Noticias

Nuestra visión cambiante de la Tierra desde el espacio: fotos

Nuestra visión cambiante de la Tierra desde el espacio: fotos


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El programa Apolo paralizó a los Estados Unidos y al mundo en la década de 1960 por su heroico esfuerzo por cumplir la promesa del presidente John F. Kennedy de ir a la luna. Pero su legado más entrañable puede haber sido, no visitar el mundo estéril que es nuestro compañero planetario, sino otorgarnos una vista del mundo generoso que es nuestro hogar.

Cuando el astronauta del Apolo 8 William Anders tomó una fotografía de la Tierra, parcialmente en la sombra, elevándose sobre la superficie de la luna en 1968, proporcionó la imagen más clara hasta ahora vista de nuestro mundo y su fragilidad en el espacio.

'Salida de la Tierra', 'Mármol azul' y 'Punto azul pálido'

Las misiones Apolo, que concluyeron en 1972, coincidieron con el nacimiento del movimiento ecologista moderno: la fundación de Amigos de la Tierra en 1969 y Greenpeace en 1971, el primer Día de la Tierra en 1970, entre otros eventos seminales, y la visión de la Tierra. desde el espacio ofreció inspiración y motivación. Muchos años después, el fotógrafo Galen Rowell describió Earthrise como "la fotografía ambiental más influyente jamás tomada".

Earthrise fue seguida por Blue Marble, una vista de la Tierra tomada desde la nave espacial Apolo 17 en 1972. Esa fue la última de las misiones lunares del Apolo, pero las sondas espaciales de la NASA continuaron echando miradas anhelantes hacia su mundo natal.

MIRAR: Cómo se hizo la Tierra en HISTORY Vault.

Una de las más famosas de esas imágenes fue tomada en 1990. Por iniciativa de Carl Sagan, quien propuso por primera vez fotografiar la Tierra con cámaras Voyager en 1981, la Voyager 1 tomó la imagen de una Tierra apenas visible que se conoció como el "Punto azul pálido". " La Voyager también capturó imágenes de Neptuno, Urano, Saturno, Júpiter y Venus, y el personal del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA montó el set como un mosaico en la pared de un auditorio. La imagen de la Tierra tuvo que ser reemplazada repetidamente porque mucha gente la tocó.

Una biblioteca de imágenes de la Tierra sigue creciendo

En 1989, la NASA formalizó una Misión al Planeta Tierra, en la que examinar el tercer planeta desde el sol ya no era secundario a su trabajo sino central. En las tres décadas transcurridas desde entonces, la observación del programa de Ciencias de la Tierra de la agencia se ha expandido junto con la capacidad tecnológica y la creciente necesidad de hacerlo.

A través de sondas interplanetarias, satélites en órbita y astronautas con cámaras en transbordadores espaciales y la Estación Espacial Internacional, la NASA y socios como la Agencia Espacial Europea (ESA) han compilado una biblioteca de imágenes cada vez mayor de nuestro propio planeta.

Las imágenes revelan cómo la Tierra se ve alterada por el uso de la tierra, las actividades humanas, los fenómenos meteorológicos y los cambios climáticos. Las miles y miles de imágenes revelan momentos en el tiempo y vistas aparentemente atemporales de nuestro mundo de cerca y de lejos.

Como observó el propio Anders, 50 años después de que se publicara su primera imagen de la salida de la Tierra: "Nos propusimos explorar la luna y, en cambio, descubrimos la Tierra".


Cuarenta años desde la primera fotografía de la Tierra desde el espacio

Artículo marcado como favorito

Encuentra tus marcadores en tu sección Premium Independiente, debajo de mi perfil

Fueron a la Luna, pero terminaron descubriendo la Tierra. La tripulación del Apolo 8 fueron las primeras personas en dejar la órbita de la Tierra y pasar por detrás de la cara oculta de la Luna. Habían sido entrenados y entrenados para casi todas las eventualidades, excepto una: la impresionante vista de ver nuestro propio planeta colgando sobre un horizonte lunar vacío.

Más tarde se conoció como "Salida de la Tierra" y la imagen del mundo que se eleva en la vastedad oscura del espacio sobre un paisaje lunar iluminado por el sol se convirtió en un recordatorio icónico del espléndido aislamiento y la delicada fragilidad de nuestro solitario planeta.

La imagen fue capturada durante la Nochebuena de 1968, pero las propias fotografías aparecieron por primera vez impresas hace 40 años esta semana. Era una imagen que eventualmente lanzaría mil movimientos ambientales, tal fue su impacto en la conciencia pública.

La tripulación de tres hombres del Apolo 8 - Frank Borman, Jim Lovell y Bill Anders - estaban llevando a cabo el trabajo de base necesario para el aterrizaje tripulado posterior en la Luna y fueron las primeras personas en orbitar la Luna, volando alrededor del lado lejano que no es visible desde la Tierra.

También fueron, en efecto, las primeras personas en perder el contacto completo con su propio planeta, al no poder ver o radio la Tierra durante la duración de su viaje detrás de la Luna. Solo cuando completaron la órbita pudieron recuperar el contacto.

Irónicamente, durante las primeras tres órbitas, la tripulación estaba de espaldas a la Tierra cuando reapareció sobre el horizonte lunar y no vio la vista icónica que cambiaría sus vidas. Solo en la cuarta órbita uno de los hombres se dio la vuelta y vio el espectáculo por primera vez.

