Noticias

Elizabeth Virginia Wallace Truman - Historia

Elizabeth Virginia Wallace Truman - Historia

Bess Truman se refirió a sí misma como "nadie", pero a su esposo, el presidente Harry S. Truman, ella era su "asesora principal". El presidente se enorgullecía de decir que se le consultó sobre todos los temas importantes, llamándola "socia de pleno derecho en todas mis transacciones" y "el jefe que manda al jefe". Los Truman fueron novios de la infancia que finalmente se casaron después de que Harry regresó del servicio militar en la Primera Guerra Mundial.Después de una empresa comercial fallida, Truman se involucró en la política y finalmente se convirtió en senador de los Estados Unidos en 1934. Bess no se alegró mucho cuando Harry se convirtió en el compañero de fórmula de FDR. Según su hija Margaret, Bess estaba preocupada por las demandas de la Vicepresidencia, especialmente la falta de privacidad.

Tan pronto como se convirtió en Primera Dama, interrumpió la práctica de Eleanor Roosevelt de frecuentes conferencias de prensa. Apareció en público solo cuando fue necesario y se dedicó a hacer de la Mansión Ejecutiva un hogar. Fue su comentario despreocupado acerca de que la vida en la Casa Blanca era "regular" lo que la llevó a darse cuenta de que la venerable casa estaba en serios problemas estructurales y necesitaba una reparación considerable. Los Truman tuvieron que abandonar la mansión mientras estaba prácticamente reconstruida.

Aunque la Sra. Truman era considerada una amable anfitriona, su naturaleza reservada la hizo poco conocida por el público. No adoptó causas especiales y, a diferencia de su predecesora Eleanor Roosevelt, no provocó controversias indebidas. Cuando los Truman regresaron a Independence, Missouri, al final de sus años en la Casa Blanca, sus antiguos vecinos informaron que ella estaba tan intacta como si nunca se hubiera ido. En el momento de su muerte en 1982, tenía 97 años, la Primera Dama más longeva en la historia de Estados Unidos.


Elizabeth Virginia Wallace Truman - Historia

Elizabeth Virginia Wallace nació el 13 de febrero de 1885 en Independence, Missouri.

Su padre se suicidó cuando ella tenía 18 años.

Elizabeth (Bess) conoció a Harry Truman en la escuela dominical cuando tenía cinco años. Tenía seis años.

Conoció a Harry en la escuela dominical. Fueron compañeros de clase en la escuela secundaria. Después de la secundaria, tomaron diferentes direcciones. Se volvieron a encontrar varios años después y salieron durante varios años.

Cuando Harry regresó de luchar en Francia durante la Primera Guerra Mundial, se casaron. Era el 28 de junio de 1919.


Biblioteca del Congreso

Harry juró como presidente después de la muerte de Roosevelt.

El 12 de abril de 1945, Isabel se convirtió en Primera Dama.

Bess era una gran fanática del béisbol.

Envió toda la ropa de su familia a Independence, Missouri para ser lavada porque no le gustaban los servicios de lavandería en Washington, D.C.

Bess Truman no quería que Harry se postulara para un segundo mandato, pero lo acompañó en la campaña.

El apodo de Harry para Bess era & quot; El jefe & quot.

Llamó a la Casa Blanca la Gran Cárcel Blanca. Pasó mucho tiempo fuera de la Casa Blanca. Bess regresó a Independence durante gran parte del tiempo que Truman fue presidente.

Ayudó a Harry a escribir sus discursos.

Bess y Harry Truman dieron el primer recorrido televisado por la Casa Blanca.

Bess nunca celebró una conferencia de prensa como Primera Dama.

Su hija, Margaret, es autora La casa del presidente. Fue una gira de gran venta e historia de la historia de la Casa Blanca.

Margaret también era cantante profesional.

Harry Truman murió en 1972. Bess vivía tranquilamente en Independence, Missouri.

El 18 de octubre de 1982, a los 97 años, murió de un infarto.

Ella era la Primera Dama viva de mayor edad.

Está enterrada junto a su esposo en Independence, Missouri.

Libros:
Barden, Cindy, Conoce a las Primeras Damas, Lorenz Corp.
Gormley, Beatrice, First Ladies: Women Who Called The White House Home (Primeras damas), Scholastic Paperbacks, 1997
Smith, Carter, Editor, Presidentes y Primeras Damas del Smithsonian DK Publishing, Nueva York, 2002


Elizabeth Virginia Wallace Truman - Historia

Elizabeth Virginia Wallace Truman

Los fuertes lazos familiares en la tradición sureña siempre habían sido importantes en Independence, Missouri, donde Margaret (& quotMadge & quot) Gates y David Wallace nació una niña el 13 de febrero de 1885. Bautizada como Elizabeth Virginia, creció como & quotBess & quot; Harry Truman. , cuya familia se mudó a la ciudad en 1890, siempre mantuvo su primera impresión de ella: & quot; rizos dorados & quot; y & quot; los ojos azules más hermosos & quot ;, dijo un pariente, & quot; nunca hubo más que una chica en el mundo & quot; para él. Asistieron a las mismas escuelas desde el quinto grado hasta la secundaria.

En los últimos años, su hija ha escrito un vívido boceto de Bess cuando era niña: & cupo atleta maravilloso: el mejor antesalista de Independence, un excelente jugador de tenis, un patinador incansable sobre hielo, y fue
además de bonita. ”También tenía muchas opiniones fuertes. y sin dudarlo en declararlos al estilo de Missouri, directamente desde el hombro.

