Noticias

Opresión de los húngaros no étnicos en Hungría antes del siglo XIX

Opresión de los húngaros no étnicos en Hungría antes del siglo XIX

Estaba leyendo sobre Magiarización y se nota que este proceso solo comenzó en el siglo XIX. Sin embargo, me preguntaba sobre la opresión anterior de los rumanos específicamente en las regiones de Transilvania antes del siglo XIX, ya que estaba leyendo un artículo interesante sobre esto, pero no puedo encontrar el enlace más.

Si alguien tiene enlaces a buenos artículos / libros / ensayos sobre esto, o simplemente conoce algunos datos, hágamelo saber.

¡Gracias!


No existía realmente antes de 1800. Como señala Samuel Russel, el concepto moderno de naciones nació sólo durante y después de la revolución francesa. Hungría y Transilvania de finales de la época medieval formaron parte del imperio de los Habsburgo, pero no se unieron hasta 1867. Los idiomas oficiales de Hungría fueron los siguientes:

1000-1784: latín

1784-1836: alemán

1836-1844: alemán y húngaro

1844-1849: húngaro

1849-1867: alemán

1867-1918: húngaro

Esto muestra que no podría haber un proceso de magiarización porque incluso los húngaros fueron oprimidos antes de 1836.

Hungría tenía el mismo tipo de autonomía dentro del imperio que tenían los demás principados de los Habsburgo (Transilvania, Galicia, etc.), pero en principio era una monarquía absoluta.

La mayoría de las familias nobles eran de habla húngara, a pesar de que había varias áreas de Hungría donde la mayoría no eran húngaras (como la Alta Hungría que se convirtió más tarde en Eslovaquia o Transcarpatia, que ahora se encuentra en Ucrania). También había algunas familias nobles de origen no húngaro, pero también aprendieron húngaro hasta cierto punto. Esto significa en particular que dentro de la nobleza los húngaros estaban sobrerrepresentados, pero no en otras áreas de la sociedad.

Además, en la década de 1830-40, un curso de húngaro se volvió obligatorio en las escuelas, y en la revolución de 1848 los líderes húngaros querían introducir el húngaro como el único idioma de la educación (esto no sucedió al final ya que la guerra de independencia se perdió contra los Habsburgo).

Magiarización generalmente se refiere a la política opresiva durante la época dualista en 1867-1918, cuando el Imperio Habsburgo se reorganizó en una unión de dos estados miembros, Austria y Hungría. Esto fue también cuando Transilvania se unió con Hungría.

Si bien la constitución luego otorgó derechos individuales a las personas de las minorías, no les otorgó derechos comunitarios, es decir, un estatus igual a su idioma (excepto el croata en Hungría y, hasta cierto punto, el checo en Austria). Por lo tanto, en la parte austriaca hubo germanización mientras que en la parte húngara hubo cierta magiarización.

Incluso durante estos tiempos, la proporción de minorías aumentó en algunos lugares, aunque también hubo algunos lugares donde disminuyó. También hubo algunas excepciones notables, por ejemplo, los billetes de banco se imprimieron en seis idiomas, varios documentos estatales (como certificados de nacimiento y matrimonio) también estaban disponibles en idiomas minoritarios, y el servicio de la iglesia y la educación religiosa eran absolutamente legales (e igualmente financiados por el estado) en lenguas minoritarias.

Croacia tenía una amplia autonomía dentro de Hungría, y el croata era el único idioma oficial allí. Sin embargo, la opresión se hizo más fuerte en 1907, desde que las escuelas religiosas y de minorías se vieron obligadas a enseñar principalmente en húngaro (por Lex Apponyi) hasta el final de la Primera Guerra Mundial (cuando todavía había un poco de tiempo permitido para las clases de las minorías).


Parece que por "opresión" el PO significa prohibiciones contra el idioma, la religión y otros aspectos culturales de los pueblos dominados.

Como Transilvania fue una región histórica de Hungría desde la creación del reino, y dado que el reino húngaro, como muchos otros, fue creado por guerreros invasores, debe haber cierto nivel de "opresión" contra los pueblos conquistados (de origen eslavo, latino u otro). han sido inevitables desde el principio.

Es imposible equiparar el resultado de la conquista y la dominación política (de los húngaros en Transilvania) con la política asimilacionista de los estados modernos que requerirían la infraestructura moderna de un sistema educativo centralizado siguiendo una agenda nacionalista. Todos esos factores estuvieron ausentes en Transilvania hasta el siglo XIX. Pero hay algunos eventos y aspectos claros de cambio cultural, aculturación, expropiación, marginación de rumanos / valacos antes del siglo XIX en Transilvania.


Tendencias generales

Este proceso no es sorprendente para ningún pueblo conquistado en la Edad Media, y puede tener dos efectos contradictorios: de asimilación de la cultura subordinada, cuando está al menos parcialmente integrada o reemplazada, o de conservación, cuando está marginado y aislado, manteniendo así su autonomía. Ambos efectos se pueden ver en nuestro caso.

Destacan dos aspectos.

  • Primero el La organización política en Transilvania antes de la conquista húngara, por lo que está documentado, debe haber sido bastante limitada.. En su caso, los sistemas políticos rumanos deben haber existido algún tipo de "vallas populares" con territorios limitados y una centralización aún más limitada alrededor de los centros nobiliarios. Las ciudades y los castillos estaban prácticamente ausentes. Por lo tanto, debe haber habido poca resistencia organizativa rumana y autonomía a nivel político (en comparación con otras regiones que se convirtieron en parte de Hungría, como Croacia o Eslovaquia), pero estas no estuvieron ausentes; una región que mantuvo más tiempo su autonomía política y, por lo tanto, está mejor documentada es la de Maramures, que es la región de origen tanto de Dragos, el primer príncipe de Moldavia, como de Bogdan, su primer gobernante independiente.

  • Segundo, la población rumana no era católica, sino cristiano-ortodoxa. La nobleza rumana, en la medida en que estuvo presente, debe haber sentido una fuerte presión desde el principio para integrar a la nobleza húngara, lo que significó la integración en la Iglesia católica y la adopción gradual del idioma húngaro. (Hay alguna prueba de este proceso. Hay algunos nobles húngaros conocidos de origen rumano, eslavo o cumano, siendo los más famosos quizás los Hunyadi, que se convirtieron en una familia real.) Los que resistieron este proceso o fueron excluidos de él tenían un incentivo para irse, y jugaron un papel claro en la fundación de Moldavia y un papel posible / probable en la fundación / unificación de Valaquia. Por otro lado, superando ampliamente a los nobles, los campesinos no tenían ningún incentivo para seguir una tendencia paralela. Al carecer de todas las libertades políticas en los niveles superiores, disfrutaron de una autonomía cultural de facto en los niveles inferiores de organización, basada en su identidad religiosa, que se vio reforzada por el aislamiento geográfico, especialmente en Maramures y las montañas Apuseni. Algunos esfuerzos de imponer la fe católica están documentados, sin un éxito importante sobre el campesinado, pero podrían haber jugado un papel en algunos procesos de migración de Transilvania a Moldavia y Valaquia.

Estos dos aspectos contribuyeron a los dos efectos contradictorios mencionados anteriormente: mientras las élites rumanas desaparecían gradualmente, la fe ortodoxa de los plebeyos junto con su atraso político (organización conservadora, local, rural) les ayudó a mantener su idioma y otros aspectos de la identidad étnica.


Etapas históricas

  • Antes del siglo XIV, las comunidades rumanas habían estado representadas hasta cierto punto en los niveles superiores de organización de Transilvania, como una de las cuatro fincas (Universitas Valachorum). En 1366, el Decreto de Turda emitido por el rey Luis I redefinió la nobleza como pertenencia a la Iglesia Católica Romana.

  • Dirigido contra todo el campesinado (rumano y húngaro), un evento capital que confirmó el proceso descrito anteriormente y aplicó sus resultados es el acuerdo Unio Trium Nationum de 1438 entre la nobleza húngara, los patricios de las ciudades alemanas y los militares libres Székelys.

  • Después de la conquista otomana de la principal Hungría (1526), ​​el principado de Transilvania disfrutó de una gran autonomía bajo la soberanía otomana, el luteranismo y el calvinismo se hicieron muy presentes y, aunque la iglesia ortodoxa no fue tratada como igual a otras confesiones, floreció la tolerancia religiosa y la pluralidad, un sello distintivo de la identidad de Transilvania hasta los tiempos modernos.

  • Después de 1683, los Habsburgo controlaron Transilvania e iniciaron un proceso de contrarreforma, orientado principalmente contra la fe calvinista de la nobleza húngara. Otro resultado fue la creación de la Iglesia greco-católica rumana, cuyos miembros podrían obtener los mismos derechos que los de las otras naciones de Transilvania. Fue un evento importante en la historia de la cultura moderna rumana, ya que abrió el camino a la creación de una clase intelectual rumana en Transilvania que antes estaba limitada al bajo clero.


Salir

Si bien no está completamente ausente, dados los procesos antes mencionados, una opresión cultural húngara contra los rumanos antes del siglo XIX es más un mito que una realidad. O este proceso fue muy débil o muy ineficaz. El hecho de que los rumanos se mantuvieran al margen de la Transilvania nobiliar y urbana durante mucho tiempo no suponía un peligro para la conservación de la lengua antes de la era moderna de la educación de masas.

Un hecho ilustrativo es el mapa etnográfico de Hungría de 1910, con rumanos que habitan las áreas más grandes de Transilvania, que por otro lado era la parte menos poblada de Hungría. (Parece que no muchos húngaros llegaron a Transilvania incluso después de la reintegración total a Hungría en 1867; las poblaciones más compactas siguen siendo las de las ciudades alemanas y de la frontera Székelys. Hungría parece haber considerado Transilvania en términos de pertenencia histórica más bien luego el territorio y las cifras de población. Eso contrasta fuertemente con la política rumana en territorios recién adquiridos como Dobrudja, que se volvió mucho más poblada.) Los hechos geográficos y ethográficos pueden ayudar a relativizar la presente cuestión, así como otras similares.


Política concisa & # 8212 Su tiempo NO debe desperdiciarse.

ATTILA EL PALACIO HUN

SOLO DOS REFERENCIAS NO HISTÓRICAS y / o BÍBLICAS:

BIBLIA: GÉNESIS 10, 8-13: Cus fue el padre de Nimrod, quien comenzó a mostrarse como un hombre poderoso en la tierra. "Como Nimrod, un poderoso cazador ante el Señor & # 8217. Su reino al principio consistía en Babel, Erech y Accad, todos ellos en la tierra de Shinar / Sumer en Meopotamia. De esa tierra emigró a Asur y construyó Nínive, Rehobot-Ir, Calah y Resen, una gran ciudad entre Nínive y Calah ".

MITOLOGÍA & # 8211 ORÍGENES E HISTORIA TEMPRANA de los húngaros, que se llaman a sí mismos Magyar, tienen un antiguo relato tradicional precristiano de sus orígenes según el cual eran descendientes de Nimrod, hijo de Cush Nimrod y Eneth tuvo dos hijos, Magor y Hunor Magor era el antepasado de los magiares, y Hunor era el antepasado de los hunos, simbolizando así los orígenes comunes de los hunos y de los magiares. Las fuentes bizantinas mencionan que los magiares también eran conocidos como los sabires que se originaron en el norte de Mesopotamia. Numerosas otras fuentes antiguas y medievales también se refieren a los escitas, hunos, ávaros y magiares como pueblos idénticos. La investigación académica ha confirmado que la investigación científica y académica sumeria-escita-Hun-Avar-Magyar coincide con el relato antiguo de los húngaros sobre sus orígenes.

10000 BCE-8000 BCE La revolución neolítica: la invención de la agricultura y la domesticación de animales en el antiguo Cercano Oriente, la & # 8220Fertile Crescent & # 8221 & # 8211 la región entre el Mediterráneo Oriental y las montañas de Zagros en el oeste de Irán & # 8211 por el pueblos que formaron el grupo etnolingüístico distinto (no semítico y no indoeuropeo) del que se originaron los sumerios, los creadores de la primera civilización.

5500 a. C. Comienzo de la Edad del Cobre: ​​Mesopotamia se convierte en la región culturalmente dominante del Cercano Oriente: primera Mesopotamia del Norte (Subir-ki / Subartu), y desde el 4500 a. C., Mesopotamia del Sur, la tierra de Sumer. Debido al crecimiento demográfico y económico resultante de la revolución neolítica, la población del Cercano Oriente comienza a expandirse, instalándose en las cuencas del Mediterráneo y Danubio, Europa del Este, Irán, India y Asia Central, sentando las bases de la civilización en esas regiones y ejerciendo una influencia cultural determinante sobre la formación posterior de los diversos grupos etnolingüísticos euroasiáticos.

5000 a. C. EL ASENTAMIENTO DE LA CUENCA DE LOS CÁRPATOS - La primera de varias oleadas de colonos del Cercano Oriente aparece en la Cuenca de los Cárpatos, el territorio de la Hungría histórica. La evidencia arqueológica, antropológica, etnolingüística e histórica indica que la cuenca de los Cárpatos fue colonizada en oleadas sucesivas desde aproximadamente 5000 a. C. por los pueblos del Neolítico, el Cobre y la Edad del Bronce originarios de Anatolia, Transcaucasia y Mesopotamia, seguidos por los pueblos turanos de Eurasia central. : los escitas (600 a. C.), los hunos (400 d. C.), los ávaros (500 d. C.), los magiares (800 d. C.), los petchenegos (1000 d. C.), los cumanos (1200 d. C.) y el Imperio Khazar (450 d. C. 800 d.C.). Estos pueblos turanianos se originaron en el mismo grupo etnolingüístico del Cercano Oriente antiguo que los pobladores de la cuenca de los Cárpatos del Neolítico, el Cobre y el Bronce. Los húngaros son, por tanto, los descendientes de estos pueblos turanianos y de los colonos originales de la cuenca de los Cárpatos.

3200 AEC VERANO & # 8211 Comienzo de la Edad del Bronce: Altura del desarrollo de la civilización sumeria de numerosos inventos culturales y tecnológicos (escritura, la rueda). El primer imperio sumerio se extiende desde el Mediterráneo oriental hasta el oeste de Irán, incluida toda Mesopotamia.

3000 a. C.-2000 a. C. Las colonias sumerias se establecen desde el océano Atlántico a través de las cuencas del Mediterráneo y el Danubio hasta la India y Asia central (Turan), y desde el Cáucaso hasta el noreste de África. El vasto cinturón de praderas euroasiáticas que se extiende desde las montañas de los Cárpatos hasta la cordillera de Altay, limita al norte con el cinturón forestal euroasiático y al sur con el Cáucaso y la meseta iraní, es poblado gradualmente por sumerios y pueblos relacionados con los sumerios de Mesopotamia. Transcaucasia e Irán. Estos colonos del Cercano Oriente de las praderas euroasiáticas se convirtieron en los pueblos a los que más tarde se los denominó escitas, hunos, ávaros y magiares, entre otros, y conocidos colectivamente como turanianos. Por lo tanto, los turanianos eran descendientes de los pueblos sumerio-mesopotámicos y herederos de esta antigua cultura del Cercano Oriente. Los pueblos turanianos tuvieron un profundo impacto cultural en sus vecinos celtas, germánicos, eslavos, finlandeses, siberianos y del este de Asia, que han conservado numerosos elementos culturales y etnolingüísticos turanianos.

3000 a. C. y # 8211 2455 a. C. Primera aparición de tribus semíticas nómadas en la Mesopotamia sumeria. Los pueblos semíticos comienzan a establecerse en cantidades cada vez mayores en Mesopotamia. La civilización sumeria ejerce una influencia dominante sobre el desarrollo de las culturas semíticas posteriores.

2455 a. C. y # 8211 2356 a. C. Los acadianos semíticos imponen su hegemonía sobre las ciudades-estado sumerias. Mesopotamia está devastada por las guerras, la población es diezmada, oprimida y esclavizada por los acadianos. Muchos sumerios huyen a sus colonias.

2356 a. C. y # 8211 a. C. 1900 a. C. Las ciudades-estado sumerias y sus aliados derrocan la hegemonía semítica acadiana, liberándose de la opresión extranjera.

1900 a. C. y # 8211 1733 a. C. Los babilonios semíticos imponen su hegemonía sobre Mesopotamia.

1733 a. C. y # 8211 1163 a. C. Los casitas, uno de los pueblos relacionados con los sumerios que habita en el oeste de Irán, derrocan la hegemonía semítica babilónica y establecen su dominio sobre el norte de Mesopotamia. Una dinastía sumeria gobierna el sur de Mesopotamia desde 1860 a. C. hasta 1492 a. C.

1115 a. C. y # 8211 612 a. C. Los asirios semíticos imponen su hegemonía sobre el Cercano Oriente después de siglos de guerra. La consiguiente devastación, aniquilación, deportaciones y opresión alteran la composición étnica del Cercano Oriente, incluida Mesopotamia, a medida que aumenta el elemento semítico y disminuyen los sumerios.

612 AEC EL IMPERIO ESCITIO & # 8211 Los caldeos, medos y escitas relacionados con los sumerios aniquilan el Imperio asirio. Los escitas dominan las vastas praderas euroasiáticas desde la cuenca de los Cárpatos hasta Altay durante siglos. Altay es una ciudad de Kazajstán, en el este de Europa con pueblos turcos cerca de los Urales, y tiene 142.000 habitantes.

600 a. C.-300 a. C. LOS DOMINIOS ESCITOS incluían adornos de ropa de oro, Kul Oba Kurgan, Crimea

539 a. C.-331 a. C. Después de derrocar al Imperio Mediano, los persas conquistan Mesopotamia y el resto del Cercano Oriente.

256 a. C.-226 d. C. Después de la caída de Persia, el Imperio parto gobierna Mesopotamia, Armenia e Irán. Los partos turanios, custodios de la antigua civilización sumeria, resisten la expansión oriental del Imperio Romano. En el 226 d.C., los persas sasánidas derrocan al Imperio parto, que experimenta un renacimiento entre el 272 d.C. y el 326 d.C.

200 AC EL IMPERIO HUN & # 8211 El Imperio Hun alcanza su mayor extensión desde el Pacífico hasta el mar de Aral, desde Siberia hasta el Imperio Parto y China. Los hunos enfrentan siglos de lucha contra un imperialismo y expansionismo chinos cada vez más ofensivos y invasores.

200 d.C. EL IMPERIO HUN DEL ESTE QUE ROMPIÓ EL GRAN MURO DE CHINA

200 a. C. Los hunos rompen la Gran Muralla China

200 d. C.-400 d. C. Frente a las crecientes presiones de China en el este, los hunos comienzan a expandirse hacia Europa. Los hunos comienzan sus campañas militares occidentales.

375 d.C. los hunos derrotaron a los godos, provocando miedo en las tribus germánicas y la gran migración de tribus germánicas que también contribuyeron al colapso del Imperio Romano. La imparable carga de los hunos aterrorizó a los pueblos de lo que hoy es el norte de Europa. El Papa suplica misericordia mientras Atilla se alza victoriosa a las puertas de Roma.

400 d. C.-500 d. C. Los hunos continúan con sus aplastantes campañas militares contra el Imperio Romano. Los hunos expulsan a los romanos de la cuenca de los Cárpatos (al norte del río Danubio, Panonia y Dacia, donde los romanos habían perpetrado una guerra genocida contra los habitantes indígenas) y el Imperio huno establece su centro de poder en la región de los Cárpatos y el Danubio.

ATTILA EL IMPERIO HUM

453 d.C. EL IMPERIO HUNO OCCIDENTAL cubría todo el norte de Europa. Tras la muerte de Atilla & # 8217 en circunstancias sospechosas, los hunos & # 8217 aliados germánicos se vuelven contra ellos y el grueso de los hunos. las tribus se reagrupan al este de los Cárpatos, dejando una tribu de retaguardia en los Cárpatos orientales.

