Podcasts

¡Conquistador! Hernán Cortés en el cine

¡Conquistador! Hernán Cortés en el cine

Por Murray Dahm

Habiendo explorado las películas de Cristóbal Colón y las de los pueblos indígenas medievales en la época del contacto europeo, nos queda por examinar las películas que exploran la conquista del Nuevo Mundo mismo. 2019-2021 marca el 500 aniversario de la primera de esas conquistas, la de Hernán Cortés, por lo que comenzaremos con representaciones de él.

La cuestión de la conquista produce algunas películas y series inesperadas y notables (las que exploran El Dorado y la Fuente de la Juventud también pertenecen aquí), ¡pero son tan complejas que todas necesitarán un artículo para cada una! La conquista, en el primer cuarto del siglo XVI, estaba firmemente asentada en la Edad Media - las ideas, ideologías y tácticas eran todas completamente medievales - no se utilizaron tácticas de vanguardia o incluso tecnologías que se estaban desarrollando en Europa en al mismo tiempo. Los conquistadores nunca tuvieron suficientes hombres para formar un tercio y no pudieron usar el lucio masivo que apareció en España en la Guerra de Granada.

Por lo tanto, la tecnología traída al Nuevo Mundo era tardíamente medieval (incluido el acero y la pólvora) y demostró ser suficiente y superior a las de las culturas indígenas. Como veremos, muchas de las conquistas se llevaron a un número notablemente pequeño de hombres. Es más, las culturas locales se aliaron con la española y aprovecharon para librar una continuación de las guerras tribales tradicionales o guerras de venganza contra los enemigos tradicionales. Los conquistadores posteriores como Francisco Pizarro serán explorados en nuestro próximo artículo. Hasta hace poco, Cortés aparecía relativamente raramente en la pantalla (hemos explorado La otra conquista ya), pero ha habido una serie de representaciones a medida que se acercaba el 500 aniversario.

Podríamos considerar que la conquista de las Américas comenzó inmediatamente con la llegada de Colón (y Colón sí vino con tropas y estableció fuertes y guarniciones a partir de 1492). Colón también vino con misioneros cristianos, sin mencionar las enfermedades europeas que diezmarían a las poblaciones locales. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XVI cuando se hicieron esfuerzos concertados para conquistar los imperios locales. La conquista temprana consistió principalmente en soldados españoles, conocidos como el conquistadores (literalmente "conquistadores"), armados con armas y armaduras típicas de la época. Se trajeron algunos cañones y (muy pocos) caballos. Algunas conquistas fueron muy rápidas y relativamente fáciles. Sin embargo, al mismo tiempo, otras partes de esta "nueva" tierra fueron increíblemente obstinadas y su conquista llevó décadas. Algunas áreas incluso continuaron resistiendo durante siglos. Esta fue principalmente una conquista española aunque, como una extensión de la política de poder europea, varias otras potencias europeas también se involucraron.

La primera conquista fue, quizás, la más exitosa. En 1519 Hernán Cortés conquistó el Imperio Azteca en una rápida campaña de dos años. Después de botar desde Cuba, se llevó consigo 500 hombres (incluidos esclavos) y 13 caballos. Cortés demostró que la conquista podía ser una extensión de la política local y usó con éxito las rivalidades aztecas para ayudar en su conquista, aliándose con una facción de los indígenas (los Tlaxcala) que eran rivales tradicionales contra la otra, especialmente los mexicas de Moctezuma.

Por el contrario, las ciudades mayas de la península de Yucatán tardaron mucho más en conquistarse a pesar de que el primer contacto con ellas se había realizado durante el cuarto viaje de Cristóbal Colón en 1502. La última ciudad maya no cayó hasta 1697. 1532 vio la primera campaña contra los incas. Imperio del Perú, dirigido por Francisco Pizarro (con solo 200 hombres). Una vez más, esta no fue una conquista rápida, que duró hasta 1572.