Para Bess y Harry, la Primera Guerra Mundial alteró un noviazgo deliberado. Él propuso matrimonio y se comprometieron antes de que el teniente Truman partiera hacia los campos de batalla de Francia en 1918. Se casaron en junio de 1919 y vivían en la casa de la Sra. Wallace, donde Mary Margaret nació en 1924.

Cuando Harry Truman se involucró activamente en la política, la Sra. Truman viajó con él y compartió sus apariciones en la plataforma como el público esperaba que hiciera la esposa de un candidato. Su elección al Senado en 1934 llevó a la familia a Washington. Reacia a ser ella misma una figura pública, siempre compartía sus pensamientos e intereses en privado. Cuando se unió al personal de su oficina como secretaria, dijo, ganó & cotizó cada centavo que le pago ''. Su papel en tiempos de guerra como presidente de un comité especial sobre gastos de defensa le valió el reconocimiento nacional y un lugar en la lista demócrata como presidente compañero de fórmula del cuarto mandato. Tres meses después de su investidura, Roosevelt murió. El 12 de abril de 1945, Harry Truman prestó juramento al cargo de presidente, y Bess, que se las arregló para mirar con compostura, fue la nueva Primera Dama.

En la Casa Blanca, su falta de privacidad le desagradaba. Como dijo su esposo más tarde, ella "no estaba especialmente interesada" en las "formalidades y pompa o la artificialidad que, como habíamos aprendido". rodear inevitablemente a la familia del presidente. ”Aunque cumplió concienzudamente con las obligaciones sociales de su cargo, hizo sólo lo necesario. Mientras que la mansión fue reconstruida durante el segundo mandato, los Truman vivieron en Blair House y mantuvieron la vida social al mínimo.


Miss Truman visita La Habana (Video 1948)

Elizabeth Virginia Wallace Truman (13 de febrero de 1885 & # 8211 18 de octubre de 1982), comúnmente conocida como Bess Truman, fue la esposa de Harry S. Truman y la Primera Dama de los Estados Unidos de 1945 a 1953.

Elizabeth Virginia Wallace nació de David Willock Wallace (1860-1903) y su esposa Margaret Elizabeth Gates (1862-1952) en Independence, Missouri y fue conocida como Bessie durante su infancia. Era la mayor de cuatro hijos, tres hermanos: Frank Gates Wallace (1887-1960), George Porterfield Wallace (1892-1963) y David Frederick Wallace (1900-1957).

Harry Truman, cuya familia se mudó a la ciudad en 1890, siempre conservó la primera impresión que le causó cuando la vio en la escuela dominical, & # 8220 Goldilocks & # 8221 y & # 8220the ojos más hermosos & # 8221 Un pariente dijo & # 8220there había otra chica en el mundo & # 8221 para él. Fueron compañeros de clase desde el primer grado hasta la secundaria.

Después de graduarse de la escuela secundaria, estudió en William Chrisman High School for Girls en Kansas City, Missouri. En 1903 su padre se suicidó y ella regresó a Independence con su madre.

El estallido de la Primera Guerra Mundial cambió la procesión lenta y ceremoniosa de Truman. La teniente Truman fue declarada y internada antes de la partida a Francia en 1918. Se casaron el 28 de junio de 1919 y vivieron en la casa de su madre. Hubo un par de niños que salieron mal al nacer y varios abortos antes del nacimiento de su hija Mary Margaret (1924-2008).

A medida que Harry se volvió más activo en la política, Bess viajó con él, compartiendo sus apariciones públicas como se esperaba de la esposa de un candidato. Su ingreso al Senado en 1934 hizo que la familia se mudara a Washington, DC. Fue elegido vicepresidente en 1944. A la muerte de Roosevelt el 12 de abril de 1945, Harry tomó el juramento presidencial. Bess mantuvo la compostura y se convirtió en la nueva Primera Dama.

Harry y Bess murieron en 1972 y continuó su vida tranquilamente, disfrutando de las visitas de Margaret y su esposo Clifton Daniel, quien le trajo cuatro hijos. Bess acordó ser el presidente honorario de la campaña de reelección del senador Thomas Eagleton era demócrata de Missouri.

Bess murió el 18 de octubre de 1982 de insuficiencia cardíaca congestiva. El día 21 celebraron un funeral privado, tras lo cual fue enterrado junto a su marido en los terrenos de la Biblioteca Harry S. Truman.

A sus 97 años sigue siendo la Primera Dama más longeva de la historia de Estados Unidos. El único pariente cercano de un presidente de los Estados Unidos que ha vivido más que Bess Truman fue la madre de John F.Kennedy, Rose Fitzgerald Kennedy, quien murió a los 104 años en 1995.

Fuentes: Vimeo / MemoriasdeCuba / TheCubanHistory.com
Miss Truman visita la Habana / The Cuban History / Arnoldo Varona, Editor

MISS TRUMAN VISITA A LA HABANA CON SU HIJA (1948)

Elizabeth Virginia Wallace Truman

Elizabeth Virginia Wallace Truman (13 de febrero de 1885 - 18 de octubre de 1982), conocida conocida por Bess Truman, fue la esposa de Harry S. Truman y Primera Dama de los Estados Unidos desde 1945 1953.

Elizabeth Virginia Wallace nació de David Willock Wallace (1860-1903) y su esposa Margaret Elizabeth Gates (1862-1952) en Independence, Missouri y era conocida por Bessie durante su infancia. Era la mayor de cuatro hijos, tres hermanos: Frank Gates Wallace (1887-1960), George Porterfield Wallace (1892-1963) y David Frederick Wallace (1900-1957).

