Noticias

¿Qué fue el Muro Atlántico y cuándo se construyó?

¿Qué fue el Muro Atlántico y cuándo se construyó?

A lo largo de la costa atlántica del continente europeo hay una serie de fortificaciones y búnkeres. Aunque ahora están descuidados, han resistido la prueba del tiempo. Sin embargo, no resistieron la prueba para la que fueron construidos.

Estas estructuras de hormigón formaban parte del Muro Atlántico, o Atlantikwall: una línea defensiva de 2000 millas construida por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

"En los próximos días, las costas de Europa estarán seriamente expuestas al peligro de los desembarcos enemigos"

Después del surgimiento de un frente oriental tras la invasión de la URSS, el fracaso de la Operación Sealion para invadir con éxito Gran Bretaña y la entrada de Estados Unidos en la guerra, la estrategia alemana se volvió exclusivamente defensiva.

La construcción del Muro Atlántico comenzó en 1942. Se suponía que la barrera evitaría una invasión de los aliados que buscaban liberar la Europa ocupada por los nazis. Se colocaron baterías costeras para proteger puertos importantes, objetivos militares e industriales y vías fluviales.

Hitler emitió la "Directiva No. 40" el 23 de marzo de 1942, en la que escribió:

'En los próximos días, las costas de Europa estarán seriamente expuestas al peligro de aterrizajes enemigos ... Debe prestarse especial atención a los preparativos británicos para aterrizajes en la costa abierta, para los cuales numerosas lanchas de desembarco blindadas adecuadas para el transporte de vehículos de combate y hay armas pesadas disponibles.

El Atlantikwall se extendió por las costas de seis países.

Como ensalzó la propaganda nazi, las fortificaciones se extendieron desde la frontera franco-española, alrededor de las costas atlánticas de Francia, Bélgica y los Países Bajos, y luego hasta Dinamarca y el extremo norte de Noruega.

Se pensó que esto era necesario porque las fuerzas alemanas no solo no sabían cuándo atacarían los aliados, sino que tampoco sabían dónde elegirían atacar.

Batería de torpedos alemana camuflada en el norte de Noruega (Crédito: Bundesarchiv / CC).

Invadió su fecha de finalización

La fecha límite original para la construcción del muro atlántico era mayo de 1943. Sin embargo, a finales de año sólo existían 8.000 estructuras, de las 15.000 previstas.

Sin embargo, la construcción se había acelerado desde una incursión británica y canadiense en el puerto francés de Dieppe en agosto de 1942.

El engaño británico antes del Día D fue tal que engañó a los alemanes para que concentraran sus fuerzas alrededor del Paso de Calais, en lugar de cerca de las playas de Normandía.

Ver ahora

No era un muro

Las 2.000 millas de defensas y fortificaciones costeras estaban compuestas por fortalezas, emplazamientos de armas, trampas para tanques y obstáculos.

Estos se formaron en tres niveles. Las áreas estratégicamente más importantes fueron festungen (fortalezas), luego vino el stützpuntkte (puntos fuertes) y finalmente el widerstandnesten (redes de resistencia).

Soldados alemanes colocando obstrucciones en lanchas de desembarco, 1943 (Crédito: Bundesarchiv / CC).

El hombre a cargo lo llamó "muro de propaganda".

Después de la guerra, el mariscal de campo von Rundstedt recordó que "uno solo tiene que mirarlo por sí mismo en Normandía para ver qué basura era".

Rundstedt había sido destituido del mando en el frente oriental después de un fracaso significativo en Rostov en 1941, pero fue nombrado Oberbefehlshaber West en marzo de 1942 y, por lo tanto, estaba al mando de la defensa costera.

Documental que cubre los eventos del 6 de junio de 1944, desde los lanzamientos aéreos de la madrugada hasta la lucha alemana al final de la tarde.

Ver ahora

Grandes cantidades de la defensa operativa se instalaron hasta 1944

Como la invasión aliada parecía cada vez más probable, al mariscal de campo Erwin Rommel se le asignó la tarea de inspeccionar el muro como inspector general de las defensas occidentales desde noviembre de 1943. Había sido testigo del poderío aéreo aliado en el norte de África y encontró que la defensa era débil.

Argumentó que:

“La guerra se ganará o perderá en las playas. Solo tendremos una oportunidad de detener al enemigo y es mientras está en el agua ... luchando por llegar a tierra ".

Junto a Rundstedt, Rommel trabajó para mejorar el número y la calidad del personal y las armas. Además, el ritmo de construcción volvió a los máximos de 1943: se levantaron 4.600 fortificaciones a lo largo de las costas en los primeros 4 meses de 1944, que se suman a las 8.478 ya construidas.

Se colocaron 6 millones de minas terrestres solo en el norte de Francia durante el liderazgo de Rommel, acompañadas de obstáculos como "erizos", vallas C-Element (inspiradas en la línea francesa Maginot) y varias otras defensas.

El mariscal de campo Erwin Rommel visitando las defensas del Muro Atlántico cerca del puerto belga de Ostende (Crédito: Bundesarchiv / CC).

El muro fue construido mediante trabajo forzoso.

La organización contratada para construir el muro del Atlántico fue Organización Todt, que se destacó por su uso del trabajo forzoso.

Durante el período en el que se construyó el Muro Atlántico, la organización contaba con aproximadamente 1,4 millones de trabajadores. El 1% de estos habían sido rechazados del servicio militar, el 1,5% fueron encarcelados en campos de concentración. Otros eran prisioneros de guerra o de ocupación, trabajadores obligatorios de países ocupados. Esto incluyó a 600.000 trabajadores de la "zona libre" desocupada de Francia bajo el régimen de Vichy.

De los 260.000 que participaron en la construcción del Muro Atlántico, solo el 10% eran alemanes.

En el episodio muy especial de hoy de Our Site Live, Dan se une al historiador y presentador James Holland. James está aquí para hablar sobre el desembarco de Normandía en 1944, más conocido como el Día D.

Ver ahora

Los aliados asaltaron la mayoría de las defensas en cuestión de horas.

El 6 de junio de 1944, se produjo el Día D de los Aliados. 160.000 soldados cruzaron el canal de la Mancha. Gracias a la inteligencia, la suerte y la tenacidad, se rompió el muro, los aliados encontraron sus cabezas de playa y la Batalla de Normandía estaba en marcha.

Más de dos millones de tropas aliadas estaban en Francia en los dos meses siguientes: había comenzado la campaña para liberar Europa.


Muro atlántico

los Muro atlántico (Alemán: Atlantikwall) fue un extenso sistema de fortificaciones costeras construido por la Alemania nazi entre 1942 y 1944 a lo largo de la costa occidental de Europa como defensa contra una invasión aliada anticipada del continente continental desde Gran Bretaña. [1]


3 respuestas 3

Si intentas defender bien en todas partes, ninguna estará bien defendida. Solo tienes tantos recursos. En su lugar, concentra las defensas en los puntos de ataque más probables y retiene las reservas móviles para contraatacar.

Los alemanes lo intentaron de todos modos y se esparcieron muy delgados. El "Muro" del Atlántico se extendía por toda la costa de Noruega, Dinamarca, Países Bajos, Bélgica y la costa atlántica de Francia, cubriendo miles de millas de costa adyacente a las Islas Británicas. Una sorprendente cantidad de atención alemana se centró en defender a Noruega.

Debido a que era tan largo, el "Muro" del Atlántico no era una línea continua, sino una serie de fortificaciones que cubrían los principales puertos y lugares de desembarco esperados, algunos bastante impresionantes, pero sin profundidad en las defensas. Las probables playas del desembarco fueron fortificadas. Para controlar el muro, Alemania empleó una combinación de tropas de baja calidad, voluntarios extranjeros y prisioneros de guerra presionados para el servicio anclados con tropas experimentadas y reservas móviles. Alemania tuvo que reunir armas de todo su imperio, el Muro Atlántico ha sido descrito como un museo de artillería europeo.


Reacties

Ja ik herinner me nog goed, o.a. het woord & quotspergebied & quot Ook, hoe ik zag se reunió con mijn oudere broer, hij tenía 15 jaar oud (ik tenía 11 jaar en 1945) dat huizen die dichtbij de duinen waren, van alles wat maar brandbaar era, waren bestolen. Nosotros hebben daar die keer ook een beetje aan meegedaan (moet ik bekennen), queremos voor een tijd was er vaak geen electriciteit en ook geen brandstof voor de kachels. Ik herinner me nog een & quotMajo & quotkachel wat men vaak maakte van een oude pan, waarin men dan hele kleine stukjes hout kon gebruiken om wat te koken.

Redactie

Dank voor het delen, het es altijd bijzonder om dit soort verhalen te lezen. De Majo-kachel está inderdaad een begrip uit de oorlogsjaren. Consejo: Op de leuke & # 39Mijn Den Haag & # 39-website van het Haags Historisch Museum staan ​​een aantal foto & # 39s van een dergelijke kachel: http://www.mijndenhaag.org/entry/2357/mayo-kachel

Ja ik herinner me nog goed, o.a. het woord & quotspergebied & quot Ook, hoe ik zag se reunió con mijn oudere broer, hij tenía 15 jaar oud (ik tenía 11 jaar en 1945) dat huizen die dichtbij de duinen waren, van alles wat maar brandbaar era, waren bestolen. Nosotros hebben daar die keer ook een beetje aan meegedaan (moet ik bekennen), queremos voor een tijd was er vaak geen electriciteit en ook geen brandstof voor de kachels. Ik herinner me nog een & quot; mayor & quot; kachel wat men vaak maakte van een oude pan, waarin men dan hele kleine stukjes hout kon gebruiken om wat te koken.

¿Cuántas pistolas y ametralladoras de 16 pulgadas había en la pared?

Redactie

Me temo que no tenemos ninguna información sobre la cantidad de ametralladoras, etc. ¿Quizás alguno de nuestros lectores sepa más sobre este tema?

Ik probeer uit te vinden, wanneer de tbc kinderen van het Katwijk sanatorio naar Paterswolde moesten verhuizen en 1943. Ik was een van hen. En naast mij lag een meisje uit Rotterdam, Atie Vos .. Nooit weer van gehoord. . Aafke Woldring-van Overklift. [email protected]

Er staat in het stuk dat er vele woningen en complete delen van steden werden gesloopt voor uiteenlopende redenen diez gunsten van de bezetters. ¿Está la balandra de na de oorlog gerectificeerd?


Los restos fantasmales del muro atlántico de la Alemania nazi

El 15 de agosto de 2014 marca el 70 aniversario de la Operación Dragoon, una invasión aliada del sur de Francia que inicialmente tenía la intención de lanzarse junto con la invasión de Normandy Beach el Día D. Entre 1943 y 1945, la Alemania nazi construyó un vasto sistema de almenas defensivas a lo largo de la costa atlántica, que se extendía desde el norte de Noruega hasta los Pirineos, en un esfuerzo masivo por defender los territorios europeos ocupados contra la invasión.

