Noticias

El Memphis Belle realiza su 25a misión de bombardeo

El Memphis Belle realiza su 25a misión de bombardeo

El 17 de mayo de 1943, la tripulación del Memphis Belle, uno de un grupo de bombarderos estadounidenses con base en Gran Bretaña, se convierte en el primer equipo de B-17 en completar 25 misiones en Europa.

los Belle de Memphis realizó su 25ª y última misión, en un bombardeo contra Lorient, una base de submarinos alemana. Pero antes de regresar a casa en los Estados Unidos, se filmaron imágenes de BeldadLa tripulación recibe medallas de combate. Esta fue solo una parte de un documental más extenso sobre un día en la vida de un bombardero estadounidense, que incluía imágenes dramáticas de un bombardero disparado desde el cielo, con la mayor parte de su tripulación lanzándose en paracaídas, uno por uno. Otra secuencia de la película mostraba a un bombardero que regresaba a la base sin la aleta de la cola. Lo que parecía un daño infligido por el enemigo fue, de hecho, el resultado de una colisión con otro bombardero estadounidense.

los Belle de Memphis El documental no se publicaría hasta dentro de 11 meses, ya que se recopilaron más imágenes para demostrar los riesgos que corrieron estos pilotos cuando bombardearon "al enemigo una y otra y otra vez, hasta que haya tenido suficiente". El productor de la película, el teniente coronel William Wyler, era conocido por su tarifa no militar como La carta, cumbres borrascosas y Jezabel.

Una película de ficción sobre el B-17, llamada Memphis Belle, fue lanzado en 1990, protagonizado por John Lithgow, Matthew Modine y Eric Stoltz.


Memphis Belle no fue el primer bombardero en completar 25 misiones

B-17 & # 8220Sally B & # 8221 se utilizó en la película Memphis Belle para parecerse al famoso B-17 y se utilizó para escenas que requieren pirotecnia como humo y chispas que indican ametralladora & # 8220hits & # 8221 Via

Belle de Memphis es un conocido bombardero de la Segunda Guerra Mundial, que se hizo famoso por la película de Hollywood del mismo nombre en 1990. Se suponía que el Memphis Belle sería el primer bombardero B-17 en volar 25 misiones de bombardeo y regresar a la base de manera segura. cada vez.

Ahora, un académico de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle (ERAU) en Daytona, Florida, ha revelado que fue el B-24 llamado Hot Stuff el primer bombardero en realizar 25 misiones y regresar a casa, no el Memphis Belle.

William Waldock es profesor en ERAU y dice que Hot Stuff voló su última y 25ª misión en febrero de 1943, que fue más de tres meses antes de que Memphis Belle completara sus 25 misiones. De hecho, se cree que Memphis Belle fue la tercera en completar 25 misiones exitosas.

Hot Stuff se estrelló más tarde en Islandia bajo el mando del capitán Robert Shannon en mayo del mismo año. Hot Stuff viajaba en avión a Estados Unidos desde que el Capitán Shannon había completado su recorrido de servicio. En el viaje de regreso, el teniente general Frank Andrews se hizo cargo del vuelo y cuando el avión chocó contra condiciones climáticas severas.

Waldock es investigador de accidentes aéreos y ha realizado muchas excavaciones arqueológicas relacionadas con la aviación. A lo largo de los años, ha estado estudiando la historia detrás de la actividad de los aviones bombarderos durante la guerra. Ser el primero en completar 25 misiones fue significativo porque una vez completado el bombardero y su tripulación podrían regresar a casa. El Departamento de Guerra de Estados Unidos utilizaría al bombardero y su tripulación para actividades de relaciones públicas en casa, informa The Daily Courier.

Se dice que el segundo bombardero que completó 25 misiones fue Hell's Angels, pero no fue ampliamente promocionado ya que su nombre no era estéticamente agradable para el Departamento de Guerra. Por lo tanto, recayó en Memphis Belle como el rostro de los aviones bombarderos durante la guerra.

Waldock dice que debido a que Hot Stuff se estrelló y nunca llegó a casa, nunca llegó a ser tan conocido como Memphis Belle. Waldock también descubrió que el teniente general Andrews era un VIP que obtenía un vuelo de regreso a los EE. UU. Junto con sus ayudantes cercanos y el personal, que ocuparon el lugar de la tripulación original del bombardero.

La tripulación de Hot Stuff no aterrizó en su parada programada de camino a Islandia, que si hubieran parado se habrían enterado de las malas condiciones meteorológicas que se avecinaban, y es posible que hubieran esperado hasta que pasara y fuera seguro volar.

El avión voló sin visibilidad y se informó que la radio del atacante estaba rota. El avión se estrelló contra la ladera de una montaña cerca del aeródromo en Islandia. Solo uno de los 15 tripulantes sobrevivió.


Memphis Belle no fue el primer bombardero en completar 25 misiones

Memphis Belle es un conocido bombardero de la Segunda Guerra Mundial, que se hizo famoso por la película de Hollywood del mismo nombre en 1990 y 1944.Se suponía que Memphis Belle era el primer bombardero B-17 en volar 25 misiones de bombardeo y regresar. a la base de forma segura cada vez.

Ahora, un académico de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle (ERAU) en Daytona, Florida, ha revelado que fue el B-24 llamado Hot Stuff el primer bombardero en realizar 25 misiones y regresar a casa, no el Memphis Belle.

William Waldock es profesor en ERAU y dice que Hot Stuff voló su última y 25ª misión en febrero de 1943, que fue más de tres meses antes de que Memphis Belle completara sus 25 misiones. De hecho, se cree que Memphis Belle fue la tercera en completar 25 misiones exitosas.

Hot Stuff se estrelló más tarde en Islandia bajo el mando del capitán Robert Shannon en mayo del mismo año. Hot Stuff viajaba en avión a Estados Unidos desde que el Capitán Shannon había completado su recorrido de servicio. En el viaje de regreso, el teniente general Frank Andrews se hizo cargo del vuelo y cuando el avión chocó contra condiciones climáticas severas.

Waldock es investigador de accidentes aéreos y ha realizado muchas excavaciones arqueológicas relacionadas con la aviación. A lo largo de los años, ha estado estudiando la historia de la actividad de los bombarderos durante la guerra. Ser el primero en completar 25 misiones fue significativo porque una vez completado el bombardero y su tripulación podrían regresar a casa. El Departamento de Guerra de Estados Unidos utilizaría al bombardero y su tripulación para actividades de relaciones públicas en casa, informa The Daily Courier.

Se dice que el segundo bombardero que completó 25 misiones fue Hell's Angels, pero no fue ampliamente promocionado ya que su nombre no era estéticamente agradable para el Departamento de Guerra. Por lo tanto, recayó en Memphis Belle como el rostro de los aviones bombarderos durante la guerra.

Waldock dice que debido a que Hot Stuff se estrelló y nunca llegó a casa, nunca llegó a ser tan conocido como Memphis Belle. Waldock también descubrió que el teniente general Andrews era un VIP que obtenía un vuelo de regreso a los EE. UU. Junto con sus ayudantes cercanos y el personal, que ocuparon el lugar de la tripulación original del bombardero.

