Noticias

7 artistas cuyas carreras casi se descarrilaron por la lista negra de Hollywood

7 artistas cuyas carreras casi se descarrilaron por la lista negra de Hollywood

1. Dalton Trumbo

La era de la lista negra comenzó en 1947, cuando el famoso guionista Dalton Trumbo y varios otros cineastas conocidos como los "Diez de Hollywood" fueron llamados ante el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes y les hicieron una pregunta ahora famosa: "¿Estás ahora o alguna vez? ¿Ha sido miembro del Partido Comunista? Trumbo había sido miembro del partido en algún momento, pero como el resto de los Diez, se negó a responder e incluso cuestionó la legitimidad de HUAC en su testimonio. Como resultado, fue acusado de desacato al Congreso, incluido en la lista negra de los estudios de Hollywood y sentenciado a un año en una prisión federal. Tras su liberación, Trumbo se vio obligado a escribir bajo seudónimos y vender sus guiones en el mercado negro. Escribió en secreto varios guiones clásicos durante la década de 1950, incluidos "Gun Crazy" y "The Brave One", y su trabajo incluso ganó dos premios de la Academia, ninguno de los cuales pudo coleccionar. Trumbo finalmente se liberó de la lista negra en 1960 después de que el director Otto Preminger y el actor Kirk Douglas anunciaran que recibiría crédito por escribir las películas "Exodus" y "Spartacus". Más tarde reanudó su carrera en Hollywood, pero no fue hasta 2011 que el Gremio de Escritores de Estados Unidos finalmente le atribuyó el guión ganador del Oscar por "Vacaciones en Roma" de 1953.

2. Pete Seeger

Pete Seeger es mejor conocido como miembro fundador del grupo folk The Weavers, pero también fue un político radical que afirmó ser miembro del Partido Comunista cuando era joven. En las décadas de 1940 y 1950, el FBI investigó al cantautor con conciencia social y luego lo incluyó en la lista negra después de que su nombre apareciera en “Red Channels”, un influyente panfleto que incluía a presuntos comunistas en la industria del entretenimiento. A Seeger se le prohibió actuar en televisión, y The Weavers se separó en 1952 después de perder su contrato de grabación. Tres años después, Seeger fue llamado a testificar ante el HUAC. Si bien se negó a invocar su derecho de la Quinta Enmienda a no testificar contra sí mismo, anunció que "no iba a responder ninguna pregunta sobre mis asociaciones, mis creencias filosóficas o religiosas o mis creencias políticas, o cómo voté en las elecciones, o cualquiera de estos asuntos privados. Creo que estas son preguntas muy inapropiadas para cualquier estadounidense ”. El desafío de Seeger lo vio acusado de 10 cargos de desacato al Congreso y sentenciado a un año de prisión. La acusación fue posteriormente revocada, pero permaneció excluido de la televisión hasta 1968.

3. Orson Welles

Al mismo tiempo que el director, escritor y actor Orson Welles estaba haciendo películas y programas de radio innovadores, también estaba bajo investigación del FBI como un potencial comunista y subversivo político. Welles fue atacado en parte debido a sus posturas políticas progresistas, pero las sospechas solo crecieron después del lanzamiento de su película clásica de 1941 "Citizen Kane", cuyo personaje principal sirvió como una referencia apenas velada al magnate de las noticias anticomunista William Randolph Hearst. "La evidencia que tenemos ante nosotros lleva inevitablemente a la conclusión de que la película 'Citizen Kane' no es más que una extensión de la campaña del Partido Comunista para difamar a uno de sus oponentes más efectivos y consistentes en los Estados Unidos", decía un informe del FBI. Si bien la Oficina nunca encontró evidencia de que Welles fuera miembro del Partido Comunista, aún lo agregó a su índice de personas que se cree que son una amenaza para la seguridad nacional. Su nombre aparecería más tarde en el panfleto "Canales rojos" de 1950, pero para entonces ya había entrado en un largo período de exilio autoimpuesto en Europa.

4. Lena Horne

Durante la década de 1940, la buena apariencia y la sedosa voz de Lena Horne la convirtieron en una de las primeras estrellas afroamericanas del escenario y la pantalla. Sin embargo, todavía se enfrentó al racismo institucional y sus frustraciones finalmente la llevaron a unirse a una variedad de grupos activistas, muchos de los cuales estaban poblados por radicales políticos y comunistas. Aunque nunca fue miembro del Partido, Horne fue declarada culpable por asociación y incluida en la lista negra después de que su nombre apareciera en “Canales rojos” en 1950. Incapaz de trabajar en televisión o cine, pasó los siguientes años haciendo giras como cantante de cabaret y clubes nocturnos. También luchó por limpiar su nombre repudiando públicamente el comunismo y llevando a cabo una campaña de envío de cartas a destacados periodistas y figuras del entretenimiento. El plan funcionó: la reputación de Horne se rehabilitó lentamente y, a fines de la década de 1950, volvió a aparecer en programas de variedades de televisión y a grabar éxitos. A pesar de su roce con la lista negra, siguió siendo una activista política y luego participó en protestas por los derechos civiles durante la década de 1960.

5. Charlie Chaplin

Aunque nunca fue miembro del Partido Comunista, el ícono de la pantalla muda Charlie Chaplin provocó la ira del gobierno por sus películas subversivas y su apoyo a causas políticas de izquierda. El creador de "El pequeño vagabundo" ensartó a la sociedad capitalista e industrial con películas como "Tiempos modernos", "El gran dictador" y "Monsieur Verdoux", y más tarde fue denunciado como simpatizante comunista después de donar dinero al fondo de defensa para Dalton Trumbo y los diez de Hollywood. Mientras tanto, el FBI compiló un archivo sobre Chaplin que tenía más de 2.000 páginas. Las tensiones finalmente llegaron a un punto crítico en 1952, cuando a Chaplin, un ciudadano británico, se le negó su visa de reingreso a los Estados Unidos después de un viaje al extranjero. Cuando le dijeron que tendría que testificar de su "valor moral" antes de poder recuperar el permiso, el director-actor cortó los lazos con Estados Unidos y pasó el resto de su carrera trabajando en Europa. A excepción de un viaje de 1972 para recoger un Oscar honorario, Chaplin nunca volvió a poner un pie en los Estados Unidos.

6. Lee Grant

En 1951, pocas semanas después del estreno de su primera película de Hollywood, "Detective Story", la actriz Lee Grant criticó las investigaciones del HUAC en un discurso en el funeral del actor J. Edward Bromberg, incluido en la lista negra. Si bien Grant nunca había participado activamente en la política comunista, sus comentarios aparentemente benignos pronto se hicieron públicos, lo que le valió un lugar en la lista negra de la industria. Más tarde fue llamada ante el HUAC y se le pidió que delatara a su propio esposo como comunista, pero se declaró al Quinto y se negó a responder las preguntas del comité. Excepto por algunas partes pequeñas ocasionales, a Grant se le prohibió efectivamente aparecer en películas y televisión durante los siguientes 12 años. Después de su eliminación de la lista negra en la década de 1960, hizo un famoso regreso a la pantalla grande y obtuvo tres nominaciones diferentes al Oscar por actuación, una de las cuales ganó una vez por la película de 1975 "Shampoo".