453 d.C.-HOY Esta tribu húngara todavía habita esta región hoy y son el pueblo húngaro Székely. Por supuesto, el Imperio Khazar siguió a la decadencia de los hunos.

528 d. C. El intento bizantino de convertir a los hunos a la religión cristiana, pero fracasó después de que los hunos se rebelaron contra la destrucción de sus antiguos símbolos religiosos.

562 AD THE AVARS & # 8211 Los Avar-Huns establecen su imperio en Europa Central y Oriental, con la Cuenca de los Cárpatos como centro de poder. Los ávaros continúan su lucha de siglos contra los invasores imperios alemán y bizantino.

700 AD AVAR TESORO DE ORO de Sânnicolau Mare o Nagyszentmiklós encontrado en 1799 en el Reino de Hungría & # 8211 el tesoro fue transferido a Viena, la capital del imperio.

EL IMPERIO HÚNGARO

997 d.C. LOS MAGYARS - Tras el reinado del gobernante húngaro Géza, durante el cual los intereses extranjeros adquieren una influencia cada vez mayor bajo el disfraz de la cristianización, el hijo de Géza, István (Esteban) se instala como rey de Hungría con la ayuda de la intervención armada extranjera, en violación de las antiguas tradiciones húngaras y del sagrado Pacto de Sangre. Koppány, el legítimo heredero del trono y líder de la resistencia nacional es capturado y descuartizado. Bajo el gobierno de István, el feudalismo y el cristianismo se imponen por la fuerza.Se queman las antiguas escrituras rúnicas húngaras y se persigue y extermina a los líderes y sacerdotes tradicionalistas.

830 d.C. El Imperio Húngaro temprano y el Imperio Magiares

800 dC Tras el asentamiento de un pequeño número de refugiados judíos españoles en el Imperio Khazar, la dinastía gobernante de los Khazars, otro pueblo turaniano, se convierte al judaísmo y busca imponer esta religión a todos sus súbditos. Esto precipita una guerra civil. Varias tribus rebeldes de Khazar se unen a la federación tribal húngara que estaba dirigida por la tribu Magyar. En ese momento, los húngaros se establecieron en su propio estado independiente de Dentumagyaria dirigido por Álmos, entre los imperios Avar y Khazar.

895 d. C.-896 ​​d. C. Después del colapso del Imperio Khazar, los magiares y las otras tribus húngaras se trasladan al oeste hacia la región de Etelköz, donde tiene lugar el Pacto de Sangre. Este Pacto crea efectivamente la nación Magyar (Húngara) que procede con la reconquista de la Cuenca de los Cárpatos y sus regiones circundantes. Después de expulsar a las potencias invasoras extranjeras de la región de los Cárpatos y unirse con sus parientes étnicos Hun-Avar previamente establecidos, los magiares establecen el Estado húngaro en 896 como el estado sucesor de los imperios Hun y Avar. Árpád es elegido líder de los húngaros.

907 d.C. Tras la victoria de los húngaros sobre las tribus alemanas invasoras en 907, lanzan una serie de campañas militares en Europa para evitar la formación de un gran imperio unido poderoso en Occidente que amenazaría al Estado húngaro y también recuperar los tesoros de oro de Avar saqueados. por los invasores alemanes durante el siglo anterior.

997 d.C. Tras el reinado del gobernante húngaro Géza, durante el cual los intereses extranjeros ganan cada vez más influencia bajo el disfraz de la cristianización, Géza & # 8217s hijo István (Esteban) es instalado como rey de Hungría con la ayuda de la intervención armada extranjera, en violación de la antigua Tradiciones húngaras y de la sagrada Alianza de Sangre. Koppány, el legítimo heredero del trono y líder de la resistencia nacional es capturado y descuartizado. Bajo el gobierno de István, el feudalismo y el cristianismo se imponen por la fuerza. Se queman las antiguas escrituras rúnicas húngaras y se persigue y extermina a los líderes y sacerdotes tradicionalistas. La occidentalización de Hungría da como resultado la esclavitud de la población húngara bajo una clase dominante feudal y una iglesia cada vez más extranjeras, donde las influencias e intereses extranjeros se vuelven predominantes.

997 AD-1526 AD HUNGRÍA MEDIEVAL: Con la excepción de algunos períodos de relativa paz y prosperidad bajo el reinado de los reyes húngaros, la Hungría medieval se caracterizó por una inestabilidad política casi continua debido a la lucha constante por el poder entre varias facciones gobernantes. Las rebeliones & # 8220Pagan & # 8221 y & # 8220peasant & # 8221 demostraron el resentimiento del pueblo húngaro contra el régimen feudal cristiano extranjero. Hungría se vio cada vez más obligada a asumir el papel de sacrificio de & # 8220 bastión más oriental del cristianismo occidental & # 8221, que causó pérdidas incalculables a la nación húngara, ya que fue maniobrada por intereses extranjeros en conflictos con los mongoles (1200 d.C.) y los turcos (13oos d.C.). 1600 d.C.). La ejecución de los campesinos húngaros rebeldes por parte de los gobernantes feudales incluyó tortura y ejecución. El líder de la tribu Petcheneg, Tonuzoba, fue enterrado vivo con su esposa y su caballo como resultado de su negativa a convertirse al cristianismo.

1526 AD-1699 AD HUNGRÍA BAJO EL REGLA DE HABSBURGO fue dividida & # 8211 Como resultado de los siglos anteriores de régimen feudal, una Hungría debilitada y dividida internamente no pudo resistir las presiones externas. La clase feudal gobernante influenciada por el extranjero no defendió los intereses nacionales y esto llevó a la derrota militar de Mohács en 1526 contra el ejército otomano y a la posterior partición de Hungría. Así, Hungría fue ocupada y dividida por los Habsburgo y los otomanos, quedando el Principado de Transilvania como entidad autónoma. Estos eventos resultaron ser catastróficos para el futuro desarrollo histórico de Hungría, ya que la población húngara sufrió grandes pérdidas debido a siglos de guerra y ocupación extranjera.

1701 d.C.-1711 d.C.Después de la retirada del Imperio Otomano & # 8217, la toma de Hungría por los Habsburgo austríacos se encontró con la resistencia húngara en la Guerra de Independencia de 1701-11, pero Hungría permaneció bajo el control de los Habsburgo. Hungría se convirtió así en una tierra oprimida, explotada y colonizada como resultado de lo cual la nación húngara quedó marginada política, económica, social, cultural y demográficamente en su propio país.

1701 d.C.-1711 d.C. El príncipe Ferenc Rákóczi, líder de la Guerra de Independencia de Hungría y los luchadores por la libertad de Hungría, fueron parte de la Guerra de Independencia de Hungría.

1848 d.C.-1849 d.C. Tuvo lugar otra Guerra de Independencia de Hungría, que fue derrotada con la intervención rusa. Sin embargo, Austria no pudo obstruir la voluntad nacional húngara de reafirmar sus derechos históricos más tarde.

1867 d.C. Se produjo el Compromiso Austro-Húngaro, que otorgó a Hungría el autogobierno interno, pero los ministerios de finanzas, relaciones exteriores y guerra permanecieron bajo el control imperial de los Habsburgo. Mientras los Habsburgo continuaban su política de dividir y gobernar, incitaron a los grupos étnicos extranjeros asentados en Hungría contra los húngaros, y esta política condujo a la Primera Guerra Mundial.

1918 AD-1944 AD Trianon Hungría & # 8211 Después del armisticio que terminó la Primera Guerra Mundial, un gobierno liberal asumió el poder en Hungría cuando el país fue ocupado por fuerzas enemigas, allanando el camino para un golpe comunista llevado a cabo por mayoría no húngaros en 1919. Este condujo al desmembramiento territorial de Hungría en el Tratado de Trianon en 1920, por el cual Hungría perdió casi 3/4 de su territorio y millones de húngaros fueron forzados bajo el opresivo dominio extranjero de los estados vecinos recién creados y ampliados a expensas de Hungría. Los tratados que pusieron fin a la Primera Guerra Mundial fueron responsables de la Segunda Guerra Mundial y, una vez más, Hungría se vio obligada a participar en una guerra contra su voluntad. Entre 1938 y 1941, Hungría recuperó algunos de sus territorios perdidos. Hungría entró en la guerra luego de un ataque no provocado por fuerzas extranjeras (supuestamente soviéticas) en 1940. Después de intentar negociaciones de paz con los aliados, Hungría fue invadida por los nazis en 1944, y más tarde ese mismo año por los soviéticos.

1944 dC-1990 dC Hungría bajo ocupación soviética & # 8211 En el Tratado de París de 1947, las fronteras de Trianon de 1920 se vuelven a imponer sobre Hungría. En 1948, se impone un régimen comunista en Hungría. Una vez más, el núcleo duro del Partido Comunista Húngaro está formado por no húngaros importados de la Unión Soviética. En 1956 tiene lugar el Levantamiento Nacional Húngaro contra el régimen comunista soviético, pero es aplastado por otra intervención militar soviética. El régimen comunista húngaro continúa con sus políticas antihúngaras destinadas a destruir la conciencia nacional húngara y los valores culturales tradicionales. En la década de 1980 y # 8217, el régimen comunista húngaro fue financiado por enormes préstamos de instituciones financieras occidentales.

1990 AD-Today LA ERA & # 8220POST-COMMUNIST & # 8221 & # 8211 Después de décadas de dictadura totalitaria, el partido comunista húngaro se consolidó y se afianzó con éxito, y pudo llevar a cabo lo que parecía ser una transición pacífica hacia una política democrática libremente elegida. régimen. Sin embargo, los judíos comunistas mantienen el control de todas las posiciones clave en el aparato estatal, incluidos los medios de comunicación, el sistema legal y las instituciones académicas, y en el sector privado de la economía que se está expandiendo recientemente. Como resultado, la marginación y exclusión de los intereses nacionales húngaros continúa hasta el día de hoy. Hungría todavía está agobiada por la creciente deuda externa de la que era responsable el régimen comunista. La privatización de los activos del Estado húngaro por la antigua élite comunista en colaboración con intereses corporativos extranjeros ha sido fraudulenta y ha resultado en la adquisición ilegal de la mayor parte de la economía de Hungría por intereses extranjeros con la exclusión intencional de la propiedad húngara. Hungría ha sido presionada para firmar tratados desventajosos con varios países vecinos por los cuales, a cambio del reconocimiento húngaro de las fronteras estatales actuales y la renuncia a cualquier reclamo territorial futuro, los países vecinos en cuestión prometen respetar los derechos de las poblaciones étnicas húngaras que viven bajo su gobierno. Sin embargo, lejos de respetar estos tratados, los vecinos de Hungría y # 8217 continúan implementando sus políticas de discriminación antihúngara y limpieza étnica que han llevado a cabo desde 1920. Como resultado de estas tendencias y políticas, toda la nación húngara se enfrenta a amenazas a su país. existencia en múltiples frentes, político, económico, social, cultural y demográfico. Al darse cuenta de la gravedad de esta situación, varios movimientos y partidos políticos han comenzado a movilizarse y presionar por la protección de los intereses nacionales húngaros.


Opciones de acceso

2 Kann, Robert A., The Multinational Empire (2 vols., Nueva York: Columbia University Press, 1950), vol. Yo, p. 142 Google Scholar Hans, Kohn, Pan-Slavism (Rev'd. Ed., Nueva York: Random House, Vintage Paperback, 1960), págs. 80 y 190.

3 Para el término "fuerzas centrífugas", véase Oscar, Jászi, The Dissolution of the Habsburg Monarchy (Chicago, Ill.: University of Chicago Press, 1929), págs. 215 - 267.

4 Hans, Kohn, The Idea of ​​Nationalism (Nueva York: Macmillan Paperback, 1961), p. 527 Google Scholar. Véase también Jászi, La disolución de la monarquía de los Habsburgo, págs. 298-301. Para la teoría de la Corona de San Esteban, véase Charles, d'Eszláry, Histoire des Institution Publigues Hongroises (2 vols., París: Librairie Marcel Riviére et Cie, 1963), vol. II, págs. 7 a 15. Google Académico

5 “De Institutione morum ad Emericum Ducem”, en Henrik, Marczali (ed.), A magyar történet kútföinek kézikönyve— Enchiridion fontium historiae Hungarorum (Budapest: Athenaeum, 1901), pág. 66. Google Académico

6 Gyula, Kornis, A magyar politika hösei [Heroes of Hungarian Politics] (Budapest: Franklin, 1940), págs. 8-11 Google Scholar Kosáry, Dominic G., A History of Hungary (Cleveland: The Benjamin Franklin Bibliophile Society, 1941 ), págs. 428 - 429 Google Scholar Gyula, Szekfű, A magyar állam életrajza (Budapest: Dick Manó, nd), págs. 30 - 31.

7 Ver, por ejemplo, los artículos relevantes en la Bula de Oro de 1222 y en las leyes promulgadas bajo Andrés III en Marczali, Guía, págs. 138, 141 y 187, respectivamente.

8 Véase también el "Planctus destructions regni Ungariae per Tartaros", publicado por Henry Marczali en Neues Archiv der Gesellschaft für ältere deutsche Geschichtskunde, Vol. II (1877), págs. 616–626. El primer documento oficial que destaca que Hungría es parte integral de Europa es una carta del rey Béla IV al Papa Inocencio IV en noviembre de 1253. Marczali, Enchiridion, págs. 161-166. Para un tratamiento propagandístico que contiene algunos datos interesantes, consulte Lajos, Elekes, The Hungarian Bastion and the Rumanian Gates of Europe (Budapest, 1940).

9 Citado en Kosary, Una historia de Hungría, pag. 117. Véase también László Makkai, "A Hajdúk‘ Nemzetités ‘Függetlenségi’ ideólógiája "[La ideología" nacional "e" independiente "de los Heyducks], Tortenelmi Szemle, vol.. VI, núm. 1 (1963), págs. 23-25.

10 Traducido por el autor. El original dice lo siguiente:

Ne higgy, magyar, un németnek,

Mert ha ád es nagy levelet,

Nincsen abban semmi virtus,

Verje meg a Jézus Krisztus.

11 Las opiniones marxistas recientes sobre el “feudal” o el “nacionalismo estamental” húngaro y las cuestiones pertinentes al mismo se pueden encontrar en Várkonyi, Agnes R., “A nemzet, a haza fogalma a török ​​harcok és a Habsburg-ellenes küzdelmek idején, 1526-1711 ”[El concepto de nación y patria en la época de las luchas contra los turcos y los Habsburgo], en A magyar nacionalizmus kialakulása és története [La formación e historia del nacionalismo magyar] (Budapest: Kossuth kiadZó, 1964), págs. 27 - 78 Erik, Molnár, académico de Google, “Ideológiai kérdések a feudalizmusban. A nemzeti kérdéshez ”[Problemas de ideología en el período feudal: la cuestión de la nacionalidad], Történelmi Szemle, vol. IV, No. 3 (1961), págs. 261 - 278 Google Scholar y Pál Zsigmond, Pach, “A 'haza' fogalma az osztálytársadalmakban (Hozzászó1ás Molnár Erik: Ideológiai kérdések a feudalizmusban c. Tanulmányához),” [El concepto de tanulmányához ”, Patria ”en las Sociedades de Clases. Sobre el estudio de E. Molnár sobre los problemas de ideología en el período feudal], Századok, vol. XCVI, No. 1–2 (1962), págs. 393 - 399 Google Scholar. Véanse también los artículos leídos en una reunión celebrada bajo los auspicios del Instituto Histórico de la Academia de Ciencias de Hungría en junio de 1962, que se han publicado bajo el título “Nemzet, haza, honvédelem a parasztság és a nem nemesi katonáskodó réteg gondolkodásában ( XV-XVIII. Század) ”[Los conceptos de nación, patria y defensa nacional en el pensamiento del campesinado y los estratos militares no nobles de los siglos XV-XVIII], en Törté-nelmi Szemle, vol. VI, No. 1 (1963), págs. 1-101. Google Académico

12 Para el papel del protestantismo en la vida nacional húngara, ver Macartney, CA, Hungría (Londres: E. Benn, 1934), págs. 149-151 Google Scholar y Mihály, Bucsay, Geschichte des Protestantismus in Ungarn (Stuttgart: Evangelisches Verlagswerk, 1959) .Google Académico

13 Metternich a Ficquelmont, 2 de abril de 1837, en Erzsébet, Andics, A Habsburgok és Romanovok szövetsége [La Alianza Habsburgo-Romanov] (Budapest: Akadéiniai kiadó, 1961), p. 188 informes policiales de Google Scholar del 27 de enero y el 12 de abril de 1839, y del 27 de agosto y el 8 de septiembre de 1840, en László, Bártfai-Szabó (ed.), Adatok gróf Széchenyi Istvén és kora történetéhez, 1808-1860 [Contribuciones a la historia of Count Stephen Széchenyi and His Age] (2 vols., Budapest, 1943), vol. I, págs. 331 - 332, 341–342 y 361–363 Google Académico. Véase también George, Bárány, "La dieta húngara de 1839-1840 y el destino del curso medio de Széihenyi", Slavic Review, vol. XXII, núm. 2 (junio de 1963), pág. 296. Google Académico

14 Domokos, Kosáry, “A Pesti Hírlap nacionalizmusa, 1841–1844” [El nacionalismo de Pesti Hírlap], Századok, vol. LXXVII (1943), pág. 392 Google Académico. Véase también Jászi, La disolución de la monarquía de los Habsburgo, pag. 309.

15 Aunque la abrumadora mayoría de la nobleza húngara era magiares, la línea divisoria entre magiares y no magiares no estaba marcada. La poderosa familia Hunyadi en el siglo XV era de origen rumano. En el siglo XVI, los zrinyi eran croatas y la mitad del parentesco de Kossuth era eslovaco. El favor real y los matrimonios mixtos, las ventajas económicas y políticas, la indiferencia de la constitución medieval húngara hacia la nacionalidad y la inmigración permanente de extranjeros privilegiados al país propiciaron la asimilación natural o "magiarización". Sin embargo, los historiadores húngaros enfatizan fuertemente la existencia de una tendencia inversa de "desmagiarización" desde Mohács, este último proceso se ve reforzado por la dinastía alienígena, las repetidas invasiones extranjeras, la repoblación del país con elementos no magiares y el creciente empobrecimiento. y la miseria social de grandes segmentos de la nobleza. Según el cálculo de Elek, Fenyes en su Magyarorszdg atatisztikája [Las estadísticas de Hungría] (3 vols., Pest: Trattner-Károlyi, 1842), vol. I, págs. 64 y 118 Google Scholar, de una población total de 11,187,288 (sin Transilvania) en 1840, 544,372 personas pertenecían a la nobleza. Esta última cifra incluía "unos 58.000 eslavos, [y] 21.666 alemanes y rumanos, lo que dejaba a 464.705 nobles de habla magiares".

16 Para los antecedentes generales, véase Georges, Weill, L'iyeil des nationalités et le mouvement libéral. Vol. XV de Peuplea et civilizaciones, editado por Louis, Halphen y Philippe, Sagnac (París: Presses Universitaires, 1930). Google Scholar

17 Para el orgullo nacional de los campesinos húngaros y la nobleza "sandalia", véanse los comentarios hechos por un escritor francés que visitó Hungría en 1846, Hippolyte, Desprez, en su "La Hongrie et le mouvement magyare", Revue des deux mondes, diciembre 15, 1847, págs. 1071-1072. Google Académico

18 Para obtener más información, consulte Henry, La Hungría de Marczali en el siglo XVIII (Cambridge: University Press, 1910) Google Scholar. El tercer capítulo bastante informativo (págs. 196–246) que trata de la nacionalidad y el nacionalismo debe leerse de manera muy crítica debido a la interpretación unilateral del autor del "proceso pacífico y gradual de Magyarization".

