Noticias

Asedio de Scione, 423-421 a.C.

Asedio de Scione, 423-421 a.C.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Asedio de Scione, 423-421 a.C.

El asedio de Scione (423-421 a.C.) se produjo después de que la ciudad se rebelara contra Atenas, con el apoyo espartano, pero continuó después de que esas ciudades acordaron un tratado de paz de corta duración, y al final los defensores de la ciudad fueron ejecutados o vendidos. en esclavitud.

Scione estaba ubicada en Pallene, la más occidental de las tres penínsulas estrechas que sobresalen al sur de Chalcidice, en el norte de la Grecia moderna (al sur de Tesalónica). La ciudad de Potidaia, a la cabeza de la península de Pallene, estaba en manos de Atenas, y durante los primeros años de la Gran Guerra del Peloponeso, Scione fue un aliado de Atenas. Esto cambió en 423 a. C., cuando alentado por el éxito del general espartano Brasidas en el norte de Grecia, la gente de Escione decidió rebelarse.

Cuando se enteró de la revuelta, Brásidas cruzó a Escione, donde pronunció un discurso y dejó una guarnición. Esto pronto se fortaleció, y Brasidas esperaba usar la ciudad como base para un ataque a Potidaia. La revuelta de Escione se produjo dos días después de que se acordara un armisticio de un año entre Atenas y Esparta. Al principio, Brasidas afirmó que la revuelta había tenido lugar antes del armisticio, que habría incluido a Scione, pero los atenienses se negaron a aceptar esto y se prepararon para sitiar la ciudad. Brasidas evacuó a las mujeres y los niños de la ciudad y se preparó para un asedio. La guarnición estaba reforzada con 500 hoplitas peloponesios y 300 peltastas calcidianos, y estaba comandada por Poldamidas. Brasidas luego partió para hacer campaña en Macedonia.

Mientras Brásidas estaba fuera, los atenienses se movieron. Una fuerza de cincuenta barcos, 1.000 hoplitas, 600 arqueros, 1.000 mercenarios tracios y un pequeño número de peltastas navegaron por la península, capturaron la ciudad de Mende y avanzaron hacia Scione.

Cuando los atenienses se acercaron, los defensores de Escione ocuparon una posición fuerte en una colina en las afueras de la ciudad. Los atenienses sabían que tendrían que capturar esta colina antes de poder comenzar el asedio, y la tomaron por asalto frontal. Luego erigieron un trofeo para conmemorar la victoria y comenzaron a construir muros de circunvalación alrededor de Scione. Las paredes se completaron a fines del verano del 423 a. C. Los atenienses dejaron una guarnición para vigilar sus murallas y el resto del ejército regresó a casa.

En el verano de 422 a. C., después de que expirara la tregua de un año, el líder ateniense Cleón fue designado para dirigir un ejército en Tracia. Visitó Scione en su camino, pero en lugar de ayudar a poner fin al asedio, tomó algunas de las tropas sitiadoras para reforzar su propio ejército.

El asedio duró hasta el verano del 421 a. C. Cuando terminó, la guerra entre Atenas y Esparta había terminado temporalmente con la Paz de Nicias (421 a. C.). Según los términos del tratado de paz, todos los hombres enviados por Brásidas, espartanos o aliados de Esparta sitiados en Escione serían liberados por los atenienses, pero los habitantes de la ciudad fueron excluidos del tratado. Cuando la ciudad finalmente cayó, los atenienses trataron a los defensores con la dureza que se estaba convirtiendo en estándar durante la guerra. Todos los hombres en edad militar fueron ejecutados, mientras que las mujeres y los niños fueron vendidos como esclavos. La ciudad y sus tierras fueron entregadas a los plateeos, aliados de Atenas que habían perdido su propia ciudad después del sitio de Platea (429-427 aC).


Cleon

Cleon (/ ˈ k l iː ɒ n, - ə n / Griego antiguo: Κλέων Kleon, La antigua grecia: [kléɔːn] murió 422 aC) fue un general ateniense durante la Guerra del Peloponeso. Fue el primer representante destacado de la clase comercial en la política ateniense, aunque él mismo era un aristócrata. Abogó fuertemente por una estrategia de guerra ofensiva y es recordado por ser despiadado en la ejecución de sus políticas. A menudo es representado de manera negativa, predominantemente por Tucídides y el dramaturgo cómico Aristófanes, quienes lo representan como un demagogo belicista y sin escrúpulos, pero ambos presentaron a Cleón de manera desfavorable debido a rencores personales. [1]

Cleon era el hijo de Cleaenetus. [2]


Ese leviatán

Nicias y Alcibíades luchan por el control de Atenas después de que aparece un vacío de poder. El ir y venir conduce a una Atenas que no persigue una gran estrategia, sino que juega un juego de tácticas rápidas y agitadas. Toda Grecia se ve envuelta en un pinball político mientras los aliados tradicionales de Esparta reconsideran su lugar en Grecia y Esparta lucha por recuperar su posición política. A medida que aumentan las apuestas, Atenas cambia el nombre de su papel como cabeza de su imperio y hace todo lo necesario para mantener el control. Este episodio cubre aproximadamente el 421 a. C. - 415 a.C.

El líder normalmente indiscutible de la antigua Liga de Delos, ahora el Imperio ateniense, su gloria comienza a menguar debido a la falta de dirección. Para recuperar su prestigio y detener la amenaza constante de deserciones de su imperio, se consideran medidas más drásticas.

La principal potencia militar terrestre de Grecia ha visto días mejores. Una paz, quizás inoportuna, ha permitido a Atenas recuperar su fuerza mientras los aliados de Esparta sufren la desilusión. Esparta necesita mostrarle a toda Grecia que todavía es un nombre temible si quiere continuar su posición como líder.

El antiguo enemigo de Esparta, Argos se aprovecha de la debilidad de Esparta para comenzar a reclamar aliados y formar una alianza propia. Alcibíades continúa tratando de convencerlos de que el mejor camino a seguir es casarse con Atenas, dejar atrás las dudas y declarar la guerra total a Esparta.

Quizás el mejor amigo de Esparta, Corinto está empezando a cansarse del objetivo limitado de Esparta. A medida que Esparta se debilita, Corinto decidió intentar establecerse como líder en Grecia.

