Noticias

¡El mar Mediterráneo estaba más caliente hace 2.000 años!

¡El mar Mediterráneo estaba más caliente hace 2.000 años!

Investigadores internacionales han encontrado pruebas de que el mar Mediterráneo era 3.6 grados Fahrenheit (2 grados Celsius) más caliente durante la época del Imperio Romano, del 1 al 500 d.C., el más cálido en los últimos dos milenios. Los investigadores afirman que su investigación puede mostrar la relación entre el cambio climático y cambios sociales y culturales importantes, incluido el auge y la caída de los imperios.

Un equipo multidisciplinario de investigadores españoles e italianos formó parte de un proyecto del “Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) para evaluar el impacto de condiciones históricamente más cálidas entre 2.7 ° F y 3.6 ° F (1.5 ° C a 2 ° C), "Informa el Correo diario . Es muy difícil recuperar información sobre las temperaturas del mar en el pasado.

De acuerdo con la Correo diario , los expertos creen que "el estudio de los archivos fósiles sigue siendo la única herramienta válida para reconstruir los cambios ambientales y climáticos del pasado desde hace 2000 años". Debido al hecho de que está cerrado, es más probable que el mar Mediterráneo se vea afectado por el cambio climático global. "El mar ocupa una 'zona de transición', que combina la zona árida de los flujos de aire subtropical alto y húmedo del noroeste", explica el Correo diario .

El equipo de investigación recuperó organismos planctónicos del fondo marino frente a la costa de Sicilia. El mapa muestra la ubicación de la muestra (triángulo rojo) y la ubicación de los registros marinos utilizados para la comparación (círculos rojos). ( Margaritelli, G. et. Alabama. / Informes científicos )

Los organismos planctónicos contienen información sobre las temperaturas pasadas del agua del mar

El equipo registró proporciones de magnesio a calcita en organismos planctónicos de células individuales, llamados foraminíferos Globigerinoides ruber, y esto proporcionó datos muy necesarios. En 2014, el buque de investigación RV CNR-Urania pudo recuperar un globigerinoide ruber esqueletizado del fondo del mar en el Canal de Sicilia, a una profundidad de 1500 pies (490 m). La profesora Isabel Cacho, de la Universidad de Barcelona, ​​es citada por Noticias de Mirage como diciendo que un análisis químico del "esqueleto carbonatado nos permite reconstruir la evolución de la temperatura de la masa de agua superficial a lo largo del tiempo". Esto se debe a que el organismo solo vive en hábitats marinos cálidos.

Los datos sugirieron que entre 2000 y 1500 años atrás, las temperaturas del mar Mediterráneo fueron más cálidas que en cualquier otro momento desde entonces. Se cree que el mar estaba más cálido debido al aumento de la actividad solar. Es casi seguro que no fue el resultado del calentamiento global causado por gases de efecto invernadero, como las emisiones de carbono. “Por primera vez, podemos afirmar que el período romano fue el período más cálido de los últimos 2.000 años, y estas condiciones se prolongaron durante 500 años”, explica Cacho en Noticias de Mirage . El estudio se correlacionó con datos de otras muestras tomadas de otros lugares del mar Mediterráneo, que confirmaron su hipótesis.

Los datos recopilados del Canal de Sicilia se compararon con datos de otras ubicaciones en el Mar Mediterráneo y se superpusieron en un gráfico que muestra los principales períodos históricos discutidos en el estudio. / Informes científicos )

Enfriamiento del agua de mar vinculado a la caída de la República romana

El Mediterráneo fue fresco y húmedo hasta el año 100 a. C., en lo que se conoce como la fase subatlántica. El mar comenzó a enfriarse notablemente después del 50 a. C. Esto se ha relacionado con la erupción del monte Okmok, frente a la costa de Alaska, que arrojó cenizas a la atmósfera y provocó el enfriamiento de la tierra.

  • ¿Puede cualquier civilización superar el cambio climático?
  • La crisis del Imperio Romano del siglo III
  • Tras el auge y la caída de la economía romana

Este enfriamiento puede estar relacionado con el colapso de la República Romana y el surgimiento del nuevo sistema imperial en Roma. Augusto estableció el Imperio Romano en el 27 a. C., después de su victoria en Actium. Esto iba a durar 500 años, durante los cuales el Imperio Romano dominó el mundo mediterráneo. El equipo escribió en Informes científicos que “esta fase climática corresponde al llamado 'Óptimo Climático Romano'”, caracterizado por un clima templado y húmedo.

Durante su reinado como emperador del Imperio Romano, desde el 27 a. C. hasta su muerte en el 14 d. C., Augusto aumentó sustancialmente el tamaño del imperio. ( Abraham de Bruyn / CC0 )

Temperaturas cálidas del mar Mediterráneo asociadas con la Edad de Oro de Roma

Los investigadores creen que la fase óptima climática romana coincide con "el desarrollo de la expansión del Imperio Romano", explica Noticias de Mirage . El período cálido también se ha asociado con la Edad de Oro de Roma, tanto cultural como económicamente.

La evidencia del calentamiento del Mediterráneo durante este período también está respaldada por estudios separados del Atlántico. El período cálido puede haber ayudado a impulsar la producción agrícola del Imperio, que fue fundamental para la prosperidad y la estabilidad de las sociedades preindustriales e incluso aumentó sus capacidades militares.