Harry Truman, cuya familia se mudó al pueblo en 1890, siempre conservó la primera impresión que le causó ella cuando la vió en la escuela dominical: & # 8220Rizos de Oro & # 8221 y & # 8220los ojos más hermosos & # 8221. Un familiar dijo & # 8220no había otra muchacha en el mundo & # 8221 para él. Fueron compañeros de escuela desde el primer grado hasta la enseñanza media superior.

Después de graduados de la enseñanza media superior ella estudió en la escuela preparatoria William Chrisman para señoritas en Kansas City, Missouri. En 1903 su padre se suicidó y ella retornó a Independence con su madre.

El estallido de la Primera Guerra Mundial alteró el lento y ceremonioso cortejo de Truman. El teniente Truman se declaró y se comprometieron antes de que el partiera para Francia en 1918. Se casaron el 28 de junio de 1919 y vivieron en la casa de la madre de ella. Hubo un par de niños que se malograron al nacer y varios abortos antes que naciera su hija Mary Margaret (1924-2008).

A medida que Harry se hacía más activo en política, Bess viajaba con él, compartiendo sus apariciones públicas tal y como se esperaba de una esposa de candidato. Su entrada al Senado en 1934 hizo que la familia se mudara a Washington, D.C. Fue elegido Vicepresidente en 1944. Al fallecimiento de Roosevelt el 12 de abril de 1945, Harry tomó el juramento presidencial. Bess conservó su compostura y se convirtió en la nueva Primera Dama.

Harry murió en 1972 y Bess continuó su vida silenciosamente, disfrutando de las visitas de Margaret y su marido Clifton Daniel que traían sus cuatro hijos. Bess accedió a ser la presidenta honoraria de la campaña de reelección del Senador Thomas Eagleton que era Demócrata por Missouri.

Bess murió el 18 de Octubre de 1982 de un fallo cardíaco congestivo. Se celebró un servicio funerario privado el día 21, después de lo cual fue enterrada al lado de su esposo en los jardines de la Biblioteca Harry S. Truman.

A sus 97 años ella sigue siendo la Primera Dama más longeva en la historia de los Estados Unidos. El único pariente cercano de un Presidente de los Estados Unidos que ha vivido más tiempo que Bess Truman fue la madre de John F.Kennedy, Rose Fitzgerald Kennedy que murió a los 104 años en 1995.


Primeras damas: Elizabeth Virginia Wallace Truman

Elizabeth Virginia & # 8220Bess & # 8221 Truman era la esposa del presidente Harry S. Truman. Actualmente ostenta el récord de Primera Dama más longeva, con 97 años y 8 meses.

Bess Truman

Elizabeth Virginia & # 8220Bess & # 8221 Wallace nació el 13 de febrero de 1885 en Independence, Missouri. Fue conocida como Bessie a una edad muy temprana. Era la mayor de cuatro hijos de David Willock y Margaret Elizabeth Gates Wallace.

Cuando era niña, Bess tenía fama de marimacho, pero también era conocida por su sentido de la moda. & # 8220Bess siempre tenía sombreros más elegantes que el resto de nosotros, o los usaba con más estilo. & # 8221

Harry Truman conoció a Bess poco después de que su familia se mudara a Independence, y los dos asistieron juntos a la escuela hasta la graduación.

Su padre murió en 1903. Bess, su madre y sus hermanos se mudaron con sus abuelos maternos.

Al terminar la escuela secundaria asistió a Miss Barstow & # 8217s Finishing School for Girls.

Se casó con Harry Truman en Independence, Missouri en 1919. Se habían comprometido antes de que lo enviaran al servicio durante la Primera Guerra Mundial. La pareja tendría una hija, Margaret, nacida en 1924.

En 1934, la familia Truman se mudó a Washington, DC. Se involucró mucho en varias organizaciones y se unió al personal de su esposo para responder correos y editar informes.

Harry y Bess Truman

Con la muerte del presidente Franklin D. Roosevelt, su esposo se convirtió en presidente en abril de 1945, cuando la Segunda Guerra Mundial estaba llegando lentamente a su fin.

Bess Truman no apreció la falta de privacidad en la Casa Blanca y solo hizo lo que tenía que hacer. A menudo solo venía a Washington durante la temporada social, cuando se esperaba que estuviera allí.

Cuando se reconstruyó la Casa Blanca durante el segundo mandato de Truman, la familia vivía en Blair House y mantenía su vida social al mínimo.

Como Primera Dama, Bess se desempeñó como Presidenta Honoraria de las Girl Scouts, el Women's & # 8217 National Democratic Club y la Washington Animal Rescue League. Fue presidenta honoraria de la Cruz Roja Americana.

Al dejar la presidencia en 1953, los Truman & # 8217 regresaron a Independence, Missouri.

Bess Truman

En 1959, Bess se sometió a una mastectomía para extirpar un tumor benigno grande.

Cuando el presidente Lyndon Johnson promulgó la ley de Medicare en 1965, los Truman fueron los primeros en recibir sus beneficios.

El presidente Truman murió en 1972. Bess le sobrevivió una década, viviendo tranquilamente en su casa y pasando tiempo con su familia.

Bess Truman murió el 18 de octubre de 1982 de insuficiencia cardíaca congestiva. Tenía 97 años.

Fue enterrada junto a su esposo en la Biblioteca Harry S. Truman en Independence, Missouri.

Quizás una de las mejores documentaciones sobre el personaje de la Primera Dama Bess Wallace Truman fue publicada en un artículo de abril de 1949 en la revista & # 8220McCall & # 8217s & # 8221. La revista citó a Jonathan Daniels, exsecretario de prensa del presidente Franklin Roosevelt, diciendo: & # 8220Bess Truman es una dama que no ha cambiado en la Casa Blanca y está decidida a seguir siendo siempre lo que es.


