Podcasts

La otra conquista: películas ambientadas en la América medieval

La otra conquista: películas ambientadas en la América medieval

Por Murray Dahm

En lo que respecta a la interacción de la Europa medieval con las Américas, una gran cantidad de las películas que se han realizado se centran en Cristóbal Colón y sus viajes. En todas esas películas, el objeto (o víctima, si se quiere) de los descubrimientos de Colón fueron las tierras y los pueblos de lo que él (incorrectamente) pensó que era la costa oriental de China y el pasaje occidental a las islas de las especias de las Indias Orientales. . Si bien los pueblos indígenas del Caribe y América Central están presentes hasta cierto punto en todas estas películas, no han sido el centro de atención. En este artículo centraremos nuestra atención en aquellas películas que han hecho de los pueblos indígenas de la América medieval su tema principal. Como veremos, esto en realidad revela un conjunto notable de películas.

Los cuatro viajes de Cristóbal Colón que comenzaron en 1492, revelaron el Caribe y las Américas al Imperio español y al resto del mundo. Una bula papal en 1494 dividió los territorios del nuevo mundo entre Portugal y España, pero sus divisiones nunca fueron reconocidas por Inglaterra, Francia o los holandeses, y esos poderes pronto entraron en el "negocio de América".

La exploración y explotación de las Américas comenzó de inmediato, impulsada por historias (exageradas) de riquezas y riquezas que aguardaban al aventurero y al colono. La explotación y el asentamiento continuaron durante siglos a pesar de que nunca se encontraron ciudades de oro y el clima no estaba de acuerdo con muchos de los recién llegados. Millones de pueblos indígenas fueron asesinados, murieron, esclavizados o desplazados y sus culturas y sociedades fueron destruidas sistemáticamente.

Algunos estudios modernos equiparan este proceso y el declive de las poblaciones indígenas como genocidio. Es difícil saber cuál era la población de las Américas antes de la llegada de los europeos y las estimaciones varían en cuanto a la cantidad de población que se perdió. Algunos estudiosos sostienen que el 80% de la población fue destruida aproximadamente en el primer siglo de contacto y eso a veces se considera una estimación "baja". América a finales del siglo XV ya tenía civilizaciones complejas de gran antigüedad, pero en su mayor parte sus tecnologías no eran rival para el acero y la pólvora, las enfermedades y las dolencias que los europeos trajeron consigo.

Algunas relaciones entre la población española y local fueron más positivas y pacíficas que otras y hubo instrucciones de la corona española para construir buenas relaciones con las poblaciones locales, pero estas fueron ignoradas en gran medida. La conquista deliberada de territorios, cuando comenzó en 1519, fue en algunos lugares rápida y total (y se logró con muy pocos hombres) mientras que en otros tomó décadas, incluso siglos, y las culturas locales continuaron resistiendo la dominación extranjera. Ciertamente, algunas culturas utilizaron la llegada de los españoles para asentar viejos odios y se aliaron con los invasores para derrotar a sus enemigos tradicionales.

Las películas desde una perspectiva indígena son relativamente raras, aunque hay algunas excepciones notables. De Maidana Wara Wara (1930), Juan Mora Catlett Regreso a Aztlan (1990) y su posterior Eréndira Ikikunari (2006), de Carrasco La otra conquista (La Otra Conquista) (1999) y Mel Gibson's Apocalipsis (2006) valen la pena verlos. En la mayoría de los casos, estas películas son la reafirmación de la propia historia indígena de los cineastas de México (y Bolivia) y quieren actuar como un correctivo a la visión europea (y occidentalizada) de su historia.

También hay películas en las que las poblaciones indígenas juegan un papel importante en la película (más que simplemente ser extras o víctimas) como Cabeza de Vaca de Echevarría (1991) e incluso J. Lee Thompson Reyes del sol (1963). Dado que estas películas se centran principalmente en quienes mejor podrían describirse como las víctimas de la conquista española, todas tienen cosas muy interesantes (quizás controvertidas) que decir.

