Noticias

Figuras de las Cícladas

Figuras de las Cícladas


FIGURA CICLADICA

Las Cícladas son un grupo de más de 30 pequeñas islas en el Mar Egeo. Muchos son famosos por la calidad y variedad de sus piedras y quizás no sea sorprendente que algunos de los habitantes antiguos fueran escultores consumados. En el período alrededor del 3200 al 2300 aC, surgió una civilización distintiva, comúnmente llamada cultura de las Cícladas Tempranas. Es más conocido por las vasijas y figurillas de mármol que los isleños enterraron con sus muertos.

La mayoría de las esculturas de las Cícladas tempranas son representaciones de mujeres, algunas de las cuales están talladas con proporciones naturales mientras que otras están más idealizadas. Esta figura es un ejemplo del llamado tipo Spedos. La forma del cuerpo se ha reducido a planos amplios y planos, cuyas proporciones podrían sugerir que se planearon con una brújula. Aunque sus brazos y piernas están claramente definidos, aparentemente no hubo interés en tallar detalles como dedos de los pies, manos y detalles faciales que no fueran una nariz prominente. Un examen detenido, sin embargo, revela débiles restos de ojos pintados, cejas y cabello o algún tipo de tocado. Está claro que la escultura estaba destinada a sostenerse o colocarse en posición horizontal, ya que no puede permanecer de pie sin apoyo, una característica presuntamente relacionada con su asociación con los muertos en los entierros.

La estatuilla fue comprada por Arthur Evans cuando era el Guardián de Ashmolean (1884-1908) y es un buen ejemplo de la intensa fascinación por las esculturas de las Cícladas Tempranas entre los conocedores y artistas de esta época. Sirvieron de inspiración para Brancusi, Modigliani, Giacometti y Hepworth y fueron recopilados por Moore y Picasso.


Contenido

Casi toda la información conocida sobre el arte neolítico de las Cícladas proviene del sitio de excavación de Saliagos frente a Antiparos. La cerámica de este período es similar a la de Creta y el continente griego. Sinclair Hood escribe: "Una forma distintiva es un cuenco con un pie alto comparable con un tipo que se encuentra en el continente del Neolítico tardío". [2]

El arte más conocido de este período son las figuras de mármol generalmente llamadas "ídolos" o "figurillas", aunque ninguno de los nombres es exactamente exacto: el primer término sugiere una función religiosa que no es de ninguna manera acordada por los expertos, y el segundo sí no se aplica correctamente a las figuras más grandes, que son casi de tamaño natural. Estas figuras de mármol se ven esparcidas por el Egeo, lo que sugiere que estas figuras eran populares entre la gente de Creta y la Grecia continental. [3] Quizás el más famoso de estos personajes son los músicos: uno toca el arpa y el otro toca el gaita. [4] Estos músicos, que datan de aproximadamente 2500 a. C., a veces se consideran "los primeros músicos existentes del Egeo". [5]

La mayoría de estas figuras, sin embargo, son representaciones muy estilizadas de la forma humana femenina, por lo general tienen una calidad geométrica plana que les da un parecido sorprendente con el arte moderno de hoy. Sin embargo, esto puede ser un concepto erróneo moderno, ya que hay evidencia de que las esculturas fueron originalmente pintadas con colores brillantes. [6] La mayoría de las figuras son femeninas, representadas desnudas y con los brazos cruzados sobre el estómago, por lo general con el brazo derecho debajo del izquierdo. La mayoría de los escritores que han considerado estos artefactos desde un punto de vista antropológico o psicológico han asumido que son representativos de una Gran Diosa de la naturaleza, en una tradición que continúa con la de las figuras femeninas del Neolítico como la Venus de Willendorf. [7] Aunque algunos arqueólogos estarían de acuerdo, [8] esta interpretación no es generalmente aceptada por los arqueólogos, entre los cuales no hay consenso sobre su importancia. Se han interpretado de diversas formas como ídolos de los dioses, imágenes de la muerte, muñecos de niños y otras cosas. Una autoridad cree que eran "más que muñecos y probablemente menos que ídolos sacrosantos". [9]

Las sugerencias de que estas imágenes eran ídolos en sentido estricto —objetos de culto que eran el centro del culto ritual— no están respaldadas por ninguna evidencia arqueológica. [10] Lo que sí sugiere la evidencia arqueológica es que estas imágenes se usaban regularmente en la práctica funeraria: todas han sido encontradas en tumbas. Sin embargo, al menos algunos de ellos muestran claros signos de haber sido reparados, lo que implica que fueron objetos valorados por el difunto durante su vida y no fueron hechos específicamente para el entierro. Además, las figuras más grandes a veces se dividían de modo que solo una parte de ellas quedaba enterrada, un fenómeno para el que no hay explicación. Aparentemente, las figuras fueron enterradas por igual tanto con hombres como con mujeres. [11] Tales figuras no se encontraron en todas las tumbas. [9] Si bien las esculturas se encuentran con mayor frecuencia colocadas boca arriba en tumbas, es posible que se hayan colocado ejemplos más grandes en santuarios o viviendas. [12]

El arte antiguo de las Cícladas se divide en tres períodos: EC I (2800-2500 AEC), EC II (2500-2200 AEC) y EC III (2200-2000 AEC). El arte de ninguna manera se limita estrictamente a uno de estos períodos y, en algunos casos, incluso representa a más de una de las islas Cícladas. El arte de EC I está mejor representado en las islas de Paros, Antiparos y Amorgos, mientras que EC II se ve principalmente en Syros y EC III en Melos. [13]

Cicládica temprana I (cultura Grotta-Pelos, 3300-2700 a. C.)

