Artículos

Cantantes, consejeros y sirvientes: el papel de los eunucos desde un contexto histórico

Cantantes, consejeros y sirvientes: el papel de los eunucos desde un contexto histórico

Cantantes, consejeros y sirvientes: el papel de los eunucos desde un contexto histórico

Yu, Frank

La Gran Época (14 de febrero de 2010)

Resumen

El almirante Zheng He fue uno de los exploradores más consumados de la historia de China. Nacido en 1371 durante la dinastía Ming, dirigió una flota de buques mercantes chinos en siete expediciones al sur de Asia, comerciando bienes y desarrollando relaciones con India, Siam (actual Tailandia), Indonesia, Persia y África Oriental. Hijo de una familia musulmana china, Zheng He fue apodado "san bao" o "tres tesoros" por sus expediciones y servicio al emperador. Sin embargo, Zheng He también era un “taijiano” o eunuco en la corte imperial china. Hoy en día, los eunucos —y la castración— son casi tabú, delineados por obras modernas como individuos confusos, anómalos o con problemas. Pero los eunucos tenían una variedad de funciones en la sociedad: en la corte imperial, como cantantes, guardianes de mujeres, sirvientes religiosos y comandantes militares. El término eunuco deriva de las palabras griegas eune (cama) y ekhein (mantener), o juntas, un "cuidador de la cama". Se pensaba que estos individuos eran más dóciles, domesticados y dignos de confianza. Para los antiguos, la castración era un medio para ejercer el control. Los eunucos mantuvieron una vida de dedicación concentrada, o algunas veces usaron sus posiciones para ganar poder, fama y fortuna. Para ciertas clases de varones, fue una forma de eludir el paradigma que existía entre aquellos que buscaban ese alejamiento de la vida: eliminar por la fuerza la lucha constante entre los deseos y el deber, la dominación y el sacrificio.


Ver el vídeo: Cantante castrado convirtió su tragedia en triunfo. Un Nuevo Día. Telemundo (Diciembre 2021).