¿Un contador que quiere ser sacerdote? ¿Un sacerdote que quiere ser contador? Elige tu opción. Nicias pasa de ser un hombre muy respetado, pero poco inspirador, a ser el protagonista de Atenas al negociar una tregua con Esparta. Para mantener este papel, sin embargo, debe demostrar que es un líder mejor que el advenedizo, Alcibíades.

Joven, ambicioso y arrogante. Alcibíades ha llegado mucho más allá de Atenas como un miembro de la alta sociedad rico, pero a medida que envejece y cumple 30 años, ahora debe mostrarse como un general digno. Las cortes de Alcibíades buscan al enemigo tradicional de Esparta, Argos, para reunir amigos en Atenas bajo su nombre.

Agis, uno de los dos reyes de Esparta, debe demostrar su capacidad para restaurar la reputación política y militar de Esparta. El futuro de Esparta depende de un hombre que nunca antes ha llevado a un ejército al combate y cuyas habilidades políticas son puestas en duda en casa.


Crearon un desierto

Fortalecida por una victoria reciente, Atenas sigue a Cleon más en la guerra con la esperanza de lograr la victoria absoluta. Hay muchas áreas donde se necesita la victoria. Una vez de vuelta en las calles de la ciudad, nos encontramos con Sócrates, que está ocupado haciendo a todo el mundo preguntas irritantes. Cuestionar sus suposiciones puede ser la base para una verdadera comprensión de sí mismo y de la sociedad, aunque puede ser muy aterrador. Este episodio cubre aproximadamente el 425 a.C. - 422 a. C.

Ubicada al oeste de Atenas, Megara es la potencial zona de amortiguamiento y breve aliada de Atenas. Controlar Megara le daría a Atenas una zona de amortiguamiento y una primera línea de defensa contra las fuerzas de Esparta y Corinto si marchan por el istmo.

Una ciudad fortaleza en el norte del Egeo. Amphipolis protege la ruta terrestre a las regiones de suministro de alimentos cercanas al Mar Negro. Un puente conduce a la ciudad, que está situada frente a un río, lo que permite que los barcos y las fuerzas locales la protejan.

La región al norte de Atenas, Beocia, consta de varios pueblos y ciudades más pequeños. Aunque algunos demócratas de la zona quieren unirse a Atenas, la posición oficial de la zona es seguir siendo enemigos de Atenas. Para subyugar esta área, Demóstenes considera la traición, las incursiones y eventualmente grandes asaltos.

Cuando Anfípolis cae, muchas ciudades se inspiran para unirse a la rebelión contra Atenas. Sin embargo, Scione se une después de que se firma una tregua entre Atenas y Esparta. Cuando Atenas se entera de su rebelión posterior a la tregua, decretan que todos los hombres tendrán que morir, todas las mujeres y los niños serán vendidos como esclavos para pagar su traición. Este decreto fue aprobado en 423 y finalmente se llevó a cabo un año después en 422.

Un ascenso meteórico llevó a Cleon a ser elegido general después de su "victoria" en Pylos. Ahora tiene la voz para convencer a Atenas de que pueden ganar la guerra por completo. ¿Por qué conformarse con la paz cuando podemos gobernar sin oposición? Con esta nueva agenda, Cleon tiene la oportunidad de demostrar sus méritos como general mientras lleva a Atenas más a la guerra.

El cerebro de Pylos ahora está listo para probar otros atrevidos planes para llevar a Megara y Beocia al redil ateniense. A pesar de la tecnología de la época, Demóstenes no tiene problemas para planificar elaborados planes para acabar con los enemigos de Atenas, la pregunta es: ¿Funcionarán?

La imagen de la aristocracia ateniense de la vieja escuela ha caído en desgracia después de que Cleon asumió su papel de general y trajo a los espartanos de regreso de Pylos. Para este episodio, Nicias suele trabajar duro entre bastidores realizando redadas y capturando varias islas para Atenas.

Dramaturgo convertido en general, Sófocles es uno de los hombres a cargo de liberar Sicilia del control y la influencia espartanos. Sin embargo, los sicilianos y él a menudo tienen diferentes definiciones de liberación.

Aunque solo hemos conocido a Sócrates como guerrero, su trabajo como filósofo callejero es mucho mejor recordado. Echemos un vistazo rápido a lo que podría haber sido toparse con Sócrates y en la base de su línea de búsqueda.

El espartano no real que se ha abierto camino en las filas. Después de servir como éforo, comandar un trirreme, asesorar a la flota espartana y más, ahora lidera un ejército híbrido de hoplitas, ilotas y mercenarios hacia el noreste de Grecia para socavar Atenas en lugar de enfrentarse directamente.

Aunque no hablamos mucho de él en este episodio, generalmente se puede encontrar a Agis liderando incursiones en el territorio de Atenas.


Brasidas

Brasidas fue uno de los generales espartanos más importantes de la primera década de la guerra del Peloponeso. Ganó sus primeros laureles con el relevo de Metone, que fue sitiada por los atenienses (431 a. C.). Más tarde (425) se distinguió en el asalto a la posición ateniense en Pylos, durante el cual fue gravemente herido. Sin embargo, fue al año siguiente que inició una campaña de conquista en Tracia que trajo a Esparta algunos de sus mayores éxitos en la guerra, y los colocó en una posición fuerte durante las negociaciones de la Paz de Nicias en 421.

SE CONVIERTE EN EL OBJETIVO DE CADA FLECHA.
En 424 B. C . año, mientras Brasidas reunió una fuerza en Corinto para una campaña en Tracia, frustró un ataque ateniense en Megara, e inmediatamente después marchó a través de Tesalia a la cabeza de 700 ilotas y 1000 mercenarios peloponesios para unirse al rey macedonio Perdiccas. Su buen carácter y excelente habilidad política lo ayudaron a ganar muchas de las ciudades de la región para la causa espartana. El más importante de ellos fue Anfípolis, que anteriormente había sido aliado de Atenas. Cuando Atenas se enteró de que los espartanos se acercaban a Anfípolis, enviaron a Tucídides con una flota para intervenir, pero no llegó a tiempo para salvar la ciudad. Fue por este delito que Tucídides, que más tarde escribió la famosa historia de la guerra del Peloponeso, fue exiliado de Atenas.