Los primeros grupos más importantes de la cultura Grotta-Pelos son Pelos, Plastiras y Louros. Las figuras de Pelos son de tipo esquemático. Tanto machos como hembras, en posición de pie con cabeza y rostro, componen el tipo Plastiras, la representación es naturalista pero también extrañamente estilizada. El tipo de Louros se ve como de transición, combinando elementos tanto esquemáticos como naturalistas. [14] [15] Las figuras esquemáticas son más comunes y tienen un perfil muy plano, tienen formas simples y carecen de una cabeza claramente definida. Las figuras naturalistas son pequeñas y tienden a tener proporciones extrañas o exageradas, con cuellos largos, parte superior del cuerpo angulosa y piernas musculosas. [dieciséis]

Tipo de Pelos (esquema) Editar

Las figuras de tipo Pelos son diferentes a muchas otras figuras de las Cícladas, ya que para la mayoría el género es indeterminado. Las más famosas de las figurillas tipo Pelos son las figurillas en forma de "violín". En estas figuras hay una cabeza alargada implícita, sin piernas y un cuerpo en forma de violín. Una figura de "violín" en particular, tiene senos, brazos debajo de los senos y un triángulo púbico, posiblemente representando a una diosa de la fertilidad. Sin embargo, dado que no todas las figuras comparten estas características, no se puede llegar a una conclusión precisa en este momento.

Tipo plastiras (naturalista) Editar

El tipo Plastiras es un ejemplo temprano de estatuillas de las Cícladas, que lleva el nombre del cementerio de Paros donde se encontraron. [17] Las figuras conservan la forma de violín, la postura y la disposición de los brazos doblados de sus predecesores, pero difieren de manera notable. El tipo Plastiras es el tipo más naturalista de figurilla cicládica, marcado por proporciones exageradas. Una cabeza ovoide con rasgos faciales tallados, incluidas las orejas, se asienta sobre un cuello alargado que generalmente ocupa un tercio completo de la altura total de la figura. [18] Las patas fueron talladas por separado en toda su longitud, lo que a menudo resultaba en roturas. En las figuras femeninas, el área púbica se delimita mediante una incisión y se modelan los senos. Las representaciones de los machos difieren en estructura, pero no notablemente, ya que poseen caderas más estrechas y representaciones talladas de los órganos sexuales masculinos. Las figuras suelen ser de tamaño pequeño, por lo general no más de treinta centímetros, y no pueden pararse por sí mismas, ya que los pies son puntiagudos. Las figurillas supervivientes han sido talladas en mármol, pero algunos sugieren que también pueden haber sido talladas en madera.

Tipo Louros (esquemático y naturalista) Editar

El tipo Louros es una categoría de figurillas cicládicas de la fase Cicládica Temprana I de la Edad del Bronce. Combinando los enfoques naturalistas y esquemáticos de estilos de figura anteriores, el tipo de Louros tiene caras sin rasgos, un cuello largo y un cuerpo simple con hombros atenuados que tienden a extenderse más allá de las caderas a lo ancho. Las piernas tienen una forma cuidadosa, pero están talladas para separarlas no más allá de las rodillas o la mitad de las pantorrillas. [18] Aunque los senos no están indicados, las figuras de este tipo aún sugieren la forma femenina y tienden a mostrar evidencia de un triángulo púbico tallado.

Cícladas tempranas II (cultura de Keros-Syros, 2800-2300 a. C.)

Variedad Kapsala Editar

La variedad Kapsala es un tipo de figura cicládica del período Cicládico Temprano II. A menudo se piensa que esta variedad precede o se superpone en un período con la de la variedad canónica de figuras Spedos. Las figuras de Kapsala difieren del tipo canónico en que los brazos se sostienen mucho más abajo en la configuración doblada derecha-abajo-izquierda y los rostros carecen de rasgos esculpidos además de la nariz y ocasionalmente las orejas. [18] Las figuras de Kapsala muestran una tendencia a la delgadez, especialmente en las piernas, que son mucho más largas y carecen de la poderosa musculatura sugerida en formas anteriores de las esculturas. Los hombros y las caderas también son mucho más estrechos, y las propias figuras son de tamaño muy pequeño, rara vez superan los 30 cm de longitud. La evidencia sugiere que la pintura ahora se usa regularmente para demarcar rasgos como los ojos y el triángulo púbico, en lugar de tallarlos directamente. Una característica de la nota de la variedad Kapsala es que algunas figuras parecen sugerir un embarazo, presentando estómagos abultados con líneas dibujadas a través del abdomen. Al igual que otras figuras del período de las Cícladas Tempranas II, la característica más definitoria de la variedad Kapsala es su posición de brazos cruzados.

Variedad Spedos Editar

El tipo Spedos, que lleva el nombre de un cementerio cicládico temprano en Naxos, es el más común de los tipos de figurillas cicládicas. Tiene la distribución más amplia dentro de las Cícladas, así como en otros lugares, y la mayor longevidad. El grupo en su conjunto incluye figurillas que varían en altura desde ejemplos en miniatura de 8 cm hasta esculturas monumentales de 1,5 m. Con la excepción de una estatua de una figura masculina, ahora en el Museo de la Colección de Arte de las Cícladas, todas las obras conocidas de la variedad Spedos son figuras femeninas. [19] Las figurillas de Spedos son típicamente formas femeninas delgadas y alargadas con los brazos cruzados. Se caracterizan por tener cabezas en forma de U y una hendidura profunda entre las piernas.

Variedad Dokathismata Editar

El tipo Dokathismata es una figura de las Cícladas del final del período Cicládico Temprano II de la Edad del Bronce. Con características que se desarrollan a partir de la variedad Spedos anterior, las figuras de Dokathismata presentan hombros anchos y angulares y un perfil recto. Las figuras de Dokathismata se consideran las más estilizadas de las figuras de brazos cruzados, con una forma alargada y elegante que muestra un fuerte sentido de la geometría que es especialmente evidente en la cabeza, que presenta una forma casi triangular. Estas figuras fueron construidas de forma algo conservadora en comparación con las variedades anteriores, con una hendidura de pierna poco profunda y pies conectados. [18] A pesar de esto, las figuras eran bastante frágiles y propensas a romperse. El regreso de un triángulo púbico incidido también se observa en la variedad de figuras Dokathismata.


