Noticias

Incrustación de toro de Sumer

Incrustación de toro de Sumer


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Segmento A

Cantaré la canción del hombre de batalla, el hombre de batalla. Cantaré la canción del señor Gilgamec, el hombre de batalla, cantaré la canción de él con los miembros bien proporcionados, el hombre de batalla. Cantaré el cántico de los valientes. Señor, el hombre de batalla.

Cantaré la canción del señor de la barba muy negra, el hombre de batalla. Cantaré la canción de. fuerza atlética, el hombre de batalla. . el rey, el hombre. mi rey . mi señor . jardín . . patio,. jipar (1 ms. tiene en cambio:. su madre que lo dio a luz le habló al señor: "Mi rey. en el río, mi señor. tu jardín."

falta un número desconocido de líneas

Segmento B

En el gran patio, sin que haya ningún combate, un hombre. Ella percibió el dosel, el dosel. la santa Inana percibió el dosel, desde el palacio del abzu, percibió el dosel.

"¡Mi toro salvaje, mi. Hombre, no te dejaré ir! ¡Lord Gilgamec, mi toro salvaje, mi. Hombre, no te dejaré ir! ¡No te dejaré ir a impartir justicia en el E-ana! ¡No te dejaré ir a pronunciar veredictos en mi santo jipar! ¡No te dejaré ir a impartir justicia en el E-ana amado por An! Gilgamec, que seas. que seas. "

(Gilgamec habla :) "Ciertamente no intentaré apoderarme de la porción de Inana en tu jipar. Ninegal no lo hará. Debido a mi valiente fuerza. Pero Inana, señora, ¡no me bloquees tampoco! Mi deseo es coger (?) toros monteses, llenar los corrales de las vacas. Quiero coger (?) ovejas montesas, llenar los apriscos. Quiero. plata y cornalina ".

La reina habló con un bufido. Inana habló con un bufido: ". Te digo ... te digo ... Gilgamec".

(An habla :) "Sus entrañas (?). Su piel. Su sangre".

"Inana, enlodará las aguas. Vaqueros. Mi amado por An".

La dejó sujetar la correa. Un . "Hijo mío, ¿a quién le pertenece?" (1 ms. Tiene en cambio: "Hija mía, ¿de qué serviría?") "Agitará las aguas, se irá. Cowpats. Si se suelta el gran toro,. Unug! Si se suelta el gran toro suelta contra Gilgamec, ¡Unug! No le daré lo que lleva mi propio nombre.

(Inana habla :) "Tal vez enturbie las aguas, y deje gigantescos cowpats, pero deja que mi padre me dé el Toro del Cielo, para que pueda matar al señor, para que pueda matar al señor, para que pueda matar al señor". ¡Señor, señor Gilgamec! "

Gran An respondió a la santa Inana: "Hija mía, el Toro del Cielo no tendría pasto, ya que su pasto está en el horizonte. Doncella Inana, el Toro del Cielo solo puede pastar donde sale el sol. Así que no puedo darle al Toro del cielo para ti! "

La santa Inana le respondió: "¡Gritaré y haré que mi voz llegue al cielo ya la tierra!"

Estaba asustado, estaba asustado. (1 ms. Agrega aquí:. Tenía miedo de Inana.) Gran An respondió a la santa Inana: "Le daré el Toro del Cielo". (en lugar de aprox. líneas 52-54, 1 ms. tiene: Hizo que su voz llegara al cielo. Hizo que su voz llegara a la tierra Hizo que su voz llegara al cielo. Hizo que su voz llegara a la tierra. Los cubrió como una prenda de lana, estaba extendido sobre ellos como una prenda de lino ... ¿quién podía hablar con ella?. ¿quién podía hablar con ella?. dio.)

De manera masculina, la doncella Inana lo agarró por la correa de lapislázuli. La Santa Inana sacó al Toro del Cielo (1 ms. Tiene en su lugar: abajo). En Unug, el Toro devoró los pastos y bebió el agua del río a grandes sorbos. Con cada sorbo consumía una milla del río, pero su sed no se satisfacía. Devoró los pastos y desnudó la tierra. Rompió las palmeras de Unug, ya que las dobló para encajarlas en su boca. Cuando estuvo de pie, el Toro sumergió a Unug. La misma presencia (1 ms. Tiene en cambio: el nombre) del Toro del Cielo sumergió a Kulaba.

Su músico. Mientras miraba hacia arriba. inclinado (?).

(1 ms. Tiene en su lugar: entonces lord Gilgamec. Su músico.) (Un segundo ms. Tiene en su lugar: Gilgamec. Su músico Lugal-gabajal. su mano. Su músico. ") (un tercer ms. tiene en cambio: .respondió a Lugal-gabajal," Lugal-gabajal, afina tus cuerdas quiero tomar un trago! "(Lugal-gabajal responde :)". beber, por eso nada de lo tuyo es importante ". respondió a Lugal-gabajal.) (en lugar de aprox. líneas 64-67, un cuarto ms. tiene:

7 líneas faltantes o poco claras

Lord Gilgamec. Inana. el Toro del Cielo. En Unug, el Toro. y bebió el agua del río a grandes sorbos. Con cada sorbo consumía una milla del río, pero su sed no se satisfacía. Devoró los pastos y desnudó la tierra. (1 ms. Agrega aquí: Su señora. Gilgamec. Dijo: "Mi madre. Mi hermana. Pondrá. El ganado a sus estacas de amarre, llevará. Las ovejas a sus estacas de amarre, lo hará. A sus estacas de amarre." Gilgamec ". Toro del cielo, tú, sí tú, tú, sí tú, no lo haces ". Gilgamec.)

“Tirarán tu cadáver en las calles desiertas, y tus intestinos en la plaza ancha. Enviarán tus cadáveres a la matanza, y yo repartiré tu carne en canastas a los hijos de las viudas que son ciudadanos de mi ciudad. Haré frascos con tus dos cuernos para verter aceite fino a Inana en E-ana ".

