Noticias

Comandante militar, Sanliurfa

Comandante militar, Sanliurfa


Oficial de la Fuerza Espacial despedido después de criticar el marxismo, teoría crítica de la raza en el ejército

Un comandante de la Fuerza Espacial fue despedido la semana pasada luego de comentarios públicos hechos mientras promocionaba su libro criticando los ideales marxistas en el ejército.

Military.com informó por primera vez que el comandante del 11º Escuadrón de Alerta Espacial, el teniente coronel Matthew Lohmeier, fue despedido por "perder la confianza en su capacidad de liderazgo" después de unirse al podcast "Information Operation" de L. Todd Wood para promocionar su libro autoeditado, & # 8220Irresistible Revolution: Marxism & # 8217s Goal of Conquest & amp the Unmaking of the American Military. & # 8221

Un portavoz de la Fuerza Espacial le dijo a Military.com que el despido de Lohmeier fue & # 8220 basado en comentarios públicos hechos por el Teniente Coronel Lohmeier en un podcast reciente, & # 8221 agregando que & # 8220Lt. El general Whiting ha iniciado una investigación dirigida por el comando sobre si estos comentarios constituían una actividad política partidista prohibida. & # 8221

En el podcast, Lohmeier, un ex piloto de combate e instructor, criticó la formación ampliada de diversidad e inclusión de las fuerzas armadas y su misión centrada en erradicar el extremismo en las filas, esfuerzos encabezados por el secretario de Defensa Lloyd Austin.

Dijo que las políticas están "arraigadas en la teoría crítica de la raza, que tiene sus raíces en el marxismo" y tienen un impacto en la cultura de los militares. Esos cambios “nos dividirán, no nos unificarán”, dijo Lohmeier.

Lohmeier dijo que le entregaron un folleto de 70 páginas sobre “temas de conversación” sobre el entrenamiento del extremismo para entrenar a su escuadrón. Entre esos puntos de conversación había ejemplos que incluían el asalto al Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero como un acto de extremismo.

La Ley Hatch y la Directiva 1344.10 del Departamento de Defensa prohíben que los miembros del servicio demuestren su apoyo u oposición a un grupo o partido político mientras visten el uniforme, estén de servicio o en una propiedad federal.

Sin embargo, a los miembros del servicio se les permite expresar opiniones políticas personales en público mientras están fuera de servicio, siempre y cuando esas opiniones no reflejen negativamente en el Ejército.

Una descripción del libro de Lohmeier dice que examina "la historia y la narrativa general de la ideología marxista", incluido su impacto en la cultura y la política militar, y las implicaciones futuras "si optamos por no hacer una corrección de curso inmediata".

Lohmeier le dijo a Military.com que discutió su libro con asuntos públicos y abogados, pero que el libro no requirió una revisión de seguridad del Departamento de Defensa.

& # 8220 Mi intención nunca ha sido involucrarme en políticas partidistas. He escrito un libro sobre una ideología política en particular (el marxismo) con la esperanza de que nuestro Departamento de Defensa pueda volver a ser políticamente no partidista en el futuro, como lo ha hecho honorablemente a lo largo de la historia, & # 8221 Lohmeier le dijo a Military.com

El representante republicano Matt Gaetz tuiteó en apoyo de Lohmeier el domingo, diciendo que el despido fue "claramente una represalia" y agregó: "Buscaré una acción al respecto en el Comité de Servicios Armados".

El teniente coronel Lohmeier es un patriota que dice la verdad sobre el intento de despertar de nuestro ejército y cosas peores.


El ejército turco abre un centro de comando para operaciones futuras en el noreste de Siria

El 30 de marzo, el ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, y el jefe de Estado Mayor, general Yasar Gulero, inauguraron un centro en la provincia sureste de Sanliurfa que gestionará cualquier posible operación militar al este del río Éufrates en el norte de Siria.

Los dos comandantes también inspeccionaron las fuerzas turcas desplegadas cerca de la frontera siria en Sanliurfa, según la Agencia Anadolu.

El nuevo centro de mando refleja la determinación de Turquía de poner fin a la situación actual en el noreste de Siria, donde las fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos han establecido una autoadministración. Turquía considera estas fuerzas una amenaza para su seguridad nacional y reconoce a algunas de ellas, como las Unidades de Protección Popular (YPG), como grupos terroristas.

Anteriormente, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, prometió resolver el problema del noreste de Siria "sobre el terreno" después de las próximas elecciones locales, que se celebrarán el 31 de marzo. El presidente turco advirtió que su país no tolerará un "corredor terrorista". ”En su frontera sur.

"Les hemos enseñado la lección necesaria a quienes intentaron hacer eso y les haremos lo mismo en el futuro", dijo Erdogan.


Contenido

Guerra Fría Editar

Originalmente, las Fuerzas Aliadas del Sur de Europa era uno de los dos principales comandos de la OTAN en el área del Mediterráneo, siendo el otro las Fuerzas Aliadas del Mediterráneo con base en la isla de Malta, responsable de las actividades navales en la región. Si bien el 19 de junio de 1951 el almirante Robert B. Carney de la Armada de los EE. UU. Fue nombrado Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas del Sur de Europa (CinCAFSOUTH), [4] AFMED no se activó hasta 1953. El retraso se debió a negociaciones y compromisos entre los Los estadounidenses y los británicos, que deseaban retener a uno de sus comandantes sobre las líneas de comunicación marítimas tradicionales de Gran Bretaña que se extendían a través del Mediterráneo hasta el Canal de Suez y más allá. De 1951 a 2003, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas del Sur de Europa fue siempre un almirante de la Armada de los Estados Unidos, con base en Nápoles, que también ocupó el cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas Navales de los Estados Unidos en Europa de la Armada de los Estados Unidos y funcionó como el Comandante del componente de servicio de la Armada para el Comando Europeo de los Estados Unidos dentro de la cadena de mando exclusiva de EE. UU. La sede de AFSOUTH se estableció en la isla de Nisida, Nápoles.

Los arreglos de mando iniciales para AFSOUTH consistieron en los clásicos tres cuarteles generales terrestres, marítimos y aéreos preferidos por Eisenhower. Las Fuerzas Terrestres Aliadas del Sur de Europa (LANDSOUTH), las Fuerzas Navales Aliadas del Sur de Europa (NAVSOUTH) y las Fuerzas Aéreas Aliadas del Sur de Europa (AIRSOUTH) se establecieron en Italia. [5] Grecia y Turquía se unieron a la alianza a principios de 1952. [6] [7] El 8 de septiembre de 1952, se creó un nuevo comando terrestre aliado, las Fuerzas Terrestres Aliadas del Sudeste de Europa (LANDSOUTHEAST), con sede en Izmir, Turquía. , bajo el mando de un oficial estadounidense, el teniente general Willard G. Wyman. [8] Bajo este mando, con su cuartel general en Izmir asistido por el Puesto de Mando Avanzado de Tesalónica subordinado, estarían la mayoría de los ejércitos griego y turco en caso de guerra.