En la primavera de 423 B. C . Se concertó una tregua entre Atenas y Esparta, pero su eficacia se vio inmediatamente amenazada por la negativa de Brásidas a renunciar a Esparta. La ciudad se había rebelado dos días después de que comenzara la tregua y Brasidas poco después ocupó Mende. Una flota ateniense al mando de Nicias y Nicostratus recuperó Mende y bloqueó Scione, que cayó dos años después (421 a. C.). En abril de 422, Cleon, líder del grupo de guerra en Atenas, fue enviado a Tracia, donde se preparó para un ataque a Anfípolis. Pero un reconocimiento realizado descuidadamente le dio a Brasidas la oportunidad de una salida vigorosa y exitosa. El ejército ateniense fue derrotado con una pérdida de 600 hombres y Cleon fue asesinado. En el lado espartano, se dice que solo siete hombres cayeron, pero entre ellos estaba Brasidas. Fue enterrado en Anfípolis con impresionante pompa, y en el futuro fue considerado el fundador de la ciudad y honrado con juegos y sacrificios anuales.

Brásidas unió el valor personal característico de los espartanos con aquellas virtudes en las que el típico espartano carecía de manera más significativa. Fue rápido en la elaboración de sus planes y los llevó a cabo sin demora ni vacilación, y con un poder oratorio raro entre los lacedemonios combinó una actitud conciliadora que en todas partes ganó amigos para él y para Esparta.


Vota por la lista de los 100 mejores generales

Me gusta Khalid ibn Walid en la lucha contra los bizantinos, que tiene guerreros y soldados más poderosos que los árabes musulmanes. Utiliza escaramuzas para provocar y engaños para bajar la moral del enemigo.

Alejandro el grande, fue uno de los más grandes generales, mandó su ejército a la India, destruyendo a todos los guerreros indios cerca de la frontera, utilizando la madre naturaleza, la falange, los arqueros a caballo iraníes y el río mismo, la batalla del río Hydaspes fue un éxito.

Julio César fue un gran general pero, al igual que Alejandro, no vio lo que empezó. Batallas notables es el sitio de Alesia.

Napoleón fue un gran estratega, destruyó muchas coaliciones con su avanzada artillería y ejército de disciplina. Todavía no sé mucho sobre sus batallas.

Creo que no puedo elegir quién es el mejor general, incluso para mí, vivían en diferentes líneas de tiempo y regiones, por lo que es casi imposible (o tal vez no) comparar a los generales. Pero un gran general siempre sabe cuándo será derrotado.

BlackViper

Mi lista es algo anticuada. Me tomé un descanso prolongado, ya que este proceso a veces puede ser abrumador. Sin embargo, lo que sí encuentro más interesante es la continua llegada de generales que aparecen desde los rincones del mundo.

Me separé de hacer una lista y, en cambio, me concentré en una carpeta de los 100 generales principales de todos los tiempos. Este fue un desafío mayor que solo una lista, pero obliga al investigador (yo mismo) y al lector a un conocimiento casi instantáneo del comandante de que se trata la carpeta.

El problema con la lista 'A' es que debe tener TODOS los comandantes disponibles. Tres o cuatro NUEVO chicos que de repente merecen estar en la lista crean un nivel de frustración que puede hacer que muchas personas simplemente abandonen este intento. Además, todos los carteles que argumentan sin cesar el mismo argumento y los carteles que simplemente dicen que alguien debe estar en esa lista, pero no especifica dónde y quién debería salir.
. puede enloquecer a la gente si se queda en este curso demasiado tiempo.

Un ejemplo sería Brasidas. No es miembro de la Comandante Top 100, pero quizás el mayor guerrero-general que Sparta haya tenido (perdón por los que piensan que Leonidas es).

Aunque ninguno Leonidas o Brasidas merecen estar en el Top 100 comandantes lista, aún deben tener un portafolio sobre el que podamos leer. De modo que cuando leemos acerca de un REAL Top 100 en general, vemos por qué está ahí.

Brasidas? ? ? al 422 a.C.)
===================================
General espartano
Hijo de Tellis y Argileonis
Relevó a Metone, que fue sitiada por los atenienses.

Metone 431 a. C.
=================================
Brasidas (100) vs.General ateniense desconocido (???)
Un ejército ateniense, transportado por 100 barcos, desembarcó en territorio espartano en Methone. Brásidas estaba cerca. Al encontrar al ejército ateniense disperso, cargó contra los atenienses y se abrió camino hacia Metone, salvando así la ciudad.
NOTA: Primer Spartan en recibir las 'felicitaciones oficiales de Sparta'.

Era un éforo epónimo. 430 a.C.
NOTA: Un éforo era un funcionario de la antigua Esparta. Había cinco éforos elegidos anualmente, que cada mes juraban defender el gobierno de los reyes, mientras que los reyes juraban respetar la ley.
Uno de los tres comisionados para asesorar al almirante Cnemus en los ataques a Rhion, Naupactos y Salamina. 429 a.C.
Se distinguió en la batalla de Pylos.

Pylos 425 a.C.
=================================
Rey Agis (???) Vs. Demóstenes (???)
El rey Agis invadió Ática. Los atenienses, usando una flota de 40 barcos, desembarcaron en Pylos y comenzaron a fortalecer su posición. Una vez que el rey Agis recibió la noticia, sacó a su ejército de Ática y marchó a Pylos. También tenía una flota de 60 barcos que se reunían con él allí. Seis días después, la fortificación se completó y la flota ateniense partió hacia Corcira y Sicilia (quedaron 5 barcos atrás). Demóstenes hizo que los 40 barcos atenienses regresaran después de recibir noticias de la flota espartana cercana.
El plan de los espartanos era bloquear el puerto de Pylos y desembarcar un ejército en Sphacteria, una isla cercana. Una fuerza espartana de 440 hoplitas, liderada por Epitadas, aterrizó en Sphateria. Demóstenes, la mayor parte de su ejército estaba formado por marineros desarmados, tomó 60 hoplitas para defender la playa contra el desembarco espartano. Demothenes inspiró a sus tropas con un discurso (afirmando que los atenienses saldrán victoriosos si se mantienen firmes en la playa). Una flota espartana de 43 barcos llegó bajo el mando de Thrasymelidas y Brasidas. El desembarco anfibio espartano fue rechazado y Bradsidas resultó herido. Llegó la flota ateniense de 50 barcos. La flota espartana se negó a luchar en el mar y sin querer permitió que la flota ateniense entrara en el puerto de Pylos. La flota ateniense ahuyentó a la flota espartana, que de repente aisló a las tropas espartanas en Spacteria.
NOTA: Después de una tregua fallida, los atenienses invadieron Sphacteria.

