Noticias

MLB celebra su primer juego nocturno

MLB celebra su primer juego nocturno

Los Rojos de Cincinnati vencieron 2-1 a los Filis de Filadelfia el 24 de mayo de 1935 en el primer juego nocturno de la Major League Baseball, jugado por cortesía de las luces instaladas recientemente en Crosley Field en Cincinnati.

El primer juego nocturno en el béisbol profesional tuvo lugar el 2 de mayo de 1930, cuando un equipo de Des Moines, Iowa, recibió a Wichita para un juego de la Liga Occidental. El juego atrajo a 12,000 personas en un momento en que Des Moines tenía un promedio de solo 600 fanáticos por juego. Los juegos nocturnos pronto se hicieron populares en las menores: a medida que los clubes de béisbol de las ligas menores se doblaban rutinariamente en medio de la Gran Depresión, los propietarios adaptables encontraron la innovación como una clave para mantenerse en el negocio. Sin embargo, las ligas mayores tardaron cinco años en ponerse al día con sus homólogos de pueblos pequeños.

El primer juego nocturno de las grandes ligas en este día en 1935 atrajo a 25,000 fanáticos, quienes se quedaron de pie mientras el presidente Roosevelt encendía simbólicamente las luces desde Washington, DC Para capitalizar su nueva base de fanáticos nocturnos, los Rojos jugaron un juego nocturno ese año contra todos los nacionales. El equipo de la liga, ocho partidos en total, ya pesar de su pésimo récord de 68-85, la asistencia pagada aumentó un 117 por ciento.

Aunque los dueños de béisbol tenían una reputación bien merecida por ser anticuados, la mayoría de los equipos pronto siguieron su ejemplo, ya que sabían que los juegos nocturnos beneficiarían su balance final. Los equipos mejoraron sus instalaciones para incluir luces a lo largo de los años 30 y 40, y en poco tiempo, la mayor parte de la liga tenía juegos nocturnos programados. Wrigley Field, en el lado norte de Chicago, el segundo parque de Grandes Ligas más antiguo después del Fenway de Boston, fue el último de los parques en comenzar a albergar juegos nocturnos. La tradición de Wrigley de albergar solo juegos diurnos se mantuvo durante 74 temporadas hasta el 8 de agosto de 1988, cuando los Cachorros recibieron a los Filis de Filadelfia. Ese juego fue eliminado por lluvia en la tercera entrada, por lo que el primer juego nocturno de Wrigley se registra oficialmente como una victoria por 6-4 sobre los Mets de Nueva York el 9 de agosto de 1988.


Juego de noche

A juego de noche es un juego que se juega con el uso de luces artificiales. El 5 de junio de 1883, se llevó a cabo un juego nocturno entre equipos amateurs de Quincy, IL y Fort Wayne, IN en Fort Wayne con 17 luces, la mayoría suspendidas en mástiles. & # 911 & # 93 El 7 de julio de 1909, los Grand Rapids Wolverines de la Liga Central vencieron a los Zanesville Infants 11 a 10 en casa en lo que se pensó que era el primer juego nocturno de béisbol organizado & # 912 & # 93. El juego era un juego de exhibición y no contaba en la clasificación de la liga, por lo que no se consideró un juego de béisbol organizado. Esto no parece haber dado lugar a ningún seguimiento, y el juego regular de béisbol bajo las luces no se desarrolló hasta dos décadas después.

El primer juego nocturno en béisbol organizado, jugado en Independence, KS el 28 de abril de 1930, entre los Jefes de Muskogee y los Productores de Independence de la Asociación Occidental. Ese juego se jugó bajo luces permanentes. Cuatro días después, el 2 de mayo, se jugó otro partido en Des Moines, IA, también bajo luces permanentes. Las luces portátiles también fueron utilizadas por los equipos de la Liga Negra durante esa década. A pesar de todos estos esfuerzos pioneros, la tecnología no llegó inmediatamente a las grandes ligas.

El primer partido nocturno de las Grandes Ligas no se jugó hasta el 24 de mayo de 1935, cuando los Rojos de Cincinnati derrotaron a los Filis de Filadelfia visitantes 2-1. Fue un gran problema en ese momento, cuando el presidente Franklin D. Roosevelt encendió el interruptor de la Casa Blanca en Washington, DC, para encender las luces en Crosley Field en Cincinnati, OH.

La controvertida práctica de jugar de noche tardó un tiempo en afianzarse fuera de Cincinnati. La segunda ciudad en albergar un juego bajo las luces fue Brooklyn, NY, donde el primer juego nocturno se jugó en Ebbets Field el 15 de junio de 1938 esa noche, Johnny Vander Meer lanzó el segundo de dos juegos sin hits consecutivos cuando los Rojos visitantes derrotaron los Dodgers de Brooklyn, 6-0. Un año después, el 16 de mayo de 1939, tuvo lugar el primer partido de la Liga Americana que se jugó por la noche, con los Atléticos de Filadelfia perdiendo ante los Indios de Cleveland visitantes, 8-3.

Los juegos nocturnos se vieron originalmente como una novedad, pero su práctica se expandió considerablemente durante la Segunda Guerra Mundial. Si bien uno puede pensar que puede haber habido una preocupación por el uso de electricidad y el cumplimiento de los toques de queda en ese momento, había una preocupación aún mayor por permitir que los trabajadores de las industrias de producción accedan a algunos entretenimientos fuera del horario laboral, y los juegos nocturnos semanales se vieron como una opción. Por lo tanto, se habían convertido en una parte aceptada de la cultura del béisbol cuando terminó la guerra. En la década de 1950, varios equipos diseñaron uniformes de satén especiales para usar en juegos nocturnos, ya que la luz reflejada les daba un brillo particular. Esa práctica pronto se suspendió.

La mayoría de los equipos adoptaron rápidamente los juegos nocturnos e instalaron instalaciones de iluminación permanente en sus estadios de béisbol locales (los primeros juegos se habían jugado con instalaciones de iluminación temporales). El último equipo de la Liga Americana en albergar un juego nocturno fueron los Tigres de Detroit, que esperaron hasta 1948, pero el único obstáculo en la Liga Nacional fue mucho más tiempo. Los Cachorros de Chicago al principio no querían jugar bajo las luces, y luego se les impidió hacerlo debido a la oposición de los residentes del vecindario alrededor de Wrigley Field. En la década de 1960, los Cachorros esperaban mudarse a nuevas excavaciones modernas a corto plazo y no insistieron en el tema, pero cuando los planes para construir una nueva instalación conjunta para compartir con los Medias Blancas de Chicago fueron definitivamente abandonados más tarde esa década, el problema se volvió más urgente. La política municipal se involucró y la lucha se volvió muy encarnizada a principios de los años ochenta. Cuando los Cachorros perdieron la ventaja de jugar en casa en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de 1984 porque no podían albergar juegos nocturnos de acuerdo con el contrato de las Grandes Ligas con las emisoras de televisión, el problema se volvió inevitable. Se llegó a un acuerdo que permitió que el primer partido de la noche se jugara en Wrigley el 8 de agosto de 1988, irónicamente, fue llovido después de cuatro entradas. Por lo tanto, el primer juego oficial tuvo que esperar hasta la noche siguiente, y el número de juegos nocturnos que juegan los Cachorros al año sigue estando limitado por una ordenanza municipal.

