Noticias

28 de noviembre de 1943

28 de noviembre de 1943

28 de noviembre de 1943

Noviembre

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930
> Diciembre

General

Inicio de la Conferencia de Teherán entre los líderes aliados de los "Tres Grandes" (hasta el 1 de diciembre)

Guerra en el mar

El submarino alemán U-86 perdió con todas las manos en el Atlántico.



Segunda Guerra Mundial hoy: 28 de noviembre

1939
La Unión Soviética denuncia el pacto de no agresión de 1932 con Finlandia.

El gabinete australiano está de acuerdo con el envío de tropas australianas al extranjero.

1940
Película antisemita Der Ewige Jude (El judío eterno) se lanza en Alemania.

1941
Sobrecargado y escaso de suministros, el III Panzerkorps evacua Rostov y se retira al río Mius, a 30 millas al oeste.

El portaaviones USS Enterprise sale de Pearl Harbor para entregar cazas F4F Wildcat a Wake Island. Esta misión salva al portaaviones de la destrucción cuando los japoneses atacan Pearl Harbor.

1943
La conferencia cumbre de Teherán comienza con Churchill, Roosevelt y Stalin, quienes discuten el futuro de la Alemania y Polonia de la posguerra.

Continúa la ofensiva del Octavo Ejército en Sangro, estableciéndose una segunda cabeza de puente.

1944
El Noveno Ejército de los Estados Unidos llega al Roer desde Julich hasta Linnich. El Primer Ejército francés cierra sus tenazas en Bumhaupt, pero solo una parte del 63º Cuerpo alemán está atrapada, 17.000 prisioneros y 120 cañones han sido tomados desde el 14 de octubre.

Los aliados abren el puerto de Amberes, Bélgica, cuando llega el primer convoy de barcos de suministro. Albania está asegurada por partisanos mientras los alemanes evacuan.

El actor británico Arthur Treacher acepta ser sorteado en una serie de manifestaciones de bonos a la persona que compre la mayor cantidad de bonos de guerra. Treacher, quien ha hecho una carrera jugando al mayordomo perfecto, trabajará como mayordomo en una ocasión que elija el ganador.

1945
Las cifras oficiales de víctimas de Hiroshima y Nagasaki se anuncian entre 110.000 y 165.000 muertos.


Foto, impresión, dibujo Roosevelt, Stalin y Churchill en el pórtico de la embajada rusa en Teherán, durante la conferencia - Nov. 28 - 1 de diciembre de 1943

Para obtener orientación sobre la compilación de citas completas, consulte Citando fuentes primarias.

  • Asesoramiento sobre derechos: No se conocen restricciones de publicación.
  • Número de reproducción: LC-USZ62-32833 (copia de película en b & ampw neg.)
  • Número de llamada: PRES FILE - Roosevelt, F.D - International Conferences - Teherán [item] [P & ampP]
  • Asesoramiento de acceso: ---

Obtener copias

Si se muestra una imagen, puede descargarla usted mismo. (Algunas imágenes se muestran solo como miniaturas fuera de la Biblioteca del Congreso debido a consideraciones de derechos, pero tiene acceso a imágenes de mayor tamaño en el sitio).

Alternativamente, puede comprar copias de varios tipos a través de los Servicios de duplicación de la Biblioteca del Congreso.

  1. Si se muestra una imagen digital: Las cualidades de la imagen digital dependen en parte de si se hizo a partir del original o de un intermedio, como un negativo de copia o una transparencia. Si el campo Número de reproducción anterior incluye un número de reproducción que comienza con LC-DIG. luego hay una imagen digital que se hizo directamente del original y tiene una resolución suficiente para la mayoría de los propósitos de publicación.
  2. Si hay información en el campo Número de reproducción anterior: Puede utilizar el número de reproducción para comprar una copia de Duplication Services. Se elaborará a partir de la fuente que figura entre paréntesis después del número.

Si solo se enumeran fuentes en blanco y negro (& quotb & w & quot) y desea una copia que muestre color o tinte (suponiendo que el original tenga alguno), generalmente puede comprar una copia de calidad del original en color citando el número de clasificación mencionado anteriormente y incluyendo el registro del catálogo (& quotAcerca de este artículo & quot) con su solicitud.

Las listas de precios, la información de contacto y los formularios de pedido están disponibles en el sitio web de Duplication Services.

Acceso a originales

Utilice los siguientes pasos para determinar si necesita completar una hoja de llamada en la Sala de lectura de impresiones y fotografías para ver los artículos originales. En algunos casos, se encuentra disponible un sustituto (imagen sustituta), a menudo en forma de imagen digital, copia impresa o microfilm.

¿El artículo está digitalizado? (Una imagen en miniatura (pequeña) será visible a la izquierda).

  • Sí, el artículo está digitalizado. Utilice la imagen digital en lugar de solicitar el original. Todas las imágenes se pueden ver en tamaño grande cuando se encuentra en cualquier sala de lectura de la Biblioteca del Congreso. En algunos casos, solo están disponibles imágenes en miniatura (pequeñas) cuando se encuentra fuera de la Biblioteca del Congreso porque el artículo tiene derechos restringidos o no se ha evaluado para restricciones de derechos.
    Como medida de conservación, generalmente no servimos un artículo original cuando hay una imagen digital disponible. Si tiene una razón convincente para ver el original, consulte con un bibliotecario de referencia. (A veces, el original es simplemente demasiado frágil para servir. Por ejemplo, los negativos fotográficos de vidrio y película están particularmente sujetos a daños. También son más fáciles de ver en línea cuando se presentan como imágenes positivas).
  • No, el objeto no está digitalizado. Vaya al n. ° 2.

¿Los campos de Advertencia de acceso o Número de llamada anteriores indican que existe un sustituto no digital, como un microfilm o copias impresas?

  • Sí, existe otro sustituto. El personal de referencia puede dirigirlo a este sustituto.
  • No, no existe otro sustituto. Vaya al n. ° 3.

Para ponerse en contacto con el personal de referencia en la sala de lectura de impresiones y fotografías, utilice nuestro servicio Pregunte a un bibliotecario o llame a la sala de lectura entre las 8:30 y las 5:00 al 202-707-6394 y presione 3.


Archivo de datos: Conferencia de Teherán

Localización: Teherán
Jugadores: El primer ministro británico Winston Churchill, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, el líder ruso Josef Stalin.
Salir: Se confirmaron los desembarcos de Normandía y, poco después de la conferencia, los generales Eisenhower y Montgomery fueron nombrados comandantes.


Sentado en el pórtico de la embajada rusa en Teherán, Joseph Stalin viste la Orden de la Estrella Roja en su túnica El presidente Roosevelt viste un atuendo de civil y el Primer Ministro Churchill viste el uniforme de un mariscal de la RAF ©

Stalin usó a Teherán para probar el compromiso estadounidense y británico con el Segundo Frente de la alianza. "¿Los británicos realmente creen en la Operación Overlord o solo lo dicen para tranquilizar a la Unión Soviética?" preguntó. Para mayor tranquilidad, Stalin solicitó que se nombrara un comandante en el plazo de una semana después de la finalización de la conferencia.