El primer comandante de AIRSOUTH se convirtió en el mayor general estadounidense David M. Schlatter, USAF. El 14 de octubre de 1953, la Sexta Fuerza Aérea Táctica Aliada también se estableció en Izmir, comandada por el Mayor General R.E.L. Easton, USAF, y responsable ante las Fuerzas Aéreas Aliadas del Sur de Europa de la defensa aérea de Grecia y Turquía. [8] Se le asignaron tres comandos aéreos nacionales: la 1ª y 3ª Fuerzas Aéreas Tácticas de Turquía, y la 28ª Fuerza Aérea Táctica Real Helénica de la Fuerza Aérea Griega. En términos de fuerzas reales, esto significó dos alas griegas y cuatro grupos de cazabombarderos turcos de aviones F-84, más algunos mosquitos B-26A.

Más tarde, en 1953, las diversas fuerzas navales nacionales dentro de las Fuerzas Aliadas del Mediterráneo se organizaron en seis Comandos Sub-Principales Subordinados (Sub-PSC), cada uno comandado por un Almirante (incluido un francés (MEDOC), un griego, un turco, un italiano y otro. dos británicos). En tiempo de guerra, CINCAFMED sería responsable de asegurar las líneas de comunicaciones marítimas en todo el Mar Mediterráneo. [6]

Algunos de los primeros ejercicios de AFSOUTH tuvieron lugar en 1952. La Operación Muro Antiguo fue una serie de maniobras militares que incluían entrenamiento táctico de unidades pequeñas terrestres, apoyo aéreo táctico terrestre y apoyo aéreo basado en portaaviones bajo el mando general del almirante Carney. [9] El ejercicio Grand Slam fue un ejercicio naval combinado celebrado en el mar Mediterráneo entre el 25 de febrero y el 16 de marzo de 1952. El ejercicio incluyó buques de guerra aliados que escoltaban a tres convoyes de buques de suministro que fueron sometidos a repetidos ataques aéreos y submarinos simulados, así como anti -operaciones de guerra submarina (ASW) y bombardeo de tierra con fuego de armas navales. [10] La Operación Longstep fue un ejercicio naval de diez días celebrado en el Mar Mediterráneo durante noviembre de 1952. Involucró a más de 170 buques de guerra y 700 aviones, y contó con un asalto anfibio a gran escala a lo largo de la costa occidental de Turquía. [11]

1953 AFSOUTH ejercicios incluyeron:

  • "Italic Weld": un ejercicio combinado aire-naval-terrestre en el norte de Italia en el que participan Estados Unidos, Italia, Turquía y Grecia [12]
  • "Weldfast": un ejercicio combinado de desembarco anfibio en el mar Mediterráneo en el que participan fuerzas navales británicas, griegas, italianas, turcas y estadounidenses [12]

En 1957, la Operación Deep Water simuló la defensa de los Dardanelos de un ataque soviético. El ejercicio incluyó un aterrizaje anfibio de 8.000 efectivos.

La reducción de la Flota Británica del Mediterráneo, las dificultades militares de la estructura de mando políticamente decidida y la retirada de los franceses de la estructura de mando militar obligaron a reorganizar los arreglos de mando en la región sur. Las Fuerzas Aliadas del Mediterráneo se disolvieron el 5 de junio de 1967, y todas las fuerzas en el sur y el Mediterráneo fueron asignadas a AFSOUTH. [1]

AFSOUTH continuó realizando ejercicios en las décadas de 1960 y 1970, entre los que se encontraba el ejercicio 'Dawn Patrol', un ejercicio naval y aéreo de cinco naciones realizado en todo el Mediterráneo en 1974. [13] La contribución de Estados Unidos al ejercicio se basó en el USS America grupo de batalla de portaaviones. Durante la década de 1960, parece que el Ejercicio Surco Profundo se llevó a cabo anualmente. Deep Surrow, se llevará a cabo del 20 al 29 de septiembre de 1973 en la región sur de Allied Command Europe. Las fuerzas de Grecia, Turquía y otros países del Comando Sur de AF participarán en el Ejercicio Deep Surco 73, programado anualmente por CINCSOUTH. Las fuerzas terrestres realizarán maniobras en la Tracia griega y turca y la fuerza naval se ejercitará en el Mediterráneo oriental, incluidas las actividades navales del Mar Egeo que incluirán operaciones anfibias y de portaaviones. Como parte del ejercicio, las unidades terrestres serán transportadas por avión desde sus estaciones de origen en el Reino Unido y los Estados Unidos al noroeste de Turquía, donde las Fuerzas Nacionales de Turquía ejecutarán planes para recibirlas. Las Fuerzas Nacionales de Turquía también llevarán a cabo operaciones con las Fuerzas Armadas Helénicas y las unidades aéreas de la OTAN que brindan apoyo de reconocimiento y cazabombarderos en toda el área de operaciones. Los aspectos más destacados del ejercicio en la Tracia turca serán un aterrizaje anfibio multinacional el 25 de septiembre de 1973 y una operación aerotransportada multinacional el 26 de septiembre de 1973.

Desde 1967, la forma general de AFSOUTH no cambió significativamente hasta que se cambió el nombre del comando en 2004. Había cinco comandos subordinados principales (PSC). [14] El número aumentó a seis cuando Grecia participaba en la estructura militar Grecia se retiró de la estructura militar de la OTAN después de la invasión turca de Chipre en 1974, y después de algunas negociaciones entre bastidores por parte de funcionarios de la OTAN, regresó en octubre de 1980. Dos Los comandos terrestres, las Fuerzas Terrestres Aliadas del Sur de Europa y las Fuerzas Terrestres Aliadas del Sudeste de Europa, tenían la tarea de defender Italia y Turquía, respectivamente. Cada uno era directamente responsable ante el Comandante en Jefe, AFSOUTH, y contaba con el apoyo de una fuerza aérea táctica, la Quinta Fuerza Aérea Táctica Aliada en Italia y la Sexta Fuerza Aérea Táctica Aliada en Turquía. Las dos fuerzas aéreas tácticas aliadas estaban bajo un mando aéreo general, las Fuerzas Aéreas Aliadas del Sur de Europa, con sede en Nápoles, Italia, bajo un oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, ComAirSouth, responsable ante CinCAFSOUTH. [15] ComAirSouth ocupó el cargo de comandante de la Decimosexta Fuerza Aérea en Estados Unidos durante un largo período.

Por consideraciones políticas, el mando de las fuerzas navales de la región se dividió. Las Fuerzas Navales Aliadas del Sur de Europa, en Nápoles, operaban la mayoría de las fuerzas navales de los aliados de la OTAN en el Mediterráneo bajo el mando de un almirante italiano. Pero debido al deseo de Estados Unidos de retener el control de sus fuerzas navales con armas nucleares, [16] la Sexta Flota de Estados Unidos reportó directamente a CinCAFSOUTH, apoyada por un cuartel general separado llamado Fuerzas Navales de Apoyo y Ataque del Sur de Europa (STRIKFORSOUTH).