19 El término ha sido utilizado por el profesor Rothenberg, Gunther E.. Véase su The Austrian Military Border in Croatia, 1522-1747 (Urbana, Ill.: University of Illinois Press, 1960), pág. 84 Google Académico.

20 Para más detalles y bibliografía, véase Julius, Miskolczy, Ungarn in der Habsburger-Monarchie (Viena: Herold Verlag, 1959), págs. 20 - 33, 63–65 y 71–79 Google Scholar. Para Kossuth, consulte Domokos, Kosary, Kossuth és a Védegylet. A magyar nacionalizmus történetéhez [Kossuth y la Unión Protectora. Contribución a la Historia del Nacionalismo Magyar] (Budapest: Athenaeum, 1942) Google Scholar. Para los problemas involucrados, ver especialmente Seton-Watson, R. W., “Metternich and Internal Austrian Policy — II”, The Slavonic and East European Review, vol. XVIII, No. 52 (julio de 1939), págs. 137-139 Google Scholar.

21 Friedrich, Walter, "Die Wiener Sudostpolitik im Spiegel der Geschichte der zentralen Verwaltung", en Friedrich, Walter y Harold, Steinacker (eds.), Die Nationalitätenfrage im alten Ungarn und die Südostpolitik Wiens (Munich: Oldenbourg, 1959), págs. 20-22 Google Académico.

22 Ibíd., Págs. 9-19 y 23-27.Como justificación para la inversión del "dualismo administrativo" iniciado bajo José II y reanudado en el Compromiso de 1867, el príncipe Kaunitz sugirió en 1791: "Je sichtbarer und bedenklicher die Absicht ist, die man heget, aus Hungarn, Siebenbürgen und der illyrischen Nation eine vim unitam zu machen, desto räthlicher und nothwendiger wird das Principium divide et impera ”. Ibíd., Pág. 23. Véase también Friedrich, Die österreichische Zentralverwaltung de Walter. Vol. Yo, pt. 1, de Veröffentlichungen der Kommission für neuere Geschichte Österreichs, núm. 35 (Viena: Adolf Holzhausens Nachfolger, 1950), pág. 82 Google Académico. Para el incipiente "dualismo administrativo" en el imperio, ver Ibid., Págs. 16-23 y 65. Para la inversión de la política de José II, ver Ernst, Wangermann, From Joseph II to the Jacobin Trials (Londres: Oxford University Press, 1959), pág. 87 Google Académico.

Se dice que Francisco describió a su pueblo al embajador de Francia con estas palabras: “Chacun garde son voisin. Us ne se comprennent pas, ils se détestent. De leur antipathies naît l'ordre, et de leur haine réciproque la paix généerate ”. Como se cita en Paul, Henry, "Le problèems des nationalités", L'Europe du XlX e et du XXé siècle, editado por Beloff, M., Renouvin, P., Schnabel, F., AND Valsecchi, F. (Milán: Mareorati, 1959), págs. 175-176 Google Scholar.

24 Marczali, Enchiridion, págs. 765–766.

25 Bálint, Hóman y Gyula, Szekffü, Magyar Töortinénet [Historia húngara] (2ª ed., 5 vols., Budapest: Kir. Magy. Egyetemi Ny., 1935 - 1936), vol. V, págs. 56 a 57 y 73 a 74 Google Scholar.

26 Se ha señalado con razón que "el nacionalismo magiaar no era el monopolio de los magnates y la nobleza", y que la ola de entusiasmo nacional que barrió Hungría durante los últimos años de la vida de José II fue mucho más allá de las filas cerradas de las clases privilegiadas. . Pronto, sin embargo, la iniciativa política volvió a pasar a manos de los estamentos y el "Cuarto Poder recayó en una inactividad desilusionada". Wangermann, De José II a los juicios jacobinos, págs. 3–4, 34–35 y 52–57. Para el movimiento de reforma de la década de 1790, véase Eleme'r, Máilyusz, “A reformkor nemzedeice” [Generation of the Reform Age], Szdzadok, vol. LVI (1923), especialmente págs. 19-28 y 36-39 Google Scholar.

27 Para la conspiración de Martinovics, véase Kalman, Benda (ed.), A magyar jakobinus mozgalom iratai [Documentos sobre el movimiento jacobino húngaro]. En Fontes Historiae Hungaricae Aevi Recentioris (3 vols., Budapest: Akadémiai kiadó, 1952-1957) Google Scholar y Wansrermann, De José II a los juicios jacobinos, especialmente págs. 71, 77, 86–88, 103, 138–139, 153, 156, 173–175 y 179–183. Para el rechazo del concepto tradicional de la “nación política” magiar por Martinovics, ver Endre, Arató, A nemzetisigó kérdes töorténete Magyarországon — 1790–1848 [Historia de la cuestión de la nacionalidad en Hungría] (2 vols., Budapest: Akadémiai kiadó, 1960), vol. I, págs. 63 - 67 Google Scholar.

28 Véanse las instrucciones dadas por el condado de Pest a sus adjuntos a la dieta de 1847, en Istváan, Barta (ed.), Kossuth Lajos az utolaó rendi orazággyűlésen, 1847-1848 [Louis Kossuth en la Última Dieta Feudal de 1847-18481. Vol. XI de Kossuth Lajos Ősszes Munkái. En Fontea Historiae Hungaricae Aevi Recentioris (Budapest: Akadémiai kiadó, 1951), especialmente págs. 171-174 Google Scholar. Véase también el discurso de Kossuth en la dieta del 22 de noviembre de 1847, ibid., Págs. 315–321 y 325–328.

29 Hugh, Seton-Watson, "‘ Intelligentsia ’und Nationalismus in Osteuropa, 1848-1918", Hiatorische Zeitachrift, vol. CXCV, No. 2 (octubre de 1962), págs. 335 - 336 y 339–340 Google Scholar.

30 La documentación pertinente está disponible en Gyula, Szekffű (ed.), Iratok a magyar államnyelv kérdésének tórténetéhez 1790–1848 [Documentos sobre la historia del idioma magiar como lengua estatal]. En Fontes Historiae Hungaricae Aevi Recentioris (Budapest: Magyar Tórténelmi Társulat, 1926) Google Scholar. Para una crítica de las deficiencias de la colección de Szekfű, ver Endre Arató, A nemzetiségi kérdés története Magyarorazágon, Vol.. I, págs. 310-311.

31 Para conocer las tendencias literarias de finales del siglo XVIII y principios del XIX, véase Cushing, G. F., “El nacimiento de la literatura nacional en Hungría”, The Slavonic and East European Review, vol. XXXVIII, No. 91 (junio de 1960), págs. 459 - 475 Google Scholar. Para el renacimiento de la cultura Magyar en general, véase el capítulo introductorio de Mihá, Horvá, Huszonöt év Magyaror-szág történelméböl [Veinticinco años de la historia de Hungría] (3.a ed., 3 vols., Budapest: Ráth M., 1886 ) Google Scholar, que sigue siendo el estudio más informativo de la historia de Hungría durante este período.

32 Gyula, Farkas, A “Fiatal Magyarország” kora [La era de la “Joven Hungría”] (Budapest: Magyar Szemle, 1932), págs. 8-11 Google Scholar Gyula, Farkas, A magyar romantika [La era del romanticismo magiar] (Budapest: Akadémiai kiadó, 1930) Google Scholar.

33 Como se cita en la introducción a Cushing, G. F., Hungarian Prose and Verse (Londres: Athlone Press, 1956), p. xiv Google Académico.

34 Frederick, Riedl, A History of Hungarian Literature (Nueva York: Appleton, 1906), págs. 95 - 97 Google Scholar Gyula, Kornis, A magyar művelődés eszményei [Hungarian Cultural Ideals] (2 vols., Budapest: Magyar Kir. Egyetemi Ny., 1927), vol. II, págs. 84 - 88 Google Scholar.

35 Da sind Sie [i. e., los magiares] jetzt unter Slawen, Deutschen, Wlachen und andern Völkern der geringere Theil der Landeseinwohner, und nach Jahrhunderten wird man vielleicht ihre Sprache kaum finden ”. Herder, Johann Gottfried, Ideen zur Philosophie der Geschichte der Mensehheit. Pt. IV de Herders Werke, editado por Eugen, Kühnsmann (Stuttgart, n. d.), págs. 660 - 661 Google Scholar. Las observaciones posteriores más optimistas de Herder sobre el desarrollo de la lengua y la literatura magiares fueron desatendidas en Hungría. Tibor, Joó, A magyar nemzeteszme [La Idea Nacional Magyar] (Budapest: Franklin, n. D. [1939]), p. 106 Google Académico.

36 Harold Steinacker cree que el nacionalismo magiar exagerado se derivó directamente de este "sentimiento de pánico de declive" (panisches Untergangsgefühl). Véase su "Das Wesen des madjarischen Nationalismus", en Walter y Steinacker, Die Nationalitätenfrage im alten Ungarn, págs. 56–57. El enfoque de Steinacker representa cierto progreso en comparación con un trabajo anterior, "Österreich-Ungarn und Osteuropa", Historische Zeitschrift, vol. CXXVIII (1923), págs. 377 - 414 Google Scholar. Desafortunadamente, este último artículo, que está empañado por el pensamiento racial y un complejo de superioridad alemán (nótese, por ejemplo, págs. 390–391, 402–403, 405 y 410–411), todavía es considerado básico por Hugo Hantsch. Véase su Die Nationalitátenfrage im alten Österreich (Viena: Herold Verlag, 1953), p. 117, n. 48 Google Académico.

37 Para Herder, véase Kohn, La idea del nacionalismo, págs. 428–451.

38 Riedl, Literatura húngara, págs. 100-101.

39 Véase el excelente artículo de Cushing, G. P., "Problemas de la crítica literaria húngara", The Slavonic and East European Review, vol. XL, No. 95 (junio de 1962), págs. 341 - 355 Google Scholar. Para los esfuerzos de Köolcsey por reconciliar el concepto de cosmopolitismo y patriotismo, ver Kornis, A magyar műve-Iődés eszményei, Vol. II, págs. 287–288.

40 De Hiremet nemcsak keresem pennámmal, Hanem rettenetes bajvívó szablyámmal. “Peroración” de Obsidio Sigetiana (Szigeti Veszedelem) por el Conde Nicholas Zrinyi (1618-1664).

41 Ver, por ejemplo, J0ó, Un magyar nemzeteszme, pag. 119.

43 Kosáry, “A Pesti Hírlap nacionalizmusa”, pág. 377.

44 Véase, por ejemplo, Joó, Un magyar nemzeteszme, págs. 111 114, 120-121 y 134 Szekfű, J., Etat et nation (París, 1945), pág. 195 Google Scholar y Hóman y Szekffű, Magyar történet, vol. V, págs. 365–367.

45 Arató, E., "Die verschiedenen Formen der nationalen Unterdruckung in Osteuropa und die Madjarisierung in der ersten Hälfte des 19. Jahrhunderts", Studien zur Geachichte der Österreichisch-Ungarischen Monarchie (Budapest: Akadémiai kiadó, 1961 - 4), págs. Google Académico . En una revisión del trabajo anterior, Kann, Robert A. ha escrito: “En este volumen, la Austria imperial ya no es el principal villano de la opresión política y nacional del siglo XIX. Una reflexión más importante y verdaderamente trágica revela que solo el atrincheramiento de la tiranía comunista ha puesto fin a la frecuente autocomplacencia de la historiografía oficial Magyar en el tratamiento de la cuestión de la nacionalidad en la Hungría real ”. The American Historical Review, vol. LXVII, núm. 2 (enero de 1962), pág. 409 Google Académico.

46 doc. Nos. 36 a 37, Szekffű, Iratok a magyar államnyelv kérdésének történetéhez, págs. 276–277.

47 Arató, “Die verschiedenen Formen der nationalen Unterdrückung”, págs. 426–430.

48 Para más ejemplos, véase Ludwig, Spohr, Die geiatigen Grundlagen des Nationalismus in Ungarn (Viena: W. de Gruyter, 1936), págs. 111 - 112 Google Scholar.

49 Para Széchenyi, véanse las referencias bibliográficas en mis dos artículos, “El problema Széchenyi”, Journal of Central European Affairs, vol. XX, No. 3 (octubre de 1960), págs. 249 - 269 Google Scholar y "La dieta húngara de 1839-1840 y el destino del curso medio de Széchenyi", The Slavic Review, vol. XXII, No. 2 (junio de 1963), págs. 285-303 Google Scholar.

50 Ver la entrada del 21 de septiembre de 1825, en su diario en el que ridiculizaba a quienes intentan sostener la injusticia cometida por los privilegiados 400.000 contra los “diez millones ni siquiera mencionados en la dieta”. Gyula, Viszota (ed.), Gr. Széchenyi István naplói [Diarios del conde Stephen Széchenyi]. En Fontes Historiae Hungaricae Aevi Recentioris (6 vols., Budapest: Magyar Történelmi Társulat, 1925-1939), vol. II, pág. 609 Google Académico. En la misma entrada, Szé-chenyi admite que la situación del campesino Magyar es mejor que la de sus hermanos en otras partes del imperio austriaco, una opinión que fue compartida por muchos observadores e historiadores contemporáneos. Véase Fényes, Magyarország statisztikdja, vol. II, págs. 108 - 110 Google Scholar Emile, Langsdorff, “La Hongrie — La Diéte et les Réformes sociales”, Revue des deux mondes, vol. XXIV (16 de diciembre de 1848), págs. 968 - 974 Google Scholar Daniel, Irányi y Chassin, C. L., Histoire politique de la révolution de Hongrie, 1847–1849 (2 vols., París: Paguerre, 1859 - 1860), vol. Yo, p. 40 Jerome, Blum, Google Scholar, Noble Landowners and Agriculture in Austria, 1815–1848: Un estudio sobre los orígenes de la emancipación campesina de 1848. Ser. LXV, No. 2 de Estudios de la Universidad Johns Hopkins en Ciencias Históricas y Políticas (Baltimore, Md.: Johns Hopkins Press, 1948) Google Scholar István, Hajnal, “Az osztálytársadalom” [Class Society], en Gyula, Miskolczy (ed.), Az uj Magyarország [Nueva Hungría]. Vol. V de Magyar művelődéstörténet [Historia cultural húngara], editado por Séndor, Domanovszky et al. (Budapest, n. D.), Pág. 186 El académico de Google Zoltán Trócsányi, “Uj é1etformák” [Nuevas formas de vida], en Ibid., Págs. 260–261. Szekfű, sin embargo, sostiene que, a excepción del siglo XVIII, la suerte de los siervos se había ido deteriorando desde la época de Verbficzi. Según él, el período de "nacionalismo feudal" inmediatamente anterior a la era Széchenyi fue el más desesperado en el proceso de este declive. Hóman y Szekfű, Magyar Történet, vol. V, pág. 240 Google Académico.

51 Estadio. Irta Gróf Széchenyi István 1831-ben. Kiadta Z 1833-ban [Stage. Escrito por el Conde Stephen Széchenyi en 1831. Publicado por en 18331. 2ª ed. en Vol. II, págs. 1-260, de Gróf Széchenyi István Munkái [Obras del Conde Stephen Séechenyi], editado por Kálman, Szily (2ª ed., 2 vols., Budapest: Magyar Tudományos Akadémia, 1904 - 1906), pág. 47 Google Académico. Todas mis citas de Estadio son de esta edición.

52 István, Barta (ed.), Széchenyi István válogatott irásai [Escritos seleccionados de Stephen Széchenyi] (Budapest, 1959), pág. 183 Google Académico.

53 Ver su Hitel, editado por Béla, Iványi-Grünwald. En Fontes Historiae Hungaricae Aevi Recentioris (Budapest: Magyar Történelmi Társulat, 1930), págs. 279 - 280, 328, 351, 360–363, 430, 467 y 490–491 Google Scholar.


Datos asombrosos y divertidos sobre Hungría

1. "Hambriento": la palabra que nos vuelve locos a todos

Dado que la palabra Hungría es bastante similar a la palabra inglesa "hambre", la gente del extranjero se siente obligada a hacer una broma al respecto.

Déjame asegurarte, no eres el primero en preguntar con una sonrisa en tu rostro: "¿Tienes hambre? ¿Y qué te gustaría comer? ”.

Si estás con un húngaro educado y alegre, entenderá la broma y te responderá que ya ha comido. Pero no se sorprenda si se encuentra en un mal lugar si tenemos un mal día.

Por lo tanto, ¡no hagas nunca esta broma si realmente quieres impresionarnos!

2. De Asia a Europa

Érase una vez una nación nómada que vivía al pie de los Montes Urales en Asia. Montaban caballos alegres y criaban ganado fuerte en la vasta estepa.

Pero de repente llegaron días calurosos, la tierra se secó, la estepa se convirtió en un desierto y no había suficiente comida para los animales.

Así, la tribu nómada partió conduciendo a sus animales hacia el oeste. Mientras emigraban, se encontraron con godos, vándalos, gépidos y otras tribus, y todos les hablaron de un gran imperio en el oeste.

Dado que la tribu nómada no deseaba participar en batallas, se quedaron en la pradera de Bashkiria donde se “multiplicaron” y se hicieron más fuertes, mientras las otras tribus seguían luchando.

Pero las tierras se agotaron nuevamente, por lo que partieron y no se detuvieron hasta llegar a la Cuenca de los Cárpatos. Este fabuloso paisaje ha sido su hogar durante más de mil años. Esta tribu nómada éramos nosotros, los húngaros.

Puedes leer más sobre el origen y las tácticas de lucha de los húngaros. en este articulo.

3. Hablamos húngaro en el extranjero

No somos profesionales en idiomas extranjeros. Algunos de nosotros ni siquiera lo intentamos. Piden a los lugareños direcciones en el extranjero en perfecto húngaro sin inmutarse.

El extranjero sorprendido y el húngaro esperando la respuesta mirándose es tan divertido como un cabaret.

4. ¿Me entiendes? ME ENTIENDES.

Tenemos la extraña costumbre de hablar más alto si los extranjeros no entienden una pregunta húngara (que suele ser el caso, para ser honesto).

Muchas veces, incluso yo me quedo perplejo cuando un compatriota piensa que el camarero español entenderá su pregunta si la repite más alto. En tales casos, tiendo a aliviar el dolor de ambas partes y traducir con entusiasmo.

5. Una historia de 1100 años

La historia de los húngaros comenzó con el Conquista en 895. Llegamos a la cuenca de los Cárpatos como una nación nómada errante que imprimió nuestro nombre en la historia de Europa.

Hemos sido un gran reino conquistador, un estado vasallo dividido en tres partes, estado oprimido y estado pequeño. Reyes, emperadores, ideas iban y venían, nuestro estado ha sido de todo, desde un reino y una monarquía hasta una república.

Nuestras tierras han sido recorridas por austríacos, turcos, alemanes y rusos. Sin embargo, todavía estamos aquí.

6. Nacido a caballo

Nuestra relación con los caballos es tan antigua como nuestra historia milenaria. Conquistamos la cuenca de los Cárpatos y luchamos a caballo en las mayores guerras del Reino de Hungría.

Las ganaderías más famosas, incluida la yeguada Lipizzaner, se establecieron una tras otra en la Gran Hungría. Las ciudades se construyeron alrededor de establos, corrales redondos y mansiones.

Los caballos de carreras húngaros eran conocidos en todo el mundo. El más famoso fue Kincsem (My Treasure), el pura sangre inglés, también conocido como la maravilla húngara.

A lo largo de su carrera, ganó 54 veces en 54 carreras, y todavía mantiene el récord de caballos de carreras invictos hasta el día de hoy.