Inana miró desde lo alto de las murallas. El Toro bramó en el polvo, y Gilgamec caminó (?) A su cabeza mientras Enkidu trepaba por la cuerda de su. Llegaron sus conciudadanos. Los cubrió de polvo, como un becerro no acostumbrado al yugo. Enkidu se paró detrás del Toro y dio la vuelta. (1 ms. Tiene en cambio: Puso. Y agarró su cola.) Le habló a su maestro Gilgamec:

¡Ho! ¡Magnífico, extendiendo tu personal de oficina, nacido de linaje noble, esplendor de los dioses, toro furioso listo para la batalla, que es respetado como el gran señor Gilgamec de Unug! Tu madre era verdaderamente hábil en tener hijos, y ¡Tu nodriza era verdaderamente experta en amamantar a sus cargas! (1 ms. agrega: Señor nacido de noble linaje,.) No temas - el guerrero sin fuerza. Él mismo (?). Allí donde el camino es recto... hacha. "


Hecho de clorita con incrustaciones (ahora en su mayoría faltan)

Las imágenes de toros con cabeza humana se encuentran a lo largo de la historia de Mesopotamia. Varias estatuillas que datan de finales del tercer milenio antes de Cristo muestran a una criatura barbuda que lleva el tocado de cuernos divinos, acostada con la cabeza vuelta hacia un lado. Se han encontrado en varios sitios sumerios, la mayoría de Telloh (antiguo Girsu, ver mapa).

Hay un pequeño grupo de estos toros yacentes que datan del período neo-sumerio (alrededor de 2150-2000 a. C.), uno de los cuales está inscrito con el nombre de Gudea, el gobernante de Lagash de la Segunda Dinastía. En el período neoasirio (siglos IX-VI a.C.), el toro con cabeza humana, ahora con un par de alas, se convierte en el guardián del palacio real, flanqueando las puertas por las que entraban los visitantes. Esta criatura era un lamassu, un espíritu protector benévolo generalmente asociado con el dios sol Shamash.


Mesocosmo

Este notable grupo de estatuas que representa a un toro destrozado por dos leones es una de las obras de arte más poderosas que he visto en mi vida. Quizás de tres metros de ancho, alguna vez ocupó el frontón central del templo de Hekatompedon, el predecesor del Partenón en la Acrópolis de Atenas.

Este templo fue construido a finales del siglo VI a. C. durante el período Arcaico de la historia griega, que vio una gran afluencia de influencias políticas y culturales del Cercano Oriente. Fue durante este tiempo que Grecia adoptó la polis modelo de organización política de ciudad-estado del Creciente Fértil, donde había estado en uso desde que se construyeron las primeras ciudades alrededor del 3200 a. C.

El arte, la literatura y la religión griegos fueron transformados por la ola de ideas provenientes del Cercano Oriente. Las estatuas arcaicas y las pinturas de vasijas muestran una marcada influencia mesopotámica. Una de las fuentes literarias más antiguas e importantes de la religión griega, Hesíodo & # 8217s Teogonia, data de este período, y muestra la clara influencia de la epopeya babilónica Enuma elish, que vimos en una publicación anterior sobre el motivo del árbol de la vida asirio.

Este grupo de esculturas de frontón es en sí mismo oriental en tema y estilo. Al igual que en el Árbol de la Vida, este grupo presenta un sujeto primario axial, un toro, flanqueado por un par de figuras heráldicas, en este caso leones, en un estilo típicamente mesopotámico. Las batallas de animales fueron un tema de arte popular en todo el Mediterráneo oriental.

Aunque llegó a Grecia a través de Mesopotamia, el motivo león-toro es anterior a la civilización sumeria en decenas de miles de años. Es uno de los símbolos mitológicos más antiguos del mundo, posiblemente tan antiguo como el motivo de la Gran Diosa de la Edad de Piedra. Se puede encontrar en numerosas culturas en una clara línea de transmisión histórica. Pasó de cultura en cultura durante los períodos de contacto, con cada nuevo grupo expresando el símbolo con su propio énfasis. Es un símbolo de gran complejidad y alcance, y aquí solo podemos comenzar a rastrear su historia.

El sentido básico del toro abatido por bestias de presa es una imagen de las fuerzas fundamentales de la vida y la muerte en una lucha terrible e intensa. Como imagen del conflicto que proporciona el sustento de la vida, el león y el toro están unidos como un solo símbolo.

En la antigua Grecia, el toro es el animal de sacrificio. por excelencia. El sacrificio del toro jugó un papel destacado en Hesíodo & # 8217s Teogonia, que fue creado en el mismo período histórico que este grupo de estatuas y, como se señaló anteriormente, también muestra una profunda influencia del Cercano Oriente.

Chipre, siglo XIII a.C., Museo Británico
Imagen (C) Barnaby Thieme

Teogonia contiene la versión más antigua conocida del mito de Prometeo. En el relato de Hesíodo, el dios trágico enfureció a Zeus al establecer el ritual del sacrificio del toro de tal manera que los humanos reciben la carne del animal, mientras que los dioses reciben solo la grasa y los huesos. Cuando Zeus se entera de esta traición, proscribe un terrible castigo: "[Con] rabia siempre en su mente, no daría a los fresnos el poder del fuego incansable para los mortales que viven en la tierra". (1) Es decir, el fresno mantiene encerrados en sí mismo los fuegos del cielo, por lo que hay que quemar madera para que se libere su esencia vital.

Tomada como un relato científico primitivo, esta hipótesis tiene poco mérito, pero cuando se interpreta simbólicamente, inmediatamente encontramos varios temas en común con el motivo del Árbol de la Vida que consideramos anteriormente. En ambos grupos, tenemos una imagen de la fuente de la vida, el "fuego dentro del árbol" o la carne nutritiva, representada en el eje central, flanqueada por figuras feroces y liberada por la acción de los pares simétricos a cada lado. .