Después de la caída del Imperio Romano Occidental, "se desarrolló una tendencia general de enfriamiento en la región con varias oscilaciones menores de temperatura", aclara el Correo diario . Esto podría haber contribuido al declive de la civilización clásica después del 500 d.C. En Informes científicos , los investigadores escriben que el enfriamiento "también se asoció con cambios socioculturales en la región del Mediterráneo central". El clima se volvió más seco y esto significó que la agricultura no era tan productiva y no podía sostener a las ciudades en particular.

Destruction, del pintor inglés Thomas Cole, fue pintado para mostrar la caída del Imperio Romano.

¿Puede el cambio climático causar el auge y la caída de los imperios?

Combinado con otros estudios de investigación, este estudio ha ayudado a demostrar un vínculo potencial entre el cambio climático y el ascenso y caída de imperios y civilizaciones. Citado en el Correo diario , los involucrados en el estudio explican que su trabajo "ofrece 'información crítica' para identificar interacciones pasadas entre los cambios climáticos y la evolución de las sociedades humanas y 'sus estrategias de adaptación'". Además, su trabajo también puede ayudar a comprender la historia de otros imperios que una vez prosperaron en la región mediterránea y los efectos de los cambios en las temperaturas climáticas.


Datos paleoclimáticos de los últimos 2000 años

A partir de la década de 1970, los paleoclimatólogos comenzaron a construir un plano de cómo cambió la temperatura de la Tierra a lo largo de los siglos antes del uso generalizado de los termómetros. Durante las últimas dos décadas, ha habido un gran avance en nuestra comprensión del cambio de temperatura global durante los últimos 2.000 años. Varios estudios diferentes pero importantes, publicados en revistas científicas revisadas por pares, revolucionaron lo que sabemos sobre la actualidad en el contexto de los siglos pasados. La investigación de finales de la década de 1990 sentó las bases para una progresión de estudios que siguieron, incorporando avances en técnicas estadísticas e información de una amplia gama de tipos de datos proxy.

Aunque existen diferencias entre los registros de temperatura proxy individuales, debido en parte a los diversos métodos estadísticos utilizados y las fuentes de los datos proxy, todos indican patrones similares de variabilidad de temperatura durante los últimos 2000 años. Por ejemplo, se ha hecho evidente que las temperaturas de la & quot; anomalía climática medieval & rdquo desde aproximadamente 950 a 1250 d.C. fueron en su mayoría más cálidas promediadas en el hemisferio norte que durante la & quot; Pequeña Edad de Hielo & rdquo posterior desde aproximadamente 1450 a 1850 d.C. Sin embargo, la estructura temporal y espacial de la anomalía climática medieval y la pequeña edad de hielo son regionalmente complejas. Una región donde estas variaciones de temperatura jugaron un papel importante en la historia de la humanidad es el Atlántico Norte, donde las temperaturas más cálidas durante la anomalía climática medieval permitieron la navegación nórdica y la colonización de Groenlandia que comenzó a fines del siglo X y continuó hasta las condiciones más frías de la Pequeña Edad de Hielo. desarrollado en el siglo XV.

La similitud de características entre las diferentes reconstrucciones paleoclimáticas de los últimos 2.000 años proporciona confianza en las siguientes conclusiones importantes, como se informa en el Quinto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático:


El mar Mediterráneo

Las personas que vivían alrededor del mar Mediterráneo comenzaron a explorar este mar casi sin salida al mar hace varios miles de años. Los marineros de Egipto, Fenicia y Creta trazaron mapas de las costas regionales para establecer algunas de las primeras rutas comerciales. Las primeras civilizaciones mediterráneas, incluida la griega, han transmitido muchos mitos que incluyen dioses y diosas que gobernaban la naturaleza, como Poseiden con su tritón. Muchas leyendas mediterráneas, como Jason y los argonautas, también involucraron aventuras en mares grandes y peligrosos.

Muchos de nuestros primeros mapas de océanos y costas provienen de esta región. Estos primeros cartógrafos, o cartógrafos, fueron probablemente comerciantes mediterráneos que hicieron los mapas para ayudarlos a ir y venir a diferentes ciudades de la costa mediterránea.

Hace unos 2.900 años, los griegos comenzaron a aventurarse fuera del Mediterráneo, más allá del Estrecho de Gibraltar en el extremo occidental del Mar Mediterráneo. Este estrecho canal separa Europa de África y el Mediterráneo del Océano Atlántico. Justo en las afueras del Estrecho de Gibraltar, los primeros marineros griegos notaron una fuerte corriente que corría de norte a sur. Debido a que los marineros solo habían visto corrientes en los ríos, pensaron que esta gran masa de agua al otro lado del Estrecho era un río muy grande. La palabra griega para río era okeano, que es la raíz de nuestra palabra océano.


La teoría de las placas tectónicas

Según la teoría de las placas tectónicas, cuando la esquina noroeste de África convergió en Iberia, levantó los cinturones de las montañas Bético-Rif en el sur de Iberia y el noroeste de África. Esto creó dos pasarelas marinas llamadas corredores Bético y Rifiano, que en cierto modo cerraron la brecha entre Marruecos y España en el estrecho de Gibraltar y bloquearon el Océano Atlántico del Mar Mediterráneo. Esto siguió sucediendo de forma intermitente durante mucho tiempo y redujo drásticamente el suministro de agua del mar.

