Noticias

Unión de mujeres cristianas por la templanza

Unión de mujeres cristianas por la templanza

La Unión de Mujeres Cristianas por la Templanza (WCTU) se fundó en noviembre de 1874 en Cleveland, Ohio. Después de que Frances Willard asumió el liderazgo en 1879, la WCTU se convirtió en uno de los grupos de mujeres más grandes e influyentes del siglo XIX al expandir su plataforma para hacer campaña a favor de las leyes laborales, la reforma penitenciaria y el sufragio. Con la muerte de Willard en 1898, la WCTU comenzó a distanciarse de los grupos feministas, enfocándose principalmente en la prohibición. Aunque su membresía disminuyó constantemente después de la aprobación de la Decimoctava Enmienda en 1919, la WCTU continuó operando durante el siglo XX.

Annie Wittenmyer, una recaudadora de fondos y administradora experimentada en tiempos de guerra, fue elegida presidenta en la fundación de la WCTU en 1874. Durante su mandato de cinco años, la WCTU desarrolló una red de más de 1,000 afiliados locales y comenzó a publicar la revista Our Union. Sin embargo, la disensión surgió cuando un segmento de la WCTU dirigido por Frances Willard pidió la adición del sufragio a la plataforma del grupo que ordenaba la abstinencia del alcohol. En 1879 Wittenmyer, que se opuso a tal movimiento, fue reemplazado por Willard.

Durante las siguientes dos décadas, Willard dirigió el movimiento de templanza cuando la WCTU se convirtió en uno de los grupos de mujeres más grandes e influyentes del siglo XIX. Expandió la plataforma de la organización para incluir temas como las leyes laborales y la reforma penitenciaria, y en 1891 se convirtió en presidenta de la WCTU Mundial (fundada en 1883). La WCTU también hizo campaña por el derecho al voto de las mujeres, aunque su apoyo planteó problemas a las sufragistas, ya que la industria del alcohol se convirtió en un poderoso oponente del movimiento.

Con la muerte de Willard en 1898, la WCTU comenzó a distanciarse de los grupos feministas, enfocándose principalmente en la prohibición. Aunque su membresía disminuyó constantemente después de la aprobación de la Decimoctava Enmienda (Prohibición) en 1919, la WCTU continuó operando durante el siglo XX. En oposición al uso de tabaco, alcohol y drogas ilegales, dirigió una editorial y participó activamente en las escuelas.


El poder de los edredones del movimiento de templanza para mujeres

La Unión de Mujeres Cristianas por la Templanza se fundó en 1874 y en 1907 la organización tenía 350.000 miembros. 1 Parece que se hicieron más edredones por esta causa que por cualquier otra.

Si encuentra una colcha antigua con las letras W.C.T.U. En bordado o tinta, puede estar seguro de que la colcha se hizo para promover la prohibición de las bebidas alcohólicas. La colcha puede incluir los nombres de los miembros de un capítulo local junto con lemas contra el consumo de alcohol.

A finales del siglo XIX, las mujeres pagaban un centavo para obtener su nombre en lo que a veces se llamaba "Crusader Quilt" 2, probablemente basado en la Woman's Crusade de 1873-74, en la que la actividad contra la bebida alcanzó un pico y las mujeres tomaron medidas directas para cerrar salones.

Aunque se puede usar cualquier patrón de colcha para hacer una colcha de templanza, el camino del borracho y la camiseta de templanza son dos bloques que a menudo se asocian con las colchas de templanza. Ninguna colcha fue diseñada para este propósito y ambas han recibido muchos otros nombres. Parece que eran patrones de bloques que fueron renombrados para adaptarse al tema de la prohibición. Como puede ver en el bloque Drunkard's Path que se muestra aquí, el diseño hace pensar en una caminata asombrosa de borrachos. Estos edredones a menudo se hacían en dos colores de tela, azul o rojo con blanco. Visto en colores contrastantes, el camino asombroso es especialmente claro.

Aunque se usaron otros colores, muchas colchas de templanza se hicieron en azul y blanco. "El azul y el blanco se convirtieron en los colores de la unión: blanco para la pureza y azul para el agua, la bebida más pura". 3 Un miembro del Blue Ribbon Army llevaba una insignia azul distintiva para demostrar su compromiso con la templanza.

La palabra "templanza" implica un uso con moderación y, de hecho, aquellos que prometieron templanza aún podían beber vino y cerveza. Por otro lado, un "abstemio" renunciaba a todo alcohol. Una "T" junto a un nombre en los roles de reuniones anteriores indicaba una persona que creía en la abstinencia total. Los diseños de edredones registrados alrededor del cambio de siglo con nombres como Double T, Capital T, Imperial T y Kansas T generalmente significaban el movimiento de la templanza o el orgullo de ser abstemio. 4 Estos bloques incorporaron la letra T en varias configuraciones. El bloque en la parte superior de esta página está formado por 4 letras Ts.

Estos patrones se han utilizado para ganar dinero para el movimiento de templanza de mujeres o para edredones familiares hechos por las quilters para representar su creencia en la templanza o abstemio. Afortunadamente, algunos de los edredones supervivientes de estos patrones tienen lemas y nombres, por lo que podemos estar seguros de su propósito. En el caso de los edredones sin marcar en estos patrones tradicionales de templanza, solo podemos preguntarnos si fueron hechos para la causa de la templanza o si el patrón simplemente atrajo al quilter.

2003 Judy Anne Breneman

Una nueva investigación indica que los patrones mencionados anteriormente pueden no haber sido utilizados tanto como lo indicaron las referencias anteriores. Lea Drunkard's Path Quilts, T Quilts y W. C. T. U. para obtener más información.

1 p15, "Corazones y manos" por Pat Ferrero, Julie Silber (Colaborador), Elaine Hedges (Colaborador),

2 pp40-41, "The American Quilt Story", por Susan Jenkins y Linda Seward

4 p33 & 34 "Kansas Quilts and Quilters" por Brackman, Chinn, Davis & Thompson


Unión de mujeres cristianas por la templanza - HISTORIA

Catorce años después de que se estableciera la Unión Nacional de Mujeres Cristianas por la Templanza (WCTU) en 1874, la organización llegó al Territorio Indio (I.T.). Aunque la ley federal prohibía la distribución de alcohol en TI, el estatuto no se hizo cumplir adecuadamente, y en 1888 se organizó un capítulo o "unión" local de la WCTU en Muskogee. Otros siguieron en Tahlequah, Atoka, Vinita, Waggoner, Claremore, Pryor Creek y Poteau. Después de una convención en todo el territorio, L. Jane Staples se convirtió en la primera presidenta territorial de la WCTU. Hacia 1900 operaban más de veintiún sindicatos, y en 1903 comenzaron a publicar Nuestro ayudante, un boletín oficial.