Elizabeth Truman

Al detenerse en 1948, el presidente Harry S. Truman solía terminar su discurso de campaña presentando a su esposa como "el jefe" y a su hija, Margaret, como "el jefe del jefe", y sonrieron y saludaron mientras el tren cobraba impulso. La visión de esa familia unida luchando valientemente contra tantas probabilidades tuvo mucho que ver con su sorpresiva victoria en las urnas de noviembre.

Los fuertes lazos familiares en la tradición sureña siempre habían sido importantes en Independence, Missouri, donde Margaret ("Madge") Gates y David Wallace nacieron una niña el 13 de febrero de 1885. Bautizada como Elizabeth Virginia, creció como "Bess". " Harry Truman, cuya familia se mudó a la ciudad en 1890, siempre mantuvo su primera impresión de ella: "rizos dorados" y "los ojos azules más hermosos". Un familiar dijo: "Nunca hubo una sola niña en el mundo" para él. Asistieron a las mismas escuelas desde el quinto grado hasta la secundaria.

Su hija escribió un vívido bosquejo de Bess cuando era niña: "una atleta maravillosa, el mejor antesalista de Independence, una tenista excelente, una patinadora incansable sobre hielo, y además era bonita". Ella también tenía muchas "opiniones fuertes ... y no dudó en expresarlas al estilo de Missouri, directamente desde el hombro".

Para Bess y Harry, la Primera Guerra Mundial alteró su noviazgo. Él propuso matrimonio y se comprometieron antes de que el teniente Truman partiera hacia los campos de batalla de Francia en 1918. Se casaron en junio de 1919 y vivían en la casa de la Sra. Wallace, donde nació Mary Margaret en 1924.

Cuando Harry Truman se involucró activamente en la política, la Sra. Truman viajó con él y compartió sus apariciones en la plataforma como el público esperaba que hiciera la esposa de un candidato. Su elección al Senado en 1934 llevó a la familia a Washington. Reacia a ser ella misma una figura pública, siempre compartía sus pensamientos e intereses en privado. Cuando se unió al personal de su oficina como secretaria, dijo, ganó "cada centavo que le pago". Su papel durante la guerra como presidente de un comité especial sobre gastos de defensa le valió el reconocimiento nacional y un lugar en la lista demócrata como compañero de fórmula del cuarto mandato del presidente Roosevelt. Tres meses después de su investidura, Roosevelt estaba muerto. El 12 de abril de 1945, Harry S. Truman tomó el juramento de su cargo en la Sala del Gabinete del ala oeste, y Bess, que se las arregló para mirar con compostura, fue la nueva primera dama.

En la Casa Blanca, la falta de privacidad le desagradaba. Como dijo su esposo más tarde, ella "no estaba especialmente interesada" en las "formalidades y pompa o la artificialidad que, como habíamos aprendido ... inevitablemente rodean a la familia del presidente". Aunque cumplió concienzudamente con las obligaciones sociales de su puesto, hizo solo lo necesario. Si bien la mansión fue reconstruida durante el segundo mandato, los Truman vivieron en Blair House y mantuvieron la vida social al mínimo.

Regresaron a Independence en 1953. Después de la muerte de su esposo en 1972, la Sra. Truman continuó viviendo en la casa familiar. Allí disfrutó de las visitas de Margaret y su esposo, Clifton Daniel, y sus cuatro hijos. Murió en 1982 y fue enterrada junto a su esposo en el patio de la Biblioteca y Museo Presidencial Harry S. Truman.


Elizabeth Virginia Wallace Truman

Bess Truman se desempeñó como primera dama durante los dos mandatos de su esposo Harry Truman en los años 1945-1953. Bess tenía 60 años cuando se convirtió en primera dama.

Bess optó por no seguir directamente los pasos de Eleanor Roosevelt como primera dama y más bien buscó modelar su papel a su manera para salir del centro de atención. En su salida más significativa del papel de Eleanor, Bess se negó a hablar en público. Entonces, en lugar de reunirse con los reporteros para conferencias de prensa, Bess proporcionó respuestas escritas a las preguntas de los reporteros. Aunque no pronunció discursos, Bess asesoró a su esposo a lo largo de su carrera política e incluso trabajó como miembro remunerado de su personal cuando él era senador. Tanto ella como su esposo no solo se dedicaban el uno al otro, sino también a su hija Margaret, quien era estudiante en la Universidad George Washington cuando los Truman ingresaron a la Casa Blanca. Aunque Margaret no vivía a tiempo completo en la Casa Blanca, los empleados a menudo se referían a la familia extremadamente unida como "los tres mosqueteros".

Citas

Con respecto a su papel como esposa política, Bess comentó una vez: "El lugar de una mujer en público es sentarse al lado de su esposo, estar en silencio y asegurarse de que su sombrero esté bien puesto".

Margaret Truman señaló sobre la renuencia de su madre a hablar con la prensa: "La madre consideró una conferencia de prensa a la par con una visita a una jaula de cobras".


La casa de Truman

El hogar de Wallace-Gates (más tarde Truman) a través de los años. Arriba: década de 1880, segunda: década de 1930, tercera: década de 1950, Abajo: presente

La casa en 219 North Delaware St. fue la casa de Harry S Truman desde el momento de su matrimonio con Bess Wallace en 1919, hasta su muerte el 26 de diciembre de 1972. El abuelo materno de Bess Truman, George Porterfield Gates, construyó la casa en 1867 y agregó una gran adición a la casa de dos pisos en 1885. El resultado fue una de las casas victorianas más prestigiosas de Independence con 14 habitaciones y un poco menos de 8,800 pies cuadrados.