7. Dashiell Hammett

El hombre que ayudó a crear ficción dura con novelas de detectives como "El halcón maltés" y "El hombre delgado" también era un miembro declarado antifascista y del Partido Comunista. En 1951, mientras se desempeñaba como fideicomisario del izquierdista Congreso de Derechos Civiles, Hammett fue citado ante un tribunal federal y se le pidió que testificara sobre los contribuyentes al fondo de fianzas del grupo. Cuando se pronunció ante el Quinto y se negó a dar nombres, fue encontrado en desacato al tribunal y sentenciado a seis meses de cárcel. Dos años después, fue llamado ante el Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de Joseph McCarthy y se le preguntó sobre sus vínculos con el comunismo, pero nuevamente se negó a cooperar. Para entonces, los enfrentamientos de Hammett con el gobierno le habían ganado un lugar en la lista negra de la industria del entretenimiento. Incluso se retiraron brevemente copias de sus libros de varias bibliotecas del departamento de estado en el extranjero. Después de sufrir un infarto en 1955, se retiró del mundo literario y vivió en la oscuridad hasta su muerte en 1961.


15 celebridades que han sido incluidas en la lista negra

Hollywood puede ser un lugar despiadado. Un paso en falso y toda una carrera se pueden arruinar en un abrir y cerrar de ojos. Desafortunadamente, cuando surgen situaciones de mal comportamiento o cuestionables, un actor prometedor puede arruinar su futuro dentro del negocio. Y con las celebridades enumeradas a continuación, todas terminaron en la lista negra por una razón u otra, aplastando su estrellato y desacelerando su creciente impulso en el ámbito del entretenimiento. Desde conseguir nuevos trabajos hasta visitar un país, estas celebridades han sido prohibidas o incluidas en la lista negra por una razón u otra, incluso si un código de vestimenta puede prohibir a los famosos.

Muchos de los talentos que han sido incluidos en la lista negra parecen haber merecido la caída, pero otros definitivamente se han llevado la peor parte antes de que pudieran intentar restaurar su honor. Declaraciones políticas, creencias personales, elecciones de vida o la forma extraña en que uno actúa en el set, existen numerosas formas de ser prohibido en el mundo del espectáculo. Y una conclusión de la divulgación a continuación es observar cada paso que uno da cuando se trata de cultivar una presencia en Hollywood.


7 artistas cuyas carreras casi se descarrilaron por la lista negra de Hollywood - HISTORIA

La despidieron cuando trabajaba en la oficina de Amnistía Internacional en Londres porque escribía historias en la computadora de su trabajo todo el día.

3. Michael Bloomberg

Bloomberg fue despedido cuando trabajaba como socio en Salomon Brothers, un banco de inversión. Específicamente, fue después de que la empresa fuera comprada por la empresa que finalmente se convirtió en Citigroup en 1998. Su cheque de indemnización es lo que utilizó para impulsar su carrera, que ahora lo ha llevado a convertirse en la decimoctava persona más rica.

4. Anna Wintour

Mientras era editora de moda junior en Harper's Bazaar, Wintour hizo muchas sesiones, pero aparentemente Tony Mazalla pensó que eran demasiado atrevidas, por lo que la despidieron después de 9 meses. Después de lo cual se convirtió en editora de moda en Viva.

5. Madonna

Abandonó la universidad, se mudó a Nueva York y consiguió un trabajo en Dunkin ’Donuts en Times Square, donde aparentemente no duró ni un día. Lo que selló el trato fue cuando roció un relleno de gelatina sobre un cliente.

6. Oprah Winfrey

Oprah Winfrey era reportera de noticias vespertinas y aparentemente fue despedida porque no podía separar sus emociones de sus historias. Finalmente, fue despedida del productor de WJZ-TV de Baltimore.

7. Jerry Seinfeld

Fue despedido después de una mala actuación en su papel menor en la comedia. Benson. Al parecer, nadie le dijo que lo habían despedido y solo se enteró cuando se presentó para una lectura completa y descubrió que su parte faltaba en el guión.

8. Truman Capote

Abandonó la escuela secundaria para aceptar un trabajo como copista para el Neoyorquino. Finalmente fue despedido por el Neoyorquino, no porque fuera un mal empleado, sino porque dos años después de ser contratado fue a ver a Robert Frost leer y, muy enfermo, Capote se fue en medio de la función. Al parecer, Frost se sintió profundamente insultado y, sabiendo dónde trabajaba Capote, exigió que lo despidieran. Que era.

9. Howard Stern

Fue despedido por NBC cuando trabajaba como DJ en WNBC. Luego encontró XM y el resto es historia.

10. Elvis


Después de una actuación en el Grand Ole Opry de Nashville, el gerente de la sala de conciertos le dijo a Elvis que era mejor regresar a Memphis y conducir camiones (su antigua carrera).

11. Thomas Edison


Trabajó en Western Union, donde solía realizar experimentos en secreto. Luego, una noche de 1867, derramó un poco de ácido y se comió todo el piso. Fue despedido y posteriormente decidió dedicarse a la invención a tiempo completo.

12. Kerry Washington

Antes de hacerlo Escándalo, había hecho dos pilotos. Los programas de esos pilotos fueron recogidos, pero desafortunadamente Kerry fue reemplazado en ambos programas por una actriz diferente.

13. Steve Jobs

Jobs fue despedido de su propia empresa.

14. Lady Gaga

Cuando finalmente firmó con un sello discográfico importante, Gaga fue despedida y solo después de tres meses de haber sido contratada.

15. Wilco

Cuando Wilco lanzó Yankee Hotel Foxtrot en 2001, un álbum que no estaba del todo en línea con su música anterior, su sello Reprise Records se negó a lanzar el álbum y eliminó a Wilco de su lista. Wilco terminó transmitiendo el álbum en su sitio web de forma gratuita y finalmente se le dio un lanzamiento comercial en 2002.

16. Bill Gates


Cuando abandonó Harvard, comenzó un negocio con Paul Allen llamado Traf-O-Data, que fracasó. Afortunadamente, volvieron a probar suerte en los negocios y esta vez nació Microsoft.

17. Albert Einstein


No habló hasta los cuatro años y no leyó hasta los siete. Posteriormente fue expulsado de la escuela y no fue admitido en la Escuela Politécnica de Zúrich. En pocas palabras, se dio la vuelta.

18. Charles Darwin

Darwin no estuvo empeñado en convertirse en científico durante toda su vida, gracias a su padre, quien lo llamó vago y demasiado soñador. Darwin escribió una vez: "Todos mis maestros y mi padre me consideraban un niño muy común, bastante por debajo del estándar común de intelecto".

19. Isaac Newton


Seguro que Newton era un genio en matemáticas, pero no sobresalía cuando se trataba de otras materias. Nunca prosperó en la escuela y cuando una vez fue puesto a cargo de administrar la granja familiar, fracasó terriblemente. Fue entonces cuando lo enviaron a Cambridge y el resto es historia.

