de un relojero. No sobreviven documentos en los archivos de la policía de París. No se encontró rastro de su cuerpo.

“Quizás el molde se tomó antes de que sus músculos faciales comenzaran a caer”, dijo Juan José García, un maestro fabricante de moldes aquí durante 29 años. "Quizás. Quizás."

Copias de la máscara cuelgan en la mayoría de las habitaciones del edificio de dos pisos con vigas de madera, que fue construido como una estación postal de relevo en el siglo XIX y necesita urgentemente una reparación en el techo. Rebosa de otros tesoros: copias de antiguos bustos egipcios, griegos y romanos, figuras medievales, desnudos renacentistas, antiguos caballos chinos policromos.

Una copia del "Busto de Molière" de Houdon está a la venta, al igual que los bustos de Benjamín Franklin, Mozart, Napoleón, Enrique IV, Julio César y Dante. Cajas de diferentes partes del cuerpo se alinean en la pared de un cuarto de almacenamiento. En otro, los yesos se secan a la antigua: con el calor de una estufa de carbón barrigón.

En los últimos años, la familia ha aumentado su repertorio y ahora fabrica los moldes en silicona, al igual que los moldes para hornear de silicona. Muchas de las obras ahora están hechas en resina, que es más duradera que el yeso, especialmente en instalaciones al aire libre. Los moldes se pueden pintar para que se parezcan a varios materiales, incluida la madera dorada, el bronce, la terracota, el mármol y la piedra.

Gran parte del negocio de la tienda proviene de comisiones gubernamentales y comerciales. Cuando las cuatro esculturas fuera de la Asamblea Nacional de Francia comenzaron a desmoronarse, se llamó a los Lorenzis para que las reemplazaran con copias en resina. Han hecho árboles de resina para Disneyland Paris y decoraciones de resina en forma de piedra para Versalles. Estudios de cine, boutiques y casas de moda como Hermès y Dior les han alquilado esculturas.

Los más vendidos de la compañía son los bustos de Marianne, el símbolo de la república francesa, que se encuentran en la mayoría de las oficinas gubernamentales locales, regionales y nacionales en Francia y, por supuesto, L'Inconnue ($ 130 por su máscara mortuoria en yeso blanco, $ 175 con una glaseado brillante).

En 2008, el alto alquiler obligó a la familia a abandonar su tienda original en la Rue Racine en la orilla izquierda cerca del Sena y consolidar toda su operación en el taller de Arcueil. Luego, las crisis familiares hicieron más difícil mantener el negocio en marcha.

“Parecía que no había otra solución que cerrar”, dijo Forestier. “Pero fue mi bisabuelo quien abrió el taller cuando se mudó a París, originario de un pequeño pueblo de la Toscana. Tenemos más de un siglo de historia. No podía dejar que eso sucediera ".

Así que Forestier, un arquitecto de 65 años que se retiró de su trabajo como urbanista hace un año, se hizo cargo del negocio familiar con su socio Quentin Thomas, quien había trabajado como moldeador en el taller durante más de 20 años. Ahora hay una página de Facebook y un sitio de Internet.

Pero los trabajos pueden ser costosos: la fabricación de un molde puede costar $ 2,000, y un molde superior a $ 1,000. A menudo se le pregunta al Sr. Forestier por qué no produce los moldes en masa en China.

"¡Fuera de la cuestión!" él dijo.

En la década de 1960, L'Inconnue se hizo famoso de una manera diferente: como maniquí de primeros auxilios para enseñar resucitación cardiopulmonar. Peter Safar, un médico austriaco, había desarrollado recientemente los conceptos básicos de la RCP. Se dirigió a Asmund Laerdal, un fabricante de juguetes noruego, que casualmente había rescatado a su pequeño hijo de ahogarse, y decidieron crear un maniquí de tamaño natural como herramienta de entrenamiento.

El Sr. Laerdal quería una muñeca femenina, asumiendo que los hombres no querrían realizar la reanimación boca a boca en un maniquí masculino. Vio una máscara mortuoria de L'Inconnue en la casa de un familiar, quedó impresionado por su belleza y decidió convertirla en su modelo. Fue llamada "Resusci Anne" ("CPR Annie" en los Estados Unidos) y se convirtió en un símbolo físico de salvación. Desde entonces, millones de personas han aprendido RCP con ella, convirtiéndola en la muñeca de tamaño natural más querida del mundo.