La hija mayor de George P. Gate, Margaret Elizabeth ('Madge') se casó con David W. Wallace en 1883. Los Wallace vivían a dos millas de la casa de los Gates en 117 W. Ruby. Fue aquí donde nació la primera hija de la pareja, Elizabeth ('Bessie / Bess') Virginia Wallace, el 13 de febrero de 1885. Los Wallace se mudaron a dos cuadras de la casa Gates en 608 N. Delaware en 1887. Después de la muerte (suicidio ) del padre de Bess en 1903, la familia se mudó a Colorado por un año antes de regresar a Independence, mudándose a la casa en 219 N. Delaware.

El 28 de junio de 1919, Harry S. Truman y Elizabeth (Bess) Virginia Wallace se casaron. La recepción de la boda se llevó a cabo en los terrenos de la casa en 219 North Delaware Street. Después de la luna de miel, los Truman volvieron a vivir en la casa familiar. Harry Truman adquirió una verdadera familia extendida cuando se mudó a la casa. La madre de Bess, Madge Gates Wallace, y su abuela, Elizabeth Gates, vivían con la pareja. Los hermanos de Bess, Frank y George, construyeron pequeñas casas en la propiedad.

Durante la presidencia de Truman, la casa sirvió como la "Casa Blanca de Verano" de Truman, y la familia la usaba a menudo cuando estaba fuera de Washington y durante las vacaciones. Sin embargo, los Truman no fueron dueños de la casa hasta después de la muerte de la madre de Bess en 1952. Después de dejar la presidencia, los Truman regresaron a Independence.

El período post-presidencial representa un momento en que los Truman emprendieron su programa de "modernización" o mejora del hogar. Durante un lapso de varios años, hicieron cambios para moldear la antigua casa familiar para complementar sus propios gustos particulares.

Hoy, Truman Home ofrece un vistazo a la vida personal del 33º presidente de los Estados Unidos. Hermosa en su ordenada sencillez, la Casa Truman muestra la vida sencilla que disfrutó la familia en Independence antes y después de los años de Harry como presidente.

Obtenga más información sobre la historia del hogar en 219 N. Delaware al ver el informe de estructuras históricas del parque.


Harry S. Truman y Elizabeth Virginia Wallace Truman


"Diles que se vayan al infierno y le digan que la vicepresidencia es tan útil como el quinto pezón de una vaca". Esta fue la respuesta inicial de Harry Truman cuando escuchó que FDR quería llamarlo su compañero de fórmula.

Como dijo Truman, “La sala estaba abarrotada y todos los malditos políticos que eran jefes estaban allí más media docena de gobernadores. Todos dijeron: "Harry, queremos que seas vicepresidente". Y yo dije: "No voy a hacerlo". Bueno, Bob Hanagan había llamado a Roosevelt, que estaba en San Diego. "Finalmente lo consiguieron al teléfono, y con Roosevelt no necesitabas un teléfono, todo lo que tenías que hacer era levantar la ventana y podías escucharlo".

“Estaba sentado en una cama individual y Bob estaba sentado en la otra en esta habitación y Roosevelt dijo, [aquí Harry Truman hizo una imitación casi perfecta de FDR, el acento Haa-vaard y todo] 'Bob, ¿tienes eso ¿Qué tipo de persona hizo cola para la vicepresidencia? 'Y Bob dijo:' No, él es la maldita mula de Missouri más contraria que jamás haya visto '. en medio de una guerra y tal vez perder la guerra, eso depende de él '”.

Afortunadamente, el destino le dio una gran suerte a Estados Unidos. Harry Truman se convirtió en vicepresidente de FDR, y solo tres meses después se convirtió en presidente.

La muerte de FDR tomó a Truman por sorpresa. A las 5:10 p.m., el vicepresidente Truman se acercó a la oficina del presidente Sam Rayburn. Todos llamaron a su oficina escondida "La Sala de la Junta de Educación". Ubicado en el extremo de la Cámara del Capitolio, era donde los amigos del orador solían reunirse al final del día para un poco de camaradería y libación. Lo llamaron "dar un golpe por la libertad". Rayburn le dio a Truman el mensaje de que llamara a la Casa Blanca de inmediato. "Por favor, venga", le dijeron, "y entre por la entrada principal de Pennsylvania Avenue". La cara de Harry se puso blanca. “Santo General Jackson”, dijo, y corrió a la Casa Blanca, llegando a las 5:25. En el estudio de la Sra. Roosevelt, ella le dio la triste noticia. "Harry", dijo, "el presidente está muerto".

Truman, aturdido en silencio, finalmente logró ahogarse: "¿Hay algo que pueda hacer por ti?" A lo que Eleanor respondió: “No, Harry. Pero, ¿hay algo que podamos hacer por usted? Porque ahora eres tú el que está en problemas ". Al día siguiente, el primer día completo de Truman como presidente, fue el viernes 13 de abril.

Harry Truman había estado contento como senador Truman, el caballero de Missouri. Sabía que como vicepresidente estaba a solo un latido de la presidencia y ahora ese miedo se había convertido en una realidad. Pero Truman, que siempre se consideró indigno de una responsabilidad tan impresionante, abordó el trabajo con su entusiasmo habitual. Y, afortunadamente para Estados Unidos, estaba en el lugar correcto en el momento correcto.

FDR todavía es considerado uno de los más grandes presidentes por los historiadores actuales, y en 1945 fue ciertamente un acto difícil de seguir. Pero Harry Truman tomó las riendas del gobierno como nadie creía que lo haría. Considerado como un truco político por los agentes del poder de Washington, Truman pronto demostró su sobresaliente habilidad para liderar.