En las décadas que han pasado desde que surgió este Muro, muchas de estas imponentes fortalezas permanecen enclavadas entre la costa europea como reliquias arquitectónicas. El fotógrafo Stephan Vanfleteren viajó a lo largo del Muro Atlántico, capturando la belleza cruda y extraña de estos restos a menudo colosales de la Segunda Guerra Mundial en el fotolibro. Muro atlántico.

Mientras un país europeo tras otro sucumbían al implacable ataque de Hitler y la Wehrmacht # 8217 que arrasaba el continente a principios de la década de 1940 y los ejércitos alemanes estaban de pie, mirando a través del agua, en la costa atlántica, planeando militares para fortificar las nuevas fronteras del imperio nazi. estaban en pleno flujo. Habiendo construido una barrera defensiva de 630 km (390 millas) de largo a lo largo de sus fronteras con Francia, Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo en la década de 1930, los planificadores alemanes llevaron el proyecto de construcción estratégica a un nivel completamente nuevo después de la victoria británica en la Batalla de Gran Bretaña. y comenzó a trabajar en un sistema integral de búnkeres, fortificaciones y obstáculos con el objetivo principal de frustrar una invasión aliada.

Comenzando en el extremo norte de lo que entonces era Finlandia (ahora Rusia), y cubriendo las áreas costeras más expuestas de Dinamarca, Alemania, los Países Bajos, Bélgica y Francia hasta los Pirineos, los búnkeres de hormigón y las baterías de artillería fortificada se complementaron más tarde con las mías. campos y obstáculos esparcidos por las playas. El mariscal de campo Erwin Rommel, que tenía la tarea de supervisar el Muro a principios de 1944, también tenía obstáculos y minas plantadas en el mar que serían invisibles durante la marea alta, el momento más probable para una invasión marítima.

Lo notable del intento nazi de cerrar las escotillas en torno a un nuevo imperio alemán en suelo europeo fue la magnitud y la eficiencia con que se logró en poco más de tres años. Utilizando una mezcla de trabajadores civiles y militares alemanes y decenas de miles de prisioneros de guerra y otro trabajo esclavo, los diferentes tipos de enfrentamientos siguieron un conjunto de planos estándar que se implementaron en todos los ámbitos.

Desde el final de la guerra, muchas de las miles de estructuras han sido desmanteladas o abandonadas para que se deslicen hacia el mar. En Alemania, entre el frenesí de la reconstrucción de finales de los 40 y 50, casi todas las fortificaciones de hormigón fueron erradicadas. En Francia, donde se empleó a trabajadores civiles para construir muchas de las estructuras, el significado histórico del Atlantikwall como monumento histórico sigue siendo controvertido.

Stephan Vanfleteren es un fotógrafo de Panos Pictures que se especializa en fotografía documental social en blanco y negro.


¿Por qué no bombardearon los Aliados el Muro Atlántico?

Tengo una pregunta para la que parece que no puedo encontrar una respuesta, así que pensé en preguntarle al Sr. Historia. Mi pregunta es, si sabíamos que se estaba construyendo el Muro Atlántico, ¿por qué bombardeamos el muro? ¿A dónde enviamos nuestro bombardero y tenemos el proyectil de la Marina hasta ahora en tierra?

No estoy seguro de lo que está tratando de decir, pero suponiendo que es & # 8220 por qué no bombardearon los Aliados el Muro Atlántico & # 8221, ¡la respuesta es que sí! Los esfuerzos del mariscal de campo Erwin Rommel para acelerar la finalización de las defensas costeras de Francia y # 8217 nunca terminaron del todo para el Día D, y había recibido su parte de ataques junto con otros objetivos en Francia y Alemania por parte de RAF Bomber Command, el Octavo Aire. Fuerza y ​​Novena Fuerza Aérea. No hubo un gran esfuerzo para bombardear las defensas en Normandía antes del 6 de junio de 1944, por supuesto, para que no alertara a Adolf Hitler de la posibilidad de un desembarco aliado allí, en lugar de en Calais, como estaba convencido de que ocurriría. Sin embargo, el Día D, los barcos atacaban las defensas mientras los aviones, después de advertir a la población francesa, bombardeaban ciudades que eran importantes cruces de carreteras y atacaban todos los medios para transportar refuerzos alemanes a la cabeza de playa. Los dispersos soldados aerotransportados, que tomaron la iniciativa dondequiera que aterrizaran, también desempeñaron un papel importante antes de la invasión al interrumpir la respuesta en la retaguardia alemana. A pesar del duro obstáculo que resultó ser la playa de Omaha, en su mayor parte, el Día D se desarrolló tan bien como, si no mejor, de lo esperado.

Jon Guttman
Director de investigación
Grupo de Historia Mundial
Más preguntas en Ask Mr. History


Hitler pensó que su muro atlántico era indestructible. No era & # 039t.

El Alemán Atlantikwall fue formidable, sin embargo.

El siguiente grupo de fuertes defensas comenzó en Bretaña, cerca de St. Malo. St. Malo, Brest y Lorient eran fortalezas fuertemente defendidas. Brest, donde los alemanes utilizaron las antiguas fortificaciones y agregaron numerosos puntos fuertes y nidos de resistencia, fue probablemente una de las fortalezas más protegidas de Francia. Lorient, una de las bases de submarinos más importantes del Atlántico, también estaba fuertemente fortificada. La desembocadura del Loira estaba cubierta por una serie de baterías de artillería, y en St. Nazaire una enorme fortaleza naval ocupaba ambos lados del río para protegerse de las incursiones navales contra los corrales de submarinos y el dique seco más grande del mundo.

El resto de la costa atlántica francesa, bajo el Primer Ejército, incluía fortificaciones en La Pallice-La Rochelle. Se construyó un Verteidigungsbereich que incluía no solo el área alrededor de la ciudad y el puerto, sino también las islas de Ré y Oleron. Pocas de las baterías a lo largo de la costa del Primer Ejército pesaban más de 155 mm. El punto más fuertemente fortificado era la desembocadura de la Gironda, que tenía una fortaleza a cada lado para proteger el puerto de Burdeos.

Sobre el papel, el Muro Atlántico parecía más que formidable, parecía inexpugnable. Si tanto los alemanes como los aliados creían que era así, no es difícil imaginar por qué.

Obstáculos al desarrollo de la muralla atlántica

Los programas de construcción alemanes se desaceleraron durante la segunda mitad de 1943. Parte de la razón se debió al cambio de trabajadores de OT a otros proyectos, incluidas las reparaciones de presas bombardeadas en el Ruhr y la construcción de una mina de bauxita en el sur de Francia.

El desarrollo del Muro también se vio afectado ya que OT favoreció centrarse en la construcción de grandes proyectos de defensa únicos porque no tenía suficientes vehículos de motor para trasladar hombres y equipos de un lugar a otro. Esta falta de vehículos también hizo que los funcionarios de OT se mostraran reacios a emprender proyectos lejos de los principales centros de suministro y de las líneas de ferrocarril. El Ejército no tenía control directo sobre OT, por lo que los planificadores del Ejército solo podían sugerir proyectos.

La construcción también se vio afectada por las fricciones entre servicios entre el Ejército y la Armada sobre el posicionamiento y el mando de las baterías de artillería costera durante 1941 y principios de 1942. La Directiva No. 40 aclaró que Ob West debía seleccionar un comandante para cada sector costero. En la mayoría de los casos, esto significó que se puso a cargo a un comandante de la división del Ejército local, pero en ciertas áreas, especialmente en los puntos fuertes navales, los oficiales de la Kriegsmarine asumieron el control.

Evaluación de Von Rundstedt del Muro Atlántico

Durante 1943, Ob West ordenó la creación de posiciones hasta 15 kilómetros detrás de las defensas costeras. Las defensas existentes se extendían a no más de tres a cinco kilómetros de profundidad, incluso en los sectores más fuertemente defendidos. Von Rundstedt no estaba de acuerdo con Hitler, quien esperaba que el enemigo fuera destruido en el lugar de aterrizaje, ya sea derrotándolo antes de que lograra un punto de apoyo o, en su defecto, lanzando un contraataque inmediato. El mariscal de campo no creía que la invasión inicial sería aplastada en las playas y consideró que las fuerzas móviles de reserva deberían poder concentrarse y derrotar al enemigo después de que se moviera tierra adentro.

Para lograr esto, von Rundstedt quería crear posiciones secundarias, que consistirían principalmente en puntos de apoyo y puntos fuertes que podrían usarse para contener al enemigo y dar tiempo para una contraofensiva efectiva. Sin embargo, no se asignó suficiente mano de obra a la construcción de estos puestos secundarios y, por lo tanto, la construcción avanzó muy lentamente.

Una de las claves que afectó el desarrollo de Atlantikwall fue el informe de situación de von Rundstedt al Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas (OKW) del 28 de octubre de 1943, un informe crítico que citaba una serie de deficiencias del Muro y las defensas del Reich en Occidente. .

El informe de Von Rundstedt evaluó cómo la Wehrmacht podría hacer un mejor uso de sus defensas cuando se enfrentara a un enemigo que poseía superioridad tanto naval como aérea. A pesar de que las fortificaciones permanentes, construidas con hormigón e instalaciones bien construidas, camufladas y de campo, eran esenciales para obstaculizar la batalla, von Rundstedt advirtió que el Alto Mando alemán no debe engañarse pensando que estos obstáculos hacen que el Muro Atlántico sea inexpugnable. . Sintió que al hacer que sus fuerzas fueran más móviles podría minimizar la probabilidad de un éxito aliado en Occidente. El informe también enfatizó la necesidad de más personal mejor equipado.

En términos de números, von Rundstedt declaró que la fuerza de las formaciones Kriegsmarine y Luftwaffe era claramente insuficiente para contrarrestar la creciente superioridad aérea y marítima de los Aliados. Además, las unidades de artillería naval y de la fuerza aérea, cuyas tripulaciones trabajaban en estrecha colaboración con el Ejército, carecían de munición y equipo suficientes.

Afirmó que las unidades del Ejército disponibles eran débiles y necesitaban ser revitalizadas, y que había demasiada área para cubrir con las fuerzas disponibles. En octubre de 1942, se habían desplegado 22 divisiones de infantería a lo largo de la costa. Todas estas unidades estaban bien equipadas y la mayoría de ellas tenían tres regimientos totalmente entrenados y una dotación completa de 36 piezas de artillería. En reserva había siete divisiones panzer y motorizadas de excelente calidad, más seis divisiones de infantería más.

En octubre de 1943, aunque ahora 27 divisiones estaban estacionadas a lo largo de la costa atlántica, más 400 millas de la costa mediterránea francesa, muchas de las formaciones eran demasiado débiles en artillería y consistían en solo dos regimientos de infantería inexpertos y en gran parte inmóviles. De las fuerzas de reserva, las seis divisiones panzer y motorizadas todavía estaban en proceso de formación o se estaban reacondicionando después del servicio en el frente ruso. Las siete unidades de infantería en el interior consistían en sólo dos divisiones de reserva de valor marginal, dos divisiones formadas y tres regimientos reforzados.

