Noticias

"Do the Right Thing" se estrena en los cines


El 30 de junio de 1989, el célebre tercer largometraje del escritor y director Spike Lee, Hacer lo correcto-Se estrena en los cines de EE. UU. un drama provocativo con carga racial que tiene lugar en una cuadra del vecindario Bedford-Stuyvesant de Brooklyn, en el día más caluroso del año.

El bloque en cuestión es el hogar de Sal's Famous Pizzeria, el único negocio propiedad de blancos en el vecindario. Mookie (interpretado por Lee) entrega pizza para Sal (Danny Aiello); es amigo del hijo menor de Sal, Vito (Richard Edson), un hecho que enfurece al hermano de Vito, Pino (John Turturro), que resiente a la mayoría negra del barrio. Mientras varios personajes hablan y circulan por Sal y la cercana tienda de conveniencia de propiedad coreana, las tensiones aumentan hasta el punto de ruptura y estalla la violencia, con trágicas consecuencias. Entre Hacer lo correctoLos personajes secundarios memorables son los elementos básicos del vecindario Da Mayor y Mother-Sister (la pareja de la vida real Ossie Davis y Ruby Dee); Radio Raheem (Bill Nunn), que continuamente escucha la canción de rap de Public Enemy "Fight the Power" desde su enorme radiocasete; La hermana de Mookie (Joie Lee, la propia hermana de Spike); su novia puertorriqueña Tina (Rosie Pérez, debuta en el cine); y el disc jockey de radio que habla con suavidad Mister Señor Love Daddy (Samuel L. Jackson).

Tras su lanzamiento, Hacer lo correcto causó sensación por su descripción incendiaria de las relaciones raciales, incluidas alusiones específicas a algunos acontecimientos recientes notorios en Nueva York. Algunos críticos, incluido David Denby (entonces de Nueva York revista) especuló que la película incitaría al público negro a la ira y la violencia. En una entrevista con Nueva York Revista en abril de 2008, Lee recordó de la controversia: “Una de las grandes críticas fue que no había dado una respuesta para el racismo en la película, lo cual es una locura. Y lo que es aún más loco es gente como Joe Klein [que también escribió sobre la película para Nueva York] y David Denby sintió que esta película iba a causar disturbios. Los jóvenes negros iban a emular a Mookie y tirarían botes de basura por las ventanas. Como, "¿Cómo te atreves a estrenar esta película en verano? Ya sabes cómo se ponen en verano, esto es como jugar con fuego". No les guardo rencor. Pero eso fue hace 20 años y habla por sí solo ”.

Nominado a dos premios Oscar: Mejor actor de reparto por Aiello y Mejor guión original por Lee.Hacer lo correcto Posteriormente, la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos lo calificó de "culturalmente significativo" y se mantiene hasta el día de hoy como una de las representaciones más notables de Hollywood de las tensiones raciales modernas.


& # 8216Haz lo correcto & # 8217: Por qué Spike Lee & # 8217s Masterpiece sigue siendo el cine esencial 30 años después

Spike Lee, Danny Aiello en & # 8220Hacer lo correcto & # 8221

El 30 de junio marca el 30 aniversario del lanzamiento de la obra maestra de Spike Lee & rsquos 1989, "Do the Right Thing". Controvertida cuando se estrenó por primera vez (los medios de comunicación especularon públicamente que provocaría violencia), la película explora cómo la desigualdad racial impulsa el conflicto de una manera predominantemente Comunidad afroamericana en el día más caluroso del verano. La obra maestra de Lee sigue siendo profundamente relevante 30 años después, especialmente en el contexto de una de las administraciones más abiertamente viles y racistas de la historia estadounidense reciente. A medida que películas problemáticas de reconciliación racial como & ldquoGreen Book & rdquo y & ldquoThe Best of Enemies & rdquo continúan prosperando en el cine estadounidense convencional, empujando los tropos racistas por delante de los personajes plenamente realizados y & # 8220solviendo & # 8221 el racismo con respuestas fáciles, & # 8220Haga lo correcto & # 8221 es sólo más esencial para hablar al día de hoy.

Inspirado por los asesinatos por motivos raciales de un hombre negro llamado Michael Griffith y una anciana negra llamada Eleanor Bumpurs (baleada por el Departamento de Policía de Nueva York, nada menos), & # 8220Do the Right Thing & # 8221 sirvió y todavía sirve como ventana. en un país que históricamente ha devaluado la vida de los afroamericanos.

Relacionado

Relacionado

La película comienza con una secuencia de baile ardiente con Rosie Pérez, ambientada en Public Enemy & # 8217s insurgent & # 8220Fight the Power & # 8221. El momento afirma la película & # 8217s estilo inmediatamente. Es una provocación coqueta y directa, que crea un estado de ánimo y una sensación de la bomba de tiempo que sigue. La película empujó al grupo de rap político de confrontación Public Enemy a la corriente principal, ya que & # 8220Fight the Power & # 8221 se convirtió en un himno para los jóvenes negros marginados.

Rosie Perez como Tina y Spike Lee como Mookie

& # 8220Do The Right Thing & # 8221 & # 8217t no proporciona respuestas a los problemas que expone. En cambio, la película refleja a su audiencia sus propias perspectivas sobre el prejuicio y el cumplimiento. La película se hizo a raíz de provocaciones, por lo que a su vez provoca. Reacciona a la supremacía blanca y al paternalismo con una rabia justificada, llamando la atención sobre las instituciones sistemáticamente racistas y las injusticias que producen injusticias que aún existen en la actualidad.

Los eventos que siguieron a su lanzamiento hace 30 años solo subrayan la profundidad de la película y los comentarios # 8217, desde las trágicas historias de Central Park Five y Rodney King hasta la muerte más reciente de Eric Garner. Este último se parecía a la escena de & ldquoDo the Right Thing & rdquo en la que Radio Raheem muere estrangulada por la policía. Los argumentos que Lee hace en la película continúan teniendo relevancia, y esa relevancia en la era de Black Lives Matter no solo es un tributo al trabajo original, sino también un testimonio de la resolución del sistema prejuicioso con el que se enfrenta la película. Es bastante condenatorio que tan poco parezca haber cambiado en tres décadas.