Los intentos de plasmar esta historia dramática e histórica en una película son notablemente pocos. Tenemos Capitán de Castilla desde la década de 1940, una breve exploración en La otra conquista (que ya hemos explorado), y una película innombrable de 2008 (pero la mencionaremos). Cortés fue el tema de un episodio de la BBC Héroes y villanos también en 2008 (marcado con Atila, Espartaco, Napoleón, Ricardo Corazón de León y Tokugawa Ieyasu, ¡qué mezcla tan interesante!). El próximo 500 aniversario vio una miniserie, Conquistadores adventum, en 2017, luego en 2018 una serie de televisión mexicana, Malinche, que se centró en el papel de Doña Marina, intérprete y consorte de Cortés. En noviembre de 2019, Amazon Prime produjo Hernán, una serie en español (de ocho episodios aunque la segunda temporada comenzó a rodarse a principios de 2020). También daré un saludo a la ópera italiana de 1809 Fernando Cortez de Gaspare Spontini, encargado por Napoleón, que se representó y filmó en 2019 (nuevamente para el próximo 500 aniversario).

1947 Capitán de Castilla dirigida por Henry King y protagonizada por Tyrone Power como Pedro de Vargas, quien se une a la expedición de Hernán Cortés en 1519. La película se basó en una popular novela histórica de aventuras del mismo nombre de Samuel Shellabarger publicada en 1945. Los derechos cinematográficos habían sido comprados por Twentieth Darryl F. Zanuck de Century Fox antes de su publicación, en 1944, por la entonces enorme suma de $ 100,000. La película es notable por los archivos de cine ya que fue el debut de Jean Peters (quien más tarde se casó con Howard Hughes) y el actor Mohawk Jay Silverheels como el esclavo azteca Coatl (más tarde interpretó a Tonto en la serie de televisión de El llanero solitario). También tenía una partitura de Alfred Neuman, que a su vez tuvo una larga vida como suite orquestal.

La gestación de la película es fascinante, especialmente desde que en 1945 Joseph L. Mankiewicz escribió a Zanuck sobre la necesidad de precisión (y el riesgo de ofender a varios grupos si se equivocaban). También advirtió del gasto; la película utilizó casi 20.000 extras y costó cuatro millones y medio de dólares. Mankiewicz tenía razón y, aunque fue un éxito, la película no recuperó su costo. Este es un estribillo común de las películas sobre el "Nuevo Mundo" que puede explicar la renuencia en tiempos más recientes de los cineastas (no indígenas) a explorar sus historias. Aunque Capitán de Castilla terminó filmando solo aproximadamente la mitad del libro, la precisión del guión (especialmente en su interpretación de la Inquisición) metió en problemas la producción. Las escenas y los personajes de la Inquisición debían atenuarse, las escenas de tortura y auto de fe (realizadas con una meticulosa atención al detalle) debían cortarse. Tampoco se muestran varias de las atrocidades de Cortés (destruye un ídolo con un disparo de cañón, pero la gran masacre, cuando la élite azteca fue asesinada en el Gran Templo de Tenochtitlán en 1520, está ausente). La película usó un lenguaje (no revelado) para los personajes aztecas (puede ser náhuatl) pero su discurso es traducido por Doña Marina (interpretada por Estela Inda y quien tiene un papel bastante destacado; su relación con Cortés también es muy evidente). como lo fue en la historia (y que se ha convertido en el foco de las representaciones de esta historia en los últimos tres años). Filmado en México, la ubicación de Uruapan tenía un volcán activo que por casualidad reflejó el volcán activo alrededor de Cholula durante la conquista en 1519.

Capitán de Castilla es diferente de la mayoría de las películas ambientadas en el período en que, aunque utilizó ubicaciones reales para la expedición de Cortés, la arquitectura se restaura para que veamos coloridos templos e ídolos. Esto puede haber sido menos cuidadoso en 1946, pero parece más en sintonía con la apariencia de la arquitectura, lavada con cal y llena de color. Hay otros aspectos sorprendentes de la película como la discusión sobre el maltrato a los esclavos. Un fugitivo, Coatl, está siendo perseguido por perros cuando comienza la película, y vemos las cicatrices de sus latigazos y escuchamos sobre otros castigos. Muchas películas ambientadas en el período medieval no abordan la cuestión de la esclavitud en absoluto, a pesar de que la esclavitud estaba generalizada en todas las civilizaciones europeas medievales.