En 1890, los primeros capítulos en el Territorio de Oklahoma (O.T.) se abrieron en Oklahoma City y Guthrie. Otros siguieron en El Reno, Edmond, Kingfisher y Norman, creando el O.T. WCTU con Margerette Olive Rhodes como su primera presidenta. Las reuniones de templanza, llevadas a cabo en la casa de un miembro o en una iglesia, incluían la lectura de artículos sobre pureza social y sobriedad, cantar himnos como la canción nacional "Give to the Winds Thy Fears" y charlas de oradores nacionales de templanza. Hacia 1900, el O.T. El sindicato se involucró más políticamente, oponiéndose al sistema de dispensarios de alcohol y apoyando las leyes contra las peleas profesionales, los juegos de azar y el tabaquismo. Durante la Convención Constitucional de 1906, los "listones blancos" hicieron campaña a favor de la prohibición, enviando cartas de petición a instituciones de los Territorios Gemelos. La influencia de WCTU contribuyó en gran medida a que Oklahoma se convirtiera en el único estado admitido con prohibición en su constitución.

Bajo el liderazgo del último I.T. La presidenta de WCTU, Lilah D. Lindsey, y la última O.T. La presidenta de WCTU, Abbie B. Hillerman, los sindicatos se fusionaron el 18 de septiembre de 1908, creando la Unión de Templanza Cristiana de Mujeres del Gran Estado de Oklahoma. Los delegados eligieron a Cora D. Hammett como su primer presidente. los Mensajero de Oklahoma, iniciado en 1904 por la O.T. WCTU, siguió siendo el boletín oficial, y el sindicato adoptó el lema "Sólo la Regla de Oro de Cristo puede traer la Edad de Oro del Hombre".

La WCTU estatal hizo campaña en 1910 contra la nueva presentación de la cuestión de la prohibición. Motivado por las consignas "Agitar, Educar, Organizar", el sindicato envió veinticinco mil copias de la propuesta de reforma constitucional, señalando sus defectos. Haciendo campaña con el lema "Vote No a la Enmienda" y la canción "Keep Oklahoma Dry", ganó la prohibición. Después de 1907, la WCTU estatal trabajó para promover medidas que crearon leyes sobre bebidas alcohólicas más estrictas y para promover la ratificación de la Decimoctava Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos. Aunque los habitantes de Oklahoma derogaron la prohibición en 1959, en 2000 la WCTU todavía funcionaba con sindicatos que operaban en Oklahoma y en todo el mundo.

Bibliografía

Jimmie Lewis Franklin, Nacido sobrio: Prohibición en Oklahoma, 1907-1959 (Norman: University of Oklahoma Press, 1971).

Abbie B. Hillerman, Historia de la Unión de Mujeres por la Templanza Cristiana del Territorio Indio, Territorio de Oklahoma y Estado de Oklahoma: 1888–1925 (Sapulpa, Oklahoma: Jennings Printing and Stationery Co., 1925).

Elizabeth Putnam Gordon, Mujeres portadoras de la antorcha: la historia de la unión de mujeres cristianas por la templanza (Evanston, Illinois: Editorial de la Unión Nacional de la Mujer por la Templanza Cristiana, 1924).

"Unión de Mujeres Cristianas por la Templanza", Archivo Vertical, División de Investigación, Sociedad Histórica de Oklahoma, Ciudad de Oklahoma.

Ninguna parte de este sitio puede interpretarse como de dominio público.

Copyright de todos los artículos y otro contenido en las versiones en línea e impresas de La enciclopedia de la historia de Oklahoma está en manos de la Sociedad Histórica de Oklahoma (OHS). Esto incluye artículos individuales (derechos de autor a OHS por asignación de autor) y corporativos (como un cuerpo completo de trabajo), incluyendo diseño web, gráficos, funciones de búsqueda y métodos de listado / navegación. Los derechos de autor de todos estos materiales están protegidos por las leyes internacionales y de los Estados Unidos.

Los usuarios acuerdan no descargar, copiar, modificar, vender, arrendar, alquilar, reimprimir o distribuir estos materiales, o vincularlos a estos materiales en otro sitio web, sin la autorización de la Sociedad Histórica de Oklahoma. Los usuarios individuales deben determinar si el uso que hacen de los Materiales se rige por las pautas de & quot; uso justo & quot de la ley de derechos de autor de los Estados Unidos y no infringe los derechos de propiedad de la Sociedad Histórica de Oklahoma como titular legal de los derechos de autor de La enciclopedia de la historia de Oklahoma y en parte o en su totalidad.

Créditos fotográficos: Todas las fotografías presentadas en las versiones publicadas y en línea de La enciclopedia de la historia y la cultura de Oklahoma son propiedad de la Sociedad Histórica de Oklahoma (a menos que se indique lo contrario).

Citación

Lo siguiente (según El manual de estilo de Chicago, 17a edición) es la cita preferida para los artículos:
Tally D. Fugate, & ldquoWoman's Christian Temperance Union, & rdquo La enciclopedia de la historia y la cultura de Oklahoma, https://www.okhistory.org/publications/enc/entry.php?entry=WO006.

& # 169 Sociedad histórica de Oklahoma.

Sociedad histórica de Oklahoma | 800 Nazih Zuhdi Drive, Oklahoma City, OK 73105 | 405-521-2491
Índice del sitio | Comuníquese con nosotros | Privacidad | Sala de prensa | Consultas del sitio web


MOVIMIENTO DE TEMPLANCIA CRISTIANA DE MUJERES Y # 039S

los MOVIMIENTO NACIONAL DE MUJERES CRISTIANAS POR LA TEMPLANZA fue fundada en Cleveland, Ohio en 1874. El propósito inicial de la WCTU era promover la abstinencia del alcohol, por lo que protestaban con rezos en las tabernas locales. Su membresía creció rápidamente y la WCTU sigue siendo uno de los grupos de mujeres no sectarias más antiguos de los Estados Unidos de América.

