Noticias

Isla Ellis

Isla Ellis

De los 5.400.000 inmigrantes que llegaron a Estados Unidos entre 1820 y 1860, unos 3.700.000 entraron en Nueva York. La isla Ellis, un área de aproximadamente 27 acres a 1,6 km al suroeste de la isla de Manhattan, sirvió como la principal estación de inmigración del país entre 1892 y 1924. Durante este período, las autoridades de inmigración procesaron a 17 millones de personas. Desde 1943 hasta 1954, Ellis Island se utilizó como centro de detención para extranjeros y deportados.


Historias orales

Pasajeros del buque de vapor Anchor, circa 1912.

Archivos Gjenvick-Gjonvik. Usado con permiso.

12 millones de inmigrantes, 12 millones de historias

Cada experiencia de inmigración es única. Desde 1973, el Servicio de Parques Nacionales ha entrevistado a más de 1,700 inmigrantes de Ellis Island para que pudieran contar sus propias historias. ¿Por qué viniste aquí? ¿Cómo fue después de tu llegada?

El Proyecto de Historia Oral de Ellis Island guardó estas historias individuales para que los historiadores las estudien y para que todos podamos aprender y disfrutar de ellas. El personal y los voluntarios del Servicio de Parques Nacionales grabaron y luego transcribieron minuciosamente estas entrevistas.

Estas son solo algunas de las historias más convincentes dentro de la extensa colección del parque. Si desea escuchar la conversación original, los archivos de audio están en formato .MP3. Tardarán más en descargarse.

Las historias orales son conversaciones. Como la mayoría de las conversaciones, no siguen una narrativa cronológica estricta. Aquí se ofrecen versiones completas y editadas de estas entrevistas. Las versiones editadas se crearon para uso en el aula. No solo son más cortos, sino que se han reorganizado para seguir el orden cronológico. Las versiones editadas también incluyen preguntas y organizadores gráficos.

¿Buscas algo más corto? Los profesores pueden preferir utilizar estos extractos de varias historias orales, organizados por temas seleccionados.

Nelly Ratner (Myers) a la izquierda, junto a su madre y su hermana, a bordo del Rex.

Austria
Nelly Ratner (Myers) era judía y sorda, lo que la convirtió a ella y a su familia sorda en objetivos especialmente vulnerables cuando la Alemania nazi entró en su ciudad natal de Viena en 1938. Ella, su madre y su hermana tuvieron la suerte de tomar el último barco al que se les permitió viajar de Italia a los EE. UU. pasar Yom Kipur a bordo. A su llegada, descubrieron que los funcionarios de inmigración veían a una familia sorda como una carga. Pasaron meses en Ellis Island. A pesar de su sordera, Myers podía hablar. Hay disponible una versión en audio completa de su historia oral.

Vera Clarke (Ifill) a los 17 años, después de estar en los EE. UU. Durante aproximadamente una década.

Foto cortesía de Vera Clarke Ifill y su familia. Usado con permiso.

Barbados
Vera Clarke (Ifill) comparte sus experiencias, tanto buenas como malas, sobre la vida de los inmigrantes: congelarse en su primer encuentro con un clima invernal, el asesinato de su padre y la consiguiente falta de vivienda de la familia, enfrentarse al racismo tanto en su antiguo como en el nuevo país y fundar una cooperativa de crédito con su esposo. (grabación de audio completa)

Croacia (Yugoslavia)
En 1946, Paul Frkovich escapó de la Yugoslavia comunista arrastrándose bajo una cerca de alambre de púas por la noche. También ingresó a Estados Unidos en secreto, cruzando el Río Grande de noche después de un viaje que comenzó en Argentina en bicicleta. Cuando se descubrió que era un inmigrante ilegal, lo enviaron a Ellis Island, en gran parte una estación de detención y deportación en ese momento. Lea cómo logró eludir a las autoridades una vez más y finalmente obtuvo la ciudadanía estadounidense. (versión de audio)

Gem Hoy & quot; Harry & quot Lew estudiando después de su atrrival en los EE. UU.

Foto cortesía de Harry Lew y su hija Karen Lew. Usado con permiso.

China / Hong Kong
A diferencia de la mayoría de los inmigrantes en nuestra historia, Gem Hoy & quotHarry & quot Lew voló a los EE. UU. y llegó al aeropuerto Idlewild (ahora Kennedy). Los funcionarios de inmigración lo estaban esperando. Pasó los dos meses siguientes encerrado en la isla Ellis tratando de demostrar que era el hijo de la familia que afirmaba como suya, en un momento en que la inmigración de personas de ascendencia china se limitaba a unos pocos cientos por año, a menos que era hijo de un ciudadano. Los funcionarios de inmigración lo instruyeron para averiguar: ¿era él quien decía ser? (versión de audio)

Mary Mullins Gordon aproximadamente a los 25 años.

Foto cortesía de la familia de Mary Mullins Gordon. Usado con permiso.

Irlanda
Mary Margaret Mullins (Gordon) fue enviada por su familia a los EE. UU. Una narradora talentosa y sincera, sus recuerdos de la lucha irlandesa por la independencia son conmovedores, mientras que sus experiencias en los EE. UU. se cuentan con humor. Escucharla contar su historia es un placer.

Manny (Emanuel) Steen también fue enviado por su familia a los Estados Unidos poco después de la repentina muerte de su padre. Su historia es una historia de éxito estadounidense básica, contada con corazón y humor. (También es muy largo). Como Gordon, escuchar a Steen contar su historia es la mitad de la diversión.

Josephine Garzieri (más tarde Calloway), de su certificado de ciudadanía

Oficina de Servicios para Inmigrantes y Ciudadanía de EE. UU.

Italia
Por qué era Josephine Garzieri (Calloway) ¿Incluso se le permitió abordar un barco desde Italia a la isla Ellis? Ella claramente sufría de tracoma, una enfermedad ocular contagiosa que era fácil de detectar pero difícil de curar. Cuando estaba a punto de ser deportada, su padre obtuvo el dinero para su tratamiento médico de los talentosos médicos del hospital de enfermedades contagiosas en el lado sur de Ellis Island. Durante 11 meses soportó dolorosos tratamientos pero, al final, se curó y pudo venir a Estados Unidos. (versión de audio)

Doukenie, tercera desde la izquierda, en 1918 con amigos en su país de origen.