Von Rundstedt concluyó su informe afirmando que las divisiones que manejaban la costa tenían que ser reforzadas al complemento normal de tres regimientos, era necesario proporcionar suficientes armas antitanques, se debía agregar personal de suministros adecuado y, finalmente, partes sustanciales de estas divisiones. necesitaba más vehículos para ser móviles.

La costa como principal línea de resistencia

El 3 de noviembre de 1943, una semana después de la presentación del informe de von Rundstedt, Hitler emitió la Directiva No. 51, que resultó en una oleada de actividad entre los planificadores alemanes durante los dos últimos meses de 1943. Ob West hizo planes para hacer que las divisiones costeras fueran móviles , así como para mejorar las formaciones panzer en el teatro.

También se estableció un ambicioso programa de construcción para 1944 que incluía la construcción y mejora de numerosas fortificaciones permanentes y de campo. La Kriegsmarine también tomó medidas para agregar más barcos, minas y piezas de artillería a su arsenal defensivo.

Después de una gira de inspección de las defensas costeras alemanas según lo dirigido por el Führer, el mariscal de campo Erwin Rommel fue asignado al mando del Grupo de Ejércitos B, subordinado a Ob West, que cubría las costas de Francia, Bélgica y Holanda, y el trabajo en el Muro Atlántico tomó una nueva decisión. dirección y mayor urgencia. Se iban a cerrar las brechas entre las zonas de defensa. En ese momento, los trabajos de construcción importantes en grandes estructuras de hormigón, como los corrales submarinos, casi habían llegado a su fin, pero la cantidad de mano de obra de OT y RAD (Reichsarbeitdienst - el Servicio Nacional de Trabajo) y la disponibilidad de materiales de construcción fue severamente restringido.

Los daños causados ​​por la campaña de bombardeos aliados en 1944 habían aumentado la demanda de mano de obra y material en el hogar para reparaciones y mantenimiento de la infraestructura, dejando poco para Occidente. Los ataques aéreos de los aliados contra las líneas de transporte y los centros de comunicaciones también impidieron que los pocos recursos disponibles llegaran a Occidente de manera oportuna. Gran parte del hormigón disponible también se destinó a la construcción de sitios de lanzamiento de armas V. A pesar de esto, Rommel pudo llevar la construcción a niveles no vistos desde mediados de 1943.

Para Rommel, la principal línea de resistencia tenía que ser la costa. El enemigo invasor debía participar en la fuerza en o cerca de la costa y se le impedía establecer una cabeza de playa. Para lograr esto, Rommel abogó por una serie de medidas, incluido el uso extensivo de minas navales y terrestres, obstáculos en las playas, así como continuar fortaleciendo los puntos fuertes. Además, las divisiones Panzer debían colocarse lo más adelante posible para que pudieran lanzar un contraataque inmediato contra cualquier asalto aliado importante.

Rommel y von Rundstedt se dieron cuenta de que si el Muro Atlántico tenía alguna posibilidad de éxito, tendrían que hacer más que solo fortalecer las fortificaciones costeras existentes: necesitarían una mejora sustancial en el número y la calidad del personal y las armas. Cualquiera de estas empresas presentaba una tarea formidable en esta etapa de la guerra.

A pesar de ello, lograron realizar avances considerables durante los primeros cinco meses de 1944, y las mejoras habrían sido mayores si no hubiera habido demandas de otros proyectos prioritarios y una serie de crisis en otros teatros.

Más de 4.600 nuevas fortificaciones

La acumulación fue más notable en términos de fortificaciones costeras. Un plan consistió en mejorar las defensas permanentes existentes. Un segundo programa consistió en construir un sistema de defensas secundarias entre 15 y 25 millas tierra adentro desde la costa. Y un tercer programa, con el que Rommel se asoció más estrechamente, pedía un aumento sustancial en el número de fortificaciones de campo que se colocaban en las playas o cerca de ellas, convirtiendo así al Muro en un sistema integral de fortificaciones.


¿Qué fue el Muro Atlántico y cuándo se construyó? - Historia

Por Allyn Vannoy

La imagen popular del Muro Atlántico de Hitler (Atlantikwall) es una de enormes búnkeres y enormes piezas de artillería empotradas en casamatas de hormigón que se extienden a lo largo de la costa del Reich. Fue todo menos eso.

Sin embargo, aunque no era una serie continua de estructuras defensivas, o tan formidable como pensaban los planificadores aliados, el Muro les dio una pausa al planificar el asalto a la Fortaleza de Europa.

Tres elementos constituían las defensas de Alemania a lo largo de la costa atlántica: potencia de fuego, fortificaciones y mano de obra. Sin embargo, ninguno de estos podría haber sido eficaz sin un liderazgo adecuado.

Construyendo el muro

Gran parte de la letalidad del Muro solo se agregó en los seis meses anteriores al aterrizaje del Día D, debido a los esfuerzos de dos hombres: los mariscales de campo von Rundstedt y Rommel.
[text_ad]

El Muro incluía unas 15.000 estructuras de hormigón armado: búnkeres de municiones, búnkeres antiaéreos, refugios para tropas, búnkeres de combate de infantería y artillería, búnkeres de comunicaciones, búnkeres de depósito para almacenar suministros y armas servidas por la tripulación, búnkeres de cuartel general de combate con alojamiento para el personal, observación y mando. búnkeres, puestos de control de fuego de baterías y búnkeres de apoyo para maquinaria, reflectores y generadores de energía.

Los propios alemanes llegaron a pensar en el Muro principalmente como la parte de las costas holandesa, belga y francesa, mientras que las defensas a lo largo de las costas noruegas, danesas y alemanas del Mar del Norte consistían principalmente en una serie de fortalezas separadas o emplazamientos de armas fuertemente protegidos.

El núcleo del Muro eran sus baterías de cañones costeros. El número de baterías desplegadas en 1944 incluía 22 en la Bahía Helgoland de Alemania, con 78 cañones de más de 150 mm 70 baterías a lo largo de la costa danesa con 293 cañones de gran calibre 225 baterías en Noruega con aproximadamente 1000 cañones de 100 mm o más de calibre (42 de ellos de 240 mm o más grandes) y 343 baterías a lo largo de la costa francesa, que incluían 1348 cañones de 150 mm o más.

Se construyeron unas 495 casamatas de artillería u otros emplazamientos para artillería pesada de 150 mm o más en el área del XV Ejército Alemán, al norte del río Sena alrededor de 200 en el área del Séptimo Ejército (Normandía y Bretaña) y 65 en el área del Primer Ejército. a lo largo del Golfo de Vizcaya. Las baterías incluían más de dos docenas de diferentes calibres de armas que iban desde 76 mm a 406 mm. Muchos fueron cañones franceses capturados, pero también incluyeron rusos, británicos, checos, yugoslavos y holandeses.

Tres fases de la muralla atlántica

El Muro Atlántico evolucionó en fases a medida que la guerra adquirió circunstancias cambiantes para Alemania. La primera, o fase anterior al Muro, duró desde finales del verano de 1940 hasta diciembre de 1941, cuando los reveses en el Frente Oriental obligaron a Hitler a alterar su calendario para la guerra. Los esfuerzos defensivos se limitaron principalmente a proteger las bases submarinas y a protegerse contra posibles incursiones de comandos británicos.

La segunda fase duró desde diciembre de 1941 hasta el 28 de octubre de 1943 y estuvo marcada por la creación del concepto del Muro Atlántico. Implicaba el establecimiento de un sistema de fortificaciones que permitiría a la Wehrmacht liberar tropas para tareas en otros lugares: instalaciones defensivas y potencia de fuego que sustituyera a la mano de obra.

La tercera fase comenzó en octubre de 1943, tras el informe de situación del mariscal de campo Gerd von Rundstedt al Führer sobre las defensas de Occidente, y duró hasta el desembarco de Normandía en junio de 1944. Para entonces, los alemanes, a pesar de sus recursos menguantes, habían reunido un fuerza bastante impresionante detrás de una línea sustancialmente mejorada de defensas costeras, un sistema que esperaban sería suficiente para hacer retroceder una invasión.

El tercer elemento del Muro Atlántico era la mano de obra o las unidades desplegadas para defenderlo. Desde 1940 hasta 1941, el Grupo de Ejércitos D, bajo el mando del mariscal de campo Erwin von Witzleben, tenía un pequeño número de divisiones estacionadas en los Países Bajos, Bélgica y la Francia ocupada.

& # 8220A Muro de propaganda & # 8221

En la primavera de 1942, cuando el mariscal de campo von Rundstedt asumió el mando, el número de divisiones en el área comenzó a aumentar, sin embargo, muchas de las unidades fueron enviadas allí principalmente para descansar y reconstruirse después de sufrir grandes pérdidas en el frente oriental.

Von Rundstedt se quejó de que el Muro Atlántico no era más que un gigantesco farol, un "muro de propaganda". Después de la guerra, hizo una serie de comentarios condenatorios sobre el Muro Atlántico: "El enemigo probablemente sabía más sobre él que nosotros mismos". Creía que era una barrera formidable desde el Escalda hasta el Sena, "pero más allá de eso, uno solo tiene que mirarlo por sí mismo en Normandía para ver qué basura era".

También describió el Muro al sur de la Gironda hacia la frontera española como "una situación lúgubre" porque "realmente no había nada allí". Apesadumbrado, declaró que, "No es suficiente construir algunos pastilleros. Uno necesita una defensa en profundidad ".

Von Rundstedt estaba menos preocupado por los tramos de playa no fortificados que por el número y la calidad de sus tropas para defender el muro y la fuerza de sus reservas. "Además", dijo, "faltaban las fuerzas necesarias; no podríamos haberlas tripulado, incluso si las fortificaciones hubieran estado allí".

Con unas pocas excepciones, las divisiones costeras tenían menos de su fuerza completa y eran de calidad inferior, compuestas por jóvenes no entrenados, hombres de alrededor de 30 años o más y otros considerados no aptos para el servicio de combate de primera línea. Fueron complementados por Volksdeutsche, alemanes étnicos de toda Europa, y no alemanes reclutados en los territorios ocupados, así como prisioneros de guerra soviéticos.

Los alemanes publicaban a menudo fotografías de sus fortificaciones del Muro Atlántico con fines de propaganda con la esperanza de disuadir a los aliados de invadir. Esta espectacular foto de un cañón naval de 406 mm en Battery Lindemann, entre Calais y Cap Blanc-Nez, apareció en Signal, la revista del ejército alemán.

Las tropas extranjeras ingresadas en las fuerzas alemanas desde Rusia, llamadas Osttruppen, incluían varios grupos étnicos: cosacos, armenios, georgianos, ucranianos, azerbaiyanos y turcomanos. Fueron formados en batallones separados por religión y etnia y puestos bajo el mando de oficiales alemanes, y generalmente fueron tratados como soldados de segunda clase. A fines de 1943, había uno o dos batallones Ost en casi todas las unidades costeras alemanas.

Las armas y el equipo de las divisiones costeras también eran inferiores a los de primera clase, gran parte de ellos fabricados en el extranjero y obsoletos. También hubo una grave escasez de tanques, y muchas unidades fueron designadas como "divisiones estáticas", ya que carecían incluso de transporte tirado por caballos.

