Podcasts

Wara Wara y Apocalypto: películas ambientadas en la América Central y del Sur medieval

Wara Wara y Apocalypto: películas ambientadas en la América Central y del Sur medieval

Por Murray Dahm

Mel Gibson Apocalipsis es una película fascinante, aunque controvertida y defectuosa, que muestra a los pueblos indígenas de América del Sur justo antes de su contacto con los conquistadores europeos. Como dijimos en el último artículo, Apocalipsis es en realidad la última película de una larga lista de películas fascinantes. Y entonces, para mirar esa línea, examinaremos el comienzo de la misma: la película de 1930 del boliviano José Maria Velasco Maidana Wara Wara - y el final de la línea con Apocalipsis.

Wara Wara es una película muda boliviana de 1930 dirigida por José Maria Velasco Maidana, que se creyó perdida durante mucho tiempo, hasta que se redescubrió una impresión en 1989. Esta impresión fue cuidadosamente restaurada y estrenada en 2010. Es la única película que sobrevive de la era del cine mudo en Bolivia. Wara Wara cuenta la historia de la princesa inca del mismo nombre en la parte sureste del Imperio Inca (el Hatun Colla) durante la conquista española del siglo XVI. Los españoles masacran a su pueblo y ella, junto con el sumo sacerdote Huillac Huma y varios supervivientes, huyen a las montañas. Allí, es rescatada de las garras de dos conquistadores por un español noble y caballeroso, Tristán.

Tristan es herido en su defensa de Wara Wara y ella lo cuida hasta que recupera la salud. Ellos se enamoran. Sus pueblos no pueden aceptar esta unión y ambos están condenados a muerte. Hay similitudes obvias con Romeo y Julieta de Shakespeare y otro material de origen (como el Tristan e Isolda mitos) aunque una versión anterior de la película realizada en 1925 se ambienta en la época contemporánea y con los roles de género invertidos. Esto tuvo que ser abandonado: un hombre aymara y una mujer blanca eran inaceptables en 1925. En la película, Tristan y Wara Wara escapan y se dirigen al sagrado lago Titicaca.

La película tuvo 32 proyecciones en 1930 antes de perderse. Cuando fue redescubierto (por el nieto del director en La Paz), había 63 carretes de metraje de película de nitrato, no la película final. Por tanto, las tomas de la película se reconstruyeron a partir de reseñas de las proyecciones de 1930. Se necesitaron veinte años para restaurar la película por una variedad de razones e involucraron a expertos en cine en Alemania e Italia. Primero se copió en acetato y luego se digitalizó. La película es una preservación importante del cine boliviano y muestra las actitudes locales hacia el colonialismo y la mezcla étnica.

La restauración de la impresión es asombrosa y las imágenes son increíblemente limpias y claras. Incluso para una película tan temprana, el equipo y la ropa españoles se ven como deberían. Se dispara un arcabuz, una escaramuza e incluso una pequeña acción de caballería (que refleja con precisión el pequeño número de caballos involucrados). La vestimenta y la decoración indígenas también se ven bien y se involucran varios bailes que pueden reflejar bailes folclóricos bolivianos. A la película restaurada se le ha proporcionado una banda sonora, tomada de una de las composiciones posteriores de un ballet del propio cineasta erudito Maidana.

Apocalipsis está ambientada a principios del siglo XVI (quizás ya en 1502), y los europeos solo hacen una breve aparición al final de la película. Este escenario podría ser el cuarto viaje de Cristóbal Colón en 1502 o una expedición posterior (algunos relatos dicen que la película está ambientada en 1511 y el comentario del DVD también afirma esta fecha). Utilizando actores indígenas estadounidenses y mexicanos y el idioma maya yucateco, la película continuó con el modelo del idioma original que Gibson había establecido. La pasión de Cristo (2004). Apocalipsis, filmada en el primer semestre de 2006, sin embargo, no necesita mucho lenguaje; Es una película de persecución y acción tan tensa como la que verás en cualquier lugar: la escena del jaguar negro sigue siendo absolutamente impresionante.

La deliberada falta de efectos generados por computadora de la película también es bienvenida y sigue siendo refrescante más de diez años después. Hubo algunas críticas sobre las inexactitudes de la película (y la aparente ideología de que la brutal civilización maya "merecía" ser conquistada), pero muchos cineastas (incluidos Martin Scorsese, Quentin Tarantino y Spike Lee) admiran mucho la película. No ayudó que Gibson acabara de recibir una gran cantidad de críticas negativas sobre los desvaríos antisemitas de borrachos antes del estreno de la película.

El declive de los mayas como se describe en la película, la brutalidad que lo acompaña y la copiosa sangre y los sacrificios humanos (para apaciguar a los dioses) fueron criticados por no reflejar la verdadera naturaleza de los mayas. La película fue acusada de ignorar los muchos logros positivos de los mayas. Sin embargo, la brutalidad y el sacrificio humano se confirman en algunos murales y arquitectura mayas sobrevivientes (especialmente los de Bonampak) y no se pueden explicar como algo en lo que los descendientes modernos de los mayas no querrían enfocarse. Es cierto que una cultura como la de los aztecas era aún más brutal y sacrificaba un gran número de cautivos, pero el sacrificio humano sí existía dentro de la cultura maya. Estas características comunican ciertamente la idea de un sangriento declive hacia el apocalipsis. El horror de la cantidad de muertes (y el uso de víctimas vivas como práctica de tiro) es visceral.