Si se toma al toro como el principio que da vida, el león debe interpretarse como la fuerza dinámica que activa su liberación. En el plano cosmológico, tenemos una imagen del círculo de la vida en su misterio y terror, la vida devorándose y engendrando vida, como un Ouroboros, una serpiente que se devora la cola. En el plano psicológico o espiritual, tenemos una imagen del eje mundi, el centro de vida iluminado de todas las cosas, y eso es experimentado por la conciencia en términos de pares de opuestos. El eje central está fuera del tiempo, como la montaña sagrada en la visión de Black Elk. Los leones son un símbolo de la acción del tiempo, siempre devorando el principio de vida.

Es simplemente asombroso ver cuán lejos se ha extendido este motivo en el espacio y el tiempo. Tenga en cuenta que Hesíodo se tomó la molestia en su breve trabajo de especificar que el árbol del fuego celestial es un fresno, recordándonos de inmediato el fresno Yggdrasil, el árbol del mundo de la mitología nórdica, que evoca inmediatamente el motivo de la vida. dando sacrificio. Fue del Árbol del Mundo que Odin colgó durante nueve días y nueve noches, atravesado por su propia lanza, en busca de las aguas de la sabiduría en las raíces del árbol, como el Prosa Edda Cuéntanos:

Sé que colgué de un árbol alto y ventoso
por nueve largas noches
atravesado por una lanza-promesa de Odin & # 8217-
me entregué a mí mismo.
Nadie puede hablar de ese árbol
de qué profundas raíces se levanta. (2)

Así, podemos conectar el motivo nórdico con la historia de Prometeo, que también estaba atado en agonía, y especular que ambos motivos pueden compartir un origen común en un antecedente protoindoeuropeo desconocido, una historia contada antes de los griegos dóricos y las tribus germánicas. diferenciado. ¿Y se puede leer este pasaje sin recordar al Buda y el árbol de la iluminación, o al Cristo en la cruz?

Ardhanarishvara
Museo Británico, dominio público.
Click para agrandar.

Si seguimos el árbol floreciente de la cultura indoeuropea más profundamente hacia sus raíces, también encontraremos un vínculo claro con el gran dios Shiva del hinduismo, que no solo simboliza el tiempo devorador, sino que invariablemente está emparejado con el toro Nandi, su yana, o vehículo. No nos sorprenderá, entonces, saber que la consorte de Shiva & # 8217, Parvati, está emparejada con un león. En su aspecto combinado, como el dios Ardhanarishvara, Shiva y Parvati están unidos como una sola imagen, flanqueados por un toro en un lado y un león en el otro. En esta pintura del siglo XIX del Museo Británico, Ardhanarishvara se alinea con un árbol axial, y las aguas de la inmortalidad se desbordan de la corona del dios. ¿Y es mi imaginación, o este árbol es claramente un Ficus religiosa¿O árbol Bodhi?

Los sumerios fueron los primeros en fijar nuestro zodíaco en los cielos, y le asignaron a Leo la casa que el sol debe atravesar durante el solsticio de verano. El toro, que representa el principio del sacrificio que da vida, está asociado con la primavera, por lo que Tauro gobierna la casa que atraviesa el sol en el equinoccio de primavera, cuando el mundo vuelve a la vida. (3)

En el lenguaje simbólico de Sumer, el león es el gran animal solar. Así como la luz del sol nunca varía, el león ejemplifica la luz clara de la conciencia de la eternidad. El toro representa el principio lunar, que, creciendo y menguando en un ciclo constante, ejemplifica la conciencia en el campo del tiempo. Mientras que la conciencia del león es eterna e inmutable, la conciencia del toro, como la luz de la luna, sigue un ciclo eterno de muerte y resurrección.

El dios toro está estrechamente asociado con la muerte y la resurrección a lo largo de su larga carrera. En uno de nuestros primeros poemas religiosos existentes, el lamento sumerio "El toro salvaje que se ha acostado y muerto", encontramos a la diosa Inanna, equivalente a la diosa babilónica Ishtar, ambas emparejadas con un león, lamentando la muerte de su esposo Dumuzi, representado en este poema como un toro:

El toro salvaje asesinado
no vive más!
El toro salvaje asesinado
no vive más!

Dumuzi, el toro salvaje asesinado,
no vive más!
El toro salvaje asesinado
no vive más! (4)

Como podemos ver fácilmente a estas alturas, el alcance del motivo león-toro es tan vasto que no se puede medir rápidamente. Sin embargo, al situarlo dentro de su campo de transmisión, y al mirar sus puntos de contacto directo con imágenes adyacentes, el símbolo comienza a hablar por sí mismo. No es una mera señal de muerte, sino una imagen de sacrificio y liberación, y de la tragedia que riega las raíces del gran árbol celestial. Al contemplar esta imagen, nuestra perspectiva de la lucha cósmica puede elevarse a un punto de vista superior, en el que los participantes del conflicto mortal en el corazón de la vida se convierten en participantes del ciclo, integrados simbólicamente en un todo sin partes, y la escena es elevado de la tragedia brutal al sagrado misterio.

En virtud de esta profunda resonancia, este grupo escultórico ganó su estatura como la imagen principal del gran templo de Atenas que presidió antes de que se construyera el Partenón. Su poder evocador surge directamente de su fuerza como obra de arte, además de sus implicaciones mitológicas. Estas imágenes solo pueden dar una idea aproximada de su potencia, y si se encuentra en Atenas, le recomiendo encarecidamente que visite el Museo de la Acrópolis, donde se puede ver. Es un museo de lo más extraordinario.

(c) Fundación Bradshaw, haga clic para obtener más información

El símbolo del león-toro es mucho más antiguo que Sumer, y probablemente llegó al Creciente Fértil a través de la cultura religiosa de Anatolia que existió en los primeros milenios de agricultura en las montañas Tauro. El antiguo centro urbano de Çatalhöyük, por ejemplo, está repleto de altares de cuerno de toro y es famoso por su estatua de una diosa entronizada del tipo de la fertilidad flanqueada por leones.