Otros tabúes de larga data incluían jugar juegos nocturnos el domingo, algo que solo estaba permitido cuando los Houston Colt .45 se unieron a la Liga Nacional en 1962, una concesión al calor sofocante de mediados de verano en Texas y juegos nocturnos en la Serie Mundial. Hoy en día, hay al menos un juego nocturno televisado a nivel nacional que se juega todos los domingos durante la temporada regular. El primer juego nocturno de la Serie Mundial fue el Juego 4 de la Serie Mundial de 1971, hoy todos los juegos de la Serie Mundial se juegan como juegos nocturnos; el último juego del día fue el Juego 6 de la Serie Mundial de 1987, que irónicamente se jugó en interiores y, por lo tanto, bajo luces como bien.

Antes de la introducción de las luces, el anochecer actuaba como un límite natural para la duración de los juegos de béisbol, ya que los juegos que duraban demasiado se cancelaban debido a la oscuridad, con reglas similares a las que se aplican a las lluvias. Hoy en día, si un juego debe interrumpirse debido a la oscuridad, por ejemplo, debido a un problema de energía, solo se suspende y se completará en una fecha posterior. Esta regla también gobernó los juegos jugados en Wrigley Field en sus últimas décadas como el único estadio de béisbol de Grandes Ligas sin luces.


Todos los logotipos son marca registrada y propiedad de sus dueños y no Sports Reference LLC. Los presentamos aquí con fines puramente educativos. Nuestro razonamiento para presentar logotipos ofensivos.

Los logotipos fueron compilados por el increíble SportsLogos.net.

Copyright y copia 2000-2020 Sports Reference LLC. Reservados todos los derechos.

Gran parte de la información jugada por jugada, los resultados del juego y la información de transacciones que se muestran y se usan para crear ciertos conjuntos de datos se obtuvieron de forma gratuita y están protegidos por derechos de autor de RetroSheet.

Gana los cálculos de Expectativa, Esperanza de carrera e Índice de apalancamiento proporcionados por Tom Tango de InsideTheBook.com, y coautor de The Book: Playing the Percentages in Baseball.

Calificación total de la zona y marco inicial para victorias por encima de los cálculos de reemplazo proporcionados por Sean Smith.

Estadísticas históricas de Grandes Ligas de todo el año proporcionadas por Pete Palmer y Gary Gillette de Hidden Game Sports.

Algunas estadísticas defensivas Copyright & copy Baseball Info Solutions, 2010-2020.

Algunos datos de la escuela secundaria son cortesía de David McWater.

Muchos tiros a la cabeza de jugadores históricos cortesía de David Davis. Muchas gracias a el. Todas las imágenes son propiedad del titular de los derechos de autor y se muestran aquí solo con fines informativos.


Varias ciudades afirman haber albergado el primer juego nocturno en la historia del béisbol

(Cachorros de Iowa) https://images.daznservices.com/di/library/sporting_news/8/3d/iowa-cubs-night-game-021915-iowacubs-ftr_irjs1ebckfpo1wwe4yp2waqh7.jpg?t=-1553527941&w=500&quality=80

Esto es lo que sabemos con certeza: el 2 de mayo de 1930, Des Moines fue sede del primer juego nocturno de béisbol jugado bajo luces permanentes. Los artículos que recapitulan el evento repiten la frase "bajo luces permanentes".

Pero, ¿dónde fue el primer juego que usó luces temporales? La búsqueda de esa respuesta nos dejó en la oscuridad.

Hull, Mass. 2 de septiembre de 1880: Northern Electric Light Company instaló torres de luz de madera cerca de Nantasket Bay y dos equipos que representaban a los grandes almacenes de Boston jugaron con un empate de 16-16. Los próximos días Boston Post dijo que el concurso lleno de errores se desarrolló "con apenas la precisión como a la luz del día".

Fort Wayne, Indiana 2 de junio de 1883: Quincy Quincys de la Northwestern League jugó contra una universidad local en el primer juego nocturno que involucró a un equipo profesional.

Wilmington, Delaware 4 de julio de 1896: El futuro miembro del Salón de la Fama Honus Wagner y los Paterson Silk Weavers de Clase A lucharon durante un juego nocturno con poca luz en Wilmington. "La pelota se perdió tantas veces y se hicieron tantas carreras que no se contaron", escribió el Noticias de la mañana de Wilmington.

los Noticias de Weirs Times dijo que era la primera noche de "juego de liga programado regularmente".

Grand Rapids, Michigan, 7 de julio de 1909: Los escuadrones de clase B de la Liga Central, Zanesville y Grand Rapids, se reunieron en Ramona Park para lo que el libro "Catedrales Verdes" llamó "el primer juego nocturno de ligas menores". Los jardineros nerviosos convencieron al anotador oficial de que descartara todos los elevados lanzados como hits.

Lynn, Mass. 24 de junio de 1927: General Electric arregló las lámparas de inundación para el juego nocturno de Clase B de Lynn contra Salem. Hasta el día de hoy, General Electric afirma que fue "el primer partido de béisbol nocturno que se jugó". Ni siquiera fue el primer partido nocturno que se jugó en Massachusetts.

La revista de General Electric también afirma que "un ingeniero de GE inventó el béisbol nocturno" en 1927.

Independence, Kan. 28 de abril de 1930: Los Productores de Independence Clase C se enfrentaron a los Jefes de Muskogee en lo que un marcador histórico oficial llama "el primer juego nocturno en el béisbol organizado". No es verdad

Tim Hagerty es el locutor de Triple-A El Paso Chihuahuas, y está en Twitter en @MinorsTeamNames. También es el autor de "Root for the Home Team: Minor League Baseball's Most Off-the-Wall Team Names".


Contenido

En 1880 se jugó un partido de béisbol con iluminación eléctrica, un año después de que Thomas Edison inventara la bombilla. Era un juego experimental entre dos equipos de tiendas departamentales, y pasarían otros cincuenta años antes de que el béisbol organizado aprobara el béisbol nocturno. Hubo un par de juegos de béisbol nocturnos de exhibición a principios del siglo XX entre equipos de béisbol organizados. Uno de ellos fue en 1909 y el otro en 1927, pero los juegos no contaban en la clasificación de la liga. A pesar de que los juegos eran entre equipos profesionales, eran experimentos no oficiales y no contaban como el "primero nocturno". En 1929, el presidente del club de béisbol de Des Moines, Iowa, anunció en la convención de la Asociación Nacional que iba a jugar béisbol nocturno en 1930. Sin embargo, el primer juego nocturno oficial de ligas menores tuvo lugar en Independence, Kansas el 28 de abril de 1930. . [1]

Un artículo de la edición de abril de 1931 de Revista de béisbol declaró que Independence fue el primer equipo en Estados Unidos en jugar un partido de béisbol nocturno de liga. Después del partido en Independence, el béisbol nocturno "se extendió como la pólvora" por las ligas menores. [2] Además de eso, en 1935, Las noticias deportivas señaló que Des Moines, Iowa, no fue el primero en instalar luces permanentes, pero de hecho fue Independence quien lo hizo. Al final de la temporada de 1934 había sesenta y cinco equipos de ligas menores con luces permanentes instaladas en sus campos. [3] Las torres de iluminación instaladas en Independence en 1930 fueron removidas y desechadas en junio de 1990. [4] Mickey Mantle, un yanqui de Independence en 1949, jugó bajo las luces históricas.