Combinado con los cambios climáticos y el aumento de la temperatura, provocó que el mar se secara. El mar estaba tan seco en un momento que poca o ninguna vida marina podía sobrevivir en él. La mayor parte de la flora y fauna murió, razón por la cual no existe vida marina nativa del Mar Mediterráneo. También proporcionó una ruta para que animales como hipopótamos y elefantes migraran de África a Europa y viceversa. El fenómeno del mar secando también se conoce como la Crisis de Salinidad Mesiniana (MSC).


Misión de rescate de Herculano: restos de 2.000 años arrojan nueva luz sobre el desastre

Han pasado más de 2.000 años desde que el Vesubio enterró en cenizas las antiguas ciudades de Herculano y Pompeya. Pero después de décadas, incluso dos siglos de excavación, se están encontrando nuevos descubrimientos.

Un esqueleto de un soldado que fue desenterrado en la década de 1980 fue reevaluado recientemente, y ahora se cree que el hombre era un oficial de alto rango que estaba en Herculano para ayudar a evacuar a los ciudadanos romanos que huían del Monte Vesubio, informó NBC News.

Ercolano riscopre l & # 039ufficiale di Plinio il Vecchio. È di questi giorni una ricerca, firmata dal Direttore Francesco.

Publicado por Ercolano - Parco Archeologico el miércoles 12 de mayo de 2021

Se cree que el hombre tenía entre 40 y 45 años y estaba en buen estado de salud. La erupción arrojó al hombre, que fue encontrado boca abajo, al suelo, informó BBC News.

La clave de la nueva información no fue el esqueleto en sí, sino lo que se encontró cerca de él.

Los restos tenían un cinturón de cuero. Junto al hombre había una espada con empuñadura de marfil, una daga decorada y una bolsa de monedas, informó NBC News.

Una mirada más cercana al cinturón del hombre mostró que una vez había sido decorado con un león y un querubín hechos de plata y oro. La vaina de la espada tenía una marca de escudo ovalada.

"Todas estas pistas sugieren que no era un simple soldado, más probablemente un oficial de alto rango, incluso un pretoriano", dijo Francesco Sirano, director del sitio arqueológico. Dijo que los soldados de élite que servían como guardaespaldas de los emperadores romanos llevaban escudos ovalados, y el valor de las monedas era el mismo que se pagaba a un pretoriano cada mes.

Sirano dijo que no tiene dudas de que el hombre estaba en la ciudad como parte de una misión de rescate, informó NBC News.

El hombre fue encontrado en la playa con unos 300 restos más y a solo unos metros de lo que había sido un bote.

Una misión de rescate había sido dirigida por Plinio el Viejo, quien murió durante el rescate. Su sobrino, Plinio el Joven, documentó la misión en detalle.

Le dijo al historiador Tácito: “La ceniza que ya caía se volvió más caliente y espesa a medida que los barcos se acercaban a la costa y pronto fue reemplazada por piedra pómez y piedras quemadas ennegrecidas destrozadas por el fuego.

"De repente, el mar se hizo poco profundo donde la costa estaba obstruida y asfixiada por los escombros de la montaña", informó NBC News que dijeron las cuentas.

Los restos de Plinio el Viejo fueron descubiertos cuando los científicos realizaron pruebas de ADN en un esqueleto encontrado en la playa hace 100 años. Se encontró con artefactos similares a los restos del oficial.

Sirano dijo que sus equipos ahora están probando el ADN de los otros esqueletos encontrados en esa área.

Se espera que las excavaciones en el área donde se encontró el esqueleto hace 40 años comiencen nuevamente en las próximas semanas, informó BBC News.

El año pasado, los arqueólogos encontraron los restos de lo que dijeron que creían que eran un hombre y su esclavo en un edificio que había sido una villa con vista al mar Mediterráneo, informó The Associated Press.

Se cree que los dos hombres sobrevivieron a la primera ceniza que cayó del volcán, pero murieron cuando la montaña explotó a la mañana siguiente en el 79 d.C., informó AP en noviembre.

El examen de los huesos de los hombres llevó a los arqueólogos a creer que uno de los hombres tenía entre 18 y 25 años y una columna vertebral que tenía discos comprimidos, lo que los llevó a la conclusión de que era un joven que hacía trabajo manual como un esclavo, informó AP. .

Se estimó que el otro hombre tenía entre 30 y 40 años y un pecho robusto.

La tela que llevaban dejó huellas en la ceniza. El joven vestía una túnica corta y plisada que podría haber sido de lana. El hombre mayor también vestía una túnica y un manto sobre su hombro izquierdo.

Fueron encontrados uno cerca del otro en una habitación lateral en un área subterránea llamada cryptoporticus que una vez condujo a la villa de arriba. La casa fue destruida en las erupciones, informó AP.


Últimas publicaciones

Publicado el 7 de diciembre de 2012 por Rob Painting

  • Se ha recopilado una historia de las variaciones del nivel del mar, fechada con precisión y casi continua, durante los últimos 150.000 años.
  • La comparación con los datos de los núcleos de hielo revela que una importante pérdida global de volumen de hielo, como implica el aumento del nivel del mar, ha seguido relativamente rápido después del calentamiento polar. La capa de hielo de Groenlandia responde prácticamente de inmediato (0-100 años de retraso), y un retraso de 400-700 para la capa de hielo de la Antártida.
  • Estos tiempos de respuesta son mucho más rápidos de lo que se sospechaba anteriormente, e implica que una vez que se produce un calentamiento polar suficiente, el colapso futuro de la capa de hielo puede ser inevitable.
  • Durante todos los episodios de gran pérdida global de hielo, el aumento del nivel del mar ha alcanzado tasas de al menos 1,2 metros por siglo (equivalente a 12 mm por año). Esto es 4 veces la tasa actual de aumento del nivel del mar.