Churchill y Roosevelt estuvieron de acuerdo, y Roosevelt hizo el nombramiento el 5 de diciembre. Eisenhower había asumido el papel de Comando Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada. El mariscal de campo británico Montgomery (uno de los generales más famosos de la Segunda Guerra Mundial del Reino Unido) fue nombrado comandante de tierra porque se consideraba que el fuerte de Eisenhower era la estrategia en lugar de la táctica militar.

Se decidió que la Operación Overlord coincidiría con la Operación Bagration (la responsabilidad de Stalin en el Teatro Occidental). Se fijó una fecha para el Día D para el 22 de junio de 1944, el aniversario del ataque de Hitler a la Unión Soviética. (Inicialmente, Overlord había sido planeado para mayo).

Stalin también confirmó que la Unión Soviética se uniría a la guerra contra Japón tras la derrota de Alemania. Se discutió la participación de Turquía en la guerra, al igual que el futuro de Polonia y Finlandia y el apoyo a los partisanos liderados por Tito en Yugoslavia. Finalmente, además del debate en la Conferencia de Moscú, se llevó a cabo un debate sobre la división de Alemania en la posguerra.

Los archivos de hechos de esta cronología fueron encargados por la BBC en junio de 2003 y septiembre de 2005. Obtenga más información sobre los autores que los escribieron.


28 de noviembre de 1943 - Historia

Discurso de Robert F. Smith & # 8217 en Morehouse College

Préstamos para estudiantes graduados de Morehouse a ser pagados por multimillonario por Audra D. S. Burch y David Gelles

John Cooper es uno de los 396 graduados universitarios de Morehouse cuyos préstamos estudiantiles serán pagados por la familia de Robert F. Smith, el inversionista multimillonario que habló en la graduación de la universidad. Crédito Crédito Audra Melton para The New York Times

Los 396 jóvenes comenzaron el día como estudiantes con toga y birrete, listos para graduarse de Morehouse College, llenos de esperanza, pero agobiados en la mayoría de los casos con las deudas que financiaban su educación.

Luego, su orador de graduación se salió del guión con una promesa extraordinaria: los alumnos recién nombrados de la universidad históricamente negra de Atlanta irían al mundo como estudiantes libres de deudas.

Robert F. Smith, el inversionista multimillonario que fundó Vista Equity Partners y se convirtió en el hombre negro más rico de Estados Unidos, le dijo a la multitud que él y su familia pagarían la deuda estudiantil de toda la clase graduada, liberándolos para comenzar su próximo capítulo, ya sea era un programa de maestría, un puesto en Teach for America o una pasantía en Goldman Sachs, sin los pagos del préstamo de qué preocuparse.

El anuncio se produjo en un momento de crecientes pedidos en todo el país para hacer algo con respecto a la creciente carga de la deuda de préstamos estudiantiles, que se ha más que duplicado en la última década. Candidatos presidenciales como Elizabeth Warren han hecho de la cancelación de la deuda un elemento clave en sus plataformas de campaña, y algunos estados e instituciones se están moviendo para hacer que la matrícula universitaria sea gratuita. Para leer más, vaya al enlace de abajo:


Avión se estrella sobre la Antártida

Un avión turístico neozelandés que viajaba sobre la Antártida se estrella, matando a las 257 personas a bordo, el 28 de noviembre de 1979. Fue el peor accidente aéreo en la historia de Nueva Zelanda & # x2019s.

Durante la década de 1970, los viajes aéreos a la Antártida se hicieron más populares, ya que los turistas buscaban ver el continente aislado y misterioso en el fondo del mundo de primera mano. Las excursiones de un día desde Nueva Zelanda brindaron a la gente vistas maravillosas de la plataforma de hielo de Ross. Sin embargo, los viajes plantearon un peligro, ya que los vuelos a la Antártida pueden ser problemáticos.

Las vastas llanuras de hielo no proporcionan prácticamente ningún punto de referencia visual para los pilotos y las brújulas magnéticas son inútiles tan cerca del Polo Sur. El McDonnell Douglas DC-10 que transportó a 257 personas a la Antártida el 28 de noviembre fue pilotado por cinco oficiales que no tenían experiencia en volar al continente helado. Para empeorar las cosas, los datos ingresados ​​en el perfil de vuelo eran incorrectos. Cuando se utilizaron estos mismos datos en vuelos anteriores, no se encontraron problemas porque la visibilidad era buena. Sin embargo, la mala visibilidad del 28 de noviembre provocó un error fatal del piloto.

Mientras el avión se dirigía sobre la plataforma de hielo de Ross, el piloto descendió por debajo de las nubes para que los pasajeros pudieran ver mejor. Se suponía que el piloto se mantendría por encima de los 6,000 pies en todo momento, pero bajó a 1,500 pies debido al cielo nublado. Debido a los datos incorrectos en el perfil de vuelo, el piloto no sabía que su descenso se produjo cuando el avión llegó al Monte Erebus, un volcán de 12,444 pies. El avión se estrelló contra la ladera de la montaña a 300 millas por hora. No hubo supervivientes.


Amor y compatibilidad para el zodiaco 28 de noviembre

Los amantes nacidos el 28 de noviembre son románticos y apasionados. Como nativos de Sagitario, apuntan alto en todos los asuntos de la vida, por lo que también son muy pretenciosos cuando se trata de amor. Para este nativo ambicioso, el amor y el compromiso se colocan en un segundo lugar y el que está a su lado debe estar preparado para comprenderlos y apoyarlos incondicionalmente. Puedes conquistar el corazón de Sagitario si verificas muchos de los elementos de su lista de atributos que debería tener su pareja.

Creen en el amor a primera vista y no necesitan mucho tiempo para encariñarse con alguien. Son personas extremadamente enamoradas y, a veces, esta actitud los hará propensos a la desilusión. Están acostumbrados a vivir intensamente todos los aspectos de su vida y sus relaciones no son una excepción. Es probable que se enamoren a una edad temprana, ya que son personas atractivas y positivas. En cuanto a su vida familiar, se casarán cuando estén completamente listos y probablemente serán padres geniales si eligen tener una gran familia. Son más compatibles con los nacidos los días 4, 6, 8, 13, 15, 17, 22, 24, 26 y 31.

28 de noviembre Las personas del zodíaco se sienten más atraídas por los otros signos de fuego: Aries y Leo, ya que tienden a compartir la misma visión de la vida. Enamorado, Sagitario busca permanentemente un compañero relajado y creativo y lo mejor para ofrecerles es el nativo nacido bajo Géminis. Se dice que el amante en Sagitario es menos compatible con Escorpio. En cuanto al resto de asociaciones entre los otros signos estelares y Sagitario, ya sabes lo que dicen, las estrellas predisponen pero la gente dispone.


Batalla de las Ardenas: La 28.a División de Infantería del Ejército de los EE. UU. Y el 110.o Equipo de Combate del Regimiento # 8217 alteraron el calendario alemán

Agosto de 1944 fue un mes desastroso para el Tercer Reich. En Occidente, los ejércitos estadounidense, británico y canadiense habían impulsado el Wehrmacht fuera de Francia y de regreso a la Línea Siegfried. En Oriente, la situación era aún peor. El Grupo de Ejércitos Centro, que defendía el este de Polonia, fue aplastado por la ofensiva de verano soviética, y ahora un torrente de vengativos soldados del Ejército Rojo se dirigía hacia el oeste hasta las fronteras de la propia Alemania.