Foto de Hope Bacos Bazaco, hija de Doukenie Bacos. Usado por permiso.


Ellis Island recibió a miles de personas en Estados Unidos, pero también fue un centro de detención

Cada año, aproximadamente 4 millones de personas visitan la estación de inmigración de Ellis Island, deambulan por los cuidados terrenos del museo y contemplan la cercana Estatua de la Libertad. Pero la experiencia actual de visitar la diminuta mancha de tierra en el extremo sur de Manhattan está muy lejos de lo que Ellen Knauff vio allí en 1948. & ldquoTodo el lugar tenía el aspecto de un grupo de perreras & rdquo, escribió en sus memorias años más tarde. .

Nacido en Alemania, Knauff pasó parte de la Segunda Guerra Mundial trabajando para la Royal Air Force del Reino Unido y rsquos y más tarde para el Ejército de los Estados Unidos. Después de la guerra, se casó con Kurt Knauff, un ciudadano estadounidense y veterano del ejército destinado en Alemania. Recién casada, viajó a los Estados Unidos por primera vez en 1948, planeando beneficiarse de una ley de inmigración especial promulgada por el Congreso para facilitar que los soldados regresen a casa con sus nuevos amores.

En cambio, Ellen fue recibida por la dura realidad de la prisión de inmigración de Ellis Island. En estos días, la mayoría de la gente piensa en Ellis Island como el lugar que dio la bienvenida a generaciones de recién llegados. Eso es ciertamente cierto. Se cree que hasta 12 millones de personas pisaron por primera vez los Estados Unidos a través de las oficinas de inmigración de Island & rsquos, que abrieron el 1 de enero de 1892. Pero en 1907, su año de mayor actividad, uno de cada diez pasajeros que llegaron experimentó Ellis Island como un obstáculo más que una puerta abierta, pasar días o meses atrapado dentro del centro de detención.

& ldquoA medida que nos acercábamos a la isla Ellis, pude ver que partes de ella estaban encerradas por vallas de alambre doble coronadas por alambre de púas y marcadas por lo que parecían ser torres de vigilancia. Estas áreas valladas fueron subdivididas por más vallas, ”recordó Knauff. & ldquoLlamé a Ellis Island un campo de concentración con calor de vapor y agua corriente & rdquo, agregó, tomando prestado el lenguaje que Nueva York Veces había utilizado varios años antes cuando la instalación albergaba a personas de ascendencia italiana, alemana y japonesa durante la guerra.

Knauff era parte del 10% que se quedó atascado allí. Después de llegar a Ellis Island, a pesar de su esposo estadounidense, no se le permitió continuar en los Estados Unidos.

Los funcionarios de inmigración se negaron a decirle a Knauff por qué no podía irse. Afirmaron que su presencia en Estados Unidos amenazaba la seguridad nacional, pero se negaron a revelar sus pruebas. Insistente, Knauff luchó hasta la Corte Suprema. Allí recibió poca simpatía. Los jueces otorgaron al gobierno federal amplios poderes para mantener fuera a la gente. "Cualquiera que sea el procedimiento autorizado por el Congreso, es el debido proceso en lo que respecta a un extranjero a quien se le niega la entrada", anunció el tribunal en enero de 1950.

Con la aprobación judicial, los funcionarios de inmigración mantuvieron a Knauff en Ellis Island mientras ella montaba una campaña de relaciones públicas. Algunas veces, obtuvo un alivio temporal del confinamiento, solo para ser devuelta a la prisión de la isla meses después. En total, Knauff pasó casi dos años atrapado allí. Finalmente, convenció a los funcionarios de inmigración para que le dieran una audiencia en la que se enteró de por qué era tan amenazante para los Estados Unidos. Los testigos afirmaron que era una espía comunista, una acusación poderosa en los primeros años de la Guerra Fría. Bajo la luz antiséptica de la transparencia, las afirmaciones del gobierno y rsquos se revelaron demasiado endebles como para seguir confinándola. Los funcionarios de inmigración no habían actuado más que con un “rumor, no corroborado por evidencia directa”, concluyó la junta de apelaciones de inmigración. Ellen Knauff finalmente salió de la isla para siempre en 1951.

En 1954, solo tres años después, el presidente Dwight Eisenhower estaba listo para impulsar la aplicación de la ley de inmigración en una nueva dirección radical. Ese año, la Administración Eisenhower decidió cerrar seis centros de detención de inmigrantes, incluido el de la isla Ellis. "Hoy en día, la pequeña isla entre la Estatua de la Libertad y el horizonte y los muelles de Nueva York parece haber cumplido su propósito", anunció el fiscal general de Eisenhower, Herbert Brownell, el 11 de noviembre de 1954. En lugar de operar grandes cárceles de inmigración, el gobierno federal haría el confinamiento es la excepción, no la regla. Cuando los funcionarios decidieran si los migrantes eran deportables, dejarían que las personas vivieran donde quisieran, mezclándose con las comunidades. Este "es un paso más hacia la administración humana de las leyes de inmigración", continuó Brownell.

Unos días después, la última persona detenida en Ellis Island, Arne Peterssen, partió en un ferry hacia Manhattan. Un informe de un periódico en ese momento lo describió como "un marinero noruego que había excedido su licencia en tierra". El gobierno de los Estados Unidos sabía que había ingresado al país con permiso para quedarse temporalmente y sabía que no se había ido. Peterssen era tan deportable como si hubiera venido a los Estados Unidos sin el permiso del gobierno y rsquos. Sin embargo, los funcionarios de inmigración lo dejaron en el bullicio de la ciudad de Nueva York. No está claro qué le sucedió después de eso. No sabemos si se fue de los Estados Unidos, se quedó en Nueva York o se dirigió a otro lugar del país. Todo lo que sabemos es que Estados Unidos decidió que una violación de la ley de inmigración por parte de un migrante no era motivo para encerrarlo.

