Noticias

Douglas, Stephen - Historia

Douglas, Stephen - Historia

(1813-1861)

Nacido en Brandon, Vermont, el 23 de abril de 1813, Douglas creció en Nueva York y más tarde se instaló en Illinois (1833). Después de ser admitido en el colegio de abogados en 1834, ascendió rápidamente en la política demócrata, sirviendo como fiscal de estado (1834); miembro de la legislatura de Illinois (1834-37); Secretario de estado de Illinois, (1840); juez de la Corte Suprema de Illinois (1841-43); y miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (1843-47).

Elegido para el Senado en 1847, inmediatamente fue nombrado presidente del Comité de Territorios. Como presidente, jugó un papel importante en la aprobación del Compromiso de 1850, promoviendo el principio de "soberanía popular" (es decir, la idea de que el futuro de la esclavitud en los territorios ganados a México debe ser determinado por los colonos reales allí). .

En 1854, presentó al Senado el proyecto de ley Kansas-Nebraska, que derogó el Compromiso de Missouri y permitió la esclavitud en los territorios de Kansas y Nebraska bajo soberanía popular. Sin embargo, esto lo llevó a perder el apoyo político del Norte; y no logró ganar la nominación presidencial en 1856.

En su campaña para la reelección al Senado en 1858, participó en una serie de debates con su oponente republicano, Abraham Lincoln, y ganó. Sin embargo, en 1860, no tuvo éxito en su intento de presidencia.

Curiosamente, durante la crisis de la secesión, Douglas ofreció su apoyo al presidente Lincoln; pero murió poco después el 3 de junio de 1861 en Chicago.


Douglas, Stephen - Historia

Los temas críticos que dividen a la nación --esclavitud versus trabajo libre, soberanía popular y el estatus legal y político de los estadounidenses negros-- se enfocaron claramente en una serie de debates dramáticos durante la campaña electoral de 1858 para el senador de los Estados Unidos por Illinois. La campaña enfrentó a un abogado poco conocido de Springfield llamado Abraham Lincoln contra el senador Stephen A. Douglas, el favorito para la nominación presidencial demócrata en 1860.

El público sabía poco sobre el hombre que los republicanos seleccionaron para competir contra Douglas. Lincoln había nacido el 12 de febrero de 1809 en una cabaña de troncos cerca de Hodgenville, Kentucky, y creció en la salvaje frontera de Kentucky e Indiana. A la edad de 21 años, se mudó a Illinois, donde trabajó como empleado en una tienda de campo, se ofreció como voluntario para luchar contra los indios en la Guerra del Halcón Negro, se convirtió en administrador de correos local y abogado, y sirvió cuatro mandatos en la cámara baja de la Asamblea General de Illinois.

Un whig en política, Lincoln fue elegido en 1846 para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, pero su posición contra la Guerra Mexicana lo había vuelto demasiado impopular para ganar la reelección. Después de la aprobación de la Ley Kansas-Nebraska en 1854, Lincoln volvió a entrar en la política y en 1858 el Partido Republicano lo nominó para postularse contra Douglas para el Senado.

Lincoln aceptó la nominación republicana con las famosas palabras: "'Una casa dividida contra sí misma no puede mantenerse". Creo que este Gobierno no puede soportar permanentemente mitad esclavo y mitad libre ". No creía que la Unión caería, pero predijo que dejaría de estar dividida. Lincoln procedió a argumentar que la Ley Kansas-Nebraska de Stephen Douglas y la decisión de Dred Scott de la Corte Suprema eran parte de una conspiración para legalizar la esclavitud "en todos los estados, tanto viejos como nuevos, tanto del norte como del sur".

Durante cuatro meses, Lincoln y Douglas cruzaron Illinois, viajaron casi 10,000 millas y participaron en siete debates cara a cara ante multitudes de hasta 15,000.

La estrategia de Douglas en los debates fue imaginar a Lincoln como un fanático "republicano negro" cuyo objetivo era incitar a la guerra civil, emancipar a los esclavos y convertir a los negros en iguales sociales y políticos a los blancos.

Lincoln negó que fuera un radical. Dijo que apoyaba la Ley de esclavos fugitivos y se oponía a cualquier interferencia con la esclavitud en los estados donde ya existía.

Durante el curso de los debates, Lincoln y Douglas presentaron dos visiones muy contrastantes del problema de la esclavitud. Douglas argumentó que la esclavitud era una institución moribunda que había alcanzado sus límites naturales y no podía prosperar donde el clima y el suelo eran inhóspitos. Afirmó que el problema de la esclavitud podría resolverse mejor si se lo tratara como un problema esencialmente local.

Lincoln, por otro lado, consideraba la esclavitud como una institución dinámica y expansionista, hambrienta de nuevos territorios. Argumentó que si los norteños permitían que la esclavitud se extendiera sin control, los propietarios de esclavos convertirían la esclavitud en una institución nacional y reducirían a todos los trabajadores, tanto blancos como negros, a un estado de esclavitud virtual.

La diferencia más marcada entre los dos candidatos involucró el tema de los derechos legales de los estadounidenses negros. Douglas era incapaz de concebir a los negros como algo que no fuera inferior a los blancos, y se oponía inalterablemente a la ciudadanía negra. "Quiero la ciudadanía sólo para los blancos", declaró. Lincoln dijo que él también se oponía a "lograr de alguna manera la igualdad social y política de las razas blanca y negra". Pero insistió en que los estadounidenses negros eran iguales a Douglas y "todo hombre vivo" en su derecho a la vida, la libertad y los frutos de su propio trabajo.

Los debates alcanzaron su punto culminante en un húmedo y frío 27 de agosto. En Freeport, Illinois, Lincoln le pidió a Douglas que conciliara la decisión de Dred Scott de la Corte Suprema, que negaba al Congreso el poder de excluir la esclavitud de un territorio, con la soberanía popular. ¿Podrían los residentes de un territorio "de alguna manera legal" excluir la esclavitud antes de la estadidad?

