Podcasts

Cómo la peste negra mejoró la vida de los campesinos medievales

Cómo la peste negra mejoró la vida de los campesinos medievales

Por Kathryn Walton

La peste negra de 1347-51 fue una de las peores pandemias de la historia de Europa. Diezmó la población, matando aproximadamente a la mitad de todas las personas que vivían. Sin embargo, después de que terminaron los estragos de la plaga, los campesinos medievales vieron mejorada su vida y sus condiciones de trabajo.

Una de las pandemias más famosas de la historia de Europa azotó el continente y el mundo entre 1347 y 1351. Se cree generalmente que la pandemia de peste, denominada La Peste Negra por un erudito del siglo XIX, fue causada por una infección bacteriana derivada del bacilo. Yersinia pestis. La enfermedad fue transmitida por pulgas que se adhirieron a un huésped humano después de picar a una rata infectada. Se extendió por una gran parte del mundo. El cronista palestino Abū Hafs Umar Ibn al-Wardī informa que se extendió por China, India, Turquía, Egipto, Palestina y Europa. Puedes ver su relato de su difusión animada en el video a continuación.

La enfermedad

La enfermedad fue devastadora. El médico y poeta Abū Ja'far Ahmad Ibn Khātima, que vivía en la costa sur de España, nos deja una descripción muy detallada de los efectos de la peste en su tratado árabe. Una descripción y un remedio para escapar de la plaga en el futuro. Comienza, como él mismo dice, con una fiebre que aumenta en el transcurso de unos días, desorientando y deprimiendo al paciente. A esto le siguen algunas reacciones físicas graves:

obstáculo; frialdad en las extremidades; vómitos espantosos, biliosos y recurrentes; diversas lesiones en la piel; o: opresión en el pecho; Dificultad para respirar; escupir sangre o dolor punzante en el costado o justo debajo de la mama, acompañado de inflamación y sed intensa; toser ennegrecimiento de la lengua o hinchazón de la garganta con complicaciones de angina; y dificultad o imposibilidad para tragar; o: dolores de cabeza; ataques de desmayo; mareo; náuseas y diarrea maloliente.

Este pasaje fue traducido por Suzanne Gigandet. Puede leerlo completo, así como muchos de los documentos a los que me refiero aquí en John Aberth's La peste negra, la gran mortalidad de 1348-1350: una breve historia con documentos.

Era una enfermedad terrible que inspiraba mucho miedo en Europa y en todo el mundo. Los profesionales médicos de la época no sabían realmente qué lo causaba ni cómo contenerlo. A menudo se atribuía a la ira de Dios y se culpaba a factores ambientales como los malos olores. Se hicieron algunos intentos para controlar su propagación. Se establecieron medidas de cuarentena y saneamiento y se restringieron los viajes entre ciudades. Pero nada funcionó realmente y la plaga se extendió rápidamente.

Impacto en campesinos y miembros de las clases bajas

Afectó a todos, pero fue especialmente devastador para los campesinos y las clases bajas. Ante un brote, aquellos que tenían suficiente dinero para financiar la reubicación simplemente abandonarían la ubicación infectada. Los que no murieron en mayor número. El poeta italiano Giovanni Boccaccio en El decameron describe la difícil situación de la gente común en las ciudades que, al no tener los recursos para irse, se vieron obligados a quedarse cerca de casa. Como resultado, "se enfermaban diariamente por miles y debido a que recibieron poca ayuda, casi todos murieron con pocas excepciones".

Los que estaban fuera de las ciudades también murieron en cantidades extremadamente altas. Los campesinos tendían a estar más alejados de los brotes, pero, como enfatiza Boccaccio, no tenían acceso a médicos y, a menudo, poca ayuda cuando se enfermaban. Como resultado, “murieron, no como hombres, sino como animales, en los caminos, en sus campos o en sus casas a todas horas, de día y de noche”. Estas citas provienen de la edición del Proyecto Gutenberg del texto de Bocaccio. He modernizado el idioma. Usted puede accede al texto completo aquí.

Fue un evento devastador. Millones de personas en todo el mundo sufrieron y murieron. Cuando terminó la plaga, aproximadamente la mitad de la población de Europa se había ido. El rostro de Europa cambió para siempre.

Pero para la población campesina, cambió para mejor.

Vidas de campesinos antes de la plaga

Antes de la plaga, los campesinos medievales eran a menudo extremadamente pobres y tenían pocas libertades. Los campesinos generalmente cultivaban una parte de una propiedad de un señor a cambio de la protección de ese señor y el uso de la tierra. Pero, como resultado, los campesinos a menudo estaban atados a la tierra y tenían que renunciar a ciertas libertades para conservarla. También tenían que entregar una parte de su cosecha al señor como pago. Este arreglo benefició absolutamente al señor sobre el campesino. El señor pudo amasar una gran riqueza con el trabajo de sus campesinos. Los campesinos a menudo apenas podían producir lo suficiente para sobrevivir y tenían pocos medios para mejorar su posición en el mundo.

Si desea leer más sobre las condiciones laborales de los campesinos y la prevalencia de la servidumbre en la Inglaterra medieval temprana, consulte la columna de Lucie Laumonier ¿Quiénes eran los campesinos en la Edad Media?