& # 8220Figura femenina & # 8221 de las Antiguas Cícladas

Esta & # 8220Female Figurine & # 8221 es de un cementerio de la Edad de Bronce en las Cícladas, un grupo de islas en el Mar Egeo ubicadas al este del continente de Grecia.

Es un ejemplo tardío del estilo de figuras llamado Variedad Spedos, que lleva el nombre de un antiguo cementerio en la isla cicládica de Naxos.

Este ejemplo es inusual por su gran tamaño, aunque consistente en estilo, que consiste en una cabeza en forma de lira y un torso que es relativamente plano excepto por la nariz.

El modelado y las líneas incisas delinean las diversas extremidades y elementos críticos del cuerpo.

Este ejemplo conserva indicios de pigmento en la cara con puntos rojos en ambas mejillas, la nariz y la frente. El pigmento es cinabrio, un mineral rojo brillante, que era muy precioso en ese momento, ya que se importaba de fuera del Egeo.

Aparecen débiles rastros de lo que pudo haber sido pintura azul en la región de los ojos. También hay un solo mechón de cabello rizado pintado en el lado derecho de la cabeza.

Parece que la cerradura lateral solo aparece en la variedad Spedos de figuras femeninas de brazos cruzados. Esta escultura de mármol es una creación fabulosa de la cultura cicládica temprana y probablemente se asoció con las antiguas creencias religiosas del Egeo.

Tiene la distribución más extendida dentro de las Cícladas y en otros lugares, y la longevidad más excepcional. Todas las obras conocidas de la variedad Spedos son figuras femeninas.

Las figurillas de Spedos son típicamente formas femeninas delgadas y alargadas con los brazos cruzados. Se caracterizan por tener cabezas en forma de U y una hendidura profunda entre las piernas.

Las figuras cicládicas se originaron en la antigua cultura cicládica, que floreció en las islas del mar Egeo desde c. 3300 a 1100 a. C.

El arte más conocido de este período y cultura son las figuras de mármol, generalmente llamadas "ídolos" o "estatuillas" de las Cícladas.

Las Cícladas son un grupo de islas griegas, al sureste del continente en el Mar Egeo. Se centra en la isla de Delos, considerada el lugar de nacimiento de Apolo, y alberga algunas de las ruinas arqueológicas más importantes de Grecia.

La mayoría de estas figuras de mármol son representaciones muy estilizadas de la forma humana femenina, por lo general tienen una calidad geométrica plana.

Está representado desnudo con los brazos cruzados sobre el estómago y el brazo derecho debajo del izquierdo. Presentan una cabeza larga en forma de lira, una nariz semicónica, hombros inclinados, brazos estrechos y espalda redondeada.

En tiempos más recientes, artistas como Picasso, Matisse y Moore respetaron y recopilaron el arte de las Cícladas como modelos de creación de formas cargadas emocionalmente pero muy abstractas.


Figuras de las Cícladas: la imagen más evocadora del Egeo

Fueron creadas en las islas Cícladas en el sur del Egeo durante un período de unos pocos siglos, alrededor de la mitad del tercer milenio a. C., durante la Edad del Bronce Temprano, digamos que alrededor del 2800 al 2300 a. C. Hasta ahora solo se han encontrado unas 1.500 figurillas completas. Casi la mitad de ellos fueron descubiertos en excavaciones arqueológicas sistemáticas, muchos otros, sin embargo, llegaron al mercado internacional de anticuarios directamente de excavaciones ilícitas. Si bien la mayoría de las figurillas parecen haber sido depositadas en tumbas y tanto en entierros de mujeres como de hombres, algunas también se encontraron en asentamientos. Además, el lugar más significativo es la pequeña isla de Keros, en el Egeo central y la cercana Naxos, donde las autoridades griegas y británicas han revelado fragmentos de varios cientos de estatuillas. Todos ellos aparentemente se rompieron antes de ser trasladados allí y, por lo tanto, la mayoría de los arqueólogos interpretan esto como un santuario prominente que sirve a la región circundante.

Pero, antes de entrar en esta y ndash bastante difícil & ndash discusión sobre su identidad y función, primero echemos un vistazo a los & rsquos.

Por lo general, son de dimensiones relativamente pequeñas y aprox. 20 pulgadas de altura y ndash, pero también hay figuras a gran escala, son representaciones muy estilizadas de la forma humana, hechas de mármol de las Cícladas local, que fue tallado y luego pulido bien. Por lo general, presentan una cabeza oblonga, cuello largo, nariz oblonga pronunciada y hombros triangulares, mientras que sus brazos están doblados alrededor del vientre y sus piernas normalmente están fusionadas y divididas ocasionalmente solo por un surco. Hoy en día, en cierto sentido, parecen composiciones cercanas y abstractas de la figura humana con un aspecto muy distintivo y bello y rasgos llamativos, pero es probable que todos o la mayoría de ellos tuvieran detalles adicionales, como puntos anatómicos y ojos o pintados. rasgos faciales, que rara vez pueden sobrevivir ya que los pigmentos han desaparecido por completo. Además, si los miramos de cerca, nos damos cuenta de que no siempre son tan planos como se los considera sino más bien curvos, lo que da como resultado una superficie corporal bastante compleja, la cabeza suele seguir en una dirección y el cuello en otra, luego los muslos se proyectan hacia afuera y las rodillas hacia adentro y luego tenemos el revés con los pies.