Militarmente hay mucho que elogiar Capitán de Castilla. Cuando la expedición finalmente comienza, vemos cascos de Morion, así como armaduras y armas precisas, incluidos los ejemplos más decorados para Cortés y sus capitanes superiores. Esto refuerza el rango y el estatus de la aristocracia por encima de sus hombres (incluso si muchos de los individuos involucrados en la conquista fueron hombres hechos a sí mismos originalmente de bajo estatus). La conquista del nuevo mundo ofreció muchas oportunidades para que los hombres se hicieran a sí mismos (tal como lo hizo Colón). Vemos al ejército en marcha desde Villa Rica mientras cruza el Río La Antigua hacia Cempoala. Y cuando avanzamos hacia Cholula, vemos piezas de artillería con ruedas y caballería, así como lanzas, picas y ballestas.

La película trata extensamente sobre la diplomacia de los embajadores de Moctezuma, entregando regalos a Cortés y la ambición y codicia de los conquistadores por buscar la fuente de toda esa riqueza. César Romero hace un excelente trabajo como el carismático y ambicioso Cortés (y se ve muy bien en el papel): su vello facial encaja perfectamente y su sonrisa es completamente infecciosa (solo superada por Douglas Fairbanks en mi opinión y antes de Errol Flynn). Lee J. Cobb también es excelente como el amigo de Varga, Juan García.

Cuando vemos el vasto número del ejército azteca, se visten de todo tipo de los diversos contingentes, muchos extraídos de los códices (como el Codex Mendoza y el Codex Magliabechiano). Vemos lanzas (con auténticas cabezas de sílex) y escudos, mantos y plumas de todos los colores y todos parecen sacados de fuentes originales. La marcha final del ejército de Cortés con pancartas desplegadas y una serie de armas (y tantos extras) a través de la ceniza de un volcán humeante (muy real) hacia la capital de Moctezuma, Tenochtitlán, es visual (y acústicamente) impresionante. Se nos niega una batalla final y se nos cuenta en off el éxito que seguiría pero, de todas las películas que se refieren a la conquista, Capitán de Castilla puede ser el más gratificante visualmente (¿y auténtico?). Desde la cantidad de extras en lo que parecen auténticos disfraces por ambos lados, y el color que se prodiga en ruinas antiguas (en lugar de dejarlas desnudas y antiguas como es ahora la norma) todo esto deja una huella en la imaginación.

Otra película que trata de Hernán Cortés, pero que viene con una advertencia, es Azteca rex (también conocido como Tiranosaurio azteca) que debutó en Syfy Channel en 2008. Fue dirigida por Brian Trenchard-Smith, fue filmada en Hawai e involucró una trama ambientada en 1521 donde los aztecas adoran a un par de Tyrannosaruses vivos. Entra Hernán Cortés, interpretado por Beverley Hills 90210Ian Ziering, aunque quizás ahora sea más famoso por la Sharknado franquicia. Basta de charla.

En realidad, hay algo de historia aquí (como el uso de Cortés de un intérprete esclavo) y, nuevamente, armas y armaduras relativamente precisas. Por otro lado, hay dinosaurios gigantes. Esta combinación no debería sorprendernos dada la obra de Trenchard-Smith (clásicos de culto Stunt Rock (1980), Shoot de pavo (1982) y otros). Cortés también es retratado como un gobernador lujurioso e indeciso en La otra conquista. Mirando los retratos de Cortés, el actor allí (Iñaki Aierra) es un extraño doppelganger. Y esas son las representaciones de Cortés en la película, desde César Romero hasta Iñaki Aierra e incluso (si es necesario, solo para reír) Ian Ziering.

Las representaciones televisivas de Cortés han tomado la delantera desde 2008, que vio Héroes y villanos de la BBC. El cuarto episodio estuvo dedicado a Cortés, protagonizado por Brian McCardie como Cortés y dirigido por Andrew Grieve. La mayoría de los roles fueron asumidos por actores británicos y los roles aztecas por actores de ascendencia india o del sudeste asiático. Esto está fuera de contacto y no siguió el fabuloso trabajo de las películas y los elencos en idioma original que hemos visto. El formato de la serie (como vimos con Atila) era producir un cortometraje de larga duración sobre las conquistas de Cortés. Desafortunadamente, las cosas empiezan mal cuando la película comienza en 1521 y comienza la invasión, situándola en el año equivocado.

A medida que se acercaba el aniversario de 2019 han aparecido varias series de televisión, en diferentes formatos y longitudes. 2017 vio una miniserie española de ocho episodios, Conquistadores adventum, dirigida por Israel del Santo para Movistar + con Migel Díaz Espada como Cortés. De hecho, debería haber notado esta serie para las representaciones de Cristóbal Colón también (pero solo la encontré desde entonces). La serie contó la historia de los primeros 30 años de conquista después de la llegada de Colón en 1492.