Se necesitaba una acción radical si Adolf Hitler iba a tener alguna posibilidad de alterar drásticamente el curso de la guerra. Una ofensiva de principios de invierno en el Este sería de poco valor. No solo el clima y la topografía probablemente derrotarían tal impulso, sino que incluso si tuvieran éxito, como mucho solo resultaría en la destrucción de aproximadamente 25 divisiones soviéticas y ganancias territoriales limitadas. En vista del tamaño de las fuerzas que los rusos tenían a su disposición, tal éxito tendría poco efecto en la situación general en el Este.

En Europa occidental, sin embargo, las cosas no fueron tan sombrías. Una ofensiva lanzada a través de la región boscosa de las Ardenas podría proporcionar la Führer con los resultados decisivos que necesitaba. Quizás en el mayor triunfo del Tercer Reich, fue allí en 1940 donde el general Heinz Guderian abrió un agujero en las líneas francesas, cruzó el río Mosa por debajo de Sedan y corrió hacia el mar en solo dos semanas. Las Ardenas tenían, por tanto, una cierta atracción emocional. Además, las tropas estadounidenses que ahora defendían la región aún tenían que luchar en una campaña de invierno y, si el ataque podía organizarse rápidamente y lanzarse lo suficientemente temprano en los meses de invierno, el clima podría reducir notablemente la efectividad de la cobertura aérea aliada.

Todos los factores parecían apuntar a las Ardenas como el lugar donde los alemanes lanzarían su última gran ofensiva. Habiendo decidido su curso, Hitler comenzó a despojar a las unidades más necesitadas del Frente Oriental y peinar el Reich en busca de mano de obra adicional para fortalecer sus maltrechas formaciones. También acumuló combustible precioso y vehículos blindados. Conscientes de que la sorpresa era un componente fundamental del éxito, los alemanes llevaron a cabo estos preparativos con el mayor secreto.

A través de la tacañería y el sigilo, durante la caída de & # 821744, el Führer pudo reunir una fuerza de ataque cuyo tamaño y fuerza no habían sido vistos por los soldados alemanes durante años. Como gesto final para convencer a los aliados de que los alemanes no tenían ningún plan para una ofensiva, la última apuesta de Hitler se denominó Operación. Wacht am Rhein (Mira sobre el Rin).

los FührerEl plan de & # 8216 requería dos ejércitos panzer, el Quinto y el Sexto & # 8211, que constaba de siete blindados, un paracaídas y ocho Volksgrenadier divisiones & # 8211 para atravesar tres divisiones de infantería estadounidenses, la 99, 106 y 28, que se extendieron a lo largo de la frontera de las Ardenas & # 8217 con Alemania.

Después de romper la línea estadounidense, los dos ejércitos panzer debían avanzar hacia el noroeste hasta el puerto belga de Amberes y el mar, dividiendo la línea aliada en dos. Otros dos ejércitos alemanes, el XV y el Séptimo, protegerían los flancos norte y sur del principal avance alemán. Hitler esperaba que tal golpe dividiría la unidad de la alianza aliada y haría que se desmoronara o, al menos, interrumpiría tanto el avance de los aliados occidentales que podría trasladar las fuerzas muy necesarias hacia el este para contrarrestar el avance. Amenaza comunista.

Una de las unidades principales de la operación fue el General Heinrich von Lüttwitz y el XLVII Cuerpo Panzer del general Hasso von Manteuffel y el Quinto Ejército Panzer. El cuerpo panzer de Lüttwitz & # 8217 debía romper las líneas estadounidenses entre las pequeñas ciudades de Marnach y Weiler, tomar dos carreteras principales que iban de este a oeste a través de esas ciudades y cruzar el río Clerf en el primer día de la ofensiva. Después de romper la línea estadounidense, los tanques de Lüttwitz & # 8217 debían pasar por la ciudad de Bastogne en el cruce de caminos en el segundo día y tomar los puentes sobre el Mosa, al sur de Namur y Dinant. Además de los objetivos territoriales, Lüttwitz recibió instrucciones de apoyar el viaje del Sexto Ejército Panzer del General Josef & # 8216Sepp & # 8217 Dietrich & # 8217 a Amberes y el mar. Las claves de la operación, en la mente de Hitler, fueron la velocidad y la audacia, tal como lo habían sido en 1940.

A diferencia de muchas otras formaciones en esta última etapa de la guerra, el XLVII Cuerpo Panzer estaba compuesto enteramente por divisiones del ejército. El comando de Lüttwitz & # 8217 consistía en el segundo Panzer, Panzer Lehr y 26 Volksgrenadier divisiones. El segundo fue muy apreciado por muchos en el ejército alemán porque era uno de los Wehrmacht& # 8216s tres divisiones panzer experimentales originales. Desde el comienzo de la guerra, había tenido un amplio servicio en Francia y Rusia antes de ser retirado de la vorágine para descansar y reacondicionarse a principios de 1944.

Después de ser reconstituido, el segundo fue asignado a la defensa del Muro Occidental. Entre junio y agosto de 1944, el segundo participó en los combates en Normandía & # 8217s bocage país, sólo para ser rechazado por fuerzas aliadas superiores, rodeado y casi destruido durante la campaña siguiente. Después de las desastrosas batallas de Normandía, lo que quedaba de la división fue sacado juiciosamente de las líneas y enviado a Wittlich, en el área de Schnee-Eifel en Alemania. Una vez en la retaguardia, la división recibió nuevo equipamiento y absorbió los restos de la 352 División de Infantería, que también había sido destruida durante los brutales combates en Francia.

Apenas dos días antes de que se suponía que comenzaría la operación, la división reconstituida fue puesta bajo el mando del coronel Meinrad von Lauchert. Aunque Lauchert era un oficial capaz que había servido en el Panzertruppen desde 1924, tenía poco tiempo para familiarizarse con su entorno y ni siquiera había tenido la oportunidad de reunirse con todos los comandantes de su regimiento antes del ataque.

Panzer Lehr fue otro de los Wehrmacht& # 8216s principales divisiones. Formado oficialmente el 10 de enero de 1944, en el área de Nancy-Verdun de Francia a partir de varias unidades blindadas de entrenamiento y demostración, Panzer Lehr había recibido su bautismo de fuego contra los soviéticos en Hungría. Después de ayudar a ralentizar temporalmente los avances soviéticos en el este, la división había sido trasladada rápidamente a Francia para tratar de detener la marea de fuerzas británicas y estadounidenses que arrasaban Normandía. Una de las formaciones blindadas más fuertes del ejército alemán, Panzer Lehr luchó contra los aliados en Caen y St. Lô hasta que, como el segundo, escapó del Falaise Pocket y fue sacado de las líneas para ser reconstituido. Para Wacht am Rhein, la división quedó bajo la dirección de su comandante original, el teniente general Fritz Bayerlein.