En el invierno de 1873, el popular orador sobre la templanza Diocleciano Lewis (también conocido como Dr. Dio Lewis) dio varias conferencias sobre la abstinencia del alcohol en Hillsboro, Ohio. Sus discursos inspiraron las primeras protestas pacíficas de la WCTU, así como la formación del Movimiento de Mujeres Cristianas por la Templanza.

La WCTU recién fundada celebró una convención nacional en Cleveland en el otoño de 1874. Eligieron a Annie Wittenmyer como presidenta, Mary Johnson como secretaria de actas, Frances Willard como secretaria correspondiente y Mary Ingham como tesorera.

La WCTU abogó por la templanza como una forma de hacer la vida hogareña más segura para mujeres y niños. Su lema “Cada tierra” (antes “Por Dios y el hogar y la tierra nativa”) enfatizaba su objetivo de abstinencia de alcohol en todo Estados Unidos. La WCTU adoptó la cinta blanca como símbolo de pureza y la combinó con el lema "Agitar, educar, legislar".

Después de su mandato como secretaria correspondiente, Frances Willard fue elegida presidenta de la WCTU en 1879. Cambió el enfoque de la organización hacia el activismo político y la educación moral. Su lema personal, "Haz todo", se convirtió en una parte integral de la práctica de la WCTU durante décadas, impulsando la acción política a nivel local, estatal y nacional.

La WCTU se convirtió en un movimiento internacional y, bajo el liderazgo de Willard, se convirtió en la organización de mujeres más grande del mundo en 1890. Willard siguió siendo presidenta hasta su muerte en 1898, pero la organización continuó creciendo después de su partida.

La WCTU incorporó otras cuestiones civiles y sociales en su plataforma a medida que crecían, asumiendo el trabajo sexual, el sufragio femenino y el consumo de tabaco y drogas.

Aunque la popularidad de la templanza ha disminuido, hoy en día la mayoría de los estados y 36 países todavía tienen sindicatos activos de la WCTU.


Cultivar la reforma femenina: la unión cristiana de la templanza de mujeres de Montana

Etta Weatherson, Candace Shaw, Elizabeth Blakeman viajan en la carroza WCTU en el Desfile del 4 de julio de 1916, Columbus, Montana. Archivos fotográficos de MHS 951-822

Fundado en 1883, el capítulo de Montana de la Unión de Mujeres Cristianas por la Templanza (WCTU) era un club de mujeres popular y bien organizado centrado en reducir el consumo de alcohol en el estado. Como parte de una amplia serie de movimientos de reforma que se extendieron por el país a principios de siglo, la WCTU fue testigo del creciente poder político de la mujer en el ámbito de la reforma social.

La WCTU nacional se fundó en Ohio en 1873 y rápidamente ganó una amplia base de apoyo en todo el país. Al igual que sus contrapartes nacionales, las mujeres de Montana se unieron a WCTU porque creían que limitar el acceso al alcohol reduciría a su vez la incidencia de otros males sociales, como el juego, la prostitución y la violencia pública y doméstica. Además de defender la templanza (y luego la prohibición total), los miembros de la WCTU de Montana también trabajaron por una amplia gama de reformas sociales. En su convención estatal en Billings 1910, por ejemplo, los miembros votaron a favor de resoluciones que “instaban a la aplicación de la ley de los tribunales de menores [y] la ayuda del gobierno a las madres indigentes. . . condenó el uso de coca-cola y recomendó fuentes sanitarias ".

En su estudio de la WCTU y clubes de mujeres similares en este período, la historiadora Stephenie Ambrose Tubbs sostiene que las mujeres de Montana disfrutaron de un "creciente sentido de poder social y político a través de la participación activa de sus clubes en los asuntos sociales y civiles". Al afirmar su papel como reformadoras, las mujeres de clase media que participaron en la WCTU de Montana estaban reestructurando las ideas sobre la feminidad y el papel de la mujer en la esfera pública. Desafiaron la idea tradicional de que el lugar de la mujer estaba en el hogar, sugiriendo en cambio que la sociedad se había vuelto tan moralmente corrupta que requería la participación política de la mujer. Se basaron en la idea victoriana de la superioridad moral natural de las mujeres para argumentar que las mujeres tenían que tomar la iniciativa en la reforma.

Elizabeth Fisk, esposa del editor de la Helena Heraldo, Robert Emmett Fisk, expresó la idea de que la “condición de mujer perfecta” requería rectitud moral y autosacrificio: “Todavía nunca me di cuenta del todo de lo que es ser una mujer verdadera y de toda alma”, dijo. "Tales capacidades de hacer, ser y sufrir, tales esfuerzos por el bien y la pureza, no solo, o principalmente, para nosotros mismos, sino para aquellos a quienes amamos".

Como muchas mujeres de Montana, la creencia de Fisk en la responsabilidad social que acompaña a la superioridad moral de las mujeres la llevó a involucrarse activamente en el movimiento de templanza. Ella se enfureció especialmente después de la boda del empresario irlandés Thomas Cruse, donde el licor que fluía libremente provocó incidentes de embriaguez pública alrededor de Helena. Ella escribió sobre la ruidosa fiesta: "Debería despertar a todas las madres de la ciudad a luchar por sus hijos, su 'Dios, hogar y tierra natal'".

Para permitir la reforma femenina, la WCTU incluyó el sufragio como parte de su agenda política. Los líderes de la organización creían que el voto era una herramienta crucial para implementar el cambio social y que reformas como la prohibición tendrían más posibilidades de éxito si las mujeres tuvieran el derecho al voto. Por lo tanto, defendieron el derecho de la mujer al voto como una necesidad social más que como un derecho natural.

A pesar de la postura pro-sufragio de la WCTU, la historiadora Paula Petrik señala que algunos sufragistas de Montana en realidad trabajaron para distanciar su causa del movimiento por la templanza. Sabiendo que la prohibición era un tema controvertido, los líderes de la Asociación de Sufragio Igualitario de Montana esperaban evitar alienar a los hombres (y algunas mujeres) de la comunidad que, de otro modo, se inclinarían a apoyar el voto. Esta brecha no pasó desapercibida para los miembros de WCTU de Montana. Mary Alderson, líder de la campaña de sufragio de la organización, recordó más tarde: “Teníamos otra organización de sufragio auxiliar de la National Woman Suffrage Society. Su líder me dijo que no me atreviera a introducir la prohibición en la campaña. No estaba recibiendo órdenes ". “Y”, agregó, algo engreída, “los registros. . . mostró mejores resultados donde el problema de la templanza no estaba camuflado ".