Acosó a la fuerza ateniense en Megara en Tracia. 424 a.C.
Marcharon 1.700 hombres a través de Tesalia y se unieron al rey de Macedonia, Perdiccas.
Abandonando a Perdiccas debido a una diferencia de goles, se impuso con éxito a Acanthus, Stagirus, Amphipolis, Torone y algunas ciudades menores a través de negociaciones.

La captura de Anfípolis Invierno de 424 a. C.
=================================
Brasidas (???) Vs Eucles (???)
Situado a lo largo del río Strymon, Amphipolis fue atacado por Brasidas. Eucles envió en busca de ayuda a Tucídides que se encontraba en Tasos con 7 barcos atenienses. Brasidas ofreció la retención de la propiedad de todos y el paso seguro para aquellos que deseaban irse. A pesar de las protestas de Eucles, Anfípolis se rindió.

Atacar a Eion, una fuerza ateniense, liderada por Tucídides, el historiador, interrumpió el ataque espartano con los que habían abandonado Anfípolis.
NOTA: A pesar de la victoria en Eion, Tucídides fue llamado a Atenas y fue juzgado por "negligencia grave" por no haber salvado Anfípolis y exiliado.

Puso en peligro una tregua entre Atenas y Esparta cuando se negó a entregar a Escione, quien los atenienses declararon que se había rebelado días antes de la tregua.
Ocupó la ciudad de Mende, dificultando aún más la tregua.
Bajo Nicias y Nicostratus, una flota ateniense recuperó Mende y bloqueó Scione. 423 a.C.
Se reincorporó a Perdiccas y derrotó a los Lyncesti que estaban dirigidos por su rey, Arrhabaeus.
El desastre ocurrió cuando los ilirios, aliados de Pérdicas, declararon su lealtad a Arrhabaeus. Los macedonios luego huyeron. Brasidas logró salir de la situación.
La disputa entre Brásidas y Perdiccas condujo rápidamente a un tratado concluido entre Atenas y Macedonia.
El tratado de Esparta / Atenas expiró. Abril 422
Una fuerza ateniense de 30 barcos, 1.200 hoplitas y 300 jinetes, dirigida por Cleon, fue enviada a Tracia.
Cleon capturó a Torone Scione y Galepsus.
NOTA: Pasitelidas, el comandante espartano en Scione, fue asesinado.

Anfípolis 422 A.C.
=================================
Brasidas (2,300) vs.Cleon (1,800)
Cleon colocó a sus tropas en Eion Brasidas en cerdylium. Si no estaba convencido de que se podía obtener una victoria contra Cleon, Brasidas movió sus fuerzas de regreso a Anfípolis. Cleon avanzó hacia Anfípolis y, después de darse cuenta de que Brasidas no tenía intenciones de prepararse para la batalla, se preparó para regresar a Eion. Los espartanos, liderados por Brasidas, cargaron contra las desorganizadas tropas atenienses. El comandante espartano, Clearidas, mata a Cleon. El ejército ateniense huye a Eion
600 atenienses asesinados, incluido Cleón.
7 espartanos muertos, uno de ellos fue Brasidas.

Enterrado en Anfípolis y se erigió un cenotafio, cerca de las tumbas de Pausanias y Leonidas, en su memoria en Esparta.
Con la muerte de Brasidas y Cleon, ambos firmes defensores de la guerra, esto allanó el camino para que Esparta y Atenas concluyeran un tratado de paz.
Se firmó la Paz de Nicias. 421 a.C.


Jon Martin en 'El comandante más extraordinario de Brasidas-Sparta'
==================================
& quotAunque Lysander es el más conocido de los comandantes espartanos de la guerra, siendo el arquitecto de la victoria final, ningún otro espartano exhibió la flexibilidad del intelecto, la persuasión de la oratoria y la valentía y la habilidad en el combate. Tan excepcionales eran sus habilidades que la tradicional y ultraconservadora Esparta hizo tanto para reprimir sus acciones como cualquier enemigo ateniense. En un contexto más moderno, se le puede comparar con Rommel, un general popular y caballeresco, enviado por su país a un teatro de guerra remoto, con una fuerza inadecuada y pocas expectativas de éxito. Al igual que Rommel, asombraría al enemigo y al amigo con sus victorias, pero a diferencia de Rommel, finalmente triunfaría.& quot


Diccionario de geografía griega y romana (1854) William Smith, LLD, Ed.

Ocultar barra de exploración Su posición actual en el texto está marcada en azul. Haga clic en cualquier lugar de la línea para saltar a otra posición:

Este texto es parte de:
Ver texto fragmentado por:
Tabla de contenido:

PLATAEA

D. Varios aliados griegos.

I. Primera Posición ocupada por los ejércitos enemigos.

A. Camino de Platea a Tebas.

B. Carretera de Megara a Thebest.

y corriendo por un espacio casi paralelo entre sí, finalmente se unen y fluyen en dirección oeste hacia el golfo de Corinto. ( Hdt. 9.51 .) La naturaleza del terreno proporcionaría así a los griegos abundancia de agua y protección contra la caballería enemiga. Sin embargo, la retirada, aunque fue por una distancia tan corta, se llevó a cabo en desorden y confusión. El centro griego, compuesto principalmente por megarios y corintios, probablemente temiendo que la isla no les brindara protección suficiente contra la caballería enemiga, no se detuvo hasta que llegaron al templo de Hera, que estaba frente a la ciudad de Platea. Los lacedemonios del ala derecha se retrasaron hasta el amanecer, por la obstinación de Amompharetus, y luego comenzaron a marchar a través de las colinas que los separaban de la isla. Los atenienses del ala izquierda comenzaron su marcha al mismo tiempo y rodearon las colinas hasta la llanura del otro lado en su camino hacia la isla. Después de marchar 10 estadios, Pausanias se detuvo en la orilla del Moloeis, en un lugar llamado Agriopius, donde se encontraba un templo del Deméter eleusino. Aquí se le unió Amompharetus, y aquí tuvo que soportar el ataque de los persas, que se habían precipitado a través del Asopus y colina arriba tras el enemigo en retirada. Tan pronto como Pausanias fue alcanzado por los persas, envió a los atenienses para suplicarles que se apresuraran en su ayuda, pero la llegada de los beocios les impidió hacerlo. En consecuencia, los lacedemonios y los tegeatanos tuvieron que enfrentarse a los persas solos sin la ayuda de los demás griegos, y solo a ellos pertenece la gloria de la victoria. Los persas fueron derrotados con gran matanza, y no se detuvieron en su huida hasta que cruzaron de nuevo el Asopo y llegaron a su campamento fortificado. Los tebanos también fueron rechazados por los atenienses, pero se retiraron en buen estado a Tebas, siendo cubiertos por su caballería de la persecución de los atenienses. El centro griego, que estaba a casi 10 estadios de distancia, no participó en la batalla, pero al enterarse de que los lacedemonios estaban obteniendo la victoria, se apresuraron a la escena de la acción y, en confusión, hasta 600 fueron cortados en pedazos. por la fuerza tebana. Mientras tanto, los lacedemonios persiguieron a los persas hasta el campamento fortificado, que, sin embargo, no pudieron tomar hasta que los atenienses, más hábiles en esa especie de guerra, acudieron en su ayuda. Luego se levantaron las barricadas y se produjo una terrible carnicería. Con la excepción de 40.000 que se retiraron con Artabazo, se dice que sólo 3.000 de los 300.000 originales escaparon. ( Hdt. 9,50 - 70 .) Sobre la topografía de esta batalla, ver Leake, Grecia del norte, vol. ii. pag. 335, seq. Grote, Historia de Grecia, vol. v. p. 212, seq.

Como esta señal de victoria se había obtenido en el suelo de Platea, sus ciudadanos recibieron honor y recompensas especiales de los griegos confederados. No solo se les concedió la gran suma de 80 talentos, que emplearon en la construcción de un templo a Atenea, sino que se les encargó el deber de rendir todos los años honores religiosos a las tumbas de los guerreros que habían caído en la batalla, y de celebrar cada cinco años la fiesta de la Eleutheria en conmemoración de la liberación de los griegos del yugo persa. La fiesta estaba consagrada a Zeus Eleuterio, a quien ahora se erigió un templo en Platea. A cambio de estos servicios, Pausanias y los demás griegos juraron garantizar la independencia e inviolabilidad de la ciudad y su territorio ( Thuc. 2,71 Plut. Arist. 100,19 - 21 Strab. ix. p.412 Paus. 9.2.4 para más detalles ver Dict. de Ant. Arte. ELEUTERIA.)

Platea, por supuesto, fue ahora reconstruida, y sus habitantes continuaron sin ser molestados hasta el comienzo de la Guerra del Peloponeso. En la primavera de B.C. 431, antes de cualquier declaración de guerra real, un grupo de 300 tebanos intentó sorprender a Platea. Fueron admitidos dentro de los muros en la noche por un partido oligárquico de los ciudadanos, pero los plateanos pronto se recuperaron de su sorpresa y dieron muerte a 180 de los asaltantes. ( Thuc. 2.1 , seq.) En el tercer año de la guerra (429 a. C.), el ejército del Peloponeso bajo el mando de Arquídamo sitió Platea. Este asedio es uno de los más memorables en los anales de la guerra griega y ha sido narrado extensamente por Tucídides. Los plateos habían depositado previamente en Atenas a sus ancianos, mujeres y niños y la guarnición de la ciudad estaba formada por sólo 400 ciudadanos y 80 atenienses, junto con 110 mujeres para administrar sus asuntos domésticos. Sin embargo, esta pequeña fuerza desafió a todo el ejército de los peloponesios, quienes, después de muchos intentos infructuosos de tomar la ciudad por asalto, convirtieron el asedio en un bloqueo y levantaron una circunvalación alrededor de la ciudad, que constaba de dos murallas paralelas, de 16 pies. en pedazos, con una zanja a cada lado. En el segundo año del bloqueo 212 de los sitiados durante una tempestuosa noche de invierno consiguieron escalar los muros de circunvalación y llegar a Atenas a salvo. En el curso del verano siguiente (427 a. C.), el resto de la guarnición se vio obligado, por falta de provisiones, a rendirse a los peloponesios. Todos fueron ejecutados y todos los edificios privados arrasados ​​por los tebanos, quienes con los materiales erigieron una especie de vasto cuartel alrededor del templo de Hera, tanto para el alojamiento de los visitantes como para servir como morada para aquellos. a quien alquilaron la tierra. Los tebanos también construyeron un nuevo templo, de 30 metros de largo (νεὼς ἑκατόμπεδος), en honor a Hera. ( Thuc. 2,71 , seq., 3.20, seq., 52, seq., 68.)

Los plateanos supervivientes fueron amablemente recibidos por los atenienses. Incluso antes de este tiempo parecerían haber disfrutado del derecho de ciudadanía en Atenas (Ἀθηναίων ξύμμαχοι καί πολῖται, Thuc. 3,63 ). La naturaleza exacta de esta ciudadanía es incierta, pero que no era la ciudadanía plena, poseída por ciudadanos atenienses, surge de una línea de Aristófanes, quien habla de ciertos esclavos, que habían estado involucrados en luchas navales, convirtiéndose en plateeos (καὶ Πλαταιᾶς εὐθὺς εῖναι κἀναὶ δούλων δεσπότας, Corrió. 706 comp. Schol. anuncio Aristoph. Corrió. 33 Böckh, Economía Pública. de Atenas, pag. 262, 2a ed.). Diodoro, al relatar su regreso a Atenas en un momento posterior, dice (15.46) que recibieron el ἰσοπολιτεία, pero que algunos de ellos disfrutaron de todos modos casi todos los privilegios de los ciudadanos atenienses se desprende del decreto del pueblo citado por Demóstenes (C. Neaer. pag. 1380). Sobre todo el tema, ver Hermann, Staatsalterth, § 117.