La tripulación de Hot Stuff no aterrizó en su parada programada de camino a Islandia, que si hubieran parado se habrían enterado de las malas condiciones meteorológicas que se avecinaban, y es posible que hubieran esperado hasta que pasara y fuera seguro volar.

El avión voló sin visibilidad y se informó que la radio del atacante estaba rota. El avión se estrelló contra la ladera de una montaña cerca del aeródromo en Islandia. Solo uno de los 15 tripulantes sobrevivió.


El B24 olvidado que completó 25 misiones antes de "Memphis Belle"

El "Memphis Belle" ha sido reconocido durante mucho tiempo como el primer bombardero estadounidense en la Segunda Guerra Mundial en completar 25 misiones con su tripulación intacta. El B-17 tuvo una carrera casi de libro de cuentos.

Ella sirvió dos viajes y tuvo cero pérdidas a pesar de que casi todo el avión fue reemplazado con el tiempo debido a daños.

La tripulación de Memphis Belle se muestra en una base aérea en Inglaterra después de completar 25 misiones sobre territorio enemigo el 7 de junio de 1943.

Pero hay otro avión que completó su misión número 25 varios meses antes que el B-17 "Memphis Belle". Debido a la casualidad de la historia, este avión está casi olvidado mientras que el "Memphis Belle" es elogiado por sus logros.

El B-24 Liberator conocido como "Hot Stuff" fue puesto en servicio con bastante rapidez en noviembre de 1942. Fueron enviados para apoyar las operaciones en el norte de África. Habiendo sido desplegados tan rápidamente, sirvieron sin muchos de los suministros habituales.

Alcanzar el hito número 25 de la misión fue importante durante la Segunda Guerra Mundial. Al principio de la guerra, no había escoltas de largo alcance que proporcionaran cobertura para bombarderos pesados ​​como el "Hot Stuff". La falta de compartimentos presurizados hizo que los largos bombardeos fueran incómodos y difíciles para que las tripulaciones realizaran su trabajo.

Unos meses después de 1942, la tasa de bajas de los bombarderos era tan alta que solo se esperaba que los aviones realizaran entre 8 y 12 misiones antes de ser derribados. 25 se convirtió en el objetivo oficial para completar una gira debido a la tensión física y mental que atravesó la tripulación.

La tripulación del “Hot Stuff” completó la importante misión número 25 el 7 de febrero de 1943, después de lanzar con éxito bombas sobre Nápoles, Italia. Un mes más tarde, después de completar su misión número 31, la tripulación fue enviada a Inglaterra donde recibieron la Distinguished Flying Cross y la Air Medal.

El equipo de Hot Stuff: (arriba, de izquierda a derecha) Teniente Robert Jacobson, Capitán Robert Shannon, Teniente James Gott, Teniente John Lentz (fila inferior, de izquierda a derecha) Sargento Grant Rondeau, Sargento Joseph Craighead, Sargento LF Durham, Sargento Paul McQueen, el sargento Kenneth Jeffers, el sargento George Farley.

Se esperaba que la tripulación regresara a Estados Unidos en la primavera de 1943 para realizar una gira publicitaria con el fin de levantar la moral en casa y ayudar con la venta de bonos de guerra.

Para el viaje a casa, llevarían a un invitado importante. El teniente general Frank Andrews regresaba a los Estados Unidos para recibir su cuarta estrella. Aunque no fue informado, también iba a ser instalado como el Comandante Supremo Aliado en Europa. Muchos miembros de la tripulación de "Hot Stuff" fueron expulsados ​​del vuelo para dejar espacio para el personal del general.

Teniente General Frank Maxwell Andrews, Cuerpo Aéreo del Ejército de Estados Unidos

Pero el "Hot Stuff" nunca llegó a casa. Mientras intentaba repostar en Islandia, el avión se estrelló, matando a todos menos uno de los miembros de la tripulación en el vuelo.

Irónicamente, después de haber sobrevivido al fuego antiaéreo nazi y las duras condiciones en el norte de África durante 31 misiones, "Hot Stuff" se estrelló en malas condiciones climáticas en su triunfante viaje a casa.

El personal del ejército de los Estados Unidos retira los cuerpos de los restos del B-24 de Andrews después de que golpeó la ladera de una montaña en Islandia, mayo de 1943.

Para empeorar las cosas, la "Memphis Belle" volvió a casa sana y salva después de su exitosa carrera en la guerra. Así que es la "Memphis Belle" la que está arraigada en la cultura popular, mientras que el "Hot Stuff" apenas se recuerda.

El mayor Jake Jacobson fue uno de los miembros que salieron despedidos de ese último vuelo. Ha trabajado para documentar los logros del "Hot Stuff", así como para que se erigiera un monumento en Islandia para conmemorar el avión y su tripulación.


Este día en la historia: el Memphis Belle voló su 25a misión de bombardeo

Este día en la historia, el 17 de mayo de 1943, la tripulación del Memphis Belle, un grupo de bombarderos estadounidenses con base en Gran Bretaña, se convirtió en una de las primeras tripulaciones de B-17 en completar 25 misiones en Europa.

El Memphis Belle es la segunda tripulación del B-17 en completar 25 misiones en Europa, ya que los Hell & # 8217s Angels completaron 25 misiones de combate primero, unos días antes que el Memphis Belle. Si bien existe cierta confusión con respecto a esto, generalmente se acepta que los Ángeles del Infierno y # 8217 lo completaron primero.

El Memphis Belle realizó su 25ª y última misión en un bombardeo contra Lorient, una base de submarinos alemanes en Francia.

La tripulación del Capitán Robert K. Morgan y # 8217 volaron 29 misiones de combate con el 324 ° Escuadrón de Bombas, todas menos cuatro en el Memphis Belle.

Antes de regresar a casa en los Estados Unidos, se filmaron imágenes de la tripulación de Belle recibiendo medallas de combate para una gira de bonos de guerra de 31 ciudades. Esta fue solo una parte de un documental más extenso sobre un día en la vida de un bombardero estadounidense, que incluía imágenes dramáticas de un bombardero disparado desde el cielo, con la mayor parte de su tripulación lanzándose en paracaídas, uno por uno.

El documental de Memphis Belle no se estrenaría hasta dentro de 11 meses, ya que se recopilaron más imágenes para demostrar los riesgos que soportaron estos pilotos. El productor de la película, el teniente coronel William Wyler, era conocido por tarifas no militares como The Letter, & # 8221 & # 8220Wuthering Heights & # 8221 y & # 8220Jezebel. & # 8221.

En 1990 se estrenó una película de ficción sobre el B-17, llamada & # 8220Memphis Belle, & # 8221, protagonizada por John Lithgow, Matthew Modine y Eric Stoltz.

A partir de 2017, la aeronave se estaba restaurando en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Wright-Patterson AFB en Dayton, Ohio, con planes para exhibirla el 17 de mayo de 2018.