Para empeorar las cosas, von Rundstedt comandó solo tropas del ejército; no tenía autoridad sobre los pocos activos de la Luftwaffe y Kriegsmarine en el oeste, o sobre las unidades de las Waffen-SS.

Comienza la construcción

El trabajo preliminar comenzó en el Muro Atlántico a fines del verano de 1940 cuando la Luftwaffe y la Kriegsmarine establecieron defensas en puertos y aeródromos clave para proteger las instalaciones de la Operación Sea Lion, la invasión planeada de Gran Bretaña, de ataques aéreos y posibles bombardeos navales. El Ejército también llevó baterías pesadas al Paso de Calais con órdenes de despejar caminos libres de minas para el cruce de invasión planeado y proteger la zona costera.

Durante septiembre de 1940, comenzó la construcción del primero de tres grandes búnkeres con cúpula de concreto para cañones de ferrocarril pesado en el área de Pas de Calais. Estos búnkeres se construyeron con puertas blindadas y eran lo suficientemente grandes como para albergar dos cañones de 280 mm y una locomotora.

Uno de esos búnkeres estaba situado al noroeste de Calais, a aproximadamente un kilómetro de la costa. Otro estaba ubicado en Vallée Heureuse, a unos cuatro kilómetros al este de Marquise, casi a medio camino entre Calais y Boulogne, a unos seis kilómetros de la costa. Un tercero se colocó a un kilómetro al norte de Wimereux, cinco kilómetros al norte de Boulogne, cerca de la costa. Un cuarto búnker, más grande que los demás, se construyó más tarde para albergar una batería de cañones de riel no lejos del primer búnker de cúpula cerca de Calais.

Cuando las armas fueron transferidas desde las posiciones costeras alemanas a lo largo del Mar del Norte y el Báltico, y desde el Westwall que protege la frontera, los primeros soportes de hormigón se completaron en noviembre de 1940. La mayoría de estas armas se instalaron en enormes casamatas o se montaron en emplazamientos de hormigón. Los cañones navales pesados ​​se montaron en torretas y algunos se colocaron en casamatas de hormigón con sus torretas. También se construyeron búnkeres de apoyo defensivo o de combate de protección y búnkeres de municiones para dar servicio a las armas.

El trabajo técnico en las instalaciones y estructuras estuvo a cargo de la Organización Todt (OT), un grupo de ingeniería civil y militar responsable del diseño y construcción del sistema Autobahn de antes de la guerra y del Westwall (Línea Siegfried) a lo largo de la frontera franco-alemana. Más tarde, OT fue absorbido por el Ministerio de Armamento y Producción de Guerra (Reichsministerium für Rüstung und Kriegsproduktion).

El trabajo de construcción a lo largo de la costa en 1941 se dedicó principalmente a la construcción de baterías costeras y bases de submarinos. La mayor parte del hormigón utilizado se destinó a corrales submarinos y la segunda mayor cantidad a aeródromos e instalaciones de la Luftwaffe.

El 28 de marzo de 1942, la Directiva N ° 40 del Führer pedía la creación del Muro Atlántico. Se iban a colocar baterías costeras de largo alcance para proteger puertos importantes, así como objetivos militares e industriales en las zonas costeras. Además de prevenir los desembarcos, también se dio importancia a la protección de las entradas al mar de las vías navegables protegidas. La preocupación era que cualquier interrupción del transporte costero podría tener graves consecuencias.

Stützpunkt-gruppen

Von Rundstedt, el comandante del ejército alemán en el Oeste - Ob West (Oberbefehlshaber West), emitió órdenes durante mayo de 1942, basadas en la Directiva No. 40, que estableció la organización de las defensas costeras en una jerarquía desde Festungen (fortalezas) con cañones pesados ​​y superpesados ​​colocados en estructuras de hormigón armado, luego Verteidigungsbereiche (sector de defensa), seguido de Stützpunkt-gruppen (grupo de puntos fuertes), Stützpunkt (puntos fuertes), hasta Widerstandnester (nido de resistencia, o WN).

Un "grupo de puntos fuertes" consistía en dos o más puntos fuertes de infantería o artillería. Un punto fuerte de infantería consistía en varias posiciones de infantería con armas servidas por la tripulación, mientras que los puntos fuertes de artillería consistían en una batería de artillería o armas antiaéreas.

El punto fuerte incluía trabajos de hormigón para varios tipos de armas, almacenamiento de municiones, puestos de mando y refugios para tropas. Los puntos fuertes grandes podrían incluir tipos de búnkeres más especializados, como instalaciones médicas o un centro de comunicaciones. Los puntos fuertes fueron diseñados para una defensa completa, protegidos con obstáculos de alambre de púas y campos de minas. Normalmente estaban ocupados por un pelotón reforzado, algunos por formaciones del tamaño de una compañía. Estas posiciones estaban provistas de suministros suficientes para operar durante aproximadamente dos semanas sin reabastecimiento. Un grupo de puntos fuertes generalmente podría acomodar una fuerza del tamaño de un batallón y tener suficientes provisiones para mantener las operaciones hasta por cuatro semanas.

El diseño y las estructuras variaron entre los puntos fuertes. Un grupo de puntos fuertes consistía en una posición de infantería con una casamata de cañón de 88 mm, una casamata de cañón de 75 mm, una casamata de cañón antitanque de 50 mm, tres Tobruk o Ringstände (una pequeña posición circular abierta, excavada al ras del suelo y camuflada) emplazamientos de mortero, dos posiciones de campo para morteros, dos búnkers de ametralladoras, tres Tobruks para ametralladoras, un emplazamiento de hormigón para ametralladoras y 10 posiciones de campo para ametralladoras. Además de las minas y el alambre de púas, el grupo incluyó un muro antitanque que impedía la salida de la playa.

Más de un cuarto de millón de trabajadores extranjeros, como estos turcos que unían barras de acero de refuerzo, proporcionaron gran parte de la mano de obra para construir las fortificaciones.

Otra posición de infantería de punto fuerte consistía en una torreta de tanque Renault montada en un búnker de concreto, dos posiciones de campo para cañones de 75 mm, cuatro emplazamientos de mortero de hormigón, una posición de campo para una ametralladora, otra para un cañón antiaéreo y seis lanzallamas estacionarios, todos rodeados por una variedad de minas y barreras de alambre.

En contraste, una posición de artillería de punto fuerte incluía cinco emplazamientos de hormigón para cañones de 155 mm, seis emplazamientos de campo para cañones de 75 a 155 mm, un puesto de observación, dos posiciones de mortero de hormigón, siete Tobruks para ametralladoras y un reflector.

El Widerstandnester era la posición defensiva más pequeña. Se puede encontrar solo o como parte de un sector de defensa o fortaleza. Los nidos de la resistencia incluían posiciones de infantería guarnecidas por uno o dos escuadrones de infantería con suministros suficientes para resistir durante una semana. Pueden incluir al menos un cañón antitanque, varias posiciones de ametralladora y mortero y, por lo general, algunos búnkeres de hormigón. Fueron configurados para una defensa integral con alambre de púas, campos de minas y trincheras.

Fortalecimiento de la costa después de Dieppe

En agosto de 1942, la 2.ª División de Infantería canadiense y los comandos británicos asaltaron el puerto francés de Dieppe en una incursión a gran escala. Si bien la incursión no logró muchos de sus objetivos y sufrió grandes pérdidas, hizo que Hitler dirigiera cambios en el número de posiciones del Muro Atlántico. Ordenó la finalización de 15.000 puestos antes del verano de 1943, pero los ingenieros de OT informaron que solo el 40 por ciento de este número podría lograrse para la fecha prevista. Para diciembre de 1942, se habían completado alrededor de 5.000 estructuras, y para junio de 1943 el número llegaría a más de 8.000.

La construcción avanzó a buen ritmo. En abril de 1943, se vertió siete veces más hormigón en los sitios del Muro Atlántico que en mayo de 1942 (780.000 frente a 110.000 metros cúbicos), un mes en el que se había duplicado la cantidad desde marzo de 1942 (50.000 metros cúbicos).Pero la construcción de corrales de submarinos consumió de 80 a 130.000 metros cúbicos al mes durante este período, a pesar de las quejas del Ejército.

Cada uno de los 15 sectores de defensa en Europa Occidental se centró en lugares clave. En Francia, estos incluyeron Royen, La Pallice-La Rochelle, St. Nazaire, Lorient, Brest, St. Malo, Le Havre, Boulogne, Calais y Dunkerque.

Ostende sirvió como el sector de defensa clave en Bélgica. En la costa belga, el área alrededor de Zeebrügge estaba fuertemente protegida por varias baterías pesadas que incluían cañones de 155 mm, 170 mm, 203 mm y 280 mm.

Los sectores de defensa costera holandesa incluían Vlissingen, que abarcaba las islas del estuario del Escalda, el Gancho de Holanda (Hoek van Holland), Ijmuiden y Den Helder, y contenían algunas de las defensas más pesadas del Muro. Verteidigungsbereiche Den Helder tenía dos baterías de cañones de 120 mm, una batería de cañones franceses de 194 mm y varios cañones de 105 mm. La siguiente área más fuertemente defendida fue en Ijmuiden, un Festung con varias baterías de cañones navales que van desde 120 mm a 170 mm.

El Dr. Fritz Todt (izquierda) y Albert Speer supervisaron la construcción del Muro Atlántico. Todt murió en la misteriosa explosión de un avión el 8 de febrero de 1942.

El antiguo fuerte de Hoek van Holland contenía varias baterías de 120 mm a 280 mm. Detrás del fuerte, al sur, estaba Battery Brandenburg, que tenía dos cañones de 240 mm en casamatas montadas en torretas. Battery Rozenburg, en la parte trasera de Battery Brandenburg, tenía tres cañones de 280 mm del crucero de batalla Gneisenau, montados individualmente en torretas en casamatas. El punto fuerte de la batería incluía un telémetro montado en una torre de unos 30 metros de altura. También tenía tres búnkeres de municiones, refugios para tropas, búnkeres de reflectores y posiciones para una defensa cercana. La fortaleza en sí incluía alrededor de 14 puntos fuertes y 40 nidos de resistencia. Muchos de los puntos fuertes tenían una batería de artillería y posiciones de apoyo, mientras que la mayoría de los nidos de resistencia consistían en de dos a más de una docena de búnkeres. Los nidos de la resistencia contenían refugios para tropas y búnkeres para una defensa cercana: casamatas para ametralladoras y armas antitanques.

De las islas en la desembocadura de los ríos Scheldt y Rhine, Walchern era la más fuertemente defendida e incluía varias baterías de artillería medianas, así como un par de baterías pesadas.

Los espacios entre los sectores de defensa a lo largo de la línea debían ser cubiertos por grupos de puntos fuertes, puntos fuertes o nidos de resistencia. El área entre la desembocadura del Somme y la frontera belga consistía principalmente en sectores de defensa uno al lado del otro.