Bill Nunn como Radio Raheem

Tan acaloradamente debatida y discutida como lo fue la película hace 30 años, sigue siendo una fuente de controversia en la actualidad. En particular, la pregunta de por qué Mookie arroja un bote de basura a través de la ventana de la pizzería de Sal es una para la que todavía no hay una respuesta de consenso. Tanto ingenioso como desgarrador, & # 8220Do the Right Thing & # 8221 ha generado torrentes de comentarios escritos y hablados a lo largo de los años, y es muy probable que continúe haciéndolo bien en el futuro a medida que las nuevas generaciones lo descubran.

El crédito se debe sin duda a la sorprendente cinematografía de Ernest Dickerson, el colorido diseño de producción de Wynn Thomas y el diseño de vestuario complementario de Ruth E. Carter. La partitura fue compuesta por el padre de Lee & rsquos, el músico de jazz Bill Lee.

Entre sus logros menos promocionados se encuentran los muchos actores jóvenes a los que la película les brindó oportunidades tempranas. Para Martin Lawrence y Rosie Perez, fue su primera película. Para el fallecido Bill Nunn, quien murió en 2016, fue su segundo, y su papel fundamental como Radio Raheem probablemente será para siempre el personaje por el que más lo recordará. Otros, como Samuel L. Jackson, Giancarlo Esposito y John Turturro, tuvieron una larga e ilustre carrera. Varios de estos mismos actores volverían a trabajar con Lee.

Ruby Dee como Mother Sister y Ossie Davis como Da Mayor

Pero a pesar de todos sus logros técnicos y resonancia sociopolítica, & # 8220Haga lo correcto & # 8221 fue ignorado en su mayoría por la Academia. Aunque Lee fue nominado a un Oscar al Mejor Guión Original y Danny Aiello fue nominado a Mejor Actor, no ganó ninguna de las dos categorías. En un detalle que sigue siendo una tragedia para Lee, la película no fue nominada a Mejor Película. La categoría fue ganada por quizás la película de reconciliación racial más criticada de todas, & # 8220Driving Miss Daisy & # 8221. En 2015, Lee recibió un Premio de la Academia honorífico y finalmente ganaría su primer Oscar en 2019, recogiendo Mejor Guión Adaptado. para & # 8220BlacKkKlansman. & # 8221

Con solo 32 años en ese momento y con dos largometrajes en su currículum, Lee se anunció a sí mismo como un cineasta que no temía tocar un nervio con & # 8220Do the Right Thing. & # 8221 Con una biblioteca de muchas películas de confrontación similares que seguirían. , ha cimentado su legado como uno de los cineastas más atrevidos y provocadores de nuestro tiempo. Y es muy posible que, incluso si nunca hubiera hecho otra película después de & # 8220 Do the Right Thing, & # 8221, su perdurable relevancia y poder & # 8217 le hubieran asegurado un lugar en la historia del cine.

Este artículo está relacionado con: Película y etiquetado BlacKkKlansman, Do The Right Thing, Spike Lee


Orígenes de las películas en 3-D

Los primeros pioneros del cine exploraron la tecnología para la realización de películas en 3-D, pero ninguno de los desarrollos condujo a un proceso que fuera tanto visualmente agradable como técnicamente suficiente para la exhibición comercial.

A medida que se rodaban y exhibían las primeras películas a principios de siglo, pioneros del cine como el inventor inglés William Friese-Greene y el fotógrafo estadounidense Frederic Eugene Ives experimentaron con la realización de películas en 3-D. Además, la película final filmada por Edwin S. Porter (el ex director del estudio de Thomas Edison en Nueva York) se compuso de varias escenas en 3-D, incluidas vistas de las Cataratas del Niágara. Estos procesos eran rudimentarios y los pequeños expositores de la época veían poco uso comercial para las películas en 3-D, especialmente porque las películas en "2-D" ya eran un éxito entre el público.

A lo largo de la década de 1920 se llevaron a cabo avances adicionales y exhibiciones experimentales que incluyeron una serie de cortometrajes en 3D del estudio francés Pathé llamada "Serie Stereoscopiks" que se lanzó en 1925. Como hoy, el público debía usar anteojos especiales para ver los cortometrajes. Una década más tarde, en los Estados Unidos, MGM produjo una serie similar llamada "Audioscopiks". Aunque el espectáculo emocionó al público durante un corto tiempo, el proceso utilizado para crear estas primeras películas en 3-D generó un deslumbramiento significativo, lo que lo hizo inadecuado para los largometrajes.

A principios de la década de 1930, Edwin H. Land, cofundador de la productora cinematográfica Polaroid, desarrolló un nuevo proceso 3-D que reducía el deslumbramiento mediante el uso de luz polarizada y sincronizando dos imágenes diferentes (una para el ojo izquierdo y la otra para el ojo izquierdo). ojo derecho) proyectado por dos proyectores. Este nuevo proceso, que era mucho más fiable y visualmente eficaz que los procesos 3D anteriores, hizo posible las películas 3D comerciales. Aún así, los estudios se mostraron escépticos sobre la viabilidad comercial de las películas en 3-D.


Las críticas de 'Hacer lo correcto' que Spike Lee calificaron de 'Racismo sin cortes ni filtros'

Según algo llamado New York City Weather Archive, las temperaturas en Nueva York el 30 de junio de 1989 eran relativamente suaves. Es irónico, ya que lo que se desarrolló en los cines locales ese día fue sofocante: la tercera película de Spike Lee, la empapada en sudor "Do the Right Thing", debutó el último día de junio de 1989. El drama puso a Lee en el mapa como cineasta, fue material de primera cita para Barack Obama y Michelle Robinson, e inició conversaciones sobre las relaciones raciales que continúan hasta el día de hoy.