Memphis Belle: una historia de una fortaleza voladora

Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EE. UU. Produjo películas de propaganda para obtener el apoyo del público. Entre las más famosas de esas películas se encuentra Memphis Belle: una historia de una fortaleza voladora lanzado en 1944. La película describe la 25ª misión de bombardeo del avión llamado & # 8220Memphis Belle & # 8221 pilotado por el Capitán Robert Morgan, en mayo de 1943. Habiendo completado 25 misiones, la tripulación regresó a los Estados Unidos para vender bonos de guerra. [1]

La película a todo color fue producida por el teniente coronel William Wyler que trabaja en la Primera Unidad de Películas de las Fuerzas Aéreas del Ejército. Fue filmado por fotógrafos y miembros de la tripulación de combate de la Octava Fuerza Aérea de EE. UU. La producción final fue distribuida por Paramount Pictures. Wyler fue un destacado productor de Hollywood, habiendo ganado el Premio de la Academia por la dirección de Sra. Miniver en 1942.

Antes de su lanzamiento, la División de Películas de la oficina de Los Ángeles de la Oficina de Información de Guerra (OWI) revisó la imagen para determinar su idoneidad para la distribución en el extranjero. Los revisores prepararon el siguiente informe (de RG 208 Reseñas y análisis cinematográficos, 1943-1945 (NAID 820119), señalando que & # 8220La Bella de Memphis podría hacer una contribución extremadamente valiosa al programa de información del gobierno en el extranjero. & # 8221

Tras el lanzamiento de la película, la Oficina de Imágenes en Movimiento de la Oficina de Información de Guerra emitió la siguiente & # 8220Film Information Sheet & # 8221 de una página, que incluía una sinopsis y recomendaciones de uso. Citó generosamente lo muy positivo New York Times revisión realizada por el destacado crítico de cine Bosley Crowther, pero los escritores del gobierno también llamaron a la película & # 8220brilliant & # 8221 y señalaron & # 8220This is a & # 8216must & # 8217 film. & # 8221

En reconocimiento a la importancia de la película, en 2001, la Biblioteca del Congreso agregó Memphis Belle: una historia de una fortaleza voladora al Registro Nacional de Cine. Según las disposiciones de la Ley Nacional de Preservación de Películas, el Bibliotecario del Congreso agrega anualmente 25 & # 8220 cultural, histórica o estéticamente & # 8221 películas significativas a la lista.

Para una discusión sobre la reciente restauración de Memphis Belle: una historia de una fortaleza voladora y enlaces a las horas de tomas descartadas tomadas por Wyler y su equipo, vea esta publicación en nuestro blog hermano The Unwritten Record.

[1] Para un excelente estudio del uso por los Aliados de las películas comerciales como fuerza motivadora durante la Segunda Guerra Mundial, ver: M. Todd Bennett, Un mundo, pantalla grande: Hollywood, los aliados y la Segunda Guerra Mundial (Chapel Hill: Prensa de la Universidad de Carolina del Norte, 2012).


Memphis Belle: 25 viajes al infierno y de regreso

La tripulación de "Memphis Belle" (desde la izquierda): el artillero de la torreta superior Harold Loch, el artillero de la torreta esférica Cecil Scott, el operador de radio Robert Hanson, el copiloto Jim Verinis, el piloto Robert Morgan, el navegante Chuck Leighton, el artillero de cola John Quinlan, el artillero de cintura derecha Tony Nastal , el bombardero Vince Evans y el artillero de cintura izquierda Bill Winchell.

George T. Wilson
Septiembre de 2003

La Fortaleza Voladora más famosa de Estados Unidos encontró un lugar permanente en los corazones de los estadounidenses después de su peligrosa carrera en el Teatro Europeo.

En el cielo lleno de antiaéreos sobre una instalación de submarinos alemanes en la Francia ocupada el 23 de enero de 1943, Belle de Memphis estaba luchando por su vida. El Boeing B-17F de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos, destinado a convertirse en la Fortaleza Voladora más famosa de la historia, se había acercado a la base de submarinos en Lorient volando en formación, en medio de uno de los cuatro grupos de bombarderos que habían apuntado a los sub-plumas.

Acercándose a su meta, el Capitán Robert K. Morgan y la tripulación del Belle de Memphis Tuvo que atravesar una pantalla protectora de cazas alemanes y luego abrirse paso a través de una gruesa manta de fuego antiaéreo sobre los corrales secundarios. Su misión básica era sencilla: mantenerse firme, sin maniobras evasivas para complicar la caída, y finalmente & # 8220Bombs lejos & # 8221. Luego, el bombardero podría dirigirse a la base de la Octava Fuerza Aérea en Bassingbourn, Inglaterra. Pero aún tenían que superar a esos luchadores. & # 8220 Porque el nuestro era el más pequeño de los cuatro grupos, ellos se concentraron en nosotros, & # 8221 Morgan recordó más tarde. & # 8220 Durante 22 minutos, nos dieron el infierno. & # 8221

En un momento, un Focke Wulf Fw-190 atacó Beldad De frente. "Uno de nosotros tuvo que mudarse", recordó Morgan. & # 8220 El procedimiento habitual era bucear. No pude hacer esto porque había otro grupo debajo de nosotros, así que paré derecho. Las conchas destinadas a nuestra nariz golpearon nuestra cola. & # 8221

Morgan no se dio cuenta de inmediato de lo que sucedió después de esa improvisada chandelle, pero pensó que probablemente había evitado el desastre, hasta que escuchó un informe del artillero de cola, el sargento John Quinlan. Quinlan gritó por encima del micrófono: & # 8220 Jefe, la cola está golpeada. ¡Toda la parte trasera está disparada! ¡Está ardiendo! ¡Toda la cola está abandonando el avión! & # 8221 Después de lo que pareció una eternidad, la voz de Quinlan volvió a sonar: & # 8220 Jefe, todavía está en llamas. ¡Ahí va otra pieza! & # 8221 Otro momento de silencio, luego el artillero de cola volvió a pasar con más calma, & # 8220 Jefe, el fuego se ha apagado. & # 8221 Morgan dijo más tarde, & # 8220 Esta fue la música más dulce que he escuchado. . & # 8221

El larguirucho piloto se levantó de su asiento para ver exactamente qué había sucedido. & # 8220Parecía que no teníamos cola en absoluto, & # 8221 Morgan recordó. & # 8220 Regresé a la cabina y volé de regreso a la base en dos horas. Fue difícil volar, y más difícil que eso dejarla en el suelo. Los ascensores resultaron tan dañados que los controles se atascaron. De alguna manera nos las arreglamos para bajar de manera segura. & # 8221 En años posteriores, uno de BeldadLos antiguos tripulantes resumieron las habilidades de vuelo de Morgan: Es un piloto malditamente bueno. Él siempre nos trajo de regreso. & # 8221


El sargento del artillero de cola. John P. Quinlan necesitaba su herradura de la suerte en la misión de "Bell" de enero de 1943 a los corrales de submarinos en Lorient, Francia. (Archivos Nacionales)

De los 12,750 B-17 producidos, Belle de Memphis es famoso por ser el primer bombardero de la Octava Fuerza Aérea en completar 25 misiones de combate en la Europa ocupada sin que un tripulante muera y regrese a los Estados Unidos. En BeldadEn los primeros tres meses de salidas de Bassingbourn, el 80 por ciento del grupo de bombas del que formaba parte fue derribado. Morgan tiene una explicación sombría y gráfica de lo que esas devastadoras pérdidas significaron para las tripulaciones supervivientes: & # 8220 Las pérdidas del ochenta por ciento significan que desayunas con 10 hombres y cenas con solo dos de ellos. & # 8221 Durante las apariciones públicas se le pregunta con frecuencia: & # 8220 Weren & # 8217t estás muerto de miedo? & # 8221 & # 8220 Asustado no es la palabra, & # 8221 generalmente responde. & # 8220 Tenías aprensión y preocupación. Estabas tan ocupado. Cada uno de los 10 chicos tenía un trabajo que hacer. No tuvimos tiempo de asustarnos. Él agrega: Si solo quiere una palabra sobre cómo pudimos atravesar el infierno por Europa 25 veces y regresar sin víctimas, se lo daré. para ti. Es trabajo en equipo. Hasta que no haya estado en una Fortaleza Voladora en combate, no puede & # 8217 saber lo esencial que es eso & # 8221.