El muro atlántico en Francia

Francia tiene la costa más larga y, por tanto, el mayor número de instalaciones. El Paso de Calais, entre Dunkerque y Étaples, era una de las partes del Muro más fuertemente defendidas e incluía tres sectores bajo el LXXXII Cuerpo de Ejército. Un sector incluía Festung Dunkirk con varias baterías pesadas, más de 20 puntos fuertes y más de 10 nidos de resistencia.

En el sector entre Dunkerque y Boulogne, había nueve posiciones con búnkeres de cúpula para cañones ferroviarios pesados, la mayoría de los cuales eran de 280 mm. Además de las armas, había algunas de las artillería súper pesada más grandes de Occidente. Al este de Calais estaba Battery Oldenburg con dos cañones de 240 mm, Bastion II con tres cañones franceses de 194 mm, Battery Prinz Heinrich con dos cañones de 280 mm en las afueras de Calais y Battery Lindemann con tres cañones de 406 mm entre Calais y Cap-Blanc-Nez. Los cañones Lindemann se colocaron individualmente en torretas, protegidos por macizos marcos de hormigón de cuatro metros de espesor. Para 1944, estas armas habían disparado unos 2226 proyectiles contra Dover.

En las cercanías de Gris Nez se encontraba el enorme Battery Todt con cuatro cañones de 380 mm y el Battery Grosser Kurfürst con cuatro cañones de 280 mm. En Fortress Boulogne había varias baterías, en su mayoría medianas, y Battery Friedrich August tenía tres cañones de 305 mm, más de 20 puntos fuertes y más de 15 nidos de resistencia. Al norte, la fortaleza estaba anclada en la costa por tres puntos fuertes que formaban la posición de La Crèche.

Más abajo en la costa, en el sector del XV Ejército, estaba la fortaleza de Le Havre. Se planeó que su batería más pesada, la batería naval de La Corvée, ubicada en Bléville, en el lado norte de Le Havre, consistiera en tres cañones de 380 mm en casamatas, sin embargo, solo se montó una pieza. La fortaleza consistía en muchos puntos fuertes y nidos de resistencia, incluidos más de 20 nidos de resistencia que formaban Stützpunktgruppe Nord y Ost, que cubrían el lado terrestre de la fortaleza.

Stützpunktgruppe Ost abarcaba una gran área inundada con la mayor parte del área en sus flancos protegida por grandes campos de minas. El frente de Stützpunktgruppe Nord incluía un campo de minas muy grande que recorría la mitad de su longitud, con una zanja antitanque que se extendía desde un lado del campo de minas hasta la costa. Otra zanja antitanque cubrió una brecha entre el primer campo minado y el campo minado del grupo Ost. Stützpunktgruppe Süd cubría la mayor parte de la costa de la fortaleza.

A continuación, en Le Tréport, hubo varios puntos fuertes que incluían dos baterías de tres cañones de 170 mm cada una, así como un radar para la detección de barcos y para el control de fuego de las baterías.

Más al oeste, Battery St. Marcouf, con cañones checos de 210 mm en Crisbecq, protegía el lado este de la península de Cotentin.

Otra fortaleza se construyó alrededor de Cherburgo, uno de los puertos más grandes de Francia. Sus baterías incluían pistolas que variaban en tamaño de 105 mm a 240 mm. Los fuertes antiguos de la ciudad en el muelle se integraron en las defensas alemanas. Los viejos fuertes que rodean la ciudad se utilizaron para formar un cinturón de defensa interior. Fort Roule, en una gran colina que dominaba la ciudad, estaba fuertemente defendido y debajo había una batería de cañones de 105 mm en casamatas construidas en la colina. No fue hasta 1944 que los alemanes comenzaron a trabajar en las defensas en el lado de la tierra, en el cinturón exterior, que iba a servir como la principal línea de defensa. Este cinturón siguió la cresta de las alturas circundantes, sin embargo, solo se completaron una dispersión de posiciones.

No todos los trabajadores estaban dispuestos. Aquí, los trabajadores reclutados de un país ocupado por Alemania se ponen a trabajar en mayo de 1942.

El lado oeste de la península de Cotentin estaba protegido por las Islas del Canal: Guernsey, Jersey y Alderney, que los alemanes le habían quitado a los británicos en 1940. En Guernsey estaba la pesada Batería Mirus con cuatro cañones de 305 mm y algunas baterías con 210 mm. y cañones de 220 mm. Jersey también tenía baterías de obús de 210 mm y una batería de 220 mm, mientras que la batería más pesada de Alderney era una de las armas navales de 170 mm. En el verano de 1944, se construyeron en las islas más de 300 búnkeres para artillería, observación, control de fuego, municiones, ametralladoras y un sistema de túneles. Varios kilómetros de muros antitanque de hormigón y viejos malecones de granito protegían las playas.

El siguiente grupo de fuertes defensas comenzó en Bretaña, cerca de St. Malo. St. Malo, Brest y Lorient eran fortalezas fuertemente defendidas. Brest, donde los alemanes utilizaron las antiguas fortificaciones y agregaron numerosos puntos fuertes y nidos de resistencia, fue probablemente una de las fortalezas más protegidas de Francia. Lorient, una de las bases de submarinos más importantes del Atlántico, también estaba fuertemente fortificada. La desembocadura del Loira estaba cubierta por una serie de baterías de artillería, y en St. Nazaire una enorme fortaleza naval ocupaba ambos lados del río para protegerse de las incursiones navales contra los corrales de submarinos y el dique seco más grande del mundo.

El resto de la costa atlántica francesa, bajo el Primer Ejército, incluía fortificaciones en La Pallice-La Rochelle. Se construyó un Verteidigungsbereich que incluía no solo el área alrededor de la ciudad y el puerto, sino también las islas de Ré y Oleron. Pocas de las baterías a lo largo de la costa del Primer Ejército pesaban más de 155 mm. El punto más fuertemente fortificado era la desembocadura de la Gironda, que tenía una fortaleza a cada lado para proteger el puerto de Burdeos.

Sobre el papel, el Muro Atlántico parecía más que formidable, parecía inexpugnable. Si tanto los alemanes como los aliados creían que era así, no es difícil imaginar por qué.

Obstáculos al desarrollo de la muralla atlántica

Los programas de construcción alemanes se desaceleraron durante la segunda mitad de 1943. Parte de la razón se debió al cambio de trabajadores de OT a otros proyectos, incluidas las reparaciones de presas bombardeadas en el Ruhr y la construcción de una mina de bauxita en el sur de Francia.

El desarrollo del Muro también se vio afectado ya que OT favoreció centrarse en la construcción de grandes proyectos de defensa únicos porque no tenía suficientes vehículos de motor para trasladar hombres y equipos de un lugar a otro. Esta falta de vehículos también hizo que los funcionarios de OT se mostraran reacios a emprender proyectos lejos de los principales centros de suministro y de las líneas de ferrocarril. El Ejército no tenía control directo sobre OT, por lo que los planificadores del Ejército solo podían sugerir proyectos.

La construcción también se vio afectada por las fricciones entre servicios entre el Ejército y la Armada sobre el posicionamiento y el mando de las baterías de artillería costera durante 1941 y principios de 1942. La Directiva No. 40 aclaró que Ob West debía seleccionar un comandante para cada sector costero. En la mayoría de los casos, esto significó que se puso a cargo a un comandante de la división del Ejército local, pero en ciertas áreas, especialmente en los puntos fuertes navales, los oficiales de la Kriegsmarine asumieron el control.

Otra vista de uno de los cañones navales de 406 mm mientras se instala en Battery Lindemann. El arma tenía un alcance de entre 29 y 34 millas.

Von Rundstedt & # 8217s Evaluación del Muro Atlántico

Durante 1943, Ob West ordenó la creación de posiciones hasta 15 kilómetros detrás de las defensas costeras. Las defensas existentes se extendían a no más de tres a cinco kilómetros de profundidad, incluso en los sectores más fuertemente defendidos. Von Rundstedt no estaba de acuerdo con Hitler, quien esperaba que el enemigo fuera destruido en el lugar de aterrizaje, ya sea derrotándolo antes de que lograra un punto de apoyo o, en su defecto, lanzando un contraataque inmediato. El mariscal de campo no creía que la invasión inicial sería aplastada en las playas y consideró que las fuerzas móviles de reserva deberían poder concentrarse y derrotar al enemigo después de que se moviera tierra adentro.

Para lograr esto, von Rundstedt quería crear posiciones secundarias, que consistirían principalmente en puntos de apoyo y puntos fuertes que podrían usarse para contener al enemigo y dar tiempo para una contraofensiva efectiva. Sin embargo, no se asignó suficiente mano de obra a la construcción de estos puestos secundarios y, por lo tanto, la construcción avanzó muy lentamente.

Una de las claves que afectó el desarrollo de Atlantikwall fue el informe de situación de von Rundstedt al Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas (OKW) del 28 de octubre de 1943, un informe crítico que citaba una serie de deficiencias del Muro y las defensas del Reich en Occidente. .

El informe de Von Rundstedt evaluó cómo la Wehrmacht podría hacer un mejor uso de sus defensas cuando se enfrentara a un enemigo que poseía superioridad tanto naval como aérea. A pesar de que las fortificaciones permanentes, construidas con hormigón e instalaciones bien construidas, camufladas y de campo, eran esenciales para obstaculizar la batalla, von Rundstedt advirtió que el Alto Mando alemán no debe engañarse pensando que estos obstáculos hacen que el Muro Atlántico sea inexpugnable. . Sintió que al hacer que sus fuerzas fueran más móviles podría minimizar la probabilidad de un éxito aliado en Occidente. El informe también enfatizó la necesidad de más personal mejor equipado.

En términos de números, von Rundstedt declaró que la fuerza de las formaciones Kriegsmarine y Luftwaffe era claramente insuficiente para contrarrestar la creciente superioridad aérea y marítima de los Aliados. Además, las unidades de artillería naval y de la fuerza aérea, cuyas tripulaciones trabajaban en estrecha colaboración con el Ejército, carecían de munición y equipo suficientes.

Afirmó que las unidades del Ejército disponibles eran débiles y necesitaban ser revitalizadas, y que había demasiada área para cubrir con las fuerzas disponibles. En octubre de 1942, se habían desplegado 22 divisiones de infantería a lo largo de la costa. Todas estas unidades estaban bien equipadas y la mayoría de ellas tenían tres regimientos totalmente entrenados y una dotación completa de 36 piezas de artillería. En reserva había siete divisiones panzer y motorizadas de excelente calidad, más seis divisiones de infantería más.

En octubre de 1943, aunque ahora 27 divisiones estaban estacionadas a lo largo de la costa atlántica, más 400 millas de la costa mediterránea francesa, muchas de las formaciones eran demasiado débiles en artillería y consistían en solo dos regimientos de infantería inexpertos y en gran parte inmóviles. De las fuerzas de reserva, las seis divisiones panzer y motorizadas todavía estaban en proceso de formación o se estaban reacondicionando después del servicio en el frente ruso. Las siete unidades de infantería en el interior consistían en sólo dos divisiones de reserva de valor marginal, dos divisiones formadas y tres regimientos reforzados.

