Podcasts

Cómo hablar con tu futuro suegro

Cómo hablar con tu futuro suegro

Uno de los textos más populares de la Edad Media fue la Gesta Romanorum - Hechos de los romanos - una colección de historias que datan del siglo XIV. Originalmente escrito para el clero como un recurso de relatos moralistas, rápidamente encontró un público más amplio. Entre las docenas de historias que se encuentran en esta colección se encuentra La hija del pirata..

La historia comienza con un pirata que apresó a un hombre y lo arrojó a la prisión del emperador. El hombre le escribió a su padre pidiendo ayuda para rescatarlo por su liberación, pero el padre se negó. Mientras tanto, la hermosa hija del emperador había venido a ver al hombre encarcelado todos los días y buscaba formas de ayudarlo.

Un día le dijo al prisionero:

“Querido amigo, lo siento por ti. Sin embargo, si me concedes algo, te libraré de esta angustia. No busco nada a cambio de tu libertad, excepto que me tomes como esposa ".

El hombre estuvo de acuerdo y la dama lo liberó. Pronto terminaron su fuga y viajaron a la tierra donde vivía el padre del hombre. El hijo le contó a su padre lo sucedido, pero este último se molestó y se negó a aceptarla como su nueva nuera. El padre dijo:

“De ninguna manera estoy dispuesto a estar de acuerdo con esto, es decir, que ella debería ser su esposa, y lo pondré a prueba con dos fuertes argumentos. El primer argumento es este. Es bien sabido que su padre podría haber recibido una gran recompensa por su liberación. Por lo tanto, debido a que huyó, fue ingrata con su propio padre y se aferró a ti. Parece que no podrás casarte con ella porque engañó a su padre y le hizo perder mucho.

“También otra razón es esta. Cuando ella te liberó, fue por deseo sexual y no por compasión porque hizo un acuerdo sobre tu libertad y recibió tu seguridad de que ella sería tu esposa. Por tanto, parece que, como hizo esto por su deseo sexual, no la tendrás como esposa ".

La señora escuchó esto y le hizo responder:

“Al primer argumento, respondo: cuando dices que fui ingrato con mi padre, eso no es cierto. Mi padre abunda en riquezas y tu hijo es un hombre pobre. Por eso ofrecí ayuda a tu hijo por compasión porque era un hombre pobre y tú, que eras su padre, no querías rescatarlo de la cárcel. Sin embargo, lo liberé. Por lo tanto, yo le era más querido que tú. En consecuencia, está más ligado a mí que a ti.

“En cuanto al otro argumento que dijiste, a saber, que hice esto debido al deseo sexual, eso no es cierto porque todo deseo sexual se debe a la fuerza o la belleza. Pero su hijo no era fuerte porque el sufrimiento de la prisión destruyó sus fuerzas, ni era guapo porque estaba totalmente consumido por estar en prisión. Por lo tanto, la compasión solo me movía, y no el deseo sexual ".

El hijo agregó que estaba de acuerdo con la dama y reprendió a su padre. La pareja se casó inmediatamente y vivió felices para siempre.

Puedes leer esta historia y muchas otras en The Anglo-Latin Gesta Romanorum de Oxford, Bodleian Library Douce MS 310, editado y traducido por Philippa Bright. Fue publicado recientemente por Clarendon Press - o comprar este libro en Amazon.com


Ver el vídeo: 12 Señales Sutiles De Que Una Mujer Quiere Contigo (Octubre 2021).