Beldad participó en algunas de las incursiones más peligrosas de la guerra, cuando la Luftwaffe todavía tenía una superioridad de combate dominante y las defensas del régimen nazi eran fuertes. Fue acribillada a balazos, bombardeada por fuego antiaéreo y en cinco ocasiones distintas le dispararon uno de sus motores. Pero se enfrentó a Messerschmitts y Focke Wulfs y absorbió el fuego de sus cañones sin inmutarse. El período más largo que el avión estuvo fuera de servicio fue de cinco días, cuando las dificultades de transporte retrasaron el reemplazo de un ala.


No eran todas las corridas de leche. Un miembro de la tripulación revisa los daños en el estabilizador vertical de Belle. (Archivos Nacionales)

Durante sus 25 misiones de combate, BeldadA los artilleros se les atribuyó la destrucción de ocho cazas enemigos, pero probablemente también destruyeron otros cinco y dañaron al menos una docena más. Su tripulación arrojó más de 60 toneladas de bombas sobre Francia, Alemania y Bélgica, destruyendo depósitos de suministros, patios ferroviarios, plantas de aviones y una variedad de bases militares. Con asombrosa precisión —gracias en gran parte al excelente trabajo del bombardero Vincent B. Evans—BeldadLa tripulación de & # 8216 destruyó la planta de Focke Wulf en Bremen, las esclusas de St. Nazaire y Brest, los muelles y las instalaciones de construcción naval en Wilhelmshaven, los astilleros ferroviarios de Rouen, los corrales de submarinos y las centrales eléctricas de Lorient y las fábricas de aviones de Amberes.

Mirando hacia atrás en esos días, Morgan recordó que no había misiones fáciles, ni corridas de leche. Decidió que el secreto de una misión B-17 exitosa eran las formaciones estrechas, tan estrechas que las alas casi se tocaban durante el vuelo. De esa manera, & # 8220 pudimos sacar una cantidad asombrosa de potencia de fuego & # 8221, dijo. & # 8220 Eso, y la mira de Norden, que nos hizo extremadamente precisos a grandes altitudes. También siento que hubo un poco de intervención divina para la tripulación. & # 8221

A pesar de que Beldad& # 8216s los miembros de la tripulación obtuvieron 51 condecoraciones, solo se otorgó un Corazón Púrpura: al artillero de cola John Quinlan, quien describió su herida como un rasguño en la pierna. Cada uno de los miembros de la tripulación recibió la Distinguished Flying Cross y la Air Medal con tres racimos de hojas de roble.

Los miembros de BeldadLa tripulación de & # 8216 vio por primera vez su nuevo B-17F-10-BO en Bangor, Maine, en septiembre de 1942. Morgan acababa de comenzar un romance con Margaret Polk, de Memphis, Tennessee, y cuando llegó el momento de la tripulaciones de bombarderos para nombrar sus aviones, pensó Belle de Memphis tenía un bonito anillo. Otros miembros de la tripulación tenían sus propias ideas para un nombre, pero Morgan persuadió a uno de ellos para que votara con él, por lo que ahora tenía dos votos a favor. Beldad y ocho para otros nombres. Belle de Memphis lo era, y una bella en traje de baño estaba pintada en su costado. Su arte de la nariz que pronto sería famoso había sido creado originalmente por George Petty para don revista. El Capitán Morgan se puso en contacto con Petty y obtuvo permiso para recrear la belleza curvilínea, y el cabo Tony Starcer la pintó en la nariz del bombardero.


El icónico arte de la nariz de "Memphis Belle" se basó en una ilustración de la revista "Esquire" del conocido artista George Petty. El traje de baño está pintado de azul en el lado izquierdo del B-17 y rojo en el derecho. (Archivos Nacionales)

Morgan voló Beldad a Memphis en su vuelo de shakedown. Allí fue bautizada oficialmente, con Margaret Polk como testigo de admiración. Belle de Memphis luego cruzó el Atlántico hasta lo que se convirtió en la base de operaciones del 91st Bomb Group, Bassingbourn, Inglaterra.

Uno de BeldadLas misiones más notables de & # 8216 fueron voladas como parte del asalto del 91st Bomb Group & # 8217s a las instalaciones enemigas en Romilly sur Seine. En su informe posterior a la misión, Morgan recordó: & # 8220 Llegamos a los hangares y depósitos. Destrozamos 100 aviones de combate alemanes en el suelo, y chocamos con un desorden de oficiales alemanes & # 8217 a la hora del almuerzo. Más tarde supimos que también volamos una bodega llena de coñac. & # 8221 Un diario que llevaba el navegante Charles Leighton proporcionó detalles adicionales: & # 8220 sobre el camino sobrevolando Romilly. Sobrevolamos Rouen, donde fuimos atacados por unos 25 combatientes alemanes. Venían por la nariz, así que disparé muchos tiros. Bob dijo & # 8216 tengo uno, & # 8217 pero estaba disparando tan rápido que no tuve tiempo de darme cuenta. Disparé más de 700 rondas. Vi dos B-17 caer frente a nosotros. Cuando te disparan de frente, parece que todo el avión está explotando. & # 8221

Morgan informó: & # 8220 Primero un escuadrón nos atacó y luego otro y otro. Nos dispararon en el camino hacia el objetivo, sobre el objetivo y luego al salir. Cuando terminó, algunos de los alemanes nos habían atacado, aterrizado y repostado, recogieron algunas municiones y estaban atacándonos de nuevo. Durante una hora y cincuenta y ocho minutos nos siguieron. Nunca vi tantos ataques en mi vida. & # 8221 En esa ocasión, Beldad estuvo sobre territorio enemigo durante dos horas y media.

Después de su 25a y última incursión en Europa, Beldad emprendió una misión más: regresar a los Estados Unidos en una gira triunfal de relaciones públicas. Esa misión de tres meses durante el verano de 1943 llevó a la tripulación a 31 ciudades, incluidas Washington, Cleveland, Los Ángeles, Wichita y Mobile. Cada vez que aparecían, en mítines de bonos y plantas de aviones, los tripulantes eran tratados como héroes.


