Noticias

USS Constitution derrota al HMS Guerriere - Historia

USS Constitution derrota al HMS Guerriere - Historia

El 19 de agosto de 1812, el USS Constitution derrotó al HMS Guerriere frente a las costas de Nueva Escocia. La batalla duró una hora y marcó una gran victoria para la Armada.

.


El primer gran encuentro naval de la Guerra de 1812 tuvo lugar entre el USS Constitution, comandado por el Capitán Isaac Hull, y el HMS British Guerriere, comandado por el Capitán Dacres. Los dos barcos estaban clasificados como fragatas y llevaban armamentos similares. El capitán británico estaba seguro de la victoria, y antes del encuentro se informó que dijo: "Hay una fragata yanqui: en cuarenta y cinco minutos seguramente es nuestra, llévatela y te prometo cuatro meses de paga".
Cuando los dos barcos se acercaron, los británicos mantuvieron un fuego constante de cañones de largo alcance. El proyectil inicial rebotó en el casco del Constitution sin causar ningún daño. Se dice que se escuchó un grito: "¡Hurra, sus costados están hechos de hierro!", Por lo que su nombre pronto se convirtió en "Old Ironside". Cuando los dos barcos estaban separados por 25 pies, Hull dio la orden de abrir fuego. El cañón golpeó al Geurrier con un efecto devastador. En poco tiempo todos los mástiles del Guerriere estaban derribados y Dacres no tuvo más remedio que rendirse. Si bien la victoria militar de la Constitución fue un éxito modesto, su efecto político fue sustancial. Consolidó el apoyo de Nueva Inglaterra para el esfuerzo de guerra y contrarrestó las malas noticias de guerra provenientes del frente canadiense.


Este día en la historia: USS Constitution vence al HMS Guerriere durante la guerra de 1812

En este día histórico, el 19 de agosto de 1812, el USS Constitution obtuvo una exitosa victoria en la acción de un solo barco contra el HMS Guerriere.

La victoria no fue necesariamente una gran victoria desde una perspectiva militar considerando que Estados Unidos tenía una flota de barcos considerablemente más pequeña en comparación con el barco 600 Royal Navy, pero la victoria impulsó enormemente la moral y el patriotismo estadounidense. Así que fue una victoria moral.

Hubo una falta de apoyo público para la guerra antes de la batalla, pero después de ella, el apoyo aumentó drásticamente. La victoria también validó el punto de que Estados Unidos se estaba convirtiendo en una nación poderosa.

Ambos barcos se prepararon para la acción después de avistarse el uno al otro alrededor de las 2 pm, y acortaron la vela a & # 8220 vela de combate & # 8221 Cuando la Constitución se acercó, el capitán James Richard Dacres del HMS Guerriere disparó una andanada, que no alcanzó su objetivo. y luego corrió a favor del viento durante tres cuartos de hora con la Constitución en su cuarto. Dacres guiñó varias veces para disparar andanadas contra la Constitución, pero las andanadas del Guerriere fueron en su mayoría inexactas, mientras que los pocos disparos disparados con las principales armas de Constitución tuvieron poco efecto.

Después de que una bala de cañón rebotara "inofensivamente" en el costado de la Constitución, un miembro de la tripulación gritó "¡Huzzah! ¡Sus costados están hechos de hierro! " Una vez que el alcance se cerró a unos pocos cientos de yardas, el capitán Hull del USS Constitution ordenó que se colocara una vela adicional para acortar la distancia rápidamente.

Dacres no coincidió con esta maniobra, y los dos barcos comenzaron a intercambiar andanadas a “medio tiro de pistola”, con el Constitution a estribor y el Guerriere a babor. Después de quince minutos intercambiando disparos, durante los cuales Guerriere sufrió mucho más daño que el Constitution debido a los cañones más grandes del Constitution & # 8217 y al casco más grueso, el mástil de mesana de Guerriere cayó por la borda a estribor, actuando como un timón y arrastrando el barco por todo el lugar.

Esto permitió a Constitution adelantarse a Guerriere, disparando una andanada rasante que derribó el patio principal. A continuación, Hull volvió a cruzar la proa de Guerriere, disparando otra andanada de rastrillo, pero la maniobra se cortó demasiado cerca y el bauprés del Guerriere se enredó en el aparejo del mástil de mesana de la Constitución. En ambos barcos, se convocó a grupos de abordaje y los dos bandos intercambiaron disparos de mosquete. El capitán Dacres resultó herido por disparos de mosquete.

Algunos de los artilleros a bordo del Guerriere dispararon a quemarropa contra la cabina de popa de Hull, incendiando brevemente el barco estadounidense. Los dos barcos bloqueados finalmente se liberaron. El trinquete y el palo mayor del Guerriere se partieron al nivel de la cubierta, dejando al barco indefenso. Dacres intentó zarpar, pero también había sido dañado y roto. Mientras tanto, la Constitución corrió a favor del viento durante varios minutos, reparando los daños en el aparejo, antes de volver a usar y golpear contra el viento para regresar a la batalla.

Mientras la Constitución se preparaba para volver a la acción, el Guerriere disparó un tiro en la dirección opuesta a la Constitución, señalando una rendición. Hull ordenó a un barco que llevara a un teniente al barco británico. Cuando el teniente abordó el Guerriere y preguntó si Guerriere estaba dispuesto a rendirse, el capitán Dacres dijo: “Bueno, señor, no lo sé. Nuestro mástil de mesana se ha ido, nuestros mástiles de proa y principal se han ido; creo que, en general, se podría decir que hemos tocado nuestra bandera ".