La escasez de mano de obra resultante

Sin embargo, después de que los estragos de la peste negra terminaron en Europa, de repente hubo mucha menos gente para cultivar las tierras. El erudito egipcio Ahmad Ibn Alī al-Maqrīzī, describió cómo se veía esto después de que la plaga había pasado por Egipto: "Cuando llegó la época de la cosecha, solo quedaba un número muy pequeño de labradores". Hubo algunos que "intentaron contratar trabajadores, prometiéndoles la mitad de la cosecha, pero no pudieron encontrar a nadie que los ayudara". Lo mismo sucedió en Europa, y las cosechas permanecieron sin cosechar y los terratenientes locales perdieron grandes ingresos porque no pudieron conseguir que nadie hiciera el trabajo.

En consecuencia, los trabajadores y agricultores se vieron repentinamente en alta demanda. Para mantener sus propiedades y formas de vida, los señores necesitaban campesinos para cultivar sus tierras, por lo que, ante la escasez de mano de obra, los señores se vieron obligados a pagar más a los campesinos por su trabajo y a celebrar acuerdos que fueran más beneficiosos para los campesinos. Los campesinos de repente tenían más agencia y más control sobre su vida laboral. Podrían dictar los términos de sus contratos. Simplemente podrían dejar su puesto si su señor los trataba mal o no estaba dispuesto a pagarles más. Pudieron adquirir más riqueza y libertad a medida que se reconocía cada vez más la importancia de su trabajo frente a su pérdida.

Los gobiernos y funcionarios locales hicieron muchos y varios intentos para bloquear este movimiento ascendente. Una Ordenanza de Castilla de 1351 condena a los que “andan ociosos y no quieren trabajar”, ​​así como a los que “exigen precios y sueldos y salarios tan altos”. Ordena que todos los que puedan hacerlo trabajen por un precio establecido antes de la plaga. Otro de Siena condena a quienes “extorsionan y reciben grandes sumas y salarios por el trabajo diario que realizan todos los días” y fija un precio fijo de seis florines de oro al año.

Salarios, libertades y estilos de vida mejorados

Estas ordenanzas muestran las ansiedades de los miembros gobernantes de la sociedad, pero no siempre fueron efectivas. Los campesinos continuaron pidiendo y recibiendo más dinero por su trabajo y mayores libertades. Los registros judiciales muestran que los campesinos y trabajadores con frecuencia exigían más dinero por su trabajo, se marchaban antes de que finalizara un contrato y abandonaban un puesto si se les ofrecía más dinero en otro. Fueron acusados ​​de estos delitos, pero los siguieron cometiendo.

A medida que mejoraron las condiciones laborales y los salarios, también lo hicieron los estilos de vida de los campesinos. Los campesinos y otros miembros de las clases bajas se están ocupando repentinamente de bienes y actividades que sólo habían estado disponibles para quienes tenían dinero. Usaron su nueva riqueza para comprar ropa más elegante, comer mejor comida y dedicarse a actividades de ocio como la caza. El poeta inglés John Gower lamentó en su Mirour de l’Omme que los obreros que estaban acostumbrados a comer pan de maíz ahora podían comer el de trigo y que los que antes bebían agua ahora disfrutaban de lujos como la leche y el queso. También se quejó de su atuendo nuevo y más elegante y de su elección de vestirse por encima de su posición. Su actitud era común entre algunas clases altas y medias que lamentaban las mejoras sociales de la vida de los campesinos y la pérdida de los buenos tiempos antes de la plaga cuando el mundo estaba "bien ordenado" y la gente conocía su lugar. (como dice Gower).

Lo que nos dice la peste negra

Las plagas y pandemias son terribles. Pero generalmente terminan eventualmente. Y el ejemplo de la peste negra muestra que cuando lo hacen, la sociedad puede cambiar para mejor. A la Peste Negra se le atribuye a menudo el mérito de haber catapultado al mundo medieval al Renacimiento. Se cree que inspiró las innovaciones culturales, tecnológicas y científicas por las que se define típicamente este período. Si bien muchos eruditos medievales (incluido yo mismo) cuestionan hasta qué punto el período moderno temprano fue excepcionalmente innovador (hubo muchas innovaciones antes de eso), no hay duda de que una de las mayores pandemias de Europa cambió el continente y tuvo un impacto positivo. por un tiempo, sobre la vida de los campesinos medievales.

El tiempo dirá lo que traerá el fin de nuestra pandemia actual. La peste negra muestra que las pandemias pueden traer cambios sociales positivos. Con suerte, COVID-19 también traerá algo.

Kathryn Walton tiene un doctorado en Literatura Inglesa Media de la Universidad de York. Su investigación se centra en la magia, la poética medieval y la literatura popular. Actualmente enseña en la Universidad de Lakehead en Orillia. Puedes encontrarla en Twitter@kmmwalton.

Imagen de portada: Biblioteca Británica MS Adicional 18855 fol. 109v


Ver el vídeo: La Peste Negra en Europa - Documental completo en español (Octubre 2021).