Pero 25 años después, Lee todavía se encrespa por la reacción que tuvieron tres destacados escritores blancos ante su película. El director de 57 años a menudo ha criticado al ex crítico de la revista New York Magazine David Denby, al ex columnista político de la revista New York Magazine Joe Klein y al ex crítico de Newsweek Jack Kroll por sus opiniones sobre su película.

"Dijeron que la gente negra se rebelaría y se volvería loca después de ver la película. Eso es lo que escribieron", dijo Lee a Mike Fleming de Deadline.com en una entrevista en mayo. "Fue tan condescendiente. Pensar que los cinéfilos negros no tienen la inteligencia para discernir lo que está en la pantalla, y que duplicarían lo que estaba haciendo Mookie, fue ridículo. Si tiene algo de tiempo, por favor, por favor, busque en Google esos artículos de Jack Kroll, David Denby y Joe Klein. Para mí, era racismo puro, sin cortes ni filtros. Esos artículos básicamente decían a los espectadores blancos que no vayan. Si están en el mismo teatro con personas negras, no va a terminar bien ".

Siguiendo el consejo de Lee en el 25º aniversario de "Haz lo correcto", HuffPost Entertainment buscó en Google esas reseñas. Las citas de las piezas de hace un cuarto de siglo se encuentran a continuación.

David Denby, New York Magazine, 26 de junio de 1989

La explosión al final de la película, un arrebato íntimo en escala pero realmente aterrador, debería dividir a la audiencia, dejando a algunos espectadores enojados y vengativos, a otros tristes y castigados. Dividido él mismo, Lee puede incluso ser lo suficientemente tonto como para soñar, alternativamente, con aumentar la militancia negra y calmarla. Pero si Spike Lee es un oportunista comercial, también está jugando con dinamita en un patio de recreo urbano. La respuesta a la película podría escaparse de él.

[. ]

Si un artista ha tomado sus decisiones y se ha establecido en un punto de vista coherente, creo que no debería ser considerado responsable si partes de su audiencia lo malinterpretan. Debería ser libre para ser "peligroso". Pero Lee no ha funcionado de manera coherente. El final de esta película es un desastre, y si algunas audiencias se vuelven locas, él es en parte responsable. Lee quiere despertar a la gente, "despertarla". ¿Pero para hacer qué? Esas citas coincidentes [de Martin Luther King Jr. y Malcolm X] son ​​poco más que una confesión de impotencia artística y moral: Supongo que Spike Lee piensa que la violencia no resuelve nada, pero le gustaría ser contado en la comunidad negra. como un hombre enojado, un hombre dispuesto, a pesar de su éxito, a destrozar cosas. El final de la película es un abrazo abierto a la futilidad.

Jack Kroll, Newsweek, 3 de julio de 1989

[En este verano largo y caluroso, ¿cómo reaccionará el público urbano joven, en blanco y negro, a la explosión culminante de violencia interracial de la película? [. ] La gente va a discutir sobre esta película durante mucho tiempo. Eso está bien, siempre y cuando las cosas se mantengan en el nivel de la discusión. Pero esta película es dinamita debajo de cada asiento.

La reseña de Kroll no está en línea, pero fue extraída de un artículo escrito por Jason Bailey para The Atlantic. Lea el artículo completo de Bailey sobre Lee y "Haz lo correcto" aquí..

Joe Klein, New York Magazine, 26 de junio de 1989

Si Lee atrae a grandes audiencias negras, es muy probable que el mensaje que tomen de la película aumente las tensiones raciales en la ciudad. Si reaccionan violentamente, lo que no se puede descartar, el candidato con más posibilidades de perder será David Dinkins.

[. ]

Es el mismo Spike Lee, en el papel del repartidor de Sal, quien inicia el motín arrojando un bote de basura por la ventana de la tienda, uno de los actos de violencia más estúpidos y autodestructivos que he presenciado (si los niños negros actuar sobre lo que ven, Lee puede haber destruido su carrera en ese momento).

La columna de Klein se centró en cómo "Hacer lo correcto" afectaría la candidatura a la alcaldía de David Dinkins. (Dinkins sería elegido alcalde de la ciudad de Nueva York ese mismo año). Su artículo de opinión completo se puede encontrar aquí.


Cines de barrio

El centro de la ciudad de Filadelfia albergaba las salas de cine más conocidas de la región. Agrupados en distritos en las calles Market, Chestnut, South y North 8 th, estos lugares de entretenimiento se alineaban a lo largo de las aceras con luces parpadeantes y fachadas relucientes para atraer a miles de visitantes al centro de la ciudad. Una publicación anterior en el blog, “Cines históricos del centro de la ciudad de Filadelfia”, relataba algunos de estos lugares que están documentados en las colecciones de fotografías de los Archivos de la ciudad de Filadelfia. Mientras que las películas del centro eran para la mayoría de la gente un regalo especial, los cines del vecindario eran una parte más integral de la vida semanal. [I]

FILADELFIA OCCIDENTAL

52nd Street en 1914, mirando al sur desde Market. Teatro Nixon
visto a la derecha.

Teatro Nixon, 28 South 52nd Street, visto aquí en 1914.

Muchos de los teatros del vecindario estaban ubicados en pasillos comerciales. La calle principal del oeste de Filadelfia durante más de un siglo ha sido la calle 52. Durante gran parte de su historia, el Teatro Nixon iluminó su noche. Originalmente un teatro de vodevil que operaba bajo una carpa, el gran Nixon fue construido en 1910 cerca de la cabecera de la vibrante franja comercial. El teatro de 1.870 asientos fue diseñado por el arquitecto John D. Allen, quien recientemente había diseñado el Orpheum Theatre mucho más elaborado en West Chelten Ave. Convertido para presentación cinematográfica en 1929, el Nixon funcionó hasta 1984. [ii] La fachada clásica de ladrillo y piedra presentaba una entrada arqueada de dos pisos, rematada con una ventana de arco suave, y un frontón dividido barroco prominente. [iii] El sitio ahora está ocupado por un edificio anodino que alberga Payless ShoeSource y Niños arcoiris.