Cuando la Marina de los EE. UU. Alcanzó la mayoría de edad, mostrando por primera vez lo que podía hacer

El sudor corría por las cejas de ocho marineros estadounidenses, sus puños de nudillos blancos agarraban largos remos. El contramaestre les gritó que tiraran por sus vidas cuando se escuchó el débil silbido de una bala de cañón sobre la conmoción detrás de ellos.

Se quedó corto, enviando una columna de agua hacia el cielo, y fue inmediatamente respondido por un cañón estadounidense que arrojaba humo y hierro a cambio.

Los marineros fueron algunos de los muchos hombres, seleccionados de la tripulación del USS Constitución (44 cañones y 450 almas), encargados de kedging tirando de su ancla hacia adelante y soltándola. Permitiendo así que el gran barco se arrastre a sí mismo a lo largo de una línea unida a él.

Detrás de la Constitución se arrastró HMS África (64 cañones), HMS Eolo (32 cañones), HMS Shannon (38 cañones), HMS Belvidera (36 cañones) y HMS Guerriere (38 cañones).

Cuchillando, mojando velas y disparando en cada oportunidad posible, los cinco barcos del escuadrón inglés se dirigieron hacia la única fragata estadounidense, cuya tripulación luchó desesperadamente por escapar de lo que sabían que era una derrota segura.

Después de 57 horas de ardua lucha, Constitución se deslizó por debajo del horizonte, finalmente libre de sus perseguidores. Hizo toda la velocidad que pudo hacia Boston, la seguridad y el hogar.

La vista desde la cubierta durante la persecución. Esta es probablemente una representación de kedging, la tripulación a bordo está preparando el ancla para que la lleve uno de los barcos.

Así comenzó la Guerra de 1812 para la tripulación del USS Constitución , una fragata construida en 1797. Era una de las seis únicas fragatas de la diminuta Armada de los Estados Unidos, muy superada en número por la Royal Navy. Constitución y sus hermanas no se quedaron atrás.

Eran algunos de los barcos más avanzados en el agua en ese momento, gracias a su diseñador Joshua Humphreys.

Había creado un diseño que era más delgado, más largo y más rígido que cualquier otra cosa en el mundo. Esto permitió que sus barcos alcanzaran mayores velocidades, sin sacrificar el número de cañones que llevaban o la fuerza del casco.

Cuando estalló la guerra en junio de 1812, este nuevo diseño no había sido probado contra un adversario de igual poder. El 12 de julio zarpó de Annapolis, en un viaje que le aseguraría un lugar en la memoria estadounidense para siempre.

Estaba buscando un escuadrón estadounidense liderado por el comodoro John Rodgers cuando descubrió que los barcos a los que se acercaba eran ingleses, iniciando su escapada de morderse las uñas. Finalmente llegó a Boston el 27 de julio, pero sabía muy bien que esos cinco barcos ingleses estarían cerca de su estela.

Su capitán, Isaac Hull, tomó suficientes provisiones para un viaje de seis meses, reponió el agua (que habían arrojado por la borda durante la persecución) y se preparó para zarpar lo antes posible.

El gran barco y su tripulación de 450 hombres partieron nuevamente, el 2 de agosto, con destino a las rutas marítimas ricas en premios frente a Halifax, en Nueva Escocia.

los Constitución en 1803. Sus líneas rectas y su casco más grueso y rígido lo convirtieron en un excelente velero.

Merodeó las gélidas aguas de los Grandes Bancos, capturando tres barcos mercantes británicos. El capitán Hull no estaba seguro de si Boston seguía siendo un puerto libre y abierto, o si los británicos lo habían bloqueado.

No podía arriesgarse a enviar una tripulación con un preciado barco mercante inglés, solo para que lo recapturaran. Todos los barcos que tomó tuvieron que ser quemados, una vez que la tripulación estuviera a salvo a bordo. Constitución .

Mientras navega, Constitución Casi no encontró resistencia, hasta que el 18 de agosto se avistaron velas hacia el sur. Dejó volar toda su lona, ​​se puso en aprietos y persiguió lo que parecía ser un balandro de guerra inglés y un convoy. Después de una persecución de dos horas,

Después de una persecución de dos horas, Constitución finalmente cerrado en el recipiente más pequeño. Al abordarla, ambos barcos descubrieron que habían identificado erróneamente al otro. Constitución encontró que su presa era un corsario estadounidense, con el nombre de Decatur.

Decatur Vio que era una fragata americana la que la había perseguido, no la inglesa que había eludido el día anterior.

De repente, la atmósfera a bordo Constitución cambiado, sus días despreocupados de asaltar convoyes habían terminado. Había una fragata inglesa y los estadounidenses no pudieron resistir la oportunidad de demostrar lo que podía hacer su barco. Volvieron a ponerse en cuartel y zarparon en rumbo sur.

Las tripulaciones de los cañones a bordo Constitución se emocionaron mientras se acercaban a su oponente. Confiaron en su barco y sabían que su capitán no les fallaría.

Al día siguiente, después de muchas horas de dura navegación, finalmente apareció una vela. A las 4 de la campana (2 de la tarde), se avistó en el horizonte la silueta tenue de un barco, directamente al sur.

A las 6 campanadas (3 pm) fue identificada como una fragata (probablemente la misma que había perseguido Decatur ). Ambos barcos izaron velas de batalla (gavias y foques) y despejaron sus cubiertas para la acción. La tensión debe haber llenado el aire.

Las dos enormes máquinas de guerra corrieron una hacia la otra, pero pasó otra hora antes de que estuvieran cerca. Cada hombre estaba junto a su arma, mirando al capitán de la tripulación de armas, esperando la orden precisa para disparar.

Cuando los dos barcos se cerraron, la fragata inglesa izó tres banderas inglesas a las 8 campanadas (4 pm).