La WCTU permaneció activa incluso después de la derogación de la Prohibición. La foto de esta valla publicitaria fue tomada del libro de actas de 1951-1957 de la WCTU & # 8217s Kalispell capítulo, MHS Photo Archives PAc 83-55.22

La WCTU siguió su éxito en la campaña de sufragio de 1914 con un impulso revitalizado para la prohibición en todo el estado. Unieron fuerzas con el capítulo de Montana de la Anti-Saloon League para exigir un referéndum sobre la prohibición. Con una sólida base de apoyo entre las comunidades de granjas, el referéndum se aprobó abrumadoramente en noviembre de 1916 y la ley entró en vigor a fines de 1918.

Gracias a los esfuerzos de los miembros de la WCTU del estado, Montana estaba oficialmente "seca" un año antes de que la prohibición nacional se convirtiera en la ley del país. & # 8211 AH

No todas las mujeres apoyaron los objetivos de WCTU & # 8217. Puede leer sobre las mujeres de Montana que se beneficiaron del comercio ilegal de licor en otra entrada de esta serie, & # 8220Montana & # 8217s Whisky Women: Mujeres contrabandistas durante la Prohibición. & # 8221

Harvie, Robert A. y Larry V. Bishop. "Reforma policial en Montana, 1890-1918". Montana La revista de historia occidental 33, no. 2 (Primavera de 1983): 46-59.

Marilley, Suzanne M. "Frances Willard y el feminismo del miedo". Estudios feministas 19, no. 1 (Primavera de 1993): 123-46.

Registros de la Unión de Temperancia Cristiana de Mujeres de Montana, 1883-1976. MC 160, Centro de Investigación de la Sociedad Histórica de Montana, Helena.

Petrik, Paula. Sin retroceso: mujeres y familias en la frontera minera de las Montañas Rocosas, Helena, Montana, 1865-1900. Helena: Prensa de la Sociedad Histórica de Montana, 1987.

Tubbs, Stephenie Ambrose. "Clubes de mujeres de Montana en el cambio de siglo". Montana La revista de historia occidental. 36, no. 1 (Invierno de 1986): 26-35.

Tyrrell, Ian. "Templanza, feminismo y WCTU: nuevas interpretaciones y nuevas direcciones". Revista Australasia de Estudios Americanos 5, no. 2 (diciembre de 1986): 27-36.


Mujer y # 039s Christian Temperance Union

Frances Willard organizó los primeros capítulos locales de la Texas Woman's Christian Temperance Union durante una serie de tres giras por el sur entre 1881 y 1883. Visitó brevemente París, Denison y Sherman en mayo de 1881 y organizó la primera unión del estado en París, en la casa del prohibicionista Ebenezer L. Dohoney. Willard regresó en febrero de 1882 y pasó el mes hablando y organizando en dieciséis ciudades. Se formó una organización estatal en París el 9 de mayo de 1882, pero estuvo inactiva hasta que la Sra. Jenny Bland Beauchamp asumió la presidencia en 1883 y comenzó a viajar extensamente. La membresía era de 1.500 en 1887. Las mujeres negras estaban organizadas en capítulos separados, y las mujeres blancas supervisaban este "trabajo de color" hasta que se pudieron encontrar líderes negros. Había seis sindicatos negros en 1886, cuando se nombró al primer organizador negro, pero el número no aumentó sustancialmente hasta que Lucy Thurman se convirtió en jefa de la División de Color de la WCTU nacional en 1895. Unión "Número 2" de Texas o "Thurman" se formó en Dallas en diciembre de 1897, después de que la Sra. Thurman pasó varios meses en el estado organizando a quince lugareños negros. La Sra. Eliza E. Peterson de Texarkana se convirtió en presidenta en 1898 y dirigió la Unión "Thurman" durante años a partir de entonces, la membresía probablemente nunca fue más de unos pocos cientos. Entre los blancos, la membresía de la WCTU provenía principalmente de mujeres de clase media y baja con fuertes vínculos con las iglesias protestantes evangélicas y sus sociedades misioneras. Las mujeres negras generalmente representaban la pequeña clase de maestros negros y otros profesionales. Los sindicatos locales estaban federados en organizaciones de distrito (que se correspondían geográficamente con los distritos del Congreso), que a su vez eran subunidades del sindicato estatal. El trabajo con los jóvenes era una prioridad: los niños de ambos sexos se organizaban en Legiones Leales de Templanza y las adolescentes en la WCTU Joven o "Y". Una revista estatal, La cinta blanca de Texas, recibió su nombre de la insignia de membresía y se desarrolló a partir de un boletín lanzado por Jenny Beauchamp en 1885, y la Legión Leal de la Templanza emitió El azul violeta de Texas. La WCTU no poseía propiedades y nunca tuvo un edificio de sede permanente. Los presidentes estatales fueron: Sra. SB (Marilda Denton) Maxey (París), 1882 & ndash83 Jenny Bland Beauchamp (Denton), 1883 & ndash88 Sarah C.Acheson (Denison), 1888 & ndash91 Helen M. Stoddard (Fort Worth-Indian Gap), 1891 & ndash1907 Mattie R. Turner (Dallas), 1907 & ndash08 Lelia Barlow Ammerman (Fort Worth), 1908 & ndash09 Nannie A. Curtis (Dallas-Waco), 1909 & ndash20 Cora B. Megrail (Grand Prairie), 1920 & ndash22 Lala Fay Watts (Austin), 1922 & ndash62 Ruth) Horner Godbey (Houston) , 1962 y ndash74.