Douglas respondió afirmando que los residentes de un territorio podrían excluir la esclavitud negándose a aprobar leyes que protejan los derechos de propiedad de los esclavistas. "La esclavitud no puede existir ni un día ni una hora en ningún lugar", declaró, "a menos que esté respaldada por las normas de la policía local".

Lincoln había conducido a Douglas hacia una trampa. De cualquier forma que respondiera, Douglas estaba seguro de alienar a los habitantes del norte libres o los esclavistas del sur. La decisión de Dred Scott había otorgado a los propietarios de esclavos el derecho de llevar su esclavitud a cualquier territorio occidental. Ahora Douglas dijo que los colonos territoriales podían excluir la esclavitud, a pesar de lo que había dictaminado la Corte. Douglas ganó la reelección, pero sus cautelosas declaraciones antagonizaron tanto a los sureños como a los libres del norte.

En las elecciones de otoño de 1858, el público en general en Illinois no tuvo la oportunidad de votar ni por Lincoln ni por Douglas porque la legislatura estatal, y no los votantes individuales, en realidad eligió al senador de Illinois. En la votación final, los republicanos superaron a los demócratas. Pero los demócratas habían manipulado los distritos electorales con tanta habilidad que mantuvieron el control de la legislatura estatal.

Aunque Lincoln no logró ganar un escaño en el Senado, su batalla con Stephen Douglas lo catapultó al centro de atención nacional y lo convirtió en una seria posibilidad presidencial en 1860. Como señaló el propio Lincoln, su derrota fue "un resbalón y no una caída".


Stephen Douglas

El senador y candidato presidencial de los Estados Unidos, Stephen Douglas, nació el 23 de abril de 1813 en Brandon, Vermont. Su padre lo entrenó para ser ebanista, pero Douglas quería convertirse en abogado. Comenzó a estudiar para una carrera legal en la Academia Canandaigua en Nueva York, pero se fue antes de graduarse. Pasó un corto tiempo en Ohio, sirviendo como maestro de escuela, mientras continuaba estudiando leyes. Douglas finalmente se mudó a Winchester, Illinois, donde aprobó el examen de la barra de Illinois en 1834. Abrió su propio bufete de abogados en Jacksonville, Illinois, ese mismo año.

En 1836, los votantes de Illinois eligieron a Douglas para la legislatura estatal. Con la esperanza de una posición más prominente en el gobierno, Douglas se postuló para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en 1838. Perdió esa carrera. Tres años después, Douglas se convirtió en juez de la Corte Suprema de Illinois. Ocupó ese cargo durante un año y luego fue elegido miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En 1847, Douglas se convirtió en senador de Estados Unidos por Illinois. Ocupó este cargo hasta su muerte el 3 de junio de 1861.

Mientras sirvió en la Cámara y en el Senado, Douglas jugó un papel importante en la resolución de las diferencias entre los norteños y los sureños sobre el tema de la esclavitud. Douglas trabajó duro para asegurar que el Compromiso de 1850 entrara en vigencia, uniendo a varias facciones políticas para respaldar la medida. En 1854, Douglas propuso la Ley Kansas-Nebraska. Douglas esperaba que este acto condujera a la creación de un ferrocarril transcontinental y resolviera las diferencias entre el norte y el sur. Bajo este proyecto de ley, Douglas pidió la creación del Territorio de Nebraska. La Cámara de Representantes aprobó rápidamente la ley, pero el Senado se negó a votar sobre la medida. Los senadores del sur informaron a Douglas que la esclavitud debe permitirse en el Territorio de Nebraska o que no apoyarían el proyecto de ley. Douglas sabía que tal proyecto de ley indignaría a muchos norteños blancos, incluidos sus propios electores.

Douglas presentó una versión reescrita de su proyecto de ley en 1854, esta vez declarando que los votantes elegibles en el territorio decidirían por sí mismos si permitirían la esclavitud. Si bien a los sureños les gustó mucho más este proyecto de ley que la versión original de Douglas, los senadores sureños aún temían que Nebraska se convirtiera en un estado libre. En otra versión más del proyecto de ley, Douglas pidió la creación de dos territorios, Kansas y Nebraska, y declaró explícitamente que el Compromiso de Missouri ya no permanecería en vigor. Los senadores del sur aceptaron este proyecto de ley. La derogación del Compromiso de Missouri abrió las partes de la Compra de Luisiana que aún no se habían convertido en estados a la esclavitud. También les dio a los sureños la oportunidad de crear dos estados esclavistas a partir de Kansas y Nebraska.

Si bien Douglas ahora había ganado suficiente apoyo para aprobar su proyecto de ley en el Senado de los Estados Unidos, se enfrentó a la oposición del presidente Franklin Pierce. Pierce creía que el Compromiso de Missouri había mantenido la paz entre los norteños y los sureños, y no quería repudiar un acto del gobierno que había funcionado tan bien. Varios senadores del sur visitaron a Pierce en la Casa Blanca y le dieron un ultimátum: o apoye la Ley de Kansas-Nebraska de Douglas o pierda todo el apoyo político del que actualmente disfrutaba el presidente en el sur. Pierce cedió ante los senadores.

Muchos norteños blancos se opusieron a la Ley Kansas-Nebraska en su forma final. Salmon Chase, un senador de Ohio, denunció el proyecto de ley. Todos los opositores al proyecto de ley, ya sea por motivos económicos o morales, objetaron la posible expansión de la esclavitud. El proyecto de ley fue aprobado por ambas cámaras del Congreso. La mayoría de los miembros del Partido Demócrata lo respaldaron, mientras que los miembros del Partido Suelo Libre lo condenaron. Los miembros del Partido Whig se dividieron a lo largo de líneas regionales con los Whigs del Norte oponiéndose y los Whigs del Sur respaldando la legislación. El Partido Whig colapsó debido a las divisiones regionales causadas por la Ley Kansas-Nebraska. En Ohio, la Ley Kansas-Nebraska condujo a la creación del Partido Fusion, un precursor del Partido Republicano, en 1854. La Ley Kansas-Nebraska también condujo al "Kansas sangrante", una pequeña guerra civil que comenzó en Kansas en 1856. Muchos norteños y sureños fueron a Kansas en 1854 y 1855, decididos a convertir el futuro estado a su punto de vista sobre la esclavitud. Para asegurarse de que su lado ganara, algunos estadounidenses como John Brown y Henry Ward Beecher abogaron por el uso de la violencia en Kansas.