Como explicaba el sitio web de la empresa: “Inspirada por la 'joven del Sena', CPR Annie se ha convertido en el símbolo de la vida de millones de personas en todo el mundo que han recibido formación en técnicas modernas de reanimación y de aquellas cuyas vidas se han salvado. de una muerte innecesaria ".


La musa ahogada: la mujer desconocida de las supervivencias del Sena desde la modernidad del siglo XIX hasta el presente

La musa ahogada es el estudio del extraordinario destino, en la historia de la cultura europea, de un objeto que, a primera vista, podría parecer bastante ordinario. Cuenta la historia de una máscara, el elenco de un rostro de niña y aposs titulado & quotL & aposInconnue de la Seine & quot; La mujer desconocida del Sena, y sus posteriores metamorfosis como figura cultural. & quotL & aposInconnue & quot nombra a la muerte ma La musa ahogada es el estudio del extraordinario destino, en la historia de la cultura europea, de un objeto que, a primera vista, podría parecer bastante ordinario. Cuenta la historia de una máscara, el molde del rostro de una joven titulado "L'Inconnue de la Seine", la mujer desconocida del Sena, y sus posteriores metamorfosis como figura cultural. "L'Inconnue" nombra la máscara mortuoria de una niña que supuestamente se ahogó en París a finales del siglo XIX. Cuenta la leyenda que el científico forense que atendía el cadáver esperando ser identificado en un bloque de hielo en la Morgue de París, quedó tan impresionado por su encanto que capturó en yeso los contornos de su rostro. La chica desconocida, también llamada "La Mona Lisa del suicidio", se ha convertido en objeto de un interés obsesivo que comenzó a finales de la década de 1890, alcanzó su punto máximo en la década de 1930 y sigue resonando en la actualidad.

Aby Warburg define la historia del arte como "una historia de fantasmas para adultos". Este estudio es igualmente "una historia de fantasmas para adultos", que narra el aura de un objeto cultural que atraviesa fronteras de época, geográficas y lingüísticas. Considera el "Inconnue" como una expresión sintomática de un mundo moderno atormentado por la modernidad anterior del siglo XIX. Investiga cómo las metamorfosis de la máscara rastrean los principales cambios en la historia cultural de los dos últimos siglos y cómo constituyen puntos de negociación a través de los cuales entender la modernidad. El "Inconnue" se aborda como un punto de entrada para comprender un fenómeno más característico de la modernidad XX y XXI: la traducibilidad de los medios. . más


Resulta que CPR Doll & # 8217s Face es una copia de la mujer ahogada del siglo XIX & # 8217s Face

Giedrė Vaičiulaitytė
Miembro de la comunidad

Probablemente se sorprenda de la cantidad de objetos cotidianos y cosas comunes que tienen historias de origen ridículas, extrañas o incluso divertidas. ¡Como el estetoscopio! Este ingenioso equipo médico, que se convirtió en parte inseparable de la imagen de un médico y rsquos, en realidad fue inventado en circunstancias bastante divertidas. Back in the day (the 19th century, to be precise), when doctors would rely on laying their ears on the patients body to hear their heartbeat, one physician, Rene Laennec, felt uncomfortable examining a female patient that close, so he took a piece of paper, rolled it up and, voila! Your first stethoscope was created!

&ldquoL&rsquoInconnue de la Seine&rdquo was a woman whose death mask fascinated hundreds and saved thousands

However, some interesting stories have much grimmer beginnings. L&rsquoInconnue de la Seine is a morbid icon in the art world, a death mask that feels uncanny to look at as it combines two things that usually don&rsquot belong together. A portrait of a dead person and an utter sense of peace.

Although the exact origins are unknown, it is widely believed that the unidentified young woman whose death mask fascinated hundreds and saved thousands, was likely a victim of suicide. The story says that her body was pulled out of the River Seine in the late 1880s and showed no signs of violence, thus the suicide claim. Considering the state of her skin and features, some specialists have estimated the girl&rsquos age to be no greater than 16 years. The pathologist at the Paris Morgue was reportedly so fascinated by the beautiful woman that he made a wax death mask.

The pathologist wasn&rsquot the only person charmed by her calmness and beauty as numerous copies of the death mask were created, to the point where many Parisians kept it at home as a fashionable morbid fixture. Some people dwelled on the expression on the girls face. Famously, Albert Camus compared the girl&rsquos smile to that of Mona Lisa&rsquos, inviting many speculations about her status, circumstances, and death.

The image spread widely through history, inspiring many art pieces, stories, and novels. Some historians and scholars even note that The Unknown Woman of the Seine was a fashion icon with women trying to model their looks on her.