Una casamata tipo 671, sosteniendo una pistola de 105 mm, disfrazada para parecer una casa junto al mar. Tenga en cuenta los detalles de las falsas ventanas, cortinas, balaustradas y piedras angulares.

Von Rundstedt concluyó su informe afirmando que las divisiones que manejaban la costa tenían que ser reforzadas al complemento normal de tres regimientos, era necesario proporcionar suficientes armas antitanques, se debía agregar personal de suministros adecuado y, finalmente, partes sustanciales de estas divisiones. necesitaba más vehículos para ser móviles.

La costa como principal línea de resistencia

El 3 de noviembre de 1943, una semana después de la presentación del informe de von Rundstedt, Hitler emitió la Directiva No. 51, que resultó en una oleada de actividad entre los planificadores alemanes durante los dos últimos meses de 1943. Ob West hizo planes para hacer que las divisiones costeras fueran móviles , así como para mejorar las formaciones panzer en el teatro.

También se estableció un ambicioso programa de construcción para 1944 que incluía la construcción y mejora de numerosas fortificaciones permanentes y de campo. La Kriegsmarine también tomó medidas para agregar más barcos, minas y piezas de artillería a su arsenal defensivo.

Después de una gira de inspección de las defensas costeras alemanas según lo dirigido por el Führer, el mariscal de campo Erwin Rommel fue asignado al mando del Grupo de Ejércitos B, subordinado a Ob West, que cubría las costas de Francia, Bélgica y Holanda, y el trabajo en el Muro Atlántico tomó una nueva decisión. dirección y mayor urgencia. Se iban a cerrar las brechas entre las zonas de defensa. En ese momento, los trabajos de construcción importantes en grandes estructuras de hormigón, como los corrales submarinos, casi habían llegado a su fin, pero la cantidad de mano de obra de OT y RAD (Reichsarbeitdienst - el Servicio Nacional de Trabajo) y la disponibilidad de materiales de construcción fue severamente restringido.

Los daños causados ​​por la campaña de bombardeos aliados en 1944 habían aumentado la demanda de mano de obra y material en el hogar para reparaciones y mantenimiento de la infraestructura, dejando poco para Occidente. Los ataques aéreos de los aliados contra las líneas de transporte y los centros de comunicaciones también impidieron que los pocos recursos disponibles llegaran a Occidente de manera oportuna. Gran parte del hormigón disponible también se destinó a la construcción de sitios de lanzamiento de armas V. A pesar de esto, Rommel pudo llevar la construcción a niveles no vistos desde mediados de 1943.

Después de que el mariscal de campo Erwin Rommel (con batuta) fuera designado para comandar el Grupo de Ejércitos B a finales de 1943, tenía la responsabilidad de defender 1.300 millas de costa.

Para Rommel, la principal línea de resistencia tenía que ser la costa. El enemigo invasor debía participar en la fuerza en o cerca de la costa y se le impedía establecer una cabeza de playa. Para lograr esto, Rommel abogó por una serie de medidas, incluido el uso extensivo de minas navales y terrestres, obstáculos en las playas, así como continuar fortaleciendo los puntos fuertes. Además, las divisiones Panzer debían colocarse lo más adelante posible para que pudieran lanzar un contraataque inmediato contra cualquier asalto aliado importante.

Rommel y von Rundstedt se dieron cuenta de que si el Muro Atlántico tenía alguna posibilidad de éxito, tendrían que hacer más que solo fortalecer las fortificaciones costeras existentes: necesitarían una mejora sustancial en el número y la calidad del personal y las armas. Cualquiera de estas empresas presentaba una tarea formidable en esta etapa de la guerra.

A pesar de ello, lograron realizar avances considerables durante los primeros cinco meses de 1944, y las mejoras habrían sido mayores si no hubiera habido demandas de otros proyectos prioritarios y una serie de crisis en otros teatros.

Más de 4.600 nuevas fortificaciones

La acumulación fue más notable en términos de fortificaciones costeras. Un plan consistió en mejorar las defensas permanentes existentes. Un segundo programa consistió en construir un sistema de defensas secundarias entre 15 y 25 millas tierra adentro desde la costa. Y un tercer programa, con el que Rommel se asoció más estrechamente, pedía un aumento sustancial en el número de fortificaciones de campo que se colocaban en las playas o cerca de ellas, convirtiendo así al Muro en un sistema integral de fortificaciones.

En términos de fortificaciones permanentes, los alemanes continuaron concentrando una parte sustancial de su trabajo de construcción pesada cerca de los principales puertos. Hitler llegó a declarar “Fortalezas” (Festungen) a 11 de los puertos el 19 de enero de 1944.

Se destacaron Ijmuiden y el Hook of Holland en los Países Bajos Dunkerque, Boulogne y Le Havre en el sector del XV Ejército a lo largo del Canal Cherburgo, St. Malo, Brest, Lorient y St. Nazaire en la zona del Séptimo Ejército y el río Gironde. ría que conducía a Burdeos en la zona del Primer Ejército.

Durante febrero y marzo, OKW agregó tres más: las Islas del Canal y los puertos de Calais y La Pallice-La Rochelle. La designación como Festung era bastante hueca, ya que la mayoría de ellas ya habían sido declaradas áreas de defensa en 1942 y, por lo tanto, ya se les había prestado una atención considerable.

Tanto dentro de las fortalezas como de los puntos fuertes costeros, las tropas de ingeniería y los trabajadores de OT procedieron a mejorar las posiciones de armas de infantería pesada, los puestos de mando e incluso los nidos de ametralladoras, así como muchas de las baterías de artillería costera que quedaron expuestas. OT también comenzó a mover piezas de artillería para hacer que los cañones fueran menos susceptibles a los bombardeos aéreos y de barcos aliados, y trabajó para camuflar las baterías existentes y construir posiciones ficticias.

Los comandantes locales echaron una mano al reducir la cantidad de horas que las tropas dedicaban al entrenamiento de combate y les hicieron ayudar en los esfuerzos de construcción. Los soldados trabajaron para mejorar los puntos fuertes utilizando diques, canales de barcos y antiguas murallas, llenando los huecos entre ellos con defensas de campo, preparando campos de minas reales y falsos, colocando enredos de alambre de púas y cavando zanjas antitanques.

Mediante la utilización eficaz de los hombres y el material a su disposición, los alemanes lograron avances considerables en la construcción de defensas antes del Día D de los Aliados. Durante los primeros cuatro meses de 1944, la cantidad de metros cúbicos de hormigón colocados por OT se duplicó de 357.000 a 722.100 por mes. Desde 1941 hasta finales de 1943, los alemanes habían erigido unas 8.478 estructuras de hormigón a lo largo del Canal y las costas atlánticas, pero de enero a mayo de 1944 se erigieron más de 4.600 fortificaciones endurecidas, incluidas las de la costa mediterránea francesa.

Rommel & # 8217s Beachhead Obstáculos

Rommel también presentó sus propias ideas sobre los obstáculos de la playa, que debían cubrirse con armas ligeras y medianas y ametralladoras para convertir cada metro de la costa en un campo de batalla. Le dio mucha importancia a la colocación de campos de minas y obstáculos en la playa basándose en las impresiones que le habían dejado las posiciones defensivas británicas a lo largo de la Línea de Gazala en Libia en 1942.

Rommel promovió un programa que hizo hincapié en el uso de obstáculos de campo, que von Rundstedt apoyó, e incluyó una variedad de medidas para interrumpir un desembarco aliado, como colocar un gran número de minas terrestres, inundar áreas bajas y colocar obstáculos costeros y altos. estacas llamadas “espárragos Rommel” justo detrás de la costa.

Incluso el hormigón armado de varios metros de espesor era a menudo una defensa insuficiente. Aquí, varios soldados alemanes yacen muertos dentro de los dormitorios subterráneos en la fortaleza de Cherburgo, el 27 de junio de 1944.

Estos últimos eran simples dispositivos antiaéreos y antideslizantes hechos de un poste puntiagudo clavado en el suelo y espaciado de modo que el terreno plano y abierto se convirtiera en un campo de lanzas de madera mortales.

La mejora más importante de Rommel de las defensas del Muro fue el uso de obstáculos en la playa. Colocados a lo largo de las playas, estos obstáculos fueron diseñados para llenar los huecos entre los puntos fuertes, proteger las playas más remotas y retrasar un desembarco aliado, aunque solo sea por un corto tiempo.

Rommel ordenó que se plantaran obstáculos submarinos en tres a seis filas a lo largo de las playas para interrumpir una operación anfibia, ya sea en marea alta o baja.

Los obstáculos consistieron en varios dispositivos. El más simple era una estaca de madera de 8 a 10 pies o un poste de concreto clavado en la arena de la playa y en ángulo hacia el mar. Algunas de las estacas tenían minas o granadas adjuntas, y todas, al sumergirse, podían rasgar el casco de una lancha de desembarco.

Lo mismo sucedía con numerosas estructuras en forma de V en forma de rampa, que los alemanes inclinaban hacia el mar y estaban armados con minas o proyectiles de artillería diseñados para explotar al contacto.

Un tercer tipo de obstáculo fue el tetraedro de hormigón. Este objeto en forma de pirámide tenía seis pies de alto, pesaba casi una tonelada y también se podía extraer para hundir una lancha de desembarco.

Otro obstáculo fue el obstáculo del tanque "erizo". Estaba hecho de tres vigas de acero de siete pies soldadas juntas en el medio de modo que las vigas presentaran tres puntos con un ángulo de 120 grados.

Finalmente, había puertas belgas - estructuras antitanques de acero pesado que se asemejan a puertas, de unos nueve pies de alto y nueve pies de ancho, algunas con minas impermeables adjuntas.

Se ha logrado un enorme progreso. Desde 1941 hasta el 30 de octubre de 1943, los alemanes habían colocado 1.992.895 minas en Occidente hasta el 30 de mayo de 1944, el número había aumentado a 6.508.330. Sin embargo, esta cifra se quedó muy por debajo de la necesidad estimada de Rommel de 50 millones.

A mediados de mayo de 1944, había 517.000 obstáculos costeros en las playas del Canal, 31.000 de ellos equipados con minas. Más lejos en el mar había una variedad de minas navales de aguas poco profundas.

Pero, a principios de junio, solo tres de las seis filas de obstáculos que Rommel quería se habían colocado a lo largo de las playas de Normandía. Esta falta se debió en parte a la escasez de material en abril.

Incremento de personal en el Muro Atlántico

Sin embargo, durante la primera mitad de 1944, hubo un aumento constante de personal. El 4 de octubre de 1943, Ob West enumeró 38 divisiones listas para el combate y 13 divisiones adicionales en proceso de formación. El número de divisiones listas a finales de diciembre aumentó a 41, y se formaron o reacondicionaron siete más. En abril de 1944, la cifra total había subido a 54 divisiones y llegaría a 58 justo antes del Día D.