Teatro Eureka, 3941 Market Street, visto aquí en 1915.

Otro teatro de diseño clásico llamativo en el oeste de Filadelfia fue el Teatro Eureka. Si bien el edificio tenía una capacidad mucho menor de 450 asientos, la gran fachada de terracota fue diseñada para ser vista desde un tren en rápido movimiento en la línea elevada de Market Street a solo unos metros de distancia. Diseñado por Stearns y Castor, ahora mejor conocido por sus casas del Renacimiento colonial, el Eureka abrió en 1913 y operó durante la década de 1950 cuando se convirtió en una tienda de muebles. [Iv] Fue demolido en la década de 1970 para dar paso a la alta subida que ahora es la casa de retiro de University Square.

Commodore Theatre, esquina SE de 43rd y Walnut, visto aquí
en 1952.

Muchos de los edificios de los teatros del vecindario han sobrevivido, pero hoy tienen otros propósitos. El asiento 1105 Commodore Theatre en Walnut Hill abrió sus puertas en 1928. [v] Diseñado por Ballinger Co., el edificio de estilo morisco se convirtió en la mezquita Masjid Al-Jamia en 1973. Si bien la ornamentación morisca del interior era temáticamente apropiada para una mezquita, gran parte de ella parece [vi] El teatro fue diseñado para películas, pero pasó al teatro legítimo (con un escenario de empuje) en la década de 1960 durante unos años antes de convertirse en la iglesia del Tabernáculo del Renacimiento Milagroso, antes de su uso como mezquita. La gran estructura de letreros de la azotea, ahora vacía, se instaló en la década de 1930.

FILADELFIA DEL SUR

Los teatros de barrio proporcionaron un respiro con aire acondicionado de la rutina de la vida moderna. Esto quizás esté mejor representado por el teatro ficticio South Philadelphia Paloma Theatre de la década de 1930 en la película Two Bits de 1995. Gennaro, de doce años, pasa casi toda la película buscando dos partes (un cuarto) para ver una película en el nuevo teatro de su barrio de Mifflin Square.

Stratford Theatre, South 7th Street y Dickinson, visto aquí
en 1956.

Antes del Paloma, Gennaro podría haber caminado quince minutos hacia el norte hasta Dickinson Street para ver una película en el asiento 600 Teatro de Stratford. Inaugurado como el de Herman en 1913, el teatro se convirtió en el Stratford en 1920 y proyectó películas en la década de 1960 cuando el edificio fue adquirido por la Ciudad y demolido para el estacionamiento que ahora ocupa el sitio. [Vii]

Broadway Theatre, South Broad y Snyder, visto aquí en 1931.

Uno de los teatros más grandes y populares del sur de Filadelfia fue el de 2.183 asientos Teatro de Broadway. El edificio fue construido en 1913 como un teatro de vodevil según los diseños de Albert Westover, un arquitecto teatral cuya oficina estaba en Keith's Theatre Building en 11 th y Chestnut. El teatro fue renovado en 1918 por Hoffman-Henon, los arquitectos del Boyd Theatre. El refinado ladrillo blanco y terracota Broadway fue demolido en la década de 1970 para un restaurante de autoservicio. El sitio ahora es un estacionamiento para un De Walgreen. [viii]

FILADELFIA DEL NORTE

Great Northern Theatre, North Broad, Erie y Germantown
Ave, visto aquí en 1925.

El Great Northern Theatre de 1.058 asientos se construyó en un lote triangular donde Germantown Avenue cruza North Broad Street. Este gran teatro tenía entradas en ambas calles con un vestíbulo en el punto que mira al noroeste. Aquí se había ubicado un nickelodeon que se amplió en 1912. Esta fotografía, mirando al noreste de la elevación de Broad Street, muestra la publicidad pronunciada de la película muda, Sea Hawk. El teatro sobrevivió hasta la década de 1950 y se convirtió en una farmacia en 1953. [ix] Si bien la parte del vestíbulo fue demolida hace mucho tiempo, la sección del auditorio del edificio parece haber sobrevivido.

Jumbo Theatre, Front y Girard, visto aquí en 1916.

También sobrevive como una sombra de su antiguo yo es el Teatro Jumbo. Este teatro de 1.300 asientos fue construido en 1909 con los diseños de Carl Berger y renovado en 1912 por Hoffman-Henon Co. [x] Visto aquí en 1916, el teatro está cubierto de carteles sobre sus "carretes de 5 centavos". Se dice que es uno de los teatros más grandes de la ciudad cuando se inauguró, mostró películas en la década de 1960. Como lo demuestra el enorme letrero del elefante suspendido sobre las puertas de entrada, el teatro lleva el nombre del famoso elefante que P.T. Barnum lo compró en el zoológico de Londres en 1882. Los cuidadores del zoológico le dieron al elefante el nombre de Jumbo y, a través de la máquina publicitaria de Barnum, Jumbo se convirtió en sinónimo de "enorme". [xi] (¡Recuerde que la próxima vez que pida palomitas de maíz gigantes en el cine!) Recientemente operado como “Global Thrift”, la fachada había sido cubierta insensiblemente. Actualmente, el edificio se está convirtiendo en una tienda de un dólar y se han eliminado los paneles, dejando al descubierto el ladrillo ornamental original. El arco del proscenio en el interior había sobrevivido hasta esta primavera.

Teatro Ogontz, 6033 Ogontz Avenue, visto aquí en 1985.