Cinco minutos después, un estruendoso sonido de 16 cañones rompió el relativo silencio. La fragata inglesa, ahora reconocida como HMS Guerriere , uno de los cinco barcos que habían perseguido Constitución Hace apenas un mes, desató su andanada de estribor.

16 columnas de agua se dispararon frente al barco estadounidense, todas se habían quedado cortas. Guerriere se volvió, trayendo su otro lado para soportar, y desató otra andanada ondulante.

Nuevamente se quedaron cortos. Ahora estaba cerca de las 2 campanas (5 pm).

Tiempo Constitución se acercó, Guerriere giraba hacia adelante y hacia atrás, tratando de encontrar una buena posición para un tiro efectivo. Durante casi una hora, el barco bailó hasta que Constitución estaba lo suficientemente cerca para un disparo de pistola.

Los británicos dispararon primero. Una andanada masiva, más de 500 libras de hierro, se estrelló contra Constitución lado, pero el grueso entablado y la madera densa resistieron el bombardeo.

Se escuchó a un marinero gritar “¡Hurra! ¡Sus costados están hechos de hierro! " mientras una bola rodaba inofensivamente por las murallas que parecían fortalezas. El barco estadounidense abrió fuego, sus cañones eructaron llamas y metal. Los dos cascos flotantes intercambiaron andanada tras andanada. Tiempo

El barco estadounidense abrió fuego, sus cañones arrojaron llamas y metal. Los dos cascos flotantes intercambiaron andanada tras andanada. Tiempo Constitución se mantuvo alto, entero y casi intacto, el Guerriere’s El palo de mesana cayó y se derrumbó en un montón de sedal, lona y madera.

El barco inglés giró, envolviendo su proa en Constitución aparejo, enredando los dos.

& # 8220 & # 8217hemos hecho un bergantín con ella! & # 8221 se oyó llorar a un guardiamarina cuando el mástil de mesana cayó sobre Guerriere.

Los grupos de abordaje se prepararon desde ambos barcos, pero nadie pudo cruzar el estrecho haz. La tripulación de los cañones ingleses disparó directamente contra la cabina del capitán Hull, prendiéndola en llamas.

Pronto el mar obligó a ambos barcos a separarse, y sus aparejos se tensaron y se rompieron cuando se separaron. Guerriere’s los dos mástiles restantes se rompieron, tirados por la maraña de cuerdas. Constitución se apartó, haciendo reparaciones rápidas.

La Guerriere finalmente es cortada, todos sus mástiles destruidos.

Pronto navegó de regreso hacia su enemigo lisiado, preparándose para asestar el golpe final. Guerriere disparó un solo cañón, reconociendo la derrota y pidiendo piedad. El capitán Hull accedió y envió a un teniente para que aceptara. El teniente preguntó si Guerriere había golpeado sus colores.

El Capitán Dacre, al mando del barco inglés, supuestamente dijo: "Bueno, señor, no lo sé". Nuestro mástil de mesana se ha ido, nuestros mástiles de proa y principal se han ido & # 8211 Creo que en general se podría decir que hemos golpeado nuestra bandera. & # 8221

El teniente volvió a Constitución con Dacre, quien le ofreció a Hull su sable, el tradicional signo de derrota. Hull se negó, diciendo que el inglés había luchado tan bien como se podía esperar y que no sentía nada más que respeto por él.

James Richard Dacres, como vicealmirante más adelante en su carrera. Mientras sufría una terrible derrota a manos del Constitución se entendió, gracias en parte a una carta de recomendación escrita por su oponente, el capitán Isaac Hull, que cumplió con su deber hasta el final, y simplemente fue golpeado profundamente.

Ahora Hull se enfrentaba a un problema. Tenía una fragata británica, que podía ser capturada y reparada, pero esto podría correr el riesgo de una recaptura ya que su viaje sería lento. En su lugar, optó por llevar cautivos a todos los hombres a bordo y quemar los Guerriere .

Navegó a Boston, para llevar la noticia de una de las primeras grandes victorias de la guerra, a un público que ya estaba cansado de los bloqueos ingleses y del miedo constante.

Capitán Isaac Hull, el héroe de la batalla. Su habilidad, combinada con la construcción superior del barco # 8217, provocó una de las primeras victorias navales estadounidenses en la Guerra de 1812.

los Constitución se ha convertido en uno de los símbolos más emblemáticos de la Marina de los Estados Unidos. Después de su regreso a Boston, continuó luchando hasta el final de la guerra en 1815.

Hoy, después de numerosas restauraciones, se sienta como el buque de guerra comisionado más antiguo aún a flote y, a partir de 2015, el único buque de guerra estadounidense comisionado que ha hundido un buque enemigo.


Consecuencias [editar | editar fuente]

El capitán Dacres fue escoltado a bordo del Constitución. Hull se negó a aceptar la espada de rendición de Dacres, diciendo que no podía aceptar la espada de un hombre que había luchado con tanta valentía. & # 912 & # 93 También ordenó que se le devolviera la Biblia de la madre de Dacres. & # 912 & # 93 El Guerriere se estaba hundiendo claramente, y los heridos fueron trasladados a la Constitución. Hull descubrió que diez estadounidenses impresionados habían estado sirviendo a bordo Guerriere pero Dacres les había permitido permanecer bajo cubierta en lugar de luchar contra sus compatriotas. & # 9115 & # 93

Hull quería el Guerriere remolcado como un barco de premio. los Constitución acostarse por el Guerriere durante la noche, pero al amanecer era obvio que el Guerriere no se pudo salvar. Los prisioneros y las partidas de salvamento estadounidenses subieron a bordo. Constitución y a las tres de la tarde, el Guerriere se prendió fuego y pronto estalló. & # 9116 & # 93