La tecnología de iluminación había mejorado significativamente desde la exhibición de juegos nocturnos de 1927. Después de cincuenta años de experimentos, estaba a punto de comenzar una nueva era en el béisbol profesional. Los Productores de Independence de Independence, Kansas eran un equipo de béisbol de ligas menores de Clase C que jugaba en un estadio conocido ahora como Shulthis Stadium. Compraron luces de Giant Manufacturing Company e instalaron luces permanentes en su campo. Cuando Independence jugó el juego nocturno el 28 de abril de 1930, hizo de Independence el lugar de nacimiento del béisbol nocturno profesional. Al final de la temporada de 1930, había treinta y ocho equipos de ligas menores con luces instaladas en sus campos. [5]

Independence jugó el primer juego nocturno en la historia del Béisbol Organizado el 28 de abril de 1930. El término Béisbol Organizado se refiere a los juegos de Grandes Ligas y Béisbol de las Ligas Menores. Los juegos de béisbol organizados deben seguir reglas específicas para ser juegos de béisbol organizados. El Comisionado de Béisbol tiene autoridad sobre el Béisbol Organizado. [6] Independence perdió el partido de liga ante los Jefes de Muskogee por una puntuación de 13-3. Independence había jugado previamente un juego de exhibición contra la Casa de David, un equipo de béisbol profesional, pero el juego no calificó como un juego de Béisbol Organizado. Sin embargo, Independence derrotó a la Casa de David con una puntuación de 9-1. [7]

Dado que Independence había jugado un partido de béisbol nocturno antes de que lo hicieran los equipos de las Grandes Ligas, el primer partido nocturno en la historia del Béisbol Organizado tuvo lugar en Independence, Kansas. En los sitios web se pueden encontrar numerosas referencias, fotos y recortes de prensa sobre el primer partido de béisbol organizado de la noche. [8] [9] [10]

Después del juego de 1930 en Independence, el béisbol nocturno se extendió a otros países. El primer juego de béisbol nocturno en Canadá tuvo lugar en Vancouver, Canadá en 1931. [11] En 1933 Japón jugó su primer juego nocturno de béisbol y Cuba lo hizo en 1937. [12] [13]

El primer equipo de las grandes ligas que jugó por la noche fue el Kansas City Monarchs de las ligas negras de 1930, que a menudo jugaba contra el equipo de béisbol House of David, que llevaba luces portátiles montadas en camiones junto con el autobús de su equipo. [14] [15] El primer juego de béisbol nocturno de las Monarchs fue el 28 de abril de 1930. Fue un juego de exhibición en Enid, Oklahoma contra la Universidad Phillips. [16] El primer juego nocturno en la historia de las Grandes Ligas ocurrió el 24 de mayo de 1935 cuando los Rojos de Cincinnati vencieron 2-1 a los Filis de Filadelfia en Crosley Field. [17] El plan original era que los Rojos jugaran siete partidos nocturnos cada temporada, uno contra cada club visitante. [18] El béisbol nocturno encontró rápidamente aceptación en otras ciudades de las Grandes Ligas y finalmente se convirtió en la norma. El término "juego diurno" se acuñó posteriormente para designar los cada vez más raros concursos vespertinos.

El último equipo no expandido / no reubicado que jugó todos sus partidos en casa durante el día fueron los Cachorros de Chicago; jugaron su primer partido nocturno oficial en Wrigley Field el 9 de agosto de 1988 y vencieron a los Mets de Nueva York 6-4, una noche después de que su intento inicial en el béisbol nocturno (contra los Filis de Filadelfia) se suspendiera por lluvia antes de que se hiciera oficial. [19] Los Cachorros aún juegan la menor cantidad de partidos nocturnos en casa de cualquier club de las Grandes Ligas (35 por temporada, a partir de 2014).

El primer Juego de Estrellas nocturno se llevó a cabo en el Shibe Park de Filadelfia en 1943, mientras que el primer juego nocturno de la Serie Mundial fue el Juego 4 de la Serie de 1971 en el Estadio Three Rivers en Pittsburgh. Todos los Juegos de Estrellas desde 1969, y todos los juegos de la Serie Mundial desde el Juego 6 de la Serie de 1987, se han jugado de noche.

El uso de focos en los partidos de cricket ha ayudado a atraer mucha inversión al juego, tanto a nivel nacional como internacional, desde que comenzó en 1977. Hoy en día, el cricket iluminado (día / noche) se juega en la mayoría de las naciones de prueba, aunque algunas naciones solo han comenzado a albergar partidos de día / noche en los últimos 10 a 12 años. Muchos torneos importantes como Indian Premier League y Champions League Twenty20 se han convertido en un éxito debido a los juegos nocturnos.

El cricket se jugó por primera vez bajo los focos el lunes 11 de agosto de 1952 [20] en Inglaterra, que fue visto por varios millones de personas en sus televisores. Desde entonces, todos los países de prueba han instalado focos en sus estadios. Los proyectores Cricket tradicionales tienen un poste largo en el que se fijan las luces. Esto se hace porque muchas veces la pelota viaja demasiado alto cuando un bateador la golpea y se necesitan luces altas para mantener la pelota a la vista. Pero muchos estadios de cricket tienen diferentes tipos de focos como el Estadio ANZ en Australia, estadios en Nueva Zelanda, etc. El DSC Cricket Stadium en Dubai instaló recientemente el sistema Ring of Fire [21] de focos, que es el sistema de focos más reciente e inteligente del mundo.

El término también ha sido adoptado por otros deportes de estadio al aire libre como el fútbol americano y el fútbol canadiense. El primer partido de fútbol nocturno se jugó en Mansfield, Pennsylvania el 28 de septiembre de 1892 entre Mansfield State Normal y Wyoming Seminary. Terminó amargamente en el entretiempo en un empate 0-0. [22] En 1893 en la Feria Mundial de Chicago, el Chicago A. A. jugó un partido de fútbol por la noche contra West Point. Chicago ganó el juego de 40 minutos 14-0. [23] El 21 de noviembre de 1902, los Atléticos de Filadelfia de la primera Liga Nacional de Fútbol derrotaron al Club Atlético Kanaweola, 39-0, en Maple Avenue Driving Park en el primer juego nocturno de fútbol profesional. [24] El primer partido de fútbol nocturno al oeste del río Mississippi se jugó en Wichita, Kansas en 1905 entre Cooper College (ahora Sterling College of Sterling, Kansas) y Fairmount College (ahora Wichita State University). [25]

El primer partido de la NFL que se jugó de noche fue en 1929 cuando los Cardenales de Chicago jugaron el Providence Steam Roller. [26]


El águila de Pecan Park

El primer juego nocturno en la historia del béisbol se escribió hoy como un gran éxito.

Pero aún quedaba la tarea de verificar cuántos de los 20,242 que asistieron anoche a Cincinnati para ver el sistema de iluminación con focos de 50,000 dólares que el presidente Roosevelt encendió en Washington, (una) gran exhibición preliminar de fuegos artificiales, una reunión considerable de notables y, de paso, una victoria 2 a 1 de los Rojos sobre los Filis, valdría la pena volver otra noche.

Toda la cuestión del béisbol después del anochecer en las grandes ligas parece depender de ese asunto. La asistencia a ese juego & # 8220experimental & # 8221 pareció justificar el desembolso de efectivo y disipar cualquier temor de que los jugadores pudieran resultar lesionados debido a las extrañas condiciones de juego.

Los Rojos solo recibieron cuatro golpes de Joe Bowman y Jim Bivin, quienes lanzaron la octava entrada, pero los hicieron contar más que Filadelfia y seis de Paul Derringer.