"¡Oh, Dios mío! ¡Mira esa foto de allí! ¿No es algo?" dijo, sus palabras capturadas para la posteridad en la grabadora de a bordo. Rápidamente se apresuraron a buscar una cámara: las primeras imágenes de "Earthrise" estaban en blanco y negro, las fotos posteriores se tomaron en color. Son estas fotografías en color las que se convirtieron en las imágenes icónicas del movimiento ecologista.

Mostraron el marcado contraste entre el paisaje gris y desolado de la Luna sin vida y el vívido orbe azul y blanco de la Tierra fértil, un símbolo de calidez y vida en un desierto desolado de frialdad mortal.

Sir Fred Hoyle, el gran cosmólogo británico, predijo acertadamente en 1948 que las primeras imágenes de la Tierra desde el espacio cambiarían para siempre nuestra visión de nuestro propio planeta. "Earthrise" encapsuló la fragilidad de un lugar que parece tan inmenso para la gente que vive allí, pero tan pequeño cuando se ve desde la distancia relativamente corta de su satélite natural.

Desde entonces, se tomaron cientos de imágenes fijas de la Tierra durante los nueve vuelos de Apolo a la Luna, pero solo 24 personas han visto toda la Tierra desde el espacio.

El astrónomo estadounidense Carl Sagan capturó bien el estado de ánimo cuando se tomó otra imagen de la Tierra desde el espacio, esta vez en 1990 por la nave espacial Voyager 1 a una distancia de 3.7 mil millones de millas.

En esta imagen, la Tierra apareció como un "punto azul pálido" rodeado por la inmensidad del espacio, como una pequeña mota de polvo atrapada en un rayo de sol.

"Mira de nuevo ese punto. Eso está aquí. Ese es el hogar. Somos nosotros. En él todos los que amas, todos los que conoces, todos los que has oído hablar, todos los seres humanos que alguna vez estuvieron, vivieron sus vidas", dijo Sagan en 1996.

"Nuestras poses, nuestra presunción imaginaria, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el universo, son desafiados por este punto de luz. Nuestro planeta es una mota solitaria en la gran oscuridad cósmica envolvente. En nuestra oscuridad, en todo esto inmensidad, no hay indicios de que la ayuda vendrá de otro lugar para salvarnos de nosotros mismos ".

Por lo tanto, fue necesario ver nuestro propio lugar en el espacio para darnos cuenta de que la Tierra es el único hogar que tenemos, y es mejor que lo cuidemos.

“Le dimos a esa película tierno amor y cariño. No había lugar para el error '

En los primeros días de 1969, Dick Underwood, jefe de fotografía de la NASA, estaba trabajando en siete rollos de película Kodak en su laboratorio en la sede de la agencia espacial estadounidense Nasa en Houston.

Las películas habían viajado con tres hombres desde el medio del Océano Pacífico. Frank Borman, Jim Lovell y Bill Anders, la tripulación del Apollo 8, y acababan de traer su registro de la primera visita de la humanidad a otro mundo.

Los rollos, cuatro en blanco y negro y tres en color, contenían un total de 865 fotogramas. Desconocido para quienes recibieron las películas, entre ellas había un puñado de imágenes que se convertirían en algunas de las imágenes más famosas de la historia de la fotografía.

Las fotos fueron cuidadosamente desarrolladas por el Sr. Underwood y su equipo. Hablando desde su oficina en Houston, donde dirige su negocio Space Panoramas, Underwood recordó ese día: "Habíamos ensayado los procedimientos cientos de veces con películas de prueba: verificaciones de los sistemas eléctricos, incluido el respaldo, la pureza y la temperatura exacta del agua. , mezclas químicas precisas, humedad del aire para secar la película y todos los demás detalles.

"Los llevé a mi área del laboratorio fotográfico donde teníamos un procesador especial que había construido para la película espacial Apollo. Le dimos a esa película muy delgada amor y cuidado. No había lugar para el error. El fracaso no iba a suceder . "

Muchas de las imágenes eran impresionantes: la última etapa del cohete rodeada de escombros flotantes, una enorme Tierra vista por primera vez como un globo completo colgando en un vacío negro y la superficie de la Luna llena de cicatrices y cráteres de cerca.

Pero una imagen se destacó sobre todas las demás en su infalible capacidad para producir jadeos. Mostraba la Tierra desde una distancia de un cuarto de millón de millas, una frágil esfera azul y blanca, colgando sobre un árido horizonte lunar gris-marrón.

Underwood vio salir la película de su máquina de revelado: "El procesamiento de ese primer rollo y ver esas imágenes de Earthrise mientras la película aún estaba húmeda fue uno de los mejores momentos de mi vida. Ver la película salir del primer lavado fue como ser un testigo de un gran acontecimiento en la historia ".


25 de las imágenes más icónicas de la Tierra tomadas desde el espacio

Cuando las personas y los robots se lanzan al espacio en misiones lejanas, es una tradición tranquila volver brevemente hacia la Tierra y tomar una foto.

Estas raras vistas de nuestro planeta natal, registradas desde cientos, miles, millones o incluso miles de millones de millas de distancia, a menudo con cámaras obsoletas, rara vez son tan nítidas o coloridas como las imágenes de teléfonos inteligentes que tomamos hoy en tierra firme.

Pero la perspectiva excepcional que ofrecen compensa con creces cualquier deficiencia visual.

Las fotos de la Tierra desde el espacio no solo ayudan a los científicos a comprender cómo se ve un mundo habitable desde lejos, ayudando a la búsqueda para encontrar planetas más acogedores, sino que también nos recuerdan una verdad humillante y escalofriante: vivimos en una roca diminuta y frágil que está irremediablemente perdida. en el vacío cósmico.