A pesar de que Constitución era capaz de continuar su crucero (estaba sustancialmente ilesa y todavía tenía dos tercios de sus municiones), Hull quería que el público estadounidense tuviera noticias de la victoria. Llegó a Boston diez días después, y su noticia (con la prueba evidente de más de doscientos prisioneros de guerra) causó regocijo. los Guerriere había sido uno de los barcos más activos de la Royal Navy en detener y registrar los buques mercantes estadounidenses, y la noticia de su derrota fue particularmente satisfactoria para la comunidad marinera estadounidense. & # 9117 & # 93 Irónicamente, Hull nunca iba a tener otro comando de combate. & # 9115 & # 93 Solo tres días antes de que derrotara Guerriere, su tío, el general William Hull, había entregado Fort Shelby a una fuerza británica muy inferior. Otra desgracia para Isaac Hull fue la muerte de su hermano, quien dejó viuda e hijos a quienes Hull ahora tenía el deber de mantener. Buscando una comisión que se adaptara mejor a sus nuevas responsabilidades domésticas, Hull le preguntó al secretario de la Marina Hamilton si podía intercambiar órdenes con el capitán William Bainbridge, a cuyo mando había servido durante las Guerras de Berbería y que entonces era el comandante del Astillero de la Marina de Boston. Hamilton estuvo de acuerdo, y el 15 de septiembre de 1812, Hull se hizo cargo de Navy Yard y Bainbridge Constitución.

Una vez liberado por intercambio de prisioneros y devuelto a Halifax, Dacres fue juzgado por un consejo de guerra, como era habitual en el caso de un barco de la Royal Navy perdido por cualquier causa. Presentó como defensa los hechos de que el Guerriere fue originalmente construido en Francia, capturado por la Royal Navy en 1806, y por lo tanto no tan robusto como los barcos construidos por los británicos, y lo que es más importante, que el Guerriere estaba muy deteriorada y, de hecho, iba camino de reacondicionarse en Halifax en ese momento, y la caída del mástil de mesana que paralizó el Guerriere Al principio de la pelea se había debido tanto a la putrefacción como al daño de la batalla. & # 9118 & # 93 No hubo ninguna sugerencia de que Dacres y sus hombres no hubieran hecho todo lo posible, o que Dacres hubiera sido imprudente al contratar a los Constitución. (A principios de la guerra de 1812, la Royal Navy aceptó que una fragata británica de 38 cañones podría enfrentarse con éxito a una fragata de 44 cañones de cualquier otra nación). Por lo tanto, Dacres fue absuelto. & # 9119 & # 93


USS Constitution derrota al HMS Guerriere - Historia

Batalla naval: la Constitución contra el Guerriere 1812
por R. Taylor



La Constitución y el Guerriere 1812

O El 2 de agosto de 1812, la `` Constitución '' zarpó partiendo de Boston y navegó hacia el este con la esperanza de encontrar algunos barcos británicos. Después de no encontrarse con ningún barco británico, el "Constitución" navegó a lo largo de la costa de Nueva Escocia, y luego de Terranova, para finalmente estacionarse frente a Cape Race en el Golfo de San Lorenzo. Fue aquí donde los estadounidenses capturaron y quemaron dos bergantines de poco valor. El 15 de agosto, la "Constitución" recapturó un bergantín estadounidense del balandro británico "Vengador", sin embargo, el barco británico logró escapar. El capitán Isaac Hull puso una tripulación en el bergantín y lo navegaron de regreso a un puerto estadounidense.

A las 2:00 p.m. El 19 de agosto, la tripulación del & quotConstitución & quot; distinguió una gran vela que resultó ser la fragata británica & quotGuerriere & quot; capitaneada por James Dacres. A las 4:30 p.m. los dos barcos empezaron a posicionarse e izaron sus banderas (colores). A las 5:00 p.m. la & quotGuerriere & quot abrió fuego con sus cañones meteorológicos, los disparos salpicaron en el agua cerca del barco estadounidense. Los británicos luego dispararon sus andanadas de babor, dos de estos disparos dieron en el barco estadounidense, el resto pasaron por encima y a través de su aparejo. Mientras los británicos se preparaban para disparar de nuevo, la "Constitución" disparó sus cañones de babor. Los dos barcos estaban a una distancia considerable, y durante los siguientes 60 minutos más o menos continuaron así con muy poco daño a cualquiera de las partes.

A las 6:00 p.m. se acercaron, a las 6:05 p.m. los dos barcos estaban a tiro de pistola el uno del otro. Un furioso cañoneo comenzó, a las 6:20 p.m. la "Constitución" disparó contra el mástil de mesana del "Guerriere", el barco británico resultó dañado. La "Constitución" rodeó la proa del "Guerriere" y lanzó un fuerte fuego rasante que disparó contra el patio principal de la fragata británica. Los estadounidenses volvieron a dar la vuelta y rastrillaron el & quotGuerriere & quot. El mástil de mesana del barco británico ahora se arrastraba en el agua y los dos barcos se acercaron. Los cañones de proa británicos causaron algunos daños en la cabina del capitán de la "Constitución", incluso se inició un incendio allí. Un oficial estadounidense llamado teniente Hoffmann apagó el fuego.

Fue por aquí que ambas tripulaciones intentaron abordar el barco de los demás, o al menos pensaron en ello. Y también fue aquí donde se llevaron a la mayoría de las víctimas de la "Constitución". De hecho, ambos bandos sufrieron mucho por la mosquetería en este punto. En el & quotGuerriere & quot; la pérdida fue mucho mayor. El capitán James Dacres recibió un disparo en la espalda mientras animaba a su tripulación a luchar. Los barcos finalmente trabajaron para liberarse unos de otros, y luego el trinquete y el mástil mayor del "Guardián" se derrumbaron dejando al barco británico indefenso.