Si bien Douglas jugó un papel importante en el asentamiento de Occidente, quizás sea mejor conocido por sus batallas políticas con Abraham Lincoln en 1858 y nuevamente en 1860. En 1858, Douglas se postuló para la reelección al Senado. Representó al Partido Demócrata en las elecciones, mientras que su oponente, Lincoln, era el candidato del Partido Republicano. Los dos hombres participaron en siete debates. Lincoln argumentó que Estados Unidos no podría sobrevivir con la mitad de la nación permitiendo la esclavitud y la otra mitad oponiéndose a esta institución. Lincoln sostuvo que los afroamericanos eran seres humanos y que merecían su libertad. Sin embargo, nunca afirmó que los afroamericanos deberían tener los mismos derechos que los blancos. Douglas defendió la soberanía popular y acusó a Lincoln de creer que los afroamericanos eran iguales a los blancos. Douglas conservó su asiento.

Douglas y Lincoln se volvieron a encontrar en el campo de batalla político en las elecciones presidenciales de 1860. En esta elección, Lincoln representó al Partido Republicano, mientras que Douglas representó al Partido Demócrata del Norte. A fines de la década de 1850, el Partido Demócrata estaba dividido sobre el tema de la esclavitud. Los demócratas del norte en general se opusieron a la expansión de la esclavitud, mientras que muchos demócratas del sur creían que la esclavitud debería existir en todo Estados Unidos. Douglas se negó a respaldar la opinión de los sureños y el Partido Demócrata se dividió en dos. John C. Breckinridge representó al Partido Demócrata del Sur. Un cuarto partido, el Partido Unión Constitucional, también hizo campaña en esta elección. Su candidato, John Bell, esperaba comprometer las tensiones entre el Norte y el Sur extendiendo la línea del Compromiso de Missouri por el resto de Estados Unidos. La esclavitud estaría permitida en los nuevos estados establecidos al sur de la línea, mientras que la institución sería ilegal en los nuevos estados formados al norte de la línea.

Lincoln ganó las elecciones contra los otros tres candidatos. Muchos votantes del Norte estuvieron de acuerdo con él en que la esclavitud debía terminar en última instancia, ya sea mediante esfuerzos abolicionistas o dejando que la institución siga su curso hasta su extinción. Algunas de estas personas también estuvieron de acuerdo con Lincoln en que el gobierno federal no podría acabar con la esclavitud donde ya existía, pero que podría prohibir la esclavitud en nuevos territorios y estados. En 1860, el Norte tenía una población de aproximadamente veintitrés millones de personas, frente a los nueve millones del Sur. Los sureños dividieron su apoyo entre Breckinridge y Bell, mientras que los norteños generalmente rechazaron a estos dos candidatos. Douglas proporcionó la única oposición real a Lincoln en el norte, pero la mayoría de los votantes del norte prefirieron los puntos de vista de Lincoln. Con una diferencia tan amplia en la población, el Norte controló el Colegio Electoral y le dio a Lincoln la victoria en las elecciones. En Ohio, Lincoln terminó primero con más de 231.000 votos frente a los 187.000 de Douglas. Las personas originarias del sur o con inclinaciones sureñas tendían a votar por Douglas, mientras que las personas de los estados del norte respaldaban a Lincoln. Bell y Breckinridge recibieron un poco más de 23.000 votos de los habitantes de Ohio juntos.

Douglas fue cortés en la derrota. Permaneció en el Senado de los Estados Unidos e intentó encontrar una solución pacífica a las diferencias entre el Norte y el Sur. Tras la rendición de Fort Sumter en abril de 1861, Douglas respaldó a Lincoln y sus esfuerzos por devolver el sur a los Estados Unidos a través de la fuerza militar. Douglas murió el 3 de junio de 1861.


Mi bisabuelo, Stephen Douglas y las seducciones de la no intervención

También entre mis pertenencias hay una foto de estaño enmarcado en oro, de esas que hicieron los fotógrafos itinerantes en la época de la Guerra Civil. Etsy ofreció uno a la venta recientemente por $ 18, y en los días anteriores a Etsy, cuando solía frecuentar tiendas de antigüedades originales, el tipo de letra que tengo es el tipo de cosa que podría haber comprado como un artículo de d & eacutecor. Solo yo lo heredé. Y ahora finalmente estoy comprendiendo que el hombre de la foto es mi propio bisabuelo, Edwin Alexander Banks.

Lo reconozco: quito el uniforme confederado, agrego una barba blanca al estilo de Hemingway, y puedo ver que es una imagen gemela de mi papá, el coronel Richard Griffin Banks, EE. UU., Retirado. Edwin Banks estaba casado con Eliza Ward Pickett, la mujer en la que pienso como & ldquotthe otra Eliza & rdquo, conmemorada en mi cuchara de plata para servir con la inscripción & ldquoCorrine to Eliza Pickett & rdquo.

No sabía nada de Edwin hasta hace poco, cuando supe por el censo de 1860 que afirmaba su profesión de "editor". Tenía solo 21 años pero, a pesar de su juventud, se había asociado con el coronel J.J. Seibels en la publicación de un periódico de Montgomery llamado The Confederation. Adoptaron una posición firme sobre el tema más urgente del día: si el Sur debería permanecer en la Unión o separarse.

La postura de la Confederación y los rsquos era ultra-unionista, equiparando la secesión con la traición. Esto no significaba que fuera contra la esclavitud. Según el censo de esclavos de Montgomery de 1860, Edwin y Eliza esclavizaron a dos personas: un mulato de 17 años y un mulato de 20 años. Sus nombres no aparecen en la lista.