El Teatro Ogontz fue uno de los teatros de barrio más bellos de Filadelfia. Ubicado en el vecindario de West Oak Lane, el Ogontz fue diseñado en estilo renacentista español por Magaziner, Eberhard y Harris. Este teatro de 1.777 asientos abrió sus puertas en 1927, cerró en la década de 1950 y estuvo sometido a décadas de abandono y vandalismo antes de su demolición en 1988. [xii]

The Uptown Theatre, 2240 North Broad, visto aquí en la década de 1970.

El Uptown de 2.146 asientos también fue diseñado por Magaziner, Eberhard y Harris, y se considera uno de sus mejores edificios. Como se describe en el programa de la jornada inaugural de 1929, el edificio es “una expresión exquisita del arte del siglo XX. Gracia de líneas, delicadeza de colores, belleza de la artesanía y misterio de superficies brillantes y reflectantes ". Como muchos teatros de este período (incluido el Boyd), estaba diseñado para el cine más que el vodevil y presentaba un escenario estrecho. A pesar de esto, el teatro se convirtió en un centro importante de la cultura afroamericana de Filadelfia en la década de 1950. Cerró en 1978, reabrió brevemente en 1982 y ahora es el centro de un ambicioso esfuerzo de preservación por parte de Uptown Entertainment Development Corporation. [Xiii]

Midway Theatre, Kensington & amp Allegheny, visto aquí en 1932.

El Midway Theatre abrió sus puertas en 1932 en el vecindario de Kensington. [Xiv] Fue "el último edificio verdaderamente grandioso de la era del palacio cinematográfico en Filadelfia". [Xv] Un espectáculo art-deco, el edificio se podía ver hacia abajo la avenida por cuadras. El teatro de 2.727 asientos era uno de los más grandes fuera de Center City, y funcionaba como un teatro de segunda ejecución que mostraba películas que ya se habían inaugurado en el centro de la ciudad. Sobrevivió hasta la década de 1970 y fue demolido en 1979, luego de la oposición del vecindario a los planes de convertir el edificio en un lugar de rock and roll.

De las 468 salas de cine construidas en Filadelfia desde la década de 1890, 396 estaban ubicadas fuera de Center City en los vecindarios. Al igual que con los teatros del centro, la gran mayoría (más del 90%) de estos edificios han sido demolidos, pero siguen siendo recuerdos vívidos para muchos. Estas increíbles fotografías de ambos lugares perdidos sirven de inspiración para quienes trabajan para salvar teatros como Boyd y Uptown.


¿Sony hizo lo correcto cuando sacó 'La entrevista'?

Sony Pictures no tiene muchos defensores en este momento, a pesar de que el FBI emitió una rara confirmación esta mañana de que el régimen de Corea del Norte fue de hecho la fuerza impulsora detrás del ciberataque masivo y las amenazas terroristas en el estudio de cine que llevaron a Sony diciendo que estaba cancelando el lanzamiento mundial, incluso en DVD y en línea, de la comedia La entrevista, que representa el asesinato del dictador norcoreano, el rey Jong-un.

A principios de esta tarde, el presidente Obama celebró una conferencia de prensa en la que dijo que Sony "cometió un error" cuando retiró la película. El presidente continuó: “No podemos tener una sociedad en la que algún dictador en algún lugar pueda comenzar a imponer censura aquí en los Estados Unidos. Porque si alguien los va a intimidar por estrenar una película satírica, imagínese lo que sucederá cuando haya un documental que no les guste.

“Peor aún, si los productores y distribuidores comienzan a autocensurarse porque no quieren ofender la sensibilidad de alguien que, francamente, probablemente necesite que se ofenda su sensibilidad [sic].

“Eso no es lo que somos. Eso no es lo que son los estadounidenses.

"De nuevo, simpatizo con Sony ... pero desearía que me hubieran hablado primero".

ACTUALIZACIÓN 5:38 PM: Poco después de las declaraciones del presidente Obama, Sony Picture emitió un comunicado diciendo que canceló el lanzamiento del 25 de diciembre porque los cines se habían negado a mostrar la película. "Sony Pictures Entertainment está y siempre ha estado firmemente comprometida con la Primera Enmienda", decía. "Durante más de tres semanas, a pesar de las brutales intrusiones en nuestra empresa y en la vida personal de nuestros empleados, mantuvimos nuestro enfoque en un objetivo: conseguir la estrenada la película The Interview. La libre expresión nunca debe ser reprimida con amenazas y extorsión ".

Continuó: “Seamos claros: la única decisión que hemos tomado con respecto al estreno de la película fue no estrenarla el día de Navidad en los cines, después de que los propietarios de los cines se negaron a mostrarla. Sin los cines, no podríamos estrenarlo en los cines el día de Navidad. No teníamos elección.

“Después de esa decisión, inmediatamente comenzamos a estudiar activamente las alternativas que nos permitieran lanzar la película en una plataforma diferente. Aún tenemos la esperanza de que cualquiera que quiera ver esta película tenga la oportunidad de hacerlo ".

En resumen, el 24 de noviembre se pirateó Sony Pictures Entertainment, lo que impidió que los empleados pudieran acceder a su red mientras aparecían esqueletos rojos brillantes en sus pantallas con un mensaje que decía: "Hackeado por #GOP". En los días siguientes, gran cantidad de información personal, correos electrónicos, registros médicos y películas inéditas como Annie se abrieron camino en línea. Los tabloides tuvieron un día de campo con los correos electrónicos filtrados, incluido uno del megaproductor Scott Rudin que calificó a Angelina Jolie como "una mocosa malcriada con un talento mínimo".

El 16 de diciembre, el #GOP, ahora identificado como los Guardianes de la Paz, envió mensajes amenazando con ataques del tipo del 11 de septiembre a los cines que proyectaban La entrevista. Las principales cadenas como AMC, Regal y Cinemark anunciaron que cancelarían el debut de la película el 25 de diciembre y luego, el miércoles, Sony capituló, retirando la película del estreno en cines en todo el mundo y cancelando todos los planes para distribuirla en forma de DVD o en línea.