Una de las primeras declaraciones de Truman a la prensa: “Muchachos, si alguna vez rezan, recen por mí ahora. No sé si alguna vez te ha caído un montón de heno, pero siento que las estrellas, la luna y todos los planetas me han caído encima ".

“Buena suerte, señor presidente”, gritó uno de los reporteros.

Harry Truman respondió con un profundo suspiro: "Ojalá no me hubieras llamado así".

El hombre de Independence, Missouri, era muy diferente del patricio Roosevelt. Creía en contar las cosas como son y a menudo la Sra. Truman lo reprendía por su lenguaje picante. Harry llamó a su esposa el jefe y valoró su consejo. Incluso la madre de Truman lo conocía como una mula contraria. Cuando la llamó un día, ella le advirtió: "Ahora compórtate ahí arriba, Harry".

Pero Truman tenía mente propia y no toleraba tonterías. Durante una llamada telefónica con la exsecretaria de Comercio Jessie Jones, el presidente dijo: "Envié el nombre de John Snyder al Senado para su confirmación como administrador de préstamos federales".

"¿El presidente hizo esa cita antes de morir?" Preguntó Jones.

"No", respondió Truman con énfasis, "lo hizo justo ahora".

No fue una casualidad que Harry Truman adoptara "El dinero se detiene aquí" como su propio lema. La responsabilidad de la presidencia era suya y solo suya, y le mostró al mundo lo que podía hacer. Truman impresionó a la nación y a los dignatarios extranjeros como un hombre sencillo, sin pretensiones y con los pies en la tierra sin expectativas de entrar en los libros de historia como un gran presidente. Truman fue, sin embargo, un líder decisivo. Cuando tomó una decisión, siguió adelante sin importar las consecuencias. Su decisión de despedir al general Douglas MacArthur, aunque controvertida, es un ejemplo de algo que Truman sintió que tenía que hacer. Cuando se le preguntó cómo se sentía después de tomar la decisión de despedir al héroe de la Segunda Guerra Mundial, respondió: "Me preparé un sándwich, tomé un vaso de leche tibia y dormí bien por la noche". Añadió: “Despedí al general MacArthur porque no respetaría la autoridad del presidente. No lo despedí porque era un hijo de puta tonto, aunque lo era, pero eso no va en contra de la ley para los generales ".

“El pueblo estadounidense siempre puede ver a través de una falsificación. A veces lleva un poco de tiempo, pero eventualmente siempre pueden detectar uno ”, dijo. Truman creía ferozmente en la Constitución como la ley del país y temía que Estados Unidos perdiera su inocencia si permitía que sus generales lo atropellaran. Cuando despidió a MacArthur, se enteró de que no tenía por qué temer eso. Truman tenía en alta estima al general George C. Marshal y al general Omar Bradley, pero el resto no le impresionó. Y le resultó muy difícil decir algo bueno sobre Dwight D. Eisenhower. Sintió que Bradley y Marshal eran grandes hombres, y serían grandes hombres sin importar lo que hicieran. El presidente Truman consideró a Ike grosero y desagradable. Dijo que Eisenhower tenía fama de ser un tipo tolerante, pero no lo era. “Es una de las personas más difíciles que he conocido en mi vida. Me han dicho que una vez que estuvo en la Casa Blanca trató a su personal peor que a un grupo de alistados ".

En la toma de posesión de Ike, quería tratar al presidente como lo hizo MacArthur en Wake Island. Pero Truman fue presidente hasta la juramentación y no lo toleraría. Ike había querido que el presidente lo recogiera en el hotel Statler y lo llevara a la inauguración. Truman dijo: "Algo así nunca había sucedido antes en la historia de Estados Unidos y me indicó que no solo no conocía la historia de Estados Unidos, sino que tampoco tenía a nadie cerca que lo supiera". Ike finalmente llegó a la Casa Blanca para recoger a Truman, pero no quiso salir del auto. Truman se vio obligado a reunirse con él en el vehículo. "Fue vergonzoso y no hubo mucha conversación de camino al Capitolio", dijo Truman.

El viaje se describió en el libro de Truman, Mr. Citizen: “El viaje en el desfile por Pennsylvania Avenue fue bastante restringido en lo que respecta a los ocupantes del automóvil. Comenzamos nuestro viaje en silencio, luego Ike se ofreció como voluntario para informarme: 'No asistí a su toma de posesión en 1948 por consideración hacia usted, porque si hubiera estado presente, habría desviado la atención de usted' ”. Truman terminó el discusión señalando que si hubiera enviado a buscarlo, Ike habría estado allí.

El resto del viaje continuó en silencio. Más tarde ese día, justo antes de la ceremonia de juramentación, Ike y Truman estaban sentados en la oficina del Sargento de Armas en el Capitolio esperando ser escoltados a la plataforma de inauguración. De repente, el general Eisenhower se volvió hacia Truman y dijo: “Me pregunto quién es el responsable de que mi hijo, John, sea enviado a Washington desde Corea. Me pregunto quién está tratando de avergonzarme ". Truman respondió: “El presidente de los Estados Unidos ordenó que su hijo asistiera a su toma de posesión. El presidente de los Estados Unidos pensó que era correcto y apropiado que su hijo fuera testigo de la juramentación de su padre como presidente, y si cree que alguien estaba tratando de avergonzarlo con esta orden, entonces el presidente asume toda la responsabilidad ". Más tarde, el presidente confió a sus amigos: “No veo cómo un país puede producir hombres como Robert E. Lee, John Pershing, George C. Marshal y Omar Bradley y, al mismo tiempo, producir Custers, Pattons, MacArthurs y Eisenhowers ".