Extracto de un artículo de Hugh S. Fullerton, Jr., Associated Press, Moberly (MO) Monitor Index, 25 de mayo de 1935, página 6

Solo una opinión aquí. Qué diferencia hacen los ochenta años y, ciertamente, el juego no tardó tanto en llegar a donde está ahora. Major League Baseball en 2016, incluidos todos sus espectáculos más importantes, ha sido propiedad de la noche durante décadas. La verdadera historia que debe escribirse hoy es cómo el béisbol nocturno cambió la cultura de los jugadores y escritores que cubrieron el juego. Entre la llegada del béisbol nocturno, los viajes en avión a reacción y la exposición a la televisión, todo el asunto de tener un tiempo bastante anónimo para la unión de compañeros de equipo y escritores & # 8211 y la búsqueda de placer nocturna que funcionó en la era de Babe Ruth & # 8211 estaba a punto de desaparecer. ser alterado para siempre. Algunos jugadores y escritores seguirán teniendo problemas con las drogas, el alcohol y la monogamia hasta el final de los tiempos, pero nunca volverán a tener el tiempo libre por la noche, el anonimato que alguna vez disfrutaron antes de la televisión o las oportunidades de vinculación que alguna vez tuvieron. en largos viajes en tren juntos. Los días para poner en marcha la rueda de impulsos de la mente grupal por encima del clic-clac de los rieles han quedado atrás.

Agregue los salarios millonarios de hoy como otra gran variable que frena la moderación del comportamiento para muchos, pero ciertamente no para todos los jugadores en el siglo XXI & # 8211 y el hecho de que hoy & # 8217s los medios de comunicación no son los jugadores & # 8217 beneficia a los amigos también cobra gran importancia. La mayoría de los medios de comunicación actuales publicarán historias espeluznantes sobre el comportamiento malicioso de los jugadores. & # 8211 y la mayoría de los jugadores que se portan mal en esta era todavía son lo suficientemente inteligentes como para ser más reservados sobre sus carreras en el camino a la ruina. & # 8211 TPPE

Bill McCurdy


Una historia de los juegos nocturnos en Wrigley Field y por qué los cachorros quieren más de ellos

WRIGLEYVILLE & mdash No fue hace tanto tiempo que no había juegos nocturnos en Wrigley Field.

Patrick Lenihan recuerda esos días con cariño.

"Estábamos preparados para vivir con Wrigley Field, pero cuando me mudé aquí, Wrigley Field era muy diferente", dijo. "Era este estadio de béisbol de barrio con un carácter. Pero los Cachorros dijeron: 'Bueno, no nos gusta ese personaje'.

Aquí en Lakeview, mucho antes de que se apagaran las luces, Lenihan no se sorprendió cuando los Cachorros de Chicago pidieron permiso la semana pasada para albergar más juegos nocturnos en Wrigley Field, pidiendo un aumento de 11 que pondría al club en línea con el promedio de las Grandes Ligas. Equipo de beisbol.

"Sabíamos que los Cachorros continuarían subiendo la apuesta", dijo Lenihan. "Esto es una cuestión de responsabilidad".

Más dinero hace que el club sea más competitivo para los futuros títulos de la Serie Mundial, dijo el portavoz de los Cachorros, Julian Green. Y cuanto más dinero se gasta en Wrigley Field, más ingresos fiscales para la ciudad y, teóricamente, para el vecindario son una suma que los Cachorros estiman en 81 millones de dólares al año.

Pero para vecinos como Lenihan, significa más tráfico nocturno, frecuentes infracciones de estacionamiento, juerguistas ruidosos en sus patios y basura ensuciando el lugar al que llaman hogar.

Ha sido un arduo viaje al estado actual de los juegos nocturnos y conciertos en Wrigley Field, y algunos de los puntos más sutiles de la historia han quedado enterrados en medio de un rápido cambio en el histórico estadio de béisbol.

He aquí un vistazo a cómo empezó todo:

Un juego nocturno de 70 años en desarrollo

En los días de Ron Santo y Ernie Banks, no existían luces en Wrigley Field, uno de los pocos estadios estadounidenses ubicado justo en medio de un vecindario mayoritariamente residencial. En el mejor de los casos, el equipo podría jugar un puñado de partidos que comenzaron el viernes por la tarde y terminaron antes del atardecer.

P.K. Wrigley intentó instalar luces en la década de 1940, pero sus planes se frustraron cuando Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial. Después de que los japoneses atacaron Pearl Harbor, Wrigley donó el acero destinado a las luces al esfuerzo de guerra.

Finalmente, Wrigley se estableció en una firme oposición a los juegos nocturnos, negándose a molestar a los vecinos y honrando felizmente el status quo a lo largo de décadas. Y aunque un equipo llegó a usar luces portátiles en Wrigley en 1943, no fueron los Cachorros.

Poco después de que Tribune Co. comprara los Cubs a los Wrigleys en 1981, la idea de los juegos nocturnos revivió. En respuesta, el gobernador James Thompson firmó una legislación que prohíbe efectivamente los juegos nocturnos en Wrigley Field en 1982, y el Ayuntamiento prohibió el uso de luces y mdash incluso antes de las 8 p.m. & mdash un año después.

Los Cachorros demandaron a Thompson y a la ciudad en 1984, pero no lograron influir en la cancha.

En su fallo, el juez de circuito Richard Curry dijo que el béisbol nocturno dañaría la & quot; paz y tranquilidad & quot; del vecindario a cambio de regalías de televisión y acusó a Tribune Co. de ser codicioso y comportarse de una manera que era & quot; repugnante a la decencia común & quot.

"El juego del béisbol puede ser asunto de todos, pero el negocio del béisbol es la codicia", escribió Curry, según un Tribuna reporte. “Sobre la base de una supuesta necesidad de jugar partidos de campeonato por la noche, piden una reversión del status quo que ha existido en este estadio durante 70 años. Piden a 55.000 vecinos que renuncien a una comunidad libre de distracciones nocturnas ''.

Los vecinos se esforzaron por revivir los planes como Ciudadanos Unidos por el Béisbol en Sunshine (C.U.B.S.), incluidos los ahora icónicos objetos de recuerdo de "No hay luces en Wrigley Field" que regularmente se subastan y tienen un lugar en el Salón de la Fama del Béisbol Nacional.

"Queríamos saber si la ciudad estaba preparada para lidiar con el elemento diferente que traería [los juegos nocturnos] que las personas que van a los juegos diurnos", dijo Lenihan, vicepresidente del grupo. Los residentes de Lakeview sintieron que los juegos nocturnos anunciarían una afluencia de "más fiesteros y personas que quieren pasar el rato en los bares", dijo.

Lenihan, quien ha vivido a cuatro cuadras del estadio cerca de Grace Street y Wayne Avenue desde 1980, dijo que temían que el tranquilo vecindario se convirtiera en un distrito de entretenimiento, pero con un aspecto estacional que dejaría a los vecinos a la deriva y las calles abandonadas en la temporada baja. .

Un cartel de Citizens United for Baseball in Sunshine cuelga en el Salón de la Fama del Béisbol Nacional. [Flickr / Ewen Roberts]

"Parece bueno para el restaurante & mdash, les permite subir los precios cuando los fanáticos de los Cubs comen allí", dijo Lenihan. "Pero cuando llegue septiembre u octubre, se darán cuenta," ¿por qué estamos abiertos? "y reducirán sus horas. Ya no ven a los residentes del barrio como sus [principales] clientes & quot.