Gibson admitió que había inventado la idea de 'práctica de tiro en vivo' en el contexto de la película pero, dada la brutalidad de los villanos, es completamente creíble, sin mencionar influyente: Game of Thrones lo copió en la temporada 6, episodio 9. El foco de la crítica sobre el sacrificio de sangre desvió la atención de los otros temas (relevantes) de la película: que la civilización maya cayó debido a la degradación ambiental y la deforestación, el consumo excesivo y la corrupción política. Volviéndolo a ver ahora, tiene más resonancia con los debates actuales sobre el cambio climático. El estuco de cal que cubría los enormes edificios de los mayas clásicos requirió la tala de miles de acres de bosque. Estos temas son universales y afectan a la cultura moderna tanto como a la antigua. Desafortunadamente, este mensaje se perdió un poco en el alboroto.

Una crítica a la violencia y la guerra en Apocalipsis Es que el consultor histórico, el arqueólogo Richard Hansen, era un experto en la cultura maya primitiva, antecediendo por un milenio los acontecimientos de la película a principios del siglo XVI. Sin embargo, Hansen, hablando en 2007, estaba emocionado de participar, viendo la película como una forma de centrar la atención del mundo en la historia maya. Afirmó falsamente que filmar completamente en el idioma indígena de los mayas algo nunca antes visto; tal vez esto fuera cierto para los mayas, pero se había hecho con otras culturas. Hansen claramente nunca había visto Regreso a Aztlán a pesar de que Gibson usó esa película como referencia.

Hansen afirmó que la película se debe mucho a su trabajo en el sitio arqueológico de El Mirador, e incluso afirmó que Gibson lo contrató después de ver un documental de su trabajo allí. El set se inspiró en los edificios de El Mirador y la crítica de la película y Hansen como consultor en Apocalipsis por lo tanto, tienen algo de peso ya que El Mirador floreció desde el siglo VI a.C. hasta el siglo I d.C. y fue abandonado en el siglo IX, 600 años antes. Apocalipsis se estableció. Por lo tanto, los edificios de la película eran una mezcla de estilos y períodos de tiempo, al igual que muchos otros detalles de la película.

Hansen afirmó que algunas de las pinturas corporales y los piercings óseos eran una licencia artística, aunque la pintura corporal de otras películas no ha sido criticada y se casa con representaciones artísticas. Los tatuajes, la escarificación y las joyas (carretes, dientes de jade y otros) se basaron en fragmentos de cerámica y el registro arqueológico (de El Mirador) y, por lo tanto, sin duda precisos (solo para una película ambientada mucho antes). Gibson también usó el mismo fabricante de armas que había trabajado en Corazón Valiente, Simon Atherton.

Sin embargo, Hansen hizo un comentario muy interesante sobre la película, y vale la pena recordarlo para cualquier película histórica. Afirmó que la publicidad que le trajo la película y su trabajo en Guatemala fue un gran beneficio para la disciplina de la arqueología maya en su conjunto: más personas estarían expuestas a la arqueología maya incluso a través de una película mala o mal recibida de lo que podría esperar. alcanzado por medios convencionales. La participación de Hansen le dio influencia social con los ricos y famosos en Guatemala y pudo promover la causa de preservar el patrimonio maya y los sitios arqueológicos.

También podemos mencionar brevemente dos películas animadas de Disney que técnicamente están ambientadas en la América medieval previa al contacto; El nuevo ritmo del emperador (2000) y su secuela El nuevo ritmo de Kronk (2005) (también hubo una serie de televisión La nueva escuela del emperador 2006-2008). Estos representan a un emperador inca ficticio, Kuzco, y el equipo de filmación estudió el complejo de la ciudadela Inca del siglo XV Machu Picchu para la película. El interés por este tema comenzó alrededor del 500 aniversario del viaje de Colón. Originalmente se tituló Kingdom of the Sun, pero no se estrenó hasta 2000. Probablemente no necesitemos detenernos en la película peplum ítalo-española de 1964. Hércules contra los hijos del sol enfrentando al semidiós griego contra los incas, pero está en Youtube si deseas participar.

Las películas que hacen de los pueblos indígenas de la América medieval su tema principal son una colección de películas de nicho. Sorprendentemente, hay más películas de este tipo que otras culturas medievales anteriores al contacto (aunque películas como Rapa Nui (1994) y Las tierras muertas (2014) podría considerarse). Como siempre en las películas de temas medievales, los aspectos de la guerra nunca están muy lejos en la narrativa, pero estas películas brindan al espectador mucho en qué pensar. Por lo tanto, vale la pena el esfuerzo de localizarlos. Feliz visualización.

Murray Dahm es el nuevo columnista de películas de Nuestro sitio. Puede encontrar más de su investigación enAcademia.edu o síguelo en Twitter@murray_dahm

Imagen de portada: Apocalypto (2006)


Ver el vídeo: ESCENA FINAL APOCALYPTO ARSubtitulos (Octubre 2021).