Cuarenta y seis de las 58 divisiones se ubicaron a lo largo de la costa. El Decimoquinto Ejército tenía 18 el Séptimo Ejército tenía 14 Primer Ejército, en el Golfo de Vizcaya, tenía cuatro el XIX Ejército, en la costa mediterránea francesa, tenía siete y había tres en los Países Bajos dos divisiones de reserva estaban ubicadas en el interior de Francia .

Las 10 divisiones restantes eran formaciones blindadas. Tres divisiones panzer estaban estacionadas al norte del Sena, tres entre los ríos Sena y Loira, y las otras cuatro en el sur de Francia.

Un técnico alemán repara la boca de uno de los grandes cañones navales instalados como parte de las defensas costeras del Canal. Tenga en cuenta los proyectiles revestidos en primer plano.

Estas fuerzas poseían 3.300 piezas de artillería, 1.343 tanques y 1.873.000 soldados. Complementando las fuerzas terrestres se encontraban cinco destructores de la Armada en el Golfo de Vizcaya, cuatro lanchas torpederos, 29 lanchas torpederas a motor y 500 pequeñas lanchas patrulleras y dragaminas. Treinta y cinco pequeños submarinos se ubicaron en Brest y otros puertos atlánticos. La Tercera Flota Aérea de la Luftwaffe tenía 919 aviones, de los cuales 510 estaban operativos a fines de mayo.

El muro atlántico roto

Pero las posibilidades de que Rommel o von Rundstedt reforzaran aún más las defensas del Muro Atlántico estaban llegando a su fin. En el amanecer gris y frío del 6 de junio de 1944, el tiempo se había agotado.

El Muro Atlántico logró al menos un éxito parcial. Casi desde el inicio del Muro, la Wehrmacht consideró la captura aliada de un puerto importante como un requisito previo necesario para sostener un frente de invasión, por lo que, en junio de 1944, los alemanes habían transformado los puertos en fortalezas. Aislados y dependientes de sus propios recursos, muchas de estas sitiadas guarniciones alemanas resistieron tenazmente antes de rendirse finalmente. Estas acciones ayudaron a producir una crisis logística para los aliados durante el verano y el otoño de 1944.

Aunque el Muro era débil en muchos lugares, había suficientes piezas de artillería distribuidas en lugares clave para posiblemente impedir una invasión. Todos los puertos principales estaban defendidos hasta cierto punto contra un ataque desde el mar y la mayoría estaban preparados con una defensa completa. Ninguno de los puertos grandes o medianos era tan vulnerable como para que una fuerza de invasión pudiera capturarlos fácilmente.

Además de causar problemas logísticos después del desembarco, el Muro disuadió a los angloamericanos de atacar directamente el Paso de Calais y los convenció de no emprender una invasión a través del Canal hasta 1944. Con un poco más de tiempo y algunos recursos más, podría han sido mucho peores para los aliados.

Sin embargo, a pesar de todo el dinero, la mano de obra y el esfuerzo invertido, al final, gracias a la información proporcionada por la inteligencia británica y la clandestinidad francesa, un poco de suerte y muchos soldados decididos, los aliados traspasaron el "inexpugnable" Muro Atlántico. en cuestión de horas el 6 de junio de 1944.

Encontraron sus debilidades, las explotaron para clavar cuñas en las aberturas y luego rápidamente forjaron sus cabezas de playa.

Comentarios

Yo, un inglés que vive aquí en Holanda, tengo interés en la construcción y, de hecho, en las demoliciones del AW aquí. Me preguntaba si me vendría a la mente alguna referencia para definir los tipos de búnkers. Entiendo que hay hasta 2k diseños definidos, cada uno con las cantidades de material requeridas, diseño, requisitos de mano de obra, etc.


MURO ​​ATLÁNTICO

Sección transversal de uno de los emplazamientos de armas de Mirus Battery. Dibujo modificado del Informe sobre las fortificaciones alemanas (Oficina del Jefe de Ingenieros, Ejército de los EE. UU., 1944). Los alemanes capturaron cuatro cañones rusos Mle 1914 de 305 mm en Noruega y los instalaron en Battery Mirus en Guernsey en las Islas del Canal. Estas armas provienen de un acorazado ruso rescatado en la década de 1920. Ocho de los cañones habían llegado a Finlandia antes de abril de 1940, pero el barco que los transportaba estaba atrapado en Noruega.

Wn-70, Hamel-au Prêtre, un nido de resistencia sobre la playa de Omaha entre las salidas de Vierville y St Laurent. Tomado de Informe sobre las fortificaciones alemanas (Oficina del Jefe de Ingenieros, Ejército de los EE. UU., 1944).

El Muro Atlántico era una barrera porosa a lo largo de la costa norte de Francia, que se extendía hasta Bélgica y Holanda. Extremadamente fuerte en algunas áreas, era casi inexistente en otras porque Alemania carecía de las tropas para cubrir los cientos de kilómetros requeridos.

Sin embargo, a partir de 1940-41, las fuerzas armadas alemanas y la Organización Todt de batallones de trabajadores comenzaron a cavar fortificaciones y verter hormigón. Desde el agua tierra adentro, el muro estaba formado por obstáculos, minas, alambre de púas, armas automáticas, morteros y artillería. Las armas de fuego indirecto, como morteros y artillería, estaban lo suficientemente alejadas de las playas para evitar que los invasores pudieran verlas directamente sin reconocimiento aéreo.

Por experiencia japonesa, los alemanes sabían que una vez que una fuerza de desembarco estadounidense estaba en tierra, la isla estaba perdida. Del mismo modo, ningún asalto anfibio angloamericano había sido derrotado todavía en el Mediterráneo. Por ello, sin la opción de defensa en profundidad, el mariscal de campo Erwin Rommel determinó que era necesario frenar un desembarco en la playa, sobre todo porque concedía superioridad aérea al enemigo. Las zonas de desembarco más probables eran bien conocidas, tanto en Normandía como en la zona de Pas de Calais, y se defendieron en consecuencia. En junio de 1944, el muro se extendía ochocientas millas con unas nueve mil posiciones fortificadas.

Obstáculos en la playa

Algunas de las defensas más innovadoras fueron los diversos obstáculos desplegados entre las marcas de marea baja y alta. Extendidos de cincuenta a 130 yardas por debajo de la línea de marea alta, todos fueron diseñados para destruir, inhabilitar o obstaculizar las naves de desembarco aliadas.

Las puertas belgas más alejadas al mar ("Elemento C") eran estructuras de acero soldadas en forma de rejillas, como su nombre lo indica. De seis a diez pies de altura y con un peso de más de tres toneladas, estaban sostenidos por detrás por marcos triangulares y montados sobre rodillos de hormigón. Sobresaliendo por encima de la parte superior de la puerta había tres puntas que podrían ser punteadas con minas o dejarse expuestas para arrancar la parte inferior de una lancha de desembarco.

Principalmente destinadas a evitar que las embarcaciones de asalto llegaran a la costa, las puertas también se colocaron a horcajadas sobre las salidas principales que conducían tierra adentro. Los defensores podían disparar a través de las puertas a los atacantes, que casi no podían encontrar cobertura en el lado opuesto.

La siguiente línea defensiva era una serie de postes minados, inclinados hacia el mar con minas Teller unidas a la parte superior. Fueron colocados de doce a diecisiete pies por encima de la marea baja para que una lancha de desembarco que golpeara el poste con la marea alta detonase la mina.

Los terceros obstáculos eran tetraedros, estructuras de troncos en forma de pirámide con hasta tres minas en el tramo hacia el mar, dispuestas a diferentes alturas para tener mejores perspectivas de explotar en la proa o la quilla de una lancha de desembarco.

Finalmente, los erizos eran dispositivos antibloat y antitanque. Por lo general, consistían en tres o cuatro vigas de acero anchas soldadas entre sí, que sobresalían de la arena. Podían empalar una lancha de desembarco o un tanque anfibio y, desplegados tierra adentro, los erizos formaban obstáculos que ningún vehículo podía cruzar. En lugar de una línea continua, a menudo se colocaban de manera aparentemente aleatoria, cuando en realidad las rutas a su alrededor habían sido avistadas por morteros o cañones antitanques.

Bunkers de hormigón

La mayoría de las estructuras de hormigón a lo largo de la costa de Normandía se construyeron según especificaciones estándar. Incluían casamatas masivas que albergaban armas de gran calibre y emplazamientos más pequeños llamados genéricamente "Tobruks" por defensas similares en el norte de África. Casi todos estaban reforzados con barras de acero, y algunos eran lo suficientemente gruesos como para resistir los impactos directos de los bombarderos o buques de guerra aliados.

Los búnkeres, también construidos en su mayoría según las especificaciones estándar, albergaban una amplia variedad de artillería de defensa costera que iba de 100 a 210 mm (ver Artillería, alemán). De los treinta sitios en Normandía, catorce contenían cañones de 105 mm y diez contenían armas de 155 mm.

Sabiendo que tales estructuras llamarían la atención de los aliados, los alemanes construyeron búnkeres ficticios. Carecían de piezas de artillería, pero algunas fueron defendidas por fusileros y ametralladores para convencer a los invasores de su validez como blancos.

Además, se excavaron cientos de posiciones de combate preparadas, unidas por trincheras de comunicaciones, algunas de las cuales estaban bajo tierra. Muchos estaban camuflados tanto hacia el mar como hacia arriba, lo que dificultaba determinar la ubicación exacta y la naturaleza de la defensa desde cualquier distancia. Tales posiciones se denominaron Wiederstandneste o nidos de resistencia. A cada uno se le asignó un número para facilitar la referencia en caso de que uno requiriera refuerzo.

Defensas costeras

El ejército alemán tenía una vasta experiencia con armas automáticas que databan de la Primera Guerra Mundial, y dispuso campos de fuego cuidadosamente calculados desde búnkeres y posiciones abiertas. Las excelentes ametralladoras MG-34 y MG-42 se colocaron para proporcionar una cobertura superpuesta de la mayoría de las playas de desembarco, una técnica bien demostrada en Salvar al soldado Ryan.

En algunas playas se cavaron zanjas antitanques, generalmente tierra adentro de una elevación natural o un malecón. Las zanjas eran lo suficientemente anchas para evitar que los tanques aliados cruzaran sin caer en ellas, y el grado opuesto era demasiado empinado para escalar fácilmente. Las zanjas fueron preregistradas con artillería, morteros y cañones antitanques ubicados como buenos campos de tiro.

Tierra adentro, muchos campos abiertos habían sido pinchados con postes altos ("espárragos de Rommel") para disuadir a los planeadores aliados. Los postes eran lo suficientemente altos como para cortarles las alas, evitando así un aterrizaje controlado. En algunos casos, los polos funcionaron eficazmente.


Hitler pensó que su muro atlántico era indestructible. No era & # 039t.

El Alemán Atlantikwall fue formidable, sin embargo.

Un "grupo de puntos fuertes" consistía en dos o más puntos fuertes de infantería o artillería. Un punto fuerte de infantería consistía en varias posiciones de infantería con armas servidas por la tripulación, mientras que los puntos fuertes de artillería consistían en una batería de artillería o armas antiaéreas.