El arma final en el arsenal del general Lüttwitz & # 8217 fue la 26a. Volksgrenadier División, a la que se le asignó la tarea de infiltrarse en las posiciones estadounidenses y crear brechas lo suficientemente grandes como para permitir Panzer Lehr para pasar a Bastogne y el Mosa sin obstáculos. El 26 Volksgrenadier tuvo sus orígenes en la 26ª División de Infantería. Después de que esa unidad fue virtualmente destruida en las feroces batallas en Rusia en septiembre de 1944, los miembros supervivientes de la división fueron enviados al oeste de Polonia al área de entrenamiento de Warthelager para descansar y reacondicionarse. Allí, la división se reconstituyó con lo que quedaba de la 582 División de Infantería, junto con nuevos reclutas y personal peinado de las filas de la Armada y la Fuerza Aérea. Para inspirar a los hombres de este comando ad hoc, así como a las muchas otras divisiones alemanas que se están formando a partir de las piezas y partes de otras divisiones destrozadas, en 1944 Hitler denominó estas nuevas formaciones Volksgrenadiers (personas y granaderos). El nuevo 26 de 12.000 hombres Volksgrenadier La división se le dio al general de división Heinz Kokott, un veterano robusto y meticuloso de muchas campañas.

Sobre las objeciones iniciales de Hitler, el general Manteuffel declinó la oportunidad de preceder su ataque con un bombardeo prolongado. Era la intención de Manteuffel & # 8217 lograr la sorpresa al comienzo de la ofensiva haciendo que su infantería se infiltrara a través de las posiciones de avanzada estadounidenses antes de la luz del sol. Una vez en su lugar, estos hombres podrían tomar rápidamente los puntos fuertes estadounidenses y despejar el camino para las siguientes unidades. Una vez que se tomaron las posiciones estadounidenses, los tanques avanzarían y correrían hacia el mar sin control. El general Kokott destacó la intención de Manteuffel en sus órdenes a sus comandantes subordinados: El éxito o el fracaso de la operación depende de un impulso incesante y obstinado hacia el oeste y el noroeste. Las oleadas de ataque del ataque no deben ser retrasadas o atadas por ninguna forma de resistencia & # 8230.Bastogne debería caer en el segundo día de la operación o al menos estar rodeada para entonces. & # 8217

De pie en el camino de Lüttwitz, estaban los hombres de la 28.a División de Infantería del Ejército de los EE. UU. Y el 110.o Equipo de Combate del Regimiento (RCT) del Ejército de los EE. UU. El 110º RCT consistió en el 110º Regimiento de Infantería y unidades adjuntas. Todo el equipo estaba comandado por el coronel William Hurley Fuller, un cascarrabias oficial del Ejército Regular y veterano de la Primera Guerra Mundial que quería redimirse. Unos meses antes, durante la campaña de Normandía, Fuller había comandado un regimiento en la 2.ª División de Infantería. Cuando su regimiento no logró alcanzar los objetivos asignados según lo ordenado, Fuller fue relevado del mando. Sin embargo, una vez que París fue liberada, Fuller pudo convencer a su antiguo compañero de armas, el teniente general Troy Middleton, comandante del VIII Cuerpo, para que le diera otra oportunidad. Middleton, que se vio obligado a buscar comandantes de reemplazo para varios regimientos, dio a Fuller el mando del 110º Regimiento de Infantería a fines de noviembre de 1944 después de que su comandante, el coronel Theodore Seeley, fuera herido. En diciembre, el 110 ° RCT consistió en tres batallones de fusileros Compañía B, 109 ° Batallón de Artillería de Campaña Batería C, 687 ° Compañía de Artillería de Campaña B, 103 ° Compañía de Ingenieros B, 103 ° Batallón Médico Compañía B, 630 ° Batallón de Destructores de Tanques y Batería A, 447 ° Artillería Antiaérea Batallón.

La 28.a División había sido anteriormente un componente de la Guardia Nacional de Pensilvania. Después de la movilización, la división había sido entrenada para participar en la invasión de Francia. El 22 de julio de 1944, seis semanas después del Día D, el 28 fue enviado a Francia y rápidamente enviado al frente. Luchó con distinción durante toda la campaña de Normandía y, el 29 de agosto, tuvo el privilegio de representar a los Estados Unidos durante las ceremonias de celebración de la liberación de París. Sin embargo, los hombres de la división no tuvieron la oportunidad de disfrutar de la Ciudad de la Luz. Después de marchar por París, fueron enviados inmediatamente al frente. Una vez fuera de París, el 28, ahora bajo el mando del mayor general Norman D. Cota, reanudó su viaje hacia el este. El 7 de septiembre, la división entró en Luxemburgo, cruzó el río Our al sur de Clervaux y se convirtió en la primera división aliada en romper la línea de Siegfried de Alemania.

Luego, el 28 se trasladó a las proximidades de Rott, en el borde occidental del bosque de Hürtgen. A medida que asimilaba nuevos reclutas, a la división se le asignó el trabajo de capturar a Schmidt y los bosques que rodeaban la ciudad. La 9.ª División había intentado asegurar el área unas semanas antes y había sido masacrada. Después de la falla del noveno y # 8217, el 28 fue enviado a la brecha y, sin el apoyo de otras unidades del Primer Ejército, recibió un trato similar por parte de los defensores alemanes del bosque y # 8217.

Después de su derramamiento de sangre en Hürtgen, la 28.a División fue enviada a las Ardenas, que el Comandante Supremo Aliado Dwight D. Eisenhower consideraba un área tranquila donde las nuevas divisiones podían recibir experiencia y las unidades cansadas de la batalla podían descansar. Allí, lo que quedaba de la división comenzó a acoger a miles de nuevos reclutas para reemplazar las bajas perdidas durante las campañas de verano y otoño. Pero aunque las Ardenas se consideraban un sector tranquilo, los hombres todavía ocupaban posiciones en la línea del frente. La porción 28 y # 8217 del frente era un sector de 25 millas de largo que era más de tres veces el área que normalmente se esperaba que defendiera una división de infantería. Al 110 se le asignó la sección central vulnerable de la línea. Para hacer la tarea aún más desafiante, el regimiento mantuvo esta porción del frente con solo dos de sus tres batallones, el 1º y 3º. El batallón restante del regimiento # 8217, el segundo, se mantuvo detrás de las líneas en Donnange y Wiltz, donde sirvió como la única reserva de infantería de la división.

La mayor parte del 110 se desplegó a lo largo de la autopista St. Vith-Oiekirch. Conocida por los estadounidenses como & # 8216Skyline Drive, & # 8217, la carretera era una carretera de superficie dura que corría paralela a la frontera entre Luxemburgo y Alemania y dominaba el río Our y Alemania al este y el río Clerf y Luxemburgo al oeste. A lo largo de este camino, que se extendía a unas dos millas de cada río, el coronel Fuller desplegó sus dos batallones a lo largo de una serie de puntos fuertes: la Compañía A, 110, tenía a Heinerscheid, tres tripulaciones de ametralladoras de la Compañía D sostenían a la Compañía B Reuler y cinco cañones remolcados de 57 mm desde el 630º Batallón de Destructores de Tanques tenía las Compañías K y B de Marnach, el 103º de Ingenieros, la Compañía L de Hosingen, la Holzthum y la Compañía I, Weiler. La mayoría de estas ciudades, a excepción de Hosingen, estaban en carreteras que iban de este a oeste desde el río Our y las líneas alemanas hasta la retaguardia estadounidense. Creyendo que se encontraban en una zona tranquila y que los alemanes estaban demasiado golpeados para lanzar un ataque por su cuenta, Fuller permitió que sus hombres ocuparan sus posiciones durante las horas del día y se retiraran a lugares más cálidos por la noche. Durante las horas de oscuridad, las posiciones estadounidenses de vanguardia se mantuvieron levemente.