Figura 1 - Reconstrucción del nivel del mar desde hace 150.000 años hasta el presente. Nivel del mar relativo (RSL) en el área sombreada en gris, con datos de RSL en cruces azules. Las flechas rojas que apuntan hacia abajo indican picos en el aumento del nivel del mar que superan los 1,2 metros por siglo (12 mm por año). La ruptura del récord se debe a la ausencia de foraminíferos (en los que se basa la reconstrucción) como consecuencia del agua de mar excesivamente salada durante la última glaciación. Adaptado de Grant (2012).

Antecedentes relevantes del nivel del mar

Los últimos millones de años del clima de la Tierra han estado dominados por los ciclos de la edad del hielo. Estos consistieron en largos períodos fríos (glaciares) en los que han crecido láminas de hielo gigantes en las masas de tierra continentales en los polos y cerca de ellos. Con el agua evaporada de los océanos encerrada como hielo en la tierra, la acumulación de esta capa de hielo redujo sustancialmente el nivel global del mar. Durante los intervalos más cortos y cálidos (interglaciares), las capas de hielo se han desintegrado y, con el agua de deshielo glacial volviendo a los océanos, el nivel del mar ha aumentado. Desde la parte más fría de la última edad de hielo (hace aproximadamente 20.000 años) hasta el presente, el nivel del mar global ha aumentado asombrosamente 120 metros.

Aunque no se comprenden bien todos los detalles, la fuerza impulsora detrás de estos ciclos glaciales / interglaciares son variaciones lentas en la órbita de la Tierra a medida que gira alrededor del sol, lo que disminuyó / aumentó ligeramente la cantidad de luz solar que llega a la superficie del planeta. Para el interglacial actual, el calentamiento impulsado orbitalmente finalmente llegó a su fin después del Óptimo Climático del Holoceno (HCO), y hace 4-5000 años todo el hielo terrestre vulnerable había desaparecido. El volumen del océano global permaneció estático hasta la llegada de la Revolución Industrial, y en el siglo XIX el nivel del mar global había comenzado a subir de nuevo. A pesar de sufrir aceleraciones y desaceleraciones a corto plazo, el nivel del mar promediado globalmente ha experimentado una aceleración a largo plazo hasta el día de hoy (Church & amp White [2006], Merrifield [2009]).

Figura 2 - Nivel medio del mar global desde 1870 hasta 2006 con estimaciones de error de una desviación estándar (Church 2008).

Con unos 60-70 metros equivalentes al nivel del mar global encerrados en las vastas capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, y con el calentamiento global en marcha, surge la pregunta de cuánto aumento del nivel del mar es probable que veamos este siglo (y más allá), y qué tan rápido podría suceder esto. Debido a que la dinámica de la desintegración de la capa de hielo se conoce solo de manera muy cruda, y el modelado de la capa de hielo está en su infancia, existe una amplia gama de estimaciones del aumento futuro del nivel del mar. Muchos ahora parecen converger en 1-2 metros de aumento del nivel del mar para 2100, mucho más alto que las tasas actuales. Pero, ¿es esto realista? Un artículo reciente, que examina las desintegraciones pasadas de la capa de hielo, da crédito a estas estimaciones.

Acoplamiento rápido entre el volumen de hielo y la temperatura polar

Un artículo revisado por pares, Grant (2012), describe cómo los autores crearon un registro bien fechado y casi continuo del nivel del mar durante los últimos 150.000 años, un período que abarca el último interglaciar (el Eemian) y el último máximo glacial. De particular interés es el hallazgo de que, durante todos los períodos de mayor pérdida de volumen de hielo global, las tasas de aumento del nivel del mar alcanzaron al menos 1,2 metros por siglo. Un hallazgo posiblemente más importante que la datación más finamente resuelta descubierta fue que las reducciones importantes de la capa de hielo (como lo implica el aumento del nivel del mar) siguieron al calentamiento polar mucho más rápido de lo que se sospechaba anteriormente.

La columna vertebral de la reconstrucción del nivel del mar son los foraminíferos (foraminíferos), diminutas criaturas marinas con caparazón que flotan en la columna de agua (plancticos) o viven en el fondo marino (bentónicos). Debido a que utilizan minerales disueltos en el agua de mar circundante para construir sus conchas, los foraminíferos incorporan elementos en sus conchas que pueden proporcionar información sobre el clima en el momento en que vivieron. El examen de las proporciones de isótopos de oxígeno-18 en las conchas de los foraminíferos, extraídas de los núcleos de sedimentos del Mar Rojo, ha revelado que sirven como un indicador útil del nivel del mar relativo (es decir, local) en el Mar Rojo (véase Siddall [2003] y Siddall [ 2004]). Aunque se ha construido un registro casi continuo del nivel relativo del mar para el Mar Rojo (Rohling [2009]), la datación precisa e independiente para compararla con los datos del núcleo de hielo ha resultado problemática. Grant (2012), sin embargo, ideó una forma inteligente de sortear este obstáculo.