A las 6:30 p.m. la "Constitución" se escapó un poco y realizó reparaciones que solo tardaron unos minutos en completarse. El capitán Isaac Hull se puso de pie y miró a las 7:00 p.m. cuando el maltrecho barco británico se rindió, incapaz de continuar la lucha.

La "Constitución" tenía una tripulación de 456 personas y llevaba 44 cañones. El Guerriere tenía una tripulación de 272 hombres y llevaba 38 cañones. Las bajas estadounidenses fueron 14, que incluían al teniente William S. Bush, de los marines, y seis marineros muertos. Y su primer teniente, Charles Morris, el capitán, John C. Alwyn, cuatro marineros y un infante de marina heridos. Total siete muertos y siete heridos. Casi todas las bajas estadounidenses vinieron de la mosquetería enemiga cuando los dos barcos se juntaron. Los británicos perdieron 23 muertos y heridos de muerte, incluido su segundo teniente, Henry Ready, y 56 heridos de gravedad y leve, incluido el capitán Dacres, para un total de 79. El resto de la tripulación británica quedó prisionera.


Copyright: A menos que se indique lo contrario, toda la información, imágenes y datos contenidos en este sitio web están protegidos por derechos de autor según el derecho internacional. Cualquier uso no autorizado del material aquí contenido está estrictamente prohibido. Reservados todos los derechos.


USS Constitution en la guerra de 1812:

El USS Constitution luchó en numerosas batallas de la Guerra de 1812. El barco ganó el apodo de "Old Ironsides" después de que luchó contra el barco británico, HMS Guerriere, el 19 de agosto de 1812 durante la primera fase de la guerra.

Durante la batalla, varias balas de cañón golpearon el USS Constitution y simplemente rebotaron en los costados de la nave. La tripulación se dio cuenta de esto y declaró que los costados estaban hechos de hierro. Los oficiales del barco y varias publicaciones de prensa comenzaron a usar el apodo de "Old Ironsides" y el nombre se quedó.

El USS Constitution derrotó a cinco buques de guerra británicos durante la Guerra de 1812, el HMS Guerriere, Java, Pictou, Cyane y Levant, y capturó muchos buques mercantes.

Después de la guerra de 1812, sirvió en el Mediterráneo y ayudó a interceptar y capturar barcos de esclavos, como el H.N. Gambrill, frente a las costas de África.

Después del apoyo del Capitán "Madjack" Percival, y una fuerte reacción pública a un poema de Oliver Wendell Holmes recientemente publicado titulado "Old Ironsides", que la salvó de ser desguazada en la década de 1840, la Armada renovó el barco y lo envió a una gira mundial. entre 1845-1846 bajo el mando de Madjack & # 8217s.

El propósito de la gira era trazar áreas no cubiertas por la expedición de Wilkes. El barco se detuvo en Brasil, Madagascar, Singapur, Malasia, Vietnam, Hong Kong y Hawai antes de recibir órdenes de navegar a México para proporcionar provisiones para la inminente guerra de Estados Unidos con el país.


USS Constitution derrota al HMS Guerriere

Hoy en la historia militar: el 19 de agosto de 1812, dos meses después del inicio de la guerra de 1812, el USS Constitution comandado por el capitán Issac Hull derrotó al HMS Guerriere comandado por el capitán James Richard Dacres a unos 600 al suroeste de Terranova.

Después de una feroz acción que duró casi una hora, el barco británico de 38 cañones sufrió graves daños y fue incendiado por una fragata estadounidense de 44 cañones y un fuego más pesado y preciso. Habiendo perdido los tres mástiles y con la Constitución en gran parte ilesa presionando para volver a enfrentarse, el Guerriere dispara un arma de sotavento para rendirse.

El barco británico sufrió graves daños y bajas, y se hundió al día siguiente. Constitución rescató a unos 200 marineros, tomando al prisionero de guerra.

La batalla es históricamente significativa en la configuración de la reputación de Estados Unidos como potencia marítima.

La victoria sobre Guerriere representó el primer triunfo de la joven armada estadounidense # 8217 sobre un barco de la Royal Navy durante la Guerra de 1812, lo que dio un grato impulso moral después de los reveses en tierra. Constitution pasaría a derrotar a otros cuatro buques de guerra británicos durante la guerra.

En su época, Constitution era una maravilla tecnológica: una fragata más grande y pesada que otras fragatas de la época, también era más rápida & # 8212 con una velocidad máxima de 13 nudos (15 mph) & # 8212 que los barcos que podían superarla. Construida con roble vivo y refuerzos pesados, sus costados tenían 21 pulgadas de grosor, pero también eran más resistentes al fuego enemigo. Fue durante el compromiso con Guerriere que Constitution se ganó el apodo de & # 8220Old Ironsides & # 8221 después de que un marinero estadounidense, al ver un proyectil enemigo rebotar en su barco, exclamara que sus costados estaban hechos de hierro.

Constitution fue una de las seis fragatas propuestas por el presidente George Washington y autorizadas por la Ley Naval de 1794. Fue diseñada por Joshua Humphreys y construida en el astillero Edmund Hart & # 8217s en Boston & # 8217s North End. La Constitución se ordenó el 1 de marzo de 1794 y se encargó el 21 de octubre de 1797. Se utilizaron unos 60 acres de árboles para construirla, mientras que Paul Revere suministró pernos y láminas de cobre para su casco.

Ha permanecido en servicio con la Marina de los EE. UU. Desde entonces, desempeñando diversas funciones, incluido el buque escuela para la Academia Naval de los EE. UU., Y es el buque comisionado más antiguo del mundo a flote.

Hoy, Constitución tiene una tripulación de 60 oficiales y marineros, con Cmdr. Robert S. Gerosa Jr., sirviendo como oficial al mando 74 del barco.