De lejos, la más famosa (y controvertida) de estas películas indígenas es Mel Gibson Apocalipsis. De hecho, fue la última de una serie de películas que comenzaron al menos en 1992 (cuando el interés por el 500 aniversario del "descubrimiento" de Colón estaba en su apogeo). También fue la que tuvo más cobertura, ya que era una película de Hollywood y estaba hecha por un director "grande". Sin embargo, en muchos sentidos, Gibson aprovechó las películas anteriores realizadas (en su mayoría) por cineastas mexicanos. Así que primero veremos esas películas y luego examinaremos Apocalipsis sí mismo en un artículo posterior.

Tres películas mexicanas merecen interés por las perspectivas que aportan y el orgullo fílmico por la historia mexicana. Regreso a Aztlán (En Necuepaliztli en Aztlan) (1990) fue filmada en locaciones de México y íntegramente en lengua náhuatl (la lengua considerada más cercana a la de los aztecas). La historia habla de una sequía, quizás en el año 1468, inmediatamente después de la muerte de Moctezuma I, y la búsqueda de una diosa, Coatlicue, para ayudar a aliviarla. Ollin, un campesino, ayuda en la búsqueda y finalmente encuentra a la diosa, pero él mismo es asesinado. Si bien hubo críticas por la desconcertante trama de la película, fue elogiada por su representación auténtica del México precolombino y por evitar los estereotipos esperados.

El director se sorprendió de que la película no se incluyera en las celebraciones del descubrimiento de América en 1992 y también acusó a Mel Gibson de tomar escenas de su película para el segundo. Apocalipsis en 2006. De hecho, hay algunas escenas que muestran similitudes con la película de Gibson, aunque la pesada y mística persecución de Catlett no tiene nada de la energía de la película de Gibson, por lo que la similitud de algunas de las escenas de 'persecución' es en realidad ilusoria.

Regreso a Aztlán está disponible en varias versiones en Youtube pero es difícil de rastrear en otros formatos. Es maravilloso ver los trajes aztecas de una manera tan pura, tomada de las diversas fuentes disponibles, incluidos varios códices que la toma de apertura de la película muestra ardiendo. El lenguaje en sí evoca un sentido de tiempo y lugar. La historia también se muestra desarrollándose como las ilustraciones de un códice y el estilo de la ilustración está en consonancia con los códices aztecas sobrevivientes. El uso del paisaje y la arquitectura sobreviviente se suma a esta sensación de tiempo y lugar (aunque, como ocurre con las ruinas antiguas en muchas películas, uno se pregunta cómo se veían los originales cuando no estaban tan desgastados por siglos de exposición a los elementos). La notable variedad de maquillajes y máscaras también es fascinante, lo que se suma al sentido de lo místico. Hay grandes extensiones de la película sin ningún diálogo (aunque la información contenida en el diálogo es esencial). Tenemos folclore en abundancia, como que el colibrí es el espíritu de un guerrero muerto que ha muerto en combate y que luego acompaña al sol en su viaje. El sumo sacerdote, decorado todo en turquesa, intentando golpear el sol con su espada de sacrificio para poner fin a la sequía es en realidad bastante conmovedor.

En 2006 Catlett hizo otra película precolombina en México, Eréndira Ikikunari protagonizada por Xochiquetzal Rodríguez. Esta película cambia la perspectiva habitual y muestra la figura folclórica de Eréndira uniendo a la población local contra los españoles invasores. Varias descripciones de la película afirman que su escenario es azteca pero, según el folclore, Eréndira era una princesa del pueblo purépecha (llamado tarasco por los españoles) más que azteca. Cuando el purépecha cazonci (monarca) Tangaxuan II presenció la caída del vecino imperio azteca ante los españoles, hizo un tratado con Hernán Cortés en 1522 y fue gobernante de facto (tanto él como Cortés recibieron tributo). Esto duró hasta 1530 cuando Nuño Beltrán de Guzmán marchó contra el tarasco. De Guzmán había sido enviado a "Nueva España" en 1525 para contrarrestar el poder de Cortés. Tanguxuan fue depuesto, torturado y quemado en la hoguera en 1530. No hay relatos escritos contemporáneos de Eréndira, pero está estrechamente asociada con la cultura purépecha y la oposición a la llegada de los españoles y su resistencia.