Aquí están 25 de las imágenes más deslumbrantes de la Tierra y la Luna desde el espacio que la humanidad haya capturado jamás. (Recomendamos ver esta publicación en una computadora de escritorio).

Algunos satélites raros lanzados por la humanidad disfrutan de una vista completa de la Tierra desde miles o incluso un millón de millas de distancia.

NASA GSFC / NOAA

Tomada por: Nave espacial Suomi National Polar-orbiting Partnership (Suomi NPP)

La NASA y la NOAA crearon esta imagen compuesta usando fotos tomadas por Suomi NPP, un satélite meteorológico que orbita la Tierra 14 veces al día. Puede ver el ciclón tropical Joalane en el Océano Índico (arriba a la derecha).

Su mirada interminable nos ayuda a monitorear la salud de nuestro mundo mientras detectamos alineaciones raras del Sol, la Luna y la Tierra.

Tomada por: Observatorio del clima del espacio profundo (DSCOVR)

Orbitando a un millón de millas (1,6 millones de kilómetros) de distancia, el satélite DSCOVR de la NASA siempre observa esta mitad de nuestro planeta iluminada por el sol. Esto le permitió tomar 13 imágenes de la sombra de la Luna mientras corría por la Tierra durante el eclipse solar total de 2016.

Juntos, conforman una de las vistas más completas del evento.

Pero es cuando nos aventuramos más profundamente en el espacio que la Tierra entra en un enfoque fascinante.

ESA MPS / UPD / LAM / IAA / RSSD / INTA / UPM / DASP / IDA

Para encontrarse con el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko en 2007, contra el que chocará (el 30 de septiembre de 2016), la nave espacial Rosetta necesitaba un aumento de velocidad con la ayuda de la gravedad de la Tierra. Esta foto que tomó de la Tierra muestra el Polo Sur y la Antártida iluminados por el Sol.

Nuestro planeta aparece como una canica azul brillante envuelta en un velo de gas delgado y casi invisible.

NASA

La tripulación de la última misión lunar tripulada, Apolo 17, tomó esta foto de la Tierra de 'mármol azul', una de las imágenes más reproducidas en la historia (aunque nadie está seguro de qué astronauta la tomó), desde 28,000 millas (45,000 km). en su viaje a la Luna.

África es visible en la parte superior izquierda de la imagen y la Antártida en la parte inferior.

Y va a la deriva completamente solo en la negrura del espacio.

NASA / Flickr

Una vista de África tomada desde 98.000 millas (158.000 km) de distancia de la Tierra, mientras los astronautas Neil Armstrong, Michael Collins y Buzz Aldrin se dirigían a la Luna.

Bueno, casi solo.

Aproximadamente dos veces al año, la Luna pasa entre DSCOVR y su objetivo principal, y luego obtenemos una rara mirada al lado lejano de nuestro satélite. Esta serie de imágenes se tomó entre las 3:50 pm y las 8:45 pm EDT. (La línea amarillenta a la derecha de la Luna es un artefacto de la cámara).

La Luna, una bola de roca fría y sin aire 50 veces más pequeña que la Tierra, es nuestro amigo celestial más grande y cercano.

NASA

Tomada por: William Anders de la tripulación del Apolo 8

La famosa imagen de la NASA 'Earthrise' fue tomada mientras los astronautas del Apolo 8 Frank Borman, Jim Lovell y William Anders giraban alrededor de la Luna.

Durante una transmisión con Earth, Lovell dijo: "La gran soledad es sobrecogedora y te hace darte cuenta de lo que tienes en la Tierra".

Su parentesco con nosotros es asombroso: la Luna se formó después de que un planeta del tamaño de Marte chocara contra una proto-Tierra hace unos 4.500 millones de años.

NASA / Goddard / Universidad Estatal de Arizona

Tomada por: Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO)

Lanzado por la NASA en 2009, LRO normalmente mira hacia la superficie llena de cráteres de la Luna, pero se tomó un momento para tomar esta foto compuesta de 'Earthrise' de hoy en día.

Sabemos esto solo porque, desde la década de 1950, naciones de todo el mundo han lanzado personas y robots allí.

NASA / LOIRP

En 2008, el Proyecto de Recuperación de Imágenes del Lunar Orbiter (LOIRP) lanzó esta versión de alta resolución de una foto del Lunar Orbiter 1 de la Tierra desde la Luna, que fue tomada el 23 de agosto de 1966.

Lunar Orbiter 1 tomó esta foto mientras buscaba lugares donde los astronautas pudieran aterrizar en la Luna.

Sin embargo, debido a que la tecnología de la década de 1960 no pudo acceder a la profundidad completa de los datos de imágenes que la NASA había grabado en cintas analógicas, el Proyecto de Recuperación de Imágenes del Lunar Orbiter recuperó recientemente esta versión de la famosa imagen.

La versión de tamaño completo es lo suficientemente grande como para imprimirla como una valla publicitaria.

Nuestra exploración lunar es una búsqueda mixta de conquista tecnológica.

NASA

Tomada por: Michael Collins de la tripulación del Apolo 11

El módulo lunar Eagle del Apolo 11 cuando regresa de la superficie de la Luna.

Un aguijón de insaciable curiosidad humana.

Administración Nacional del Espacio de China / Xinhuanet

Una vista poco común de la cara oculta de la Luna, tomada por la sonda lunar de la Administración Nacional del Espacio de China. China se ha vuelto cada vez más capaz de explorar el sistema solar junto con la NASA, la ESA, Rusia, India y otras naciones con viajes espaciales. I

ts próxima misión a la Luna: para devolver una muestra de suelo lunar en 2017 si tiene éxito, será la primera recogida desde las últimas misiones Apolo en la década de 1970.