Peter Safar and Asmund Laerdal, the creators of the first aid mannequin Resusci Anne, chose the Seine woman&rsquos death mask as the face of the CPR procedure doll. As the mannequin was used for practicing CPR steps, L&rsquoInconnue de la Seine has been dubbed the most kissed face of all time.

We&rsquore all aware that the CPR mannequin is not alive. But not many realize how actually dead it is. Quite a horrifying thought!

Almost finished. To complete the subscription process, please click the link in the email we just sent you.

Bored Panda works best if you switch to our Android app

Bored Panda works better on our iPhone app!

As a writer and image editor for Bored Panda, Giedrė crafts posts on many different topics to push them to their potential. She's also glad that her Bachelor’s degree in English Philology didn’t go to waste (although collecting dust in the attic could also be considered an achievement of aesthetic value!) Giedrė is an avid fan of cats, photography, and mysteries, and a keen observer of the Internet culture which is what she is most excited to write about. Since she's embarked on her journalistic endeavor, Giedrė has over 600 articles under her belt and hopes for twice as much (fingers crossed - half of them are about cats).

Anyone can write on Bored Panda LEARN MORE

Amanda Cole is caught in her feels. The kissing reference is due to the colloquialism of calling resuscitation the 'kiss of life'. No need to sexualise it.

You have to wonder what her life was like, that death created an expression of such sublime contentment.

She's an enigmatic mystery. So serene. And she'll never know how important her face has become.

That is not significant they could have used a cpr mask that looks like something other than this young adults face I think this is a violation of morals.

Um, first of all, doing CPR is not kissing a person. Second, it's creepy how fascinated so many men were with the face of a dead girl. Third, I don't really care whose face it is on the CPR dummy, but I think it's interesting that we only have male chest CPR dummies, but the face of a woman?

St Johns ambulance first aid have stopped teaching the "kissing" part. 1: The movement of the chest with the compressions also moves air. 2: the mouth to mouth was the part that was hardest to get right. 3: It is more important to keep the heart compressions going in a rhythm.

Feels a little pessimistic to be humming “Another One Bites the Dust” while performing chest compressions. Try using “Stayin’ Alive” by the Bee Gees. Slightly more optimistic and also a 100 BPM song.

Yeah it's changed since I learnt mate. The song 'Another one bites the dust' by Queen is the perfect rhythm.

We have had female chests in Australia for at least a decade. [ sorry cannot edit here, only delete, don't know why ]

Not picking a fight, just injecting some levity, pointing out the song titles. Wife’s a nurse, I was a first aid/CPR trainer.

l like that they are no longer emphasising the breathing part of CPR..l broke the neck on my dummy when doing my test because l could not get down properly to do that section, well at least from the left hand side of Mannequin..but better the neck of the CPR dummy than a human..

We learned it with the Bee Gees song staying alive appropriate title and perfect rythm 120 bpm

This comment has been deleted.

The amount of compressions has increased but we still do the breathing, just not after 15 compressions but after 30. In fact I have my advanced life support (ACLS) next week.

Todd, I wouldn't be humming anything if doing compressions, it's extremely tiring to do CPR. My Dad is a paramedic and he taught me that song. There's plenty of 100bpm songs. This one is well known and in no way offensive anyone if all I'm doing is counting the beat in my head.

Es lo que pensaba. They kept remakes of her face in their house. Like a showpiece. What's going on ?? It's really weird

Can't deny that. Her story is like one of those things that run around on Twitter like "don't be sad omg you're so sexy" or "don't deactivate omg you're so pretty" that some fuckboys use..

It is Weird! But humans are weird.

It's easier to learn on a flat chest. If breasts are present on person needing chest compressions, hands still aim for the sternum. I still wonder how the poor lass ended up in the Seine.

Daria B these days there are all kinds of resuscitation dummy's, including babies and small children. In answer to your question, no the big chested person would receive same approach. Hands clasped on top of one another and place over sternum and get pumping. I'm not sure if you mean "big breasts or a big chest in general"? Both would require same technique.

But doesn't lack of practice on a big chest mean a big chested person is less likely to be saved? Mmmh, maybe I'm over reacting here, but maybe they need to practise on a variety of dolls of different shapes and sizes (child and baby sizes included)

I see, Han. Thanks for the clarification.

Well, so better to learn with the difficult issue. How do they expect to safe women if only they practise with easier things?

I wonder if practising only on male chests makes people less likely/too embarassed to try it on a woman in need though.