El grupo de vecinos incluso dio lugar a algunas celebridades locales. El representante estadounidense Mike Quigley (D-Chicago) lanzó su carrera política después de ayudar a formar C.U.B.S., y cuenta una gran historia sobre el aspecto "mágico" de ver su primer día de juego en 1969.

Al principio, sus esfuerzos tuvieron éxito y los funcionarios de los Cachorros finalmente dijeron que el problema estaba "muerto".

Pero cuando el equipo sugirió mudarse de Wrigley Field para construir de nuevo en los suburbios, el Consejo se movió, con el primer juego nocturno jugado el 8 de agosto de 1988. Se permitieron dieciocho juegos nocturnos cada año y se instalaron luces para iluminar el campo. por las tardes.

Por qué los vecinos no se iluminan durante los juegos nocturnos

Wrigley Field está más cerca de bloques residenciales que estadios de béisbol como Guaranteed Rate Field, que está rodeado principalmente por estacionamientos, Armor Square Park y Dan Ryan Expy., U otros estadios de béisbol como Great American Ball Park en Cincinnati o Soldier Field Downtown, que son ambos bordeado por cuerpos de agua en el borde de la ciudad.

A la izquierda, las casas están ubicadas mucho más cerca de Wrigley Field que las de Bridgeport, cerca de Guaranteed Rate Field, que está rodeada de estacionamientos y Dan Ryan Expy. [Mapas de Google]

Si bien la ubicación pintoresca es excelente para la estética, también significa que el club lucha regularmente con la ciudad para relajar las restricciones diseñadas para mantener contentos a los vecinos.

"Muchos de nosotros reconocimos que las luces eran inevitables en el estadio", dijo Lenihan, de 68 años. "El problema entonces era qué estarían preparadas para hacer la ciudad y la organización de los Cachorros para abordar el impacto negativo en el vecindario".

A partir de 2002, el Ayuntamiento poco a poco aflojó sus restricciones, dando a los Cachorros más juegos nocturnos a cambio de aliviar la congestión del tráfico, recoger basura y proporcionar dinero para mejoras en el vecindario.

Los Cachorros se comprometieron a pagar $ 3.75 millones durante 10 años para proyectos como el alumbrado público y recientemente dieron $ 1 millón para cámaras de vigilancia. Esta temporada, los Cachorros comenzaron a pagar a dos oficiales fuera de servicio para que patrullaran el vecindario durante la temporada de béisbol. El equipo gasta $ 750,000 cada año en asistentes de tránsito que se encuentran en el vecindario los días de eventos.

Pero la compensación fue & quotsuperficial & quot y & quot; cuota absolutamente no suficiente & quot; especialmente porque se permitieron más juegos nocturnos, dijo Lenihan.

"En lugar de obtener protección policial adicional, obtuvimos lo que yo llamo 'espantapájaros de tráfico'", dijo. "No hacen nada, se congregan entre sí, o los ves en sus teléfonos móviles".

La congestión del tráfico es ahora un problema para una de cada tres noches durante la temporada de los Cachorros (sin contar los playoffs) y el aumento del tráfico más allá de las calles que rodean Wrigley Field deja mucho que desear, dijo Lenihan.

Otros vecinos han expresado inquietudes similares cada año en la reunión comunitaria de los Cachorros de pretemporada, pidiendo una mejor capacitación para los asistentes de tráfico y quejándose del desenfrenado problema de micción pública de Wrigleyville, pero las encuestas por correo electrónico del vecindario del club y mdash que se envían solo a aquellos en el Los códigos postales contiguos y mdash regresan con comentarios en su mayoría positivos.

En las tres décadas desde que se levantó la prohibición de los juegos nocturnos, el número de ellos en Wrigley Field ha aumentado constantemente, con asignaciones adicionales para conciertos en estadios que los Cachorros han aprovechado al máximo. A partir de 2017, se permitieron 47 eventos nocturnos, incluidas ocho noches flexibles si la MLB solicita un cambio de horario para la transmisión de televisión.

En pocas palabras, los juegos nocturnos venden más boletos, dijo Green. Un juego diurno contra los White Sox la semana pasada, por ejemplo, "probablemente se habría agotado por la noche", dijo.

La ordenanza de juegos nocturnos más reciente permitía cuatro conciertos, pero los más se restan del límite de 35 juegos nocturnos programados regularmente. Con 10 conciertos este año en el estadio, eso significa seis juegos nocturnos menos. Los conciertos, sin embargo, tienen el beneficio adicional de que el equipo no divide los ingresos con la liga y es un factor financiero que contribuyó al reciente aumento en las actuaciones en Wrigley.

El límite de 35 juegos no incluye juegos de estrellas o juegos jugados en la postemporada o como desempates. Sin embargo, los juegos reprogramados como juegos nocturnos por razones inesperadas, como las inclemencias del tiempo o lesiones graves, sí cuentan para el total de 35 juegos.

El equipo enfrenta una multa de $ 300 a $ 5,000 por cada día en violación, dice la ordenanza. Los juegos nocturnos jugados más allá del límite también se restan de la asignación del año siguiente.

Las luces en Wrigley Field se agregaron en 1988 y se muestran aquí durante la Serie Mundial 2016. [Wikimedia Commons / Arturo Pardavila III]

Los Cachorros son el único equipo de Grandes Ligas que todavía juega la mayoría de sus 81 partidos en casa durante el día y mdash, el número promedio de juegos nocturnos es 54 & mdash y el equipo está llorando falta.

& ldquoWe & rsquore uno de los pocos equipos que no solo tiene que vencer a todos en nuestra división, también tenemos que vencer a la ciudad en la que jugamos para intentar ganar partidos. Es una situación muy extraña para nosotros ”, dijo Crane Kenney, presidente de operaciones de béisbol, en una entrevista radial con The Score a principios de esta semana.

"La respuesta real es que en algún momento, nos encantaría no estar en desventaja, ya que ningún otro equipo en el béisbol lo es por la cantidad de juegos nocturnos que juegas", continuó. "Sabes, seguimos trabajando en ello".

Presentando la solicitud están el alcalde Rahm Emanuel y 44th Ward Ald. Tom Tunney, cuyos comentarios sobre la última solicitud de los Cachorros de más juegos nocturnos indican que la ciudad no está dispuesta a negociar por ahora al menos.

"La ordenanza que rige las actividades nocturnas dentro de Wrigley Field fue negociada por los Cachorros, la comunidad, yo mismo y la oficina del alcalde y tiene otros siete años antes de que expire", dijo Tunney. "Los Cachorros han optado por programar conciertos en lugar de juegos nocturnos".

Incluso cuando los Cachorros y los funcionarios de la ciudad se reunieron durante la gran inauguración de la tan esperada plaza en las afueras de Wrigley Field, persistieron algunos signos de insatisfacción continua por los límites de su uso.

"El hecho es que es de nuestra propiedad", dijo en ese momento el presidente de los Cachorros, Tom Ricketts. "La respuesta correcta es permitirnos continuar haciendo lo que ya hemos comentado".

Crane Kenney, Tom Ricketts, Mayor Rahm Emanuel and Laura Ricketts cut the ribbon during opening ceremonies for the Park at Wrigley in April. [DNAinfo/Ariel Cheung]

A win-win scenario?

Lenihan said he sees Tunney's opposition to an increase as "genuine," but worries that Emanuel could about-face when he feels the timing is right.

After all, the Cubs used to play 18 night games per season &mdash a fraction of what the night game schedule has evolved into.

"I think it's inevitable the Cubs are going to get the extra night games," Lenihan said. "They might even get more concerts."