Por difícil que sea de creer hoy, el gobierno de los Estados Unidos estuvo muy cerca de abolir las cárceles de inmigración, incluso con los recuerdos de la guerra aún frescos y el comienzo de la Guerra Fría. Durante los próximos 25 años, la política federal no cambiaría. Si la amenaza de la fuerza militar soviética y el tono febril de las luchas ideológicas de la Guerra Fría no fueron suficientes para evitar que Eisenhower cerrara las cárceles de inmigración, ¿qué nos detiene ahora?


Bases de datos en línea

Nota del investigador:
Las siguientes bases de datos se crearon utilizando registros e índices de llegadas de pasajeros de los Archivos Nacionales. Si bien cubren esencialmente los mismos registros, la indexación podría haberse realizado de manera diferente. Si no puede encontrar a alguien en una base de datos, pruebe las otras que cubran su período de tiempo.

Acceso a bases de datos de archivos (AAD)

  • Archivos de datos relacionados con la inmigración de rusos a los Estados Unidos, que documentan el período 1834-1897
  • Registros de pasajeros que llegaron al puerto de Nueva York durante la hambruna irlandesa, que documentan el período 1/12/1846 - 12/31/1851
  • Archivos de datos relacionados con la inmigración de alemanes a los Estados Unidos, que documentan el período 1850-1897
  • Archivos de datos relacionados con la inmigración de italianos a los Estados Unidos, que documentan el período 1855-1900

Creado por el Centro de Investigación de Inmigración en el Instituto Balch de Estudios Étnicos, estos listados de inmigrantes principalmente rusos, irlandeses, alemanes e italianos que llegaron a Nueva York durante ciertos períodos a mediados y finales del siglo XIX se pueden buscar a través del catálogo en línea de NARA Acceso a Bases de datos de archivo (AAD).

En la página principal de AAD, en Examinar por categoría, en Genealogía / Historial personal, seleccione Listas de pasajeros.

Los Archivos Nacionales ofrecen AAD como un recurso público gratuito y se puede acceder a él desde cualquier lugar. Un proyecto de la División de Servicios de Registros de Medios Especiales y Electrónicos del Programa de Registros Modernos de NARA, AAD brinda acceso a más de 85 millones de registros electrónicos históricos creados por más de 30 agencias del Gobierno Federal de los EE. UU. Y de colecciones de materiales históricos donados.

Jardín del castillo

Creada por Battery Conservancy, esta base de datos de búsqueda gratuita en línea contiene entradas de 10 millones de inmigrantes desde 1830 hasta 1892, el año en que se inauguró Ellis Island. La base de datos, que se puede buscar por nombre de pasajero, proporciona información que incluye edad, sexo, alfabetización, ocupación, país de origen, puerto de embarque, fecha de llegada a Nueva York y nombre del barco.

De 1855 a 1890, Castle Garden fue el primer centro de inmigración oficial de Estados Unidos.

Isla Ellis

Ellis Island tiene una base de datos de búsqueda en línea, creada por la Estatua de la Libertad / Ellis Island Foundation, de 22,5 millones de llegadas a Nueva York entre 1892 y 1924. Es necesario registrarse, pero es gratis, y puede ver imágenes escaneadas de los manifiestos de pasajeros reales. También puede comprar copias a través del sitio.

Más de 20 millones de inmigrantes pasaron por el puerto de Nueva York en Ellis Island entre 1892 y 1924.

Ancestry.com

Llegadas de Nueva York

Ancestry.com ha indexado las listas de pasajeros de Nueva York por barcos que llegan a Nueva York desde puertos extranjeros entre 1820 y 1957. Puede buscar por nombre de pasajero y ver imágenes escaneadas de las listas de pasajeros. Ancestry es una base de datos de suscripción. Está disponible para uso público gratuito en todas las instalaciones de investigación de los Archivos Nacionales y en muchas bibliotecas públicas.

Ancestry utilizó la siguiente serie de microfilmes de Archivos Nacionales para crear esta base de datos:

  • Listas de pasajeros de embarcaciones que llegan a Nueva York, Nueva York, 1820-1897 (Publicación en microfilm de los Archivos Nacionales M237, 675 rollos) Registros del Servicio de Aduanas de los Estados Unidos, Grupo de registros 36 Archivos nacionales, Washington, D.C.
  • Listas de pasajeros y tripulación de embarcaciones que llegan a Nueva York, Nueva York, 1897-1957 (Publicación de microfilm de los Archivos Nacionales T715, rollos 8892) Registros de los Archivos Nacionales del Servicio de Inmigración y Naturalización, Washington, D.C.

A través de la Colección de inmigración de Ancestry, seleccione la base de datos Listas de pasajeros de Nueva York.

Otros puertos / registros de llegada

Ancestry ha creado bases de datos similares para muchos otros puertos además de Nueva York, incluidos Boston, Filadelfia y Baltimore, por nombrar solo algunos. También tienen listas de barcos e imágenes de barcos. Puede acceder a todos ellos a través de su Colección de inmigración.


Pelearon por las camas y lucharon con las barreras del idioma

Gabriel Tarriñildeo salió de España y llegó a la isla de Ellis en agosto de 1920. Comparó su estancia en la isla de Ellis con estar en prisión. Escribió en su diario que estaba muy solo después de ser separado de su esposa, hija e hijo:

`` ¿Por qué es esto? ¿Quedarme con gente que no entiendo y ellos no me entienden? Si tengo fiebre, quién me va a cuidar. No lo sé, por eso me envuelve una profunda tristeza y me pregunto dónde va a parar, si tan solo pudiera hablar con estos guardias pero cuando lo intento me disipan y casi me tocan con las manos ''.

También señaló que la gente se pelearía por los catres:

`` En los dormitorios hay tantas peleas por los catres, que temblamos de miedo, porque si dos personas llegan al catre al mismo tiempo, uno dice que esto es mío y el otro no es mío hasta que empiezan a golpearse. . En los salones ocurre lo mismo. Yo estaba sentado en un banco un día y dos de estos imbéciles y me lo quitaron y dos españoles cuando vieron lo que estaba pasando vinieron en mi ayuda. Vi que los demás les iban a pegar así que les dije a los españoles que lo olviden, que se lo dejen, porque cualquiera puede perder la vida o ser mutilado por esos animales, ¡sin conciencia! ''.