Poco después de la decisión de Sony, las críticas comenzaron a acumularse, desde Mia Farrow, que tuiteó "Los malos ganaron", hasta Newt Gingrich, quien tuiteó "Con el colapso de Sony, Estados Unidos ha perdido su primera guerra cibernética". George Clooney hizo circular una petición pidiendo el estreno de la película (trató de que los ejecutivos de Hollywood firmaran y al parecer ninguno lo hizo), y otros actores, incluido Rob Lowe, que está en la película, y el director de izquierda Michael Moore, criticaron la decisión de Sony. “Día triste para la expresión creativa”, tuiteó Steve Carell. El tweet de Moore era divertido pero directo: "Queridos hackers de Sony: ahora que dirigen Hollywood, también me gustaría menos comedias románticas, menos películas de Michael Bay y no más Transformers".

Lo siguieron los principales medios de comunicación, con voces tanto de izquierda como de derecha que se unieron para criticar la retirada generalizada de la película por parte de Sony. El abogado de celebridades Alan Dershowitz, que apareció el miércoles en CNN, calificó la decisión de Sony de "Pearl Harbor sobre la Primera Enmienda". Aunque en parte defendió la decisión del estudio de cancelar el estreno en cines de la película, dijo que Sony debería ponerla a disposición en línea de inmediato, para que los espectadores puedan elegir. Kyle Smith de Fox News escribió que Sony "habita en el valle de los cobardes", mientras que Justin Craig de Fox lo llamó "un día oscuro para Estados Unidos cuando cedemos ante [una] tonta comedia de Seth Rogen". Craig escribió: “Sony es ... la cara de Estados Unidos en esta relación acalorada con Corea del Norte, y Estados Unidos no negocia con terroristas. Sony tampoco debería hacerlo ".

En un contundente editorial de hoy, Los New York Times escribió: "La capitulación de Sony envía una señal al Sr. Kim y a otros criminales de que pueden tener éxito en la extorsión si son lo suficientemente creativos y tortuosos".

El Washington Post publicó ayer una elocuente pieza de Fareed Zakaria. “El desafío al que se enfrentan los estudios de cine y los cines es real porque tienen que equilibrar la libertad de expresión con la seguridad y el comercio”, escribió. "Pero han cometido un error". Zakaria recordó una posición que tomó en 2009 cuando Yale University Press se retractó de sus planes de publicar un libro sobre la controversia en torno a una caricatura que mostraba al profeta Mahoma. "Hice una declaración apoyando la acción de la universidad que siempre he lamentado", escribió. "La respuesta correcta entonces y ahora debe ser afirmar la libertad de expresión".

Otros periódicos de tendencia liberal se han amontonado, como TheBoston Globe y un periódico de Florida, el Centinela solar, que escribió, “los ciber-terroristas ganaron. Demasiado para la libertad de expresión ".

Al escribir en The Weekly Standard, William Kristol dijo que la decisión de Sony tenía un significado más amplio, afirmando que era peor que la decisión del presidente Obama de restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba. “La capitulación ante Corea del Norte podría ser, a menos que cambiemos el rumbo de una manera fundamental, una señal en el colapso del coraje de la civilización”, escribió.

Pero sorprendentemente, otra voz de la derecha, John Nolte, que escribió ayer en Breitbart.com, defendió la decisión de Sony. Reconociendo que “los terroristas ganaron este y ganaron a lo grande” y “Sí, sienta un precedente para otros terroristas”, agregó, “Eso no significa, sin embargo, que Sony haya hecho algo malo. Al enfrentarse a una elección imposible, Sony tomó la única opción que pudo ”. La amenaza terrorista no puede tomarse a la ligera, especialmente porque los Guardianes de la Paz (que ahora sabemos que fueron respaldados por el gobierno de Corea del Norte) ya demostraron ser “sofisticados, ingeniosos, decididos y despiadados. . . . cuando se trata de amenazas terroristas, sería imprudente no tomarles la palabra ". Además, cuando Sony decidió sacar La entrevista, "Los terroristas ya habían ganado", dado el caos que habían causado y la decisión de la cadena de cines de no mostrar la película. Nolte continúa señalando la enorme responsabilidad que enfrentaría Sony si se mostrara la película y alguien resultara herido o muerto. "Solo el gasto de ganar esas demandas podría ser devastador desde el punto de vista financiero".

Nolte está de acuerdo con otra voz en el campo liberal, New York Times el columnista Joe Nocera, quien dijo sobre Sony en NPR esta mañana: "¿Qué más se suponía que iban a hacer frente a una amenaza bastante seria contra las personas en las salas de cine?"

Aunque el VecesEl editorial de hoy critica a Sony, reconoce que es difícil para una corporación enfrentarse a un estado rebelde por sí misma y exhorta a la administración Obama a involucrarse. En su conferencia de prensa, Obama resolvió esa cuestión diciendo: "Responderemos proporcionalmente en el momento y lugar que elijamos". He also said the international community needs to come together and set anti-hacking standards, saying we need “some very clear rules of the road… right now it’s kind of the Wild West.”

One more important point made by The Boston Globe: You can bet that, “anyone who really wants to see [the movie] eventually will, since you can bet that pirated copies will turn up in the usual dark alleys of the Web.”

I’ll go out a limb and agree with Breitbart’s Nolte and with the New York Times’ Nocera: I think Sony had good reason to pull the movie from theaters, given the terrorist threat. I can see how Sony would worry about massive lawsuits if someone were to get hurt, but to me the threat of violence is enough. And I am not much for slippery slopes. I don’t think Sony’s decision will necessarily invite a flood of similar hacks by terrorists on movie studios. Maybe because I was in New York on 9/11 and feel that I can’t ever shake the horror of that day, I’m much more frightened of a large-scale attack, without warning, by an organized group. I like Dershowitz’s idea of releasing the film online, and I agree with the Globo that it will make its way there soon enough. It also could be that Sony, with the help of the administration, still finds a way to show it in theaters and reap the profits of this heated controversy.