Detrás de estos puntos fuertes estaban las reservas de Fuller. En la ciudad turística de Clervaux se encontraba el puesto de mando 110 y # 8217, la Compañía del Cuartel General, la Compañía de Suministros, algunas de las Compañías Cannon y las Compañías D y B del 103º Batallón Médico. La Compañía C estaba en Munshausen, las Compañías M y A de la 447a Artillería Antiaérea estaban en Consthum, y la 109a Artillería de Campaña y la Batería C de la 687a Artillería de Campaña se desplegaron a lo largo de la pendiente inversa de la cresta entre Clervaux y Consthum.

En total, el 110º RCT contó con unos 5.000 hombres en la noche del 15 de diciembre de 1944. Al otro lado del río Our estaba Heinrich von Lüttwitz y todo el XLVII Cuerpo Panzer, con 27.000 soldados de infantería y 216 tanques, cañones de asalto o cazacarros, que tenían la intención de aplastar a través de las posiciones 110 y # 8217 en un día, tomar los puentes del río Clerf intactos y conducir hasta llegar al Mosa dos o tres días después.

Para tomar el control del río Our, Manteuffel ordenó a sus batallones de infantería que entraran primero, cruzando el Our en botes de goma en las primeras horas de la mañana del 16 de diciembre, cuando las posiciones estadounidenses estaban ocupadas por la menor cantidad de hombres. Una vez al otro lado del río, los soldados alemanes rodearían las posiciones estadounidenses de avanzada y atacarían poco después del amanecer. Después de que se tomaran estas posiciones avanzadas, los ingenieros de Manteuffel & # 8217 construirían una serie de puentes sobre el Our para permitir el cruce de las unidades mecanizadas. Si todo iba de acuerdo con el plan, los batallones blindados del 2. ° Panzer y Panzer Lehr estarían al otro lado del río Clerf al final del primer día y de camino a Bastogne y el Mosa el 17 o 18 de diciembre.

Lüttwitz y los comandantes de su división confiaban en poder satisfacer a Manteuffel. Sabían que sus defensores al otro lado del río estaban dispersos. Tan débilmente sostenido estaba el frente estadounidense que varias patrullas de reconocimiento, sin que los centinelas los desafiaran, ya habían cruzado el Nuestro, habían señalado posiciones enemigas y habían marcado carriles de infiltración a su alrededor.

Poco después de la 1 a. M. Del 16 de diciembre de 1944, elementos de la 304a. Panzergrenadier Regimiento de la 2.a División Panzer y la 39.a y 77.a Volksgrenadiers desde el 26 Volksgrenadier Division comenzó su travesía de 20 yardas del Our en pequeños botes de goma. A las 2 a.m., los alemanes cruzaron y se dirigieron hacia el oeste a través de los trazos boscosos y cubiertos de nieve del valle del río Our hacia sus objetivos. En silencio, con habilidad, se acercaron a menos de 300 yardas de las defensas estadounidenses en Marnach, Hosingen, Holzthum, Weiler, Munshausen y Clervaux, rodeándolos de escuadrones, pelotones, compañías o, en el caso de Hosingen, un batallón completo. Una vez que se pusieron en posición, las formaciones alemanas buscaron refugio y esperaron los primeros disparos del bombardeo de artillería que señalaba el comienzo del ataque.

Justo antes del amanecer, los alemanes comenzaron su bombardeo de artillería. Luego, alrededor de las 7 a.m., después de un breve período de calma, la infantería alemana que se había infiltrado a través de las líneas del frente comenzó su asalto. Los ataques bien coordinados comenzaron a golpear todas las posiciones 110 y # 8217 casi simultáneamente.

Los vigías temblorosos de la Compañía K, apostados en una torre de agua en Hosingen, se sorprendieron al ver a toda una compañía de alemanes vestidos de blanco del 77. Volksgrenadiers cargando a través de un campo abierto hacia su frente y tratando de forzar su camino hacia la ciudad. A pesar de su sorpresa, los vigías pudieron alertar a sus compañeros soldados en posiciones alrededor de Hosingen. Pronto, los estadounidenses estaban disparando una ametralladora calibre .30, un rifle automático Browning (BAR) y rifles M-1 al enemigo que avanzaba. El disparo duró solo unos minutos antes de que los alemanes se vieran obligados a retirarse al refugio del bosque.

Fue lo mismo en todo el frente 110th & # 8217s. Los alemanes salieron de la cubierta, & # 8216 saliendo del suelo desde todas las direcciones & # 8217, como dijo un veterano estadounidense. La mayoría de esos ataques, sin embargo, fueron rápidamente rechazados por la rápida reacción de los sorprendidos soldados del frente.

Sin embargo, a pesar de su revés inicial, los alemanes que avanzaban habían podido rodear la 110. Pronto llegaron más soldados de infantería alemanes al frente, aumentando la presión sobre las ahora aisladas posiciones estadounidenses. A lo largo de Skyline Drive, la lucha se estaba volviendo más intensa. Tan cerca había llegado la acción que algunos artilleros en baterías colocadas entre Munshausen y Consthum se enfrentaron en combates cuerpo a cuerpo. Aunque los artilleros pudieron defender con éxito sus posiciones, la distracción causada por los ataques alemanes les impidió apoyar a otras unidades estadounidenses en apuros. A los comandantes estadounidenses les estaba resultando claro que si los alemanes podían mantener la intensidad de sus ataques, no había forma de que los puntos fuertes estadounidenses pudieran seguir aguantando.

De vuelta en el cuartel general del regimiento en Clervaux, Fuller estaba de mal humor. Sus líneas de comunicación con sus puestos avanzados habían sido cortadas y su cuartel general estaba ahora bajo fuego. Desesperado por noticias de lo que estaba sucediendo, Fuller envió rápidamente a su oficial ejecutivo, el teniente coronel Daniel Strickler, para que fuera a Consthum o Holzthum para averiguar qué estaba sucediendo en el sector del 3.er Batallón & # 8217. Fuller también logró comunicarle al general Cota que los alemanes estaban haciendo un gran esfuerzo contra su mando y que se necesitaban refuerzos de inmediato. Cota informó a Fuller de que los otros regimientos de la división y otros regimientos también estaban siendo atacados y que se mostraba reacio a enviar sus pocas reservas hasta que la situación se aclarara.

A pesar del impacto del ataque de la madrugada, los soldados del 110º habían podido frenar considerablemente el avance alemán. Como resultado, los soldados de Lüttwitz & # 8217 no pudieron tomar sus objetivos asignados en la mañana del 16 de diciembre como se esperaba. En ese momento, 12 compañías de infantería de la 2ª División Panzer fueron inmovilizadas en Marnach por la 110ª y 8217ª Compañía B y cinco cañones de 57 mm del 630º Batallón de Destructores de Tanques. Doce empresas más del 26 Volksgrenadier La división había sido detenida en Hosingen por la 110a & # 8217s Compañía K y la Compañía B, 103a Ingenieros.