Tarri & ntildeo agregó que los comedores eran muy ruidosos y la gente era grosera. Fue difícil comunicarse con inmigrantes de todo el mundo, incluidos Francia, Italia, Perú y Japón: "Causan tal alboroto que ni siquiera Dios puede entender".


Historia de Ellis Island

De 1892 a 1954, más de doce millones de inmigrantes ingresaron a los Estados Unidos a través del portal de Ellis Island, una pequeña isla en el puerto de Nueva York. Ellis Island se encuentra en la parte superior de la bahía, cerca de la costa de Nueva Jersey, a la sombra de la Estatua de la Libertad. A lo largo de los años, esta puerta de entrada al nuevo mundo se amplió de sus 3,3 acres originales a 27,5 acres principalmente mediante un relleno sanitario obtenido del lastre de los barcos y posiblemente el exceso de tierra de la construcción del sistema de metro de la ciudad de Nueva York.

Antes de ser designada como el sitio de la primera estación de inmigración federal por el presidente Benjamin Harrison en 1890, Ellis Island tenía una historia variada. Las tribus indígenas locales la habían llamado "Kioshk" o Isla Gaviota. Debido a sus ricos y abundantes criaderos de ostras y sus abundantes y rentables campos de sábalos, fue conocida como Isla de las Ostras durante muchas generaciones durante los períodos coloniales holandés e inglés. Cuando Samuel Ellis se convirtió en el propietario privado de la isla en la década de 1770, la isla se llamaba Kioshk, Oyster, Dyre, Bucking y Anderson's Island. De esta manera, Ellis Island se desarrolló de una isla arenosa que apenas se elevaba por encima de la marca de la marea alta, en un sitio para colgar piratas, un puerto fuerte, depósito de municiones y municiones llamado Fort Gibson, y finalmente en una estación de inmigración.

De Fuerte Militar a Puerta Nacional

De 1794 a 1890 (período anterior a la estación de inmigración), Ellis Island desempeñó un papel militar mayoritariamente sin incidentes pero aún importante en la historia de los Estados Unidos. Cuando los británicos ocuparon la ciudad de Nueva York durante la Guerra de la Independencia, su gran y poderosa flota naval pudo navegar sin obstáculos directamente hacia el puerto de Nueva York. Por lo tanto, el gobierno de los Estados Unidos consideró fundamental que se construyera una serie de fortificaciones costeras en el puerto de Nueva York justo antes de la guerra de 1812. Después de mucho regateo legal sobre la propiedad de la isla, el gobierno federal compró la isla Ellis de Nueva York. State en 1808. Ellis Island fue aprobado como un sitio para fortificaciones y en él se construyó un parapeto para tres niveles de cañones circulares, haciendo que la isla forme parte del nuevo sistema de defensa portuaria que incluía Castle Clinton en Battery, Castle Williams en Governor's Island , Fort Wood en Bedloe's Island y dos fuertes de movimiento de tierras a la entrada del puerto de Nueva York en Verrazano Narrows. El fuerte de Ellis Island se llamó Fort Gibson en honor a un valiente oficial asesinado durante la Guerra de 1812.

La política de inmigración abraza a las masas

Antes de 1890, los estados individuales (en lugar del gobierno federal) regulaban la inmigración a los Estados Unidos. Castle Garden in the Battery (originalmente conocido como Castle Clinton) sirvió como la estación de inmigración del estado de Nueva York desde 1855 hasta 1890 y aproximadamente ocho millones de inmigrantes, en su mayoría del norte y oeste de Europa, pasaron por sus puertas. Estos primeros inmigrantes procedían de naciones como Inglaterra, Irlanda, Alemania y los países escandinavos y constituyeron la primera gran ola de inmigrantes que se asentaron y poblaron los Estados Unidos. A lo largo del siglo XIX y se intensificó en la segunda mitad del siglo XIX, la inestabilidad política resultante, las leyes religiosas restrictivas y el deterioro de las condiciones económicas en Europa comenzaron a alimentar la migración humana masiva más grande de la historia del mundo. Pronto se hizo evidente que Castle Garden estaba mal equipado y no preparado para manejar el creciente número de inmigrantes que llegaban anualmente. Desafortunadamente, para agravar los problemas de la pequeña instalación, se encontró que la corrupción y la incompetencia eran algo común en Castle Garden. El gobierno federal intervino y construyó una nueva estación de inmigración operada por el gobierno federal en Ellis Island. Mientras se construía la nueva estación de inmigración en Ellis Island, se utilizó la oficina de barcazas en Battery para el procesamiento de inmigrantes. La nueva estructura en Ellis Island, construida con "pino de Georgia" se inauguró el 1 de enero de 1892. Annie Moore, una adolescente irlandesa, acompañada de sus dos hermanos, entró en la historia y en un nuevo país, ya que fue la primera inmigrante en ser procesada. en Ellis Island. Durante los siguientes 62 años, más de 12 millones debían seguir a través de este puerto de entrada.

Ellis Island se quema y años de récords perdidos

Si bien hubo muchas razones para emigrar a Estados Unidos, no se pudo encontrar ninguna razón para lo que ocurriría solo cinco años después de la apertura de la Estación de Inmigración de Ellis Island. Durante las primeras horas de la mañana del 15 de junio de 1897, un incendio en la isla Ellis quemó completamente la estación de inmigración. Aunque no se perdieron vidas, muchos años de registros de inmigración federales y estatales que datan de 1855 se quemaron junto con los edificios de pino que no los protegieron. El Tesoro de los Estados Unidos ordenó rápidamente que se reemplazara la instalación de inmigración bajo una condición muy importante: todas las estructuras futuras construidas en Ellis Island tenían que ser a prueba de fuego. El 17 de diciembre de 1900 se inauguró el nuevo Edificio Principal y ese día se recibieron 2.251 inmigrantes.