La joven República cayó presa de los piratas de Berbería, ya que los mercaderes estadounidenses fueron atacados en el Mediterráneo. George Washington pagó a regañadientes el rescate por las tripulaciones, pero ese no fue el final de la historia. En marzo de 1794 el Congreso autorizó la construcción de seis fragatas, el verdadero comienzo de la Armada de los Estados Unidos. Los estadounidenses no solo arreglarían el hash de los piratas, esos barcos permanecerían en servicio durante muchos años y lucharían contra Francia en la "Cuasi-guerra" y los británicos en la Guerra de 1812. Uno de esos barcos, el USS Constitución, sigue siendo un buque de guerra naval activo y encargado, el más antiguo del mundo. En 1812 se ganó un apodo: "Old Ironsides".


Batalla entre USS Constitución y HMS Guerriere

Lanzada en 1797, la fragata de 44 cañones se construyó para vencer a cualquier otra fragata de Francia o Gran Bretaña y superar a los barcos de línea. A menudo excedía su calificación con hasta cincuenta armas. ¡Tenía un casco de veintiún pulgadas de grosor de roble vivo del sur de Georgia, una brillante elección de madera en combinación con sus mástiles de pino blanco de Maine y revestimiento de cobre hecho por Paul Revere! Constitución Realizó un sólido servicio alrededor del mar Mediterráneo en una patrulla que duró cuatro años y casi provocó un motín en la tripulación. Reabastecido y reacondicionado en Boston, su puerto de origen, el Constitución al mando del capitán Isaac Hull zarpó de Annapolis con una nueva tripulación, contra la Armada británica, tres meses después de la declaración de guerra en junio de 1812. Según la providencia, el USS Constitución HMS manchado Guerriere frente a la costa de Canadá, cerca de la desembocadura del San Lorenzo en agosto, y despegó en persecución.


USS Constitución lanza un saludo durante una manifestación del Día de la Independencia en Boston

La fragata británica, al mando del capitán James Richard Dacres, se había separado de la flota para una reparación muy necesaria en Halifax. Guerriere disparó la primera andanada, que se quedó corta, y luego echó a correr. El Capitán Hull dirigió el Constitución "Dentro del alcance de tiro de pistola" y las dos naves intercambiaron andanadas durante quince minutos. Algunas de las balas de cañón inglesas rebotaron en el casco de roble del barco estadounidense, lo que provocó que un marinero gritara que sus costados estaban hechos de hierro. Después de un fuego de rastrillo que derribó el patio principal del barco de Dacres, giraron de tal manera que los británicos solo pudieron usar sus armas de arco mientras el Constitución andanadas disparadas. El palo mayor y el trinquete “cayeron por la tabla”. El resultado de tal competencia provocó que un tercio de los marineros británicos cayeran muertos o heridos y todo el barco se convirtiera en un naufragio flotante. El capitán Dacres golpeó sus colores. Su barco se estaba hundiendo, por lo que los estadounidenses se llevaron a la tripulación y el barco se incendió hasta que explotó.


Boceto del plan de navegación del USS Constitución

La pérdida de HMS Guerriere hizo una pequeña mella en la armada británica de seiscientos barcos, pero la victoria de los estadounidenses tuvo un gran impacto en la moral y el fervor patriótico de una población ya desconcertada por las derrotas militares y los sentimientos pacifistas. Algunos historiadores creen que la victoria del USS Constitución fue un punto fundamental en la historia de Estados Unidos. El efecto psicológico de una pequeña victoria en el momento adecuado puede elevar la moral de una nación mucho más allá de sus logros militares reales. George Washington descubrió eso en Trenton y Princeton. El compromiso fue la única batalla del Capitán Hull; posteriormente se hizo cargo del astillero de la marina en Bainbridge y Constitución recibió un nuevo capitán.


Constitución vs Guerri y egravere, 19 de agosto de 1812

El choque entre USS Constitución y HMS Guerri y egravere fue la primera victoria estadounidense significativa de la guerra de 1812. Fue una indicación temprana de que esta no iba a ser la guerra que ninguno de los bandos había esperado. Al comienzo de la guerra, Estados Unidos esperaba obtener victorias fáciles en tierra, pero ser superado en el mar. Los planes de antes de la guerra permitían que la Marina de los Estados Unidos permaneciera en el puerto, actuando como una "flota" y sólo saliendo en caso de emergencia. Estos planes solo se cambiaron después de que los capitanes de los cinco barcos principales en Nueva York tuvieron una audiencia personal con el presidente Madison para exponer su caso.

La guerra comenzó con una serie de encuentros indecisos entre las flotas estadounidense y británica. Aunque la Royal Navy era casi sesenta veces más grande que la U.S. Navy, la gran mayoría de los barcos británicos eran necesarios en otros lugares. Solo ocho barcos más grandes estaban disponibles de inmediato y ndash HMS África, un pequeño barco de 64 cañones de la línea y siete fragatas. Es cierto que esta todavía era una fuerza superior al escuadrón estadounidense de cinco barcos que comenzó la guerra en Nueva York (tres fragatas y dos balandras), pero esto no estaría dominado por acciones del tamaño de un escuadrón.

En cambio, la Guerra de 1812 se haría famosa por una serie de enfrentamientos entre fragatas individuales. Aquí la Marina de los Estados Unidos tenía una gran ventaja. La fragata europea estándar fue diseñada para llevar 38 cañones de 18 libras, lo que les da una andanada de 342 libras. U.S.S. Constitución era una nave bastante más poderosa. No solo tenía una constitución mucho más fuerte que sus oponentes británicos, sino que había sido construida para llevar 44 cañones de 24 pdr, lo que le daba una andanada de 528 libras. Las fragatas estadounidenses también estaban normalmente mucho mejor tripuladas que sus oponentes británicos. La Royal Navy se basó en el servicio militar obligatorio para proporcionar a muchos de sus hombres, tuvo problemas para reunir suficientes hombres y aún más problemas para mantenerlos. El 19 de agosto el Guerri y egravere llevaría 280 hombres, 10 de los cuales quedaron impresionados por los estadounidenses que fueron enviados abajo cuando se negaron a luchar contra sus compatriotas. Por el contrario, la pequeña Marina de los EE. UU. No tuvo problemas para encontrar voluntarios (incluidos varios desertores británicos). El U.S.S. Constitución entraría en batalla con poco más de 550 hombres.