20. Sócrates

Era un visionario, pero en el momento en que vivía, sus ideas innovadoras lo etiquetaron como un “corruptor inmoral de la juventud” y lo llevaron a la pena de muerte. A pesar de esto, perseveró hasta el momento en que se vio obligado a envenenarse.

21. Abraham Lincoln


Cuando Lincoln era joven y entró en la guerra, ingresó como Capitán pero regresó como un soldado raso mucho más bajo. Más tarde, intentó poner en marcha una tonelada de negocios, todos los cuales fracasaron, y antes de convertirse en presidente, perdió varias postulaciones a cargos públicos.

22. Lucille Ball


Antes de su icónico show Amo a Lucy, Lucille Ball fue considerada una actriz fallida, una actriz de la lista B. Tanto es así que sus instructores de teatro la instaron a probar otra profesión.

23. Marilyn Monroe


Cuando estaba tratando de comenzar su carrera, las agencias de modelos le dijeron que debería considerar convertirse en secretaria.

24. Vincent van Gogh


Es difícil de creer, pero durante su vida, Van Gogh apenas recibió elogios por su trabajo. Mientras estaba vivo, solo vendió una de sus pinturas, y fue a un amigo por una cantidad muy pequeña de dinero. A pesar de esto, continuó trabajando durante toda su vida, sin nunca ver el éxito, aunque sus pinturas ahora valen cientos de millones de dólares.

25. Emily Dickinson

Aunque amada ahora, Dickinson no lo era durante sus horas de vigilia. De hecho, mientras vivía, menos de una docena de sus poemas se publicaron de aproximadamente 1800 obras completas.

26. Steven Spielberg

Irónicamente, Spielberg fue rechazado en la Escuela de Teatro, Cine y Televisión de la Universidad del Sur de California en tres ocasiones. Finalmente fue aceptado por otra escuela, una escuela de la que abandonó para dedicarse a la dirección. En 2002, Spielberg finalmente completó su licenciatura.

27. Stephen King

El primer y más famoso libro de King, Carrie, fue rechazado treinta veces. King decidió tirar el libro, que luego su esposa buscó en la basura para rescatarlo y lo convenció de que lo volviera a enviar.

28. Claude Monet

Mientras estaba vivo, el trabajo de Monet fue burlado y rechazado por la élite artística, el Salón de París.

29. Michael Jordan

Fue eliminado de su equipo de baloncesto de la escuela secundaria. Una vez dijo: “He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. En 26 ocasiones se me ha confiado para hacer el tiro ganador del juego, y he fallado. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito ".

30. Babe Ruth


Su récord de jonrones es de 714 durante su carrera. Pero todavía tenía un total de 1330 ponches. En un momento, mantuvo el récord de ponches. Una vez dijo: "Cada golpe me acerca al próximo jonrón".

31. Don Imus

El presentador del programa de entrevistas en MSNBC fue despedido en 2007 porque se refirió al equipo de baloncesto femenino de la Universidad de Rutgers como "hos con cabeza de pañal".

32. Stephen Glass

Fue despedido en 1998 del editor asociado de La nueva república porque fabricó la totalidad o parte de veintisiete piezas informadas

33. Robert Redford


Fue despedido de su trabajo como trabajador no calificado para Standard Oil en 1954 porque lo encontraron dormido en un tanque de aceite que se suponía que debía limpiar.

34. Rudyard Kipling

Fue despedido por su papel como colaborador de la Examinador de San Francisco en 1889 porque un editor le dijo: "Lo siento, Sr. Kipling, pero no sabe cómo usar el idioma inglés".

35. Henry Hudson

En 1611, fue despedido de su cargo de comandante de la Descubrimiento mientras exploraba el Nuevo Mundo porque era sospechoso de favoritismo y acaparamiento de alimentos. Aparentemente, los miembros de la tripulación se rebelaron y lo dejaron a él, a su hijo y a otros en un esquife en lo que ahora es la Bahía de Hudson.


19 El personaje de "La chica de al lado" fracasó

No hay duda de que Elisha Cuthbert era la novia favorita del mundo en su época. La actriz canadiense fue de hecho una dama deslumbrante que rápida y fácilmente hizo que todos nos enamoramos de ella. La estrella de 35 años saltó a la fama gracias a su imagen de bomba, y prácticamente la convirtió en la rubia favorita del mundo en ese momento. Pero de alguna manera las cosas no le salieron bien a pesar de las predicciones de los fanáticos de que algún día se convertiría en una gran estrella. Tal vez algunos de sus fanáticos todavía estén tristes o confundidos porque Eliseo no aparece en películas de alto presupuesto, pero es justo lo que Hollywood ha decidido por ella.

Bueno, resulta que la mayoría de los chicos simplemente no pueden entender el hecho de que Eliseo ya no puede entusiasmar a los directores y productores de películas. Hace poco más de una década, la actriz nacida en Alberta parecía estar llegando a lo más alto, pero aparentemente nos hemos equivocado. Elisha Cuthbert no pudo estar a la altura de las expectativas de Hollywood y después de una parte de películas y programas de televisión muy criticados, la actriz se vio obligada a dejar el centro de atención.

Puede que se haya hecho famosa bastante temprano en su carrera, pero Elisha Cuthbert ya no puede entusiasmar a los fanáticos del cine. Sus constantes fracasos en el departamento de películas han dejado una mancha desagradable en su reputación. No nos malinterpretes, pero esa es una buena razón por la que Hollywood sigue rechazándola.


18 La cirugía de nariz de Jennifer Grey arruina su carrera

Jennifer Gray sabía que quería cambiar la forma y apariencia de su nariz después de haber comenzado a ganar cierto reconocimiento como actriz, pero definitivamente terminó siendo la decisión que arruinó su carrera.

"Fui a la sala de operaciones como una celebridad, y salí en el anonimato. Era como estar en un programa de protección de testigos o ser invisible", dijo Gray al hablar de la cirugía plástica.

Si bien puede comprender la presión adicional de lucir siempre lo mejor posible como celebridad, lo último que desea hacer es eliminar una de sus principales características de identificación.

Gray también apareció en el programa de televisión. Es como, tu sabes. pero el programa también se burló de su cirugía de nariz, lo que, como puedes imaginar, hizo que los días en el set fueran realmente incómodos si Gray no podía reírse de ello.

¡Nada como bromear sobre cómo arruinaste tu carrera!


Alfredo James & # 8220Al & # 8221 & # 8216Pacino se estableció como actor de cine durante una de las décadas más vibrantes del cine, la década de 1970, y se ha convertido en una figura perdurable e icónica en el mundo de las películas estadounidenses. Nació el 25 de abril de 1940 en Manhattan, Nueva York, de padres italoamericanos. Al ha sido uno de los actores más condecorados de Hollywood, pero parece haber perdido el favor de la nueva generación.

¿Otra sorpresa? Robert Downey Jr. se ha convertido en uno de los actores más respetados de Hollywood. Con una increíble lista de créditos a su nombre, ha logrado mantenerse nuevo y fresco incluso después de más de cuatro décadas en el negocio.