En su inflexión matriarcal anterior, a menudo encontramos a la Gran Diosa en este aspecto, en el corazón de estas imágenes triádicas, en lugar del Árbol del Mundo. Como símbolos del poder vivificante de la naturaleza, el árbol y la Gran Madre son aproximadamente equivalentes, y se han utilizado como motivos sinónimos en el arte religioso durante decenas de miles de años.

En el santuario religioso más antiguo conocido que presenta arte representativo, las cuevas de Chauvet de Francia, utilizadas por primera vez alrededor del 30.000 a. C. en el período auriñaciense del Paleolítico, encontramos un motivo mitológico sustancialmente comparable presentado como la figura central de la Salle du Fond, el Cámara más profunda y remota del complejo. Si el viaje al interior de la cueva representa un viaje chamánico de iniciación, como creen muchos expertos en arte paleolítico (5), entonces esta imagen representa el misterio central reconocido por la cultura religiosa simbólica más antigua conocida.

En una gran estalactita que desciende del centro de la cueva, encontramos un dibujo al carboncillo que representa el triángulo púbico de una diosa clásica tipo Venus de la edad de piedra, flanqueada a ambos lados por un león y un bisonte.

Notas y referencias

(1) Hesíodo. Trans. por M. L. West. Obras y días de la teogonía. Prensa de la Universidad de Oxford. 1988. p. 20.
(2) Hávamál, fr. Terry P. Poemas de la anciana Edda. Prensa de la Universidad de Pennsylvania. 1990. p. 31.
(3) El equinoccio vernal y el solsticio de verano ya no están marcados por estas casas, por supuesto, porque el eje de la rotación de la tierra y # 8217 en sí mismo gira en un ciclo, produciendo un cambio en la alineación de las constelaciones conocido como la precesión de la equinoccios.
(4) Jacobson T. Las arpas que una vez & # 8230 Poesía sumeria en traducción. Prensa de la Universidad de Yale. 1987. p. 47.
(5) Esta hipótesis está representada, por ejemplo, por Jean Clottes, investigador principal de la cueva Chauvet. Ver, por ejemplo: Clottes J y Lewis-Williams D. Los chamanes de la prehistoria. Editores de Harry N. Abrams. 1998.


Los misteriosos orígenes del mundo y los primeros constructores de ciudades n. ° 8217

En algún momento cerca del 5400 a. C., los colonos en el sur de Mesopotamia, en lo que ahora se llamaría sureste de Irak, fundaron Eridu, que los historiadores ahora consideran generalmente como la primera ciudad del mundo. Tenía todas las cosas que normalmente asociamos con una ciudad antigua: templos, edificios administrativos, viviendas, agricultura, mercados, arte y, por supuesto, muros para mantener alejados a los animales salvajes y los bandidos.

Pero aquí está lo curioso: no tenemos la menor idea de dónde adquirieron los sumerios su idioma, o cómo podrían haber sido. Su idioma, al que llamamos sumerio, era un aislado lingüístico: es el idioma escrito más antiguo conocido en la Tierra, y cualquier idioma del que podría haber derivado o desarrollado junto se ha perdido en el tiempo. El pueblo sumerio también estaba, se puede razonar, étnicamente aislado refiriéndose a sí mismo como el sag gigga ("Gente de cabeza negra"), parecen no haber tenido ningún concepto de raza. Y averiguar cuál podría haber sido su identidad étnica basada en su arte es un esfuerzo condenado al fracaso, porque su arte estaba tan estilizado que se podría argumentar que retrata a personas de alguna etnia.

Culturalmente, a menudo están vinculados a los Ma’dan (árabes de los pantanos) que todavía viven en el sur de Irak. Pero la idea de que los Ma’dan son étnicamente El sumerio parece un poco improbable, ya que el idioma sumerio no era semítico y las conquistas acadias de 2334 a. C. interrumpieron el aislamiento étnico y cultural del pueblo sumerio. Aproximadamente en el año 2000 a. C., los sumerios hablaban acadio y las civilizaciones sumeria y acadia eran consideradas como un solo pueblo; no hay evidencia en ningún texto existente de que se les disuadiera de casarse entre ellos, por lo que podemos suponer razonablemente que era normal hacerlo. Dado ese hecho, y los 4.000 años de historia entre entonces y ahora, parece poco probable que alguien que viva hoy tenga más que una pequeña cantidad de ascendencia sumeria.

¿Significa esto que vamos a Nunca ¿Sabes cómo se desarrolló el idioma sumerio o de dónde vinieron originalmente los sumerios? Probablemente, pero hay algunos formas en las que podríamos averiguarlo: un texto más antiguo existente de la región, escrito en un idioma proto-sumerio, podría conectar el sumerio con idiomas que actualmente parecen no tener relación. Y si se puede encontrar algún hueso sumerio razonablemente bien conservado (lo cual no es completamente inverosímil que los científicos hayan secuenciado con éxito ADN humano de 400.000 años de antigüedad), las pruebas de ADN podrían decirnos su origen étnico. Por otra parte, es posible, y dado lo poco que sabemos sobre el mundo antiguo, tal vez incluso probable, que estos descubrimientos solo profundicen el misterio.


Los sumerios

La historia humana desde una perspectiva histórica registrada comienza en la Mesopotamia inferior, lo que significa entre los ríos. Estos dos ríos son el Tigris en el norte y el Éufrates en el sur, ambos desembocan en el golfo Pérsico. Todas las ciudades principales de la antigüedad, con una excepción, se construyeron en el Éufrates y ninguna en el Tigris y por varias buenas razones.