Con las elecciones presidenciales de 1860 que se avecinan, el coronel Seibels le escribió a Stephen Douglas, el candidato demócrata de Illinois que se postulaba contra Abraham Lincoln, instándolo a hacer una campaña en el sur. Siguiendo a Lincoln en los estados del norte y John Breckinridge, un demócrata partidario de la esclavitud, en los estados del sur, Douglas no tenía esperanzas de ganar.

Pero Seibels argumentó que aún podía hacer un último esfuerzo para promover la causa de la Unión en el Sur. Douglas estuvo de acuerdo y, respaldado por la Confederación, apareció en Montgomery pocos días antes de las elecciones. Se mantuvo firme en los escalones de la casa estatal de Alabama durante cuatro horas, asegurando a sus oyentes que los esclavistas no tenían nada que temer del gobierno federal. No es exagerado imaginar que entre el público ese día estaba John Wilkes Booth, en la ciudad para interpretar a Ricardo III, su primer papel principal como actor de Shakespeare. (Para obtener más información sobre este tema, consulte & ldquoTal vez el abolicionista blanco debería haber escuchado al abolicionista negro & rdquo y & ldquoCómo cambiar la historia & rdquo).

Tan cerca de las elecciones, el discurso de Stephen Douglas & rsquos recibió poca atención fuera de Montgomery, aunque la Confederación publicó una transcripción del mismo. Lo resumo a continuación porque creo que ilustra de manera convincente que la Guerra Civil no se libró por la autodeterminación ni por los derechos de los estados ni por el patrimonio. Se luchó por la esclavitud. Otros pueden analizar si los aspectos morales o económicos de la esclavitud eran primordiales. Dejaré esto como una oración declarativa sin reservas: La Guerra Civil se trató de la esclavitud. Los apologistas de la Causa Perdida han tenido tanto éxito en nublar esta verdad que incluso ahora se cuestiona activamente.

Douglas esperaba encontrar un compromiso entre el Norte y el Sur y fue valiente por su parte aventurarse en el corazón del país de la secesión. Pero a lo largo del discurso, rinde homenaje a los derechos estatales y rsquos y la autodeterminación como una forma de asegurar a su audiencia que en los Estados Unidos podrán mantener a sus esclavos, pase lo que pase.

Permítanme resumir sus puntos principales:

1. Sí, por supuesto que puedes quedarte con tus esclavos.

& ldquo. . . su título de propiedad de esclavos está expresamente reconocido por la Constitución Federal como existente bajo sus propias leyes, donde ningún poder en la tierra excepto ustedes pueden interferir. & rdquo

& ldquoLa verdadera doctrina de la Constitución, el gran principio fundamental del gobierno libre y el infierno es que a cada pueblo en la tierra se le permitirá hacer sus propias leyes, establecer sus propias instituciones, administrar sus propios asuntos, cuidar de sus propios negros y ocuparse de sus propios asuntos. negocio. & rdquo

2. Si sus esclavos se escapan y son atrapados & ndash sin importar dónde & ndash, por supuesto, serán devueltos a usted:

& ldquo. . . la Ley de esclavos fugitivos de 1793. . . declara que cualquier persona detenida para servir o trabajar en cualquiera de los Estados de esta Unión, o en cualquier Territorio organizado, bajo las leyes de la misma, que escape, será entregada. & rdquo

3. No hay necesidad de tratar a sus esclavos con humanidad. El hecho de que la jornada laboral en algunas fábricas orientales ahora se limite a 10 horas, no hay razón para que prevalezca en los estados esclavistas.

& ldquo. . . Obtenga una ley de protección para su propiedad y ¿cuál es el valor de su propiedad? Siempre que permites que el Congreso toque tu propiedad de esclavos, has perdido su valor. & Rdquo

4. No se preocupe de que los Territorios se conviertan en estados libres.

& ldquoComo está ahora la ley. . . los esclavos se mantendrán en los Territorios al igual que en los Estados. . .bajo sus leyes, más allá del alcance del Congreso para interferir. & rdquo

5. Los abolicionistas son personas terribles y solo están empeorando las cosas para los esclavos al empujar a los dueños de esclavos hacia una mayor crueldad.

& ldquo. . . ¿No han obligado al amo a tensar más la cuerda y observar un grado de rigor en el trato de sus esclavos que sus propios sentimientos quisieran mejorar, si los abolicionistas les permitieran vivir en seguridad, bajo una regla más suave? & rdquo

Douglas & rsquos complacer en Montgomery fue en vano. Lincoln ganó las elecciones y, en cuestión de meses, los estados del sur profundo comenzaron a separarse de la Unión tal como había temido Douglas.

Pero ese no fue el último de sus discursos en la legislatura de Montgomery. Tuvo un renacimiento en noviembre de 1939, unos 80 años después de su primera publicación en el periódico de mi bisabuelo y rsquos, cuando el Journal of Southern History encontró la ocasión de volver a publicarlo. El texto iba acompañado de una introducción que incluía una observación bastante sorprendente de los autores David R. Barbee y Milledge L. Bonham: “Hoy en día, el lector puede encontrar el discurso muy convincente. . . & rdquo

¿Por qué el discurso de Douglas & rsquos 1860 sería pertinente para los lectores en 1939? ¿Y por qué muy convincente? Porque, como había dejado claro Stephen Douglas aquella lejana tarde de noviembre, creía firmemente en la idea de la no injerencia entre estados soberanos. Tales puntos de vista encajaron cómodamente con la política aislacionista estadounidense en el año en que la Alemania nazi invadió Polonia y Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemania. Las palabras de Douglas & rsquos proporcionaron una gran cobertura: si están sucediendo cosas malas en otros lugares y no es asunto tuyo, mira hacia otro lado.

Hay una posdata de la historia de mi bisabuelo y rsquos. Edwin Banks era unionista, pero cuando comenzó la Guerra Civil, se unió al Ejército Confederado. Sirvió en varios puestos en el sur, y finalmente fue enviado a Nueva Orleans. Allí permaneció hasta 1867, y allí murió de fiebre amarilla a los 29 años.