El sexto comando era un comando aliado responsable de la defensa terrestre de Grecia, llamado Allied Land Forces South-Central Europe o LANDSOUTHCENT. Sin embargo, no es seguro que haya estado realmente operativo alguna vez, y el Manual de la OTAN de 1998/99 lo enumera como 'aún por activar'. Debajo de estos PSC estaban los cuarteles generales más pequeños, como las Fuerzas Aéreas Marítimas, Mediterráneo, en Sigonella, Sicilia, responsable de la coordinación del esfuerzo aéreo antisubmarino, las Fuerzas Submarinas, Sur, [17] y la Fuerza Naval On-Call Mediterráneo, una escolta multinacional. escuadrón activado a intervalos.

Estructura en 1989 Editar

Al final de la Guerra Fría constaba de los siguientes comandos:

  • Comando Aliado de Europa, en Mons, Bélgica
    • Fuerzas aliadas del sur de Europa (AFSOUTH), en Nápoles, Italia
      • Fuerzas terrestres aliadas del sur de Europa (LANDSOUTH), en Verona, Italia
          , en Milán, en Bolzano, en Vittorio Veneto
        • , en Estambul en Malatya, en Erzincan
      • (5 ATAF), en Vicenza, Italia (6 ATAF), en İzmir, Turquía
  • Séptima Fuerza Aérea Táctica Aliada (7 ATAF) en Larissa, Grecia, un comando planificado para la Fuerza Aérea Griega, pero que nunca se estableció realmente.
    • Comandante Gibraltar Mediterráneo (COMGIBMED), en Gibraltar, al mando de un Almirante Trasero de la Marina Real, que se duplicó como Comandante de las Fuerzas Británicas Gibraltar
    • Comandante del Mediterráneo Occidental (COMMEDWEST), bajo un almirante de la Armada francesa, hasta 1962 en Argel, luego en Toulon, después de que Francia abandonó la estructura de mando integrada de la OTAN en 1966, el mando fue absorbido por NAVSOUTH
    • Comandante del Mediterráneo Central (COMEDCENT), en Nápoles, al mando de un almirante de la Armada italiana (COMEDEAST), en Atenas, al mando de un almirante de la Armada griega
    • Comandante del Mediterráneo Suroriental (COMMEDSOUTHEAST), al mando de un almirante británico en Malta, tras la disolución de la Flota del Mediterráneo, el mando fue absorbido por NAVSOUTH
    • Comandante del Mediterráneo nororiental (COMEDNOREAST), en Ankara, al mando de un almirante de la Armada turca (incluye el Mar Negro)
    • Comandante de las Fuerzas Aéreas Marítimas del Mediterráneo (COMMARAIRMED), en la Estación Aeronaval de Sigonella, Italia, bajo el mando del Comandante de la Flota Aérea del Mediterráneo de la Armada de los Estados Unidos
    • Commander Submarines Mediterranean (COMSUBMED), en Nápoles, al mando del Comandante US Navy Submarine Group 8

    Post Guerra Fría Editar

    Desde 1992, AFSOUTH estuvo muy involucrado en las operaciones de la OTAN en los Balcanes, inicialmente con la aplicación por mar de la OTAN de un embargo de armas de la ONU, la Operación 'Monitor Marítimo', que comenzó en julio de 1992. Esta operación se fusionó con un esfuerzo similar de la Unión Europea Occidental y, por lo tanto, se convirtió en Operación Sharp Guard desde julio de 1993. AFSOUTH también dirigió actividades como la Operación Deny Flight desde la sede de AIRSOUTH en Italia. El Comandante en Jefe AFSOUTH dirigió las misiones de mantenimiento de la paz de la OTAN en Bosnia y Herzegovina, IFOR y SFOR, desde diciembre de 1995. Mientras estuvo técnicamente a cargo de la KFOR desde mediados de 1999, la autobiografía del general Sir Mike Jackson, Soldado, indica que el General Wesley Clark de SHAPE en Bélgica supervisó directamente muchas de las actividades de la KFOR, sin pasar por AFSOUTH, al menos durante la gira del Allied Rapid Reaction Corps como HQ KFOR en 1999.

    A partir del 10 de julio de 1951, el Cuartel General de las Fuerzas Terrestres Aliadas del Sur de Europa fue responsable de la defensa del sector nororiental italiano, en cooperación con otras naciones de la OTAN. Durante los 40 años intermedios, el cuartel general elaboró ​​planes y estudios para contrarrestar una posible invasión del Pacto de Varsovia liderado por los soviéticos. Después de 53 años en la ciudad de Verona, lo que se había convertido en Comando Conjunto Sur (JCS) cerró sus puertas el 15 de junio de 2004. [18] También cerró el Cuartel General Conjunto Sudoeste en Madrid y el Cuartel General Conjunto Sudeste / Comando Conjunto Sudeste en Izmir.

    Comando de fuerzas conjuntas de Nápoles Editar

    La reorganización de AFSOUTH como JFC Nápoles en 2004 fue parte de la transformación de la OTAN, iniciada por la cumbre de Praga de 2002, con el objetivo de adaptar la estructura militar aliada a los desafíos operativos de la guerra de coalición, para enfrentar las amenazas emergentes en el nuevo milenio. La nueva estructura de mando de la OTAN es más sencilla y se centra en llevar a cabo una gama mucho más amplia de misiones.

    El NHQ Sarajevo sigue en funcionamiento, y también el Cuartel General de la OTAN en Tirana, una consecuencia de la antigua Zona de Comunicaciones Oeste de la Fuerza de Kosovo (KFOR) establecida originalmente en 1999. La Zona de Comunicaciones Oeste fue rebautizada como NHQ Tirana el 17 de junio de 2002, [19] y ahora realiza una Defensa Reforma y reforma del sector de la seguridad Función de asesoramiento, con el objetivo de apoyar a las Fuerzas Armadas de Albania, ahora miembro de la OTAN.

    En 2013 comenzó a entrar en vigor una nueva reorganización de la estructura de mando. El Mando Marítimo Aliado de Nápoles, [20] el Mando Aéreo Aliado de Esmirna [21] y el Mando de las Fuerzas Aliadas de Madrid fueron desactivados. [22]

    A partir de 2013, las Operaciones del Comando Aliado comenzaron a dirigir el Comando de la Fuerza Conjunta Aliada Brunssum y el Comando de la Fuerza Conjunta Aliada de Nápoles, y los comandos de tres componentes, el Comando Aéreo Aliado en Ramstein, Alemania, el Comando Terrestre Aliado en Izmir, Turquía, y el Comando Marítimo Aliado en Northwood, Reino Unido. [23]

    Representantes de la OTAN y del Ministerio de Defensa rumano activaron la sede de la División Multinacional del Sureste (HQ MND-SE) en Bucarest, Rumania, el 1 de diciembre de 2015. [24] [25] La nueva sede se activó como parte del Plan de Acción de Preparación acordado en la Cumbre de Gales de 2014. JFC Naples servirá como control operativo de MND-SE. El cuartel general de la división estará preparado para ejecutar el mando y control de las Unidades de Integración de Fuerzas de la OTAN en Rumania y Bulgaria para una serie de misiones, que incluyen operaciones del Artículo V basadas en la planificación anticipada de la OTAN, cuando lo autorice el Consejo del Atlántico Norte y lo dirija el Supremo. Comandante aliado de Europa.