Spike Lee’s ‘Do The Right Thing’ Returns to Theaters to Celebrate 30th Anniversary on June 28

According to deadline.com, Universal Pictures plans to celebrate the 30th anniversary of Spike Lee’s groundbreaking and still-topical film Hacer lo correcto with a re-mastered 4K restoration that will hit theaters June 28.

In partnership with Universal Pictures Home Entertainment y el Criterion Collection, the re-release will include one-week engagements as well as single-day showtimes June 30 at select AMC, Regal Cinemas, Cinemark, and Alamo Drafthouse theaters. There also will be 35mm screenings at select theaters in New York, Los Angeles, Chicago, Austin and Brookline, MA.

“When Spike Lee’s revolutionary Hacer lo correcto was released by Universal Pictures 30 years ago this June, it ignited a national conversation on race and race relations in America that challenged our assumptions about ourselves and our country and heralded the arrival of a generation-defining filmmaker,” said Jim Orr, Universal’s President of Domestic Theatrical Distribution.

Set during one sweltering summer day on a block of Brooklyn’s Bedford-Stuyvesant neighborhood, the film follows the interactions among neighborhood characters Mookie (Lee), Sal (Danny Aiello), Da Mayor (Ossie Davis), Mother Sister (Ruby Dee), Mister Señor Love Daddy (Samuel L. Jackson), Tina (Rosie Perez), Buggin Out (Giancarlo Esposito), Jade (Joie Lee), Pino (John Turturro) and Radio Raheem (Bill Nunn). Tensions rise as demands for a black person’s photo be added to the Italians-only Wall of Fame at Sal’s Pizzeria create heated confrontations that ultimately explode into police-instigated violence.

Public Enemy recorded the film’s anthem “Fight The Power,” which remains an influential hip-hop classic to this day (see video below). Lee earned an Original Screenplay Oscar nomination for the film, and Aiello earned a Supporting Actor nod. On July 23, the Criterion Collection also will celebrate the 30th anniversary with a Blu-ray/DVD release of a director-approved definitive edition featuring the new 4K restoration.


Spike Lee Releases Powerful Video Juxtaposing ‘Do The Right Thing’ With Murders Of George Floyd & Eric Garner

Source: Timothy Hiatt / Getty

When it comes to speaking out about social injustice, Spike Lee is known for not holding his tongue.

On Monday (June 1), during an interview with CNN over the current unrest taking place in cities across the country, Spike Lee premiered a short video featuring clips from the intense and crucial scene in his iconic film, Do The Right Thing, Juxtaposed with the real videos of the murders of both Eric Garner y George Floyd at the hands of police.

“What we’re seeing today is not new,” Lee said. “We’ve seen this again and again and again, and people are asking the same questions, like: ‘Why are people rioting? Why are people doing this?’ Because people are fed up and people are tired of the debasing, the killing of black bodies. That’s what this country is built upon.”

Titled 𔄛 Brothers,” the short begins with a title card reading “Will History Stop Repeating Itself?”, and then cuts between clips of Floyd and Garner’s encounters with police, and Radio Raheem’s death by strangulation from the film.

Spike Lee also took time to address viewers who were denouncing the protests or calling them violent by pointing out that Black people have had a history of being dealt with violently in the country,

“The attack on black bodies has been here from the get-go,” says filmmaker Spike Lee, responding to protests over George Floyd’s death. “I am not condoning all this other stuff but I understand why people are doing what they are doing.”

𔄛 Brothers” marks the second short film that Spike Lee has released since March. His previous short, “NEW YORK NEW YORK,” was a love letter to the city of New York and its people during the coronavirus crisis.

In addition to his film shorts, Lee also on the eve of the release for his highly anticipated film Da 5 Bloods, which is about four African-American vets who return to Vietnam to find buried treasure and the remains of their fallen leader, is scheduled to be released via Netflix on June 12th.

Check out the trailer below and if you would like to check out 𔄛 Brothers” click here.


Press Release: History of Theater on Cape Cod with Sue Mellen

Author and theater reviewer Sue Mellen lifts the curtain on the rich history of theater on Cape Cod, beginning—where it all began—in Provincetown. She paints a vivid picture of the early years of American drama on the culture-rich peninsula, bringing attendees into the world of Eugene O’Neill and the Provincetown Players, the Barnstormers and other early groups. Then, as she does in her book, A History of Theater on Cape Cod, she takes audiences on a tour of the Cape’s many-faceted theater history, giving theater-lovers an insider’s view of what has made Cape theater great.

About the Book, A History of Theater on Cape Cod

You might think that American drama was born in one of the theaters on Broadway. But, in fact, truly American theater was born on Cape Cod in 1916, when a group of artists and writers in Provincetown mounted a production of a one-act play, Bound East for Cardiff, by a little-known playwright, Eugene O’Neill. They staged the play in a makeshift theater on a wharf in what was then little more than a sleepy fishing village. From that artists’ colony—and others like it across the Cape and Islands—Cape theater culture grew into the constantly expanding theater universe it is today. The theatrical descendants of O’Neill and the Provincetown Players continue to present classical drama, contemporary hits and new, experimental works to audiences that have come to expect the best. In her tour of the theaters from Provincetown to Falmouth, author and entertainment columnist Sue Mellen reveals the rich past behind a unique cultural treasure.

Se requieren reservaciones. Masks Required, Social Distancing Guidelines enforced.