La guerra había terminado durante tres años para entonces, pero en cierto sentido mató a Edwin Banks. Durante la guerra, las fuerzas de la Unión que ocupaban Nueva Orleans habían instituido estrictas normas sanitarias que habían mantenido a raya la fiebre amarilla. De 1860 a 1865 hubo un total de 20 muertes por fiebre amarilla en Nueva Orleans. Pero en 1866 gobiernos de blancos estaban en el poder en el sur, y las autoridades sanitarias locales habían recuperado el control de la ribera del río Mississippi y habían relajado estas precauciones.

El año siguiente trajo una epidemia en la que la fiebre amarilla mató a más de 3.000 habitantes. Como comentó un médico local, "tenemos la oportunidad de mezclar algunas gracias entre las muchas maldiciones" que los habitantes de Nueva Orleans han acumulado sobre la ocupación de la Unión ".


Un camino complejo para oponerse a la Confederación

Como líder demócrata del norte en el Congreso, Douglas patrocinó el Compromiso de 1850, que incluía la Ley de esclavos fugitivos, colocando a los norteños en la posición de cazadores de esclavos y provocando una resistencia que "a veces se convirtió en disturbios y revueltas" en las ciudades del norte.

Unos años más tarde, Douglas patrocinó la Ley Kansas-Nebraska, dejando la cuestión de si los estados permitirían la esclavitud a los votantes locales. Esto reflejaba la doctrina de Douglas de la "soberanía popular". Los estados esclavistas rechazaron el concepto, ya que los dueños de esclavos no estaban ansiosos por mudarse a estados recién formados donde existía la posibilidad de ilegalizar la esclavitud.

Una vez más, la medida no logró conciliar la discordia seccional. En cambio, condujo a brutales batallas entre colonos pro y anti-esclavitud en "Kansas sangrante", lo que enfureció tanto a los abolicionistas como a los Free Soilers del norte, que no se oponían directamente a la esclavitud en el sur pero querían que fuera excluida de nuevos territorios en el oeste. .

En 1857, un pequeño grupo de habitantes de Kansas a favor de la esclavitud aprobó la Constitución de Lecompton que establecía la esclavitud en Kansas, y el presidente demócrata James Buchanan aceptó la constitución, declarando a Kansas “un estado tan esclavista como Georgia y Carolina del Sur. & # 8221 Douglas rompió dramáticamente con la administración demócrata, calificando la constitución de “sumisión fraudulenta” y poniéndose del lado de los republicanos del Congreso para oponerse a su ratificación.

En 1857, la Corte Suprema de los Estados Unidos emitió la odiosa decisión de Dred Scott, declarando que los afroamericanos no tenían derecho a la ciudadanía estadounidense y que los estados no tenían poder para excluir la esclavitud de sus propias fronteras. Después de instar inicialmente a respetar la decisión, Douglas la desafió al año siguiente en sus debates con Lincoln. Su Doctrina de Freeport argumentó que los estados tenían el poder de rechazar la esclavitud. Los demócratas del sur lo denominaron la "herejía del puerto libre".

Estos problemas llegaron a un punto crítico en la Convención Nacional Demócrata de 1860 en Charleston, Carolina del Sur. Los delegados del sur exigieron una plataforma que respalde la decisión de Dred Scott y respalde la legislación que protege la esclavitud en los estados futuros. Los demócratas de Douglas se negaron a aceptar estas demandas, no por principio, sino porque sabían que pondrían a los votantes del norte en contra del partido. Los sureños se retiraron y nominaron a un candidato en competencia a la presidencia. Eso probablemente acabó con las esperanzas presidenciales de Douglas.

Durante la campaña, Douglas advirtió sobre el peligro de la secesión y habló enérgicamente en su contra. En Carolina del Norte, pidió "colgar a todo hombre que tome las armas contra [la Constitución]". Para octubre, estaba claro que Douglas no tenía camino hacia la victoria electoral, y cambió de rumbo, viajando a Missouri, Tennessee, Georgia y Alabama para hacer campaña no a favor de su elección sino en contra de la secesión.

Después de que Lincoln fue investido y Charleston fue bombardeado por las fuerzas confederadas, el nuevo presidente consultó a su antiguo rival sobre la proclamación que estaba emitiendo. Douglas dijo que aprobaba cada palabra, excepto que en lugar de pedir 75.000 voluntarios para luchar por la Unión, instó a Lincoln a pedir 200.000.

A diferencia de los "demócratas por la paz" del norte, Douglas ayudó a que su electorado, en algunos aspectos similar al de Lincoln, colonos y agricultores familiares que temían la competencia del trabajo esclavo, apoyara la lucha contra la Confederación. En última instancia, esa lucha requirió una variedad de fuerzas, desde personas esclavizadas que se rebelaron contra su esclavitud y abolicionistas hasta Free Soilers y Unionistas al estilo de Douglas.


Abraham Lincoln, Stephen Douglas y la elección de 1860

Aunque fueron adversarios durante la carrera por el Senado de Illinois y la campaña presidencial de 1860, Lincoln y Douglas lucharon juntos para preservar la Unión.

La contienda en el norte durante las elecciones de 1860 fue entre Stephen Douglas y Abraham Lincoln, ambos de Illinois. Douglas había pasado su vida adulta en política, sirviendo en la Cámara de Representantes y el Senado de los Estados Unidos. Conocido como el "Pequeño Gigante", Douglas era formidable y ambicioso. Douglas nunca vaciló de su solución a la expansión de la esclavitud, aferrándose a la "soberanía popular" incluso cuando los estados del sur abandonaban la Unión. Lincoln solo había servido un término en el Congreso y regresó a la política nacional después de la aprobación de la Ley Kansas-Nebraska de 1854. La Elección de 1860 y la Desunión unieron a ambos hombres en una causa común: preservar la Unión.