"Memphie Bell" despega en su última "misión" y regresa a Estados Unidos para una extensa gira de relaciones públicas y una campaña de War Bond. (Archivos Nacionales)

El famoso avión tenía solo una pasajera en su gira triunfal por los Estados Unidos: la mascota del avión y # 8217, Stuka, un terrier escocés que subió a bordo en Inglaterra. Comprado en una tienda de mascotas de Londres por el copiloto James Verinis, el Scottie acompañó a la tripulación a todos los Belle & # 8217s destinos turísticos. Stuka cenó filet mignon casi a diario. Aunque el general Henry H. & # 8220Hap & # 8221 Arnold le había dado permiso a Morgan para volar el B-17 tan bajo como quisiera durante su gira, es casi seguro que el general no había tenido la intención de que el atacante zumbara en los tejados mientras ella hizo su camino a través de la nación. No obstante, cuando Morgan pilotó Beldad a un evento en su ciudad natal de Asheville, Carolina del Norte, llevó al gran bombardero bajo, apenas rozando los techos de los edificios del centro y aparentemente apuntando al ayuntamiento y al palacio de justicia. Había algo de espacio entre los dos edificios, pero no lo suficiente para acomodar la envergadura de 103 pies del B-17. Momentos antes Beldad se habría estrellado, Morgan la volteó de costado y atravesó la brecha, verticalmente. Algunos observadores sorprendidos en el suelo murmuraron que quienquiera que estuviera pilotando el avión debería ser sometido a un consejo de guerra.

Morgan volvió a montar un buen espectáculo en Memphis, la segunda parada de la gira. Una vez más alguien mencionó un consejo de guerra para el piloto, esta vez un oficial militar de alto rango. Un periodista de Memphis escribió: & # 8220 Tenía una razón especial para hacer todas las paradas aquí. Esperando en el suelo estaba la chica que amaba (Margaret Polk), la chica con la que estaba comprometido para casarse. Un joven arrogante siempre quiere pavonearse frente a su chica. & # 8221 Morgan y Polk nunca llegaron al altar, pero siguieron siendo amigos de toda la vida después de que terminó su romance. Como para Beldad, eventualmente terminaría en la ciudad que le dio su nombre.

La carrera militar de Morgan no terminó con su último vuelo en Belle de Memphis. Cuando el joven piloto regresó de Europa, el comandante de la USAAF, Hap Arnold, le había dicho en broma que podía ocupar cualquier puesto en las Fuerzas Aéreas del Ejército que no fuera el suyo. Posteriormente, Morgan se ofreció como voluntario para liderar un escuadrón en el primer ataque de Boeing B-29 Superfortress contra Tokio, en noviembre de 1944. Voló en un B-29 apodado Dotty intrépido (el nombre de Dorothy Johnson, la mujer con la que se casó Morgan, justo antes de embarcarse para la Guerra del Pacífico). El ataque del B-29 de Morgan # 8217 contra Tokio fue el primer ataque de Estados Unidos contra la ciudad japonesa desde el ataque de Doolittle dos años antes en los B-25 de América del Norte. Se lanzaron ciento once aviones contra la ciudad japonesa, 17 de los cuales se vieron obligados a dar marcha atrás por problemas de motor. El vuelo fue comandado por el general Emmett Rosy O & # 8217Donnell, volando con Morgan en Punteado.


Los tripulantes de "Belle's" celebran la finalización de su 25ª misión. Muchos miembros de la tripulación continuarían con viajes de combate adicionales, incluido el piloto Robert Morgan, quien voló 26 misiones más en B-29 en el Pacífico. (Archivos Nacionales)

Cuando se encontraron con la corriente en chorro por primera vez durante esa misión, las formaciones de bombarderos se interrumpieron, lo que hizo que un bombardeo preciso fuera casi imposible. Morgan más tarde recordó de esa salida, & # 8220 Nos lo pasamos de maravilla con nuestro visor de bombas, y tuve al mejor bombardero conmigo, Vince Evans, mi bombardero en el Belle de Memphis.”

Una misión posterior a las islas de origen japonés, el 9 de marzo de 1945, resultó mucho más exitosa. Esta vez participaron 302 B-29, con 270 llegando sobre el objetivo.

Como comandante de escuadrón, Morgan pasó a volar con muchas tripulaciones diferentes, acumulando misión tras misión. El 14 de abril, el general O & # 8217Donnell sugirió que ya era hora de que dejara de arriesgar su vida, diciendo: & # 8220Don & # 8217t crees que es & # 8217 el momento de retirarse del combate? Has sido extraordinariamente afortunado de completar 50 misiones, y creo que es hora de que te vayas a casa. Después de su regreso a los Estados Unidos, Morgan continuó sirviendo en la Fuerza Aérea de los EE. UU. Y se retiró en 1965 como un coronel de aves completo. Dotty intrépido voló 53 misiones de combate pero no pudo sobrevivir a la guerra. En su vuelo de regreso a Estados Unidos, se sumergió en el Pacífico.

Divorciado de Dorothy en 1958, Morgan se volvió a casar más tarde, en un lugar digno de un ex piloto de Flying Fortress. Él y Linda Dickerson, ella misma piloto, se casaron en una ceremonia de alfombra roja en 1992 en Mud Island, cerca de Memphis, con Belle de Memphis sirviendo como telón de fondo para la ceremonia. Dickerson, un productor de espectáculos aéreos, fue regalado por el general retirado Paul Tibbets, el hombre que lanzó la primera bomba atómica sobre Hiroshima. Morgan & # 8217s copiloto en Beldad, James Verinis, sirvió como padrino.

Después de su gira de relaciones públicas, Beldad había sido asignado durante un tiempo a un comando de entrenamiento. Pero en 1945 terminó en el cementerio de aviones en Altus, Oklahoma, esperando ser desguazada. Un reportero emprendedor la vio, escribió una historia sobre su difícil situación y se comunicó con el alcalde de Memphis, quien diseñó su compra por $ 340.

Durante un tiempo, el famoso B-17 descansó fuera de Memphis y el arsenal de la Guardia Nacional # 8217, montado sobre una base de hormigón. Beldad finalmente fue trasladada cerca del Aeropuerto Internacional de Memphis, donde permaneció expuesta al aire libre, desprotegida de los elementos, durante muchos años.

Luego Hugh Downs, presentador del programa de televisión ABC News. 20/20, voló a Memphis en mayo de 1986 para narrar un segmento especial sobre Beldad. Downs, que había servido como piloto en la Segunda Guerra Mundial, entrevistó a Morgan y al coronel Richard Uppstrom, director del Museo de la Fuerza Aérea cerca de Dayton, Ohio. Uppstrom entregó un ultimátum a la ciudad de Memphis: si continuaban forzando Beldad para vivir como algunos de sus habitantes de la calle, dijo, iba a ser reclamada por la Fuerza Aérea.

Después de la emisión del programa, Frank Donofrio, presidente de la Belle de Memphis Memorial Association, descubrió que tenía algunos nuevos reclutas. Uno de los más entusiastas fue el ejecutivo de publicidad de Memphis, Ward Archer Jr., quien fundaría Save the Beldad Campaña de recaudación de fondos. Las contribuciones llegaron de la ciudad de Memphis, Boeing Aircraft Company, corporaciones locales y miles de ciudadanos privados: $ 552,000 en seis meses.