En el sector sur, mientras tanto, la empresa I resistía a cinco empresas del 26 Volksgrenadier División en Weiler y Holzthum, y a lo largo de la ruta asignada a Panzer Lehr los hombres de la Compañía L de alguna manera se las estaban arreglando para resistir contra siete compañías de ataque Volksgrenadiers.

Después de cuatro horas más de lucha desesperada, Cota determinó que el principal esfuerzo alemán estaba dirigido a las unidades de Fuller. Luego decidió enviar 16 tanques Sherman del 707 ° Batallón de Tanques para ayudar a aliviar Marnach, Hosingen y Holzthum. Consciente de que todo lo que se interponía entre los alemanes y una ruptura potencialmente crítica de las líneas estadounidenses era el 110o RCT, Cota transmitió una orden escalofriante a los oficiales y hombres de él: "Mantengan su posición a toda costa".

Partiendo de Wiltz poco después de la 1 p.m., los Sherman del 707. ° Batallón de Tanques se dirigieron hacia el frente en una columna escalonada. Aproximadamente a una milla del Clerf, en una bifurcación fangosa en la carretera, se ordenó a los primeros cuatro tanques que giraran a la derecha y se dirigieran a Holzthum para reforzar a la Compañía L.Una vez que este pelotón cruzó el Clerf, se vio obligado a correr un fuego de media docena de escuadrones de la 39a. Volksgrenadiers, que se había instalado a lo largo de la carretera bordeada de árboles con MG42. Luchando hasta llegar a Consthum, se ordenó al pelotón de tanques que continuara hasta Holzthum. En la confusión de la batalla, el tanque líder confundió un arma antitanque de la Compañía M, que estaba colocada cerca de un café en el lado occidental de Holzthum, con un arma alemana y le disparó, matando o hiriendo a la mayoría de su tripulación.

Mientras tanto, el resto de la columna de tanques había tomado la bifurcación izquierda de Wiltz y había cruzado el Clerf en Drauffelt. Después de recorrer una milla y media, la columna nuevamente se dividió en una bifurcación en el camino. Los primeros cuatro tanques se dirigieron por la bifurcación de la derecha y se abrieron paso hacia Hosingen, el resto tomó la bifurcación de la izquierda y se dirigió al norte hacia Munshausen y Marnach. De estos, la mitad se quedó en Munshausen para reforzar la Compañía C, algunos cañones antitanques de la Compañía D y el cuartel general del 1er Batallón y # 8217. Los otros cuatro tanques se dirigieron a Marnach, abriéndose paso a través de la infantería alemana circundante.

Poco después del anochecer, los batallones de ingenieros del 2. ° Panzer y Panzer Lehr divisions had, after considerable confusion and delay, finally completed the bridges over the Our at Dasburg and Gemund, and the assault guns began to cross. However, the delay caused by the slow construction of the bridges meant that, instead of making a 15-minute drive to the captured bridges over the Clerf as originally planned, the 216 tanks, assault guns and tank destroyers of Lüttwitz’s corps were now diverted to aid their infantry brethren in clearing the roads to Bastogne of the resolute men of the 110th Infantry.

General Manteuffel was not happy when he attempted to sum up the situation on the evening of December 16 to his superiors: ‘The Clerf was not reached at any point. The enemy was unquestionably surprised by the attack. He offered, however, in many places tenacious and brave resistance in delaying by skillfully fought combat tactics. His counterattacks, which started at once, partly supported by small armored groups, resulted in many points in critical situations….The tenacious resistance of the enemy, together with the road blocks placed…were the most essential reasons for the slowing of the attack whose timing was not going according to plan.’

Determined to regain lost time, the Germans did not cease their attacks when darkness came. At Marnach, the lead elements of the 2nd Panzer Regiment rolled in to support the stymied 304th Panzergrenadier Regiment with tanks and halftracks. The subsequent combined arms assault was fast, furious and decisive. The Germans attacked the town with the help of artificial moonlight–tanks mounting spotlights, which bounced their beams off the low-lying clouds, illuminating the battlefield. Four Shermans from the 707th Tank Battalion and five towed guns from the 630th Tank Destroyer Battalion were quickly knocked out. In addition, all of the infantrymen in Marnach were killed, captured or driven from the town.

Farther south at Hosingen, the stymied 77th Panzergrenadier Regiment was relieved by the 78th Panzergrenadiers and its assault guns so the 77th could push on to Drauffelt and secure the bridge over the Clerf as originally intended. In the dark, the 78th made a few probes but was unable to organize a full-scale attack until the next day.

As the Germans licked their wounds at Marnach and Holzthum, Cota decided to give Fuller the last of his available reserves. Companies F and H, 110th Infantry, and the last company from the 707th Tank Battalion, 18 Stuart light tanks, were dispatched to join the four remaining Shermans in Munshausen.

Fuller believed that Marnach was still holding out, and he assembled a force to relieve the beleaguered members of Company B on December 17. Four Shermans from the 707th and a hundred or so infantrymen from Company C were directed to attack Marnach from the south. Companies E and F, supported by machine guns from Company H, were to attack directly east up the road from Clervaux, and the 18 Stuart tanks from Company A were to swing down from the north from Heinerscheid.

Although Fuller began his counterattack with high hopes, the assault was a complete failure. The Stuarts were almost wiped out by ferocious German anti-tank fire. Only seven of the lightly armored tanks were able to escape, retreating back into Heinerscheid and into the arms of Company A. The infantry attack of Companies E, F and H was quickly repulsed by well-placed machine-gun fire, and the four Shermans coming up from Munshausen were driven back by German Mark IVs.

Once this local counterattack was thrown back, Lauchert ordered the 2nd Panzer forward to take Clervaux and the bridge across the Clerf. The Germans were now becoming impatient to get the operation moving again.

Lauchert’s reconnaissance battalion sped down the road first, followed by 10 Mark IVs and a few assault guns. Hanging onto the sides of the vehicle were infantrymen who had not become tangled up in the fierce small actions of the previous day. While the reconnaissance battalion pinned down the American force in Clervaux, Lauchert readied another, much more powerful force, to encircle the town and prevent the garrison from escaping. This second force was assembled on the western side of Marnach and consisted of the remainder of Lauchert’s Mark IVs, his 49 Panthers and the balance of his Panzergrenadiers.

Clervaux was not well situated for defense. It rested at the bottom of the Clerf River valley and was overlooked by a wooded ridgeline. The main north-south road bisected the town, and it was straddled on both sides by two- or three-story buildings and a few churches. The most prominent feature of Clervaux, on its northern edge, was a chateau with thick walls, which was strategically situated on a spur that ran off a wooded ridge that encircled the town.