Los candidatos del norte en 1860

“Honest Abe” fue nominado por los republicanos, reunidos en Chicago, en la tercera votación, derrotando al claro favorito, el neoyorquino William Henry Seward. Los otros candidatos potenciales incluyeron a Edward Bates de Missouri, Simeon Cameron de Pennsylvania y Salmon Chase de Ohio. Cada uno de estos hombres serviría en el gabinete. Lincoln ganó todos los estados del norte excepto Missouri y Nueva Jersey, reuniendo 180 votos electorales.

El "Pequeño Gigante" representó las esperanzas de los demócratas del norte después de la división del partido durante la convención de Charleston. Las facciones del sur apoyaron a John C. Breckinridge o John Bell, cuyo Partido Constitucional de la Unión era pro-Unión y rechazó rotundamente la secesión. Douglas recibió 12 votos electorales, el número más bajo de cualquier candidato. Aunque decepcionado y amargado, Douglas, mientras se encontraba en Nueva Orleans poco después de las elecciones, declaró que "la mera elección de cualquier hombre a la presidencia no constituye en sí misma una causa justa para disolver la Unión".

La inminente desunión de la República

El historiador Page Smith comenta sobre un "notable intercambio de cartas ..." un mes después de la elección entre Lincoln y Douglas. Lincoln instó al senador Douglas a disipar los temores del sur, señalando que ni él ni el Partido Republicano deseaban acabar con la esclavitud en el sur. Parte de la respuesta de Douglas sugirió que Lincoln hiciera algún gesto hacia el sur para abordar la afirmación de que la esclavitud del sur era moralmente incorrecta.

Sin embargo, Lincoln no hizo declaraciones públicas y se remitió al presidente en funciones, James Buchanan. Pero Buchanan no era Andrew Jackson, el héroe ardiente de Nueva Orleans que, como presidente, amenazó con enviar tropas federales para hacer cumplir el arancel durante la crisis de anulación. Buchanan estaba vinculado al sur y había hecho todo lo posible por sabotear la nominación del partido de Stephen Douglas. Cuando Carolina del Sur abandonó la Unión en diciembre de 1860, Buchanan se mantuvo al margen.

Douglas apoya a Lincoln después de la secesión

Douglas registró que en la noche del 14 de abril de 1861, llamó al presidente Lincoln: "... aunque el Sr. D se oponía inalterablemente a la administración en todos sus asuntos políticos, estaba preparado para sostener al presidente en el ejercicio de todas sus funciones constitucionales". funciones para preservar la Unión… ”Quince días después, Douglas escribió a Lincoln desde Illinois que“ la unanimidad en el apoyo del gobierno y la Unión ”caracterizaba a la ciudadanía de Illinois. Había habido cierta preocupación de que el sur de Illinois pudiera ponerse del lado de Lincoln.

Lincoln y Douglas en la inauguración

Uno de los momentos más interesantes y quizás entrañables entre los dos adversarios ocurrió en la inauguración de Lincoln el 4 de marzo de 1861. Preparándose para tomar el juramento del cargo, Lincoln se quitó el sombrero y se lo tendió a los dignatarios reunidos para que pudiera colocar su mano. en la Biblia. Stephen Douglas se levantó de un salto y se ofreció a sujetar su sombrero. El gesto espontáneo reflejó, según los historiadores, el respeto que Douglas tenía por Lincoln como persona, no solo por el alto cargo.

La anécdota fue cuestionada durante décadas, aunque mencionada en memorias escritas mucho después del hecho, como los recuerdos de Carl Schurz. Pero en 1959, el historiador Allan Nevins, entonces en la Universidad de Columbia, verificó la historia de una fuente original encontrada en un artículo del 11 de marzo de 1861 en el periódico comercial de Cincinnati. Sus hallazgos aparecieron en la revista American Heritage de febrero de 1959.


Douglas, Stephen - Historia

En 1854, se presentó una ley en el Congreso que hizo añicos todas las ilusiones de paz seccional. La Ley Kansas-Nebraska destruyó al Partido Whig, dividió al Partido Demócrata y creó el Partido Republicano. Irónicamente, el autor de esta legislación fue el senador Stephen A. Douglas, quien había impulsado el Compromiso de 1850 en el Congreso y había jurado después de su aprobación que nunca volvería a pronunciar un discurso sobre la cuestión de la esclavitud.

As chairman of the Senate Committee on Territories, Douglas proposed that the area west of Iowa and Missouri--which had been set aside as a permanent Indian reservation--be opened to white settlement. Southern members of Congress demanded that Douglas add a clause specifically repealing the Missouri Compromise, which would have barred slavery from the region. Instead, the status of slavery in the region would be decided by a vote of the region's settlers. In its final form, Douglas's bill created two territories, Kansas and Nebraska, and declared that the Missouri Compromise was "inoperative and void." With solid support from Southern Whigs and Southern Democrats and the votes of half of the Northern Democratic members of Congress, the measure passed.

Why did Douglas risk reviving the slavery question? His critics charged that the Illinois Senator's chief interest was to win the Democratic presidential nomination in 1860 and secure a right of way for a transcontinental railroad that would make Chicago the country's transportation hub.

Douglas's supporters pictured him as a proponent of western development and a sincere believer in popular sovereignty as a solution to the problem of slavery in the western territories. Douglas had long insisted that the democratic solution to the slavery issue was to allow the people who actually settled a territory to decide whether slavery would be permitted or forbidden. Popular sovereignty, he believed, would allow the nation to "avoid the slavery agitation for all time to come."

In fact, by 1854 the political and economic pressure to organize Kansas and Nebraska had become overwhelming. Midwestern farmers agitated for new land. A southern transcontinental rail route had been completed through the Gadsden Purchase in December 1853, and promoters of a northern railroad route for a viewed territorial organization as essential. Missouri slaveholders, already bordered on two sides by free states, believed that slavery in their state was doomed if they were surrounded by a free territory.