La Marina de los Estados Unidos tenía una ventaja final que quizás preocuparía a los británicos más que cualquier otra cosa. Los marineros estadounidenses eran al menos tan buenos y tan bien dirigidos como sus oponentes británicos. Durante veinte años, la Royal Navy había podido suponer, con alguna justificación, que la mayoría de sus oponentes eran marineros inferiores. Durante la larga guerra con Francia, la armada se había acostumbrado a ganar victorias sobre oponentes más grandes y mejor armados.

Esta tradición de éxito estaba clara en la mente del Capitán James Dacres de la Guerri y egravere, quien al principio de la guerra había lanzado un desafío a cualquier fragata estadounidense que quisiera entablar una pelea justa. Es posible que su barco no tuviera suficiente personal, pero en agosto de 1812 estaba sobrecargado, portando 49 cañones, lo que le dio una andanada similar a la del Constitución como construido. Desafortunadamente para Dacres, el USS Constitución también había sido baleado, y ahora llevaba 55 24 pdrs y varias carronadas de 32 pdr.

los Constitución Salió de Boston el 2 de agosto para un crucero por el St. Lawrence, bajo el mando del capitán Isaac Hull. Era sobrino del general William Hull, y entonces comandaba el ejército estadounidense en Detroit. Contrary to some accounts, Captain Hull did not set sail on learning of the fall of Detroit &ndash on 2 August his uncle was still on Canadian soil, while Detroit was not surrendered until 16 August. News of the disaster could hardly have reached Boston by 19 August, yet along reached Captain Hull out at sea.

While cruising off the St. Lawrence, the Constitución sighted the Guerrière at long distance at around 2.00pm on 19 August. When Dacres identified the distant ship as an American frigate he began to prepare for battle. The British frigate opened fire at long range at just after 5.00pm, zigzagging so that she could fire both broadsides, but without any success. The two ships finally came together in a battle of broadsides just after 6.00pm. The British maintained a higher rate of fire than the Americans, firing three broadside for every two fired by the Constitución, but the American fire was both more accurate and more damaging.

los Guerrière soon lost her mizzenmast, and suffered heavy damage to her rigging and sails. Captain Hull was able to get the Constitución into a position where she could rake the Guerrière without taking heavy fire herself. The British ship soon lost her remaining sails, and was helpless. Captain Dacres struck his colours. The British had suffered 15 dead and 63 wounded by this time, representing one third of her crew, while the Constitución was virtually undamaged and had only suffered 7 dead and 7 wounded.

The defeat of the Guerrière caused deep shock in Britain and an outpouring of enthusiasm for the navy in the United States. Worse was to come. In October USS Estados Unidos defeated HMS Macedonia and in December the Constitución scored another victory, this time over HMS Java (although by then Captain Hull had resigned his command). A massive public debate would follow in Britain, where the Navy&rsquos control of the seas had been taken for granted, especially since the battle of Trafalgar. In the United States these naval victories helped to make up for embarrassing failure of the land campaign against Canada.

The Line upon a Wind, Noel Mostert. This is an excellent account of the greatest naval war of the age of sail. Mostert covers a wider range of topics than most books on this subject, while always remaining readable. There is a good section on the rise of American naval power and the War of 1812 [see more]

The USS Constitution – Leading The Power Of The US Navy For The First Time

Sweat poured down the brows of eight American sailors, their white-knuckled fists gripping long oars. The bosun bellowed at them to pull for their lives as the faint whistle of a cannon ball was heard over the commotion behind them.

It fell short, sending a pillar of water towards the sky, and was immediately answered by an American cannon spewing smoke and iron in return.

The sailors were some of the many men, selected from the crew of USS Constitución (44 guns, and 450 souls), tasked with kedging pulling their anchor out forward and dropping it. Thus allowing the large ship to pull itself along a line attached to it.

Detrás de la Constitución crept HMS África (64 guns), HMS Eolo (32 guns), HMS Shannon (38 guns), HMS Belvidera (36 guns) and HMS Guerriere (38 guns).

Kedging, wetting sails, and firing at every possible opportunity, the five ships of the English squadron strained towards the loan American frigate, whose crew fought desperately to escape what they knew was certain defeat.

After 57 hours of arduous struggle, Constitución slipped below the horizon, finally free from her pursuers. She made as much speed as she could muster towards Boston, safety, and home.

The view from the deck during the chase. This is likely a depiction of kedging, the crew onboard are preparing the anchor to be carried forward by one of the boats.

That was how the War of 1812 began for the crew of USS Constitución , a frigate built in 1797. She was one of only six frigates in the tiny United States Navy, far outnumbered by the Royal Navy. Constitución and her sisters were not outdone.

They were some of the most advanced ships on the water at the time, thanks to their designer Joshua Humphreys.

He had created a design which was thinner, longer, and stiffer than anything else in the world. This allowed his ships to achieve greater speeds, without sacrificing the number of cannons carried or hull strength.

When war broke out in June 1812, this new design had not been tested against an adversary of equal power. On July 12th she set sail from Annapolis, on a voyage which would secure her a place in American memory forever.