Viajando en barco a la tierra de la libertad

Si bien la mayoría de los inmigrantes ingresaron a los Estados Unidos a través del puerto de Nueva York (el destino más popular de las compañías de barcos de vapor), otros navegaron a muchos puertos como Boston, Filadelfia, Baltimore, San Francisco, Savannah, Miami y Nueva Orleans. Las grandes compañías navieras como White Star, Red Star, Cunard y Hamburg-America jugaron un papel importante en la historia de Ellis Island y la inmigración en general.
Los pasajeros de primera y segunda clase que llegaron al puerto de Nueva York no estaban obligados a someterse al proceso de inspección en Ellis Island. En cambio, estos pasajeros se sometieron a una inspección superficial a bordo del barco, la teoría es que si una persona podía permitirse comprar un boleto de primera o segunda clase, era menos probable que se convirtieran en una carga pública en Estados Unidos debido a razones médicas o legales. El gobierno federal consideró que estos pasajeros más ricos no terminarían en instituciones, hospitales ni se convertirían en una carga para el estado. Sin embargo, los pasajeros de primera y segunda clase fueron enviados a Ellis Island para una inspección adicional si estaban enfermos o tenían problemas legales. Este escenario fue muy diferente para los pasajeros de "tercera clase" o de tercera clase. Estos inmigrantes viajaban en condiciones de hacinamiento y, a menudo, insalubres cerca del fondo de los barcos de vapor con pocas comodidades, y a menudo pasaban hasta dos semanas mareados en sus literas durante los difíciles cruces del Océano Atlántico. A su llegada a la ciudad de Nueva York, los barcos atracarían en los muelles de Hudson o East River. Los pasajeros de primera y segunda clase desembarcarían, pasarían por la Aduana en los muelles y entrarían libremente a los Estados Unidos. Los pasajeros de tercera clase y tercera clase fueron transportados desde el muelle en ferry o barcaza a Ellis Island, donde todos se someterían a una inspección médica y legal.

Un año récord para los nuevos estadounidenses

A principios de la década de 1900, los funcionarios de inmigración pensaron erróneamente que la ola máxima de inmigración ya había pasado. En realidad, la inmigración iba en aumento, y en 1907 más personas emigraron a los Estados Unidos que en cualquier otro año, un récord que se mantendría durante los siguientes 80 años. Aproximadamente 1,25 millones de inmigrantes fueron procesados ​​en Ellis Island en ese año. En consecuencia, los albañiles y carpinteros luchaban constantemente para ampliar y construir nuevas instalaciones para dar cabida a esta afluencia de nuevos inmigrantes mayor que la anticipada. Los edificios de los hospitales, los dormitorios, las salas de enfermedades contagiosas y las cocinas se construyeron febrilmente entre 1900 y 1915. Cuando Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial, la inmigración a Estados Unidos disminuyó. Numerosos alienígenas enemigos sospechosos en todo Estados Unidos fueron llevados a Ellis Island bajo custodia. Entre 1918 y 1919, los extranjeros enemigos sospechosos detenidos fueron trasladados de la isla Ellis a otros lugares para que la Marina de los Estados Unidos y el Departamento Médico del Ejército se hicieran cargo del complejo de la isla durante la guerra. Durante este tiempo, se llevó a cabo una inspección regular de los inmigrantes que llegaban a bordo del barco o en los muelles. Al final de la Primera Guerra Mundial, un gran "Susto Rojo" se extendió por todo Estados Unidos y miles de presuntos radicales alienígenas fueron internados en Ellis Island. Posteriormente, cientos de personas fueron deportadas basándose en el principio de culpabilidad por asociación con organizaciones que abogaban por la revolución contra el gobierno federal. En 1920, Ellis Island reabrió como una estación receptora de inmigración y ese año se procesaron 225,206 inmigrantes.

Llegada a la isla e inspección inicial

Si los papeles del inmigrante estuvieran en regla y razonablemente en buen estado de salud, el proceso de inspección de Ellis Island duraría aproximadamente de tres a cinco horas. Las inspecciones se llevaron a cabo en la Sala de Registro (o Gran Salón), donde los médicos escaneaban brevemente a cada inmigrante en busca de dolencias físicas obvias. Los médicos de Ellis Island pronto se volvieron muy expertos en realizar estos "exámenes físicos de seis segundos". En 1916, se dijo que un médico podía identificar numerosas afecciones médicas (desde anemia hasta bocios y venas varicosas) con solo mirar a un inmigrante. El registro de manifiesto del barco, que se había llenado en el puerto de embarque, contenía el nombre del inmigrante y sus respuestas a veintinueve preguntas. Este documento fue utilizado por los inspectores legales de Ellis Island para interrogar al inmigrante durante la inspección legal (o primaria). Las dos agencias responsables de procesar inmigrantes en Ellis Island fueron el Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos y la Oficina de Inmigración (más tarde conocida como Servicio de Inmigración y Naturalización - INS). El 1 de marzo de 2003, el Servicio de Inmigración y Naturalización se reestructuró y se incluyó en tres oficinas separadas como parte del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. A pesar de la reputación de la isla como una "Isla de las Lágrimas", la gran mayoría de los inmigrantes fueron tratados con cortesía y respeto, y fueron libres de comenzar su nueva vida en Estados Unidos después de solo unas pocas horas en la Isla Ellis. Solo el dos por ciento de los inmigrantes que llegaron fueron excluidos de la entrada. Las dos razones principales por las que se excluiría a un inmigrante eran si un médico diagnosticaba que el inmigrante tenía una enfermedad contagiosa que pondría en peligro la salud pública o si un inspector legal pensaba que era probable que el inmigrante se convirtiera en una carga pública o en un trabajador contratado ilegal.