2018 vio una serie de televisión mexicana de cinco episodios, Malinche, con María Mercedes Coroy como Malinche y José María de Tavira como Cortés, dirigida por Julián de Tavira. Basándose en una larga tradición del papel de Malinche / Doña Marina como intérprete y compañera de Cortés, la serie (como era de esperar) se concentra en ella y sus experiencias. Fue una de las veinte esclavas regaladas a los españoles en Tabasco en 1519 y desde allí se convirtió en intérprete e intermediaria con los diversos pueblos con los que entraron en contacto los españoles. Se convirtió en la consorte de Cortés y le dio un hijo, Martín. Visualmente impresionante y auténtico en todos los sentidos, utiliza grandes extensiones de auténticos idiomas nativos náhuatl y maya y español. Los interiores, los trajes indígenas y las decoraciones están maravillosamente representados (y gran parte de la serie está filmada en interiores, lo que aumenta la sensación de claustrofobia, pero las estructuras externas no están decoradas. La guerra en cámara lenta (con flechas volando por delante de los actores) es muy efectiva ( aunque a pequeña escala) .Se toma mucho tiempo (que lamentablemente puede volverse pesado) con el papel de intérprete de la Malinche, aunque también tiene visiones del destino de su pueblo, aunque su conversión en la amante de Cortés es abrupta y sin ningún cortejo. manos y luego hacer el amor, al momento siguiente está muy embarazada.

Todo el interés por la Malinche llevó al documental mexicano de 90 minutos Malintzin: la historia de un enigma (Malintzin, la historia de un enigma) en 2019. El documental Malintzin buscó corregir las diversas tergiversaciones de la Malinche en varias representaciones y utilizó algunas dramatizaciones (con Priscilla Lepe como Malinche y Fernando de Retes como Cortés). La controversia en torno a Malinche / Doña Marina ha surgido en varios momentos de la historia. Fue una figura clave en la conquista y ha sido retratada como una traidora o seductora intrigante (especialmente durante el período de la revolución mexicana a principios del siglo XX. Todavía puede ser vista como una traidora pero también como una víctima y incluso como símbolo de la madre del pueblo mexicano (y mezclado con varias leyendas aztecas). Malinche / Doña Marina ha dado lugar tanto al malinchismo (la atracción de una persona por la cultura de otra) como a malinchista es un término sinónimo de deslealtad. Estas recepciones no exploran la complejidad de la historia de Malinche / Doña Marina que la atención reciente ha explorado. Malintzin está disponible en Youtube, en español sólo hasta donde pude descubrir.

El escenario más impresionante (y ambicioso) de la historia de Cortés es también el más reciente, Amazon Prime / Prime Video Hernán que comenzó a transmitirse en noviembre de 2019. Esto coincidió con el 500 aniversario de la caída de Tenochtitlán. La serie en español fue coproducida por Televisión Azteca en México, Dopamine de México y Onza Entertainment de España. La serie de ocho episodios es distribuida por A + E. El Cortés, Óscar Jaenada Gajo, era español y el Moctezuma, Dagoberto Gama, mexicano. Otros actores son todos de ascendencia española, sudamericana o centroamericana. La serie fue compartida entre tres directores (Norberto López Amado, Julián de Tavira y Álvaro Ron) y tres escritores (Curro Royo, Maria Jaen y Julián de Tavira).

Si Malinche fue visualmente impresionante y auténtico en todos los sentidos, Hernán se duplicó en eso, aunque puede tener una pequeña deuda en vestuario, decoración y arquitectura, pero esa deuda puede deberse a la autenticidad de las fuentes. Los personajes (como era de esperar) son todos iguales en ambas series. Hernán Continúa la tendencia que hemos visto en las películas en idioma original aunque con un gran presupuesto televisivo y obtenemos vastas extensiones de náhuatl y algo de maya (a menudo convenientemente traducidas al español dentro del contexto de la historia). El formato de la serie también permite mucho más tiempo para explorar una historia compleja (la primera temporada tuvo seis horas, mientras que Capitán de Castilla apenas podía atravesar la mitad de su material en 140 minutos).