Aunque las figurillas de las Cícladas aparecen en una variedad de formas y estilos diferentes y distintos, probablemente indicando diferentes ubicaciones y períodos de producción, nuestro ejemplo descrito anteriormente es muy típico y el tipo conocido como & ldquocanonical & rdquo & ndash que ciertamente muestra a una mujer.

E, incluso si es bastante difícil para el ojo moderno definir el género, la mayoría de las figuras se identifican como mujeres: por la presencia de senos y de un triángulo púbico o por un vientre acentuado, muy probablemente representando un embarazo. Las figurillas masculinas también se encuentran, pero son muy raras o, a menudo, representan formas mucho más complejas, como la conocida "oración ldquolyre".

Dos preguntas principales surgen de estos hermosos y fascinantes objetos: ¿a quién representan y para qué sirven? Ambos son muy controvertidos por los estudiosos y ambos siguen siendo objeto de discusión. Las muestras femeninas y embarazadas apoyan una conexión con los conceptos de fertilidad y maternidad; pueden estar tratando con una deidad asociada con el nacimiento y la regeneración y que quizás tuvo un papel apropiado en los ritos funerarios. Su presencia en muchas tumbas también sugiere algún uso simbólico, muy probablemente en un contexto ritual / religioso.

Pero, ¿son imágenes de la deidad o del creyente?

¿A quién retratan, el Dios, la sacerdotisa, un antepasado venerado o un adorador?

No existe un acuerdo general sobre si las figurillas de las Cícladas representan individuos, una o una variedad de deidades, o son formas generales de fertilidad y feminidad. Tampoco hay consenso sobre dónde y cuándo se usaron: ¿en ceremonias religiosas, ritos funerarios o en la vida diaria?

De una forma u otra, las figurillas de las Cícladas son, en efecto, objetos de un amplio significado socio-ideológico y de una amplia dimensión simbólico-religiosa que probablemente no entendemos. Como es el caso, solo podemos especular porque no tenemos pruebas escritas, porque el entorno social no nos da mucho en términos de contexto, y porque todo lo que tenemos es un arte hermoso, atemporal y, sobre todo, misterioso. Y esto es notable en sí mismo.


La crónica

Cabeza de una estatua femenina del tipo & # 8220idol con brazos cruzados & # 8221 (3200-720 aC)
: Colección Louvre

Dos veces al año, el Museo del Louvre (París, Francia) ofrece una oportunidad especial a los estudiantes de bellas artes e historia del arte de toda la ciudad: algunos viernes por la noche durante sus horas extra para presentar obras en el museo, en su primer idioma, en sus propias palabras. Los artistas plásticos crean nuevas piezas, basadas en obras que se exhiben en el museo, y exhiben su trabajo junto con su inspiración. Los estudiantes de historia del arte expresan su pasión por algunas de las mejores cosas que la historia del arte ha conservado para el mundo presentándolas, después de meses de investigación y preparación, a cualquiera que venga al museo en esas noches listo para escuchar.

El tema de este año es "¿Qué ves?" Y me siento honrado, como estudiante actual de Historia del Arte en la Universidad Americana de París, Francia y como exalumna del Centro de Bellas Artes del Egeo, Paros, Cícladas, Grecia, de participar en esta ocasión especial por segunda vez. .

Cuando mencioné este proyecto a uno de mis profesores anteriores en Paros, me preguntó si compartiría esta experiencia en el blog de The Aegean Center, que parece más apropiado que nunca considerando el trabajo que estoy presentando este año: las Figuras de las Cícladas. Sí, justo después de un año y medio en París estudiando historia del arte, decidí centrar mi presentación en algunas de las primeras obras de la Antigua Grecia. Algo debe haberse quedado ... gracias, Jeffrey Carson.

¡Por supuesto que algo se atascó! Hace tres años y medio, cuando en lugar de ir directamente a la universidad, decidí tomarme un año sabático y asistir al Aegean Centre, nunca hubiera imaginado que estaría aquí ahora, en París, a punto de presentarme en el Louvre. Mi tiempo en Italia, estudiando el Renacimiento italiano casi en su totalidad a través de conferencias en el lugar, y luego el arte griego antiguo en Atenas y en Paros, nuevamente, viendo de primera mano lo que estaba estudiando ... bueno, realmente no puedo explicar cuánto me definió eso. fuera de lo obvio: soy un estudiante de historia del arte, en una pista de arte antiguo, y un estudiante de bellas artes en París hoy.

Después de las presentaciones, se pide a los estudiantes de la AUP que escriban un breve ensayo sobre su experiencia para recibir crédito de la universidad (siguiente).

Por feliz coincidencia, la última noche de JOP fue la misma noche que The Aegean Center Student Showcase; oye, si no pudiera estar en Paros esa noche, asombrado por la creatividad y las habilidades de una nueva generación de artistas, bien podría ser de pie en el Louvre en París, explicando a quienquiera que se detuviera y escuchara por qué debería quedar impresionado por algunas de las primeras obras figurativas de la historia.

Gracias, Aegean Center, por llevarme tan lejos. Espero que esto sea solo el comienzo ...

Con amor y gratitud,
Stephanie Dissette

Figuras de las Cícladas
(Un artículo de: Stephanie Dissette)

Para "Les jeunes ont la parole" de esta temporada, tuve el placer de presentar las figurillas de las Cícladas de la Grecia preclásica. Si bien no es mi primera opción, estas figuras se encuentran entre mis obras preferidas, ya que representan gran parte de la razón por la que estoy aquí hoy, en París y en la AUP, en combinación con el curso de Arte y Arquitectura Antiguos en el que estoy inscrito actualmente y el Arte Antiguo. La pista que elegí dentro de mi especialidad en Historia del Arte y quizás lo más importante, manteniéndome conectado con Grecia y el arte griego, mis "raíces" por las que elegí estudiar Historia del Arte para empezar. El tema de esta temporada, "¿Qué ves?" También acompañó perfectamente mi presentación en particular, ya que las figurillas de las Cícladas provienen de aproximadamente 2800-2300 a.C., período que prácticamente no tiene documentación escrita. Esto me permitió, mientras estudiaba, y mi audiencia, mientras la veían, reconocer una parte importante de la Historia del Arte; mucho de lo que consideramos hecho histórico solo será una conjetura, en cuyo caso, aunque, por supuesto, hay esos que se esfuerzan por convertirse en expertos en el campo, las conjeturas de cualquiera son tan buenas como las de los demás, siempre que se cuente con pruebas que respalden su teoría.