But in exchange, Lenihan said he hopes to see more consideration for the neighbors, some of whom, like him, moved to Lakeview decades ago with no idea a 70-year-old rule of thumb was about to change.

A new fee on ticket prices could be used for a fund specifically for Lakeview that pays for more traffic control, more police officers and "real" neighborhood cleanup, Lenihan suggested.

Last year's seven concerts generated $1.89 million in amusement taxes for the city, according to a Cubs annual report, which is still just a fraction of the total economic benefit the team creates for the city, team officials have said.

But the Cubs' victorious 2016 postseason also ran up a big tab for the city: $18.8 million in police and emergency management overtime and cleanup. And the amusement taxes generated aren't neighborhood-specific, but go to the city as a whole, Lenihan said.

Meanwhile, he plans to continue weathering what can sometimes feel like a storm.

"To me, it's not a matter of hand-wringing. I think the change is going to come, and I don't fight it," Lenihan said. "But it's sad that people talk about Chicago being a city of neighborhoods, but it's only a city of neighborhoods until something like this happens."


How Night Games Changed Baseball History

J. L. &ldquoWilkie&rdquo Wilkinson, a baseball team owner, needed to put more bodies in seats. It was 1930, the year after the stock market had crashed, and the Depression was taking its toll. Not even baseball was safe: One team had folded a whole league disbanded. Wilkinson owned the Kansas City Monarchs, a winning team, but their daytime games made it impossible for working fans to attend. Additionally, the Monarchs were members of the Negro National League and didn&rsquot have their own stadium. Under the shadow of Jim Crow, where few stores and hotels would cater to them, playing baseball required lots of travel in unwelcoming conditions. And, while mostly black crowds attended the Monarchs&rsquo games, the efforts to attract new white fans were fruitless.

Wilkinson yearned for a financial home run and tried everything to keep the team going. In the 1920s, he lowered the price of seats from $1.10 to $.75 he halved the price of tickets for women on Ladies Night. Now more desperate, Wilkinson, who was white, took a bigger gamble. He mortgaged everything he owned to pursue a radical idea: playing baseball at night, when fans weren&rsquot at work. If he could just figure out how to help fans see the game, he figured, they would come. It wasn&rsquot a totally new idea&mdashnight baseball had been batted about by professional and amateur teams for years and a team from Independence, Kans., lays claim to hosting the first-ever such home game exactly 85 years ago, on April 28, 1930&mdashbut nobody had really made it work as a long-term solution.

The technology for nighttime baseball had significantly improved in the years since the first attempts had been made. Help came in the form of a mild-mannered Massachusetts-born General Electric physicist, William David Coolidge, who made floodlights possible. While Thomas Edison is credited with inventing the light bulb, his were short lived. The wire threads, or filaments, that they used to generate light burned out quickly or broke. Coolidge worked for years to make filaments with longer-lasting lives. The element tungsten, a silvery metal with the highest melting point on the periodic table, was an excellent candidate for a material, except that it had one major flaw. Tungsten snapped like chalk when drawn into a wire thread. When Coolidge &ldquobaked&rdquo tungsten, he eventually discovered, it became pliable. And, with Wilkinson&rsquos pioneering idea, it was tungsten wire set in a bulb that would eventually beam light onto the baseball diamond.

Wilkinson&rsquos great innovation was to commission the Giant Manufacturing Company of Iowa to make a portable lighting system. Six floodlights on telescoping poles nearly 50 ft. tall were mounted on flatbed trucks located throughout the field. The lights could go on the road with the Monarchs, an advantage not available to some of the other teams that introduced night games that same season. The electric lights were a sight to behold, since fewer than 10% of farms in America had electricity in the early 1930s. The novelty of the portable lights at baseball games, Wilkinson hoped, would act as the flame to the proverbial moth.

Y funcionó. With those lights the fans also saw the dawn of a new era&mdashthe beginning of nighttime baseball games, a full five years before Major League Baseball would follow their lead. Attendance that first Monarchs season grew from 5,000 to 12,000 to a peak of 15,000 people. Thanks to their portability, Wilkinson&rsquos lights acted as beacons for fans of all races&mdashand helped the Monarchs survive the Depression, which would have echoes throughout the history of baseball: Years later, Jackie Robinson would get his start with the Kansas City Monarchs, before moving on to the Brooklyn Dodgers, playing his first game April 15, 1947, and opening up baseball even more.

Ainissa Ramirez is a scientist and author (Newton&rsquos Football, Save Our Science). She co-hosts a 2-minute science podcast called Science Underground.


Yankees Magazine: When Yankee Stadium Was Lit

Ed. Note: During the current stoppage in baseball, Yankees Magazine is periodically putting some of its archival material online for the first time. This story first appeared in the May 2012 edition. Get more articles like this delivered to your doorstep by purchasing a subscription to Yankees Magazine at yankees.com/publications.

It was nearly 9 p.m., and only one batter into the game, Clarence “Cuddles” Marshall was already in trouble.

Nearly 50,000 fans -- some of whom had come to Yankee Stadium the night before only to be told the game was rained out -- were there to witness the first game under artificial lights in The House That Ruth Built. The date was May 28, 1946, and an unseasonably frigid night left most of them shivering.

One month after his 21st birthday, Marshall was making the first start of his big league career. His catcher, Bill Dickey, arguably the greatest backstop baseball had ever seen, walked toward the mound after Marshall walked Senators leadoff hitter Sherry Robertson on four pitches.

Dickey also happened to be making his home debut as manager after taking over for Joe McCarthy the previous weekend in Boston -- the first skipper in the Yankees dugout other than McCarthy in 16 years.

Marshall blew on his hands to try to keep them from completely freezing as the legendary Dickey approached him.

“You scared, kid?” Dickey said.

Dickey patted the young right-hander on the rear end and retreated to home plate.

It’s hard to imagine today -- when more than half of the Yankees’ home games begin after 7 p.m. -- but for the first 23 years of Yankee Stadium’s existence, not a single inning was played under lights.

The tradition-minded Yankees, particularly conservative team president Ed Barrow, were in no rush to join the nocturnal ranks. After their first night game, a 3-2 loss on June 26, 1939, at Philadelphia’s Shibe Park to an Athletics team that had been 0-8 against the Yanks that year, Lefty Gomez remarked, “There must be a catch to this.”

Though the consensus was “hardly favorable,” feelings started to warm after the Yankees’ second night game, a 14-5 rout of the White Sox at Comiskey Park on Aug. 22, 1939, in which the Bombers clubbed five homers.

That same day, however, Lou Gehrig gave a radio interview to KROC-AM in Rochester, Minnesota, where he was receiving treatment at the Mayo Clinic, blasting the innovation as nothing more than a spectacle.

“Well, night baseball is strictly a show and is strictly advantageous to the owners’ pocketbook,” Gehrig said. “But as far as being a true exhibition of baseball, well, I don’t think I can say it is, and it’s very difficult on the ballplayers themselves. … It’s not really baseball. Real baseball should be played in the daytime, in the sunshine.”

Afternoon games continued to fill the Yanks’ home schedule through the war years, but when Dan Topping, Del Webb and Larry MacPhail purchased the team from the Ruppert estate in February 1945, changes would soon come in a hurry.

Cuddles Marshall grew up in the very northwest corner of the continental United States in Bellingham, Washington, 90 miles north of Seattle. Gehrig, his boyhood idol, was nearing his 2,000th consecutive game played when Marshall told his mother, “You know, Mom? One day, I’m going to play for the New York Yankees.”