Companies E, F and H, 110th Infantry, were the town’s principal defenders. Aware of the desperate nature of the situation, however, Fuller had also directed Headquarters Company–scouts, cooks and clerks, plus men from other units of the division who had been trapped in Clervaux when the offensive began–to grab whatever weapons were available and take up positions in the buildings throughout the town. The 707th Tank Battalion’s three remaining Shermans were deployed just outside of town. This gave Fuller, who was headquartered in the Hotel Claravallis on the northern edge of the town, about 450 men, three tanks and a few anti-tank guns to defend against Lauchert’s 5,000 infantry and 120 tanks and assault guns.

The battle for Clervaux could clearly become a bloody affair. Not wanting to become entangled in a vicious urban battle, the Germans hoped that, once encircled, the Americans would simply surrender. If they did not, however, the Germans knew that the town would have to be stormed, a costly proposition and one that the 2nd Panzer Division could ill afford. Fuller and the men of the 110th trapped in Clervaux, knew that surrender was not an option.

By the morning of the 17th, the leading vehicles of Lauchert’s reconnaissance battalion crested the ridge that overlooked Clervaux. After a quick review of the situation, the 2nd Panzer’s commander decided to bombard the low-lying town from the ridge while the 2nd Panzergrenadier Regiment conducted a dismounted double envelopment, capturing the crucial bridge and suppressing any enemy anti-tank fire.

While this force occupied the defenders, 16 armored vehicles would charge down the road to the bridge over the Clerf. From there, the tanks would continue on to the critically important crossroads town of Bastogne, with the reconnaissance battalion once again in the lead. Lauchert directed that while his forces moved in and around the town, artillery and mortar fire would rain down upon American strongpoints, especially upon the fortresslike chateau that dominated the landscape.

Soon German shells were raining down on the town. Instead of quickly surrendering as Lauchert hoped under this massive bombardment, however, Fuller’s command held out as best it could. Covered by direct and indirect artillery fire, Lauchert’s Panzergrenadiers were able to swing around both sides of the town, taking the ridge that overlooked the chateau. By 10 o’clock, they had secured the crossing for Lauchert’s tanks.

Desperate, Fuller called in what artillery he could from the division and ordered his four Shermans to come forward from the backside of the town to try to silence at least some of the assault guns, which were now among the buildings of the town and were cutting down his nearly defenseless men.

As the Shermans advanced through Clervaux, Sergeant Frank Kushnir exacted some revenge from the Germans who were now firing point-blank into American positions. Armed with a bolt-action M1903 Springfield sniper rifle in a tower of the chateau, Kushnir took the opportunity to kill a few careless Germans who were’smoking and joking’ outside their armored vehicles instead of safely inside with the hatches shut.

When the Shermans arrived on the eastern edge of the town, they fired a few times at the German tanks that were deployed along the ridge and then moved astride the road up through a snowy field. Their effort was of little value. Soon after moving into the field they were smashed by the combined fire of dozens of 75mm guns, which were posted on the heights above.

With the Shermans dispatched and the town in flames, Lauchert now ordered his main attack. The American position became even more tenuous as several German armored vehicles with supporting infantry charged down the road and invested the town from the east.

The struggle was becoming more intense. The Americans, however, refused to surrender, and the fighting moved like a tidal wave from street to street, house to house, room to room. While tanks clanked down the street, blasting American strongpoints at close range, dismounted Panzergrenadiers followed, pointing out targets to the tankers, guarding the flanks and rear of the armored vehicles and spraying the houses with rifle and machine-gun fire.

What the Germans had hoped would be a lightning-swift attack had now turned into a desperate, slow-moving fight where advances were measured in inches. The American soldiers fought desperately, but with so much enemy infantry now swarming through the town, they were unable to take out any of the tanks or assault guns that were destroying Clervaux one building at a time.

The fighting continued off and on all day. Still the Americans held the town. The Germans would push down a block, and the Americans would respond with a withering fire that would slow the advancing German infantry. The Germans would then call up supporting armored vehicles and push back the Americans. Although the Germans were slowly gaining the upper hand, they knew that by this time Lauchert’s Panthers were supposed to be moving out of Bastogne and heading north toward the Meuse. Instead of restoring the initiative to the German offensive, the 2nd Panzer was slugging it out with an ad hoc infantry battalion in Clervaux.

At 6:45, after fighting the Germans all day, Fuller sent his last message back to division. He requested that what remained of his battalion be allowed to retreat. Upon being told that this was not permissible and that he should fight on, Fuller responded that his command post was under direct enemy fire from German tanks and that he was going to try to get back to the division headquarters at Wiltz.

Totally cut off, overwhelmed and out of ammunition, the defenders of Clervaux now tried to escape from the battle area using the wooded draws around the town for cover. Fuller was forced to leave his second-story command post when a German tank began pumping artillery rounds into the first floor. There was no formal order of retreat. Fuller, what was left of his staff, and some wounded riflemen went out a back window of the hotel and climbed a cold steel ladder up the face of the windblown cliff that overlooked Clervaux. As they were exiting the building, they could hear the thud of German jackboots on the floor below.

The few GIs who had escaped the struggle now began to make their way westward as best they could. As the American defense disintegrated, Lauchert’s Panther Battalion, now two days behind schedule, began to roll through town and across the Clerf River. Fuller, without a command, tried to make his way westward. After a harrowing period of avoiding various German detachments, the unfortunate colonel was eventually captured. Unable to locate Fuller, Colonel Theodore Seeley returned to command what remained of the regiment.

Clervaux, however, was not yet completely in German hands. The chateau was still held by 50 or so stalwart souls under Captain Clark Mackey, commander of the 110th’s Headquarters Company, and Captain John Aiken, Fuller’s signal officer. All night long, as tanks of the 2nd Panzer Division raced west toward Bastogne, the Americans continued to fight.

Although the manpower was badly needed elsewhere, Lauchert was forced to leave an entire battalion behind to mop up opposition at the chateau. By the afternoon of December 18, totally out of ammunition and with the chateau burning and crumbling around them, the gallant defenders of ‘Fort Clervaux’ finally surrendered.

Kushnir volunteered to exit the building first. He held a prisoner in front of him to ensure that a vengeful German would not shoot him as he left the chateau. When he was not fired on, the rest of the Americans followed the sergeant out to surrender. Soon after surrendering, Kushnir remembered, ‘a German colonel asked the German sergeant who we had held as prisoner, ‘What was the treatment?’ ‘Well,’ the sergeant said, ‘they didn’t mistreat us, they fed us good, they took care of our wounded, and they also protected us within the chateau so we wouldn’t be under our own fire, you know.’ And then the colonel comes out in perfect English: ‘You men are so lucky. My intention was to shoot all of you for the dead comrades [who] are strung throughout the compound.”

Farther south, Panzer Lehr was now finally crossing the Clerf at Drauffelt. The long since bypassed American garrisons of Holzthum and Hosingen, still battling German formations left behind to finish them off, fought stubbornly from house to house before making the individual decision to either flee the battle area on the evening of December 17 or surrendered late on the morning of the 18th.

By the evening of the second day of the offensive, the only organized resistance east of the Clerf was in Consthum, where the 110th’s executive officer, Colonel Daniel Strickler, had assembled the scattered remnants of the 110th’s 3rd Battalion, the 447th Anti-Aircraft Battalion, and some 105mm howitzers from the 109th and 687th Field Artillery battalions along the ridges that flanked the town. With help from the rest of the 687th Field Artillery back at Wiltz, Strickler’s force now pounded the tanks and infantry of Panzer Lehr.