Cada episodio lleva el nombre de un individuo ("Marina", "Cristóbal" (después de Cristóbal de Olid), "Bernal" (después de Bernal Díaz), "Moctezuma" o "Hernán", por ejemplo). Este método se mueve tanto en las líneas de tiempo como en las perspectivas, pero la serie hace un buen trabajo al mantenernos claramente al día con cada historia y línea de tiempo. Las dos líneas de tiempo principales son los conquistadores sitiados en Tenochtitlan en 1520 y la marcha allí en 1519.

Al igual que en otras exploraciones, se explora la importancia de la mujer y se destaca el lugar de La Malinche (como es el papel de María Luisa, princesa de Tlaxcala que se casó con Pedro de Alvarado). Visualmente tenemos autenticidad tanto en la cultura española como en varias aztecas (especialmente mexica, totonacas y tlaxcala). Vemos una variedad de armas, escudos y armaduras aztecas auténticas, y un alcance similar completamente convincente para los españoles. A diferencia de otras representaciones, los españoles están mucho menos armados en general, usan camisas y calzas de cuero en el calor opresivo y solo se preparan para la batalla real.

Los propios aztecas están en auténtica pintura corporal, decoraciones y disfraces tomados de los códices. El episodio 5 ('Moctezuma') nos ve visitar una reproducción a tamaño completo (con CGI) del Gran Templo tal como habría aparecido, lavado a la cal y colorido (y con los cráneos de víctimas sacrificadas adornándolo). De alguna manera podemos ver la influencia de Game of Thrones (y Velas negras) en la secuencia de créditos: una partitura de violonchelo y llamas que se propagan, sin mencionar una gran cantidad de sangre y gore, glorificándose (y todo filmado en HD). También vemos el sacrificio humano (presentado de manera objetiva) e incluso el canibalismo. Sin embargo, la brutalidad no es unilateral y vemos a los españoles cortándose las manos, las orejas y la nariz para enviar un mensaje a quienes se opongan a ellos. Las religiones aztecas, sus creencias y sacrificios, se presentan sin juzgar (los españoles, de carácter perfecto, están horrorizados) y esto, junto con el lenguaje, la decoración y la vestimenta auténticos, lo convierten en una experiencia visual (y acústica) increíblemente inmersiva. Sin embargo, parece haber una condena a la codicia por el oro y el fanatismo religioso por parte de los católicos españoles.

Esta serie también abarca la gran escala con tomas aéreas (CGI) de Tenochtitlan y su lago y un elenco mucho más grande. El formato de la serie de saltar entre períodos de tiempo progresa bien en cada historia, y el hecho de que el enfoque de cada episodio cambia la perspectiva, esto se maneja muy bien con un mínimo de confusión. La relación entre Cortés y Doña Marina se enfatiza y se maneja bien (más que en la representación de 2018, tanto Óscar Jaenada Gajo como Hernán e Ishbel Bautista como Doña Marina son más convincentes de lo que lo habían sido José María de Tavira y María Mercedes Coroy). Aquí, Doña Marina no solo es una intérprete de los idiomas maya y mexica, sino también una sabia consejera (a quien Cortés ignora por su cuenta y riesgo). También traduce (o interpreta) encajando mejor la situación en varios casos (y está presente la idea de que el lenguaje florido de Moctezuma fue malinterpretado, llamando a Tenohtitlan "tu ciudad" cuando conoció al español por primera vez). Ella no es la tentadora e intrigante (ese papel se le da a María Luisa de la Tlaxcala (interpretada con veneno seductor por Mitzi Mabel Cadena) que quiere ver a sus rivales, los mexicas (y los cholulanos) completamente destruidos). La definición de Malinche aquí (en el episodio 8) se presenta como relacionada con Cortés más que con Doña Marina, y significando "el que acompaña a Marina".

Curiosamente, el hecho de que una figura como Bernal Díaz aprendiera las lenguas locales náhuatl se ignora en gran medida. Más tarde en la vida (vivió hasta 1584), Díaz publicó su relato de la conquista, La verdadera historia de la conquista de Nueva España - un testigo ocular importante, pero aquí escribe su relato mientras marcha (ciertamente es un argumento permisible que él pudo haber hecho esto). Doña Marina también tiene visiones (como versiones anteriores) de lo que está por venir, por lo que hay mucho de lo mismo en estas representaciones recientes. Personalmente, prefiero la interpretación de este elenco a la de 2018. Dagoberto Gama es magnífico (y más apropiado para el papel que las representaciones anteriores, especialmente en lo que respecta a la edad (Moctezuma nació alrededor de 1466 y, por lo tanto, tenía 50 años y medio). anciano '(según la tasa de mortalidad de la época) cuando murió en junio de 1520).