El punto fuerte incluía trabajos de hormigón para varios tipos de armas, almacenamiento de municiones, puestos de mando y refugios para tropas. Los puntos fuertes grandes podrían incluir tipos de búnkeres más especializados, como instalaciones médicas o un centro de comunicaciones. Los puntos fuertes fueron diseñados para una defensa completa, protegidos con obstáculos de alambre de púas y campos de minas. Normalmente estaban ocupados por un pelotón reforzado, algunos por formaciones del tamaño de una compañía. Estas posiciones estaban provistas de suministros suficientes para operar durante aproximadamente dos semanas sin reabastecimiento. Un grupo de puntos fuertes generalmente podría acomodar una fuerza del tamaño de un batallón y tener suficientes provisiones para mantener las operaciones hasta por cuatro semanas.

El diseño y las estructuras variaron entre los puntos fuertes. Un grupo de puntos fuertes consistía en una posición de infantería con una casamata de cañón de 88 mm, una casamata de cañón de 75 mm, una casamata de cañón antitanque de 50 mm, tres Tobruk o Ringstände (una pequeña posición circular abierta, excavada al ras del suelo y camuflada) emplazamientos de mortero, dos posiciones de campo para morteros, dos búnkers de ametralladoras, tres Tobruks para ametralladoras, un emplazamiento de hormigón para ametralladoras y 10 posiciones de campo para ametralladoras. Además de las minas y el alambre de púas, el grupo incluyó un muro antitanque que impedía la salida de la playa.

Otra posición de infantería de punto fuerte consistía en una torreta de tanque Renault montada en un búnker de concreto, dos posiciones de campo para cañones de 75 mm, cuatro emplazamientos de mortero de hormigón, una posición de campo para una ametralladora, otra para un cañón antiaéreo y seis lanzallamas estacionarios, todos rodeados por una variedad de minas y barreras de alambre.

En contraste, una posición de artillería de punto fuerte incluía cinco emplazamientos de hormigón para cañones de 155 mm, seis emplazamientos de campo para cañones de 75 a 155 mm, un puesto de observación, dos posiciones de mortero de hormigón, siete Tobruks para ametralladoras y un reflector.

El Widerstandnester era la posición defensiva más pequeña. Se puede encontrar solo o como parte de un sector de defensa o fortaleza. Los nidos de la resistencia incluían posiciones de infantería guarnecidas por uno o dos escuadrones de infantería con suministros suficientes para resistir durante una semana. Pueden incluir al menos un cañón antitanque, varias posiciones de ametralladora y mortero y, por lo general, algunos búnkeres de hormigón. Fueron configurados para una defensa integral con alambre de púas, campos de minas y trincheras.

Fortalecimiento de la costa después de Dieppe

En agosto de 1942, la 2.ª División de Infantería canadiense y los comandos británicos asaltaron el puerto francés de Dieppe en una incursión a gran escala. Si bien la incursión no logró muchos de sus objetivos y sufrió grandes pérdidas, hizo que Hitler dirigiera cambios en el número de posiciones del Muro Atlántico. Ordenó la finalización de 15.000 puestos antes del verano de 1943, pero los ingenieros de OT informaron que solo el 40 por ciento de este número podría lograrse para la fecha prevista. Para diciembre de 1942, se habían completado alrededor de 5.000 estructuras, y para junio de 1943 el número llegaría a más de 8.000.

La construcción avanzó a buen ritmo. En abril de 1943, se vertió siete veces más hormigón en los sitios del Muro Atlántico que en mayo de 1942 (780.000 frente a 110.000 metros cúbicos), un mes en el que se había duplicado la cantidad desde marzo de 1942 (50.000 metros cúbicos). Pero la construcción de corrales de submarinos consumió de 80 a 130.000 metros cúbicos al mes durante este período, a pesar de las quejas del Ejército.

Cada uno de los 15 sectores de defensa en Europa Occidental se centró en lugares clave. En Francia, estos incluyeron Royen, La Pallice-La Rochelle, St. Nazaire, Lorient, Brest, St. Malo, Le Havre, Boulogne, Calais y Dunkerque.

Ostende sirvió como el sector de defensa clave en Bélgica. En la costa belga, el área alrededor de Zeebrügge estaba fuertemente protegida por varias baterías pesadas que incluían cañones de 155 mm, 170 mm, 203 mm y 280 mm.

Los sectores de defensa costera holandesa incluían Vlissingen, que abarcaba las islas del estuario del Escalda, el Gancho de Holanda (Hoek van Holland), Ijmuiden y Den Helder, y contenían algunas de las defensas más pesadas del Muro. Verteidigungsbereiche Den Helder tenía dos baterías de cañones de 120 mm, una batería de cañones franceses de 194 mm y varios cañones de 105 mm. La siguiente área más fuertemente defendida fue en Ijmuiden, un Festung con varias baterías de cañones navales que van desde 120 mm a 170 mm.

El antiguo fuerte de Hoek van Holland contenía varias baterías de 120 mm a 280 mm. Detrás del fuerte, al sur, estaba Battery Brandenburg, que tenía dos cañones de 240 mm en casamatas montadas en torretas. Battery Rozenburg, en la parte trasera de Battery Brandenburg, tenía tres cañones de 280 mm del crucero de batalla Gneisenau, montados individualmente en torretas en casamatas. El punto fuerte de la batería incluía un telémetro montado en una torre de unos 30 metros de altura. También tenía tres búnkeres de municiones, refugios para tropas, búnkeres de reflectores y posiciones para una defensa cercana. La fortaleza en sí incluía alrededor de 14 puntos fuertes y 40 nidos de resistencia. Muchos de los puntos fuertes tenían una batería de artillería y posiciones de apoyo, mientras que la mayoría de los nidos de resistencia consistían en de dos a más de una docena de búnkeres. Los nidos de la resistencia contenían refugios para tropas y búnkeres para una defensa cercana: casamatas para ametralladoras y armas antitanques.

De las islas en la desembocadura de los ríos Scheldt y Rhine, Walchern era la más fuertemente defendida e incluía varias baterías de artillería medianas, así como un par de baterías pesadas.

Los espacios entre los sectores de defensa a lo largo de la línea debían ser cubiertos por grupos de puntos fuertes, puntos fuertes o nidos de resistencia. El área entre la desembocadura del Somme y la frontera belga consistía principalmente en sectores de defensa uno al lado del otro.

El muro atlántico en Francia

Francia tiene la costa más larga y, por tanto, el mayor número de instalaciones. El Paso de Calais, entre Dunkerque y Étaples, era una de las partes del Muro más fuertemente defendidas e incluía tres sectores bajo el LXXXII Cuerpo de Ejército. Un sector incluía Festung Dunkirk con varias baterías pesadas, más de 20 puntos fuertes y más de 10 nidos de resistencia.

En el sector entre Dunkerque y Boulogne, había nueve posiciones con búnkeres de cúpula para cañones ferroviarios pesados, la mayoría de los cuales eran de 280 mm. Además de las armas, había algunas de las artillería súper pesada más grandes de Occidente. Al este de Calais estaba Battery Oldenburg con dos cañones de 240 mm, Bastion II con tres cañones franceses de 194 mm, Battery Prinz Heinrich con dos cañones de 280 mm en las afueras de Calais y Battery Lindemann con tres cañones de 406 mm entre Calais y Cap-Blanc-Nez. Los cañones Lindemann se colocaron individualmente en torretas, protegidos por macizos marcos de hormigón de cuatro metros de espesor. Para 1944, estas armas habían disparado unos 2226 proyectiles contra Dover.

En las cercanías de Gris Nez se encontraba el enorme Battery Todt con cuatro cañones de 380 mm y el Battery Grosser Kurfürst con cuatro cañones de 280 mm. En Fortress Boulogne había varias baterías, en su mayoría medianas, y Battery Friedrich August tenía tres cañones de 305 mm, más de 20 puntos fuertes y más de 15 nidos de resistencia. Al norte, la fortaleza estaba anclada en la costa por tres puntos fuertes que formaban la posición de La Crèche.

Más abajo en la costa, en el sector del XV Ejército, estaba la fortaleza de Le Havre. Se planeó que su batería más pesada, la batería naval de La Corvée, ubicada en Bléville, en el lado norte de Le Havre, consistiera en tres cañones de 380 mm en casamatas, sin embargo, solo se montó una pieza. La fortaleza consistía en muchos puntos fuertes y nidos de resistencia, incluidos más de 20 nidos de resistencia que formaban Stützpunktgruppe Nord y Ost, que cubrían el lado terrestre de la fortaleza.

Stützpunktgruppe Ost abarcaba una gran área inundada con la mayor parte del área en sus flancos protegida por grandes campos de minas. El frente de Stützpunktgruppe Nord incluía un campo de minas muy grande que recorría la mitad de su longitud, con una zanja antitanque que se extendía desde un lado del campo de minas hasta la costa. Otra zanja antitanque cubrió una brecha entre el primer campo minado y el campo minado del grupo Ost. Stützpunktgruppe Süd cubría la mayor parte de la costa de la fortaleza.

A continuación, en Le Tréport, hubo varios puntos fuertes que incluían dos baterías de tres cañones de 170 mm cada una, así como un radar para la detección de barcos y para el control de fuego de las baterías.

Más al oeste, Battery St. Marcouf, con cañones checos de 210 mm en Crisbecq, protegía el lado este de la península de Cotentin.

Otra fortaleza se construyó alrededor de Cherburgo, uno de los puertos más grandes de Francia. Sus baterías incluían pistolas que variaban en tamaño de 105 mm a 240 mm. Los fuertes antiguos de la ciudad en el muelle se integraron en las defensas alemanas. Los viejos fuertes que rodean la ciudad se utilizaron para formar un cinturón de defensa interior. Fort Roule, en una gran colina que dominaba la ciudad, estaba fuertemente defendido y debajo había una batería de cañones de 105 mm en casamatas construidas en la colina. No fue hasta 1944 que los alemanes comenzaron a trabajar en las defensas en el lado de la tierra, en el cinturón exterior, que iba a servir como la principal línea de defensa. Este cinturón siguió la cresta de las alturas circundantes, sin embargo, solo se completaron una dispersión de posiciones.

El lado oeste de la península de Cotentin estaba protegido por las Islas del Canal: Guernsey, Jersey y Alderney, que los alemanes le habían quitado a los británicos en 1940. En Guernsey estaba la pesada Batería Mirus con cuatro cañones de 305 mm y algunas baterías con 210 mm. y cañones de 220 mm. Jersey también tenía baterías de obús de 210 mm y una batería de 220 mm, mientras que la batería más pesada de Alderney era una de las armas navales de 170 mm. En el verano de 1944, se construyeron en las islas más de 300 búnkeres para artillería, observación, control de fuego, municiones, ametralladoras y un sistema de túneles. Varios kilómetros de muros antitanque de hormigón y viejos malecones de granito protegían las playas.


Ver el vídeo: Nazi-Bauwerke: Utopie und Größenwahn - Der Atlantikwall (Enero 2022).