El mapa del Éufrates muestra las ciudades antiguas, que ya no están en el río, ya que el río ha cambiado de curso con el tiempo.
El hecho más importante fue que el río Éufrates se facilitó al riego más que el Tigris. Las orillas del Éufrates son bajas y planas, mientras que las orillas del Tigris son altas y más accidentadas, lo que habría significado que el agua del Tigris tendría que ser levantada para regar. Esto también significó que las orillas del río Tigris eran más fuertes y no permitían que el río cambiara su curso a través del tiempo. Esto fue exactamente lo opuesto al Éufrates, que a lo largo del tiempo ha visto muchos cambios importantes en su curso que fluye hacia el sur. Muchos túmulos funerarios de ciudades que existieron en la antigüedad en el Éufrates ahora se encuentran a millas al este o al oeste del actual Éufrates. Estos incluyen las ciudades, Babilonia, Kish, Nippur, Uruk, que al mismo tiempo en su existencia temprana, estaban situadas en el Éufrates. A través de excavaciones y los hallazgos de textos antiguos, ahora se puede determinar sin lugar a dudas que estas ciudades fueron todas construidas en el Éufrates. Esto puede ser probado por uno de los textos de Hammurabi, que describe una orden de dragar el Éufrates de Larsa a Ur, & # 8220 limpiar la corriente del Éufrates & # 8221. Ambas ciudades hoy en día no existen en el sur del Éufrates.

Al comparar el antiguo curso del Éufrates con el que existe hoy, se pueden hacer dos diferencias muy notables. El curso medio del Éufrates se ha desplazado drásticamente hacia el oeste, mientras que la sección muy al sur se ha desplazado hacia el este.

Los sumerios pronto tendrían vecinos al norte de su valle. Debían llamarse acadios, el nombre de su capital Akkad o Agade, que significa nacido de Akkad. En Génesis 10:10 menciona Akkad, pronunciándolo Accad o en griego Archad. Se pensaba que los acadios procedían del sur, liderados por su dios Anunnaki, Dagan.

Estos acadios fueron los primeros semitas en la tierra, y no de la misma raza que los sumerios. Las raíces de la palabra semita son semen y semilla, siendo estas personas la semilla de Dagan, su Dios. Su idioma era claramente diferente al de los sumerios. El idioma sumerio se construyó, comenzando con una palabra y construyendo más palabras alrededor de esa palabra para desarrollar pensamientos y frases más complejas, mientras que el idioma acadio usó raíces, que pueden tener o no algún significado, luego cambiando las letras con la raíz , se derivan diferentes significados. El idioma acadio se puede comparar con una versión temprana del hebreo y, como en nuestro idioma inglés, usó raíces, mientras que el idioma sumerio no tenía un idioma que, vivo o muerto, se considerara cercano a su antiguo idioma hablado o escrito. Los acadios no tenían un idioma escrito, por lo que tomaron prestado el estilo cuneiforme de escritura de los sumerios.

Tanto los acadios como los sumerios competían por los mismos recursos, comida y tierra, en un valle muy limitado, lo que los habría llevado a un conflicto. Este conflicto alcanzó su cenit y su punto de inflexión con el nacimiento de un rey acadio, llamado Sargón. Dagan, como todos los Anunnaki (Grandes Dioses), tuvo noviazgos y sexo con numerosas mujeres deseables y hermosas dentro de la región, y una vez que Dagan vio a una sacerdotisa de Kish, que era especialmente hermosa, la buscó, y de estas relaciones ella dio a luz a una hijo ilegítimo, que pasó a llamarse Sargón. A través de una serie de eventos, su hijo, Sargón, se convierte en rey e inmediatamente se propone conquistar todo el sur de Mesopotamia, incluidos los sumerios. Con la ayuda de Dagan, Sargón masacra y aniquila todos los territorios vecinos y ciudades estado. En poco tiempo, Sargón tiene la gran ciudad sumeria meridional de Ur en un asedio prolongado. Después de la caída y con la victoria sumeria completa, se lava las manos y la espada en el golfo Pérsico, como diciendo que está & # 8220 terminado & # 8221, similar a Poncio Pilato lavándose las manos, siglos después. Esto luego establece el reino semita como una potencia líder en la tierra, y termina abruptamente con la gente de Sumer. Las victorias militares de Sargón permiten que el Reino Semítico de Dagan se convierta en el primer poder dominante en la historia de la tierra.

Todos los primeros sumerios tenían una cosa en común a través de sus numerosos relieves que los ilustraba como pueblo. Fueron ilustrados con mayor frecuencia como desnudos. Estas ilustraciones mostraban a los primeros sumerios totalmente desnudos mientras realizaban sus tareas diarias. Totalmente sin vergüenza, similar a la historia bíblica de Adán y Eva. Aparecieron en estos relieves también sin vello facial o corporal. Incluso sus cabezas no tenían pelo.

Los sumerios de arriba están trabajando sirviendo bebidas y comida totalmente desnudos y sin pelo. Estos primeros sumerios fueron llamados, "la gente de cabeza negra", lo que parece indicar, por la frase "de cabeza negra", que no tenían pelo en la cabeza, o exactamente como se ilustra en sus relieves.

Los sumerios estaban en contraste directo con sus Grandes Dioses. Estos dioses, que se ven en la figura siguiente, tenían enormes cantidades de vello corporal y facial. Si observa de cerca sus rasgos faciales, en el relieve a continuación, notará ojos grandes y grandes, narices grandes y caídas y orejas demasiado grandes. Estas características se ven a menudo entre la gente de la India y el Valle del Indo. ¿Estos dioses y sus prolíficos encuentros sexuales con las mujeres de los valles del Indo y Sumeria transfirieron sus genes al hombre, que produjo vello corporal y rasgos faciales distintos?