Do The Right Thing

When a black man sends a garbage can crashing through his white employer’s plate-glass window during the galvanizing climax of Do the Right Thing, all howling hell breaks loose. And maybe not just onscreen. Producer-writer-director-actor Spike Lee thinks that his movie, which culminates in a race riot, might get him wrongly accused in the white press of stirring insurrection. Before Universal put up the $6.5 million budget, Lee says, Paramount had passed on the project for fear “that black people will come out of theaters wanting to burn shit down.”

Hacer lo correcto seems more likely to provoke debate than destruction. The movie isn’t dangerous, though the festering racial hatred it depicts assuredly is. Lee’s two previous films — She’s Gotta Have It y School Daze — made some piercing stabs at social commentary. But neither prepared us for the purge of raw emotion that detonates this powder keg.

Lee invests his film with the hot-damn urgency of a man long spoiling to be heard. In his eagerness, Lee sometimes muddles his points by getting preachy. But the feeling persists that this is the movie that Lee, now thirty-one, had to make. What’s held him back? The Atlanta-born, Brooklyn-bred alumnus of New York University’s film school first needed to prove he was bankable. Only the box-office success of his first two films earned Lee the power to swim in the mainstream, where he could reach the greatest numbers. With Do the Right Thing, Lee’s best and boldest film, he exploits that power to the fullest and gives audiences the most vigorous shake-up they’ve had in years.

Though the movie pulses with humor, movement, sexuality and music (the score is by Spike’s dad, Bill Lee), anger is the dominant emotion. The action is set during one twenty-four-hour period on one block in the black Bedford-Stuyvesant section of Brooklyn. The gifted cameraman Ernest Dickerson makes the mounting heat and tension palpable.

Mookie, the character Lee portrays, begins the hottest day of the year being berated as unmotivated and unreliable by his sister, Jade, sharply acted by Joie Lee (Spike’s real sister). Jade has a point. Mookie dodges his responsibility to the infant son he’s fathered by a Puerto Rican teenager (Rosie Perez). His job is pure dead-end: He makes deliveries for Sal’s Famous Pizzeria, a joint run by an Italian family that commutes from Bensonhurst.

Sal (Danny Aiello) and his sons, Pino (John Turturro) and Vito (Richard Edson), are the first major white characters to appear in a Spike Lee film. The exceptional work by all three actors helps keep these archetypes of ingrained bigotry from slipping into stereotypes. Sal treats his black customers with respect as long as they play by his rules. Sal keeps a baseball bat handy if anyone wants to argue. No one has yet. Today someone will.

The pizzeria and the bat are just two of the references Lee makes to Howard Beach. In December 1986, three black men were attacked near a pizzeria in Howard Beach, a neighborhood of Queens, New York, by a mob of white youths wielding tree limbs and a baseball bat. One black man was killed by a passing car, another severely beaten. Convictions were brought for manslaughter, not murder misdemeanors, not felonies. For many, the Howard Beach verdict symbolizes growing black unrest over racial injustice. Or, as Lee has put it, “Black folks are tired of being killed.”

Lee has made an overtly political film in a Hollywood where those blacks who can (Eddie Murphy, Bill Cosby) don’t, and those who can’t but want to are forced to address the issues indirectly, through comedy (Robert Townsend’s Hollywood Shuffle, Keenan Ivory Wyans’s I’m Gonna Git You Sucka). These alternatives seem preferable to the insufferably noble approach of most white filmmakers. In Alan Parker’s Mississippi Burning and Chris Menges’s World Apart it’s hard to find a black person who’s not in church out singing spirituals or gathered in groups that rob them of their human diversity.

Lee prudently avoids these deck-stacking traps. His black-underclass characters may be poor, unruly, uneducated and underemployed, but they are not without wit, dignity and their own slant on what it means to do the right thing. The senior generation, splendidly represented by Ossie Davis and Ruby Dee, knows how tough it is to fight the crush of racism. Three street-corner know-it-alls (Paul Benjamin, Frankie Faison and Robin Harris) sit back and sass those who try. But some persist Buggin’ Out, played by Giancarlo Esposito, is fed up with the photos of celebrated Italians, from Sinatra to Stallone, that decorate Sal’s. He and his pals want to see some brothers on that wall of fame. Sal does not.

When Radio Raheem, played by the superb Bill Nunn, enters Sal’s with his boom box blaring Public Enemy’s rap anthem “Fight the Power,” tempers are way past the flare point. Sal’s bat smashes the radio that is Raheem’s pride. A fight follows. Police are called. White police. Raheem, choked by a cop’s stick, falls.

Raheem’s senseless killing releases all Mookie’s pent-up frustration and fury. It is Mookie who hurls the garbage can through Sal’s window, inciting the crowd to shout, “Howard Beach!” A series of violent actions, exacerbated by the heat, escalate into a riot. Sal’s Famous Pizzeria, now a symbol of white oppression, is torched, with the entire Bed-Stuy community participating or cheering on. Fire-fighters turn on their hoses to disperse the crowd. The scene, evoking harrowing memories of Birmingham and Montgomery, freezes the blood.

The next morning Sal and Mookie meet in the ruins of the pizzeria. Mookie is regretful but will not budge he wants his wages. Sal is bitter, but he’s come to recognize Mookie’s rights and how far he’ll go to claim them. Lee ends on a mixed message. Two quotations flash onscreen: one from Martin Luther King decrying violence as an “impractical and immoral” method of achieving racial justice the other from Malcolm X, who said, “I don’t even call it violence when it’s self-defense, I call it intelligence.”

Lee will probably be trounced for not taking a clear-cut stand. But how could he? The black community has been struggling for years to reconcile those two philosophies. It would be presumptuous of Lee, not to mention disastrous for the film, to do the thinking for an audience. Lee offers no reassurance, no uplift, no call for all races to join hands and spout liberal platitudes. What he does offer is a devastating portrait of black America pushed to the limit, with the outcome still to be written. There’s only one way to do the wrong thing about Do the Right Thing: that would be to ignore it.


Ver el vídeo: CONECTADOS: España con.. ROSIE PEREZ (Enero 2022).