Y en busca de la máxima aventura.

Los astronautas Thomas Stafford, John Young y Eugene Cernan tomaron este video durante el Apolo 10, la segunda misión tripulada a la Luna, lo que fue esencialmente una prueba para el Apolo 11 (menos el aterrizaje).

Debido a que el mismo lado de la Luna siempre mira hacia nuestro planeta, tales vistas de 'Salida de la Tierra' solo ocurren cuando una nave espacial se está moviendo.

La Tierra nunca parece estar demasiado lejos de la Luna.

NASA / USGS

La misión Clementine se lanzó el 25 de enero de 1994, como parte de una iniciativa de defensa estratégica conjunta de la NASA. Antes de girar salvajemente fuera de control el 7 de mayo de 1994, tomó esta foto compuesta de la Tierra, vista a través del polo norte de la Luna.

Pero cuanto más lejos enviamos nuestra nave espacial.

NASA / JPL / Universidad Northwestern

Una combinación de dos fotos (una de la Tierra y otra de la Luna) tomadas por la nave espacial Mariner 10 de la NASA, que viajó a Mercurio, Venus y la Luna después de lanzarse desde un misil balístico intercontinental reutilizado.

Cuanto más peculiar se ve nuestra casa.

NASA / JPL

En su camino para estudiar Júpiter y sus lunas, la nave espacial Galileo de la NASA obtuvo su segundo impulso de velocidad de la gravedad de la Tierra.

Aproximadamente una semana después de esa maniobra, tomó esta imagen compuesta desde 3.9 millones de millas (6.3 millones de kilómetros) de distancia. La Luna, que es aproximadamente un tercio del brillo de la Tierra, está más cerca del espectador en primer plano.

Y cuanto más solitario parece.

Equipo de la nave espacial CERCANA / JHUAPL / NASA

Tomada por: Encuentro de asteroides cercanos a la Tierra (CERCA)

La nave espacial NEAR de la NASA con destino a un asteroide tomó esta imagen en dos partes de la Tierra y la Luna desde aproximadamente 250,000 millas (402,000 km). La Antártida es visible en el polo sur.

NEAR finalmente alcanzó el asteroide 433 Eros, comenzó a orbitar la roca espacial y desplegó su nave espacial Shoemaker en 2001.

La mayoría de las imágenes no muestran con precisión la distancia entre la Tierra y la Luna.

NASA

La mayoría de las fotos de la Tierra y la Luna son compuestas (ingeniosas) de cortar y pegar, ya que están muy lejos unas de otras.

Sin embargo, esta es la primera foto de ambos mundos tomada en un solo cuadro, cuando la Voyager 1 estaba a 11,66 millones de kilómetros (7,25 millones de millas) de distancia, en ruta hacia su 'gran gira' por el sistema solar.

Solo viajando a cientos de miles o millones de millas de distancia y luego dándonos la vuelta, podemos apreciar realmente cómo se ven realmente las 239,000 millas (385,000 km) entre dos mundos.

ESA / DLR / Freie Universität Berlin

A casi 5 millones de millas de la Tierra y en su camino hacia el Planeta Rojo, la nave espacial Mars Express señaló hacia su casa y tomó esta foto. El satélite ha orbitado Marte y fotografiado su superficie en 3D desde diciembre de 2003.

Es una grieta enorme y vacía.

NASA / JPL / Universidad Estatal de Arizona

Esta foto infrarroja, tomada desde 2,2 millones de millas (3,5 millones de km) de distancia, revela la gran distancia entre la Tierra y la Luna: 239.000 millas (385.000 km), o unos 30 diámetros de la Tierra apilados. La nave espacial Mars Odyssey grabó la imagen en su camino hacia el Planeta Rojo.

Incluso cuando se combinan, el sistema Tierra-Luna parece insignificante desde el espacio profundo.

NASA / JPL-Caltech

La Tierra y la Luna parecen infinitesimales desde 6 millones de millas (9,6 millones de km) de distancia en esta foto de la nave espacial Juno, tomada el 26 de agosto de 2011. Las ayudas de gravedad que aumentan la velocidad son un momento popular para que las naves espaciales aventureras fotografíen la Tierra y su Luna.

La nave espacial Juno de la NASA tomó esta foto (y muchas otras, que se convirtieron en una animación fantástica) durante su viaje de casi cinco años a Júpiter, donde está documentando al gigante gaseoso en formas que los científicos solo habían soñado anteriormente.

Desde la superficie de Marte, podría ser simplemente otra 'estrella en movimiento' en el cielo nocturno que desconcertó a los primeros astrónomos.

NASA / JPL / Cornell / Texas A & ampM

Tomada por: Spirit Mars Exploration Rover

Aproximadamente 2 meses después de un aterrizaje de libro de texto en Marte, el rover Spirit miró hacia el cielo para buscar la Tierra, y la encontró como un pequeño punto. La NASA dice que esta "es la primera imagen jamás tomada de la Tierra desde la superficie de un planeta más allá de la Luna".

En esta toma, la Tierra está aproximadamente a 161 millones de millas (259 millones de kilómetros) de distancia.

Desde Saturno, la Tierra parece desvanecerse en el brillante resplandor de los gélidos anillos del gigante gaseoso.

NASA / JPL / Instituto de Ciencias Espaciales

La nave espacial Cassini de propulsión nuclear de la NASA tomó 165 fotos diferentes a la sombra de Saturno para hacer este mosaico retroiluminado del gigante gaseoso.