Construcción de un registro cronológico bien resuelto del nivel del mar

Al igual que el Mar Rojo, el Mar Mediterráneo Oriental es una cuenca con una sola abertura natural estrecha (el Estrecho de Gibraltar) que lo conecta con el resto de los océanos. Este "efecto de cuenca" se aprovechó para construir una historia del nivel del mar en el Mar Rojo, porque el intercambio extremadamente lento de agua de mar dentro de la cuenca significa largos tiempos de residencia del agua de mar local. Por lo tanto, el aumento o descenso del nivel del mar actúa para acortar o prolongar el tiempo de residencia del agua de mar local y también para disminuir o mejorar la poderosa tasa de evaporación en la cuenca. En otras palabras, los cambios en las proporciones de isótopos de oxígeno 18, que se encuentran en los fósiles de foraminíferos del Mar Rojo, son extremadamente sensibles a las variaciones del nivel del mar. Entonces, los isótopos son, en efecto, registradores del nivel del mar local.

Grant (2012) también creó una historia del nivel del mar para el Mediterráneo oriental, con una mejora distintiva: pudieron fechar de forma independiente las variaciones del nivel del mar aprovechando los isótopos de oxígeno-18 almacenados en depósitos minerales de cuevas (espeleotemas) en tierra a sotavento de las aguas superficiales del Mediterráneo oriental. Con los isótopos de oxígeno-18 en los foraminíferos fosilizados y en los depósitos de las cuevas (Cueva Soreq), vinculados a través del ciclo hidrológico, la datación de uranio-torio de los depósitos de las cuevas dio una fecha precisa para ambos y, en consecuencia, el momento de las variaciones del nivel del mar.

Sin embargo, debido a los patrones climáticos más complicados en el Mediterráneo, la historia del nivel del mar en el Mediterráneo no se puede utilizar para determinar las variaciones del nivel del mar con suficiente precisión (Rohling 1999). Para ello, los autores transfirieron su nueva cronología mediterránea a la historia del nivel del mar del Mar Rojo. El efecto de aislamiento de la cuenca de ambos registros del nivel del mar dio suficiente similitud de señal de isótopos de oxígeno para una transferencia precisa. La validez de esta reconstrucción del nivel del mar recién fechada se confirmó en comparación con otros puntos de referencia del nivel del mar fechados.

Figura 3a - Correlación de las señales de isótopos de oxígeno 18 de la cueva Soreq (línea roja) y el Mediterráneo oriental (línea negra). 3b - Registro de isótopos de oxígeno 18 en el mar Mediterráneo oriental de otra especie de foraminífero (línea verde) y la curva de mayor probabilidad del nivel del mar (línea azul). Los puntos de colores y las columnas sombreadas en gris denotan otros paleodatos utilizados para validar y sincronizar las reconstrucciones. De Grant (2012).

El aumento del nivel del mar sigue de cerca el calentamiento polar

Con una reconstrucción del nivel del mar fechada con precisión ahora disponible, los autores pudieron comparar estas variaciones del nivel del mar en el tiempo con la de la temperatura polar, según lo comprobado por los núcleos de hielo extraídos de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida. Dentro de la reconstrucción del nivel del mar, hay 6 períodos en los que el nivel del mar subió rápidamente, alcanzando tasas de al menos 1,2 metros por siglo, alrededor de 4 veces la tasa actual de aumento del nivel del mar (ver Figura 1).

Teniendo en cuenta que los humanos han estado calentando el clima durante varios siglos, un hallazgo más significativo fue el breve lapso de tiempo entre el calentamiento en los polos (como se muestra en los núcleos de hielo) y la respuesta del aumento del nivel del mar, lo que implica la desintegración del hielo. hojas. En el caso de la Antártida, se producen grandes reducciones de hielo en un plazo de 400 a 700 años, y en Groenlandia, las reducciones de hielo se producen muy rápidamente, en un plazo de 100 años.

Aprendiendo de la historia (nivel del mar)

A pesar de que los períodos glaciares tienen hielo mucho más vulnerable a menor altura y más cerca del ecuador que los interglaciares, el calentamiento impulsado por la órbita que finalmente desintegró las capas de hielo fue un asunto pausado. El colapso de la capa de hielo se produjo rápidamente debido a la mayor proporción de hielo vulnerable. En comparación, hoy en día hay hielo mucho menos vulnerable, pero el calentamiento ha sido prácticamente instantáneo, en términos geológicos. De hecho, en los últimos 300 millones de años, la Tierra no ha experimentado (hasta donde sabemos) un aumento tan rápido del dióxido de carbono atmosférico (H & oumlnisch [2012]).

Las características alteradas del estado del clima de fondo, de glacial a interglacial, dificultan la comparación directa con los de hoy en día. Pero las estimaciones actuales del aumento del nivel del mar y las tasas de aumento que se muestran en la reconstrucción están en el mismo estadio. Dado que el calentamiento global ha estado en marcha durante varios siglos, y con las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia experimentando una pérdida acelerada de masa de hielo debido al calentamiento polar, los últimos 150.000 años de historia del nivel del mar sugieren que deberíamos esperar tasas mucho más altas de aumento del nivel del mar en la región. futuro.