    La Estructura de Mando Militar de la OTAN consta de dos mandos estratégicos y está dirigida por el Estado Mayor Internacional: [26]

    Los comandos bajo SACEUR - Comando de la Fuerza Conjunta Aliada Brunssum, Comando de la Fuerza Conjunta Aliada de Nápoles y Comando de la Fuerza Conjunta Norfolk son Comandos de Nivel Operacional, mientras que el Comando Aéreo Aliado de la Sede, el Comando Marítimo Aliado de la Sede y el Comando Terrestre Aliado de la Sede son Comandos de Nivel Táctico. [27] La ​​SACEUR también tiene el mando operativo del Comando Conjunto de Apoyo y Habilitación. [28]


    Kaiser Wilhelm II y la Primera Guerra Mundial

    El comportamiento de Wilhelm & # x2019 durante la crisis que condujo a la guerra en agosto de 1914 sigue siendo controvertido. No hay duda de que las críticas que siguieron a los escándalos de Eulenburg-Harden y Daily Telegraph le habían roto psicológicamente. Sufrió un episodio de depresión en 1908. Además, el káiser estaba desconectado de las realidades de la política internacional en 1914. pensó que sus lazos de sangre con otros monarcas europeos eran suficientes para manejar la crisis que siguió al asesinato en junio de 1914 del archiduque austriaco Franz Ferdinand (1863-1914) en Sarajevo, Bosnia. Aunque Wilhelm firmó la orden de movilización alemana tras la presión de sus generales & # x2013Alemania declaró la guerra a Rusia y Francia durante la primera semana de agosto de 1914 & # x2013, se dice que dijo: & # x201C Lo lamentarán, señores. & # X201D

    Con la Primera Guerra Mundial en marcha, el káiser, como comandante en jefe de las fuerzas armadas alemanas, retuvo el poder para realizar cambios de alto nivel en el mando militar. No obstante, fue en gran medida un monarca en la sombra durante la guerra, útil para sus generales como una figura de relaciones públicas que recorrió las líneas del frente y repartió medallas. Después de 1916, Alemania fue, en efecto, una dictadura militar dominada por dos generales, Paul von Hindenburg (1847-1934) y Erich Ludendorff (1865-1937).


    Commanders of Chaos: Los 5 peores generales de la historia de EE. UU.

    Estos comandantes estadounidenses han perdido la batalla por la historia.

    Sería bueno que todos los generales estadounidenses fueran geniales. ¿Cómo habrían resultado Vietnam o Irak si un George Washington, un Ulysses Grant o un George Patton hubieran estado al mando?

    Por desgracia, llámenlo las leyes de la probabilidad o simplemente karma cósmico, pero cada nación produce tanto malos generales como buenos, y Estados Unidos no es una excepción.

    ¿Qué es un mal general? Definir eso es como definir una mala comida. Algunos dirían que el fracaso en el campo de batalla justifica la censura. Otros dirían que lo que cuenta no es la victoria, sino el éxito en el cumplimiento de una misión.

    Pero por alguna razón, algunos comandantes estadounidenses han perdido la batalla por la historia. Aquí están cinco de los peores generales de Estados Unidos:

    Puertas de Horatio:

    Los grandes generales tienen grandes talentos y, por lo general, egos y ambiciones a la altura. Sin embargo, apuñalar por la espalda a tu comandante en jefe en medio de una guerra es llevar la ambición demasiado lejos. Un ex oficial británico, Gates saltó a la fama como comandante del Ejército Continental durante la trascendental derrota estadounidense de un ejército británico en Saratoga en 1777.

    Muchos historiadores dan crédito a Benedict Arnold y a otros por ser los verdaderos vencedores de Saratoga. Gates pensaba de otro modo y se consideraba mejor comandante que George Washington. No es la primera vez que alguien piensa que es más inteligente que su jefe. Pero Gates podría haber condenado la Revolución Americana.

    Durante los días más oscuros de la rebelión, cuando el ejército de Washington había sido expulsado de Nueva York y la estrella del Rey George parecía ascender, la "camarilla de Conway" de oficiales y políticos descontentos tramó infructuosamente para sacar a Washington y nombrar a Gates.

    Lo bien que habría funcionado se puede ver cuando Gates fue enviado a comandar tropas estadounidenses en el sur. Sus malas decisiones tácticas dieron como resultado que su ejército fuera derrotado por una fuerza más pequeña de casacas rojas y leales en la batalla de Camden en Carolina del Sur en 1780.

    Washington también sufrió su parte de derrotas. Pero su persistencia e inspiración mantuvieron al Ejército Continental en el campo durante los peores momentos, razón por la cual su rostro está en el billete de un dólar. Si Gates hubiera estado al mando, podríamos estar pagando nuestros comestibles con chelines y peniques.

    George McClellan:

    La Guerra Civil estadounidense fue una fábrica para producir malos generales como Braxton Bragg y Ambrose Burnside.

    Pero el peor de todos fue McClellan, el llamado "Joven Napoleón" de quien Lincoln y la Unión esperaban grandes cosas. McClellan fue un excelente organizador, un ingeniero formado en West Point que hizo mucho para construir el ejército de la Unión casi desde cero.

    Pero era demasiado cauteloso por naturaleza. A pesar de las súplicas de Lincoln por una acción agresiva, su Ejército del Potomac se movió con vacilación, su comandante McClellan se convenció a sí mismo de que los ejércitos del Sur lo superaban en número cuando la lógica debería haberle dicho que era el Norte el que disfrutaba de una abundancia de recursos.

    Hombres y material que la Unión podría proporcionar a sus ejércitos. Pero había algo que ni siquiera las fábricas de Nueva York y Chicago podían producir, y ese era el momento. Como bien sabía Lincoln, la única forma en que la Unión podía perder la guerra era si el Norte finalmente se cansaba y aceptaba permitir que el Sur se separara. Haste arriesgó bajas y derrotas a manos de un oponente formidable como Robert E. Lee y su ejército del norte de Virginia. La alternativa era dividir a los Estados Unidos en dos.

    Ulysses S. Grant, quien reemplazó a McClellan, lo entendió. Apretó los dientes y desgastó a la Confederación con ataques incesantes hasta que el Sur no pudo más. McClellan era un proto-Douglas MacArthur que hablaba mal de su presidente y comandante en jefe. Grant dejó la política a los políticos e hizo lo que había que hacer.

    Si Lincoln hubiera retenido a McClellan al mando de los ejércitos de la Unión, muchos ex estadounidenses todavía podrían estar silbando "Dixie".

    Lloyd Fredendall:

    No es que Fredendall no tuviera problemas reales que hubiera intentado cualquier comandante. Los soldados estadounidenses lamentablemente inexpertos se encontraron contra los veteranos Afrika Korps de Erwin Rommel. Los estadounidenses carecían de suficientes tropas, suministros y cobertura aérea (¿cuándo fue la última vez que un general estadounidense tuvo que librar una batalla mientras era atacado por bombarderos enemigos?)