La WCTU se formó para promover la abstinencia total de bebidas alcohólicas y sacar del negocio a los traficantes de licores, con el propósito de reducir el crimen, la pobreza y la inmoralidad. Sin embargo, las mujeres de la templanza siguieron el ejemplo de la presidenta nacional Frances Willard al utilizar la organización para estructurar un papel público y político para las mujeres. Centrándose en la negligencia y abuso del bebedor hacia su esposa e hijos y hablando como "maternidad organizada", la WCTU promovió una agenda de reformas de bienestar social y pidió el sufragio femenino en nombre de la "protección del hogar". Los sindicatos estatales y locales eran libres de trabajar por tantas o pocas de estas causas como quisieran. En 1888, la WCTU de Texas se convirtió en el primer sindicato del sur en dar el paso radical de respaldar el sufragio femenino, una decisión que alienó a las bases conservadoras. La membresía se redujo a menos de 600 y no se recuperó hasta la década de 1890. Todavía en 1893, Texas era el único sindicato del sur que realizaba incluso un mínimo trabajo de sufragio. Cuando se formó la primera asociación de sufragio del estado, la Asociación de Igualdad de Derechos de Texas, ese año, las mujeres de la WCTU ocuparon casi todos los cargos. La WCTU operaba a través de departamentos de trabajo, cuyo número fluctuaba a lo largo de los años, pero en promedio era de dos docenas. Incluían antinarcóticos, templanza médica, evangelismo, escuelas dominicales, ciudadanía cristiana, películas cinematográficas, buena literatura, pureza social, prisiones y cárceles, y trabajo entre soldados y marineros. Bajo el liderazgo de Jenny Beauchamp, la WCTU presionó a la legislatura para que estableciera un reformatorio para niños en Rusk para que los jóvenes dejaran de estar encarcelados con prisioneros adultos. Helen Stoddard dirigió una campaña exitosa para elevar la edad de consentimiento como parte del ataque de la organización a la prostitución y el doble rasero de la moral y trabajó para que se nombraran matronas de policía en las cárceles municipales. Las mujeres templadas pudieron conseguir una ley que requería educación sobre el alcohol en las escuelas públicas, y Stoddard ayudó a redactar la legislación que estableció la Universidad de Mujeres de Texas.

Sin embargo, para 1910, nuevas organizaciones de mujeres como la YWCA y el Congreso de Madres de Texas ofrecían más oportunidades para el voluntariado de bienestar social y atraían a mujeres que una generación antes podrían haberse unido a la WCTU. Aunque expresó su apoyo a reformas como la educación obligatoria y la legislación sobre salarios y horarios para las mujeres trabajadoras, la organización redujo su enfoque. Los sindicatos locales canalizaron su energía en manifestaciones en las urnas durante las elecciones de opción local, y el presidente presionó por la prohibición constitucional. La WCTU continuó exigiendo el sufragio para que las mujeres pudieran votar por la prohibición, pero funcionó fuera de la Asociación de Igualdad de Sufragio de Texas, que aparentemente tenía pocos miembros de la WCTU. El crecimiento organizacional fue incremental, y la fuerza sindical se concentró en la parte norte del estado, donde el sentimiento de prohibición fue más fuerte, los intentos de establecer uniones hispanas en los condados más al sur tuvieron poco éxito.

A lo largo de la década de 1920, la WCTU formó parte de la coalición de organizaciones de mujeres que componían el Consejo Legislativo Conjunto, pero a medida que aumentaba el sentimiento a favor de derogar la prohibición, las mujeres se concentraron en gran medida en las campañas contra el alcohol. En la década de 1930, la WCTU, al igual que la prohibición, había perdido su imagen progresista: las mujeres de la templanza se dedicaban a sondear a los candidatos políticos por sus puntos de vista sobre el alcohol, hacían campaña por los "secos" y protestaban por la publicidad de los cigarrillos, los juegos de azar, los concursos de belleza en el baño y las películas sugerentes. La membresía en 1930 se informó como 3.349 miembros activos y 335 miembros honorarios, prácticamente lo mismo que una década antes. Aunque en años posteriores la WCTU reclamó una membresía de 10,000, el número de mujeres activas que pagan cuotas probablemente nunca fue más de la mitad de ese número. Como miembros envejecieron en las décadas de 1940 y 1950, las mujeres más jóvenes no se presentaron para reemplazarlas, y los oficiales clave sirvieron durante décadas en los mismos puestos. En la década de 1960 la organización estaba moribunda y su principal actividad era colocar libros y literatura en instituciones educativas. La última presidenta, Ruth Horner Godbey, ocupó el cargo hasta mediados de la década de 1970 y murió en 1978 a la edad de ochenta y seis años.

May Baines, Una historia de los listones blancos de Texas (¿1935?). Ruth Bordin, Mujer y templanza: la búsqueda del poder y la libertad, 1873 & ndash1900 (Filadelfia: Temple University Press, 1981). H. A. Ivy, Ron a la carrera en Texas: una breve historia de la prohibición en el estado de la estrella solitaria (Dallas, 1910). Emma L. M. Jackson, Petticoat Politics: Political Activism between Texas Women in the 1920's (tesis doctoral, Universidad de Texas en Austin, 1980). Randall C. Jimerson y col., Guía para la edición en microfilm de artículos sobre templanza y prohibición (Ann Arbor: Universidad de Michigan, 1977). Judith Nichols McArthur, Maternidad y reforma en el nuevo sur: cultura política de las mujeres de Texas en la era progresista (tesis doctoral, Universidad de Texas en Austin, 1992). Álbum de recortes de la Unión de la Temperancia Cristiana de Mujeres de Texas, Centro Dolph Briscoe de Historia Estadounidense, Universidad de Texas en Austin.


Unión de mujeres cristianas por la templanza - HISTORIA

La Unión de Mujeres Cristianas por la Templanza (WCTU) era en 1993 la organización nacional de mujeres más antigua de Nueva Zelanda. Desde su fundación en 1885, trabajó para promover la templanza, los valores cristianos y la reforma social, y para abolir el comercio de alcohol y drogas. La membresía de la WCTU alcanzó su punto máximo a finales de la década de 1920 en alrededor de 7700. En 1993 tenía alrededor de 600 miembros.

Las mujeres de Nueva Zelanda no eran ajenas a la templanza cuando fueron presentadas por primera vez a la WCTU. La firma del compromiso fue un compromiso asumido por numerosas mujeres colonas a mediados del siglo XIX, y las reuniones de templanza eran eventos regulares. Las mujeres se unieron a la Orden de los Buenos Templarios desde sus inicios en Nueva Zelanda en 1872, y se formó un grupo de temperancia de mujeres en Invercargill en agosto de 1884.

La WCTU se fundó en los Estados Unidos en 1874, tras el fenomenal éxito de una cruzada de mujeres contra el alcohol en los estados del Medio Oeste. En 1879 Frances Willard, una líder inspiradora y ambiciosa, fue elegida presidenta de la WCTU estadounidense y se embarcó en una política de & # 8216Do Everything & # 8217. Ella inició la Petición Políglota, que será firmada por mujeres de todas las naciones, pidiendo a los líderes mundiales que proscriban el alcohol y el opio. A principios de la década de 1880, Willard comenzó a enviar misioneros al extranjero, y en 1885 Mary Leavitt visitó Australia y Nueva Zelanda para llevar el mensaje de la WCTU mundial.