7. Tenemos una forma tan ornamentada de jurar que nadie más lo hace.

Si hubiera competencia por la forma ornamentada de jurar, los húngaros seguramente la ganarían.

Mientras que los anglosajones solo usan la palabra que comienza con una "F" para regañar a los demás, los húngaros que liberan su ira sonaría como una actuación más pequeña. ¡Sin repetición!

8. Nos encanta hablar de política, ¡pero debes mantenerte al margen!

A los húngaros les encanta politizar. Tenemos nuestra opinión sobre básicamente todo y pensamos que nadie está mejor informado sobre la situación política actual que nosotros.

Y damos voz a esta opinión, por supuesto. Nuestras razones se hacen más fuertes a medida que intentamos convencer a los demás de que tenemos razón.

Al final, los gritos se convierten en una acalorada discusión. Si desea tener una buena relación con nosotros, no mencione este tema.

9. Los húngaros son patriotas, sin embargo, es bastante vergonzoso a los ojos de los demás.

Estamos orgullosos de tantas cosas: nuestra historia, tradiciones, héroes, nuestro país, lagos y cerros, nuestro idioma, cultura, artes, gastronomía, vinos y comidas, deportistas, inventores y científicos.

Básicamente, estamos orgullosos de todo lo que es húngaro.

10. Melancolía

No importa cuánto intenten los húngaros mostrar su lado alegre y amistoso, no pueden ocultar completamente su melancolía.

Está ahí en cada una de sus palabras y movimientos. Se debe principalmente a la desigualdad social, los altos impuestos, los bajos salarios, la inseguridad financiera y la desesperanza. Tratamos de ver el lado positivo de la vida, pero a veces hay bastantes nubes que lo esconden.

11. El país de los inventores

Es posible que haya escuchado muchas veces que los húngaros son ingeniosos. Un buen ejemplo de esto es el hecho de que existe una gran cantidad de inventores húngaros.

¿Sabías que el bolígrafo fue inventado por László Biró en 1930 y durante mucho tiempo se llamó biro-pen en Inglaterra?

Pero probablemente hayas visto un Campeonato del Mundo de Cubos de Rubik donde los competidores resuelven sus rostros a una velocidad asombrosa. De hecho, este popular juego fue patentado por Ernő Rubik en 1975.

La vitamina C y sus efectos fisiológicos se pueden atribuir a Albert Szent-Györgyi. Y algo que te dejará boquiabierto: ¡la computadora y la televisión en color también fueron inventados por los húngaros! ¡De nada!

12. Carne ablandada debajo de la silla

Hay una leyenda interesante que dice que los húngaros errantes ablandaban la carne debajo de sus sillas de montar. Sin embargo, no se ha encontrado evidencia escrita de este hábito inusual de almacenar alimentos.

Este divertido ejemplo probablemente se refiere al hecho de que los húngaros deambulaban tanto a caballo que apenas tenían tiempo para cenar en un lugar.

13. Campanas del mediodía

¿Sabías que las campanas del mediodía suenan para los héroes húngaros? Papa Calixto III ordenó al mundo cristiano que conmemorara el triunfo de los fieles húngaros contra los turcos en 1456.

Las tropas húngaras derrotaron gloriosamente al ejército de Mehmed II en Nándorfehérvár (ahora Belgrado). Fue una gran victoria porque el poderoso ejército turco amenazaba a toda Europa.

Europa occidental pudo entonces respirar aliviada al escapar del Imperio Otomano.

14. Lo prohibido nos atrae

Tenemos un impulso irresistible de hacer algo prohibido. Conducir por el carril bus o por el arcén de la autopista es algo que nos encanta. “Olvidarnos de notar” los espacios de estacionamiento para discapacitados y las señales de alto también es algo que solemos hacer.

Damos la vuelta en una línea blanca continua si no hay nadie alrededor o conducimos contra el tráfico en calles de un solo sentido sin girar un pelo si tenemos que hacer algo allí.

Lo que importa es que no hay ningún policía cerca, porque en ese caso, actuamos como si nada.

15. El país del oro olímpico

El equipo húngaro de waterpolo ganó los Juegos Olímpicos nueve veces, lo que es un récord.

Los húngaros son excelentes atletas, es un hecho. Una clara prueba de ello es que los Juegos Olímpicos son una fiesta popular en Hungría.

Consideramos a nuestros deportistas héroes nacionales, pero no es de extrañar, ya que se lo ganaron. Los húngaros siempre están entre los diez primeros de la tabla de medallas de todos los tiempos de los Juegos Olímpicos de Verano.

Nuestro desempeño solo es superado por las “grandes potencias” que son más grandes en territorio y población.

Sin embargo, en cuanto al número de medallas olímpicas per cápita, solo los finlandeses nos superan en el podio. Si desea conocer una atmósfera de fanáticos inolvidable, ¡asegúrese de visitar Hungría durante los próximos Juegos Olímpicos de Verano!

16. El país de las aguas

La cuenca de los Cárpatos es un enorme baño natural, que recoge no solo agua superficial sino también agua subterránea en el área.

Nuestro país está lleno de lagos, ríos, aguas minerales subterráneas y fuentes termales. Según algunas estimaciones, el suministro de agua dulce de Hungría es suficiente para unos 200 millones de personas (Europa tiene una población de 470 millones).

Esta zona, rica en agua, ya fue alabada por los antiguos romanos, mientras que los baños turcos se abrieron en las zonas ocupadas por los turcos.

Nuestras aguas medicinales y termales son conocidas en toda Europa, y casi todas se pueden utilizar para tratar problemas locomotores. Si amas el mundo de los spas, no te pierdas el Baños Széchényi en Budapest con sus piscinas calientes al aire libre!

17. Somos un deporte acuático de gran potencia

Como somos el país de las aguas, somos excelentes en los deportes acuáticos. El equipo masculino de waterpolo se ha llevado a casa nueve medallas de oro olímpicas hasta ahora, mientras que Inglaterra, subcampeona, solo tiene cuatro.

Nuestros nadadores también se destacan con Kristóf Milák estableciendo un récord mundial en los 200 metros mariposa en 2019, y Katinka Hosszú en 100 y 200 metros espalda y 200 y 400 metros combinados. Recibió el apodo de "Ironlady" por una razón.

Pero nuestros piragüistas tampoco deberían avergonzarse: con 25 medallas de oro, 29 de plata y 26 de bronce, quedaron terceros en la clasificación general de medallas olímpicas de kayak canoa, detrás de Alemania y Rusia.

18. "¿Cómo estás?" Olvida esta pregunta

"¿Cómo estás?" Se considera una forma educada de saludar principalmente en América, pero también en otros países occidentales. En la mayoría de los casos, la persona que pregunta no está interesada en absoluto en la respuesta.

Sin embargo, para los húngaros es una invitación. Podemos quejarnos durante horas de nuestras vidas, nuestras desgracias y cómo llegamos aquí.

Entonces, si está en Hungría, un simple "Szia" (hola) es suficiente y olvídate "Hogy vagy" (¿cómo estás?)! A menos, por supuesto, que quieras escuchar sobre la vida de una persona.

19. Los extranjeros siempre se sorprenden de cómo nos saludamos.

Una vez le pregunté a un amigo mío inglés qué le parecía más divertido cuando visitaba Hungría. Eso es lo que dijo de inmediato. Y, sinceramente, puede resultar muy divertido para un extranjero.

Diciendo "Puszi, puszi" (besos) y dar un beso en ambas mejillas es un hábito al encontrarse con conocidos, amigos y familiares. Así es como saludamos a las personas que conocemos.

Sin embargo, esto puede ser bastante vergonzoso si está sucediendo frente a hablantes de inglés, ya que la palabra "puszi" significa & # 8230 en inglés, y se pronuncia pussy-pussy.

Los extranjeros suelen levantar una ceja y preguntarse entre ellos: "¿Escuchaste lo que dijeron?" O simplemente se echaron a reír.

20. Un eterno error: Budapest vs. Bucarest

Aquí tiene un buen consejo: si no está seguro de algo, no lo diga en voz alta.

Mezclar Budapest con Bucarest es el ejemplo perfecto de esto. Las capitales rumana y húngara suenan igual y están bastante cerca una de la otra geográficamente.

Pero créeme, ningún húngaro apreciará que digas Bucarest en lugar de Budapest. Lo único que le dirá sobre usted es que no se preparó a fondo para su viaje y que realmente no le importan los húngaros.

21. Disfrutamos no validar nuestras entradas

Los jóvenes de Budapest tienen un "pasatiempo" que persiguen durante un período de tiempo más largo o más corto. No validan sus billetes en transporte público.

El sistema de control de billetes del transporte público no está realmente actualizado, por lo que es bastante fácil dedicarse a este pasatiempo, es decir, viajar sin un billete validado en autobuses y tranvías.

Son los subterráneos los que causan el mayor desafío ya que los inspectores de boletos lo están viendo validar sus boletos. Por supuesto, después de un tiempo, todos crecen, pero mientras tanto, es muy divertido esperar a que el inspector suba y encuentre una manera de escapar de ellos.

22. Comemos en silencio

Si terminas en una familia húngara, no te sorprendas cuando almuercen o cenen en completo silencio.

Nos enseñaron a no hablar con la boca llena y nos tomamos este dogma muy en serio. Como en lugar de comer, engullemos, no hay un solo momento en el que podamos hablar con la boca vacía.

Por lo tanto, no charlamos hasta que se consume el último bocado.

23. ¿Es tu cumpleaños hoy? ¡Tiraré de tu oreja!

Si es el cumpleaños de alguien, lo saludamos con una rima corta: "¡Isten éltessen sokáig, füled érjen bokáig!" (Dios te bendiga, ¡vive tanto tiempo que tus orejas lleguen a tus tobillos!) Y les tiramos de los lóbulos de las orejas.

No hay un origen específico de esta tradición, es más bien una curiosidad biológica. Nuestras orejas son una de las partes del cuerpo que crecen hasta el final de nuestras vidas, hasta 0,22 mm.

Entonces, esta breve anécdota significa que deseamos que vivan mucho tiempo.

24. Las chicas húngaras son las más bellas del mundo.

La mayoría de las naciones afirman que sus damas son las más bellas del mundo. Es comprensible ya que todos los corazones atraen a casa. Sin embargo, en el caso de las niñas húngaras, hay un poco de singularidad: no hay una característica particular.

Si bien las niñas de varias naciones pueden ser reconocidas por las características de una nación determinada (por ejemplo, las personas del norte tienen piel pálida y ojos azules, las del sur tienen cabello oscuro y ojos oscuros), los húngaros no tienen características específicas.

A lo largo de los siglos, diferentes grupos de personas pusieron su pie en nuestra tierra: o luchamos contra los turcos, o los alemanes o los rusos se establecieron aquí.

Sin querer, entramos en contacto con los niños de otras naciones, creando una nación muy diversa y mixta en la Cuenca de los Cárpatos.

25. Tenemos el récord de inflación

El forint húngaro de hoy fue precedido por una moneda de muy corta duración, el pengo, que pasó por una tasa de inflación muy alta.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el valor del pengo disminuyó rápidamente: hubo una inflación de 41,900 billones por ciento en la economía húngara durante 13 meses.

Esto significó que los precios se duplicaron cada 12 horas. Bajaste a la tienda a comprar pan por la mañana, y por la tarde solo podías comprar la mitad del pan por el mismo dinero.

26. Tintinear tu cerveza con un húngaro es un gran no-no

"¡Los húngaros no tintinean con la cerveza!" - Escuché a mi abuelo decir tantas veces. ¿La razón? Se remonta a la historia.

Cuenta la leyenda que cuando los 13 mártires fueron ejecutados en Arad después de la Guerra de Independencia de Hungría en 1848, los oficiales austriacos tintinearon con cerveza celebrando su victoria.

Si es un hecho o simplemente una leyenda, los historiadores no pueden confirmarlo. Una cosa es cierta: los húngaros conmemoran a las víctimas de la guerra de independencia con esta tradición.

Por lo tanto, ¡no se ofenda si un húngaro no se ofrece a hacer tintinear su vaso de cerveza! Simplemente conmemoran a estas víctimas.

De lo contrario, realmente no nos importa si los extranjeros tintinean su cerveza en Hungría. No se preocupe, no estamos heridos. Se aplica solo a nosotros.

27. Palabras de kilómetros

El idioma húngaro es bastante divertido. Los verbos compuestos y los afijos se agregan a la palabra raíz creando una nueva, y podemos decir palabras asombrosamente largas.

Aunque rara vez los usamos en nuestra vida diaria, es divertido intentar decirlos en voz alta de una sola vez.

Algunos ejemplos de palabras de "kilómetros de largo":

  • Elkelkáposztástalaníthatatlanságoskodásaitokért
  • Megszentségteleníthetetlenségeskedéseitekért
  • Folyamatellenőrzésiügyosztályvezetőhelyettesképesítésvizsgálat-szervezéseitekkel

Prefiero no intentar traducirlos ahora.

28. Hungría? ¿Donde es eso?

Durante mis viajes, a menudo me preguntaban de dónde venía. Cuando les dije que era de Hungría, estaban pensando en dónde podría ser.

Y cuando finalmente se atrevieron a preguntar dónde estaba, no me molesté mucho con la explicación, solo dije que estaba en Europa Central. Fue entonces cuando asintieron sabiamente, diciendo que lo sabían entonces. Pero, por supuesto, no lo hicieron & # 8230

29. Reforma del fútbol americano

¿Sabías que fue un húngaro quien enseñó a los futbolistas estadounidenses a patear el balón?

Bueno, la pelota ya fue inventada por los estadounidenses en ese momento, pero Peter Gogolak, quien emigró a Estados Unidos pateó el balón más lejos que nadie antes.

El secreto era patear el balón “al estilo del fútbol”, con el empeine. Las patadas más fuertes y precisas le dieron a Gogolak un gran éxito. Fue seleccionado como uno de los diez jugadores más importantes en la historia de la NFL que cambió el fútbol.

30. Somos un festival de gran potencia

Puedo decir con seguridad que Hungría se ha convertido en una superpotencia de festivales. Puede elegir entre miles de festivales, incluidos los de música, gastronomía, cultura y motocicleta & # 8230 ¿Cuál le interesa?

Ya hay entre 3 y 4 festivales de música pop los fines de semana de verano. Sziget, VOLT, EFOTT, Strand, B My Lake, Balaton Sound son solo algunos de los grandes festivales de conciertos en los que participan tanto húngaros como extranjeros.

Ir a festivales es una experiencia especial. Si aún no ha asistido a un festival, no se le considera un verdadero húngaro.

31. Nos encanta el alcohol, nos bebemos tontamente

Aunque son las naciones del norte y los rusos quienes son considerados grandes consumidores de alcohol, nosotros tampoco nos quedamos atrás.

Nos encanta el alcohol, sabemos beber y podemos beber a cualquiera debajo de la mesa en cualquier momento. Desafortunadamente, la desventaja de esto es que no sabemos cómo ser moderados.

Según las estadísticas, ha habido casi 1 millón de adictos al alcohol en los últimos años en Hungría.

Lo peor es que el 90% de ellos no admite sus problemas. Por tanto, esta es una gloria bastante dudosa.

32. Nos hemos convertido en un país pequeño

Nos hemos convertido en un país diminuto debido a algunos hechos desafortunados en la historia.

Somos 93.000 km2 más pequeños en territorio que el estado de Nueva York. Nuestra población de casi 10 millones es menor que la de Moscú.

Nunca olvidaré cuando un amigo mío chino dijo que el número de personas que viven en nuestra capital es igual a la población de un pueblo chino promedio.

33. ¡Somos los “más grandes” en este también! Es un hecho que tenemos el IVA más alto

Te hablé de la melancolía un poco antes. Bueno, esta es una de sus causas. El húngaro 27% IVA La tasa es la más alta tanto de la Unión Europea como del mundo.

Entonces, no importa qué tipo de producto o servicio compremos, el 27% pertenece al estado. Por lo tanto, (entre muchas otras cosas) juega un papel muy importante en la alta tasa del producto interno bruto: el 39,9% del PIB proviene de varios impuestos.

34. Podemos donar el 1% de nuestros impuestos

Podemos donar el 1% de nuestros impuestos a una organización de nuestra elección en el momento de la declaración de impuestos, lo cual es algo único en Europa.

La lista incluye fundaciones, hospitales, escuelas, clubes deportivos, instituciones culturales, refugios e iglesias. De esta manera podremos apoyar la causa que más agrade a nuestro corazón.

35. No ganamos mucho

Según los datos recopilados en 2019 por la Oficina Central de Estadística de Hungría, el salario medio de los húngaros es de 355.000 Ft, es decir, 1050 euros o aproximadamente 1150 dólares estadounidenses.

Esto incluye tanto los salarios mínimos de 161.000 Ft (aproximadamente 480 EUR) como los salarios de élite de 2 a 3 millones de HUF (5900-8900 EUR). Los salarios son mucho más bajos en el campo que en la capital.

La desproporción puede explicarse por la economía con sede en Budapest, lo que significa que la mayoría de las empresas intentan establecer su base en la capital.

36. Primero el apellido, segundo el nombre

En comparación con otros países europeos, los húngaros también son algo excéntricos en su nombre. Somos los únicos en el continente que seguimos el orden de los nombres del Este, es decir, nuestro apellido aparece en primer lugar y el nombre de pila en segundo lugar.

Aparte de los húngaros, el orden de nombres oriental solo se usa en los países asiáticos más grandes como China, Japón, Corea del Norte y del Sur.

En las empresas internacionales, muchos húngaros ya han cambiado al orden de los nombres occidentales, poniendo el nombre de pila delante del apellido, en comunicaciones escritas para evitar malentendidos.

37. Nombres aprobados

Los padres húngaros pueden elegir los nombres de sus hijos de la lista de nombres aprobados emitida por la Academia de Ciencias de Hungría.

Si el nombre no está en la lista (por ejemplo, un nombre extranjero), deben solicitar el permiso de la Academia. Al niño solo se le puede dar el nombre elegido si se aprueba.

38. Variantes de los nombres de las mujeres casadas

Hasta el cambio de régimen, las mujeres húngaras “perdieron” su apellido de soltera y tuvieron que tomar el nombre completo de su esposo con un “-né” (un derivado femenino casado) agregado.

Por ejemplo, si Kiss Anna se casaba con Nagy András, tendría que presentarse como Nagy Andrásné a partir de ese momento. De esta manera, todos sabrían que la dama ya no está disponible. Sin embargo, después de la caída del socialismo en la década de 1990, las mujeres eventualmente pudieron elegir sus nombres.

Hoy en día, hay una docena de variaciones en la forma en que a las mujeres les gustaría tomar los nombres de sus maridos.

Sigamos con el ejemplo anterior y veamos qué opciones tiene Anna ahora:

  • Nagy Andrásné
  • Nagy Andrásné Kiss Anna
  • Nagyné Kiss Anna
  • Nagy-Kiss Anna (la forma más común actualmente)
  • Besar a Anna (mantener su apellido de soltera)
  • Nagy Anna (deje su apellido de soltera para el de su marido).

39. Fecha hacia atrás

No son solo nuestros nombres los que están al revés. En lugar del orden tradicional día-mes-año, usamos año-mes-día.

Por supuesto, no hay una explicación lógica, solo diferentes teorías interesantes. Uno de mis favoritos es que mientras en los estados occidentales la sociedad vive para hoy (por lo tanto, el día viene primero en la fecha), los húngaros tienden a “quedarse estancados en el pasado” (es por eso que comenzamos con el año). Bueno, puede que haya algo en eso.

40. No sabemos qué es la mojigatería

No somos una nación tímida. ¿No me crees? Visítanos en verano y lo verás.

No hay faldas lo suficientemente cortas ni escotes lo suficientemente largos para las niñas húngaras.