Entonces, para comenzar mi presentación, siempre le pediría a la audiencia que mire de cerca a una o más de las figuras que tienen frente a ellos, y me expliquen lo que vieron, alentando todas las sugerencias dadas y recomendando que comiencen de manera muy simple. Recordando a mi audiencia que soy estudiante, explicaría un poco lo que significa cuando damos un análisis formal de una obra, y los invitaría a seguir su ejemplo sin temor a dar una perspectiva incorrecta. Una vez más, encuentro estas figurillas perfectas para este tipo de ejercicio en su simplicidad: con menos "acción" o distracción frente a ellas, la audiencia se ve obligada a ceñirse a lo básico. En este caso, muchos discutieron el género (alrededor del 40% dijo hombre, alrededor del 60% mujer), la forma y el tamaño, el material utilizado (principalmente cuando se le solicitó) y las narices prominentes y el extraño cruzamiento de los brazos. Muchos, por supuesto, también miraron con miradas en blanco hasta que les di algunas posibles respuestas. Mi descripción favorita vino un par de veces, que fue una comparación con las cabezas de Isla de Pascua: ¡brillante! Esta resultó ser la introducción perfecta, lo que me permitió continuar con un análisis más profundo e invertir a mi audiencia en una apuesta por la "respuesta final", que por supuesto fue que no hay una respuesta correcta.

Pero sin quedarme demasiado atascado en eso, procedería contándoles sobre las Cícladas, las islas griegas orientales donde se originaron las figuras y donde se encontraron la mayoría de ellas. Ofrecí dos mapas: uno de la Grecia más grandiosa y la región del Egeo, que permitía una ubicación dentro de Europa y otro que se enfocaba en las Islas Cícladas, y ofrecí una mirada cercana a Paros, la isla donde se originó el mármol. Por lo general, me tomaría un momento para expresar que estas figuras son esencialmente la raíz de toda la escultura figurativa griega y que el mármol de Parian todavía se considera uno de los mejores tipos del mundo, se usó hasta el período helenístico tardío en Grecia ( con esculturas como la Venus de Milo), y que todavía se puede visitar la antigua cantera de mármol en Paros. Con los mapas aún frente a mi audiencia, también explicaría la conexión que estas islas compartían entre sí e incluso hasta Egipto, Creta y Turquía a través de rutas comerciales, lo que puede ayudar a explicar parte de la influencia que las cifras podrían tener. recibido de otras culturas, así como parte de la influencia que tuvieron en la futura escultura figurativa. No todos los grupos a los que me presenté realmente necesitaban todos estos detalles, pero traté de obtener la mayor cantidad de información posible para proporcionar un contexto para estas figuras de las que sabemos tan poco, que pocas personas han visto o se han preocupado por detenerlas. y darse cuenta, y expresar por qué uno debería preocuparse por ellos en absoluto. Ya sea que llegué hasta aquí o me detuve al mencionar la Venus de Milo (que muchas veces me obligó a dar una pequeña conferencia sobre esa escultura), esto siempre me conectó con el siguiente gran punto: en todos los ámbitos, el gran la mayoría de los historiadores que escribieron sobre las figuras de las Cícladas creen que son mujeres. Pude señalar los triángulos púbicos delineados que compartían muchas de las figuras, así como los senos aparentes. Como contraejemplo, saqué imágenes de dos figuras similares de la misma época que los historiadores creen que son masculinas, ya que les faltan esos dos componentes principales. Curiosamente, ambas figuras están activas, una tocando la flauta y la otra el arpa, mientras que las esculturas femeninas parecen ocupadas solo sosteniéndose a sí mismas. Esto planteó la pregunta, ¿cuál es el propósito?

Ahora, aquí generalmente señalo los puestos que sostienen todas las figurillas, y le pregunté a mi audiencia si sentían que alguna de estas figuras podía sostenerse por sí misma. Siendo el consenso no, también llamé su atención sobre las cabezas extrañamente inclinadas de las figuras, y sugerí que si estuvieran acostadas de espaldas, las figuras estarían bien sostenidas por sus cabezas. Una vez más, era hora de reiterar que todo lo que estaba sugiriendo es enteramente mi propia perspectiva basada en las muchas fuentes diferentes de las que me basé, y que especialmente de aquí en adelante todo lo que podría ofrecer estaría orientado a la opinión. Basándome en la perspectiva y las palabras de un viejo profesor, ofrecí esta frase a mi audiencia: "Fuera del útero, dentro de la tumba, fuera de la tumba, dentro del útero". Argumenté que los brazos cruzados alrededor del frente de las figuras enfatizaban la fertilidad o incluso el posible embarazo de las figuras y considerando que casi todas las figuras encontradas por los arqueólogos (nuestra única fuente confiable en la excavación) se encontraron en tumbas. Para mí, esto, combinado con su incapacidad para ponerse de pie, convirtió a estas figuras en los símbolos perfectos del ciclo de la vida, y quizás las convirtió en una parte invaluable de la ceremonia de entierro de los primeros griegos de las Cícladas. Esto también explicaría por qué se encuentran en tantos tamaños y niveles de acabado diferentes: si fueran un elemento necesario para el entierro, sin importar la clase o los ingresos, todos lo necesitarían.