Downey nació el 4 de abril de 1965 en Manhattan, Nueva York, hijo del escritor, director y productor Robert Downey Sr. Fue un adicto la mayor parte de su vida e incluso fue a prisión. Pero lo hizo a lo grande con Avengers y Marvel Studios como Ironman. Sin embargo, su nariz metiéndose y codeándose con los grandes estudiantes lo ha puesto en la lista negra.


12 Richard Pryor

Esta es una historia un poco extraña en lo que respecta al uso de drogas y las estrellas. A finales de los 60 y principios de los 70, Richard Pryor básicamente cambió todo el estilo de la comedia stand-up con sus rutinas obscenas y socialmente relevantes. A los ojos de muchos, era el hombre más divertido del mundo.

Luego, en 1980, Pryor fue sorprendido echándose alcohol sobre sí mismo y prendiéndose fuego. Tras una extensa investigación - y el tratamiento médico de Pryor - se reveló que el cómico de fama mundial había estado consumiendo cocaína durante días antes de que ocurriera el incidente. Después. Pryor nunca volvió a ser el mismo. Lentamente se alejó de la escena del stand-up y se centró en filmar una serie de películas que eran mucho más familiares que sus esfuerzos anteriores.


Charlie Chaplin, el "pacificador"

Debes recordar esto, el podcast que cuenta la historia secreta y olvidada del Hollywood del siglo XX, regresa para una nueva temporada. Cuando se transmita cada episodio, la creadora y presentadora Karina Longworth compartirá parte de la investigación que se realizó en el episodio en un extracto aquí en Pizarra. Escuche el episodio 7 completo a continuación, en Charlie Chaplin y la lista negra, y suscríbete a Debes recordar esto en iTunes.

No hay evidencia creíble de que Charlie Chaplin fuera un miembro del Partido Comunista con tarjeta, lo cual, recuerde, quizás fue desacertado desde el punto de vista de las relaciones públicas, pero no era ilegal. Si Chaplin era un comunista real, en lugar de un simpatizante comunista vocal, era más hipócrita que los escritores que se burlaban, a veces unos de otros, de radicales de piscina. "Charlie Chaplin dio una actuación casi tan brillante en una reunión de negocios como lo hizo en sus comedias", escribió Budd Schulberg, quien llamó a Chaplin "otro de esos idealistas que hablaban del socialismo y practicaban el capitalismo". Chaplin vivía a lo grande y tenía la costumbre de entablar relaciones que terminaban costosamente, y su riqueza personal estaba ligada a United Artists y, por lo tanto, a la industria cinematográfica en general, por lo que habría sido increíblemente difícil para él divorciarse de la estructura capitalista del mundo. industria del cine en general, incluso si lo intentó, lo que no parece que haya hecho.

Sin embargo, si fueras alguien como J. Edgar Hoover y buscabas objetivos de alto perfil para reprimir para demostrar que estabas haciendo algo para erradicar a los subversivos, con Chaplin había mucho humo, que podrías señalar incluso si sabías que no había fuego. Incluso más que las personas en Hollywood que ahora sabemos que eran miembros activos del Partido Comunista, Chaplin dedicó gran parte de su vida y carrera a la subversión. No necesariamente una subversión del gobierno o del sistema social de Estados Unidos, aunque ciertamente a veces utilizó sus películas culturalmente subversivas para criticarlo. Esto no fue un gran problema cuando él era el adorable Pequeño Vagabundo, incluso cuando usaba al Vagabundo para comentar sobre la falta de alma del sistema industrializado que fue en gran parte un regalo estadounidense a la marcha del capitalismo. Pero a fines de la década de 1940 y 1950, cuando cualquiera que no apoyara la acumulación y el consumo sin restricciones era un traidor potencial y cualquiera cuya vida privada no se ajustaba a una imagen absolutamente limpia de la familia nuclear estadounidense se consideraba una amenaza, la historia de Chaplin de celebrar al pequeño, junto con su patrón de conducta sexual inapropiada y su ciudadanía extranjera, todo lo puso en el lado equivocado de una división binaria.

Chaplin también tenía un historial de decir cosas en las que creía, sin preocuparse por cómo lo percibirían; aparentemente creía, no totalmente sin razón o precedente histórico, que su fama lo protegería de todas y cada una de las consecuencias negativas. Como hemos visto, siguiendo El gran dictador, con su apasionado mensaje antifascista, Chaplin pasó los siguientes dos años abogando por una respuesta de izquierda a lo que ahora era una segunda guerra mundial. En varios discursos pronunciados ante audiencias en vivo y en la radio, Chaplin apoyó calurosamente al ejército y al pueblo soviéticos. En un discurso pronunciado en San Francisco en 1942, donde se le pidió a Chaplin que reemplazara al embajador de Estados Unidos en Rusia cuando el embajador perdió la voz, Chaplin se dirigió a los rusos en la multitud y dijo: "La forma en que sus compatriotas están peleando y muriendo en este mismo momento, es un honor y un privilegio llamarlos camaradas ”. Chaplin fue más allá en un discurso en Nueva York, donde calificó las purgas soviéticas de disidentes como "algo maravilloso". En la misma comparecencia declaró: "Las únicas personas que se oponen al comunismo y que lo utilizan como un bufón son los agentes nazis en este país".

Incluso en medio de la guerra, cuando Rusia y Estados Unidos eran aliados, esta última afirmación era cuestionable y era una exageración mal pensada o una burla deliberada a los medios reaccionarios. A fines de 1942, un columnista llamado Westbrook Pegler declaró que "le gustaría saber por qué se le permitió a Charlie Chaplin permanecer en los Estados Unidos unos cuarenta años sin convertirse en ciudadano".

Fue por esta época cuando Orson Welles fue a la casa de Charlie Chaplin y le propuso una película sobre el asesino francés Henri Landru. Chaplin llama a la película propuesta un "documental" en su autobiografía, pero parece que lo que Welles estaba proponiendo era un híbrido de no ficción dramatizada: él y Chaplin colaborarían en un guión basado en la idea de Chaplin interpretando a Landru. Chaplin rápidamente decidió que no estaba interesado en colaborar en un guión. Pero cuanto más pensaba en ello, más se sentía atraído por la idea de interpretar la historia de un asesino como Landru para la comedia negra. Le ofreció a Welles $ 5,000 por su idea y, según Chaplin, Welles aceptó. Según Welles, Welles escribió el guión y Chaplin le dio $ 1,500 por él y lo privó del crédito adecuado. Welles también llamó a Chaplin "profundamente tonto en muchos sentidos" y "el hombre más barato que jamás haya existido".

De todas formas. La atracción central de Chaplin hacia este personaje era, como él mismo lo expresó: “¿Cómo pudo este hombre sacar a estas mujeres de manera tan metódica y cortarlas y quemarlas en su incinerador, y luego cuidar sus flores, con el humo negro saliendo de la chimenea? ? " La respuesta, decidió Chaplin, era que el asesino se habría visto obligado por las circunstancias a practicar una forma asesina de capitalismo. Monsieur Verdoux sería "una paradoja de la virtud y el vicio" que, habiendo perdido su trabajo en un banco debido a la Depresión, se casa con una serie de mujeres ricas y las asesina por su dinero, para mantener los requisitos básicos del estilo de vida burgués de su esposa discapacitada. e hijo joven. Saliendo del dicho de que la guerra era la extensión lógica de la diplomacia, Chaplin dijo: "Verdoux siente que el asesinato es la extensión lógica de los negocios".