Las leyes y regulaciones de inmigración evolucionan

Desde el comienzo de la migración masiva que se extendió entre los años 1880 y 1924, un grupo cada vez más ruidoso de políticos y nativistas exigió mayores restricciones a la inmigración. Leyes y regulaciones como la Ley de Exclusión China, la Ley de Contratos Laborales para Extranjeros y la institución de una prueba de alfabetización apenas detuvieron esta marea de nuevos inmigrantes. En realidad, la sentencia de muerte para Ellis Island, como un importante punto de entrada para nuevos inmigrantes, comenzó a cobrar peaje en 1921. Alcanzó un crescendo entre 1921 con la aprobación de las Leyes de Cuotas y 1924 con la aprobación de la Ley de Orígenes Nacionales. Estas restricciones se basaron en un sistema porcentual según el número de grupos étnicos que ya vivían en los Estados Unidos según el censo de 1890 y 1910. Fue un intento de preservar el sabor étnico de los "viejos inmigrantes", aquellos primeros colonos principalmente del norte y oeste de Europa. Existía la percepción de que los inmigrantes recién llegados, en su mayoría del sur y este de Europa, eran de alguna manera inferiores a los que llegaron antes.

Después de la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos comenzó a emerger como una potencia mundial potencial. Se establecieron embajadas de los Estados Unidos en países de todo el mundo, y los posibles inmigrantes ahora solicitan sus visas en los consulados estadounidenses en sus países de origen. El papeleo necesario se completó en el consulado y allí también se realizó una inspección médica. Después de 1924, las únicas personas que fueron detenidas en Ellis Island fueron las que tenían problemas con su papeleo, así como los refugiados de guerra y las personas desplazadas. La isla Ellis permaneció abierta durante muchos años y sirvió para una multitud de propósitos. Durante la Segunda Guerra Mundial, los marineros mercantes enemigos fueron detenidos en el edificio de equipajes y dormitorios. La Guardia Costera de los Estados Unidos también entrenó a unos 60.000 militares allí. En noviembre de 1954, el último detenido, un marinero mercante noruego llamado Arne Peterssen, fue liberado y Ellis Island fue oficialmente cerrada. El gobierno federal declaró el excedente de propiedad del gobierno de Ellis Island y el sitio estuvo abandonado durante casi 60 años. Durante este tiempo, la isla Ellis, expuesta a los elementos y décadas de abandono, comenzó a deteriorarse. Las ventanas se rompieron, los techos se derrumbaron, los ladrillos y la piedra caliza se agrietaron y cayeron al suelo. Los árboles y otra vegetación comenzaron a dominar el complejo. El lado sur estaba peligrosamente cerca de un estado de ruina.

Isla Ellis dedicada como Monumento Nacional

En 1965, el presidente Lyndon Johnson declaró a Ellis Island parte del Monumento Nacional de la Estatua de la Libertad. Ellis Island se abrió al público de forma limitada entre 1976 y 1984. A partir de 1984, Ellis Island & rsquos North Side se sometieron a una restauración importante, la restauración histórica más grande en la historia de los Estados Unidos. El proyecto fue financiado por donaciones hechas a La Estatua de la Libertad - Ellis Island Foundation, Inc. en asociación con el Servicio de Parques Nacionales. El edificio principal fue reabierto al público el 10 de septiembre de 1990, como el Museo de Inmigración de Ellis Island. Hoy, el museo recibe casi 2 millones de visitantes al año.

Rehabilitación del lado sur y recorridos por casco

Debido a un renovado interés en la importancia de la historia de Ellis Island y rsquos y el papel que jugó en la configuración de los Estados Unidos, se formó una asociación entre Save Ellis Island y el Servicio de Parques Nacionales para rehabilitar y preservar los 29 edificios sin restaurar en Ellis Island y el lado sur de rsquos. Los edificios históricos del hospital son invaluables, preservarlos no es una tarea fácil. Existen normas estrictas para regular las alteraciones de estos edificios hasta el color de la pintura. Estos estándares existen para garantizar que se mantenga la integridad de los edificios.

Los edificios que se han estabilizado en Ellis Island y rsquos South Side son accesibles por Save Ellis Island y rsquos Hard Hat Tours. Experimente la historia completa de la isla Ellis explorando el lado sur. Para obtener más información sobre la historia de Ellis Island, visite nuestro canal de Youtube.


Leyendas de America

From 1892 to 1924, Ellis Island was America’s largest and most active immigration station, where over 12 million immigrants were processed. On average, the inspection process took approximately 3-7 hours. For the vast majority of immigrants, Ellis Island truly was an “Island of Hope” – the first stop on their way to new opportunities and experiences in America. For the rest, it became the “Island of Tears” – a place where families were separated and individuals were denied entry into the United States.

Henry Hudson arrived in what is now New York Bay in 1609. In 1624, the Dutch established a fur trading station on Governor’s Island and in 1625 founded New Amsterdam in Lower Manhattan. In 1664, the English took possession of New Netherland from the Dutch, renaming it New York. Between 1674 and 1679, Ellis Island, at that time called one of the three “Oyster Islands” in New York Harbor, was granted to Captain William Dyre (the collector of customs and future mayor of New York) by the Colonial Governor of New York, Sir Edmund Andros. During Dyre’s ownership, this Oyster Island was renamed Dyre’s Island.

For the next 100 years, the island went through a succession of owners and names. In 1774 the island was purchased by Samuel Ellis, a New York merchant. “That pleasant situated island,” as Ellis called it in an ad for its sale in 1785, was a favorite spot for those who wanted to dig for oysters or enjoy the view of New York’s bustling harbor while visiting the tavern that he built there. Ellis failed to sell his island, which was inherited by his descendants after he passed away in 1794. In 1808, New York State bought the property, which by that time had several claimants, and then conveyed ownership to the United States government.

In the early 1800s, the young American government realized that Ellis Island, with its clear view of the entrance to New York Harbor, had strategic value as a defense post. Since the British had easily invaded New York with very little resistance during the American Revolution, the protection of New York became a top priority for the new government. Preceding the War of 1812, the United States War Department constructed Fort Gibson on Ellis Island. Fort Gibson consisted of a barracks for a small garrison, a powder magazine, and a battery of guns located along the island’s eastern edge.

Other newly erected or refurbished forts along New York harbor included: Fort Hamilton in Bay Ridge, Brooklyn Fort Wadsworth on Staten Island Fort Wood on Liberty Island Fort Clinton in Manhattan (now known as Castle Clinton), and Fort Columbus and Fort Williams on Governor’s Island. Like its counterparts around New York Bay, Fort Gibson never saw action. During the war, the British blockaded the harbor but never directly attacked the city.