Harry Truman era un hombre leal, a veces en exceso. Y nadie que tuviera algo despectivo que decir sobre su familia escapó a su ira. When Paul Hume of The Washington Post criticized first daughter, Margaret, on her debut as a professional singer, the president wrote him a letter that has since become a famous example of the president’s colorful tongue. “The next time that we meet, Mr. Hume,” Truman wrote, “you will need a new nose, a beefsteak for your eye and supporter below.” Truman loved using the word “manure” where ever he could slide it in. Once asked why she allowed him to use such language, Mrs. Truman replied that it took her twenty years just to get him to use that word.

Second only to Eisenhower in Harry Truman’s low regard was Congressman Richard Nixon. Truman loathed Nixon because Nixon was responsible for a McCarthy communist witch-hunt being mounted against him. The President’s response to the allegations was simple and to the point. “If I am a traitor, the United States is in a helluva shape.” About his accuser he said, “Nixon was a two-faced, goddamn liar.” Several years later, former President Harry Truman was invited to speak at a small college in my hometown. After his talk, Vince Gaughan, my political mentor, and I went to a very small private reception in Truman’s honor. I was able to ask him if he still felt the same way about Nixon. He smiled and said, “Son, always remember what a three-time loser is.”

“What’s that, Mr. President?” Yo pregunté.

“That’s a pregnant prostitute, driving down the street in an Edsel wearing a Nixon button.” Interestingly enough, this happened well before the Watergate scandal captured the headlines. I have never forgotten that day and I never will.

Harry Truman was often heard to say, “With Bess at my side, I can do anything.” Mrs. Truman was a grand lady in her own right, who took great delight in her husband and family. She once related a story about the couple taking a steamship vacation to Hawaii after Eisenhower’s inauguration. They were to have dinner with George Killian, the head of the steamship company. They arrived in the right San Francisco neighborhood, but the wrong address. Mrs. Truman recounted, “Harry rang the bell and a man answered who looked very Republican. ‘Does Mr. Killian live here?’ Harry asked. ‘No,’ said the man, then gave my husband a closer look and said, ‘By the way, I hope your feelings won’t be hurt, but you look exactly like Harry Truman.’ Harry responded, ‘I hope your feelings won’t be hurt either, because I am Harry Truman.’”

Mrs. Truman never let her extensive calendar of public activities interfere with her devotion to Harry and their only daughter, Margaret. Both parents doted on their child and she returned their affection wholeheartedly. The closeness of the family prompted the White House staff to nickname them “The Three Musketeers.”

Bess Wallace Truman had no love for the position of First Lady or the publicity that necessarily surrounded it. She was a reserved woman, very shy and very much the product of her small-town southern background. She was a very formal lady, which sometimes made her seem cold and forbidding. By Victorian tradition, the names of women like Bess were only permitted to appear in the newspaper three times in their lives: to announce her birth, to announce her marriage, and to announce her death. Despite this intense dislike of the spotlight, Bess Truman carried out her duties as First Lady with a dignity that soon garnered the public’s respect. She personally greeted visitors to the White House, christened ships and planes, opened bazaars, attended luncheons and hosted receptions and state dinners. She shook so many hands that she required physical therapy after social functions.

Mrs. Truman was the first First Lady to take on the job of bookkeeping for the White House. She tried to run the White House like a business and began by cutting out the daily breakfast for the “sleep out” employees. Mrs. Truman paid careful attention to the menus and made sure that food was carefully prepared. She believed that the refreshments for all social functions should be prepared in the White House even the teas that were attended by thousands of people.

In the midst of one formal reception for officials of the federal government, the President heard a chandelier above his head in the blue room make an unnatural tinkling. An investigation soon showed that the floor of the second-floor oval study was in bad condition. Structurally, the White House was about to collapse. The only part of the original mansion found to be solid was the old outer wall. The President and his family moved into Blair House, the nation’s guest house for foreign dignitaries across the street from the White House. The job of restoring the White House and making it safe for future presidents required five million dollars and three years to complete.

The move to Blair House meant that social activities during the President’s second term in office would have to be curtailed. The obligatory state dinners were held in one of Washington’s hotels, usually the Mayflower. A whole series of parties were often necessary where one would have sufficed. But the Trumans handled the problem with grace, even inaugurating a series of parties for the wounded war veterans still being treated at military hospitals around Washington. The social highlight of the second Truman administration was the 1951 visit of Princess Elizabeth, then heir to the throne of Great Britain, and her husband Prince Philip. It was not easy to accommodate royalty in the temporary White House. Mrs. Truman and her staff managed it beautifully, right down to a full state dinner.

The Trumans brought both simplicity and panache to the White House. While Harry Truman will certainly be considered one of the great American presidents, Bess was an integral part of that success. Truman wrote after his retirement, “I hope someday someone will take the time to evaluate the true role of the wife of a President and to assess the many burdens she has to bear and contributions she makes.”

Esta Harry S. Truman and Elizabeth Virginia Wallace Truman recipe is from the Secrets from the White House Kitchens Cookbook. Download this Cookbook today.