Lo que puedes ver en un caluroso día de verano casi me ruboriza. Un espectáculo para el deleite de los hombres. Y los jóvenes húngaros no se sienten realmente avergonzados cuando inician largas batallas de besos en el autobús o en el tranvía. ¡Dios te salve, amor!

41. Superpotencia de la industria del sexo

Siendo una nación valiente, nos hemos convertido en la superpotencia sexual más famosa de Europa desde la década de 1990. El productor de cine porno István “Kovi” Kovács estableció la reputación de Hungría con su estilo apasionante en Europa y América.

Hay productores creativos y hermosas chicas húngaras. Júntelos y el resultado es fácil de adivinar. En lugar de soluciones cliché, filmaron verdaderos "cuentos de hadas" para adultos que ganaron reconocimiento internacional.

La industria del porno húngaro llegó a su fin con el advenimiento de la era del DVD y la difusión de Internet. Hoy en día, con grabaciones de un minuto gratuitas y de bajo presupuesto, no hay necesidad de películas para adultos de calidad.

42. No nos gusta casarnos

Gracias a las políticas de apoyo a la familia húngaras de los últimos años, el matrimonio está renaciendo, pero hay demasiadas personas que todavía le temen. En muchos casos, la razón radica en los malos ejemplos de los padres.

En la era comunista, se presionó a las mujeres para que se casaran, no fueran “solteronas” y tuvieran a alguien que las apoyara. Debido a las ceremonias prematuras y, en el campo, a los matrimonios de conveniencia, las relaciones estaban condenadas al fracaso. Sin embargo, el divorcio no estaba "de moda".

Así, la generación que creció en un ambiente familiar tan tenso no cree en la institución del matrimonio. Existe la creencia generalizada de que "el amor no requiere ningún papel", por lo que el número de hijos nacidos fuera del matrimonio es bastante elevado. El 50% de los niños húngaros nacen de esta manera.

43. Estamos orientados a la familia

¡No levante las cejas por el hecho anterior! Aunque estamos decepcionados con la institución del matrimonio, creemos en la familia.

Necesitamos ser amados y realmente queremos amar a los demás. Aunque siempre parece que nos quejamos de nuestros seres queridos, de hecho extrañaríamos mucho los problemas familiares.

Una familia no siempre significa vínculos de sangre. Los amigos, los parientes lejanos o incluso los vecinos pueden convertirse en nuestra familia. Pero será mejor que corra si abusa de nuestros seres queridos.

44. ¡Vayan, familias numerosas, vayan!

Ha habido una tendencia decreciente en la población húngara. Por lo tanto, el gobierno ha introducido medidas "excepcionales".

Hay préstamos prenatales que no tienen que reembolsarse después del tercer hijo. Las familias numerosas reciben un subsidio para la compra de automóviles.

Las madres de cuatro hijos no necesitan pagar impuestos. El objetivo de este plan de acción de protección familiar es “volver” a popularizar a las familias numerosas y acabar con el descenso de la población.

45. Realmente estamos gordos

Tratamos de no agitar el título de “La nación más gorda de Europa”, pero es bastante obvio para todos. Es fácil echarle la culpa a las comidas ricas y grasosas "húngaras", pero en realidad somos nosotros y nuestro estilo de vida cambiado los responsables del problema.

Al ser un país agrícola y productor antes del cambio de régimen, tanto hombres como mujeres realizaban trabajos físicos serios en fábricas y tierras. Quemamos todas las calorías que aporta nuestra comida.

Sin embargo, Internet y el desarrollo tecnológico nos alcanzaron en la década de 2000. Hoy en día, la mayor parte del trabajo se realiza en oficinas.

Sin embargo, nuestros hábitos alimenticios no han cambiado ni un ápice. A menos que decidamos cambiarlos conscientemente, seguiremos siendo la nación más gorda de Europa.

46. ​​General de brigada de la policía húngara en la Guerra Civil estadounidense

Sándor Asbóth, quien emigró a Estados Unidos después de la supresión de la Guerra de Independencia de Hungría, comenzó a trabajar como ingeniero de diseño en Nueva York.

Se presentó al servicio del Ejército de la Unión al estallar la Guerra Civil. Asbóth pronto fue ascendido a general de brigada debido a su ingenio rápido y lógica excepcional.

Él y sus soldados llevaron a cabo una exitosa campaña en la frontera de Missouri y Arkansas. Tan popular como era entre los unionistas, los confederados lo odiaban tanto.

Sus soldados emigrantes negros, americanos y húngaros, fueron etiquetados como “extranjeros & # 8221, & # 8220Yankees & # 8221, y“ amantes de los negros ”. Fueron despreciados y al mismo tiempo temidos.

47. 600.000 húngaros en Europa

Desde que se abrieron las fronteras húngaras hacia los países occidentales de la Unión Europea en 2004, la emigración ha sido imparable.

Más de medio millón de húngaros, incluidos médicos, enfermeras, ingenieros, expertos en TI y profesionales, dieron un salto de fe hacia una vida mejor.

Por supuesto, tendemos a aferrarnos a la ilusión de que los húngaros se aferran a sus raíces, por lo que nuestros compañeros húngaros volverán a casa tarde o temprano. Desafortunadamente, ese no es el caso.

Nuestros compatriotas más valientes están bien y, gracias a su trabajo duro, están muy bien asentados en otros países de la UE.

Los 5 principales países donde viven los húngaros:

  • Reino Unido: 250.000 personas
  • Alemania: 192.340 personas
  • Austria: 72.390 personas
  • Suecia: 16.676 personas
  • Holanda: 14.024 personas

48. 15 millones de húngaros viven en todo el mundo

A veces tengo la sensación de que no importa a dónde vaya, hay al menos un húngaro allí. Tan pequeños como somos, somos muchos en el mundo.

Actualmente, 10 millones de húngaros viven en Hungría y casi 5 millones en todo el mundo. Hay más de un millón y medio que viven solo en los Estados Unidos.

El resto está esparcido por los cinco continentes, pero siempre me encuentro con uno de ellos.

49. Necesitamos propiedad privada

Vivir en casas de vecindad es bastante popular en el extranjero. Aumenta la movilidad de las personas en caso de que haya un posible cambio de trabajo o la familia se expanda y sea más fácil mudarse a una casa más grande.

Este concepto es totalmente inaceptable en Hungría ya que tenemos un pensamiento material. Es decir, lo único seguro es lo nuestro, lo que pagamos.

Esto se debe en parte a nuestra precaria economía y a los bajos salarios. Alquilar un piso ha sido popular en Budapest durante bastante tiempo, pero solo alquilamos estos apartamentos temporalmente.

Especialmente los estudiantes universitarios y las parejas jóvenes viven en subarrendamiento durante 5 a 10 años, hasta que terminan sus estudios o recaudan suficiente dinero para comprar su propia casa.

50. Somos un país sin inmigrantes

El gobierno húngaro logró reducir el número de inmigrantes ilegales a pesar de la crisis migratoria europea.

Aunque nuestro pequeño país era esencialmente un país de tránsito para inmigrantes a Europa, había una gran responsabilidad sobre nuestros hombros.

La mayoría de los refugiados de Serbia pudieron ingresar a la Unión Europea cruzando la frontera con Hungría. Por lo tanto, Hungría se ha convertido en la línea de bloqueo de la migración ilegal que se enfrenta al arduo trabajo de permitir solo a los refugiados registrados en el territorio de la UE.

Por supuesto, a muchos países no les gusta que deseemos elegir a quién admitimos en nuestra tierra y con quién queremos vivir.


Trianon: una visión diferente

Este artículo fue escrito con motivo de un debate con Ignác Romsics, autor de El Tratado Tratado de Paz (Trianonská mierová zmluva & # 8211 Kalligram 2001), celebrada en Bratislava el 15 de febrero de 2007, sobre las posibilidades de convergencia de visiones contradictorias sobre los mismos hechos históricos.

El trauma de Trianon es un sentimiento de injusticia profundamente arraigado, transmitido de generación en generación, ya que se ha convertido en una especie de elemento constitutivo de la psique colectiva de los húngaros modernos. Aunque Hungría fue creada, en el verdadero sentido de la palabra, exactamente como Checoslovaquia: como resultado de la voluntad de las potencias vencedoras sobre los escombros y cráteres del Imperio Austro-Húngaro, desde el punto de vista húngaro, el Tratado de Paz de Trianon representa un dictado injusto y no una garantía de las fronteras del nuevo estado.

Y este es precisamente el punto que tradicionalmente enfatizan, por ejemplo, los publicistas e historiadores eslovacos: en la conciencia nacional (y el lenguaje) de los húngaros no hay diferencia entre "Hungría" (Maďarsko) y "Gran Hungría" (Uhorsko). Los historiadores húngaros consideran que "los húngaros tienen pleno derecho a considerar injusto el Tratado de Paz de Trianon, o más bien el Tratado de Paz de París de 1947, que lo reemplazó" (Ignác Romsics en El Tratado de Paz de Trianon

De hecho, Austria-Hungría se ha dividido en nombre del derecho a la autodeterminación nacional. Pero en la práctica, fue esencialmente el resultado de la afirmación de intereses de poder estratégicos específicos. Por lo tanto, la historiografía húngara está intentando demostrar que el Tratado de Paz de Trianon no solo contradecía el derecho a la autodeterminación de las naciones (las fronteras se han trazado mal, tanto en su diseño, en sus injustas líneas de demarcación como en su método, sin plebiscitos). ), pero que tampoco cumplió con los objetivos estratégicos de las potencias victoriosas (el debilitamiento del poder alemán para evitar un nuevo conflicto). & # 160

La parte opuesta argumenta que mira los mismos eventos desde un punto de vista completamente diferente. Según ellos, el razonamiento húngaro es erróneo. Los censos que se utilizan como referencia no son fiables y, sobre todo, ya reflejan los resultados de la política de magiarización practicada durante al menos un siglo. En otras palabras, si las fronteras trazadas en 1920 fueran injustas, ¿qué demarcación se habría considerado solo en 1848? ¿En 1867? ¿Por qué no retroceder hasta el año 1000? ¿Qué fronteras serían justas hoy? ¿Qué fronteras serían justas en 20, 40, 100 años a partir de ahora?

Como cuestión de hecho, la justicia tiene poco que ver con el trazado de fronteras. Los territorios solo se ganaban en la guerra y se aseguraban a través del poder, lo que los hacía estables, sostenibles a largo plazo (por eso la idea de que el plebiscito sería un método confiable para determinar las fronteras es en gran medida una ilusión). . & # 160Significa que en 1920 los políticos húngaros deben haber sabido que no estaba sucediendo nada inusual, y mucho menos indignante. Austria-Hungría perdió la guerra. Fue destruido. Período. Comenzó un nuevo capítulo de la historia.

Hoy, por fin, estamos intentando pensar en formas de acercar a nuestras naciones en lo que respecta a la interpretación de la historia común. Podría valer la pena desempolvar y & # 160leer detenidamente algunas de las obras de Milan Hodža & # 160. & # 160

Mientras las dos partes no dejen de reducir el final de la Primera Guerra Mundial a la cuestión de la realización de las aspiraciones de los hasta entonces oprimidos, por un lado, o la fabricación de una especie de tragedia nacional como resultado. del rediseño de fronteras, por otro lado, todos seguiremos perdiendo el sentido más profundo de esos hechos históricos. De hecho, el final de la Primera Guerra Mundial, incluso si se tipificó por el rediseño del mapa de Europa, significó tanto como una revolución para Europa Central. La afirmación: "cayó la monarquía" tiene mayores implicaciones que "nacieron nuevos Estados".

En lugar de enfatizar la mutilación de Hungría, los eventos de 1918-1920 también significaron la caída de la monarquía, incluida la desaparición o el debilitamiento de la nobleza, que en nombre de la "magiaridad" reclamó la Gran Hungría para sí misma. Perdieron sus propiedades, así como su estatus privilegiado, como consecuencia de la democratización gradual y la reforma agraria. & # 160

La caída de la monarquía puede significar, por ejemplo, una aceleración sustancial de la modernización industrial y los profundos cambios sociales que implica. & # 160

La caída de la monarquía podría haber dado a Europa Central la oportunidad de empezar a recuperar el tiempo perdido, al menos en comparación con Europa Occidental.

Y hoy, especialmente para nosotros, los nuevos miembros de la Unión Europea (después de lo que llamamos 40 años de separación forzada de Europa), podría ser instructivo preguntar a la historia cómo nuestras naciones se arriesgaron en una situación similar, hace casi un siglo. .

Milan es un lector diligente de este blog que a menudo contribuye a las discusiones, especialmente sobre las relaciones eslovaco-húngaras.


Inmigración húngara en Australia

Los refugiados húngaros llegan a Australia después del levantamiento húngaro de 1956.

Como grupo étnico pequeño, los húngaros han vivido en Australia desde la época colonial y, a menudo, han contribuido de manera constructiva a su país de adopción. Su experiencia como recién llegados ha sido en general armoniosa y su integración en la sociedad australiana sin problemas. Muchos han tenido éxito en su país de adopción, pero no sin trabajo duro y tiempos frustrantes, comenzando con la lucha por adquirir el dominio del inglés tan necesario para el avance profesional y la participación social. los Diccionario australiano de biografía y el sitio web asociado 'Obituaries Australia' han publicado 59 biografías y obituarios de australianos de origen húngaro y otros que, aunque se identificaron como húngaros, nacieron en los países vecinos después de la gran reducción de las fronteras nacionales húngaras tras la Primera Guerra Mundial. . [1]

En la mayoría de los casos, los orígenes de la comunidad australiana húngara se remontan a cuatro oleadas distintas de refugiados y migrantes, cada una de las cuales es resultado de los trastornos políticos y sociales en Hungría. EE. UU. Y Canadá fueron siempre los destinos de primera elección, con Argentina en tercer lugar y, en comparación, solo un goteo llegó a Australia según los registros públicos anteriores a la Primera Guerra Mundial. [2] La primera ola de llegadas húngaras a Australia siguió a la guerra de independencia húngara de 1848-1849 contra el Imperio austríaco. La pérdida de esa guerra y el impacto de la continua represión por parte de los gobernantes austriacos dieron como resultado la llegada de refugiados políticos que buscaban libertad y oportunidades en un nuevo país prometedor, las colonias de Australia. De vuelta en Europa, los húngaros experimentaron el despotismo austríaco hasta 1867, cuando se llegó a un compromiso político con la declaración de la monarquía dual austro-húngara, que otorgó al reino de Hungría el mismo estatus a través de la soberanía nacional, la igualdad de derechos para sus ciudadanos y el desarrollo paralelo con Austria en cada campo.

Según los registros oficiales, el primer húngaro en Australia fue el comerciante, luego prestamista, Isaac Friedman (1805-1875) que llegó a Sydney en 1833 con su esposa e hijo, desde Londres a bordo de la barca. Hechicera. [3] Su primer paso en suelo australiano fue una escala en Hobart, una ciudad colonial que los impresionó, con su atractivo puerto y su concurrida línea de costa, rodeada de calles arboladas bordeadas de humildes pero ordenadas cabañas. Después de cinco años en Sydney, la familia volvió a instalarse en Hobart. Hombre profundamente religioso de fe judía, fue uno de los miembros del comité fundador de la primera sinagoga de Australia. Además, fue el principal proveedor de fondos y patrocinador de la construcción y remodelación del edificio. Consagrado en 1845, el edificio catalogado como Patrimonio Nacional, con una arquitectura de estilo renacentista egipcio, se encuentra en 59 Argyle Street, Hobart.

La primera oleada de migrantes húngaros no superaba los cien, y estaba formada por ex oficiales del ejército, soldados y combatientes de la resistencia, algunos de ellos aristócratas terratenientes, con una pizca de aventureros entre ellos. Sabían que después de un largo y desconocido viaje por mar a una tierra lejana, y con un poco de suerte, podrían ser recompensados ​​por su determinación. Lo que atrajo a muchos de ellos fueron los campos de oro victorianos, muy conocidos en Europa, y se unieron a las prisas para probar suerte como buscadores. A su debido tiempo, se convirtieron en colonos establecidos para dedicarse a sus propias vidas como colonos una vez que las excavaciones se volvieron improductivas. Algunos de ellos se trasladaron a California como excavadores experimentados en los nuevos y florecientes campos de oro allí. Cuatro de los húngaros de la primera oleada se hicieron muy respetados en sus campos de actividad durante la fiebre del oro victoriana. Sus logros han sido documentados en el Australian Dictionary of Biography y, en algunos casos, sus obituarios publicados por el sitio web del ADB "Obituaries Australia".

Entre ellos se encuentran: Ernest (Ernõ) Leviny (1818-1905), un destacado orfebre, platero, joyero artístico y empresario Sigismund Wekey (Zsigmond Vékey) (1825-1889), ex oficial del ejército, prospector, abogado y autor Charles (Károly ) Nyulasy (1825-1903) exoficial del ejército, ingeniero de minas e inventor de la voladura subacuática de minerales, y propietario de un hotel y más tarde de una tienda de cortinas y Béla Makutz (1857-1923), experta fabricante de cajas fuertes y más tarde fabricante de cajas fuertes en Perth. El oeste de Australia.

Una depresión devastadora en las zonas rurales de Hungría a fines de la década de 1890 y principios de la de 1900 provocó la emigración de más de un millón y medio de húngaros, principalmente del campesinado rural asolado por la pobreza. A principios de siglo, aproximadamente el 53 por ciento de las propiedades agrícolas eran pequeñas propiedades, que ofrecían solo una existencia marginal a las familias numerosas. La mayoría de los migrantes fueron a América del Norte y algunos a Argentina, y menos de cincuenta llegaron a Australia para trabajar en la agricultura. Para los que vinieron, Australia estaba bien equipada para ofrecer las condiciones que deseaban: bienestar socioeconómico alcanzable a través de salarios iguales, extensiones asequibles de tierras productivas, paz y la búsqueda sin restricciones de sus sueños. Más de la mitad de ellos fueron a Queensland para trabajar en los campos de caña de azúcar, y otros a Australia Occidental para trabajar en granjas de trigo, trabajo que les era familiar. El resto se instaló en los otros estados del continente, en propiedades rurales. Como trabajadores rurales, se integraron con éxito en la sociedad australiana sin dejar ningún rastro particular, aparte de sus nombres originales y origen nacional en los registros de naturalización del Estado y del Commonwealth.

El colapso del Imperio Austro-Húngaro después de la Primera Guerra Mundial (1918) y el Tratado de Versalles-Trianón (1920) redujeron en un 72 por ciento el tamaño de Hungría. Esto dejó a unos 6,6 millones de húngaros que vivían, no en su propio país, sino en Austria, Checoslovaquia, Ucrania (URSS), Rumania y en el Reino de los serbios, croatas y eslovenos (que luego sería Yugoslavia) como minorías étnicas. La discriminación después de 1920 contra estas importantes minorías húngaras en la mayoría de los países vecinos de Hungría trajo una migración constante a Australia, para liberarse de la injusticia y la falta de oportunidades que enfrentaban en casa. Este movimiento no fue una "ola", sino más bien un flujo constante, año tras año, de migración húngara por parte de profesionales y sus familias patrocinados desde Australia.

El segundo período de migración húngara también fue menor en comparación con los posteriores. Desde mediados de la década de 1930 en la Alemania de Hitler, la opresión gradual de los judíos alemanes y las amenazas abiertas a los judíos europeos hicieron que muchos, incluidos los judíos húngaros, liquidaran sus propiedades y migraran a destinos en el extranjero mientras era legalmente posible. Hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Australia ofrecía un refugio seguro y aceptó a unos 6.475 nuevos colonos, principalmente judíos de Europa Central, que huían de la discriminación legalizada de la Alemania nazi, la persecución y las amenazas manifiestas a su seguridad. Se estima que el número de llegadas de judíos húngaros a Australia durante este período fue de unas 800 personas. La mayoría eran hombres de negocios, intelectuales, médicos, arquitectos e ingenieros que, gracias a su perspicacia, su arduo trabajo profesional o sus estudios adicionales para el reconocimiento de calificaciones, encontraron rápidamente su lugar y prosperaron en el país anfitrión.