Casi por accidente, la Tierra se esconde en la imagen, a la izquierda. Aunque parece una mancha brillante en los anillos de Saturno, el mundo está en realidad a 928 millones de millas (1493 millones de kilómetros) de distancia.

A miles de millones de millas de la Tierra, como bromeó Carl Sagan, nuestro mundo es solo un "punto azul pálido", un orbe pequeño y solitario donde se desarrollan todos nuestros triunfos y tragedias.

NASA / JPL-Caltech

Esta foto de la Tierra, el 'punto azul pálido', es solo un fotograma de un 'retrato del sistema solar' que la Voyager 1 tomó a aproximadamente 4 mil millones de millas (6,4 mil millones de kilómetros) de distancia de su hogar.

Aquí hay un texto abreviado del discurso de Sagan sobre la imagen:

"Logramos tomar esa foto y, si lo miras, ves un punto. Eso es aquí. Ese es el hogar. Esos somos nosotros. En él, todos los que conoces, todos los seres humanos que vivieron, vivieron sus vidas". .

La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de religiones seguras, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada niño esperanzado. , cada madre y cada padre, cada inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada superestrella, cada líder supremo, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie, vivió allí, en una mota de polvo, suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre derramados por todos esos generales y emperadores para que en la gloria y en el triunfo pudieran convertirse en los amos momentáneos de una fracción de punto.

Piense en las interminables crueldades visitadas por los habitantes de una esquina del punto sobre habitantes apenas distinguibles de algún otro rincón del punto. Cuán frecuentes son sus malentendidos, cuán ansiosos están por matarse unos a otros, cuán fervientes son sus odios.

Nuestras posturas, nuestra supuesta importancia personal, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, son desafiados por este punto de luz pálida. [. ]

En mi opinión, tal vez no haya mejor demostración de la locura de la vanidad humana que esta imagen distante de nuestro diminuto mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos con más bondad y compasión unos a otros y de preservar y apreciar ese punto azul pálido, el único hogar que hemos conocido ".

El mensaje de Sagan es inmutable: solo hay una Tierra, por lo que debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para protegerla, y sobre todo de nosotros mismos.

La sonda selenológica y exploradora de ingeniería en órbita lunar de Japón (SELENE), también conocida como Kaguya, tomó este video de la Tierra elevándose sobre la Luna, acelerada en un 1,000 por ciento, en el 40 aniversario de la foto de la NASA del Apolo 8 'Earthrise'.

Este artículo fue publicado originalmente por Business Insider.


Vieron la Tierra desde el espacio. Así es como los cambió.

La majestuosidad de nuestro planeta puede ser difícil de describir. Pero estos astronautas lo intentarán.

Durante la mayor parte de la historia de la humanidad, ha sido imposible poner a la Tierra en una perspectiva cósmica.

Ligados por la gravedad y la biología, no podemos salir fácilmente de él, por encima o alejarnos de él. Para la mayoría de nosotros, la Tierra es ineludiblemente más grande que la vida. Incluso ahora, después de casi seis décadas de vuelos espaciales tripulados, muy pocas personas se han lanzado a la órbita y han visto el sol asomándose por detrás de ese horizonte curvo. Desde 1961, tan solo 556 personas han tenido esta experiencia enrarecida. Menos, solo 24, han visto a la Tierra encogerse en la distancia, haciéndose cada vez más pequeña hasta que no fue más grande que la esfera de un reloj de pulsera. Y solo seis han estado completamente solos detrás del otro lado de la luna, separados de la vista de nuestro planeta mientras navegaban en un mar infinitamente profundo y lleno de estrellas.

¿Cómo se ve nuestro planeta una vez que lo has visto desde el espacio? - Aquí & # x27s lo que algunos astronautas tienen que decir

Es algo inherentemente antinatural, el vuelo espacial. Después de todo, nuestra fisiología evolucionó específicamente para tener éxito en este planeta, no por encima de él. Quizás por eso puede ser difícil para los astronautas describir la experiencia de ver la Tierra desde el espacio.

El viajero espacial italiano Luca Parmitano dice que aún no hemos desarrollado las palabras para transmitir realmente las realidades de los vuelos espaciales. Los bloques de construcción de la comunicación humana moderna, las palabras están necesariamente restringidas por el significado y la connotación, sin importar el idioma que elija (Parmitano habla cinco). Y hasta mediados del siglo XX, no hubo necesidad de expresar lo que significa ver nuestro planeta en la esencia ferozmente primitiva del espacio. “Simplemente no pensamos en términos de vuelos espaciales”, dice.

Ver la Tierra desde el espacio puede cambiar la visión del mundo de una persona. La astronauta estadounidense Nicole Stott voló dos veces en el transbordador espacial Descubrimiento y regresó con un nuevo impulso para crear obras de arte que representen la vista. El viajero espacial canadiense Chris Hadfield dice que mientras orbitaba la Tierra, se sintió más conectado con la gente del planeta que nunca.

Kathy Sullivan, quien en 1984 se convirtió en la primera mujer estadounidense en realizar una caminata espacial, regresó con un asombro permanente por los intrincados sistemas que se unen para hacer de la Tierra un oasis improbable. "Lo que creció en mí durante estos vuelos fue una verdadera motivación y deseo ... no solo disfrutar de estas vistas y tomar estas fotos", dice, "sino hacer que importen".