Nivel del mar en los últimos 20.000 años

Para que podamos conectar el nivel del mar con nuestra discusión sobre controles intrínsecos y extrínsecos y mecanismos de retroalimentación, etc., veamos otro conjunto de datos que vincula la historia del clima y el nivel del mar. La siguiente imagen muestra períodos cálidos y fríos durante los últimos 900.000 años y tiene un recuadro ampliado durante los últimos 140.000 años.

En el recuadro, notará la disminución a largo plazo en el nivel del mar desde el último período cálido interglacial que ocurrió alrededor de 130 ky antes del presente. Está etiquetado como etapa 5e en el gráfico. Los niveles del mar descendieron a los niveles más bajos durante la etapa 2 que ocurrió entre 13.000 y 20.000 años atrás. Durante este tiempo, a pesar de algunos eventos menores de subida / bajada a corto plazo, los niveles del mar cayeron de los niveles del mar cercanos a los modernos a unos 120 metros por debajo del presente. El cálculo de la tasa de caída del nivel del mar a largo plazo muestra que el nivel del mar cayó 120 metros en aproximadamente 100.000 años o 0,12 m / 100 años. Es decir, el nivel del mar descendió unos 12 cm cada 100 años o, mediante una simple conversión de unidades, la tasa se puede establecer en 1,2 mm / año.

En el mismo gráfico, el aumento del nivel del mar parece haber estado ocurriendo al menos durante los últimos 18.000 años. Los niveles del mar modernos (relativamente similares a los máximos de hace 120.000 años) se alcanzaron con bastante rapidez, en relación con la tasa de caída. Según estas cifras, parece que se han producido 120 metros de aumento del nivel del mar en 18.000 años. Esto representa una tasa de casi 6 mm / año para una tasa de aumento.

Este patrón asimétrico de tasas de subida / bajada del nivel del mar se repite una y otra vez para muchos de los episodios glaciares-interglaciares anteriores. Por lo tanto, hay evidencia que muestra que la caída del nivel del mar (y la formación de capas de hielo) es un proceso largo y prolongado en el que el enfriamiento y varios circuitos de retroalimentación positiva ayudan a reforzar el enfriamiento. El resultado final es un período prolongado de caída del nivel del mar (es decir, iterativamente más albedo, y cada vez menos insolación, más enfriamiento, etc.).

Por el contrario, una vez que los factores que inician el calentamiento comienzan a activarse, el calentamiento y el aumento asociado del nivel del mar aparentemente pueden proceder a un ritmo mucho más rápido hasta que se alcanza un nivel máximo del mar y los factores que influyen en el enfriamiento se inician y hacen que el nivel del mar vuelva a bajar.

Antes de los últimos siglos, el sistema estaba controlado principalmente por variables extrínsecas e intrínsecas. Sin embargo, los impactos humanos en los paisajes, los océanos y el clima (es decir, deforestación, concentraciones de gases de efecto invernadero, escorrentía de nutrientes, contaminación por aerosoles y desarrollo de nubes, etc.) han agregado variables que no estaban presentes en ningún momento anterior (más sobre esto más adelante ).

Ahora, veamos un par de análisis compuestos más que nos ayudan a comprender las señales y firmas de los últimos 1000 años. En el gráfico a continuación, se han representado varios conjuntos de datos diferentes de Australia, América del Sur, el Caribe, el Pacífico occidental y otras áreas para mostrar las posiciones al nivel del mar. La mayoría de estos conjuntos de datos se derivan de investigaciones de arrecifes de coral que se han ahogado a medida que aumenta el nivel del mar.

De lo que se observa en la figura anterior, las tasas de aumento del nivel del mar parecen haber sido relativamente bajas durante el inicio del aumento (es decir, de 20.000 a aproximadamente hace 15.000 años), momento en el que un aumento significativo en las tasas de aumento del nivel del mar (Meltwater Pulse 1A ), y varios otros siguieron. Aquí se observan tres rápidos incrementos en las tasas de aumento ("pulsos") de modo que la mayoría de los 100 metros de aumento del nivel del mar se produjeron desde hace 14.000 hasta aproximadamente 8.000 años, o 90 metros en aproximadamente 6.000 años. Esto produce una tasa de aumento del nivel del mar de 0.015 metros por año o 1.5 centímetros por año o 15 mm por año.

Esta es una tasa increíblemente rápida que está ligada a la descomposición de grandes capas de hielo, incluidas las capas de hielo euroasiática y Laurentide. La capa de hielo Laurentide en América del Norte se había retirado principalmente de América del Norte hace 6.000 años, dejando atrás solo las capas de hielo alpino. Mira el video a continuación que muestra el retiro.

Video: Capa de hielo Laurentide (00:32) Sin audio.

Para más información

Consulte Viñetas: Conceptos clave en geomorfología, para obtener más información sobre la descomposición de la capa de hielo Laurentide.

A medida que se eliminaron estas grandes capas de hielo y su potencial de albedo, es probable que la tasa de absorbancia de la radiación solar entrante haya contribuido a un mayor calentamiento y aumento de la temperatura del agua de mar. Por lo tanto, los geocientíficos confían cada vez más en los dos factores principales que han contribuido a la tasa de aumento del nivel del mar antes de las influencias humanas. Se cree que la causa principal está ligada a la expansión térmica del agua de mar, como comentamos anteriormente. El segundo es el papel del derretimiento de los glaciares y el aumento de los volúmenes de hielo terrestre que se trasladan a los océanos.