    Sin embargo, la solución de Fredendall fue ordenar a una compañía de ingenieros del Ejército que construyera un búnker gigante a cien millas del frente. También dio órdenes a sus tropas en un código personal que nadie más entendió, como esta joya de claridad de mando:

    Mueva su comando, yo. e., los chicos que caminan, las pistolas pop, el atuendo de Baker y el atuendo que es el reverso del atuendo de Baker y los grandes compañeros de M, que está al norte de donde estás ahora, tan pronto como sea posible. Haga que su jefe informe al caballero francés cuyo nombre comienza con J en un lugar que comienza con D, que está a cinco cuadrados de la cuadrícula a la izquierda de M.

    El desastre de Kasserine tuvo repercusiones. Fue un bautismo de fuego humillante para el ejército de los Estados Unidos en Europa y, lo que es más importante, provocó que los comandantes británicos descartaran a sus aliados yanquis como soldados aficionados durante el resto de la guerra.

    Douglas MacArthur:

    Incluir a MacArthur como uno de los peores generales de Estados Unidos será controvertido. Pero luego MacArthur prosperó con la controversia como el pan se nutre de la levadura.

    De hecho, era un guerrero capaz, como lo demostró la campaña del Pacífico Sur y el desembarco de Inchon en Corea. Pero también mostró muy mal juicio, como cuando era comandante en Filipinas en 1941. Informado de que los japoneses habían atacado Pearl Harbor y estaban seguros de atacar las Filipinas a continuación, MacArthur no logró dispersar su avión, la única fuerza que podría interrumpir el ataque. Ofensiva japonesa en ausencia de la flota estadounidense, y atacar los aeródromos japoneses antes de que el enemigo aniquilara su fuerza aérea.

    Pero su mayor logro fue un mal mando en Corea. Sí, el aterrizaje en Inchon trastornó la ofensiva inicial de Corea del Norte. Pero el avance precipitado hacia Corea del Norte fue un error de proporciones estratégicas. Avanzar en columnas dispersas por la mitad norte de la península era una invitación a ser destruido poco a poco. Avanzar hacia la frontera de Corea del Norte con China también fue una bandera roja para Mao-Tse Tung, quien temía que las tropas estadounidenses en su frontera fueran un preludio de la invasión estadounidense.

    Quizás Mao habría intervenido de todos modos. Pero la estrategia de MacArthur ciertamente ayudó a liberar a 300.000 "voluntarios" chinos que causaron bajas significativas a las fuerzas de las Naciones Unidas. En lugar de mantener una línea de defensa natural alrededor de Pyongyang, que le habría dado a las Naciones Unidas el control de la mayor parte de la península, las tropas de la ONU se retiraron hasta Corea del Sur en un revés humillante para el poder estadounidense después de la aplastante victoria de la Segunda Guerra Mundial. .

    Finalmente, estaba la insubordinación de MacArthur. Pidió bombardear China, como si la liberación de Corea valiera la pena arriesgar 550 millones de chinos y posiblemente también la guerra con Rusia. Cualquiera que sea su sabiduría militar o la falta de ella, fue una decisión que no deberían haber tomado los generales bajo el sistema político estadounidense. Cuando hizo públicos sus desacuerdos con el presidente Truman, Truman lo despidió con razón.

    Tommy Franks:

    Los primeros días de la guerra de Irak de 2003 estaban destinados a ser un cementerio de reputaciones militares y políticas, dadas las percepciones y juicios erróneos detrás de la desafortunada aventura de Estados Unidos en el cambio de régimen y la construcción de una nación. Pero Franks, que comandó la invasión, empeoró la situación.

    Los críticos dicen que Franks y altos funcionarios, como el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, idearon un plan de invasión que utilizó muy pocas tropas. No se necesitaría una gran fuerza para atravesar al destartalado ejército iraquí y derrocar a Saddam Hussein, pero asegurar un país del tamaño de Irak requería una fuerza mayor.

    ¿Y luego que? Parecía haber poca planificación seria para lo que sucedería al día siguiente de la partida de Saddam. Nos guste o no, el ejército de los Estados Unidos se convertiría en la autoridad gobernante. Si no pudiera o no quisiera gobernar el país, ¿quién lo haría? Estados Unidos, Oriente Medio y el resto del mundo todavía están cosechando las consecuencias de esas omisiones.

    Finalmente, cuando se trata de malos generales, recordemos las inmortales palabras de Truman sobre el despido de MacArthur:

    Lo despedí porque no respetaría la autoridad del presidente. No lo despedí porque era un hijo de puta tonto, aunque lo era, pero eso no es contra la ley para los generales. Si lo fuera, de la mitad a las tres cuartas partes de ellos estarían en la cárcel.

    Michael Peck es un escritor colaborador en Foreign Policy y un escritor para La guerra es aburrida. Síguelo en Twitter:@ Mipeck1.


    Comandante militar, Sanliurfa - Historia

    RBTH
    18 de mayo de 2021, 16:55 GMT + 10

    La estrella de Napoleón Bonaparte podría no haber surgido nunca si Alexander Suvorov hubiera vivido un poco más.

    "Ningún ejército en el mundo puede resistir al valiente granadero ruso", solía decir el generalísimo Alexander Vasilyevich Suvorov, uno de los líderes militares más destacados del siglo XVIII y el mayor comandante militar de la historia rusa. Durante su larga vida (1730-1800) participó en siete grandes guerras, ganó 60 batallas y ¡nunca perdió una sola!

    Suvorov contrastaba fuertemente con otros comandantes militares de la época, que preferían actuar con lentitud y a la defensiva y solo atacar cuando tenían una ventaja numérica. "Gana con habilidad, no con números", fue su respuesta a ellos. Una descarga de mosquetes extremadamente acertantes o de pistolas que eran incluso menos capaces de dar en el blanco podría infligir grandes daños solo en objetivos de movimiento lento, creía el comandante. En lugar de exponer las líneas de tu ejército al fuego enemigo, barre al enemigo a un lado con una carga de bayoneta audaz y rápida, incluso si te superan en número. "La bala es una tonta, la bayoneta un buen tipo", solía decir.

    El Generalísimo profesaba el principio de las "tres artes militares": juicio visual, velocidad y ataque. El juicio del ojo significaba la capacidad de detectar el punto más débil de las defensas del enemigo y usarlo como el punto focal del ataque principal. La velocidad se manifestó en la rapidez con que se tomaron y ejecutaron las decisiones, en la movilidad táctica en el campo de batalla y en las marchas: "Nuestra tardanza multiplicará la fuerza del enemigo. La velocidad y la sorpresa perturbarán y derrotarán al enemigo". Y el ataque significó acciones consistentes y coordinadas por parte de unidades bien entrenadas capaces de trabajar juntas para asegurar la victoria. "En dos líneas hay fuerza en tres la mitad de nuevo, la primera rompe [las líneas enemigas], la segunda las aplasta y la tercera las remata".

    Las tres artes militares fueron aplicadas con éxito por Suvorov en batallas contra los turcos, los insurgentes polacos y los franceses. En muchas ocasiones, aunque superado en número por el enemigo (como en la batalla de Kozludzha en 1774 o la batalla de Foc & # 537ani en 1789), logró la victoria gracias a su determinación y audacia.