En mayo de 1987, Memphis celebró Belle de Memphis& # 8216s regreso a casa a Mud Island. Miles de residentes de la ciudad acudieron en masa a la isla para ver la formación más grande de B-17 reunida desde la Segunda Guerra Mundial rugiendo en el cielo en tributo. Entre los presentes en el escenario se encontraban Polk, Morgan, Donofrio y Archer. Otro Beldad Los tripulantes presentes fueron el navegante Charles Leighton James Verinis (que murió recientemente) Casimar A. Tony Nastal y Clarence E. Bill Winchell, ambos artilleros de cintura y Robert J. Hanson, operador de radio. Para todos, fue una ocasión memorable. Beldad había vuelto a casa, destinado a la remodelación y una nueva carrera emocionante en el ojo público.


Movie director William Wyler used one of the squadron’s B-17s, “The Bad Penny,” as a camera ship for his award-winning documentary about “Memphis Belle.” He placed cameras at a number of gun stations on the bomber and flew five missions in order to get his footage. (Archivos Nacionales)

Now in his mid-80s, Robert Morgan still makes personal appearances and speaks at airshows, collectibles shows and universities. Few know more about real aerial combat than Morgan—although moviegoers are pretty well versed about Morgan’s career with Belle de Memphis, thanks to a spate of films and documentaries that immortalized the famous B-17’s story.


Academy Award-winning director William Wyler's wartime documentary "The Memphis Belle" celebrated the famous B-17's exploits. (Biblioteca del Congreso)

Filmmaker William Wyler created his The Memphis Belle documentary during the war. In postwar interviews, Morgan recalled that working with Wyler gave him his first taste of cinema. He told an interviewer that Wyler gave out 16mm cameras to crew members. “He said, ‘If you’re not busy shooting your guns, stick these cameras out the window and get some footage.’ Wyler stayed back by the waist gunners, because the angles he’d have gotten from the front would have been terrible. He flew five missions with us. We thought he was making a training film.”

The postwar movie 12 O’Clock High was partially based on Belle‘s history, as was the 1990 film Belle de Memphis. While the latter was fictional (it borrowed exploits of many bombers), that and other movies have brought renewed attention to an aircraft that deserves a permanent spot in the hearts of Americans.

George T. Wilson hails from Memphis. For more on Belle‘s exploits, try: El hombre que voló la Memphis Belle, by Colonel Robert Morgan, with Ron Powers The Memphis Belle: Home at Last, by Menno Duerkson and Biography of a B-17, by Brent Perkins.

This article originally appeared in the September 2003 issue of Historia de la aviación revista.

Para obtener más artículos excelentes, suscríbase a Historia de la aviación revista hoy!


17 May 1943

The crew of the Memphis Belle after their 25th mission: (left to right) Technical Sergeant Harold Loch, Top Turret Gunner/Engineer Staff Sergeant Cecil Scott, Ball Turret Gunner Technical Sergeant Robert Hanson, Radio Operator Captain James Verinis, Co-pilot Captain Robert Morgan, Aircraft Commander/Pilot Captain Charles Leighton, Navigator Staff Sergeant John Quinlan, Tail Gunner Staff Sergeant Casimer Nastal, Waist Gunner Captain Vincent Evans, Bombardier Staff Sergeant Clarence Winchell Waist Gunner. (U.S. Air Force photograph)

17 May 1943: The flight crew of the B-17 Belle de Memphis completed their combat tour of 25 bombing missions over Western Europe with an attack on the massive Kéroman Submarine Base at Lorient, France. ¹ The bomber was a U.S. Army Air Force Boeing B-17F-10-BO Flying Fortress, serial number 41-24485, assigned to the 324th Bombardment Squadron (Heavy), 91st Bombardment Group (Heavy), VIII Bomber Command, based at Air Force Station 121 (RAF Bassingbourne, Cambridgeshire, England). The aircraft commander was Captain Robert Knight Morgan, Air Corps, United States Army.

The daylight bombing campaign of Nazi-occupied Europe was extremely dangerous with high losses in both airmen and aircraft. For an Amereican bomber crew, 25 combat missions was a complete tour, and then they were sent back to the United States for rest and retraining before going on to other assignments. Belle de Memphis was only the second B-17 to survive 25 missions, so it was withdrawn from combat and sent back to the United States for a publicity tour.

The B-17′s name was a reference to Captain Morgan’s girlfriend, Miss Margaret Polk, who lived in Memphis, Tennessee. The artwork painted on the airplane’s nose was a “Petty Girl,” based on the work of pin-up artist George Petty of Esquire revista. ²

(Morgan named his next airplane—a B-29 Superfortress—Dauntless Dotty, after his wife, Dorothy Grace Johnson Morgan. With it, he led the first B-29 bombing mission against Tokyo, Japan, in 1944. It was also decorated with a Petty Girl.)

Belle de Memphis and her crew were the subject of a 45-minute documentary, “Memphis Belle: A Story of a Flying Fortress,” directed by William Wyler and released in April 1944. It was filmed in combat aboard Belle de Memphis and several other B-17s. The United States Library of Congress named it for preservation as a culturally significant film.

B-17F-10-BO Flying Fortress 41-24485 (c/n 3190) was built by the Boeing Aircraft Company at its Plant 2 in Seattle, Washington, during the summer of 1942. It was the 195th airplane in the B-17F series, and one of the third production block. Flown by a Boeing pilot named Johnston, the new bomber made its first flight, 1 hour, 40 minutes, on 13 August 1942. Maintenance records indicate, 𔄙st flight OK.”

The B-17 was flown to Bangor, Maine and on 31 August 1942 was assigned to the 324th Bombardment Squadron (Heavy), 91st Bombardment Group (Heavy), then preparing to deploy overseas.

2nd Lieutenant Morgan first flew 41-24485 on 3 September, and logged nearly 50 hours over the next three weeks. The squadron flew across the North Atlantic Ocean, and 41-24485 arrived at its permanent station, Bassingbourne, on 26 October 1942.

Following its twenty-fifth combat mission, Belle de Memphis was flown back to the United States on 9 June 1943.

After the war, Belle de Memphis was put on display in the city of Memphis. For decades it suffered from time, weather and neglect. The Air Force finally took the bomber back and placed it in the permanent collection of the National Museum of the United States Air Force at Wright-Patterson Air Force Base, Dayton, Ohio, where it underwent a total restoration.

Survivors. La tripulación del Belle de Memphis after their 25th combat mission, 17 May 1943. (U.S. Air Force)

The Boeing B-17F Flying Fortress was a four-engine heavy bomber operated by a flight crew of ten. It was 74 feet, 8.90 inches (22.781 meters) long with a wingspan of 103 feet, 9.375 inches (31.633 meters) and an overall height of 19 feet, 1.00 inch (5.187 meters). The wings have 3½° angle of incidence and 4½° dihedral. The leading edge is swept aft 8¾°. The total wing area is 1,426 square feet (132.48 square meters). The horizontal stabilizer has a span of 43 feet (13.106 meters) with 0° incidence and dihedral. Its total area, including elevators, is 331.1 square feet (12.18 square meters).