Incluso reconociendo la necesidad de rehabilitar a su representante luego de la demanda de paternidad que Joan Barry presentó contra él en 1943, Chaplin admite que se sintió desmotivado mientras trabajaba en Monsieur Verdoux, por lo que tardó más de dos años en completarse, a pesar de que el rodaje solo duró 12 semanas. La oficina de censura no ayudó en nada al rechazar su guión de plano. Los censores tuvieron varios problemas. Tantas cuestiones, de hecho, que en una carta a Chaplin acordaron "pasar por alto aquellos elementos que parecen ser antisociales en su concepto y significado". Es decir, "las secciones de la historia en las que Verdoux acusa al 'Sistema' e impugna la estructura social actual".

Pero no pudieron aceptar el discurso que Chaplin iba a pronunciar al final de la película, en el que su personaje crea una equivalencia moral entre ese sistema, en particular lo que más tarde se llamaría el complejo militar-industrial, y sus propios asesinatos en serie.

Los censores también se opusieron a la idea misma de que un hombre casado tomaría muchas otras esposas. "Esta fase de la historia", afirmaron los censores, "tiene un sabor desagradable de sexo ilícito, que a nuestro juicio no es bueno". Cuando Chaplin solicitó una reunión con el zar de la censura Joseph Breen para discutir el asunto, Chaplin fue interrogado por un subordinado que insistió en que el guión era inaceptablemente anticatólico, debido a una escena en la que al asesino se le permite conversar con un sacerdote en prisión.

De alguna manera, Chaplin pudo hacer solo algunos cambios menores en su guión y obtener el visto bueno para hacer la película. Mientras estaba dando los toques finales al corte final, Chaplin recibió una citación que le ordenaba venir a Washington en una fecha que se nombraría más tarde para comparecer ante el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara. La redacción de Chaplin es imprecisa, pero implica que él era uno de los 19 originales de Unfriendly, que ninguna otra cuenta afirma que tal vez hubiera sido el vigésimo hombre, pero nunca fue citado formalmente. En cambio, siguió recibiendo aplazamientos, lo que esencialmente lo obligó a suspender su trabajo mientras esperaba una citación oficial con fecha y hora. Mientras tanto, a lo largo de 1946 y la primera mitad de 1947, legisladores como William Langer y John Rankin invocaron con frecuencia a Chaplin como un ejemplo de la inmundicia de Hollywood, quienes sugirieron públicamente que Chaplin debería ser deportado. Pero aún así, la citación no llegó.

Finalmente, Chaplin decidió forzar el tema enviando un telegrama a HUAC:

A este telegrama, como Chaplin escribió más tarde, "recibí una respuesta sorprendentemente cortés en el sentido de que mi aparición no sería necesaria y que podía dar por cerrado el asunto".

Por supuesto, no lo fue, porque no era solo HUAC quien estaba detrás de él. Los verdaderos enemigos de Chaplin eran J. Edgar Hoover y la columnista de chismes Hedda Hopper. Y había muchos otros periodistas y activistas ansiosos por emblanquecer al Pequeño Vagabundo. En lugar de ir a Washington en el otoño de 1947 con los Diez de Hollywood, Chaplin donó $ 1,000 para su defensa y fue a Nueva York para lanzar Monsieur Verdoux. Incluso antes de que llegara, el Noticias diarias lo llamó “compañero de viaje” y anunció su intención de hacerle responder “una o dos preguntas embarazosas” en una conferencia de prensa planeada en apoyo de su película.

En la conferencia de prensa del día siguiente, Chaplin abrió bromeando sobre la reacción negativa a la película. Saludó a los medios diciendo: “Damas y caballeros, no voy a hacerles perder el tiempo. Debo decir: proceda con la carnicería. Si hay alguna pregunta que alguien quiera hacer, estoy aquí, dispara a esta vieja cabeza gris ".

La primera reportera que habló fue una mujer sentada en la primera fila. Le preguntó a Chaplin: "¿Eres comunista?" Él respondió: “No. La siguiente pregunta, por favor ".

Luego, Chaplin fue bombardeado con preguntas de un intruso que representaba a los Veteranos de Guerra Católicos, quien exigió saber por qué Chaplin, nacido en Gran Bretaña, no se había convertido en ciudadano estadounidense. Cuando un periodista señaló que a Chaplin parecía “gustarle los comunistas”, Chaplin dijo: “Nadie me va a decir a quién agradar o no agradar. Aún no hemos llegado a eso ".

Pero, por supuesto, lo teníamos. La única voz amigable en la conferencia de prensa fue la de James Agee. The screenwriter, film critic, and novelist, then a reporter for Tiempo magazine, asked: “How does it feel to be an artist who has enriched the world with so much happiness and understanding of the little people, and to be derided and held up to hate and scorn by the so-called representatives of the American press?” Chaplin was so flustered that he couldn’t provide an answer. “I’m sorry, ladies and gentlemen,” he said, “I thought this conference was to be an interview about my film instead it has turned into a political brawl, so I have nothing further to say.”

A Monsieur Verdoux’s premiere, the audience laughed—at the movie. All Chaplin could hear were hisses. He and his partners in United Artists had been counting on the movie grossing at least $12 million, and they needed it to do close to that to make back its cost and to bail the studio out of debt that had accrued while Chaplin had been distracted by other things. Arthur Kelly of United Artists found Chaplin in the lobby after the movie and said, “‘Of course, it’s not going to gross any 12 million.”

Monsieur Verdoux did good business in New York for a few weeks, and then tumbleweeds started floating through the theaters. Maybe Chaplin’s faithful fans were enough to fill theaters for about a month, but the general public had been scared off by a decade’s worth of negative headlines. Or maybe audiences didn’t know how to respond to, and didn’t spread positive word of mouth about, a film whose protagonist was a not entirely unsympathetic serial killer whose backyard incinerator evoked the Holocaust while his self-defense, in damning atomic warfare, implicated each and every American viewer in capitalistic war crimes.

Of course, those who were convinced Chaplin was a dangerous subversive were not about to let the market decide his fate. The film was picketed by Catholics in New Jersey and banned by theater owners in Ohio. The American Legion pressured theater owners to stop showing it in Denver. Eventually, United Artists removed the film from general release.

To hear the rest of the story, listen to You Must Remember This Episode 7, “Monsieur Verdoux: Charlie Chaplin’s Road to Hollywood Exile.”


15 Artists, Shows, and Works Censored in 2016

Censorship was alive and well in 2016. From China to Turkey, the United States, and Italy, it was a year full of suppression and prohibition of artists, artworks, and exhibitions.

In art, as in journalism, censorship hurts the public’s ability to process and act on information, impeding our ability to observe or discuss issues of critical social and political importance.

Here’s a look at some of this year’s acts of art censorship.