En B.C. 420 los atenienses dieron a los plateos la ciudad de Escione como residencia. ( Thuc. 5.32 Isocr. Paneg. § 109 Diod. 12,76 .) Al final de la Guerra del Peloponeso, se vieron obligados a evacuar Scione ( Plut. Lys. 14 ), y nuevamente encontró una bienvenida hospitalaria en Atenas. Aquí vivían en la época de la paz de Antálcidas (387 a. C.), que garantizaba la autonomía de las ciudades griegas y los lacedemonios, que ahora ansiaban humillar el poder de Tebas, se aprovecharon [p. 2.640] para restaurar a los plateanos a su ciudad natal. ( Paus. 9.1.4 Isócrata. Plataic. § 13, ss.) Pero los plateeos no retuvieron por mucho tiempo la posesión de su ciudad, porque en a. C. 372 fue sorprendido por los tebanos y nuevamente destruido. Los plateeos se vieron obligados una vez más a buscar refugio en Atenas. ( Paus. 9.1 . § § 5--8 Diod. 15.46 .) Los males infligidos a los plateanos por Tebas se exponen en un discurso de Isócrates, titulado Plataicus, que quizás fue pronunciado en este momento por un orador plateo ante la asamblea pública en Atenas. (Grote's Grecia, vol. X. pag. 220.) Después de la batalla de Chaeroneia (338 a. C.) los plateanos fueron una vez más devueltos a su ciudad por Felipe. ( Paus. 9.1.8 , 4.27.11 .) Fue poco después de este tiempo cuando Platea fue visitada por Dicaearchus, quien llama a los plateeos Ἀθηναῖοι Βοιωτοί, y comenta que no tienen nada que decir por sí mismos, excepto que son colonos de los atenienses, y que la batalla entre los griegos y los persas tuvieron lugar cerca de su ciudad. (Descripcion. Graec. pag. 14, Hudson.)

Después de su restauración por Felipe, la ciudad continuó habitada hasta los últimos tiempos. Fue visitado por Pausanias, quien menciona tres templos, uno de Hera, otro de Athena Areia y un tercero de Demeter Eleusinia. Pausanias habla de un solo templo de Hera, que describe como situado dentro de la ciudad y digno de admiración por su magnitud y por las ofrendas con las que estaba adornado (9.2.7). Este fue aparentemente el templo construido por los tebanos después de la destrucción de Platea. ( Thuc. 3,68 .) Es probable que el antiguo templo de Hera mencionado por Herodoto, y que él describe como fuera de la ciudad (9.52), ya no fuera reparado después de la erección del nuevo, y hubiera desaparecido antes de la visita de Pausanias. El templo de Atenea Areia fue construido según Pausanias ( 9.4.1 ) de una parte del botín de Marathon, pero según Plutarch ( Plut. Arist. 20 ) con los 80 talentos del botín de Platea, como se mencionó anteriormente. El templo estaba adornado con imágenes de Polygnotus y Onatas, y con una estatua de la diosa de Fidias. Del templo de Demeter Eleusinia no tenemos detalles, pero probablemente fue erigido como consecuencia de la batalla que se libró cerca de un templo de Demeter Eleusinia en Argiopius. ( Hdt. 9.57 .) El templo de Zeus Eleutherius ( Strab. ix. p.412 ) parece haberse reducido en la época de Pausanias a un altar y una estatua. Estaba situado fuera de la ciudad. ( Paus. 9.2 . § § 5--7.)

Plataea is mentioned in the sixth century by Hierocles (p. 645, Wesseling) among the cities of Boeotia and its walls were restored by Justinian. (Procop. de Aedif. 4.2.)

The ruins of Plataea are situated near the small village of Κόκηλα. The circuit of the walls may still be traced in great part. They are about two miles and a half in circumference but this was the size of the city restored by Philip, for not only is the earlier city, before its destruction by the Thebans, described by Thucydides ( 2.77 ) as small, but we find at the southern extremity of the existing remains more ancient masonry than in any other part of the ruins. Hence Leake supposes that the ancient city was confined to this part. He observes that “the masonry in general, both of the Acropolis and of the town, has the appearance of not being so old as the time of the battle. The greater part is of the fourth order, but mixed with portions of a less regular kind, and with some pieces of polygonal masonry. The Acropolis, if an interior inclosure can be so called, which is not on the highest part of the site, is constructed in part of stones which have evidently been taken from earlier buildings. The towers of this citadel are so formed as to present flanks to the inner as well as to the outer face of the intermediate walls, whereas the town walls have towers, like those of the Turks, open to the interior. Above the southern wall of the city are foundations of a third inclosure which is evidently more ancient than the rest, and is probably the only part as old as the Persian War, when it may have been the Acropolis of the Plataea of that age. It surrounds a rocky height, and terminates to the S. in an acute angle, which is only separated by a level of a few yards from the foot of the great rocky slope of Cithaeron. This inclosure is in a situation higher than any other part of the ancient site, and higher than the village of Κόκηλα, from which it is 500 yards distant to the E. Its walls are traceable on the eastern side along a torrent, a branch of the Oëroe, nearly as far as the south-eastern angle of the main inclosure of the city. In a church within this upper inclosure are some fragments of an inscribed marble.” (Northern Greece, vol. ii. pag. 325.) (Compare Friederich, Specimen Rerum Plataic. Berol. 1841 Münscher, Diss. de Rebus Plataeens. 1841.)


Contenido

Olynthus, son of Heracles, or the river god Strymon, was considered the mythological founder of the town. The South Hill bore a small Neolithic settlement was abandoned during the Bronze Age and was resettled in the 7th century BC. Subsequently, the town was captured by the Bottiaeans, a Thracian tribe ejected from Macedon by Alexander I.

Following the Persian defeat at Salamis (480 BC) and with Xerxes having been escorted to the Hellespont by his general Artabazus, the Persian army spent the winter of the same year in Thessaly and Macedonia. [4] The Persian authority in the Balkans must have significantly decreased at the time, which encouraged the inhabitants of the Pallene peninsula to break away. [4] Suspecting that a revolt against the Great King was meditated, in order to control the situation, Artabazus captured Olynthus, which was thought to be disloyal, and killed its inhabitants. [4] The town had priorly been given to Kritovoulos from Toroni and to a fresh population consisting of Greeks from the neighboring region of Chalcidice, who had been exiled by the Macedonians (Herod. viii. 127). Though Herodotus reports that Artabazus slaughtered them, Boetiaeans continued to live in the area.