Leavitt pasó cinco meses en Nueva Zelanda, dando conferencias y estableciendo sucursales del sindicato. La primera fue en Auckland, presidida por Anne Brame y siguieron otras seis. Después de la partida de Leavitt, su trabajo fue asumido por Anne Ward, una destacada trabajadora de la iglesia y esposa del juez Charles Dudley Ward. Ward estableció otros siete sindicatos y se convirtió en el primer presidente nacional en una convención nacional celebrada en Wellington en febrero de 1886.

La Women's Christian Temperance Union (WCTU) organizó salones de té en los espectáculos A & P (agrícolas y pastorales), incluidos estos en el espectáculo de Christchurch en 1910.

La WCTU operaba a través de departamentos, cada uno bajo el control de un superintendente y responsable de un área de trabajo. Los departamentos cubrían la literatura sobre la templanza, el trabajo juvenil, el trabajo en las cárceles, la pureza social, la actividad de la escuela dominical, la reforma de la vestimenta, el derecho al voto y la legislación, y mucho más. El departamento de franquicias y legislación se convirtió rápidamente en el más destacado. En Estados Unidos, Willard había identificado el sufragio de las mujeres como la & # 8216 Home Protection Ballot & # 8217 y convenció a la WCTU para que hiciera campaña a favor del voto. En Nueva Zelanda, la primera superintendente de franquicias fue la Sra. G. Clarke, seguida en 1887 por Kate Sheppard.

Todas las mujeres que se unieron a la WCTU se comprometieron a la abstinencia total, y el sindicato cooperó con la Alianza de Nueva Zelanda, formada en 1886, para trabajar por la supresión y prohibición del comercio de bebidas alcohólicas. La primera gran campaña del sindicato fue detener el empleo de camareras, cuya presencia en los pubs se consideraba desmoralizante para las mujeres y tentadora para que los hombres bebieran. En algunas ciudades, las mujeres de la WCTU establecieron tiendas de té y café para competir con los bares y, a menudo, ofrecían refrescos sin alcohol en eventos locales como espectáculos agrícolas y pastorales.

La WCTU hizo campaña a favor de la & # 8216no-licencia & # 8217 local y la prohibición en los referendos de licores que se celebraban cada tres años a partir de 1894. En 1911, Annie Driver de Dunedin organizó una & # 8217s & # 8216crusade & # 8217, adoptando el lema & # 8216lips que toque el vino no tocará el mío & # 8217, con el fin de ganar apoyo para la prohibición. Aunque más de la mitad de los votantes en ese referéndum favorecieron la prohibición nacional (se necesitaba una mayoría de tres quintos para llevar adelante la reforma), el resultado fue más una continuación del giro hacia la prohibición de los años anteriores que un triunfo de la cruzada. El voto a favor de la prohibición nunca volvió a ser tan alto.

El trabajo de templanza entre los maoríes comenzó en 1894 cuando Ellen Hewett fue nombrada superintendente de un departamento maorí. Se imprimieron folletos y tarjetas de compromiso sobre la templanza en maorí, y en la primera convención maorí, celebrada en 1911, estuvieron representadas siete uniones maoríes. Hēni Pore (Te Arawa) fue prominente en la WCTU a principios del siglo XX. Probablemente la Pākehā más conocida que trabajó con mujeres maoríes por la templanza fue Florence Harsant, quien viajó mucho por el norte y la costa este antes de la Primera Guerra Mundial. De 1943 a 1959, la WCTU operó un albergue para niñas maoríes en Auckland. La WCTU enfatizó la necesidad de fomentar la templanza entre los jóvenes. Tenía una lista de niños cuyas madres se comprometieron a criarlos como abstemios, y una unión para niños y niñas conocida como la Legión Leal de la Templanza.

Siguiendo la política & # 8216Do Everything & # 8217, la WCTU trabajó por la reforma social en un frente amplio. Sus miembros visitaron cárceles, establecieron jardines de infancia y dirigieron clubes para madres jóvenes. En Dunedin, Leavitt House (el antiguo hotel Star and Garter) ofrecía clases nocturnas de cocina, costura, carpintería e instrucción bíblica y un club para niños. En las ciudades portuarias se establecieron instalaciones para los marineros visitantes, y los primeros Sailors & # 8217 Rest se abrieron en Dunedin en 1888.

Se ha considerado que la WCTU proporciona & # 8216 un puente entre el hogar y la iglesia, por un lado, y la acción social y política & # 8230, por el otro & # 8217. [1] La participación en la WCTU llevó a las mujeres a ver que la acción social y política era posible, y que para ser efectiva deben tener el voto. Bajo el liderazgo de Sheppard & # 8217, la WCTU encabezó el movimiento de franquicia, organizando reuniones de sufragio, recolectando firmas para peticiones, presionando a los políticos y publicando folletos. En 1892, las mujeres de la WCTU colaboraron con las mujeres que no respetaban la templanza en el establecimiento de ligas de franquicia para ampliar el atractivo del movimiento por el sufragio. En 1893, su campaña finalmente tuvo éxito. Three years later WCTU members were prominent in establishing the National Council of Women (NCW).

The New Zealand WCTU, as a branch of the World’s WCTU, linked New Zealand women to an international movement. Sheppard attended the World’s WCTU biennial conference, presided over by Willard, in London in 1895. Correspondence with renowned temperance leaders such as Willard and Lady Henry Somerset, access to international temperance literature, attendance at conferences and the two-way movement of missionaries (Anderson Hughes-Drew was a New Zealander who was an official round-the-world missionary for the World’s WCTU), all linked New Zealand women in a global sisterhood.

After some years in which The Prohibitionist carried a page of women’s news, the WCTU began its own journal, The White Ribbon, in May 1895. Sheppard was the first editor, followed by Lucy Lovell-Smith (1903-08). The longest serving editor was Nellie Peryman (1913-45). In 1965 The White Ribbon se convirtió The New Zealand White Ribbon Digest.


Woman's Christian Temperance Union (Neb.) [RG1072.AM]

By the middle of the 19th century, temperance leaders saw the need to concentrate on de-legalizing saloons, the social institution, rather than trying to cure the individual drinker. The church started the major advance of this movement. In 1873, Hillsboro, Ohio, women gathered to form the "Modern Crusade" made up of ladies in the community attempting to "pray the saloons out of business." This idea spread throughout the country and in 1874 the Ladies Temperance Society (LTS) was formed in Lincoln, Nebraska.