In 1891, the federal government assumed responsibility from the states for regulating immigration through the Immigration Act of 1891, which established the Office of Immigration (later the Bureau of Immigration) to administer immigration affairs. The government also appropriated money to build a new immigrant inspection station on Ellis Island. The Immigration Act assigned the Marine Hospital Service (later the Public Health Service) the responsibility of examining the health of immigrants entering the United States.

Before construction of Ellis Island’s first immigration depot began, the island was doubled in size with landfill. A ferry slip was dredged and a dock installed next to the main building site. A number of older buildings from the island’s time as a military post were adapted for re-use. Ellis Island’s first immigration building, constructed of Georgia pine, opened on January 1, 1892.

Due to the economic depression at the time, immigration was light and Ellis Island inspectors had no difficulty in processing the fewer than 20,000 immigrants who arrived annually. On June 15, 1897, a fire destroyed the complex of wooden buildings. Although 140 immigrants and numerous employees were on the island, no one was killed.

The Hospital building is abandoned today, photo by Carol Highsmith

The government announced almost immediately that Ellis Island would be rebuilt with fireproof buildings. The first building to be built was the new Main Immigration Building, which opened on December 17, 1900. Following its completion, the Kitchen and Laundry and Powerhouse buildings were erected in 1901 and the island was enlarged by landfill to make room for a hospital complex. In March of 1902, the Main Hospital Building opened. The hospital had the space and equipment to care for 125 patients but it was still not enough–the hospital was overwhelmed with patients diagnosed with trachoma, favus, and other contagious illnesses that warranted exclusion. Over the next seven years, additional buildings were added to the hospital complex including the Hospital Addition/Administration Building, the New Hospital Extension, and the Psychopathic Ward. The island was also enlarged once more using landfill, which allowed for the construction of a Contagious Disease Hospital and Isolation Wards, as well as additional support buildings.

On a typical day at the Ellis Island Immigration Station, immigrants came face to face with inspectors, interpreters, nurses, doctors, social workers, and many others. As a large federal facility employing approximately 500 employees at a time, Ellis Island was a well-organized workforce.

Immigrants being processed at Ellis Island

The complex work of processing thousands of immigrants a year required a full complement of staff. Some names are known others remain anonymous, but all of them contributed to the primary function of the Immigration Station on Ellis Island — to make sure that newcomers to the United States were legally and medically fit to enter the country.

The Emergency Quota Act, passed in 1921, ended U.S’s open door immigration policy. The law significantly reduced the number of admissions by setting quotas according to nationality. The number of each nationality that could be admitted to the United States was limited to 3% of that nationality’s representation in the U.S. census of 1910. The law created havoc for those on Ellis Island and thousands of immigrants were stranded on the island awaiting deportation. The island sometimes became so overcrowded that officials had to admit excess-quota immigrants.

Deported men wave goodbye to New York

The First Quota Act was replaced with the even more restrictive Immigration Act of 1924. This act further limited admissions of each nationality to the United States to 2% of that nationality’s representation in the 1890 census. The act sought not only to limit admissions to the United States but also to curtail immigration of southern and eastern Europeans, who by the 1900s comprised over 50% of the immigrant flow. Additionally, the Immigration Act of 1924 allowed prospective immigrants to undergo inspection before they left their homeland, making the trip to Ellis Island unnecessary.


City of immigrants

With most immigrants traveling from Italy, the language barrier was extremely thick. Thankfully, the doctor’s knew a few words of every language and had their own code for treating patients. According to historian Barry Moreno, “The doctors also had to know a few words of instruction in many languages. “Most of the immigrants were illiterate even in their own languages. And by 1907, the doctors had already developed a secret code system using a piece of chalk. They would mark the passenger’s clothes with a letter of the alphabet: ‘H’ indicated heart trouble suspected ‘L’ suspected lameness ‘X’ suspected feeble-mindedness, and so on,” he said.

If an immigrant didn’t pass the test, they were kept in the “doctor’s pen” to wait for more extensive care. This rare screening process only happened to 10 percent of the travelers. Since doctors’ knew that they couldn’t keep too many people in custody, they kept their numbers small. These passengers would then be interviewed again by officials, and if their answers weren’t up to par, they would be detained until further notice. While this process occurred by a case by case process, the immigrant actually had the option to appeal their detainment as long as they didn’t mind waiting a few more weeks.

Incomers who were lucky enough to avoid detainment were released as soon as possible. Not only that, but most were released within three to five hours. Although they weren’t allowed to sleep overnight or eat a meal, they did have the option to purchase their own food in the cafeteria. Moreno remarked that “If they wanted a meal, they could go downstairs to the lunchroom where the restaurant keeper sold boxed lunches: a large box for $1, a small box for 50 cents. In the box were a sandwich, pie and an apple. The only free food was given to detainees held forcibly overnight.”


A Brief History of Ellis Island

1620s: The Dutch arrive in New York harbor and begin building their colony of New Amsterdam. The Dutch would refer to this island as one of the three “Oyster Islands” in New York harbor. Native Americans were the first to utilize the land. They often visited the island because of its’ large oyster beds, which was an integral source of food. This was the inspiration for the Dutch naming of the islands.

Credit: National Parks Service

1674-1679: After the British took hold of New Netherland, the island was bestowed to Captain William Dyer by Sir Edmund Andros, the Colonial Governor of New York. It was then renamed Dyer’s Island.

1774: Samuel Ellis purchases the island. This New York merchant builds a tavern on the island where men would come to dig for oysters and enjoy the views of the harbor.

1785: Ellis attempts to sell the island, but fails. He eventually passes away in 1794 and the island is given to his descendants.

1808: The United States Federal Government acquires the island from New York State for harbor defense.

1811: Fort Gibson is constructed by the United States War Department, built to protect the harbor during the war of 1812. The fort consisted of barracks, gunpowder magazine, and a battery of canons.

Credit: National Parks Service

1812: The British never directly attacked the harbor during the war and thus Fort Gibson never saw any action.

1890: The Federal Government takes control of immigration from the states.