1. Austria: Artists Tanja Ostojić and Alexander Nikolić, from BOEM collective, allege censorship at the Q21 Exhibition Space, Vienna

Leading image for “AJNHAJTCLUB,” at frei_raum Q21 exhibition space/MuseumsQuartier Wien. Still of work by Marta Popivoda, “Yugoslavia-how ideology moved our collective body” (2013), film. (image courtesy Artleaks)

Censorship in Western museums and galleries appears to be on the rise. The exhibition, AJNHAJTCLUB, which opened at the frei_raum Q21 exhibition space in July, billed as an investigation on the history of “Gastarbeiter” (“Guest Workers”) in Austria. On the invitation of exhibition curator, Bogomir Doringer, artists Tanja Ostojić and Alexander Nikolić were invited to participate. De acuerdo a Art Leaks, they submitted a proposal that was accepted around an event: the marking of the 50th anniversary of the signing of an agreement between former Yugoslavia and Austria, regarding the recruitment of guest workers between the two countries. The artists proposed a durational performance that would act as training for local museums to provide guided tours in Serbian and familiar languages of former Yugoslav guest workers now based in Austria. However, the artists allege censorship after it was revealed Sebastian Kurz, an Austrian politician who advocates strongly for closed borders and harsher immigration laws, was to be a speaker at the opening. The artists allege their budget was suspended, and were given no promotion or marketing support from Q21, resulting in a total lack of visibility within the exhibition’s framework, which ultimately destined the project for failure.

2. Cuba: Artist Danilo Maldonado Machado is detained for performatively celebrating Fidel Castro’s death

Maldonado’s “Pork” (2014), installation as shown in Miami in 2016 (image courtesy Danilo Maldonado Machado)

In November, Cuban dissident artist Danilo “El Sexto” Maldonado Machado was detained by police after he released a video celebrating the death of Fidel Castro. In the video, posted on social media, the artist rants against Castro calling him a “mare.” The Cuban police constituted this as falling under the criminal offense of “disrespect.” This was not the first time Maldonado has been in trouble with the Cuban authorities. In December 2014, he spent 10 months in prison for painting the names “Fidel” and “Raul” on a pair of pigs.

3. China: Exhibition Jian, Rape: Gender Violence Cultural Codes is cancelled at Ginkgo Space Gallery, Beijing

Xiao Lu’s “15 Shots” (2003) (image courtesy Xiao Lu)

Officials closed down an exhibition at Ginkgo Space, a commercial gallery in Beijing’s Sanlitun-Gongti district, which would have been the first show to introduce the idea of gender equality in China. The exhibition, Jian, Rape: Gender Violence Cultural Codes, was to include 32 female and 32 male artists. “The closure by local officials could be a result of sensitivity to any open discussion of human rights in China,” said artist and organizer of the exhibition, Cui Guangxia, to The Art Newspaper.

4. China: Ai Weiwei work flagged and censored at the Yinchuan Biennale

Ai Weiwei’s response on Twitter to his exclusion from the Yinchuan Biennale (image courtesy Ai Weiwei)

Ai Weiwei is no stranger to censorship. In a work scheduled to open this past September, the Chinese artist proposed literally scribbling a red line onto the facade of the Yinchuan Museum of Contemporary Art. The playful work was intended to reflect on the idea of censorship, which is omnipresent in China, but was excluded from the show by the institution’s artistic director, Suchen Hsieh, who sent Ai the following feeble justification:

Bose [Krishnamachari, Indian artist and curator of the biennale] and I invited you to participate in this year’s Yinchuan Biennale because we sincerely admire your artwork. But things change in this world. Even though your project is full of philosophical awareness, an artist’s prestige overshadows his work. The autumn wind is blowing around us. The museum has no choice but to rescind its invitation to you. It’s very unfortunate that the conditions don’t allow us to display your artwork […] This is the second time I must clasp my hands together and bow to you from afar. Please accept my deep apologies.

5. China: Sun Xun’s video work shut down at the private Minsheng Art Museum, Shanghai

Sun Xun (image courtesy Peng Peng)

Artist Sun Xun’s work was censored this past November at the Minsheng Art Museum. De acuerdo a The Art Newsapaper, the work “unable to be shown as part of the exhibition due to non-technical reasons.” It was to be featured in a group exhibition, Everyday Legend, examining trajectories in contemporary Chinese art. Though no reason was given by the Shanghai Cultural Bureau, which is the official organization responsible for policing culture, Xun’s work has become well known for dealing with politically sensitive themes. In an exhibition from 2014 at the Edouard Malingue Gallery in Hong Kong, Xun managed to evade censorship while displaying works that challenged the hegemony of China’s “official” history. While household names like Ai Weiwei and Guo Jian face well-known issues of censorship in China, it is often smaller artists and exhibitions that go unnoticed by Western media.

6. Italy: Officials in Rome censor nude sculptures at Musei Capitolini to accommodate visiting Iranian head of state.

In January, officials in Italy faced a censorship fiasco after censoring famous nude statues in advance of Iranian President Hassan Rouhani’s visit to the Musei Capitolini. As news of the censored works quickly went viral, officials scrambled to save face. The marble sculptures were hidden behind white boxes during the tour given to the Iranian head of state. Italian Culture Minister Dario Franceschini described the censure as “incomprehensible,” while then Italian prime minister, Matteo Renzi, denied knowing anything about it.

7. Romania: Artist Darja Bajagić alleges censorship in row over work depicting Nazi swastika.

Darja Bajagić’s “Bucharest Molly” (image courtesy the artist)

In May of this year, New York-based artist, Darja Bajagić, faced censorship at Bucharest’s Galeria Nicodim for a work entitled “Bucharest Molly” (2016). The motion-activated work depicts a woman in jeans with the words “Heil Hitler,” holding a red a teddy bear embezzled with a swastika oozing black liquid. The piece was commissioned for an exhibition called Omul Negru, curated by Aaron Moulton, and was set to explore “an anthology of evil words and images.” While Bajagić maintains the work was censored on account of its hyperconformity to the theme, Moulton argues it was part of an “editorial process.”

8. Russia: Jock Sturges’s exhibition Absence of Shame is censored in Moscow for depicting images of nude girls.

A protester threw urine on Jock Sturges’s photographs on display at the Lumiere Brothers Center for Photography in Moscow (screenshot via cppoficery on Instagram)

In September, a retrospective of the work of US photographer, Jock Sturges, was censored at the Lumiere Brothers Center for Photography for what state officials described as “propaganda of pedophilia.” The exhibition, Absence of Shame, depicted many of Sturges’s most well-known works, many of them depicting young nude girls, taken while the photographer was documenting nudist colonies in France. Pro-Kremlin Senator Yelena Mizulina, who’s also currently the chairman of the Duma Committee on Family, Women and Children Affairs, said to Russian State TV that “this is propaganda of pedophilia in the most accurate sense of the word.” In an absurdist twist of events not long after Mizulina made her comments, a protester entered the gallery yelling “shame!” before splashing the photographs with a canister full of urine.

9. Saudi Arabia: Palestinian poet Ashraf Fayadh who was previously sentenced to death, will now spend eight years in prison and receive 800 lashes, for his book of poetry allegedly “renouncing Islam.”