Olynthus became a Greek polis, but it remained insignificant (in the quota-lists of the Delian League it appears as paying on the average 2 talents, as compared with 6 to 15 paid by Scione, 6 to 15 by Mende, 6 to 12 by Toroni, and 3 to 6 by Sermylia from 454 to 432).

In 432 King Perdiccas II of Macedon encouraged several nearby coastal towns to disband and remove their population to Olynthus, preparatory to a revolt to be led by Potidaea against Athens (Thuc. 1.58). This synoecism (συνοικισμός) was effected, though against Perdiccas's wishes the contributing cities were preserved. This increase in population led to the settlement of the North Hill, which was developed on a Hippodamian grid plan. In 423 Olynthus became the head of a formal Chalkidian League, occasioned by the synoecism or by the beginning of the Peloponnesian War and fear of Athenian attack. During the Peloponnesian war it formed a base for Brasidas in his expedition of 424 and refuge for the citizens of Mende and Poteidaea that had rebelled against the Athenians (Thu. ii, 70).

After the end of the Peloponnesian War the development of the league was rapid and ended consisting of 32 cities. About 393 we find it concluding an important treaty with Amyntas III of Macedon (the father of Philip II), and by 382 it had absorbed most of the Greek cities west of the Strymon, and had even got possession of Pella, the chief city in Macedon. (Xenophon, Hell. V. 2, 12).

In this year Sparta was induced by an embassy from Acanthus and Apollonia, which anticipated conquest by the league, to send an expedition against Olynthus. After three years of indecisive warfare Olynthus consented to dissolve the confederacy (379). It is clear, however, that the dissolution was little more than formal, as the Chalcidians ("Χαλκιδῆς ἀπò Θρᾴκης") appear, only a year or two later, among the members of the Athenian naval confederacy of 378–377. Twenty years later, in the reign of Philip, the power of Olynthus is asserted by Demosthenes to have been much greater than before the Spartan expedition. The town itself at this period is spoken of as a city of the first rank (πóλις μuρἰανδρος), and the league included thirty-two cities.

When the Social War broke out between Athens and its allies (357), Olynthus was at first in alliance with Philip. Subsequently, in alarm at the growth of his power, it concluded an alliance with Athens. Olynthus made three embassies to Athens, the occasions of Demosthenes's three Olynthiac Orations. On the third, the Athenians sent soldiers from among its citizens. After Philip had deprived Olynthus of the rest of the League, by force and by the treachery of sympathetic factions, he besieged Olynthus in 348. The siege was short he bought Olynthus's two principal citizens, Euthycrates and Lasthenes, [5] who betrayed the city to him. He then looted and razed the city and sold its population—including the Athenian garrison—into slavery. According to the latest researches only a small area of the North Hill was ever re-occupied, up to 318, before Cassander forced the population to move in his new city of Cassandreia.

Though the city was extinguished, through subsequent centuries there would be men scattered through the Hellenistic world who were called Olynthians.

The city of Olynthus lies in the hill named Megale Toumba near the village of Myriophyto. The probable site of Olynthus was identified as early as 1902. Between 1914 and 1916 plans were made for an excavation by the British School at Athens, but these fell through.

The ancient city extends over two hills that detach from a small coulee and possess an area ca. 1500 m long and 400 m in width. Excavations began in 1928. Prof. David Moore Robinson of Johns Hopkins University, under the American School of Classical Studies at Athens, conducted four seasons of work: in 1928, 1931, 1934, and 1939. The results of the excavations were digested into fourteen folio volumes, that were ultimately found to be the plagiarized work of another excavator, Mary Ross Ellingson. [6] The excavation had uncovered more than five hectares of Olynthus and a portion of Mecyberna (the harbor of Olynthus). On the North Hill this hurried pace proved relatively harmless due to the simple stratigraphy of an area of the city occupied only for 84 years and subjected to a sudden, final destruction but the data from the South Hill was badly muddled. Nonetheless the work was excellent for its time, and remains supremely valuable. Much of the stratigraphy of the North Hill has been reconstructed by Nicholas Cahill (University of Wisconsin). [7] The site is now in the charge of Dr. Julia Vokotopoulou, and the XVI Ephorate of Classical Antiquities.

The Neolithic settlement is located in the edge of the southern hill and was dated in the 3rd millennium BC. [8] The houses were built by stone blocks and had one or two rooms. The pottery that was found was the typical of that period comprising monochrome ceramic vases. The end of this rural settlement was abrupt and is placed around the 1st millennium.

The archaic city was built under a provincially urban plan and extended throughout the whole south hill. Two avenues were revealed along the eastern and western edges of the hill that intersected with crossing streets. Along the south avenue shops and small houses were found while the administrative part was located in the north part of the hill, where the agora and a deanery were found.

The classical city was established on the much larger north hill and to its eastern slope. The excavations, which cover only 1/10 of the city's total area, have revealed a Hippodamian grid plan. Two large avenues were discovered, with an amplitude of 7 meters, along with vertical and horizontal streets that divided the urban area into city blocks. Each one had ten houses with two floors and a paved yard. Very important for the archaeological research are considered the rich villas that were excavated in the aristocratic suburb of the city located in the eastern part of the north hill since there was found some of the earliest floor mosaics in Greek art.

Both the archaic and classical city were protected by an extended land wall. Parts of the foundations of the wall were revealed in the north hill and elsewhere, but they are not enlightening on which method was followed for their construction. Archaeologists suppose that it was built with sun-dried bricks with a stone base, but it's difficult to tell, since the city was literally leveled by Phillip.

As it concerns the public buildings, the agora is placed in the south edge of the north hill, near the eastern gate, along with a public fountain, an arsenal and the city's parliament building (Βουλευτήριον). There is a small museum featuring artifacts recovered from Olynthus, and the whole archaeological site is open to public tours during daylight hours.

The modern city, formerly Myriophyto, now called Olynthos or Nea Olynthos, sits on a small plateau on the western side of the river Olynthios or Resetenikia (in ancient times known as Sandanus), across from the ruins of the ancient city.