    No era costumbre de Alexander Vasilyevich esconderse detrás de sus soldados ("La muerte huye de la bayoneta y el sable de los valientes") y esto casi le cuesta la vida en la batalla de Kinburn en 1787. El granadero Ivan Novikov rescató a Suvorov de los jenízaros después de la El comandante resultó herido por un disparo de cartucho.

    El granadero Novikov rescata a Suvorov en la batalla en el asador de Kinburn.

    La batalla por el río Rymnik en 1789 fue el verdadero triunfo del comandante militar. Suvorov solo pudo poner 7.000 soldados rusos y 18.000 aliados austríacos contra un ejército turco de 100.000 efectivos. Banking on surprise and speed, early in the morning of September 22, Alexander Vasilyevich secretly crossed the river, crushed the enemy's forward detachments and struck at the flank of the main Turkish army. The enemy camp, taken by surprise, was attacked with cavalry, causing panic among the Turks, and then the infantry finished the job. As a result, the enemy lost about 20,000, while the allied losses were estimated to be just 500. For his courage and decisiveness, the Austrians nicknamed Suvorov 'General Forwards'.

    Alexander Suvorov and the Battle by the River Rymnik.

    On December 22, 1790, Alexander Suvorov achieved the almost impossible. His troops took the reputedly impregnable Turkish fortress of Izmail on the Black Sea coast. The commander decided that the key to success should lie in a thoroughly-prepared assault. Not far from Izmail, earthen and wooden fortifications imitating the ditch and walls of the fortress were built and where soldiers were constantly trained. The weak point of Aydoslu Mehmed Pasha's garrison was the fact that the number of irregulars in it exceeded the regular troops. Suvorov banked on the professionalism, experience and fortitude of his soldiers and he was proved right: The fortress fell. The enemy lost up to 26,000, while the Russian army's losses were just under 2,000. 'One could decide to storm such a fortress only once in a lifetime," Alexander Vasilyevich would later say.

    Russian army captured Izmail fortress.

    On November 4, 1794, during the suppression of the Polish Uprising led by Tadeusz Kościuszko, Suvorov's troops stormed the Praga suburb of Warsaw, as a result of which around 12,000 Polish soldiers and townspeople were killed. "At five in the morning, we went on the attack and, at nine o'clock, the Polish army that had been defending Praga and Praga itself along with its inhabitants were no more. In the course of four hours, a terrible revenge was exacted for the carnage our own men had sustained in Warsaw!" recalled General Ivan von Klügen, referring to the so-called Warsaw Matins of April 17, 1794. This was when, at the start of the uprising, the residents of the city had suddenly attacked and killed a large part of the Russian garrison during morning service in the run-up to Easter. For all that, just before the storming of Praga, Suvorov invited the townspeople immediately to flee to the Russian camp (which led to many people being saved), while giving his own troops the following order: "Do not enter houses enemies asking for mercy are to be spared do not kill the unarmed do not fight women do not touch children." Warsaw itself capitulated on November 9 without a fight.

    Alexander Suvorov enters Warsaw.

    Catherine II showered Suvorov with ranks and honors, but Paul I, who succeeded her to the throne in 1796, was not as favorably disposed to the commander. Used to the simple army life, Alexander Vasilyevich was sharply critical of the Prussian army ways introduced by the Emperor - the plaiting and powdering of hair and constant drill sessions, reviews and parades. "Hair powder isn't gunpowder, a ringlet isn't a gun, a plait is no cutlass and I'm not Prussian, but a natural-born Russian," he once said and was soon exiled to his estate.

    An exiled Suvorov receiving orders to lead the Russian Army against Napoleon

    With the formation of the Second Coalition against the French in early 1799, however, the allies asked the Russian ruler to send Suvorov to enemy-occupied Italy at the head of allied troops. Within a short space of time, the French sustained crushing defeats at the hands of 'General Forwards' in battles on the rivers Adda and Trebbia, so the whole region was occupied by the allied Austrian army.

    General Suvorov at the battle by river Adda on April 27, 1799.

    The Italian campaign was followed by the Swiss campaign, which, as it turned out, proved to be the elderly commander's last. In the course of several weeks, while coming under constant attack from superior enemy forces, Suvorov's troops fought their way across the Alps, smashing General Andre Massena in the Mutten (Muota) Valley along the way. Alexander Vasilyevich managed to preserve his weary army, breaking out of the encirclement in which it had found itself and leading it to the Austrian border. "In conquering the enemies of the Fatherland everywhere and through the whole of your life, there was one thing you had not achieved - victory over nature itself, but now you have gained the upper hand over nature, too," a delighted Paul I said in a message to Suvorov and ordered the highest military rank - that of Generalissimo - to be bestowed on him.

    Suvorov crossing the Alps in 1799.

    Suvorov's name resonated throughout Europe. He was admired by enemies and allies alike. The famous British naval commander Horatio Nelson, who would go on to destroy the French fleet in the Battle of Trafalgar in 1805, wrote to the Generalissimo as follows: "I am being overwhelmed with honors, but I was today found worthy of the greatest of them all: I was told that I was like you."

    The two supreme commanders of the era - Napoleon Bonaparte and Alexander Suvorov - undoubtedly knew about each other. "He is a hero, he is a spectacular warrior, he is a magician!" is how the Generalissimo described the French commander in a letter to his nephew. "He vanquishes both nature and men. He has cut the Gordian knot of tactics. Unperturbed by numbers, he attacks his adversaries everywhere and smashes them totally. He knows the invincible power of pressing home an attack." Bonaparte, for his part, was much more reticent in his praise, asserting that Suvorov had the heart but not the mind of a good commander. There was no opportunity to discover which of the two was the more accomplished in the art of warfare - they never faced each other on the battlefield.


    Military Commander, Sanliurfa - History

    By TERRY BOYD | STARS AND STRIPES Published: March 6, 2003

    We &mdash my buddy Levent and I &mdash are sitting at the balcony bar at the Edessa Hotel, the second most expensive joint in Sanliurfa, Turkey.

    Sanliurfa is so far off the beaten path that I half expect to see Sir Richard Burton, T.E. Lawrence and all the other 19th- and 20th-century explorers who once roamed the Middle East clustered around the bar across from us.

    In the new century, Sanliurfa remains an exotic destination by just about any measure.

    Modern and ancient by turns, the town has a holy site and &mdash for my money &mdash the most authentic bazaar in Turkey. But in the grasp of some of Turkey&rsquos more conservative imams, it has maybe three restaurants where you can get a drink, one of those being the Edessa. After days of crisscrossing southeastern Turkey&rsquos immense plains, we are deeply, gratefully into our second raki &mdash Turkey&rsquos anis-flavored national drink &mdash when I overhear a Canadian tourist at an adjoining table making light of Sanliurfa&rsquos sacred shrine.

    &ldquoWe saw the carp pond today,&rdquo she tells a table full of her fellow travelers, most of whom are from Toronto.

    I don&rsquot know if it was the raki, the fatigue or if the woman really was as condescending as she sounded, but Levent &mdash a native of Toronto &mdash and I turn on her simultaneously. With not so much as a howdy-do, we launch into tirade/lectures: The Pool of Abraham &mdash a glorious oasis of clear pools, oriental architecture, mosques and gardens &mdash is holy to several Islamic sects, and could you please make an ass of yourself somewhere beside the town&rsquos second-best bar?