Now here he was, on the mound at Yankee Stadium, Joe DiMaggio playing behind him in center field, Charlie Keller in left and Tommy Henrich in right. Marshall had been preparing for this moment all his life. In fact, it was his experience (albeit brief) with the Pacific Coast League’s Seattle Rainiers -- whose stadium had lights -- that led Dickey to choose Marshall as his starter.

Marshall thought back to his big league debut as a reliever at Fenway Park five weeks earlier, when he got Ted Williams to hit into a double play with the bases loaded.

Marshall got the second batter, Buddy Lewis, to hit a ground ball to short. Phil Rizzuto scooped it up and flipped it to Joe Gordon for the force at second.

The rainout on Monday, May 27, dampened the spirits of one man more than anyone else. “MacPhail, who always looks forward to one of his new ventures with all the eagerness of a youngster who can’t wait for tomorrow to try out his new roller skates, was easily the most disappointed man in town,” wrote The New York Times' John Drebinger.

The fiery redhead with the golden tongue was a whirlwind of activity. Since acquiring a share of the Yankees, MacPhail had:

  • sent shockwaves throughout the league by selling ace pitcher Hank Borowy to the Cubs in the middle of the 1945 season
  • approved a $600,000 renovation of Yankee Stadium that included a new triple-tone coat of paint, created the first Stadium Club for season-ticket holders and moved the home dugout from the third-base side to the first-base side of the field
  • sent the Yankees to Panama for three and a half weeks of Spring Training in 1946
  • seen to it that all 154 regular-season games would be broadcast for the first time in team history, bringing in Mel Allen and Russ Hodges to call the games on WINS Radio and
  • introduced the Yankee Mainliner, making New York the first team to fly to its road destinations.

No innovation brought more excitement for MacPhail, however, than the installation of lights atop the Stadium roof.

To this day, MacPhail is credited as being a pioneer of night baseball. It was he who brought lights to the Majors, first illuminating Cincinnati’s Crosley Field as vice president and general manager of the Reds in 1935. Upon moving to the Dodgers, he lit up Ebbets Field on June 15, 1938 -- the game in which Reds pitcher Johnny Vander Meer tossed his second straight no-hitter.

On Jan. 15, 1946, MacPhail beamed with pride as he led a contingent of reporters on a tour of the construction at Yankee Stadium. A.E. Carlson, the Bronx firm that had done the grandstand expansion in 1937, was hired to do the roofing work. Six banks of lights containing 1,409 floodlights -- with 1,500 watts in each lamp -- would ring the Stadium. The result was said to be the equivalent of playing under 5,000 full moons and would provide “sufficient light to illuminate a four-lane highway from New York to Washington,” Drebinger wrote. The installation also called for 30,000 feet of steel electrical conduits and 15 miles of wiring according to a July 1946 article in American Roofer.

MacPhail smiled as he prepared to finally bring night baseball to the most famous stadium in sports, recalling what baseball Commissioner Kenesaw Mountain Landis had told him when he first proposed the idea in 1934.

“Young man,” Landis had said, “not in my lifetime or yours will you ever see a baseball game played at night in the Majors.”

Dickey had wanted to manage, but not like this.

McCarthy, perturbed by the Borowy sale and ailed by a gall bladder condition, had nearly walked away in 1945. A “perfectionist” regarded by many as the greatest manager in baseball history, McCarthy expected his players to do things the right way -- the Yankees way. MacPhail, with his torrent of changes and ebullient persona, was not McCarthy’s type of guy.

McCarthy tried to make it work, but the relationship between the manager and the owner continued to sour in 1946. Citing a recurrence of his gall bladder condition, McCarthy retreated to his farm in Tonawanda, New York, near Buffalo, in the middle of a 13-game May road trip.

After eight American League pennants and seven world championships, including a sterling 29-9 record in World Series games, McCarthy was done in New York. Even a personal visit from Yankees executive George Weiss to try and talk him out of it had no effect. “My doctor advises that my health would be seriously jeopardized if I continued,” McCarthy wrote in a telegram to MacPhail. (He returned to managing in 1948 with the Red Sox.)

“MacPhail’s flamboyant doings, his airline rides, his beauty parades on the ball field and night baseball were anathema to McCarthy whose idea of baseball was playing it in the afternoon without benefit of sideshows or interference from the club president,” wrote The Washington Post's Shirley Povich. “McCarthy might have parted company with the Yankees last season, except for the fact that MacPhail was shrewd enough to fear that it wouldn’t look nice, and that he would be under the suspicion of running out the most popular manager in the history of Yankee Stadium fans. That would not have been a smart way for MacPhail to break in as president of the Yanks.”

On May 24, just before a three-game weekend series in Boston, MacPhail named Dickey manager. After going 1-2 at Fenway, Dickey’s charges came home for the first night game trailing the Red Sox by six games.


Baseball broadcasting firsts

The first-ever televised baseball game was on May 17, 1939, between Princeton and Columbia Princeton beat Columbia 2–1 at Columbia's Baker Field. The contest was aired on NBC station W2XBS, an experimental station in New York City which would ultimately become WNBC. The game was announced by Bill Stern. Dawson L. Farber, Jr. pitched for Princeton. [1]

On August 26 of the same year, the first ever Major League Baseball game was televised (once again on W2XBS). With Red Barber announcing, the Brooklyn Dodgers and the Cincinnati Reds played a doubleheader at Ebbets Field. The Reds won the first, 5–2 while the Dodgers won the second, 6–1. Barber called the game without the benefit of a monitor and with only two cameras capturing the game. One camera was placed behind home plate, in the second tier of seating, while another was positioned near the visitors' dugout, on the third-base side. [2]

By 1947, television sets (most with five and seven-inch screens) were selling almost as fast as they could be produced in cities which had television stations. Because of this, Major League teams began televising games and attracted a whole new audience into ballparks in the process. This was because people who had only casually followed baseball began going to the games in person and enjoying themselves. As a result, the following year, Major League attendance reached a record high of 21 million.

1947 saw the first televised World Series. [3] [4] The games were shown in the New York City area by NBC over WNBT Channel 4 (now WNBC) and reportedly on the rudimentary NBC Television Network, consisting in 1947 of New York, Schenectady, Philadelphia, Baltimore and Washington, D.C. The broadcast was sponsored by Gillette and Ford. Even though there were only about 100,000 television sets in the entire country at that time, the 1947 World Series brought in an estimated 3.9 million viewers -- many watching in bars and other public places -- becoming television's first mass audience.

On April 16, 1948, Chicago's WGN-TV (run by Jake Israel) broadcast its first big-league game, with Jack Brickhouse calling the White Sox' 4-1 defeat of the Cubs in an exhibition game at Wrigley Field. WGN televised each Cubs and White Sox home game live. According to Brickhouse,

It worked because the Cubs and White Sox weren't home at the same time. You aired the Sox at Comiskey, or Cubs at Wrigley Field. Daytime scheduling gave the Cubs a decided edge, as Wrigley didn't have lights, so kids came home from school, had a sandwich, and turned the TV on.

On July 11, 1950, the All-Star Game out of Chicago's Comiskey Park was televised for the first time. On November 8, 1950, Commissioner Happy Chandler and player reps agreed on the split of the TV-radio rights from the World Series.