Contenido

Bess Truman was born Elizabeth Virginia Wallace on February 13, 1885, to Margaret Elizabeth Gates (August 4, 1862 – December 5, 1952, daughter of George Porterfield Gates, co-founder of the Waggoner Gates Milling Company) [1] and David Willock Wallace (June 15, 1860 – June 17, 1903, a local politician, son of a former Independence mayor) [1] in Independence, Missouri, and was known as Bessie during her childhood. She was the eldest of four three brothers: Frank Gates Wallace, (March 4, 1887 – August 12, 1960), George Porterfield Wallace, (May 1, 1892 – May 24, 1963), David Frederick Wallace, (January 7, 1900 – September 30, 1957). Bess had a reputation as a tomboy as a child. [2] As a young woman, Bess enjoyed expressing herself through her fashion and hats a friend was quoted "Bess always had more stylish hats than the rest of us did, or she wore them with more style." [3]

Harry Truman met Bess soon after his family moved to Independence, and the two attended school together until graduation. [4]

After graduating from William Chrisman High School (then known as Independence High School) she studied at Miss Barstow's Finishing School for Girls in Kansas City, Missouri. Bess played on the women's basketball team when she was not studying literature or the French language. [5]

In 1903, her father rose very early one morning, climbed into the family bathtub, and died by suicide by shooting himself in the head. According to biographer David McCullough, the cause for his suicide is unknown, with speculation ranging from depression to mounting debts. [6] [7] [8]

After graduation, Bess went on to fulfill many job positions. She was Manager, Accountant, at Truman- Jacobsen Haberdashery from 1919 to 1922. She went on to become an Advisor, Aide to County Judge, easter district of Jackson County, Missouri from 1922-1924. Next, Bess took another Advisor, Aide position with the Presiding Judge of County Court, easter district fo Jackson County, Missouri from 1926 to 1934. She then worked as a Senator Advisor, Aide from 1935-1945, before becoming Second Lady. [5]

Bess and Harry Truman married on June 28, 1919, at Trinity Episcopal Church in Independence. [9] Harry courted Bess before he went off to fight during World War I he proposed in 1911, but she turned him down. Truman later said that he intended to propose again, but when he did he wanted to be earning more money than a farmer did. [10] Their only daughter, Margaret, was born in 1924. [2]

When Truman was elected as a Senator from Missouri in 1934, the family moved to Washington, DC. Mrs. Truman became a member of the Congressional Club, the PEO Sisterhood, the H Street United Service Organization, and the Red Cross work of the Senate Wives Club. She joined her husband's staff as a clerk, answering personal mail and editing committee reports when he became Chairman of the Senate Special Committee to Investigate the National Defense Program. [2]

When Truman accepted the role of Vice President to President Roosevelt, Bess was not entirely pleased. She wanted to return to their life in Missouri, but she also feared that Roosevelt would die, making her husband the President. [5]

Bess found the White House's lack of privacy distasteful. As her husband put it later, she was "not especially interested" in the "formalities and pomp or the artificiality which, as we had learned. inevitably surround the family of the President." Though she steadfastly fulfilled the social obligations of her position, she did only what she thought was necessary. When the White House was rebuilt during Truman's second term, the family lived in Blair House and kept their social life to a minimum. In most years of her husband's presidency, Mrs. Truman was not regularly present in Washington other than during the social season when her presence was expected. [11] When Bess was in Washington, she held a weekly Spanish language class for her and her local friends. [5] The contrast with Bess's activist predecessor Eleanor Roosevelt was considerable. Unlike her, Bess held only one press conference after many requests from the media. [12] The press conference consisted of written questions in advance and the written replies were mostly monosyllabic along with many no comments. [13] When asked why she did not want to give press conferences she replied "I am not the one who is elected. I have nothing to say to the public." [3] Bess's response to whether she wanted her daughter Margaret to become president was "most definitely not." Her reply to what she wanted to do after her husband left office was "return to Independence". [14] The lack of interaction with the media was due to Bess's fear of public opinion. She feared that someone would bring up her father's suicide or judge her for this past. [5]

Privately, Bess was an unofficial advisor to her husband, President Truman. She never told him what to do as President, but she often offered her opinion on matters he was unsure of. Bess would also assist President Truman with his speeches, including his speech on the Truman Doctrine. In addition to speeches, Bess reviewed and commented on Truman's work at the end of every day, and played an influential role in his 1948 campaign. [5]

As First Lady, Bess served as Honorary President of the Girl Scouts, the Woman's National Democratic Club, and the Washington Animal Rescue League. She was Honorary Chairman of the American Red Cross. [2]

Bess worked with various organizations, but she never adopted a group or cause to focus on, as many First Ladies do. [5]

In 1953, the Trumans went back to Independence and the family home at 219 North Delaware Street, where the former president worked on building his library and writing his memoirs. Bess fully recovered following a 1959 mastectomy in which doctors removed a large, but benign, tumor. [15]

When President Lyndon Johnson signed Medicare into law in 1965, the Trumans were the first senior citizens to receive Medicare cards, presented to them by Johnson at the Truman Library. [dieciséis]

In 1961, David Susskind conducted a series of interviews with former President Truman in Independence. After picking Truman up at his home to take him to the Truman Presidential Library for the interviews over several days, Susskind asked Truman why he had not been invited into the home. According to presidential historian Michael Beschloss, Truman flatly told Susskind, "This is Bess's house" and that there had never been nor would there ever be a Jewish guest. [17]

At the time of her husband's death in 1972 at age 88, she was 87, making them the oldest couple having occupied the White House at that time. Bess agreed to be the honorary chairman for the reelection campaign of Sen. Thomas Eagleton (D-Missouri). [18]

Bess continued to live quietly in Independence for the last decade of her life, being visited by her daughter and grandchildren. She died on October 18, 1982, from congestive heart failure at the age of 97 a private funeral service was held on October 21. Afterwards, she was buried beside her husband in the courtyard of the Harry S. Truman Library in Independence, Missouri. [19]

Bess Truman remains the longest-lived First Lady and Second Lady in United States history. [18]