Ashraf Fayadh (screenshot via YouTube)

Censorship is perhaps most acutely felt in regimes like Saudi Arabia, where free speech and expression is totally subdued, prohibited, and suppressed. Take the case of Palestinian poet Ashraf Fayadh, member of the London-based nonprofit Edge of Arabia, sentenced earlier this year to eight years in prison and 800 lashes for apostasy. The acclaimed poet, curator, and artist was initially sentenced to death over the case, which provoked a public outcry around the world, including a petition circulated by Amnesty International that received over 44,000 signatures. The case is a chilling example of how censorship and freedom of speech remain curtailed in totalitarian regimes like Saudi Arabia.

10. Serbia: Kamerades Collective cancels exhibition after the artists’ work disappears from the Belgrade Cultural Center.

Four photographs of overpainted posters of the Serbian election campaign 2012 removed without consultation of the artists at the Belgrade Cultural Center (KCB) (image courtesy Artleaks and Kamerades Collective)

Sometimes institutions make the unprecedented move to censor an artwork without even so much as consulting the artists. In March, five days after the opening of an exhibition at the Belgrade Cultural Center, artists from Kamerades Collective say their work disappeared, removed from the gallery’s walls without even so much as their consultation. The works in question, four photographs of overpainted election posters featuring Serbian politicians, were to serve as an integral part of the exhibition visible from the gallery’s window onto the street. According to Ivona Jevtić, director of the Belgrade Cultural Center, the works were removed because the institution needed a special license and permission of the monument preservation office in Belgrade.

11. Singapore: M1 Fringe Festival cancels two of its performances due to government censorship.

Thea Fritz-James’ “Naked Ladies,” censored at M1 Singapore Fringe Festival (image courtesy M1 and Paul John)

In December, M1, Singapore’s Fringe Festival, announced it was cancelling two performances — Ming Poon’s “Undressing Room” and Thea Fitz-James’ “Naked Ladies” — citing an assessment provided to the organizers by the Info-Communications Media Development Authority (IMDA), which stated that the works have exceeded the R18 rating under the Arts Entertainment Classification Code (AEC). The IMDA’s assessment said the works displayed “excessive nudity,” as reported by the Online Citizen. The organizers insisted they would not be willing to compromise or make adjustments to the work.

12. South Korea: South Korea allegedly creates blacklist of 9,000 artists, preventing them from receiving government funding.

The Associated Press broke a story in December alleging a blacklist in South Korea that prevented 9,000 artists deemed unfriendly to the impeached President Park Geun-hye from receiving government funding or using state venues. A special prosecution team will question Mo Chul-min, who was Park’s senior secretary for education and culture from 2013 to 2014, under accusations that there was widespread institutional collusion to actively censor artists who criticized the government’s inaction in a ferry disaster in 2014, which killed 300 people in Busan, South Korea’s second-largest city. AP alleges the blacklist includes some of South Korea’s most recognizable names in art, cinema, theater, and music.

13. Spain: The Museum of Contemporary Art in Barcelona cancels exhibition The Beast and the Sovereign, co-organized with Wurttemberg Kunstverein.

Exhibition shot, MACBA 2015: Sculpture: Ines Doujak, “Not Dressed for Conquering / HC 04 Transport” (2011-ongoing), part of the project “Loomshuttles / Warpaths” (2010-ongoing) (Courtesy Artleaks and MACBA)

Four days into an exhibition at the Museum of Contemporary Art in Barcelona (MACBA), The Beast and the Sovereign, co-produced by the Wurttemberg Kunstverein (WKV) Stuttgart, it was quietly cancelled due to curators’ refusal to remove a sculpture by artist Ines Doujak. The work in question, “Not Dressed for Conquering,” was deemed inappropriate by MACBA director, Bartomeu Mari, on the basis of its morally risqué content. Rather than face criticism from Spain’s vocal Catholic and Conservative groups, Mari took the step of censuring the work, prompting the curators of the exhibition, Hans D. Christ, Iris Dressler, Paul B. Preciado, and Valentín Roma, to cancel the entire exhibition in response. The work also faced some problems at the last São Paulo Biennial, curated by Charles Esche, which came in the form of a verbal report by an education official from the state of São Paulo. A new wall had to be erected for the work with a sign specifying its “potentially inappropriate” content.

14. Turkey: Istanbul gallery Akbank Sanat cancels Post-Peace exhibition.

Akbank Sanat’s space on İstiklal Avenue in Istanbul’s Beyoğlu district (photo courtesy Akbank Sanat)

In February, five days prior to opening, Post-Peace was cancelled by Akbank Sanat in a move the institution cited as responding to the ongoing “delicate situation in Turkey.” Though the precise reason for Akbank Sanat’s cancellation remains unknown, sources close to the situation cited works in the show that dealt with Kurdish identity as a likely reason. Katia Krupennikova, winner of Akbank Sanat’s fourth Annual International Curator Competition, said in response the show was intended to serve as “a place for people to engage with different perspectives on issues relevant in the Turkish context and beyond.” Thankfully, the exhibition has garnered a second life and will be presented in its entirety at the Wurttemberg Kunstverein (WKV) Stuttgart in early 2017.

15. United States: The Red Dot fair in Miami removes anti-Trump art project one day after election.

T. Rutt, “Flag desecration artwork” (2016) (image courtesy T. Rutt)

In November, the Red-Dot Art Fair in Miami decided to remove the work of leftist art collective, t.Rutt, who spent much of 2016 following the Donald Trump campaign in a repurposed tour bus of the President-elect. Part of what irked organizers was a large flag included in the work, which T. Rutt embroidered with Trump’s comments from the leaked Access Hollywood tape. In response, Eric Smith, president and CEO of the Ohio-based Redwood Media Group (which acquired Red Dot earlier this year), said in an email to Hyperallergic that, “In light of the surprising results [of the election], I’ve decided to pass on both the bus display and flag.” It’s indeed a sad day when rather than censuring an admitted sexual predator’s ability to assume America’s highest office, the work of artists repurposing and spreading Trump’s lascivious comments are censored instead.

Looking Forward: 2017

In 2017, it gives me no pleasure to predict that artists will remain acutely under threat by various forms of overt and covert censorship. Ultimately, censorship suspends our ability to reason and make sense of the world. However, the consequences of censorship are qualitatively different in countries that actively police it. As such, the effect it has on the arts radically differs from country to country. At best, censorship keeps citizens from deliberating or otherwise knowing about crucial social and political issues. At worst, censorship imprisons and kills those who cross its threshold. To endure self-censorship, is to endure a blinding ignorance, a fogging of the logos. To endure overt censorship, conversely, is to experience something much more terrifying: physical danger that renders artists and journalists totally vulnerable, exposed to the violent mechanisms of the state. In contemporary art, perhaps one of the last vestiges of free speech in the West, artists have a responsibility to continuously call into question, probe, and critique the world around them.