Los pueblos nativos de hoy, en todo el mundo, básicamente carecen de vello corporal y facial. Los nativos de América del Norte y del Sur, junto con los pueblos nativos de las islas del Pacífico, no tienen barba facial. La razón de esto sería que no tenían contacto directo con estos dioses antiguos. Las personas que tienen vello facial hoy en día son de Oriente Medio y la India. A medida que las civilizaciones se desplazaron hacia el norte y el oeste, estos genes llegaron con ellos. Los europeos centrales y occidentales también tienen este gen para el vello facial. Aún así, el gen primitivo del hombre que no produjo cabellos, a menudo aparece como calvicie, como se ve en muchos pueblos de Europa occidental.

Esto parece confirmar que la humanidad actual es un híbrido del hombre primitivo y sus dioses. Los genes de ambos son parte de la humanidad moderna.

Los sumerios también tenían su héroe. Gilgamesh fue el más grande. Reinó como el Rey de Uruk, por lo que era tanto una figura mitológica como una figura real. Los actos que realizó distinguieron su valentía, lo que resultó en que estas historias adquirieran proporciones míticas. Estos elevados relatos de Gilgamesh fueron descubiertos en el Museo Británico en 1872 por George Smith. Estas tablillas fueron traídas anteriormente a Inglaterra desde su descubrimiento en la gran Biblioteca de Nínive.


Arriba se muestra un relieve de Gilgamesh, con su barba facial completa, que habría heredado de su madre, una diosa. Por lo tanto, era lo que los griegos llamaban un semidiós, porque era medio dios. Los genes de su madre ahora eran parte de su ADN.

Los cuentos de Gilgamesh y sus heroicas aventuras pueden compararse con los héroes griegos. El cuento griego de Jason y los argonautas describe su aventura en el Mar Negro en busca del vellocino de oro. El relato está tan bien descrito que permite a los lectores modernos del cuento seguir sus viajes exactos. Esto es similar al cuento de Gilgamesh. Su gran aventura también se puede seguir, como en un mapa turístico, mientras mata al mal y a los monstruos por igual.

The Tale of Gilgamesh también tiene un giro completamente diferente. En el Libro de Enoc que tiene varios libros, incluido El libro de los gigantes, Gilgamesh se menciona dos veces. La única vez que se menciona su nombre fuera del texto cuneiforme. Su nombre mencionado dos veces de dos fuentes completamente ajenas apunta a que él es un personaje real. El texto del Libro de los gigantes, los gigantes están discutiendo un sueño.

1 se refiere a la muerte de nuestras almas [. . . ] y todos sus camaradas, [y Oh] ya les dijiste lo que Gilgamesh le dijo 2 [. . . ] y se dijo [. . . ] "en cuanto a [...] el líder ha maldecido a los potentados" 3 y los gigantes se alegraron de sus palabras. Luego dio media vuelta y se fue [. . . ]

Gilgamesh no es una figura de héroe, como en Sumeria, pero en el Libro de los Gigantes ocurre lo contrario. Él es parte de los Nefilim (gigantes) y monstruos, que habitan la tierra y traen ruina y maldad a su gente. Una diferencia bastante impactante. En el Libro de los Gigantes se afirma que 200 dioses (observadores) bajaron a la tierra y tuvieron relaciones con mujeres y animales terrestres que produjeron descendencia, que fueron llamados gigantes y monstruos. Libro de gigantes lee

profanaron [. . . ] 2 [. . . engendraron] gigantes y monstruos [. . . ] 3 [. . . ] ellos engendraron, y he aquí, toda [la tierra fue corrompida. . . ] 4 [. . . ] con su sangre y por la mano de [. . . ] 5 [gigantes] que no les bastaron y [. . . ] 6 [. . . ] y buscaban devorar a muchos [. . . ] 7 [. . . ] 8 [. . . ] los monstruos lo atacaron.

En el relato sumerio se habla de 300 dioses (annunaki) que bajan a la tierra y administran el destino del hombre. Cierto sumerio corre con animales salvajes y tiene relaciones sexuales con ellos, pero Gilgamesh y los demás sumerios no lo ven con buenos ojos. Gilgamesh luego toma las medidas necesarias para detener estos actos ilícitos. A nunca hay descendencia de estas relaciones. Este es uno de los puntos de inflexión entre el relato de Enoc y el relato sumerio, la descendencia resultante entre el hombre y los dioses.

Gilgamesh, aunque visto como un héroe sumerio, sigue siendo definitivamente un Nefilim, que controla el destino del hombre, toma lo que quiere, incluidas esposas para él. La prueba sumeria lee

En el relato de la Biblia, esta descendencia, entre el hombre y los dioses, es pecaminosa y conduce a la ruina, que debe ser destruida y removida de la superficie de la tierra. En el relato sumerio, los Nefilim conducirían al mejoramiento genético del hombre y, en última instancia, mejorarían su estatuto físico y sus habilidades mentales. The question that the Book of Enoch raises is would this level of mankind cooperating with the Nefilim continue forever? As the Book of Enoch suggests there is eventual conflict, between man and the Nefilim.

In the dreams that the giants are having, it would point to their destruction. They become frightened and ask Enoch to interpret their dreams. Enoch tells of their fate, which is the result of the ruin that they have brought upon the earth.

These two varied accounts really illustrate the Bible's religious view of good v.s. bad, sex and it leads to sin theory,which is in direct contrast to the Sumerian account which would embrace the idea of miscegenation for enhancing mankind. Conflict though, would soon arise.

The Sumerians had a counting system based on 60, (10 and 6). This seems rather difficult in calculations, but this system, has given us the 60, in seconds in a minute,and 60 minutes in an hour. The Sumerians also had a rather developed legal system, and the one significant thing we still use from them today is the seal. Any legal document had to have seal before it was considered legal. This carried on down through Roman times and even today. That little red dot beside your signature on a legal document, is from the Sumerian seal.

The Sumerians left us with our first written language, our first legal code, and an insight into mankind's earliest developments of civilization.