The reason people are uncomfortable on woman is not that they dont know how but they are scard of being seen as pervs for touching boobs. The stigma and sexualization of breasts are the problem

There is actually research showing that women are less likely to be saved due to people feeling uncomfortable doing compressions on a person with breasts. Therefore there are dummys with add on breasts to be practiced on.

Rescue Annie has never ha a male chest, always a female chest. Male dummies have male chests.

I am an Ambulance officer and in my practice, CPR is well used to try and save sometimes life, so I like that you have brought up the fact that there are generally only flat chested Anne mannequins, because in reality there is quite a big difference doing quality chest compressions on a flat chested person to that of a large perky-breasted woman. Sure, the CPR procedure is basically the same, but it is definitely much harder to get your hand placement exactly right when there are large breasts that take up most of the chest area. I've never attempted resuscitation on anyone with silicone breast implants. I wonder if that would also hinder our CPR ability, due to how the implants would change the way the breasts would be positioned upwards, compared to someone without who's breasts are probably more prone to laying flat when the patient is laying supine on the floor?

I thought it was kinda weird too. They're entirely glossing over the sadness of why she was so distraught, or just the sadness someone met an early end, cuz "her beauty". I understand it's a peaceful face, in a way, but I think it demands more somber thoughts than what all these men were going for. "This is a sad moment in this woman's life, I must make a mask cuz shes beautiful!" feels insensitive to me.

Death masks were a common practice before the advent and affordability of photography. Death masks and post-mortem photography were often the only way the living could remember the faces of the dead. This girl's serene expression was what captivated the mortician. She has an enigmatic smile, like that of the Mona Lisa.


Astra Antiques – Blog

Welcome back to the Astra-Antiques Blog!

Today we’re going to do something a little bit different, don’t worry, The Personal Choice #5 is in the works, but today we are going to fully focus on just one item.

This particular item carries with it a rather interesting History, so it is easily worth the effort and worth a read.

The item in question and therefore the history associated to it goes by many names, but it best known as:

L’Inconnue de la Seine The Unknown Woman of the Seine”

A couple of days ago a Customer brought a rather unusual item into Astra Antiques.

A Plaster Cast Mask that “has a rather interesting Story attached to it”.

This story isn’t anything we had come across before, so it caught our attention and our curiosity.

The story, or at least as it is commonly told, takes place in the early 1880’s as a Young Woman’s body is pulled out of the Seine River in France.

This young woman seemingly came out of nowhere. No history to her face, no name to her legend. There were no marks found on her body to suggest any type of Murder or struggle, so the cause of Death has always been linked with Suicide.

The Pathologist who worked at the Paris Morgue was so taken by her beauty, her “Mona Lisa Smile” that he had a Wax Plaster Cast Death Mask made of her face.

To this day her identity remains unknown, all that is known about whoever she was, is that she was probably around the age of 16 years old, and suspected of committing suicide by drowning in the Seine River.

That’s the morbid part of the story over and done with. Well, not that replicas of her dead face is a cheery more uplifting topic, but you get the idea.

The unknown girl was soon to find a Fame in death, she couldn’t achieve in life as replicas of the Death Mask were produced, becoming quite the popular fixture in Artist’s homes in the early 1900’s.

Apparently her likeness was further popularised when young German girls started to model themselves after her. The Lady of the Seine’s reach didn’t stop there, as it is believed German Actress Elisabeth Bergner was also influenced by her style.

The Story of the unknown woman of the Seine would inspire those around her even more. The story slowly seep its way into various Literature. Not just French literature, but German, English, Russian and American literature.

If that wasn’t enough, her Legacy goes further. The Lady of the Seine is also known for having “the most kissed lips”.

To help emergency workers and the general public learn the basics of CPR (cardiopulmonary resuscitation), a Doll was to be created to teach such acts.

This doll would become Rescue Anne (Resusci Anne), developed by the Austrian-Czech physician Peter Safar and Norwegian toy maker Asmund Laerdal.

Recue Anne just needed a face, and who better than the likeness of the Lady of the Seine.

Now The Lady of the Seine – the Unknown Woman of the Seine the L’Inconnue de la Seine has a place at Astra Antiques.

You can view her in all her Glory over on our website – Astra-Antiques.com

Or if you’re coming into the centre, just let us know, and we shall happily introduce you.

As the person who took the photographs, I can tell you that the mask certainly holds a rather strange Atmosphere about it.

But then, it could be the fact it’s a little bit creepy.

Still, that’s the beauty of Antiques and the Antiques World! Nothing is off limits… even faces.

Till next time, head on over to our website and make sure to come visit our Centre!