En Hernán tenemos tiempo para explorar y comprender las complicadas motivaciones y relaciones dentro de los conquistadores y con las tribus locales descritas (especialmente aquellas que se entregaron a sus propias políticas de poder, como los de Tlaxcala). Hay sutileza y matices en los pequeños detalles (como Moctezuma caminando sobre la tierra polvorienta en lugar de que lo carguen o le coloquen tapetes para los pies). Vemos arcabuces, perros de guerra y pocos caballos, lo cual es un gran toque al igual que las referencias a 'ciervos sin cuernos' (caballos), 'bestias de ojos amarillos' (perros) y los 'palos relámpago'. Las armas aztecas, armaduras, cuerpos ... la pintura y las decoraciones son maravillosas. Las bajas de los aztecas son desproporcionadamente altas, pero las batallas no son del todo unilaterales (y todo es muy espantoso y sangriento). Esta serie es una experiencia gratificante (y estimulante); tiene deudas con las películas (y series) en idioma original que le precedieron, pero si puedes localizarlo, bien vale la pena el esfuerzo.

2014 también vio el anuncio de una serie de HBO, Cortes, que nunca llegó a buen término. Debía haber sido dirigida y producida por Martin Scorsese y protagonizada por Benecio Del Toro como Cortés, pero no progresó. También se está produciendo otra serie sobre Cortés, también con Amazon Prime, basada en sus dramas épicos y de gran presupuesto con un gran atractivo internacional. Este, llamado Cortés, estará protagonizada por el actor español Javier Bardem como Cortés y el actor mexicano Tenoch Huerta como Moctezuma. La historia de esta producción parece estar sacando provecho del aniversario y la serie anterior, Hernány continuar con la tendencia de utilizar actores culturalmente auténticos. De hecho, parece que suceden más cosas para celebrar el 500 aniversario de la conquista que las que sucedieron con el 500 aniversario del descubrimiento en 1992.

En realidad, sin embargo, este espectáculo se remonta a la década de 1960. En 1965 Dalton Trumbo (guionista de Vacaciones en Roma y Espartaco) escribió un guión llamado Montezuma - destinado a ser un vehículo para que Kirk Douglas interprete a Cortés. (Kirk Douglas fue, hasta su muerte en febrero de 2020, uno de los productores de la serie). Es considerado como "uno de los grandes guiones sin hacer en el cine" y vinculado al encarcelamiento de Trumbo y su inclusión en la lista negra como uno de los Diez de Hollywood en 1948. En 2014, el guión original fue reescrito por Steven Zaillian (guionista de La lista de Schindler, Awakenings, Gangs of New York, Moneyball, The Irishman) y una película iba a ser dirigida por Steven Spielberg. También protagonizaría a Bardem, pero en 2018 se anunció que el proyecto se había convertido en una serie de cuatro episodios de una hora para Amazon Prime / Prime Video (con Spielberg como uno de los productores ejecutivos a través de su compañía Amblin Television). Bardem estaba entusiasmado con el papel: 'como actor, no hay mejor desafío que servir en un proyecto tan único que me ha apasionado durante años'. Bardem también vio las complejidades del papel 'lo mejor y lo peor de la naturaleza humana cobró vida en toda su luz y oscuridad '. Los directores son el colombiano Ciro Guerra y Cristina Gallegos y se adjuntan varios actores y productores mexicanos de alto perfil. El papel de La Malinche (interpretado por la actriz mexicana Yoshira Escárrega) también será, una vez más, destacado.

Así como las películas de Columbus llegaron en un frenesí en 1992, por lo tanto, parece que estamos inundados de material de Cortés en 2019/2020. Será interesante ver si la pandemia actual afecta a estas series. Feliz visualización.

Murray Dahm es el columnista de películas de Nuestro sitio. Puede encontrar más de su investigación enAcademia.edu o síguelo en Twitter@murray_dahm

Imagen de portada: Hernán / Amazon Prime


Ver el vídeo: Descendiente de Moctezuma charla en el estudio - Las Noticias con Karla Iberia (Octubre 2021).