Después de retirarse de la NASA, Sullivan dirigió la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica durante tres años, utilizando los ojos robóticos de los satélites en órbita para perseguir su pasión. Dice que la Tierra desde arriba es tan cautivadora que nunca se aburría de mirarla. "No estoy seguro de querer estar en la misma habitación con alguien que pueda cansarse de eso".

Incluso cuando las palabras nos fallan, una sola imagen del hogar desde arriba puede cambiar las perspectivas de millones de personas. En 1968, la tripulación del Apolo 8 se convirtió en la primera persona en volar lejos de la Tierra y dar la vuelta a la Luna. En la víspera de Navidad, el astronauta William Anders tomó lo que se convertiría en una imagen inolvidable: un mundo exuberante que se eleva sobre el horizonte lunar estéril y lleno de cráteres. Ahora llamada "Earthrise", la fotografía aumentó la conciencia de la belleza y fragilidad de nuestro planeta.

“Veintiocho es el 50 aniversario de esa imagen icónica que ayudó a definir el movimiento ambiental. ¿Cuáles son las correcciones de rumbo que debemos hacer ahora que nos ayudarán a llegar al centenario? " pregunta el astronauta estadounidense Leland Melvin. Está trabajando con una coalición de compañeros viajeros espaciales para repensar cómo equilibramos la salud ecológica y las necesidades humanas. El proyecto utilizará las experiencias de los astronautas para ayudar a otros a adoptar estilos de vida más sostenibles.

Claramente, el deseo de proteger el planeta es común entre quienes lo han abandonado. El cosmonauta ruso Gennady Padalka ha registrado más días acumulados en el espacio que nadie. El encanto de los vuelos espaciales lo mantuvo en el trabajo durante 28 años, pero algo aún más poderoso que la gravedad lo llevó a casa.

"Estamos genéticamente conectados a este planeta", dice. Y hasta donde sabemos, la Tierra es única en su capacidad para sustentar la vida tal como la conocemos. La última década de astronomía nos ha demostrado que somos uno entre miles de millones de mundos en la galaxia de la Vía Láctea, pero nuestra enmarañada red de geología, ecología y biología hace que esta extraña roca sea la única al alcance que es la adecuada para los humanos.


La duración de la temporada libre de heladas (y la temporada de crecimiento correspondiente) ha aumentado a nivel nacional desde la década de 1980, con los mayores aumentos ocurriendo en el oeste de los Estados Unidos, afectando los ecosistemas y la agricultura. En todo Estados Unidos, se prevé que la temporada de cultivo continúe alargándose.

En un futuro en el que las emisiones de gases que atrapan el calor continúan creciendo, se proyectan aumentos de un mes o más en la duración de las temporadas libres de heladas y de crecimiento en la mayor parte de los EE. UU. Para fines de siglo, con aumentos ligeramente menores en las Grandes Llanuras del norte. Los mayores aumentos en la temporada libre de heladas (más de ocho semanas) se proyectan para el oeste de los EE. UU., Particularmente en áreas de gran altitud y costeras. Los aumentos serán considerablemente menores si se reducen las emisiones de gases que atrapan el calor.

Esta visualización de la NASA presenta evidencia de observación de que la temporada de crecimiento (primavera climatológica) está ocurriendo antes en el hemisferio norte.


¿Puedes encontrar todos los objetos ocultos de la NASA y de temática espacial?

¡Aprende sobre las fases de la Luna!

Aproximadamente cada cuatro años agregamos un día al calendario. Obtenga más información sobre por qué es importante.

Un tsunami es una gran ola causada por movimientos en la capa exterior de la Tierra, o corteza. Obtenga más información sobre estas grandes olas y cómo la NASA las monitorea.

¡Conozca los diferentes nombres que tenemos para la luna llena!

Obtenga más información sobre los temblores en la Tierra, ¡y también en otros planetas!

¡Aprenda más sobre lo que sucede cuando la luna pasa entre la Tierra y el sol!

Todo tiene que ver con la distancia entre la Tierra y el sol y la Tierra y la luna.

¡Aprenda más sobre este patrón meteorológico!

¡Aprenda más sobre el agua de la Tierra en este video!

¡Crea tu propia aurora colorida!

El calor que no te mantendrá caliente

Refréscate con el cálido interior de la Tierra

La capa activa y cambiante

El planeta con los seres vivos

¿Qué causa este hermoso espectáculo de luces?

Está más lejos de lo que te imaginas.

Space Place in a Snap explica cómo su teléfono sabe dónde buscar pizza.

Vea nuestro planeta bajo una luz completamente nueva.

¿Cambian los continentes de la Tierra? ¿Cómo sucede eso?

Todos lo usamos, pero ¿cómo funciona?

No es porque la Luna sea golpeada por meteoros con más frecuencia.

¿Y qué hace que se formen?

Explore los numerosos volcanes de nuestro sistema solar con el Space Volcano Explorer.

¡Escribe tu propia historia de aventuras locas!

¿Cómo puede la NASA ayudarnos a aprender sobre la migración de aves?

¡Compártelos con tus amigos y familiares!

Pinta calabazas con diseños de ciencias espaciales y terrestres.

¿Por qué a las palomas les importa lo que hace el sol?

La respuesta puede sorprenderte.

¿Podrían haber traído el agua a nuestro planeta?

¡En este juego de corrientes oceánicas, usa calor y sal para llevar a tu submarino al tesoro!

¡Para la luna nueva, debes comer todo el relleno de crema!

Vea imágenes grandes o imprímalas.

Tantas posibilidades. ¿Como escoger?

¡Aprenda la respuesta e impresione a sus amigos!

¿Y si cada tipo de árbol fuera de un color diferente?

Traza un mapa tridimensional de lo invisible.