The goal of this organization was "to promote the moral influence in our city and to further the cause of temperance." The LTS grew rapidly to include some of the most highly respected women of the community such as Mrs. Butler, wife of the ex-governor, Mrs. H.W. Hardy, Mrs. A.C. Rickets, and Mrs. A.T. Davis. This group was distinctly religious, though interdenominational and planned to close saloons by prayer and personal appeal. When the anti-temperance oriented Lincoln City Council of 1874 passed an ordinance outlawing prayer and singing groups outside saloons, the ladies changed their tactics to petitions and teaching children about ill effects of alcohol.

A national convention of women's temperance movements was held in Chautauqua, New York in 1874, this was the origin of the Woman's Christian Temperance Union. The Lincoln Chapter of the WCTU was organized in 1875, the first city president was Mrs. Metcalf. The first state president was Mrs. Anson Brown. Three areas of work were stressed by the Nebraska WCTU: (1) creation of public sentiment against liquor traffic (2) temperance legislation and 3) teaching children the effects of alcohol upon individuals and society.

Although temperance was the WCTU's main concern, they also studied the areas of public health, moral sanitation, social purity, women’s interests, humane work, dependents and delinquents, and the licensed saloon and how a license is obtained. In 1879 and 1885 petitions by the WCTU to the Nebraska legislature asked for submission of a prohibitory amendment to the state constitution. Both petitions failed narrowly, the first by two votes and the second by postponement.

In 1915 the Anti-Saloon League (ASL), a politically active temperance organization formed in 1898, and the WCTU met in Lincoln to organize a prohibition campaign in the state. The WCTU campaigned vigorously for a "Dry Nebraska" spreading petitions, planning work in every county and holding public meetings. In March of 1916, the Nebraska WCTU held a mid-continent campaign for workers all over the nation. In May of 1916, a petition was filed for statewide prohibition over 300 members of the WCTU and ASL met at the capital to support the petition.

In 1917, the National Prohibition Act was passed. The Nebraska legislature of 1917 made full provisions for enforcement of the new amendment. This success was largely the result of determined and persistent leaders throughout the country of such organizations as the WCTU.

SCOPE AND CONTENT NOTE

This collection consists of one box of manuscript material arranged in six series: (1) Correspondence, 1898-1957 (2) Minutes, 1939-1946 (3) Printed Matter, 1886-1951 (4) Manuscripts, 1892 (5) Newspaper Clippings, 1889-1940 and (6) Miscellany. This collection relates to the participation of WCTU members in community projects and rallies and their political campaigns for nominees on the prohibition ticket. Of particular interest is a detailed history of the organization edited by Ada Bittenbender.

Series 1 - Correspondence, 1898-1957
Box 1
Folder

  1. Correspondence, 1898, 1915
  2. Correspondence, 1945-1957 (most relating to sale of headquarters building)

Series 2 - Minutes, 1939-1946

  1. Minutes, "Aim of Federation of Prohibition Forces," n.d.
  2. Ledger of minutes, Headquarters Board, Nebraska WCTU, 1939-1946

Series 3 - Printed Matter, 1886-1951

  1. Convention programs, 1886-1951
  2. Pamphlets, including "Prohibition Party Attitude," "What Prohibition Prohibits," Handbook, etc.
  3. Political flyers and broadsides (see also oversize)
  4. Addresses: 1890 President WCTU National Address, Willard 1891 Nebraska WCTU Annual Convention, Ripley Speech read at NSHS annual meeting, 1923
  5. Yearbook, 1930-1931

Series 4 - Manuscripts, 1890-1892

Series 5 - Newspaper Clippings, 1889-1940

  1. Documents regarding sale of headquarters building
  2. Nonalcoholic beverage recipes Membership registry 1957-1958 notes
  3. National Convention, 1969, 1914

Subject headings:

Prohibition -- Nebraska
Temperance -- Societies, etc. -- Nebraska
Women social reformers -- Nebraska
Woman's Christian Temperance Union (Nebraska)


Quote

&ldquoFor twenty years this organization has stood with undaunted front against the sin of the state as represented by the legalized traffic in intoxicating liquors and by the awful vice that would put a premium on woman&rsquos shame.

&ldquoDuring this time it has uttered its shibboleth that that political party, and that only, which declares in its platform for the complete prohibition of the liquor traffic, can have its influence and its prayers. There have been days of darkness and disaster, but by the grace of God no weapon turned against the union has prospered, and every tongue that has risen in judgment has been condemned. The growth of the organization has been marvelous, for in twenty years it has grown from a few hundred members to twenty-two thousand, and from a few auxiliaries to over nine hundred, which cover as a network the entire state. Its workers are indefatigable, and wage their peaceful war for &ldquosweeter manners, purer laws,&rdquo with an earnestness that carries conviction to the hearts of the people and the law-makers of the state. And wherever there is a wrong to right, an evil to attack, or a hand to help, there will you find a woman with a white ribbon on her breast.&rdquo

Date source: Graham, Frances W. and Georgeanna M. Gardenier. Two Decades: A History of the First Twenty Years&rsquo Work of the Woman&rsquos Christian Temperance Union of the State of New York. Image source: Hanaford, Phebe A. Daughters of America. Augusta: True and Company, 1882.


HistoryLink.org

The main purpose of the Woman's Christian Temperance Union (WCTU) was to achieve prohibition of alcoholic beverages by law. The organization, which is still in existence, came into being in 1873 and 1874, in Ohio and New York. In summer 1883, Frances Willard (1839-1898), who was then president, brought the crusade to the Pacific Northwest. Besides the prohibition of alcoholic beverages, the WCTU supported a wide variety of other causes, from suffrage for women to the campaign against cigarettes. Under the leadership of Frances Willard, its president from 1879 until her death in 1898, its motto was "Do Everything."

The National Organization

The Woman's Christian Temperance Union began organizing in late 1873 in Ohio and New York. In a campaign organizers termed the "Woman's Crusade," women prayed and then marched into saloons and asked the proprietors to shut down their establishments. Women first did this in Fredonia, New York, under the leadership of Esther McNeil, and this group was the first to adopt the name Woman's Christian Temperance Union. A meeting to found the national organization was held in August 1874, on the Chautauqua Grounds at Chautauqua, New York. The first national convention took place on November 18-20, 1874, in Cleveland, Ohio.