    Sanliurfa is like that &ndash a place so genuine that it instills notions of being a conservator, a guardian of tradition, if you would. On the other hand, there is no affluence without an influx of tourists, even though that badly needed cash will change Turkey&rsquos Wild, Wild East forever.

    At the town&rsquos bazaar, we run into Ara Guver, an Istanbul-based author and contract photographer for a number of international publications, including Time magazine. Jaunty in his photojournalist get-up, Guver looks a bit out of place amid Osama bin Laden lookalikes in flowing robes and beards.

    &ldquoHere is real!&rdquo he exclaims as he rests on a bench after a morning of shooting. &ldquoIstanbul has lost everything!&rdquo

    A bit of hyperbole, but I understand the sentiment. Istanbul is still my favorite city in the world, but it long ago lost its soul to modernity. This place has not.

    Around us, people buy and sell every conceivable item. Craftsmen bang copper and brass into utilitarian forms. An Arab woman in purple robes carefully takes a lighter so as not to touch the male vendor&rsquos hand. Spicy lamb on the grill mixes with incense. Old Arabs and Turks squat while appraising kilos of loose tobacco.

    And the tea. Vendors race up and down the indecipherable, catacomb-like hallways, trying to keep up with a never-ceasing demand for the reddish-black brew.

    As we try to take in our surroundings, Guver tells us to savor what we are seeing. &ldquoTake lots of pictures because in five years when you come back, it won&rsquot be the same.&rdquo

    Twenty years ago, he says, he came here and there were no signs of the 20th century. No traffic jams. No billboards or commercial clutter.

    &ldquoIt was pure,&rdquo he said. &ldquoTwenty years from now, it will be sucked into the Industrial Age.&rdquo

    The government in Ankara added &ldquoSanli&rdquo (&ldquoglorious&rdquo) to the town&rsquos former name of Urfa in 1973, a salute to the contribution its fighters made 50 years earlier after they turned the tide in Ataturk&rsquos 1923 revolution that made Turkey the Middle East&rsquos first secular republic.

    Glorious or not, the town plainly is not every traveler&rsquos cup of tea, and one guidebook describes it as &ldquoa town of no great beauty.&rdquo Guver scornfully quotes an Istanbul colleague, who he said places Sanliurfa smack dab in the middle of &ldquomud-hut Turkey.&rdquo

    No es verdad. I call it God&rsquos country in the most literal sense an Anglo-Jewish agnostic can get away with without being struck by lightning. Quite apart from Mecca, the sacred birthplace of Islam, Turks consider Urfa the historic heart of Islam via its supposed connection to early Jewish prophets who preceded Muhammad.

    Abraham and Lot lived here &mdash or near here, in Harran to the south, according to the Bible &mdash and Urfa was the target of two Crusades because this was once, believe it or not, part of the Holy Roman Empire.

    Though it&rsquos never mentioned by name in the Quran, some Muslims believe Adam was born here by the description of the Garden of Eden. Of the 28 prophets of both the Quran and Torah, at least 20 resided in Urfa, according to Cahit Uyanak, the former Imam at the Abdurrahman Mosque and Madrassa, or religious school, on the west corner of the Pool of Abraham.

    The ruins of a Macedonian fortress above, the series of pools is one of the most inviting sights in Turkey, surrounded by acres and acres devoted to open grassy areas and shady tea gardens. You can see mosques and minarets dating back 600 years to the Selcuks, along with late Ottoman architecture.

    The series of large pools &mdash where the water comes from in this arid land is anyone&rsquos guess &mdash dates to at least the 12th century, but there are multiple legends and religious explanations in Islam for the sight.

    Most claim that Abraham died here and ascended to heaven. Where the beliefs diverge is how he returned. Some say that he was reincarnated as a carp, and thus the swarming schools of overfed carp are treated reverently to this day. Time and again, boys crouching beside the pools assure me that they witnessed a cohort grab a particularly enormous one, only to be immediately struck blind.

    Beliefs and legends aside, the Pool of Abraham is one of the most serene, inviting places I&rsquove ever passed the hours. Just being there, drinking tea and watching the pilgrims feed the fish is as close to a religious experience as I may ever have. And I hope it never changes.

    Which makes me &mdash a secular Westerner &mdash an ally of Uyunak, the ultra-conservative hoja who used to be head imam at the Pool of Abraham. We meet Uyunak, a clean-shaven, dignified man straight out of Turkish middle management, when Levent and I decided to look up local Muslim dignitaries to find out more about the religious history.

    At first, Imam Uyunak doesn&rsquot want to talk to us, but Turkish hospitality dictates he offers tea. With gentle urgings from his young, gentlemanly replacement, the old imam warms to us, and we spend hours talking about the world, Islam&rsquos place in it, and his former fiefdom.

    Soon it comes out that he has a story to tell. Uyunak was the Imam of Abdurrahman Camii (mosque) and Madrassa until a few months earlier, when he included a none-too-subtle parable in his Friday sermon. With Sanliurfa&rsquos mayor and municipal officials in attendance, he analogized local corruption to a huge pool with a crack in it, and thousand of liters of water leaking out.

    Yet, official bookkeeping (shades of Enron, here) maintains the pool is full. &ldquoHow can that be?&rdquo Uyunak said.

    Local officials were not pleased that the old man was basically accusing them of siphoning off the pools&rsquo proceeds and promptly retired him, leaving him to survive on a pension of 10 million Turkish lira a month (about $7).

    But the real issue, Uyunak says, was he fought the city&rsquos plan to install a cultural center at the site with Turkish folk dancing in an open-air theatre. &ldquoI warned the municipality, &lsquoDon&rsquot change the authenticity of the site!&rsquo &rdquo Uyunak said. &ldquoThey were going to have dancing here. This is the home of Abraham, and they were going to have women dancing almost bare naked!&rdquo

    Levent fights to keep a straight face, then looks at me. I am not laughing.

    I&rsquom thinking about the uneasy relationship between secular Turks and the devout brethren they so fear. I flash back on a busload of Turkish teens dressed in short shorts and revealing shirts I had seen earlier, traipsing loudly around the Pool of Abraham, and I decide this is one the Imam should win.

    &ldquoI agree,&rdquo I say, almost involuntarily.

    &ldquoYou do?&rdquo the Imam says, looking at me for a long time.

    &ldquoYou know,&rdquo he says as we part, &ldquothe thing I find most surprising is that non-Muslims are so often more respectful than the locals.&rdquo

    And I think about all the tension between the Islamic world and the West since Sept. 11, and how religious traditions come together here &mdash no matter how fanciful the legends &mdash and I think the Imam&rsquos words are the most hopeful I&rsquove heard in months.

    Young men start as children working as apprentices at the thousands of iron and copper works at Sanliurfa&#39s bazaar.
    TERRY BOYD / S&S


    Turkish Military Opens Command Center For Future Operation In Northeastern Syria

    On March 30, Turkey’s Defense Minister, Hulusi Akar, and Chief of General Staff, Gen. Yasar Gulero, inaugurated a center in southeastern province of Sanliurfa that will manage any possible military operation east of the Euphrates River in northern Syria.