Strickler called in massive amounts of artillery fire on Bayerlein’s tanks and then as they passed through the town. ‘We killed off practically all of their infantry,’ Strickler later proudly recalled. ‘We just slaughtered their infantry who were with the tanks and following the tanks…we then brought up our artillery to the front lines and had them fire directly at the tanks coming down the road.’

Aware that he could not simply ignore this determined American force, Bayerlein was forced to detach badly needed tanks and men to subdue Strickler’s force. After a good deal of close-quarters fighting and many additional casualties, the Germans were finally able to subdue that Americans by nightfall.

With the fall of Consthum, the last strongpoint held by the 110th RCT was finally eliminated. Unlike Fuller, how-ever, Strickler was somehow able to avoid German patrols and make it back to Wiltz, where he was ordered by Cota to gather what troops remained and hold the enemy back as long as possible.

By December 19, the 28th Division had been swept from the map by the XLVII Panzer Corps. However, the units demise had not been in vain. Lüttwitz’s panzers were now three days behind schedule. The time that the Allies gained by the sacrifice of the 110th and the other elements of the 28th Infantry Division had allowed Eisenhower to rush reinforcements to the Ardennes. General Middleton could be happy with his decision to appoint Fuller to command the 110th. He later commented that ‘The 110th Infantry of the 28th Division, which was overrun by the attack, did a splendid job….It put up very stiff resistance for the three days. Had not this regiment put up the fight it did the Germans would have been in Bastogne long before the 101st Airborne reached that town.’ Colonel Fuller had been redeemed. Appropriately enough, when the XLVII Panzer Corps finally did reach Bastogne, fighting alongside the 101st in Bastogne was Team SNAFU, which was composed of individual members of the 28th Division who had been able to make their way back to American lines after their positions had been taken during the first three days of the German offensive.

Of the 5,000 officers and men of the 110th RCT who manned positions along Skyline Drive on the morning of December 16, only 532 officers and men were fit for duty after Hitler’s last great offensive had been defeated. Once the German offensive had been blunted and the Americans had a chance to catch their breath, the widely scattered elements of the 28th Division, including the 110th, which was now commanded by Strickler, were gathered together to reconstitute the division. In the spring of 1945, as the Allies went on the offensive all along the Western Front, the 28th was brought back up to strength with thousands of new replacements and sent to fight in the rugged Colmar Pocket. The division remained in combat until Germany surrendered in May 1945.

This article was written by Gary Schreckengost and originally appeared in the January 2001 issue of Segunda Guerra Mundial.


US Dollar(USD) To Philippine Peso(PHP) History

US Dollar(USD) To Philippine Peso(PHP) Currency Exchange History

Welcome to the page of currency pairs exchange rate history graph, US Dollar(USD) To Philippine Peso(PHP) Currency. By viewing the currency pairs exchange rate history graph (different periods for selecting), you can get more previous performance about the two currencies. Do you want to INVERT the two currencies? Visit Philippine Peso(PHP) to US Dollar(USD).

Today ( Monday 21/06/2021)

48.655 Philippine Peso (PHP)

Exchange Rates Updated: 21/Jun/21 21:10 UTC

US Dollar(USD) To Philippine Peso(PHP) History Graph

History Saturday 12/06/2021 - Monday 21/06/2021

Fecha US Dollar Philippine Peso Historia
Monday 21/06/2021 1 USD = 48.6796 PHP USD PHP rate 21/06/2021
Sunday 20/06/2021 1 USD = 48.526 PHP USD PHP rate 20/06/2021
Saturday 19/06/2021 1 USD = 48.5008 PHP USD PHP rate 19/06/2021
Friday 18/06/2021 1 USD = 48.5008 PHP USD PHP rate 18/06/2021
Thursday 17/06/2021 1 USD = 48.3842 PHP USD PHP rate 17/06/2021
Wednesday 16/06/2021 1 USD = 48.0718 PHP USD PHP rate 16/06/2021
Tuesday 15/06/2021 1 USD = 48.0589 PHP USD PHP rate 15/06/2021
Monday 14/06/2021 1 USD = 47.8962 PHP USD PHP rate 14/06/2021
Sunday 13/06/2021 1 USD = 47.784 PHP USD PHP rate 13/06/2021
Saturday 12/06/2021 1 USD = 47.7804 PHP USD PHP rate 12/06/2021
Friday 11/06/2021 1 USD = 47.7762 PHP USD PHP rate 11/06/2021
Thursday 10/06/2021 1 USD = 47.7576 PHP USD PHP rate 10/06/2021
Wednesday 09/06/2021 1 USD = 47.778 PHP USD PHP rate 09/06/2021
Tuesday 08/06/2021 1 USD = 47.8899 PHP USD PHP rate 08/06/2021
Monday 07/06/2021 1 USD = 47.775 PHP USD PHP rate 07/06/2021
Sunday 06/06/2021 1 USD = 47.653 PHP USD PHP rate 06/06/2021
Saturday 05/06/2021 1 USD = 47.6914 PHP USD PHP rate 05/06/2021
Friday 04/06/2021 1 USD = 47.6914 PHP USD PHP rate 04/06/2021
Thursday 03/06/2021 1 USD = 47.903 PHP USD PHP rate 03/06/2021
Wednesday 02/06/2021 1 USD = 47.8897 PHP USD PHP rate 02/06/2021
Tuesday 01/06/2021 1 USD = 47.726 PHP USD PHP rate 01/06/2021
Monday 31/05/2021 1 USD = 47.647 PHP USD PHP rate 31/05/2021

Link to this page - if you would like to link to US Dollar(USD) To Philippine Peso(PHP) Currency Exchange History. please copy and paste the HTML from below into your page:


♫Today in Music History-November 28, 1943♫

Please sign in to comment. Don't have a profile? Join now! Joining is absolutely free and no personal information is required.

I'd forgotten that one, thanks!! :))

And don't forget the theme song from "Monk!"

Sandi, that is a great album!! Some info from Wiki

In 1993, Newman prepared to record an entire album of Nilsson songs, a returning of the favor 25 years later. Newman had never before recorded a Nilsson song. After Nilsson's death in January 1994, the intended homage became a memorial, titled For The Love of Harry: Everybody Sings Nilsson. To leave room for participation by other artists, Newman sang only one song, "Remember (Christmas)", a sad and dreamy tune which opened the album. Newman said, "I just hope Harry knew how great he was. He was always putting himself down, making fun of himself."

He has a wonderful sense of humor Bob!!

Joe, this is great and he is an entertainer beyond comprehension!

Regarding having another birthday and still writing music he said "I do movies because I love writing for orchestra, though it scares me and the money is good. I can't make a living doing just albums, times are difficult now for geriatric artists."

What a great sense of humor! Thanks again, Joe.

I actually have the Nilsson sings Newman album. It's a hoot!

I've always loved his music and humor!!

Wicked sense of humor, yes. Nasty, I don't think so. Thanks for this one!

I liked a lot of his stuff, never knew he was that talented. Thanks for the info.☺♥☺


Ver el vídeo: 28 Панфиловцев. Смотреть весь фильм (Noviembre 2021).