Finalmente, aunque esto a veces se mezcló con otras áreas de mi presentación, me enfocaría en algunas de las preguntas más extrañas relacionadas con las figuras. Si bien anteriormente hablé de la forma extraña de la cabeza, también fue necesario explicar por qué el único rasgo facial obvio era la nariz. Aquí es cuando señalaría la Figura 9, que aún conserva lo suficiente de su pintura original para delinear el dibujo de un ojo y cejas. Hay algunos otros que muestran marcas de pintura en la cara y uno que muestra algunas dentro de las incisiones entre los dedos de los pies de una figura. Esto siempre abre una maravillosa conversación sobre la pintura de la escultura, algo que muy pocas personas parecen saber que existía con bastante frecuencia en la Antigua Grecia. También hubo quienes no parecían convencidos por mi argumento de la fertilidad, refiriéndose a otros ejemplos que tenemos de "diosas de la fertilidad", todas las cuales son muy voluptuosas. Ésta es otra pregunta difícil, y todo lo que pude aprovechar fue mi propia experiencia. Teniendo en cuenta que la mentalidad griega en todo lo que llamamos la Antigua Grecia era el idealismo, me referí a las figuras de kore y kouros, las versiones idealizadas de los jóvenes griegos, considerados lo mejor que la sociedad tenía para ofrecer en ese momento. Luego hablé un poco sobre la dieta griega, que especialmente en las Cícladas se basaba principalmente en el pescado, las malas hierbas locales y el vino, todos alimentos muy ligeros que no engordan. Quizás la diosa griega de la fertilidad sea delgada y esté en forma, esté o no destinada a simbolizar el embarazo o la abundancia.

En general, el mejor aspecto de mi experiencia fue cuando alguien se alejó diciendo que estaba impresionado, que nunca antes habían sabido nada sobre estas figuras o este período de tiempo en el arte y ahora lo saben y se preocupan por ello, y que estaban interesados ​​en continuar. la habitación en orden cronológico para explorar lo que sucedió después de estas hermosas y simples figuras. Disfruté mucho compartiendo mis opiniones con todos los que estaban dispuestos a escuchar y animando a mi audiencia a tener sus propias opiniones críticas de lo que ven cuando exploran el arte. Participar en este ejercicio en el Louvre siempre me hace apreciar París, la cultura de los museos y mi decisión de estudiar más Historia del Arte. Es un honor para mí haber sido parte de "Les jeunes ont la parole" de esta temporada y espero participar de nuevo en el futuro.


Figuras de nacimiento de Chipre

Alrededor del 3800 a. C., la cultura chipriota floreció con el primer uso de sus recursos nativos de cobre, un material valioso con el que la isla se convirtió en sinónimo. Al mismo tiempo, surgió una tradición escultórica chipriota muy distintiva que comprendía representaciones humanas en cerámica y piedra. Algunas figurillas se reconoce que están embarazadas o dando a luz, y se puede argumentar que todas originalmente vincularon la fertilidad con la maternidad. Es posible que las mujeres las hayan utilizado como colgantes o ayudas para ayudarlas a lidiar con el embarazo y el parto, y también pueden haber tenido un valor simbólico más general relacionado con la supervivencia fundamental y la continuidad de la comunidad. Su categorización como "figuras de Venus" se siente particularmente atractiva en Chipre, ya que la isla se convirtió en el principal centro de culto y lugar de nacimiento mitológico de Afrodita / Venus en la época clásica, pero ¿hasta dónde podemos "leer" de manera confiable las fuentes históricas posteriores? Más sobre Chipre ...


El significado y la función de las figuras de las Cícladas es una especie de enigma. En ausencia de registros escritos, cualquier interpretación debe basarse exclusivamente en hallazgos arqueológicos y suposiciones razonables. Unfortunately, archaeological data is also insufficient due to the extensive looting of the Cycladic islands in the 1950s and 1960s, itself the result of the excessive value marble figurines acquired in the international art markets in that period. It has been estimated that out of approximately 1400 known figurines, only 40% has been recovered through systematic excavation.

Even with such fragmentary data, however, it is clear that – leaving aside the unique case of Keros – the majority of Cycladic figurines come from graves. This has led many scholars to associate them with funerary rituals, although the theories proposed vary considerably.

The numerous standing female figurines have been variously interpreted as representations of the deceased, substitute concubines, servants, ancestors or even substitutes for human sacrifices. Other scholars focus on the transcendental character of the statuettes and the overwhelming bias of Cycladic art towards female representations and attempt to explain them as symbols of a mother-goddess, associated with fertility and rebirth, conductors of souls, apotropaic images, divine nurses or even worshipers some of those sharing this view suggest that the primary use of the figurines may have been in shrines rather than graves (although evidence for specialized cult areas in the Early Bronze Age Cyclades is extremely limited). Approaches that negate the religious character of the figurines are also available, focusing on social dimensions (e.g. representations of females in the age of marriage) or trying to offer practical, though rather unlikely, explanations (figurines as toys).

Although each of those interpretations has been based on serious argumentation and may carry seeds of truth, there is a general consensus that that the nudity of the figurines and the emphatic rendering of the breast and the pubic triangle refer directly to the idea of fertility. This impression is reinforced by some examples with swollen abdomen, apparently indicating pregnancy, as well as figurines with creases on the belly, believed to symbolize post-partum wrinkles.

Fertility was a central theme in the religions of ancient Mediterranean and Near Eastern people, invariably associated with female divinities, and there is no reason to doubt that this would be the case for Cycladic islanders too. Whether Cycladic female figurines were meant as representations of such a divinity cannot be ascertained. However, the extreme conservatism observed in their typology (produced in the same standardized form for more than five centuries) supports the hypothesis of a ritual function. The characteristic posture with the folded arms recalls comparable groups of statuettes of religious nature from other eastern Mediterranean cultures (Syria, Palestine, Cyprus, etc.) and may have been a widely accepted symbolic type of divine representation. The idea of a worshipper in a gesture of veneration is a possible interpretative alternative but fails to account for the nearly total absence of male statuettes in this characteristic position. Therefore, the view of a female deity of fertility remains the most plausible explanation.