    The two commanders also inspected Turkish forces deployed near the Syrian border in Sanliurfa, according to the Anadolu Agency.

    The new command center reflects Turkey’s determination to end the current situation in northeastern Syria, where US-backed Kurdish forces have established a self-administration. Turkey consider these forces a threat to its national security and recognize some of them, like the People’s Protection Units (YPG), as terrorist groups.

    Earlier, Turkey’s President Recep Tayyip Erdogan vowed to solve the issue of northeastern Syria “on the field” after the upcoming local elections, which is set to be held on March 31. The Turkish President warned that his country will not tolerate a “terrorist corridor” on its southern border.

    “We have taught the necessary lesson to those who tried to do that and we will do the same to them in the future,” Erdogan said.


    Military Commander, Sanliurfa - History

    By LIZ SLY, MISSY RYAN | The Washington Post | Published: October 12, 2019

    BEIRUT — The Turkish invasion of northeastern Syria has forced the U.S. military and its Syrian Kurdish allies to sharply curtail military operations against the Islamic State at a critical moment in the ongoing fight to stamp out the group's residual presence, creating an opening for the militants' comeback, U.S. and Kurdish officials say.

    Hundreds of fighters with the Kurdish-led Syrian Democratic Forces (SDF) have been relocated from areas where the anti-Islamic State operations were focused on the front lines with Turkey, drawing manpower and resources away from the daily raids and missions that have thwarted an Islamic State revival.

    Defense Secretary Mark Esper said on Friday that the United States had not abandoned its Kurdish allies and that the 1,000 troops deployed there would continue hunting down the remnants of the Islamic State. The militant group lost territorial control of its self-proclaimed caliphate earlier this year but is making strenuous efforts to resuscitate its organizational structures across Syria and Iraq.

    "We will continue to work with the 80 members of the Defeat-ISIS coalition and the Syrian Democratic Forces to ensure the defeat of ISIS," he said, using the acronym for the Islamic State.

    U.S. officials privately acknowledged, however, that the tempo of operations against the Islamic State in Syria has "significantly tapered off" since the Turkish offensive began, according to one official who spoke on the condition of anonymity because he was not authorized to speak to the news media.

    A senior SDF official said the anti-Islamic State fight had come to a complete halt, because U.S. troops cannot operate without their SDF partners on the ground, and the SDF is unable to participate in missions while also confronting Turkey. "We are focusing on the Turkish fight," said the official, speaking on the condition of anonymity in accordance with ground rules established by the SDF.

    The most immediate concern is that Islamic State fighters and their families will escape from any of the 20 or so prisons and camps dotted around SDF-held territory. Only about 1,500 of the 10,000 fighters, including foreigners, Iraqis and Syrians, are detained in prisons in the border area. The SDF continues to guard all the prisons and camps where Islamic State fighters or family members are being held, it said.

    In the first instance of a prisoner escape since the invasion began, five Islamic State detainees managed to flee Friday during the panic triggered by a mortar strike on a prison on the outskirts of the Syrian city of Qamishli, according to SDF officials and CCTV video. Tensions have also been rising at the al-Hol camp near the Iraqi border, which houses 70,000 women and children displaced by the fighting.

    There are also thousands of Islamic State fighters still on the run. They have managed to blend in among the Arab communities they once ruled or are camped out in desert hideouts, officials say.

    The most worrisome pockets are hundreds of miles to the south of the front lines with Turkey, in the province of Deir al-Zour and along the Euphrates River valley leading to their former capital of Raqqa, overwhelmingly Arab areas that were already chafing under the rule of the Kurdish-dominated SDF.

    Until this week, U.S. troops and their SDF partners had been conducting raids and missions daily to root out sleeper cells, financiers and recruiters, and they believed they were managing to stay a step ahead of the militants' efforts to regroup, according to U.S. officials. In the week immediately preceding the Turkish incursion, SDF forces alongside coalition partners captured three Islamic State figures linked to explosive attacks and militant sleeper cells, the U.S. military said.

    The progress could be reversed with the pause in the effort, risking a vacuum that the Islamic State could exploit to step up its attacks or perhaps seek to seize territory again, said the SDF commander, Gen. Mazloum Kobane. "We have to keep them under pressure so that they cannot regroup," he said.

    There had been no reason until this week to believe the Islamic State was in any position to take over territory, as it did in 2014, when its sweep through Iraq and Syria brought U.S. troops back to the region, he said. Although scattered attacks still take place, they are small in scale. A bomb outside a restaurant in the town of Qamishli that killed three people was claimed by the Islamic State on Friday. An attack in Raqqa overnight Monday was initially presented by the SDF as a major assault, but it turned out to involve a lone suicide bomber who killed himself and one SDF fighter at a security post.

    The group either lacks the capacity to launch the kind of sustained, repeat suicide bombings that preceded the rise of its "caliphate" in 2014, whether in Iraq or Syria, or is biding its time until it feels the moment is right, U.S. officials say.

    Rather, the group has been focused on reviving the financial and recruitment networks that helped swell its ranks and fueled the insurgency in the past, according to U.S. and Kurdish officials.

    Although the militants lost control of their territory, their organizational structures remain largely intact, said Hassan Hassan of the Center for Global Policy, who is from Deir al-Zour, Syria.

    "Vigilance is important. ISIS is coming back slowly, but the danger is real," he said. "Their organization still functions. You would imagine it shattered, but it seems to be robust. It's not back yet, but they are rebuilding and still have that kind of fear and ability to scare and terrify people in the areas."

    In recent weeks, the militants have shifted their focus from carrying out small-scale attacks on security forces to intimidating residents and abducting or assassinating those who collaborate with the SDF in Arab areas, said Mazloum. Doubts about the durability of U.S. support for the Kurds could further deter local residents from cooperating with U.S. and SDF efforts to stabilize communities by restoring local governance and services.

    The repercussions also could be felt in neighboring Iraq, which has been hit in the past 10 days by a wave of popular unrest that risks detracting attention from the Islamic State fight. There, the Islamic State has had more time to regroup from its defeats and has made greater progress in reactivating its networks, military officials say. Militants who are thought to have escaped from the final defeat at the battle of Baghouz have been arriving in Iraq to reinforce local cells, including foreigners, said an Iraqi Kurdish intelligence official, speaking on the condition of anonymity because he is not authorized to speak to the press.

    The Iraqi army has sent reinforcements to the Syrian border to guard against a spillover of chaos in Syria that could bring a surge of Islamic State fighters into Iraq, an Iraqi army spokesman said. But already it is clear that Islamic State operatives are reestablishing a degree of freedom of movement across an arc of territory stretching from eastern Syria to eastern Iraq, said the intelligence official.

    Pentagon officials said they had not noticed the wave of protests that has engulfed Baghdad and much of southern Iraq affecting operations against the Islamic State. But the Kurdish intelligence official said it has already become clear that the upheaval was distracting government attention from efforts to coordinate much needed operations against the expanding Islamic State presence.


    Ver el vídeo: Why we came to URFA, is it SAFE? - Southeast Turkey Syrian border (Noviembre 2021).