She was searching for an American squadron led by Commodore John Rodgers when she discovered the ships she was approaching were English, initiating her nail-biting escape. She finally made Boston on July 27th but knew full well that those five English ships would be close on her wake.

Her Captain, Isaac Hull, took on enough supplies for a six-month voyage, replenished their water (which they had thrown overboard during the chase), and prepared to set sail as soon as possible.

The great ship and her 450 man crew set out again, on August 2nd, bound for the prize-rich shipping lanes off Halifax, in Nova Scotia.

los Constitución in 1803. Her straight lines and thicker, stiffer hull, made her an excellent sailing ship.

She prowled the frigid waters of the Grand Banks, capturing three British merchant ships. Captain Hull was not certain if Boston was still a free and open port, or if the British had blockaded it.

He could not risk sending a crew with a prize English merchant ship, only to have it recaptured. Every ship he took had to be burnt, once the crew was safe aboard Constitución .

While cruising, Constitución met almost no resistance, until on August 18th, sails were sighted to her south. She let fly all of her canvas, beat to quarters and chased after what appeared to be an English sloop of war and a convoy. After a two hour chase,

After a two hour chase, Constitución finally closed on the smaller vessel. Upon boarding her, both ships discovered they had misidentified the other the Constitución found her prey was an American privateer, by the name of Decatur.

Decatur saw that it was an American frigate which had chased her, not the English one which she had evaded the day before.

Suddenly the atmosphere onboard Constitución changed, her carefree days of raiding convoys was over. There was an English frigate about, and the Americans could not resist the opportunity to prove what their ship could do. They beat to quarters again and set sail on a southerly course.

The gun crews on board Constitución grew excited as they approached their opponent. They trusted in their ship and knew their captain would not fail them.

The next day, after many hours of hard sailing, a sail finally appeared. At 4 bells (2pm), the faint outline of a ship was sighted on the horizon, directly south.

By 6 bells (3pm) she was identified as a frigate (likely the same which had chased Decatur ). Both ships hoisted battle sails (topsails and jibs) and cleared their decks for action. Tension must have filled the air.

The two massive war machines raced towards each other, but it was another hour before they were close. Each man stood by his gun, looking to the captain of the gun crew, waiting for the precise order to fire.

As the two ships closed, the English frigate raised three English flags at 8 bells (4pm).

Five minutes later a rippling report of 16 cannons broke the relative silence. The English frigate, now recognized as HMS Guerriere , one of the five ships which had chased Constitución barely a month ago, unleashed her starboard broadside.

16 plumes of water shot up in front of the American ship all had fallen short. Guerriere turned, bringing her other side to bear, and unleashed another rippling broadside.

Again they fell short. It was now close to 2 bells (5pm).

Tiempo Constitución approached, Guerriere turned back and forth, trying to find a good position for an effective shot. For nearly an hour the ship danced about until Constitución was close enough for a pistol shot.

The British fired first. A massive broadside, over 500 pounds of iron, smashed into Constitution’s side but the thick planking and dense wood withstood the barrage.

One sailor was heard to cry “Huzzah! Her sides are made of iron!” as one ball rolled harmlessly down the fortress-like walls. The American ship opened fire, its cannons belching flame, and metal. The two floating hulks exchanged broadside after broadside. Tiempo

The American ship opened fire, its cannons belching flame and metal. The two floating hulks exchanged broadside after broadside. Tiempo Constitución stood high, whole and nearly undamaged, the Guerriere’s mizzenmast fell, collapsing in a heap of line, canvas, and wood.

The English ship turned, wrapping her bow into Constitution’s rigging, entangling the two.

“We’ve made a brig of her!” one midshipman was heard to cry as the mizzen mast fell on Guerriere.

Boarding parties readied themselves from both ships, but no one could cross the narrow beam. The English gun crew fired shot directly into Captain Hull’s cabin, setting it ablaze.

Soon the sea forced both ships apart, their rigging straining and snapping as they broke away. Guerriere’s remaining two masts broke apart, pulled down by the tangle of ropes. Constitución pulled away, making quick repairs.

The Guerriere is finally cut down, all of her masts destroyed.

Soon she sailed back up to her crippled foe, preparing to land the final blow. Guerriere fired a single cannon, acknowledging defeat, and asking for mercy. Captain Hull obliged, sending a Lieutenant over to accept. The Lieutenant asked if Guerriere had struck her colors.

Captain Dacre, in command of the English ship, reportedly said “Well, Sir, I don’t know. Our mizzen mast is gone, our fore and main masts are gone – I think on the whole you might say we have struck our flag.”

The Lieutenant returned to Constitución with Dacre, who offered Hull his saber, the traditional sign of defeat. Hull refused, saying that the Englishman had fought as well as could be expected and he had nothing but respect for him.

James Richard Dacres, as a Vice Admiral later in his career. While he suffered a terrible defeat at the hands of the Constitución it was understood, thanks in part to a letter of recommendation written by his opponent, Captain Isaac Hull, that he did his duty to the last, and was simply soundly beaten.

Now Hull was faced with a problem. He had a British frigate, which could be captured and repaired but this might risk a recapture as their travel would be slow. He opted instead, to take every man on board captive, and burn the Guerriere .

He sailed to Boston, to bring news of one of the first great victories of the war, to a public that was already weary of English blockades, and constant fear.

Captain Isaac Hull, the hero of the battle. His skill, combined with the ship’s superior construction, brought about one of the first American naval victories in the War of 1812.

los Constitución has become one of the most iconic symbols of the Unites States Navy. Following her return to Boston, she continued to fight until the end of the war in 1815.

Today, after numerous restorations, she sits as the oldest commissioned warship still afloat and, as of 2015, the only commissioned US warship to have sunk an enemy vessel.


Ver el vídeo: USS Constitution vs. HMS Guerriere (Enero 2022).