1890-1891: Before the immigration depot began construction, the island was doubled in size with landfill. A ferry slip and dock were built, and some of the older military post buildings were adapted for reuse.

1892: New immigration station opens up at Ellis Island on January 1.

1897: Immigration station destroyed by a fire on June 15. No one was killed.

1900: Current Main Building opens, made completely fireproof by the architectural firm of Boring and Tilton. Opening day was December 17.

Credit: National Parks Service

1901: Kitchen, Laundry and Powerhouse buildings were built and the island was further enlarged by landfill to allow for a hospital complex.

1902: In March, the Main Hospital Building officially opened, with space and equipment for up to 125 patients.

1903-1909: A number of other buildings were added to the hospital complex such as an administration building, a new hospital extension, and the psychopathic ward. Enlarged again with landfill, the island then allowed room for the building of the Contagious Disease Hospital and Isolation Wards.

Credit: National Parks Service

1920s: Last swell of construction involving a New Immigration Building, New Ferry House, and the new Recreation Building and Shelters.

1939-1946: United States Coast Guard occupies Ellis Island to establish a training station, utilizing many of the buildings already on the island. By 1946, the training station was decommissioned.

1951-1954: The Coast Guard returns to the island to establish a Port Security Unit.

1954: Ellis Island Immigration Station is closed permanently and the island is abandoned.

Credit: National Parks Service

1955: The island is declared surplus Federal property.

1965: Ellis Island becomes part of the Statue of Liberty National Monument. Put into effect by President Lyndon B. Johnson in a signed proclamation.

1986: The work begins to repair and refurbish the main immigration building on Ellis Island.

1990: Restored Main Building reopens as an immigration museum.

Want to experience this history up close and personal?? Join us for a tour!


Why People Came

After learning all of this, I was interested in finding out about specific stories of some people who took a chance to voyage across the Atlantic Ocean. I discovered families like Barnet Chadekel, who chose to travel under his wife, Chann’s maiden name of Mirelowitz because in their native land they were perceived to be wealthy because he owned a glass working shop. In the country they left behind, they were considered to be wealthy and were persecuted for this. Often put to death.

As another aside: For a little over ten years in the early 2000s, I taught a life journaling class to hundreds of senior citizens all over the metro Detroit area. Every person in every class had an interesting story to tell, but many had traced their family histories all the way back to Ellis Island and beyond. What they discovered during their research was that there were many family members who, when they told immigration clerks their name, the clerk wrongly spelled their name the way they heard it so their name turned out to be something different from what it really was. Some clerks shortened their name. And some immigrants, like Iparhos Perdikis (who you’ll read about here) chose to give the clerk at their departure from their home country, a completely different name. I learned so much while working with everyone during these years, about immigration and their personal lives I was also able life lessons, which I still use today.

The Many Reasons Why People Came

The reasons people made the long expensive journey to America vary widely. Some escaped war in their home country, as well as drought, hunger, and persecution for their religious beliefs. People came hoping for jobs, some were only in the States long enough to earn enough money to support their family when they returned to their homeland and some came hoping to get land to farm. But everyone came in hopes for a better opportunity.

Passengers waited in long lines on the island following their nearly two week voyage, some of them waited only to be detained for weeks… or worse, deported because they didn’t pass the interviews with immigration inspectors, who claimed they were too sick or deemed as illiterate. During various different periods, immigrants from certain countries were banned entirely. But this didn’t stop people from coming in search of their dreams.

Nearly 12 million people were welcomed by the Statue of Liberty in New York Harbor during Ellis Island depot’s 62 year history. Though due to a multitude of immigration acts in the U.S., immigration to the island dramatically decreased by 1924. Ellis Island immigration depot finally closed its doors in November of 1954.

Meet Giuseppe D’Amico

Giuseppe D’Amico was an electrician by trade. His family was already in America, but upon arriving, he found that in Manhattan, his profession had already seen unionization, which left him unable to find work. Fortunately, a family member, skilled as a seamstress, taught him her trade. Guiseppi went from learning the basic skills of dressmaking and through the years, worked his way to becoming a highly skilled dressmaker, managing a shop, then creating his own business designing beautiful gowns for the women of his day.

Tong Ly Jue Journeyed from China

Tong Ly Jue, a herbalist by trade, immigrated from China. He and his wife, Jeang Quai, settled in San Francisco’s Chinatown. With him, he brought many Chinese herbs and medicines and was able to come to the aid of people afflicted with many different diseases. Tong Ly is said to be among one of the first herbalists welcomed to America.

The Perdikis Family

Lastly, let’s meet Iparhos Perdikis. In 1921, the 16 year old traveled with his parents who settled in New York City. Iparhos chose to completely change his name to Harold Perrin, as many others often did, when he came to America. He studied hard in school before finding his calling and consuming himself in music and dance. Later, he performed on vaudeville stages and in nightclubs all across America.

When reflecting back to his arrival through New York Harbor and looking up at the lights of the New York city, Harold recalls, “From that beautiful city, I got my dreams.”

Over all, from the time Ellis Island opened until 1954 when it closed, more than 12 million people were welcomed into the United States. Today, the island is a National Park and hosts a museum in the main building. Restoration is being done, with the help of donations, to the Ellis Island hospital building. While visiting, you can go on guided tours of both the Ellis Island immigration depot island and our Lady Liberty. You also have the opportunity to take a guided cruise through New York Harbor and much more.

Janie Saylor is a professional certified life coach with a degree in psychology, her focus is in the emerging field of positive psychology. Janie is the mom of two grown children, her son, age 21, and her daughter, age 25. In 2006, Janie published the book, “The Road You’ve Traveled, How to Journal Your Life,” which came from her experiences teaching life journaling to people over the age of 60 for 10+ years in various communities in the Metro Detroit area. Janie’s used her experiences and education as she developed an 8-week online coaching program and has had tremendous success in improving the communication, lives and relationships of her clients. Janie enjoys uplifting others with positive posts and memes on her Facebook page, Become University. Janie calls it “Your Happy Place.”


Ver el vídeo: Statue of Liberty u0026 Ellis Island - 2 minute HD tour (Diciembre 2021).