On August 11, 1951, WCBS-TV in New York City televised the first baseball game (in which the Boston Braves beat the Brooklyn Dodgers by the score of 8-1) in color. On October 1 of that year, NBC aired the first coast-to-coast baseball telecast as the Brooklyn Dodgers were beaten by the New York Giants in the first game of a playoff series by the score of 3-1 featuring Bobby Thomson's two-run home run. Thomson's famous now-legendary home run) would occur in the third game of the best of 3 series.

The 1955 World Series was the first televised in color (on NBC).

In 1958, KTTV in Los Angeles, California aired the first regular-season baseball game ever played on the West Coast, a Los Angeles Dodgers-San Francisco Giants game from Seals Stadium in San Francisco, California, with Vin Scully announcing. In its first year airing Major League Baseball, KTTV aired only the Dodgers' road games.

What may be the first sports instant replay using videotape occurred on July 17, 1959, during a broadcast of a New York Yankees game by New York TV station WPIX. It came after a hit by Jim McAnany of the Chicago White Sox ended a no-hitter by the Yankees' Ralph Terry. Since the game was being videotaped, broadcaster Mel Allen asked director Terry Murphy to play a tape of McAnany's hit over the air.

On July 23, 1962, Major League Baseball had its first satellite telecast (via Telstar Communications). The telecast included portion of a contest between the Chicago Cubs vs. the Philadelphia Phillies from Wrigley Field with Jack Brickhouse commentating.

On July 17, 1964, a game out of Los Angeles between the Chicago Cubs and Los Angeles Dodgers became the first Pay TV baseball game. Basically, subscription television offered the cablecast to subscribers for money. The Dodgers beat the Cubs by the score of 3-2, with Don Drysdale collecting 10 strikeouts along the way.

On March 17, 1965, Jackie Robinson became the first black network (ABC) broadcaster for Major League Baseball. That year, ABC provided the first-ever nationwide baseball coverage with weekly Saturday broadcasts on a regional basis. Some time later, Bill White became the first black man to regularly do play-by-play work for Major League Baseball.

On October 13, 1971, the World Series held a night game for the first time. [5] Commissioner Bowie Kuhn, who felt that baseball could attract a larger audience by featuring a prime time telecast (as opposed to a mid-afternoon broadcast, when most fans either worked or attended school), pitched the idea to NBC. An estimated 61 million people watched Game 4 on NBC TV ratings for a World Series game during the daytime hours would not have approached such a record number. In subsequent years, all weekday games would be played at night.

Except for Game 1 in both series, all League Championship Series games in 1975 were regionally televised. Meanwhile, Game 3 of both League Championship Series were aired in prime time, the first time such an occurrence happened.

On October 18, 1977, ABC's Bill White became the first African American broadcaster to preside over the presentation of the Commissioner's Trophy at the conclusion of the World Series.

In 1985, NBC's telecast of the All-Star Game out of the Metrodome in Minnesota was the first program to be broadcast in stereo by a TV network. Also in 1985, ABC announced that every game of the World Series would be played under the lights for the biggest baseball audience possible. It marked the first time that all World Series games were played at night.

In 1989, NBC's Gayle Gardner became the first woman to regularly host Major League Baseball games for a major television network.

In 1990, CBS Sports' Lesley Visser became the first female to cover the World Series, serving as their lead field reporter. In addition to working the World Series from 1990-1993 for CBS, Visser covered the 1995 World Series for ABC Sports via The Baseball Network.

On August 3, 1993, Gayle Gardner became the first woman to do television play-by-play for a Major League Baseball game. It was the Colorado Rockies vs. Cincinnati Reds on KWGN-TV in Denver.

Also in 1993, CBS' Andrea Joyce became the first woman to co-host the network television coverage of the World Series. Joyce co-hosted that particular World Series with Pat O'Brien.

In 1995, NBC's Hannah Storm not only became the first woman to serve as solo host a World Series game, but also the first woman to preside over the World Series Trophy presentation.

In 1996, ESPN began a five-year contract with Major League Baseball worth $440 million and about $80 million per year. ESPN paid for the rights to a Wednesday doubleheader and the Sunday night Game of the Week, as well as all postseason games not aired on Fox or NBC. As a result, Major League Baseball postseason games were aired on cable for the very first time.

On July 8, 1997, Fox televised its first ever All-Star Game (out of Jacobs Field in Cleveland). For this particular game, Fox introduced "Catcher-Cam" in which a camera was affixed to catchers' masks in order to provide unique perspectives of the action around home plate. [7] Catcher-Cam soon would become a regular fixture in Fox's baseball broadcasts.

On March 31, 1998, NBC affiliate KXAS presented the first non-experimental high-definition broadcast of a regular-season game, an Opening Day contest between the Chicago White Sox and the Texas Rangers. [8] The White Sox prevailed that day, defeating the Rangers 8-1. [9]

2001 marked first year of split coverage of one League Championship Series game as well as the first cable involvement in LCS. Game 5 of the NLCS and Game 4 of the ALCS were split between the Fox Broadcasting Company and Fox Sports Net. 2001 also featured the first cable League Division Series game to be aired in prime time.

The 2002 World Series, broadcast on Fox, was the first World Series to be broadcast in high-definition.

With TBS acquiring rights to air one half of the League Championship Series (the other half going to Fox), 2007 marked the first time that an LCS was broadcast exclusively on cable. It also marked the first time that cable television produced postseason games weren't available on over-the-air television in the participating teams' home markets. [10]

Also in 2007, ESPN2 broadcast the Major League Baseball Draft. It was the first time [11] the draft was televised.

2009 marked the first time that Baseball Hall of Fame election ceremony was broadcast live, when MLB Network televised the occasion.

Also in 2009, New York Yankees broadcaster Suzyn Waldman [12] became the first woman to work a World Series game from the broadcast booth.

On August 24, 2015, Jessica Mendoza was the first female analyst for a Major League Baseball game in the history of ESPN, during a game between the St. Louis Cardinals and the Arizona Diamondbacks. [13] On August 30, 2015, Mendoza filled in for suspended color commentator Curt Schilling for the Cubs-Dodgers game on Sunday Night Baseball. Cubs pitcher Jake Arrieta pitched a no hitter in the game. John Kruk, Dan Shulman and Mendoza called the 2015 American League Wild Card Game on October 6, and Mendoza became the first female analyst in MLB postseason history. [14]


Safeco Field First with LED Lights

In recent years, the conversion of standard lights to their energy-sipping LED counterparts has revolutionized energy consumption at ballparks. In 2014, Seattle's Safeco Field became the first major league ballpark to make the switch to LEDs. With the LEDs, energy consumption is reduced about 60 percent even though the fixtures are 20-30 percent brighter than those they replaced. Since the light emitted more closely resembles sunlight, players and fans enjoy improved visibility. The LEDs also allow for ultra-slow motion replays without the characteristic light flicker common with metal-halide bulbs. Annual energy savings are estimated to be about $50,000.

Over the years, night baseball not only survived, it flourished. Today, more than four of five MLB games are played at night. More than 130 years have passed since Edward Weston flamboyantly demonstrated the power of his arc lights along Nantasket Beach in Massachusetts. More than eight decades after the Reds-Phillies night game in Cincinnati, today&rsquos energy-efficient LED lights bathe major league ballparks in the best light yet, a light closer to the color temperature of sunlight that any of its predecessors.

Baseball season may soon be winding down, but we have months of football watching to go! See how your team's city ranked in our list of "Greenest To Environmentally Meanest" NFL cities.


Ver el vídeo: Yoenis habla sobre sus turnos en el Juego 3 (Diciembre 2021).