#4. Bestiality in ancient civilizations

As mentioned in my last blog post, I am examining ancient civilizations’ attitudes toward non-procreative sex acts as one way of evaluating the hypothesis that humans have evolved psychological adaptations to discourage us from engaging in these acts, or adaptations that cause us to morally condemn such actions in others. Last time I focused on ancient societies’ attitudes toward anal sex and masturbation, and for this post, I will look at their attitudes toward bestiality (human sexual contact with animals). Before we begin, I wanted to make a quick note about trying to identify moral attitudes in any given time or place: There is always a divergence between the standards actually practiced among the mass of the population, or what the majority of people consider permissible, versus the ideals enforced by legislators in these communities. This is especially important to keep in mind when examining cultural attitudes toward bestiality, because although laws and customs surrounding bestiality vary from condemnation to acceptance in different cultures, bestiality has been a part of human race throughout history, “in every place and culture in the world.” In fact, Hani Miletski argues that the abundance of information from around the world leaves no doubt that bestiality has been an “integral part of human life” since the dawn of civilization.

Practice of human-animal sex began at least in the Fourth Glacial Age (between 40,000-25,000 years ago), if not earlier. Cave drawings from the stone age demonstrate that prehistoric ancestors had frequent sexual relations with animals. Paintings and carvings of human-animal sexual acts in ancient religious temples also indicate the preoccupation of ancient men with bestiality. As for ancient civilizations, there was evidence of bestiality in the Ancient Near East, Ancient Egypt, Ancient Greece, and Ancient Rome, but with varying legal consequences: Whereas some cultures did not punish bestiality at all, others subjected the bestialist and the animal to death.

Bestiality was practiced in Babylonia, the ancient Empire in Mesopotamia. In the Code of Hammurabi, King Hammurabi (1955-1913 BC) proclaimed death for any person engaging in bestiality. However, during the Spring Fertility Rites of Babylon, dogs and other animals were used for constant orgy for seven days and seven nights. The Book of Leviticus describes bestiality as being very widespread in the country of Canaan, which is perhaps why Hebrews later considered sexual relations with animals a way of worshipping other Gods (similar to homosexuality) and put the bestialist and animal to death.

Ancient Egyptians and Ancient Greeks both practiced bestiality and believed that it cured nymphomaniacs, but had differing legal consequences for engaging in human-animal sexual contact. Ancient Egypt portrayed bestiality on tombs and in their hieroglyphics, while Ancient Greece often used themes of bestiality in their mythology (e.g. Leda and the swan.) Ancient Greeks and Ancient Egyptians both incorporated bestiality into their religious practices. Ancient Egyptians engaged in “worshipful bestiality” with the Apis bull in Memphis, Egypt, and with goats at the Temple of Mendes. Similarly, Ancient Greeks engaged in bestiality during religious celebrations and festivals. Although several Egyptian kings and queens had a reputation for engaging in bestiality, and Egyptian men were known to have sexual intercourse with cattle, other large domesticated animals, crocodiles, and goats, bestiality was still punishable in Egypt by a variety of torture mechanisms, leading to death. In contrast, bestiality was never punishable in Ancient Greece.

Like the Ancient Greeks, the Ancient Romans also incorporated bestiality themes into their mythology. Although bestiality was particularly widespread among the shepherds, Roman women were also known to keep snakes for sexual purposes. Bestiality flourished as a public spectacle in ancient Rome, where the rape of women (and sometimes men) by animals were used to amuse the audience at the Colosseum and Circus Maximus. Similar to Ancient Egyptian leaders, many Roman emperors and their wives were known to engage in bestiality or to enjoy watching others engage in bestiality, including Emperor Tiberius and his wife Julia, Claudius, Nero, Constantine the Great, Theodora, and Empress Irene.

Many cultures in the Arab countries, the Middle East, Africa, and the Americas had beliefs or customs that encouraged bestiality among its men. For example, the belief that bestiality would lead to enlargement of the human penis was fairly widespread. Arab men believed that intercourse with animals increased virility, cured diseases, and enlarged their penises. Likewise, among the Muslims in Morocco, fathers encouraged sons to practice sexual intercourse with donkeys to make their penises grow. Muslims believed that sex with animals prevented men from committing adultery. Turks also believed that sex with a donkey makes the human penis grow larger. Some nomad tribes in Africa incorporated intercourse with cattle as a ritual of passage for young males. Adolescent males in Ibo (Nigerian tribe), for example, had to “successfully” copulate with specially selected sheep in front of a circle of elders. Among other tribes, it was custom for hunters to engage in sexual acts with freshly slain animals while they were still warm. This custom was seen among the Yoruba (tribe in Nigeria), Plains Indians, the Canadian Indian tribe of the Saulteaux, and the Crow Indians. As for the Native Americans and Eskimos, bestiality varied from tribe to tribe, but was largely socially acceptable and went unpunished among Navajo Indians, Crow Indians, Hopi Indians, Sioux, Apache, Plains Indians, the Canadian Indian tribe of the Saulteaux, as well as the Kupfer and Copper Eskimos.

Taking into account the widespread practice of bestiality from the dawn of civilization, and the considerable variation in terms of laws either regulating or punishing the practice, it is not clear whether there is a human psychological mechanism that has evolved to condemn the practice. A problem with this research is that it is not apparent just how common bestiality was among these different cultures. In the future, it may be helpful to consider the cultures that did institute laws against bestiality, and their justifications for doing so.


Contáctenos

The information about this object, including provenance information, is based on historic information and may not be currently accurate or complete. Research on objects is an ongoing process, but the information about this object may not reflect the most current information available to CMA. If you notice a mistake or have additional information about this object, please email [email protected]

To request more information about this object, study images, or bibliography, contact the Ingalls Library Reference Desk.


The Waters of Omak Lake

Attractions. It’s a lake of distinctions and surprises. It’s the longest natural lake in Okanogan County. It’s the largest saline lake in Washington State. It’s a tropical blue lake surrounded by a brown desert landscape. It’s a lake whose shorelines are virtually devoid of development yet one that is but a short drive from the town of Omak. It’s a lake whose salinity makes it tough on most life forms and yet monster Lahona cutthroat trout inhabit its depths. It’s a lake accessible to all boaters but, but one whose shoreline is off-limits to non-tribal visitors. Finally it’s a lake situated sixty miles from the nearest glacier yet one that was once smothered beneath and deepened by ice. For all of these reasons, Omak Lake is a fascinating one to paddle and fish.