Turns Out, CPR Doll’s Face Is A Copy Of 19th Century Drowned Woman’s Face

In 1880, the body of an unknown young woman was fished from the river Seine in Paris. Paris morgue workers made a death mask in hopes to identify her.

The serene face of L’Inconnue de la Seine (the unknown woman from the Seine) became the beauty icon of her day, and her death mask adorned the walls of fashionable homes across Europe.


Megan Rosenbloom

In 1732, mouth-to-mouth resuscitation was discovered, disappeared for hundreds of years, and had a resurgence from the 1950s to the 1990s, after which Hands-Only CPR became standard. Today the American Heart Association says at 100 beats per minute, chest compressions to the tune of The Bee Gees’ disco hit “Stayin’ Alive” might help people literally stay alive.

In the 1950s, American doctors James Elam and Peter Safar rediscovered the technique of mouth-to-mouth resuscitation, and approached toymaker Asmund Laerdal to create a life-size mannequin upon which to teach the technique.


Richard Jonkman

Laerdal modeled his mannequin’s face after L’Inconnue’s death mask on his wall. His mannequin became known as Resusci-Anne, and is said to be the most kissed face in history.


George Hodan

Peter Safar and Asmund Laerdal, the creators of the first aid mannequin Resusci Anne, chose the Seine woman’s death mask as the face of the CPR doll. As the mannequin was used for many CPR courses, “L’Inconnue de la Seine” has been dubbed “the most kissed face” of all time.


Till Krech


John Haslam


Phil Parker


Was Resusci Annie a Liverpool lass who drowned in the River Seine in 19th century Paris?

The story, about to be retold at a London symposium to mark European Restart a Heart Day, is that some time in the late 19th century the drowned body of a young woman was pulled from the River Seine in Paris. Her body was put on display in the mortuary in the hope that someone would identify her, but the duty pathologist became so entranced by the face of the ‘drowned Mona Lisa’ that asked a moulder to take a plaster cast of it.

Soon, copies of the death mask began to appear for sale on the Left Bank. The girl’s face with the enigmatic half-smile became a muse for artists, novelists and poets, who all produced their own versions of the back-story of the ‘Inconnue’, the unknown woman of the Seine. The central theme was that she was an innocent young woman who came to Paris, was seduced by a rich lover, then abandoned when she fell pregnant. With nobody to turn to, she drowned herself in the Seine. As her legend grew, the death mask became a best seller across Europe.

Resusci Annie

It was a near-drowning in 1955 that secured the Inconnue’s place in medical history. A Norwegian toy manufacturer, Asmund Laerdal, saved the life of his young son by grabbing his lifeless body from the water and clearing his airways in the nick of time. Inspired to make a training aid for the newly devised CPR technique (cardiopulmonary resuscitation, the combination of chest compressions and the kiss of life which can save the life of a patient whose heart has stopped), Laerdal developed a whole-body mannequin in soft plastic to simulate an unconscious patient. He wanted the mannequin to have a natural appearance and to be female, so the ‘patient’ would seem less threatening to trainees. He remembered the face of the Inconnue de la Seine which had hung on the wall of his grandparents’ house many years earlier, and she became the face of Resusci Annie.

The re-teller of this story, Jeremy Grange, made a BBC Radio 4 programme about the Inconnue in 2009. On a later visit to the photographic studio of Edward Chambre Hardman in Liverpool, he saw a mask of the Inconnue on the wall. The guide at the studio told him the story behind it. The face was that of two identical twin sisters, born in Liverpool in the 19th century. One of them embarked on a love affair with a rich suitor and eloped to Paris, but was never seen again. Many years later the other sister visited Paris on holiday and, walking down a street, was shocked to see the mask of the drowned Inconnue hanging outside a workshop. She instantly recognised the girl as her long-lost twin.

Not everyone is convinced that the Inconnue was actually dead when her likeness was immortalised in plaster. For his programme, Grange showed the mask to the chief of the Paris river police, known as the Brigade Fluviale, who specialise in dredging drowned bodies from the Seine. Chief Brigadier Pascal Jacquin said: “It’s surprising to see such a peaceful face. Everyone we find in the water, the drowned and suicides, they never look so peaceful. They’re swollen, they don’t look nice.” He explained that even suicides fight for life at the last moment, the struggle usually etched on their faces, and that the process of decomposition usually starts much more quickly in water. This woman, he said, “looks like she’s just asleep and waiting for Prince Charming to come.”


Ver el vídeo: Encuentro SENA Partners of the Americas (Enero 2022).