El antiguo tesoro submarino de Israel

En 2015, los buzos descubrieron un tesoro de más de 2.000 monedas de oro en el fondo del océano frente a la costa de Cesarea, el alijo más grande jamás encontrado en la región.

En una mañana nublada de febrero de 2015, Zvika Fayer estaba buceando en la antigua ciudad portuaria israelí de Cesarea cuando vio un destello en la arena.

Él había ido a bucear en la zona decenas de veces antes, y le encantaba por los abundantes peces y los restos dispersos del cargamento de naufragios y la cerámica que a veces vislumbraba en el fondo del océano. Muchas de las zonas arqueológicas submarinas de Israel están abiertas a los buceadores, y Cesarea era uno de los lugares favoritos de Fayer & rsquos.

Una violenta tormenta la noche anterior había azotado la costa oeste de Israel y Rusia, removiendo el fondo del océano y cambiando la topografía submarina. Mientras Fayer se sumergía más para investigar el objeto brillante que había visto, se dio cuenta de que había otra tormenta en el camino. Como buceador experimentado, se sintió confiado al salir esa mañana. Pero ahora el cielo invernal comenzaba a oscurecerse, la brisa cambiaba.

A medida que se acercaba, Fayer razonó que el destello debía haber sido un envoltorio dulce desechado, tal vez las monedas de chocolate que parecen doblones piratas. Pero cuando barrió la arena y recogió el artículo, vio que estaba equivocado. Esto no era un trozo de papel de aluminio, era una moneda de oro real con escritura árabe en ambos lados.

"Me quedé asombrado cuando vi que ambos lados del metal eran de oro", dijo.

Fayer barrió más arena a un lado y vio otra moneda, y otra, y otra, la recompensa de un naufragio que se había perdido en el tiempo.

Los exploradores menos escrupulosos podrían haber decidido llevarse el tesoro a casa con ellos, pero Fayer y sus compañeros de buceo regresaron a su bote y contactaron a los funcionarios de Cesarea, quienes llamaron a la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) y les dijeron que vinieran rápidamente.

If we didn&rsquot take the coins out of the ocean right then, we might never find them again

When they arrived, the IAA investigators were sceptical. Caesarea is an underwater archaeological site that&rsquos littered with ancient artefacts, and they were concerned about looting.

&ldquoWe got a bit of a (proverbial) cold shower,&rdquo Fayer said. &ldquoThey were yelling at us, asking why we had taken the coins out of the sea. We explained about the conditions&hellip there was another storm coming, with waves expected to be 10m high. We told them that if we didn&rsquot take the coins out of the ocean right then, we might never find them again.&rdquo

Working with the IAA, Fayer and his friends went back underwater and helped recover more coins. Days later, they went back and retrieved hundreds more. As of now, more than 2,000 coins have been found at the site. Because the coins are 24-karat gold with a purity of upwards of 95 percent and were well preserved in the temperate Mediterranean water for about 1,000 years, they&rsquore giving historians exciting information about a forgotten chapter in history.

Today, Caesarea, located between Tel Aviv and Haifa on the Mediterranean Sea, is best known for its towering Roman ruins. The historical centre has been restored and turned into a tourist destination with a modern restaurant and museum. There&rsquos a golf course and residential park nearby. But when you stand in front of the crescent-shaped harbour or near the arches of the remaining aqueduct and look out over the azure water toward Cyprus, Turkey and Greece, it&rsquos easy to imagine this place as it was centuries ago.

The first buildings in Caesarea were erected in the 4th Century BC to establish a Phoenician and Greek trading post. Then, sometime after 96BC, the city came under the rule of Egyptian queen Cleopatra. But the region was conquered by the Romans, and Caesarea &ndash then called Stratonos Pyrgos (Straton&rsquos Tower) &ndash was soon handed over to Herod the Great, a regional king appointed by the Romans. He re-named the town after the infamous Roman emperor.

Under Herod, Caesarea blossomed. The king ordered the construction of break walls to form a massive deep-sea harbour, along with an aqueduct, hippodrome and 20,000-person amphitheatre for watching the rush and carnage of chariot races.

By 6AD, Caesarea was the capital of the Roman province of Judea. As such, it was also the home of the many Roman governors stationed there, including Pontius Pilate, who ruled during the time of the historical Jesus. And, when the Jewish people revolted against Roman rule between 66 and 70AD and Jerusalem was razed, Caesarea became the political and economic hub of the region. If the town looks like a backwater now, it was anything but that 2,000 years ago.

The city remained important with its history well recorded until 640AD, when it was the last city in the region to fall to Muslim invaders. After that, records are spotty. The consensus is that Caesarea faded from glory and its role on the socio-political scene, its ruins sacked and re-settled by small communities before eventually becoming home to a small fishing village in the late 1800s.

But the discovery of the coins has changed that story, according to Jakob (Koby) Sharvit, director of the IAA&rsquos Marine Archaeology Unit. In fact, it suggests that Caesarea remained a hub of trade and commerce during the time it was under the rule of the Muslim caliphates that it did not simply revert to a remote, rural backwater.

&ldquoBefore finding the coins, we had no idea that the community in Caesarea at that time was so large or so rich," Sharvit said. &ldquoSo it changed what we believed about that time.&rdquo

For items so small, the coins, called dinars, offer many clues about what the world was like at the time they were made. The dates minted on them show that they were manufactured during the reigns of Caliphs al-Hakim (996&ndash1021AD) and his son al-Zahir (1021&ndash1036AD) when Caesarea was part of the Islamic Fatimid Dynasty, which at that time extended around the Eastern Mediterranean.