Tamaño. Omak Lake is eight miles long, two-thirds of a mile wide on average, and about 325 deep at its deepest point. To paddle around the complete perimeter of the lake is about an 18-mile jaunt, so it’s easy to make a day of paddling on the lake as long or as short as you want to.

Fitness: 1 to 3. Advanced fitness (3) to paddle the entire perimeter of the lake. A good trip of intermediate length (2) is a down-and-back trip down the eastern shoreline to the bay by Bull Pasture.

Allowed. Motor boats, paddle boats, swimming, and fishing are all allowed. Use of the shoreline outside of the access areas is prohibited.

Map. See our attached maps.

Mission End Access. Head east of Omak on Highway 155 for 3.5 miles and then turn south (right) on North End Omak Lake Road and follow this 5.5 miles to its end at Mission Bay. There is a legal boat launch here and a swimming area. No permits are needed to launch boats or to park here for the day.

Nicholson Beach Access (aka Beer Can Beach). According to the Colville Tribe website, Nicholson Beach located on the northwest end of Omak Lake, also provides public access to the lake. Access the beach off the Columbia River Road. The website states the site is approximately 100 acres in size has a quarter-mile of sandy beach and can be used for swimming, boating, camping, and fishing.The boat launch here is best-suited to light craft.

Public shoreline access is allowed only at a few beaches (see access info listed within this post).

Amenities are simple at the two access point listed above – there is no drinking water and no garbage service, but there are primitive outhouses. There are also a few primitive camping sites and a few picnic tables at the access areas.

Paddling Instructions. Head down the lake until you’re about half cooked and then paddle back to the start. The eastern shoreline of the lake, with its bays and glacially carved slabs bordering the lake make for the most interesting site seeing but for the sake of seeing the most scenery, we recommend going down one shoreline and returning along the other shoreline.

Other. Bring a camera, the lake with its aqua-blue hue and white-rock shoreline is extremely scenic. In summer be sure to mix things up a bit and swim as well – use the canoe as a swimming platform.

Shoreline Restrictions. The public is allowed to boat along the entire length of the lake but use of the shoreline for non-tribe members is restricted to the boat launch areas mentioned above.

Winds. The lake has a long fetch and on any given day strong winds can run down, up, and across the water and froth the surface into whitecaps. On a typical summer day it’s not unusual to have down lake winds (northerlies) in the morning and up lake winds (southerlies) in the afternoon as the day heats up. Even though visits to the shoreline are prohibited, if winds are threatening to swamp you, get ashore and wait out the blow – be respectful and do no damage to the shoreline.

Land Ownership. The entire lake is surrounded by property belonging to the Confederated Tribes of the Colville Reservation.

Geology, Topography, and Water Level. Most of the lake is surrounded by granite or gneiss that was originally cut by the Columbia River when lava flows once pushed and moved the river about. This trench was later scoured and deepened by the glaciers of the Pleistocene — check out the glacial scouring (grooves) left in the smooth rock slabs found at lake level. The lake was initially filled by ice left behind from receding glaciers. Now three small creeks flow into the lake but no creek drains the basin – which is why the water is saline. The lake level has dropped roughly 15 feet since 1900. The salinity of water is what causes the white deposit (sodium carbonate) on the rocks bordering the lake and what gives the water its smooth, soapy feel. An interesting side trip is to visit the Balance Rock (shown on the map), a huge glacial erratic that sits on a pedestal (the hard erratic has shielded the softer ground below it from eroding).

Fishing. The required tribal fishing license ($10/day, $20/3 days, $30/week, $40/year) to fish the lake is the bad news. The good news is that this license deters a lot of fishermen from fishing Omak Lake or elsewhere on the reservation and this greatly enhances the overall quality of fishing. Lahona cutthroats weighing 3 to 4 pounds are the average and fish weighing 8 pounds are not that rare. In spring (March 1 to May 31) Omak Lake has catch-and-release season and a variety of tackle restrictions designed to protect the fish and the fishery. Fly fishermen particularly enjoy fishing the lake and netting 24-inch fish is quite a thrill for them. As of June 1 there is a short season when fishermen can keep up to three fish per day, but only one of these fish can be over 18 inches in length. Here is detailed information, supplied by local fishing expert David Graybill, about how to fish the lake, tackle to use, seasons to be aware of, and where to obtain tribal licenses.

Also this is a helpful article about fishing the lake from The Spokesman Review published in May of 2014.

Additional Information: Colville Tribe Parks & Recreation 509-634-2200 ext 3145

Reporter and Date.
Andy Dappen, 8/22/2014.

Déjelo mejor de lo que lo encontró. Este debería ser el objetivo de todos los usuarios. Do no damage and pick up trash left by others.

Descargo de responsabilidad. Trate esta información como recomendaciones, no como un evangelio. Las condiciones cambian y los que aportan estos informes son voluntarios & # 8211, pueden cometer errores o no conocer todos los problemas que afectan a una ruta. Usted es responsable de sí mismo, de sus acciones y de su seguridad. Si no acepta esa responsabilidad, tiene prohibido utilizar nuestra información.


4 Legacy

Spiritual practice in Sumeria left powerful traces in the religions and cultures of civilizations to follow. Abraham is believed to have been born in the Sumerian city of Ur, a bastion of moon-god Nanna worship and home to a renowned musician-king who resembled the David of the Old Testament. The "Epic of Gilgamesh, " an account based on a real Sumerian king, contains the prototype of all religious flood stories. The sacred number 60 was assigned to Anu or An, the father of the gods. Sumerians developed the concepts of the minutes in an hour and degrees in a circle based on the number sixty.