Mucho más tarde, cuando los primeros refugiados cristianos húngaros posteriores a la Segunda Guerra Mundial llegaron en masa y establecieron sus clubes y asociaciones a principios de la década de 1950, estos primeros migrantes húngaros rara vez se mezclaban y socializaban con ellos. Esto se debió principalmente al puro resentimiento por la imposición de muchas leyes restrictivas por parte de los gobiernos húngaros anteriores a la Segunda Guerra Mundial contra los judíos húngaros. Un ejemplo fue la introducción del sistema de cuotas (6%) en la admisión a la educación superior para lograr el equilibrio prorrateado de estudiantes universitarios según cristianos y judíos en la población real. La invasión de Hungría en marzo de 1944 trajo la formación de gobiernos húngaros obedientes y sumisos y vio el arresto y la deportación de los judíos en Hungría. Hasta entonces, Hungría era el último país seguro de Europa y, a pesar de algunas injusticias raciales contenciosas, los 700.000 judíos húngaros y los 100.000 judíos refugiados extranjeros resistieron.El pueblo judío húngaro que logró escapar del terror y la muerte de la Hungría dominada por los nazis, tiene dificultades para olvidar el amargo pasado grabado en su memoria.

Los inmigrantes judíos húngaros han contribuido significativamente a la sociedad australiana y han brillado en muchos de sus campos de especialización. Entre ellos se encuentran varias docenas de luminarias, como el Dr. John (János) Béla Polya (1914-1992), FRACI, científico, académico y autoridad mundial en química orgánica Desiderius (Dezsõ) Orbán (1884-1986), profesor de arte, artista, pintor y el autor Erwin Aladár Radó (1914-1988), productor y director de festivales de cine y George (György) Molnár OBE AO (1910-1998) profesor de arquitectura y celebridad como caricaturista político con la Melbourne Edad y el Sydney Morning Herald.

La tercera ola de inmigración húngara fue directamente atribuible a la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias. Como en la mayor parte de Europa, la guerra había causado una inmensa devastación, colapso económico y empobrecimiento. En Europa Central y Oriental, los regímenes comunistas totalitarios llegaron al poder, introduciendo políticas despiadadas e inhumanas. Hungría cayó bajo este tipo de gobierno represivo impuesto por la Rusia-URSS soviética. Poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno australiano elaboró ​​e implementó un esquema de inmigración masiva, diseñado para impulsar la fuerza laboral capacitada y dispuesta en el interés nacional a largo plazo, así como para responder a las necesidades humanitarias en la Europa de la posguerra. . En Hungría, el auge del comunismo provocó un éxodo de un gran número de personas a los campos de refugiados en Austria, Alemania e Italia (Trieste), que estaban dirigidos por la Organización Internacional para los Refugiados. Escapar a Occidente fue posible hasta 1948 cuando el régimen comunista cerró las fronteras húngaras. De estos campos de refugiados, junto con muchas otras nacionalidades europeas, Australia reclutó a unos 15.000 húngaros apátridas entre 1949 y 1952, denominándolos oficialmente "Personas desplazadas", que se hicieron ampliamente conocidas como "Personas desplazadas". Australia no admitió a los húngaros inmediatamente después de la guerra (junio de 1945), ya que todavía se los consideraba "ex enemigos", una política que se revirtió a mediados de 1948. Durante dos años, los DP estaban sujetos a contratos de trabajo y designaciones de trabajo obligatorias, en parte para recuperar el costo del viaje, convirtiéndolos en nuevos colonos productivos, que pagan impuestos y trabajan inmediatamente después de su llegada. Muchos ahora recuerdan sus primeros años en Australia con recuerdos agridulces. En ese momento, estaban gravemente discapacitados por su falta de inglés y enfrentaron muchos años de lucha para que sus habilidades y calificaciones fueran reconocidas en su nuevo país.

Tanto el lugar como el tipo de trabajo al que fueron asignados los DP ya estaban determinados por las autoridades para que, tras su llegada en barco desde Europa, fueran reunidos en antiguos cuarteles del ejército reconvertidos en campamentos de refugiados en Bonegilla, Victoria o en Greta. , Hunter Valley, Nueva Gales del Sur. Por lo tanto, su alojamiento en el albergue estaba listo y esperando a menos que continuaran su viaje hacia otros trabajos, pensión completa y alojamiento con su primer empleador. Muchos de estos recién llegados eran personas profesionales y de clase media, ex oficiales y comerciantes, muy pocos carecían de habilidades. La mayoría de ellos llegaron con sus familias y estaban dispuestos a trabajar duro y lograr el éxito en su campo, volviéndose ricos en un período relativamente corto, a pesar de las dificultades de sus primeros años como asignatarios en trabajos no relacionados con sus habilidades.

La mayoría hablaba poco inglés, apenas lo suficiente para mantener una conversación básica, y mucho menos para entablar una conversación con australianos de habla inglesa. Para muchos, se necesitaron años para superar esta grave dificultad del lenguaje y deshacerse de su etiqueta "refo". Una vez liberados del vínculo laboral de dos años, los ex-PD eran independientes y libres para perseguir sus aspiraciones, moverse, cambiar de trabajo y trabajar y vivir en cualquier parte del país, convirtiéndose así en iguales en una sociedad australiana libre. Muchos resultaron ser trabajadores incansables y ahorradores decididos, impulsados ​​por el deseo de ponerse al día con el resto de la comunidad australiana y asegurarse los beneficios de un estilo de vida cómodo en el propio hogar, con certeza financiera y un futuro positivo. . Estos migrantes posteriores a la Segunda Guerra Mundial sentaron las bases de una comunidad australiana húngara que iba a ser un ejemplo para la cuarta ola de refugiados-migrantes que llegaron menos de diez años después, después del colapso de la Revolución Húngara de 1956.

De esta tercera ola, diez triunfadores preeminentes e inspiradores a escala nacional fueron: Tibor Paul (Pál) (1909-1973), profesor de conservatorio, director musical y director de fama internacional Sir Peter Abeles (1924-1999), empresario empresario, magnate del transporte de aerolíneas y benefactor Andrew (András) Mattay (1941-2004), coronel, director de formación del ejército australiano y oficial al mando del ejército, Tasmania Alex Pongrass (1923-2000) AM (Sándor Pongrácz) empresario empresario en ingeniería, construcción de barcos , fabricante de muebles, cofundador de la National Soccer League (NSL) y benefactor Dr. John G. Radvansky (János Radvánszky) (1924-2007), noble hereditario y profesor universitario-educador Egon F. Kunz (1922-1997) Dr. George (György) Bornemissza OAM (1924-2014), entomólogo-coleóptero, científico investigador, naturalista-ecólogo y autoridad mundial en su especialización Dr. Antho ny (Antal) Endrey (1922-2010), abogado de Queen's Counsel, autor, ganadero y líder comunitario [4] Dr. Laszlo (László) Benyei AM (1920-2006), abogado, experto en la Convención Internacional de Refugiados, director de reasentamiento de inmigración, anciano de iglesia y organista [5] y el Dr. Andrew (Andor) Fabinyi (1908-1978) OBE, PhD en Psicología de la Estética, periodista, editor e internacionalista.

La cuarta ola de migración húngara comenzó después de noviembre de 1956, nuevamente a través de campos de refugiados en Europa, y siguió a la represión de la Revolución Húngara contra la tiranía comunista y la hegemonía soviética. Este levantamiento nacional fue aplastado por la invasión militar soviético-rusa y provocó el cierre de las fronteras, pero no antes de que 200.000 personas hubieran logrado escapar hacia Occidente, principalmente a la vecina Austria, como refugiados vulnerables y apátridas bajo la protección de las Naciones Unidas. Australia dio la bienvenida a unos 15.000 húngaros reclutándolos de los campamentos de migrantes gestionados por la Organización Internacional para los Refugiados (IRO) de la ONU. Sus tarifas a Australia fueron financiadas por el contribuyente australiano, pero a diferencia de la situación a la que se enfrentaban los refugiados anteriores, no se les impuso un contrato de trabajo de dos años. En ese momento, los trabajos eran abundantes en el país y, a pesar de su falta de habilidades en el idioma inglés, la mayoría de ellos pronto logró encontrar trabajo y establecer carreras en sus oficios y profesiones. La composición general de esta cuarta ola de inmigración húngara (los '1956-ers') incluía comerciantes, estudiantes universitarios, obreros de fábricas, aprendices de alto nivel, "aprendices de todos los oficios y maestros de ninguno", y una serie de profesionales. Los solteros superaban con creces a las familias a su llegada y había más hombres que mujeres entre ellos.

La mayoría eran trabajadores ambiciosos e incansables, algunos trabajaban en dos trabajos para poder llegar a fin de mes y comprar una propiedad. Los habitantes de 1956 a menudo se beneficiaron del apoyo y la experiencia de sus compatriotas húngaros que habían llegado menos de diez años antes y que ya estaban establecidos en sus hogares suburbanos con sus familias y en camino a una modesta prosperidad. Estos dos grupos se unieron y se activaron para nutrir su herencia étnica común, hablar su idioma y participar en eventos sociales y culturales. Los datos biográficos están disponibles para los siguientes perfiles notables de 1956-er de los sitios web de ADB y OA:

Andrew (András) Léderer OAM (1918-2004), carnicero-comerciante, fabricante de pequeños bienes, empresario y empleador, y filántropo Elemér Kozma (1929-2003), fabricante de herramientas, maestro fabricante de instrumentos, fabricante de piezas de automóvil y empleador Stephen (István) Forgács (1935-2012), comerciante de máquinas herramienta, constructor naval-industrial, propietario-operador de astilleros de gran tamaño y empleador Dr. Otto Abbott-Oerdoeg (Ördög) (1920-1998), veterinario y especialista en enfermedades del ganado Rudolf Bozóky (1933-2007) , arquitecto, constructor de apartamentos a gran escala y desarrollador. Otros miembros de 1956 continúan contribuyendo a la vida pública australiana, incluido Nicholas (Miklós) F.Derera OAM (n. 1919), investigador agrónomo-obtentor de plantas y profesor adjunto en la Universidad de Sydney Les Murray AM (nacido László Ürge) ( n. 1945), periodista deportivo, locutor y analista de fútbol de SBS y Attila Abonyi (n. 1946), administrador de fútbol y ex jugador de fútbol nacional que representó a Australia 61 veces. Cabe mencionar también a dos ilustres migrantes húngaros que no formaron parte de ninguna ola migratoria, que llegaron bajo el esquema de reagrupación familiar: Géza Lakatos (1890-1967) general del ejército húngaro, y último Primer Ministro constitucional del Reino de Hungría entre el 29 de agosto y El 15 de octubre de 1944 y el Dr. George Berczeller (1914-2008), médico, compositor de música, pianista de operetas, repertorio de género jazz y medley, y animador por excelencia durante su estelar carrera musical en Sydney. [6]

En las capitales, las comunidades húngaras se mantienen activas a través de sus asociaciones bien establecidas y bien administradas. Se reúnen regularmente, no solo para disfrutar de eventos de recaudación de fondos de caridad, festivales o para celebrar el Año Nuevo-Navidad y el Día de la Madre con barbacoas, sino para conmemorar los eventos importantes en el calendario social húngaro: 15 de marzo Día Nacional, 20 de agosto San Esteban Día y el 23 de octubre, la Revolución Húngara. En estas ocasiones especiales, el oratorio patriótico está a la orden del día de acuerdo con el espíritu y la herencia de los reunidos. La Convención Cultural de Australia y Nueva Zelanda, un festival cultural húngaro trienal, se ha rotado entre las capitales del continente desde 1969. Al que asiste un gran número, el evento reúne a húngaros de todas partes de Australia para unirse en camaradería y disfrutar de una rica, Programa colorido y vibrante de conciertos, exposiciones de arte y artesanía, actuaciones de grupos de danza interestatales y artistas solistas. Los participantes participan en conferencias y simposios, cenas con bailes y bailes, espectáculos de teatro, concursos, juegos, mercados de venta de productos "Hungaricum" y excursiones organizadas de un día. Esta expresión recurrente de identidad refleja el deseo de los australianos húngaros de nutrir su herencia y renovar sus conexiones comunes.

La esperanza de los ex-refugiados restantes de la posguerra y de 1956-er, ahora disminuyendo rápidamente en número, y la de la primera generación de descendientes nacidos en Australia, es asegurar el futuro a largo plazo de las asociaciones en toda Australia. Se enfrentan al desafío de seguir siendo relevantes para las expectativas de la generación de progenie y de alentar a los australianos húngaros más jóvenes a tomar el relevo cuando se jubilen. Una expectativa general, si no un deseo sincero, es que los descendientes de húngaros multigeneracionales en la sociedad australiana, ahora y en el futuro, continúen sintiéndose orgullosos de su cultura y la tierra de sus padres, abuelos y bisabuelos, lo suficiente como para visitar a sus padres. tierra ancestral, la tierra de los 'magiares', al menos una vez en su vida para conectarse con el rico y único patrimonio cultural de Hungría. Desde la perspectiva de un etno-sociólogo, será interesante saber en cincuenta años, cuando haya pasado más de un siglo desde que se formaron sus asociaciones y clubes sociales organizados, si los australianos de ascendencia húngara han tenido éxito en sus esfuerzos por conservar su cultura y herencia. .


La opresión de los húngaros no étnicos en Hungría antes del siglo XIX - Historia

De 1867 a 1914, el oeste canadiense se abrió a los asentamientos masivos y se convirtió en el hogar de millones de colonos inmigrantes que buscaban una nueva vida. Este auge de la inmigración creó industrias clave que siguen siendo importantes para el papel internacional de Canadá, como la agricultura, la minería y el petróleo. Las provincias de las praderas de Manitoba, Saskatchewan y Alberta crecieron rápidamente en estos años a medida que los colonos comenzaron a transformar la llanura de la pradera estéril y a establecer asentamientos culturales únicos. Muchas motivaciones trajeron inmigrantes a Canadá: mayores oportunidades económicas y mejor calidad de vida, un escape de la opresión y la persecución, y oportunidades y aventuras presentadas a grupos de inmigrantes deseables por las agencias de inmigración canadienses. Al examinar estas motivaciones, la comprensión de las experiencias de inmigración de Prairie y los patrones de asentamiento evoluciona de maneras interesantes.

El auge de la inmigración que condujo a 1914 fue uno de los períodos más importantes del crecimiento de la población canadiense. Se produjeron cambios significativos en Canadá después de 1867 que hicieron posible el auge de la inmigración de Prairie: la construcción de un ferrocarril transcontinental hizo que el transporte y los viajes fueran accesibles La Ley de Tierras de Dominio de 1872 creó hogares libres y fértiles para los colonos el establecimiento de la Policía Montada del Noroeste en 1873 garantizó la seguridad de los residentes de Prairie y la creación del Departamento del Interior en 1873 atrajo a inmigrantes trabajadores a la región.

Si bien el período posterior a 1867 vio un aumento en la inmigración internacional, el movimiento no despegó por completo hasta 1896. Después de una dura recesión económica de 1873 a 1896, Canadá estaba sediento de colonos. Con la ayuda de Sir Clifford Sifton, ministro del Interior de 1896 a 1905, los inmigrantes comenzaron a llegar a las praderas canadienses. Sifton es conocido por promover la inmigración de inmigrantes no tradicionales a Canadá. Sifton creía firmemente que los inmigrantes europeos robustos eran los mejores colonos para las desafiantes praderas, debido a su familiaridad con la agricultura, los estilos de vida rurales y los climas duros. Es más conocido por su declaración de que `` un campesino incondicional con un abrigo de piel de oveja, nacido en la tierra, cuyos antepasados ​​han sido agricultores durante diez generaciones, con una esposa corpulenta y media docena de hijos, es una buena cualidad ''. Sifton No le gustaba la idea de que las poblaciones urbanas se asentaran en las praderas, ya que se congregarían en ciudades, en lugar de desarrollar granjas en las praderas. En cambio, promovió la inmigración de grupos como los ucranianos, húngaros y menonitas sobre los inmigrantes británicos más étnicamente `` deseables ''.

Gracias a la publicidad intensiva y las agencias de inmigración internacional después de 1867, las poblaciones extranjeras comenzaron a asentarse en las Praderas. Estos inmigrantes fomentaron distintos focos etnoculturales y diversas industrias en Manitoba, Saskatchewan y Alberta. La población en el oeste explotó Winnipeg creció de una ciudad de 20.000 habitantes en 1886 a 150.000 en 1911.

Miles de inmigrantes diversos llegaron a Canadá entre 1867 y 1914 por diferentes razones. Para los miles de inmigrantes que se sintieron inspirados a emigrar en busca de mayores oportunidades económicas y una mejor calidad de vida, el oeste canadiense presentaba posibilidades aparentemente infinitas. Esta categoría de inmigrantes abarcaba poblaciones de húngaros, franceses, islandeses, rumanos, chinos y ucranianos.

Las situaciones económicas y sociales en Europa fueron cada vez más desafiantes a mediados y finales del siglo XIX. Durante este tiempo, la población de Europa estaba creciendo a un ritmo sin precedentes y las tasas de mortalidad estaban disminuyendo, lo que provocó un superávit de población. Esto resultó en escasez de trabajo y competencia por recursos. Las tensiones políticas en Europa también aumentaron a finales del siglo XIX, cuando los imperios se reorganizaron y las fronteras cambiaron.

Para los húngaros, rumanos y ucranianos, la superpoblación y el desempleo definitivamente impulsaron su migración al oeste canadiense. Estos inmigrantes de Sifton eran granjeros europeos vigorosos, conocidos por su capacidad para sobrevivir en climas duros. Después de décadas
de la ocupación de inquilinos sin tierra en pequeñas granjas en Europa, las granjas gratuitas de 160 acres en el oeste canadiense atrajeron a estos agricultores pobres de Europa del Este. Los húngaros abandonaron Austria-Hungría después de la negligencia del gobierno, y aunque muchos llegaron a Canadá, la mayoría se trasladó a los Estados Unidos. Sin embargo, los rumanos y ucranianos favorecieron el asentamiento en Canadá y se trasladaron en gran número al oeste de Canadá.

Los rumanos comenzaron a llegar en 1895 y, como muchos otros inmigrantes de Sifton, las praderas fueron su primer hogar y, en última instancia, permanente. Más de 8.000 rumanos no solo tuvieron éxito en la agricultura, sino que también poseían habilidades laborales comerciales, lo que los convertía en valiosos inmigrantes de Prairi e. Los ucranianos también eran un grupo de inmigrantes valorados por sus habilidades. Entre 1896 y 1914, se estima que 170.000 ucranianos llegaron al oeste de Canadá y se organizaron en asentamientos en bloque. Los asentamientos de bloques eran asentamientos compactos poblados por un grupo étnico específico, que creaba un mosaico de zonas culturales en las praderas. Aunque el atraso agrícola había obstaculizado a las comunidades ucranianas en Europa, en realidad ayudó a las poblaciones ucraniano-canadienses a tener éxito en las praderas, donde la falta de desarrollo agrícola requería el conocimiento de técnicas agrícolas pioneras.

Canadá representó una segunda oportunidad para muchos inmigrantes. Para los franceses, islandeses y chinos, las condiciones ambientales desfavorables se sumaron a su deseo de mudarse. Los franceses habían vivido en otras áreas de América del Norte antes de trasladarse al oeste canadiense. La migración francesa a las praderas procedía del este de Canadá, así como de Nueva Inglaterra y el oeste de Estados Unidos. Las poblaciones francesas favorecieron el asentamiento en Manitoba, donde los comerciantes de pieles franceses y los Métis ya habían establecido distintas comunidades francesas, mucho antes de la Confederación.