Stephen A. Douglas

Stephen Arnold Douglas was born in Brandon, Vermont. He received a basic education, became employed in farm work and, briefly, teaching. At age 20 he moved to Illinois, his home for the remainder of his life. Douglas began practicing law in 1834, followed quickly by political ventures, including the office of Illinois attorney general, two years in the state legislature and an unsuccessful run for Congress. In 1840, Douglas became Illinois secretary of state, then served as a judge on the state supreme court from 1841 to 1843. He was elected to the House of Representatives in 1843 and to the Senate in 1847. Known as the “Little Giant” for his diminutive size but towering will, Douglas played a major role in most of the major public issues of his day. He was an ardent expansionist, advocating the annexation of Cuba and the entirety of the Oregon Territory. He was a supporter of the Mexican War. In the Senate Douglas chaired the influential Committee on Territories, which guided territories to statehood. With Henry Clay he drafted the component bills of the Compromise of 1850. Douglas coined the term “Popular Sovereignty” and urged that doctrine's acceptance as a solution to the problems of the extension of slavery in the territories. He also was the prime force behind the Kansas-Nebraska Act in 1854. Douglas was nominated for president by the Democratic Party in 1852 and 1856. In the latter campaign, Douglas threw his support to James Buchanan, the eventual winner. In one of the most dramatic and principled moves of his career, Douglas broke with the president over his support of the proslavery minority in Kansas. In 1858 he sought reelection to the Senate and engaged Abraham Lincoln in the historic Lincoln-Douglas Debates. Douglas won the election, but Lincoln emerged as a national figure. In 1860 Douglas was unable to secure the necessary two-thirds vote for nomination in the Democratic convention, but later accepted nomination from a rump convention of Northern Democrats. Douglas worked tirelessly in search of a compromise that might avert war. When the conflict finally came, he ardently supported Lincoln. On a trip to the Midwest and Border States, Douglas contracted typhus and died later. Stephen Douglas was truly one of the great political figures of his era, one of the few with a national vision, but his reputation has suffered in comparison with Lincoln.


Stephen A. Douglas (1813-1861)

A New Generation in Politics . During his long political career Stephen A. Douglas was deeply involved in every major issue to come before the nation. He is most famous as Abraham Lincoln ’ s Democratic opponent for the Senate in 1858 and the presidency in 1860, but his time in Congress also had a lasting impact on the politics of the West. Douglas ’ s career marked a changing of the guard in U.S. politics, from the era of compromisers and nationalist leaders such as Henry Clay and Daniel Webster to one dominated by men with sectional interests such as Jefferson Davis of Mississippi, Abraham Lincoln of Illinois, and William Seward of New York.

Rising Democratic Star . Douglas grew up in Vermont and upstate New York before moving to Illinois in 1833. Captivated by Andrew Jackson, he helped build the Democratic Party in that state and rose rapidly in political circles. Just one year after arriving in his adopted home he became state ’ s attorney one year later he was a member of the state legislature. After a failed bid for the United States Congress in 1837, Douglas acted as Illinois secretary of state and as a judge on the Illinois Supreme Court. He finally won election to Congress in 1843, and he spent the rest of his life as a member of that body, after 1847 as United States senator.

The “ Little Giant. ” Douglas served as chair of the powerful Committee on Territories, and he developed a strong interest in political issues involving the West. He acted quickly to propose legislation encouraging territorial expansion, the organization of territorial governments, a homestead policy, and the construction of a transcontinental railroad. These policies in turn led him to back the annexation of Texas in 1845, the acquisition of all of Oregon, and the war with Mexico. Standing just 5 ′ 4 ″ tall, Douglas was dubbed the “ Little Giant ” for his legislative and oratorical prowess.

Popular Sovereignty . When the slavery issue emerged as a threat to the Union in the late 1840s, Douglas fastened onto the idea of “ popular sovereignty ” (the idea that the people of a state or territory should decide on the slavery issue themselves) as a concept that could avert sectional strife. He led the fight in Congress for the Compromise of 1850 after Henry Clay was forced by ill health to leave Washington, and the version of the accord that passed in the fall of that year was his creation. Four years later Douglas made popular sovereignty the centerpiece of the Kansas-Nebraska Act, which repealed the Missouri Compromise of 1820 by opening the territories to slavery. Douglas saw the immediate need to form governments in that part of the Louisiana Purchase to promote economic growth, especially railroad construction, in which he had a personal interest as a director of the Illinois Central Railroad. Douglas severely miscalculated that the American people would accept the repeal of the Missouri Compromise. Instead, the Kansas-Nebraska controversy ignited bitter opposition and sparked the formation of the Republican Party as well as violence in the new territory of Kansas.

Middle Ground . By 1854 the once-popular Douglas was suddenly a controversial figure in Democratic politics. However, such attention only fed his hunger for political power. In 1856 he ran unsuccessfully for his party ’ s nomination for president, losing to Pennsylvania ’ s James Buchanan, who was conveniently out of the country on a diplomatic mission during the Kansas-Nebraska crisis. The next year, Douglas broke publicly with President Buchanan ’ s Kansas policy, which was decidedly proslavery. In 1858 he engaged in series of heated debates with Abraham Lincoln in a successful effort to defend his Illinois senate seat. Throughout the debates and in his presidential campaign in 1860, Douglas attempted to tread a middle ground on the slavery issue, blaming Northern abolitionists for fueling political flames and Southern disunionists for threatening the nation ’ s future, but slavery was not an issue that could be viewed impartially by either side.

Freeport Doctrine . In the famous Freeport Doctrine, named by the press for the Illinois town in which he unveiled it, Douglas claimed that the Supreme Court ’ s 1857 Dred Scott decision, which guaranteed the right of slaveholders to bring their human property into any federal territory, was meaningless. Under popular sovereignty, he argued, local settlers could keep slavery out by refusing to enact the police legislation necessary to protect it. Douglas ’ s position was well received in Illinois (and helped him regain his Senate seat), but it forever lost him support in the South. Thus Douglas ’ s 1860 presidential nomination by the Democrats caused Southern members of the party to bolt and select their own candidate, John C. Breckinridge. His party split, and Douglas won electors only in Missouri and New Jersey despite receiving 1,383,000 votes. Lincoln won the election without a single Southern electoral vote. Douglas ’ s last legislative act was a desperate attempt to forge another sectional compromise in 1860 to head off secession, which failed miserably. Broken in spirit and worsening in health (Douglas was a heavy drinker), he died in June 1861.