Construye tu propia montaña y luego haz un mapa.

¿Cómo ocurren estas tormentas monstruosas?

Aprenda todo sobre esto y luego prepare un delicioso postre que mapee el calor del océano.

¡Genere contaminantes a partir de las gomitas y luego engullelas!

¿Cómo puede un gas en el aire ser bueno y malo a la vez?

Estas bonitas nubes se mueven, pero no desaparecen.

¡Respondemos algunas de tus preguntas más importantes sobre el clima de la Tierra! Este enlace lo aleja de NASA Space Place.

¡Aprenda cosas nuevas sobre nuestro planeta! Este enlace lo lleva fuera de NASA Space Place.

El sitio web Climate Kids de la NASA da vida a la ciencia climática con juegos divertidos, funciones interactivas y artículos interesantes. Este enlace lo lleva fuera de NASA Space Place.

Un libro ilustrado sobre la atmósfera de la Tierra y su importancia para la vida en la Tierra. Este enlace lo aleja de NASA Space Place.


Earthrise: la impresionante foto que cambió la forma en que vemos nuestro planeta

Los astronautas ya habían dado la vuelta a la luna unas cuantas veces, con la mirada apuntando hacia la superficie lunar gris y picada de viruela. Pero ahora, cuando completaron otra órbita de la luna en la víspera de Navidad de 1968, Frank Borman, el comandante de la misión Apolo 8, hizo rodar la nave espacial y, pronto, allí estaba.

La Tierra, esta esfera brillante y hermosa, sola en la inmensidad de tinta del espacio, un solista al borde del escenario suspendido en el centro de atención.

"Oh, Dios mío", exclamó Bill Anders, el piloto del módulo lunar. “¡Mira esa foto de allí! Se acerca la Tierra. ¡Guau, eso es bonito! "

Anders sabía que las películas en blanco y negro no le harían justicia. Pero también sabía que no tenía mucho tiempo si iba a recibir la vacuna.

“Pásame un rollo de color rápido, por favor”, dijo.

"Oh, hombre, eso es genial", dijo Jim Lovell, el piloto y navegador del módulo de comando.

"Date prisa", suplicó Anders. "¡Rápido!"

Anders cargó la película en color en su cámara Hasselblad y comenzó a disparar mientras sus ansiosos compañeros de tripulación permanecían paralizados por la visión azul y blanca fuera de sus ventanas.

"He aquí el planeta azul"

Chapotearon en el Pacífico el 27 de diciembre.

Two days later, the film was processed, and NASA released photo number 68-H-1401 to the public with a news release that said: “This view of the rising earth greeted the Apollo 8 astronauts as they came from behind the moon after the lunar orbit insertion burn.”

The press recognized immediately the power of the image, Earth, a brilliant oasis in a desert of darkness. The New York Times ran it on its front page above the fold. The Washington Post followed a day later. Life magazine ran a photo essay with a double-page spread of the image and lines from James Dickey, the former U.S. poet laureate.

“Behold/ The blue planet steeped in its dream/ Of reality.”

“Earthrise,” as it would be called, went viral, or as viral as anything could in 1968, a time that saw all sorts of photographs leave their mark on the national consciousness, most of them scars: The South Vietnamese general pointing his pistol at the soldier’s head, point blank the busboy tending to Robert F. Kennedy’s lifeless body the civil rights activists on the motel balcony pointing in the direction of Martin Luther King Jr.’s killer.

But “Earthrise” was something different. A balm for a nation torn by the war in Vietnam, the civil rights movement, protests and assassinations.

In the foreground, there was the “magnificent desolation” of the lunar surface, as Buzz Aldrin would later call it — a lifeless planet, devoid of color, juxtaposed with a distant cousin in the background, as radiant as spring, brilliant in blue and white.

There had been images of Earth shot from space before. But those images were mostly black and white and blurry. They lacked the vividness of Anders’s picture, the still simplicity, and the emotion that could perhaps be explained by the fact that the many of the previous photographs had been taken by robots and “Earthrise” by a human — “a thrilled, probably homesick astronaut with a finger on the trigger of this Hasselblad,” as Stewart Brand, the founder of the Whole Earth Catalog, put it in an interview.

Brand had been seeking an image such as this, one that could galvanize the country and touch off a movement. He had led a campaign, asking, “Why haven’t we seen a photograph of the whole earth yet?”

And here came “Earthrise”: a photo at once perfect and humanly imperfect — the tilted horizon, Earth slightly off-center, a rare moment of imprecision during a mission that relied on exact measurements from its military-trained astronauts.

In the photo, Earth is an island with a geography both strange and familiar. There is Africa peeking out from under the clouds, but North is over to the right, not up, a world made topsy-turvy by the disorienting distance of 240,000 miles.

The United States had set off on this improbable journey to vanquish the Soviets, to claim the ultimate high ground and the national superiority that would come with it. In their flight suits and crew cuts and all-American probity, the astronauts were the arm of the nation’s might, a projection of power. They returned, of course, from the breach victorious — the first men ever to leave earth’s orbit and take a few laps around the moon.

Their triumph, celebrated in ticker tape, was to be measured in the fiery thrust of the Saturn V rocket propelling them deeper into space than anyone had gone before. But it was also found in the unexpected discovery captured in this simple photograph buried in the rolls of film they brought home — land masses without boundaries, the thin layer of the atmosphere, a unifying expression of vulnerability, something that as Pope Paul VI would say, recalled “the dumbfounding proportions of the universe in relation to our infinite smallness.”

Turns out the military pilots turned astronauts were artists as well.