Si bien la superpoblación, el subempleo y el mal trato de los agricultores rurales fueron las principales motivaciones para los inmigrantes procedentes de Islandia y China, estos grupos también se vieron empujados a emigrar por condiciones ambientales únicas. Aproximadamente 16.800 islandeses partieron hacia América del Norte entre 1871 y 1915, la mayoría de los cuales llegaron a establecerse en asentamientos de bloques en Manitoba. La mayoría de estos inmigrantes provenían de la región agrícolamente deprimida del noreste de Islandia, que se vio más afectada por una serie de erupciones volcánicas perjudiciales en la década de 1870 que causaron que la tierra cultivable restante se cubriera de escombros.

Los chinos experimentaron un destino similar. Más de 15.000 inmigrantes chinos llegaron de China y Estados Unidos para ayudar a construir el Canadian Pacific Railway durante la década de 1880. La mayoría de estos inmigrantes chinos procedían de Taishan, en la provincia de Guangdong, que había sido devastada repetidamente por inundaciones, terremotos, plagas, tifones, sequías y guerras civiles a fines del siglo XIX. Los chinos, como los islandeses, vieron a Canadá como un refugio con amplias oportunidades para una vida mejor.

La oportunidad de una vida mejor en Canadá también fue buscada por muchos grupos de inmigrantes `` indeseables '', que aprovecharon el período Sifton de inmigración liberalizada para escapar de su difícil situación en el país de origen. La supervivencia y la libertad fueron las motivaciones de las poblaciones oprimidas y perseguidas como los negros estadounidenses, los Doukhobors, los judíos, los menonitas y los mormones. Para ellos, las praderas canadienses representaron un lugar seguro para reasentarse.

Los negros y los mormones, ambas poblaciones con sede en Estados Unidos, llegaron al oeste de Canadá para escapar de la discriminación que enfrentaban en los Estados Unidos. Después de que se impusieron actos restrictivos contra los negros en Oklahoma en 1907, un grupo de 1500 negros huyó a Canadá y se estableció en Amber Valley, Alberta en 1910 y 1911. A pesar de este movimiento, la población de negros en las praderas nunca fue tan grande como otros grupos. , ya que a las poblaciones negras a veces se les prohibía la entrada o tendían a trasladarse a otras áreas urbanas de Canadá.

El mormonismo nació en los Estados Unidos en la década de 1830 y se enfrentó a una gran reacción de los conservadores estadounidenses. La práctica de la poligamia en las comunidades mormonas fue recibida con un serio disgusto por parte de la población mayoritaria, y el gobierno estadounidense aprobó leyes para prohibir la poligamia. Amenazados por el encarcelamiento y la persecución, miles de mormones se mudaron al sur de Alberta en la década de 1880, creando una próspera población mormona de 7.000 en 1910. Los mormones disfrutaron de mayores libertades en Canadá, aunque la poligamia no era oficialmente legal, la persecución y el encarcelamiento de los mormones debido a la poligamia terminó cuando vinieron a Canadá.

En Europa, como en los Estados Unidos, los gobiernos estaban promulgando leyes restrictivas que prohibían a muchos grupos vivir una vida libre y feliz. Para los judíos, menonitas y Doukhobors, la vida en Europa se volvió cada vez más difícil hacia finales del siglo XIX.

La mayoría de los judíos no tenían fuertes habilidades agrícolas para calificarlos como inmigrantes deseables, pero no obstante llegaron a las praderas en gran número. Después de numerosos asentamientos rurales fallidos, la mayoría de los judíos del oeste de Canadá se establecieron en ciudades. Winnipeg, en particular, se convirtió en una próspera comunidad judía a principios del siglo XX, donde surgieron muchas empresas judías exitosas. Aún hoy, Winnipeg sigue siendo un centro de vida y cultura judío-canadiense.

Cuando el gobierno ruso impuso una intensa rusificación a fines del siglo XIX, los Doukhobors y los menonitas experimentaron graves violaciones de sus derechos culturales y religiosos. Estos pueblos fueron encarcelados y desterrados por resistir a la rusificación y el rechazo.
para participar en el ejército. Después de su inmigración a Canadá, Doukhobors en Saskatchewan y Mennonites en Manitoba se convirtieron en algunos de los agricultores de las praderas más exitosos. Los impactos sociales de estos grupos en Canadá también son sustanciales, tanto Doukhobors como Mennonites introdujeron estilos de vida comunales y la práctica de bienes comunes compartidos en las praderas. Actualmente, la población de Doukhobors en Canadá es el doble de la que queda en Europa, y los menonitas continúan siendo un grupo etnocultural dominante en Manitoba.

Aunque las motivaciones negativas alejaron a muchos grupos de inmigrantes de sus países de origen, algunos grupos vinieron a Canadá en busca de oportunidades positivas y aventuras que les presentaban las agencias de inmigración canadienses. Se distribuyeron anuncios para el oeste canadiense en diferentes países europeos y floreció el reclutamiento de inmigrantes étnicamente deseables por parte de agentes de inmigración canadienses. Los inmigrantes más deseables desde el punto de vista étnico y cultural a Canadá entre 1867 y 1914, aunque no todos los agricultores de la pradera más productivos, fueron los británicos, belgas, estadounidenses, polacos, holandeses, alemanes, finlandeses y escandinavos.

Si bien algunos de estos `` deseables '' se convirtieron en agricultores rurales exitosos, como los estadounidenses, holandeses, alemanes, polacos y escandinavos, belgas y británicos, no tuvieron éxito en la agricultura. Los belgas eran un grupo de colonos único a pesar de
diferencias culturales y habilidades agrícolas mediocres, los agentes de inmigración canadienses los consideraban inmigrantes deseables. Muchos belgas hablaban francés y, como resultado, se establecieron en áreas francesas de Manitoba, donde practicaron una diversidad de mano de obra agrícola, calificada, no calificada y de recursos.

A pesar de su contribución limitada a una mano de obra calificada agrícola o relacionada con el comercio, los británicos fueron los inmigrantes más numerosos y étnicamente deseables en Canadá. Como Canadá siguió siendo fuertemente influenciado por Inglaterra en el siglo XX, los inmigrantes británicos (predominantemente de Escocia e Inglaterra después de 1867) ayudaron a mantener la presencia anglosajona blanca dominante en Canadá. El fracaso de los colonos británicos para prosperar en los paisajes rurales significó que tendieron a congregarse en los centros urbanos, donde se sumaron a la mano de obra no calificada. Durante la era Sifton, la inmigración se había alejado de los británicos, pero cuando los nuevos ministros tomaron el poder después de 1905, resurgió el deseo de preservar y proteger el `` carácter británico '' de Canadá.

Aunque los inmigrantes británicos demostraron una ineptitud general en las empresas agrícolas rurales, muchos otros grupos deseables de inmigrantes tuvieron éxito en la agricultura de la pradera. Los estadounidenses, polacos, holandeses, alemanes, finlandeses y escandinavos demostraron ser prósperos colonos. Curiosamente, la mayoría de estos grupos se confunden en la categoría de inmigrantes `` estadounidenses '', ya que estos pueblos a menudo probaron suerte en el oeste estadounidense antes de trasladarse hacia el norte y establecerse permanentemente en Canadá. Al igual que los franceses, estos grupos enfrentaron altos costos de la tierra y sobredesarrollo en el oeste de Estados Unidos, lo que provocó sus movimientos hacia Canadá.

Estos grupos eran colonos muy deseables para las agencias de inmigración canadienses: estaban familiarizados con el clima de la pradera y las condiciones de la tierra por su experiencia en el oeste estadounidense, eran inmigrantes étnicamente agradables con similitudes físicas con los británicos, estaban acostumbrados a las instituciones democráticas y, al mismo tiempo, mostraban altas tasas de retención cultural, no practicaban costumbres `` cuestionables '' (como la vida comunitaria o la poligamia) como algunos otros grupos de inmigrantes.

Al igual que los holandeses y los alemanes, muchos polacos que se establecieron en el oeste de Canadá provenían de entornos agrícolas y estaban familiarizados con un clima más severo. Aunque los polacos llegaron en un número considerablemente mayor después de la Primera Guerra Mundial, todavía tenían una fuerte presencia en las praderas durante el cambio de siglo. En 1911, había más de 30.000 polacos en Canadá, muchos de los cuales eran agricultores en Occidente.

Los holandeses y los alemanes fueron dos de los grupos de colonos de las praderas más deseables en la historia de Canadá. Fueron elogiados por su destreza agrícola y su ética de trabajo cordial. Tanto los alemanes como los holandeses establecieron fuertes asentamientos de bloques étnicos en Occidente. Los alemanes acudieron principalmente a Saskatchewan y establecieron dos grandes colonias a principios del siglo XX. Los alemanes de los Estados Unidos se establecieron en la colonia de San Pedro, compuesta por cincuenta municipios, que tenían 7.000 habitantes en 1914. Los alemanes europeos favorecían la colonia de San José, compuesta por setenta y siete municipios, donde la población de 1916 rondaba los 11.000 habitantes. .

La capacidad de los holandeses limpios y sobrios para asimilarse con gracia a la cultura dominante los convirtió en inmigrantes favorables. Muchos inmigrantes holandeses ya hablaban inglés, de años en los Estados Unidos, lo que los hacía aún más deseables a los ojos del gobierno canadiense. Los holandeses se establecieron predominantemente en Alberta, donde todavía prospera una gran población.

Los grupos del norte de Europa compartían idiomas, semejanzas físicas e identidades culturales similares y, por lo tanto, se clasificaban típicamente como escandinavos. Los escandinavos llegaron en mayor número entre 1880 y 1900, principalmente de Estados Unidos. De hecho, solo 6.000 de los 40.000 suecos que viajaron a las praderas entre 1893 y 1914 viajaron directamente desde Suecia. Los escandinavos favorecieron el asentamiento en bloques, lo que ayudó a preservar su cultura e idiomas. Cerca de 20.000 inmigrantes finlandeses llegaron a las praderas y favorecieron el asentamiento en Saskatchewan. Las poblaciones danesas favorecieron a Alberta, donde uno de cada dos daneses se estableció en Dickson, Alberta. [14] Casi 20.000 noruegos llegaron a Alberta y Saskatchewan, y unos 40.000 suecos crearon asentamientos en bloques en Erickson, Manitoba y Saskatchewan rural.

La inmigración a las praderas entre 1867 y 1914 diversificó la tierra al construir una sólida economía agrícola y basada en recursos en Occidente, y al establecer una red de culturas únicas con una presencia duradera en las praderas hoy. Aunque diferentes motivaciones llevaron a los inmigrantes a las praderas, se quedaron debido a las oportunidades y la prosperidad que encontraron a través de los asentamientos. El período de auge de la inmigración entre 1867 y 1914 tuvo un gran impacto en el desarrollo de las praderas y ha moldeado permanentemente la sociedad, la economía y la cultura de Canadá.

Asentamientos de inmigrantes notables en las praderas

St. Alphonse, MB (1882, primer asentamiento belga)
St. Boniface, MB (antes de la Confederación, uno de los primeros asentamientos belgas en las praderas)

Amber Valley, AB (1910-11, la comunidad negra más grande de Alberta)
Eldon, SK (principios de 1900, la comunidad negra más grande de Saskatchewan)

Lloydminster, AB (1903, anteriormente Britannia Colony / Barr Colony)
Cannington Manor, SK (1882)

Asentamiento Selkirk, MB (antes de la Confederación, también conocida como colonia del Río Rojo)

Winnipeg, MB (década de 1880)
Calgary, AB (década de 1880)

Verigin, SK (1899, el distrito de Verigin incluye Runnymede, Cot , Kamsack, Mikado, Canora)
Colonias de Kamsack-Canora, SK

Granum, AB (1903, anteriormente Leavings, AB)
Nobleford, AB
Neerlandia, AB

Nueva Finlandia, SK (1888)
Ciervo rojo, AB

Colonia de St. Albert, AB (1874, incluye Legal, Morinville, Ray, Hazelwood, Picardville)
Ste. Colonia de rosas, MB (incluye Sainte-Rose du Lac, MB)
St. Boniface, MB (asentamiento francés anterior a la Confederación)

St. Peter s Colony, SK (1902, 50 municipios, incluidos Humboldt, Annaheim, Muenster, Lake
Lenore, Englefeld, St. Gregor, Carmel, Bruno, Daylesford)
St. Joseph s Colony, SK (1907, 77 municipios, incluidos Kerrobert, Wilkie, Scott, Unity,
Biggar, Macklin, Pisoteando Lago)
Edenwold, SK (segundo asentamiento alemán más antiguo en Saskatchwan)
Leduc, AB (área más grande de asentamiento alemán en AB)
Wetaskiwin, AB

Esterhazy, SK (1885, colonia Esterhaz-Kaposvar)
Minnedosa, MB (1885)

Colonia de James Valley, MB (1918)
Waterton, AB

Gimli, MB (1875, antes República de Nueva Islandia)
Markerville, AB (1888-89, primer asentamiento islandés en Alberta)
Thingvalla, SK

Winnipeg, MB (década de 1880)
Bender Hamlet, MB (década de 1880)
Nueva Jerusalén, SK (1884)

Gretna, MB (1881, primer elevador de granos en las praderas))
East Reserve, MB (1874-75, 8 municipios)
West Reserve, MB (1874-75, 17 municipios, incluidos Reinland, Chortitz, Bergthal,
Halbstadt, Blumenort, Neuhoffung, Hoffnungsfeld)
Rosthern, SK (1902)

Cardston, AB (1887, primer asentamiento mormón en las praderas)
Raymond, AB (1903, primera fábrica de remolacha azucarera en las praderas)

Rabbit Hill, AB (1897)
Skaro, AB (1897)
Round Hill, AB (1899)
Springfield, MB
Lac du Bonnet, MB
San Miguel, AB (1905)

Minnedosa, MB (1886)
Distrito de Canwood-Polworth, SK

Nokomis, SK
Dickson, AB (1903, asentamiento danés más antiguo y poblado en las praderas)

Calgary, AB (área de Bow River)
Wetaskiwin, AB
Macoun, SK

Erickson, MB (1885, establecimiento de Nueva Suecia, también llamada Escandinavia, MB)
Nueva Estocolmo, SK (1886)
Distrito de Wadena, SK (1904)
Norquay, SK (1905)
Wetaskiwin, AB

Este sistema de comentarios requiere que inicie sesión a través de una cuenta de Disqus o una cuenta que ya tenga en Google, Twitter, Facebook o Yahoo. En caso de que no tenga una cuenta con ninguna de estas empresas, puede crear una cuenta con Disqus. Todos los comentarios están moderados, por lo que no se mostrarán hasta que el moderador haya aprobado su comentario.


Asentarse en Occidente: inmigración a las praderas de 1867 a 1914

De 1867 a 1914, el oeste canadiense se abrió a los asentamientos masivos y se convirtió en el hogar de millones de colonos inmigrantes que buscaban una nueva vida. Este auge de la inmigración creó industrias clave que siguen siendo importantes para el papel internacional de Canadá, como la agricultura, la minería y el petróleo. Las provincias de las praderas de Manitoba, Saskatchewan y Alberta crecieron rápidamente en estos años a medida que los colonos comenzaron a transformar la llanura de la pradera estéril y a establecer asentamientos culturales únicos. Muchas motivaciones trajeron inmigrantes a Canadá: mayores oportunidades económicas y mejor calidad de vida, un escape de la opresión y la persecución, y oportunidades y aventuras presentadas a grupos de inmigrantes deseables por las agencias de inmigración canadienses. Al examinar estas motivaciones, la comprensión de las experiencias de inmigración de Prairie y los patrones de asentamiento evoluciona de maneras interesantes.

El auge de la inmigración que condujo a 1914 fue uno de los períodos más importantes del crecimiento de la población canadiense. Se produjeron cambios significativos en Canadá después de 1867 que hicieron posible el auge de la inmigración de Prairie: la construcción de un ferrocarril transcontinental hizo que el transporte y los viajes fueran accesibles La Ley de Tierras de Dominio de 1872 creó hogares libres y fértiles para los colonos el establecimiento de la Policía Montada del Noroeste en 1873 garantizó la seguridad de los residentes de Prairie y la creación del Departamento del Interior en 1873 atrajo a inmigrantes trabajadores a la región.

Si bien el período posterior a 1867 vio un aumento en la inmigración internacional, el movimiento no despegó por completo hasta 1896. Después de una dura recesión económica de 1873 a 1896, Canadá estaba sediento de colonos. Con la ayuda de Sir Clifford Sifton, ministro del Interior de 1896 a 1905, los inmigrantes comenzaron a llegar a las praderas canadienses. Sifton es conocido por promover la inmigración de inmigrantes no tradicionales a Canadá. Sifton creía firmemente que los inmigrantes europeos robustos eran los mejores colonos para las desafiantes praderas, debido a su familiaridad con la agricultura, los estilos de vida rurales y los climas duros. Es más conocido por su declaración de que "un campesino incondicional con un abrigo de piel de oveja, nacido en la tierra, cuyos antepasados ​​han sido agricultores durante diez generaciones, con una esposa robusta y media docena de hijos, es una buena cualidad". [ 2] A Sifton no le gustó la idea de que las poblaciones urbanas se asentaran en las praderas, ya que se congregarían en ciudades, en lugar de desarrollar granjas en las praderas. En cambio, promovió la inmigración de grupos como los ucranianos, húngaros y menonitas sobre los inmigrantes británicos más "deseables" étnicamente.

Gracias a la publicidad intensiva y las agencias de inmigración internacional después de 1867, las poblaciones extranjeras comenzaron a asentarse en las Praderas. Estos inmigrantes fomentaron distintos focos etnoculturales y diversas industrias en Manitoba, Saskatchewan y Alberta. La población en el oeste explotó Winnipeg creció de una ciudad de 20.000 habitantes en 1886 a 150.000 en 1911. [3]

Miles de inmigrantes diversos llegaron a Canadá entre 1867 y 1914 por diferentes razones. Para los miles de inmigrantes que se sintieron inspirados a emigrar en busca de mayores oportunidades económicas y una mejor calidad de vida, el oeste canadiense presentaba posibilidades aparentemente infinitas. Esta categoría de inmigrantes abarcaba poblaciones de húngaros, franceses, islandeses, rumanos, chinos y ucranianos.

Las situaciones económicas y sociales en Europa fueron cada vez más desafiantes a mediados y finales del siglo XIX. Durante este tiempo, la población de Europa estaba creciendo a un ritmo sin precedentes y las tasas de mortalidad estaban disminuyendo, lo que provocó un superávit de población. Esto resultó en escasez de trabajo y competencia por recursos. Las tensiones políticas en Europa también aumentaron a finales del siglo XIX, cuando los imperios se reorganizaron y las fronteras cambiaron.

Para los húngaros, rumanos y ucranianos, la superpoblación y el desempleo definitivamente impulsaron su migración al oeste canadiense. Estos inmigrantes "Sifton" eran granjeros europeos vigorosos, conocidos por su capacidad para sobrevivir en climas duros. Después de décadas de ocupación de inquilinos sin tierra en pequeñas granjas en Europa, las granjas gratuitas de 160 acres en el oeste canadiense atrajeron a estos agricultores pobres del este de Europa. Los húngaros abandonaron Austria-Hungría después de la negligencia del gobierno, y aunque muchos llegaron a Canadá, la mayoría se trasladó a los Estados Unidos. Sin embargo, los rumanos y ucranianos favorecieron el asentamiento en Canadá y se trasladaron en gran número al oeste de Canadá.