La película fue filmada en lengua purépecha - y con una banda sonora de auténticos instrumentos purépecha - y comienza en la corte de Lord Tangaxuan. En su mayoría evita el problema de disparar entre ruinas, generalmente evitando pirámides y otras estructuras auténticas que claramente se encuentran en un estado moderno en ruinas. Los españoles son referidos como destructores de los enemigos de los purépecha (los aztecas) y que, por lo tanto, son los aliados 'naturales' de los purépechas, pero que estos 'nuevos dioses', que representan tanto a los españoles como al cristianismo, vienen a destruir. todos (y los dioses antiguos se muestran crucificados). En la película, la alianza de Tangaxuan es con de Guzmán en lugar de Cortés.

La película hace uso de un códice y pinturas murales que "cobran vida" al comienzo de la película, y este aspecto de las pinturas murales que cobran vida se reitera en todo momento. Los aspectos del vestuario, la pintura corporal, las máscaras y el sacrificio de sangre se muestran con detalles intrincados y precisos. Las armas, principalmente lanzas y arcos, pero también garrotes y armas blancas, y equipo, como escudos y armaduras de mimbre, y tocados también se encuentran en una amplia evidencia. Vemos la práctica del tiro con arco y la guerra ritualizada a pequeña escala entre los aristócratas y sus séquitos (hay descripciones del códice de esto).

La guerra representada es tradicional y se considera que alimenta a los dioses antiguos ("morir en la guerra es hermoso"). Esto comienza con la destreza del tiro con arco de largo alcance antes de que comience el combate cuerpo a cuerpo: esta es una serie de guerras heroicas, conflictos uno contra uno, pero esta lucha aristócrata contra aristócrata (mientras que sus séquitos menos bien armados también luchan) pueden hacerlo con precisión. reflejar la realidad. Ciertamente se siente más auténtico que los muros de escudos medievales en la película, que generalmente se convierten en un pantano de peleas uno a uno. También se muestra la toma de prisioneros para el sacrificio y el ritual del sacrificio en sí. El último sacrificio, la quema de Lord Timas, el cuerpo del tío de Eréndira, se realiza con especial simpatía. Se nos muestra la ineficacia de las flechas contra las armaduras españolas. Solo hay cuatro españoles en la batalla, pero aún son vulnerables en las articulaciones de la armadura.

Los propios españoles están representados en su mayoría estilísticamente (actores nativos con máscaras "blancas"). Estos españoles enmascarados luego destruyen los ídolos de piedra de los purépechas y esto hace que la película se sienta como una obra de teatro de misterio purépecha sobre la protección de la cultura (Timas proclama la línea: "la costumbre debe prevalecer"). Durante la batalla, los actores que usan máscaras son reemplazados por actores españoles, aunque se intercalan con máscaras de demonios.

Las mujeres jugaron un papel importante en la conquista: los españoles casados ​​debían traer a sus esposas con ellos en estas expediciones; no podrías poblar un nuevo continente sin ellos. Cortés contrató a una intérprete, Doña Marina o La Malinche, que también fue asesora de él y de la madre de su hijo, Martín (se hace referencia a ella en nuestra próxima película La otra conquista). En Eréndira Ikikunari son las mujeres las que ahuyentan a los españoles saqueadores cuando los guerreros no lo hacen. La propia Eréndira luego roba un caballo español (un 'ciervo sin cuernos'), se enseña a montar y lidera la resistencia contra de Guzmán y su propia gente que se ha aliado con ellos: 'las mujeres hacen la guerra cuando los hombres no defienden lo nuestro '). La película muestra una gran cantidad de Eréndira luchando contra el lugar percibido de las mujeres en su sociedad y, por lo tanto, es una película empoderadora para mujeres de todas las edades y culturas. Cuando monta a caballo en la batalla, se convierte en la encarnación de la diosa madre Xaratanga, liderando su cultura en la resistencia al invasor español.