The B-17F had an approximate empty weight of 36,135 pounds (16,391 kilograms), 40,437 pounds (18,342 kilograms) basic, and the maximum takeoff weight was 65,000 pounds (29,484 kilograms).

The B-17F was powered by four air-cooled, supercharged, 1,823.129-cubic-inch-displacement (29.876 liters) Wright Cyclone G666A (R-1820-65) ³ nine-cylinder radial engines with a compression ratio of 6.70:1. The engines were equipped with remote General Electric turbochargers capable of 24,000 r.p.m. The R-1820-65 was rated at 1,000 horsepower at 2,300 r.p.m. at Sea Level, and 1,200 horsepower at 2,500 r.p.m. for takeoff. The engine could produce 1,380 horsepower at War Emergency Power. 100-octane aviation gasoline was required. The Cyclones turned three-bladed, constant-speed, Hamilton-Standard Hydromatic propellers with a diameter of 11 feet, 7 inches (3.835 meters) though a 0.5625:1 gear reduction. The R-1820-65 engine is 3 feet, 11.59 inches (1.209 meters) long and 4 feet, 7.12 inches (1.400 meters) in diameter. It weighs 1,315 pounds (596 kilograms).

Boeing B-17F-10-BO Flying Fortress 41-22485, Memphis Belle, in flight over England, 1943. (U.S. Air Force)

The B-17F had a cruising speed of 200 miles per hour (322 kilometers per hour). The maximum speed was 299 miles per hour (481 kilometers per hour) at 25,000 feet (7,620 meters), though with War Emergency Power, the bomber could reach 325 miles per hour (523 kilometers per hour) at 25,000 feet for short periods. The service ceiling was 37,500 feet (11,430 meters).

The original “Petty Girl” pin-up nose art of the B-17 bomber, “Memphis Belle,” during restoration.

With a normal fuel load of 1,725 gallons (6,530 liters) the B-17F had a maximum range of 3,070 miles (4,941 kilometers). Two “Tokyo tanks” could be installed in the bomb bay, increasing capacity by 820 gallons (3,104 liters). Carrying a 6,000 pound (2,722 kilogram) bomb load, the range was 1,300 miles (2,092 kilometers).

los Belle de Memphis was armed with 13 Browning AN-M2 .50-caliber machine guns for defense against enemy fighters. Power turrets mounting two guns each were located at the dorsal and ventral positions. Four machine guns were mounted in the nose, 1 in the radio compartment, 2 in the waist and 2 in the tail.

The maximum bomb load of the B-17F was 20,800 pounds (9434.7 kilograms) over very short ranges. Normally, 4,000–6,000 pounds (1,815–2,722 kilograms) of high explosive bombs were carried. The internal bomb bay could be loaded with a maximum of eight 1,600 pound (725.75 kilogram) bombs. Two external bomb racks mounted under the wings between the fuselage and the inboard engines could carry one 4,000 pound (1,814.4 kilogram) bomb, each, though this option was rarely used.

The B-17 Flying Fortress was in production from 1936 to 1945. 12,731 B-17s were built by Boeing, Douglas Aircraft Company and Lockheed-Vega. (The manufacturer codes -BO, -DL and -VE follows the Block Number in each airplane’s type designation.) 3,405 of the total were B-17Fs, with 2,000 built by Boeing, 605 by Douglas and 500 by Lockheed-Vega.

Boeing B-17F-10-BO Flying Fortress 41-24485, Memphis Belle, flies home from England, 9 June 1943. (U.S. Air Force)

Only three B-17F Flying Fortresses, including Belle de Memphis, remain in existence. The completely restored bomber went on public display at the National Museum of the United States Air Force on 17 May 2018.

Boeing B-17F-10-BO Flying Fortress 41-24485, “Memphis Belle,” photographed 14 March 2018 at the National Museum of the United States Air Force, Wright-Patterson Air Force Base, Ohio. (Fuerza Aérea de EE. UU.)

Belle de Memphis ® is a Registered Trademark of the United States Air Force.

¹ VIII Bomber Command Mission No. 58

² The nose art was painted by Corporal Anthony L. Starcer.

³ Later production B-17F and B-17G bombers were equipped with Wright Cyclone C9GC (R-1820-97) engines.

Boeing B-17F-10-BO Flying Fortress 41-24485, “Memphis Belle,” photographed 14 March 2018 at the National Museum of the United States Air Force, Wright-Patterson Air Force Base, Ohio. (Fuerza Aérea de EE. UU.)


The Memphis Belle

I'm doing research on the movie Belle de Memphis and how historically accurate it is. Can you tell me what the Belle de Memphis’s last mission was, because I keep finding conflicting information about it.

Respuesta

los Belle de Memphis was the nickname of a U.S. Army Air Force Boeing B-17F that flew strategic bombing missions from England into continental Europe. As part of the 324th Bomb Squadron of the 91st Bomb Group, the plane flew 25 operational missions between November 1942 and May 1943, returning from all missions with its crew intact.

Most of the plane’s missions were flown by the same crew, but a few were not. Conversely, the plane’s usual crew, headed by Captain Robert K. Morgan, flew several missions in other B-17s. According to the 324th Bomber Squadron mission reports, the plane’s usual crew flew their 25th mission on May 17th, 1943, piloting the Belle de Memphis to the Keroman submarine base, located in the Breton city of Lorient. There they bombed a platform used to pull U-boats out of the water. However, the aircraft itself did not complete its 25th mission until its next flight. That flight, manned by a different crew than its usual one, occurred on May 19th and sent the Belle de Memphis to the Kilian submarine pen and bunker at Kiel, Germany. Its mission was to bomb an engineering and turbine engine workshop.

So, the 25th mission of the crew occurred two days before the 25th mission of the aircraft, which may account for some of the confusion about the “last mission.” After both crew and plane completed their respective 25th mission, the crew received the Air Medal with three Oak Leaf Clusters and the Distinguished Flying Cross. They were then ordered in June to fly the Belle de Memphis back to the United States for a cross-country tour, the aim of which was to increase morale back home and to sell War Bonds.

The commanders who directed the bombing raids on Europe had decided to limit a crew’s tour of duty to 25 missions in order to increase morale among the crews: Casualty rates at the beginning of the missions approached 80% and when the Belle de Memphis completed its tour (the first heavy bomber to do so), it was a joyful event, not only for the crew, but also for the entire air command and the American public.

To mark the event, American filmmaker William Wyler (then a Major in the U.S. Army Air Force) filmed and produced a 1944 documentary for the War Department entitled Memphis Belle: A Story of a Flying Fortress. In 1990, Wyler’s daughter Catherine produced a fictionalized movie of the plane’s 25th operational mission, entitled Belle de Memphis.

Para más información

Vida. "WWII: Allied bombers and Crews." 2011. Slideshow featuring photos from World War II.