Douglas, Stephen A.

More than most other antebellum politicians, Stephen Douglas is closely linked with “Bleeding Kansas” and the Missouri-Kansas “Border War.” A complex man, strongly partisan but committed to the Constitution as the ultimate law of the land, Douglas sponsored both the Compromise of 1850 and the Kansas-Nebraska Act of 1854. Unintentionally, while trying to prevent secession by pacifying the Southerners, Douglas’s compromises stoked more violence and helped push the United States over the brink and into Civil War.

The facts surrounding Douglas’s early years are foggy, due in part to the various versions of his childhood he issued himself. He was born in Brandon, Vermont, on April 23, 1813. His father was Stephen Arnold Douglass (The younger Stephen dropped the second “s” in his name in 1846). His mother was Sara “Sally” Fisk Douglass. Stephen’s father was a physician but died in 1815 when Stephen was three months old. Sara Douglas moved to her brother Edward’s farm, where Stephen lived for the next 17 years. Douglas described his uncle alternately as a hard man who refused to allow him to attend school more than three months a year and as a loving uncle whose duty to his own family prevented helping Stephen with his education. Eventually Douglas left home to apprentice to cabinetmaker Nathan Parker in Middlebury, Vermont. He served Parker for nearly a year and then moved to Brandon, where he served as an apprentice to a cabinetmaker, Caleb Knowlton. Illness caused him to surrender that position, but once recovered, Douglas enrolled in Brandon Academy, where he remained until his mother remarried. In 1830 he moved with her to Clifton Springs, New York, and enrolled in Canandaigua Academy. After graduating, Douglas joined the Hubbell law firm and studied law for six months. The long internship required in the state of New York to become a lawyer was confining to a young man eager to make his fortune. In 1833, he decided to go west, clearly intent on finding a place where he could obtain a law license in less time. Douglas finally settled in Jacksonville, Illinois, after brief stops in Cleveland and St. Louis. After a winter spent reading and studying, Douglas obtained his law license in 1834.

. [he] continued to derive income from the plantation while consistently denying that he ever personally owned slaves.

Douglas married his first wife, Martha Martin, in 1847 and moved his home to Chicago. A year later, Martha’s father, Colonel Robert Martin, died and Martha inherited a cotton plantation with 100 slaves in Lawrence County, Mississippi. As part of the bequest, Douglas received one-third of the profits as compensation for managing the plantation. When Martha died in 1853, Douglas, acting as executor of her estate and guardian of their minor children, continued to derive income from the plantation while consistently denying that he ever personally owned slaves. He argued that his was a familial trust that honor bound him to respect for the sake of his children. However, his parsing did not satisfying his critics and he consistently had to defend himself against accusations of hypocrisy and self-serving political rhetoric.

Douglas’s position on slavery is one debated by historians. In an oft-quoted comment, Douglas claimed not to care whether slavery “was voted up or down, only that the decision be left to local majorities.” But his ambiguous position on the institution and the fact that he continued to own slaves, caused him political problems even into the famous debates with Abraham Lincoln in an 1858 campaign for the U.S. Senate. Lincoln pressured Douglas to say definitively whether he believed slavery to be morally right. Douglas argued that the question was moot because the Constitution of the United States allowed slavery to exist. He believed that only a state, through the voice of its inhabitants and their elected legislatures, had the right to decide to allow slavery within its borders. Out of this position grew Douglas’s idea of “popular sovereignty.”

Douglas’s irrevocable link with Kansas began when he championed the repeal of the Missouri Compromise of 1820. The Mexican War and the annexation of Texas again raised the issue of expansion of slavery into the new territories. Douglas’s Compromise of 1850 allowed two territories, Utah and New Mexico (both were territories formed out of the Mexican Cession of 1848) to decide whether to allow slavery within their borders at the time of their entry into the Union. Douglas believed that popular sovereignty would defuse the tension between the proslavery and antislavery factions. At issue was the balance of power in the U.S. Senate, and the Compromise of 1850 provided a possibility of preserving the delicate balance that existed between free and slaveholding states.

“There can be no neutrals in the war, only patriots – or traitors.”

Then in 1854, with Congress under pressure to provide more free land for settlement, Douglas introduced the Kansas-Nebraska Act. While the official purpose was to open the area for settlement, Douglas’s other agenda was to build a transcontinental railway from Chicago to the Gulf of Mexico. Unforeseen was how antislavery and proslavery factions would flood into the new territories to skew the vote in favor of their position. Violence broke out across the Missouri-Kansas border and the resulting struggle earned Kansas the sobriquet “Bleeding Kansas.” The political fallout from the Border Wars, combined with other inflaming events including John Brown’s raid at Harpers Ferry and the Supreme Court’s Dred Scott decision, eventually resulted in Abraham Lincoln’s election in 1860 and the South’s secession from the Union.

Stephen Douglas was flexible in his position on many political issues but consistent in his belief that the Constitution was the law of the land. Secession was an anathema to him. He said after Fort Sumter, “There can be no neutrals in the war, only patriots – or traitors.” He supported Lincoln’s decision to respond to the attack on Fort Sumter and his call for 75,000 volunteers to counter the rebellion. At Lincoln’s request he visited several states, including the border states, giving speeches in support of the Union cause. Whether he ever understood the link between his policies and the South’s decision to secede is uncertain. Also speculative is how he would have reacted to the Emancipation Proclamation – an act that even Lincoln worried the Supreme Court would find unconstitutional.

These are unanswered questions of history. Stephen Douglas died of an attack of “acute rheumatism” in Chicago on June 3, 1861. He was 48 years old. A monument completed in 1883 near the shores of Lake Michigan in Chicago marks his tomb.


Ver el vídeo: Mike Tyson vs Titans - A Brutal Knockouts (Enero 2022).