Siege of Scione, 423-421 B.C. - Historia

Posts tagged Alcibiades A Splendid Rope

The Peloponnesian War comes to a sudden and unexpected end. The defeated will face the fate the victor thinks it deserves. We witness both timid and brutal approaches to war and are forced to ask: Is there a difference between acting cruelly out of desperation versus cruelty as a matter of course? This episode covers approximately 405 B.C. – 404 B.C.

More than twenty years into the Peloponnesian War Athens has given nearly everything to the fight, but more is required. Sparta requests peace but Athens refuses and looks for more resources to continue the war. While Athens scrounges for money, Sparta and Persia renew their alliance with Sparta leading the fight while Persia funds the war. Meanwhile, the weight of carrying the Athenian military is beginning to crack their society. This episode covers approximately 407 B.C. – 405 B.C.

Athens is broke. The sole hope for retaining its empire rests in their fleet of triremes at Samos. To make matters worse a Spartan fleet, supported by a Persian army and Syracusian ships, has wedged itself into the Hellespont, the crucial route by which Athens receives most of its food. Alcibiades, though still refusing to return to Athens for fear of the death penalty on him, contributes to the fighting in any way he can. Some sort of miracle is needed for Athens to step back into security. This episode covers approximately 411 B.C. – 407 B.C.

After the disaster of the Sicilian Expedition, the largest defeat in the history of Athenian Democracy, the whole Mediterranean world expected Athens to fall. Refusing to surrender the Athenian assembly accepts previously unthinkable changes in order to continue to the fight against Sparta, the revolting cities across the Empire, and to keep the ever ambitious Persians in check. Amid this pressure the democracy in Athens is reexamined and some citizens desire a change, either through legal reforms or terror tactics. This episode covers approximately 413 BC – 411 BC.

Nicias and Alcibiades have both gained political power but can’t push past the other. The gridlock is broken when representatives from a Sicilian town show up asking for help and offering to foot the bill for Athenian assistance. In a rapid escalation, the Athenians agree not only to help but to send an armada to Sicily to bring down Syracuse. One step at a time the Athenians throw everything they have into the Sicilian expedition. This episode covers approximately 416 B.C – 413 B.C.

Nicias and Alcibiades struggle for control of Athens after a power vacuum appears. The back and forth leads to an Athens that pursues no grand strategy but plays a game of rapid, hectic tactics. All of Greece is swept up in political pinball as the traditional allies of Sparta reconsider their place in Greece and Sparta struggles to reclaim its political standing. As the stakes rise, Athens rebrands its role as the head of its empire and does whatever is necessary to keep control. This episode covers approximately 421 B.C. – 415 B.C.

Bolstered by a recent victory, Athens follows Cleon further into war in hopes of achieving absolute victory. There are many areas where victory is needed. Once back on the streets of the city we meet Socrates who is busy asking everybody he can irritating questions. Questioning your assumptions may be the basis to a true understanding of yourself and society, although it can be very frightening. This episode covers approximately 425 B.C. – 422 B.C.

Athens and Corinth take the preemptive measure of fighting a battle to avoid a war. This works about as well as it sounds. A series of conferences afterwards determine the fate of Greece. Speeches are made, ships collide and the gods reconsider their relationship with Athens. This episode covers approximately 433 B.C. – 429 B.C.

The Greek world is getting smaller. Athens and Sparta are the sole dominating powers in Greece and cities are forced to consider what sides they will choose. The grandeur of Athens continues to allure as their wealth and power are demonstrated at the 4 year Panathenaic Festival while Sparta grapples for peace. It’s time to choose what side to join. This episode covers approximately 440 BC - 432 BC.


The Hanging Shield

After many years of a brawler fight something has to give. A daring general in Athens considers new strategies while playwrights bring the full weight of the ancient press (the theatre) to bear in criticizing the war. Meanwhile, Greece watches as the impossible unfolds on the shores of the Peloponnese. This episode covers approximately 427 B.C. – 425 B.C.

The premier Greek power has been recently crippled by the plague and the financial burden of fighting a war. Athens is beginning to seriously reconsider its approach to the war.

The port of Athens, Piraeus is virtually a city unto itself. A strong Thracian immigrant population enjoyed the benefits one of the first urban planning projects. Straight grid-like roads brought you to the agora, market or any one of the three bay that served Piraeus. Ship sheds rings each bay where triremes are stored for the winter.

A city on Lesbos (an island in the eastern Aegean near modern day Turkey) that revolts from Athens after petitioning Sparta. Mytilene would like to set up a miniature empire of its own on the island of Lesbos.

Playwright, general and ambassador, Sophocles is the author of the Oedipus (sounds like Edipus) plays and also serves as general for several years.

A strong advocate to end the war with complete and utter victory. Cleon has no problem handing out brutal punishments to ensure the cooperation of their nominal allies. Cleon is unique in that he is one of the first non-aristocratic to take a prominent role in politics.

An aristocratic and morally conservative man, he is well respected and is fighting as a general behind the scenes during this episode.

The premier Greek democratic power has been recently crippled by the plague and the financial burden of fighting a war. Athens is beginning to seriously reconsider its approach to the war.

Sparta is an oligarchic power that has control over the Peloponnesian League. Although it has no desire to fight Athens at sea it, generally, remains undaunted on land.

An area on the southwest of the Peloponnese (though the area is disputed) where Demosthenes wanted to build a small fort in Sparta’s backyard.

A recently elected general, Demosthenes has no problem thinking outside the box. His daring plans to invade the allies of Sparta have gotten him into trouble before.

A Spartan. Unlike most Spartans we have learned about he is not a royal Spartan but has worked his way up the ranks. Both fearless and advocate of defeating Athens outright he stays busy adding to his resume of incredible bravery.

A strong advocate to end the war with complete and utter victory. Cleon has no problem handing out brutal punishments to ensure the cooperation of their nominal allies. Cleon is unique in that he is one of the first non-aristocratic to take a prominent role in politics.


Ver el vídeo: ЛУЧШАЯ НОВИНКА WoWs! НЕ МЕШАЙ этому кораблю , ведь он набивает ТОННЫ УРОНА САМ! Schlieffen Обзор (Mayo 2022).