8. Charlie Sheen

The man who was one of the highest paid actors took his stupidity and drug addiction to an unforgivable level and destroyed his career in seconds. The painful decline of this film star began when he got fired from television shows for several reasons including drug addictions and anti-Semitic comments. His derogatory comments about Chuck Lorre gave his career a red signal and his acts of stupidity got covered and broadcasted by mainstream media. Sheen told media persons, during several TV and radio interviews, that he was a “warlock” and that too with “tiger blood.” His insanity went to a level that he even started uploading videos of himself smoking and cursing his employers. According to him, he was a rock star from Mars. He was right, of course, because his acts were not at all normal and were completely different from anyone living on earth. He also revealed that he had HIV and he after knowing this fact, he had sexual relations with around 200 partners.


11 Jaw-Dropping Scandals from the Turn of the Century

Debauchery, skullduggery, and other –erys were rampant in late 19th and early 20th century society. Check out 11 scandals that caused more than one decent citizen to nearly drop her hand fan.

1. The First Trial of the Century

Evelyn Nesbit arrived in New York City in 1900 as a 15-year-old ingénue, climbing the social ranks and forging a modeling career. She also attracted her share of inappropriate attention, including untoward advances from 50-something Stanford White. When Nesbit’s husband, Harry Thaw, learned of White’s sexual impropriety years after the fact, he did what any gentleman would do: He shot White dead in front of hundreds of witnesses. Thaw was no prize himself—he had a reputation as a cocaine fiend and woman-beater—but the public nonetheless sided with him over White, who was married at the time of his indiscretion (Nesbit, who would marry Thaw later, was not then attached). Thaw was committed to a mental institution before being released in 1915.

2. The Preacher and the Parishioner

An incendiary speaker, Reverend Henry Ward Beecher was quite possibly the most famous minister of 19th century America. Despite all the goodwill equity he had built up over the years, the public was aghast when Beecher was accused of sleeping with a married parishioner in 1872. The woman’s husband, Theodore Tilton, sued Beecher in 1875 for the act of “criminal conversation” and demanded $100,000 in restitution. The jury found him not guilty he resumed his pulpit, and spent the next decade campaigning for presidents and commenting on public affairs.

3. The Affairs of Lady Mordaunt

The collective skirts of Victorian society were practically blown off by the news that married socialite Lady Harriet Mordaunt had been carrying on with the Prince of Wales and other partners in 1870s Warwickshire. Mordaunt confessed to her husband, Charles, after her child was suspected of having syphilis. When Charles demanded a divorce, Harriet attempted to evade a separation by claiming insanity, eating coal, and smashing dishes. The ruse worked a little too well: She was hauled off to a mental institution.

4. The Black Dress That Caused Pandemonium

French artist John Singer Sargent hoped his work would draw notice, but he could never have imagined the hysteria that followed his Portrait of Madame X. An oil painting completed in 1884, Sargent used socialite Virginie Gautreau as his model, depicting her wearing a black dress held up by two narrow straps. Parisian culture took one look at her naked shoulders and wedding ring and assumed the worst. Sargent was demonized: His career in tatters, he headed for a fresh start in London. Virginie was forever shunned by high society.

5. The Married Couple Handbook

1877 was not a good year to argue against sexual repression. It was particularly egregious if you happened to be a feminist or an atheist, which Annie Besant and Charles Bradlaugh were, respectively. The two took it upon themselves to republish a work titled Fruits of Philosophy: or The Private Companion of Young Married Couples, a how-to in contraceptive habits. So damaged were delicate public sensibilities that Besant and Bradlaugh were put on trial. (This was not unexpected, as previous publishers had been arrested and indeed, getting their case to trial was their goal, in order to challenge a new obscenity law.) A jury found the work indecent but preferred not to hold them responsible for it. (The judge disagreed, sentencing them to 6 months in prison, but that got overturned on a technicality.) Despite warnings, they kept selling the book. The case is credited with raising awareness of birth control.

6. The One-Piece Swimsuit

To understand famed Australian swimmer Annette Kellerman’s bravado, you have to have a grasp on how hopelessly proper the beaches of the early 1900s were. Australia had banned daylight swimming or bathing, and female swimsuits were almost religious affairs, covering the wearer from head to toe. But Kellerman rejected this notion, preferring a tighter one-piece suit that left the arms and legs bare. She was arrested in 1907 for subjecting fellow beach-goers in Massachusetts to such horrors.

7. Grover Cleveland’s Campaign Woes

Cleveland will go down in history as the 22nd and 24th President of the United States, but his first term in office was nearly waylaid by a campaign scandal. In 1874, it was revealed that he had fathered an illegitimate child and was paying the mother support. Cleveland was still able to capture the vote by owning up to the incident—though he was a bit of a glutton for punishment, later marrying a woman 27 years his junior while still in the White House.

8. The Tranby Croft Affair

Mustaches bristled when a gaming scandal involving the Prince of Wales become the talk of Britain in 1890. The prince was playing at the estate of Arthur Wilson, who hosted a card game that also included army officer William Gordon-Cumming. As the games continued, the party noticed Gordon-Cumming was altering his bet after the cards had been dealt. After some likely exclamations of “I say!” and protracted harrumphing, both Gordon-Cumming and the prince were dragged through public mud. Cheating was bad, but gambling was no better: It was illegal.

9. Mary Pickford, Divorcée

Silent film star Pickford tested her audience’s adoration of her by committing an unthinkable act: She divorced her husband, Owen Moore, in 1920, and married Douglas Fairbanks less than a month later. The two had tried to keep their affair a secret, as Fairbanks was also married. Once word got out, Pickford’s career might have been derailed if not for the fact that Moore was reported to be abusive. Pickford’s action evolved from scandalous to courageous, and her reputation emerged unscathed.

10. The Rainbow Trial

D.H. Lawrence, author of the controversial Lady Chatterley’s Lover, also faced criticism for an earlier novel depicting sexual acts, 1915’s El arcoiris. Publisher Methuen was nervous off the bat, fearing the UK’s Obscene Publications Act of 1857 would bring trouble they even resorted to edits without Lawrence’s knowledge. After an outcry and trial, all copies were burnt and their sale prohibited.

11. The Dancing Marquis

Henry Paget may not have invented the phrase “spoiled brat,” but he certainly did enough to cement its definition. After his father died in 1898, Paget, the 5th Marquis of Anglesey, inherited property that earned roughly £110,000 annually (today, that would be equivalent to £55 million). He proceeded to spend his windfall on complete frivolity that captivated the public and press: He collected silk gowns, covered his bedroom in velvet, and even modified his car’s exhaust to spray perfume. He was so material-minded that his wife, Lilian, demanded an annulment, allegedly because he preferred to cover her naked body in jewels rather than make love.

Paget went on to build a playhouse so he could perform with a hired repertory company: His specialty was a fluid, vaguely erotic dance routine. By 1904, his spending had so far outpaced his bank account that he sold most of his belongings to pay off his debts—not even his parrot was safe from creditors.

The Newport Bellacourts have never met a scandal they didn’t like. Tune in to Comedy Central Tuesdays at 10:30/ 9:30c on Comedy Central and on the Comedy Central app to see what they're up to next.


Ver el vídeo: La Lista Negra de Hollywood (Diciembre 2021).