Besides singing hymns and praying in saloons, members founded public reading rooms, and presented anti-drinking programs in schools. One notorious short-term member, Carry Nation (1846-1911), smashed up saloons with a hatchet. She was condemned not only by the press, but also by her WCTU sisters.

In the summer of 1883, WCTU President Frances Willard brought the crusade to the Pacific Northwest. Willard noted that the craggy Cascade Range divided the state into two distinct halves, and established two unions, one east and one west of the mountains.

Grass Roots Organizing

Local units sprouted in communities large and small. Women who had previously worked for temperance in the egalitarian International Order of Good Templars, shifted their allegiance. Within a year, the WCTU counted 629 members in King County alone.

In June 1884, the Western Washington Union held its first annual convention in Seattle. Mrs. W. F. Thomas, president, informed the delegates that the international WCTU "was the largest society ever composed exclusively of women and conducted by them." She proclaimed that the goals were to educate youth, to transform "by the power of divine grace those who are enslaved by alcohol," and to remove the saloon from the streets by law (Annual Report).

Members planned to lobby the legislature for support of a temperance program for the public schools that would include temperance textbooks and scientific instruction to teach children about the physiological effects of alcoholic beverages and narcotics. Thomas exhorted, "As the army of drunkards march onward to the grave, let us see to it that their ranks are not recruited by little children who are still under our influence. Let us gather them into our 'Bands of Hope' and teach them . " (Annual Report).

In Washington Territory, women won the vote in 1883. The temperance crusade took a new twist when most women joined forces with "law and order" men to enact local options. They closed down brothels and saloons across the Territory, including in Seattle.

The city, which relied heavily on "sin taxes," lost revenue. A powerful Saloon League successfully lobbied the judges of the territorial supreme court, who in turn found legal technicalities with which to rule woman suffrage unconstitutional.

At the fourth annual convention, held at Seattle's Plymouth Congregational Church, Mrs. Hansen proclaimed, "We have been despoiled of our crown of liberty . [and] been deprived of our weapon, the ballot, with which we hoped to defend our homes and children but we are not discouraged, remembering that right is right, since God is God and right the day must win" (Annual Report).

The WCTU in Auburn

Meticulously organized, the Western Washington union networked its way into King County communities like Auburn. In the 1890s, when saloonkeepers violated the law and opened on the Sabbath, 60 members marched into their establishments to urge them to close, then confronted the Justice of the Peace and the City Council to demand enforcement.

In 1904, the Auburn unit established the city's first lending library, the seed for the Carnegie Library built in 1911 and now designated a landmark. In keeping with the WCTU's vision, the library became the city's "temple of culture," providing a proper venue for meetings, events, browsing, and most importantly, an alternative to saloons. To improve public sanitation, the local unit raised funds for the town's first public drinking fountains.

Although often overlooked, the WCTU's most significant legacy was its grassroots impact and profound local influence. Its units established public libraries in communities across the nation. The organization viewed reading as a means to education, and education as a means to self-improvement and good citizenship. Local units also pioneered social services to empower women such as, in Seattle, a children's day nursery and a women's exchange where house-bound women could market their needlework, jams, and baked goods.

In 1889, the Western Washington WCTU founded the White Shield Home in Tacoma, a residence for unwed mothers and their infants. The home's purpose was "to redeem our erring sister from her life of shame into a life of pure, true womanhood. She whose particular sin shuts her out from any other home can find shelter here till she can prove her worthiness to take her place again in the world as a woman and not as an outcast" (Annual Report).

The Frances Harper Unit

The WCTU was multi-racial. In the early 1890s, women in Seattle's First African Methodist Episcopal Church organized the Frances Harper Unit. (Frances Harper was an African American Abolitionist, a novelist, and a national organizer of African American units of the WCTU) The Frances Harper Unit elected as president a formerly enslaved woman, Emma Ray.

Members of the Frances Harper unit spent time with people who were ill, cooking and cleaning for them and holding prayer meetings. They canvassed the city's red-light district and visited prisoners in jail, intent on redeeming prostitutes and drunkards (both men and women), whom they regarded as society's victims. In some cases their new friends became converts and joined them in church.

The Frances Harper unit received high marks from leaders of the Western Washington WCTU. However, it disbanded when the pastor of the First African Methodist Episcopal Church asked them to continue their good work under the aegis of the church.

Emma Ray was the lone African American woman to continue to attend city and regional meetings. In 1899, when the national WCTU held its convention in Seattle, Lucy Thurman, a leading African American, urged Ray and others to reorganize their unit. With support from a new pastor, the Frances Harper Unit continued its work well into the twentieth century.

In the early 1900s, the Western Washington WCTU moved its headquarters into the Arcade Building in downtown Seattle. The building became a hub of women's political and altruistic activities. The Ladies Hebrew Benevolent Association established a free dispensary in the Arcade, offering medical service to the poor. Feminist physician Dr. Cora Smith Eaton contributed part of her office suite as headquarters for the newly revitalized Washington Equal Suffrage Association (WESA).

Suffrage and Temperance

In November 8, 1910, Washington's male voters ratified the woman suffrage amendment by a margin of almost two to one. In 1911, the WCTU and the WESA joined forces with Seattle clubwomen to support a recall campaign against Mayor Hiram Gill, who had broken his promise to confine prostitution to the Skid Road area. Instead, he had granted permits to his cronies to build the world's largest brothel on a city street. With the campaign slogan, "Ladies: Get Out and Hustle!" Seattle's newly enfranchised voters hustled Gill out of office.

Buoyed by the rising tide of reform, WCTU President Emma Wallingford Wood (1859-1949) led the carefully orchestrated campaign for "dry" laws (laws prohibiting alcohol). In 1914, Washington voters ratified a prohibition amendment that Seattle voters favored by a 61 percent margin. The law was enacted in 1916, and three years later the federal prohibition amendment passed.

The WCTU had accomplished its major goal, and most units gradually disbanded. But in recent years (in the late 1990s) the organization has revitalized. It is restoring the Frances Willard House, a national landmark in Evanston, Illinois, and converting it to a museum. At the top of its agenda is keeping children away from drugs and alcohol. Today (in the late 1990s) the WCTU has a growing international membership of more than half a million women and men.


Ver el vídeo: Womans Chistian Temperance Union - Unión de Mujeres Cristianas por la Tempreancia (Enero 2022).