Memphis Belle’s Beau

Flying just above the rooftops of downtown Asheville, a B-17 headed for the gap between city hall and the county courthouse. But the plane’s wingspan was too wide to squeeze through the divide. A crash looked imminent, however the pilot banked the bomber 60 degrees and passed one of the wings through the narrow space before pulling up and disappearing over Sunset Mountain. One onlooker exclaimed, “somebody ought to court-martial whoever is flying that plane!” It was 1943, and pilot Robert K. Morgan was on a 31-city publicity tour with the Memphis Belle, the plane that carried him safely through 25 missions in Europe during World War II.

The spectacle didn’t surprise anyone who knew Morgan as a wild child growing up in Asheville. Though his family was forced to give up their Biltmore Forest home after the Great Stock Market Crash of 1929, they were lucky. Cornelia Vanderbilt allowed the family to live in a cottage on the estate because of her close friendship with Morgan’s mother, Mabel. He grew up with his run of the grounds—hunting, fishing, and in his teens, entertaining friends, especially ladies, with picnics.

His mother nurtured his wanderlust by talking about traveling to Spain, England, Germany, and France one day. They never made those journeys together years later, his mother took her life after being diagnosed with cancer. Instead, he saw Europe from the cockpit of the world-famous bomber.

Beating the Odds
“If you want in just one word how we were able to go through the hell of Europe twenty-five times and get back home without a casualty, I’ll give it to you,” Morgan said during one of his speeches to support the war effort. “The word is teamwork. Until you have been over there, you can’t know how essential that is. We had ten men working together, each ready and able to help out anybody else who might need him.”

The Memphis Belle was one of approximately 13,000 heavy bomber B-17 Flying Fortresses designed by Boeing aircraft company during World War II. The plane and her crew made history when, between November 1942 and May 1943, they were the first to complete the requisite 25 bombing missions from England into Nazi-held Europe.

In 1942, when the U.S. Eighth Air Force joined efforts with the British Royal Air Force, they had an almost impossible goal: to keep up unceasing, strategic bombing on enemy military and industrial sites. American bombers flew during the day the RAF flew at night. Bombs dropped around the clock.

Daytime precision strikes were no easy mission. The German air force, or Luftwaffe, was a formidable foe and their facilities were protected by strong anti-aircraft installations. The B-17s had to run a murderous gauntlet of enemy flak and attacking fighter planes to reach targets and return safely. In the first three months, more than 80 percent of the Eighth Bombing Squadron planes were shot down. As Morgan explained in an article for Flight Journal in 2002, “That means you eat breakfast with 10 guys and dinner with two.”

To keep up morale, the command generals set an incentive for the individual bomber crews. After they completed 25 missions, that plane’s men would be rotated back to service in the States. The Belle crew was the first to hit that mark. They received a total of 60 decorations, including the Distinguished Flying Cross, Air Medal, and four Oak Leaf Clusters. “The Belle’s crew wasn’t better than any other B-17 crew,” Morgan recalled in an interview. “We were not heroes. We simply did our jobs, and were in the right place, at the right time.”

Morgan was modest. In the 20,000 combat miles flown by the Belle, she dropped more than 60 tons of bombs, shot down eight enemy fighters, likely destroyed five others, and damaged at least a dozen more. On five occasions she had engines shot out and once came back with her tail nearly gone. She hit German submarine pens, munitions factories, and military installations. Without the efforts of the Belle crew and other Allied bombers, D-day may have come much later.

Tomando vuelo
Flying wasn’t Morgan’s ambition as a boy, but when it looked like the country was headed for war, he enlisted in the Army Air Corps. He even fudged a bit on the eye test so he could make the cut for pilot training. At 24 years old, he took command of his B-17 and named her after Margaret Polk, his sweetheart in Tennessee.
Morgan was described as a “fast-driving, hard-drinking hell-raiser” in those days, a description that fit many pilots then. Yet while Morgan and his fellow airmen may have indulged during pub crawls while on leave in London, on missions they were all business—trained, steady, and coolly professional.

In his book on the bomber boys of World War II, Masters of the Air, historian Donald L. Miller describes how Morgan prepared his guys, writing, “he would call his crew together and have them huddle up like a football team. He would talk to his men quietly for a few minutes. What was said was unimportant. ‘The important thing,’ Morgan recalled, ‘was that this was our huddle, our moment to come together among ourselves. To hear one another’s breathing, feel one another’s hands on our shoulders. To experience that instant when we stopped being ten separate entities and became one.’ These wisecracking American boys who seemed to take nothing seriously would suddenly have ‘the solemnity and level gazes of men twice their age… It was ten minds coming into acute focus.’”
The B-17 was part bomber and part battleship, with machine gun turrets placed at its top, sides, nose, tail, and belly. The plane was 75-feet long and one gunner said it was like being inside a “lightweight aluminum cigar tube.” With a 100-feet wingspan, it looked roomy. Yet, most of the interior was taken up by the bay where bombs were stacked from floor to ceiling. Space for the crew members was claustrophobically tight. They were literally jammed into their stations.

Since the pilot and copilot were in a cockpit above the nose of the bomber, they couldn’t see below the plane or behind it. “If it weren’t for the tail gunner using the interphone to keep me posted on the formation behind,” Morgan said in 1944, “the top gunner reporting to me what he can see, the ball turret gunner telling me what he can see, it would be almost impossible for me to fly the airplane in combat. I can’t get up and look around. Those fellows are my eyes.”

The B-17s flew in formations of as many as 100 at a time, at an altitude of about 20,000 feet and sometimes traveling as far as 600 miles to reach targets. “The secret to the B-17 was the capability of flying in tight formations—so tight that the wings were often almost touching,” said Morgan. “We were able to put out an amazing amount of firepower.”

Back in Action
Though Morgan eventually parted ways with both his belles (Polk and the plane), his piloting role in World War II didn’t end. After the exhausting public relations tour, he requested to be put back in the fight. He was assigned as a B-29 Super Fortress squadron commander and his plane was named Dauntless Dotty after his Asheville bride, Dorothy Johnson, whom he married before being reassigned in the Pacific.

“After the Belle I trained in B-29s and flew 25 more missions over Japan from Saipan,” Morgan wrote in 2000. “The 29 couldn’t hold a candle to the 17. Engines overheated constantly—they were underpowered. So, if you lost an engine or two as I did, it was impossible to make it back to Saipan. When I lost those two engines over Tokyo, I was able to straggle into Iwo Jima and land. It saved our lives.”

Morgan returned to Asheville for good in April 1945, though he had difficulty settling into the quiet life and later remarried. He continued to fly for the rest of his life, making regular appearances at air shows and civic events, and stayed involved with the preservation of the Belle and other aircraft. Today, the plane is still undergoing restoration at the National Museum of the U.S. Air Force in Dayton, Ohio.

“There is something magical about the emotions Belle draws from people that has nothing to do with my crew or me,” Morgan wrote in Flight Journal in 2002. “The Belle simply makes people proud to be Americans and thankful to live in freedom.” When Colonel Morgan died in 2004 at age 88, he was given a hero’s send-off at his funeral with flyovers from a B-52, P-51 and, of course, a B-17.


Ver el vídeo: Memphis Belle, la verdadera historia - Capítulo 1 de 2 (Noviembre 2021).