This, however, does not suffice to explain the full meaning and the function of Cycladic figurines. Several questions remain open: What was the precise relation of fertility to funerary rituals? Why do we find figurines only in a small number of graves, usually (but not always) the wealthier ones? How do we explain the discovery of figurines in settlements and other non-funerary contexts (e.g. in Keros)? What was the meaning of the few male figurines and groups of figures? What was the function of the rare life-size female statues, which were too large for an Early Cycladic grave? What was the role of painted decoration on the face and body of several figurines?

It is only further research that may provide satisfactory answers to these questions. The available data allows only for some general remarks. On one hand, the marked standardization and conservatism of Cycladic figurines (especially the type of nude standing female) makes it likely that they functioned as major religious symbols. On the other hand, the diversity we observe in such features as size, decoration and context of use as well as the very existence other figurine types reflects a considerable degree of differentiation in their production, availability and utilization. This differentiation may relate both to ritual issues (e.g. the need for figurines of particular type, size or decoration for each ritual) and social factors (the availability of marble figurines, their size and decoration as reflecting social properties such as the age, lineage and the status of the owner).

The more we study Cycladic figurines, the more we understand that their function was much more sophisticated than previously thought. Despite the stylistic uniformity, they are found in a variety of contexts in association with different types of objects, while their distribution in cemeteries and settlements is very uneven. Careful examination of material from systematic excavations may reveal important information about their use and help us understand better their meaning. Moreover, it will probably demonstrate that they form part of a complex phenomenon of ritual action and social behaviour that cannot afford a single or simplistic model of interpretation.


The marble sculptures of the Cycladic early bronze age (c.3200–2000 bc) are reviewed, with the schematic and the more detailed Plastiras and Louros forms of the Grotta-Pelos culture and the canonical folded-arm type of the Keros-Syros culture (some more than 1 m in height) with its five well-defined varieties (Kapsala, Spedos, Dokathismata, Chalandriani, and Koumasa), and the rare musicians and seated figurines. The possibility of specific workshop styles or subvarieties is discussed (and preferred to the hypothesis of potentially identifiable ‘master’ sculptors). The use of the sculptures in houses, in graves, and in the special deposits at the sanctuary at Keros is discussed. The aesthetic esteem in which the sculptures have been held by collectors since the early twentieth century has given rise to looting, the destruction of archaeological context, and the illicit traffic in Cycladic antiquities.

Colin Renfrew, Senior Fellow at the McDonald Institute for Archaeological Research, Cambridge, UK.

El acceso al contenido completo de los manuales en línea de Oxford requiere suscripción o compra. Los usuarios públicos pueden buscar en el sitio y ver los resúmenes y las palabras clave de cada libro y capítulo sin una suscripción.

Por favor, suscribirse o iniciar sesión para acceder al contenido de texto completo.

Si ha comprado un título impreso que contiene un token de acceso, consulte el token para obtener información sobre cómo registrar su código.

Si tiene preguntas sobre el acceso o la solución de problemas, consulte nuestras Preguntas frecuentes y, si no puede encontrar la respuesta allí, comuníquese con nosotros.


Cycladic Statues. Getty Villa, Pacific Palisades, California

When we visited the Getty Villa, I was particularly drawn to the Cycladic exhibition of figures and pottery, not only for their artistic merit but also for their age and impact on the Mediterranean world. The Cyclades are an island chain between Greece and Turkey and north of Crete. Along with the Minoans and Mycenaeans, the Cycladic people are counted among the three major Aegean cultures. Cycladic Sculpture therefore comprises one of the three main branches of Aegean art. The first archaeological excavations of the 1880s were followed by systematic work by the British School at Athens and by Christos Tsountas, who investigated burial sites on several islands in 1898-99 and coined the term &ldquoCycladic Civilization&rdquo. Interest then lagged, but picked up in the mid-20th century, as collectors competed for the modern-looking figures that seemed so similar to sculpture by Jean Arp or Constantin Brâncuși. Sites were looted and a brisk trade in forgeries arose. The context for many of these Cycladic Figurines has thus been mostly destroyed their meaning may never be completely understood. What is known is that they were often painted, possibly used as idols and were often included in grave goods. They date to the second and third millennia BCE (3300-2000 BCE), end of the Neolithic and beginning of the Bronze Age.

Map of the Cyclades. Wikipedia

The islands are located at the crossroads between Europe and Asia Minor and the Near East as well as between Europe and Africa. In antiquity, when navigation relied on dead reckoning and/or cabotage and sailors sought never to lose sight of land, they played an essential role as a stopover. Obsidian originating from Milos has been discovered in the Franchthi cave, on mainland Greece, in a strata from the 11th millennium, indicating seafaring trade from at least that time period. The inhabitants of these islands, who lived mainly near the shore, were remarkable sailors and merchants, thanks to their islands&rsquo geographic position. A distinctive Neolithic culture amalgamating Anatolian and mainland Greek elements arose in the western Aegean before 4000 BCE, based on emmer wheat and wild-type barley, sheep and goats, pigs, and tuna that were apparently speared from small boats. Excavated sites include Saliagos and Kephala (on Keos) with signs of copper-working. It seems that at the time, the Cyclades exported more merchandise than they imported. Many of the Cycladic Islands are particularly rich in mineral resources, iron ores, copper, lead ores, gold, silver, emery, obsidian, and marble, the marble of Paros and Naxos among the finest in the world. They were blessed with natural resources, obsidian from Milos, copper, silver, marble and pigments. Tools were used to work marble, above all coming from Naxos and Paros, either for the celebrated Cycladic idols, or for marble vases. It appears that marble was not then, like today, extracted from mines, but was quarried in great quantities. The emery of Naxos also furnished material for polishing and the pumice stone of Santorini allowed for a perfect finish. The pigments that can be found on statuettes, as well as in tombs, also originated on the islands, as well as the azurite for blue and the iron ore for red.