La otra conquista fue escrita y dirigida por Salvador Carrasco en 1999. Fue producida por Álvaro Domingo, hijo del famoso cantante de ópera español Plácido Domingo quien fue productor ejecutivo. La película está ambientada entre el período de 1520 y 1548 y muestra la perspectiva azteca sobre el proceso de colonización inmediatamente después de la conquista española. Se abre con las secuelas de la masacre de los aztecas en el Gran Templo de Tenochtitlán bajo la lluvia torrencial. Un solo sobreviviente, Topiltzin (Damián Delgado), un escriba e hijo ilegítimo de Moctezuma II, intenta preservar el estilo de vida azteca pero es capturado y luego convertido a la fe católica (como Tomás) durante un período de años. Lo vemos registrando el destino de su pueblo en un códice en medio de los cadáveres de la lucha por otro templo en 1526 donde hay soldados jaguares precisos y armaduras y cascos de conquistadores. Esta grabación del códice es el mismo dispositivo que se ve en Regreso a Aztlán.

Más tarde, vemos el maltrato de un pesado cañón a través de difíciles senderos de montaña, y aquí la naturaleza maltrecha y sin pulir de la armadura coincide con este entorno. Carrasco habló de la idea de un azteca resistiendo la conquista fusionando la religión católica con sus propias creencias; la idea de la Virgen de Guadalupe (la santa patrona de México y una Virgen María pero con rasgos indígenas) fue central en la génesis de esta idea. El mensaje de tolerancia cultural (de ambos lados) es peculiar (especialmente desde una perspectiva indígena). En otras películas (como las de Colón), la idea de tolerancia ha sido incorporada de forma inauténtica y artificial.

Dado La otra conquistaDesde el punto de vista de la perspectiva, no es de extrañar que se describa a los conquistadores españoles como bárbaros (aunque este no es el mensaje general); hay villanos y héroes en ambos lados. Varios de los villanos también quedan impunes. Tenemos una descripción sin prejuicios de un sacrificio humano (que es inquietante) pero la víctima está completamente dispuesta ("es lo que mi corazón desea"). Su recuerdo es también la inspiración de la Virgen de Guadalupe. El aparente sacrificio de perros más adelante en la película fue muy controvertido (más que la descripción del sacrificio humano). La otra conquista utilizó varios sitios arqueológicos como conjuntos y estos son bien utilizados (al ser el escenario de masacres, su estado moderno y en ruinas realza el escenario). En La otra conquista, los personajes aztecas hablan un idioma que no es el español entre sí, y es una faceta de su resistencia al dominio español que continúan haciéndolo, pero no se publicitó como parte de la producción de la película.

La película fue un gran éxito en México y ha obtenido una gran aprobación en otros lugares. Carrasco quería actores indígenas de pura sangre y encontró a Damián Delgado, de Oaxaca, un estado de México conocido por su rica herencia indígena. El papel otorgado a Tecuichpo (tzin) / Doña Isabel Moctezuma (media hermana de Topiltzin y heredera legítima de Moctezuma, interpretado por Elpidia Carrillo) es también refrescante (aquí una (otra) heroína subversiva de la cultura indígena). Su muerte, como se informa en la película, es ficticia; sus descendientes todavía prosperan - la película sugiere que son descendientes de Tecuichpo y Topiltzin, hijos de Moctezuma - "la supervivencia de nuestra sangre depende de nosotros". Le dio a Cortés una hija fuera del matrimonio y tuvo más hijos con un marido español posterior (fue consorte de tres emperadores aztecas y posteriormente se casó con tres maridos españoles; enviudó cinco veces). El Hernán Cortés (Hernando en la película, interpretado por Iñaki Aierra) es un notable parecido basado en retratos existentes, interpretado como débil y lleno de lujuria por Isabel.

Las otras Conquest, Regreso a Aztlán (y Eréndira Ikikunari hasta cierto punto) son películas en gran parte espirituales, que se refieren a un viaje del espíritu, el cuerpo (o ambos), una tarea que pocas otras películas medievales se proponen en la medida en que lo hacen. Dado que todos están disponibles completos en Youtube, son un reloj satisfactorio.

Murray Dahm es el nuevo columnista de películas de Nuestro sitio. Puede encontrar más de su investigación enAcademia.edu o síguelo en Twitter@murray_dahm

Imagen de Portada: La Otra Conquista (La Otra Conquista) - 20th Century Fox


Ver el vídeo: La otra conquista 22 (Octubre 2021).