The coins were minted in the far-flung cities of Cairo, Egypt, and the Sicilian capital of Palermo, showing that currency was circulating through a united empire. Other clues are more personal, like teeth marks that belie how ancient people would test the coins to make sure they were real gold.

And judging by their value, it&rsquos likely that Caesarea was still a prosperous, busy city at the turn of the 11th Century.

&ldquoThose coins were a lot of money for the people who lived there,&rdquo Sharvit said.

Each coin would have been about one month&rsquos salary for a military soldier, which means the treasure was enough to hire an army of 2,000 for a month. And, of course, the hoard was probably only lost because of an accident on one ship. There were likely many ships going in and out of the harbour that didn&rsquot drop their money into the sea.

According to Sharvit, archaeologists aren&rsquot sure how the coins got lost in the first place. It&rsquos possible that a case of them slid off the deck of a ship in a storm, or that raiding pirates caused it to tip off and sink.

When you see something that old, you can feel that it's telling you a story of what used to be there before

It&rsquos also possible that the money was being sent back to Cairo, the Fatimid capital, either as taxes or for safekeeping. The First Crusades were launched in 1095, and people in Caesarea may have been bracing for raids.

Historians will likely never know the whole story, but even a glimpse of what life was like so long ago is exhilarating, Fayer said.

"When you see something that old, you can feel that it's telling you a story of what used to be there before. That&rsquos especially true when you find it under the sea. Most of the time, no-one had touched those things since they were lost 1,000, 1,500 or 2,000 years ago &ndash from when they were dropped into the sea until you found them&hellip that&rsquos the part that&rsquos exciting to me.&rdquo

Since finding the coins, Fayer and his diver friends have been working with the IAA to help recover other treasures both around Caesarea and elsewhere along the Mediterranean coast. They also plan to start exploring new areas, like the waters off the coastal Israeli city of Netanya where Phoenician and Roman ships left a legacy of maritime treasures in the water. He&rsquod like to help uncover more lost pieces of history beneath the sea.

&ldquoFor me, that discovery was never about the money behind it,&rdquo Fayer said. &ldquoIt was about the history and what the coins said about the area and what it was like so long ago.&rdquo

EDITOR'S NOTE: A previous version of this article did not specify that it was the Jews who revolted against Roman rule between 66 and 70AD and incorrectly described Caesarea as the capital of Roman Palestine. The text has now been corrected.

Join over three million BBC Travel fans by liking us on Facebook, or follow us on Twitter and Instagram.


Researchers pinpoint substantial historical sea level changes in the Southern Levant

IMAGE: Selected examples of the new archaeological constructions used in the current study for establishing RSL (a) Dor 8 - the base of a terrestrial massive fortification wall (b) Dor 10. view more

Credit: Yasur-Landau et al, 2021, PLOS ONE (CC-BY 4.0, https://creativecommons.org/licenses/by/4.0/)

Researchers pinpoint substantial historical sea level changes in the Southern Levant - describing a 2.5m rise to present levels around 2,000 years ago - with archeological implications.

Article Title: New relative sea-level (RSL) indications from the Eastern Mediterranean: Middle Bronze Age to the Roman period (

3800-1800 y BP) archaeological constructions at Dor, the Carmel coast, Israel

Funding: AYL - the Israel Science Foundation (Grant ID 495/18 The Maritime Interface in the Bronze and Iron Ages). GS - Murray Galinson San Diego - Israel Initiative the Israel Institute (Washington, D.C.). TEL - The Koret Foundation (Grant ID 19-0295) Marian Scheuer-Sofaer and Abraham Sofaer Foundation Norma and Reuben Kershaw Family Foundation Phokion and Liz Anne Potaminos Family Foundation, Ellen Lehman and Charles Kennel - Alan G Lehman and Jane A. Lehman Foundation Paul and Margaret Meyer. GG - Leverhulme Trust, UK. G.S. is funded by a FFABR (Finanziamento delle Attività Base di Ricerca) grant of MIUR (Ministero dell'Istruzione, dell'Università e della Ricerca). The funders had no role in study design, data collection and analysis, decision to publish, or preparation of the manuscript.

Competing Interests: The authors have declared that no competing interests exist.

Descargo de responsabilidad: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! por las instituciones contribuyentes o para el uso de cualquier información a través del sistema EurekAlert.


Thermal insulation

What is clear from the study of past climate is that many factors can influence climate&colon solar activity, oscillations in Earth’s orbit, greenhouse gases, ice cover, vegetation on land (or the lack of it), the configuration of the continents, dust thrown up by volcanoes or wind, the weathering of rocks and so on.

The details are seldom as simple as they seem at first&colon sea ice reflects more of the Sun’s energy than open water but can trap heat in the water beneath the ice, for example. There are complex interactions between many of these factors that can amplify or dampen changes in temperature.

The important question is what is causing the current, rapid warming? We cannot dismiss it as natural variation just because the planet has been warmer at various times in the past. Many studies suggest it can only be explained by taking into account human activity.

Nor does the fact that it has been warmer in the past mean that future warming is nothing to worry about. The sea level has been tens of metres higher during past warm periods, enough to submerge most major cities around the world (see box at end of this article).


Ver el vídeo: La formación del mar Mediterráneo - (Diciembre 2021).