Los rumanos comenzaron a llegar en 1895 y, al igual que muchos otros inmigrantes "Sifton", las praderas fueron su primer y último hogar permanente. Más de 8.000 rumanos no solo tuvieron éxito en la agricultura, sino que también poseían habilidades laborales comerciales, lo que los convirtió en valiosos inmigrantes de la pradera. [5] Los ucranianos también eran un grupo de inmigrantes valorados por sus habilidades. Entre 1896 y 1914, se estima que 170.000 ucranianos llegaron al oeste de Canadá y se organizaron en asentamientos en bloque. [6] Los asentamientos de bloques eran asentamientos compactos poblados por un grupo étnico específico, que creaba un mosaico de zonas culturales en las praderas. [7] Aunque el atraso agrícola había obstaculizado a las comunidades ucranianas en Europa, en realidad ayudó a las poblaciones ucraniano-canadienses a tener éxito en las praderas, donde la falta de desarrollo agrícola requería el conocimiento de técnicas agrícolas pioneras.

Canadá representó una segunda oportunidad para muchos inmigrantes. Para los franceses, islandeses y chinos, las condiciones ambientales desfavorables se sumaron a su deseo de mudarse. Los franceses habían vivido en otras áreas de América del Norte antes de trasladarse al oeste canadiense. La migración francesa a las praderas procedía del este de Canadá, así como de Nueva Inglaterra y el oeste de Estados Unidos. Las poblaciones francesas favorecieron el asentamiento en Manitoba, donde los comerciantes de pieles franceses y los métis ya habían establecido distintas comunidades francesas, mucho antes de la Confederación.

Si bien la superpoblación, el subempleo y el mal trato de los agricultores rurales fueron las principales motivaciones para los inmigrantes procedentes de Islandia y China, estos grupos también se vieron empujados a emigrar por condiciones ambientales únicas. Aproximadamente 16.800 islandeses partieron hacia América del Norte entre 1871 y 1915, la mayoría de los cuales llegaron a establecerse en asentamientos de bloques en Manitoba. La mayoría de estos inmigrantes provenían de la región agrícolamente deprimida del noreste de Islandia, que se vio más afectada por una serie de erupciones volcánicas perjudiciales en la década de 1870 que causaron que la tierra cultivable restante se cubriera de escombros.

Los chinos experimentaron un destino similar. Más de 15.000 inmigrantes chinos llegaron de China y Estados Unidos para ayudar a construir el Canadian Pacific Railway durante la década de 1880. La mayoría de estos inmigrantes chinos procedían de Taishan, en la provincia de Guangdong, que había sido devastada repetidamente por inundaciones, terremotos, plagas, tifones, sequías y guerras civiles a fines del siglo XIX. Los chinos, como los islandeses, vieron a Canadá como un refugio con amplias oportunidades para una vida mejor.

La oportunidad de una vida mejor en Canadá también fue buscada por muchos grupos de inmigrantes "indeseables", que aprovecharon el período de Sifton de inmigración liberalizada para escapar de su difícil situación en el país de origen. La supervivencia y la libertad fueron las motivaciones de las poblaciones oprimidas y perseguidas como los negros estadounidenses, los Doukhobors, los judíos, los menonitas y los mormones. Para ellos, las praderas canadienses representaron un lugar seguro para reasentarse.

Los negros y los mormones, ambas poblaciones con sede en Estados Unidos, llegaron al oeste de Canadá para escapar de la discriminación que enfrentaban en los Estados Unidos. Después de que se impusieron actos restrictivos contra los negros en Oklahoma en 1907, un grupo de 1500 negros huyó a Canadá y se estableció en Amber Valley, Alberta en 1910 y 1911. A pesar de este movimiento, la población de negros en las praderas nunca fue tan grande como otros grupos. , ya que a las poblaciones negras a veces se les prohibía la entrada o tendían a trasladarse a otras áreas urbanas de Canadá.

El mormonismo nació en los Estados Unidos en la década de 1830 y se enfrentó a una gran reacción de los conservadores estadounidenses. La práctica de la poligamia en las comunidades mormonas fue recibida con un serio disgusto por parte de la población mayoritaria, y el gobierno estadounidense aprobó leyes para prohibir la poligamia. Amenazados por el encarcelamiento y la persecución, miles de mormones se mudaron al sur de Alberta en la década de 1880, creando una próspera población mormona de 7.000 en 1910. [8] Los mormones disfrutaron de mayores libertades en Canadá, aunque la poligamia no era oficialmente legal, la persecución y el encarcelamiento de los mormones debido a la poligamia terminaron cuando llegaron a Canadá.

En Europa, como en los Estados Unidos, los gobiernos estaban promulgando leyes restrictivas que prohibían a muchos grupos vivir una vida libre y feliz. Para los judíos, menonitas y Doukhobors, la vida en Europa se volvió cada vez más difícil hacia finales del siglo XIX.

La mayoría de los judíos no tenían fuertes habilidades agrícolas para calificarlos como inmigrantes deseables, pero no obstante llegaron a las praderas en gran número. Después de numerosos asentamientos rurales fallidos, la mayoría de los judíos del oeste de Canadá se establecieron en ciudades. Winnipeg, en particular, se convirtió en una próspera comunidad judía a principios del siglo XX, donde surgieron muchas empresas judías exitosas. Aún hoy, Winnipeg sigue siendo un centro de vida y cultura judío-canadiense.

Cuando el gobierno ruso impuso una intensa rusificación a fines del siglo XIX, los Doukhobors y los menonitas experimentaron graves violaciones de sus derechos culturales y religiosos. Estos pueblos fueron encarcelados y desterrados por resistir a la rusificación y negarse a participar en el ejército. Después de su inmigración a Canadá, Doukhobors en Saskatchewan y Mennonites en Manitoba se convirtieron en algunos de los agricultores de las praderas más exitosos. Los impactos sociales de estos grupos en Canadá también son sustanciales, tanto Doukhobors como Mennonites introdujeron estilos de vida comunales y la práctica de bienes comunes compartidos en las praderas. Actualmente, la población de Doukhobors en Canadá es el doble de la que queda en Europa, y los menonitas continúan siendo un grupo etnocultural dominante en Manitoba.

Aunque las motivaciones negativas alejaron a muchos grupos de inmigrantes de sus países de origen, algunos grupos vinieron a Canadá en busca de oportunidades positivas y aventuras que les presentaban las agencias de inmigración canadienses. Se distribuyeron anuncios para el oeste canadiense en diferentes países europeos y floreció el reclutamiento de inmigrantes étnicamente deseables por parte de agentes de inmigración canadienses. Los inmigrantes más deseables desde el punto de vista étnico y cultural a Canadá entre 1867 y 1914, aunque no todos los agricultores de las praderas más productivos, fueron los británicos, belgas, estadounidenses, polacos, holandeses, alemanes, finlandeses y escandinavos.

Si bien algunos de estos "deseables" se convirtieron en agricultores rurales exitosos, como los estadounidenses, holandeses, alemanes, polacos y escandinavos, belgas y británicos, no tuvieron éxito en la agricultura. Los belgas eran un grupo de colonos único a pesar de las diferencias culturales y las habilidades agrícolas mediocres, los agentes de inmigración canadienses los consideraban inmigrantes deseables. Muchos belgas hablaban francés y, como resultado, se establecieron en áreas francesas de Manitoba, donde practicaron una diversidad de mano de obra agrícola, calificada, no calificada y de recursos.

A pesar de su contribución limitada a una mano de obra calificada agrícola o relacionada con el comercio, los británicos fueron los inmigrantes más numerosos y étnicamente deseables en Canadá. Como Canadá siguió siendo fuertemente influenciado por Inglaterra en el siglo XX, los inmigrantes británicos (predominantemente de Escocia e Inglaterra después de 1867) ayudaron a mantener la presencia anglosajona blanca dominante en Canadá. El fracaso de los colonos británicos para prosperar en los paisajes rurales significó que tendieron a congregarse en los centros urbanos, donde se sumaron a la mano de obra no calificada. Durante la era Sifton, la inmigración se había alejado de los británicos, pero cuando los nuevos ministros tomaron el poder después de 1905, resurgió el deseo de preservar y proteger el "carácter británico" de Canadá.

Aunque los inmigrantes británicos demostraron una ineptitud general en las empresas agrícolas rurales, muchos otros grupos deseables de inmigrantes tuvieron éxito en la agricultura de la pradera. Los estadounidenses, polacos, holandeses, alemanes, finlandeses y escandinavos demostraron ser prósperos colonos. Curiosamente, la mayoría de estos grupos se confunden en la categoría de inmigrantes "estadounidenses", ya que estos pueblos a menudo prueban suerte en el oeste estadounidense antes de trasladarse hacia el norte y establecerse permanentemente en Canadá. Al igual que los franceses, estos grupos enfrentaron altos costos de la tierra y sobredesarrollo en el oeste de Estados Unidos, lo que provocó sus movimientos hacia Canadá.

Estos grupos eran colonos muy deseables para las agencias de inmigración canadienses: estaban familiarizados con el clima de la pradera y las condiciones de la tierra por su experiencia en el oeste estadounidense, eran inmigrantes étnicamente agradables con similitudes físicas con los británicos, estaban acostumbrados a las instituciones democráticas y, al mismo tiempo, mostraban altas tasas de retención cultural, no practicaron costumbres "cuestionables" (como la vida comunitaria o la poligamia) como algunos otros grupos de inmigrantes.

Al igual que los holandeses y los alemanes, muchos polacos que se establecieron en el oeste de Canadá provenían de entornos agrícolas y estaban familiarizados con un clima más severo. Aunque los polacos llegaron en un número considerablemente mayor después de la Primera Guerra Mundial, todavía tenían una fuerte presencia en las praderas durante el cambio de siglo. En 1911, había más de 30.000 polacos en Canadá, muchos de los cuales eran agricultores en Occidente. [9]

Los holandeses y los alemanes fueron dos de los grupos de colonos de las praderas más deseables en la historia de Canadá. Fueron elogiados por su destreza agrícola y su ética de trabajo cordial. Tanto los alemanes como los holandeses establecieron fuertes asentamientos de bloques étnicos en Occidente. Los alemanes acudieron principalmente a Saskatchewan y establecieron dos grandes colonias a principios del siglo XX. Los alemanes de los Estados Unidos se establecieron en la colonia de San Pedro, compuesta por cincuenta municipios, que tenían 7.000 habitantes en 1914. Los alemanes europeos favorecían la colonia de San José, compuesta por setenta y siete municipios, donde la población de 1916 rondaba los 11.000. [10]

La capacidad de los holandeses limpios y sobrios para asimilarse con gracia a la cultura dominante los convirtió en inmigrantes favorables. Muchos inmigrantes holandeses ya hablaban inglés, de años en los Estados Unidos, lo que los hacía aún más deseables a los ojos del gobierno canadiense. Los holandeses se establecieron predominantemente en Alberta, donde todavía prospera una gran población.

Los grupos del norte de Europa compartían idiomas, semejanzas físicas e identidades culturales similares y, por lo tanto, se clasificaban típicamente como escandinavos. [11] Los escandinavos llegaron en mayor número entre 1880 y 1900, principalmente de Estados Unidos. De hecho, solo 6.000 de los 40.000 suecos que viajaron a las praderas entre 1893 y 1914 viajaron directamente desde Suecia [12]. Los escandinavos favorecieron el asentamiento en bloques, lo que ayudó a preservar su cultura e idiomas. Cerca de 20.000 inmigrantes finlandeses llegaron a las praderas y favorecieron el asentamiento en Saskatchewan. [13] Las poblaciones danesas favorecieron a Alberta, donde uno de cada dos daneses se estableció en Dickson, Alberta. [14] Casi 20.000 noruegos llegaron a Alberta y Saskatchewan, y unos 40.000 suecos crearon asentamientos en bloques en Erickson, Manitoba y Saskatchewan rural.

La inmigración a las praderas entre 1867 y 1914 diversificó la tierra al construir una sólida economía agrícola y basada en recursos en Occidente, y al establecer una red de culturas únicas con una presencia duradera en las praderas hoy. Aunque diferentes motivaciones llevaron a los inmigrantes a las praderas, se quedaron debido a las oportunidades y la prosperidad que encontraron a través de los asentamientos. El período de auge de la inmigración entre 1867 y 1914 tuvo un gran impacto en el desarrollo de las praderas y ha moldeado permanentemente la sociedad, la economía y la cultura de Canadá.


Persecución de romaníes (gitanos) en la Alemania de antes de la guerra, 1933-1939

La persecución de los romaníes (gitanos) en la Alemania de antes de la guerra y en toda Europa precedió a la toma del poder por los nazis en 1933. Por ejemplo, en 1899, la policía del estado alemán de Baviera formó la Oficina Central de Asuntos Gitanos ( Zigeunerzentrale ) para coordinar la acción policial contra los romaníes en la ciudad de Múnich. Esta oficina compiló un registro central de romaníes que creció para incluir datos sobre romaníes y sinti de otros estados alemanes.

Después de que los nazis llegaron al poder en 1933, la policía en Alemania comenzó a aplicar más rigurosamente la legislación anterior a los nazis contra los romaníes. Los nazis identificaron a los romaníes por tener "sangre alienígena" ( artfremdes Blut ) y, por lo tanto, como racialmente "indeseable". La Ley para la protección de la sangre y el honor alemanes, una de las dos leyes raciales de Nuremberg aprobadas por los nazis en septiembre de 1935, se amplió en noviembre para incluir a la población romaní.

Una de las principales preocupaciones de los nazis era la identificación sistemática de todos los romaníes, a los que etiquetaban como "gitanos". Por lo tanto, una definición de "gitano" era esencial para llevar a cabo una persecución sistemática de la población romaní. Para hacer esto, los nazis recurrieron a la "higiene racial" ( Rassenhygiene ), también conocida como eugenesia. Usando esta pseudociencia, buscaron determinar quién era romaní basándose en características físicas.

El Dr. Robert Ritter, médico de la Universidad de Tubinga, se convirtió en la figura central en el estudio de los romaníes. Su especialidad era la biología criminal, es decir, la idea de que la conducta delictiva está determinada genéticamente. En 1936, Ritter se convirtió en director del Centro de Investigación sobre Higiene Racial y Biología Demográfica del Ministerio de Salud y comenzó un estudio racial de los romaníes. Ritter se comprometió a localizar y clasificar por tipo racial a los romaníes que vivían en Alemania, colaborando a menudo con la policía. Estimó que la población romaní y sinti en Alemania en ese momento era de alrededor de 30.000. Realizó exámenes médicos y antropométricos en un intento de clasificar a los gitanos. Su equipo de investigadores entrevistó a Roma para determinar y registrar su genealogía, a menudo bajo la amenaza de arresto y encarcelamiento en campos de concentración a menos que identificaran a sus familiares y su última residencia conocida.

Al final de su estudio, Ritter declaró que, aunque los romaníes se originaron en la India y, por lo tanto, alguna vez fueron arios, se habían corrompido al mezclarse con pueblos menores durante su larga migración a Europa. Ritter estimó que alrededor del 90 por ciento de todos los romaníes en Alemania eran de sangre mixta y, en consecuencia, eran portadores de sangre "degenerada" y características delictivas. Como supuestamente constituían un peligro, Ritter recomendó que fueran esterilizados a la fuerza. Los romaníes de sangre pura restantes, argumentó Ritter, deberían ser estudiados más a fondo. En la práctica, se hizo poca distinción entre los llamados romaníes de sangre pura y de sangre mixta de Ritter. Todos quedaron sujetos a la política nazi de persecución y, más tarde, al asesinato en masa.

En 1936, los nazis centralizaron todo el poder policial en Alemania bajo Heinrich Himmler, jefe de las SS y jefe de la policía alemana. En consecuencia, también se centralizó la política policial hacia los romaníes. Himmler trasladó la Oficina Central de Asuntos Gitanos de Munich a Berlín. En Berlín, estableció la Oficina Central del Reich para la Represión del Molestia Gitana como parte de la policía criminal (Kripo). Esta agencia asumió el control y amplió las medidas burocráticas para perseguir sistemáticamente a los romaníes.

Los romaníes quedaron sujetos a las leyes raciales de Nuremberg poco después de la aprobación de las leyes en 1935. También estaban sujetos a la Ley para la prevención de la descendencia con enfermedades hereditarias y la Ley contra los delincuentes habituales peligrosos. Se requirió esterilizar a muchos romaníes que llamaron la atención del estado.

Poco antes de la apertura de los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, la policía ordenó el arresto y la reubicación forzosa de todos los romaníes del Gran Berlín en Marzahn, un campo abierto ubicado cerca de un cementerio y un vertedero de aguas residuales en el este de Berlín. La policía rodeó todos los campamentos romaníes y transportó a los habitantes y sus carros a Marzahn, mientras que otros fueron arrestados en sus apartamentos. La policía uniformada custodiaba el campo, restringiendo la libre circulación dentro y fuera del campo, mientras que la policía criminal (Kripo) supervisaba el campo en sí. Muchos de los romaníes encarcelados allí continuaron yendo a trabajar todos los días, pero se les pidió que regresaran todas las noches. Posteriormente, se vieron obligados a realizar trabajos forzados en plantas de armamento.

En toda Alemania, tanto los ciudadanos locales como los destacamentos de la policía local comenzaron a obligar a los romaníes a ingresar a los campamentos municipales. Más tarde, estos campos se convirtieron en campos de trabajos forzados para romaníes. Marzahn y los campamentos gitanos (Zigeunerlager) instaladas en otras ciudades entre 1935 y 1938 fueron una etapa preliminar en el camino hacia el genocidio. Los hombres de Marzahn, por ejemplo, fueron enviados a Sachsenhausen en 1938 y sus familias fueron deportadas a Auschwitz en 1943.

Los romaníes también fueron detenidos como "asociales" o "delincuentes habituales" y enviados a campos de concentración. Casi todos los campos de concentración de Alemania tenían prisioneros romaníes. En los campos, todos los prisioneros llevaban marcas de diversas formas y colores, que los identificaban por categoría de prisionero. Los romaníes generalmente usaban parches triangulares negros, el símbolo de "asociales".


Elisabeth

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Elisabeth, (nacida el 24 de diciembre de 1837 en Munich, Baviera [Alemania]; fallecida el 10 de septiembre de 1898 en Ginebra, Suiza), emperatriz consorte de Austria desde el 24 de abril de 1854, cuando se casó con el emperador Francisco José. También fue reina de Hungría (coronada el 8 de junio de 1867) después del Ausgleich austrohúngaro o Compromiso. Su asesinato llevó su vida bastante inestable a un final trágico.

Elisabeth era la hija del duque bávaro Maximilian Joseph. En agosto de 1853 conoció a su primo Franz Joseph, que entonces tenía 23 años, y rápidamente se enamoró de Elisabeth, de 15 años, considerada la princesa más bella de Europa. Poco después de su matrimonio, se vio envuelta en muchos conflictos con su suegra, la archiduquesa Sophia, lo que la llevó a un distanciamiento con la corte. Generalmente popular entre sus súbditos, ofendió a la aristocracia vienesa por su impaciencia con la rígida etiqueta de la corte.

Los húngaros la admiraban, especialmente por sus esfuerzos para lograr el Compromiso de 1867. Pasó mucho tiempo en Gödöllő, al norte de Budapest. Su entusiasmo por Hungría, sin embargo, enfrentó el sentimiento alemán dentro de Austria. Ella apaciguó en parte los sentimientos de Austria cuidando a los heridos en la Guerra de las Siete Semanas de 1866.

El suicidio de su único hijo, el príncipe heredero Rudolf, en 1889, fue un shock del que Elisabeth nunca se recuperó por completo. Fue durante una visita a Suiza cuando fue apuñalada de muerte por un anarquista italiano, Luigi Luccheni.


Ver el vídeo: HISTORIA de HUNGRÍA en casi 16 minutos (Enero 2022).