Podcasts

Una oración filosófica judía medieval

Una oración filosófica judía medieval

Durante la última parte de la Edad Media, la cultura filosófica fue una parte muy importante de la vida religiosa de las comunidades judías. Muchos judíos medievales buscaban un enfoque filosófico de su vida diaria, y esto incluía recitar oraciones basadas en la filosofía..

Un artículo reciente de Y. Tzvi Langermann examina las oraciones filosóficas judías medievales, de las cuales hay una amplia colección. Muchos se pueden encontrar en el Codex Parma De Rossi 997, más conocido como el Codex Parma, que fue escrito en el mundo bizantino durante el siglo XV. Contiene oraciones atribuidas a muchos pensadores judíos medievales prominentes, así como a figuras de la antigüedad, como Sócrates e Hipócrates.

“Defino la oración filosófica”, explica Langermann, “o la oración de los filósofos, por su contenido. La oración filosófica se dirige a un ser reconocido y reverenciado por los filósofos, por ejemplo la Causa de las Causas. Las oraciones que expresan asombro por las estructuras y procesos cósmicos descritos en el texto filosófico también deben considerarse como ejemplos de oración filosófica ". Estas oraciones pueden haberse dicho en una sinagoga o en privado.

Langermann ofrece varios ejemplos de estas oraciones, incluido uno del Códice de Parma titulado: "Una oración pura, traducida por Rabbenu Zerahyah de bendita memoria", en la que el suplicante pide a Dios que se mantenga alejado de la ignorancia y que comprenda mejor a Dios y sus obras. Aquí hay una traducción de esa oración:

Bendecido por el Primero del Primero y el Eterno del Eterno

El Pre-eterno, que no desaparecerá ante el tiempo que fluye y los instantes en constante cambio.

Grande y santo, luminoso y puro

Ni limitado por el lugar ni encerrado por el tiempo

Más bien, es Él quien instituye los tiempos y crea los lugares.

Bendito eres en la perla celestial, eterna y eterna

Es la perla límpida, limpia y pura

Primero entre todas las luminarias emisoras de luz

Ellos [los habitantes del reino perlado] son ​​los ángeles, son los poderes intelectuales que brillan en los rostros de las criaturas.

Bendito es el Señor del mundo, de quien deriva la vida de los poderes espirituales, la forma psíquica angelical.

Te suplico, por tu eternidad en la eternidad y tu unidad, que me protejas y me rescates de la oscuridad de la ignorancia que hierve en este mundo. Llévame a la luz clara que brota de ti y me refugiaré en ti.

Haz de mi parte, por amor a Tu nombre, la parte de los secretos celestiales.

Concédeme la naturaleza y el refuerzo del físico, para que pueda emprender el camino del intelecto; la senda recta por la que mereceré brillar en Tu luz;

Y al diferenciarme de la naturaleza humana perecedera y del físico humano terrenal y perecedero

Y uniéndome a la naturaleza angelical, que perdura para siempre y se mantiene por toda la eternidad;

Es el domicilio de los piadosos y temerosos de Dios.

Ay de mí, ay, porque he llegado tarde a mi intelecto y no te he dado lo que te corresponde;

Ay, ay de mí, porque he guardado silencio y no te he dado las gracias por todo el bien que has hecho por mí. Qué amargo por mí, cuánto siento por mi corazón fugaz, porque no he entendido que Tú me conduces a creencias elevadas y nobles.

¡Por favor, Dios, haz que los alcance! Apoya mi intelecto hasta que Tú me guíes y me lleves a la fuente de las fuentes; es la fuente de la vida y la eternidad de las eternidades.

Por favor, Dios, sálvame de los pozos negros de los tiempos difíciles, y de las circunstancias de los momentos, unos sobre otros; para que no tenga necesidad ni atracción por las vanidades del mundo, persiguiendo las concupiscencias corporales. Haz que alcance el conocimiento del conocimiento celestial, que es el conocimiento de las letras separadas, para que mi fin no esté entre las letras que son iguales entre sí en el mundo inferior, así como las formas siempre cambiantes que pasan sin permanecer. . Eres testigo de todo, gobiernas sobre todo y sobre todo, y eres capaz de todo.

El artículo de Y. Tzvi Langermann, "A Collection of Jewish Philosphical Prayers", aparece en Identidades y culturas regionales de los judíos medievales, editado por Javier Castano, Talya Fishman y Ephraim Kanarfogel, que fue publicado por la Biblioteca Littman de la Civilización Judía en 2018..

Y. Tzvi Langermann es miembro de la facultad de la Universidad Bar-Ilan. Haga clic aquí para visitar su Página Academia.edu, o verlo en su Página de youtube.

Imagen de portada: una miniatura medieval de los cuerpos celestes. La leyenda en hebreo dice "Estos son un sol y una luna y estrellas dentro de esta rueda". Biblioteca Británica MS Adicional 11639 f. 517


Ver el vídeo: Averroes, el filósofo andalusí. Andrés Martínez Lorca (Octubre 2021).