“Earthrise” soon replaced another dominant image from the time, the mushroom cloud.

“Its iconic power went away, at least in representing modern times,” Brand said. “In the course of a couple years, you had a universal icon based on fear give way to a universal icon based on what people thought of as hope and excitement.”

“Earthrise” also helped fuel the environmental movement. Which was ironic since so many environmentalists in the 1960s were steadfastly against the Apollo program. Why spend all this money going to space when there are real problems here on Earth?

The first Earth Day was held some 16 months later, and today the image endures as a uniting symbol.

“As I looked down at the Earth, which is about the size of your fist at arm’s length, I’m thinking this is not a very big place. Why can’t we get along?” Anders said during a video played during a ceremony at Washington National Cathedral recently celebrating the 50th anniversary of the mission. “To me it was strange that we had worked and had come all the way to the moon to study the moon, and what we really discovered was the Earth.”


10 Need-to-Know Things About Our Home Planet

Midiendo

If the Sun were as tall as a typical front door, Earth would be the size of a nickel.

Third Rock

Earth orbits our Sun, a star. Earth is the third planet from the Sun at a distance of about 93 million miles (150 million km).

As the World Turns

A day on Earth is 24 hours. Earth makes a complete orbit around the sun (a year in Earth time) in about 365 days.

We're On It

Earth is a rocky planet with a solid and dynamic surface of mountains, canyons, plains and more. Most of our planet is covered in water.

Breathe Easy

Earth's atmosphere is 78 percent nitrogen, 21 percent oxygen and 1 percent other ingredients&mdashthe perfect balance to breathe and live.

Our Cosmic Companion

Ringless

Orbital Science

Many orbiting spacecraft study the Earth from above as a whole system&mdashobserving the atmosphere, ocean, glaciers, and the solid earth.

Hogar dulce hogar

Earth is the perfect place for life as we know it.

Protective Shield

Our atmosphere protects us from incoming meteoroids, most of which break up in our atmosphere before they can strike the surface.


    lasts a little under 24 hours. lasts 365.25 days. That 0.25 extra means every four years we need to add one day to our calendar. We call it a leap day (in a leap year).
  • Earth has just one Moon. It is the only planet to have just one moon.
  • Earth has lots of spacecraft watching it. There is still a lot we can learn about our home planet.
  • Earth is the third planet from the Sun in our solar system. That means Venus and Mars are Earth’s neighboring planets.

These Unsettling Images From NASA Show Just How Fast Earth Is Changing

We know that Earth is changing in dramatic ways on a daily basis, but sometimes you need a bird's eye view – or a satellite feed – to really appreciate the evolution of our planet.

That's exactly what you get with a new set of images recently released by NASA, showing dramatic shifts in forest sizes, water levels, and ice cover over the last 40 years.

Some of the pictures really are shocking, like the comparison below of Lake Urmia in Iran, showing its shrinking size and changing colours.

This distinct green/brown contrast took place over just a few months, and was caused by summer heat and growing populations of algae and bacteria:

Lake Urmia, Iran. Credit: NASA Earth Observatory

"Some of these effects are related to climate change, some are not," says NASA. "Some document the effects of urbanisation or the ravage of natural hazards such as fires and floods. All show our planet in a state of flux."

Check out the shrinkage of the Great Salt Lake in Utah between 1985 and 2010, caused by reduced snowmelt and rainfall:

Great Salt Lake, Utah. Credit: US Department of the Interior/US Geological Survey

Or the reduction in size of Owens Lake, California, over the same time frame, prompted by diverted water and toxic chemicals:

Owens Lake, California. Credit: USGS Landsat Missions Gallery

Several of the images show how the spread of our towns and cities has impacted the natural landscape.

Take these shots of the Baban Rafi forest in Niger, showing huge chunks of forest disappearing between 1976 and 2007:

Baban Rafi forest. Credit: United Nations Environment Programme (UNEP)

Much of that forest was cleared to make way for farming land - the country's population increased by 40 percent across the same time period, according to NASA.

The effects of urbanisation can also be seen in these 1991 and 2016 pictures of New Delhi in India:

New Delhi, India. Credit: US Department of the Interior / USGS and NASA

In the space of those 25 years, the population grew from 9.4 million to 25 million people, and experts at the UN estimate that the Delhi territory could be home to around 36 million people by 2030.

Such rapid population rise brings with it a number of problems besides a lack of space. In November, the Indian government declared a state of national emergency, because air pollution had gotten so bad in the capital.

Further away from civilisation, the Greenland ice sheet is melting earlier than ever before, as these dramatic shots from 2014 and 2016 demonstrate:

Greenland ice sheet. Credit: NASA Earth Observatory

Meltwater darkens the surface of the ice and causes even more melting as extra sunlight is absorbed.

Another pair of photos from Greenland show the shrinking size of the Helheim Glacier, as increasing air and ocean temperatures cause it to retreat back to its source and flow out to sea more quickly:

Helheim Glacier, Greenland. Credit: NASA/GSFC/METI/ERSDAC/JAROS and the US/Japan ASTER Science Team

You don't need access to NASA satellites to take a peek at Earth's changing surface either, as a lot of imagery is available through Google Earth.

Its new Timelapse feature lets you browse through roughly 5 million pictures from 1984 to the present day.

It might be scary viewing at times, but it's important to know as much as we can about what's happening to our planet - because then we might actually be able to do something about it.

You can see all of NASA's Images of Change catalogue here, including interactive features to help you contrast before and after.


Ver el vídeo: H Γη από το Διάστημα 2 (Mayo 2022).