Female Figure with Folded Arms, Early Cycladic 2800-2700 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

Female Figure with Leg Repair, Early Cycladic 3000-2800 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

Small Female Figure, Early Cycladic 2800-2700 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

These marble figures were carved before the representation of females became standardized in Cycladic sculpture. Note how differently the faces are rendered. One figure has its eyes and nose carved in relief, but not its mouth. A hole in its right thigh indicates that its leg was broken off and rejoined in antiquity. Only the tall figure with fully developed folded arms has much attention given to such details as the pupils, fingers, and navel. The arms are however, unnaturally short. The small figure has truncated limbs and no facial features.

Pregnant Female Figure, Early Cycladic 2700-2300. Getty Villa, Pacific Palisades, California

In this almost complete female figure (without feet), we see the full stylistic representation of a woman. She has the face with only a nose, an exagerated neck, stylized breasts, folded arms without hand detail and a pubic triangle. In addition, this figure shows an exagerated stomach, possibly inferring that this is a fertility symbol.

Large Female Figure with Incised Feet 2500-2400 BC (left) Female Figure with Missing Feet 2700-2600 BC (right) Reclining Female Figure with Painted Features 2700-2500 BC (foreground). Getty Villa, Pacific Palisades, California

Cycladic female figures have been interpreted in a variety of ways. While some scholars have suggested that they represent concubines meant to accompany deceased males to their graves, others believe they depict ritual dancers. It is also possible that they are images of a goddess or symbols of fertility. By about 2700 BC, the folded-arm figure had become the standard form for female sculpture in the Cyclades. Most of the figures cannot stand upright their feet are bent, and their toes point downward. They were probably intended to lie on their backs, as their folded arms suggest repose. The slight bend of the knees and the arched shape of the head, however, seem to contradict a comfortable reclining position, or they were using pillows. The reclining statue displayed here is one of the best-preserved figures in the Museum&rsquos collection. What is left of its pigment indicates the ears, the mouth, and a fringe of hair on the forehead,as well as makeup or dotted tattoos on the cheeks. Painted lines also appear under the chin and at the top of the spine. Despite these general similarities it is, however, important to note that no two figurines are exactly alike, even when evidence suggests they come from the same workshop.

Head of a Large Female Figure, Early Cycladic 2600-2500 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

On this particularly large head, you can see traces of tattooed pigment and the stylized head with only the nose in relief.

Harp Player, Early Cycladic 2700-2300 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

Harp Player, Early Cycladic 2700-2300 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

Lyre from the Peace Panel, Standard of Ur 2550 BC. British Museum, London

The vast majority of Cycladic sculptures represent standing or reclining female figures. Only five percent of the figures are males unlike the females, most males are depicted doing something, often playing an instrument. Fewer than a dozen of these male harpists are known, and this example is by far the largest. This harp player, seated on a four legged stool, is also unusual in that, unlike the others, he does not actually play his harp he merely holds it, resting its soundbox on his thigh. On the top of the harp is an ornament carved in the shape of the head of a waterfowl or snake. The harpist sculptures provide a historical record relative to the existence of music and instruments that Cycladic peoples had and clearly valued. Found primarily in graves, it is interesting to note the synchronicity between these harpists and the lyres found in Mesopotamian tombs dating to roughly the same time. There is no evidence as of yet that the two societies knew about each other or their similar taste in music or instruments relating to funerary practices.

Fertility Goddess, Chalcolithic from Cyprus 3000-2500 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

Stargazer Female Figure, Kilia Type. Early Bronze Age from Anatolia 2800-2200 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

The use of such a hard material and consequently the time needed to produce these pieces would suggest that they were of great significance in Cycladic culture but their exact purpose is unknown. Their most likely function is as some sort of religious idol and the predominance of female figures, sometimes pregnant, suggests a fertility deity. Supporting this view is the fact that figurines have been found outside of a burial context at settlements on Melos, Kea and Thera. Alternatively, precisely because the majority of figures have been found in graves, perhaps they were guardians to or representations of the deceased. The examples above show the spread of stylized female figures across the Mediterranean, to Turkey, Greece, Cyprus and even Portugal. There must have been a powerful message that accompanied these statues although we have yet to decipher their meaning.

Kourous 530 BC. Getty Villa, Pacific Palisades, California

Sekhmet with Papyrus Scepter. British Museum, London

Michelangelo David 1504. Galleria dell&rsquoAccademia di Firenze, Florence

La Muse Endormie by Constantin Brâncuși 1910. Musée National d&rsquoArt Moderne. Centre Georges Pompidou, Paris

Abstraction is a reality of modern art due to the pervasive influence of photography and even more recently, 3-D printing. Abstraction has many expressions, from the stoic animal morphed human statues of the Egyptians to the Greek Kourous to Michelangelo&rsquos David with his exaggerated musculature and huge hands. Somehow, we have this innate feeling of superiority over ancient civilizations but we must remember that the 10,000 years separating us from the Neolithic revolution is a tiny slice in human history. Our forefathers were just as intelligent, just as capable as artists as we find ourselves today. I once thought that Egyptian and Assyrian artists were not as evolved as the Greeks and later the Romans. I now believe that art is an expression of civilization, that the product is hard to quantify, even harder to criticize, art is a package deal with literature, poetry, music, civilization and war. I hope you liked this subject as much as I did.


Ver el vídeo: Estatuaria y cerámica cicládica - Dra. Ana Minecan (Diciembre 2021).